INSTITUTO UNIVERSITARIO SOR JUANA

Clave de Incorporación UNAM 8951-25

LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA

MADURACIÓN DE LOS ALUMNOS DE 3er. GRADO DE PREESCOLAR DEL CULTURAL TEHUACÁN

AUTORES

FLORES ESPINOSA YUSDIVIA LÓPEZ ORTÍZ MONSERRAT YANICIA LÓPEZ SANTOS BETSABÉ PÉREZ CASTILLO GUADALUPE IBET RAMÍREZ PORRAS YESICA VÁZQUEZ GARCÍA VIRIDIANA VELAZQUEZ BRAVO PRISCILA

ÍNDICE
– – – –

Resumen……………………………………………………………………….….2 Introducción…………………………………………………………………….….3 Justificación……………………………………………………………………......4 Marco Teórico…………………………………………………………………..….5
1. Maduración en Niños………………………………………………………....5 2. Edad Preescolar…………………………………………………………….....5 2.1 Desarrollo en el niño de Edad Preescolar…………………………......5 2.1.1 Desarrollo Físico……………………………………………………....6 2.1.2 Desarrollo Emocional………………………………………………...6 2.1.3 Desarrollo Social……………………………………………………...7 2.1.4 Desarrollo Cognitivo……………………………………………….…8 2.2 Actividades del Niño en 3º de Preescolar……………………….…….9 3. Procesos Cognitivos en Niños Preescolares…………………………….10 3.1 Teoría de la Mente……………………………………………….……….10 3.1.1 Etapa Preoperacional………………………………………………..10 3.1.2 Módulos Madurativos………………………………………………..12 4. Factores que influyen en la Madurez Preescolar……………………….13

4.1 Estimulación Psicosocial………………………………………………13 4.3 Edad………………………………………………………………………14 5. Transición del Preescolar a la Primaria…………………………………..14
– – – – – –

Metodología…………………………………………………………………….….17 Resultados y Análisis………………………………………………………….....19 Conclusiones……………………………………………………………………...26 Sugerencias…………………………………………………………………….…27 Bibliografía………………………………………………………………………...28 Anexo……………………………………………………………………………...29

RESUMEN

El presente trabajo gira en torno a un planteamiento que se estableció al principio de la investigación el cual fue ¿Qué nivel de maduración presentan los niños al pasar de nivel preescolar a nivel primaria? Para poder dar respuesta fue necesario hacer un estudio acerca de Maduración en niños preescolares. El trabajo sirve para comprender qué nivel de maduración deben presentar los niños (as) que pasan del nivel preescolar al nivel primaria. Los datos fueron extraídos de una población total de 72 sujetos de los cuales fue tomada una muestra representativa de 56 participantes que pertenecen al Instituto Cultural Tehuacán, con una edad que va de los cinco años y medio a seis años y medio y que se encuentran cursando el tercer año de preescolar. A los participantes les fue aplicada una batería de pruebas Metropolitan que mide específicamente el nivel de maduración en los niños que pasan del nivel preescolar a nivel primaria. La primera conjeturización que se estableció fue que los niños de 3er grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán presentan un nivel de maduración por arriba del nivel Promedio. Al final de la investigación y después de haber obtenido resultados encontramos que efectivamente los niños de 3er. Grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán presentan un nivel de maduración por arriba del promedio.

INTRODUCCIÓN
El proyecto de investigación surge de la siguiente pregunta de investigación: ¿Qué nivel de maduración presentan los niños al pasar de nivel preescolar a nivel primaria? Este tema de maduración en los niños es un tema poco estudiado y al cual en este trabajo se le pretende dar una importancia que explique que tan necesario es saber con qué nivel madurativo se encuentran los niños que cursan el tercer año de preescolar para pasar al primer grado de primaria. El objetivo principal es saber si los alumnos del tercer grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán cuentan con el nivel de maduración adecuado para ingresar al primer grado de primaria. Para iniciar con el proyecto se eligen a 56 participantes que ayudarán a dar respuesta al planteamiento, a los participantes se les aplicó una batería de pruebas Metropolitan que mide el nivel madurativo en los niños que pasan de nivel preescolar a nivel primaria y así poder ubicarlos en qué nivel madurativo se encuentran: Superior, Normal Alto, Promedio, Normal Bajo o Deficiente. El contexto en el que fue aplicado este proyecto y en especial la prueba fue en el Instituto Cultural Tehuacán donde se trabajó con los niños de tercer grado de preescolar, para poder aplicar esta prueba fue necesario trabajar con los niños(as) en dos sesiones de una hora. Para entender de una forma más clara el tema de “Maduración”, en el siguiente trabajo se explican los temas que tratan o hablan acerca de la maduración, además de que también se tocan los factores que influyen en este proceso evolutivo que es la maduración.

JUSTIFICACIÓN

La razón de este interés por el tema se debe a los procesos de avance de las actividades mentales que desarrollan los niños durante el preescolar. Además de que se desea conocer si los niños han alcanzado un desarrollo sociocognitivo, los factores que influyen en la maduración escolar y si el niño se encuentra apto para la educación primaria. El empleo de estándares e indicadores de rendimiento de los niños y niñas para la ubicación en los grados y grupos correspondientes. Nuestra investigación permite establecer cuál es el grado de influencia de las edades cronológica y mental con relación al aprendizaje. Reforzando así algunas teorías modernas acerca del desarrollo cognitivo. La maduración en los niños es un tema poco estudiado, además de que no ha sido abordado en ambientes como el nuestro, es por eso que nos pareció adecuado para nuestra investigación. La investigación es conveniente por que se observara y se hará un registro del aprendizaje y capacidades que el niño desarrolló durante su estancia en el preescolar, además de que se pretende conocer los factores que influyen en la adquisición de estos conocimientos.

MARCO TEÓRICO

1. Maduración La maduración es un aspecto del desarrollo; sirve para designar específicamente los cambios cualitativos que facilitan el progreso aun alto nivel de funcionamiento. Es innata, pues está genéticamente determinada y es resistente a las influencias externas del ambiente. Por lo tanto, aparece al margen de toda enseñanza y se caracteriza por un orden de progresión. Bee (1978) dice que la maduración se refiere a aquellos patrones internos de cambios. Citado en David, W. (1998). Gesell (1946) la maduración, es un proceso interno por el cual el individuo alcanza su desarrollo completo. (Ibídem) La maduración es fundamental y se entiende como… el desenvolvimiento de rasgos o sistemas constitucionales que ocurren espontáneamente sin que medie ejercicio ni experiencia en su determinación. La maduración juega un papel muy importante en la capacidad de aprendizaje que, conjuntamente con otros aspectos contribuye a un desarrollo armonioso. 2. Edad Preescolar Durante los años preescolares de la niñez temprana (de los 3 a los 5 años de edad), los niños continúan su rápido crecimiento físico, cognoscitivo y lingüístico. Ahora pueden cuidarse mejor, empiezan a desarrollar un autoconcepto así como identidad, adquieren roles de género y se muestran interesados en jugar con otros niños. La calidad de la relación padre-hijo es importante en el proceso de socialización que tiene lugar en este periodo. 2.1 Desarrollo en el Niño Preescolar

El desarrollo físico y social normal de los niños entre 3 y 6 años de edad abarca muchos hitos o acontecimientos fundamentales significativos.

2.1.1 Desarrollo Físico
• Promedio de altura: 90 cm. a 110 cm.

Promedio de peso: 14 kg. a 17 kg.

Proporción corporal: piernas largas en relación con la longitud total del cuerpo (del 34% al 44% del tamaño del cuerpo).

• •

Desarrollo cerebral: peso del cerebro del 75% al 95% del peso de su cerebro cuando sea adulto. Fortaleza muscular: se incrementa significativamente en contextura y resistencia.

Dentición: dientes de leche. A los 6 años, aproximadamente, se desprenden y son reemplazados por dientes permanentes.

2.1.2 Desarrollo Emocional
La confianza que un niño adquiere en si mismo indica que el niño ha adquirido lo que Erikson llama autonomía e iniciativa y esta al comienzo la etapa de industria o realización, que es cuando el niño empieza a producir y a centrarse en la tarea con perseverancia. Los niños señalados por los profesores como maduros para preescolar son a menudo niños que están en esta etapa y que muestran evidencia de que las características del yo en etapas anteriores, como confianza, autonomía e iniciativa, han sido ya adquiridas. Estos son niños con confianza en si mismos y que confían en otros, que poseen autonomía para funcionar relativamente independientes y tienen la iniciativa para asumir lo que Erikson llama “participación responsable”; el niño en esta es capaz de atender en situaciones de aprendizaje y muestra perseverancia en las actividades que conducen a aprender algo. Citado por David, W. (1998) Por el contrario, los niños descritos por los profesores como inmaduros son aquellos cuyas conductas ofrecen evidencia de problemas en el dominio o adquisición de esas características del

“yo” mencionadas anteriormente. El maestro que comprende el significado de la conducta del niño puede proporcionar excelentes oportunidades para crecer en madurez emocional. Para el niño pequeño, triunfar es afianzarse en sí mismo. El niño de preescolar que dice “hola, señorita: mírame” refleja no solo el orgullo de lo realizado, sino también la importancia de obtener el reconocimiento de parte del adulto. Los niños de cinco años están todavía muy dependientes de la opinión de los adultos. Los maestros de preescolar frecuentemente oyen preguntas como estas: “¿lo hice bien?”, o “¿es esto bueno?”. En un sentido, estas cuestiones son retóricas porque el niño conoce bien sus triunfos, pero el reconocimiento por parte del profesor los hace más valiosos. En otro sentido, sin embargo, las preguntas son genuinas porque el concepto del triunfo que el niño tiene como resultado del esfuerzo esta aun emergiendo.

2.1.3 Desarrollo Social
El mundo social del niño menor a 6 años gira en torno a su familia. Es evidente que la conducta y las actitudes de los padres, así como otras experiencias ambientales del infante, influyen en el desarrollo de la personalidad, sin embargo, el niño o la niña también posee formas características de interactuar que le son propias y que le determinaran en gran medida su carácter. Esto se entiende claramente cuando se observa que unos niños pequeños son más activos que otros. Pese a la ampliación del entorno social como consecuencia de la entrada en la escuela, la influencia familiar sigue siendo para la mayoría de los niños, el factor básico en la determinación de su futura madurez personal. El niño no vive exclusivamente de la cultura infantil desarrollada entre sus iguales. La vida familiar representa, por un lado, el centro de comunicaciones afectivas intensas, donde se van conformándolas actitudes sociales, y por otro es también, origen de cuadros normativos de conducta, mediadores entre la sociedad y el niño, en colaboración con profesores y compañeros. La familia constituye el grupo primario de sociabilización. Por grupos primarios se entienden aquellos que se caracterizan por una cooperación y unas relaciones estrechas y directas. Esa estrecha relación personal que se da en los grupos primarios es la que crea la identificación del sujeto con la vida y forma los objetivos comunes del grupo. Los grupos primarios proporcionan al sujeto la primera experiencia de “lo social”. Las características fundamentales de los grupos primarios:

• • • •

Son los primeros grupos en intervenir, tanto cronológica como materialmente, en la configuración de la identidad personal y la evolución social La individualidad surge de esta relación en los grupos primarios. Configuran la personalidad o influyen extraordinariamente en su formación. Son la clave para la explicar la naturaleza social del hombre y su desarrollo.

2.1.3 Desarrollo Cognitivo o Mental
Un elemento que favorece el recuerdo en estas edades es el guión. El guión es una representación de una secuencia habitual de acciones y acontecimientos que se dan en un contexto familiar, como por ejemplo, “ir al cine”, “cenar”, “fiesta de cumpleaños”, etc. (Vasta, Haith y Miller, 1996). El guión afecta al procesamiento y al recuerdo de futuros acontecimientos. Los niños parecen recordar mejor los acontecimientos que giran en torno a un guión específico (Mandler. 1983). Al mismo tiempo, el guión puede llegar a distorsionar la memoria, en la medida en que el niño reproduce los elementos principales de la secuencia del guión y olvida la experiencia concreta que tuvo en el acontecimiento específico. (Farrar y Goodman, 1992). Citado en Salvador, H R. (2006) Otro de los aspectos que afecta al conocimiento que tiene el niño sobre el mundo que le rodea es la forma en la que organiza y estructura dicho conocimiento. Los esquemas y las categorías son los elementos a través de los cuales se produce esta organización y estructuración (Rodrigo, 1999). Los esquemas agrupan elementos que se dan juntos o interactúan en un suceso o secuencia de acciones, y las categorías aúnan elementos que comparten entre sí características comunes (Rodrigo, 1999). Durante la edad preescolar, tanto los esquemas como las categorías ganan complejidad. (Ibídem) A pesar de que la capacidad para seleccionar información relevante va en aumento, el niño preescolar tiene alguna que otra dificultad para adaptarse a las demandas de la tarea. Estas deficiencias en la adaptabilidad provocan en el niño errores al utilizar estrategias mentales que le podrían llevar a desarrollas con éxito una tarea. si bien los niños más pequeños (3-4 años) no son capaces de utilizar estas estrategias mentales, los mayores (8-9 años) sí lo hace y además se benefician de ella cuando tratan de resolver la actividad que se les ha planteado (DeMarie y Miller, 1988).(Ibídem) Otra de las cuestiones relacionada con la atención que mejora durante estos años es la capacidad de planificación (anticipar una secuencia de actos y dirigir la atención convenientemente en cada paso según sea el objetivo a seguir) (Berk, 1999). Los niños preescolares empiezan a mostrar alguna señal de planificación. Al respecto, Wellman, Somerville y Haake (1979)

comprobaron que los niños preescolares buscaban sus juguetes en torno al lugar en el que los habían visto por última vez, en lugar de hacerlo aleatoriamente. La maduración cerebral y las exigencias procedentes del entorno escolar contribuyen a que se produzcan avances en la capacidad atencional del niño (Berk, 1999). Sin embargo, no sólo los procesos atencionales mejoran durante la niñez temprana, la memoria también sufre cambios importantes durante estos años. (Ibídem) Los niños preescolares tienen dificultades para recordar y evoca acontecimientos pasados porque carecen de estrategias para almacenar deliberadamente los hechos y para recuperarlos en el futuro (Berger y Thompson, 1997). El estudio de las estrategias memorísticas en estas edades indica que los niños menores de 5 años tienen dificultades para apoyarse en las estrategias de repetición (repetir una y otra vez los elementos a recordar), organización (organizar los elementos en categorías conceptuales) y elaboración (relacionar los elementos a recordar dentro de una imagen o historia más general) a la hora de almacenar determinados acontecimientos (Flavell, Beach y Chinsky, 1996). Sin embargo, diferentes estudios (Istomia, 1975, Rogoff y Mistry, 1985, DeLoache y Brown, 1983) han demostrado que los niños preescolares pueden desarrollar estrategias de memoria y presentar un buen recuerdo cuando se trata de actividades altamente motivantes que aparecen en un contexto interesante y atractivo para el niño. Así por ejemplo, recuerdan mejor una serie de objetos familiares que desconocidos y los hechos concretos que le resultan llamativos de un acontecimiento. (Ibídem)

2.2. Actividades del Niño en 3º de Preescolar
Los niños y las niñas de cinco años no deben estar todo el día pegados al pupitre, escribiendo y leyendo. La Educación Infantil posee unas características propias: el juego, la comunicación oral y corporal, la relación afectiva, los hábitos de cuidado personal, etc. Cada niña y cada niño tienen un desarrollo madurativo propio que tenemos que respetar, y mediante el proceso de aprendizaje de la lectoescritura con el que queremos trabajar se favorece el atender a cada uno de los distintos ritmos de desarrollo. Trabajar el lenguaje escrito desde de edad temprana. No sólo es posible, sino que los alumnos y las alumnas de Educación Infantil se lo pasan estupendamente y aprenden un montón de cosas interesantes. Se les debe dar estimulación, ofrecerles la posibilidad de acceder al lenguaje escrito, pero no atormentarles, ni clasificarles, ni exigirles a todos unos conocimientos iguales.

Los niños y las niñas comprenden que el utilizar la escritura y la lectura sirve para comunicar, para gozar y disfrutar con ella, la rechazan cuando se les impone y se les desmotiva con calificativos negativos.

3. Procesos Cognitivos en niños Preescolares Es el proceso evolutivo de transformación que permite al niño ir desarrollando habilidades y destrezas, por medio de adquisición de experiencias y aprendizajes, para su adaptación al medio, implicando procesos de discriminación, atención, memoria, imitación, conceptualización y resolución de problemas. 2.1 Teoría de la Mente
Karmiloff-Smith al igual que Piaget creen que los niños experimentan cambio en el desarrollo (no solo en el aprendizaje). Pero su teoría no es una teoría general de presentación. A diferencia de Piaget, Karmiloff- Smith (y muchos otros) sostiene que el saber está organizado en el seno de sistemas diferentes y hasta cierto punto independiente. Por ejemplo, el desarrollo del conocimiento lingüístico de los niños es independiente en el algunos puntos importantes del desarrollo de su conocimiento acerca del funcionamiento del mundo físico lo cual, a su vez, es diferente de su comprensión de otras personas. Esta opinión más, “modular” de la mente da cabida al hecho de que la comprensión de un niño de algunos dominios del conocimiento puede ser más adelantada o complicada de lo que es en relación con otros. Consiguientemente, mientras las formas de pensar del niño presentan cambios estructurales a lo largo del desarrollo, estos cambios no son de la naturaleza general entrevista por Piaget en su enunciado de etapas. La opinión de Piaget nos invita a pensar en el niño como un científico que tiene una teoría que abarca todo sobre la vida. Pero las descripciones modulares, como las de Karmiloff-Smith y la de Carey (1986) sugieren que el niño desarrolla varias teorías diferentes para dar sentido a sus diferentes reinos de experiencia. Citado en David, w. (1998)

3.1.1 Etapa Preoperacional
Siguiendo la terminología propuesta por Piaget, el estadio comprendido entre los 2 y los 7 años se denomina Preoperacional. A pesar de que la función simbólica o la capacidad de representación se inicia al finalizar del estadio sensoriomotor, el niño en esta primera fase aún no es capaz de realizar operaciones (formas de acción mental a través de las cuales se pueden resolver problemas y razonar de forma lógica sobre ellos). La recién posibilidad de actuar de forma

representativa sobre la realidad da lugar a una serie de dificultades o limitaciones en el pensamiento del niño (Vasta, Haith y Miller, 1996). Citado en Salvador, H R. (2006). Estas limitaciones se concretan en: – Egocentrismo: es un egocentrismo en el ámbito de representación y no de acción. Esta característica alude a la incapacidad para distinguir el punto de vista simbólico de los otros del punto de vista propio. El niño preescolar considera que todo el mundo piensa, percibe y siente como él, no cabe en su representación que los demás puedan tener pensamientos, sentimientos y percepciones distintas a las suyas (Berk, 1999). el niño preescolar tiene dificultades para contar un acontecimiento, actuando como si el oyente fuera conocedor de todo lo que el niño sabe y conoce; así, por ejemplo, puede contar a sus padres las actividades realizadas en su día guardería hablándole de distintos amiguitos que los padres no conocen. (ibídem). El egocentrismo parece ser el responsable de que los niños piensen que los objetos inanimados tienen características de los seres vivos, como pensamientos, sentimientos e intenciones. Esta creencia recibe el nombre de animismo (Piaget, 1926-1930, citado en Berk, 1999). Otras manifestaciones derivadas del egocentrismo del niño preescolar son: fenomenismo (establecer un lazo causal entre fenómenos que se dan próximos en el tiempo), artificialismo (tendencia a creer que todas las cosas han sido construidas de forma artificial por el hombre) y finalismo (creencia de que siempre debe haber una causa que le explique todo) (Rodrigo, 1999). (Ibídem)

Centración: esta cualidad se refiere a la tendencia a centrarse o fijarse en un solo aspecto del problema en cada ocasión y la dificultad para manejar simultáneamente varios aspectos que le llevarían a resolver el problema con éxito. La Centración contribuye a que el niño de respuestas erróneas a los problemas planteados porque ignora otras características igualmente relevantes para resolver el problema. Esta limitación explica la incapacidad que tiene el niño preescolar para conservar (conocimiento de algunas características físicas de los objetos permanecen inalterables a aunque se modifique su apariencia externa) (Vasta, Haith y Miller, 1996, Berk 1999).

Irreversibilidad y Fijación en el estado presente de las cosas: alude a la creencia de que los sucesos y las relaciones tienen una única relación (Craig, 1997). Las

relaciones entre las cosas sólo tienen lugar en una dirección. El niño preescolar también presenta dificultades para atender a los cambios o transformaciones que experimentan los acontecimientos, y se concentra más en el estado actual del fenómeno y no en el proceso que han seguido para llegar a este estado. (Ibídem) – Razonamiento Transductivo: se trata de un tipo de razonamiento en el que se establecen relaciones de lo particular a lo general. Este modo de razonar lleva al preescolar a que la simple proximidad temporal o espacial entre dos acontecimientos sea interpretada en términos de causa y efecto. Sin embargo, como ocurría en el estadio sensoriomotor estudios realizados con posterioridad (Newcombe y Huttenlocher, 1992, Gelman y Shatz, 1978, Richard y Siegler, 1984) han revelado que alguna de las limitaciones anteriormente señaladas se superan a edades más tempranas a las indicadas por Piaget. Con respecto al egocentrismo, se ha comprobado que si dan al niño objetos familiares estos pueden situarse en el punto de vista de otra persona en torno a los 4 años (Newcombe y Huttenlocher), parece también que a esta edad los niños son capaces de adaptar su lenguaje a las necesidades de los oyentes (Gelman y Shatz, 1978) (Ibídem) Aunque el pensamiento del preescolar se encuentre limitado por las propiedades anteriormente mencionadas, no debemos inferir que es incapaz de manejarse con la información que le llega del exterior y que no dispone de recursos para codificar, transformar, organizar la información que recibe. Los teóricos del procesamiento de la información se han encargado de describir detalladamente algunos de estos procesos así como de reinterpretar la teoría de Piaget a la luz de sus descubrimientos (Case, 1985, Fisher y Pipp, 1984). En el apartado siguiente analizaremos el procesamiento atencional, la memoria y las formas en las que se organiza y estructura el conocimiento en el niño preescolar (Ibídem).

3.1.2 Módulos Madurativos
Levantarse, caminar, y hablar son logros universales para seres humanos sin deficiencias. Son una “característica de la especie” y aun cuando los niños varían en la edad precisa en que empiezan a levantarse, caminar y hablar, siguen sendas similares de desarrollo. Una vez “aprendidas”, estas habilidades ya no se olvidan. Solamente si sufrimos algún daño en porciones particulares de nuestra anatomía a de nuestro sistema nervioso perdemos estas capacidades. Al conceptualizar la aptitud intelectual como el único producto del aprendizaje, o como la adquisición de pericia y destreza dejamos la tensión desempeñando el papel de experiencia empírica en el desarrollo humano.

La estructura del cuerpo sufre un cambio constante con la edad. Por ejemplo, los cambios biológicos que anuncian el comienzo de la pubertad son fenómenos naturales que obviamente no necesitan ser aprendidos. Su inicio, por supuesto, yal vez sea influido por factores sociales tales como alimentación y condiciones de vida, pero su surgimiento está predeterminado genéticamente. Aun cuando los niños no pueden hablar, caminar o alcanzar las cosas al nacer, no se concluye necesariamente de ahí que deben aprender a hacer esas cosas. Siempre y cuando reciban los impulsos ambientales necesarios, la maduración del cuerpo y del sistema nervioso garantiza que estas capacidades se presenten. Si el razonamiento, al igual que el lenguaje, es posible merced a estructuras en el cerebro y estas estructuran siguen y surgen genéticamente líneas predeterminadas, entonces el razonamiento es innato, no aprendido o desarrollo. Según Fodor (1982), sostiene que todos los conceptos humanos descansan en el trabajo de procesos cerebrales. Citado en David, W. (1998). Su logro esta en relación con du esfuerzo y experiencia. Por ello los frutos del desarrollo no se pueden arrancar para su maduración. Si los procesos cerebrales que dirigen la búsqueda de la estimulación externa son movidos genéticamente, entonces motivación, interés, etc. No son la causa de diferencias individuales en el desarrollo si no simplemente producto de ellas.

4. FACTORES QUE INFLUYEN EN LA MADURACIÓN PREESCOLAR
Entre los 3 y 6 años, los niños experimentan un desarrollo extraordinario de sus habilidades y motivaciones para pensar acerca de lo que hacen, predecir el resultado de sus acciones, el lenguaje y recordar sus experiencias mostrando que las vivencias que adquieren en el preescolar son significativas para su crecimiento integral.

1.1

Estimulación Psicosocial

(Experiencia pre-escolar) está constituido como un factor altamente relacionado con la madurez para el aprendizaje escolar, dado que afecta la motivación, al lenguaje y al desarrollo general ambiental. Las capacidades de la madurez escolar se pueden establecer como las siguientes que se harán mención:

• • • • • • • • • • •

Distinción entre juego-trabajo. Control de la conducta. Dirección de la atención y mayor capacidad de la memoria. Control de la psicomotricidad fina. Percepción analítica para el aprendizaje de lectura y la escritura. Pasar del subjetivismo para pasar objetivismo ingenuo. Así como vimos capacidades que se desarrollan a través de la maduración también existen metas para la madurez escolar: Percepción de la realidad para formación de conceptos. Adquisición de roles y reglas. Habilidades psicomotoras lógico-concreto. Control y manejo de la postura y su propio cuerpo. El niño a quien se orienta de manera adecuada, y recibe el estímulo ambiental

necesario a sus necesidades, obedecerá a las leyes interiores de evolución, las cuales crean una sucesión de potencialidades para la interacción significativa con su familia y la sociedad.

4.2 Edad
La capacidad que aparece en el niño de apropiarse de los valores culturales tradicionales junto con otros niños de su misma edad, mediante una actividad sistemática y si tiene que ver con estados múltiples de aprestamiento. No hace alusión de una edad específica, solo a un perfil de desarrollo. No quiere decir que es un aprestamiento. “estar listo para… determinado aprestamiento”. El aprestamiento se refiere, al tiempo y la manera por la cual ciertas actividades deberían ser enseñadas y no al despliegue interno de sus capacidades. Esto quiere decir preparar al niño para enfrentar distintas tareas que exige el aprendizaje (Myklebust). (Edad mental, edad cronológica), éxito en las tareas de aprendizaje, no todos los procesos dependen de la capacidad mental, sino de también de la maduración física y el aprendizaje escolar previo. Edad mental: designa que un niño tiene los comportamientos o conductas psicológicas correlativas a una edad de desarrollo.

1. TRANSICIÓN DEL PREESCOLAR A LA PRIMARIA

La edad preescolar constituye una etapa significativa en la vida del individuo, pues en ella se estructuran las bases fundamentales del desarrollo de la personalidad, se forman y regulan una serie de mecanismos fisiológicos que influyen en el desarrollo físico, el estado de salud y en el grado de adaptación al medio. La entrada del niño a la escuela constituye un momento fundamental de su vida, ya que va a iniciar el proceso de aprendizaje sistemático, comienza una actividad seria y responsable: el estudio, que durante toda la vida escolar va a constituir la actividad fundamental y por su cumplimiento será evaluado por los maestros, padres, y por la sociedad en general. Al incorporarse a la vida escolar, el niño experimenta una reestructuración psicológica esencial, pero este niño que culmina su 6to. año de vida y comienza en el 1er. grado, mantiene aún, las características psicológicas propias de la edad preescolar, dadas por ser el desarrollo un proceso continuo pero paulatino y progresivo, requiriendo del niño un tiempo de adaptación a los nuevos cambios en su vida que puede durar desde los primeros meses hasta incluso todo el curso escolar, en dependencia de sus peculiaridades individuales, construidas de forma particular bajo la influencia del medio familiar y sociocultural en general en que se ha educado. Algunos maestros de 1er. grado, en su manejo pedagógico con los niños, pretenden convertirlos bruscamente en escolares, obviando que constituye un período de tránsito de preescolar a escolar, que ocurre en las condiciones físico-ambientales de una escuela, para lo cual hay que prepararse. Constituye una necesidad el asesoramiento a los docentes del 1er. grado en la instrumentación de su labor pedagógica a fin de evitar que se produzca un cambio brusco de una etapa a otra. Se coincide en que el tránsito de una etapa a otra debe producirse de manera natural y que debe haber preparación tanto de los niños como de los docentes que están implicados en esta continuidad. Para enfrentar en forma adecuada el cambio de nivel educativo, no es una tarea fácil para el niño, el cual sólo logrará adaptarse adecuadamente a las condiciones de vida de la

escuela e iniciar con éxito un aprendizaje sistemático, si el maestro está consciente de su papel en la articulación entre los niveles de educación preescolar y la educación primaria, para favorecer la escolarización de los niños y las niñas, evitando, con una influencia educativa desarrolladora, la posible descompensación que se puede presentar en los educandos al llegar a la escuela primaria. Las consecuencias negativas para el desarrollo del niño se pueden producir tanto de inmediato, como mucho tiempo después, presentándose dificultades para adaptarse a la nueva situación escolar, perdiendo interés en las tareas escolares, necesitando realizar un mayor esfuerzo para mantenerse concentrados en las actividades, ya que no mantienen los mismos intereses del grupo donde se encuentran, deseando el juego en mayor grado y pueden manifestar desajustes emocionales, tales como: retraimiento, irritabilidad, llanto frecuente, negativismo, miedos, intranquilidad, ansiedad, alteración del control de esfínteres y otras no previsibles, pudiendo llegar a que sus posibilidades docentes queden por debajo de lo que realmente pudieran dar. Para solucionar estos problemas se requiere que el educador desarrolle estrategias de educación y aprendizaje diferentes para la diversidad infantil que tiene en su grupo, de la consideración de necesidades intelectuales diferentes y particulares que pueden también tener los niños a pesar de su poca edad. Esto demuestra la necesidad de establecer el vínculo entre la etapa preescolar y la subsiguiente; de una articulación rigurosamente pensada. Las primeras semanas de iniciado el primer grado, se organiza una etapa, llamada de aprestamiento, en la cual el niño tiene sus primeras experiencias como escolar. No constituye un período de una simple ejercitación de las habilidades y hábitos adquiridos anteriormente, sino de un momento particular del proceso educativo en que el niño comienza a sentir la alegría y satisfacción de ser un escolar, establece armoniosas y agradables relaciones con su maestro y se familiariza con el régimen de vida escolar, además de reforzar el desarrollo de las capacidades intelectuales del niño y el dominio de procedimientos para aprender. En esencia, tiene como objetivo, favorecer o consolidar el desarrollo que el niño necesita para responder con éxito a las exigencias que plantea el aprendizaje en 1er. grado, favoreciendo entonces el tránsito de la etapa preescolar a la escolar.

METODOLOGÍA

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA: ¿Qué nivel de maduración presentan los niños al pasar de nivel preescolar a nivel primaria (Estudio Descriptivo) PLANTEAMIENTO DE HIPÓTESIS Hi: Los alumnos del 3er. Grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán tienen un nivel de maduración por arriba del promedio. Ho: Los alumnos del 3er. Grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán no tienen un nivel de maduración por arriba del promedio. Ha: Los alumnos del 3er. Grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán tienen un nivel de Maduración por abajo del promedio. POBLACIÓN Vamos a trabajar con una población de 72 alumnos de sexo indistinto inscritos en el tercer grado de preescolar del “Instituto Cultural Tehuacán”, que cuenten con una edad de entre 5 años y medio y 6 años y medio. Se trabaja con este Instituto debido a la accesibilidad prestada. MUESTRA La muestra la vamos a elegir de forma no probabilística ya que como vamos a trabajar con niños y las pruebas se van a aplicar en horario de clases, existen varios factores que debemos tomar en cuenta como que algún niño (a) no asista a clases ese día o que se enferme algún niño (a), entonces vamos a tomar los niños a conveniencia de la investigación, es decir, que vamos a elegir a cierto número de alumnos por salón de clases (19 alumnos por salón) pero que si alguno no llegara a asistir vamos a tomar a otro alumno que este presente.

Manejando el programa STATS utilizado para obtener una muestra representativa se obtuvieron los siguientes datos: la población inicial es de 72 sujetos, de los cuáles fueron seleccionados 56 participantes que representa el 80% de la población, con un error máximo aceptable de 5% y un nivel de confianza de 95%.

DISEÑO
ENFOQUE CUANTITATIVO NO EXPERIMENTAL: TRANSECCIONAL – DESCRIPTIVO

DEFINICIÓN CONCEPTUAL Rasgos, logros y aptitudes en los niños como: aptitudes lingüísticas, percepción visual y auditiva, la coordinación muscular y las habilidades motoras, el conocimiento del número y la habilidad para seguir instrucciones y poner atención en trabajo grupal; que dependen de factores como: su inteligencia, su bagaje familiar, su salud y condición física, su grado de madurez emocional y su ajuste social y bagaje general de experiencias. DEFINICIÓN OPERACIONAL El resultado satisfactorio que arroje la prueba del Manual Metropolitan de acuerdo a sus criterios de evaluación.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Del apartado del test 1, 2, 3 y 4 que evalúa habilidades para la lectura se obtuvieron los siguientes resultados: del total de 56 participantes, 2 sujetos se encuentran en el nivel superior que abarca de 61 a 66 aciertos, 16 sujetos se localizan en el nivel normal alto que va de 56 a 60 aciertos, 33 sujetos están ubicados en el nivel promedio que abarca de 47 a 55 aciertos, 5 sujetos se localizan en un nivel normal bajo que va de 33 a 46 aciertos.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Del apartado donde se encuentra el test 5 que evalúa habilidades del niño (a) para manejar los números se obtuvieron los siguientes resultados: del total de 56 participantes, 16 sujetos se ubican en un nivel superior que va de 21 a 24 aciertos, 31 sujetos se encuentran en el nivel normal alto va de 16 a 20 aciertos, 9 sujetos están en el nivel promedio que abarca de 10 a 15 aciertos.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Del total de los test de la batería Metropolitan que miden el nivel madurativo en los niños que pasan del nivel preescolar al nivel primaria se obtuvieron los siguientes resultados: de los 56 participantes, 3 sujetos se encuentran en un nivel superior que abarca de 90 a 100 aciertos, 33 sujetos se ubican en un nivel normal alto que va de 80 a 89 aciertos, 19 sujetos están en el nivel promedio que va de 56 a 79 aciertos, 1 sujeto se encuentra en el nivel normal bajo que va de 40 a 64 aciertos.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Del total de los test de la batería Metropolitan que miden el nivel madurativo en los niños que pasan del nivel preescolar al nivel primaria se obtuvieron los siguientes resultados en porcentajes: del total de 56 participantes, 1 sujeto obtuvo el 17%, 1 sujeto obtuvo el 31%, 1 sujeto obtuvo 35%, 1 sujeto obtuvo 43%, 1 sujeto obtuvo 48%, 4 sujetos 53%, 1 sujeto 55%, 1 sujeto 58%, 2 sujetos 61%, 1 sujeto 63%, 2 sujetos 66 %, 3 sujetos 68%, 1 sujeto 70 %, 7 sujetos 73%, 2 sujetos 76%, 6 sujetos 79%, 1 sujeto 81%, 1 sujeto 84%, 2 sujetos 86%, 5 sujetos 88%, 5 sujetos 90%, 3 sujetos 92%, 1 sujeto 93%, 1 sujeto 95%, 1 sujeto 96%, 1 sujeto 97%.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Del apartado donde se pide a los sujetos que dibujen un hombre se obtuvieron los siguientes resultados: del total de 52 participantes, de acuerdo al dibujo elaborado por ellos y tomando de referencia los criterios de calificación 2 sujetos se encuentran en la categoría “A”, 12 sujetos se ubican en la categoría “B”, 20 sujetos se encuentran en la categoría “C”, 14 sujetos se encuentran en la categoría “D” y 8 sujetos se encuentran en la categoría “E”.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

VARIABLE

Nivel de Maduración de los Niños de 3er. Grado de Preescolar del Instituto Universitario Sor Juana

MODA 80, 82 MEDIANA 81 MEDIA 80.054 DESVIACIÓN ESTÁNDAR VARIANZA 56.77 RANGO 39 El nivel de maduración del los alumnos de 3er. Grado de Preescolar esta por arriba del VALOR MÍNIMO promedio. El nivel de maduración que más se repitió fue el nivel Promedio. Cincuenta por ciento 53 de los sujetos está por encima del valor 81 y el restante 50% se sitúa por debajo de este valor VALOR MÁXIMO (mediana). En promedio, los sujetos se ubican en 80.054 (Nivel Promedio). Asimismo, se desvían de 80.054, en promedio, 7.535 unidades de la escala y esto elevado al cuadrado da como 92 resultado 56.77. Los valores ESTÁNDAR en un rango de 39 que va desde el valor mínimo que es ERROR se mueven 53 al valor máximo que es 92. Todos estos valores están dados con un error estándar de 1.007. 1.007

7.535

RESULTADOS Y ANÁLISIS

De acuerdo a los resultados obtenidos en la batería de pruebas Metropolitan que mide el nivel de maduración en niños (as) que pasan de nivel preescolar a nivel primaria aplicado a los alumnos de tercer grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán y tomando de referencia la hipótesis inicial “Los alumnos del tercer grado de preescolar del Instituto Cultural Tehuacán tienen un nivel de maduración por arriba del promedio” se acepta la hipótesis.

CONCLUSIÓN

Una vez finalizado el presente trabajo de investigación sobre el nivel madurativo en niños de preescolar se llego a la conclusión de que los niños que obtuvieron un menor puntaje presentan una tasa más lenta de maduración, ya que no cuenta con el desarrollo de los procesos mencionados anteriormente, estos niños presentaran dificultades para poder adaptarse al nuevo contexto, requerirán de una mayor atención para poder tener un primer años de primaria satisfactorio. Por el contrario los niños que obtuvieron puntajes altos se encuentran aptos para afrontar la transición del preescolar a la primaria ya que han adquirido a lo largo de su periodo preescolar y experiencia ciertas destrezas y habilidades, manejan nociones y procesos cognitivos más complejos acordes a su edad. Los resultados obtenidos de este trabajo de investigación muestra que la mayoría de los niños del Instituto Cultural Tehuacán se encuentran ubicados en el nivel promedio, normal alto e incluso superior, son niños capaces de seguir instrucciones y hacer sugerencias acerca de la tarea que se les ha asignado y de responder correctamente a la mayoría de las cuestiones planteadas haciendo uso de todos los procesos que el niño ha adquirido a lo largo de su desarrollo. Como se analizó en temas anteriores en la maduración es importante tener en cuenta diferentes factores que influirán en el desarrollo de las diferentes áreas en las que el niño se desenvuelve para asegurar un nivel madurativo satisfactorio y es indudable que por los resultados que fueron obtenidos estos niños preescolares recibieron la estimulación necesaria para alcanzar el nivel en el que cada uno de ellos se encuentra. Estos niños no presentaran dificultades significativas en el primer año de primaria, serán capaces de realizar actividades que se le hayan asignado, ya que ha recibido los recursos necesarios para su maduración.

SUGERENCIAS

La investigación maduración en niños preescolares del instituto cultural Tehuacán, invita a los padres a reflexionar respecto al aprendizaje y aportaciones que la escuela haga en el sujeto. Por tal motivo se sugieren nuevas investigaciones para un mayor conocimiento del tema: • Los niños de Tehuacán entre los 5 años y medio y 6 años y medio tienen mayor madurez que los niños de la ciudad de Puebla. • ¿El afecto y cariño que se les dé a los niños entre 5 años y medio y 6 años y medio tiene que ver con el grado de madurez que tienen? • La motivación influye en la madurez escolar • ¿Qué consecuencias genera la madurez en la educación primaria? • Quien presenta mayo grado de madurez niñas o niños del instituto cultural Tehuacán

.

BIBLIOGRAFÍA

Bruner, J. (2001). Piaget-Vigotsky. CELEBRANDO LA DIVERGENCIA. EL ESPÍRITU PIAGET. HOMENAJE INTERNACIONAL A JEAN PIAGET. MADRID. Pág. 17-21.

David, Wood. (1998)©. CÓMO PIENSAN Y APRENDEN LOS NIÑOS. Blackwell Publishers, Oxford, Gran Bretaña. Pág. 49-61.

.

H. Gratiot-Alphandery (&) TRATADO DE PSICOLOGÍA DEL NIÑO. Francia – París. Presses Universitaries. Pág. 38-45.

ANEXO

PRUEBA 1 SIGNIFICADO DE PALABRA Instrucciones:

a) “Observa el primer renglón de dibujos, aquí (señálelo en el folleto). Voy a pedirte que pongas una marca en uno de los dibujos de este renglón poniéndole una cruz. Observa cada dibujo mientras yo los nombro. (Mencione todos los dibujos del renglón). Ahora tacha al bebé. (Pausa). ¿Lo encontraste? (Verifique que cada alumno haya encontrado el dibujo) Debe haber tachado el dibujo del bebé”. (Ilústrelo en el pizarrón o en la pagina del texto) b) “Pon tu dedo en el siguiente renglón. Tacha la casa” (Verifique que cada alumno ha encontrado la casa y que la ha marcado correctamente).

PRUEBA 2 ORACIONES Las instrucciones para esta prueba son similares a las de la prueba 1 No hay muestras. Dígale a los alumnos: “pongan sus dedos en el primer renglón de dibujos (Señálele). Voy a decir algo acerca de uno de esos dibujos. Veamos si pueden encontrar el dibujo correcto y tacharlo. ¿Listos?, escuchen.” 1.“cuando la mamá puso la mesa, puso un cuchillo, un tenedor, una cuchara y un vaso en cada lugar” (Pausa de 15 segundos para cada ítem).
2.“Pon tu dedo en el siguiente renglón. Tacha el dibujo del que te voy a hablar. Los

niños pusieron sus cartas en el buzón de la esquina” (Después de cada ítem decir: “Pon tu dedo en el siguiente renglón. Tacha el dibujo del que te hablo”).

PRUEBA 3 INFORMACIÓN

Al comienzo de la segunda sesión reparta los folletos abiertos en la pagina 7 y diga “Vamos a jugar un poco mas con el libro de los dibujos, pero no vallan a escribir nada hasta que yo PRUEBA 4 IGUALACIÒN les diga. Escuchen con cuidado y hagan lo mejor que puedan” 1.“Pon tu dedo en el primer renglón de dibujos. Tacha el objeto que se usa para Dígales a los niños “Pongan sus dedos en el renglón de dibujos que están hasta arriba de la planchar la ropa” hoja. Observa el dibujo que está en medio encerrado en un círculo. (Señálelo) Encuentre otro 2.“Pon tu dedo en el siguiente renglón de dibujos. Tacha lo que le sirve a la gente dibujo exactamente igual y enciérrenlo en un círculo. (“Ilústrelo dibujando en un círculo u ovalo para ver mejor” (Después de cada ítem diga: “Pont u dedo en el siguiente renglón de en el pizarrón y haga una pausa). Debieron haber hecho un circulo en el penúltimo dibujo del dibujos”). renglón” Vean que todos los niños hayan elegido el dibujo correcto, como se muestra en el ejemplo “a”. Ayude a los niños de manera similar a los de los toros ejemplos de la página 9, asegurándose de que todos hayan señalado el dibujo correcto. Una vez completados los ítems de muestra, diga: “Volteen la pagina, así (Ilustre). Van a encerrar en un círculo más dibujos, como ya lo hicimos, pero ya no voy a ayudarlos. Recuerden que deben poner en un círculo el dibujo que es exactamente igual al que está en medio. Tiene 3 páginas de dibujos para hacerlo” (Señale los dibujos de las tres páginas). ¿Listos? Comiencen” Anote inmediatamente el tiempo de escritura. No proporcione ayuda adicional para dar las respuestas, pero observe que todos los alumnos trabajen en las páginas 10, 11 y 12 y que no se pasen a la página 13. Se debe observar cuidadosamente el volteado de las páginas que hagan los niños, puesto que algunos pueden detenerse antes de terminar la prueba y otros se pueden seguir de largo si no se les ayuda. Proporcione cualquier ayuda: proporcione cualquier ayuda a los alumnos que se les haga necesaria para encontrar su lugar y en la paso de las páginas de su folleto. El tiempo límite para esta prueba es de 7 minutos. Exactamente después de 7 minutos diga: “Alto, deje sus lápices”. Recoja los folletos. (De “a” a “e” son muestras y no cuentan para el puntaje).

PRUEBA 5 NÚMEROS

Al comienzo de la tercera sesión, reparta los folletos abiertos en la página 13 y diga: “vamos a jugar un juego diferente, pero no van escribir nada hasta que yo les diga”. 1.“Observen la hilera de los arboles que está arriba de la hoja” (Señálela) Tachen el árbol más alto” (Pausa de 15 segundos para cada reactivo).
2.“Vean las figuras. Tachen el circulo”.

PRUEBA 6 COPIA

Al principio de esta prueba, dígale a los niños: “¿ven el dibujo que está arriba en esta columna? (Señale la muestra “a” en el folleto). Tomen su lápiz y dibujen uno igual en el pizarrón de tal manera que todos los alumnos puedan ver. Verifique que los alumnos estén copiando en el espacio correcto. Si las distribuciones de la prueba 6 resultan difícil para los niños zurdos coloque una hoja blanca a la izquierda de las figuras y permita que el niño las copie ahí. Después diga: “Van a copiar cada dibujo de esta columna en esta columna (Señale las columnas respectivas). Ya no les voy ayudar. Tiene que hacerlo le mejor que puedan. ¿Listos? Comiencen”. Tome nota inmediatamente del tiempo de escritura. No le ayude a ninguno de los alumnos en ninguno de los reactivos del test, pero verifique que estén copiando en el espacio correcto y la columna adecuada. El tiempo límite para esta prueba es de 5 minutos. Al final de los 5 minutos diga: “Alto. Dejen sus lápices” Recoja los folletos.