You are on page 1of 7

Luis fernando alvarez A01702532

Sebastian Baudach A01674276
Andrés Albert a01702279
ACTIVIDAD INTEGRADORA

PARA CONVERSAR
Instrucciones: Reunirse en grupos de 3 y discutir las siguientes preguntas de
manera oral.
1. ¿Qué tipo de comidas exóticas has probado?
2. ¿Crees que hay una especie animal que represente a cada cultura?
3. ¿Qué influencia tienen los animales en la vida espiritual y social de las
personas?
4. ¿Has oído historias acerca de animales mitológicos?
Instrucciones: Completar el siguiente cuadro sobre los mitos y realidades de los
animales, según el ejemplo.
ANIMALES
MITOS
REALIDADES
Le tiene miedo a los
Tiene buena memoria.
EL ELEFANTE
ratones.
EL GATO
EL PERRO
EL COLIBRÍ

Que tienen 9 vidas
Son el mejor amigo del
hombre
Si detienes sus alas 5
seg mueren

Son expertos cazadores
Viven al rededor de 12
a 14 años
Son una de las aves
más rápidas del mundo

PARA SABER
Axolote se escribe con X
Por María Luisa Durán

Axólotl, dios de nuestros antepasados, enigma de los científicos, salud de los
tísicos, alimento de los nobles, inspiración de artistas, metáfora de los filósofos,
ente paradójico, ser que no quiere crecer, que huye de la muerte; en estas

páginas te observamos, te conocemos, te diseccionamos. Penetramos en tu
mundo, mexicano axolote.1

Xólotl y los mitos
Cuenta fray Bernardino de Sahagún la leyenda del dios Xólotl quien,
cuando el aire iba a matar a todos los dioses, huyó y se transformó en pie de
maíz, luego en penca doble de maguey, para finalmente echarse al agua y
convertirse en el animal llamado axólotl,2 aunque ni así pudo salvarse de la
muerte.
Al dios Xólotl le tocó jugar la peor parte. Era el gemelo del hermoso
Quetzalcóatl, pero feo y deforme, y fungía como patrono de los mellizos y los
anormales. Su miedo a la muerte —o su valor para resistirse a morir— hizo que
se convirtiera en ese anfibio cuyo nombre en náhuatl significa «perro de agua»,
«juguete del agua» o «monstruo del agua».
Para los antiguos mexicanos, el axolote era un manjar que los miembros
de la nobleza disfrutaban frito, cocido o asado. Su carne tiene un sabor similar
al de la anguila, y se dice que es afrodisiaca.
¿Será por su forma de espermatozoide gigante? ¿O porque su ano se
asemeja a una vulva de mujer? Del axolote se cuentan algunos mitos: por
ejemplo, se dice que las axolotas menstrúan, y que si una muchacha se mete
en un estanque con estas criaturas, éstas se le introducirán en la vagina, y
también es una creencia popular que el jarabe de axolote cura a los tísicos y a
los anémicos.
Lo único cierto es que se trata de un anfibio muy especial, único en su
género y lleno de contradicciones.

Enigma de los científicos
Ya lo describe el Códice Florentino: «Hay unos animalejos en el agua que
se llaman axolotl, tienen pies y manos como lagartillos y tienen la cola como
anguila y el cuerpo también. Tienen muy ancha la boca y barbas en el
pescuezo: es muy buena de comer, es comida de los señores».

1 La información de este escrito fue tomada del libro Axolotiada. Vida y mito de
un anfibio mexicano. Coord. y ed. de Gerardo Villadelángel Viñas; antología,
introd. y notas de Roger Bartra, México: fce, inah, 2011.
2 Aunque en el drae y en textos de muchos autores se podrá encontrar «ajolote» así, con j, aquí la escribimos igual que
Roger Bartra, cuyo criterio es usarla con x, ya que el axolote es tan mexicano como el nombre de su país de origen:
México.

Así son los axolotes físicamente. Las mencionadas «barbas en el
pescuezo» son branquias, pues el axolote es una neotenia, es decir, una
especie que mantiene su estado juvenil o de larva durante toda su vida. Al
negarse a sufrir una metamorfosis, el axolote crea una nueva especie. Se trata
de algo que podría llamarse regresión evolutiva y es un misterio para los
científicos.
A principios del siglo XIX, el incansable viajero Alexander von Humboldt 3
conoció los axolotes en su paso por México y los calificó de “reptiles
problemáticos” por su terquedad de ir contra la evolución. Von Humboldt le
llevó un par al naturalista francés Georges Cuvier, quien, en su clasificación del
reino animal de 1807, se resignó a colocarlos dentro del género de los
perennibranquios – es decir, los animales de branquias permanentes.
Se ha dicho que si un axolote terminara de evolucionar, se convertiría en
una salamandra tigre. Este milagro ocurrió en 1865, cuando una nueva pareja
de axolotes fue trasladada a Francia y estudiada por Auguste Duméril; estando
en el Viejo Continente, las crías de esta pareja sí alcanzaron el esperado estado
final de salamandras, un año después de su llegada. Hay que aclarar que la
pareja original, la que había nacido y conocido las aguas mexicanas, se quedó
en su estado de neotenia. Entonces, ¿qué le dio París a las crías?

Un “Escándalo Biológico”
El artista y naturalista mexicano José María Velasco leyó con atención los
estudios de Duméril y, herido en su amor patriótico, dedicó doce años a
observar axolotes para probar que también en México podían alcanzar la
adultez. Según él, lo logró. En 1878 habló de una “nueva especie de Siredon”
que sí evolucionaba. Por desgracia, Velasco se había equivocado de especie,
estudiando otras larvas que sí lograban devenir en salamandras.
El escritor Primo Levi lo llama en un relato “escándalo biológico”, pues la
sociedad no ve con buenos ojos que dos seres de apariencia infantil –“Peter
Panes del reino animal”-, tenga relaciones sexuales y produzcan descendencia.
También, con respecto al parecido entre la vulva de la mujer y de la
axolota, Cuvier explica que en realidad es el ano de todas las salamandras lo
que se parece a una vulva femenina. Asimismo, el color rojizo de los
excrementos del axolote hace creer que menstrúa.
Por último, hay que resaltar la extraordinaria capacidad de regeneración
de los axolotes. Como las lagartijas, si pierden la cola o las patas, éstas vuelven
3 v. Algarabía 83 t 84, agosto-septiembre 2011, IDEAS: “Humboldt en la Nueva
España”; pp. 92-98 y 72-77, respectivamente.

a crecer, y se ha descubierto que todos sus miembros, incluso la cabeza, se
pueden regenerar.
Actualmente, esta especie endémica se encuentra en peligro de
extinción debido, principalmente, a la desecación de los lagos del Valle de
México y a la introducción de nuevas especies acuáticas que devoran los
huevecillos de axolote.

Metáfora de los filósofos
Al igual que los científicos, los filósofos están intrigados por esta
neotenia mexicana. Aunque para muchos el axolote es una criatura fea y
ridícula, es también la alegoría de la eterna juventud.
Su resistencia a crecer, a cambiar, puede ser considerada símbolo de
retroceso y rebeldía. El escritor y filósofo francés René Daumal, en su novela La
gran libación (1938), afirma que el hombre alcanza físicamente la apariencia
adulta, pero su espíritu, su pensamiento, sigue en estado larvario. El axolote
-dice- “se ha arrellanado en su estado embrionario y, como el hombre, no tiene
muchas ganas de salir de él”.
Giorgio Agamben, en su ensayo Para una filosofía de la infancia (1996),
arriesga la hipótesis de que el hombre, como el axolote, proviene de la
reproducción de bebés primates: de ahí que el ser humano tenga “el tipo del
niño eterno”. Por su parte, el antropólogo Robert Bartra afirma que la actitud
del axolote forma parte del espíritu del mexicano: huidizo, temeroso, renuente
al cambio. Xólotl, dios que se transforma sucesivamente para huir de la
muerte, representa el temor de morir de todos los mexicanos, que
enmascaramos en forma de burla.

Inspiración de los artistas
En muchas obras de arte, desde la época prehispánica, aparece el
axolote. Los artistas plásticos aún lo esculpen, fotografían, pintan. Los
escritores lo reconstruyen en sus cuentos y poemas.
El argentino Julio Cortázar admira, en “Axólotl”, su manera especial de
mirar con esos ojillos negros rodeados de un halo dorado, y resalta su
capacidad de evasión.
Para Salvador Elizondo, la ambigüedad del axolote delata su nostalgia
del lodo, “que no es ni líquido ni sólido, como el ajolote no es acuático ni
terrestre; ni cabalmente branquial ni totalmente pulmonar, sino ambos o
ninguno a la vez”.

José Emilio Pacheco insiste en que somos como los ajolotes: “tampoco
llegamos de verdad a ser adultos y lo único que sabemos es reproducirnos”.
Gutierre Tibón dice que el axolote “es un monstruo antediluviano en
miniatura, un espécimen de una creación inacabada, un testigo de la época
lejanísima de la tierra, cuando los vertebrados empezaron a salir de las agua”.
Estático, pero escurridizo, joven hasta la muerte, rebelde y ambiguo,
emblema mexicano para bien y para mal, seguirá inspirando admiración o
repulsión: el axolote, la larva de la salamandra, el animal del fuego.

PARA ANALIZAR
Identificar .y enlistar las descripciones que se hacen sobre el Axolote en el
texto.
1

El axolote es un Dios que le temía a la muerte y por ello fue
evolucionado hasta convertirse en axolote un animal que se mantiene en
su forma juvenil para así no envejecer y vivir eternamente.

2

El axolote es una salamandra que no ha culminado su evolución , tiene la
branquias por fuera y a pesar de ser se mi acuático también tiene patas ,
la cola se asemeja a la de una salamandra.

3

Para algunos su aspecto es repulsivo mas a otro le parece fascinante ,
tiene unas branquias que parecen alas rojas (por lo cual se confunde con
la menstruación y su ano tiene forma de vulva (pero la realidad es que
el ano de todas las salamantras se parece a la vulva)

4

Es una enigmático animal que se le considera como el Peter pan del
reino animal, porque se resiste a crece(evolucionar).

PARA ESCRIBIR MEJOR
1. Con base en el contexto, subrayar la palabra correcta.
a) Al Dios Xólotl le toco/tocó jugar la peor parte.
b) El Xólotl se transformo/transformó en pie de maíz.
c) Si un axolote terminara/terminará de evolucionar, se convertiría en una
salamandra tigre.
d) Duméril dedico/dedicó doce años a observar axolotes.
e) El francés Georges Cuvier se resigno/resignó a colocar al axolote dentro del
género de los perennibranquios (animales de branquias permanentes).

f) Duméril logro/logró probar que en México los axolotes podían alcanzar la
adultez.
g) Lo único cierto es que se trata de un anfibio muy especial, único en su género y
lleno/llenó de contradicciones.
h) Conoció los axolotes en su paso/pasó por México.
i) La reproducción del axolote es un misterio continuo/continuó entre los
científicos.
j) En 1878 Duméril hablo/habló de la “nueva especie de Siderón”.
2. Identificar de las siguientes palabras si se trata de un hiato (h) o un diptongo
(d).

Podían
Después
Evolución
Dios
Neotenia

_____h____
_
______d___
_
_____d____
_
______d___
_
___d______
_

fungía
regresión

Endémica
Desecación
Huevecillos
Libación
Quetzalcóatl
Antediluviano
Huidizo
Prehispánica

____d______

espermatozoide_____
d_____
maíz
_____h_____
crías

3. Separar en sílabas las siguientes palabras.
Axólotl

____h______

_____h_____

Escándalo

PARA REDACTAR
La descripción: Especies extintas.
Objetivo: Practicar la descripción y los aspectos formales que implica todo
texto escrito; entre ellos la cohesión, la coherencia, la acentuación y la
ortografía.
Instrucciones:
1. Crear o inventar un nombre para una especie.
combinar 2 o más especies.

Por ejemplo, se pueden

oso + camarón = CAMAROSO
panda + conejo =
PANDEJO

delfín +

armadillo = DELFINDILLO
Otros  Pedino, tibursca, moscoso, coballo, gamellofonte, pancracha,
etc.

2. Redactar en tiempo pasado la descripción de una especie extinta incluyendo
los siguientes aspectos:
Origen, nombre científico, clasificación, hábitat, alimentación,
características físicas (apariencia, piel, pelaje, plumaje; tamaño, peso,
color, sonidos, etc.), comportamiento, habilidades, tiempo de gestación,
número de crías, años de vida, comparación macho y hembra,
actividades y lugares preferidos, depredadores conocidos, realidades y
mitos. Cierre de la descripción: explicar el porqué se extinguió la
especie.

Related Interests