SUZY CASTOR

Significado histórico de la
Revolución de Saint-Domingue*
A Blas Santos, un cazador de utopías

* Conferencia leída en la inauguración del
Premio Literario 2004. (Ver «Más del Premio Literario» en «Recientes y próximas
de la Casa» de este número. [N de la R.])

xisten eventos que no sólo cambian el curso de la vida de un
pueblo, sino que trascienden a la humanidad toda. Cobran por
su significado un valor universal y se vuelven inmortales. Basta citar, por ejemplo, la Revolución Francesa en el siglo XVIII, la
Revolución Rusa y la Cubana, en el siglo XX. Estos acontecimientos dibujan nuevos rumbos en esta gran marcha de la humanidad.
Sus legados históricos representan brújulas conductoras, las cuales en
momentos decisivos infunden a los pueblos confianza en sí mismos,
alimentan el imaginario popular y mueven resortes insospechados para
la acción histórica.
Uno de estos acontecimientos insoslayables fue sin duda la Revolución de Saint-Domingue/Haití, al finalizar el siglo XVIII. Muy compleja en
sus aspectos racial, social, anticolonial y antiesclavista, marcó profundamente la vida de tres continentes involucrados en el tráfico comercial
triangular de esclavos.

casa

de las Américas

enero-marzo/2004

234

Habría que recordar aquí a José Luciano Franco. un primero de enero. quien nos legó una obra erudita y valiosa con su Historia de la Revolución de Haití. No es por casualidad que la Casa de las Américas. La abolición de la esclavitud y el surgimiento del primer país independiente de la América Latina constituyen un hecho de excepcional interés en el proceso de liberación de los pueblos del colonialismo. África. subversor del orden colonialista. en el cual la explotación de las colonias desempeñó un papel importante en la acumulación de capital. en La Habana. Aun en los momentos más difíciles de la vida de Cuba. rindiendo este homenaje a Haití. la complejidad. entre otros. Hace doscientos años. un primero de enero también. que huían de la Revolución Haitiana. Mariano Rodríguez. 2 Tan singular y excepcional resulta este acontecimiento histórico. D. el contexto. La Casa. no hayan calibrado en toda su dimensión tal evento. que pertenece también a Haití. de la América Latina y del mundo. haya decidido abrir su ya institucional premio anual. Es precisamente en Haití donde los descendientes africanos escribieron la primera página del proceso de liberación de los pueblos latinoamericanos. a través de la trata de negros que vinculaba el continente negro y las metrópolis con las colonias del Nuevo Mundo.. las puertas de una nueva Cuba. cuya adquisición duplicaba el territorio de la nueva República norteamericana. nuestra Casa. abrían triunfalmente. recursos humanos. que se benefician libremente de un nuevo mercado con la ruptura del exclusivismo del pacto colonial. por un profundo simbolismo. como precursora de la emancipación.F. como miembro del jurado en 1977. envía médicos y otros técnicos a esta tierra hermana. racial e incluso imperial. uno de los que más dieron a conocer. los heroicos barbudos hombres y mujeres (sin barba). la Revolución Haitiana creaba condiciones favorables para la compra de Luisiana. 1 casa de las Américas enero-marzo/2004 234 . Desde esa época quedarán entre los dos pueblos lazos renovados que atravesaron los tiempos. Catalizador del desarrollo industrial en la metrópoli. y nuestro tan apreciado y querido Roberto Fernández Retamar.Europa -a través de Francia. Mexico. pisé la entrada de este lugar famoso. 1983 (1962). alejando del continente americano los sueños de expansión de Napoleón. Haití proclamaba su independencia y ciento cincuenta y cinco años más tarde. Miles de representantes de la intelectualidad más vertical y más comprometida. Haití. los dilemas y lo maravilloso de la Revolución Haitiana y de sus héroes. con este homenaje al bicentenario de la independencia de Haití. que nos puede sorprender el hecho de que la historiografía. sometidos al yugo del colonialismo. el continente negro nutría también a los Estados Unidos. Hace doscientos años. hoy la Revolución Cubana. dando de nuevo muestra de su sensibilidad y solidaridad de siempre.. tecnología.estaba entonces en un pujante auge de desarrollo capitalista. al triunfar el gran movimiento popular de Haití. él con lo real maravilloso de sus novelas. La Habana. así como los creadores más prominentes de la generación de ayer y de hoy han desfilado aquí y se encuentran ligados indefectiblemente a esa Casa y a nuestra Cuba. iniciaba para la América española una nueva etapa correspondiente a la independencia. con figuras históricas como Haydee Santamaría. proveedora de «madera de ébano». ésta se entrelazó con Cuba. 1983 (1949). no sólo latinoamericana. la Casa mantuvo el rumbo en una labor fructífera y sin tregua. y El Siglo de las Luces. 1966. los historiadores e incluso la mayoría de los intelectuales. D. el gran pintor. El Siglo de las Luces o El reino de este mundo. Ayer. así como al escritor cubano Alejo Carpentier.F. Mexico. la fundadora. unidos. 1 José Luciano Franco: Historia de la Revolución de Haití. Me siento verdaderamente orgullosa cuando la Casa de las Américas. 2 Alejo Carpentier: El reino de este mundo. quien fue En el centro de esta amistad se sitúan Cuba y Haití. conducidos por el comandante Fidel Castro. me invita a abrir la ceremonia de inauguración de su Premio Literario Casa de las Américas 2004 y hablar sobre la Revolución de Saint-Domingue. Recuerdo todavía mi emoción cuando. Asimismo. la grandeza. Cuba recibió capital.

España y otras potencias europeas. ciento ochenta y dos destilerías de aguardiente de caña y cincuenta cacaotales. El trabajo de los esclavos. 4 La lógica del sistema esclavista En efecto. reivindicaban los libertos. la considerada perla de la corona contaba con setecientos noventa y tres trapiches. no azúcar. y una recepción anual de veinticinco a treinta mil africanos. La Habana. En este Siglo de las Luces dominado por las ideas de los enciclopedistas. en nombre de la civilización cristiana. aseguraba el auge económico. Francia. La explotación intensiva de ese minúsculo pedazo de tierra la transformó en la más floreciente de las colonias. 5 Idem. 3 El floreciente comercio con esta isla. terror. resistencia multiforme y constante de los esclavos. Como lo decía. las sucesivas olas de aventureros. se podría decir: «No negros. En vísperas de la Revolución Francesa de 1789. y juego de influencias de Inglaterra. jóvenes. haya podido incitar tantos crímenes y tanta sangre. verdaderos agentes de la corona. casa de las Américas enero-marzo/2004 234 . condujeron a la creación de una eficaz administración colonial en la parte occidental de la isla. después de años de una subrepticia ocupación de las tierras de Santo Domingo. La producción agrícola e Industrial de Saint-Domingue. en su expresión comercial. más salvaje e intensa se volvía la explotación y más inicuas las condiciones de esos transplantados africanos fuertes. Mientras más r i quezas se producía. tres mil ciento cincuenta añilerías. bucaneros y filibusteros franceses. reclamaban los blancos. Los quinientos m i l esclavos. Saint-Domingue se movía sobre un polvorín cada día más peligroso. sudor y sangre.» La burguesía revolucionaria francesa se acomodaba muy bien. «frontera imperial». mosaicos y otras caleras. aunque a veces desconcertada. ción Francesa acompañaban el amanecer del capitalismo moderno. tejares. 1981 (1970). corsarios. proporcionaba a Francia dividendos similares a los que la América española prodigaba a España. La Habana. talleres de tabiques. cuya vida útil en la colonia se calculaba en apenas siete años. la trata y la esclavitud. En realidad. con lágrimas. la fuerza de trabajo de los esclavos alimentaba la economía de plantación. muy jerarquizada. Holanda. cultural y político que explicaba y justificaba el sistema. trescientos diecisiete cafetales. sobre la cual se asentaban en gran parte la intensa acumulación de capital comercial y la prosperidad de la burguesía francesa. otra vez Eric Williams: «Curioso. 1976 (1944). base de la organización social. la prosperidad de esa sociedad. aunque los contemporáneos ni de lejos lo sospechaban. Inglaterra. además de incontables tenerías. Parafraseando a Eric Williams. todavía bajo dominio español. donde se entrecruzaban antagonismos múltiples a diferentes niveles. y sentó las bases del capitalismo moderno a escala mundial.» Las reivindicaciones se multiplicaban: más autonomía frente a la metrópoli. veintiocho mil libertos. España. aferradas entonces a una rivalidad sin merced en este mar Caribe. Las técnicas de control. igualdad cívica con los blancos. piratas.Saint-Domingue: esclavitud y colonia Saint-Domingue. así como de los Estados Unidos. primera productora mundial de azúcar. frontera imperial. que un producto tan dulce y tan necesario para la existencia como el azúcar. con 5 4 Eric Williams: Capitalismo y esclavitud. Ya en los albores del siglo XVIII. represión y tortura se complementaban con todo un andamiaje religioso. tripulados por ochenta mil marinos. esta riqueza reposaba en una de las explotaciones más vergonzosas de la historia: la esclavitud. cuarenta m i l blancos. conformaban una sociedad compleja. como dijera Juan Bosch. Isla de la Tortuga: estas palabras despertaban desde siempre la imaginación y la codicia de las potencias europeas más fuertes de la época. mantenía constantemente ocupados a setecientos cincuenta buques de la marina mercante francesa. de la producción en las plantaciones y en los ingenios. cuando los vientos libertadores y renovadores de igualdad y fraternidad de la Revolu3 Juan Bosch: De Cristóbal Colón a Fidel Castro: el Caribe. setecientas ochenta y nueve algodoneras.

establece relaciones diplomáticas con otras potencias. que adquirió características de una guerra social de esclavos contra amos. como el 14 de julio de 1789 con la toma de la Bastilla. Esa jornada magna.las contradicciones entre los principios de su Revolución. Dessalines. Explotó. tierra o patria. invocaron a sus dioses. y el inicio de una rebelión con sacrificios y dolor. una lucha de liberación nacional. y las «nefastas» consecuencias de una abolición de la esclavitud. no podía ser entendida ni por la misma metrópoli. en un hecho impensable. arrastrando un potencial revolucionario insospechado para la metrópoli francesa. representó una fecha en la historia de la liberación de los pueblos. El 21 de agosto de 1791. organiza y define para Saint-Domingue una autonomía de la metrópoli que linda con la independencia. Para ellos. La conquista de la libertad Las formas de resistencia utilizadas hasta entonces por los esclavos quedaron bien atrás. grandeza humana. monta un aparato militar. Se inició entonces la revolución más compleja de los tiempos modernos. gloria y penacho. Pétion. la libertad no era ya negociable. Christophe. familia. rechazando el dios de los blancos. estalló en una rebelión sin precedente. libera el territorio de la colonia de la ocupación inglesa y española. Los negros. Esta visión. Costa de Marfil o de regiones más profundas de África. sin capacidades técnicas. la Revolución de Haití era inconcebible en su tiempo. Las condiciones de la conquista de esa libertad en Saint-Domingue tendrán repercusiones sobre el derrumbe del sistema esclavista. de los que no tenían cara. recurrirán a la violencia como respuesta al terror permanente y secular del sistema esclavista que habían vivido en cuerpo y alma. derechos. El terror permanente y secular ejercido durante «siglos de barbarie habían vuelto bárbaro al pueblo». Nunca se pudo restablecer la esclavitud en Saint-Domingue. pues trastornó el espacio ideológico en el cual surgieron hombres como Toussaint Louverture. que les ordenaban por la voz casa de las Américas enero-marzo/2004 234 del sacerdote vodú Boukman «koute la libete. tampoco se pudieron asentar nuevas bases ideológicas para justificarlo. El estallido A esa explotación inmensamente brutal respondió la insurrección de los que no eran nada. y constituyó un acontecimiento que trastornará todo el sistema colonial y la estructura misma de la sociedad y de la economía. guerra racial de negros contra blancos. Los fundamentos ideológicos de la esclavitud.» La amplitud de tal fenómeno iba mas allá de lo que muchos de la época podían entender. la respuesta de Napoleón Bonaparte fue el envío a Saint-Domingue de una expedición de sesenta m i l . En estos vaivenes de revolución y contrarrevolución. De la libertad a la independencia La gigantesca figura de Toussaint Louverture contribuyó a consolidar la libertad conquistada. La irrupción se realiza en medio de grandes violencias. El rechazo de su condición de esclavos por esta masa heteróclita de los negros secuestrados de Dahomey. La Convención Nacional de Francia tuvo que reconocer el fait accompli y proclamar oficialmente la abolición de la esclavitud en las colonias francesas. inscritos en la Declaración de los Derechos del Hombre. ni nombre. Como gran estratega y hombre de Estado genial. en nombre de la cual este hombre poco común quería promover esas reformas visionarias. del colonialismo y del racismo son sacudidos de raíz: «En este sentido. Un brasero ardiente prendió y arrastró a los esclavos. una guerra entre potencias imperiales rivales. Senegal. reconstruye la economía. se proclamaron libres. extraordinaria para la época. ki pale nan kè nou» («escuchen la libertad que habla en vuestro corazón») para consagrar la legitimidad del derecho a la rebelión y a la insurrección. Éstos. Era el fin de la resistencia individual o limitada de los cimarrones. cuando los tímidos reclamos o sueños de mejorías en las condiciones de su vida se transformaron rápidamente en reclamo de la libertad. pero también con heroísmo. como ocurrió en otras partes.

en el crisol de la guerra de independencia. de valor. de tierra quemada. compartían la convicción de vivir una epopeya única. cuya apropiación y poblamiento constituían en sí una gran labor. y la guerra adquirió un nivel inusitado de violencia frente a la violencia espantosa desatada por el poder imperial. uno de los oficiales franceses más capacitados y crueles. Las grandes potencias nunca aceptan que los países considerados como subordinados por leyes naturales afirmen su soberanía. pusieron en marcha con intuición todos los medios políticos. De hecho. los medios del aparato del Estado y la arrogancia de gran potencia. de significado excepcional. Por ello. inconcebible para la época. desarrollaron estrategias y tácticas militares eficaces. Había que fortalecer una nación. en las conspiraciones libertarias. La osadía de un pequeño Estado negro. Con tenacidad. no se podía perdonar el miedo que suscitó por el «mal ejemplo» que ofre- casa de las Américas enero-marzo/2004 234 . Se demostró con ello que cuando los hombres tienen la convicción de que sólo el combate les permite salvar lo que no es negociable. crear una comunidad étnica homogénea y construir un país. Era un hecho cada día más evidente que la conservación de la libertad estaba íntimamente ligada a la independencia. confianza en sí mismos. con su desaparición del escenario se abrió la etapa de la guerra total. mujeres y hombres unidos en un mismo espíritu. Un proceso histórico: la construcción de una nueva nación La proclamación de la Independencia en Gonaïves el 1 de enero de 1804 daba nacimiento a una nueva nación libre e independiente. la experiencia de incontables campos de batalla. y ésta se fue forjando en las plantaciones. Y el general Donatien Rochambeau. Los insurgentes movilizaron todos sus recursos y conocimientos. heroísmo.hombres para el restablecimiento de la esclavitud y el control total de la colonia. creatividad. La integración nacional planteaba un gran desafío para esa comunidad de hombres y mujeres que ya tenían territorio propio. fue percibida como una bofetada por el mundo blanco. generales. la batalla de Vertieres. elementos culturales y étnicos. consagrando la derrota de las tropas imperiales y la pérdida de la colonia por Francia. realizaron la unidad en la cima con los diversos generales y por la base con los jefes cimarrones que difícilmente se podían someter a la disciplina de un ejército. en el ejército indígena. Los cultivadores. ilustra el genio y el descomunal heroísmo del ejército indígena. que disponían de las tecnologías más avanzadas de la época. al mismo tiempo que surgían factores centrífugos de intereses sociales y económicos diferentes o contradictorios. Error.» Estos objetivos constituían factores estructurantes de la nacionalidad. valor. La maquinaria aplastante del imperio. Más aún. soldados. Napoleón se dio rápidamente cuenta de que había subestimado la determinación de estos exesclavos. El último episodio de esta guerra. llevaron adelante una lucha sin merced. son capaces de una determinación increíble. tuvo que firmar la capitulación del imperio. Jean-Jacques Dessalines fue reconocido como General en Jefe. pretendiendo ser un país igual que todos los otros. sobre todo cuando eso toca sus intereses. sicológicos y religiosos al servicio de su causa. se cortó solamente el tronco del árbol de la libertad de los negros. fruto de sufrimientos inconmensurables.» La guerra total y el triunfo A menudo se nos escapa cuán desproporcionado fue el enfrentamiento de esos esclavos andrajosos contra las tropas napoleónicas. El gran ejército francés tuvo que recurrir a las armas de la traición para deportar a Louverture. de cosmovisiones de la vida libre. el 18 de noviembre de 1803. Qué tan ciertas eran las palabras proféticas que Louverture pronunció al ser deportado: «Al derribarme. Volverá a brotar porque sus raíces son potentes y numerosas. esclavista y colonialista. con los veteranos de las conquistas europeas. más allá de toda rencilla. heroísmo. sin cuartel. patriotismo y generosidad: «El pueblo y los soldados se confundían con entusiasmo en abrazos jurándose vivir libres e independientes. debía demostrar a los indígenas la inutilidad de cualquier resistencia. Fue una victoria titánica.

aprovisionamiento y voluntarios para reanudar la lucha. la ausencia de mano de obra. de infraestructuras destruidas en un mundo inmensamente hostil. sortear las intenciones de dominio de Inglaterra. así como armas. Francisco de Miranda. porque. Los cambios intervenidos a partir de la independencia vaciaban de su contenido al modelo de plantación adoptado: destrucción de las plantaciones. esa colonia próspera. particularmente en Venezuela. recurrir a una diplomacia hábil con unos Estados Unidos esclavistas. las batallas diplomáticas para llegar a su aislamiento. múltiples y contradictorios. pese a los reglamentos de cultivo excesivamente severos. fuga de tecnología y capitales. el modelo de la plantación sin esclavitud. había muerto. Benoît Joachim. mutatis mutandi. y al gran Simón Bolívar. se convierte en un factor más de cohesión de la nación. Haití tenía que crear con titubeos. Después de haber observado las dificultades de los países de África y de Asia en su acceso a la independencia en el siglo XX. Abrazando la causa de los países del Continente. Haití desempeñó un papel importante en la emancipación latinoamericana. Fuera de los obvios problemas internos. sobre todo. Simón Bolívar escribía en esta época a Alexandre Pétion: «Usted es el primero de los bienhechores. y el poder del Estado garantiza el acceso a la propiedad. el nuevo Estado tiene que defenderse de los proyectos de reconquista de los franceses. No obstante su política de no-intervención.» Un modelo híbrido Saint-Domingue. el Estado es propietario del 90% de las propiedades. La visión de los dirigentes militares y regionales se impondrá. ofreció refugio a Mina. tanto por su ejemplo como por su acción. «Independiente y solitaria». p. su identidad definida en el concierto de las naciones. El castigo inexorable fue el cordón sanitario impuesto por las potencias mayores a la joven nación. abogaba por 6 Benoît Joachim: Les racines du sous développement Haïti. que en ese pedazo de tierra habrían de resolver sus problemas y llegar a una meta de envergadura.cía. Por una parte. La aceptación consensual y tácita del militarismo en las prioridades del poder para defender el suelo patrio se dio a la par de la sedimentación de una nueva identidad nacional más allá de las múltiples etnias africanas. Bolivia y Ecuador. la fragilidad y la exclusión inherentes al modelo que se adopta. Por la otra. municiones. naves. las acciones encubiertas para destruirlos. falta de mercados y. 1979. la multiplicación de los obstáculos y dificultades que habría de sobrellevar este pequeño país en el amanecer del siglo XIX. se puede imaginar hoy día. Con generosidad y humanismo. que llegó hasta la eliminación física de los franceses en el territorio. esta construcción nacional se va a revelar como una empresa todavía más difícil para esos hombres y mujeres con intereses diferentes. y luchar para que se le reconozca el derecho a existir. De ahí los malentendidos. los exescla- . No podía referirse a las experiencias de otros pueblos que ya hubieran accedido a la vida independiente ni apoyarse en la solidaridad de otras naciones «amigas». la imposición de embargo a países considerados rebeldes o indeseables. la ruptura con la exmetrópoli. 6 Sin embargo. Si la conquista de la libertad y de la independencia fueron obras de gigantes. 54. el modelo de la pequeña propiedad campesina orientada hacia el cultivo de víveres para la satisfacción de las necesidades internas. pese a sus dificultades. según un perspicaz investigador haitiano. Colombia. Perú. pasos en falso y caídas. ya en el acta de independencia acordaba libertad y nacionalidad a todos los negros que pisaran el suelo haitiano. apoyado en el cultivo de productos de exportación según las exigencias del capitalismo comercial dominante. Hecho único en América. La nueva Haití nacía de las cenizas de plantaciones quemadas. A partir de estos cimientos se van constituyendo visiones diferentes y aun opuestas en la organización de la nueva sociedad y la reconstitución del aparato productivo. casa de las Américas enero-marzo/2004 234 la abolición de la esclavitud y la independencia de los otros países del Continente. un día América le proclamará como su libertador. La necesidad de defenderse del peligro exterior.

el Estado se revela como un serio obstáculo para el desarrollo de la nación. ocul- casa de las Américas enero-marzo/2004 234 . Cierto es que.constituida y consolidada gracias al poder político. se han convertido en los condenados de la tierra. y da a Haití unas características diferentes de las de otros territorios. Se fortalece una oligarquía -con un sector terrateniente mulato y negro. la cultura de plantación y de la contraplantación. suscitaron la idea de que Haití consiguió demasiado temprano su independencia. En tal contexto se empezaron a dar las condiciones y la necesidad del balance de la evolución histórica del país. Las relaciones sociales reprodujeron. con la misma imbricación y ambigüedad. Llegado el primer centenario de la independencia. en sus dos componentes. como verdaderos cimarrones. su pequeño huerto. por su estructura y su modo de funcionamiento. la oligarquía. y más del millón de su diáspora. se va desarrollando una nueva identidad que se cristaliza en la nacionalidad. se manifiestan en el último cuarto del siglo XIX crecientes y múltiples frenos al desarrollo del capital nacional. Pasada la época heroica De la época heroica de defensa de la soberanía nacional al asentamiento de esta nueva sociedad postesclavista y poscolonial van surgiendo nuevas estructuras agrarias y productivas y otras formas de articulación hacia el mercado mundial. se codean y combinan sus estructuras: la economía cafetalera remplaza a la azucarera. marcada por una gran dependencia hacia el exterior. Sus gobernantes no llegaron a resolver la crisis. La ocupación del país por el nuevo imperio del siglo XX. los Estados Unidos. en una lucha abierta o sorda pero siempre presente. También las líneas de fuerza del nuevo Estado entrecruzaron el modelo europeo y africano en la adopción de las instituciones públicas. postura ideológica muy peligrosa. Los antagonismos intraoligárquicos se expresan a través de una crisis de hegemonía política. después de doscientos años. en esas circunstancias propias. y un sector mercantil principalmente urbano y mulato. Al mismo tiempo reaparecen y se consolidan estructuras y modelos traídos de África que se manifestaban en las prácticas productivas. se encuentra frente a un campesinado descontento que.vos se niegan a trabajar en las plantaciones. que esconde a menudo un profundo desprecio y racismo. expresa la aspiración de las masas rurales y su lucha por más justicia social. sin fundamento alguno. Al mismo tiempo. interrumpió con brutalidad la solución de esa crisis de crecimiento de la sociedad tal como se presentó también en muchos países del Continente. El país reclamaba una modernización del sistema para asegurar un nuevo equilibrio de las fuerzas sociales y resolver las agudas contradicciones socioeconómicas. cultivando. Así. Las posiciones se definen cada vez más entre la oligarquía agraria y la comercial y una burguesía en germen. con el impacto de la segunda Revolución Industrial y el impulso del capitalismo mundial que sacude a toda la América Latina. que arrastra el país desde principio del siglo XX. pese a sus serias limitaciones. y se ha convertido en un crisol de problemas incontables. Estableció su orden y consolidó su sistema correspondiendo a la forma de d o m i n a c i ó n de las sociedades «fruteras» de la primera mitad del siglo XX. políticas y sociales a las cuales se enfrentaba. Las luchas por la conquista del poder se volvieron tan violentas que dieron lugar. organizativas y culturales. o entre los mismos grupos terratenientes. Al final del siglo XIX se van produciendo mutaciones en la estructura socioeconómica. Haití enfrenta una situación que lo coloca entre los países más pobres del mundo occidental. Sus ocho millones de habitantes. Las interpretaciones de ciertos analistas. en la construcción del cuadro legal y la realidad de su aplicación. a una crisis política sin precedente. la creación de valores culturales y las pautas de comportamiento. Durante todo este período. de lo que se percibía como un balance de notoria precariedad. Ésta. Esa consolidación se realiza bajo la constante presión y lucha del campesinado que se encuentra en los escalones más bajos de la pirámide social. al principio del siglo XIX. Las dos concepciones. expresiones inequívocas de las limita- ciones y de la quiebra del sistema postindependencia.

A la caída de esta dictadura. heroica en lo cotidiano sigue. Por ello. la creación. En los momentos históricos decisivos. Por ello. la justicia y la dignidad para todos. El Premio Casa 2004. ideales que inspiraron la lucha de los próceres de Haití. emerge una voluntad colectiva para evitar la bajada al infierno. Sin embargo. Hoy día. el pisoteo de los derechos tanto de los pueblos como de los individuos. culturales. pese a las diferencias de opinión. la esperanza. recoge. en sus dis- casa de las Américas enero-marzo/2004 234 tintos aspectos y campos. Llevamos en nuestra conciencia la memoria viva del ayer que no está muerto. llevar adelante el combate de la construcción. entró en descomposición a raíz de la dictadura de tres décadas de la familia Duvalier. y sobre todo tenemos esta cantera inagotable que somos los haitianos. la vivencia. el país volvió a una espiral de degradación con el actual gobierno ilegítimo y retrógrado. la miseria la lucha de las naciones que viven día a día la globalizacion del mundo. De Cuaderno de bitácora. Por ello se encuentran a través del tiempo el pasado y el presente. persiguiendo la libertad. Así. son portadores de esperanzas. después de una primavera. nuestros sueños van más allá de nuestro fracaso. de generaciones. Pero la creatividad. de intereses. que sistemáticamente destruye las instituciones y pretende instaurar un poder totalitario. sufrimientos y sacrificios. los tiempos que vivimos. De allí su profundidad y las dificultades para resolverla en las condiciones de un mundo de globalización implacable para los países pequeños y pobres. esta crisis ininterrumpida cubre todo el siglo XX y los albores del siglo XXI. La larga lucha de nuestros pueblos. pese a las tinieblas. que late en cada uno de nosotros. en contextos diferentes. La problemática del Estado nacional y de la integración se nos está planteando con la misma urgencia que la problemática de la libertad e independencia en 1790. exposición de FERNANDO BIRRI Y ANTONIO ELIGIO FERNÁNDEZ. la identidad y el desarrollo de nuestros pueblos pasan necesariamente por el pleno reconocimiento de la otra mitad de la humanidad. religiosas y económicas sienten la necesidad de tomar sus responsabilidades enfrentándose a todas las dificultades. corta como todas las primaveras. tal como la de los próceres haitianos cuya epopeya recordamos. que se inaugura hoy. nuestros pueblos deben conquistar para todos el derecho de vivir y de soñar. ay. la igualdad. se hace en masculino.ta por el sistema postocupación. Bien sabemos que la proyección de la historia. las élites políticas. Hoy como ayer. Adquiere toda su importancia el Premio Extraordinario de ensayo sobre Estudios de la Mujer que se agregó a la convocatoria con motivo del décimo aniversario de la creación del Programa de Estudios de la Mujer de la Casa. ayer como hoy. TONEL . tenemos un territorio pese a los tremendos problemas ecológicos.