AISLANTE

MATEMÁTICO

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONÓMA DE MÉXICO
FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES ACATLÁN

AISLANTE

MATEMÁTICO

Por qué el aislamiento de los matemáticos a través de la historia,
supone una situación persistente en la actualidad y una controversia al hacer científico.

Prof. Reyes García Francisco Armando
Autora: Veronica Romero González.

5 de Diciembre de 2011

2

Dedicatoria
Al seleccionar la bibliografía faltante encontré
Quizás la frase que resume en todo
Lo que expreso.
Un día me encontré
charlando con un amigo
Quién me propuso escribir,
Le conté que no tenía tiempo, el cuál respondió:
“Si estás ocupado, necesitas un descanso.
El único placer que procura el escribir consiste
En hacerlo para descansar.”
Y ha está tarea me dispongo…

3

Prólogo
Al sugerir este tema como titulo del siguiente Ensayo del Seminario de Séptimo
semestre de la Carrera de Matemáticas Aplicadas y Computación, la única
intención era destapar una duda que incluso aquejaba a su escritora.
Ahora me siento satisfecha que lo que creía actitudes contrarias a nuestro esencia
de estudiantes y futuros profesionistas, muchos de los cuáles guiarán la educación
futura de los nuevos genios, no era una ilusión y mucho menos un espejismo
actual, sino una situación que se ha gestado en otras épocas a través del tiempo.
Y descubrir en las biografías de grandes matemáticos que siempre existe la
diferencia, conocer la biografía de Evariste Galois, me llevó a creer que no todos
los matemáticos sólo son participes de sus descubrimientos, premisas y
generalizaciones que muestran en su belleza e intuición la verdad matemática.
Sino la esencia misma del „hacer matemático o científico‟ nunca alejado de su
sociedad y de su tiempo, porque somos y seremos partes de una VIDA SOCIAL.
El hombre jamás nació para estar solo e incluso las grandes obras no fueron
estudios que un solo hombre realizó, sino el producto de muchos años e incluso
muchas mentes e interrogantes que se cruzaron en el camino.
Aunque al igual que la vida misma, lleva sus sin sabores, intente en la medida de
lo posible obtener encuestas en las que las respuestas respaldarán las
experiencias que yo misma eh vivido, pero si bien sabemos; es difícil hacer hablar
a un ladrón mucho más a un matemático.
Por último en este trabajo, se sustenta el problema principal de ¿Por qué el
matemático siempre ha vivido aislado de la sociedad, incluso en la actualidad?, a
través del presente trabajo abordaremos principalmente 3 hipótesis:
1. Hipótesis1: Porque el modo de estudio de la matemática es diferente al de
otras ciencias.
2. Hipótesis 2: Podría ser que la matemática no fuese una ciencia de acuerdo
a lo que definimos por ciencia.
3. Hipótesis 3: El alter-ego que les da el hacer científico supone una segunda
personalidad de alguien SUPREMO y alejado de la sociedad.

4

Esperamos en la medida de lo posible que el ensayo responda cada una de
estas hipótesis a priori, y sobretodo cada una de las citas sustenten el
trabajo mismo.
Quisiera escribir como lo mencionaba Evariste Galois, escribiendo lo que
ignoró porque hasta en la misma belleza de un trabajo está la ausencia de
lo que ni yo misma conozco. El mostró en mí que incluso la ciencia más
rigurosa, exacta y abstracta puede llevarnos por caminos equivocados.
Ha quedado solo en mí la conciencia de que existe una dicotomía en mi
personalidad de matemática y filosofa y la inquietud abierta a otras ciencias.

5

Introducción
Problema: Los matemáticos siempre han vivido aislados de su sociedad

¿Por qué los matemáticos han vivido aislados de la sociedad a través de la
historia? Está interrogación viene a nuestra mente y nos mueve a prevenir al lector
sobre el contenido del presente ensayo, que es una exposición cruda, pero
desapasionada, de lo que a nuestro parecer es el aislante matemático.

Será abusar de nuestra tesis deducir de ella un juicio único y deprimente para el
matemático, pues no lo hacemos responsable de su carácter actual, que es el
efecto de un sino histórico progreso social
“…, consistente en la negación radical de viejos valores, en la conservación dialéctica de algunos
de ellos, o en la incorporación de nuevos valores,…, con lo cual se pone de manifiesto, una vez
más, que el cambio y sucesión de unas morales por otras, hunde sus raíces en el cambio y
sucesión de unas formaciones sociales por otras”

1

No es muy halagador sentirse en posesión de un carácter como el que se pinta
más adelante, pero es un alivio saber que siempre se puede cambiar algo,
simplemente como diría un científico todo está en constante transformación. Así
como se cambia un traje, pues ese carácter es prestado, y lo llevamos como un
disfraz para disimular nuestro ser auténtico, del cual a nuestro juicio, no tenemos
por que avergonzarnos. No se trata pues de una autodenigración más, ni tampoco
de una comezón insasiante de hablar de cosas desagradables y negativas.

Somos los primeros en creer que ciertos planos del alma humana deben de
quedar inéditos cuando no se gana nada con exhibirlos a la luz del día. Pero en el
caso del matemático, pensamos que le es perjudicial ignorar su carácter cuándo
1

SÁNCHEZ, Vázquez, Adolfo. Ética. Editorial Crítica. Barcelona 2005, Pág. 60

6

este es contrario a su destino, y la única manera de cambiarlo es precisamente
darse cuenta de él.

La verdad en casos como este, es más saludable que vivir en el engaño.
Adviértase que en nuestro ensayo no nos limitamos a describir los rasgos más
sobresalientes del carácter del matemático, sino que ahondamos hasta descubrir
sus causas ocultas, a fin de saber cómo cambiar nuestra alma.

El objeto de nuestro trabajo no es de criticar a los matemáticos o estudiantes de
esta disciplina con una intención maligna; creemos que a todo matemático le está
permitido analizar y tomarse la libertad de exponer sus observaciones, si tiene la
convicción de que éstas desagradables o no, serán provechosas a los demás,
haciéndoles comprender que llevan en su interior fuerzas misteriosas que de no
ser advertidas a tiempo, son capaces de frustrar sus vidas. Los hombres no
acostumbrados a la crítica creen que todo lo que no es elogio va en contra de
ellos, cuando muchas veces elogiarlos es la manera más segura de ir en contra de
ellos, de causarles daño.

7

El matemático no es más que otro ente humano cuyo interés se centra en una de
las tantas ramas existentes de la ciencia. Sin embargo, la constante existencia de
argumentos de que los estudiantes de disciplinas exactas y rigurosas como lo es
“la matemática”, lleva a un interés particular.
La Matemática ha gozado y goza de un prestigio de rigor y exactitud, y de
necesidad y universalidad absolutas. Prestigio asociado a la consideración
de ser de la Matemática la ciencia deductiva por excelencia: A partir de unas
proposiciones consideradas como axiomas, como primeras, el matemático
obtiene otras proposiciones que, según todas las apariencias s, „se imponen
2
no solamente a nosotros, sino a la misma naturaleza‟

Pero si se impone, incluso a la naturaleza deductiva, es quizás la matemática una
ciencia diferente a las demás. De Lorenzo citaba en “La Filosofía de la
matemática”: „ciencia consiste en un sistema de leyes deducidas de los hechos
observados‟
De ser fieles con esta definición encontraremos en la Matemática algo más que
rigor, sino la ausencia de la experimentación y por otro lado, no es suficiente
observar, el hombre es un ser limitado y carece de tiempo para tal objetivo si se
tuviera que realizar por un prolongado periodo.
„las teorías matemáticas no tienen como objetivo revelarnos la verdadera
naturaleza de las cosas; esa sería una pretensión irrazonable. Su único objeto es
coordinar las leyes físicas que la experiencia nos hace conocer, pero que sin el
3
auxilio de las matemáticas no podríamos si quiera enunciar‟

No tiene como objetivo enunciar o dar significado ante lo que la Naturaleza nos
ofrenda el lenguaje perfecto para enunciarla. La ciencia no tiene por objeto decir
qué son las cosas. Ello comporta cuestiones no solamente insolubles, son
ilusorias y carentes de sentido, aunque tales cuestiones se aboquen los
metafísicos. Aparece claro que el razonamiento matemático no parece mostrar un
carácter deductivo, pero es mediante esas construcciones que enriquece su
ciencia y que aumenta su extensión.
Si está ciencia no es deductiva más que en apariencia ¿de dónde proviene ese
rigor perfecto que nadie piensa poner en duda?
Y ello porque, para él, la idea de sistema deductivo se articula en „ciencia deductiva
de principios‟. Una ciencia adoptaría tal carácter cuando se hace descansar a todo el
sistema de proposiciones que se adoptan como indemostrables. A tales principios puede
denominárseles axiomas, hipótesis, postulados; puede discutirse, también, que sean
enunciados de hechos experimentales o juicios sintéticos – ya a priori, ya experimentales
4
puros -,(..) como indica Poincaré, 1887, “su existencia misma no es dudosa”

2

DE LORENZO, Javier. La filosofía de la matemática de Jules Henri Poincaré. Editoriales TECNOS, Madrid 1974. p.15

3

Ibíd. p.33
4
Ibíd. p.26

8

De aquí radica su rigurosidad, al igual que la Geometría, debe descansar sobre
cierto número de axiomas indemostrables, donde toda conclusión supone
premisas; esas premisas o son evidentes por sí mismas y no tienen necesidad de
demostración, o bien no pueden ser establecidas más que en otras proposiciones.
„Las Matemáticas son el arte de dar el mismo nombre a cosas diferentes‟

5

No de estudiar los objetos mismos de la Naturaleza sino las relaciones entre ellos,
encuentra analogías, afinidades entre campos distintos. Se observa finalmente, y
reiterando, que para la construcción de la ciencia el científico se sirve, como
mínimo, de tres elementos: Experimentación, Lenguaje matemático y Lógica.
Y con ellos lograr un conocimiento cada vez mayor de la naturaleza, de las
relaciones que ligan unos objetos con otros en la misma, relaciones que
constituyen la única realidad objetiva, cognoscible.
La Matemática es una disciplina en constante expansión, en permanente devenir,
siempre fecundo. En cada instante, el matemático encuentra analogías, afinidades entre las
distintas parcelas, logrando unidad allí donde parecía haber diferencias profundas. Así, la
geometría enlaza con el análisis mediante geometrías no-euclídeas y las funciones
meromorfas; a la vez con el álgebra al observar que tales funciones constituyen un grupo,
apoyatura a su vez de la geometría, la teoría de números, cuyo objeto es lo discreto, utiliza
de un modo fecundo el análisis, cuyo objeto es lo continuo… Interrelaciones que indican
6
que, a pesar de un aumento constante, el hacer matemático constituye la unidad.

Es hasta este punto, donde la misma ciencia rigurosa regresa a un valor tan
esencial como lo es la unidad, a pesar de que sea una ciencia que parte de
premisas tan particulares y en ellas fundamenta la generalización de hechos, logra
al final la unión, la existencia de unas a otras si antes el estudio de las primeras y
que dotan de sentido y lógica las demás.
La Matemática como cualquier otra ciencia no rigurosa como lo sería la psicología,
sociología y las carreras humanísticas coincide en ser SOCIALES AL FIN DEL
DÍA. NADIE PUEDE ESTAR AISLADO NI DE SU ÉPOCA NI DE SU TIEMPO.
Si el hacer científico reivindica su esencia a la unicidad al final del día, porque
pasa lo contrario con los científicos o estudiantes de estas disciplinas. ¿Será tan
fácil confundir ciertos hábitos característicos en las ciencias duras lo que nos lleve
al aislamiento social?
(…) un matemático sólo triunfa si tiene dudas, si procura humilde e
incesantemente disminuir la inmensa extensión de lo desconocido.

7

5

DE LORENZO, Javier. La filosofía de la matemática de Jules Henri Poincaré. Editoriales TECNOS, Madrid 1974. p.33

6

Ibíd. p. 31

7

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,

Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.22

9

Pero es bien cierto que cuanto más sé, más descubro, más inmenso e inexplorado
me parece el terreno que se abre ante mí.
Es verdad que cuánto más generaliza el matemático más descubre y más
sustenta sus hipótesis en otras que abren sus puertas a posibles relaciones
evidentes tal vez, que siempre se han encontrado enfrente de nosotros pero que
no habíamos descrito en un lenguaje apropiado.
Es esta ansiedad de procurar disminuir lo desconocido lo que llevo a los
matemáticos franceses del siglo XIX a aislarse del mundo real, de cambiar a las
personas por libros o tomos completos.
(…) de todo nuestro conocimiento humano, el matemático es el más
abstracto, el más lógico, el único que no apela al mundo de nuestras expresiones
sensoriales. Muchos llegan a la conclusión de que la matemática es, en conjunto, la
rama más metódica, más coordinada. Pero éste es un error. Tomen cualquier libro
de álgebra (…) y verán en él una masa confusa de proposiciones cuyo rigor
contrasta de un modo extraño con el desorden del todo. Parecería que las ideas
son tan costosas para el autor que detesta el trabajo de conectarlas entre sí,
mientras que al mismo tiempo su mente está tan agotada…, que es incapaz de
producir un pensamiento que pueda coordinar ese conjunto.
A veces les parecerá a ustedes hallar un método, una conexión, una
coordinación. Pero todo eso es erróneo y artificial. Hallarán divisiones que no están
justificadas, conexiones arbitrarias, arreglos convencionales. Estas deficiencias
peores aun que la ausencia de todo método, los hallarán principalmente en libros
de textos escritos por hombres que no conocen profundamente la ciencia que
enseñan.
Todo esto debe parecer sorprendente a gente que la palabra „matemática‟ es
sinónimo de „rigor‟
Y uno se sorprenderá aun más si reflexiona que en esto como en otras cuestiones,
la ciencia es obra del espíritu humano, determinada más a estudiar que a conocer,
más a buscar que a encontrar la verdad.
Por cierto, podemos concebir que una mente que pudiera captar de pronto toda la
verdad matemática, no sólo lo que nos es conocido sino toda la verdad posible, deduciría
toda esa verdad rigurosa y mecánicamente de unos pocos principios combinados por
8
métodos uniformes.

Pues los matemáticos no somos la excepción del error mismo, no hay perfección
ni nada que no se pueda cambiar y aceptar hasta cierto punto como dogmatico.
Galois se había dado cuenta de ello, tan rápido como sorpresivo había sido su
descubrimiento por la Geometría, mencionaba:
“El maestro copiaba en el pizarrón los dibujos del libro y los estudiantes lo copiaban
a su vez del pizarrón a sus cuadernos. Cuando se les interrogaba, repetían las frases que
habían oído decir al maestro y que, a su vez, eran las mismas impresas en el manual de
Legendre. La mayor parte de los alumnos aprendían estas proposiciones como uno aprende
poemas latinos o griegos, repitiéndolas dogmáticamente sin tratar de develar su significado.
Evariste vio cómo el alma de la geometría era torturada allí hasta convertirse en un esqueleto sin vida, una
colección de frases tediosas y faltas de sentido, memorizadas de un día para otro.”

9

8

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.197
9
Ibíd.p.77

10

Veía como la ciencia de Legendre era mutilada y sustituida por un par de
oraciones que ni los mismos estudiantes comprendían. Si acaso se detuvieran
más a entender lo que leían en vez de darlo por inmutable e único comprenderían
la verdadera esencia de la Geometría, dedicarse más a buscar que a tratar de
encontrar la verdad matemática…
“Galois no sólo fue precursor de los resultados sobre integrales abelianas y
elípticas,.., fue también precursor de la posición más avanzada en las actuales polémicas
sobre ciencia y sociedad.
Han quedado sólo 4 o 5 grandes hojas llenas de tachaduras para dar cuenta
histórica de sus preocupaciones en ese campo. Pero nada en ellas permite sustentar la tesis
de que hubo una dicotomía en su personalidad de matemático y de revolucionario.
Todo lo contrario: son un puente permanente, la profunda convicción de quien subraya en
forma reiterada la necesidad – en plena explosión del individualismo científico del siglo XlXde la solidaridad y la cooperación en el trabajo intelectual, de la “asociación”. ¡No es sino el
miembro de la Sociedad de Amigos del Pueblo quien llama a la cooperación y contra la
10

competencia! ”

Galois era de los pocos matemáticos del siglo XIX que no apoyaba a los intelectos
alejados de los problemas sociales. Entonces mencionaba ¡cuánto ganaría la
ciencia!
Quizás la explicación de este aislamiento incluso de las mentes más brillantes del
siglo XIX se debió a que l mayoría de las escuelas o institutos educacionales eran
parte o del gobierno o de la Iglesia. Galois asistía en sus primeros años de vida a
Louis-le-Grand, escribía entre sus memorias:
La Escuela Normal era hija de la revolución, su finalidad consistía en preparar
maestros y profesores para los colegios reales, se cerró en 1822 y con ello fue desarraigado
un posible vivero de ideas republicanas y bonapartistas. Entre los colegios reales se
encontraba el Louis-le-Grand, su finalidad era la de educar hombres cultos versados en latín
y griego y, por sobre todo, súbditos reales al rey y defensores de la Iglesia.

11

En Francia se encontraba gestando en las calles de París revueltas en las que el
deseo de terminar con el gobierno de los borbones y comenzar uno nuevo dirigido
por el pueblo y para el pueblo. Pero estás revueltas parecía que nada tenía que
ver con la población estudiantil de Francia.

10

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.197p.11
11
Ibíd.p.36

11

Simplemente, pensemos la mayoría de los colegios y escuela eran de origen
religioso entre sus lecciones intercalaban la oratoria del latín y el griego, y el resto
a oraciones a Dios. La supremacía de Dios ese ser casi intocable y que nada tenía
de error, era la imagen más pura de un ser humano perfecto si no es pues casi
divino, que no está al alcance de cualquier mortal.
El antiguo Dios, el Dios Padre, pasó a un segundo plano. Cristo, su hijo,
ocupó su lugar, como habría querido hacerlo en una época pasada cada uno de
sus hijos sublevados. Pablo, continuador del judaísmo, fue también su destructor.
Si triunfó fue ante todo, sin duda, porque, gracias a la idea de redención, logró
conjurar el espectro de la culpa humana, y porque abandonó la idea de que el
pueblo judío era el pueblo elegido y renunció al signo visible de esa elección: la
circuncisión. De modo, la nueva religión pudo llegar a ser universal y dirigirse a
12
todos los hombres.

Si la sociedad humana, en su universalidad, podía ser engendrada por un
patriarcado que se gestaba entre las instituciones de Francia que si departían a
favor del rey o lo hacían a favor de la Iglesia. Quizás, estos genios y filósofos en
algún momento creyeron y se formaron una idea errónea que de ellos dependía, si
no hubiese Dios lo más cercano era… el hombre, y más el hombre letrado.
Incluso era en los años de 1920 en U.S.A, la existencia de la organización RAND
contenía a las mentes más brillantes e incluso el acceso ilimitado a los planes
armamentísticos de la Primera Guerra Mundial.
La organización RAND era el prototipo de „reserva de intelectos‟
(…) su finalidad fue llevar a cabo análisis estratégicos sobre la guerra
13
nuclear a escala intercontinental.

No solamente existía la RAND en Álamos, también La Preparatoria Normal que
preparaba a los profesores de escuelas reales y el Louis-le-Grand, todo el que
tuviese una mente brillante forzosamente tenía que pasar por estas o instituciones
parecidas. Al pasar su instancia en el Louis-le-Grand, Galois conoció a un profesor
Monsieur Richard, quién ofrecía un repaso, todo era nuevo para Galois pero ahora
se disponía a escuchar por primera vez:
-Uno de los más graves peligros cuando se les enseña es transmitir la
impresión de que la matemática es como un libro sellado, como una estructura
terminada que nos legan las edades pretéritas, a las que nada puede añadirse y en
lo que nada puede ser cambiado.

14

Evariste pensó entre la diferencia de Monsieur Richard y Vernier, este último quién
había pedido a Galois que trabajará con un poco más de método y
sistemáticamente, llegaría a ser uno de los mejores alumnos de la clase. Galois
12

ROUDINESCO, Elizabeth. La Familia en Desorden. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires 2000.p. 89
POUNDSTONE, William. El dilema del Prisionero. Alianza Editorial Madrid, 1995.p.20
14
INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.92
13

12

era un alumno incluso un poco envidioso a l mostrar la matemática que él había
descubierto, recelosamente pensaba que el profesor al no ver la belleza que
tienen en si las cosas por sí solas, porque habría de exigir más método aquello
que no lo necesitaba ya más, por ser bello en sí solo.
„El camino hacia el éxito era para von Neumann una autopista de
15
muchos carriles, poco tráfico y sin límites de velocidad‟

Sin límites, sin riesgos sin autoridad alguna a la cuál pedir permiso, eso podía
ofrecer la Matemática al estudiante, entre más encontrar a través de sus premisas
sustentos lógicos e inigualables cada vez parecía destinarnos a un camino en el
cual como lo mencionaba Von Neumann no había reglas, tráfico e incluso límites
de velocidad.
Era como escribir un libro acerca de un autor del que no hubiese vestigio alguno,
de que se incurría en una mentira o se hiciera uso excesivo de ficción
atribuyéndole a nuestro personaje cualidades que ni siquiera poseía. Ningún lector
que viviera de notas al pie de página podrá decir que está equivocado. Puede
inventar según le antoje. Así parecía la matemática, a los ojos de Von Neumann,
para otros era una cualidad de divinidad, algo sobrenatural y digno de ser
distintivos.
Erdos otro matemático sobresaliente, que desde los primeros años de vida dotado
de ciertas capacidades sorprendentes, era ante sus amistades una personalidad
que no pertenecía siquiera al mundo humano. Graham uno de sus colegas más
allegados narraba:
En la pared de la vieja oficina de Graham, en Murray Hill, Nueva
Jersey, había un cartel que decía: NADIE QUE NO PUEDA ÁRREGLARSE
CON LA MATEMÁTICA ES ENTERAMENTE HUMANO.COMO MUCHOS
ES UN SUBHUMANO TOLERABLE QUE APRENDIÓ A USAR ZAPATOS,
A BAÑARSE, Y A NO HACER DESASTRES EN LA CASA. Cerca del cartel
16
estaba la habitación de Erdó´s.

Pues cada que Paul Erdos estaba de viaje y se hospedaba con algunos de sus
colegas y amigos, jamás cocino, lavo ropa e incluso coser una prenda. Para
muchos Paul era un matemático muy reconocido por la cantidad de problemas que
podía platearte en su visita y algunos otros resolver, pero sin duda un visitante
muy incomodo.
Erdos consideraba que su misión era ayudar a sus colegas a mantener sus
facultades matemáticas. Algunos de los que caían enfermos recuperaban las
facultades, pero no la confianza. Jon Folkman era un matemático joven y brillante
que trabajaba en RAND, el centro intelectual de Santa Mónica. Se le diagnostico
un tumor cerebral a finales de los sesenta.
15

POUNDSTONE, William. El dilema del Prisionero. Alianza Editorial Madrid, 1995.p.50
HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.25
16

13

Sus médicos pensaban que había poco chance de extirparlo, o, si podían hacerlo,
podía quedar en estado vegetativo. Pero contra las probabilidades fue todo un
éxito la cirugía. Tan pronto entraba Erdos en la habitación de Jon empezó a
desafiarlo con problemas matemáticos. ¡Pero podía resolver los problemas!
Cuando volvió a su casa, su personalidad había cambiado. Estaba taciturno, y
creía que estaba perdiendo su capacidad.
Hasta los grandes matemáticos sufren ataques de inseguridad, temeroso
de que su capacidad se esté desvaneciendo o de que sus pruebas no sean tan
17
fuertes o significativas como habían esperado.

Erdos era un monje de la matemática como muchos otros. Renunció al placer
físico y a las posesiones materiales por una vida ascética, contemplativa, una vida
dedicada a una misión única y específica: descubrir la verdad matemática.
¿Pero que tenía la matemática que la hacían tan apasionante y absorbente?
En otras palabras, ¿las verdades matemáticas ya están ahí, aun si nadie las
conoce todavía? Si uno cree en Dios, la respuesta es obvia.las respuestas están
en la mente del Fascista supremo (así llamaba Erdos a Dios), y uno solo las
redescubre.
Pero la inseguridad que pudieran experimentar los matemáticos, no es el único
motivo por el cual se da su aislamiento, también los es el egoísmo y egocentrismo
científico. Cuando Galois se encontraba siendo alumno del Louis-le-Grand, no era
al director de la escuela a quién habría que entregar cuentas de los
descubrimientos o investigaciones científicas. Se enviaban los manuscritos a La
Academia donde en estos tiempos los manuscritos eran revisados por Cauchy otro
matemático que ya había tomado renombre, mencionaba en una cita:
Cauchy matemático distinguido al revisar la correspondencia donde se
encontraba la monografía de Galois: “Pronto me enviarán monografías escritas por
niños en pañales ¿Por qué me mandan todas las absurdas monografías sobre la
trisección de un ángulo o la solución de algún gran problema por parte de hombres
que nunca hicieron antes nada sólido? ¿No saben que mi tiempo es demasiado
precioso para que lo pierda en estos cerebros vacíos? Arrojó el manuscrito a la
cesta de los papeles.‟” 100

Incluso Erdos lo relataba decía que a diferencia de otros científicos, los
matemáticos no dejan rastros de resultados de laboratorio como evidencia de
quién hizo qué. De hecho, Erdos pasó mucho tiempo mediando peleas de esa
clase entre sus colaboradores más cercanos.

17

HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.113

14

“Cuando me gradué - dice Joel Spencer -,

pensaba que sólo los

matemáticos de tercera línea tenían ese tipo de peleas .Pero en realidad son los
matemáticos de primera línea. Son los únicos con esta pasión por la matemática.”Si
ellos no pueden comprender lo que hay en el Libro del FS, no quieren que nadie
18

más lo haga.

R.L.Moore, un importante matemático de Texas, lo dijo sin pelos en la lengua:
“Prefiero que un teorema nunca sea descubierto a no ser yo quien lo descubra”

19

Es cierto que la matemática es el camino más seguro hacia la inmortalidad. Si
uno hace un gran descubrimiento en matemática, será recordado por mucho
tiempo después que los demás hayan sido olvidados. No eh tenido dudas de que
las leyes del universo están escritas este misterioso lenguaje. De otra manera,
cómo podían despertar los problemas matemáticos tal entusiasmo en las mentes
más brillantes y famosas de cada tiempo.
“…llama la atención que los científicos,…, sean tan reacios a participar
activamente en las luchas sociales y políticas de su tiempo. Sin embargo, no
sorprende que los miembros de un grupo criado como una casta sacerdotal, a
quienes se le imprime muy tempranamente la idea de la superioridad de la ciencia y
de su alejamiento de las otras actividades humanas no lleguen nunca a
desprenderse totalmente de esas ataduras”

20

Y con todo esto, una ciencia gobernada por el egoísmo, en el que solo ganan unos
pocos, cuando entendamos que el beneficio del hacer científico tiene como
objetivo no sopesar quién ha descubierto más o cual cosa; por el mero hecho de
que el conocimiento y los cimientos del presente han sido fruto de las
investigaciones de no sólo un hombre y no sólo el trabajo de 2 o 3 años.
Entenderemos que el saber y el conocer es propiedad social, ni grupal ni
individual.

18

HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.48
19
Ibíd. 49
20
INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.10

15

“L O S

MATEMÁTICOS ESTAMOS UN
POQUITO LOCOS”

La locura a menudo está asociada con la matemática, uno puede estar lo bastante
lejos de la media común, y el ser diferente nos acarrea el sinónimo de „locos‟. En
matemática se ven muchas personas que no podrían ser, digamos, vendedores.
Pero tienen el control suficiente como para hacer matemática.
-Comenta Graham hablando sobre la matemática y la locura-. En muchas
áreas de la matemática parece natural o pertinente crear un mundo propio. Uno
tiene varias elecciones posibles. Quiero considerar estructuras que tienen estas y
aquellas propiedades. Quiero esta estructura y no esa otra. Los físicos no tienen
esa libertad: están confinados al mundo real y tratan de estudiarlo. (…) Recuerden
lo que Strauss dijo sobre Einstein: que tenía miedo de dedicarse a la matemática
porque no era claro cuáles son las preguntas importantes, y uno va directamente a
21
ellas. En matemática, ¿cómo se puede saber siquiera dónde empezar?

Hay un valor agregado al hacer matemática entre el reconocimiento y la
inmortalidad a través del tiempo. Hay una tendencia a crear reglas propias. Y en
su mundo por supuesto también hay gente no tan extraña, pero actúa de esa
manera porque supone que así actúan los genios.
-dijo Einstein-, que uno de los motivos más fuertes que llevan a los
hombres al arte y la ciencia es escapar de la vida cotidiana, de toda su dolorosa
crudeza y gris monotonía sin esperanzas, escapar de los propios deseos, siempre
cambiantes. Una naturaleza finamente templada anhela escapar de la vida
personal, hacia el mundo del pensamiento y la percepción objetiva.

Simplemente en el mundo propio de Paul Erdos existía su propio lenguaje a
menudo sus colegas mencionaban:
Tenía un vocabulario especial, no sólo “el FS” y “Épsilon”, sino también “Jefes” (mujeres),
“esclavos” (hombres), “capturados” (casados), “liberados” (divorciados), “recapturados” (vueltos a
casar), “ruido” (música), “veneno” (alcohol), “predicar” (dar una clase de matemática), “Sam” (Estados
Unidos)y “José” (Unión soviética).Cuando decía que alguien había “muerto”, quería decir que esa
persona había dejado de hacer matemática. Cuando decía que alguien “se había ido”, esa persona
22
había muerto.
21

HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.261
22
Ibíd. p.17

16

En su mundo propio con sus propias reglas parecían sobrehumanos que
intentaban vivir una vida cotidiana como todos nosotros, grandes matemáticos a lo
largo de la historia tenían habilidades inigualables desde temprana edad. Y si eso,
no los calificaba de poseedores de locura, los hacía diferentes y extraños a los
demás, será a caso que igual que Dios creó los números enteros, ¿Crearía
también, a las personas especiales que serían matemáticos?
Desde su niñez Von Neumann poseía memoria fotográfica. A los
seis años de edad era capaz de bromear con su padre en griego clásico.
La familia Neumann entretenía a veces a sus invitados con demostraciones
de la capacidad de Johnny de memorizar listas de teléfonos. Un invitado
escogía al azar una página y una columna de la agenda telefónica. El joven
Johnny leía la columna unas cuantas veces, (…) era capaz de contestar
23
correctamente a cualquier pregunta que se le formulara.

No solamente su gran destreza de Von Neumann radicaba en una excelente
memoria fotográfica, el también era capaz de revisar y crear programas de
ordenador, tan largos como 50 líneas de código en lenguaje ensamblador.
Afortunadamente la memoria de Neumann era más selectiva. Klara
afirmaba que su marido no se acordaba de lo que había comido ese día,
pero que era capaz de recordar cada palabra de un libro que había leído
24
hace quince años.

¿Cómo era posible que un hombre pudiera hacer uso de su memoria de una
manera inimaginable, pero olvidar lo que había cenado la noche anterior? En la
que la priorización concebida al valor mismo del conocimiento, supone la
explicación del matemático solitario. Nuevas asignaciones del conocimiento se
gestaban ya entonces, en las que la priorización del estudio era de mucho más
interés, incluso que las necesidades cotidianas.
El dominio de Von Neumann por los idiomas era sorprendente, era capaz de
hablar en francés, inglés o latín más rápido que en su propia lengua natal. Al
enviarse correspondencia con Klara su novia, Von Neumann mostraba su
incredulidad a la existencia de los sentimientos.
En una carta, fechada el 2 de mayo de 1949, Johnny
insiste de nuevo en que la quiere y la echa de menos, más
comenta que no espere demostraciones continuas de sus
sentimientos. Dice que, a este lado del Olimpo, nadie puede
25
profesar constantemente su amor sin llegar a ser aburrido.

La especialización de los Hemisferios cerebrales sea quizá la posible respuesta,
según estudios científicos, existen áreas funcionales que sólo aparecen en uno de
los hemisferios. El conocimiento lógico-matemático procede inicialmente de las

23
24
25

POUNDSTONE, William. El dilema del Prisionero. Alianza Editorial Madrid, 1995.p.26
Ibíd. p.57

Ibíd.p.149

17

acciones del niño sobre los objetos del mundo y evoluciona a sus expectativas
sobre como ésos objetos se comportarán en otras circunstancias.
La anatomía y fisiología del cerebro están estrechamente relacionadas con los
estilos de aprendizaje, pero dejan de lado el desarrollo del hemisferio derecho
encargado de los recuerdos y los sentimientos.
Aunque los matemáticos tienen un extraordinaria habilidad para los cálculos y
relaciones entre objetos distintos. La vida real de estos matemáticos suele ser un
poco diferente, extraña o loca a los demás. Mencionaba en la obra „El hombre que
amaba los números‟:
Aunque tenía confianza en sus destrezas matemáticas, fuera de
26
ese mundo arcano Erdó´s era un discapacitado casi total.

Graham su incomparable colega mencionaba a menudo que Erdos no podía
siquiera prepararse algo para comer, pues durante toda su vida su madre era la
encargada de manejar incluso las cuentas y pagos de su hijo por las clases que
daba en otras instituciones. Al morir la madre de Erdos, el segundo abordo era
Graham; manejaba su dinero y tuvo que convertirse en un experto en cambio de
monedas extranjeras, porque los honorarios por las clases llegaban desde 4
continentes.
La curiosidad de Erdó´s acerca de la comida, como sus
acercamientos a tantas otras cosas era meramente teórica. Nunca trató de
cocinar arroz. De hecho, nunca cocinó nada en su vida, ni siquiera calentó
agua para hacer té. „Puedo preparar un excelente cereal frío –decía-,
probablemente pueda hervir un huevo, pero nunca lo intenté.‟ Tenía
veintiún años cuando sin ayuda untó su primera tostada con mantequilla,
porque hasta entonces esa tarea le había correspondido a su madre o a su
empleado doméstico. „Recuerdo claramente que acababa de llegar a
Inglaterra para estudiar. Era la hora del té y había servido pan. Me daba
demasiada vergüenza admitir que nunca había untado un pan. Traté de
hacerlo. No fue tan difícil.‟ Sólo una década atrás, a los 11 años, se había
27
atado los zapatos sólo por primera vez.

Era increíble, como las actividades más simples donde la memoria está
relacionada con el aprendizaje porque para poder recordar algo, tenemos que
haberlo aprendido anteriormente no fuera un impedimento para genios como
Erdos, en el que la observación bastaba para gestar otros aprendizajes cognitivos
que necesariamente se basan en la experiencia.
Pero no solo las habilidades sorprendentes como la memoria y los exhaustivos
cálculos son sellos característicos de nuestros matemáticos, sino también en
muchos casos el uso excesivo de anfetaminas, café y la presencia de
enfermedades como la esquizofrenia están presentes, una ocasión mencionaba:
26

HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.24
27

Ibíd.p.30

18

Erdó´s me dijo: „Me mostraste que no soy un adicto. Pero no pude
hacer ningún trabajo, me levantaba a la mañana y me quedaba
mirando fijamente una hoja de papel en blanco. No tuve ideas, tal
como una persona cualquiera. Has retrasado la matemática por un
mes. ‟ En seguida volvió a tomar píldoras y la matemática mejoró
28
por eso.

Podía ser posible que las habilidades para hacer matemática dependieran de
consumo de una droga. Que no fuese más que un efecto secundario, mencionaba
que no se podía hacer matemática sin una cafetera al lado.
Pero ¿qué es…? todavía lo que inclina a los matemáticos a cambiar el mundo real
por el virtual e incluso su propio mundo, desconectándose no solamente de su
vida cotidiana, sino también del tiempo, época y sociedad en la que viven.
Platón por ejemplo, temía que poner por escrito sus ideas acabará con el
contenido del espíritu humano, la imprenta suponía la extinción de la escritura, al
dejar de ser manuscrita la literatura se hace pública y accesible a todos y los PDF
suponían la extinción de los libros, pero a presentado algunas otras posibilidades
de elogiar, denunciar e incluso excusarse para establecer negociaciones.
“Aseguraban que una sed insaciable de saber y de entrar en lo
desconocido era lo que les llevaba a cambiar el mundo real por el
29
virtual”

Los excesos por trabajar a altas jornadas de tiempo, la mala alimentación y una
vida cotidiana sin reglas u horarios saludables para su cuerpo humano pasaban a
ser meros hábitos mecánicos.
“El hábito es un modo de obrar adquirido por repetición de un acto”,
los hábitos pasivos o mecánicos no brindan la adquisición de
30
aptitudes solo nos limitan a recibirlas.

Según Bilbeny en su libro La Revolución de la Ética, mencionaba que para ser un
hábito generador de conductas era necesario que contara con algunas
características.
“El hábito,…, tiene que reunir ciertas características. Han de ser
esencialmente durables: si fueran momentáneos no tendrían fuerza
generadora de conductas. Han de ser igualmente transferibles y poder
llegar al mayor número de esferas distintas…Y no pueden dejar de ser
exhaustivas es decir, con capacidad lo más completa posible para gestar
31
las distintas prácticas reproductivas del sistema social.”
28

HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.26
29
GUBERN, Román. El Eros electrónico. Taurus, Madrid 2000.p.130
30
BILBENY, Norbert. La Revolución en la Ética. Hábitos y creencias de la Sociedad Digital. Anagrama, Barcelona
1997.p.54
31
Ibíd.p.57

19

Si el matemático gesta hábitos carentes de cualquiera de estas tres
características, los hábitos se volverían mecánicos. Ligada con la idea del
crecimiento de los ordenadores entre la población de todos los sectores
económicos está la idea del conocimiento acelerado y su constante
segmentación. Yo creo en la globalización de la información contenida en internet
pero sin duda ha hecho que el contenido de algunos temas en vez de ahondarse
más a fondo, solo sea posible abarcar una parte de ella, y en algunos casos ha
dejado recurrir a algunos estudiantes por optar por el copy- page sin saber si
quiera lo que están copiando o leyendo.
El conocimiento no está llegando completo sino a medias como se mencionaba a
pasado a ser una sociedad mediática donde la división del trabajo rige todavía y
es la causa principal de la especialización espontánea, en estrecha relación con
los doctorados exprés y licenciaturas que buscan cada vez disminuir más el
tiempo de estudio pareciendo de chocolate.
“Se comprende, desde estos supuestos, que el mundo dependiente
del oído facilitara, con sus vínculos más estrechos, la existencia de la
colectividad, y que el sujeto, por el contrario, a la visión, muestre después
32
su preferencia por el individualismo”

Hoy el matemático del siglo XXI necesita en gran parte de la herramienta 100%
potente en cálculos, estamos hablando del ordenador. La mutación de los sentidos
frente al televisor y al ordenador interactivo supone una causa del individualismo
en el estudiante matemático. Acabar de aceptar algún día que lo que visualizamos
como espectáculo televisivo o en el ordenador es la realidad que nos hiere
directamente.
Donde ha podido existir la emoción del encuentro interpersonal esconde
detrás la característica “amoral” de los individuos antisociales pero inteligentes
que presentan en sus orígenes carencia, inmadurez emocional y falta sensitiva,
además de baja interacción directa.
“…escollo para la ética en la sociedad de la información quizás sea cómo impedir
que prosperen individuos informados pero indiferentes, inteligentes pero crueles. Lo
33
ético es evitar la apatía y que se duerman los sentidos”

Pero como lograr esto, si tan solo la educación en Francia por ejemplo, en el siglo
XIX donde los templos más importantes donde se gestaban las mentes más
brillantes, quizá el uso de una cita sea exhaustivo pero al criterio es necesaria.
La Escuela Preparatoria- y algún día sería la Escuela Normal- había desempeñado
lealmente el papel que debía desempeñar una institución educacional: trabajar y
estudiar en el aislamiento y la reclusión. Había alcanzado lo que quería. Su escuela

32

BILBENY, Norbert. La Revolución en la Ética. Hábitos y creencias de la Sociedad Digital. Anagrama, Barcelona 1997
p.22
33

Ibíd. p.30

20

no había ejercido ninguna influencia sobre la lucha que se libraba en el mundo de
34
afuera.

Mundo que no está alejado mucho de la realidad actual, miles de institutos
privados que lo único que buscan es evitar ciertos programas educacionales,
porque no va con su objetivo de formar dirigentes de empresas y negocios
familiares en un consorcio en el que el dinero se ah instaurado como valor
principal y fin de educar.
Pero regresando a esta vida del matemático en todo cuanto hacia aparte de
pensar en cuestiones matemáticas lo hacía mecánicamente y sin pensar, horas
que destinadas al descanso eran absorbidas por la presencia constante de
problemas que incluso recitaba en latín, ni el mismo Galois podía siquiera escapar
de ello, el que a solo los 13 años de edad había experimentado la matemática, no
había podido escapar de su telar.
Sólo unas pocas semanas después de haber leído la geometría de
Legendre, Galois,(…)No tenía aún 17 años y ya había experimentado tanto el
padecimiento que provoca el tantear en la oscuridad como el éxtasis de la
comprensión. El mundo que lo rodeaba se le apareció envuelto en sombras. La
escuela, sus profesores y las camaradas, todo perdió importancia, se volvió casi
inexistente. Mediante el pensamiento abstracto erigió en torno de sí mismo un muro
inexpugnable a través del cual no podían penetrar las voces y los ruidos del
exterior. A menudo olvido llevar al aula los libros requeridos; a menudo miró a sus
maestros sin oír sus preguntas, observaciones o quejas. A veces para ocultar su
aislamiento, rompía inesperadamente en un torrente de palabras que parecían
incomprensibles o arrogantes. Lo aliviaba que la matemática hubiera aflojado sus
ataduras al Louis-le-Grand.

35

El diseño creado por el matemático, como el del pintor o el poeta, debe ser bello;
las ideas como los colores o las palabras, deben disponerse de manera
armoniosa. La belleza es la primera demostración, puede ser muy difícil definir la
belleza en la matemática, pero también lo es para la belleza de cualquier clase;
aunque no sepamos exactamente qué significa decir que un poema es bello, eso
no nos impide reconocer cuando lo leemos la íntima experiencia y éxtasis que nos
lleva cada uno de los axiomas contenidos.

34

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.148
35
Ibíd.p.81

21

El mundo de sus pensamientos comenzó a destruir el mundo de carne y
hueso. Con un placer perverso, guardaba el secreto de su pasión como si hubiera
sido una traición revelarlo y un sacrilegio el hablar de él (…) La matemática le
parecía una experiencia demasiado grande, intima y personal para compartirla con
nadie. Sólo a sí mismo se repetía orgullosamente en sus pensamientos: “Soy un
36

matemático”.

Sus días estaban llenos de tensión para Galois, y se pasaba la noche insomne, a
menudo veía su razonamiento nocturno defectuoso, que lo había mantenido
despierto un espejismo de la verdad que buscaba…

Pero al dar argumentos de la posibilidad de porque los matemáticos viven aislados
de su sociedad y el mundo que los rodeó, que no es una mera justificación tirada
al aire como si fuese una hoja en el claro otoño, cada uno de los argumentos
dados, está sustentado en las biografías de matemáticos tan reconocidos por sus
trabajos e investigaciones aportados a la ciencia como de renombre sustentan.

Pero porque sustentar lo contrario ¿Por qué no aislarse?, quizás para algunos
científicos sería bueno, finalmente a pesar de todos nuestros argumentos dados el
matemático no necesita de un laboratorio, ni siquiera de documentar todo lo que
realiza en un cuarto cerrado o abierto, ni dispone de objetos de estudio
específicos, solo se basa en su estudio de las relaciones que encuentra entre los
objetos ya existentes en la Naturaleza.
„Los matemáticos no estudian objetos, sino relaciones entre objetos; les es
indiferente por ello reemplazar esos objetos por otros, siempre que las relaciones
37
no cambien. La materia no les importa, sólo la forma les interesa ‟

Es el motivo principal por el cuál al matemático no le interesa entablar relaciones
afectivas, sexuales e incluso familiares solo les interesa mantener la forma. Por
ello, no recuerda nombres la mayoría de las veces, no le interesa recordar un
rostro y mucho menos expresar sus sentimientos, pero cuántos de estos
matemáticos no se encontraban viviendo en pareja o casados, citando el caso que
a través del ensayo hemos tocado, la vida en pareja de Von Neumann y Klara.
Buscan regresar a ese prototipo de „felicidad‟.

36

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.82
37
DE LORENZO, Javier. La filosofía de la matemática de Jules Henri Poincaré. Ed. TECNOS, Madrid 1974.p.33

22

“…, consistente en la negación radical de viejos valores, en la
conservación dialéctica de algunos de ellos, o en la incorporación de
nuevos valores,…, con lo cual se pone de manifiesto, una vez más, que el
cambio y sucesión de unas morales por otras, hunde sus raíces en el
38
cambio y sucesión de unas formaciones sociales por otras”

Galois espero no el único matemático, sabía que ningún científico debe estar
aislado de su tiempo ni de su época. La actividad política de Galois como
republicano y miembro de la Sociedad de Amigos del Pueblo, asociación de
extrema izquierda, no fue el fruto marginal de un resentimiento, fue principal en su
vida y en esto se destaca como el único gran científico que actuó primordialmente
como un militante revolucionario.
La crítica a la impetuosidad juvenil que llevó a Galois a dedicar sus mejores
esfuerzos a la política; fue muy criticada por aquellos que no dudaban que el
fervor revolucionario es algo que se cura con los años, el éxito y el dinero.
Son aquellos que piensan que si a Galois no lo hubiera convertido en un
Revolucionario ¡Cuánto habría ganado la ciencia! Pero para Galois como
republicano:
La potencia creadora del matemático „no está limitada más que por la
necesidad de evitar toda contradicción; pero el espíritu no la emplea más que si la
39
experiencia le da un motivo‟

Era ese motivo el Imperio Borbón en Francia, aquel gobierno que no solo le decía
a sus habitantes como gobernarse sino a las mismas instituciones como el Louisle-Grand que era mejor para los estudiantes. Galois estaba arto de esto. La
experiencia le daba el motivo perfecto para decir ¡Basta!
El extraordinario algebrista, preocupado por el desorden en el que se encuentra la
matemática de su tiempo y por la necesidad de ubicar a sus propios resultados
dentro de estructuras claramente definidas, al margen de los detalles
computacionales y los ejemplos prácticos, tiene verdadero interés por desentrañar
la naturaleza y el modo de desarrollo de la ciencia
“Así leemos en los borradores escritos un par de meses antes de su
muerte la descripción del proceso de desarrollo científico en términos de
actividad humana y colectiva”

38

40

SÁNCHEZ, Vázquez, Adolfo. Ética. Editorial Crítica. Barcelona 2005.p.60

39

DE LORENZO, Javier. La filosofía de la matemática de Jules Henri Poincaré. Editoriales TECNOS. Madrid, 1974. p.31
INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.11
40

23

Galois en 1830 indicaría a menudo las palabras que le confirió su padre antes de
su muerte:
-Hasta la matemática, la más noble y abstracta de todas las ciencias, tiene su
corona en el aire pero sus raíces se hunden profundamente en la tierra en que vivimos. Ni
siquiera la matemática te permitirá escapar a tus padecimientos ni a los de tu prójimo.

41

No podía escapar de la realidad que vivía la sociedad, por más que su belleza
creará demostraciones e hipótesis sin un alma alrededor. Para Galois la
matemática era una actividad grupal. Era su cable a tierra en un mundo que él
consideraba cruel y desalmado, aunque creía en la bondad y la inocencia de la
gente común.

Quizás, al igual que Paul Erdos comparaba el ajedrez con la matemática, ambas decía él -, demandan de quienes las practican una profunda concentración,
aislarse del ambiente para enfocarse en la estructura en cuestión, y una tendencia
al pensamiento optimista.
“Si uno es optimista, tendrá más voluntad de intentar que un pesimista…”

42

Intentar es la clave, a muchos los problemas nos atrapan, y siempre los
consideraremos algo sobre lo que soñaremos, pero que nunca dejaremos…de
intentar…

41

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.134
42
HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de Paul ErdÕs. Ed. GARNICA .Traducción Liandro
Sanz, México 2000. p.51

24

Conclusión
Napoleón dijo: “el avance y progreso de la matemática están íntimamente
relacionados con la prosperidad del estado”. La historia de la matemática y la historia de los
matemáticos es sólo un sector de cualquier historia.

43

No podemos vivir aislados uno de otros, los matemáticos también son y serán
parte de la Historia, la educación y el conocimiento también ganan Guerras,
construyen Castillos y alejan al egoísmo de quiénes solo sacian su sed con
PODER.
“En la Matemática como en todas las ciencias cada época tiene en cierto
modo sus problemas del momento. Hay problemas vivos que atraen a los espíritus
más esclarecidos, como a pesar de ellos. Resulta a menudo que las mismas ideas
se les ocurren a varios como una revelación. Si buscamos la causa es fácil
encontrarla en las obras de quienes nos han precedido, en las cuáles esas ideas
44
están en germen aún cuando sus autores lo ignoren”

Resulta, que los cambios y los problemas surgen cuando se están gestando las
condiciones para ocurrir, no podemos vivir en un mundo ideal con nuestras
propias reglas y querer GENERALIZAR como acostumbra el matemático, los
hechos están ahí y sin darles la espalda, no dejar de ignorar los objetos aún
cuando nuestro estudio se centre en las relaciones, claro que importa EL
OBJETO, ¡POR EL SIMPLE HECHO DE EXISTIR!. Es difícil no ignorar los
problemas sociales y no alabar a un ALTER-EGO-CIENTIFICO, cuándo se
proviene de escuelas en las que el TODOPODEROSO fue siempre el supremo y
como tal simulo la SUPREMACÍA DEL HACER CIENTIFICO, muchos nunca
llegan a despertar estos sentidos.
(…) Aún somos débiles. Estamos divididos entre nosotros mismos. Raras
veces estamos de acuerdo en cuanto a la táctica y los problemas. Hay entre
nosotros hombres con quién es difícil trabajar, espías que parecen ser ardientes
45
republicanos.

Pero el verdadero y único enemigo somos nosotros mismos. Quién más sino
nosotros ponemos los obstáculos al inhibir el talento juvenil, en creer sorprendente
que una idea genial provenga de un alma más joven en experiencia que nosotros.

43

POUNDSTONE, William. El dilema del Prisionero. Alianza Editorial Madrid, 1995.p.21
INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.198
44

45

Ibíd. p.180

25

“La ciencia no ha sacado hasta el presente gran provecho de esta
conciencia observada tan a menudo en las investigaciones de los sabios. Una
competencia desagradable y una degradante rivalidad fueron los frutos principales.
No es sin embargo difícil reconocer que en ese hecho la prueba de que los sabios,
al igual que los otros hombres, no están hechos para el aislamiento, que ellos
también pertenecen a su época y que tarde o temprano decuplicarán sus fuerzas
46
por la asociación.” ¡Cuánto tiempo ganará la ciencia entonces!

Debemos comenzar a creer que todo el que estudia es un científico que hará de
menos a los demás, y que todo aquel que no pertenece a una institución no puede
hacer ciencia.
De aceptarlas, „debemos estudiar las ciencias no sin duda suponiendo que
no hay sabios, si no al menos sin suponer que los hay. Así no solamente la
Naturaleza es una realidad independiente del físico que podría sentir la tentación
de estudiarla, sino la Física misma es también una realidad que subsistiría si no
47
hubiera físicos‟

No existen sabios, existen personas que han confundido el hacer científico con el
individualismo que se rehúsa a compartir el conocimiento diario, cuando la ciencia
deje de estar GOBERNADA POR EL EGOÍSMO comenzaremos a comprender
que el beneficio social también nos beneficia nosotros. Al igual que Galois
reconoció que no todo lo sabía en sus escritos, nos dejo la más valiosa lección e
incluso que la matemática puede mostrarnos una verdad ideal que tal vez
quisiéramos ver pero que también es defectuosa, citado en „El dilema del
Prisionero‟ encontramos:
Cabe presumir fácilmente que mientras trabajaba en temas tan nuevos, a
lo largo de líneas tan inhabituales, tropecé a menudo con dificultades que no pude
superar. Por eso, en estas dos memorias, y especialmente en la segunda, el lector
hallará la observación: “No sé”. No se me escapa que al proceder así me expongo
a las risas de los necios. Infortunadamente casi nadie comprende que los libros
más preciosos e instructivos son aquellos en que el autor enuncia claramente qué
es lo que ignora, porque un autor perjudica a su lector gravemente si oculta una
dificultad.
Cuando la competencia –es decir, el egoísmo- no gobierne ya en la
ciencia, cuando las gentes se asocien unas con otras para estudiar y no para enviar
paquetes sellados a las Academias, se estará ansioso por publicar hasta las
menores observaciones siempre que sean nuevas, añadiendo: “no sé el resto”

48

46

INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois .Editorial Siglo Veintiuno editores 4ªedición,
Traducción Roberto Bixio, México, 1985.p.198
47
DE LORENZO, Javier. La filosofía de la matemática de Jules Henri Poincaré. Editoriales TECNOS. Madrid, 1974. p.37
48

Ibíd. p.264

26

¡Muchas Gracias!
Primero, por el valioso tiempo
invertido; y segundo, por tú
atención prestada para terminar
este humilde manuscrito.

27

Bibliografía
 BILBENY, Norbert. La Revolución en la Ética. Hábitos y creencias de la
Sociedad Digital. Anagrama, Barcelona 1997
 DE LORENZO, Javier. La filosofía de la matemática de Jules Henri
Poincaré. Editoriales TECNOS. Madrid, 1974.
 GUBERN, Román. El Eros electrónico. Taurus, Madrid 2000
 HOFFMAN, Paul. El hombre que sólo amaba los números. La historia de
Paul ErdÕs. GARNICA .Traducción Liandro Sanz. México, 2000.
 INFELD, Leopold. “El elegido de los Dioses”. La historia de Evariste Galois
.Editorial Siglo Veintiuno editores. 4ªedición, Traducción Roberto Bixio.
México, 1985.
 LIPOVESTSKY, Gilles. El Crepúsculo del Deber. La ética indolora de los
nuevos tiempos democráticos. Traducción Juana Bignozzi. Anagrama,
Barcelona 2005.
 POUNDSTONE, William. El dilema del Prisionero. Alianza Editorial. Madrid,
1995.
 ROUDINESCO, Elizabeth. La Familia en Desorden. Fondo de Cultura
Económica. Buenos Aires 2000.
 SÁNCHEZ, Vázquez, Adolfo. Ética. editorial Crítica. Barcelona 2005.

28