CONTRATO

Acuerdo, generalmente escrito, por el que dos o más partes se comprometen recíprocamente a
respetar y cumplir una serie de condiciones.

EL OBJETO
El objeto en el mayor de los casos, es describir los trabajos y enumerar las materias que
han de ser objeto del servicio, definir las condiciones y criterios técnicos que han de servir
de base para el mismo, y concretar la redacción y presentación de los documentos en
cuya realización ha de intervenir el adjudicatario para que el trabajo pueda ser aceptado
por la dirección de la obra.
ALCANCE DEL CONTRATO.
El alcance comprende a los diversos trabajos objeto de contratación, mayormente estas
funciones son de carácter de asistencia, supervisión, verificación y seguimiento de la
calidad de ejecución, entrega de informes de ejecución y análisis de las demoras, las
diferentes reuniones que se realizaran, manejo y distribución de información, el
seguimiento de la realización y cumplimiento de los aspectos del contrato, revisión de
cualquier documentación relacionado con la obra (proyectos, controles de calidad,
actualizaciones del programa de trabajos, etc.), supervisión de las pruebas de
funcionamiento del equipamiento, velar por el cumplimiento de los plazos establecidos
contractualmente, comprobación de la puesta al día de los Libros de Órdenes y Asistencia
y del Libro de Incidencias de Control y Seguimiento del Plan de Seguridad y Salud, etc.

LOS TIPOS DE CONTRATOS
En cualquier proyecto que hayamos gestionado es muy probable que hayamos tenido que
subcontratar parte del trabajo. También será probable que, a nosotros, una empresa externa nos haya
contrato un trabajo. O, que se hayan dado ambas situaciones a la vez, que una empresa nos contrate
un trabajo y nosotros, a su vez, subcontratemos parte de ese trabajo a un tercero.
En cualquiera de estas situaciones en las que nuestra empresa actúa como comprador,
vendedor o ambos a la vez, respectivamente, la elección de los tipos de contrato a firmar con
la otra parte es algo crítico y que influenciará sobremanera el resultado y presupuesto final
del proyecto.
Veamos qué cosas debemos tener en cuenta para hacer una buena elección.
¿Qué tipos de contratos existen?
Existen 3 grandes tipologías:

Contratos de Precio Fijo (PF): el cliente y el contratista acuerdan un precio que no variará.
Dentro de esta tipología estarían las Órdenes de Compra.

Contrato por Costes Reembolsables (CR): El cliente acepta pagar a un contratista todos
los costos reales en los que incurran durante el proyecto, más unos honorarios acordados.

Contrato por Tiempos y Materiales (TM): Es una combinación de los anteriores, con
un componente fijo (precio hora, precio por metro cuadrado, etc.) y un componente variable

la organización que compra. deberemos tener claro que el tipo de contrato con menor riegos en coste para nosotros (para nuestro proyecto) será el de precio fijo ya que pase lo que pase. el tipo de contrato con mayor riesgo de coste para nuestro proyecto es el de costes reembolsables. nosotros sabemos desde el principio el desembolso que vamos a hacer y posibles imprevistos no nos incrementarán el presupuesto global del proyecto. en el que tú acuerdas pagar todos los gastos en los que incurra el proveedor más unos honorarios. . Por último. metros cuadrado.(la cantidad de horas. Aquí el despiste de no supervisar los trabajos y costes imputados al proyecto puede salirnos muy caro. Cada una de las grandes tipologías de contratos anteriores y sus variantes tienen sus ventajas y sus inconvenientes. etc. que serán finalmente necesarios para llevar a cabo el trabajo). Si somos la organización que subcontrata un proyecto. con el que conocemos una variable (el precio hora de un programador) pero desconocemos el número de horas que va a necesitar nuestro proveedor para terminar nuestro encargo… Si nos despistamos podemos tener horas infinitas invertidas en una tarea que no requería tanto esfuerzo. es el de tiempo y materiales. Tendremos que tenerlas en cuenta de cara a seleccionar finalmente el contrato a firmar con nuestro proveedor o nuestro cliente. El siguiente tipo de contrato en cuanto a riesgo en coste se refiere.