HISTORIA DEL SUEÑO

En el griego es donde se encuentra el punto de partida del origen etimológico de la palabra
sueños. En concreto en dicha lengua existía el término hypnos, equivalente a “dormir, soñar”,
del cual derivó el vocablo latino somnus que puede traducirse como “sueño” y que ha sido el
que ha permanecido hasta nuestros días.
El conocimiento de los mecanismos fisiológicos del sueño y de su patología ha tenido un
gran desarrollo a partir de la segunda mitad del siglo XX; sin embargo, existen documentos
que desde el siglo XVII marcan el inicio de la electrofisiología. La técnica actual para el
estudio del sueño es la polisomnografía que consiste en una serie de estudios
electrofisiológicos realizados de manera simultánea; a partir de esta técnica es posible
observar cambios en el funcionamiento del organismo ocurren mientras dormimos y permiten
establecer con precisión la presencia de distintas etapas de sueño, así como los factores
subyacentes a las distintas patologías del dormir.
LA POLISOMNOGRAFÍA
Se ha desarrollado a partir de la electrofisiología, de tal manera que es importante conocer la
evolución de ambas disciplinas para lograr una mejor comprensión del estudio actual de la
medicina del sueño. En la presente revisión se hace un análisis de los hechos más
relevantes que han determinado el avance del conocimiento del sueño tanto desde el punto
de vista básico como clínico.

EL SUEÑO

un estado de conciencia dinámico en que podemos llegar atener una actividad cerebral tan activa como en la vigilia y en el que ocurren grandes modificaciones del funcionamiento del organismo. con grandes diferencias en cuanto a actividad muscular. Cada noche. El sueño ha sido y sigue siendo uno de los enigmas de la investigación científica. entre otros. la frecuencia cardiaca y respiratoria. De ser considerado un fenómeno pasivo en el que parecía no ocurrir aparentemente nada. la temperatura corporal. mientras dormimos. la secreción hormonal. Y una vez que estemos en sueño. cerebral y movimientos oculares: LOS CICLOS DEL SUEÑO El cerebro funciona a base de ondas cerebrales. Todos estos estadios se incluyen en dos grandes fases de sueño. pasamos por diferentes fases o estadios de sueño que se suceden con un patrón repetido a lo largo de cuatro a seis ciclos de sueño durante toda la noche. dependiendo de cómo sean estaremos en vigilia o en sueño.El sueño es una parte integral de la vida cotidiana. y aun a día de hoy. cambios en la presión arterial. la actividad eléctrica también irá . tenemos grandes dudas sobre él. una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento. se ha pasado a considerar a partir de la aparición de técnicas de medición de la actividad eléctrica cerebral.

teniendo generalmente cinco ciclos a lo largo de la noche. nos damos cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor e incluso nos podemos creer que no estamos dormidos. suele durar entre 90 . desde la etapa I a la etapa REM. terrores nocturnos y mojar la cama. ETAPA II: el sueño se hace más profundo y el tono muscular es más reducido. al igual que el movimiento de los ojos y a la vez. 2. se corta el ciclo. independientemente de la fase en la que se encuentre. En este momento el tono muscular no existe (por eso cuando queremos gritar en un sueño. los músculos se paralizan. por lo que. ETAPA REM: es la etapa en la que soñamos en forma de historia. los recordamos. Cuando estamos en ella. En este momento es cuando soñamos y si nos despiertan. ETAPA I: es la que se entra y se sale del sueño. 3. Es donde generalmente se dan trastornos de sueño como el sonambulismo. Cuando dormimos.110 minutos. En esta etapa. En ella son muy frecuentes los despertares y las sensaciones de “caída”. aunque este dato es muy general y depende de cada persona. las ondas cerebrales son como cuando una persona está despierta. de tal manera que. ETAPA IV: aquí es donde nos encontramos profundamente dormidos y nos hace descansar tanto física como psíquicamente. ETAPA III: Es la etapa del sueño en el que realmente descansamos y en el que. una vez que vuelva a quedarse dormido. el ritmo cardíaco y la presión aumenta. 4. no podemos). El movimiento de ojos se detiene y las ondas cerebrales se vuelven más lentas. Cuando alguien se despierta por algún motivo. si nos despertáramos. iniciará el ciclo en la fase 1. por lo tanto. no habrá completado el ciclo anterior y . Las ondas cerebrales predominantes son la theta. 5. En esta fase las ondas cerebrales predominantes son la delta. nos podemos encontrar con imágenes. en esta etapa. Las ondas cerebrales que predominan son la alfa y la theta. Un ciclo de sueño completo.variando según la fase de sueño en la que nos encontremos. atravesamos cinco etapas progresivamente: 1. nos sentiríamos confusos. con la diferencia de que nunca son historias. los ojos se mueven lentamente y la actividad muscular se enlentece. Aunque no es la fase en la que soñamos.

Durante el día. Pronto. que requieren tratamientos farmacológicos. contribuyendo a una mayor alteración de los patrones sueño-vigilia. a expensas de un aumento de las ondas lentas o sueño profundo. Aunque las personas mayores pasan la misma cantidad de tiempo en fase REM (fase en la que soñamos) que los jóvenes. continuo y profundo. y la fase REM ocupa la mayor parte de la noche ya que es esencial para el crecimiento y desarrollo cognitivo del niño. También puede ocurrir que aunque completemos los ciclos en un descanso adicional. en la tercera edad las oportunidades de quedarse dormido durante el día aumentan como resultado de la disminución de actividad física y el incremento de las actividades sedentarias. A medida que envejecemos podemos tener más dificultades para empezar a dormir y conseguir un sueño reparador. el haber tenido ciclos incompletos no tendremos la sensación de descanso optimo. aumenta la somnolencia diurna. A lo largo de la vida adulta se van limitando las horas de sueño y se reduce significativamente la fase REM. aunque los niños necesitan dormir más horas por la noche y al menos en la primera infancia dormir una siesta a lo largo del día. al igual que nuestra capacidad para mantenernos despiertos. Por otro lado. ya que los despertares nocturnos se vuelven más frecuentes y de mayor duración. disminuye nuestra capacidad para mantenernos dormidos. el sueño está repartido a lo largo del día en varios ciclos de corta duración. que pueden interferir con el sueño agravando las dificultades para dormir. EL SUEÑO Y LA EDAD En los primeros años de la vida la mayoría de las personas nos dormimos rápida y profundamente. dando como resultado despertares más frecuentes y prolongados. Es decir. Con la edad. se produce a expensas de una disminución del sueño profundo (de ondas lentas). dando como resultado pequeñas siestas involuntarias en situaciones de reposo que contribuyen a aumentar el problema de sueño nocturno. Las enfermedades crónicas de frecuente aparición en la tercera edad son en si mismas uno de los más importantes factores que . los mecanismos que regulan la vigilia y el sueño pierden parte de su eficacia. En el inicio de la vida.probablemente no habrá tiempo de cumplir los ciclos y tendremos mucho sueño lo cual no se nos pasará por cinco minutos. la vigilia y el sueño se van delimitando en dos fases claramente diferenciadas a lo largo de las 24 horas del día. se produce asimismo un aumento de enfermedades y de los problemas físicos.

dejando exclusivamente la noche como periodo de sueño y descanso. si esta obstrucción es parcial y permite el paso del aire pero haciendo vibrar las paredes de la garganta se trata de un ronquido simple. No podemos dejar de matizar. pero cuando la obstrucción hace que disminuya de forma importante o . PATRONES DEL SUEÑO EN FUNCIÓN DE LA EDAD PRINCIPALES PATOLOGIAS DEL SUEÑO  Roncopatía Obstrucción de la vía respiratoria que ocurre durante el sueño. que las circunstancias y condiciones personales son determinantes.pueden alterar el sueño (enfermedades dolorosas: artritis. facilitamos un ciclo sueño-vigilia más claro y diferenciado. etc. tras hablar de los patrones generales de la evolución del sueño a través de ciclo vital.).. es muy importante tener una vida activa evitando el sedentarismo y sueño diurno. enfermedades respiratorias: asma. De este modo. fibromialgia. Para prevenir estos problemas. etc. apnea.

además de roncar. y afecta tanto a hombres como a mujeres. caminar y moverse. Estas molestias ocasionan necesidad de levantarse. en el que se producen unas sensaciones molestas en las extremidades (principalmente las piernas) durante el reposo. Existe un componente genético importante. Es característico de la apnea que dichas pausas se intercalen entre el ronquido. hablamos de un síndrome de apnea obstructiva del sueño. siendo más frecuente a partir de la cuarta década de la vida. Puede aparecer a cualquier edad. entre la segunda y tercera décadas de la vida. Éstas. manifestándose.  Síndrome de las Piernas Inquietas El Síndrome de Piernas Inquietas (enfermedad de Willis-Ekbom) es un trastorno de origen neurológico. El trastorno aparece entre un 5-10 % de la población. La prevalencia de la enfermedad en Europa es de un 3-5 por 10000 habitantes. . Con el movimiento. acompañada en la mayoría de los casos de cataplejías (crisis de hipotonía muscular).  Apnea del Sueño Hay personas que.  Narcolepsia La narcolepsia es un trastorno de sueño de origen neurológico caracterizado por excesiva somnolencia diurna. por lo que varios integrantes de una misma familia pueden verse afectados (incidencia de 1-2 % en familiares de primer grado). cayendo el nivel de oxígeno en la sangre. en ocasiones pueden alcanzar los 60 o 120 segundos. las sensaciones desagradables se alivian o desaparecen. en general. por ejemplo al permanecer sentado o acostado. sufren de manera repetida pausas de respiración cuya duración puede ser variable.incluso se detenga el paso del aire. Tienen mayor importancia médica aquellas cuya duración es superior a 10 segundos.

para que esta comience la producción de melatonina. ancianos y personas con problemas psicológicos como ansiedad y depresión. el reloj biológico envía una señal a la glándula pineal.  Parasomnias Son una categoría de trastornos del sueño que implican movimientos anormales y antinaturales.) está regulado por el llamado “reloj biológico”. La falta de sueño puede afectar de modo negativo a la vida de la persona que lo sufre. pudiendo manifestarse de diversos modos que dan lugar a diferentes tipos de insomnio:  Insomnio de inicio: problemas para iniciar el sueño en menos de 30 minutos. situada junto al cerebro. percepciones y sueños que se producen . Trastornos del Ritmo Sueño-Vigilia El sueño. metabolismo. emociones. ocupacional o de otras áreas importantes. o despertando definitivamente de manera precoz consiguiendo un tiempo total de sueño escaso. el reloj biológico va ser quién establezca a qué hora aumente y a qué hora disminuya la propensidad para dormir. destacando en mujeres. comportamientos. etc. Este es un centro neuronal situado en el hipotálamo cerebral cuya función es dar la señal al resto de las estructuras del cerebro para iniciar y para finalizar el sueño. al igual que otras funciones del organismo (hormonas. produciéndose despertares nocturnos de más de 30 minutos de duración. Al activarse. De esta manera. Consiste en una reducción de la capacidad para dormir.  Insomnio de mantenimiento: Problemas para mantener el sueño. y esta hormona coordina la adaptación de las restantes funciones del organismo para comenzar el periodo de sueño.  Insomnio Crónico Es el trastorno de sueño más frecuente en la población general. provocando deterioro social.

Gracias a los experimentos de privación de sueño se ha comprendido que cuando se elimina “completamente” la posibilidad de dormir en un organismo. acaban generando problemas psicofisiológicos como el insomnio. demasiado duraderas (una vez que desaparece el peligro o reto o por incapacidad para hacerle frente) o demasiado frecuentes.mientras se queda dormido. en el organismo se produce en respuesta un . se mantienen en el tiempo. aunque pueden persistir hasta la edad adulta. Cuando se le priva de sueño temporalmente o parcialmente. o no se le permite tener alguna fase concreta de sueño. y si falla este equilibrio el organismo tratará por todos los medios de volver a recuperarlo. se convierten en un problema cuando se vuelven demasiado intensas o desproporcionadas al estímulo que las precipita. El síntoma de presentación suele estar relacionado con la conducta en sí misma. cuando estas emociones.durante las fases del sueño. o durante la privación del sueño. La mayoría de parasomnias son estados del sueño disociados que presentan despertares parciales durante la transición entre la vigilia y el sueño NREM o la vigilia y el sueño MOR. Permiten generar la alerta y activación necesarias para hacer frente a estos peligros o amenazas y buscar soluciones. ¿Por qué tenemos que dormir? De modo resumido podríamos decir que dormimos para poder estar despiertos por el día y que. en la que tienen un mayor significado patológico. El sueño es una necesidad básica del organismo y su satisfacción nos permite la supervivencia. Por ese motivo. La respuesta de activación y alerta que desencadenan cuyo objetivo primordial es movilizar recursos para la supervivencia es incompatible con el sueño.  Estrés y Ansiedad El estrés y la ansiedad son respuestas normales del organismo ante un peligro inminente o la percepción del mismo. sobreviene la muerte. es decir no se le deja dormir un día. Son más frecuentes en niños. precisamente porque estamos despiertos y activos durante el día necesitamos dormir. Sin embargo. Todo lo que pasa en el cuerpo humano guarda un equilibrio.

¿Cuántas horas hay que dormir? Las necesidades básicas de sueño para mantener las funciones y supervivencia del organismo se sitúan sobre una media de 4 o 5 horas de sueño cada 24 horas. estimando que en una media de 8.3 horas podría encontrarse el punto optimo de descanso. pero si se apunta una relación entre falta de sueño y mayor incidencia de algunas enfermedades médicas (hormonales. Esto viene a confirmar que el organismo tratará por todos los medios de conservar su equilibrio recuperando aquello de lo que se le ha privado. inmunológicas.aumento de la fase que se ha anulado y de la necesidad de sueño en los días posteriores a dicha privación. . o la hipertensión que disminuyen ostensiblemente la calidad de vida. es importante matizar que las necesidades tanto básicas como opcionales de sueño para conseguir un rendimiento y bienestar óptimo durante el día van a variar en cada persona.) que pueden precipitar enfermedades físicas como la diabetes. cardiovasculares. hormonales. psiquiátricas. No obstante.). ¿No dormir suficiente acorta la vida? La privación voluntaria crónica de sueño. El resto de horas que dormimos contribuyen a mejorar nuestro bienestar y mayor calidad de vida. e incluso una misma persona no tiene las mismas necesidades en todos los momentos de su vida. No se ha podido verificar una relación clara entre falta crónica de sueño y la muerte (no sería ético llegar a este punto en la experimentación). produce cambios fisiológicos (metabólicos. etc. etc.

y Buela.  Téllez. M. H. C. Sociedad Española del Sueño.  Navarro. (2006). (1998). Avances en la Investigación del Sueño y sus Trastornos.  Miró. y Sierra. Departamento de Neurología. G. L. Madrid: Siglo XXI de España. y Buela. L. F. .  España. (2015). Los Trastornos del Sueño. C. Sevilla: MAD Eduforma. Medicina del Sueño. Granada: Pirámide. (2009). Qué es el Sueño.BIBLIOGRAFIA  Buela. E. (1997). Trastornos del Sueño Diagnóstico y Tratamiento. Para qué dormimos y para qué soñamos. J.  Velayos. Tratado de Medicina del Sueño. Navarra: Panamericana. España: Biblioteca Nueva. G. (2001). A. J. G. C.