I.

La caducidad es un concepto algo anómalo dentro del derecho civilista. Mientras
que con la prescripción el derecho natural subsiste, aunque no puedas reclamarlo en
un tribunal, la caducidad extingue el derecho el cual se reclamaba. Es decir, nace el
derecho al ocurrir algún suceso detallado en ley, y dicho derecho caduca, cesa de
existir, una vez corra el término que la persona tuvo para ejercerlo.
Contraria a la prescripción, la caducidad es un término que el Código Civil utiliza,
pero sin una definición clara del concepto. Así que la tarea de darle forma concreta al
concepto ha recaído sobre nuestro Tribunal Supremo. El Juez Belaval primero define
caducidad como la “extinción [de la acción o el derecho] por el simple transcurso del
término establecido por ley para su ejercicio y no están regidas por las disposiciones de
la prescripción”.1 Por cierto, es este caso que da mayor forma y definición a la
caducidad en nuestro derecho. Más adelante, citando al Diccionario de Derecho
Privado, continúa definiendo caducidad, indicando que es “la decadencia de un
derecho o la pérdida del mismo por no haber cumplido, en el plazo determinado, la
formalidad o condición exigida […]”.2
La caducidad se aprecia como concepto distinto a la prescripción de varias
formas. La caducidad puede tener origen legal o puede tener origen convencional. El
concepto se prefiere para ciertos derechos cuyo ejercicio debe ser en un espacio de
tiempo breve. Como ya hemos indicado, también extingue el derecho de forma
automática y directa, y dicho plazo para ejercerlo lo determina un Juez. Además, no
admite la interrupción ni la suspensión, ya que extingue el derecho de forma directa y
1 Ortiz Rivera v. Sucesión González Rivera, 93 DPR 562, 565 (1966).
2 Id., 566.

3 En Muñoz v. mientras que la prescripción afecta a derechos que. ya que hay ciertos tipos de reclamos o derechos que no deben persistir luego de expirar el término para reclamarlo.automática. 567. 566. no tienen una limitación temporal. 167 DPR 297. pues el primero responde a una situación temporalmente delimitada de antemano. 4 Muñoz v. y por ende la revisión de la caducidad. quien indica: [L]os conceptos de caducidad y prescripción se distinguen profundamente. la caducidad se figura cuando la existencia de un derecho se supone aunque su titular no verifique su adquisición. se cita Puig Brutau en cuanto a la caducidad y la prescripción. debido a que da cierta seguridad al tráfico jurídico.. 4 La caducidad aún persiste en nuestro derecho. en principio. aun siendo un concepto judicialmente definido. A esto se diferencia a que el derecho natural persiste aún luego de expirar el término prescriptivo. y cuándo debe ser prescripción y cuándo debe ser caducidad es de suma importancia a la hora de buscar un balance entre una parte débil y una parte que sea más fuerte. 303 (2006). . Ten General. Su función en el orden público es dar un término para que exista un derecho y para reclamar dicho derecho. Ten General. de manera que se sabe cuando se iniciará y al propio tiempo cuando terminará. pero con la posibilidad de que el transcurso de un periodo suficiente para su normal ejercicio permita al obligado considerarse liberado de tener que realizar necesariamente su prestación. 3 Id. Finalmente. Volveremos a esta parte del concepto más adelante dentro de las recomendaciones que propongamos para la revisión del Código Civil.

. 6 Id. (b) Los que se refieren a las acciones de impugnación de la legitimidad. no admiten el desconocimiento del titular ni tampoco admite interrupciones. no hay forma de reclamarlo ni tampoco existe de forma natural. indica el problema mayor que tiene la caducidad en nuestro sistema actual derecho está en “la técnica imprecisa de nuestro Código civil [sic]. 568 (1966). 93 DPR 562. Mientras que la prescripción se toma en consideración el no ejercer el derecho.Además. pero aun así coincide con otros tratadistas en que los plazos de caducidad son aplicables a “las acciones de nulidad del 5 Ortiz Rivera v. Sucesión González Rivera. 5 Citando a Castán. entendemos que la caducidad. Castán.. “[…] en la caducidad pura se atiende sólo al hecho objetivo de la falta de ejercicio dentro del término prefijado”. es decir la negligencia del titular. son situaciones que por su severidad. Sucesión González Rivera. 569. de una forma tan definitiva que usar el concepto es para situaciones en el derecho que deben tener finalidad. (c) Los establecidos para ejercitar la acción de reclamación de la legitimidad. es una forma de extinguir los derechos y precisar el tiempo para ejercerlos. que son: […] (a) Los relativos a las acciones de nulidad de matrimonio. y aún de nuestra doctrina científica (todavía poco elaborada en este punto). 6 Es decir. en comparación con la prescripción. resalta una gran diferencia entre prescripción y caducidad. tratadistas han indicado varios casos donde la caducidad existe en nuestro derecho como parte de ley. no permiten trazar con seguridad el deslinde entre los casos de prescripción y los de caducidad”. Una vez acabada el tiempo. O sea. citado en Ortiz Rivera v. (d) El de la acción de impugnación de reconocimiento por el menor reconocido […].

mientras que la caducidad resalta el derecho ya existente. . aun cuando tal estado de derecho fuese contrario a los hechos. 118) de impugnación del reconocimiento por el menor reconocido (art. se diferencia nuestro concepto de caducidad. 9 Id. 573. a reforzar un estado de derecho preexistente. ap. La prescripción consolida hechos existentes. porque resume la clave en cuanto a la diferencia entre la prescripción y la caducidad. 10 Id. 570. de tal modo que transcurrido este término. 9 El caso cita varios otros tratadistas que señalan las diferencias entre prescripción y caducidad (y el mismo punto débil de su falta de precisión). que proviene del derecho fránces.7 Se señala.10 Nos parece importante señalar esta interpretación de los conceptos. no puede ya ser ejercitado”. de reclamación de la legitimidad (art. que la caducidad tiene su lugar cuando “la ley o la voluntad de los particulares han señalado un término fijo para la duración de un derecho. de impugnación de la legitimadad (art. 571. 8 Por cierto.matrimonio (art. 114). quien indica que: Mientras la prescripción se dirige a la consolidación de un estado de hecho. además. 137)”. 3?). Esto nos lleva a visualizar a la caducidad como 7 Id. 8 Id. pero cita además al profesor Guaroa Velázquez... donde las tres hablan de la diferencia entre prescripción y decadencia (término utilizada para hablar de la caducidad en el derecho francés e italiano). contrario al derecho la caducidad conduce. 102. 574.. contrario al derecho alemán. sin importar los hechos. italiano y español. substrayéndolo a toda controversia. por el contrario. que lo llama temporalidad de derecho o plazos legales..

están los hechos. los portugueses en los artículos 328-333.derechocivil.12 Mientras. de manera que cuando así no sea los plazos se presumen de caducidad”.net/esp/pdf/LIBRO-SEXTO-VERSION-LARGA. no se aplican las normas relativas a la suspensión (2941 en adelante). El artículo 2964 del Código Civil italiano dispone: Cuando un derecho debe ejercerse en un plazo determinado bajo pena de cancelación.pdf. . Codice Civile (2000). Prescripción y caducidad (con explicaciones a cada precepto). Los italianos lo codificaron bajo su Código Civil en los artículos 2964-2969. II. 489. el Código Civil de Portugal indica: “El plazo de prescripción no 11 Artículo 2964. Antoni Vaquer Aloy. los catalanes en artículos 122-1 a 5. resulta pertinente examinar la caducidad en otras jurisdicciones.un concepto sobre tal o cual derecho o reclamo prácticamente teórico e ilusivo.11 Esto da por entender que la ley es la que establece caso por caso cuándo un derecho caduca. 40. Del mismo modo. o por otro lado. pero por otro lado está el derecho que existe por encima de estos hechos. http://www. Brasil en artículos 207-2011. sin importar los hechos. Por un lado. y Argentina en artículos 2566-2572. cualesquiera que sean. 802) (traducido). salvo que se disponga otra cosa (245. “que solo existen plazos de prescripción cuando la ley expresamente lo señala. Perú en artículos 2003-2007. debilidad señalada por prácticamente todo tratadista y comentarista. que nace como parte de una cadena y se extingue al final de esta cadena. La regulación de la caducidad aparenta ser un concepto moderno. Esther Arroyo Amayuelas. no se aplican las normas relativas a la interrupción de la prescripción (2943 en adelante). 12 Manuel Marín López. Dado la falta de precisión.

http://www. 16 Id. denunciar o resolver un contrato.pdf. Antoni Vaquer Aloy. es igual de impreciso en cuanto a qué es caducidad o cuándo un concepto de caducidad es admitido como aplicable a un derecho. Esther Arroyo Amayuelas.derechocivil. 17 Artículo 207. mientras que en los segundos no se podría por estar vinculados a la relación jurídica. 14 Artículo 2566. Argentina indica sobre la caducidad: “La caducidad extingue el derecho no ejercido”. que se define como “un derecho de ejercicio unilateral que influye y modifica una relación jurídica preexistente”. la caducidad está sometido ante los Gestaltungsrechte. .derechocivil. 18 Esto se define como “las facultades que la persona puede ejercer para alterar la realidad jurídica que nacen con una duración 13 Artículo 328. suspenden o interrumpen el plazo de prescripción (traducido)”.net/esp/pdf/LIBRO-SEXTO-VERSION-LARGA. En el independiente está el retracto o pacto de retroventa. Prescripción y caducidad (con explicaciones a cada precepto). Esther Arroyo Amayuelas. Antoni Vaquer Aloy. En los primeros pueden ser transmitidos libremente. 13 Igual. En Cataluña. en el derecho alemán. 15 La doctrina en Alemania hace una distinción entre configuración independiente y dependiente. Prescripción y caducidad (con explicaciones a cada precepto). Código Civil. lei 10406/02 (2002). 15 Manuel Marín López. 41. 14 Por otro lado.pdf. Código Civil y Comercial (2014). que impiden. la regla general es que los derechos sometidos a la caducidad son los poderes de configuración jurídica.net/esp/pdf/LIBRO-SEXTO-VERSION-LARGA. 41. 16 En Brasil codifican la caducidad indicando: “A menos que se disponga lo contrario por la ley. 18 Manuel Marín López.se suspende o se interrumpe solamente donde la ley determina (traducido)”. 17 Al parecer. o sea el derecho de configuración. http://www. Código Civil Português (2015). no se aplican las normas de la decadencia. mientras que en el dependiente está el derecho a anular.

y sin depender de que otra persona esté involucrado. primera ley del Código civil de Cataluña (2002). 5 de la L 29/2002. sin perjuicio de lo dispuesto por el artículo 122-3. de 30 de diciembre. al parecer el concepto de caducidad resulta ser igual de impreciso en Cataluña: 1. 19 Es decir. La suspensión se levanta una vez agotado el plazo pactado o. en Cataluña al parecer sí admite la suspensión del plazo de caducidad: 1. en su defecto. 20 Por otro lado. de 30 de diciembre. Primera Llei del Codi civil de Catalunya. o por acuerdo expreso de las partes. 20 Artículo 122-1. Ley 29/2002. 3. Las acciones y los poderes de configuración jurídica sometidos a caducidad se extinguen por el vencimiento de los plazos correspondientes. la caducidad del derecho existirá sin importar los hechos. 19 Preámbulo III. Las normas sobre caducidad son de naturaleza imperativa. a partir del momento en que cualquiera de las partes denuncie el acuerdo de forma fehaciente. . Sin embargo. La caducidad de las acciones o de los poderes de configuración jurídica deja de tener efecto únicamente si una persona legitimada los ejerce adecuadamente. El plazo de caducidad se suspende de acuerdo con lo establecido por los artículos del 121-15 al 121-19 en lo que concierne a la suspensión de la prescripción.predeterminada y que no necesitan de la actuación de otras personas”. 2.1 en materia de suspensión. contraria a las demás jurisdicciones mencionadas.

primera ley del Código civil de Cataluña (2002). quienes indican. 23 En Argentina. de 30 de diciembre. . y es quizás la razón detrás de la imprecisión en cuanto a cuándo un derecho es considerado caducado y cuándo se considera como prescrito.21 Prácticamente todos los tratadistas incluían. acoge el concepto de Perú en parte: Es nula la cláusula que establece un plazo de caducidad que hace excesivamente difícil a una de las partes el cumplimiento del acto requerido para 21 Artículo 122-3. 23 Artículo 2004. la caducidad no debe ser apreciada de oficio por los tribunales.2. Cuando se trata de relaciones jurídicas disponibles. “Los plazos de caducidad los fija la ley. Código Civil Perú. la idea general. como parte de las diferencias entre los conceptos es que la caducidad puede ser por ley o pactada entre partes. por su parte. 22 Luis Muñiz Argüelles. Sin embargo. es que así debe ser. indicando que “[l]a caducidad se da únicamente en los casos dispuestos por ley. Muñiz Argüelles codifica esta idea. sin admitir pacto contrario”.22 Esto proviene de Perú. según otras jurisdicciones. Además. 144. y Argentina en su reforma reciente del Código Civil y Comercial. mientras que la prescripción es solamente por ley. sino que debe ser alegada por una persona legitimada. La prescripción extintiva y la caducidad 131. entendemos que debe ser al revés de lo comentado y la caducidad debe ser precisada en que el mismo es establecido por ley y no por las partes tal como lo plantea el profesor Muñiz Argüelles. Revista de Colegio de Abogados de Puerto Rico. Ley 29/2002. Todo pacto que intente convertir un plazo prescriptivo en uno de caducidad es nulo”.

24 Entendemos que esta es la normativa que debe prevalecer. La prescripción extintiva y la caducidad 131.el mantenimiento del derecho o que implica un fraude a las disposiciones legales relativas a la prescripción. Como indica Muñiz Argüelles. 26 Id. donde la parte débil firma porque no tiene de otra para comprar lo que posiblemente sería su primera y única propiedad. se recortan las garantías”. incluso de caducidad […] [y] en ocasiones. los 24 Artículo 2568. Traemos el ejemplo del acreedor hipotecario y la parte quien toma un préstamo hipotecario. Si en este escenario se permitiera que el acreedor hipotecario pactara términos de caducidad. la parte débil se encontraría en una posición aún más frágil. lo que se prohíbe en otros artículos”. “[…] debe preverse la misma y coordinarse ambas partes de código. En la modernidad. 133. Revista de Colegio de Abogados de Puerto Rico. en lo que a la prescripción y caducidad se refiere. Aunque sea cierto que bajo un término prescriptivo no podrá ejercer su derecho ante un tribunal una vez prescribe su acción. 25 Luis Muñiz Argüelles. la parte débil tendrá aún menos recursos legales para defenderse. reconociéndose. Incluso. Código Civil y Comercial Argentina (2014). Es muy sabido que las escrituras hipotecarias son prácticamente contratos de adhesión. . “[…] no hay normas que protejan a partes débiles en tratos con otros que le imponen plazos cortos para reclamar. la gran mayoría de las hipotecas tienen como su acreedor un banco. 26 Si se permitiera que las partes pudiesen pactar la caducidad de traer las acciones. que tiene mucho más poder que quien toma prestado.25 Aunque la protección de la parte débil no debe estar entre la codificación de la prescripción y la caducidad. todavía existe su derecho o reclamo. aunque partes naturales pueden pactar una hipoteca.

con la caducidad el derecho o reclamo existe sin importar los hechos. La prescripción extintiva y la caducidad 131. en definitiva.28 Sobre el orden público. con independencia de si la acción que la norma reconocía era conocida por quién podía ejercerla”. una vez pasada el término no habrá forma para la parte débil reclamar. cuestionarse la solución desde una perspectiva individual. Gustavo Vallespinos comenta: Podrá. 27 También señala que la caducidad es de orden público y por ende no puede ser renunciado. ni tampoco considerando cuándo el reclamante advino a conocer sobre el daño ocurrido. pues. sin duda alguna. y generalmente empiezan a correr desde que quien reclama llega a conocer que hubo una falta. se termina premiando la omisión más grave del deudor de cumplir con lo que debía.términos empiezan a correr según los hechos. . ante las indudables ventajas que presenta “liquidar el 27 Luis Muñiz Argüelles. Sin embargo. Revista de Colegio de Abogados de Puerto Rico. 144. y el término correrá sin poder admitirse la interrupción. 28 Id. al codificar la definición indicando que la caducidad “[…] es una forma de extinción de la obligación. incluso el derecho configurado cesa de existir. determinado por un tribunal. el orden y la paz social imponen tal solución. Así lo hace Muñiz Argüelles. Por virtud de ella deja de existir el derecho que emana de una norma. Mientras que. También encontramos que es importante codificar tanto la definición de la caducidad como su naturaleza. Si el acreedor pactara un término de caducidad de un año o menos para reclamar alguna falta en el proceso de la prestación y otorgación de escrituras. aún si las partes así lo pactan.

32 Artículo 2005. excepto disposición legal en contrario”. igual que Argentina. Códigio Civil Perú. Código Civil y Comercial Argentina. De estas tres modalidades. se formaliza cuándo se puede interrumpir o suspender la caducidad. y la modalidad argentina. Los actos efectuados por las partes en forma alguna afectan su transcurso”. Carlos Gustavo Vallespinos. Revista de Colegio de Abogados de Puerto Rico. donde como único que admite la interrupción es si la parte se le hace imposible ejercer acción ante un tribunal. 144. entendemos que debemos seguir lo conceptualizado por Muñiz Argüelles. La prescripción extintiva y la caducidad 131. diferente a Cataluña. la modalidad peruana.32 salvo que sea imposible reclamar dicho ante un tribunal peruano. 33 Artículo 1994-8. 25 (Alveroni Ediciones 2014). El mismo sigue el patrón de que la caducidad debe ser por ley y no pactado entre las partes. 30 Luis Muñiz Argüelles. 33 Así que vemos tres modalidades sobre la suspensión o interrupción de la caducidad: la modalidad catalana.29 Además. donde puede ser interrumpido de forma similar a un término prescriptivo. Cuaderno De Obligaciones Nº 6. donde solamente se permitiría la interrupción si así lo ordena la ley en específico. así que por ende la ley debe igualmente codificar cuándo se puede interrumpir y cuándo no. . 31 Artículo 2567.31 Por otro lado. Muñiz Argüelles indica que “[ú]nicamente la ley puede ordenar la interrupción o suspensión de la caducidad. Prescripción Extintiva 19. Código Civil Perú. 29 Los principios generales del derecho de la prescripción en el derecho civil y comercial.30 Esto es bastante parecido a Argentina: “Los plazos de caducidad no se suspenden ni se interrumpen.pasado y evitar litigios sobre contratos o hechos cuyos títulos se han perdido y cuyo recuerdo se ha borrado”. en Perú no se admite la interrupción o suspensión de la caducidad.

1710. quien expresa que para que se entienda que el concepto que aplica es de caducidad. disponiendo que el mismo es de prescripción y no de caducidad”. entendemos que los artículos a continuación recogen la normativa de la caducidad que debemos tener ahora en Puerto Rico. 26 de junio de 2016. Ha habido ocasiones donde en el tribunal se ha interpretado que. “[…] el establecimiento de un plazo de caducidad para el ejercicio de la acción no es un mero requisito formal. sino que supone una auténtica configuración legal de otras categorías”. combinando lo expresado por el profesor Muñiz Argüelles (quien recoge las normativas de Perú) con lo dispuesto en Argentina. Así lo indica Muñiz Argüelles. aunque diga prescripción realmente debe ser caducidad y viceversa. siguiendo la línea que todo que caduca debe ser expresa en la ley. La prescripción extintiva y la caducidad 131. Revista de Colegio de Abogados de Puerto Rico. y además lo dispuesto en el Proyecto del Senado 171037. . 36 Caducidad de la acción de impugnación de acuerdos. la ley debe indicarlo expresamente. 35 Id. de la S. y que “[t]oda duda respecto a la naturaleza de los plazos será resuelta.36 Así que. 35 Como comenta Sánchez de Movellán. de suponer que el plazo es de caducidad. 34 Es decir. Estudios sobre el proceso de impugnación de acuerdos sociales 145. ya que a lo largo de este escrito hemos señalado que los términos no son iguales. 34 uis Muñiz Argüelles. Tampoco se deben usar los términos de forma intercambiable.Igual resulta importante aclarar que el legislador es quien debe decir expresamente si un término para reclamar o para ejercer un derecho es prescriptivo o si caduca. 37Artículos 1310-1313 P. 147 (Dykinson 2015). 145. igual debe ser para no “recurrir a una presunción como la que hasta el momento ha existido. Pedro Álvarez Sánchez De Movellán. si aparece reglamentado en una ley especial o próximo a una causa de acción específico”.

Todo pacto en contrario es nulo. Presunción adversa de la caducidad. Artículo 5. Los plazos de caducidad no se suspenden ni se interrumpen. aunque quien podía ejercer la acción conocía sobre dicho derecho. Fuente de la caducidad. Tampoco puede ser renunciado por pacto expreso ni por haberse invocado en un momento dado. Renuncia a caducidad. Artículo 2. La caducidad es un modo de extinción de derechos en cuya virtud deja de existir el derecho que emana de una disposición legal dentro del plazo establecido por ley. las partes no pueden renunciar ni alterar las disposiciones legales sobre caducidad establecidas en materia sustraída a su disponibilidad. Por lo tanto. Artículo 3. excepto disposición legal en contrario. . La caducidad es de orden público. orden público.Exposición de motivos [fill in later] Proyecto de ley Caducidad Artículo 1. La caducidad se da únicamente en los casos en los que la ley advierte claramente tal carácter. Artículo 4. De no disponerlo expresamente y de haber duda. definición. Caducidad. se presumirá que el plazo es de prescripción y no de caducidad. Interrupción y suspensión de la caducidad. La ley debe decir expresamente que el plazo para ejercer una acción es de caducidad.