You are on page 1of 86

Bogotá , D.C ., Diciembre 10 de 2009

Señores

BIBLIOTECA GENERAL

Cuidad

Estimados Señores :

Trabajo de Grado

X

Tesis

D

Nosotras , IVONNE BUITRAGO PRIETO y HELLEN CARDENAS SALAMANCA identificadas

.con C.C

No . 52 .268 .652

y

53.044 .077 , autoras

del trabajo de grado titulado NIVEL DE

AGENCIA DE AUTOCUIDADO DE LA SALUD EN EL TRABAJO EN UN GRUPO DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCiÓN DE UNA INSTITUCiÓN EDUCATIVA PRIVADA DE NIVEL SUPERIOR DURANTE EL MES DE OCTUBRE DE 2009 , presentado en el año de 2009 ,como requisito para optar el titulo de Especialista en Salud Ocupacional ; autorizamos a la Biblioteca General de la Universidad Javeriana para que con fines académicos :

Los usuarios puedan consultar el contenido de este trabajo de grado en la página Web de la Facultad , de la Biblioteca General y en las redes de información del país y del exterior , con las cuales tenga convenio la Universidad Javeriana.

Permita la consulta , la reproducción total

o parcial

a los usuarios interesados

en

el

contenido de este trabajo , para todos los usos que tengan finalidad académica , ya sea en

formato

CD-ROM o digital desde Internet , Intranet , etc ., y en general para cualquier

formato conocido o por conocer.

Muestre al mundo la producción intelectual de la Universidad Javeriana , a través de la visibilidad de su contenido .

De conformidad con lo establecido

en el artículo 30 de la Ley 23 de 1982 y el artículo 11 de la

Decisión Andina

351 de 1993, "Los derechos morales sobre el trabajo son propiedad de

los autores", los cuales son irrenunciables; imprescriptibles , inembargables e inalienables .

/

qliU 01 0.C:5c2 JfRl!i2

..

L.

Firma y documento de identidad

+l e /l e" C";,do-rc>;, cc. t>3C>"\4t:>:l'1

Firma y documento de identidad

FORMULARIO PARA LA DESCRIPCIÓN DEL TRABAJO DE GRADO

AUTORAS

Ai:l9l1idos Comoletos

Nombres Completos

BUITRAGO PRIETO CARDENAS SALAMANCA

NILSA IVONNE HELLEN HAZBLEYDI

ASESORA

ADellidos CorñDletos

 

Nombres ConiDletos

 

GRANJA PALACIOS

CONSUELO

FACULTAD : ENFEMERIA - MEDICINA

 

PROGRAMA: Carrera ___

Especialización _X __

Maestría __

Doctorado

_

NOMBRE DEL PROGRAMA: SALUD OCUPACIONAL

TRABAJO PARA OPTAR EL TíTULO DE: ESPECIALISTAS EN SALUD OCUPACIONAL

TíTULO COMPLETO DEL TRABAJO DE GRADO : NIVEL DE AGENCIA DE AUTOCUIDADO DE LA SALUD EN EL TRABAJO EN UN GRUP,O DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCiÓN DE

UNA

INSTITUCiÓN

EDUCATIVA

PRIVADA

DE

NIVEL

SUPERIOR

DURANTE

EL MES

DE

OCTUBRE

DE

2009

CIUDAD:

BOGOTÁ ,

AÑO

DE

PRESENTACiÓN

DEL

TRABAJO

DE

GRADO :

2009

NÚMERO DE PÁGINAS : 82

 

TIPO DE ILUSTRACIONES

 

Ilustraciones

Planos

_

Mapas

Láminas

Retratos

_

Fotografías

_X_ Tablas Gráficos y diagramas

_

 

_X_ Cuadros

 

"

PALABRAS CLAVES: Agencia de Autocuidado , Autocuidado , Construcción , Estilos de Vida , Nivel de Agencia de Autocuidado, Trabajador de la construcción

KEY WORDS : Self-care , Self-Care Agency , Bu ilding , Construction Worker, Lifestyles . Level of Self-care Agency .

RESUMEN

Los trabajadores de la construcción son unas de las personas más importantes en cualquier actividad de tipo constructivo, que requieren de especial atención pues están expuestos a múltiples factores de riesgo que se deben controlar y manejar . La salud de ellos , está condicionada por los riesgos en el lugar de trabajo , factores sociales e individuales y por el acceso a los servicios de salud . El determinar el nivel de Agencia de Autocuidado en un grupo de trabajadores de la construcción de una institución educativa privada de nivel superior, permite conocer el perfil socio - demográfico , identificar los elementos relacionados con el autocuidado de la salud , los estilos de vida saludables y el autocuidado en el trabajo ; y plantear estrategias en prevención y promoción de la salud que contribuyan a desarrollar y mejorar en ellos , su ambiente personal , familiar y organizacional ; que apoyados por la administración y gerencia , conduce a mantener una actitud proactiva frente a los riesgos existentes en su quehacer laboral. Para esto, el instrumento que se aplicó en la investigación se realizó teniendo en cuenta el Cuestionario de Escala de Apreciación de la Agencia de Autocuidado (ASA) , elaborado por lsenberg , 1983. La escala se compone de 24 ítems , con un formato de respuesta de cinco alternativas que permite dar respuesta a los objetivos planteados y una aproximación a un instrumento para evaluar el autocuidado en el ambiente laboral.

ABSTRACT

The construction workers are among the most important people in any kind of constructive

activity, that need special attention because they are exposed to multiple risk factors and this

should be control and

manage . Their health is conditioned by the

risks in the

workplace , social

and individual factors and the access to health services . To determine the level of self-care

agency in a group 01 construction workers at an private institute 01 higher

education gives

access to the profile social and demographic , identify items related to self-care , healthy lifestyles and self-care at work ; and propose strategies on prevention and health promotion to help to develop and to improve on them , their personal , family and organizational environment ; that supported by administration and management , leading to maintain a proactive attitude against risks in their professional work . For this , the instrument applied in the investigation was made taking into account Scale Questionnaire Assessment of Self-Care Agency made by Isenberg , 1983 .

.,

The scale consísts 24 ~ems w~h a response format w~h fíve aftematíves whích enables an answer to the proposed objectíves and approxímatíons to an ínstrument for assess se~-care ín the wor1< envíronmenl.

NIVEL DE AGENCIA DE AUTOCUIDADO DE LA SALUD EN EL TRABAJO, EN UN GRUPO DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN DE UNA INSTITUCIÓN EDUCATIVA PRIVADA DE NIVEL SUPERIOR DURANTE EL MES DE OCTUBRE DE 2009

NIVEL DE AGENCIA DE AUT OCUIDADO DE LA SALUD EN EL TRABAJO, EN UN GRUPO DE

NILSA IVONNE BUITRAGO PRIETO HELLEN HAZBLEYDI CÁRDENAS SALAMANCA

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

FACULTAD DE ENFERMERÍA – FACULTAD DE MEDICINA ESPECIALIZACIÓN EN SALUD OCUPACIONAL BOGOTÁ

2009

NIVEL DE AGENCIA DE AUTOCUIDADO DE LA SALUD EN EL TRABAJO, EN UN GRUPO DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN DE UNA INSTITUCIÓN EDUCATIVA PRIVADA DE NIVEL SUPERIOR DURANTE EL MES DE OCTUBRE DE 2009

NIVEL DE AGENCIA DE AUT OCUIDADO DE LA SALUD EN EL TRABAJO, EN UN GRUPO DE

NILSA IVONNE BUITRAGO PRIETO HELLEN HAZBLEYDI CÁRDENAS SALAMANCA

Trabajo de grado para optar el título de Especialistas en Salud Ocupacional

Asesora:

Consuelo Granja Palacios

Enfermera Especialista en Gerencia en Salud Ocupacional Magister en Educación

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE ENFERMERÍA – FACULTAD DE MEDICINA ESPECIALIZACIÓN EN SALUD OCUPACIONAL BOGOTÁ

2009

Nota de aceptación ____________________________ ____________________________ ____________________________ ____________________________ ____________________________

____________________________ Presidente del Jurado

____________________________ Firma del Jurado

____________________________ Firma del Jurado

Bogotá D.C., Diciembre de 2009

AGRADECIMIENTOS

Agradezco a Dios, a mi familia y de manera especial a la Pontificia Universidad Javeriana por todo el apoyo brindado. Ivonne

Agradezco a Dios, a mi familia y especialmente a mi tío Uriel, Mamá y a Sandra, por el apoyo. Hellen

NOTA DE ADVERTENCIA

“La Universidad no se hace responsable por los conceptos emitidos por sus alumnos en sus trabajos de grado. Solo velará porque no se publique nada contrario al dogma y a la moral católica y porque los trabajos de grado no contengan ataques personales contra persona alguna, antes bien se vea en ellos el anhelo de buscar la verdad y la justicia”.

Artículo 23 de la Resolución N° 13 de Julio de 1946

TABLA DE CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

11

  • 1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

13

  • 2. JUSTIFICACIÓN

17

  • 3. OBJETIVOS

23

GENERAL

  • 3.1 ..................................................................................................................................

23

ESPECÍFICOS

  • 3.2 ...........................................................................................................................

23

  • 4. PROPÓSITOS

...................................................................................................

24

  • 5. DEFINICIÓN OPERACIONAL DE TÉRMINOS

.................................................

25

  • 5.1 AGENCIA DE AUTOCUIDADO

.............................................................................................

25

  • 5.2 AGENCIA DE AUTOCUIDADO EN CONSTRUCCIÓN

....................................................

25

  • 5.3 TRABAJADOR

..........................................................................................................................

26

  • 5.4 TRABAJADOR DE LA CONSTRUCCIÓN

...........................................................................

26

  • 6. MARCO TEÓRICO

............................................................................................

27

  • 6.1 AUTOCUIDADO

.......................................................................................................................

27

6.1.1 Teoría del autocuidado 6.1.2 Requisitos de autocuidado 6.1.3 Teoría del déficit de autocuidado

29

31

34

6

  • 6.2. ESTILOS DE VIDA

..................................................................................................................

39

  • 6.3 EDUCACIÓN PARA LA SALUD Y PROMOCIÓN DE LA SALUD: ESTRATEGIAS

PARA MEJORAR LOS ESTILOS Y LA CALIDAD DE

42

6.4.

SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

45

6.4.1

Factores de Riesgo o Peligros en el sector de la construcción

46

6.5

AUTOCUIDADO EN EL TRABAJO

49

  • 6.5.1 Factores internos o personales

50

  • 6.5.2 Factores externos o ambientales

51

  • 7. DISEÑO METODOLÓGICO

54

  • 7.1 TIPO DE INVESTIGACIÓN

54

 
  • 7.2 POBLACIÓN

54

  • 7.3 INSTRUMENTOS

54

 
  • 7.4 APLICACIÓN

55

  • 8. ANÁLISIS DE RESULTADOS

57

8.1

VARIABLES

SOCIODEMOGRÁFICAS

57

  • 8.2 AGENCIA DEL AUTOCUIDADO

62

9.

CONCLUSIONES

71

10.

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN

74

BIBLIOGRAFÍA

76

7

Anexo

A

80

Anexo

B

81

8

LISTA DE TABLAS

Tabla 1. Estado Civil, nivel educativo y socio – económico de los trabajadores de la

construcción de una institución educativa privada de nivel

58

Tabla 2. Tipo de vinculación y cargo de los trabajadores de la construcción de una

institución educativa privada de nivel

58

Tabla 3. Antigüedad de los trabajadores en la institución educativa privada de nivel

 

59

Tabla 4. Seguridad Social de los trabajadores de

60

Tabla 5. Capacitaciones que han recibido los trabajadores de

61

Tabla 6. Información de Accidentalidad y Enfermedad Profesional, por parte de los

trabajadores de

construcción. ......................................................................................

62

Tabla 7. Nivel de Agencia de Autocuidado, de un grupo de trabajadores de la construcción

63

...................................................................................................................................... Tabla 8. Frecuencias y porcentajes de respuestas para cada una de las preguntas del

instrumento Nivel de Agencia de Autocuidado para los trabajadores de construcción.

63

...................................................................................................................................... Tabla 9. Frecuencia de la clasificación del nivel de autocuidado y el cargo que ocupan los

trabajadores de la construcción que laboran en una institución educativa privada de

nivel

68

Tabla 10. Frecuencia de la clasificación de autocuidado y el nivel educativo de los

trabajadores de

69

Tabla 11. Frecuencia de la clasificación de autocuidado y nivel socio económico de los

trabajadores de

69

Tabla 12. Frecuencia de la clasificación de autocuidado y tipo de vinculación del grupo de

trabajadores de

70

9

LISTA DE CUADROS

Cuadro 1. Elementos relacionados con el autocuidado de la salud y nivel de agencia de

autocuidado………………………………………………………………………………. 64

Cuadro

2.

Elementos

relacionados con los

estilos

de

vida

y

el

nivel de

agencia

de

autocuidado……………………………………………………………………………… 65

..

Cuadro

3.

Elementos

relacionados con los

estilos

de

vida

y

el

nivel de

agencia

de

autocuidado……………………………………………………………………………… 66

..

10

INTRODUCCIÓN

El propósito de esta investigación es desarrollar un tema poco estudiado en el país

y el cual tiene gran importancia a nivel ocupacional. Se trata de identificar el nivel

de Agencia de Autocuidado que presenta un grupo de trabajadores de la

construcción de una institución educativa privada de nivel superior; definiendo el

autocuidado como el cuidado personal que los seres humanos necesitan

diariamente y que puede ser modificado por el estado de salud, las condiciones

ambientales, los efectos del cuidado médico y otros factores; además es la

práctica de actividades que los seres humanos inician y realizan en su propio

beneficio para lograr mantener la vida, su funcionamiento saludable, el constante

desarrollo personal y su bienestar.

La industria de la construcción es una de las mayores del mundo. Sus logros en la

reconstrucción de zonas devastadas por desastres tanto naturales como causados

por el hombre, y en el suministro de energía, servicios y comunicaciones para

hacer frente a las crecientes necesidades y expectativas de los pueblos de todo el

mundo, ha traído grandes beneficios para la raza humana, pero de igual manera

también ha traído diferentes consecuencias o riesgos para las personas que

desarrollan este trabajo. Debido a ello es importante que estos trabajadores

conozcan sus funciones, tareas u oficios que desarrollan día a día en su trabajo,

además de conocer las prácticas de autocuidado que pueden o deben practicar

para así promover su salud y de esta forma armonizar su entorno personal,

familiar y por ende laboral.

11

La importancia de estudio radica en ser un tema poco estudiado, que permitirá

fortalecer el concepto de autocuidado en el trabajo, y de esta manera se puede

crear, diseñar o implementar diferentes estrategias que a lo largo de la vida traerá

para el trabajador una calidad de vida mejor.

Es por esto que se enfatiza en conocer el nivel de Agencia de Autocuidado de la

salud en el trabajo del grupo de trabajador es ya mencionado; a través de los

componentes del autocuidado de la salud, los estilos de vida saludables y los

elementos de autocuidado a nivel laboral.

Los resultados obtenidos en la aplicación del instrumento de Agencia de

Autocuidado, contribuyen a enriquecer el campo de la promoción de Autocuidado

que se maneja en Salud Ocupacional; campo que es trabajado y puesto en

práctica, pero no estudiado a profundidad.

12

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Los trabajadores conforman la mitad de la población del mundo y son los mayores

contribuyentes al desarrollo económico y social. La salud de ellos, está

condicionada por los riesgos en el lugar de trabajo, factores sociales e

individuales y por el acceso a los servicios de salud.

Aunque existen intervenciones seguras para evitar los riesgos laborales, proteger

y promover la salud en los sitios de trabajo; se evidencian grandes diferencias

dentro de los países y entre éstos lo concerniente al estado de salud de los

trabajadores y su exposición a riesgos laborales. Sólo una minoría de la población

trabajadora mundial tiene actualmente acceso a servicios de salud ocupacional.

El Plan de Acción Mundial sobre la Salud de los Trabajadores 2008-2017 que

desarrolla la Organización Mundial de la Salud, trabaja todos los aspectos

relacionados con los trabajadores tales como: la prevención primaria de los

riesgos laborales, la protección y promoción de la salud en el lugar de trabajo, las

condiciones de empleo y el mejoramiento en los sistemas de salud.

Este plan se basa en los siguientes principios:

Todos los trabajadores deben poder disfrutar del más alto nivel posible

de salud física y mental y de condiciones de trabajo favorables. El lugar

de trabajo no debe perjudicar la salud ni el bienestar. La prevención

primaria de los riesgos para la salud de los trabajadores merece una

atención prioritaria. Todos los componentes de los sistemas de salud

13

deben tenerse en cuenta a la hora de dar una respuesta integrada a las

necesidades de salud concretas de la población activa. El lugar de

trabajo también puede servir de marco para llevar a cabo otras

intervenciones esenciales de salud pública y promover la salud. Las

actividades relacionadas con la salud de los trabajadores se deben

planificar, poner en práctica y evaluar, con miras a reducir las

desigualdades dentro de los países y entre ellos en lo que respecta a la

salud de los trabajadores. Además, en esas actividades deben

participar trabajadores y empleadores y sus representantes. 1

Para que se logre llevar a cabo el proyecto de la OMS, es necesario cumplir con

los siguientes objetivos: elaborar y aplicar instrumentos normativos sobre la salud

de los trabajadores, proteger y promover la salud en el lugar de trabajo, mejorar el

funcionamiento de los servicios de salud ocupacional y el acceso a los mismos,

proporcionar datos probatorios para fundamentar las medidas y las prácticas, e

integrar la salud de los trabajadores en otras políticas.

Sin embargo, la prevención no sólo hace parte del empresario. Los trabajadores

deben aplicar las medidas preventivas establecidas y hacer parte del plan

organizado. Si consideran que su trabajo supone un riesgo para la salud, es

importante comunicarlo; ya que un factor de gran ayuda son los mecanismos de

reflexión personal sobre los propios actos y decisiones cotidianas.

Es importante que los trabajadores concluyan por sí

mismos que están

arriesgando mucho más de lo que pueden perder (como oportunidades laborales,

fracaso de un proyecto de vida productiva, la desintegración de una familia,

1 Organización Mundial de la Salud. 60, Asamblea Mundial de la Salud. Abril de 2007. Disponible en:

http://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA60/A60_20sp.pdf. Citado Junio de 2009.

14

dejando secuelas físicas, psíquicas y morales muy difíciles de revertir). Cuando el

cambio es fruto de la reflexión, y el proceso es voluntario y personal en torno a

cosas que tienen un real valor a nivel personal, éste tiende a ser más duradero y

comienza a crear conciencia del autocuidado.

Estas estrategias acerca del autocuidado deben implementarse de forma intensa,

continua y diversificada, ya que es importante crear en el trabajador conciencia

natural y diaria, en un entorno social y cultural, en donde la actividad del día, los

estilos de vida y el ambiente hacen que estas reflexiones se desaparezcan y se

centren en el entorno de alto riesgo.

En la construcción, “a pesar de no tener estadísticas confiables, son evidentes

muchas de las deficiencias en materia de salud y seguridad que generalmente

producen un alto número de lesiones, muertes y deterioro de las condiciones de la

salud en relación con el desarrollo del trabajo” 2 .

Las características generales del sector se resumen en el tipo de población pues

presentan un bajo nivel educativo, mano de obra poco calificada, condiciones

sociales y económicas insuficientes; “la gran variación de la actividad según los

ciclos de contracción y expansión, la diversidad de actividades de alto riesgo a las

cuales se enfrentan los trabajadores en cada etapa del proceso productivo, la

variedad del tipo de obra, la limitación de acceso a la seguridad social y los

contrastes con relación al uso de la tecnología” 3 , y las extensas jornadas

laborales.

2 CANNEY, Patricia. Seguridad y Salud en el Campo de Construcción: el caso de Colombia. Capítulo3. p. 43 Disponible desde internet en: www.suratep.com/articulos/157/caso_colombia.pdf. Con acceso el 23 de mayo de 2009.

3 Ibid., p. 43.

15

Dichas características se ven reflejadas en el poco conocimiento para ejecutar las

tareas y actividades propias del oficio, escasa e inadecuada dotación de

elementos de protección personal, exceso de confianza, actitud negativa hacia su

propia seguridad, los estilos de vida que llevan; igualmente incapacidad física o

mental cuando no se ha seleccionado el personal apto para el cargo, abuso por

parte de los trabajadores al utilizar herramientas y equipos de trabajo en mal

estado y para otros fines.

Durante la revisión bibliográfica se evidenciaron pocas investigaciones acerca de

la práctica del autocuidado en los trabajadores y específicamente en el sector de

la construcción, al igual que no se cuenta con un instrumento que permita conocer

información acerca de la capacidad de autocuidado en el ámbito laboral.

Teniendo en cuenta el proyecto de la OMS y la caracterización de la población de

la construcción es importante determinar ¿Cuál es el nivel de Agencia de

Autocuidado de la salud en el trabajo en un grupo de trabajadores de la

construcción de una institución educativa privada de nivel superior durante

el mes de octubre de 2009?

16

2. JUSTIFICACIÓN

El determinar el nivel de Agencia de Autocuidado en un grupo de trabajadores de

la construcción de una institución educativa privada de nivel superior, permite

conocer el perfil socio – demográfico, identificar los elementos relacionados con el

autocuidado de la salud, los estilos de vida saludables y el autocuidado en el

trabajo; y plantear estrategias en prevención y promoción de la salud que

contribuyan a desarrollar y mejorar en ellos, su ambiente personal, familiar y

organizacional; que apoyados por la administración y gerencia de la Institución,

conduce a mantener una actitud proactiva frente a los riesgos existentes en su

quehacer laboral.

En la celebración del Día Mundial sobre la Seguridad y Salud en el Trabajo en el

año 2005, la Oficina Internacional del Trab ajo (OIT) y la Organización Mundial de

la Salud (OMS) informaron que es necesario desarrollar en todo el mundo una

cultura de seguridad preventiva, pues van en aumento las muertes, heridas y

enfermedades relacionadas con el trabajo. 4

Continuando con los apartados del Día Mundial sobre la Seguridad y Salud en el

Trabajo en el año 2005, la OIT anunció que el número de accidentes y

enfermedades laborales anualmente cobr an más de 2 millones de vidas, y al

parecer siguen aumentando debido a la rápida industrialización de algunos países

4 Organización Mundial de la Salud; 28 de abril de 2005. El número de accidentes y enfermedades

relacionados con el

trabajo

sigue

en

aumento.

Disponible

desde

Internet

en:

http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2005/pr18/es/index.html. Con acceso el 18082009

17

en desarrollo. Las enfermedades profesionales causan al año 1.7 millones de

víctimas, superando a los accidentes mortales en una proporción de cuatro a uno.

Además de esto, la OIT determinó que los trabajadores también sufren

aproximadamente 268 millones de accidentes no mortales que causan ausencias

mínimo de tres días de trabajo y unos 160 millones de nuevos casos por

enfermedad laboral. Anteriormente la OIT había calculado que los accidentes y

enfermedades relacionadas con el trabajo son responsables que alrededor del 4%

del PIB mundial se desaproveche por concepto del pago de compensaciones y

ausencias de trabajo.

Las cifras indican que los accidentes de trabajo se han estabilizado en muchos

países industrializados, pero en países en vía de desarrollo, tanto en Asia como

en América Latina, van en aumento.

“Por ejemplo, el análisis de la OIT mostró que aunque el número de accidentes

mortales y no mortales en el centro de trabajo permaneció estable o disminuyó en

la mayoría de las regiones, en China, el número estimado el número de accidentes

mortales aumentó de 73.500 en 1998 a 90.500 en 2001, mientras que los

accidentes que provocaron tres días de ausencia del trabajo o más aumentaron de

56 millones a 69 millones. En América Latina, el aumento del número total de

personas empleadas y el crecimiento del sector de la construcción, especialmente

en Brasil y México, parecen haber provocado un incremento anual de los

accidentes mortales de 29.500 a 39.500 durante el mismo período de tiempo” 5 .

“La OIT también ha citado nuevos datos que muestran que en el sector de la

construcción, cada año se producen al menos 60.000 accidentes mortales – lo que

5 Ibid., http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2005/pr18/es/index.html

18

equivale a una muerte cada diez minutos. Casi el 17 por ciento de todos los

accidentes mortales en el trabajo se producen en ese sector, pero además los

trabajadores de la construcción también deben hacer frente a otros riesgos para la

salud, incluida la exposición a polvo cargado de amianto, sílice y productos

químicos peligrosos. En consonancia con los convenios, las recomendaciones y

orientaciones de la OIT, el informe destaca la necesidad de realizar una mejor

planificación y coordinación para abordar las cuestiones de seguridad y salud en

las obras de construcción, así como un mayor enfoque para reducir la mala salud

y la enfermedad relacionadas con el trabajo” 6 .

En las estadísticas de accidentes de trabajo en el sector de la construcción a nivel

nacional, según información de Fasecolda, para el año 2000 se presentaron 7.423

accidentes, en el 2001 8.295, en el 2002 8.379, en el año 2003 el número de

accidentes fue de 11.138, para el 2004 15.201, en el 2005 19.213, en el 2006

22.785, en el 2007 28.213 y para el 2008 el número de accidentes fue de 32.861 7 .

Es importante llevar a cabo la práctica del autocuidado en la salud; y para esto se

requiere una serie de beneficios en tres niveles básicos: a nivel personal (salud

física, salud psicológica, realización de planes y proyecto de vida, desarrollo), a

nivel familiar (tranquilidad y bienestar familiar, cuidado y protección a sus

familiares, trabajo y aporte económico a familia) y a nivel organizacional (mayor

calidad de eficiencia, menor ausentismo mayor producción, menos tasas de

accidentalidad y sinestrabilidad).

  • 6 Ibid., http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2005/pr18/es/index.html.

  • 7 FASECOLDA. Disponible en : www.fasecolda.com. Con acceso el 30072009

19

Dentro de ésta práctica, la Agencia de Autocuidado busca desarrollar en la

población adulta un proceso de maduración que permita “discernir los factores que

deben ser controlados o tratados para regular su propio funcionamiento y

desarrollo para decidir lo que pueden y debería hacerse con respecto a la

regulación, para exponer los componentes de su demanda de autocuidado

terapéutico (requisitos de autocuidado, tecnologías, medidas de cuidados) y

finalmente, para realizar las actividades de cuidado determinadas para cubrir sus

requisitos de autocuidado a lo largo del tiempo” 8

Así mismo, es importante mantener una fuerza de trabajo saludable en un país,

comunidad o región, pues no sólo contribuyen a la riqueza y productividad de los

mismos, sino a la motivación, satisfacción y calidad de vida de la sociedad tanto

individual como colectiva. Es fundamental que las empresas consideren a los

trabajadores como piezas fundamentales de su organización a los cuales debe

garantizar el mantenimiento de su salud, y contribuir para que establezcan

comportamientos seguros, sanos y estilos de vida saludables.

El estudio también contribuye a identificar y dar respuesta a lo propuesto en el

Plan Nacional de Salud Ocupacional 2008 – 2012, el cual presenta en uno de sus

objetivos fortalecer la promoción de la salud de los trabajadores y la prevención de

los riesgos profesionales, para lo cual se debe aument ar la cobertura de acciones

dirigidas a la población general para el desarrollo y fortalecer la cultura del auto-

cuidado en torno a la adopción de actuaciones seguras en el ámbito laboral,

extralaboral, la familia y la comunidad, cuya estrategia planteada es el fomento de

8 ALVAREZ, Luz. Capacidad de Agencia de Autocuidado en personas con Hipertensión Arterial hospitalizadas

en

una

clínica

de

Bogotá.

Disponible

desde

internet

en

htpp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/422/42280309.pdf. Con acceso el 24102009

20

estilos de vida y trabajo saludable, la cual se debe desarrollar a través de

campañas de divulgación y desarrollo de actividades de capacitación relacionadas

con la prevención del riesgo ocupacional.

El tema del autocuidado, ha sido estudiado por diferentes profesiones tanto del

área de la salud o como del área social, ya que tiene un alto contenido sociológico,

antropológico, político y económico; por lo tanto se debe estudiar de manera

interdisciplinaria, donde todo el equipo de Salud Ocupacional es el encargado de

promoverlo.

El fomento del autocuidado requiere de un enfoque humanista, por lo tanto, es

necesario partir del concepto de persona como ser integral, y de salud como “el

resultado de los cuidados que uno mismo se dispensa a sí mismo y a los demás,

de la capacidad de tomar decisiones y controlar la vida propia y de asegurar que la

sociedad en que uno vive ofrezca a todos sus miembros la posibilidad de gozar de

un buen estado de salud” 9

Teniendo en cuenta lo anterior, la presente investigación beneficiará en primer

lugar a un grupo de trabajadores de la construcción que laboran en una institución

educativa privada de nivel superior, debido a que son los más vulnerables de

presentar un accidente de trabajo o desarrollar una enfermedad profesional,

afectando su integridad personal, su entorno familiar, social y por ende laboral.

De otro lado los beneficios que recibirá la institución educativa privada de nivel

superior se reflejarán en el aumento de la productividad, en la optimización de los

9 TOBON CORREA, Ofelia. El Autocuidado, una habilidad para vivir. Colombia. p. 10. Disponible desde Internet en: http://www.promocionsalud.ucaldas.edu.co/downloads/Revista 8_5.pdf. Con acceso el 14072009

21

niveles de seguridad de la misma y los empleados; en el fortalecimiento de la

promoción y prevención de la salud de los trabajadores, y en un mayor

compromiso por parte de quienes directamente ejecutan los procesos de

construcción en la organización educativa.

22

  • 3.1 GENERAL

3. OBJETIVOS

Identificar el nivel de Agencia de Autocuidado de la salud en el trabajo en un grupo

de trabajadores de la construcción de una institución educativa privada de nivel

superior durante el mes de octubre de 2009

  • 3.2 ESPECÍFICOS

    • 1. Conocer el perfil socio - demográfico de un grupo de trabajadores del sector de la construcción de una institución educativa privada de nivel superior.

    • 2. Identificar los elementos relacionados con el autocuidado de la salud, los estilos de vida saludables y el autocuidado en el trabajo.

    • 3. Proponer estrategias de intervención que mantengan y mejoren el nivel de Agencia de Autocuidado de la salud de los trabajadores.

23

4. PROPÓSITOS

  • 1. Elaborar un instrumento específico que permita identificar el nivel de Autocuidado en el Trabajo y contribuya al diseño de programas de este nivel en las empresas del sector constructor.

  • 2. Implementar programas de Autocuidado a nivel empresarial, para fomentar la salud, seguridad y estilos de vida saludables en los trabajadores.

24

5. DEFINICIÓN OPERACIONAL DE TÉRMINOS

  • 5.1 AGENCIA DE AUTOCUIDADO

Es definida por Orem como la “compleja capacidad desarrollada que permite a los

adultos y adolescentes en proceso de maduración discernir los factores que deben

ser controlados o tratados para regular su propio funcionamiento y desarrollo para

decidir lo que pueden y debería hacerse con respecto a la regulación, para

exponer los componentes de su demanda de autocuidado terapeútico (requisitos

de autocuidado, tecnologías, medidas de cuidados) y finalmente, para realizar las

actividades de cuidado determinadas para cubrir sus requisitos de autocuidado a

lo largo del tiempo.” 10

La Agencia de Autocuidado, permite en los trabajadores de la construcción,

identificar estilos de vida, riesgos y peligros propios de su trabajo, para desarrollar

la capacidad de tomar medidas y adoptar acciones y condiciones de forma segura,

con el fin de contribuir a mantener su salud en el trabajo.

  • 5.2 AGENCIA DE AUTOCUIDADO EN CONSTRUCCIÓN

Permite a los trabajadores identificar los riesgos y peligros propios de su trabajo,

que desarrollarán la capacidad de tomar medidas y condiciones de forma segura

en bienestar de su salud.

10 Ibid., htpp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/422/42280309.pdf

25

  • 5.3 TRABAJADOR

De acuerdo a una discusión llevada a cabo en la 88ª reunión, llevada a cabo en la

Oficina Internacional del Trabajo Ginebra del año 2000 en el país de Polonia se

refiere a trabajador como: “alguien que trabaja para un empleador y no por cuenta

propia “ 11 , de otro lado también se considera una persona con ciertas

características y dependiendo de la naturaleza de su actividad este puede ser un

empleado cuando realiza tareas predominantemente desarrolladas en una oficina

con prestaciones esencialmente intelectuales o puede ser un obrero cuando la

actividad consiste en la prestación de una tarea fundamentalmente física sin gran

desarrollo intelectual

  • 5.4 TRABAJADOR DE LA CONSTRUCCIÓN

Para el Ingeniero y filósofo Humberto Hincapié Villegas 12 , el obrero de la

construcción tiene la raíz del campesino; no tiene oficio ni profesión. Llega a este

trabajo por que toca y hay que hacerlo. Su familia es generalmente de inmigrantes

que salieron de sus hogares por múltiples motivos, que buscan en la ciudad un

mejor futuro para ellos y sus hijos.

Es importante aclarar que los obreros que trabajan como empleados en empresas

organizadas tienen los amparos legales, mientras otros con patronos que son

personas naturales o empresas piratas, que son la mayoría de los casos, pagan

salarios por debajo del mínimo y sin ningún tipo de prestaciones.

11 Organización Internacional del Trabajo. 88a. reunión. 30 de mayo – 15 de junio de 2000. Seguridad y salud

en

la

agricultura.

Ginebra.

2000.

Disponible

en:

http://www.ilo.org/public/spanish/standards/relm/ilc/ilc88/rep-vi-2.htm. Con acceso el 5082009.

12 HINCAPIE, Humberto. El obrero en la construcción. Revista Camacol. Colombia, 1997. P. 7274

26

6. MARCO TEÓRICO

6.1 AUTOCUIDADO

Los cuidados son actividades indispensables para la comunidad pues favorecen a

la supervivencia y la salud de sus miembros, es decir, la salud de la sociedad.

Son acciones personales que se necesitan constantemente para mantener el

funcionamiento y bienestar, y en éstas los requerimientos de cada persona se ven

afectados por la edad, etapa del desarrollo, estado de salud, condiciones

ambientales y efectos de la atención médica.

Existen tres tipos de de cuidados: el autocuidado, los cuidados dependientes y los

cuidados de enfermería. El primero es válido y extensible a cuidados

dependientes. Se diferencia uno de otro pues en el autocuidado es por uno mismo

para uno mismo; en el cuidado dependiente es por una persona a otra. Los

cuidados de enfermería son los cuidados profesionalizados ofrecidos por las

enfermeras. En este trabajo se tratará sólo el autocuidado.

Todas las personas presentan las mismas necesidades de cuidados por el hecho

de ser personas, pero estas necesidades comunes (requerimientos de

autocuidado universal y del desarrollo que se ampliarán más adelante) pueden

verse influenciadas o modificadas por algunos factores que se conocen como

factores básicos condicionantes. Cuando la necesidad de cuidado es por falta de

salud, se denomina requisitos de autocuidado de desviación de la salud.

27

Las prácticas de autocuidado requieren de acciones repetitivas que tienden a

convertirse en hábitos o rutinas para que permanezcan a lo largo de toda la vida.

Dichos hábitos se desarrollan y configuran a través del tiempo, pero en cualquier

instante uno de los elementos que influyen en ellos cambie la necesidad de

cuidados y por tanto deja de ser adecuado el patrón de autocuidado habitual.

El autocuidado hace referencia a las prácticas de la vida diaria y a las condiciones

que realiza una persona, familia o grupo para cuidar su salud, estas prácticas son

destrezas que se aprenden a través de toda la vida, que son de uso continuo y se

utiliza por libre decisión; con el fin de fortalecer o restablecer la salud y prevenir la

enfermedad respondiendo a la capacidad de supervivencia a las prácticas

habituales de su cultura 13 .

La enfermera Dorothea E. Orem “conceptualiza el Autocuidado como el cuidado

personal que los seres humanos necesitan diariamente y que pueden ser

modificados por el estado de salud, las condiciones ambientales, los efectos del

cuidado médico y otros factores, es la práctica de actividades que los seres

humanos inician y realizan en su propio beneficio para lograr mantener la vida, su

funcionamiento saludable, el constante desarrollo personal y su bienestar” 14 .

Las prácticas de autocuidado, para cubrir las necesidades de cuidado que se

presentan a lo largo de toda la vida, requieren de acciones repetitivas que tienden

a convertirse en rutinas o hábitos, que se desarrollan y configuran a lo largo del

13 TOBON, Op. cit., p. 1

14 BENAVENT GARCES, Amparo. Fundamentos de Enfermería: Teoría del Autocuidado. Madrid:

Dae. 2001. p. 328.

28

tiempo. En cualquier momento los elementos que influyen en ellos cambian la

necesidad de cuidados, dejando de ser el patrón de autocuidado habitual.

6.1.1 Teoría del autocuidado

Orem, se basa en dos premisas sobre el autocuidado: “la primera como conducta

para con uno mismo aprendida a través de las relaciones con otros; la segunda,

como derecho y responsabilidad de cada persona. Responsabilidad que

transciende de uno mismo, ya que a veces se hace para otros, y derecho en

cuanto a que cuando una persona no puede cuidarse por sí misma ni puede ser

ayudada por sus cercanos necesita de ayuda social, profesional” 15 .

Es importante destacar que el autocuidado es una función reguladora humana,

que son todas las actividades que realiza cada persona de manera independiente

a lo largo de toda su vida a favor de sí misma, que se requiere continua y

diariamente, y que tiene como fin regular el propio funcionamiento y desarrollo,

contribuir a mantener la vida, la salud y el bienestar.

El concepto de autocuidado encierra tres enunciados fundamentales: los factores

condicionantes que influyen en él, su relación con la salud y la enfermedad, y las

demandas de comportamiento y recursos que son necesarios para realizarlos.

En el primer enunciado, se considera que las conductas de autocuidado están

condicionadas por factores como el nivel de madurez, valores culturales,

experiencias, conocimientos sobre salud y papel de cada persona en el grupo

familiar, objetivos a conseguir, relaciones interpersonales. Se entiende que la

15 Ibid, p. 329

29

persona adulta puede ocuparse o no de sus acciones de hábitos inadecuados

para distintas situaciones de salud y la forma de desarrollar los cuidados que se

requiere. La falta de conocimientos, los trastornos de salud, la falta de habilidades,

y los hábitos inadecuados limitan a la persona para realizar su autocuidado.

En cuanto a la relación con la salud y la enfermedad, el autocuidado es

indispensable para la integridad y desarrollo de la persona; por lo tanto debe

realizarse continuamente. Para mantener y mejorar la salud se requieren

conocimientos y habilidades; y cuando existen problemas de salud deben llevarse

a cabo actividades adicionales, pues pueden producir limitaciones en el individuo

para tareas de autocuidado especificas.

Y en la necesidad de demandas de comportamiento y recursos, el autocuidado

puede necesitar orientaciones de profesionales sobre los requerimientos

necesarios y los problemas que pueden aparecer, indicaciones sobre la ayuda que

pueda necesitar de diferentes expertos, sobre cómo controlar el entorno y la forma

de utilizar recursos específicos que sean necesarios. La persona requiere de

conocimientos generales sobre el autocuidado y específicos sobre la propia

persona, el estado de salud y el ambiente físico y social.

El autocuidado es una actividad cultural influenciada por el grupo en el que se

desenvuelve cada individuo, que condiciona su realización y la forma de hacerlo;

para lo cual necesita de conocimientos, habilidades y recursos. Así, existen dos

clases de acciones dentro del autocuidado: acciones aprendidas y acciones

intencionadas.

En las acciones aprendidas es importante destacar que éstas en el autocuidado

“son producto de los valores culturales de cada persona, en cuanto a la cobertura

de los requisitos de autocuidado en condiciones habituales, y que precisa de

30

conocimientos concretos cuando la cobertura de los requisitos de autocuidado

tiene prescripciones específicas para llevarlos a cabo de la manera adecuada en

cada situación” 16 .

En cuanto a las acciones intencionadas, el autocuidado se comprende como una

actividad que busca una meta o un fin que ha sido identificada antes de comenzar

la acción. Estas acciones son siempre autónomas y controladas por quien realiza

la acción, dentro del ambiente y circunstancias en las que tienen lugar.

  • 6.1.2 Requisitos de autocuidado

También llamados necesidades de autocuidado. Son las acciones a realizar que

se saben, o se suponen, que son necesarias en la regulación de uno o más

aspectos del funcionamiento y desarrollo humano permanente, o en condiciones o

circunstancias específicas. Son las medidas que se utilizan para proporcionar el

autocuidado, y a su vez son los objetivos que se deben alcanzar a través de

diferentes acciones estimadas de autocuidado, propósitos concretos de

autocuidado y las razones por las que se llevan a cabo y expresan los resultados

deseados.

Los requisitos de autocuidado se clasifican en tres categorías: universal, para el

desarrollo y de desviación de la salud. Cuando se satisfacen adecuadamente

proporcionan condiciones humanas y ambientales como:

Sirven de soporte a los procesos vitales y promocionan el funcionamiento

normal.

16 Ibid., p. 331

31

Mantienen las estructuras y el funcionamiento humano dentro de

parámetros de normalidad.

Promocionan el crecimiento, desarrollo y maduración de acuerdo con el

potencial humano.

Previenen las lesiones y las enfermedades.

Contribuyen a la regulación y control de los efectos de las lesiones y

procesos patológicos.

Previenen la incapacidad o ayudan a regular o controlar los efectos de

lesiones y enfermedades.

Promueven el bienestar general.

6.1.2.1 Requisitos de autocuidado universal.

Tomando como referencia el libro Fundamentos de Enfermería de la autora

Benavent, esto requisitos son comunes para todas las personas y se necesitan a

lo largo de toda la vida y en todas las situaciones de salud. Aquí se encuentran

aspectos fundamentales para la vida, el mantenimiento de la integridad de las

estructuras, el funcionamiento y bienestar de la persona. Estos son:

El mantenimiento de un aporte de aire, agua y alimentos suficientes:

proporciona a la persona los elementos necesarios para el metabolismo y

la producción de energía.

La provisión de los cuidados asociados a los procesos de eliminación y los

excrementos: para el funcionamiento humano tiene como fin el asegurar la

integridad y regulación de estos procesos, así como el control y manejo

adecuado de los productos de desecho.

El mantenimiento del equilibrio entre la actividad y el reposo: se enfoca a

controlar el gasto de energía y a regular los estímulos ambientales para

realizar con satisfacción actividades de ejercicio y reposo.

32

El mantenimiento del equilibrio entre la soledad y la interacción humana:

representa requerimientos de autocuidado fundamentales para adquirir

conocimientos y valores para el desarrollo humano. En función de la

relación y los contactos interpersonales se obtiene seguridad, confianza,

capacidad de reflexión, etc., en uno mismo y con relación a otras personas.

La prevención de peligros para la vida, el funcionamiento y el bienestar

humanos: contribuyen a la promoción efectiva del funcionamiento humano

y al desarrollo y promoción del crecimiento, evitar condiciones de peligro y

promover condiciones para actitudes responsables.

La promoción del funcionamiento y desarrollo humanos dentro de los

grupos sociales de acuerdo con el potencial humano, el conocimiento de

las limitaciones humanas y el deseo humano de ser normal.

En condiciones normales, alcanzar estos requisitos universales por medio de

acciones de autocuidado, es parte integral del diario vivir de los seres humanos. Al

presentarse condiciones inesperadas como cambios o escasez en los factores,

cambios en las actividades de las personas, en los patrones de la vida diaria,

alteraciones de salud o incapacidades; el interés del grupo o del individuo se

centra en satisfacer los requisitos de autocuidado de la manera más adecuada a la

situación.

6.1.2.2 Requisitos de autocuidado del desarrollo.

Estos requisitos resultan en un periodo específico del ciclo vital, así que es

necesario conocer las exigencias de autocuidado según la edad de la persona. Se

relacionan con las actividades específicas para cada ciclo de la vida que inician y

promueven el desarrollo de cada individuo.

33

Existen dos tipos de requisitos de autocuidado del desarrollo:

Crear y mantener las condiciones que apoyen los procesos vitales y

promuevan los procesos de desarrollo, durante las diferentes etapas de la

vida. Este grupo se relaciona directamente con los requisitos de

autocuidado universal, que al satisfacerlos correctamente contribuyen al

desarrollo humano y a prevenir alteraciones en el mismo

Provisión de cuidados asociados a los efectos de las condiciones que

pueden afectar negativamente el desarrollo humano. Algunas situaciones

que pueden afectar dicho desarrollo son: deprivación educacional,

problemas de adaptación social, enfermedades, entre otros.

6.1.2.3 Requisitos de autocuidado de desviacion de la salud.

Estos requisitos de precisan cuando la persona sufre una enfermedad o lesión y

requiere cuidados específicos. La enfermedad en la persona cambia totalmente su

desarrollo, y es posible que llegue a ser dependiente de otra. Aunque puede ser

transitorio, es importante satisfacer las demandas de autocuidado, requiriendo

conocimientos adecuados que deben ser prestados por profesionales en la

materia.

6.1.3 Teoría del déficit de autocuidado

Esta teoría describe las limitaciones relacionadas con la salud de cada individuo

que no le permite autocuidarse, ya sea por falta de conocimiento y/o incapacidad

y/o no realiza las acciones necesarias para practicar el autocuidado.

Dentro de esta teoría se encuentran los siguientes conceptos:

34

  • A. Demanda de autocuidado terapéutico

Aquí se tratan todas las medidas de cuidados necesarias en un tiempo específico

para cubrir los requisitos de autocuidado de una persona, caracterizados por las

circunstancias del momento. Dichas medidas son fundamentales para mantener la

vida, la salud y el bienestar de los individuos; varían durante toda la vida y se

encuentran condicionadas por la edad, el sexo, estado de desarrollo, estado de

salud, condiciones y circunstancias ambientales.

  • B. Agencia de Autocuidado

Es la habilidad que adquiere el ser humano para conocer y satisfacer sus

requisitos, a través de acciones estructuradas con el fin de desarrollar su propio

funcionamiento y desarrollo humano. Aquí la persona identifica los factores que

debe controlar o tratar, decide lo que puede y debería realizar con dichos factores,

para finalmente efectuar las actividades apropiadas que lleven a cumplir con los

requisitos de autocuidado. Entre más tiempo la persona se ocupe de su

autocuidado, va adquiriendo habilidades que le permitan dedicarse a él mismo de

manera efectiva.

La agencia de autocuidado es definida por Orem como la “compleja capacidad

desarrollada que permite a los adultos y adolescentes en proceso de maduración

discernir los factores que deben ser controlados o tratados para regular su propio

funcionamiento y desarrollo para decidir lo que pueden y debería hacerse con

respecto a la regulación, para exponer los componentes de su demanda de

autocuidado terapéutico (requisitos de autocuidado, tecnologías, medidas de

35

cuidados) y finalmente, para realizar las actividades de cuidado determinadas para

cubrir sus requisitos de autocuidado a lo largo del tiempo.” 17

La agencia de autocuidado puede estudiarse en relación con las capacidades del

individuo como ser integral, racional, biológico y emocional, que entran en juego

cuando el ser humano realiza algún tipo de acción incluyendo su repertorio de

habilidades y la clase de conocimiento sobre su salud para ocuparse de una gama

de conductas concretas:

Los tipos de habilidades para tener una Agencia de Autocuidado que han sido

desarrolladas por Orem y el Grupo de Desarrollo de Enfermería son:

“Las capacidades fundamentales y disposiciones de autocuidado: Consisten

en habilidades básicas del individuo como la sensación, percepción,

memoria y orientación.” 18

“Hablar de agencia de autocuidado es introducirse en el mundo complejo del ser

humano y sus habilidades para elegir y atender cuidado a cosas que le concierne

y excluir otras, habilidad de percibir la importancia de asumir nuevos patrones de

conducta con la incertidumbre que conlleva el acepar cambios en los estilos de

vida, habilidad de decidir qué hacer y habilidad de realizar la acción para lograr la

regulación interna y la satisfacción de los requisitos universales de autocuidado” 19

  • 17 ALVAREZ, Luz. Capacidad de Agencia de Autocuidado en personas con Hipertensión Arterial hospitalizadas en una clínica de Bogotá. Disponible en htpp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/422/42280309.pdf. Con acceso 24 de Octubre de 2009

  • 18 Ibid., htpp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/422/42280309.pdf. Con acceso 24 de Octubre de 2009

  • 19 CELY, Martha Isabel. Capacidad de agencia de autocuidado de las personas portadores de VIH/SIDA en una fundación de Bogotá, en el periodo comprendido entre agosto a noviembre de 2007. Bogotá 2008. p. 31

36

“Los componentes de poder (capacidades que faciliten el autocuidado): Son

capacidades específicas que se relacionan con la habilidad del individuo

para comprometerse en el autocuidado, la valoración de la salud, energía y

conocimiento del autocuidado.” 20 . También son definidos como la capacidad

de: “mantener la atención, controlar la posición corporal, estar motivado,

razonar, tomar decisiones, adquirir conocimiento y operativizarlo, ordenar

acciones de autocuidado para conseguir objetivos, realizar e integrar

operaciones de autocuidado en las actividades de la vida diaria, regular

energía para el autocuidado, utilizar habilidades para realizar el

autocuidado” 21

“Capacidades para operaciones de autocuidado: Son las habilidades del ser

humano más inmediatas.” 22 Orem las clasifica en tres grupos:

  • - “Operaciones Estimativas: el individuo investiga condiciones y factores de sí mismo y del medio ambiente que son significativas para su autocuidado.

  • - Operaciones Transicionales: el individuo toma juicios y decisiones sobre lo que puede, debe hacer y haría para encontrar los requisitos de autocuidado.

  • - Operaciones Productivas: el individuo construye medidas para satisfacer los

requisitos de autocuidado por sí mismo” 23 .

Para medir la Agencia de Autocuidado se ha utilizado un instrumento, elaborado

por Isenberg y Evers en 1983; traducida y validada en español por Esther

  • 20 Ibid., htpp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/422/42280309.pdf. Con acceso 24 de Octubre de 2009

  • 21 JOAN RIEHL, FISCC. Modelos conceptuales de enfermería. España 1992. p. 292

  • 22 Op., cit: htpp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/422/42280309.pdf. Con acceso 24 de Octubre de 2009

  • 23 Op. cit., CELY. p. 32

37

Gallegos en 1998 24 . Es una escala que “consta de 24 ítems con un formato de

respuesta de 5 alternativas donde el número uno (totalmente en desacuerdo)

significa el valor más bajo de la capacidad de agencia de autocuidado y el cinco

(totalmente de acuerdo) el más alto 25 . Cada persona puede obtener un puntaje de

  • 24 a 120 puntos, con una confiabilidad del 70%.

C. Déficit de Autocuidado

Éste se presenta cuando las capacidades de autocuidado que se desarrollan en la

agencia de autocuidado no son lo suficientemente operativa o adecuadas para

satisfacer los elementos de la demanda de autocuidado terapéutico, debido a

limitaciones ya existentes. Algunas causas del déficit del autocuidado son:

Falta de ocupación permanente en el autocuidado.

Falta de conciencia sobre uno mismo y el ambiente.

Incapacidad para recordar experiencias en el control de la conducta.

Limitaciones para la toma de decisiones sobre el autocuidado, relacionadas

con la falta de conocimiento y claridad de las condiciones internas y

externas.

Situaciones que indican alteración y un mal funcionamiento, que producen

nuevos requisitos de desviación de salud y ajustes en los requisitos de

autocuidado universal.

Necesidad de la persona de incorporar medidas de autocuidado complejas

que necesitan un mayor conocimiento y habilidad, a través del

entrenamiento y la experiencia.

  • 24 Op. cit., CELY p. 49.

  • 25 VELANDIA, Anita. Confiabilidad de la escala “Apreciación de la agencia de autocuidado” (ASA), segunda versión en español, adaptada para población colombiana. Disponible en:

http://www.enfermeria.unal.edu.co/revista/articulos/xxvii1_5.pdf. Con acceso el 15 de noviembre de 2009.

38

Como se vio anteriormente, el tema de autocuidado es bastante complejo e

integral, por ello es necesario complementarlo con los estilos de vida saludable,

pues estos

hacen parte del autocuidado en general y tienen influencia en el

trabajo. Así mismo, estos hacen parte de la Promoción de la Salud, donde se tiene

en cuenta la Educación, como una de las estrategias que contribuyen a la

enseñanza y aprendizaje de los estilos de vida y por ende el mejoramiento de la

calidad de vida de los trabajadores.

6.2. ESTILOS DE VIDA

El autocuidado de la salud se ve influenciado por los estilos de vida que lleve cada

persona. Estos son “considerados como factores determinantes y condicionantes

del estado de salud de un individuo como componentes importantes de

intervención para promover el buen funcionamiento” 26 . Desde un punto de vista

integral, los estilos de vida deben contemplar los aspectos social, económico,

político y cultural al cual pertenece cada uno de los individuos, pues su finalidad es

dignificar al ser humano en la sociedad a través de mejores condiciones de vida y

de bienestar.

Los estilos de vida se identifican “principalmente con la salud en un plano biológico

pero no la salud como bienestar bio-psicosocial espiritual y como componente de

la calidad de vida. En este sentido se definen como Estilos de Vida Saludables” 27 .

26 Ministerio de la Protección Social. Promoción de la cultura del autocuidado y la prevención de los riesgos profesionales. Bogotá: Unimsalud Ltda. 2005. p.190.

27 MAYA, Luz Helena. Los estilos de vida saludables componente de la calidad de vida. Costa Rica:

2001. Disponible desde internet en: www.funlibre.org/documentos/lemaya1.htm. Con acceso el 28 de mayo de 2009

39

Estos son “los procesos sociales, las tradiciones, los hábitos, conductas y

comportamientos de los individuos y grupos de población que conllevan a la

satisfacción de las necesidades humanas para alcanzar el bienestar y la vida” 28 .

Los estilos que se adquieren están condicionados por las experiencias de

aprendizaje que se adaptan, adquieren o modifican de acuerdo con los

comportamientos deseados. De esta forma algunos estilos de vida saludables son:

mantener la autoestima, capacidad de autocuidado, ocupación de tiempo libre,

comunicación y participación familiar y social, hábitos alimenticios, actividad física,

el deporte, ejercicio físico entre otros.

En esta investigación se tendrán en cuenta los estilos de vida saludables de

actividad física, sueño y descanso, y nutrición.

Actividad física. Se considera así a "cualquier movimiento corporal realizado por

los músculos esqueléticos que produce un gasto de energía". La actividad física

está presente en todo lo que una persona hace durante las 24 horas del día, salvo

dormir o reposar. Ahora bien, la mayoría de las actividades de la vida cotidiana

son comunes a todas las personas sanas, excepto dos: la actividad laboral o

profesional (ocupacional) y la actividad del ocio y tiempo libre. (ORTEGA Y

PUJOL, 1997)” 29 . Según la Oficina General de Salud de Estados Unidos 30 , el nivel

mínimo de actividad física recomendable sería 30 minutos de ejercicio

moderadamente intenso, todos o la mayoría de los días de la semana.

28 Ibid., www.funlibre.org/documentos/lemaya1.htm

29

GÓMEZ,

José

Ramón.

Estilos

y

calidad

de

vida.

España. Disponible

en:

http://www.efdeportes.com/efd90/estilos.htm. Con acceso el 1 septiembre de 2009

30 GOLDMAN, Steve.

Ejercicio físico, ¿cuánto es suficiente?, Healthy Balance News, Caterpillar, 2006.

Disponible en:

www.cathealthbenefits.cat.com/cda/files/326307/7/yskh1809.pdf

40

Descanso: El descanso hace parte de de las pausas en el trabajo o otra

actividad para reponerse del cansancio y proporcionar tranquilidad. Por lo que se

recomienda tomar unos minutos (5) durante la jornada laborar para salir del

entorno laboral, pensar en cosas diferente a lo relacionado con el trabajo, puede

ser en sus planes, familia y otros pensamientos positivos que le ayuden a retomar

la energía para continuar trabajando.

Sueño: Es la actividad que los seres humanos realizan para obtener su mejor

rehabilitación y retomar la energía necesaria para continuar en su quehacer. Es

recomendado que el hombre du erma hasta 8 horas diarias, aunque él mismo es

capaz de determinar cuánto debe dormir, es decir, si se despierta con energía y

buen ánimo es porque está durmiendo a su medida y necesidad singular de

sueño. Si por el contrario, despierta cansado, sin ánimo o deprimidos, lo más

probable es que no haya ajustado su medida personal de horas de sueño.

Nutrición: Nutrición es el conjunto de aspectos mediante los cuales nuestro

organismo va a obtener, utilizar y desechar las sustancias nutritivas o nutrimentos

que requiere para funcionar adecuadamente, es decir, es la manera correcta en

que un ser humano debe alimentarse, de tal forma que su crecimiento físico y su

desarrollo mental sean saludables” 31 . Se recomienda consumir frutas y verduras al

natural, cereales y pastas integrales, carnes magras, pescados, aguas naturales;

además de tener otros hábitos como no fumar, tomar alcohol y hacer ejercicio.

Relaciones Interpersonales: Las relaciones interpersonales juegan un papel

fundamental en el desarrollo integral de la persona. A través de ellas, el individuo

31 GONZALEZ,

Ednna.

Nutrición.

Disponible

en

http://www.entornomedico.org/salud/nutricion/noticias/01.html. Con acceso el 14 de octubre de 2009

41

obtiene importantes refuerzos sociales del entorno más inmediato que favorecen

su adaptación al mismo.

6.3 EDUCACIÓN PARA LA SALUD Y PROMOCIÓN DE LA SALUD:

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LOS ESTILOS Y LA CALIDAD DE VIDA.

Como lo manifiesta el autor GREEN L. en su libro Health Education Models La

intervención en el ámbito de los estilos de vida saludables siempre ha estado

relacionado con el desarrollo de dos amplias disciplinas como son:

a. Educación para la salud. La educación para la salud es la disciplina

encargada de comunicar a las personas de lo que es la salud, considerando las

tres facetas que la conforman: biológica, psicológica y social, así como de

transmitir información sobre los comportamientos específicos que suponen un

riesgo para la salud y aquellos otros que por el contrario ensalzan la salud.

Además, la Educación debe desarrollar herramientas que conduzcan al individuo a

construir el conocimiento y a través de ésta a transformar la cultura. Por ello se

puede hablar de tres grandes áreas de intervención:

La educación para la salud en la escuela: tiene como objetivo mejorar la

salud biopsicosocial de los niños y adolescentes. Entre los principales

objetivos están: la salud comunitaria, la salud de consumo, la salud

ambiental, la vida familiar, el crecimiento y el desarrollo, la salud nutricional,

la prevención y el control de enfermedades, la prevención de accidentes y

la seguridad, el uso y abuso de sustancias (HEAVEN, 1996).

En la comunidad: en contraste con la escuela no existe un contexto

específico ni unos objetivos claros. Se trata de programas que se realizan

para prevenir y mejorar los problemas de salud que presenta la comunidad

en general (GREEN, 1984

42

La educación de pacientes: ésta se lleva a cabo fundamentalmente en

contextos médicos donde la población son personas que han sido

diagnosticadas de alguna enfermedad y que se encuentran bajo tratamiento

médico.

Dentro de esta educación para la salud, no se puede dejar de lado la educación

para la salud del Trabajador.

La educación para la salud del trabajador: según Sánchez y Prieto en el

libro Educación para la Salud del Trabajador 32 , la mayoría de las

organizaciones tiene tres objetivos, en materia de educación, para esta

población. El primero busca mejorar el desempeño de las funciones propias

del cargo de trabajo, el segundo se orienta a desarrollar las capacidades y

potencialidades de la persona como parte de la organización, y el tercero se

encamina al desarrollo de la organización a través del sentido de

pertenencia y compromiso del trabajador. La organización debe tomar

conciencia que ésta educación es una estrategia de desarrollo personal y

es un medio para la creación de una cultura organizacional por la vida y la

salud.

b. Promoción de la salud. Más que una disciplina, la promoción de la salud es un

planteamiento filosófico global sobre la salud y la calidad de vida de las personas.

La promoción de la salud se diferencia de la educación para la salud en que ésta

última trata de cambiar comportamientos concretos en una población específica,

sin embargo la promoción de la salud es un planteamiento holista de intervención.

“La promoción de la salud designa un movimiento hacia un estado positivo de

salud y bienestar. Se ocupa de las personas y su bienestar desde la perspectiva

32 SANCHEZ, Margarita. Educación para la Salud del Trabajador. Bogotá: CEJA. 2002. p.15

43

de esas mismas personas (RAEBURN, 1992)” 33 . Como participantes, las

personas necesitan tener tanto control como sea posible para alcanzar la salud y

un estado de bienestar.

En resumen, según el autor SIMARD, la promoción de la salud es un ámbito de

intervención multisectorial, requiriendo una conceptualización de la salud amplia y

holista y un cuidado de la salud tanto por sus consumidores como por sus

proveedores Por consiguiente, la principal función de la promoción de la salud

consiste en crear las condiciones que promuevan la salud ocasionando cambios

en política local, nacional e internacional. En definitiva, la promoción de la salud

puede ser considerada como una responsabilidad moral.

c. Recomendaciones en la Promoción de estilos de vida saludables. Aunque

la educación y la promoción de la salud pueden llevarse a cabo en grupos de

todas las edades (niños, adolescentes, adultos, tercera edad), posee mucha más

relevancia en la infancia y en la adolescencia. Esto es así debido a que en estas

edades se adquieren los hábitos de estilo de vida, que serán más difíciles de

modificar en la vida adulta (SINHA, 1993).

La promoción de los estilos de vida saludables debe realizarse a partir del diseño

de programas adaptados a las características de la población objetivo. Deben ir

orientados a modificar los determinantes más potentes de las distintas conductas

de salud. Si bien, algunos de estos son imposibles de modificar, como el género,

las características biológicas o el estatus socioeconómico. Los determinantes

psicológicos y conductuales son los que más suelen introducirse en los

programas, sin embargo, su influencia es más débil. En contraste, los

determinantes ambientales son de los más potentes y suelen ser dejados de lado

33 Ibid., http://www.efdeportes.com/efd90/estilos.htm Con acceso el 3 septiembre de 2009.

44

en los programas. Los cambios en estos determinantes son vitales para modificar

los estilos de vida de la población, cambios como por ejemplo alterar la influencia

de los medios de comunicación, restringir el acceso al consumo de productos

perjudiciales para la salud y facilitar el acceso a programas de ejercicio.

A través de la educación es posible promocionar la salud y los estilos de vida

saludables en los trabajadores del sector de la construcción, con el fin de ampliar

la perspectiva de trabajar de manera segura y a favor de su salud. Así su calidad

de vida y su entorno laboral serán óptimos para desarrollar estrategias de

intervención que contribuirán a destacar el desarrollo de las labores en el trabajo.

6.4. SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

En cualquier país la construcción es un sector de la producción completamente

atípico, difícilmente comparable, con los demás, pero cuyos productos nos

benefician a todos, pues en ellos pasamos nuestras vidas cotidianas.

En muchas partes este sector es objeto de gran valoración por estar detrás de

grandes obras, símbolos de fundación, de desarrollo, de poder, de civilización, de

tecnología, además de ser un campo que mueve la economía de cualquier país.

Los estudios existentes en nuestro país sobre la industria de la construcción, hace

referencia en primer lugar a la actividad productiva, a las políticas económicas y

sus efectos sobre el sector, al mercado de trabajo, empleo y mano de obra, pero

todo enfocado más hacia el aspecto económico, el ámbito de las relaciones

salariales, las formas de contratación de una forma menor en cuanto a interés se

refiere.

La OIT toma la construcción como las actividades que el trabajador realiza como

construir, reparar, mantener, restaurar, deformar y derribar casas, edificios de

45

oficinas, hospitales, aeropuertos, puentes, carreteras, entre otros, aunque de igual

forma reporta que los trabajadores de la construcción también se encarga de la

limpieza de vertederos de residuos peligrosos. Según las estadísticas de la OIT,

en donde “la proporción que representa la construcción en el producto interno

bruto en los países industrializados varía ampliamente. Representa alrededor del

4% del PIB en Estados Unidos, el 6.5% en Alemania y el 17% en Japón” 34 .

6.4.1 Factores de Riesgo o Peligros en el sector de la construcción

Los trabajadores de la construcción se encuentran expuestos en su trabajo a una

gran variedad de riesgos para la salud. La exposición varía de oficio en oficio, de

obra a obra, cada día, incluso cada hora. La exposición a cualquier riesgo suele

ser intermitente y de corta duración, pero es probable que se repita. Un trabajador

puede no sólo encontrarse con los riesgos primarios de su propio trabajo (cuatro

clases: químicos, físicos, biológicos y sociales), sino que también puede

exponerse como observador pasivo a los riesgos generados por quienes trabajan

en su proximidad o en su entorno de influencia. Este modelo de exposición es una

de las consecuencias de tener muchos patronos con trabajos de duración

relativamente corta y de trabajar al lado de trabajadores de otros oficios que

generan otros riesgos. La gravedad de cada riesgo depende de la concentración y

duración de la exposición para un determinado trabajo. Las exposiciones pasivas

se pueden prever de un modo aproximado si se conoce el oficio de los

trabajadores próximos.

6.4.1.1 Peligros químicos.

34

OIT.

Enciclopedia

de

salud

y

seguridad

en

el

trabajo.

Construcción.

Disponible

en:

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/TextosOnline/EnciclopediaOIT/tomo3/93.

pdf Con acceso el 2 de Noviembre de 2009.

46

A menudo, los riesgos químicos se transmiten por el aire y pueden presentarse en

forma de polvos, humos, nieblas, vapores o gases; siendo así, la exposición suele

producirse por inhalación, aunque ciertos riesgos portados por el aire pueden

fijarse y ser absorbidos a través de la piel indemne (p. ej., pesticidas y algunos

disolventes orgánicos). Los riesgos químicos también se presentan en estado

líquido o semilíquido (p. ej., pegamentos o adhesivos, alquitrán) o en forma de

polvo (cemento seco). El contacto de la piel con las sustancias químicas en este

estado puede producirse adicionalmente a la posible inhalación del vapor, dando

lugar a una intoxicación sistémica o una dermatitis por contacto. Las sustancias

químicas también pueden ingerirse con los alimentos o con el agua, o pueden ser

inhaladas al fumar.

6.4.1.2 Peligros físicos.

Los riesgos físicos se encuentran present es en todo proyecto de construcción.

Entre ellos se incluyen el ruido, el calor y el frío, las radiaciones, las vibraciones y

la presión barométrica. A menudo, el trabajo de la construcción se desarrolla en

presencia de calores o fríos extremos, con tiempo ventoso, lluvioso, o de noche.

También se pueden encontrar riesgos de seguridad, mecánico entre otros.

La maquinaria que ha transformado la construcción en una actividad cada vez más

mecanizada, también la ha hecho mucho más ruidosa. El ruido proviene de

motores de todo tipo (vehículos, compresores neumáticos y grúas), cabrestantes,

pistolas de remaches, de clavos, para pintar, martillos neumáticos, sierras

mecánicas, lijadoras, buriladoras, aplanadoras, explosivos, etc.

El ruido está presente en los proyectos de demolición por la misma naturaleza de

su actividad. Afecta no sólo al operario que maneja una máquina que hace ruido,

sino también a todos los que se encuentran cerca y, no sólo causa pérdida de

audición producida por el ruido, sino que enmascara otros sonidos que son

47

importantes para la comunicación y la seguridad. Los martillos neumáticos,

muchas herramientas de mano y la maquinaria de movimiento de tierras y otras

grandes máquinas móviles también someten a los trabajadores a vibraciones en

todo el cuerpo o en una parte del mismo.

Los riesgos derivados del calor o del frío surgen, en primer lugar, porque gran

parte del trabajo de construcción se desarrolla a la intemperie, que es el principal

origen de este tipo de riesgos. Los techadores están expuestos al sol, a menudo

sin ninguna protección, y muchas veces han de calentar recipientes de alquitrán,

recibiendo, por ello, fuertes cargas de calor por radiación y por convección que se

añaden al calor metabólico producido por el esfuerzo físico.

  • 6.4.1.3 Peligros biológicos.

Los riesgos biológicos se presentan por exposición a microorganismos

infecciosos, a sustancias tóxicas de origen biológico o por ataques de animales.

Por ejemplo, los trabajadores en excavaciones pueden desarrollar histoplasmosis,

que es una infección pulmonar causada por un hongo que se encuentra

comúnmente en el terreno. Dado que el cambio de composición de la mano de

obra en cualquier proyecto es constante, los trabajadores individuales puede

entrar en contacto con otros y, de resultas de ello, pueden contraer enfermedades

contagiosas como gripe.

  • 6.4.1.4 Peligros psicosociales.

Los riesgos psicosociales provienen de la organización social del sector. La

ocupación es intermitente y cambia constantemente, y el control sobre muchos

aspectos del empleo es limitado, ya que la actividad de la construcción depende

de muchos factores sobre los cuales los trabajadores no tienen control, tales como

el estado de la economía o el clima. A causa de los mismos, pueden sufrir una

48

intensa presión para ser más productivos. Ciertas características del trabajo de la

construcción, como las pesadas cargas de trabajo, un control y apoyo social

limitados son los factores más asociados con el estrés en otras industrias. Estos

riesgos no son exclusivos de ningún oficio, pero son comunes a todos los

trabajadores de la construcción en una u otra forma.

6.4.1.5 Peligro ergonómico.

La importancia de los riesgos ergonómicos en el sector de la construcción es cada

vez mayor, los sobreesfuerzos físicos constituyen la primera causa de accidentes

con baja en el sector, seguidos a bastante distancia por los golpes por objetos o

herramientas y las caídas. Los principales problemas ergonómicos en el sector de

construcción se asocian fundamentalmente a los siguientes factores:

La realización de tareas de manipulación manual de cargas.

La realización de tareas repetitivas.

La adopción de posturas de trabajo forzado.

El uso inadecuado de máquinas y herramientas.

6.5 AUTOCUIDADO EN EL TRABAJO

Según Kurt Reinke, psicólogo consultor en Administración de Riesgos IST, y

Marcel Boerner, psicólogo consultor en Prevención IST, el Autocuidado en el

trabajo puede ser definido como un conjunto de competencias laborales que

permiten a un trabajador tomar buenas decisiones al enfrentar riesgos, sobre la

49

base de valores internalizados, y desarrollar prácticas y hábitos que le permitan

mantener e incluso mejorar proactivamente su propia seguridad y salud. 35

Y para que ésta concepción de Autocuidado sea realmente aplicable, es

importante comenzar por decir que el comportamiento de las personas no

solamente se ve modificado por el mismo individuo y el contexto en el que se

encuentre; sino que se ve influenciado por condiciones externas como son los

factores políticos, tecnológicos, económicos, las formas de liderazgo, las

características de cada contexto sociocultura; y por condiciones internas propias

de cada persona: los motivos, valores, experiencias, conocimientos y actitudes.

Estas condiciones son factores motivacionales que son primordiales en los

procesos de cambio; y se describen a continuación.

6.5.1 Factores internos o personales

Estos factores dependen directamente de la persona y determinan personalmente

el autocuidado 36 . Estos son:

Los Conocimientos: permiten adoptar prácticas saludables, que llevan a los

individuos a tomar decisiones y realizar prácticas saludables o de riesgo, frente al

cuidado de su salud. Es importante aclarar que estas determinaciones no

35 REINKE, Kurth. Autocuidado, un proceso voluntario y personal. Seguridad y Gestión. Boletín No. 31, de 2002. Disponible desde Internet en: www.preriesgo.com/boletines/boletin31.pdf. Con acceso el 23 de septiembre de 2009.

36 TOBON CORREA, Ofelia. El Autocuidado, una habilidad para vivir. Colombia. p. 10. Disponible desde Internet en: http://www.promocionsalud.ucaldas.edu.co/downloads/Revista 8_5.pdf. Con acceso el 23 de septiembre de 2009.

50

dependen únicamente de la educación y la información, sino también de factores

internos y externos que los modifican.

La Voluntad: cada persona actúa diferente frente a cada situación que se le

presente; y esto sucede así, pues cada uno adopta a lo largo de la vida creencias,

aprendizajes y motivaciones distintas. Antes situaciones cotidianas, es posible que

la conducta se modifique gracias a las emociones y a los procesos mentales

individuales que pueden modificar un hábito, una costumbre o una creencia. Estos

cambios demuestran que no todos los individuos reaccionan igual a las

enseñanzas que reciben.

Las Actitudes: son las respuestas que presenta una persona, a favor o en contra,

ante una situación específica. Se ven influenciadas por los valores, los principios y

la motivación.

Los hábitos: son la realización permanente de una conducta que la persona

interioriza como respuesta a una situación; es establecer patrones

comportamentales por su repetición.

6.5.2 Factores externos o ambientales

Son aspectos que permiten o no el Autocuidado en los individuos, pero que no

dependen de ellos. Estos son:

Cultura: para las personas no es fácil obtener nuevos conocimientos y adoptar

nuevas experiencias, pues el comportamiento está íntimamente ligado a las

creencias y tradiciones. Por esto los estilos de vida dependen del contexto

sociocultural en el que se envuelve el in dividuo; la cultura es un determinante de

ellos.

51

Científico y tecnológico: los avances en estos campos tanto en la salud como en

la manera de vivir tienen relación con la forma y las posibilidades de cuidar la

salud y la vida, pues es un universo en constante interrelación.

Físico, económico, político y social: para desarrollar prácticas saludables se

debe contar con recursos físicos e infraestructura, que son responsabilidad de los

gobernantes; pero estos no son propios del individuo ni de un sector en particular,

son compromisos intersectoriales y sociales que garanticen un desarrollo óptimo

encaminado al cuidado de la salud.

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito, es importante resaltar que en las

actividades laborales los comportamientos inseguros o riesgos no son

consecuencia del contexto únicamente laboral ni son exclusivamente de la

mentalidad del trabajador.

La motivación es una herramienta con la que se debe trabajar enfáticamente en

los programas o talleres acerca del Autocuidado; que no solamente motiven su

propio bienestar y seguridad en el trabajo, sino que estas motivaciones propendan

por el bienestar familiar, su futuro y proyectos de vida. También se espera que

esta motivación fortalezca en el trabajador su cultura de autocuidado, que le

permita sobrepasar cualquier dificultad que se le presente; así las condiciones

laborales no sean las ideales.

Tradicionalmente se relaciona al Autocuidado exclusivamente con las condiciones

motivacionales propias del individuo, dejando de lado las condiciones extrínsecas

de la motivación que se relacionan con el contexto socio-cultural y organizacional,

y con dos componentes básicos para el desarrollo de competencias: el dominio

cognoscitivo, que se refiere a la adquisición de conocimientos y desarrollo de

habilidades mentales; y el dominio psicomotor, que es la aplicación de

52

conocimientos ya adquiridos demostrados en la destrezas sensoriales y motoras.

Estos dominios permitirán al trabajador llevar lo aprendido a su quehacer

cotidiano.

Conociendo que los factores internos y externos son determinantes para el cambio

de comportamiento del individuo y para optimizar su autocuidado, es importante

considerar el papel tanto del trabajador como de la organización dentro de estas

acciones.

Se debe desarrollar y estimular en los trabajadores una mayor capacidad de

autonomía frente al autocuidado y su salud, para que estos y su seguridad sean

valores esenciales para la realización per sonal, su propio bienestar y el de su

familia. La organización debe promover en ellos la creación y realización de

normas a través de un proceso participativo y reflexivo, no impuesto.

Por otro lado, el papel de los jefes de área y de la organización en general a través

del liderazgo, es facilitar a sus trabajadores la aplicación de conocimientos y

habilidades que permitan la autogestión y equipos de trabajo, el desarrollo de

competencias para el autocuidado, y un cambio organizacional dirigido a la

seguridad y la salud ocupacional como un sistema. De esta manera se genera una

cultura organizacional preventiva que busca desarrollar actitudes y conductas de

autocuidado.

53

7. DISEÑO METODOLÓGICO

  • 7.1 TIPO DE INVESTIGACIÓN

La siguiente investigación tiene un enfoque cuantitativo tipo descriptivo de corte

transversal.

  • 7.2 POBLACIÓN

El tipo de muestreo que se realizó para esta investigación fue no probabilístico,

propositivo, el cual “es cuando se buscan participantes con características

particulares, como gente de cada nivel de una organización.” 37 En el estudio

participaron 60 trabajadores, todos hombres entre los 18 y los 55 años de edad,

de una obra de construcción en una institución educativa privada de nivel superior.

Los trabajadores de la construcción que participaron en la investigación fueron

aquellos que se encontraban laborando en la institución educativa privada de nivel

superior, el día de la aplicación.

  • 7.3 INSTRUMENTOS

Las fuentes y técnicas de recolección son primarias; pues la información se obtuvo

a través de dos instrumentos investigativos que directamente fueron aplicados por

las investigadoras. Estos son:

Cuestionario de características sociodemográficas: Este instrumento recoge

información acerca de edad, sexo, estado civil, nivel educativo, estrato

37 CLARK , David. Investigación cuantitativa. México: Oxford university express. 2002. p. 163

54

socioeconómico, tipo de vinculación con la empresa, cargo que

desempeñan en la obra, tiempo que llevan en la obra, tipo de afiliaciones

con lo que respecta a la seguridad social, capacitaciones a las cuales ha

asistido, y por último presencia de alguna enfermedad o accidente

laboral.(Ver Anexo A)

Cuestionario de agencia de autocuidado en el sector de la construcción: El

instrumento que se aplicó en la investigación se realizó teniendo en cuenta

el Cuestionario de Escala de Apreciación de la Agencia de Autocuidado

(ASA), elaborado por Isenberg,1983, se desarrollo para medir el concepto

de capacidad de agencia de autocuidado. La escala se compone de 24

ítemes, con un formato de respuesta de cinco alternativas. La escala ha

mostrado ser válida y confiable con diversas muestras de población

norteamericana en cuanto a su capacidad para medir lo que dice medir (Ver

Anexo B).

Se

realizó

la

prueba

piloto

de

estos

dos

instrumentos

con

un

grupo

de

trabajadores de la construcción en la institución educativa privada de nivel

superior. Después de aplicada no se realizaron ajustes.

7.4 APLICACIÓN

La aplicación del instrumento de Agencia de Autocuidado en los trabajadores de la

construcción, se llevó a cabo en las instalaciones de una institución educativa

privada de nivel superior. Todos firmaron un consentimiento informado el cual

contiene el nombre de las investigadoras y objetivos de la investigación.

El tiempo estipulado para la aplicación del instrumento fue de 15 minutos por

persona. En algunos casos la prueba se hizo individual con el apoyo de las

investigadoras debido al bajo nivel de escolaridad del trabajador, y en otras se dió

55

la

instrucción

clara

a

un

grupo

de

trabajadores

para

que

contestaran

el

instrumento.

 

7.5. TABULACIÓN DE LOS RESULTADOS

La tabulación de la información se manejo en el programa SPSS (Statistical

Package for the Social Sciences), en donde se obtuvo como resultado la

frecuencia y el porcentaje de cada una de las variables sociodemográficas como

edad, sexo, estado civil, escolaridad, estrato socioeconómico, tipo de vinculación,

cargo u oficio, antigüedad en la empresa, afiliaciones, capacitaciones, enfermedad

profesional y accidente de trabajo. Con el mismo programa se obtuvo la frecuencia

y porcentaje de cada uno de los 24 ítems evaluados de la Agencia de

Autocuidado. La escala tiene puntajes desde 24 hasta 120. La calificación del nivel

de Agencia de Autocuidado de la Salud se divide en tres: bajo, medio y alto. El

nivel bajo se obtiene de la calificación de 24 a 56 y hace referencia a que el

trabajador no cumple ni tiene en cuenta ninguna recomendación dada por sus

compañeros, jefe y demás para cuidar la salud mientras realiza su trabajo, el nivel

medio de 57 a 88 se refiere a que en algunas ocasiones el trabajador si mejora su

actitud, las condiciones de trabajo estilos de vida y demás mientras desempeña

su trabajo y el nivel alto de 89 a 120 hace referencia a que el trabajador

frecuentemente esta modificando su forma de trabajo para mantenerse con buena

salud.

56

8. ANÁLISIS DE RESULTADOS

8.1 VARIABLES SOCIODEMOGRÁFICAS

Teniendo en el primer objetivo el cual busca conocer las características socio-

demográficas de los trabajadores de construcción, se presenta el siguiente análisis

de resultados.

En el estudio participaron 60 trabajadores, todos hombres entre los 18 y los 55

años de edad, con una media de 34.3 años y una desviación estándar de 10.3. En

la Tabla 1 se describen las características sociodemográficos de los participantes.

En esta se observa que la mayoría de los participantes viven en unión libre

(51.7%), el nivel educativo de la mayoría se encuentran en bachillerato (61.7%), y

en relación con el nivel socioeconómico la mayoría están en estrato 2 (56.7%) o

menor.

57

Tabla 1. Estado Civil, nivel educativo y socio – económico de los trabajadores de la construcción de

una institución educativa privada de nivel superior.

Variable

Frecuencia

Porcentaje

Estado civil

Soltero

14

23,3

Casado

13

21,7

Unión libre

31

51,7

Separado

2

3,3

Nivel educativo

Primaria

18

30

Bachillerato

37

61,7

Técnica

5

8,3

Nivel socio económico

  • 1 22

36,7

  • 2 34

56,7

  • 3 4

6,7

Fuente. Datos obtenidos por las investigadoras

En esta Tabla 2 se observa que el mayor porcentaje de los trabajadores

encuestados tiene un tipo de vinculación por parte de un contratista. De otro lado

el mayor porcentaje está presente en los cargos de ayudante, oficios varios, oficial

de obra, maestro y operario.

Tabla 2. Tipo de vinculación y cargo de los trabajadores de la construcción de una institución

educativa privada de nivel superior.

Variable

Frecuencia

Porcentaje

Tipo de vinculación

Contratista

38

63,3

Directo por la empresa

22

36,7

Cargo que tiene en la obra

Ayudante y oficios varios

30

50

58

Oficial de obra

6

10

Maestro y operario

10

16,7

Trabajo en alturas

2

3,3

Pintor

2

3,3

Soldador

2

3,3

Plomero

1

1,7

Técnicos de construcción

7

11,7

Fuente. Datos obtenidos por las investigadoras.

En la Tabla 3, se evidencia que el 25% lleva menos de un mes, el 50% lleva

menos de tres meses en el cargo y el 75% lleva menos de 18 meses trabajando

en la institución educativa privada de nivel superior.

Tabla 3. Antigüedad de los trabajadores en la institución educativa privada de nivel superior.

 

Variable

Frecuencia

Porcentaje

Sin respuesta

2

3,3

  • 01 MES

9

15,0

  • 02 MESES

8

13,3

  • 03 MESES

5

8,3

  • 04 MESES

2

3,3

  • 07 MESES

1

1,7

  • 08 DIAS

7

11,7

  • 09 MESES

2

3,3

  • 10 DIAS

1

1,7

  • 10 MESES

2

3,3

  • 12 MESES

4

6,7

156

MESES

1

1,7

18

MESES

3

5,0

192

MESES

1

1,7

20

DIAS

2

3,3

228

MESES

2

3,3

  • 24 MESES

1

1,7

  • 36 MESES

1

1,7

59

360 MESES

1

1,7

48

MESES

1

1,7

60

MESES

2

3,3

84

MESES

1

1,7

96

MESES

1

1,7

Total

60

100

Fuente. Datos obtenidos por las autoras

Con lo que respecta a las exigencias legales en seguridad social (tabla 4) se

observa que la mayoría de los trabajadores están afiliados a las Entidades

Promotoras de Salud (EPS), Aseguradora de Riesgos Profesionales (ARP), y al

Fondo de Pensiones. El porcentaje de trabajadores no afiliados a la seguridad

social obligatoria no es muy alto, pero las repercusiones legales y económicas que

implican para la organización o para el contratista no se deben desconocer. Sin

embargo se puede llegar a pensar que el trabajador si está afiliado por sus

empleadores, pero no conoce los nombres de la entidades ni la importancia de sus

afiliaciones.

Tabla 4. Seguridad Social de los trabajadores de construcción.

Variable

Frecuencia

Porcentaje

Está afiliado a EPS

Si

58

96,7

No

2

3,3

Está afiliado a ARP

Si

56

93,3

No

4

6,7

Está afiliado a un fondo de pensiones

Si

51

85

No

9

15

Fuente. Datos obtenidos por las autoras

60

En esta Tabla 5 se evidencia que el mayor porcentaje de los trabajadores han

asistido a las capacitaciones dentro o fuera de la empresa con lo que se refiere al

autocuidado y desarrollo de las tareas del común. Cuando el trabajador responde

que no ha recibido capacitaciones, surge la necesidad de reforzar la promoción y

prevención, la formación laboral y la cultura de autocuidado para convertirlos en

una prioridad para el empleado y para la organización misma.

Tabla 5. Capacitaciones que han recibido los trabajadores de construcción.

Variable

Frecuencia