Síntesis Teológica – Trabajo final

Beethoven – Misa Solemnis (Credo)
Vilchez,
Agustín

Introducción:
La Misa en Re Mayor Op. 123 fue compuesta entre los años
1819 – 1823 y estrenada el 7 de abril de 1824 en San
Petersburgo. Es considerada uno de los más grandes logros
musicales de Beethoven, sobretodo en música litúrgica, y
se considera un exponente junto con la Misa en Si menor de
Bach del periodo de la práctica común.
En comparación con su anterior y primer misa (la Misa en
Do mayor), esta composición presenta una mayor
elaboración estilística y sobre todo un mayor reflejo de lo
que significaba la fe para Beethoven, quien demuestra en
cada número su capacidad temática y compositiva como así
también su capacidad para innovar y de algún modo
romper con los estándares comunes, como venía ocurriendo
en sus sinfonías.
Beethoven nombra a su misa “solemnis” expresando las
características que la diferencian de la misa “brevis”,
incluyendo la división en números cerrados, los textos del
Credo y Gloria completos, las secciones separadas en
múltiples movimientos que involucran a una mayor
cantidad de coristas y una orquesta más grande, aunque si
omitió algunos movimientos que era común agregar en las
misas “solemnis”, como el Introito o el Gradual. Estas
características hacían a la misa demasiado extensa para un
servicio de iglesia y más apropiada para un concierto, por
esta razón nunca fue realizada en un servicio.

centrándose en la descripción de la historia de Jesús. En el caso de este Credo. Como la forma en el periodo clásico no se acomoda fácilmente a un texto de cuatro secciones. las cuales están delimitadas por una marcación de tempo principal (aunque cada sección tiene más de una indicación de tempo. Beethoven reemplaza “et” por la palabra “credo” en los últimos tres comienzos.” y “et in unam sanctam catholicam. Beethoven lo divide en cuatro secciones musicales efectivamente.” Cada seccion comienza de esa manera. el Espíritu Santo y la Santa Iglesia Católica. Otra forma de división en cuatro secciones también (extra musicalmente) es el cambio que Beethoven realiza directamente sobre el texto del Credo. el texto del Credo está dividido en cuatro secciones que denotan las cuatro creencias fundamentales de la iglesia: en Dios Padre. la cual los compositores no solían respetar como ya expuse. no difiere mucho de la principal). pero si bien es discutible podemos asegurarlo si analizamos el movimiento en cuanto a regiones tonales (profundizare más adelante en el análisis de compas).” “et in Spiritum Sanctum Dominum. Cristo Hijo. Los siguientes fragmentos son la división original del texto del Credo. En principio. como así estructural-formal y su relación con la liturgia y la tradición de este número. y especialmente su tiempo en la tierra. los compositores solían dividir en el texto en tres secciones. “Credo in unum Deum patrem.” “et in unum Dominum Jesum Christum. Credo: A continuación. se expone un análisis de relación textomúsica. quedando de la siguiente manera: .Análisis del 4to movimiento.

La división que genera el reemplazo de “et” es la misma que la división del texto original. credo” que va apareciendo de forma . Estos simbolismos ayudan al oyente a entender palabras particulares del texto en latín y relacionarlas con un significado. podemos considerarlo como un elemento estructural que no relaciona texto con música.“Credo in unum Deum patrem. En cambio.” De esta manera. se trata más de un “credo. pero si demuestra la relación entre el compositor y el número. Por lo tanto.” y “credo in unam sanctam catholicam. pero aun así no coincide con el comienzo de cada sección en forma musical. El tema se compone de dos compases. funcionando a modo de “tema” que reaparece y conecta cada sección (casi como un ritornello). simbolismos musicales en el numero: Al ser el Credo y el Gloria los números con más textos de todo el ordinario resulta en más oportunidades para simbolizar el texto con la música. al comienzo de cada sección.” “credo in Spiritum Sanctum Dominum. pero no se ve restringidos por ellos. Beethoven utiliza simbolismos convencionales. incluye también énfasis en palabras que no son tratadas especialmente en la tradición para expresar específicamente sus creencias personales.” “credo in unum Dominum Jesum Christum. Beethoven reafirma sus creencias tres veces más con esta modificación. una blanca con puntillo. Análisis por compas. luego entrara el tema principal que ya discutimos en la palabra “credo”. una negra y dos blancas. enfatizando el hecho de que este número trata sobre las creencias de la iglesia y las suyas. Siendo el caso. la palabra “credo” sigue siendo importante tanto textualmente como musicalmente a lo largo de todo el número. El numero comienza con una serie de acordes que ponen en escena el carácter de la primera sección.

Las dinámicas en cada palabra también generan esta idea al oírlas. En la primera silaba de “Deum” en cc 65 las sopranos llegan a un Lab5. como es el caso de la frase “visibilum ómnium et invisibilium” en cc 28-33. omnipotentem”. De todas maneras.14 es el primer momento donde todas las voces coinciden por primera vez en la palabra “unum” y continua de forma homoritmica. Por último. De la siguiente frase “Deum Deo. y que es el Padre supremo. En el cc. la textura eventualmente se convierte en homofonica. el modo cambia a re menor. entendiéndose que lo invisible sigue estando más allá de las capacidades humanas. como ya había discutido. genitum non factum” podemos extraer lo siguiente: “Deum verum” refiere a Jesús y “de Deo vero” refiere Dios. patrem. diferenciado las dos palabras por modalidad. Si bien Beethoven comienza sus frases de manera fugal (casi siempre). Este tema. ambas secciones de la frase se ven claramente diferenciadas y enfatizadas. y se debe cantar de una manera calmada. Las palabras desde el cc 15-20 son “Deum. Deum verum de Deo vero.fugada luego de la entrada de los bajos. patrem. de nuevo en la palabra “invisibilium” en cc 31-33. De esta manera. Repitiendo “unum” y “patrem”. Hasta ese punto. volverá a aparecer en un pseudoritornello. pasando desde sforzato hasta piansimo. podríamos entender que Beethoven enfatiza su creencia en un solo Dios. pero no alcanzan la nota más alta hasta la primera nota de “Deo” con un fortissimo Sib5 y . la única otra palabra que aparece repetida tres veces consecutivas es “unum” en el tenor de cc 12-24. esto podría tomarse como el poder de Dios para dejarnos ver lo visible y lo invisible (si bien el énfasis esta específicamente en la palabra “et”). Esta frase forma parte de una frase más larga que describe la creación. lumen de lumine. La palabra “visibilum” se escucha con un fuerte sfrozato en cc 28 pero así también se escucha en el siguiente “invisibilium” con otro sforzato. en “invisibilium” la dinámica cambia a piano rápidamente.

Cuando se hace mención a los Humanos (“qui propter nos homines et propter nostrum salutem. y la fuerte creencia en un único Dios de parte de Beethoven queda rodeada también por la simbolización de Cristo como proveniente de Dios. no puede . La sección “et incarnatus est de Spiritu Sancto ex Maria Virgine” en cc 124-193 es muy particular ya que cambia a un modo antiguo. El cambio de modo era tradicional para reflejar el misterio de lo antiguo y lo espiritual. se encuentra un salto de octava al Sib5 devuelta en la palabra “genitum”. el coro canta esta última parte “omina facta sunt” tres veces para demostrar la cantidad a la que se refiere con trino. tomando protagonismo las maderas melódicamente en cc 88-97. Cuando el texto llega a la parte final. también la soprano demuestra el texto con saltos en “descendit”. pero en distintas maneras que otorgan creatividad y variación. De manera similar. la frase continua y se repite varias veces. El numero continua con la frase que refiere al Dios creador. es notable el cambio de orquestación. volviendo a hacer los énfasis mencionados. la melodía refleja “descendit” con un salto de tercera menor entra las silabas en cc 99. En la palabra “homine” se escucha una dinámica más suave y en forma homofonica. para diferenciarla del acto de Cristo quien descendió de los cielos y se encuentra más textural y audible.luego desciende a través de la triada de Sib que es asociada con Dios por la frase “Deo vero”. por lo tanto. descendit de coelis”) por primera vez en el texto. el modo Dórico. Uno y Trino: “consubstantialem Patri per quem omnia facta sunt”. Esto enfatiza el hecho de que Cristo proviene del Padre. Luego en la palabra “coelis” el coro inferior vuelve a aparecer luego de un compás y medio de silencio. Por último. dado el significado de “cielos”. y sirve para recordar al oyente lo místico del milagro en el nacimiento de Jesús.

por encima del nacimiento. Un detalle como final de trabajo seria la inclusión de un F# en el corno en cc 157 (principios de la crucifixión. Este uso de la flauta es considerado de forma universal como la representación del Espíritu Santo. el numero paso por varios modos de la tonalidad de la obra. ya que denota el nacimiento humano de Cristo y la alegría del modo mayor. indicando el sufrimiento. ahora completamente homofonico y rítmicamente definido recuerda a las primeras prácticas de la música en la iglesia. el numero presenta muchos más simbolismos. La parte “et homo factus est” se encuentra en Re Mayor. se encuentra un cambio textural. como también el milagro. Esta sección es repetida varias veces por el coro y el tenor solista.conformarse con los ya estandarizados modos mayor y menor. Además del cambio modal. . lo que podría interpretarse como una referencia a la resurrección de Cristo (el F# convierte al re menor en Re Mayor). en forma de trinos y ritmos sincopados con notas altas. De aquí en adelante. Hasta esta sección. En cc 134-143 aparece la flauta por encima del resto de la orquesta. demostrando la significancia tanto para la teología cristiana como para las creencias de Beethoven. y a continuación cuando se hace referencia a la crucifixión de Cristo hay que destacar el cambio a modo menor una vez más.