BITACORA

ESTUDIANTE
JULIAN FELIPE GONZALEZ IPUZ

PROFESOR
ALEJANDRO CADENA

TECNOLOGIA
SEPTIEMBRE
2016

TECNOLOGIA INALAMBRICA
Esta tecnología, basada en rayos luminosos que se mueven
en el espectro infrarrojo. Los estándares IrDA soportan una
amplia gama de dispositivos eléctricos, informáticos y de
comunicaciones, permite la comunicación bidireccional entre
dos extremos a velocidades que oscilan entre los 9.600 bps y
los 4 Mbps.
WI-FI
Tecnología que permite conectar diferentes equipos
informáticos a través de una red inalámbrica de banda ancha.
WI-MAX
WIMAX es una tecnología de última generación que posibilita
el acceso a Internet de Banda Ancha de forma inalámbrica.
Esta tecnología permite ofrecer varios servicios de valor
agregado, por ejemplo transmisión de Voz sobre IP, acceso a
todo tipo de aplicaciones y descarga de video en alta calidad.

MEDICINA FUTURISTA
PATIENT KEEPER
PatientKeeper®, Inc., el proveedor de cabeza de la Tecnología
De La Información Del Médico, anunciado hoy que el Sistema
de Butler, Pennsylvania de la Salud de Butler seleccionó
PatientKeeper para ayudar a su reunión de la organización los
requisitos significativos de las consideraciones del uso
establecidos por el Acto Americano de la Recuperación y de la
Reinversión (ARRA). La puesta en vigor del Portal de la

Plataforma y del Médico de PatientKeeper, que se programa a
la salida en el primer trimestre de 2010, ampliará
accesibilidad y conectividad del médico sobre a 200 médicos
e importante a calidad y a cuidado pacientes del impacto.

ARQUITECTURA FUTURISTA
Sus dibujos muestran edificios marcadamente verticales, en
ocasiones con ascensores (elevadores) exteriores y surcados
por calles o avenidas elevadas. Estos proyectos utópicos, así
como sus exhortaciones sobre el uso de los nuevos materiales
industriales, hacen que sea considerado como uno de los
pioneros del movimiento moderno en la arquitectura. El
problema de la arquitectura futurista no es un problema de
readaptación lineal. No se trata de encontrar nuevas formas,
nuevos perfiles de puertas y ventanas, ni de sustituir
columnas, pilares. Es decir, no se trata de dejar la fachada de
ladrillo visto, de revocarla o de forrarla de piedra, ni de marcar
diferencias formales entre el edificio nuevo y el antiguo, sino
de crear la casa futurista, de construirla con todos los recursos
de la ciencia y de la técnica; satisfacer noblemente cualquier
necesidad de nuestras costumbres y de nuestro espíritu,
pisotear todo lo que es grotesco, pesado y antitético a
nosotros (tradición, estilo, estética, proporción), creando
nuevas formas, nuevas líneas, una nueva armonía de
contornos y de volúmenes, una arquitectura que encuentre su
justificación sólo en las condiciones especiales de la vida
moderna y que encuentre correspondencia como valor
estético en nuestra sensibilidad. Esta arquitectura no puede
someterse a ninguna ley de continuidad histórica. Debe ser
nueva, como nuevo es nuestro estado de ánimo.