15/11/2016

Correo: mario gallo ­ Outlook

Lo que necesitás saber del Efecto
Trump en Argentina
Si bien el nuevo presidente de Estados Unidos
asume el 20 de enero de 2017, los efectos de
sus políticas de Estado ya se instalaron en todo
el

mundo.

¿Cómo

impactan

sus

ideas

en

nuestro país?   

La victoria presidencial de Donald Trump en los Estados Unidos desató una ola de
incertidumbre  como  pocas  veces  habíamos  visto.  La  semana  pasada,  tras
conocerse los resultados del “Super Martes”, pasamos del pánico (futuros de bolsas
pulverizándose) a la moderación (recuperación de los índices) para luego volver a
caer en el caos, especialmente en emergentes.
La coctelera está cargada de condimentos explosivos y, si no nos manejamos con
cuidado, podemos perder mucho dinero. Para que no te pase esto, quisiera aclarar
el panorama y desmenuzar el efecto Trump en Argentina.
Como pequeño y mediano inversor, tenés que conocer cómo el próximo presidente
de EE.UU. impactaría en nuestras pampas. En este sentido, identificamos dos vías
de transmisión: el canal comercial y el canal financiero.

Canal  comercial:  las  promeses  proteccionistas  de  Trump  nos  afectan
indirectamente
¿Cómo está la relación comercial entre Argentina y EE.UU.?
El  7%  de  las  exportaciones  argentinas  tiene  como  destino  a  EE.UU.  Pero  el
resultado comercial (exportaciones menos importaciones) es negativo para nuestro
país.  Es  decir,  le  compramos  más  de  lo  que  le  vendemos.  En  2015,  el  déficit
comercial con EE.UU. fue de US$ 4.500 millones.
Si  miramos  un  poco  más  en  detalle,  hay  economías  regionales  que  podrían
resentirse  debido  a  la  importancia  del  mercado  norteamericano  dentro  de  sus
ventas  al  exterior  (ente  30%  y  50%).  Tales  son  los  casos  de  las  exportaciones  de
arándanos, té, productos olivícolas y vinos.
https://outlook.live.com/owa/?id=64855&mkt=es&path=/mail/inbox/rp

1/5

15/11/2016

Correo: mario gallo ­ Outlook

También  podrían  ser  afectadas  las  exportaciones  de  dos  sectores  que  este  año
hicieron  avances  para  ingresar  al  mercado  estadounidense:  cítricos  y  carnes.  El
ejemplo  más  claro  de  estas  perspectivas  sombrías  lo  vimos  en  la  acción  de  San
Miguel (SAMI), uno de los papeles estrella de este 2016 con un alza acumulada de
90%. Tras conocerse la noticia del triunfo de Trump, SAMI cayó un 23% en solo 3
jornadas.
Más  allá  de  este  panorama  específico,  creo  que  lo  peor  de  las  políticas
proteccionistas de Estados Unidos lo veremos de forma indirecta a través de
un deterioro con el comercio con China.

Los  bienes  de  origen  chino  representan  el  23,4%  de  lo  que  Estados  Unidos  le
compra al mundo. A su vez, las compras de EE.UU. constituyen el 21,1% del total
que exporta China.
Estos  números  hablan  de  la  importancia  del  comercio  entre  ambos  países.  Pero
además, es fundamental ver quién es el ganador de la relación tal como está hoy…
Por  supuesto,  China  vende  más  a  Estados  Unidos  que  lo  que  éste  le  vende,  y
acumula así grandes superávits comerciales. En 2015, el gigante asiático logró un
superávit récord con EE.UU. por más de US$ 367.000 millones.
Este dato, además de mostrar cómo está la relación de poder, es un motor para la
economía  de  China  y,  por  transición,  del  mundo.  Las  exportaciones  netas
(exportaciones menos importaciones) son un componente del PIB de los países. Si
pensamos  que  Estados  Unidos  va  a  poner  palos  en  la  rueda  para  influir  sobre  su
déficit comercial con China, esto tendrá repercusiones en la marcha de la economía
asiática.

https://outlook.live.com/owa/?id=64855&mkt=es&path=/mail/inbox/rp

2/5

15/11/2016

Correo: mario gallo ­ Outlook

Y  como  China  es  uno  de  los  principales  socios  comerciales  de  Argentina
(colocamos  el  10%  de  lo  que  vendemos  al  exterior),  la  principal  amenaza  para
nosotros  sería  que  China  nos  comprara  menos.  Es  decir,  un  menor  ritmo  de
exportaciones  locales  (especialmente  en  el  complejo  sojero,  cereales  y
granos) y, consecuentemente, una menor llegada de dólares.
Ahora veamos el impacto de Trump sobre Argentina por el lado financiero.
 
Canal  financiero:  “fly  to  quality”  y  mayor  costo  de  financiamiento  para  la
nueva deuda
Si el canal comercial lo pensamos como una calle en la cual circulan y se efectúan
las  transacciones,  el  financiero  es  una  autopista  de  altísima  velocidad.  Acá  los
efectos son inmediatos. Y esto es lo que vimos la semana pasada...
Los  mercados  se  “alborotaron”  y  comenzaron  a  recalcular  expectativas  acerca  de
un mundo menos dinámico, más proteccionista y más centrado en Estados Unidos.
Como correlato, se dio un fenómeno que es de manual: el “vuelo hacia la calidad” o
“fly to quality”.
El  “fly  to  quality”  es  una  reversión  de  capitales  desde  los  mercados
emergentes  hacia  las  economías  desarrolladas.  Se  suele  dar  cuando  la
incertidumbre  aumenta  y  se  dispara  la  percepción  de  riesgo.  Ante  esto,  los
inversores  venden  sus  activos  en  economías  riesgosas  y  los  mueven  a
instrumentos más seguros.
Como  contrapartida,  en  las  últimas  jornadas  vimos  “derretirse”  las  bolsas
emergentes como las de Brasil, México y Argentina, y los precios de sus bonos. La
consecuencia  de  este  desplome  en  mercados  emergentes  se  traduce  como
mayores presiones devaluatorias o una mayor pérdida de reservas en estos países,
según el esquema cambiario imperante.
Además  de  las  tensiones  mencionadas,  la  “ola  Trump”  está  generando  otro
efecto pernicioso para nuestra economía: está haciendo que suba el costo del
financiamiento.
Las  promesas  de  corte  populista  de  Trump  que  involucran  aumentar  el  gasto
público y reducir impuestos hicieron que los inversores especularan con un mayor
déficit fiscal en Estados Unidos. Y como la deuda está en niveles récord, la válvula
https://outlook.live.com/owa/?id=64855&mkt=es&path=/mail/inbox/rp

3/5

15/11/2016

Correo: mario gallo ­ Outlook

de  escape  que  el  mercado  encuentra  es  una  mayor  probabilidad  de  emisión
monetaria y, por lo tanto, de inflación.
Ante  este  riesgo,  los  grandes  inversores  salieron  a  vender  bonos  del  Tesoro  de
Estados  Unidos,  haciendo  que  sus  precios  bajaran  y  que  las  tasas  aumentaran.
Como estos títulos son considerados los activos libres de riesgo del mundo, el nivel
mínimo de riesgo global tuvo un salto.

En  menos  de  una  semana,  la  tasa  (libre  de  riesgo)  de  los  bonos  de  EE.UU.  a  10
años trepó desde 1,80% a 2,26%. Y en Argentina, el coletazo se sintió a través de
mayores rendimientos de los títulos públicos.
Por  ejemplo,  el  bono  a  10  años  en  dólares  de  Argentina  (Bonar  2026)  tenía  un
rendimiento de 6,15% el día antes de la elección en EE.UU. Al cierre de la semana
pasada,  esa  tasa  escaló  hasta  6,77%.  Esto  quiere  decir  que  si  Argentina  tuviera
que salir a tomar nueva deuda, el mercado le exigiría un rendimiento mayor.
Este  tipo  de  cuestiones  son  de  vital  relevancia  para  el  gobierno  ya  que  el
financiamiento externo ha sido la vía elegida para sostener el gradualismo en 2016
y  2017.  Precisamente,  el  año  que  viene  es  necesario  tomar  deuda  por  unos  US$
40.000 millones y, por la mayor incertidumbre, será a un costo mayor.
En  resumen,  el  Efecto  Trump  llegaría  a  Argentina  por  dos  canales:  el
https://outlook.live.com/owa/?id=64855&mkt=es&path=/mail/inbox/rp

4/5

15/11/2016

Correo: mario gallo ­ Outlook

comercial  y  el  financiero.  En  el  canal  comercial  directo,  salvo  en  sectores  muy
puntuales,  veremos  un  impacto  moderado.  Sin  embargo,  lo  peor  desde  la  vía
comercial  se  daría  de  forma  indirecta  con  un  menor  crecimiento  de  China  y
una menor demanda de productos argentinos.
Por  el  lado  financiero,  los  efectos  están  siendo  inmediatos.  Los  capitales  están
haciendo  un  “vuelo  hacia  la  calidad”  a  activos  más  seguros  y  abandonando  el
mundo emergente. En paralelo, la tasa libre de riesgo del mundo está subiendo
y, de esta forma, encarece el costo de financiamiento del gobierno, provincias
y empresas.
La conclusión es que los dólares no llegarán tan fácilmente a nuestro país…
De ambos lados (comercial y financiero) aparecen presiones para que el dólar
en  Argentina  vuelva  a  tomar  temperatura.  Sería  muy  prudente  que  dolarices
poco a poco tu cartera para estar más cubierto, pero siempre atento a aprovechar
oportunidades puntuales.
Por una nueva inversión exitosa,
Nery Persichini.

https://outlook.live.com/owa/?id=64855&mkt=es&path=/mail/inbox/rp

5/5