El derecho de autor es una facultad que le permite al creador intelectual de la obra proteger

su producto y que esta no sea copiada o plagiada por otra persona, agencia de publicidad o
empresa.
La ley de Derecho de Autor norma los derechos y deberes de quiénes crean obras así como
también de los que usan productos intelectuales ajenos. Es por ello que se crea la Dirección
Nacional del Derecho de Autor, adscrita al Ministerio que la Ley Orgánica de la
Administración Central, establecido así en el título IX, artículo 130 de la mencionada
legislación.
Las funciones de la Dirección Nacional de Derecho de Autor mencionadas en el artículo
130 de la Ley explican:
El debido cumplimiento de los reglamentos de esta legislación, llevar un registro de la
Producción Intelectual detallado en el Título V de la misma, determinar los requisitos de los
derechos con índole económica en cuanto a la inscripción y depósito de las obras,
productos y producciones se refieren, conceder los trámites a las entidades encargadas de
gestionar los derechos patrimoniales ajustados a el Reglamento y ejercer su inspección,
controlar a las personas naturales o jurídicas que hagan uso de la producción intelectual
protegidas, figurar como árbitro cuando se susciten conflictos entre titulares de la
producción, gestión colectiva y todos los protegidos en la Ley, así como también aplicar las
sanciones establecidas.
El artículo 130 de la Ley de Derecho de Autor deja claro las implicaciones que tienen las
personas que hagan uso de la producción intelectual, de los derechos que tienen quienes la
produjeron y los deberes de quienes hagan uso de las mismas. Por ejemplo en la publicidad
de Maria Pizzola titulada “Caramelos”, se aprecia una violación de derecho de autor al
evidenciar el uso del ritmo de la canción, escenografía, gestos de la artista Katy Perry,
debido a que la empresa ni la agencia de publicidad pidieron los permisos para hacer uso de
esta producción.
En caso de demanda por la artista hacia esta empresa, la Dirección de Derecho de Autor
como árbitro debe tomar las decisiones ajustadas a la Ley y dictaminar si será juzgado por
el código civil (establecido en el artículo 131) o penal según dictamine el caso.

. sin perjuicio de las sanciones penales o de las acciones civiles que correspondan. fijado por el Ejecutivo Nacional de conformidad con la Ley Orgánica del Trabajo.Artículo 131. que se considerará como tal la repetición de un acto de la misma naturaleza en un lapso de un año. 4. A tal efecto. Cancelación de la autorización para funcionar. a costa del infractor.En los casos de arbitraje sometidos a la Dirección Nacional del Derecho de Autor. o que incurran en hechos que afecten los intereses de sus representados..Las infracciones a esta Ley o a su Reglamento que no constituyan delito. . se notificará al presunto responsable. con multa calculada de acuerdo a lo dispuesto en el numeral 3 del artículo precedente. 3. Multa que no será menor de dos ni mayor de diez veces del monto equivalente al salario mínimo urbano.Las sanciones a que se refiere el artículo anterior podrán ser: 1. en casos particularmente graves y en los términos que señale el Reglamento.. de acuerdo a la gravedad de la falta. Suspensión de la autorización de funcionamiento hasta por el lapso de un año. 2. previa audiencia del infractor.La Dirección Nacional de Derecho del Autor podrá imponer sanciones a las entidades de gestión colectiva que infrinjan sus propios estatutos o reglamentos. Amonestación privada y escrita. se podrá imponer el doble de la multa. emplazándolo para que dentro de un plazo de quince (15) días ofrezca las pruebas para su defensa. En caso de reincidencia. Artículo 132. Artículo 133. y 5. Artículo 134.. Amonestación pública difundida por un medio de comunicación escrita de circulación nacional. serán sancionadas por la Dirección Nacional del Derecho de Autor. de acuerdo a la gravedad de la infracción. se aplicará el procedimiento breve contemplado en el Código de Procedimiento Civil.

.El titular de la Dirección Nacional del Derecho de Autor será designado por el Ministerio al cual esté adscrita dicha Dirección.De las decisiones de la Dirección Nacional del Derecho de Autor se podrá apelar ante el Ministerio al cual esté adscrita dicha Direc. con los privilegios y prerrogativas contemplados en la Ley Orgánica de la hacienda Pública Nacional.Artículo 135. . Artículo 137. en los plazos y mediante el procedimiento establecido en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos. Artículo 136..El monto de las multas impuestas conforme a este Título y la restitución de los gastos en caso de amonestación pública.ción.. ingresarán al patrimonio del Ministerio al cual esté adscrita dicha Dirección.