LA EDUCACION COMO VIOLENCIA SIMBOLICA;

EL ARBI TRARIO CULTURA L , . .
LA REPRO DUCCION CULTURAL ~ .
LA REPRODUCCION SOCIAL

El arbitrario cultural

[ ... 1 Deberíamos

poder recurrir al térmi no arbitrariedad
para designar aquello, y soli!mente aquello, que corresponde a nuestra propia definición, sin que fuera obligado
tratar todos los p1:oblcmas directa o indirectamente evocados por este concepto y, todav ía menos, e n trar en Jos
debates decadentes en que todos los filósofos pueden
creerse sabios y todos Jos sabios filósofos, ni en las discusiones neosaussurianas o parachomsk ianas 1 sobre la arbitrariedad y/o la necesidad del signo y/o de l sistema de
signos o sobre Jos límites naturales de las variaciones
cul rurales, el isc usiones y debates cuyo éx ito se debe
c~encia l mcntc a que adaptan :t la sensibi lidad actual los
más tristes tó picos de la tra dición escolar, desde pbysis y
nomos 2 a naturaleza y cultura. Definir la a r bit rariedad
cultural por el hecho de que no pueda ser deducida de

Extractos del prologo dd libro de Bourdieu. P. y Passeron, J-C. ,IArepro,/uccfóu. 1:./emnuos p:1ra una teo,,(J del sistema de euscflanza , Editorial laia

Barcduna. 1977. pp. 37·38.

'

1 Se rcfier< • la~ teorías de Alfredo de Saussure y de Noah Chomski 50bre
las Í11tcrprcuciones del lenguaje.

2 Li t<'ralmente fisonomía; del griego pbysis, m1rura lcza, y nomos, lt'y. St'
refiere también al a.c;pccto ( Xtcrior de las cosas.

141

psicológicas. el profeta. dicho término es el adecuado para recordar continuamente la relación originaria que une la arbitrariedad de la imposición y la arbitrariedad d el contenido impuesto. el medio Je situar la acció n pedagógica en su verdad objetiva y. como atestiguan directamente la sustituibilidad de las diferentes formas de 142 . al mismo tiempo. a otro constructum. se haya impuesto para significar la unidad teórica de todas las acciones caracteri zadas por la doble ar bitrariedad de la imposición simbólica. al mismo tiempo que esta teoría general de las acciones d e la viole ncia simbólica (tanto si estas acciones son ejercidas por el curandero. gracias al cual puede plantearse la cuestión de las cond iciones sociales e institucionales capaces de ocultar este poder de hecho como tal y de p resentarlo como autoridad legítima. el cura. en otra de sus acepciones. asimismo des provisto de referencias sociológicas. es decir. pudiendo a su vez especificarse esta cuestión en la de las condiciones institucionales y sociales que hacen que una institución pueda declarar expresamente su p ráctica pedagógica como tal sin traicionar la verdad objetiva de esta práctica . el psiquiatra o el psicoanalista) forma parte de una teoría general de la violencia y de la violencia legí tima.omprendc que el término de "violencia simbólica" que indica expresamente la ruptura con rodas las representaciones espontá neas y las concepciones espontaneístas de la acción pedagógica como acción no violenta. el propagandista. a un puro poder de hecho. el hechicero. el profesor. a fortiori . Se ¡.ningún principio eq uivale solamente a asegurarse . Dado que el término arbitrariedad corresponde. de plantear la cuest ión sociológica de las condiciones socialés capaces de excluir la cuestión lógica de la posibi lidád de una acción que sólo puede alcanzar su efecto propio si se encuentra objetivamen te ignorada su verdad objet iva de imposició n de una a rbit rariedad cu ltura l. gracias a este constructum lógico desprovisto de referencias sociológicas y.

Si "sólo hay ciencia en lo oculto". indirectamente. Las condiciones sociales que hace n·que la transmisión del poder y de los privilegios deba emprender.cada época. cualesquiera que sean las modalidades. obligan a la verdad de las relaciones de fuerza a manifestarse. no dejarán de sugerir que es preciso cerrarse· a las evidencias del sentido común para intentar comprender las funciones sociales de la violencia pedagógica y para instaurar la violencia simbólica como una forma de la violencia social en el mismo momento en que la decadencia del modo de imposición más "autoritario" y la renuncia a las técnicas más brutales de coerc ión parecerían justificar más 'tjUe nunca la fe optimista en la moralización de la historia por las solas vi rtudes del progreso técnico y del "desarrollo económico. 143 . o que impiden que la violencia pedagógica se pueda manifestar en su realidad de violen· cia social.violencia social e. aunque sea a costa de forzarlas a ocultarse cada vez más. en . son asimismo las condiciones que hacen posible la explicitación de la verdad de la acción pedagógica. por las que se ejerce. se comprende que la sociología se haya desarro· !lado en estrecha relación con las fuerzas históricas que. más· que en ninguna otra sociedad. que el momento e n que se opera el tránsiro de las técnicas bruta· les de imposición a las técnicas más sutiles sea sin 'duda el más favorable a la puesta-al día de la verdad objetiva de esta imposición. la homología entre el monopolio escolar de la violencia simbólica legítima y el monopolio estatal del ejercicio legítimo de la violencia fís ica. el camino tortuoso de la consagración escolar. · . más o menos bru· tales. Los que sólo verán en un· proyecto como éste el efecto de un prejuicio político o de un irredentismo temperamen· tal. Esto sería ignorar la cuestión socio· lógica de las condiciones sociales que deben desarrollarse para que sea posible la ex plicitación científica de las fun· ciones sociales de una institución: no es por azar.

Oxford University Press. es decir ante los individuos. ante la necesidad de analizar procesos de movilidad intra o ínter generacionales en detrimento del estudio de los mecanismos que tienden a asegurar la reproducción de la estructura de las relaciones entre las clases. ent~c csras cla~s .~produc~ión cultur.h.: como la ciencia que estudia las re!a· cior:es entre la reprJJ:.ncialista. en Jerome Karabel y A. (Traducción ck Elsie Rockwell .:s de poder y de las relacio· ncs simbólirJS entre bs clases.R. Hahcy.ne s:. que se de tiene ante elementos directamente accesibles. se basa en cierta medida en la realidad al no con· siderar la estructura de relaciones de la· cual todos estos elementos derivan sus determinaciones relevantes en el sentido sociológico.lta de J ctcrmina r h contri· bución hecha por d sistema edu::acion. Power llrtd ldeology irt EdiiCiltion. 1977. entendida como .t e. cuidadosamente selec- 3 Extractos ckl texto ck Pierrc Bourdicu C11lturlll Reproductúm tmd SocW H.. y se encuentra de este modo. H.dcs de relación a indi· viduos a los cuales an teceden y que sobreviven a éstos. pp.~ rul ::specífico cu~ndo se cstahkc. El pe nsamiento substa. cuando tr.Jl j reproducción s~c:"a{3 La sociología Jc la educación ~tsu .rructura de las rcbcion.~cción cultural y la reproducción · sociaL Esto ·s\lccd. al contribuir a la reproduc· c:iÓ!} de la esrrucwra de la distribüción del <:apítal cultural . o de las relacio nes en tre las posiciones ocupadas por los n iñ os y sus padres.. 487·510. Esta forma de pensar no está consciente de que la movilidad controlada de una categoría limitada de individuos. no ticne nada en común con el regist ro analí tico de las reJa· cioncs existentes dentro de una población dada.) 144 .1l a la reproducción eJe ]. La ciencia de !a re producción de las 'estructuras.e¡woducliotl.su fa milia.m sistema de rela<:iones o bietivas que imponen sus propie~. trátese:: de una cuestió n de las relaciones entre el éxito_acadé mico de Jos ni ños y la posició n social de .

y que incluso es capaz Jc contribuir a la estabilidad soc!:tl de la ún ica manera posibh: en sociedades que se basan en ideales democráticos· y qt. m:ís específicamente.e posiblemente . contri huye de <:>sta manera a pe rpet uar la estructura ·de !as rc!aciolic::s de clase. que la solución aportada por el sistema educacional aJ · contribuir a la reproducción de la estructura de las relaciones de clase mediante el ocultamiento. por 145 . y en particular de las instituciones de educacióR superior. aun· 'lUC no signifique ir tan lejos como algunüs estrucruralistas.ados y modificados por y para el a~censo individual. de hacer una contribución fundamen tal a la ciencia de la dinámica estructural de las relaciones de clase. se hace necesario estudiar las leyes que determinan la te nden· cia de las est(ucturas a reproducirse mediante la producción de agentes dotados de un sistema de predisposiciones capaz· de engendrar prácticas adaptadas a las estructuras y contribuir de este modo a la re producción de las mismas. privilegios. y por lo tanto mejor adap· tada a aquellas sociedades que tienden a refutar las formas más patentes de la transmisión hereditaria del poder y de los privilegios. y con~id •:rar a los age nte$ como los mews "~op or tcs" de las estructuras investidas de cierto podt•r misterioso que determina a otras estructuras. si se la concibe dentro de un marco teórico de este tipo. no :.:s incompa ti ble con la perm an~ncia de las estruc t uras. aqud sistema de disposiciones que actúa como una mediación entre las estructuras y la práctica.cior. ciertamente no existe otra solu· ción ocultada con tanto éxito. es capaz. Cualqu ier ruptura con el atomi~mo subsrancialista. Entre todas las soluciones presentadas a través de la historia en relación al problema de la transmisión del poder y de los. Esto significa que nuestro objeto· se" convierte en la prod~tcción dd habitus. implica tomar como nues tro tema el proceso de la educación. La sociología de las instituciones educa tivas. que habi· tualmente constituye un aspecto ignorado de la sociología del poder.

a los conciertos y sobre todo a los museos (puesto que. la transmisión de generación en generación de la información a. de hecho.. En vista del hecho que la aprehensión y posesión de los bienes culturales y los bienes simbólicos Gunto con las satisfacciones simbólicas que acompañan una apropiación de este tipo) son posibles tan sólo para aquellos que poseen el código que hace posible descifrarlas o.cultural que es considerada como la propiedad no dividida de toda la sociedad. que la 146 . las teorías clásicas tienden a disociar la función de la reproducción cul rural inherente a todos los sistemas educativos de su función de reproducción social. las estadísticas de asistencia al teatro.cultural Al defini r al sistema educativo tradicionalmente como el grupo de mecanismos institucionales o de rutina mediante los cuales opera lo que Durkheim denomina "la conservación de una cultura heredada del pasado". Estas teorías. en otras palabras. es decir.medio de una actitud aparentemente neutral. del hecho· de que cumple esta función. trabajan conjuntamente y en armonía para transmitir una herencia .al caso de las sociedades divididas en clases. es decir. en este último caso el efecto de los obstáculos económicos es relativamente nulo) son un recordatorio suficiente que la herencia de la riqueza cultural que ha sido acumulada y legada por generaciones anteriores sólo le pertenece realmente (aunque en teoría es ofrecida a todos) a aquéllos que están dotados de los medios para apropiársela.:u mulada. al cambiar de lugar la representación de la cu ltura y de la transmisión cultural -aceptada comúnmente por los etnólogos. se basan en la suposición implícita que las diferentes acciones pedagógicas realizadas dentro del marco de la estructura social. Pero. aquellas efectuadas por las familias de las distintas clases sociales como también la practicada por la escuela.. El papel_del sistema educativo en la reproducción de la estr'llciura de la distribución del capital.

edad. . a la luz de los presupuestos implícitos que la gobiernan. en consecuencia. la acción del sistema educativo sólo puede lograr su efectividad completa en la medida en que está dirigida a individuos que han sido expuestos hasta cierto punto al mundo del arte por su educación familiar. es suficiente darle libre curso a las leyes de la transmisión cultural para que se agregue más capital cultural al capital cultural y para que se reproduzc. pareciera ser que la acción de la escuela. la estr uctura de la distribución del capital cultural entre las clases sociales. [. y cuyo éxito varía considerablemente entre aquellos a los que afecta. cuyo efecto es desigual sobre niños de diferentes clases sociales (aunque sólo sea desde el punto de vista de su duración). escapar (aunque sólo 147 . de hecho. . ·.a. Más aún. ] En resumen . todas las relaciones que se observan entre asistencia a museos y tales variables como clase social o fracciones de clase. ingreso o residencia. La existencia de una relación tan poderosa y exclusiva entre nivel de educación y la práctica cultural no debe ocultar el hecho de que. Puesto que opera en y a través de una relación de comunicación. se reducen más o menos a la relación entre nivel de educación y asistencia. tiende a reforzar y consagrar mediante su sanción las desigualdades iniciales. ] El sistema educacional reproduce tanto mejor la estructura de distribución de capital cultural entre las clases (y secciones de clase) en la medida en que la cultura que transmite sea más cercana a la cultura dominante y en la medida en que el modo de inculcación al que recurre sea menos alejado del modo de inculcación practicado por la familia . la acción pedagógica dirigida a inculcar la cultura dominante puede. [..apropiación de bienes simbólicos presupone la posesión de · los instrumentos de apropiación. Con esto nos referimos a la estructura de la distribución de instrumentos para la apropiación de la ri queza simbólica designada socialmente como digna de ser adquirida y poseída..

1 148 . por tratarse de una sociedad dividida en clases. e implícita que opera dentro de las familias cultas (a menudo desconocida por aquellos que son responsables de ella y por aquellos a los que está dirigida).capaz de t ransmitir la c~ltura dominante. a través de la comunicación pedagógica misma.. aquellos instrumentos que son indispensables para lograr la comunicación. el sistema requiere que "todos tengan aquello que no les da y que consiste fundamentalmcme en la posesión de la competencia lingüística y cultural y la relación de familiaridad con la cultura que sólo puede ser producida por una educación familiar específica . . a través de esa acción educacional continua. gógica que requiere implícitamente una familiaridad inicial con la cultura dominante sólo ofrece información y entre· namiento a aquellos sujetos equipados con el sistema de predisposiciones que es la condición del éxito de la trans· misión e inculcación de una cultura. Al suprimir la entrega generalizada explícita de lo que lo que implícitamente exige a todos por igual. y que se encuentran distribuidos de una manera muy desigual entre niños de clases sociales diferentes.. consecuentemente el éxiro del aprendizaje coronado por los fiados académicos obtenidos) depende de la posesión previa de los instrumentos de apropiación-. Un 'sistema educativo que lleva a la práctica una acción peda-. En resumen. una institución cuya misión oficial sea la transmisión de los instrumentos de apropiación de la cultura dominante y que metódicamente descuida la transmisión de los instrumentos indispensables para asegurar esta misión.en parte) a las leyes generales de transmisión de la cultura .sólo' en la medida e n que explícita y deliberadamente entrega.. [ . está destinada a convertirse en el monopolio de aquellas clases sociales que son capaces de transmitir por sí mismas.de acuerdo a las cuales la apropiación de la cultura en cuestión (y.. los instrumentos necesarios para la n:ccpción ele su mensaje.