Introducción

Nuestro trabajo se refiere a una investigación bibliográfica sobre el libro El
largo atardecer del caminante conociendo los momentos de la narración,
estableciendo relación con distintos pensadores filosóficos.
Desarrollo
Para empezar describiré al personaje principal Cabeza de Vaca, Álvar
Núñez (c. 1490-c. 1557). Singular descubridor español fue, sin duda, Álvar
Nuñez Cabeza de Vaca, quién después de una azarosa existencia terminó su
vida como monje en la ciudad de Sevilla. Cabeza de Vaca nació en Extremadura
hacia 1490. Era nieto de Pedro de Vera, conquistador de la isla de Gran Canaria.
De sus años de juventud sólo se conocen los datos que reveló en su libro
Naufragios, donde narró los pormenores de su expedición a la Florida. En 1527
fue nombrado tesorero de esta expedición real compuesta de 300 hombres y
capitaneada por Pánfilo de

Narváez, cuyo objetivo era la conquista y

colonización de Florida. La expedición llegó a la bahía de Tampa hacia el mes de
abril de 1528, desde donde inició el recorrido por tierra hasta la bahía de
Apalachee, en un intento de llegar a México.
Durante los dos años siguientes murieron más de la mitad de los hombres,
y Cabeza de Vaca se convirtió en el líder de la expedición. Con el pequeño grupo
de supervivientes llegó a una isla, probablemente la de Galveston, a la altura de
la costa sudoeste del actual Texas, donde fueron capturados por los indígenas.
A principios de 1535, Cabeza de Vaca y otros tres supervivientes lograron huir y
emprendieron un largo viaje a través de lo que es ahora el sudoeste de los
Estados Unidos y el norte de México. En el año 1536 consiguieron llegar a un
asentamiento español en el río Sinaloa, en México. En 1537 Cabeza de Vaca
regresó a España, y como recompensa fue nombrado gobernador de Río de la
Plata (lo que es ahora casi en su totalidad Paraguay).
Estableciendo esto podemos centrarnos en la segunda parte en el
discurso del rey, los indios y de Álvar Núñez Cabeza de Vaca en relación a los
conquistadores.

Los indios ven al principio a los conquistadores como dioses. además. Sin embargo. o de no querer sentirse menos: el conquistador ha conocido y conquistado tierras nuevas a punta de espada. son fuertes por sus armas. Así. él desprecia la actitud abusiva y destructiva de los mismos. quien conoce mucho más que él. los conquistadores. hay otra cosa que notan y remarcan. Quizá porque él es la excepción a la regla. prácticas y valores de la sociedades de la región mediante una escolaridad matizada con sangre y penitencia. el objetivo religioso es uno de los medios que aseguran el éxito de la conquista: fin y medios han intercambiado lugares. se sumó el disciplinamiento y la sumisión de las masas nativas.. pero no tardan demasiado en notar la realidad: Por donde los españoles pasan hay sangre. el conquistador que no regó sangre. seguro que despectivamente. Tal vez. ante alguien que le ha traído tierras para dominar? Y. y quizá por esto tenga más derecho. él no está de acuerdo con la actitud de los conquistadores.El discurso del Rey respecto a los conquistadores es de desaprobación. entonces. muerte. eficaz combinación para determinar persuasivamente donde estaba Dios. su mejor manera de contener el espíritu dominador del conquistador. fantasma permanentemente entronizado en los hábitos. son totalmente inútiles. sobre algunas de ellas. y tal vez esto pasa por una cuestión de envidia. ¿cómo debe actuar el rey. Álvar Nuñez Cabeza de Vaca considera que los conquistadores son menospreciados. Y es así como ven a los conquistadores. la encomienda servil y el látigo. el hecho de haber conocido bien a los indios. que se ha quedado en su palacio. quienes .. es su mejor manera de defenderse de quien sabe mucho más que él. incluso que el rey. violación. Claramente se demuestra al decir que el Rey confía más en los historiadores que en quien ha conquistado. porque en lo que respecta a habilidad manual y física para tareas de la tierra. la irreductible presencia del dogma. le hace repudiar aún más la muy violenta actitud. De todas maneras. generadas por la indignidad de la mita. que no merecen tal trato de parte del Rey y los historiadores. Esto tiene relación con la conquista y la colonización de América el objetivo de la conquista es extender la religión cristiana. ya no confían como en los primeros tiempos. en la práctica.

se impone a sangre y fuego y pesa en el imaginario colectivo el discurso del conquistador y de la iglesia en la educación... la cristiana. 182) . En la novela. no solo la iglesia como aparato ideológico del estado sino la educación y lo que conformaría en ella la escuela no es un espejo pasivo. al que describe como hipócrita. nosotros estabamos comparativamente disminuidos frente a ellos. parece contribuir a la desigualdad en cuanto que tácitamente se organiza para distribuir diferencialmente tipos específicos de conocimiento. pero esto se debe a la comparación constante que él hace con el mundo europeo. El narrador lo define con las siguientes palabras: “En donde nosotros entrábamos el mundo inmediatamente perdía su inocencia. Asimismo. corrompido. pero. Simplemente eran mejores animales de la tierra. la aculturación a través de la evangelización. que tiene como objetivo el sometimiento. en su camino hacia la perdición. en decadencia. en especial.” (pág. a las que toma por virtudes imprescindibles. Y es probable que su resignación frente a la muerte también sea parte de la sabiduría indígena que ha incorporado. religión etc.mandaban y quiénes eran los indiscutidos patrones de minas y haciendas (Todorov. 74) El protagonista reconoce que aprendió mucho durante sus años de convivencia. como un mal creciente.” (pág. Y es precisamente esta acción lo que necesitamos develar. la implantación de una cultura. Eramos como la mancha que se extendía más allá de nuestra voluntad. y del que dice que arrastra consigo. Quizá llegue al punto de la idealización del mundo indígena. Álvar se muestra impresionado por la relación de los chorrucos con la naturaleza: “Nunca podría comprender un oficial del Consejo de Indias que. en expansión. que corrompe. 2014) Se concibe con la espada y la cruz. Álvar muestra su asombro por la sencillez e ingenuidad de los indios. desde un punto vista estrictamente natural. a la América recientemente conquistada.. la cual sirve para legitimar las ideologías y formas económicas y sociales que tan íntimamente esta relacionadas con ella. sino una fuerza activa. los indios le enseñaron a no temerle a la naturaleza. Ve su propia civilización.

están los que no conocen a fondo la cultura indígena. Pero los otros también son yos. Los traté sólo para manejarlos. y uno se conforma... Por otra parte. o bien la argumentación lógica? En la época del libro. Pero ¿Cómo hablar de ella? En tiempos de Sócrates. [dice Álvar] los americanos no tienen nada que ver con Adán. [.. el orador solía preguntar al auditorio cual era su modo de expresión o genero preferido: ¿el mito. separa y distingue verdaderamente de mí. En su última alusión al tema. no niegan la existencia de una civilización indígena. yo es otro. con escuchar la respuesta que sugiere o impone el tema mismo. un público que respondiera de tal manera con preferencia a tal otra.. 184) Todas estas críticas a España se dan porque el personaje conoce otra cultura. sujetos como yo. sin conocerlos. y no ven más que a bárbaros e idólatras. 153) . Sin embargo. El personaje se da cuenta de lo mal que está su mundo cuando conoce a fondo otro mundo y los puede comparar. Siguiendo a Todorov uno puede descubrir a los otros en uno mismo. de un mundo americano anterior a la intrusión europea. [..] Pero en todo caso nunca los hemos descubierto. Es el “mirar desde afuera” de Octavio Paz.] Somos sólo nosotros quienes los hemos sacado de la eternidad y los hemos metido en sayal de los pecadores. Cortés reconoce: “Nunca los he conocido. o desear.. para vencerlos. Álvar considera a los americanos como seres libres del pecado original (América tiene un ambiente similar al paraíso bíblico) y va a apoyar su opinión a lo largo del relato.. resume la idea que enunció anteriormente: “No. Más bien los hemos sepultado. no se puede dejar esta decisión al público: ha sido necesario hacer una elección previa para que el libro exista. también.. para el cual todos están allí y solo yo estoy aquí. o sea el relato. darse cuenta de que no somos un sustancia homogénea y radicalmente extraña a todo lo que no es uno mismo. que solo mi punto de vista. Hernán Cortés pertenecía a este grupo.En ese sentido. y uno se conforma con imaginar. En una conversación con Álvar Núñez. Según el texto de Abel Posse.” (pág.” (pág. dentro de este mismo grupo existen aquellos que.

sino que ya era. 83). para muchos. su inocencia). desde el mar de los Caribes. A partir de esto se inició una nueva discusión acerca de si los indios tendrían alma o no. junto con ellas. 42). Todos lo tenemos a esto por cierto. apenas una hora quizás. que es conocer. Cabeza de Vaca coincide con él: “No era un nuevo mundo. Si era verdad que la tenían.. sin embargo. el Papa Pablo III “los declaró definitivamente humanos” (pág. 214). Pero la idea que predominaba era la del Nuevo Mundo. Pero. Al mismo tiempo. por ejemplo. demonios enanos venidos del mar. De esta manera.). los indígenas significaban poco más que animales. entonces también era verdad que podían ser condenados por sus cultos paganos. El punto de vista indígena sobre los españoles fue cambiando a medida que crecía un desengaño generalizado. y. capaces de todo crimen. los conquistadores de su época. se desarrollaba en Europa la discusión sobre la naturaleza de sus seres –los indios.americanos. Muy por el contrario. mucho antes de que los extranjeros pusieran su pie en una de sus costas. 254/5).255). su religión. al soltar el mastín “para poner a prueba el olfato”(pág. Y luego dice: “No fuimos a descubrir. acosados por una . a quien el primero “maltrataba y despreciaba” (pág. sino como un lugar en donde podrían enriquecerse rápidamente y a cualquier costo. noticias muy contradictorias que oscilaban entre la creencia en un retorno de dioses barbados civilizadores –reencarnación de Quetzacóatl. Era otro mundo. cuando se refiere a las Cataratas del Iguazú (“Por un instante.” (pág. sino a desconocer” (pág.. están haciendo que la América precolombina pierda su esencia (sus costumbres.Aquí. no para conocer. según cuenta el protagonista: “.” (pág. continente para descubrir.se tenían.. demostrárselo a nadie. Esto se ve.y una invasión de detestables y criminosos tzizimines. estuvimos en el portal del Paraíso Terrenal. Algunos veían a América como un paraíso terrenal. la Nueva España. Y aquí el mundo civilizado encontró la excusa perfecta para su colonización. en la actitud inconmovible que Videla y Salazar tuvieron con Amaría. Finalmente. No podríamos. Pero no de la misma manera que Álvar Núñez.. Álvar determina una cierta independencia entre América y España: el Nuevo Mundo no es gracias a la llegada de los colonizadores. 192).

todavía.. reaccionó Dulján cuando Álvar le habló sobre la pena por brujería: “Se río piadosamente y me explicó que el curandero.. ya sabemos que ustedes no son los dioses. Creíamos que eran los esperados. Creíamos que traíais las nuevas fundaciones. El protagonista cuenta este episodio con suma admiración. los venidos del mar. 131/2). Casi con compasión (ver pág. los chorrucos lo miran con escepticismo... poniéndose así al mismo nivel. No son mejores. [. y no a él. el nuevo Sol. Vosotros y nosotros: apenas muñecos. apenas una prueba del Dador de la Vida. Cuando Álvar Núñez intenta hablarles sobre el catolicismo. al asesino. según la leyenda que repetían los blancos barbados. 88). Muestra claramente la consternación y el descreimiento que la religión cristiana causaba en los indios.. no podían aceptar a un Dios que trajera tantos males para su gente y que quebrara con las creencias de sus antepasados. no existe.” (Pág. Aunque fuera el Verdadero. entusiastas ladrones. en los hombres. hombres de paja.] tus gentes son muy tontas. Sabemos que vosotros también sois sólo una prueba. habían preferido dejar en libertad al ladrón. apenas muñecos.. ya que el mismo pueblo. como si el jefe indígena le hubiera confesado un importante secreto. Dulján le comenta a Álvar: “-Blanco.lujuria insaciable. De la misma manera. como a un loco inofensivo. aunque a vosotros falta aún mucho tiempo para saberlo. Esta última visión es la que finalmente adopta el protagonista. 82). de los que se creen verdaderos.” (Pág. Tenéis la fuerza. guiados por un dios que había sido condenado a muerte. Y mientras que los españoles siempre (o en la mayoría de los casos) se ven a sí mismos como seres superiores frente a los indígenas.. [.” Unos de los pensadores modernos que podemos establecer una estrecha relación es Hobbes que propone en el estado de naturaleza como condiciones objetivas la principal es la igualdad de hecho: en tanto son iguales por . Tal vez Cortés tenía razón cuando aseguraba que los indios “No creían más en el hombre. éstos opinan que tanto ellos como los otros son sólo “una prueba”. 109).” (Pág. me parece que no son más que gentes llenas de miedo. mediante la tortura de la cruz por algún motivo muy poco claro o por entonces muy mal entendido.. como nosotros.. ni en ellos mismos. el brujo. Sobre esto..] Fue un desengaño muy triste.

lo que conduce a cada uno a prepararse para la guerra. planteando que las mismas deben valerse del análisis de la concepción de historicidad. sobre todas las cosas: el derecho sobre todas las cosas significa que allí donde las leyes civiles no han introducido aun un criterio de diferenciación de lo mío y lo tuyo. diría Hobbes el derecho natural de estos hombres es lo que legitima el orden social es el derecho del más fuerte. Conclusión Nos parece pertinente ubicar al filosofo argentino Arturo Roig propone la necesidad de ampliar el objeto y las herramientas metodológicas de la filosofía y la historia de las ideas. por la cual puede producirse que más de un hombre desee poseer la misma cosa. A decir verdad las condiciones objetivas bastarían por si solas para explicar la infelicidad del estado de naturaleza.naturaleza. no sólo de los textos académicos. que contienen una enorme riqueza cultural y política para nuestra formación. etc. que viva fuera de una sociedad civil. que amenaza continuamente con convertirse en lucha violenta. la igualdad hace surgir en cada uno de ellos la esperanza de conseguir su propio fin. la escasez de bienes. sino también de las ideologías. En este sentido los españoles conquistadores. . más que buscar la paz. unida a la escasez de los recursos y al derecho sobre todo esta destinada a generar un estado de competencia despiadada. la muerte. es considerada uno de los mejores ejemplos de la novela histórica contemporánea de Hispanoamérica. Podemos seguir estableciendo relación con otros filósofos que muestran eventos y reflexionar sobre la novela El largo atardecer del caminante (1992). los mitos.. la igualdad del hecho. De esto nace un estado permanente de desconfianza reciproca. los hombres son capaces de procurarse uno a otro el máximo mal. Si bien la concepción de Thomas Hobbes remite a su concepción contractualista de estado. Si luego se añade la segunda condición objetiva. y a la eventualidad de hacerla. El derecho que la naturaleza le ha dado a cada uno. los sujetos y los discurso como instrumento analítico y deben asumir el estudio.. cualquier hombre tiene derecho de adueñarse de todo lo que cae en su poder.

Thomas Hobbes. T. (2014). 1991. Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores. - Abel Posse. ed. La Conquista De America: El problema del otro. El recuerdo del pasado permite la construcción de una identidad social. 1992. y es gracias a Lucinda que logra vencer esta resistencia: Se pueden descartar entonces todo tipo de aspectos azarosos en la configuración del entramado simbólico del imaginario social y la influencia que recibe de los sectores de poder. además de una ligera exaltación del narrador-protagonista a la hora de relatar sus prácticas de curandería y su fama de divinidad entre los indios. De todas maneras. Ahora bien. que el fino producto de una silenciosa coacción de los mecanismos de poder a lo largo del tiempo. El largo atardecer del caminante juega mucho con esto. El Cabeza de Vaca narrador ficticio siente una fuerte reluctancia a rememorar su propio pasado. . - N. Plaza y Janés. Barcelona. relatando en la ficción lo que en la relación real se ha callado. España. Bobbio. BIOGRAFIA - Todorov. en la crónica hay algunos “silencios” que han despertado la curiosidad de Abel Posse.Lo cual esta novela que propone Abel Posse sugeriría unos de los instrumentos de analizar la concepción de historicidad de amplia en otros escritos en los Naufragios Cabeza de Vaca escribe usando la primera persona plural. El largo atardecer del caminante. y efectivamente en su crónica se reconoce un buen nivel de identificación del español con la realidad indígena. la cual no es otra cosa. Buenos Aires: Emece.