Linfoma de Hodgkin

El linfoma de Hodgkin es una denominación que engloba un grupo diferenciado
de neoplasias que se caracterizan por la presencia de una célula tumoral
gigante, la célula de Reed-Stemberg. A diferencia de la mayoría de los LNH, los
linfomas de Hodgkin aparecen en un único ganglio linfático o una cadena de
ganglios linfáticos y, típicamente, se diseminan de forma escalonada hacia los
ganglios de territorios anatómicos contiguos. Aunque en la actualidad sabemos
que los linfomas de Hodgkin son tumores poco frecuentes originados en los
linfocitos B, se distinguen de los LNH por sus características
anatomopatológicas y clínicas insólitas.

Clasificación.
Se reconocen cinco subtipos de linfoma de Hodgkin: 1) esclerosis nodular; 2)
celularidad mixta; 3) rico en linfocitos; 4) depleción linfocítica, y 5) predominio
linfocítico. En los primeros cuatro subtipos, las células de Reed-Stemberg
comparten ciertas características morfológicas e inmunofenotípicas (que se
describen más adelante), lo que ha llevado a algunos investigadores a englobar
esas entidades bajo el término «Linfoma de Hodgkin clásico». El tipo
predominio linfocítico se deja aparte por la expresión de marcadores del centro
germinal B en Ias células de Reed-Stemberg.

Morfologia
La condición absolutamente indispensable del linfoma de Hodgkin es la
presencia de la célula de Reed-Sternberg (RS), una célula muy grande (15-45
micras de diámetro) con un núcleo multilobulado enorme, nucléolos
excepcionalmente prominentes y citoplasma abundante, ligeramente eosinófilo
en general. Particularmente características son las células con dos núcleos en
espejo o lóbulos nucleares, cada uno de los cuales contiene un nucléolo
acidófilo grande (a modo de inclusión) rodeado por una zona clara,
características que les
confieren el aspecto en ojo de búho. La membrana nuclear está claramente
diferenciada. Las células de RS típicas y variantes presentan un
Inmunofenotipo característico, ya que expresan CD15 y CD30, y no pueden
expresar CD45 (antígeno leucocítico común) o antígenos de linfocitos B o T.
Las células de RS «clásicas» son frecuentes en el subtipo de celularidad mixta,
poco habituales en el subtipo de esclerosis nodular y escasas en el subtipo de
predominio linfocítico. En estos dos últimos subtipos predominan otras
variantes de las células de RS características.
El linfoma de Hodgkin tipo esclerosis nodular es la forma más frecuente. Se
distribuye por igual entre ambos sexos y muestra tendencia a afectar a los
ganglios linfáticos cervicales inferiores, supraclaviculares y mediastínicos. La
mayoría de los pacientes son adolescentes o adultos jóvenes y el pronóstico
general es excelente. Morfológicamente, se caracteriza por;

eosinófilos.La presencia de una variante particular de la célula de RS. a menudo el citoplasma se aprecia desgarrado. múltiples nucléolos pequeños y un citoplasma abundante que se tiñe pálidamente. En los cortes del tejido fijado con formol. El inmunofenotipo de los variantes lagunares es idéntico al de otras células de RS que se encuentran en los subtipos clásicos. La fibrosis puede ser escasa o abundante y el infiltrado celular contiene proporciones variables de linfocitos. El linfoma de Hodgkin de tipo celularidad mixta es la forma más frecuente de linfoma de Hodgkin en pacientes mayores de 50 años de edad y supone aproximadamente el 25% de todos los casos. Esta célula grande tiene un único núcleo multilobulado. Predomina en hombres. con el núcleo apoyado en un espacio vacío (una laguna). Las . histiocitos y células lagunares. la célula lagunar. La presencia de bandas de colágeno que dividen el tejido linfoide afectado en nódulos circunscritos.

con fibrosis. reciben el nombre de «células en palomitas de maíz». eosinófilos. son escasos o están ausentes. Este subtipo tiene mayores probabilidades de diseminación y de asociarse a manifestaciones sistémicas que el subtipo esclerosis nodular Linfoma de Hodgkin de predominio linfocítico. CD20) y. esos estudios demostraron que los genes reordenados de las inmunoglobulinas habían sufrido una hipermutación somática. por lo general. por lo general. Patogenia El origen de las células de RS fue un misterio durante el siglo XIX y la mayor parte del siglo XX. Además. se caracteriza por la presencia de células de RS de la variante linfohistiocítica (L y H) que tienen un núcleo multilobulado tumefacto que. en los que se demostró que todas las células de RS de un caso dado poseían los mismos reordenamientos genéticos de las inmunoglobulinas. La mayoría de los pacientes con este subtipo presentan linfoadenopatía cervical o axilar aislada y su pronóstico es excelente.células de RS clásicas son abundantes y se acompañan de un infiltrado inflamatorio heterogéneo que contiene linfocitos pequeños. están aparentemente muy cerca de simular un proceso inflamatorio reactivo. con forma de nódulos irregulares compuestos de una mezcla de células de RS y células reactivas. células plasmáticas y macrófagos. finalmente. por su aspecto. y las células de RS típicas son infrecuentes. eosinófilos. no expresan CD15 y CD30. El diagnóstico histológico de linfoma de Hodgkin se basa en la identificación definitiva de las células de RS o de sus variantes sobre un fondo adecuado de células reactivas. Otros tipos de células reactivas. se solucionó a partir de estudios moleculares de un diseño perfecto realizados con microdisección simple de las células de RS. los neutrófilos y las células plasmáticas. que es responsable de aproximadamente el 5% de los linfomas de Hodgkin. . En consecuencia.. Es evidente que el linfoma de Hodgkin abarca una amplia variedad de patrones histológicos y que ciertas formas. A diferencia de las variantes de Reed-Sternberg de las formas «clásicas» del linfoma de Hodgkin. Otros aspectos a tener en cuenta en el diagnóstico histológico. ej. de la médula ósea y de otros órganos a su debido momento. pero. neutrófilos y células plasmáticas característicos. las variantes L y H expresan marcadores de linfocitos B (p. Las variantes L y H se encuentran. del hígado. en nódulos grandes que contienen principalmente linfocitos B pequeños en reposo entremezclados con un número variable de macrófagos. de forma similar a lo observado en los ganglios linfáticos. La inmunofenotipificación desempeña un importante papel adyuvante para distinguir el linfoma de Hodgkin de las afecciones reactivas de otras formas de linfoma. Este subtipo. En todos los subtipos puede verse la afectación del bazo. ahora se acepta que el linfoma de Hodgkin es una neoplasía originada en los linfocitos B del centro germinal. como los eosinófilos.

y contribuyen aún más a la reacción tisular. Además. en particular al del subtipo celularidad mixta. sino que. la estatificación determina el tratamiento y el pronóstico. el factor transformador del crecimiento 3 (un factor fibrogénico) y la IL-13 (que puede estimular a las células de RS mediante un mecanismo autocrino). Más importante es que la Integración del genoma del VEB es idéntica en todas las células de RS en un caso dado. lo que indica que la infección precede a la transformación y a la expansión clonal (y. por lo general. como el ligando CD30. como una linfoadenopatía indolora. Los pacientes más jóvenes con los subtipos más . Estatificación y características clínicas. se manifiestan. El VEB está presente en las células de RS de hasta el 70% de los casos del subtipo celularidad mixta y en un porcentaje menor de otras formáis de linfoma de Hodgkin «clásico». La implicación del VEB podría darnos una pista. Una vez establecido el diagnóstico. como los LNH. es probable que la infección por el VEB sea uno de los distintos pasos que contribuyen al desarrollo de un tumor. Aunque la distinción definitiva respecto al LNH puede hacerse únicamente por el estudio de la biopsia de un ganglio linfático. hay varias características clínicas que favorecen el diagnóstico de linfoma de Hodgkin. al igual que en el linfoma de Burkitt y en los linfomas de linfocitos B en pacientes con inmunodeficiencias. por el contrario. por tanto. producen otros factores. Los linfomas de Hodgkin. El infiltrado de células inflamatorias no neoplásicas característico se debe a varias citocinas. puede estar relacionada con ellas). que facilita el crecimiento y la supervivencia de las células de RS.Aún se conocen los episodios que transforman esas células y alteran su aspecto y su expresión genética. las células inflamatorias de respuesta no son un mero observador inocente. algunas de ellas segregadas por las células de RS. entre las que se encuentran la IL-5 (que atrae y activa los eosinófilos). Así pues.

en occisiones con radioterapia del campo afectado en los lugares de enfermedad más voluminosa. Entre los supervivientes a largo plazo tratados con radioterapia se ha detectado un riesgo mucho más alto de que presenten algunos procesos malignos. incluso con enfermedad avanzada. La enfermedad más avanzada también se trata. y la tasa de supervivencia global sin enfermedad a 5 años. prurito y anemia.favorables tienden a tener una enfermedad en estadio I o II y no suelen presentar manifestaciones sistémicas. Se han obtenido respuestas excelentes con los anticuerpos anti-CD30 en pacientes con enfermedad que no ha respondido al tratamiento convencional y representan una prometedora terapia «dirigida». Estos discretos resultados han dado paso al desarrollo de nuevos regímenes de tratamiento que reducen el uso de la radioterapia y utilizan fármacos quimioterápicos menos tóxicos. incluso con enfermedad avanzada (estadio TV-A o IV-B). Aquellos con enfermedad avanzada (estadios III y IV) tienen más probabilidades de tener molestias sistémicas. . pérdida de peso. melanoma y cáncer de mama. como cáncer de pulmón. al 50%. es muy bueno. Debido a las complicaciones a largo plazo que representa la radioterapia. como fiebre. en general. El pronóstico de los pacientes con linfoma de Hodgkin. La supervivencia a los 5 niños de los sujetos con enfermedad en estadio I-A o II-A se acerca al 100%. en la actualidad incluso los pacientes con enfermedad en estadio I reciben quimioterapia sistémica. con quimioterapia.