ASESORAMIENTO

DIETÉTICO
EN EL SOBREPESO
Y LA OBESIDAD
EN LA OFICINA
DE FARMACIA
Coordinación:

Facultad de Farmacia
Instituto de Ciencias de la Alimentación

MÓDULO 1: ENERO-MARZO 2010

Tema 2. Tejido adiposo

Para acceder a los
cuestionarios de evaluación
y a toda la información
sobre el curso, ver

www.auladelafarmacia.org

6

FEBRERO 2010

Módulo 1:
5,9 créditos

Actividad acreditada
por la Comisión
Nacional de Formación
Continuada

Módulo 2:
5,1 créditos

Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR).4 do adiposo es uno de los considerados tejidos kg/año en niñas y 0.. Investigador de la Unidad de VIH. Facultad de Farmacia.Tejido adiposo Patricia Pérez-Matute Doctora en Bioquímica. la la edad adulta. Conceptos básicos El tejido adiposo es el principal reservorio sentando de promedio entre el 20-25% de energético del organismo. de Ciencias de la Alimentación. 1996) y se considera que en mento del nacimiento este tejido aumenta re- la especie humana la cantidad máxima de grasa presentando entre el 10-15% del peso. Universidad de Navarra. Dpto. siblemente la raza. María Jesús Moreno-Aliaga Doctora en Farmacia. Área de Enfermedades Infecciosas. Después comienza minuyendo después de manera significativa en a disminuir de forma gradual durante la prime- la senectud (Baumgartner. la grasa repre- y entre el 20% y 27% en la mujer en la edad senta el 1% del peso corporal fetal. no obstante. alcan- se alcanza entre los 50 y 60 años de edad. Durante la ado- se localiza preferentemente en la región glúteo- lescencia se acentúan las diferencias en la distri- femoral. po- madres adultas (Fernyhough. puede más variable de la composición corporal de un decirse que la grasa corporal representa entre el individuo. forma lenta (aunque no se ha demostrado cla- desempeña importantes funciones endocrinas ramente una tendencia lineal de este aumento) (Waki y Tontonoz. Una diferencia aproximada del 2% distribución anatómica del tejido adiposo varía en el porcentaje de grasa entre niños y niñas es en función del sexo.6 kg/año en niños. Entre típica de varones adultos es en la región del los 5 y 8 años de edad se produce un rebote tronco y abdomen. En el mo- adulta (Braguinsky. 2008). durante el desarrollo pre- 15% y el 22% del peso corporal en el hombre natal (4-5 meses de gestación). bución y cantidad de tejido adiposo según el Desde el punto de vista histológico. la acumulación evidente alrededor de los 5 años de edad. dis- 30% al final del primer año. Vicedecana de Investigación. De hecho. el teji- sexo: aumenta a un ritmo estimado de 1. y col. repre- conectivos o conjuntivos laxo y puede presen- FEBRERO 2010 7 . Profesor Contratado Doctor. la actividad física y el estado La masa del tejido adiposo es el elemento menopáusico en las mujeres. 2005). du- zando el 25-30% a los 6 meses de vida y el rante los cuales no habría grandes cambios. Morfología y distribución del tejido adiposo. la grasa corporal aumenta de protección mecánica y el aislamiento térmico. En general. Además. lejos de peso corporal en niñas entre 9 y 20 años y el ser un mero almacén de energía interviene en 13-17% en varones después de los 13 años. Profesora Titular de Fisiología. mientras que en las mujeres de adiposidad preadolescente. 2007) y es fuente de células y de forma diferente dependiendo del sexo. la ra infancia. De hecho. Fisiología y Toxicología. En otros procesos como son la termorregulación.

es decir. participando de manera conjunta en el me- plante UCP1 o termogenina (Garlid. este tejido contribuye al mantenimiento El tejido adiposo pardo o marrón posee del balance energético aumentando el gasto adipocitos de menor tamaño que los blancos. energético tras el consumo de dietas ricas en con un núcleo casi central y con multitud de grasas (figura 1). 2004). en animales hiber- terminante para la supervivencia de las espe- nantes este tejido se localiza rodeando la mayo- cies. Durante muchos años se ha considerado que Una vez que el tejido adiposo está com- este tejido graso desaparecía en los humanos pletamente formado.. cursos disponibles en el medio. ya que en sus célu- giones interescapular. Ambos están fosfato). células de después del primer año de vida. existen im- 1998). ya que asegura una continua disponibili- ría de los centros vitales (corazón. 2007). tabolismo energético. los adipocitos. anatómicas está implicado en todos los procesos de termo- y funcionales entre ellos. y col. y col. De hecho. además. gran tamaño (120 micras). sin embargo... incrementándose mucho en aquellos seres mento. perirrenal y periaórtica de mamíferos de de triglicéridos (TG). El color pardo o marrón característico es debido a Tejido adiposo blanco los citocromos presentes en la gran cantidad de mitocondrias que presentan estas células (Cinti. 2002). el tejido adiposo pardo portantes diferencias morfológicas. aorta y dad de energía. 2004). De hecho. permitiendo su rápida mo- pequeño tamaño. recientemente se ha encontrado activo en humanos adultos (Nedergaard. subescapular. El tejido adiposo pardo se halla. pudiendo aumentar hasta doscientas veces el flujo sanguíneo en esta Mitocondrias zona en los momentos de máxima actividad. pequeñas gotas lipídicas (multiloculares). así como en humanos neona- vilización para ser utilizada en cualquier mo- tos. Esta característica supone un factor de- adaptados al frío. No obstante. representan entre . Núcleo Funciones Gotas lipídicas ADIPOCITO BLANCO ADIPOCITO PARDO Las funciones del tejido adiposo pardo derivan de su capacidad de disipar calor en detri- tarse en dos formas: tejido adiposo blanco y mento de la formación de ATP (adenosina tri- tejido adiposo pardo o marrón. El tejido adiposo pardo se localiza en las re- 8 FEBRERO 2010 El tejido adiposo blanco constituye el sistema de reserva energética más importante de los organismos superiores. independientemente de los re- vías circulatorias) (Cannon y Nedergaard. en Tejido adiposo pardo la homeostasis de la temperatura corporal. Dibujo representativo de la morfología del tejido adiposo pardo en comparación con el tejido adiposo blanco (Modificado de Sell. a través de una vía de conductancia bajo la influencia del sistema nervioso simpáti- de protones mediada por la proteína desaco- co. riñón. y col. muy vascularizado. Por lo tanto. axilar. génesis inducida por la temperatura y la dieta e interviene en la termorregulación.FORMACIÓN ACREDITADA Figura 1. inter- las se almacena el exceso de energía en forma costal.

2005). rodeando los riñones. los macrófagos del tejido compartimento más profundo. por ello su principal función es almace- y IV) grasa perirrenal. El aumento de grasa corporal que acom- • Grasa intramuscular: es un nuevo comparti- paña a la obesidad puede ser debido a un miento graso subdividido en dos sectores: cambio en el número y/o el tamaño de los extramiocitario o intramiocitario. III) grasa retroperitoneal TG. FEBRERO 2010 9 .. y col. Este comparti- pasando de constituir entre el 5-10% de las mento parece presentar características meta- células del tejido adiposo en condiciones nor- bólicas más similares a las de la grasa visce- males. El núcleo de los nifica que desde estos depósitos la grasa adipocitos es periférico y el citoplasma se halla tiene que atravesar el filtro hepático para ocupado casi en su totalidad (70-80%) por pasar a la circulación general. adiposo distribuida bajo la piel y ii) otro 2002).. bajo la capa adiposo derivan de monocitos circulantes y su anterior y separado de ella por una fascia número varía directamente con la adiposidad. pósito. 2003). adipocitos es un factor concluyente para de- y col. incluso des- adiposo en los distintos compartimentos. res de los adipocitos con distintos grados de • Grasa subcutánea: subdividida en dos com- diferenciación. a ser hasta casi un 60% en sujetos obe- ral que a la subcutánea (Walker. y col. La energía es grasa mesentérica. Localización del tejido adiposo blanco Tejido adiposo como órgano de almacenamiento A nivel del abdomen. aunque cada múscu- radores (2008) mostraron que el número de lo tiene un contenido específico (Gallagher. nar la energía tras la ingesta (lipogénesis) y Los depósitos mesentérico y omental perte- distribuirla (lipólisis) a todos los tejidos duran- necen al territorio de drenaje portal que sig- te los periodos interdigestivos. y col. aunque se ha obser- tabólicas severas (Liu.. 2005) debido a vado que el 10% de los adipocitos es reno- las desiguales funciones biológicas de cada de- vado cada año. puede acompañar a anomalías me- niñez y la adolescencia. Las res- los depósitos retro. Esto sugiere que cularmente entre los depósitos subcutáneos y el número de adipocitos es estable desde la viscerales. En concreto.. principalmente del tejido adiposo rándose en conjunto de tamaño similar al subcutáneo. siendo La heterogeneidad metabólica del tejido constante en individuos adultos. localizada en el mesente- almacenada en los adipocitos en forma de rio. conside- adipocitos. endoteliales partimentos: i) una capa superficial de tejido y macrófagos (Moreno-Aliaga y Martínez. terminar la masa grasa en adultos. sos (Weisberg. parti- pués de la pérdida de peso. visceral o perivisce- tejido adiposo blanco es el principal reservo- ral: subdividida en cuatro compartimentos: I) rio energético del organismo. II) grasa omental.uno y dos tercios del mismo. el • Grasa intra-abdominal. subcutánea circunferencial. Spalding y colabo- tejido adiposo visceral. mientras que una gran gota lipídica (uniloculares).y perirrenal drenan a la tantes células del tejido adiposo son precurso- cava inferior directamente. 2007). el tejido adiposo blanco se dispone en tres grandes depósitos: Como se ha indicado anteriormente. No obstante. células sanguíneas.

La cada una de las cuales cataliza la transferencia HSL es regulada por hormonas que actúan a de una molécula de ácido graso al “esqueleto” través del AMPc y la proteína quinasa A (PKA).. y col. Algunos estudios habían sugerido que.. y col. los TG almacenados a TG. los ácidos grasos graso y glicerol (figura 2). sin embargo. en la lipólisis inducida por las catecolaminas. Finalmente. resulta inhibi- FEBRERO 2010 . y col.FORMACIÓN ACREDITADA Figura 2. 2004). Sin embargo. 1989). Los TG de estas li- primera molécula de ácido graso de los triglicé- poproteínas son hidrolizados hasta ácidos grasos ridos es llevada a cabo principalmente por la libres y monoglicerol por la lipoproteína lipasa ATGL (adipose triglyceride lipase) (Zimmer- (LPL) que se encuentra en el endotelio vascular mann. fosfatidil-fosfohi- sis basal. Una pasa hasta liberar la última molécula de ácido vez en el interior de la célula. en humanos. Distintas vías de síntesis. 10 La HSL es una enzima de entre 84-130 La síntesis de los TG implica a tres enzimas: kDa que participa en la regulación de la lipóli- glicerol-fosfato aciltransferasa.. Schutz. son reesterificados para formar TG (figura 2). los monoglicéri- (fatty acid binding protein). resulta activada por las cateco- El término “lipogénesis de novo” designa laminas (a través de receptores β-adrenérgicos) específicamente la formación de TG a partir de y por el glucagón. almacenamiento y degradación de AG en el adipocito. aunque tiene una mayor importancia drolasa y la diacilglicerol aciltransferasa (DGAT). de glicerol-3-fosfato. esqueletos carbonados (glucosa). FAT (fatty acid trans- dos son hidrolizados por la monoacilglicerol li- locase) o caveolina (Bernlohr. La hidrólisis de la de baja densidad) circulantes. Sin embargo. 1999). Los ácidos grasos plasmáticos sensible a hormonas (HSL) también es capaz de que circulan unidos a albúmina también pueden producir la liberación de esta primera molécula ser captados por los adipocitos a través de pro- de ácido graso aunque presenta una actividad cesos de transporte activo mediado por proteí- 10 veces mayor para catalizar la hidrólisis de nas transportadoras específicas de ácidos grasos diglicéridos (DAG) a monoglicéridos (Fredrikson como la FATP (fatty acid transport protein). De este modo. la lipasa del tejido adiposo. FABP y Belfrage. lo que sugiere la implicación de otros mecanismos como la lipogénesis de novo y/u otras rutas alternativas como es el sistema adipsina/ASP (Cianflone. 1983). La principal fuente de TG procede de los en el interior del adipocito son hidrolizados quilomicrones (Qm) y de las VLDL (lipoproteínas hasta ácidos grasos y glicerol. 1999. Lipogénesis Lipólisis La lipogénesis consiste en la captación de ácidos grasos (AG) y su posterior reesterificación Durante la lipólisis. se ha observado que los pacientes con deficiencia de esta lipasa también son capaces de acumular TG en los adipocitos (Brun y col. 2004). el almacenamiento de los AG en forma de TG dependía principalmente de la liberación de los mismos desde las lipoproteínas plasmáticas por acción de la LPL..

lo que conduce a una pende. tenían una los adipocitos ya que estos carecen de la enzi- gran especificidad por los TG.. 2005). Esta molécula (ATGL ) presentan mayor peso corporal. existía una de la aquaporina-7 (Hibuse. mantenía una potente capacidad lipolítica El glicerol obtenido como consecuencia de (tanto basal como estimulada por isoprotere- la lipólisis es liberado a la circulación a través nol) y que. La ATGL se expresa fundamentalmente en el teji- ß-oxidación do adiposo blanco pero también puede encontrarse.. y por prostaglandinas (Large. músculo cardíaco y dria ayudados por la carnitina. son oxidados en la mitocondria. uno acumulación de diacilglicéridos (DG) en sus de los principales canales para la liberación de adipocitos. en tejido Los ácidos grasos penetran en la mitocon- adiposo pardo. además. Du- Además de la ATGL. estos animales acumulan grasa en corazón y La oxidación de ácidos grasos en los tejidos de- otros tejidos periféricos. aunque en menor medida. en gran medida. Los ratones knockout para ATGL dados hasta acetil-coenzima A. Por ello. Además. Sin embargo. y col. Estas observaciones sugirieron que glicerol en los adipocitos. donde son oxi- esquelético. la mayor parte independientes descubrieron una nueva lipasa de los ácidos grasos resultantes de la hidrólisis con una gran afinidad por los TG. tres equipos gluconeogénesis. y col. también denominada desnutrina. caveolina-1.da por la insulina. 2009). En este sentido. aunque también presentan en plasma (Bartlett y Eaton. Por otro lado. vés de la cadena transportadora de electrones. 2006). 2004). juegan también un papel muy importante a cabo en ratones knockout de HSL demostra- en la lipólisis (elegantemente revisado por La- ron que el tejido adiposo de estos animales fontan y Langin. dependiendo de las necesidades iPLA2ζ (calcium-independent phospholipase energéticas. y el resto. acuaporinas. y col. Se trata de de los TG son liberados al torrente circulatorio la ATGL. el glicerol es libera- quedaba demostrado que la HSL presenta una do al torrente sanguíneo y es conducido al hí- mayor afinidad por los DG resultantes de la an- gado donde es convertido en glucosa por la terior hidrólisis. Este glicerol obtenido existían otras lipasas implicadas también en la de la lipólisis no puede ser re-esterificado en movilización lipolítica que. además. 1998). acu- se incorpora al ciclo de los ácidos tricarboxílicos -/- mulan un mayor porcentaje de grasa corporal (ciclo de Krebs) y su oxidación rinde ATP a tra- en comparación con los salvajes y. mientras que ma glicerol kinasa. de su concentración disfunción cardíaca. energético. los estudios llevados etc. proteínas presentes en la rante muchos años se consideró que la HSL era membrana de la gota lipídica del adipocito la única enzima responsable de este proceso como las perilipinas.. una mayor tolerancia a la glucosa y sensibilidad a la insulina (Haemmerle. mientras que la través de receptores adrenérgicos del tipo α2) insulina provoca una represión del mismo. por ciertas catecolaminas (a expresión del gen de la ATGL. A2ζ) o PNPLA2 (patatin-like phospholipase). Se ha demostrado que la ATGL/desnutrina se haya Tejido adiposo como órgano secretor bajo un estricto control nutricional. siendo estimulada durante el ayuno. se ha ob- La idea tradicional que se tenía del tejido servado que los glucocorticoides estimulan la adiposo como reservorio pasivo para el almace- FEBRERO 2010 11 .. testículos. sorprendentemente.

1994). células estromales y (Siiteri. Por ello. Ya en 1987. estas señales. a tra- lar como la angiotensina. FEBRERO 2010 .FORMACIÓN ACREDITADA Figura 3. do adiposo podrían destacarse: En la actualidad. además de brió que en el tejido adiposo tenía lugar el me- adipocitos. 1987). la importante función endocrina que desarrolla el tejido adiposo se pone de manifiesto por las consecuencias adversas que se derivan tanto de un exceso como de una deficiencia de dicho tejido (Kershaw y Flier. y col. La identificación y caracteri- por la fracción no adipocítica del tejido adiposo zación posterior de la leptina en 1994 estableció (Fain. Así pues. Dibujo representativo de las principales moléculas bioactivas segregadas por el tejido adiposo. comunicación con distintos órganos. el estudio en profundidad de la función endocrina del tejido adiposo permitirá un mejor conocimiento de las consecuencias adversas que se generan debido a ese exceso (obesidad) o deficiencia (lipoatrofia). adiponectina y adipsina. 1987). Por todo inmune y la inflamación como son el fac- ello podría decirse que el tejido adiposo. ya firmemente al tejido adiposo como un impor- 12 tratamiento de las enfermedades asociadas. Así pues. incluido el • Moléculas asociadas a la función vascu- sistema nervioso central (SNC). y col. (Fruhbeck. por tanto. ade- tor de necrosis tumoral-α (TNF-α). 2001) (figura 3). Además. 2004). 2004). una búsqueda más fructífera del namiento de energía ha dejado de ser válida desde hace unos años. el tejido adiposo también expresa • Citoquinas relacionadas con el sistema importantes y numerosos receptores. adiposo se ve implicado en una gran variedad de procesos biológicos como el metabolismo energético y diversas funciones neuroendocrinas e inmunes (Kershaw y Flier.. nervioso. y col. el tejido 1 y el PAI-1.. se conoce que el tejido adipo- • Moléculas asociadas con la regulación so es capaz de expresar y secretar una gran va- de la ingesta y del gasto energético riedad de péptidos bioactivos denominados adi- como la leptina. en el tejido adiposo también hay tabolismo de las hormonas esteroideas sexuales tejido conectivo. IL-6. poquinas que pueden actuar tanto a nivel local • Moléculas relacionadas con la resisten- (autocrina/paracrina) como sistémico (endocrina) cia insulínica como adiponectina.. aunque los adi- producir adipsina. IL-8) y proteínas reac- namiento y liberación de energía. endotelina- vés de una importante red interactiva.. permitiendo. y que dicho tejido era capaz de células inmunitarias. Además de resistina y visfatina. 2004). se descu- Es importante destacar que. Entre las sustancias secretadas por el teji- tante órgano endocrino (Zhang. encontraba reprimido en los roedores obesos otras proteínas pueden ser también secretadas (Flier. las inter- más de ser un órgano necesario para el almace- leuquinas (IL-1β. también con- tantes de fase aguda como la haptoglobina tiene la maquinaria necesaria para permitir la y el amiloide sérico. un factor endocrino que se pocitos secretan un gran número de moléculas. y col. VEGF. apelina.

. 1997). cuya función principal es con- la leptina puede ser regulada por los macronu- trolar la ingesta y regular el gasto energético a trientes de la dieta. Perez-Matute. su se- fructosa también disminuye los niveles plasmá- creción es pulsátil. Wellhoener.. 2007).. y col. y tido. sos de aproximadamente 30 minutos de dura- Así mismo. 2003.. 2004). y col. y col.. y col. 2007. se ha sugerido que en los único factor determinante de los niveles circu- casos de personas sometidas a una dieta de lantes de esta hormona. 1999. en leptina. su administración exógena no pare- ne. 1997).. En este 16 KDa secretada principalmente por el tejido sentido. que el ácido graso Omega-3 EPA (ácido eicosa- El papel de la leptina en el control del pentaenoico) parece incrementar su producción peso corporal queda claramente manifiesto en (Perez-Matute. la mayoría de sujetos obesos son capa- bólicas que padece (Farooqi. siendo más elevadas en mujeres ción de leptina en modelos in vitro. Sin em- reduce el peso corporal y las alteraciones meta- bargo. menor incremento de los niveles de leptina en Su secreción sigue un ritmo circadiano. el consumo de dietas altas en de comida (Fruhbeck. y obesidad causada por un déficit de la misma. noche. Moreno-Aliaga. Ro- (Moreno-Aliaga. y col. y col. algunos estudios han demostrado que adiposo blanco. 2005... 2002). mientras que en hombres (Kennedy. 2003. 1998. y ratones ob/ob y sujetos humanos deficientes col. numerosos estu- adelgazamiento.Leptina lación nutricional. De hecho. Así. 1994. los niveles de lep- ce mejorar el tratamiento de la obesidad tina circulantes están directamente relaciona- (Heymsfield. y col. Así. la administración de leptina dios han sugerido que el metabolismo de la podría ayudar a reducir la sensación de hambre glucosa es el principal determinante de la se- y facilitar el mantenimiento del peso tras el creción de leptina tanto in vitro como in vivo adelgazamiento (Hukshorn. y col... y senbaum.. 2001. asociadas con de la leptina. Surwit. siendo cada uno de los pul- ticos de leptina e insulina (Teff. los cuales desarrollan una temprana En cuanto a las aplicaciones terapéuticas y severa hiperfagia y obesidad.. y col.. es importante la búsqueda de nuevas es- col. 2000). Mueller.. 1997). 2002). y sus niveles tienden a el contrario. Perez-Matute. aumentando con la ingesta y disminuyendo en periodo de ayuno. en la mayoría de los individuos estar mucho más elevados en individuos obe- obesos con elevadas concentraciones de la sos que en individuos con normopeso (Considi- hormona. diversos ácidos grasos como el ción (Licinio. y col. Hukshorn.... 1999. 2001). Además.. y en este sen- col. y col.. dos con la adiposidad. 1996). Además. Además. sin que se La leptina es una hormona peptídica de produzcan cambios en la adiposidad. unas cuatro horas después de la ingesta 1997). y col. su administración a pacientes con múltiples alteraciones metabólicas (Zhang. y col. y col. Por ello. Por ces de expresar leptina. y col. relación con las dietas hiperglucídicas e hipoli- obteniéndose un pico en sus niveles a media- pídicas (Havel. Montague. col. Las concentraciones ácido linoleico conjugado (CLA) y ácido araqui- plasmáticas de leptina difieren claramente dónico parecen disminuir la expresión y secre- entre sexos. los niveles de leptina cir- trategias que permitan incrementar los niveles culantes se encuentran también sujetos a regu- endógenos de leptina y así evitar la caída exce- FEBRERO 2010 13 . Sin embargo. dietas ricas en grasa y través de su acción en los centros nerviosos hi- bajas en hidratos de carbono inducen un potalámicos. aunque éste no es el 2000).

vestigación diferentes mediante diversas me- Diversos trabajos también han observado que todologías.. diabetes. 2001). y plasma es mil veces superior a los niveles plas- col.. diversos estudios han ob- máticos de otras hormonas como la leptina o servado una correlación directa entre la expre- insulina (Stefan y Stumvoll. De hecho. De hecho. hipertensión ar- directa (estimulante) de la insulina y el TNF-α terial (Ouchi. y col... 1999. Además. 2001). sión génica y activación del factor de trascrip- Pese a que en situaciones de obesidad e insulino-resistencia la mayoría de las adipoqui- ción PPARγ y la producción de esta adipoquina (Lihn. Kumada. y col. En este tanto la expresión de enzimas gluconeogénicas estudio. Por otro lado. y respecto a los factores impli- adelgazamiento (Havel. varios trabajos han demos- do Boucher y colaboradores describieron esta trado la capacidad de la adiponectina para dis- proteína por primera vez como una adipoquina minuir los niveles de glucosa basal inhibiendo producida por el tejido adiposo blanco. y col. inicialmente aislada de extracto ministración exógena de adiponectina recombi- de estómago bovino. 2003). 2003). 2001)... y col. la insulina modula los niveles de dos obtenidos hasta ahora han resultado conLa adiponectina es una adipoquina de tradictorios. 2009).. 2005).. cados en la regulación de la síntesis de esta Adiponectina secreción de adiponectina. Sin embargo. 14 Apelina dos en pacientes obesos que a su vez sufrían de hiperinsulinemia (Boucher. Maeda. no fue hasta 2005 cuan- insulina. 2005. se ha descrito una regulación 2000.01% de sulino-sensibilizadoras como las tiazolidinedionas las proteínas totales del plasma. y col. En este sentido. y col. aunque los resulta- adipoquina. FEBRERO 2010 . 2005). fue identificada como el nante a diversos modelos de ratones con obe- ligando del receptor “huérfano” APJ.. el cual se sidad. 2004). las concentraciones plasmáticas de esta hormona se encuentran notablemente dis- Otras adipoquinas con implicación potencial en la obesidad y sus complicaciones metabólicas asociadas minuidas tanto en animales como en humanos obesos (Arita. y col. se describió también que tanto los ni- como la producción endógena de glucosa a veles plasmáticos de apelina como su expresión nivel hepático (Combs. y col. la citoquina inflama- producción mayoritaria por los adipocitos y toria TNF-α inhibe tanto la expresión como la que fue identificada por cuatro grupos de in- secreción de esta adipoquina (Li. génica en tejido adiposo se encontraban eleva- También se ha observado una disminución en los niveles de esta adipoquina en pacientes con enfermedad cardiovascular (Hotta. y col. la (TZD) incrementan los niveles plasmáticos de concentración de adiponectina circulante en adiponectina (Combs. Moller y Berger. humanos como de ratón (Wei.. en el caso de la adiponectina. y col.. De hecho.FORMACIÓN ACREDITADA siva de dichos niveles durante una dieta de Finalmente. 2002).. el tratamiento con agentes con propiedades in- La adiponectina representa un 0. 2005). Hu. 2000) o síndrome metabó- en la producción de apelina en adipocitos tanto lico (Trujillo y Scherer. la ad- La apelina. Yamauchi. y col. y col. nas producidas por el tejido adiposo se encuentran aumentadas. 2002.. mejora considerablemente la sensibilidad a la 1998). insulino-resistencia y lipoatrofia había identificado años atrás (Tatemoto. y col.. 1996.

. y col.. 2006. y col. observaron cionados con su acción estimulante sobre la ex- que no existían diferencias significativas en los presión génica de apelina en tejido adiposo vis- niveles de expresión de esta adipoquina en ceral (Pérez-Echarri. Dray. Además. 1994). es a día de hoy controvertido. Visfatina Sin embargo. nicotinamida por lo que también se denomina varios estudios recientes parecen apoyar este úl- Nampt (nicotinamide phosphoribosyltransfera- timo papel protector de la apelina. y col. del ácido graso omega-3 EPA podrían estar rela- 2005). y col.. y relacionado con diversas enfermedades de ca- col.. y col. y col. y col. 2007.. y col. cardiovascular y sobre el balance de agua y elec- además de relacionarse con el desarrollo de trolitos del organismo (Carpene. ministración de la misma parece mejorar la insu- La función que tiene esta adipoquina en linorresistencia mediante la modificación de los el desarrollo de obesidad y resistencia a la insu- niveles circulantes de adiponectina. y circulantes de visfatina como su expresión gé- col. En este sentido. se descubrió también ayuda al desarrollo de resistencia insulínica. y col. se trata de un mecanismo de cataliza el primer paso en la biosíntesis de ni- protección frente al desarrollo de diabetes tipo 2 cotinamida adenina dinucleótido (NAD+) desde (Castan-Laurell... Así. Además. 2004. aunque su expre- participación en el control del metabolismo glu- sión neta y las concentraciones plasmáticas se cídico y lipídico. 2008). 2005). les sanos. y col. o si que esta proteína actúa como la enzima que por el contrario. la apelina también presenta im- asociaban a la obesidad (Berndt. 2007). Li y cola- identificaron una nueva adipoquina a la que boradores (2006) describieron que individuos denominaron visfatina ya que se expresaba que padecían diabetes tipo 2 presentaron mayoritariamente en la grasa visceral tanto de menores valores de visfatina que sus contro- roedores como de humanos (Fukuhara.. la expresión en el tejido se denominó pre-B cell colony-enhancer fac- adiposo subcutáneo y los niveles circulantes FEBRERO 2010 15 . 2006).. y col. establecido si la sobreproducción de apelina 2007). se ha nica en tejido adiposo visceral se encuentran sugerido que los efectos insulino-sensibilizadores elevados en estas patologías (Fukuhara. además de inhibir dad como por ejemplo la inflamación y la resis- la apoptosis de los neutrófilos y también se ha tencia a la insulina (Daviaud. 2006). todavía no está bien rácter inflamatorio (Jia. diabetes tipo 2 (Chen. 2007).. Otros estudios en humanos. ya que la ad- se) (Revollo.. Se observó que un firme nexo de unión entre la obesidad y di- este factor favorecía la formación y desarrollo ferentes desórdenes asociados a esta enferme- de colonias de linfocitos B. insulina y tri- lina. 2006. portantes acciones reguladoras sobre el sistema y su contexto inflamatorio (Curat. (2006) descubrieron que mientras que los ni- Esta adipoquina de 52 kDa de peso mole- veles de expresión de visfatina en tejido adi- cular ya había sido identificada previamente en poso visceral se encontraban elevados en si- colonias de linfocitos... y col.. Sin embargo.. Li. Pagano y colaboradores 2005). Fukuhara y colaboradores do resultados contradictorios. algu- glicéridos en ratones con obesidad inducida por nos estudios han sugerido que tanto los niveles la ingesta de dietas ricas en grasa (Higuchi.Todo esto llevó a proponer a la apelina como tor/PBEF (Samal. Así.. 2009). y col. 2005).. Pilz. por lo que inicialmente tuación de obesidad. 2007). y col. y col. Por otra parte. Además de su grasa visceral y subcutánea. Sandeep. otros estudios han mostra- En el año 2005.

Además. 2006). La presencia de estas moléculas en si- los niveles de visfatina tras la pérdida de peso. 2005)... tuación de obesidad hace relacionar a esta pa- también se han descrito resultados contradicto- tología con una inflamación de bajo grado rios. 16 FEBRERO 2010 El descubrimiento e identificación del tejido adiposo como un órgano secretor de im- . Así. PAI-1. entre los que se incluye el TNF-α. mientras que algunos estudios obser- (Trayhurn y Wood. 2006). y col.FORMACIÓN ACREDITADA Resumen Productos del tejido adiposo Leptina Acciones Niveles de obesidad Endocrina/Paracrina Aumentados Regulación peso corporal Adiponectina Endocrina Disminuidos Sensibilidad a la insulina TNFα Paracrina Aumentados Inflamación Receptores solubles del TNFα Endocrina Aumentados Inflamación IL-6 Aumentados Endocrina/Paracrina Inflamación Resistina ¿Endocrina? Aumentados ? ¿Resistencia a la insulina? Visfatina ¿? Endocrina/Paracrina Inflamación Apelina Endocrina Aumentados Regulación metabolismo glucídico. varon una reducción en los niveles circulantes de visfatina tras la pérdida de significativa de Conclusiones y perspectivas futuras peso (Haider. (Hp). de la función cardiovascular y equilibrio electrolítico PAI-1 Paracrina Aumentados Alteraciones cardiovasculares Endotelina-1 Aumentados Paracrina Alteraciones cardiovasculares disminuían en humanos. el amiloide sérico y la proteína C En cuanto a los cambios producidos en reactiva. y col. y col. IL-8). se ha des- Adipocitoquinas proinflamatorias crito recientemente la existencia de una correlación negativa entre los niveles plasmáti- Además de las moléculas previamente se- cos de visfatina con la cantidad de grasa vis- ñaladas. diversas con predisposición genética a padecer hiperli- interleuquinas (IL-1β. proteínas de fase aguda como la haptoglobina 2007).. IL-6. además de pidemia e insulinorresistencia (Wang. el tejido adiposo es capaz de secretar ceral y la resistencia insulínica en un conjunto un gran número de adipocitoquinas inflamato- de población formada por individuos sanos y rias. otros observaron que los niveles circulantes de visfatina se veían aumentados (Krzyzanowskam.

2005. el estudio de las funcio- patologías de gran incidencia en nuestra so- nes de las adipoquinas secretadas por este te- ciedad actual.  Bibliografía • Arita Y. Waget A. Knauf C.143 (3):998-1007.portantes moléculas bioactivas pone de mani- jido y su implicación en alteraciones metabóli- fiesto el creciente interés en el estudio de este cas como la obesidad y resistencia a la insuli- órgano y remarca su papel clave en el control na. Familial lipoprotein lipase-activity deficiency: study of total body fatness and subcutaneous fat tissue distribution. Wagner JA. Adipocyte differentiation and transdifferentiation: plasticity of the adipose organ. Hiler ML. Serum immunoreactive-leptin concentrations in normal-weight and obese humans. Boucher J. Obici S.257(1):79-83. et al. et al. Valet P. Induction of adipocyte complement-related protein of 30 kilodaltons by PPARgamma agonists: a potential mechanism of insulin sensitization. N Engl J Med 1996. Tejido adiposo. Kriauciunas A.8(5):437-45. Comparison of the release of adipokines by adipose tissue. Mazzucotelli A. Nyce MR. Boucher J. Endocrinology 2002. 2005. Daviaud D. et al.245(1-2):7-9. Sengenès C. Patogenia. et al. Mexico DF. • Braguinsky J. Gesta S. Cheema P. Ouchi N. Maeda K. Physiol Rev 2004. Nedergaard J. Cell Metab 2008. Endocrinology 2005. • Bernlohr DA. Dray C. • Curat CA. J Physiol Biochem 2007. Wang Z. Miyagawa J. FEBRERO 2010 17 . Maslowska M. a newly identified adipokine up-regulated by insulin and obesity.271(3): 462-469. • Boucher J. Bouloumié A.334(5):292-295. in obesity. Klöting N. Acylation stimulating protein (ASP). Wang WJ. El Ateneo Pedro García. Dray C. Busse R. Coe NR. Berger J. and adipocytes from visceral and subcutaneous abdominal adipose tissues of obese humans. S.49(4):744-7.108(12):1875-1881. clínica y tratamiento. Mitochondrial beta-oxidation. Edad. • Carpéné C. • Brun LD. Paradoxical decrease of an adipose-specific protein. Guigné C. Madan AK. a novel adipokine over-produced in obesity: friend or foe? Mol Cell Endocrinol. Rossetti L.20(9):1528-30. Macrophages in human visceral adipose tissue: increased accumulation in obesity and a source of resistin and visfatin. et al. Wegner V. Julien P. Biochem Biophys Res Commun 1999. • Baumgartner R. Masri B. Quilliot D. En: Heysmsfiels S.10(1):31-41. Expanding role for the apelin/APJ system in physiopathology. Buenos Aires. Valet P.10(1):43-49. J Clin Invest 2001. • Bartlett K. Además.63(4):359-73. • Considine RV. Eur J Biochem 2004.38(10):1005-1009.A. an adipocyte autocrine: new directions. Semin Cell Dev Biol 1999. Doebber T. Kihara S. Gesta S. Obesidad. Buléon M. 1996.145(5):2273-2282. Lohman T. et al.146(4):1764-71. Bouchard C. TNFalpha up-regulates apelin expression in human and mouse adipose tissue. Tonus C. Composición Corporal. J Endocrinol Invest 2002. Daviaud D. Endogenous glucose production is inhibited by the adipose-derived protein Acrp30. Tremblay A. et al. Endocrinology 2004. Guigne C. Metabolism 1989. • Combs TP. Going S. Diabetes 2005. et al. Semin Cell Dev Biol 1999. Stephens TW.25(10):823-835. Apelin. Guigné C. Attané C. • Castan-Laurell I. adipose tissue matrix. Plasma visfatin concentrations and fat depot-specific mRNA expression in humans. Kralisch S. Eaton S. Bahouth SW. Churruca I. Brown adipose tissue: function and physiological significance. Apelin stimulates glucose utilization in normal and obese insulin-resistant mice. • Fain JN. Apelin. Portillo MP. • Daviaud D. Dray C. resulta también de vital importancia de y regulación del metabolismo y homeostasis cara a nuevos avances en la terapia de estas energética. Scherer PE. Diabetologia 2006. LiCata VJ. Gagne C. Sinha MK. et al. • Berndt J. • Cannon B. • Dray C. FASEB J 2006. Zhang BB. Fatty acid trafficking in the adipocyte. Sniderman AD. • Cinti S. Moorjani S. Boucher J. En: Braguinsky. J. • Combs TP. Daviaud D. McGraw-Hill Interamericana. Schön MR. • Cianflone K. Heiman ML.54(10):2911-6. adiponectin. Kovacs P. Takahashi M. Miranville A. Berg AH. Fasshauer M.84(1):277-359.

Aquaporin 7 deficiency is associated with development of obesity through activation of adipose glycerol kinase.148(6):2690-7. • Fukuhara A.53 Suppl 1:S143-151. Nishizawa M. et al.282(16):1568-1575. • Havel PJ. J Biol Chem 1996. Dixon RM. Ludvik B. Gomez-Ambrosi J. J Clin Invest 2004. Albu J. Heshka S.280(6):E827-847. Westerterp-Plantenga MS. • Heymsfield SB. Matsumoto S. Sumitsuji S. controlled. Arterioscler Thromb Vasc Biol 2000. Am J Clin Nutr 2005. Gettys TW. Fan L. Spiegelman BM. Teff K. Townsend R. Okine E.23(1):85-89. J Clin Endocrinol Metab 1997. Rotstein OD. Schindler K. • Kumada M. Schernthaner G. Tanaka K. Mature adipocytes may be a source of stem cells for tissue engineering. et al.60(3):301-318. et al.271(18):10697-10703. Arterioscler Thromb Vasc Biol 2003. regulates body adiposity and favors the messenger ibonucleic acid expression of uncoupling proteins in mice. Apelin. Krugluger W. Fujioka K. Science 2005:307(5708):426-30. Lawrence E. Matsuda M. Garvey WT. Weekly subcutaneous pegylated recombinant native human leptin (PEG-OB) administration in obese men. Jezek P. insulin sensitivity. Campfield LA. Prager G.258(23):1425314256. Keogh JM. Endocrinology 2007. Ouchi N. • Haider DG. Lord GM.77(4):771-776. Obesity 2006. Lass A. Chiba S.237(4813):405-408. Update on adipocyte hormones: regulation of energy balance and carbohydrate/lipid metabolism. Parodo J. Liang P. • Kennedy A. Defective lipolysis and altered energy metabolism in mice lacking adipose triglyceride lipase. Zimmermann R. Okamoto Y. Mittermayer F. Increased plasma visfatin concentrations in morbidly obese subjects are reduced after gastric banding. • Hotta K. • Hibuse T. Science 2006. and neuroendocrine/metabolic dysfunction of human congenital leptin deficiency.368(3):455-457. Severely impaired adipsin expression in genetic and acquired obesity. J Clin Endocrinol Metab 2000.FORMACIÓN ACREDITADA • Farooqi IS. Pegylated human recombinant leptin (PEG-OB) causes additional weight loss in severely energy-restricted. Kawamoto T. an APJ receptor ligand. Farid AR. Gotoh K. Am J Clin Nutr 2003. Jaburek M. Visfatin: a protein secreted by visceral fat that mimics the effects of insulin. Funahashi T. Funahashi T. Greenberg AS. Gorkiewicz G.110(8):1093-103.20(6):1595-1599. Diabetes 1999. Recombinant leptin for weight loss in obese and lean adults: a randomized. Proc Nutr Soc 2001. Usher P. • Fruhbeck G. Segawa K. Positional specificity of hormone-sensitive lipase from rat adipose tissue. and energy expenditure. et al. Plasma concentrations of a novel.89(6):2548-2556. dose-escalation trial. Nagasawa A.14(11):1886-9. et al. • Higuchi K. Pan Q.48(2):334-341.81(4):903-910. Meyer C. • Gallagher D. • Fredrikson G. • Jia SH. Goodpaster B. Hausman GJ. Science 1987. • Krzyzanowska K. J Clin Endocrinol Metab 2004. Hunt T. Rozman J. J Clin Endocrinol Metab 2006.85(11):4003-4009. High-fat meals reduce 24-h circulating leptin concentrations in women. Pre-B cell colony-enhancing factor inhibits neutrophil apoptosis in experimental inflammation and clinical sepsis. Yamamoto K. The mechanism of proton transport mediated by mitochondrial uncoupling proteins. A heliocentric view of leptin. Masaki T.102(31):10993-10998. Ganaway E. in type 2 diabetic patients. • Hukshorn CJ. • Fernyhough ME. Marshall JC. Westerterp-Plantenga MS.91(4):1578-81. Guan LL. J Clin Invest 2002. Association of hypoadiponectinemia with coronary artery disease in men. Belfrage P. adipose-specific protein. Diabetes 2004. Wallace P. Biochem Biophys Res Commun 2008. J Biol Chem 1983. Katsuragi I. Agwu C. Dodson MV. Matarese G. • Kershaw EE. Kushner R. Matsuda M. The metabolic significance of leptin in humans: genderbased differences in relationship to adiposity. • Fruhbeck G. Tanaka M.113(9):1318-27. Beneficial effects of leptin on obesity.438(1-2):10-14. Mizunoya W. Kuznia P. • Garlid KD. AdipoQ is a novel adipose-specific gene dysregulated in obesity. Smith FJ. Moore SS. et al. Increase in visfatin after weight loss induced by gastroplastic surgery. Li Y. 18 FEBRERO 2010 . • Hu E. Watson P. Schaller G. Adipose tissue as an endocrine organ. The adipocyte: a model for integration of endocrine and metabolic signaling in energy metabolism regulation. • Haemmerle G. Spiegelman BM. Burrell MA. Arita Y. Saris WH. adiponectin. FEBS Lett 1998. Proc Natl Acad Sci USA 2005. • Havel PJ. JAMA 1999. Wolzt M. Maeda N. Cook KS. Muruzabal FJ. et al. Takahashi M. et al. Kopp HP.312(5774):734-737. Kapus A. overweight men. • Flier JS. • Hukshorn CJ. Am J Physiol Endocrinol Metab 2001.82:1293-300. Adipose tissue in muscle: a novel depot similar in size to visceral adipose tissue. Flier JS. Kishimoto K. T cell hyporesponsiveness. Heymsfield SB. Chaump L. et al. Saris WH. Kihara S.

293(2):E444-452. Li Q. • Ouchi N.101(7):1059-67.42(10):913-920.139(2):551-558. Human leptin levels are pulsatile and inversely related to pituitary-adrenal function. Havel PJ. Serra R. Diabetes 2001. Int J Obes Relat Metab Disord 2003. Role of PPARs in the regulation of obesity-related insulin sensitivity and inflammation.6(5):363-75. • Moreno-Aliaga MJ. Murphy EM. Körner A.59(3):201-208. Yang G. • Li L.45(1):12-19. preperitoneal and subcutaneous fat thickness.3(5):575-579. Havel PJ. Grober J. Association of carotid intima-media thickness with mesenteric. Martínez JA. Stanhope KL. Martínez JA. Am J Physiol Endocrinol Metab 2007.30(2):138-44. • Moreno-Aliaga MJ.283(3):544-548.288(6):R1682-1688. Nishizawa H. • Pilz S.6(1):13-21. apelin. Rau H. Negrao AB. Cannon B. Mills KF. Fernandez-Otero MP. Nampt/PBEF/Visfatin regulates insulin secretion in beta cells as a systemic NAD biosynthetic enzyme. Nature 1997. Martinez JA. Shi S. Chan JC. Marti A.25(suppl 1):29-39. Maeda K. Martinez JA. • Moreno-Aliaga MJ. Liu H. Hormone-sensitive lipase expression and activity in relation to lipolysis in human fat cells. Reynisdottir S. Evidence that glucose metabolism regulates leptin secretion from cultured rat adipocytes. Whitehead JP. Biochem Biophys Res Commun 2001. Pérez-Matute P. an adipocyte-derived plasma protein. Bengtsson T. Congenital leptin deficiency is associated with severe early-onset obesity in humans. Stanhope KL. Nat Med 1997. El tejido adiposo: órgano de almacenamiento y órgano secretor. Warden CH. regulation and association to insulin sensitivity. Low dose leptin administration reverses effects of sustained weightreduction on energy expenditure and circulating concentrations of thyroid hormones. Stanhope KL. et al. Marti A. impaired glucose tolerance. and resistin levels in normal. et al. • Lihn AS.114(10):544-8. • Montague CT. Stanhope KL. Mantzoros C. J Physiol Biochem 2003. Cell Metab 2007. Yang M. Unexpected evidence for active brown adipose tissue in adult humans. inhibits endothelial NF-kappaB signaling through a cAMP-dependent pathway.J. et al. Effects of arachidonic acid on leptin secretion and expression in primary cultured rat adipocytes. • Moller DE. Transcriptional regulation of the leptin promoter by insulin-stimulated glucose metabolism in 3t3-l1 adipocytes. • Perez-Matute P. Soos MA. Mangge H. Moreno-Aliaga MJ. Heymsfield SB.50(9):2094-2099. J Endocrinol Invest 2007. Obes Rev 2005. Lorente-Cebrian S. Boden G. Funahashi T. FEBRERO 2010 19 . Moreno-Aliaga M. Marti A. Reduced plasma visfatin/pre-B cell colony-enhancing factor in obesity is not related to insulin resistance in humans. Bongiorno PB. • Perez-Matute P. The adipose triglyceride lipase.38(5):537-546. Yang H.179(2):299-304. Martinez JA. Farooqi IS. • Mueller WM. Takahashi M. Langin D. Mobbs CV. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol. • Large V. and type 2 diabetic subjects.87(5):2391-4. • Pérez-Echarri N. Atherosclerosis 2005. • Revollo JR. Anales Sis San Navarra 2002. J Lipid Res 1998. Moreno-Aliaga MJ.• Lafontan M. Berger JP. Garten A. Kishida K. adiponectin and visfatin are downregulated by tumor necrosis factor-alpha (TNF-alpha) in vivo. 2005. J Clin Endocrinol Metab 2002. Arita Y. Effects of eicosapentaenoic acid ethyl ester on visfatin and apelin in lean nd overweight (cafeteria diet-fed) rats. Yang M. Circulation 2000. Moreno-Aliaga MJ. Changes and relations of circulating visfatin. Gregoire FM. Kihara S. • Pagano C. Lipolysis and lipid mobilization in human adipose tissue. • Maeda N. Olivieri M. Richelsen B. Wareham NJ. Visfatin/pre-B-cell colony-enhancing factor: a protein with various suggested functions. Marcos-Gómez B. Yang G. Kuriyama H. Satoh A. PPARgamma ligands increase expression and plasma concentrations of adiponectin. et al.91(8):3165-70.387(6636):903-8. Van Harmelen V. Holm C. Pilon C. Mizuno TM. Cizza G.102(11):1296-1301. Exp Clin Endocrinol Diabetes 2006. • Nedergaard J.48(5):275-297. et al. Havel PJ. Matthews DE. Wong ML. März W. Chan WB. Sp1-mediated transcription is involved in the induction of leptin by insulin-stimulated glucose metabolism. Linoleic acid decreases leptin and adiponectin secretion from primary rat adipocytes in the presence of insulin. Adiponectin: action.27 Suppl 3:S17-21. Kihara S. Chan YL. • Licinio J. Pedersen SB. Martinez JA. Wang T. J Mol Endocrinol 2007. et al. Mason P. J Clin Endocrinol Metab 2006. • Rosenbaum M. • Perez-Matute P. Arner P. Cytokine 2009. et al. Adiponectin. an adipose-derived protein. Fabris R. Obermayer-Pietsch B.39(8):1688-1695. Tang Y. Lipids 2007. Eicosapentaenoic fatty acid increases leptin secretion from primary cultured rat adipocytes: role of glucose metabolism. Langin D. • Liu KH. Br J Nutr 2009. Swarbrick MM. Leibel RL. • Li L. Okamoto Y. Li K. Prog Lipid Res 2009. Endocrinology 1998.

Int J Obes Relat Metab Disord 2004. Endocrine functions of adipose tissue. et al. Isolation and characterization of a novel endogenous peptide ligand for the human APJ receptor. Leibel RL. Richard D. • Wang P. Concept of fat balance in human obesity revisited with particular reference to de novo lipogenesis. • Stefan N.56(4):565-70. Birner-Gruenberger R. Waki H. et al. • Zhang Y. et al. Mol Cell Biol 1994. Scherer PE. Parekh P. Rosenbaum M. Adiponectin--its role in metabolism and beyond. et al. Bergmann O. Nat Med 2001. • Zimmermann R. Cloning and characterization of the cDNA encoding a novel human pre-B-cell colony-enhancing factor. Horm Metab Res 2002. Signalling role of adipose tissue: adipokines and inflammation in obesity. Fat mobilization in adipose tissue is promoted by adipose triglyceride lipase. Dietary fructose reduces circulating insulin and leptin. Zou MX. Schoiswohl G. Heiman M. Rader D. obesity. J Intern Med 2005. Metabolism 2007.and obesity-prone mice. Kieffer TJ. Strauss JG. Dynamics of fat cell turnover in humans. Peters A. Regulation of apelin mRNA expression by insulin and glucocorticoids in mouse 3T3-L1 adipocytes. et al. Deepa R.28 Suppl 4: S3-S11. • Tatemoto K. Bernard S.257(2):167-175. Smit E. Biochem Biophys Res Commun 1998.132(1-3):27-32. Adipose tissue as a source of hormones. Obesity (Silver Spring) 2007. et al. Regul Pept 2005.85(3):1267-1271.14(2):1431-7. Habata Y.251(2):471-6. Friedman JM. The fat-derived hormone adiponectin reverses insulin resistance associated with both lipoatrophy and obesity. Fehm HL. J Clin Endocrinol Metab 2004. Fruehwald-Schultes B. Velmurugan K. Desai M. Westermark PO. Glucose metabolism rather than insulin is a main determinant of leptin secretion in humans. Kerner W. Int J Biochem Cell Biol 2004. attenuates postprandial suppression of ghrelin. Dantz D.112(12):1796-1808. et al. Kakegawa T. • Walker GE.7(8):941-946. Adiponectin--journey from an adipocyte secretory protein to biomarker of the metabolic syndrome. Stumvoll M. • Wellhoener P. Deep subcutaneous adipose tissue: a distinct abdominal adipose depot. • Sandeep S. Suggs S. Obesity is associated with macrophage accumulation in adipose tissue. Leopold L. McCann D. Am J Clin Nutr 1987. Deshaies Y. Nature 1994. Zurleni F. Savia G. Ferrante AW.36(11):2098-2104. Fujii R.372(6505):425-432. • Siiteri P. and increases triglycerides in women.45(1 Suppl):277-282. Tschop M. Tatemoto K. Arner E. • Waki H. • Trayhurn P.454(6):971-6.2:31-56.2007. • Weisberg SP. van der Kallen CJ.453(7196):783-787. • Sell H. Diabetes 1997. Science 2004. • Yamauchi T. • Surwit RS. Buchholz BA. Positional cloning of the mouse obese gene and its human homologue. Collins S. Terauchi Y. • Spalding KL. Kern W. Riederer M. Low plasma leptin in response to dietary fat in diabetes. Pflugers Arch 2007. Tontonoz P. McNiece I. Stearns G. Marzullo P. Xie C. Haemmerle G. Kubota N. The circulating PBEF/NAMPT/visfatin level is associated with a beneficial blood lipid profile.33(5):1078-81. Biochem Soc Trans 2005.89(6):2963-2972. • Teff KL. Wood IS. Born J. J Clin Invest 2003. Bouwman FG. Mencarelli M. Proenca R. Nature 2008. Maffei M. Jr. Serum visfatin in relation to visceral fat.15(8):1933-1943.FORMACIÓN ACREDITADA • Samal B. Mohan V. Elliott SS. The brown adipocyte: update on its metabolic role.K. Annu Rev Pathol. Verti B. Petro AE.34(9):469-474. Hara K. J Clin Endocrinol Metab 2000. Kamon J. Brouwers MC.306(5700):1383-1386. • Wei L. 20 FEBRERO 2010 . van Greevenbroek MM. • Schutz Y.46(9):1516-1520. Hou X. and type 2 diabetes mellitus in Asian Indians. Hosoya M. • Trujillo ME. Sun Y. Barone M.