Adiós a los purismos (Sobre la Eva-negra y la fusión cultural

)
Por Vanessa Verástegui Ollé
Estudiante de Posgrado de antropología en la Pontificia Universidad Católica
del Perú.
Publicado en Agora. Revista Digital de la Universidad de los ANDES. FLACSO

La teoría de la Eva genética causa más de un colapso nervioso entre los
ultraconservadores. Lo que interesa en estas líneas es la reacción racista que ocasiona en su
pensamiento defensor de la “pureza de la raza”. ¿Sabían que descendemos de una Eva Negra?
Más allá de su efecto sonoro, muchos cerrarán filas con una frase tan simplista como ésta “¡que
broma de mal gusto¡”, expresando así su rechazo por la ciencia.
Los científicos han propuesto la teoría de la Eva genética, una de las teorías de la evolución
humana más polémicas e interesantes, según la cual los caracteres fenotípicos o rasgos físicos
que diferencian a las supuestas “razas”, habrían sido condicionados a las adaptaciones climáticas.
La hipótesis esta basada en el ADN mitocondrial, que se transmite por vía materna y cuyas
pruebas se remiten al continente de África: “Todas las líneas mitocondriales convergen hacia
atrás en una Eva que habitó en África hace entre 100,000 y 200,000 años (la Eva Negra que da
nombre a la hipótesis)”(1) , afirma el paleontólogo español Juan Luis Arsuaga.
La teoría de la Eva negra pone en jaque la noción de la raza pura. En el presente los purismos
están siendo cuestionados, no sólo en la categoría de raza sino en el campo de la cultura, ya que
la noción de identidad nacional en el actual contexto de globalización es difícil que se adscriba
sólo en el espacio o en el territorio compartido. La crisis del Estado-Nación y la del concepto de
la igualdad de ciudadanía sin distinción étnica ni de género -que nació con la Revolución
Francesa-, hace difícil hablar hoy de nación y/o nacionalidad, y que todos los ciudadanos se
identifiquen con una sola cultura, una sola lengua y una sola historia.
El continente que más se dispersa por el mundo es Latinoamérica debido a la falta de empleo y a
la pobreza. Ello ha originado nuevos fenómenos culturales y nuevas identidades. Un ejemplo
concreto son las mutaciones en el lenguaje como el spanglish o el italañol. El antropólogo
mexicano Néstor García Canclini llama “culturas híbridas” a este fenómeno, entendido como
mestizaje cultural, y no sólo mestizaje racial o biológico, que abarca también el ámbito del
sincretismo religioso y el de las fusiones culturales. En su libro “Culturas híbridas. Estrategias
para entrar y salir de la modernidad” se refiere a los “procesos socioculturales en los que
estructuras o prácticas discretas, que existían en forma separada, se combinan para generar
nuevas estructuras, objetos y prácticas. Cabe aclarar que las estructuras llamadas discretas fueron
resultado de hibridaciones, por lo cual no pueden ser consideradas fuentes puras…”
(1)

Arsuaga.

El

Enigma

de

la

Esfinge:

310

Entre nosotros no son pocos los que consideran a Dina Páucar una comercialización del folklore
andino, igual sucede con los grupos de fusión musical, como Uschpa o La Sarita, quienes
entremezclan rock, blues, boleros, ska y música andina. Sin embargo un sector grueso de la
población juvenil no parece percibirlo así en los conciertos cuando saltan a ritmo de huaynopogo mientras escuchan el blues en quechua del grupo Uschpa, o cuando el intérprete de la Sarita
canta en el escenario acompañado de un danzante de tijeras, a ritmo de rock. ¿No son legítimas
estas nuevas expresiones musicales? ¿Y qué decir del “pogo andino”?. Dichas mezclas musicales
son parte del proceso de la popularización en la ciudad. Durante la década del 70 y 80 la música

La globalización se debate entre la disyuntiva de la homogeneización o la heterogeneidad cultural. en la década del 90. Hoy es la música folklórica a ritmo de techno con Abencia Mesa. Las diferentes identidades buscan defender sus particularismos ante el peligro de la estandarización impuesta por la cultura occidental. Es inevitable. la cumbia colombiana y el bolero cantinero. la tradición y la modernidad. la technocumbia con Rosy War y “Euforia” ganaron terreno en la carrera por la modernidad.chicha ganó en popularidad por la confluencia del huayno. no obstante la realidad lo desmiente. . Posteriormente. Los estadios intermedios al parecer no entrarían en juego. lo local y lo universal. Los Shapis fue el grupo más exitoso de este género musical.