poesías para ti Mi nieta No nos conocemos, es verdad Más eso es algo que en realidad El tiempo se encargará subsanar No nos

hemos visto, es cierto También que ya hemos generado Un algo que crece como tú Sí, crece día a día, sin parar Es un vínculo casi celestial Que reconozco me está cambiando Veo que tú logras un cierto entusiasmo Mismo que nace en mí a diario También que haces brotar sentires Insospechados en dos viejos olvidados Sí, lo sé, tendré paciencia Contigo haré lo que una vez hice Aprenderé a ser, prometo trataré Pues mi turno ha llegado Ahora no puedo ni debo errar Otrora lo hice, no me explico Con qué sentido, ni por qué fue Lo único que sé muy cierto Es que antes de llegar aprenderé Para que cuando necesites, esté Éste que ya te quiere, sí, éste Que desde ahora se desvive En pensar en el después Para más que nada complacerte Hacer lo no hecho y sí, amarte Amarte, como desde ya mereces Un canto al amor Miro en el espacio, a lo lejano Y es a ti a quien siempre encuentro

Al ver en detalle, las nubes te delinean Siempre tu rostro allí, aparece Te disfruto un momento, al rato El cielo amenaza inclemente Una turbulencia no se detiene Borra tu rostro, cual imprudente Cuando me ahoga la tristeza Cuando el no hallarte me agobia Cuando el sol, inocente se esconde Cuando la luz pareciera morir Bajo mi rostro a otro nivel Y así vuelvo al poco, a sentir Que emerges de la nada Al hacerlo, brotas cual capullo Asomando, vives ilusionada Al saberme que soy tuyo De tus brazos surgen espinas Mismas que protegen tu caricia Y abres con tus pétalos al amor Con fluidos aromáticos y tú color Se unen dos corazones con ilusión Que palpitan no sólo sangre, amor Y se apartan de las penurias, del dolor Que a vivas voces muestra lo que son Al sentir un poco de contento Veo lo agitado al sentir al viento Que cela el amor de mi pensamiento Y de la nada de nuevo él te crea Esta vez tu rostro se me acerca Y los colores de tu piel se avivan La realidad de tu retrato compagina Con los sueños, con tu imagen viva La música comienza a forjar la danza Donde dos cuerpos desnudos arman Un sin fin de cosas muy extrañas Es un retrato de amor y de calma La ilusión de un final de amor

Del deseo de todo enamorado Al encuentro de estar conformados Como pareja gestadora de amor Se rompe como con olas perversas Que surgen de un abismo, con sorpresa Descubriendo que todo lo pedido Es cual pecado, lo no permitido Cuando sabemos, ello no es verdad La única razón de la objetividad Lo que nos llena de alguna paz Es ser amado, y con ello amar Enciendo una vela al futuro Pregono con ello una realidad Como éste que te ama ninguno Pues este amor es de verdad No llores, cuando no te hable No lo hagas, cuando me vaya No creas que de ti me olvidaré Si esto ocurriera, es que morí ayer Y volaré a tu misma nube Allí sin dudas te encontraré Pues se ama con el cuerpo, el alma Si se ama, como siempre te amé Sirena Dentro de la infinita quietud De aguas poco profundas Sumergido en ellas te busco A cada mirar te encuentro Te veo, estás entre los peces Entre arrecifes y agua mansa Te hallo en el coral En la perfecta armonía Que en su conjunto dan Y así, voy dejándome llevar Por la música silente

Que generan los peces Con sus aletas al nadar Sigo admirando colores Sigo apreciando la vista Y de su borde floreciente Irradia una luz irreverente Que me maravilla más y más Sirena, esporádica princesa Que reinas mi vida Quisiera tenerte, verte nadar A mi lado, aquí, ahora En este tu reino dorado Y luego de haber penetrado En tu recinto sagrado Volver de nuevo a empezar Desde la orilla del mar Hasta que el amor nos halla tomado Como una petición Lánguida noche Que revierte el alma Alcanza a mi eco Y lléname de calma Mujer maravillosa Dueña de la nada Cubre mis pesares Provoca un trauma Nos hable de amor Nos lleve a la cama Me insinúe de ti Lo que mi cuerpo llama Y cuando te canses Cuando el sol En su eterno madrugar Ocupe el espacio sideral Que permite olvidarte

Por un corto tiempo Haz con tu fuerza Con la voluntad y salero Que recuerde de hoy Todo lo que quiero Lo que eres, serás Aquello que ansío Que deseo y venero La fuerza de una seña Me dices que una sola palabra Es capaz de iluminar tu vida Que el día se llena de flores Cuando la misma es bella Insinúas muy a menudo cosas Que hacen creer que uno inspira Hace nacer ilusiones y te ilumina Cuando la verdadera razón es otra Tú vives dando sin medir, das y das La gente que te rodea se llena De tu corazón, de tus dádivas de amor Pienso y casi estoy seguro De que contigo ocurre lo contrario Una palabra tuya, una simple sonrisa Un toque aterciopelado de tus dedos O hasta el detalle de insinuar un te quiero Hace surgir del pequeño a un gigante Y al de más tamaño a un Dios Siempre he sabido lo que eres, eras, serás Lo que no he podido encontrar motivos Para que seas mía, mía nada más Algo mágico Experiencia mágica La que un día cualquiera

Mi mente voló Dejó de ser quimera En el oasis perdido Del camino sin destino De nacer en mí un capricho Ya, lo hubiste cumplido Vivencia tan sólo imaginaria Hiciste brotar en mí En esta alma solitaria Cosas que sé perdí Y mi mente sedentaria Jamás recordó Hasta el otro día Aquella madrugada Cuando de tu boca brotó Broto tu bella labia Que fueron y son musa Que fueron y son poesía Que fueron y son “Pirañas” Y carcomen el alma mía Lo hacen con tu dulzura Con tus ritmos sonoros Con el recuerdo tan vivo De cómo bailas el tiempo Experiencia mágica La que tuve contigo De la que ha pasado Mil años, y sus domingos Y aún así aunque no lo creas La mantengo conmigo Nueva esperanza El mes se está muriendo El peso del pasado De a poco lo está matando Se acerca el fin de año

Y los recuerdos se enfrentan Unos con otros van luchando Pues quieren ser ellos Los que a la larga existan Tomo en mi mente un filtro Lo saco de la parte más lejana Me trato de olvidar Con todas las ganas De los que me hicieron sufrir O pero aún, los que dañan Mis maneras, mi inocencia De algunos de ellos, me deshago De otros, no puedo, por más que trato Y ¿cómo olvidarme de mi padre De mis hijos, de mi vida De mi suerte, y mi dolor? ¡Imposible! ¡Ése no soy yo! Con todo, algo queda Lo encuentro y lo valoro Son los gratos momentos Que hemos vivido, tú y yo Cada día más Te burlas de mí Cuando te amo Te burlas de mí Cuando te lloro Te lloro en silencio Sin saber qué quiero Y quiero de ti Lo que no pienso Te burlas de mí Y no te estorbo Sin embargo Cuando te alejas Cuando no estás

Cuando te pierdes O si te vas Ya no lloro Sólo me ahogo De tanto pensar Te burlas de mí Y sin embargo Veo me amas, sí Cada día más Alguna libertad Vas mirando sombras Buscando fantasmas Vas perdiendo camino Perdiendo la calma Me asustas con ello Pues al mirarte veo Que no sabes dónde estás Cuando me encuentro solo Trato de entender tu modo Insisto, me inclino a tu lado Y veo imposible comprenderlo Una madre acaricia, amamanta Da la vida, también acompaña Luego suelta las riendas, se aleja Llega un momento que asfixia Al apretar más de la cuenta Ella con eso no se entera Sin embargo a su cría ahoga Suelta los brazos, abre las manos Deja que respire, que vuele Y así quizás sobrevivir se puede Eterno adolescente Surgen situaciones en la vida

Que despiertan varias sensaciones Es como vivir una época ida Sin temor a caer en desilusiones La sangre corre en las venas Como agua salida de motores Y el vapor contagia la ira Que nos traen tantos dolores Cómo callar el llanto Y ser cómplice silencioso Cuando el hambre da pasos La miseria se incrementa Y la paz anda vagando No, no puedo callarme Grito, pues consuelo no logro El mundo no permite silencio Hoy como eterno adolescente Voy abriendo viejos rumbos A codazos, a brazos limpios A cambio de un dormir tranquilo A cuenta de un morir en paz En búsqueda de la igualdad En contra del dolor ajeno Asfixiando a la maldad Pues veo, que a muy pocos A pocos, les importa ya La queja Cómo puedo callar el dolor Cómo puedo ocultar la pena Cómo puedo no sentir rencor Si me quema la sangre en las venas Lloro cuando al mirar recuerdo Lloro cuando viene a mi pensamiento Que la vida como ingrata se comporta Cada vez que alguien nos importa He visto a mis seres ya idos

Los he palpado en ambos lados Como padres, como hijos, hermanos Y no puedo en los míos encontrarlos Haciendo lo mínimo que aspiro Lo poco que de ellos solicito Lo escaso que llenaría mi contento Veo que día a día me quejo Lo hago consciente del dolor que siento Lo hago y me lleno de remordimiento Por ello pido perdón, real sentimiento De un hombre que se ve envejecido Sigue con dolor, al que lleva dentro Y cada vez que se pregunta, Denota, que hay un tormento Del que no se despende el hombre Del que se lleva a cuesta, No por un momento, sí, por el tiempo Un faro que me guía Al mirarte, noto en ti A una diosa de amor Iluminas mi corazón Y veo, me haces sentir No sé lo que es amor De joven no lo aprendí Sin embargo creo yo Que hay algo dentro de mí Hay una especie de calor De sed de amar, de qué sé yo Que no logro explicar Si su significado es o no La verdad es que no importa Si te quiero, si te amo o deseo Lo que incumbe es que al mirarte Colmas de una vez mis anhelos Y me siento tan bien, tan feliz

Que me asusta alejarme de ti Sigo mirándote y no me canso Sigo admirándote y no respondo Lo que grita mi yo interno Lo que aspira todo mi cuerpo Y aunque no sé si sepa lo que quiero Sigue viéndome como lo haces Con esos ojos, tus luceros Ámame Ámame como una diosa Hazlo con tu ser Con tu mente Con toda el alma Ámame, como quiero Con la luz del día Con la de las estrellas Con armonía, con prosa Ámame como te pienso Cuando te nombro Cuando te llame Cuando me plazca Ámame de día Ámame de noche Y cuando esto se cumpla Vuelve a hacerlo noche y día Si lo haces así Si lo logras hacer Si me puedes complacer Si al amar haces feliz Verás que amando Se recibe amor Y es tanto o mayor Que el que te pido yo El celo

Creo que a amar he aprendido Pues al pensar en ti, algo sucede Me entran en el cuerpo escalofríos Y en mi mente algo se mueve Que me quieres o te quiero Que me amas o te amo Que me siento cerca, estando lejos Que me quieres cerca todo el tiempo Todo esto es la señal inequívoca De que la atracción es o debe ser mutua Lo que se oculta a la vista Lo que no se comprende en nada Es que sabiendo que me amas Dejas de ser la mujer Y te llenas pronto en llamas Cuando alguien se me acerca Cuando alguien a mi me llama Eso ya no es amor, no, no es amar Es el celo, ese que nos mata Falsas esperanzas La equivocación de la vida se encuentra En que uno aspira de ella muchas cosas Que en su gran mayoría nunca se dan Acaso esto es lo que a uno obliga A rendirse, olvidar, a no desear Creo que la esperanza debe vivir Vivir en el tiempo y no morir Pues ella, es el combustible vital Que en soledad nos acompaña Y dentro de cualquier angustia Nos sirve para volar, amar, soñar ¡Si, es verdad! Lo admito, sueño Soy un soñador empedernido Lo hago y con ello es que vivo

Vivo soñando a tal grado Que si analizo mis recuerdos Noto, que sin o con querer los mezclo Y un sueño vivido, un sueño pasado Es en realidad un minuto encantado Cuando realizo lo que escribo Me doy cuenta que quizás por ellos vivo Pues la realidad es tan cruda Solitaria, necia, triste, apagada y ruda Que de no ser por lo sueños La vida sería antigua, en blanco y negro, cruda El sueño en el tiempo Una hora, dos horas, tres Pasa el tiempo y como ves Mi paciencia te acompaña Más mi mente me descarga Acaso para todos no es igual O el tuyo importa más Duermo mis ansias En el reposo obligado Sin saber, si te dispongo Lo hago como gusano en capullo Que espera dormido, tranquilo Su metamorfosis, su vida No conociendo verdad o mentira Sin saber lo que ocurra Con su nueva y extraña vida Una… dos… tres… ¡Basta! Mi tiempo se acaba en silencio Hoy marcho tras el desespero Mañana, no sé el qué quiero Sin embargo, quiero sepas Que mientras pasaba esto Viví un tórrido romance

Fue un espacio de tiempo Que desarrolló mi intelecto Y me permitió entre otras cosas Ser tu amante, tu dueño Fui rey dentro de mi sueño directo Un mensaje del pasado He leído en voz alta Mis pensamientos sagrados Has descubierto de mí Todo aquello guardado Me hiciste sonrojar Al recordar lo olvidado Y volé mientras, a otro lugar No pude soportarlo Hoy me hiciste recordar Cosas de mi pasado Que me hicieron revivir Retornar lo olvidado Y fue tal la experiencia Que nada me ha acobardado Como escuchar en tu voz Mis dejadas palabras escritas Retumba en mi mente Tu pregunta aflorada Si aquello que una vez dije No eran ya palabras olvidadas Cómo lo puedes pensar Cómo te atreves a creer Lo que de mi mente salió Lo que por ella escribí Es el verdadero sentir Y se siente hasta la muerte El alma y el corazón mantienen Una dirección constante Y no creo que con nada alteren

Ese hermoso sentir de antes Me conformo con tu voz Sueños que se tienen y se dejan Sueños que persisten y que pesan Sueños de concebir lo deseado Y que mantenemos bien guardados Se hace el amor con los cuerpos Con la entrega enardecida de ellos Con los besos, las caricias más sublimes Y con la voz, si las leyes lo prohíben Inquirirán con propiedad, ¡cómo es eso? Cuando dos cuerpos se ven a lo lejos Cuando dos seres no constatan su presencia Cuando hay necesidad o al menos apariencia Se suele satisfacer con pocas cosas Con la marginada sonrisa pasajera Con la ternura de una caricia cualquiera Con la dulce voz de una mujer verdadera Se sacian ganas cuando se ingiere Cuando se entregan los placeres Puede ser en el campo de batalla O cuando se idealiza en forma sana Hoy me siento con todas las ganas Mi pensamiento genera cosas vanas Y los deseos se convierten en ansias No importa, sé que no estás, no te hallas Esperaré, como lo he venido haciendo Y quizás esta vez, no sea un sueño Sea el momento esperado y tu dueño Sospechas Se acaba el día La noche me invade El frío me agobia

La soledad me mata La tristeza me irradia Cosas que no comprendo A veces, me calmo Una vez agotado, pienso ¿Qué quiero? Cuando nace la pregunta Llegan algunas respuestas Ando en busca de paz De una tranquilidad ciega Que hace alejar problemas Se acaba el día No sé que hacer Si entregarme al sueño O volver a creer Por lo pronto dejo hacer Mañana al amanecer Me volveré y preguntaré Ahora, cansado me entrego A lo que quiera el destino O lo que llamemos motivos Sigan, arranca en el camino Y pueda ver luz La que me ilumine Haciéndome comprender Esto que no siendo sublime Me agobia, me ahoga No me deja vivir! Y veo, me aleja de ti Un cuadro imaginario Miro mis dedos Los acerco a mis labios Acaricio con ternura El punto donde hace poco Mi piel sintió tu piel

Proyecto en él tu cuerpo Y vislumbro tu figura Veo que como ninguna Me apeteces con premura Al hacer lo que me place Vibra en mí con coraje El sentir de un guerrero De ese que busca fuego Que se ofrece en lucha De cuerpo a cuerpo Y quien de antemano desea No ganar, perder la pelea Rendirse, hasta morir Y mientras ello ocurra Estando ambos en esa lid Recibir de ti, tus amores Ahogarme dentro de ti Y morir de un sueño mejor Como el que solo sucede En el lienzo de un pintor Cuando salga el sol Ayer prometiste en vano Esperando cumplieras Me quedé esperando Y pasé la noche en vela En el puerto de San Fernando Vi fantasmas imaginarios Que derramaban tus olores Y eran tan vívidos Que penetraban mis sentidos No permitiendo durmiera Ayer, como otra vez De nuevo te esperé Esperé toda la noche ¡Y ya no supe qué hacer!

Si debía olvidarte Si debía partir Si lo lógico fuera Me olvidara de ti Y ya ves, sigo aquí Me hago la idea Que me confundí Y que nuestra cita de amor No era ayer, no Ha sido una confusión Era para hoy, ¡digo yo! Y si no, será mañana Cuando salga el sol Un firme pensamiento Pienso en ti como de costumbre Te traigo a mi mente y cuerpo Con ello veo, complemento La soledad a la que enfrento Pienso en ti, en mis hijos Veo esto ha sido un desperdicio No existe la felicidad Todo es una gran falsedad Que descubrimos tarde ya Cuando algo se aleja, pierde Pienso tanto, que me aparto Lo hago de mí, de ti, de todos Me encuentro de nuevo solo Y un algo carcome mi cuerpo Hay algo, que me hace falta Quizás tus besos, palabras Tal vez, tu cuerpo, tu sombra No lo sé, hay un gran vacío Imposible de llenar, un hueco Que me logra espantar Y que con nada puedo llenar

¿Quién, o qué eres? ¿Dónde estás? Figura de mujer deseada Hembra que has sido imaginada ¡Aparece! O desaparece de una vez, ya! Carta tardía a mi padre Querido padre Hace tiempo no te escribo Hace tanto que me olvido Lo que dije la última vez A ver, deja que respire Pues mencionar tu nombre Es hacerte regresar ¡Sí! Traerte de las tinieblas Del lugar al que usted fue Teniendo que hacer justicia Del que se fue y al que mandé Lo que fue una parte de mi vida Y de la que me doy cuenta fallé Veo que ha sido tanto, lo que olvidé Que me he olvidado de mucho Que si tomo un tiempo y miro Con libertad al espejo No me encuentro Y no me refiero al bulto El mío como ves Se ha agrandado, ha crecido Quería hablar del que fui De ése que fue alegre De ése que respeté De ése que era noble De éste, que no sé quién es Queridísimo padre Allí, donde estés Dame un poco de consuelo Ayúdame a volver a ser

El que tanto te quiso El que por desgracia, ya no está Mi Patria Sufre en silencio y a solas Derramando lágrimas y llora Lo hace en señal de descontento Pues no comprende a sus hijos Lo que no están haciendo Se desangra ante ojos inmutables En la espera de un descontento Y sin ganas ve correr el tiempo Dejando a la marea su fortuna ¡Hermanos, amigos! ¿Dónde están? La tierra clama al campesino Y se altera al no tener respuesta Y aún estando consciente lo que cuesta Reconstruir lo nunca hecho Sigue erguida, ofrece el pecho Para que no falte comida Patria querida del alma Patria que me llenó de amor No permitas que la calma Destruya de nosotros la razón Levanta, despierta, grita, clama Pues eres de todos, el corazón Número equivocado Hola, buenas noches, ¿Cómo estás? Sé que no son horas, más no podía dormir Me alejo de ti tan sólo un rato, y ya ves Pareciera ser que no puedo vivir Como ves, hablo, no callo, y es que me haces Tan, pero tan feliz, que de cambiar Si pudiera alguna cosa, haría

Que los días carecieran de noches Así, no tendrías que alejarte de mí ¡Imagínate! Vivir este amor de noche y día Queriéndonos todo el día, y al final de él Tras un guiño, un nuevo despertar En el que la razón no tenga cabida La ilusión sea un todo Y nuestro maravilloso amor compita Con el enorme amor de Dios ¡Si! Ya sé lo que vas a decir ¡No, no puede ser! Ahora que me has hecho feliz Me dices, me equivoqué ¡No importa! Seas quién seas Debo reconocer te debo a ti Este momento que me hizo feliz Un canto de sirenas Susurras deseos en mi cuerpo Como se amamanta a un crío Produces tantas sensaciones Que ellas convergen en el frío Suscitas ideas no pensadas En la busca de otros caminos Alargas ilusiones a un viejo Pretendiendo tu voz como canto Y en la locura apacible De mi infantil deseo Posees entre otros, momentos Que elevan mis labios a alturas Y haciendo a mi amor un sediento Empalagas el ambiente con dulzura Al sacar a paseo a mis sentires Una vez que ellos has despertado Te conviertes en mi preciado bocado ¡Lástima que el tiempo se encamina!

Que la ruta no posee retorno Que mi vida cansada y medio ida Se siente además de comprometida Vacía, si no te haya en el entorno Sin corregirnos Te entregaste un día Como lo hace una golondrina Cuando el macho luce en su lugar Al llegar el momento de aparear Y al verte temblar de miedo No por mí, por aquello Con tus ojos asustados Con tu cuerpo lleno de deseos Muchos de ellos mezclados Solté tus alas, te dejé al vuelo Has volado bajo, temiendo mirar Tus alas rotas en otro lugar Tienen deseos de regresar Pero a veces la distancia Que nos comienza a separar Se alarga de tal manera Que se hace imposible Retornar al mismo lugar Hoy, me encuentro en la playa En aquél exacto lugar Al que me envió tu vanidad Y aún sabiendo lo que sientes Me doy cuenta lo difícil Que es a la vida dar un paso atrás Tu criatura Hay alegrías indescriptibles Que generan de tanto amor Una especie de dolor

¡Sí, dolor! Porque no se sabe Cómo expresar el sentir Lo que se diga o haga No contiene la verdad Es apenas un ápice De la gran verdad De cualquier modo Ahora que tú no estás Que nadie me escucha Y puedo hablar y hablar Sin temor a desnudar Mi debilidad Mi amor y respeto por ti Quiero sepas mi verdad Te amo, como no imaginas Te quiero, desde el primer día Y ahora que veo en ti A tu heredero Siento que soy feliz Feliz no como los hombres Tampoco como los niños Soy feliz como Dios Pues veo en ti la creación Y me siento lleno de ilusión Si me siento lleno de amor Oración repetida He callado mis deseos Sin el por qué entender He ocultado mi pensar Para, que decir, no tener Lo que hace palpitar A mi corazón desde ayer He sido testigo indivisible De fuerzas contenidas He sido el hombre invisible

En esas noches que con ella Él a ambos nos defraudó A mí, en su papel de macho A ti, en todo lo demás Ahora pretendes duerma Por toda la eternidad Un sentir explosivo Un querer como de niño Un amar de corazón Un desear ser tu amor Para cumplir con aquello Que se dice llamar suerte Risible posición la tuya La mía, es cobarde Pues siento todo esto Lo acallo, lo ignoro Y ya no veo el modo Dar comienzo a lo nuestro Verónica Cerrando los ojos Mirando hacia el mar Se observan reflejos De nunca acabar Son almas en luto Que vienen y van Y a todos recuerdan Donde hemos de acabar Cerrando los ojos Te vi una vez más Mirabas al cielo Te vi preguntar Si esto que es vida Es de a de verdad O es simple mentira Que pronto dará final

María Mira Maria Lo que has hecho Tú de mí Que vivo cada día Pensando sólo en ti Mira Maria Los niños no están Nunca vinieron al mundo Pues no me dejaste amar Mira Maria Aunque este no es Tu nombre de verdad A la gente le da Le da lo mismo Cómo yo te quiera llamar Te llames Maria Josefa, Raquel O cientos de nombres más Lo único que importa Es que jamás te enterarás Que te amé un día Uno, y cientos más Más nunca fuiste capaz De un poco de eso, retornar Contigo en Praga Dices: mis poesías Satisfacen tus deseos Dices: mis señales Llenan tu vacío Expresas cosas extrañas Que se pierden en mí Y mientras busco palabras

Para poder, no llorar, reír Voy sintiendo más ganas Que me llevan hacia ti Tomo el vuelo de las aves Emprendo camino sin fin Pues no logro entender Lo que me quieres decir Y sabiendo que me amas O que soy quien te ama a ti Defiendo con espadas Lo que te quiero decir En tus labios se dibujan Oraciones silentes Es la forma que la gente Oculta su sentir Y yo me pregunto Valdrá la pena el silencio Es mejor matar que vivir Vivir ese gran sueño Que me hice, Que me hago, Que tengo Desde el momento En que te conocí O acabar de vivir Sin saborear el jazmín El sabor de tu boca La caricia de tu piel La ternura de tus manos La fineza de tu voz La quietud de tus facciones La intrepidez de tu amor La decencia de tus emociones Las que callas con amor Por no saber lo que sabes Por no hacer lo mejor De vivir lo que se vive

De tenernos los dos De repetir al cansancio Te amo, mi amor Y no quedarnos tan sólo Con te echaré de menos, amor Un amor virtual en París Como quien sí lo ha vivido Como si los sueños fueran La realidad de la vida A veces me confundo Y los mezclo como historia Se baten mis sentimientos Todos ellos dentro de mí Trato y por más no siento Si afirmas igual tú de mí Recuerdo aquel lugar, sí El París en que te conocí No hablamos, fue tu mirar Lo que me enamoró de ti Cruzamos un saludo, y ya Se nos insinuó un quizás Ese día, los dos caminamos Lo hicimos tomados de la mano Hablamos, nos contentamos Y así me pude enamorar Recuerdo latente lo que dije Hubo muchos testigos allá Lo que he olvidado del todo Fue de ti, tu contestar En el camino del cielo En el andar o el volar yo miraba de vez en cuando Pues pareciera un milagro Lo que podía palpar Compré a una mujer, una rosa

La besé, te la fui a entregar Oliste de mí el beso Y se me grabó todo en el lugar Hoy que hago un recuento Que no sé qué, entre nos, pasará Veo que pase lo que pase De ti, quien a lo mejor no existas Ya no me podré olvidar A la muerte Me llamas una vez Descansas un tiempo Palpitas un presentimiento Y vuelves a llamar otra vez Acaso no te das cuenta Que mi sentir es ajeno Es muy lejos que te quiero Y me resisto ante ti ¡Nada! No sé que te ocurre Eres pesada, no insistas Nada hay que me una a ti ¡Márchate! Aléjate ya Comprende que quiero hablar No te tengo que mentir Busca en la acera de enfrente Quizás sea allí que encuentres A otro que se embelece de ti Quiero vivir a mis anchas Compartir de tantas gracias Que hasta hoy no había visto Reconozco lo que he dicho He vivido en la distancia De las cosas que cercanas Mis ojos miraban sin ganas Y ahora que te presentas Que me invitas con tu canto

Me doy cuenta de cómo y cuánto Pasé por desapercibido Si, por vivir como dormido Mas una vez despierto Te digo con todo acierto Que si buscas compañía Ven por mi, no ahora, otro día Mi almohada Óyeme, qué te ocurre Ayer me desperté, no estabas Sacudí mis entrañas No encontré nada Qué fue lo que te hice No recuerdo nada Supe que te amé Que tu cuerpo anhelaba Recuerdo me amaste Sigo sin entender nada Será que la pasión Al igual que un sueño de amor Se disipa con o sin ganas ¡No me digas, ya lo sé! Acá el único que dice, habla El único que a alguien quiere El que no se calla nada Soy yo, y quien más Acaso pretendes te incluya Cuando al despertar has volado Sin despedirte, sin hablar, sin nada ¡Oh Dios mío! De nuevo Veo que me equivoqué Tú solo fuiste un sueño Y la que me acompañó Qué ironía, fue mi almohada

Una hermosa vida Acallo mis pensamientos Para elevar mis plegarias Cuando en ellos ya no pienso Voy sintiendo en mí una calma Se va en el camino con la carga Y en la distancia, éste se alarga El peso nos está sumiendo Hasta la misma vida ya cansa Mientras uno a ella soporta A otros, nos les importa nada Cuando vacío el peso de mi alma Cuando no encuentro ya nada Levanto mis ojos, miro al cielo Respiro, me insuflo de ganas Y como “Ave Fénix”, renazco Ahora siendo un renacido Cuando me doy cuenta de lo vivido Veo que hay algo que quiero Algo que me depara el cielo Quiero amar, amar y ser amado Quiero vivir, vivir muy sano Y en el fondo de mí, quiero Poder en algún momento revivir Sí, que sepa la gente que viví Una hermosa vida y no un sueño Feliz cumpleaños Sé que has esperado Que la paciencia te ayuda Sé que no te he dado Felicitación mía alguna Sé que tanto has pasado Que te pierdes, te esfumas

Sé que siempre me has amado Y que lo haces como ninguna Qué quieres que te diga Que no te haya dicho No ves que ya mi pluma Ella sola, sin mí, camina Quisiera desde lo profundo Desde el lugar de los sueños Quisiera que hoy todo el mundo Te quisiera como te quiero Y sé que no lo hacen Que derrochan lo más bello Pues como no te conocen Como yo sí, mi cielo No vienen en un día como éste El que nos trae tantos recuerdos A decir lo que yo hoy hago A celebrar tu nacimiento Y se pierden el placer Ese que yo, por tantos años Obtengo de tan sólo ser El que celebre tu cumpleaños Un tonto enamorado Me dices que no te hablo Que me fui sin despedir Me dices que no te amo Y es muy poco lo que sentí Te explayas con tus reclamos Sin tomar en cuanta que te di Te di mi vida, mis sueños Cuando me enamoré de ti Sufrí de mal de amores Con los recuerdos, yo sufrí Me fui lleno de temores Cuando me alejé de ti

Ahora que a solas me hallo Supe que no los dos amamos Que cuando te amé, no mentí Y que cada vez que recuerdo Cuando me pongo a pensar en ti Era yo tu juguete, o algo así Mientras que como yo te amaba Cuanto de mí te entregaba Fui el tonto que fui Y fui y sigo aún siendo Lo soy, pues aunque no lo creas Yo, si me enamoré de ti Sigo pensando en ti Cuando vuela mi mente Dejo que a ella penetre Algo más que un sentir Se acercan los pensamientos Trayéndome algún consuelo Lo hacen hasta que despierto Y lloro al mirar al cielo Has sido una ilusión perdida Que duró un corto tiempo Como la luz que ilumina Un rayo en el firmamento No recuerdo tu rostro No recuerdo tu nombre No recuerdo ni cuando No recuerdo ni donde Lo que si me recuerdo Lo que no se me olvida Lo que vive en mi cuerpo Lo que siente mi vida Es que siendo lo que eras Lo que nunca yo sabía Es que eres en total

De mi tristeza, la alegría Amor eterno Llevo en silencio el dolor De no haberte conocido Llevo el peso de los dos Por no habernos comprendido Hoy te vengo a confirmar Que lo nuestro pudo ser Toda una historia de amor Formada por los dos Dos amores incomprendidos De habernos juntados Voy camino del destierro En busca de algo mejor Estoy consciente haber perdido Esta guerra de amor Él, logró mi imposible Y mi ilusión mató Ahora, radiante te encuentro Abrazada y muy feliz Me inspiro y te digo Cosas que no me atreví Y lo que antes no dije Hoy por fin lo escribí Te amé, te amo, te amaré Te he amado por siempre Jamás me olvidaré de ti A dónde Se me agota la vida Se me acaba el alma Se me agota la vida Y con ello, la esperanza Se me acaban las horas

Con todas las ganas Y tú sigues tan sorda Que no sé en qué andas Te quise con locura Te expresé mi sentir Te elevé a la luna Y te hice feliz Ahora en el momento Te apartaste de mí Y siendo mi tormento No sé cuando te perdí Te quise con locura Te expresé mi sentir Te eleve a la luna Allí, te hice feliz Y ahora que te busco No sé dónde te perdí Vana ilusión Imaginando ver una realidad Me encontré cuando te pensé Llegabas a mí de otro lugar Y al hacerlo de lejos te admiré Aprecié tu forma y manera de amar Vi tus ojos, tu cuerpo y luz Y sin saber por qué me enamoré Caí en los brazos de una ilusión Dejé a mi mente libre volar Me hice contigo una ilusión Luego se disipó a mi despertar Ahora cuando oigo los latidos Las palabras dulces de tu corazón Logro reconstruir esta vana ilusión Y me doy cuenta que hay amor Que podemos ser los dos Que viviríamos este sueño de amor

Y dejemos al destino sea señor De la nueva hermosa realidad Que comenzó como vana ilusión

Canto gitano Se me escapan las horas del día Como se me han ido los años Y sigo mientras escuchando Del corazón melodías Es que un hombre sin sombra Sin algo que lo refleja Sólo sabe que la nombra Y de inmediato ella se acerca Se me escapan los quejidos Acostumbrado egoísmo De pensar tan sólo en mí Como ves, siempre es lo mismo Y cuando lo digo, me refiero a ti Mujer llena de atributos De la cual no hay substitutos Ni Dios permita, lo hubiera Pues sin ti, más de uno muriera Acógete a mi llamado Como lazarillo de ciego Y ven que éste, tu amado Te va a llevar al cielo Al cielo, de los placeres De estos que son humanos De esos, en los que se quiere Y se entrecruzan las manos No dejes que el tiempo mate La ternura del capullo Y cuando ocurra, se opaque Sin distingo alguno Acomete como los toros

Que el rojo los enerva Entrégate, ya no hay modo Pues te amaré como quieras

El regreso Saliendo a contar golondrinas Viendo al sol despertar Me encontré de noche en la calle Y no tuve con quien hablar Anduve dando tropiezos Por las veredas oscuras Observe tristeza en la luna Y me entró un remordimiento Será que es a ti a quien quiero Y ando sin apreciar lo que encuentro O ahora en pleno conocimiento Debo retornar a mi puesto Dime a dónde estás amor supuesto Pues en la vía que me encuentro No hallo momento ni lugar Como sabes no te he podido hallar No veo momento ni lugar Y mi cuerpo sin ti está maltrecho Regreso lleno de ilusiones A tratar de recordar tu cuerpo Pues si hay algo que me atrae Es ese amor que fue nuestro Temeroso Sacudiste las bases De un árido amor Y brotó del centro Toda una pasión Tu voz ausente

Retumbó mi vida Y así de repente Brotó una flor Y con una caricia Un beso oculto Un cálido adiós Dije en silencio Cosas que son nuevas Que nunca supe dijera Pues en el sueño En que estábamos los dos Temí despertar No fuera sucediera Lo que otras veces Que todo era un sueño Y aún siendo el dueño No pudiese revivirlo Esto, que es tan lindo De verse contigo De estar o soñar Cuando sin darme cuenta Me toque ver la realidad Ésa de que tú no estás En mi despertar El juego está por comenzar Como inmigrante sediento de bienes y riquezas Como hombre que a veces sólo ve la pobreza Así me siento, así me encuentro, así estoy Cuando por algo en el mundo te pienso Te busco, no te encuentro y solo me voy Se dan pasos de avanzada, uno, dos, tres Y en retroceso al mirar, veo se dan hasta diez Un juego que comienza sin saber cómo terminar Las gradas están estoicas, dejando ver qué vendrá Los jugadores pendientes si se les va a invitar

Pues ésta es una partida en la que todos quieren jugar El que manda va haciendo sus propias señas Y ya es momento, el juego está por comenzar Se comprenderán los equipos cuerpo a cuerpo La lluvia, el viento, el frío o el mal tiempo Serán los que decidan cuando se deba empezar O fuerzas extrañas son las que resuelvan Entre dos, si hay, habrá, partido por realizar Como te quiero yo Saco a pasear mis desencantos Con la esperanza de perderlos de una vez Me acurruco allá a la distancia Pretendiendo de no volverlos a ver Me siento el último testigo Por ello no logro comprender Que si tú eras mi destino Cómo no te he vuelto a ver Mujer divina, mujer amor Si sabes que me fascinas No me cauces más dolor Ven y dame la alegría De quererme como te quiero yo Mujer divina, mujer amor Si sabes que me fascinas No me cauces más dolor Ven y dame la alegría De quererme como te quiero yo Aroma Vuelan pensamientos Que agitan mi mente Y así de repente Ya no sé que pensar Si es cosa de la suerte

O tiene que pasar Trato de penetrar En profundos abismos A ver si tocando fondo La pueda hallar Una respuesta clara Una duda, divagar El aroma de tu cuerpo Aún me acompaña Y en todos mis sentidos Me forza a llamar A decir sin reparos Que aún no me explico Cómo no te lo pude dar Y pasan las horas Se van los días Mismos que no volverán Dentro de dudas De pasos inciertos Me queda el consuelo Que algo de ti Me pude guardar Tu eterna sonrisa Tus ojos de mar Y éste, tu aroma Que nunca se irá Una fiera en celo Como fiera que acecha a su presa Mis ojos miraban sin pestañear Y el sentir de una hembra en celo Mudaba a su gusto mi modo de pensar Morder tu piel, tu cuero, tus labios Beber de ti como se hace a diario De esa fuente que aplaca la sed Es pensar de un modo casi ordinario

Lo que un día como hoy vine a hacer Mantuve el aire que causó la pena Sostuve el deseo, lo callé de veras Y luego, a solas no supe que hacer Si vivir los deseos, o dejarlos perder Rugió en lo profundo mi voz cansada Surtió el efecto, en mi proceder Y seguí soñando, haciéndote mía Como siempre quise, como te soñé La selva interpuso un largo trecho En la distancia que te quise ver Y fue tan larga, que casi me olvido Que has sido el antojo, el deseo La pieza importante que ansié tener Perdido en el bosque, ya sin rastro Con sólo el recuerdo de ti, de ayer Consuelo mi pena, te lloro con saña Con rabia, con furia, con ternura plena Pues aunque no seas mía, sí te soñé Y fuiste tan real en el sueño vivido Que aunque pasen siglos, vivirás Como ese amor que fue felino Que como ves en mí por años ha vivido Y no morirá, pues hoy acá queda escrito

Mi propio consuelo Son tan bellas tus palabras Tan dulces tus sentires Tan frágiles tus recuerdos Y tan distantes tus besos Que por más que quiero Muchas veces no puedo Olvidarme de todo aquello De algún modo has sido mía Lo sé, lo noto, lo vivo lo añoro

Desde ese mismo día Mi corazón te pertenece Y por más que a otra quiera Cuando de amar se trata Mi corazón se enloquece No es sufrir es en forma grata Me hace ver que es a ti Como un capricho, sólo tú Parecieras hacerlo vivir Parpadeo y trato de ver Lo que tan claro está No he logrado comprender Si te amo de verdad Si es deseo el que me llama Es el dormir tantas ganas Esperar a ver si hay mañana O, sólo soñar en madrugada La realidad es que no importa Lo que si importa en verdad Es que un hombre que ama Lo haga de buena gana Sin medir si es retribuido Sin esperar hasta lo indebido Pues con la sola práctica El que ama sin esperar Siempre está de ganar Lamentos de guerras perdidas Hoy por ti, escribir me toca Me voy a decir cosas bellas De las que esperé cosechas Las que mi corazón anhela Se te complican los días Se te hacen largas las horas Y en la espera repetida De vivir como sin ganas

Siento que se te va la vida Y como ves no hacemos nada Sonríes cuando deseas llorar Y lloras por no saber amar Quizás sepas, no debo dudar Es el miedo que carcome Es el temor a los demás Son lamentos de guerras perdidas Y siendo yo un guerrero No puedo ni tampoco lo quiero Quiero, cuando me pienses, rías Cuando mis ojos miren los tuyos Aún dentro de esta gran lejanía Sientan el consuelo, el calor La dicha que produce el amor Y desde lo más recóndito de ti Comprendas mi modo de vivir Te acerques a quien te ama Ya ves, vivo soñando en solitario Esperando a tus sombras Esas, las que veo a diario Y me conformo, si, que remedio Lo hago pues por como te amo Es para mí el sustento diario Abre tus alas y vuela Dentro de la tormenta En el medio del caos Cuando la luz se había ido Y todo pareciera pecado En la penumbra incipiente Apareció de repente Desde muy lejos mi voz Y fue la energía tan fuerte Cual el llamado de Dios Saqué tu alma a paseo

Nos alejamos de todo Advertimos desde el cielo Un punto negro lejano Y era tan, pero tan pequeño Que al razonar los hechos Entendimos no valoramos Lo que de balde tenemos Lo que ambos merecemos Lo que todos esperamos

Quién sueña Sólo comienzo a pensar En aquello que deseo Cataratas de agua caen Embriagan mi cuerpo, pero Al no haber dudas Me arriesgo y despierto Allí estás, te puedo ver Te miro, me places, río Te disfruto, te amo Ya saciado, y en descanso Quiero volver a ti, te llamo Y veo a mi sorpresa Que a sabiendas te amo Debo seguir dormido Pues de mí te has ido

Un mensaje no enviado En la duda de mandar un te quiero De encontrar en vacío, yo también Estoy que casi por ello muero Por temor de perder el tal vez Y aunque no lo creas no me atrevo

Me quedo con la ganas de hacer Razona el corazón de un hombre Sin medir lo que pueda suceder Y espera del entorno lo conforme La ilusión de poder algún día ser El amor más ferviente y compañero Ese que desde siempre yo deseé Me intriga el presente y futuro El pasado, ése, lo guardo para mí Y si algo debo considerar seguro Es lo bello que registro por ti Me halagas cuando pierdes tu mirada Me halagas cuando dices algo más Me halagas cuando sé que me amas Y callas porque sé que hay alguien más Cuando se quiere amar Veo tu reiterado silencio Y por más que lo pienso No puedo entenderlo Comprendo que hablar Es expresar lo oculto Es sacar desde lo profundo El secreto que proteges El miedo que el tiempo teje Y que no permite compartir Lo que te pueda hacer sufrir Lo que muestre tu sentir O lo que desnude de ti El silencio se hace cómplice De la cobardía humana Se mantiene siempre firme Aunque a solas te reclama El mismo se asienta, calla Se apodera de la mente Y sin querer con él, hiere

Sí, hiere a los que te quieren Pues nadie penetra tu pensar Nadie conoce tu desear Ni nadie por ti puede soñar Se sueña con frases, versos Con aquello que conocemos Que pensamos no podemos Pero que sí nos dijeron El amor es todo un canto Es un verbo hecho prosa Es como aroma de rosas Es el juego de palabras Que debemos practicar Cuando se quiere amar Inoportuna mañana Como quien muere en la guerra Como quien nada le llama Como quien vive sin ganas Así me levanté esta mañana Siento un vacío inmenso Un hueco que nada tapa Una cavidad que socava Las ilusiones tan gratas Esas que en mi vivieron Durante el tiempo pasado Hasta que una vez murieron Al tú haberlas lapidado Labré fantasías imposibles Permanecí en ellas viviendo Supuse que todo sueño Realidad, se iría convirtiendo Que entelequia la del amor Que tontería tratar de ser yo El hombre a veces ama A la persona equivocada

Se hace ilusiones, para nada Cuando su voz, no es escuchada Te invité a vivir en mi mundo A volar a otras zonas A sentir del mar la libertad Y ser hasta otra persona Prometí ser tu mejor consejero Mostrarte la luz de cada día Y llenar tu corazón de melodías Donde el amor es primero Me llené de ilusiones Como lo hace un niño Cuando en sus oraciones Supone que todo es digno Y pedí sin medir el cuánto Exigí sin saber por qué Reclamé sin parar el llanto A lo que pedí, y no pude ver Me alegró tu voz Trato de pasar los años Como pasan las horas Que parten si darnos cuenta Y se van sin miran atrás Ensayo de mil maneras Lo hago y todo da igual Mi mente sola regresa Al punto de nunca acabar Idealizo silenciar deseos Menciono algo, no lo que veo Lo que mi mente proyecta Lo que mi cuerpo detecta Eres una mujer increíble Que aprisiona mi opinar Me haces ver lo posible Es el poderte enamorar

No oculto, me amas Lo supe cuando te vi Lo que en si me extraña Es que estés lejos de mí Tu voz es cual melodía Como fondo musical Que un poeta desearía Al sus poesías declamar Y ella, me acompaña En la soledad de mi vida Cuando mi tristeza no se va Cuando me haces falta Cuando miro hacia atrás No dejes de hablarme Llámame cada vez más Pues cuando lo haces Mi cuerpo vuelve a vibrar Por cómo sé, me vas a amar No razono tus líneas No recuerdo tu nombre No concuerdo tu cuerpo No merezco el dolor No me hagas sufrir tu amor Ven a los brazos que te esperan Ansío tenerte ya, sueño quimeras Las que no me dejan brotar El amor que por ti espera Que espera, espera y espera Cuando quieras Como ráfaga de viento Que viene en verano Recibí de ti un beso Un mensaje, un algo Y fue tan divino y delicado Que creció en mí el hambre

Ese que nació de ti Por todo lo soñado Tu voz acaricié Escudriñé tus mensajes Me asustó tu cordura Y vi, mi gran locura Tenerte como deseo Como sabes que ansío Como imaginas pienso Como sin dudas quiero Elevarte a las estrellas Calentar tu cuerpo Lejos contigo volar Sentirme allí, muy dentro Y despertar no como es Como pienso será La primera, la segunda Y de hecho cada vez más Me adelanto en el tiempo Otra vez me ubico Pues nada mas pienso Y presumo lo rico Todo eso de la nada De una simple bocanada De un dicho no expresado De un deseo oculto De un miedo intangible De una cobardía ajena De un esperar mañana De una vida pasajera De un decir, sí De un callar talvez De un saber que hacer Y no poder querer No se adelanta el futuro

La angustia de la duda Se hace día a día presente Por saber lo que depara el mañana Vivimos con ello muy conscientes Dejando de apreciar la realidad Qué importa lo que pueda pasar Acaso viviremos eternamente Mejor apreciar en el presente Y disfrutar del futuro después Cuando el mañana es la meta Se olvidan las cosas más perfectas Como la inmensidad del mar O el poder aunque sea un momento Vivir la pasión de los deseos Beber el manjar de los dioses Saborear el almíbar de tus labios Estrechar dos cuerpos no extraños Y al final poder uno al otro amar Ayer realicé que me he olvidado Me olvidé de muchas cosas bellas Dejé de vivir las cosas simples Pensando en futuro, en lo porvenir ¡qué iluso! Creer en el mañana Y no saber ni poder vivir Hoy, despierto quiero más No sé cuánto, la vida durará Por ello voy a disfrutar ya Lo que venga, ya vendrá Muchas cosas Un beso, un vaso Una lágrima Un llanto Un dolor de amor Un qué se yo De repente

Un fantasma Un hecho pasado Un algo oculto De nuevo, yo Lloras hacia dentro Con tus penas Sin decir Al menos un te quiero Presumes con ello Que quiero Comprenda el silencio O lo dolido Cómo te imaginas Que me siento Si mi mente No te encuentra Si busca de ti Otra respuesta Al dolor, la tristeza Que te agobia Ven a mi regazo Entrégate toda No dejes a la suerte Que un sabor Te comprenda Quizás te herí No me extraña En la vida lo hago Casi cada mañana Nada vale Suelo hacerlo Con todos Los que me aman Si te ocurre Puede ser Has traspasado El umbral

De las personas Para mí, Extrañas Ven a mí No me hagas Ya sufrir Que mi alma Está triste Pues al verte Así llorar La vida ya No vale nada Respondiendo con tu prosa Trabaja el hombre de sol a sol Esperando con ello un consuelo Sabiendo lo duro que viene Y lo poco que al final recibe En la última etapa de la jornada Cuando abre la flor sus capullos Encuentras en su forma refinada No sólo el aroma que es amor Dentro de su campo de espinas Ve de cerca lo que es suyo Es entonces cuando concibe La suave brisa de un día de verano Y sigue grabando en su mente Esperando del cielo un milagro Renunciando sus bellos deseos Sus supuestas y dulces palabras Generando hermosos sueños Con poemas de nunca acabar Suponiendo que al ser de ellos dueño Alguno a su amada le pueda llegar Y una a dos corazones alejados Que no se han podido entregar

Pero que sabe consciente ocurra Cuando menos lo pueda pensar En sus poemas vibran las razones Mismas que hacen palpitar corazones Y otras personas ajenas a todo Suponen que el verso es de ellas Amigo. Así, lo llamó un día su amada La sangre se pasmó, quedó espesada No hubo una expresión esperada Tampoco una demostración sincera Del fuego y la llama que queda Quemando cuerpos mentes almas Generando como hoy, dulces palabras Mismas que hacen mejores los días Que no pretenden pero mantienen El amor, el nuestro como melodía Pasión adormecida Como agua cristalina Mi mente está clara Sabe lo que quiere Lo que desea y clama Quiero hacerte el amor Con todas las ganas Que nacen donde hay amor Donde eres soberana Quiero llevarte conmigo A un rincón que sea florido Besar sin parar tu piel Hasta que sepas bien Lo mucho que te quiero Lo que un hombre sincero Que no te ha podido ver Te diga de una vez Que no es otra cosa La que en mente posee

Es hacerte el amor Tanto como lo desees Pues enamorarme de ti Como lo ves, no puedo Y si es amarte, tampoco Y es que me he vuelto loco De pensarte mas de una vez Lo de enamorarme yo sé Que no lo puedo hacer Pues es algo que ya pasó Cuando te vi la primera vez Melancólica comparación Te he comparado con cosas naturales Con las maravillas que son vivénciales Con los resplandores en el techo de los cielos Con esas luces que mis ojos ven de lejos Con la inmensidad del mar que se pierde En trayectos de larga permanencia Con la fuerza encabritada de los oleajes Cuando el clima reclama a los mortales Las heridas que por tiempo hemos hecho Te he comparado por años y aún hoy lo hago Lo hice con la indomable fuerza del amor Con los deseos de ver crecer a un buen hijo Con hermosos idiomas y su dulce melodía Que se emplean para poder amar todavía Lo hice por años, y como ves, no me detuve, Lo hice y me doy cuenta que me contuve Ahora al tratar de encontrar la similitud Veo en ti, mujer sosegada, que hay un gran virtud Eres apagada, silenciosa, callada, estoica Como el fuego que contuvo al Ave Fénix Que dio una nueva llama en el momento crucial Que de la muerte sacó vida y de las cenizas fuego Por ello veo que si te debo de nuevo comparar

Y no equivocar, lo debo hacer con lo divino Me doy cuenta no es posible, que con lo demás Eres una diosa que se haya fuera de lugar Que ha venido desde lejos a decorar mi silencio A mostrarme lo irreverente que son las demás Cuando uno te trata de comparar, igualar o más Eres como una diosa, eres el sueño deseado Eres el origen del amor, el premio más ansiado Adónde estás Como si fuera agua el viento Como si el sol me enfriara Como si la luna alumbrara Las dolencias que ya siento Voy caminando sin rumbo Sin saber a dónde partir Esperando, dando tumbos Hasta que te encuentre a ti Miro sin ver horizontes Como pescador de ilusiones Cuyas sombras de expresión Turba los rasgos de su rostro Cayendo en una inmovilidad En la que no hay retorno En que se viaja al infinito Y donde se pretende continuar Sin volver la vista atrás. Como si se parara el tiempo Por todo el tiempo que quiero Esperando no sé ni qué Pues no sé ni lo que quiero Permanezco así asomado A la superficie del silencio Esperando como un llamado De ese alguien al que aprecio

Me hiciste llorar Ayer me hiciste llorar Lo hice sin saber por qué Quizás el tono de tu voz El mismo que no escuché Sentí un llamado de allá De donde se pierde el viento Y fue tan cercano y real Robó todos mis pensamientos Se acerca la hora final Donde se pierde nostalgia Y se llevan al tiempo Mientras veo que ya vas Más que andando, corriendo No puede ser igual Estar a solas en el tiempo O ver a otro en tu lugar Que sabe si estás sufriendo Tan sólo quise decirte Que una llamada sirve Para expresar de lejos La razón por la que se vive Se vive cuando hay amor Cuando alguien nos importa O cuando es mayor Ver sufrir a la otra A la otra persona amiga A esa que uno ve camina Como perdida en la noche Como extraviada en el día Como si nadie la quería Cuando no se la conoce Ayer me hiciste llorar No sé si fue de alegría Lo que ahora he comprendido Es que el motivo

No es la valía Hablando en sueños Quiero practicar contigo Las cosas que me gustan Quiero vivir el sueño De aquello, lo prohibido Quiero despertar mañana Sabiendo que al oído Pude cantar el himno Del sentimiento humano Quiero que tus dedos Se unan a los míos Que nuestras manos En un acorde de placer Se transmitan sus deseos Quiero que me quieras Como nunca has querido Y que vivas el sueño El mismo que yo tengo Que nace con el sol Se duerme con la luna Permanece todo el día Y se agranda más y más Quiero seas la musa Eterna que me inspire Hasta que el tiempo llegue En su partida final Y mientras ocurra Lo que el mismo depare Vivamos en un sueño De nunca acabar Quiero seguir dormido Soñar y ser el dueño Y no tener en otro Que despertar

Porque lo que sé En él me has querido Tan sólo en otro sueño Se puede alguna vez lograr No llores al ayer, vive el mañana Caminas entre huertos La suerte que te espera No observas aciertos Ni vas viendo problemas Y en el andar, sumida Pensando en otros tiempos Pasas desapercibida Balcones que al viento Lanzan en manifiesto Sus colores y alegría Porque esta mañana Ayer en la noche Y hoy todo el día Transmiten sus ganas Como en una corrida Cuando el pueblo en fiesta Lleno de algarabía Va a ver al matador Va colmarlo de alegría Aunque luego la fiera En contraste motivo A lo que van los vivos Transigiendo la faena Pierda en la arena la vida Ayer como hoy Y hoy como ayer He visto a una mujer Que pierde su mirada Pues fija lleva la vista A los sueños de hadas

A los días de ayer Que fueron buenos Que algo dieron Pero que se extinguieron Y no se volverán a ver Gírate ya mujer, vuélvete Mira como te halaban Palcos llenos de rosas De gente que te ama En ellos hay un mensaje Te indican, no estás sola Te piden y hasta imploran Que no llores a escondidas Que rías de hoy en adelante Y que sigas riendo todos los días Cuando no veo tus respuestas Espero la llegada del mediodía Con la creencia de un encuentro Espero la llegada del momento Y no apareces aún a mi vida Sigo soportando la desidia Comprendiendo de a poco Lo que es o debe ser tu tormento Mantengo mis deseos callados Temiendo veas mis adentros Estoy hasta que explotan ganas Hasta que hiervo por dentro Me pongo a pensar en cosas Que hace tiempo no hacía Y descubro con simpatía El fuego vive, tiene llamas Como dueño de los sueños Que realizo en mi mente Como único y verdadero culpable De sentirme como me siento

Asomo algún pensamiento No lo que me quita la ilusión No lo que me llama tanto No lo que se sufre de una ilusión No lo que esconda mi corazón Apenas dejo ver en filigranas Brochazos que son mi presente Dejando oculto mi futuro O aquello que hoy son ya ganas Pedir una fantasía Quiero sentarme a tu vera Conversar algunas cosas Decirte con toda el alma El mal que me incomoda Quiero acallar recelos Unas dudas y toda angustia Que por tiempo han estado Dentro de mi agazapados Y por más que trato No he podido borrarlos Quiero tomar tus manos Como todo tu cuerpo Besarlas, acariciarlas Vivir lo que es nuestro Y llegar a tu espalda Para tenerte un momento En un detenido tiempo En el que las horas Tranquilas no desaparezcan Pero que dormidas Ellas permanezcan Hasta que saciemos amor Quiero entre todo lo que pido Poder hacerte muy mía No uno, muchos días

Para amarte otra vez Como la primera vez Y decirle a tus oídos Lo hermoso de tu risa Lo agraciado de tu amor Te haré llegar a las estrellas Y en ese hermoso viaje Dejaré descubras mi nido Y viviremos un soplido Que la vida no nos dio Y que aún te guardo yo No encontré respuesta Salgo de la sima en que vivo Buscando algún motivo Que llene mis esperanzas Sacándome de mi tristeza Busco rayos de nostalgia En la oscuridad natural Que mantiene alejada La sombra bella De un alma gemela Que comprenda mi sufrir Pasan las horas lentas Y no sé que hacer Si al buscar tú presencia Al hacerlo no te puedo sentir El silencio me trastorna Cuando creo es forzado Si al tratar de escucharte De leerte en algún lado De mirar tú risa grata De verte aunque sea de lado De leer alguna respuesta De soñar como he soñado Y me doy cuenta que de todo

De todo lo demás me he olvidado No sé si te amo como pienso No sé si te adoro como quiero No sé si te sueño despierto No sé si en tus sueños me he colado Esperando ser tu gran enamorado Me gustas cuando ríes desde lejos Me agradas cuando besas mis labios Me tienta entre tanto tu silencio Me irrita la falta de noticias Más cuando te busco y no estás Veo eres sueño nada más Me cuesta callar Cada vez que escucho tu voz Con la dulzura de su tono Cada vez que pienso en ti Cuando lo hago a mi modo Me doy cuenta de una verdad De un sentir aterciopelado Y es que, cómo he de olvidar Momentos donde me has amado Si fue una o quizás dos Si me amaste todo el tiempo Si me quieres como yo O es tan sólo mi pensamiento Eso, importancia no tiene Pues como ves lo que más duele Es que escribo sin decirte nada Te hablo sin que me entiendas Me entiendes sin que te hable Y en el acumulado de evasivas De las muecas muy escondidas De los gestos placenteros De los deseos más ansiados De los vocablos callados

De lo que decirte, sé, quiero Soy hoy casi un prisionero Pues sé que hablar no debo Como también estoy seguro Que callar, en verdad no quiero Siguen siendo tuyas mis palabras Oigo la música y mi corazón vive Las palabras que escucho con ella Hacen renacer momentos idos Son sentimientos que dan calor Que permiten volver a creer En aquello que un día llamamos amor Las palabras que brotan de otras bocas Se hacen presentes y nos dejan ver Por como entran en nuestra mente Que la vida no se ha acabado Que estamos otra vez, en el comienzo En la mitad o en el mismo punto Que una vez sirvió de arranque Para encender hogueras, pasiones Esos días que nos llenamos de ilusiones Que no éramos niños sin embargo La ingenuidad gobernaba la mente Aquellos hermosos momentos idos En que creíamos en mucha gente Pensando que la vida era simple Y por lo tanto estaba bajo mando De un simple deseo, de nuestro comando Sigo las notas musicales escuchando Y como un rezo al Dios supremo Van formando ideas que de a poco veo Será que el amor no tiene edad Que uno quiere más con los años Simplemente el volverlo a pensar A creer, a sentir, a esperar y desear

Nos regresa de inmediato a otros años Aquellos en que nada nos preocupaban Esos especiales que nos hicieron forjar Mismos que doblegaron nuestro carácter E hicieron de nuestro futuro un cerco Una base férrea, como un monumento Al que debíamos alabar, emular, llegar Hoy puedo a través de esta música Sentir que puede haya otros colores Que dominamos y conocemos el pasado Pero que aún entrando ciego al futuro Me gusta lo poco que él me ha develado Si no es para ti, ¿para quién? Preguntas con dudas si eres la musa Planteas cosas que nunca pensé Formateas un programa desconocido Mismo que jamás imaginé Las flores que nunca llegaron Las cientos de carta que no mandé Las palabras que no nacieron El sentimiento del que no te hablé Supongo fueron culpables De lo no hecho por mí ayer El hombre se reprime, se acobarda Como fiera de caza se agazapa Sabe lo que pretende lo que ama Más como mar sereno, en calma Espera, vigila, considera y clama Y a la presa que es suya la reclama Lo hace cuando el tiempo lo indica Lo logra cuando el cuerpo lo quiere Lo disfruta desde que el pensar vive Y luego lo obtiene, hasta que muere Tengo hambre de ti desde siempre Pienso que desde antes hasta de nacer

Lo mismo me ocurre con la sed De beber tus besos y todo tu vergel Esto no es una de las rutinas Que acaba con los amores Es quizás una aletargada voz De algunos separados corazones Que despiertan una mañana Y miran como ciegos su derredor Pues no encuentran los motivos Que debieran ser el más puro amor De nuevo callo mis quejidos Como lo he venido haciendo Sí, tú lo sabes, es sólo contigo Donde ahora tengo mis sentidos No sé ni qué decirte Tu tristeza me conmueve A niveles insospechados Y es que contagias mi mente Con tus dolores indeseados Quisiera ser tu ángel guardián El ser que cuide tus sueños Que te proteja de todos Y te colme con mil besos Quisiera entrar en tu mente Quedarme en ella viviendo Cambiar de pronto tu suerte Y no verte más sufriendo Quisiera,¡cómo quisiera! Decirte lo que mi boca calla Llegarte como ese agua clara Fresco torrente de cordillera Y entre lo que quiero y puedo Entre lo que puedo y quiero Entre lo digo y callo Entre lo que tengo y pido

Entre lo que nunca he olvidado Entre lo contigo vivido Entre lo contigo soñado Entre lo que me es muy querido Y lo que pienso como ansiado Surgen tantas cosas nuevas Tantos posibles atajos Tantas dudas que se aferran Tantos amores callados Quisiera sin decir lo que quiero Sin pensar en lo que ansío Sin sacudir tus penas Sin encontrar el desvío Que eres más que una reina Menos mortal que una diosa Más almizclada que una rosa Y más deseada que la vida entera Cuando cantas a mi oído Llegan tus palabras Como acordes musicales A esta alma solitaria Que agradece como siempre Lo expresivo de tu amor Llegan a lo más profundo Marcando surcos y rumbo Por todo el sentimiento Que expresa tu corazón Llegan y se asientan Esperando mejor momento Como lo hace el buen vino Cuando descansa en bodegas Antes de poderlo libar Y se quedan despertando Ilusiones que eran pasajeras Que iban a otros rumbos

A donde no lo sé ni yo Llegan tus palabras Junto a recuerdos imborrables Que han sido los momentos Más hermosos de mi amor Llegan y las mismas se quedan Como lo hace siempre El mar en la orilla de mi playa Que retorna, que te espera Que pareciera ser otro Pero sin embargo, él se aquieta Hasta que lo pises descalza Penetres tu cuerpo entero Y sientas con aflicción Como siente mi corazón Que de ti es prisionero Por lo mucho que te quiero Un dulce presentir Besar de tu boca los labios Sentir el palpitar de tus dedos Querer ser el aventurero Que explore todo tu cuerpo Ver el fondo de tus ojos Saborear tus dulces mensajes Entretejer tus finos cabellos Enamorarte durante el viaje Ser tu amante y señor Dueño de todos tus sueños Esclavo de todos tus gustos El que te diga mi amor Vivir con un pensamiento Una idea fija sólo en ti Sentir hasta remordimiento Por no ser dueño de ti Quisiera ser eco de tu onda

La cobija de tu piel Los oídos de tu trova Y el agua tibia de tu llanto Soy la sangre que recorre El monte de tu arrojo El que no sabe tu nombre Y el dueño de tus ojos Soy, quien soy y nada más Uno que te ama, más y más Que perdura, que te clama Y calienta solo la cama Pero qué quiero de ti Qué estoy al fin pidiendo No lo sé, sí entiendo Y es que contigo quiero Drenar lo que siento Como estando sola Oye, escucha la voz de mi conciencia Detén la fuerza de los mares La inquietud que ejerce mi presencia Y acepta mis palabras como salen Tú, no te sientas ajena a lo que digo Tan sólo un corazón como el mío Descansa cuando expresa verdades Y siente paz al vivir sus realidades Hoy, es contigo que hablar quisiera Veo, que te crees como estando sola Cuando la gente toda te admira Y al hablar de ti hasta hacen olas Estoy seguro que tú lo sabes Que todo lo que ocurre, conoces Que pretendes cambiar los caudales De ríos tranquilos de agitados mares Cuando te canses de no hacer nada Cuando tu verdad sea la que llama

Alza tu voz, grita un suspiro Y verás a cientos de tus amigos Correr en busca del llamado Ese que has olvidado en los años Pero que a veces no es ni necesario No lo dudes, te quiere quien te ama Quien lo dice, quien lo calla Quien te mira, quien te halaga Quien te ve de forma sana Y el que conoce tu alma, No solo te quiere, también te ama Un canto público Quieres que cante tu amor Que reviva las cosas más sublimes Me pides que diga lo mejor Que tengo como memoria que vive Acaso pretendes olvide lo de ayer El pasado para mi es sólo un día Supones que la vejez sea mi agonía Y olvide los momentos más deseados No seas tonta mujer, nada ha cambiado Si a veces callo es por la simpleza De tomar hábitos prestados Callar no es el lenguaje propio De éste que te admira por los años Lo que ocurre es que la edad Me ha enganchado ya cansado Y mi voz se arrastra con el tiempo Acallando penas sueños y sufrimientos Eso no quita que la verdad prevalezca La conciencia de un primer paso Que lo no dicho es solo un caso La verdad mantiene mi ánimo Tu presencia me sirve de estímulo Reconozco que he estado callado

Sin embargo te declaro mi amor Más que nada por como me has tratado ¿Sería sueño? Hoy tuve un sueño Llegaste a mi sin disimulo Tuviste la paciencia de esperar Y mi mente calló, cual mudo Tus ojos comenzaron a hablar Destellos que abrieron mis cielos Sentí en el fondo de mí ser Algo así como fuego del infierno Fundiste la pasión de mis pasiones Atrayendo a mí muchos recuerdos Despertaste a algo que creí muerto Y voló renovado con tu amor Hoy tuve un sueño No quise despertar del mismo Jamás capté ese gran cariño Que mirando tus ojos me brindaron Y dormí ese sueño tan deseado La noche que tus ojos me obsequiaron Disipa tus dudas Te asomas de nuevo a mi vida Y hoy te veo llenas de dudas Lo haces como si fueses extraña A las puertas de mi alma Y preguntas ¿acaso dudas? Siendo como eres un ser que ama Que antes de ver sientes, clamas Que poco se te escapa Muy poco por no decir nada Me doy cuenta de cosas extraordinarias Has crecido en la orilla opuesta

Se te olvida de este lado la presencia Cuando alces tu mirada acostumbrada Encontrarás a mucha gente que te aprecia Se contagia la envidia y el egoísmo Se convierten en islas o en istmos Y si no abres los tornos de tu cielo No podrás ver la luz de tu lucero Te llenas de dudas por temor Te haces sentir fría como el viento Es la luna que copia tu calor Como luz propia del cielo Cuando sabes, eres el sol que quiero No desdigas que eres todo un huracán Sé, que el calor lo llevas muy adentro No dudes más, se ilumina tu camino Y con ello puedes de a poco ir apreciando Distinguiendo la luz de las tinieblas Apartando pesadillas siniestras Ama, como tú tan sólo sabes Ríe, como tú tan sólo puedes Quiere como tú tan sólo sientes Siente como todos sabemos quieres Cuando te supe triste Veo que han herido tus alas Que han golpeado a tu ser Te han hecho mucho daño Y eso, sí que no puede ser Quedarme estoico no puedo Me he enterado, me duele Un hombre así ya no merece Que le digas, yo te quiero La soledad hoy nos asusta Nos acostumbramos a ser El eco del que se quiere Y tememos no volver a ver

La soledad es algo notable No recordamos otros daños Más cuando vemos a los años A veces vemos es deseable Es un mal, a veces nos toca Pareciera ser como la muerte Y cuando soltamos la boca Vemos, ya estuvo presente Se quiere y se ama con todo Con lo real y lo que uno imagina Y tú, con tu sonrisa divina Que has amado a tu modo Me entristece tu dolor Saber que lloras de noche Que tu mundo ha cambiado Pero sé, que vas a estar mejor Pues el que dejó que volaras No imaginó que sola lograras Estabilizar tu naturaleza Y volver a ser quien eras Eres nuestra ave matutina Que iluminas con tu canto La soledad de la noche La tristeza vespertina Aquél que no supo lo que tenía Que cambió el oro por plomo Como en tiempos de moros De todo aquellos que desconocían No merece tu presencia Ni merece de tu amor Quién ha dicho que egoístas Nos puedan hacer sentir mejor Quiero sepas una sola verdad Cuando Dios hizo tu horma Los demás humanos celaron Tu dulzura fue una nada más Lo digo no por cumplido

Por ese decir que solo se va Lo digo por que lo siento Y es lo que cuenta en verdad Deja que el llanto se aleje Los sentimientos digan verdad Que el tiempo en ti madure Y sigas siendo reina de los demás Amando, sin saber, sabiendo, te amaré Quiero lanzar una frase que llegue a tu oído Quiero expresar cosas que están conmigo Quiero sientas lo que mi amor construye Pidas y quieras el gran amor que me fluye Ayer fue un día que pasó sin darme cuenta Las horas caminaban a mi lado sin verme Era tanto el agobio de vivir, no soportaba Estar como estoy, muy triste y lejos de ti Hoy que consciente miro hacia el futuro Me encuentro con gente, noto su lado oscuro Y pretendo pasar como lo hace el viento Sonando tan solo, yéndose muy contento Mientras al no ver tu sombra, ni cuerpo Presumo que aunque parezca vivo estoy muerto Sino, en la fosa que en la que a veces pienso Sí, en el cuerpo que mirando el firmamento Tan sólo espera u na luz, un rayo fugaz Una voz aterciopelada que venga a amansar La sed que calme mi oído, la verdadera paz Que se logra cuando lo vienen a uno a amar Me he puesto a pensar en cosas triviales Me he puesto a pensar en cosas reales Las unas me hechizan, me llenan de contento Las otras dan fuerza a este amor que siento Y cuando debo escoger entre una u otra Aspiro al que más, no con una nada más

Te quiero, porque sin ti siento un gran vacío Te amo, pues no sé como verter el fuego Te odio, pues como apreciar de ti lo primero Sin saber que te quiero sin saber que te anhelo Sin aborrecer tu lejanía, la distancia y los días Sin saber cuánto me gustas, y si no me odias Pues te escribo, recibo del correo un mata sello Que dice, que no se ha podido el mismo entregar Pues el mensaje no tiene dirección, ni nombre Acaso el cielo no sabe a quién amo, a quien quiero Repito como por años lo he venido haciendo Te escribo, no sé ni me importa quien me lea Pero sí sé, que voy a formar con todas las memorias De más está decir que nos llevarán a la gloria El sueño ése que estoy seguro una vez tu despiertes No se perderá por falta de dirección, ni de nombre Cuando tú lo hagas y alguno de mis mensajes Por el destino y no el por cartero, tropiece tu corazón Seremos amores eternos que irán más allá de la razón Amándote en el invierno Así como el agua se enfría La sangre la emula también El calor de hacerte muy mía A ése, jamás renunciaré Morirán las hojas y los peces Las ramas dormirán después El mundo se verá pasivo De frío al nevar otra vez El panorama sombrío pareciera El paisaje de un polo normal La soledad será la que impere O tú el amor me entregarás Así como hice en verano En otoño más tarde también No pienses que en el invierno

El frío me haga temer Te he dicho de mil maneras Lo que pienso en la vida hacer Te he repetido al cansancio Que de ti no me olvidaré Quisiera vivir la primavera, No tener que esperar el final Sentir que la sangre me fluye Y que no sea la mía nada más No dudo que tu amor está vivo Que me haces feliz al pensar Que callas por mera cobardía De saber me puedas amar Qué quieres que te diga Que calle y tan sólo conciba Que si una mujer no cocina En la cama no sepa amar Sé que amarás como golondrina Que tu cuerpo calentará el mío Que tus brazos rodearan mi cuerpo Y que tu boca saciará mi sed Encenderás con tu cuerpo el fuego Derritiendo el frío más cruel Haciendo que tu amor sea anhelo De éste que te invita a ser Te invito a ser mujer de mis sueños Realidad de mi propia existencia Seas, la locura de años ahogada Con la fuerza de tu amor real Sigo admirando el frío del hielo Lo hago al ver lo que él tapa Recubre un poco la madera nata Más permite renacer luego el fuego Lo verde de las nuevas hojas Lo rojo de las flores bellas Lo amarillo del sol radiante Y lo eterno de un amor real

El camino del caminante Una mezcla de sentimientos Se apodera ahora de mi mente Una invasión de grandes dudas Gobierna cada movimiento a dar Quisiera que una parte de mi vida De algún modo me ayudara a notar La incertidumbre que me invade La cobardía que se presenta Temor a hacer daño, o les duela Por hacer cosas que uno ni sueña Estoy consciente, sin duda he sufrido Tanto que mi cuerpo sigue adolorido Estoy consciente que me he perdido Pues ya no me acompaño de amigos Como hice en el camino del pasado Ese mismo que mantengo guardado Y que como ese otro barco anclado No tiene, ni va a destino fijado Se acerca la disposición del tiempo Página final emanada del cielo Y sigo sin entender el comienzo No sólo eso, me perdí en el camino Consulto con seres que quiero, amo Si es por alguna debilidad que lo hago Veo que los haré sufrir, no lo concibo Lo que me ocurre seguirá conmigo Y lo que suceda, lo veré en mi camino Asomándome entre las nubes Aburrido, levanto la mirada al cielo Y con una arrogancia desapasionada Al fijarme, descubro un rayo de luz Es una imagen que mantengo guardada

Defino, el fondo de color celeste claro Estaba todo envuelto en manchas grises Entre otras cosas, se premonizaba agua Sin embargo al prestar atención Noté, que allí, aunque oculto, Él estaba Abriéndose paso se dejaba ver Irradiaba una fuerza de luz Que del fondo del gris, brotaba blanco Un blanco que podía ser su capa El vestido de luces de Dios Quedé impresionado por la vista Por la majestuosidad de elementos De la calma que trajo a mis tormentos Y la idiotez en la duda a Él persista Recuerdo complacido su hermosa brillantez Revivo y les digo la fuerza de su color Me extraño y digo lo imposible de creer Lo afortunado, y lo que ésa tarde vi yo Despierta amor del olvido Cuando callas llenas de dudas a mi amor Al hacerlo, de mis lágrimas se nutre el mar Lo Pones en dudas y me haces creer, no soy yo Ése, éste, yo si soy quien en verdad te pueda amar Pareciera ser como si el hombre en sí quisiera De todas las mujeres a aquella que sólo domina El innecesario, El arte pueril de la cocina Cuando la otra verdad es ya mí quimera Te amo y tú lo sabes más que bien Lo hago al pensar como bien suelo Cuando en ti pienso o cuando duermo E inclusive cuando sopla el viento Cuando con ello trae a mi memoria Los años que se han ido de mi lado Esos que se han de algún modo perdido Pues tú con tu silencio los has dormido

Amor siento que hoy me has tocado Con el roce cariñoso y muy aterciopelado Que produce el amor que tienes represado Pienso que al final ya lo has develado Cocino en mi mente palabras cálidas A sabiendas que tú hoy las digieras Como ves empleo tan sólo ingredientes Para mostrar mi alma y corazón ardiente Que espera la inusitada llamada del alma El dulce bocado terrenal que anhelo Y colmarte pronto con millones de besos Pues aunque no lo creas, amor, te quiero Algunas veces, hay que decir No sé si te he dicho cuánto Si mis labios se abrieron cuándo Si mi mente se cansó de tanto Y si mi corazón pueda aún Lo que estoy claro vida es que Si mi silencio durmió tu amor Si tu cuerpo se enfrió de tanto Si tu mente me de dejó de lado O si tu amor se alejo de ti No ha sido culpa toda mía Ni tampoco de mi abandono Ha sido, sólo por cómo te adoro Que ya no sé ni qué decir Te amo en silencio, y a lo lejos Te amo en mi sueño y realidad Te amo como sabes que te quiero Te amo y ésa es mi pura verdad Con esto me conformo No sé si mañana será un día más claro Si las cosas las pueda entender

No sé si en otro mañana yo exista Como tampoco en supuesto caso de estar Puedo imaginar, lo que pueda hacer Con los golpes aprendí, el futuro Es tan sólo, lo que pasó ayer A la vez, el pasado tan solo sirve Para a los muchos errores, reconocer Y desdoblando todo lo que es tiempo Con los años me he dado cuenta qué Se vive, sin uno poderse dar cuenta Que lo hacemos dentro de una mentira Lleno de sueños imposibles de ver Cuando es en presente, lo que tenemos lo que debemos hacer valer Esto que vivimos y con ello vemos Como por ejemplo y sin medir más La realidad de estar con vida De poder conocer y a la vez reconocer Sentir, amar, y admirar esta maravilla Poder vivir, amar ser amado y nada más querer Un hombre con fortuna Cómo sentirme abandonado Sabiendo que sí estás y que de ti me he enamorado Si esto no te lo hago llegar Quiero transmitir mi onda Las palabras que mi pluma Disfrazan con ternura Lo que en mi mente ronda La dulzura de tu voz Penetra en mi corazón Abre las cerradas puertas Que tiene preso a mi amor Y es tan tierna tu mirada

Que cual seda se resbala E irrumpe en todo mí ser Sabiéndote ya como mi amada Cuando rozas mis pensamientos Con lo poco de ti que recuerdo Me haces sentir que la llama Encendida una vez, no se apaga Si viajas a mí con el viento Como ave en busca de su nido Pronto sentirás lo que yo siento Cuando de amor hables conmigo Me ocurre que si calla tu presencia Una angustia me acosa Sin saber ya que otra cosa Pueda suprimir mi dolencia Te amo, cuando abro los ojos Lo hago, cuando tú no estás Te quiero, es que sin ti no puedo Disfrutar, ni siquiera la mitad Veo que mi canto te entusiasma Que las voces que te llegan Pareciera que al fin te halagan Eso me hace ver, hay un mañana Sin tu abundancia Siento que mi calor se alejó Cuando te fuiste de mi lado Un frío dejó mi cuerpo helado Por ello, mi corazón se durmió Me llena el aroma que dejaste El placer de sentirme tu amor La dulzura que sale de tus besos Y la esperanza a un algo mejor Me place el olor de pasado La inquietud de tu desnudez La corrupción de tu encanto

Que me llenan a más no poder Me intriga tu piel, esa cubierta Pues la que veo me entusiasma La que vive bajo la sombra Es la que mi cuerpo más clama Y en el descanso injustificado Que nos viene a obligar el tiempo Respiro aires viendo lo complicado De este amor callado que siento Y rezo, sino lo hago pienso Pues un pensar es un ruego Que un hombre hace sincero A quien lo escuche primero Mujer de activas tardes de toros De calles impregnadas de gente De palacios, llenos de coros De noches, esas que paso silente Recuerda el sentir de un hombre Y al hacerlo no te olvides de venir Pues si permites que te nombre Serás muy pronto mi porvenir Misiva al viento, a un amor pasado Sufre un corazón con una desgarrante herida Sangra como lo suele hacer un alma dormida Invadido de un dolor que no tiene sentido Pues cómo puede sufrir si es tan sólo su amor Al que de una manera no real, lo han herido Llora un cuerpo, cuando sabe el pensamiento Que un sentir lo ha de un modo traicionado O también si no se sabe el hombre amado Que antes, a cada momento lo colmaban Con halagos, con sonrisas, con lo deseado Si es verdad, me siento triste, por mí, por ti Por lo que sufrí y que dices no me hiciste Mi cuerpo y mente me han abandonado

Así como ya lo hicieron antes mis sentires Sé y me consta la tristeza es mala compañía También puedo creer que lo perdido un día En el camino donde se pierden las almas Las no buscadas, quizás al voltear las caras Nos miremos ya no altivas, si de frente Y volvamos a sentir a vivir en presente Lo que en pasado disfrutamos sin reparos Me cansé, si, es verdad, soy muy complicado Sabes, también te amé como pocos han amado Y si el fuego no apaga la llama de la vida De seguro habrá mientras ésta esté encendida Un retozar, un reparar, o quizás un adiós No sé, me entristece pensar en la realidad Dejaré al tiempo sirva para con calma contestar Lo que no me apremia, y tampoco puedo dominar Sueños y realidades Quisiera ser dueño del mundo El amo de la verdad total Quisiera llevarte conmigo A donde nadie te pueda llevar Me imagino, será un lugar Muy pero muy especial Un sitio sólo soñado Que quede dentro del mar Un lugar tan precioso Que sea difícil igualar Que tenga espacios grandes Ventanas para admirar Las aguas de los mares Y desiertos en la mar Un lugar con mucho espacio Con adornos de cristal Con las estrellas de adorno En unas ventanas sin par

Un sitio de ensueño En el que ambos Nos podamos amar Un nido para dos palomas En una altura sin par Quisiera no fuera un sueño Sino hacerlo realidad Llevarte, siendo tu dueño Para enseñarte a amar Quisiera tenerte cerca Acurrucada a mi piel Mostrarte cuanto te amo Y escucharlo de ti también En este sueño no imposible Te mostraré mi aposento Para que cuando me aceptes Veas cuan contento Un hombre y una mujer Son capaces de hacer Que un sueño se realice Pues aunque sé que no te dije El lugar ya lo encontré Hace falta tu presencia Me hace falta tu calor De lo demás no te preocupes Que de eso me encargo yo Si me lees, soy afortunado A veces distraigo mi mente en tu recuerdo Lo hago pues es tanto lo que sé, siento Que dejar las cosas bellas dormidas dentro No alimentan, consuelan ni dan contento Así, en el camino sinuoso de la inteligencia Me pierdo, cada vez uso mi conciencia Y me extravío en busca de fantasmas Pues la quimera realidad no me contesta

Rozo los confines del mundo con locura Esperando se despierte en ti algo de ternura Para que una vez presente se apiade De un amor real, silente y a él lo ames Miro de frente tus ojos: faroles permanentes De esa gran oscuridad que en mi vive presente Esperando de ellos un consuelo, un te quiero Una palabra que denote el mismo sentir Como la que en mí ese día nació por ti Me canso de esperar lo que nunca llega Pues al pretender en ti algo cambiar Me doy cuenta es y será mi quimera Sin embargo, no se ha visto mares sin barco Cielos sin aves; sin flora montes o valles Ni tampoco un amor sin acompañante Se ama, cuando te quieren, te aman, Se vive, cuando se conoce la trama Se llora, cuando se muere o se acaba Por ello, mientras haya luz en mi ventana Mientras mi corazón sienta estas ganas Mientras vivas y aunque no digas nada Estaré esperando, con la paciencia y calma Que debe tener un hombre por una mujer No por cualquiera, sólo, por aquella que ama En su momento Sin respetar la agonía Sin tomar en cuenta Cosas que en su andar Puedan o no dañar Vemos, corre el día Impertérrito anda Mecánico por demás Dejando secuelas Que no se irán Con su partida

Sin ver las horas. El tiempo pasa, Los minutos decían. Y como corren Sin mirar atrás Se olvida de lo demás Cae la noche El sol se acuesta Duerme el hombre Y cuando despierta Poco o nada recuerda Sin darse cuenta Al hoy, hace fiesta Sin detenerse el día Me entraron ganas Y mientras se iba Me paro de la cama No veo el ayer No imagino nada Sigo la ruta Me inundo de ansias Despierto de sueños Donde nacen esperanzas Elevo mis ojos Miro al mañana Y al fin ya despierto Encuentro el motivo Pues sabiéndome vivo Colmarás mis ganas Si yo te lo pido Sigo solo Lobo solitario perdido en el mar Sediento de ganas de poder amar Vivo empapado de noches vacías De días humildes de tanto esperar

Tan sólo la luna conoce mis penas Las noches viajeras que nunca terminan Que escuchan mi voz gritarle al mar Se hacen cómplices de mi soledad Pues aunque me doy cuenta, no lo creas Ni al sol yo le he querido hablar Del mal que me aqueja, dolor sin par No lo hice pues no me gusta verlo llorar No imaginas a un hombre sin puerto Sin compañera, sin meta en la vida Lo que sufre, cuando no admira O vive sin alguien por quien soñar Y ahora que conoces mis pesares Eres partícipe de mis dolores Cómplice de mis quejidos Y amante de mis pensares Quiero compartas las noches conmigo Pues no sólo quiero ser tu amigo Quiero ser el socio de tus aciertos Y el amor más correspondido Hasta hoy, dejé mis lágrimas de soledad Llenar no éste, todo océano o mar Desde ya, quiero por ti, mi vida cambiar Flotar de esta angustia mortal Y entregarte un cuerpo valiente Que supo esperar en el tiempo Hasta tu llegada, hasta el encuentro Que un día como éste nos unió Permitiendo vivir lo soñado Por años, por un lobo solitario Que paciente, le entregó su alma Al Dios Eros, aguardando con calma Teniendo presente que sólo se ama A una mujer, una que encienda la llama Como lo hiciste hoy, esta mañana Al asomarme y verte a la ventana Y saber que eres la mujer que se ama

Cuando se vive y clama Sediento de besos, y lleno de ganas Viendo un mar sin ti Todo el día te entregué mi atención Mi mente y cuerpo te regalé Y es que has sido como una oración En la que reza un hombre a una mujer He limitado mis ganas sin fuerza Refrenando del todo mí querer He matado al hombre que admira Pues yo si sé, eres una gran mujer He soportado el verano impasible Sufriendo despierto el sueño de ayer Has penetrado de manera increíble Mi perenne soledad, mi modo de ser Como ves, he dejado todos mis pecados Lo hice, al dejar la orilla, están amarrados Pues teniendo una diosa marina El diablo se aparta, si ella lo encandila Y como no quiero perder un instante Del rato tan grato de verte una vez Me hinco de rodilla con vista al levante Esperando ese tan ansiado instante Me dejes besarte y amarte después En el velero Estamos absortos en miradas Que se van alejando de un punto Mismas que siempre comienzan En nuestros deseos ocultos Bajo este cielo estrellado En la soledad de un amante Levanto mi vista un instante Y encuentro que me faltas tú

Tengo en verdad tu cuerpo Admiro sin parar tu figura Veo sin detenerme tu postura Y detallo que todo lo quiero Bebo un sorbo de mi copa Tratando de llenarme de fuerzas Pues la sonrisa de tus labios Atrae mis ansias con fuerza Mantiene su ritmo el mar Nos eleva, luego, nos aplaca Nos muestra que el agua espera Esta noche seas mi amor y compañera Irrespetuoso, tomo tu mano con gracia Al hacerlo, beso tus dedos sin pausa No sé cómo controlo a mi yo interno Debes saber que como hoy estoy, ni puedo Y quiero entregar los deseos de mi alma Ya que te amo como nunca lo he pensado Con la mente, mi vida y mi cuerpo Por ello déjame llevarte a la cama cielo Para demostrarte cuánto en verdad te quiero Mis lágrimas Viene a mí la distancia sobre el tiempo A traer recuerdos que me excitan A decirle, a clamar a mis pasivos oídos Que es a ti a quien mi corazón grita Amanezco con las sombras y el recuerdo Con la presencia de un halo y lo siento Es algo dulce, que llevo tan adentro Que sin ti, parece la vida un tormento Me alejo del querer y el pensamiento Como lo hace la aurora de la noche Y estando ya una vez allá a lo lejos Lo que me nace es sólo un reproche Ando a solas en lo alto de las nubes

Mirando desde arriba a tus modales Llueven mis lágrimas a caudales Y confunden mi llanto con la lluvia No olvides mujer morena o rubia Que no son gotas aquellas que te mojan Son el reflejo de un alma que denota Que grita, que llora, te busca y te canta Y seguirá haciendo hasta que su garganta Apague el dolor que hace la distancia Serás la amada Cuando se habla sin saber Lo que el corazón persigue Uno de lejos no puede ver Ni entender lo que se quiere Cuando se calla un sentir Por miedo a exteriorizar algo Enmudece un corazón solitario Sabemos el silencio no sabe mentir Cuando se mira al cielo Cuando se ve al pasado Uno de a poco va encontrando Lo que ansía en los sueños ¡Grita con la fuerza del amor! ¡Salta como mariposa en flor! ¡Sacude de tu alma sentimientos! Y haz hoy un descubrimiento Pues si amas con la verdad Con el carisma ya prisionero Serás no un amor de más Serás el amor del mundo entero Pensé en ti Tan sólo pienso en ti Cuando me aferro

Tan sólo pienso en ti Cuando, cuando recuerdo Que el mundo ha llegado a su final Todo en la vida me da igual Sigo como estando en un desierto Tan solo pienso en ti Y me refresco Tan sólo pienso en ti Y me recuerdo Que todo lo que es gris Tú llenaste de colores para mí Te fuiste de mi vida hace un tiempo Tanto que ya ni recuerdo Mataste la ilusión que yo tenía Hacerte luz de mis noches y días Y en cambio de lo que de ti quería Fuiste no una mala compañía Al final fuiste la peor Pues fuiste la ilusión que se murió Todo es posible Cada vez que miro al cielo Un trozo de él me falta Busco por todos lados Y por más que insisto No sólo no lo encuentro Otro más se ha perdido Quisiera dormir y despertar En un nuevo panorama Para así, poder reencontrar Lo que ayer tenía y hoy no Supongo que es una utopía También hay que reconocer Que de igual manera Fueron las cosas en el pasado Cuando lo que hoy vemos

Nadie lo dio por imaginado Es una esperanza, un consuelo El ver que lo oculto Se puede descubrir, ver Y sobre todo entender Hacen falta tantas cosas Que uno no se imagina Lo que se puede hacer Con aquello que no está Pero que de un modo especial Vendrá, volverá, se quedará Mientras, sigo de igual modo Con la mirada fija en el cielo Armando la nada, mis sueños Esperando despertar y ver Que todo está en su lugar Y ya nada nos puede faltar Todavía preguntas Se llena mi corazón con ilusiones Cada vez que recibo tus señales Y es grande el espacio que ocupan Pues tardas en volverte a mostrar Ayer, como siempre me preguntas Si te escribo, si es a ti nada más Hieres con ellos a mis sentidos Sabiendo que te aman cada vez más Te refieres a mí como a un amigo Como si eso ocurriese en verdad Veo confundes, amor con amistad Sabiendo que soy y seguiré siendo El que con deseos más te ha querido Te plasmo este mensaje que es virtual Hasta que reacciones y respondas Con tus besos, tu entrega esperada El sueño que sé, convertirá en sagrada

El pacto de amor, de mi verdad Sabes por siempre que te he amado Como se ama a una mujer nada más Mis labios hoy permanecen cerrados Hasta que te decidas a mí entregar Tu mente ya me pertenece, tu amor Sé, que lo he logrado al fin despertar También que el miedo a ser amada A que alguien te abra tus sentires Te asusta y hasta te da miedo pensar Pero no pretendas que muera mi amor Para complacer o temer a bocas ajenas Que jamás supieron ni vieron la flor Que existe entre dos cuando hay amor Y siempre vivieron cargando sus penas Te amo, como se hace sólo en novelas En esas que nada más tratan de amor Y sé que mi sentir supera a todas ellas Pues esto que siento por ti, si es amor Amor, que espera con serenidad tu seña Que paciente aguarda por años y años Y sabe que al final estaremos los dos Viviendo un largo verano Sigo ll-amándote Cómo se puede vivir en silencio Cómo poder escuchar el dolor Si ni siquiera gimes por ello Cómo puedo saber de ti, yo Si lo único que hago es esperar Y por más que espero, desespero Desespero al no ver que me hablas Al no escuchar de ti, lo que sientes Lo que callas, bien sé, por temor Callas por temor y miedo a querer Callas por no saber qué hacer

Callas sin permitirme te revele Lo que tu corazón sí quiere Que te lo ha dicho mil veces Que la vida es una y cuando se va O se pierde la juventud, las ganas La carga se nos hace pesada A tal extremo que nos ahoga Pues estoicos vimos pasar la alegría Y la dejamos correr sin vivirla A quién luego contaremos el mal Con quién compartiremos soledad Cuando nos veamos culpables De haber matado una bella esperanza Responsables de obligarnos a un dolor No respondes, no importa; sigo ll-amando Pues como ves igual te estoy amando No digas que es un capricho nada más En años, jamás un capricho trasciende Si es una sola mujer la que a uno enciende En tu ceguedad no distingues la verdad Nunca te ha amado como yo nadie Y te aseguro que nadie lo igualará Contesta mi llamado y déjame a ti volar

Lo digo, y no me callo Abro los ojos al despertar y sigo soñando Queriendo cómo sé lo que voy pensando Me encuentro sin vida, sin alma, ni llanto, Pues dudas de mí y eso no lo aguanto Vivir como mariposa en un solo día Sin saber diferenciar esta noche de otro día No es vivir, es tan sólo una manera de mentir Se evoluciona durante una semana, un año Se incrementa el cariño, la pasión y es tanto Que un instante de temor, de dolor o llanto

No pueden derrumbar lo construido cuando Es con amor, paciencia, ternura y encanto Lo que por siempre yo te he venido dando Como hielo Irrumpe un frío mi cuerpo Congela pensamientos Palidece mi sonrisa Y entristece mi alma Por qué será, no lo sé Es una sombra que invade La poca luz que me queda Y no me permite ver Más allá de mi nariz Quién tiene la culpa Por qué me siento así Quién es responsable Supongo soy yo Tal vez seamos los dos Un algo que me ahoga Me deja sin sentido Lucho conmigo mismo Y ya ni sé lo que digo En un congelamiento En que no hay pensamientos Que la tristeza abruma Lo único que puedo decir Que veo cada vez Más lejos a la luna Y con ella, vida Te alejas de mí Contestando con silencio Sobresalen mis sentires De la piel de mi alma

Encuentro que no hay nada A mi corazón de calma Recuerdo tus palabras Tus dichos, y cartas Y lleno de amor lo que falta Lo concibo a menudo Cuando a solas me veo Lo formo te pienso y creo Que a veces me amas Como también supongo Las causas originarias, olvidas Una a otra de nuestras vidas Fueron o son la maravilla Que me hace pensar me ofrece la paz Pues en el fondo sé darás Lo que por ausencia hoy brilla Si eres una bella mujer Llena de sorpresas De dulces decires sordos De amables gestos dormidos De ocultas miradas nobles De pensamientos extraños Y de cosas que no traigo Hoy a la palestra Pues eres la muestra De aquello que no se encuentra De lo perdido en el mar Y lo hallado dormido Cuando solemos hurgar Asomada en mi firmamento Como estrella lejana Te sentí al comienzo Eras cual luz temprana Y por más que te miraba La distancia no se acortaba Al contrario, te veía más alejada

Qué motivo lo causaba Era cual pregunta insana Dejé al tiempo hacer Aquello que mi amor no lograba Hasta que pudieras comprender Como dos seres se aman Los sentimientos hacen su efecto Abriendo puertas herméticas Creo fue eso, nada más Ocurre cuando dos almas gemelas Se buscan en el tiempo Y se logran encontrar Busco tu aroma Pretendiendo recrearte Inquiero tu aroma Como oxigeno vitalizador De igual modo Hace un ave trepadora En el espacio total En busca de polen De almíbar, donde libar Lo hago, no me percato Que al tu no estar Solo permanece vigente El fantasma de ayer Encubierto, disfrazado En imágenes desdobladas Que hoy pretenden ser Pero que allá se quedan Cuando advierto lo imposible Abro mi mente y te traigo Con ello sólo vienen Las cosas que quiero Y sacian un poco mi sed Más no mi anhelo

Así quedo y espero En un rincón espacial Olvidando lo demás Cómo se puede hacer Para dar forma a una idea Para construir imágenes Que vivan, sientan Digan, quieran Cómo lograr lo imposible Rehacer lo ya hecho Y dentro del sueño De ése sueño eterno De crear dando vida Para poder imitar La pieza, la mujer toda y una vez lograda No tener que devolverla Al ser dueño de ella Del océano y del mar Nacimiento de un deseo He pasado mi vida toda Sin saber, sin decir qué quiero He dejado al tiempo hacer Y veo que de ello poco anhelo Han sido tantas las ganas Y tan pocas las cosas realizadas Que hoy noto al ver dentro de mí A veces pierdo mis deseos Pues no sé sincerar lo que quiero Y dirás a qué me refiero Aún, no sé, te soy sincero Lo que sí sé, y le pido al cielo Mantenga la llama que tengo Pues con ella no sólo quemo Hago inflamar un nuevo consuelo

Es como vivir otra vez de nuevo En momentos que la experiencia Junto a la soledad y la paciencia Estas, armas capaces para luchar Para vivir no un poco más Sino hasta el mismo final Me hacen en conjunto apreciar Que lo vivido es sólo el comienzo Y lo por venir que ahora no pienso Va a hacer a este hombre feliz ¡S! El más feliz del universo Odio con amor y amor con odio Me dices que me amas y te creo Que tu corazón a nadie ha querido Como a este que para ti ha sido El dueño de tu amor entero Me dices cuando hablas Las pocas veces que lo haces Que con sólo una mirada Tu corazón se enardece Me dices cuando sientes Cuando la tristeza te embarga Que soy solo en tu vida El que enciende tu llama Me has dicho en fin tantas cosas Has llenado mi cama con rosas Con flores que son palabras hermosas Y todo me hace creer que me amas Que por más que me olvide De lo que tú me hagas Hay entre nosotros Algo más que sábanas Pues tenemos según tú Entre sueños una relación sana Ése en verdad es tú amor

Lo sé pues me llega al corazón Lo que no comprendo en el tiempo Lo que no admito en infinito Lo que no acepto en presente Lo que no consiento en pasado Es cuando dejas de querer Cuando se fluye tu amor Brota de ti, otra mujer Y ya no sé que es peor Si el odio que irradia tu cara El dolor que luce cual llaga La evasión de tus ojos moros O el escape que hace tu alma Cuando no quieres, cuando no amas Cuando odias sin darte cuenta Cuando dices que no me odias Que es amor lo que te embarga Cuando dices que me amas Y yo siento mi pobre corazón Lleno del dolor, por cómo De una manera no deseada Me hieres cuando así, me amas Laguna de esperanzas Cristalina voz de aguas mansas Que irradias ternura y amor De nuevo escucho con ansias La musa que difunde tu voz Y como quien nunca descansa Transito por recónditos sitios Sumido en la esperanza De encontrar algo mejor Así como te veo en la distancia Donde generas con tu canto Algo de deseo y mucho amor Sigo, pues la soledad anula la esperanza

Y sin ella es vivir sin amor Por ello continúo prestando mi oído Sabiendo que tu canto digno Vendrá a traer lo que busco yo Multitud Desfila la gente de un lado a otro Sin saber a ciertas dónde van Pareciera un río bravío Que los lleva sin descansar Como peces en el agua A veces algunos se asoman y ya Muy pocos por decir ninguno Detiene su marcha para saludar Y en la aburrida ruta sin destino A la que estamos obligados a andar Nos toca hacer lo mismo que a ellos Pues esta estupidez, es de nunca acabar Dónde encontrar Triunfante indignación La misma que se idolatra Cuando de sentires se trata O se aspira de la razón Siento un dolor profundo Cuando al mirar encuentro Que no está en este mundo Ni dentro de mí pensamiento Lo que me hace falta Aquello que no conozco Que veo no tengo Y que en sí es lo que quiero Sintiendo la soledad

A veces vuelo fuera de mí En un perímetro desconocido Suelo con ello hacer un recorrido De lo que está cerca de mí Cuando desde lejos me veo Noto, falta una alegría No pudo decir cual sería Pues de saberlo nada faltara Es una especie de dolor Es como un no sentir nada Es un vacío casi peor Que el haber perdido al alma Merodeo en parajes prohibidos Frecuento hasta lo desconocido Sin embargo, todo sigue igual Con nada encuentro felicidad Con sinceridad A veces se me olvida Tratar bien a los míos A veces me parece Que no estoy con ellos Sin embargo hay una verdad Una sola que es mi realidad Vivo para y por los míos Vivo por un solo motivo Vivo consciente que siento Por ellos un amor infinito Cuando me siento triste Cuando me hallo solo Cuando el mundo se apaga Cuando ya nada me llama La traigo a mi memoria De repente se prende la llama Un calor corre por mis venas Ya hay algo que abre mis ganas

Por eso hoy desde esta ventana Agradezco a Dios por todo En especial, la parte humana Que le ha sabido dar A mi familia entera Gracias por estar conmigo Gracias por velar mis canas Gracias por ser los dignos Compañeros de mis dilemas Nathalie embarazada Miro las huellas del pasado Trato de encontrar algo perdido Realizo que algo ha cambiado Y en el transcurso del tiempo Me doy cuenta lo que se ha ido He perdido cosas increíbles Tantas que de mirar, me pierdo Te has transformado en una diosa Y no me refiero sólo al cuerpo Tu mente ha sabido escoger De lo bueno lo mejor Has desarrollado tanto amor No imagino donde lo guardas No concibo como sientes Ni realizo ahora quién eres Más mirando en el presente Concientizo todas tus mejoras Me alegra ver lo que veo ahora Y desde ya puedo entender Que el futuro te espera Abre las puertas al mundo Abraza con tu amor a todos Y recibe de éste quien te adora Las bendiciones, las mejores Para que con ellas puedas

Penetrar en todos los corazones Olvidos en el tiempo Tiempo, inútil enemigo Que desgarra el pensamiento Y ahuyenta de mí lo que quiero Sacúdeme de la rutina Que ocupa hoy en día mi vida Y consiente con ello la alegría Que se me ha ido perdiendo Tiempo, descomunal energía Que pasas sin remordimientos Haz que dure en mí la memoria Pues el presente ya no es pasado Y se apartan mis recuerdos A una prontitud tal Que si no me das ayudas Si las cosas se me olvidan Una gran tristeza acabará La poca energía que me queda Arco Iris Amanece claro el día El sol sale de paseo Las aves en su partida Comienzan a nacer deseos Algunas gotas salpican Las hojas vespertinas Y los peces en el agua Comienzan su partida De repente, tornan colores El cielo se viste de gala Y el Arco Iris anuncia Que el día tendrá calma Que hermosura, que belleza

Que hasta el bosque Con su espesura Se llena de luces y ganas La promesa manifiesta De una mañana sana Permite a los animales Contar con su día de fiesta Arco Iris que me alumbras Con tus variados colores Quiero me acompañes Hasta encontrar los amores El atardecer Cansado de alumbrar Luego de un día claro Tras el trajín natural Que dio comienzo temprano El sol en su marcha pasa Luego de una mañana sana Ha dejado vida atrás Pues su luz da vida larga A la gente, a las plantas A todo lo que él llama Atardecer de mi pueblo Llegada de noche clara Que hermosos los recuerdos Que me llenan de esperanzas El saber que has pasado Que te he visto con ganas Y que cada vez que quiero Recordar a mi tierra, mi patria Con mirar a un lucero O a una estrella lejana Ya veo tus atardeceres Ya revives mis ganas

Yo lo sé No me gusta verte triste ¡Sí! me fui, lo reconozco ¡No! No porque me dio la gana Lo hice al ver que dormida estabas Te vi, y no te quise despertar Pues tus labios una sonrisa pintaban Era tan bella la expresión Era tanto el gozo que mostraba Que hubiera sido un sacrilegio Si antes de partir, te llamara ¡Ya! No fue ayer, si, lo sé Tampoco fue esta mañana Es verdad, ya yo ni sé Los días se transforman en semanas Y estas se pierden como nada ¡No! No me burlo de ti ¡No! no es una sonrisa malsana Es que desde que te vi No he soportado las ganas No las de reírme de ti De hacer contigo lo que soñé Lo que por tiempo ansiaba Y soy tan pero tan feliz de saber De que en verdad me amabas Todo para ti De saber que la noche Con ello no moriría Te bajaría la luna Y de no ser suficiente, el Sol Dejaría al mundo sin estrellas Si pudiera iluminar tu corazón El océano secara Par inundarte de amor

Y aún con todo y eso Si hay algo que faltara Con gusto mi vida Te lo daría yo Yo, otro objeto Me pregunto Quién soy yo Como si fuese alguien Sin importar Que en balde Los que somos No están Y los que están No son nadie Persisto en ello Tratando de emular Del mundo lo bello La armonía total Y no viendo el desvelo Que nos causa Tanto mal Amplío mi duda Y ahora con más claridad Pregunto: quienes son ellos La verdad es Que ya me da igual Pues si ni yo, me entiendo Para qué quiero pensar En otros objetos Y es lo que somos Somos objetos ajenos Como un solo ser Hola cómo estás

Ayer no te saludé No es que no quise Tampoco me olvidé Lo que ocurre Es como fue ésa La primera vez Estabas tan dentro de mí Que nunca te vi partir Has estado tan cerca Que no hubo necesidad Como te dije antes Estás en mí de verdad Una tarde en familia Quebrando el silencio existente Reflejados como en un cristal Una tarde de enero vi transitar A miles de aves en su emigrar El cielo pintado de índigos Se lucía reyado por ellas Una melodía se abría campo Y permitía con regodeo soñar Soñar en cosas pasadas Trayendo a gente ya ida La tarde amenazaba frío La noche adelantaba su paso Y nos transportaba a una realidad Que las cosas no son estáticas Y que los momentos alegres Son escasos puntos en el cielo Que al no mirar y ver detalles Alegrías se pierden, se escapan Por ello, hoy, pasar la página Entre otras cosas no quiero Quiero dejar grabado este placer Este instante que disfruté

Con mi familia, mis recuerdos Y con esto que desde hoy ya quiero Tu madurez Se desnudan las flores Con la llegada del otoño Como a veces hacen los amores Cuando no comprenden su modo Los pétalos se suceden En una lluvia relámpago Como se pierden los amores A saber, de vez en cuando Y en la comparación forzada En la que reina un decir algo Quiero que al fin comprendas La pena que voy pasando No es el llanto que acostumbro Ni el silencio que me guardo Es que a veces me arrepiento De lo que estoy callando Oculto en la distancia En lugares insospechados El sentir y la intolerancia De lo que de ti he guardado Sin embargo, estando consciente A sabiendas de lo hallado Hoy rezo por tu gracia Y por lo que Dios te ha dado Te dejé dormir Siendo muy tarde ya En la mitad de la noche De ti, me puse a pensar Y así recordé tu nombre ¡Miento, con la palabra!

¡Miento, con el pensamiento! ¡Miento con lo que digo! Y es que eres mi amor y tormento Lo reconozco, no tuve coraje Me supe el mensaje Más callé la verdad Debí haberte llamado Debí volverte a amar Más algo torció mi ida Algo apagó a mi amor Pienso fue en la despedida Cuando partí con dolor Tu haciéndote la dormida Yo sediento de tu amor Ahora que no te tengo Ahora con la razón Juro que me arrepiento No haberte despertado, amor Sin música de fondo Canto a la tristeza A lo que me ha pasado El tener que partir Alejándome de tu lado Y mientras canto, lloro Lloro pues al no estar Tú a mi lado Veo cuan sólo me hallo Si mis ojos no te ven Si mis dedos no te rozan Si mis labios no te besan Si mi cuerpo no te toca Mujer que ocultas tus sentires Que lo que dices no vives Y en la verdad engañas Abre tus brazos, tus ansias

Y recibe a este que te ama No, no lo hagas sublime Quiero me des lo que recibes Y con ello entregues tu alma Pues es así que te quiere Este hombre que hoy te habla Metamorfosis Como queriendo decir Que las penas no me importan Me he tratado de ir Y de olvidarme la gloria La que me has hecho sentir Y reviven en mi memoria Los besos que ayer te di Que dieron sabor a mi boca Recuerdo como temblabas Como el temor te colmaba Más al rato te vi feliz Ya el placer te arropaba Fue un momento feliz La manera que me amabas Lo digo pues así sentí Algo como nunca antes viví Y lo expongo, pues me toca Reconocer sólo en ti Que eres fuego, mujer y diosa Eres lo mejor del mundo entero Cuando quieres, cuando amas Cuando respondes con celo Con tu entrega desenfrenada Eres fuego en la hierba También en la espesura llana En la vida de un hombre En la experiencia en la cama

Con igual sentir Yo también te quiero Fueron las palabras Que te dije, que salieron Vives en mi mente Vives siendo cielo Vives el momento Cuando yo te pienso. Yo también te quiero Fueron no sólo palabras Fue un sentir sincero Y mientras me alejaba Vi en tu mirar ligero Que me inspirabas A decir un te quiero Palabras que expresan Que acercan sentimientos Palabras que desnudan A la gente por dentro Y siendo tan sencillas Y tan comunes, hoy pienso Escribirte una canción Para que todos sepan Vivo en una ilusión Desde que te, te tuve Te expresé mis sentires Visité y viví tus placeres Y al recibir tu respuesta Supe fue un decir sincero Yo, amor, también te quiero Tú si puedes Vives momentos tristes Recordando un feliz pasado Momentos que anclan tu vida

Como si se tratase de un barco Vives sin ver el futuro Sin mirar a los lados El agua que corre sin parar Abriendo surcos y caminos Tan sólo logra descansar Al llegar a mares profundos Enfila la proa al norte Cambia de hecho el rumbo Y grita a los cuatro mundos Que como tú no hay nadie Lenguaje corporal Somera respuesta A una amplia pregunta Acaso no es obvio No sólo es verdad Aquello que se dice A veces sin hablar Cuando existe Lo que se llama amar Por escaso o nada Ya se entiende Nos basta poco Una simple insinuación Una sencilla mueca Un hermoso gesto Y hasta un simple adiós Genera más sonido Que la misma voz Sueño a medidas Cierro mis ojos Mi mente vuela Se va a la montaña

Allá te espera De boca al cielo Mis ansias sedientas Te aguardan, desean En eso, vienes, Las sacias, las besas Alimentas mis ganas De repente ocurre En realidad se transforma Temiendo despertar De un reparador sueño Sólo comienzo a pensar En aquello que deseo Cataratas de agua caen Embriagan mi cuerpo seco Al no haber dudas Me arriesgo y despierto Allí estás, te puedo ver Te miro, me río Te disfruto, te amo Ya saciado te llamo Y veo que te has ido ¿Amigos? No sé cómo pasó Me lo he preguntado Más de una vez Te tuve en mis brazos Y no supe que hacer No sé si es amor Pues amar debe ser Vivir con alguien Más allá del amanecer De lo que estoy seguro Y lo digo como vez Es que uno no es amigo

Menos de una mujer Sin fin Acariciar tus manos Con total libertad Irradia a mis ojos Una luz sin igual Sentir tu pulso Y con ello tú palpitar Hace nacer pasiones Con gran calidad Pues no se trata De un capricho más Es querer tu compañía Por tiempo sin final Consiéntete ¡Ríe, canta, grita, habla! Tu manera de ser es así Eres la representatividad La muestra más completa De una mujer sin igual Por ello no rompas el molde Mantente en tu lugar Nunca dejes de reír Jamás dejes de hablar Y mientras hagas cada cosa No te olvides, debes amar Amar, verbo irregular En el que no siempre hay par A veces uno siente a solas Y no hay nadie en la cola Serías feliz

Te pareces a una diosa Por tu manera graciosa De bailar, de andar Por el modo simpático En que si me ves, sonríes Te pareces a una diosa Y no me canso de decir Que cada vez que te miro Me dan ganas de vivir Te pareces a una diosa Es mi manera de decir Que si fueras mi esposa Sabrías lo que es ser feliz Y en el supuesto negado Que mis palabras se ausenten Y que jamás me hayas pensado Mira, pues éste no te miente Te pareces a mis sueños A la alegría pasajera Que vive en mí esos momentos En que gustoso me entrego al sueño Sueño, lugar en el que mando En el de lo que por ello me halago Mismo en el que tomas vida Y del que mi mente no se olvida Rabia En la inconformidad De las cosas inenarrables En la impotencia real De tener que aceptar el mal Sin poderlo cambiar Surge en nuestras vidas Una situación confusa Un perenne motivo Para vivir casi sin ánimo

Para sufrir sin cariño Para tener no en el olvido El dolor que ya nos mata Tampoco para poder manejar Como un hecho desconocido Penetra en nosotros como hiel Como lo que contagian alimañas La coqueta Se ilumina mi rostro Con tu sonrisa Como hace el sol Cuando amanece Y es que me parece Que él se cela Se cela de tu belleza Del azul de tus ojos Del color de tu cabello Y de tus labios rojos No pretendo convertir La realidad en prosa La belleza en sueño Ni a mí en el dueño Sólo trato de irradiar Con letras que conversan Lo que maravilla en verdad Al que escribe y no habla Como ves, mucho eres Eres el amor de los amores Eres la musa del poeta Eres una dama coqueta Calor humano Cala un frío en los huesos El invierno se hace eterno

Las flores escondidas duermen Y las ramas peladas están El frío modifica elementos Aleja muchos sentimientos Y yo, en el medio de la noche Espero, espero, y desespero Como aquél que no hace nada Como aquél otro que no está Sufro, callo, lloro, duermo Suspirando despertar otro momento En otro lugar, con más motivos Cuando aparezca el sol amigo Y ya, seas otra conmigo Sin guardar culto a la luna Calculo el tiempo, la distancia Mido con certero recato Y me doy cuenta la ignorancia Que siento en esos ratos Al dejar correr el tiempo Por no tener con que pararlo Contradigo lo que siento Por no saber atajarlo Lo único que en mí vuela Son los pensamientos Pienso como hacen las aves Que bordan el firmamento Sin embargo al llegar a ti Todo lo aprendido se aparta Aquello seguro, se esfuma Lo que era sol, ahora es luna Y nada de lo creo pasa Eres aunque pareces mansa Una mujer como ninguna Pierdes la paz con prestancia Y no guardas culto a la luna

Cual condena Contradice tu manera A cada uno de mis gustos Te empeñas en luchar Contra todo y la corriente Y en el momento sublime En que mi cuerpo resiente Luchas con denuedo Sin tener ya, ni que pensar Atraganta mis pasiones Tú molesta respuesta Y en el fondo de mis ser Cuando especulo, me ahogo Sueles tornar con encomio Engalanando malestar Apartando de mí el demonio Hoy reconozco mi pena Y por ello callo, me calmo Sigo de lejos mirando Y acorralo así mi condena Los hombres Motivo urgente de atención Que existen seres solos Carecen de amor y pasión Ellos utilizan el verbo Y con ternura Llegan al corazón Se burlan sin medidas Carentes de razón Y utilizan sus poderes En el juego del amor Sin tomar en cuenta Que para una mujer es sagrado

Lo que implique el corazón Te quiero y te amo Te quiero porque te quiero Porque al quererte quiero Quiero querer a quien quiero A quien querer quiero y debo La sabré siempre querer Te adoro porque te adoro Porque eres un tesoro Que hace feliz a mi ser Como señor y dueño de todo Te amo porque te amo Porque al amarte amo No sólo a tu figura Tu alma y entorno Amo a la vida y a la muerte Y sobre todo te amo Amor amo, te amo Como jamás he amado ¿Amigos? No No quisiera saber Lo que te ha sucedido No me importa Ya lo ves Por lo tanto Que he sufrido No quisiera conocer Cuales fueron Tus motivos Ahora, ya no sufre, ves Por como has sido conmigo No me importa Ya lo ves

Te digo y te lo repito Que si no te vuelvo a ver Se acabará para mí Lo que es tiempo sufrido No quisiera saber A donde te has ido Pues como ya lo puedes ver Tú pasaste a mi olvido Yo no quisiera saber Que ha pasado contigo Más lo que ni quiero ser Es seguir siendo tu amigo Sufre y admira Mírame a los ojos No me tengas miedo ¡Mira! ¿Qué es lo que tú crees? ¿Qué es lo que yo quiero? ¡Mira! Mira la ironía Que siendo el que quiero Sea siempre y sólo yo El que saber quiero No te da vergüenza No te da dolor Cruel indiferencia La que causa nuestro amor Mira, mira, mira, mira Como sufre, quien te admira Se va perdiendo Se secan las aguas de los ríos Se acaba la arena de la playa Se aparta de la noche el frío Mientras, tú de mi te apartas Qué bonito es el amar

Poder a otro entregar Lo que no queremos dejar al olvido Despierta mujer amada Contesta al que te habla Pues nunca serás tan amada Como con este que quiere Se secan las aguas, los ríos Se acaba la arena de la playa Se aparta la noche del frío Mientras, tú de mi te apartas Y queriendo decir mi gran deseo Ruego a Dios te ilumine Te de la razón, inteligencia Y además de ello, logre Que de mí, nunca te olvides Calla o habla Te dije ayer Te dije bien Te dije todo Que no entendí No me aprendí Ni sé el modo Me confundió Me arrepentí Deje vivir Cambio mi tono Tan solo ver Reconocer Que no hay ni modo Que problemón Que sensación Me vuelvo loco Y tú mujer Y tú mi amor Racionas poco

Habla, dime amor Lo que sientes Di que me amas Que sin mí no vives Dime, dime, dime Te dije ayer Te dije bien Te dije todo Que no entendí No me aprendí Ni sé el modo Dime, dime, dime O calla por siempre Lo que quieres O lo que piensas Si no me amas Quieres libertad Pasé la noche En el remanso del cielo Obtuve con ello La pasión y el amor Fue tal el derroche Tanto el decir te quiero Que supuse despertar Junto a mi amor Ahora a solas Me despierto Y no comprendo Cual fue el motivo De tu pronto adiós Al rebuscar Algún motivo insospechado Encuentro un mensaje De tu lada sin voz Que dice:

Me amas, que me quieres Pretendes que acalle la razón Olvide las promesas compartidas Y permita que te vayas De mí con tu amor Aún te espero Han pasado años La memoria aún vive Mi cuerpo no razona Mi alma Aún se emociona No sé por qué te fuiste Por qué el abandono Tan sólo sé mi vida Que todos los días te lloro Me dicen mis amigos Que te pase al olvido Que la distancia y el tiempo Me deben ayudar Qué saben los que no aman Para venir a opinar Han pasado muchos años Para mí fue ayer nada más Aquí sigo esperando Pues sé que a mí volverás Jamás te olvidé No he podido olvidar tus besos de ayer Los mismos que una vez me distes, tú, mujer Y siento con razón que yo te abandoné Pues no te supe dar, dar, lo que te quise hacer Ahora me arrepiento pasado tanto tiempo Ahora me avergüenzo, no supe comportar Los deseos dormidos sobre lo moral Que ahora son sólo recuerdos nada más

Cuando miro hacia atrás, surgen preguntas Ninguna respuesta me viene a calmar Y en la soledad del recuerdo dormido Este hombre perdido te viene a cantar Que ya no puede dormir, ni descansar Pues ayer miré a tu hijo mayor, era yo No me mientas, era mi retrato igual Sentí un temblor en mi cuerpo, a punto de quebrar Saber que de nuestro amor había nacido él Y lo habías escondido, ocultado Supongo aunque tarde tu dolor, tu vergüenza, Me hago una idea, me arrepiento, sí Dirás que es tarde ya, qué puedo hacer Como remediar un error tan grave, tal Sólo sé que te amé, te fuiste de mí, sí Pero quiero sepas que jamás te olvidé Pienso, lloro y sigo Aplaca mis nervios tu presencia Con ella, aquietas mis dolores Agitan las pasiones Contraindican la paz, Y con ello generan deseos Elevan oraciones Cambian criterios La suma de situaciones Me hace ver otro Y nadando en mares profundos Veo que ya no soy yo ¿Qué hacer? ¿Qué no? Me alejo de ti Y de nuevo me pierdo Me acerco a ti No sé lo que quiero Situaciones ambivalentes Que descejan mis ansias

Posiciones a los que comúnmente Uno sin saber ni cómo las pasa Y en la soledad y el olvido Viendo sin ver el camino Pienso, lloro, y sigo El momento Renacen en mi vida Situaciones ya dormidas De momentos que marcaron La razón y mi corazón Veo al mirarte en el fondo En lo profundo de los ojos Que hubo además de cenizas Un poco, mucho de amor Has crecido como hacen los astros Que surgen a lo lejos Y flotan dando luz Y ahora mirando de frente Viendo el presente Quiero y no puedo hablar Como lo hace la gente Será que el pasado Nos marca futuro y presente Y una vez realizado No hay marcha atrás O si se vive con fuerza Con ganas y deseos Lo ya una vez probado No se para de ansiar No tengo respuesta No sé que decirte No quiero mentir Ni sé que dirás Pero al margen De lo que pienses

Me importa lo que digas Y es por ello que quiero Decirte, expresarte Que en mi y mi vida Nunca fuiste una más Hasta mañana Vienen a mi mente letras Que en conjunto forman palabras Es un sentir sin escalas De lo que guarda el alma Cuando torno al vuelo Alguna de ellas veo Que reflejan una época Un estilo de vivir Elevo mi voz al cielo Comprometiendo con ello La verdad de lo que quiero Y espero un Divino eco Que me haga ver los deseos Mismos que me despiertan Y me abandonan cual sueño Son tantas las cosas dichas Son tantos recuerdos vivos Son tantos los que no digo Que si de hablar se tratara Podría dar comienzo hoy Y seguiría así, sin parar De hablar, hasta mañana Ante ti He vuelto a verte Te hablé, no hubo respuesta Tu presencia la noté Como hacías ayer

Traté de buscarte, de verte Recordar tu rostro, tu cuerpo En aquél lúgubre lugar Lo único que pude ver Fue el reflejo de tu alma Quizás un poco más allá Me colé en tu moral En aquellos nobles consejos Que solías darme, tú, papá El frío mármol inmutable Congeló mis pensamientos Y por más de un momento Me extravié sin sentido Como ves papá querido Sigues en mi gloria No me olvidé de ti Ni te pasé como historia Estás vivo en mi memoria En mi forma de vivir En mi corazón gitano Y en lo que aprendí de ti Perdí tu rastro otra vez Caminando sin destino Perdido en la lontananza Una tarde de un día cualquiera Te vi pasar en la otra acera Andabas como de costumbre Con tu rostro muy altivo Tu vista alcanzaba las nubes Se alejaba del camino Miré tus pies, no sé ni cómo Y un escalofrío sentí Es mi manera de decir Que fuiste algo muy mío Dudé de mí en el camino

De repente quise volver No a mirarte de lado Sino a tenerte otra vez Entre pensar y hacer El tiempo como enemigo Te hizo desaparecer Pretendí seguir tu rastro Para reencontrarte otra vez Todo fue en vano Y de mí te volviste a perder Beatriz En la distancia divina Donde continentes se apartan En el recóndito lugar En que la memoria se pierde Entre claveles y rosas Entre reinas y reyes Apareciste Beatriz La mejor de las mujeres Con tu acento italiano Con tu sonrisa liviana Derrumbas las fronteras Esparces a los vientos El placer y contento Que hemos perdido Pero que ansiamos dentro Beatriz una música Una melodía, una diosa Gracias te doy Dios Por haberla traído En la distancia, aunque Sea, tan sólo un día Casi una pesadilla

Anoche no pude dormir Estuve pendiente todo el tiempo Esperé tu llamada sin éxito Y así, pasó la noche, así, amanecí Creí que mis besos algo hicieron Que algo debieron hacer Que el toque sincero de mis dedos Llegaron a ese rincón del olvido Pensé y deseé con todos mis sentidos Y por iluso a solas desperté Cómo puedo hacer para llamarte Para despertar en ti mi sentires Hacer que me quieras en la vida Tanto o más como siento por ti …Suena el teléfono,- alguien llama Aló, ¿quién es? ¡Eres tú la que habla! No te creo, qué fue lo que pasó Y te encuentras allí desde la madrugada No, no me alegro, es que no esperaba He pasado toda la noche en vela Supuse tan sólo no me amabas ¡Ah! Que divino, es oírte decirlo ¡Si! Me entristece y me alegra Uno por saber que te hayas enferma Y el otro y es el que me deleita Es escucharte, me amas y deseas La hija de mi hija Programo mi mente Mirando al futuro Las cosas que paciente Esperan su turno Proyecto mis deseos Mis sueños y ganas Y veo, ninguna supera El poder ver mañana

Cómo hija querida Mi hija del alma Se convierte en madre Y la suya en abuela Para qué quiero dinero Para qué las riquezas Si debo pedir al cielo Con toda reverencia Pido una sana nieta Una dulce criatura Una que traiga frescura Que alegre su casa Y que por sobre todo A su madre se parezca Tiempo Cómo puedo medir el tiempo Si el ayer es ahora Y si ahora tú no estás Cómo puede vivir el hombre Si andando abre caminos Y al buscar su huella, no está Cómo guardas un secreto Tratando que la gente No se vaya a molestar Amanece otro día Y cada vez son más las dudas Me lleno de preguntas A las que no puedo contestar Lo único que recuerdo De lo que no me aparto Es que eres no otro sueño Eres mi hermosa realidad Utopía

Miro los rostros De los hijos Que no hemos tenido Los veo jugando En el parque Jugando conmigo Y una felicidad Me invade Lo hace de manera tal Que me descubre Cuan cobarde Fui, cuando Te dejé ir Ahora tan sólo Me queda El lamento El dolor Lo cobarde Que fui ayer yo Y me queda El recuerdo Lo bello que compartí Y lo absurdo Aquello que por tanto Perdí, al dejarte ir La cena La mesa llena de cosas buenas El ambiente, cálido, silente La compañía, exquisita Tú, ella, todos y yo Sentado extasiado con ustedes Medito y descubro que sufro Sufro cuando gozo Pues me sacio y lucho Lucho porque regocijarte quiero

Vivo en un mundo con egoísmo Pues todo lo que extraño, quiero Quiero ver cómo bebes, comes Cómo hablas, dices, bailas Cómo en verdad amas Quiero apreciarte de día Acompañarte hasta la madrugada Son tantas las cosas que quiero Que como despierto te sueño Continuo silente, lo escribo Persiguiera de manera elocuente Decir lo que del mundo quiero Y sin embargo siendo sincero Noto que quiero todo mío Y todo tuyo, también quiero Cada día más Como siguiendo tu vuelo Miré desde lo lejos un punto La huella de un grupo de elementos Que en busca de calor volaban La algarabía del lugar Tornaba mi mente abyecta Y en momentos me perdí Me extravié como hace el viento Que viene del mar y luego Se pierde sin más ni más Veo que has forjado tu lugar Dentro de mi pensamiento Que no hay sitio ni momento En le que te pueda olvidar Y ello me lleva a pensar Que no me encuentro solo Que tu compañía es duradera Tu presencia a veces se aleja Más tu recuerdo me abraza

Cada día más y más No más A sabiendas que mi carta Nunca llegue a destino Son muchas las veces Que pregunté el motivo Para poderte escribir Y saber por qué vivir Como te podrás imaginar Lo busqué y no lo encontré Luego temiendo la respuesta Me di cuenta de la verdad Y es que uno se debe contar Pasa siempre al haber dos Cuando hay o hubo amor Sin dudas hubo un tu y yo Por lo tanto se debe decir Y hoy consciente digo yo Aquello que nació de un amor Como también todo el daño Hace ya todo un año Que cambiamos de rumbo Tú fuiste siguiendo a la luna Yo me quedé con el sol Tú, amada como ninguna Yo, a solas con mi dolor No importa, me acostumbraré Con esto sé que aprenderé A que no debo volver a amar A ninguna otra mujer

Quizás fue castigo Te supe amada por él

Y por no luchar, me alejé Supuse tu vida alegre, feliz Me encuentro que esto, no fue así Que en algún momento te dejó Sin una mayor explicación Qué ironía da la vida Yo sufriendo tu partida Tú, sufriendo el abandono Como ahora puedes ver querida No me duele tu dolor El mío no duró poco Y ya sabes quien lo ocasionó El tuyo quizás fue castigo De lo que no hiciste a los dos Ahora es tarde, muy tarde ya La alegría se ha esfumado La energía ya no existe Como tampoco el amor Pues el mismo murió El día en que de mí te fuiste Muy sola Cómo quisiera tener Todo lo que tú deseas Cómo quisiera hacer Que a mi me quisieras Me he cansado de esperar Que el tiempo te haga ver Y no he logrado despertar Del todo tu interés Que desperdicio humano Un hombre y su querer Con una mujer de su agrado Que no ha aprendido a querer No creas que no lo sé Me miras con algún deseo

Lo que no puedo entender Es el por qué yo te quiero Si, te aspiro sin condiciones Como se hace en el tiempo Me lleno muy de contento Con tan sólo mirarte Y es que me acostumbraste A mirarte, desearte, volverte a ver Teniendo a mi dolor que saber Que nunca me amarías Pues vives en soledad Sin tener ni querer a quien amar No hablaré de ti Miro al papel No encuentro qué ¡Hay tanto que decir! No sé por dónde empezar ¿Comenzaré conmigo? ¿Lo haré contigo? ¿Hablaré de él? Como ves, no sé Ni cómo comenzar Pienso que esta vez Nada de ello diré Callaré mi pesar Ocultaré mi sentir Abandonaré el deseo Que siento por ti Quizás me aparte un poco Tal vez me vaya lejos Podrás ver, lo difícil que es Dar un primer paso y podrás darte cuenta Que hoy no hablo de ti Del amor que me quema

Del quererte decir Del decir tantas cosas Hoy, cómo ya ves, No voy a hablar de ti Una mujer de mi pueblo Sin haber amanecido Con el sueño en la garganta A sabiendas del cansancio Una madre se levanta La lluvia penetra su casa Los niños lloran en cama El sol no se apersona El frío de a poco cala Una madre de mi pueblo Que trabaja de madrugada Carece de un hombre bueno Más nada la amilana Los niños llenos de gracia Y ella con gran contento Esconde lo que les falta Los días se van repitiendo Las noches parecen escasas Ella trabaja con fuerza En la espera de que crezcan Crezcan y luego se vayan Pues es una historia sin fin Sin un final agradecido Más mis mujeres son así Cuan fuerte Dios ha querido Ver y leer Veo en tu rostro El paso del tiempo Te miro, recuerdo

Tantas cosas bellas Que se vienen en cola Devolviendo mi pasado Trayendo de nuevo Lo que ha sido ya Parte de mi historia Denoto las canas Y en cada una de ellas Renacen leyendas Momentos imborrables Que a veces queremos cambiar Algunas otras olvidar No basta con la intención La verdad es un hecho Del que no acepta cuentas Sigo extraviado perdido En estos dos tiempos Presente y pasado Noto que no he olvidado Lo que he vivido Pero que tampoco He vivido lo que he deseado

Vicio Con una simple mirada Podría observarte toda Con un simple beso Podría hacerte mía Con una sola palabra Sé que te expresaría Lo que quiero Lo que siento Lo que ansío Lo que soy Y sobre todo

Con tan sólo pensarte Sé que te tendría Serías no otra Serías toda mía Pero el real amor Es como el hambre No vale un bocado ni dos El hombre es como Dios Que no se cansa Que lo adoren Ambos aborrecen el adiós Por ello lleno de placer Convierto tu pensar En el justo vicio De tenerte que traer A todo momento De pensar casi con tormento Con el dolor de la distancia Y con el placer del buen amar Que eres mi vicio en verdad Pues no me sacia un bocado No me agota un pensar No me apura un llamado Que detendré Cuando me puedas amar Renacer Se rompen las almas Como cristales de roca Se piensa y se sufre Cuando de amor se trata De qué nos sirve la edad De qué nos vale el saber Si cuando se trata del querer Con nada se puede aprender Miro intrigado al cielo

Sin saber lo que quiero Me formulo preguntas Y respuestas no espero Me habré perdido en el camino O extravié el destino Ni lo uno, ni lo otro ¡Me perdí dentro de mí! Ahora me toca salir Brotar como cuando nací Y quizás así, ya pueda vivir Matando dudas Ignorando el sentir ajeno Sin saber qué es lo que quiero Me lleno de preguntas Dejo por ratos de vivir Me asomo en un mundo supuesto Con ello, me cubro de intrigas Acaso lo que no he vivido Es cual si fuese lo prometido Quién puede sacarme las dudas Quién es capaz de iluminar La oscuridad que me invade O hasta el miedo a despertar Dejaré pasar al tiempo Dormiré deseos un rato más Quizás con la caricia del viento O con el cansancio de los años Cuando al fin logre despertar Pueda, aquello que hoy es duda No lo vuelva a ser nunca más Con amor y prisas Sufre el hombre que piensa Pues sabe, se llena de penas

Sufre aquél que vive Y su mente lo castiga Cómo no ser de esta manera Si una acción por simple que sea Acarrea a veces miles de problemas Problemas unos de amor Otros de odio, furia o dolor Visito espacios de mi mente En busca de caminos de luz Me encuentro con mucha gente Se ha portado como tú Que viniste una mañana A traerme una sonrisa Y te fuiste en la tarde Con mi amor y mucha prisa A mi manera Corrí el mundo de madrugada Salté caminos, también barreras Fijé como meta el encontrarte Sin mucho esfuerzo te pensé Y aunque no cejé ni un instante Por más que hice, no lo logré No te imaginas, cómo duele la herida La de un corazón que sangra Cuando a su amor ve que se muere La tristeza también es una muerte Mi alma también triste te llora Cuando como hoy te sabe ausente ¿Dónde estás amada mía? Quiero que aquí, estés presente Mujer dueña de mis sueños sedientos Veo que aunque ya no es momento Necesito de algún modo al menos Acabar el tormento y vaciar mis lamentos Decirle al mundo, lanzar al viento

Las cosas que me ahogan, me queman Pues es la única forma que sé, ésa La que yo llamo a mi manera Tu ramo Con el corazón en la mano Como queriendo decir Con un ramo de rosas blancas Esta mañana visité tu ventana Para tratar de hacerte sentir Que un hombre a veces calla Más con ello no puede omitir Que su corazón no ama O que una mujer no lo hace feliz Han pasado muchas horas Aún siento en mí el aroma De las flores que te hablan De esas que ahora guardas Sin poderme al menos decir Que tienes vivo el corazón Vibrando, sintiendo por mí Lo mismo que yo hoy siento Cuando pienso sólo en ti Mi riqueza Cuando amanece el día Y noto la salida del sol Cuando las aves trinan Y comienzo a sentir calor Cuando mi cuerpo vibra Y en el camino distingo yo Las miles de maravillas Que me ha dado Dios Me doy cuenta soy rico No de un millón o de dos

Soy copropietario de lo que miro Y eso es casi todo lo conocido Pues me siento dueño de ríos De cañones y de la flor Que ilumina a los corazones Cuando van hablando de amor Cuando amanece el día Y noto la salida del sol Voy viendo las maravillas Que Dios a mí me obsequió Sueño incompleto Hablo contigo sin entender Escucho gemidos no sé de qué Comienzo a suponer lo razonable Dejo volar con ello mi imaginación Y en el camino de lo impensable Allá escondidos en aquél rincón Deshojo las ilusiones guardadas Te beso, desnudo tu cuerpo Y sin más, te hago el amor Pasan horas, sigo soñando Me doy cuenta no sacio mi amor Y es que es tanto lo soñado Que mi débil y sensible corazón No sabe qué hacer, si seguir Besando todo tu cuerpo Pensar en cómo llenarte de contento Dormir con el gusto y sabor sediento O despertar de este sueño incompleto Se pierde el amor He perdido la capacidad de amar Ahora tan sólo sé querer Me asusta ya entregar

Y lo que aspiro es tener El tiempo me ha enseñado A temer al amor Pues una vez entregado Te devuelve dolor Duele cuando te alejas Cuando alguno se va Duele cuando nos dejas Y cuando no se ama más Fin del canto He escrito muchos temas He hablado de amores De supuestas pasiones De sueños y de quimeras He expresado sin miedo Lo que carcome mis sueños Las ilusiones de niño Los deseos de un hombre El papel es testigo De mis lágrimas secas Que dicen y cuentan Lo que un hombre sufre Lo que un viejo llora Lo que un padre teme Lo que un hombre implora Ahora llega el fin Es el momento de dormir Mañana será otro día ¡Quién sabe si lo habrá? Lo que si se seguro Es que he vivido de verdad Como sueño, quisiera Ante la luz de una noche de luna

Bajo millones y millones de estrellas Con la presión del deseo y sólo una pluma Pensando tan sólo en ella Quisiera que mis dedos Dibujaran en tu cuerpo Quisiera navegar entre tus piernas, Perderme en lo profundo de tu ser, Saborear lo recóndito de tu alma, Y con mis ojos verte y volverte a ver. Quisiera que mis oídos disfrutaran Los gritos y gemidos Que una vez en la cama Salieran de tu boca De tu cuerpo y de tu sien. Quisiera que mis dedos pasearan Por tu figura, por toda tu espalda Hasta que una vez viajada, Me exijas un querer. Quisiera contigo en la montaña, Cubrirme todo el cuerpo Y llena de frío, hacerte sentir mujer, Recuperar las veces que he pensado Y que por cosas del destino En otro cuerpo femenino Me tuve que con ella esconder Quisiera que en una amalgama Tu boca apetitosa y la mía se fundan Hasta que en la mañana Nos vengan a despertar, Quisiera con ello, que mis ojos Además de mirarte, grabaran tu figura Quisiera también que mi piel Se fundiera con la tuya Al igual quisiera que mi boca Bebiera de tus besos Quisiera que mi mente Grabara estos momentos

Para que cuando llegue El final del camino Te siga disfrutando Como hoy te pienso yo Quisiera que un minuto Durara para siempre Quisiera ser el dueño De un infinito amor Temerosa Me arropa tu mirada Con un calor constante El mismo que recuerda Que un día fuimos amantes Recojo así el conjuro Que hay en tus labios rojos Para pasar la tormenta De esta soledad total Y en medio de la nada Con sólo el pensamiento Son muchas las preguntas Y más allá de la verdad Busco en medio del silencio Con tu sola mirada Que otorgues la respuesta A mi gran soledad Yo sé que tú me quieres Bien sé que tú me amas Lo que me parece Es que no quieres Lo sepan los demás Jamás olvidaré Ayer me enseñaste Lo que has aprendido

Ayer me mostraste Cómo sabes amar Y hoy que el recuerdo Lo mantengo conmigo Te sigo gozando De manera igual Ayer con tus besos Con el roce de tus manos Con tus dulces susurros Y tu entrega total Sacaste de mí Lo que había olvidado Ayer vida mía Fue un día sin par Gocé tus caricias Tu sudor, tus manos Las cosas bien dichas Las que pudiste callar Ayer fue un sueño Una realidad ampliada Ese momento de la vida Que jamás podré olvidar Sin pasión Se apaga la magia Como se acaba la vida Cuando tus ojos no brillan Y nos aleja la distancia Se muere el amor Cuando el mismo se seca Cuando siendo la princesa Ya no irradias más pasión Siento que el tiempo se ha llevado Las huellas que en un momento Marcaron mis pensamientos

Y poco o nada dejaron Creo que en dos que se amaron Cuando ya no quedan cenizas Será muy poco lo logrado Además de alguna sonrisa Del amor a la amistad O del último al primero Sino es por el dinero Se requiere de algo más Sueño para otros Escribo estas letras Con la intención que me leas Porque quiero sepas Te pertenece mi alma No te rías, tampoco llores Lo único que yo quería Es cantarte mis amores No busques otras razones Sentí que algo faltaba Pues aunque no lo callaba Poco te he hablado de amores Escurro mis pensamientos Pues quiero sacar de adentro Sin que me quede remordimiento O un mediano sufrimiento Las pasiones adormecidas Los sentimientos ocultos Las simples ganas de hablar La necesidad imperiosa de dar Lo que he guardado Lo mantenido callado Pero que hoy va a reventar Sí, como una explosión de amor Vacío mis versos, cuidando No quede duda menor

Pues como te he amado Tan sólo otro quizás Lo haya soñado Así es que te quiero Despierto de mi sueño Y en estado soñoliento Veo que bajo la sábana Hay otro cuerpo adormeciendo Afianzo y cierro mis ojos Rebusco en mi conciencia ¿Qué pasó anoche? A dónde fue la fiesta Las imágenes se pierden Las figuras se disipan Estaré viviendo un sueño Quiero despertar aprisa Tus manos deambulan mi cuerpo La sangre se me habilita Ahora ya recuerdo Y el cuerpo se encabrita Paradisíaca mujer amada Que acompañas mi mañana No te levantes de la cama Pues hoy un hombre te ama Sé, vendrán noches cálidas Largos y fríos días de invierno Tardes repletas de flores Pero a ti, así es que te quiero

Más y más Mírame, Tus ojos iluminan Mi alma,

Tu voz alimenta Mi espíritu, Me anima Tu cuerpo Me despierta Sacude, Me proyecta ¡No desaparezcas! ¡Sé! Lo que eres La eterna juventud Que mantienes Con tu simple respirar Ven, No me abandones Ven, Ámame así, Ámame Más y más Los dos Afloran a mi boca palabras Que dicen de ti muchas cosas Son como acordes musicales Llenas de pasión y ternura Todas basadas en hechos Que fueron testigos de amor De un amor joven, casi infantil Pletórico de luchas y recuerdos Parecido a aquél del medioevo En que sólo la muerte los separa Veo que se aglomeran las ideas Con intención de salir acompañadas Más cuando se habla de amores De esas pocas cosas sagradas Uno debe callar como si nada

Me atrevo a mencionar con orgullo Que hiciste a mi corazón todo tuyo No hablo de un ser o de un esclavo Que se entrega por costumbre sin medirlo Al contrario me refiero a un luchador Un hombre, del amor, conocedor Que a fuerza de mimos y cuidados De reconocer lo bueno de lo malo Ha sabido dar la importancia a eso Que a veces solemos decir en un beso Te siento como parte de mi vida Cuando sufres, sufro yo también Cuando ríes, ríe mi corazón Y si lloras también lloro yo Pido con deseos, vivas con alegría Contagies la misma a mucha gente Entiendas que no es por cortesía Que se te ama a ti de repente Mañana te diré lo nunca dicho Que eres mi ángel y capricho Y por siempre tendrás mi amor Como respuesta al futuro de los dos Cuando no estamos Me has pedido que te diga Que te cuente, te escriba Que quieres estar conmigo Aún si estás a solas Que hable de nuestras cosas De los momentos íntimos De aquellos que uno guarda Que no comparte con nadie A cuál quieres me refiera Al de hoy, de ayer, de siempre Al de esa mañana que está presente Creo que uno no basta

Ya son demasiados Lo que si es importante Es que en mi están guardados Me has hecho muy feliz En mis momentos tristes Hoy quiero desde aquí Ser lo que para mí fuiste El amor que me inspiró El sueño de un deseo La realización de los dos Pues has sido la luz Que has iluminado mi vida Y por más que no te diga Eres el amor de ayer El de hoy y el de mañana El mismo que siempre soñé

No se puede negar Si se ama una vez Esto nunca se olvida Es igual a la luz De estrellas que uno mira Algunas ya no existen Sin embargo su luz persiste Cuando se llama al corazón Y aquél que lo hace Lo hace con tesón La respuesta sola nace Y si se amó en verdad No importa tiempo ni edad Existe un calor oculto Que se enciende con nada Con algún que otro recuerdo Con la fuerza de un sentimiento O con el dolor de un lamento

Si se ama una vez Siempre se puede volver a amar Pues lo que ya fue verdad Nadie jamás, puede negar Renacer Veo hoy igual que ayer Te ves y entiendo porqué Desde la primera vez Fue fácil y te supe querer Tienes un don de la paciencia La serenidad del calmo mar La frescura de una aventura Y sobre todo muchas ansias de amar Te dije, te digo sólo verdad Pues en el amor tú eres especial Salto del Ángel Salta un ángel de alegría Enana noche cualquiera No te imaginas siquiera Cómo hoy ha de saltar Al verte con la sonrisa Con tu alegría y en especial La dulce manera de tratar Que tienes con quien quieres Con los que amas de verdad Mi propio cielo Para qué pedir un dulce Para qué pedir al cielo Para qué molestar a nadie Sabiendo que te tengo

El amor de mi vida Has llegado a mí, como el aire En momentos de agobio y dolor Cuando no había luna ni sol Has llegado a í en una tarde En que estaba presto tu a otro amor Cuando permití que ello pasara Volvió de lejos algo perdido Y quizás me sentí comprometido No sé, por qué de lo mal me olvido Lo que sé y no puedo ahora olvidar Es que algo que tenía, que me faltaba Algo que era en si mi vida El motor que me empujaba De repente cuando vi, ya no estaba Porque al irte tú, se fue el amor de mi vida Quién pudiera Quisiera saber decir Cosas que tanto quiero Poder de algún modo escribir Que por ti yo muero Quisiera poder expresar Miles de sentimientos Que hoy son malestar Por no sacarlo de adentro Quisiera hacerte saber Que más de una vez Me he llenado de dolor Al no decirte: mi amor Quisiera tener la pluma De un escritor famoso Que transmita cauteloso Sin que quede duda alguna Que te amo desde siempre

Con la mente con el cuerpo Si, con todos mis sentimientos Cómo quisiera poder Llegar a tu corazón Para hacerte saber La verdad de mi amor La verdad en el tiempo Quiero ser la luz de tu día La cama de tus sueños La alfombra en tu vida Tus deseos más perfectos Quiero contar los recuerdos Que nacieron y murieron En el amor de nuestro ayer Quiero levantar la vista Darme de inmediato cuenta Que en la forma tan desprendida Como tú o como yo te he amado Jamás por otro será igualado Pues el amor que nació en los dos Es uno solo, eso, es la ilusión De jóvenes parejas en busca de amor Lo nuestro, como sabes ha sido diferente Participó nuestro fogoso deseo A extremo de ser envidia de gente Lo hizo también muy dulcemente La manera tan especial del son de tu voz Qué quieres que te diga, la verdad Acaso con ella vamos a cambiar Mejor menciono lo que esperas Pues no soy dueño de la verdad Y aunque no lo creas, me da igual Te amo, por momentos, con intensidad Y mientras pienso sólo en ti Esa es y será mi gran verdad

Música a mis oídos Me acostumbré a sentir La melodía del amor Hoy son mis oídos Los que me hacen decir Que uno de los sentidos Se ha enamorado de ti Me excito cuando hablas Con lo que me sueles decir Y es que es tan dulce tu habla Con una cadencia tal Que no pareciera hablaras Sino se asemeja al cantar Penetra tu dulzura en mi cuerpo Que convierte mi acidez en mermelada Y ya no importa el dolor Como tampoco el pensamiento Pues ya no pienso en nada Por eso he venido de nuevo A recorrer caminos visitados Vendo con la vista puesta al cielo Pues sé que de ti me he enamorado Como hombre que pide sin reparo Quiero hacerte un gran pedido Cuando le digas algo a mis oídos Me hablas como lo hacen dos enamorados Con la música que me has acostumbrado La palabra de los vivos La palabra es el arma Más mortal del hombre Hace gastar la calma De gente rica o pobre Hiere sin dejar rastro

Mata aún dejando vivo Pues nadie vive con dolor Habiéndole matado el corazón Cuando interpreto el daño De lo que hice o hago Cuando me pregunto Hasta qué o cuándo No realizo lo que quiero Tampoco entiendo lo que soy Sólo pienso que te quiero Y por ello como ves acá estoy No hay dudas que te quiero De que me amas ya lo sé Que me miras y de nuevo Amarte más, yo querré Por ello en demostración sincera Del amor que te profeso Te digo y no de cualquier manera Que adoro tus caricias y besos No te agarres a una palabra Ni siquiera a una de duda Pues como tú a ninguna Yo mi corazón a otra abra Te repito en silencio la cuestión Que mi corazón es ya cautivo Con única y sana intención De decir que te amor estando vivo

Mi nieta

Como una petición La fuerza de una seña Experiencia mágica Nueva esperanza Cada día más Alguna libertad La queja Ámame Un faro que me guía El celo Falsas esperanzas El sueño en el tiempo Un mensaje del pasado Sospechas Un cuadro imaginario Un firme pensamiento Carta tardía a mi padre Mi Patria Número equivocado Un canto de sirenas Sin corregirnos Tu criatura Oración repetida Verónica María Contigo en Praga Un amor virtual en París A la muerte Mi almohada Una hermosa vida Feliz cumpleaños Un tonto enamorado Sigo pensando en ti Amor eterno A dónde Vana ilusión Canto gitano

El regreso Temeroso El juego está por comenzar Como te quiero yo Aroma Una fiera en celo Mi propio consuelo Lamentos de guerras perdidas Abre tus alas y vuela Un mensaje no enviado Cuando se quiere amar Inoportuna mañana Me alegró tu voz Cuando quieras No se adelanta el futuro Muchas cosas Nada vale Respondiendo con tu prosa Pasión adormecida Melancólica comparación Adónde estás Me hiciste llorar Hablando en sueños No llores al ayer, vive el mañana Cuando no veo tus respuestas Pedir una fantasía No encontré respuesta Me cuesta callar Siguen siendo tuyas mis palabras Si no es para ti, ¿para quién? No sé ni qué decirte Cuando cantas a mi oído Un dulce presentir Como estando sola Un canto público ¿Sería sueño? Disipa tus dudas

Cuando te supe triste Amando, sin saber, sabiendo, te amaré Amándote en el invierno El camino del caminante Asomándome entre las nubes Despierta amor del olvido Algunas veces, hay que decir Con esto me conformo Un hombre con fortuna Sin tu abundancia Misiva al viento, a un amor pasado Sueños y realidades Si me lees, soy afortunado En su momento Sigo solo Viendo un mar sin ti En el velero Mis lágrimas Serás la amada Pensé en ti Todo es posible Todavía preguntas Sigo ll-amándote Lo digo, y no me callo Como hielo Contestando con silencio Tu madurez Busco tu aroma Nacimiento de un deseo Odio con amor y amor con odio Laguna de esperanzas Multitud Dónde encontrar Sintiendo la soledad Con sinceridad Nathalie embarazada Olvidos en el tiempo

Arco Iris El atardecer Yo lo sé Todo para ti Yo, otro objeto Como un solo ser Una tarde en familia Tu madurez Te dejé dormir Sin música de fondo Metamorfosis Con igual sentir Tú si puedes Lenguaje corporal Sueño a medidas ¿Amigos? Sin fin Consiéntete Serías feliz Rabia La coqueta Calor humano Sin guardar culto a la luna Cual condena Los hombres Te quiero y te amo ¿Amigos? No Sufre y admira Se va perdiendo Calla o habla Quieres libertad Aún te espero Jamás te olvidé Pienso, lloro y sigo El momento Hasta mañana Ante ti

Perdí tu rastro otra vez Beatriz Casi una pesadilla La hija de mi hija Tiempo Utopía La cena Cada día más No más Quizás fue castigo Muy sola No hablaré de ti Una mujer de mi pueblo Ver y leer Vicio Renacer Matando dudas Con amor y prisas A mi manera Tu ramo Mi riqueza Sueño incompleto Se pierde el amor Fin del canto Como sueño, quisiera Temerosa Jamás olvidaré Sin pasión Sueño para otros Así es que te quiero Más y más Oraciones para una mujer y otras poesías mías Me cuesta callar Cada vez que escucho tu voz Con la dulzura de su tono Cada vez que pienso en ti

Cuando lo hago a mi modo Me doy cuenta de una verdad De un sentir aterciopelado Y es que, cómo he de olvidar Momentos donde me has amado Si fue una o quizás dos Si me amaste todo el tiempo Si me quieres como yo O es tan sólo mi pensamiento Eso, importancia no tiene Pues como ves lo que más duele Es que escribo sin decirte nada Te hablo sin que me entiendas Me entiendes sin que te hable Y en el acumulado de evasivas De las muecas muy escondidas De los gestos placenteros De los deseos más ansiados De los vocablos callados De lo que decirte, sé, quiero Soy hoy casi un prisionero Pues sé que hablar no debo Como también estoy seguro Que callar, en verdad no quiero Siguen siendo tuyas mis palabras Oigo la música y mi corazón vive Las palabras que escucho con ella Hacen renacer momentos idos Son sentimientos que dan calor Que permiten volver a creer En aquello que un día llamamos amor Las palabras que brotan de otras bocas Se hacen presentes y nos dejan ver Por como entran en nuestra mente Que la vida no se ha acabado

Que estamos otra vez, en el comienzo En la mitad o en el mismo punto Que una vez sirvió de arranque Para encender hogueras, pasiones Esos días que nos llenamos de ilusiones Que no éramos niños sin embargo La ingenuidad gobernaba la mente Aquellos hermosos momentos idos En que creíamos en mucha gente Pensando que la vida era simple Y por lo tanto estaba bajo mando De un simple deseo, de nuestro comando Sigo escuchando las notas musicales Y como un rezo al Dios supremo Van formando ideas que de a poco veo Será que el amor no tiene edad Que uno quiere más con los años Simplemente el volverlo a pensar A creer, a sentir, a esperar y desear Nos regresa de inmediato a otros años Aquellos en que nada nos preocupaban Esos especiales que nos hicieron forjar Mismos que doblegaron nuestro carácter E hicieron de nuestro futuro un cerco Una base férrea, como un monumento Al que debíamos alabar, emular, llegar Hoy puedo a través de esta música Sentir que puede haya otros colores Que dominamos y conocemos el pasado Pero que aún entrando ciego al futuro Me gusta lo poco que veo me ha develado

Si no es para ti, ¿para quién? Preguntas con dudas si eres la musa Planteas cosas que nunca pensé

Formateas un programa desconocido Mismo que jamás imaginé Las flores que nunca llegaron Las cientos de carta que no mandé Las palabras que no nacieron El sentimiento del que no te hablé Supongo fueron culpables De lo no hecho por mí ayer El hombre se reprime, se acobarda Como fiera de caza se agazapa Sabe lo que pretende lo que ama Más como mar sereno, en calma Espera, vigila, considera y clama Y a la presa que es suya la reclama Lo hace cuando el tiempo lo indica Lo logra cuando el cuerpo lo quiere Lo disfruta desde que el pensar vive Y luego que lo obtiene, hasta que muere Tengo hambre de ti desde siempre Pienso que desde antes hasta de nacer Lo mismo me ocurre con la sed De beber tus besos y todo tu vergel Esto no es una de las rutinas Que acaba con los amores Es quizás una aletargada voz De algunos separados corazones Que despiertan una mañana Y miran como ciegos su derredor Pues no encuentran los motivos Que debieran ser el más puro amor De nuevo callo mis quejidos Como lo he venido haciendo Sí, tú lo sabes, es sólo contigo Donde ahora tengo mis pensamientos No sé ni qué decirte

Tu tristeza me conmueve A niveles insospechados Y es que contagias mi mente Con tus dolores indeseados Quisiera ser tu ángel guardián El ser que cuide tus sueños Que te proteja de todos Y te colme con mil besos Quisiera entrar en tu mente Quedarme en ella viviendo Cambiar de pronto tu suerte Y no verte más sufriendo Quisiera, cómo quisiera Decirte lo que mi boca calla Llegarte como ese agua clara fresco torrente de cordillera Y entre lo que quiero y puedo Entre lo que puedo y quiero Entre lo digo y callo Entre lo que tengo y olvido Entre lo que nunca he olvidado Entre lo contigo vivido Entre lo contigo soñado Entre lo que me es muy querido Y lo que pienso como ansiado Surgen tantas cosas nuevas Tantos posibles atajos Tantas dudas que se aferran Tantos amores callados Quisiera sin decir lo que quiero Sin pensar en lo que ansío Sin sacudirte tus penas Sin encontrar el desvío Que eres más que una reina Menos mortal que una diosa Más almizclada que una rosa Y más deseada que la vida entera

Cuando cantas a mi oído Llegan tus palabras como acordes musicales a esta alma solitaria que agradece como siempre lo expresivo de tu amor Llegan a lo más profundo Marcando surcos y rumbo por todo el sentimiento que expresa tu corazón Llegan y se asientan Esperando mejor momento como lo hace el buen vino cuando descansa en bodegas antes de poderlo libar Y se quedan despertando ilusiones que eran pasajeras que iban a otros rumbos a donde no lo sé ni yo Llegan tus palabras junto a recuerdos imborrables que han sido los momentos más hermosos de mi amor llegan y las mismas se quedan como lo hace siempre el mar en la orilla de mi playa que retorna, que te espera que pareciera ser otro pero sin embargo, él espera hasta que lo pises descalza penetres tu cuerpo entero y sientas con aflicción como siente mi corazón que de ti es prisionero por lo mucho que te quiero

Un dulce presentir Besar de tu boca los labios Sentir el palpitar de tus dedos Querer ser el aventurero Que explore todo tu cuerpo Ver el fondo de tus ojos Saborear tus dulces mensajes Entretejer tus finos cabellos Enamorarte durante el viaje Ser tu amante y señor Dueño de todos tus sueños Esclavo de todos tus gustos El que te diga mi amor Vivir con un pensamiento Una idea fija sólo en ti Sentir hasta remordimiento Por no ser dueño de ti Quisiera ser eco de tu onda La cobija de tu piel Los oídos de tu trova Y el agua tibia de tu llanto Soy la sangre que recorre El monte de tu arrojo El que no sabe tu nombre Y el dueño de tus ojos Soy, quien soy y nada más Uno que te ama, más y más Que perdura, que te clama Y calienta solo la cama Pero qué quiero de ti Qué estoy al fin pidiendo No lo sé, sí entiendo Y es que contigo quiero Drenar lo que siento

Como estando sola Oye, escucha la voz de mi conciencia Detén la fuerza de los mares La inquietud que ejerce mi presencia Y acepta mis palabras como salen Tú, no te sientas ajena a lo que digo Tan sólo un corazón como el mío Descansa cuando expresa verdades Y siente paz al vivir sus realidades Hoy, es contigo que hablar quisiera Veo, que te crees como estando sola Cuando la gente toda te admira Y al hablar de ti hasta hacen olas Estoy seguro que tú lo sabes Que todo lo que ocurre, conoces Que pretendes cambiar los caudales De ríos tranquilos de agitados mares Cuando te canses de no hacer nada Cuando tu verdad sea la que llama Alza tu voz, grita un suspiro Y verás a cientos de tus amigos Correr en busca del llamado Ese que has olvidado en los años Pero que a veces no es ni necesario No lo dudes, te quiere quien te ama Quien lo dice, quien lo calla Quien te mira, quien te halaga Quien te ve de forma sana Y el que conoce tu alma, No solo te quiere, también te ama

Un canto público Quieres que cante tu amor Que reviva las cosas más sublimes

Me pides que diga lo mejor Que tengo como memoria que vive Acaso pretendes olvide lo de ayer El pasado para mi es sólo un día Supones que la vejez sea mi agonía Y olvide los momentos más deseados No seas tonta mujer, nada ha cambiado Si a veces callo es por la simpleza De tomar hábitos prestados Callar no es el lenguaje propio De éste que te admira por los años Lo que ocurre es que la edad Me ha enganchado ya cansado Y mi voz se arrastra con el tiempo Acallando penas sueños y sufrimientos Eso no quita que la verdad prevalezca La conciencia de un primer paso Que lo no dicho es solo un caso La verdad mantiene mi ánimo Tu presencia me sirve de estímulo Reconozco que he estado callado Sin embargo te declaro mi amor Más que nada por como me has tratado ¿Sería sueño? Hoy tuve un sueño Llegaste a mi sin disimulo Tuviste la paciencia de esperar Y mi mente calló, cual mudo Tus ojos comenzaron a hablar Destellos que abrieron mis cielos Sentí en el fondo de mi ser Algo así como el fuego del infierno Fundiste la pasión de mis pasiones Atrayendo a mí muchos recuerdos Despertaste a algo que creí muerto

Y voló renovado con tu amor Hoy tuve un sueño No quise despertar del mismo Jamás capté ese gran cariño Que mirando tus ojos me brindaron Y dormí ese sueño tan deseado Esa noche que tus ojos me obsequiaron Disipa tus dudas Te asomas de nuevo a mi vida Y hoy te veo llenas de dudas Lo haces como si fueses extraña A las puertas de mi alma Y preguntas ¿acaso dudas? Siendo como eres un ser que ama Que antes de ver sientes, clamas Que poco se te escapa Muy poco por no decir nada Me doy cuenta de cosas extraordinarias Has crecido en la orilla opuesta Se te olvida de este lado la presencia Cuando alces tu mirada acostumbrada Encontrarás a mucha gente que te aprecia Se contagia la envidia y el egoísmo Se convierten en islas o en istmos Y si no abres los tornos de tu cielo No podrás ver la luz de tu lucero Te llenas de dudas por cobardía Te haces sentir fría como el viento Es la luna que quiere engañar Con una luz no propia al cielo Cuando sabes, eres el sol que quiero No desdigas que eres todo un huracán Sé, que el calor lo llevas muy adentro No dudes más, se ilumina tu camino Y con ello puedes de a poco ir apreciando

Distinguiendo la luz de las tinieblas Apartando pesadillas siniestras Ama, como tú tan sólo sabes Ríe, como tú tan sólo puedes Quiere como tú tan sólo sientes Siente como todos sabemos quieres Cuando te supe triste Veo que han herido tus alas Que han golpeado a tu ser Te han hecho mucho daño Y eso, sí que no puede ser Quedarme estoico no puedo Me he enterado y me duele Un hombre así ya no merece Que le digas yo te quiero La soledad hoy nos asusta Nos acostumbramos a ser El eco del que se quiere Y tememos no volver a ver La soledad es algo notable No recordamos otros daños Más cuando vemos a los años A veces vemos es deseable Es un mal, a veces nos toca Pareciera ser como la muerte Y cuando soltamos la boca Vemos, ya estuvo presente Se quiere y se ama con todo Con lo real y lo que uno imagina Y tú, con tu sonrisa divina Y sé que tú has amado a tu modo Me entristece tu dolor Saber que lloras de noche Que tu mundo ha cambiado Pero sé, que vas a estar mejor

Pues el que dejó que volaras No imaginó que sola lograras Estabilizar tu naturaleza Y volver a ser quien eras Eres nuestra ave matutina Que iluminas con tu canto La soledad de la noche La tristeza vespertina Aquél que no supo lo que tenía Que cambió el oro por plomo Como en tiempos de moros De todo aquellos que desconocían No merece tu presencia Ni merece de tu amor Quién ha dicho que egoístas Nos puedan hacer sentir mejor Quiero sepas una sola verdad Cuando Dios hizo tu horma Los demás humanos celaron Tu dulzura fue una nada más Lo digo no por cumplido Por ese decir que solo se va Lo digo por que lo siento Y es lo que cuenta en verdad Deja que el llanto se aleje los sentimientos digan verdad que el tiempo en ti madure y sigas siendo reina de los demás Amando, sin saber, sabiendo, te amaré Quiero lanzar una frase que llegue a tu oído Quiero expresar cosas que están conmigo Quiero sientas lo que mi amor construye Pidas y quieras el gran amor que me fluye Ayer fue un día que pasó sin darme cuenta Las horas caminaban a mi lado sin verme

Era tanto el agobio de vivir, no soportaba Estar como estoy, muy triste y lejos de ti Hoy que consciente miro hacia el futuro Me encuentro con gente, noto su lado oscuro Y pretendo pasar como lo hace el viento Sonando tan solo, yéndose muy contento Mientras al no ver tu sombra, ni cuerpo Presumo que aunque parezca vivo estoy muerto Sino en la fosa que en la que a veces pienso Sí, en el cuerpo que mirando el firmamento Tan sólo espera una luz, un rayo fugaz Una voz aterciopelada que venga a calmar La sed que calme mi oído, la verdadera paz Que se logra cuando lo vienen a uno a amar Me he puesto a pensar en cosas triviales Me he puesto a pensar en cosas reales Las unas me hechizan, me llenan de contento Las otras dan fuerza a este amor que siento Y cuando debo escoger entre una u otra Aspiro al que más, no con una nada más Te quiero, porque sin ti siento un gran vacío Te amo, pues no sé como verter el fuego Te odio, pues como apreciar de ti lo primero Sin saber que te quiero sin saber que te anhelo Sin aborrecer tu lejanía, la distancia y los días Sin saber cuánto me gustas, y si no me odias Pues te escribo, recibo del correo un mata sello Que dice, que no se ha podido el mismo entregar Pues el mensaje no tiene dirección, ni nombre Acaso el cielo no sabe a quién amo, a quien quiero Repito como por años lo he venido haciendo Te escribo, no sé ni me importa quien me lea Pero sí sé, que voy a formar con todas las memorias De más está decir que nos llevarán a la gloria El sueño ése que estoy seguro una vez tu despiertes No se perderá por falta de dirección, ni de nombre Cuando tú lo hagas y alguno de mis mensajes

Por el destino y no el por cartero, tropiece tu corazón Seremos amores eternos que irán más allá de la razón Amándote en el invierno Así como el agua se enfría La sangre la emula también El calor de hacerte muy mía A ése, jamás renunciaré Morirán las hojas y los peces Las ramas dormirán después El mundo se verá dormido De frío al nevar otra vez El panorama sombrío pareciera El paisaje de un polo normal La soledad será la que impere O tú el amor me entregarás Así como hice en verano En otoño más tarde también No pienses que en el invierno El frío me haga temer Te he dicho de mil maneras Lo que pienso en la vida hacer Te he repetido al cansancio Que de ti no me olvidaré Quisiera vivir la primavera, No tener que esperar el final Sentir que la sangre me fluye Y que no sea la mía nada más No dudo que tu amor está vivo Que me haces feliz al pensar

Que callas por mera cobardía De saber me puedas amar Qué quieres que te diga Que calle y tan sólo conciba Que si una mujer no cocina En la cama no sepa amar Sé que amarás como golondrina Que tu cuerpo calentará el mío Que tus brazos rodearan mi cuerpo Y que tu boca saciará mi sed Encenderás con tu cuerpo el fuego Derritiendo el frío más cruel Haciendo que tu amor sea anhelo De éste que te invita a ser Te invito a ser mujer de mis sueños Realidad de mi propia existencia Seas, la locura de años ahogada Con la fuerza de tu amor real Sigo admirando el frío del hielo Lo hago al ver lo que él tapa Recubre un poco la madera nata Más permite renacer luego el fuego Lo verde de las nuevas hojas Lo rojo de las flores bellas Lo amarillo del sol radiante Y lo eterno de un amor real El camino del caminante Una mezcla de sentimientos Se apodera ahora de mi mente

Una invasión de grandes dudas Gobierna cada movimiento a dar Quisiera que una parte de mi vida De algún modo me ayudara a notar La incertidumbre que me invade La cobardía que se presenta Temor a hacer daño, o les duela Por hacer cosas que uno ni sueña Estoy consciente, sin duda he sufrido Tanto que mi cuerpo sigue adolorido Estoy consciente que me he perdido Pues ya no me acompaño de amigos Como hice en el camino del pasado Ese mismo que mantengo guardado Y que como ese otro barco anclado No tiene, ni va a destino fijado Se acerca la disposición del tiempo Página final emanada del cielo Y sigo sin entender el comienzo No sólo eso, me perdí en el camino Consulto con seres que quiero, amo Si es por alguna debilidad que lo hago Veo que los haré sufrir, no lo concibo Lo que me ocurre seguirá conmigo Y lo que suceda, lo veré en mi camino Asomándome entre las nubes Aburrido, levanto la mirada al cielo Y con una arrogancia desapasionada Al fijarme, descubro un rayo de luz Es una imagen que mantengo guardada Defino, el fondo de color celeste claro Estaba todo envuelto en manchas grises Entre otras cosas, se premonizaba agua Sin embargo al prestar atención Noté, que allí, aunque oculto, Él estaba

Abriéndose paso se dejaba ver Irradiaba una fuerza de luz Que del fondo del gris, brotaba blanco Un blanco que podía ser su capa El vestido de luces de Dios Quedé impresionada por la vista Por la majestuosidad de elementos De la calma que trajo a mis tormentos Y la idiotez en la duda a Él persista Recuerdo complacido su hermosa brillantez Revivo y les digo la fuerza de su color Me extraño y digo lo imposible de creer Lo afortunado, y lo que ésa tarde vi yo Despierta amor del olvido Cuando callas, llenas de dudas a mi amor Al hacerlo, de mis lágrimas se nutre el mar Lo Pones en dudas y me haces creer, no soy yo Ése, éste, yo si soy quien en verdad te pueda amar Pareciera ser como si el hombre en sí quisiera De todas las mujeres a aquella que sólo domina El innecesario, El arte pueril de la cocina Cuando la otra verdad es ya mí quimera Te amo y tú lo sabes más que bien Lo hago al pensar como bien suelo Cuando en ti pienso o cuando duermo E inclusive cuando sopla el viento Cuando con ello trae a mi memoria Los años que se han ido de mi lado Esos que se han de algún modo perdido Pues tú con tu silencio los has dormido Amor siento que hoy me has tocado Con el roce cariñoso y muy aterciopelado Que produce el amor que tienes represado Pienso que al final ya lo has develado Cocino en mi mente palabras cálidas

A sabiendas que tú hoy las digieras Como ves empleo tan sólo ingredientes Para mostrar mi alma y corazón ardiente Que espera la inusitada llamada del alma El dulce bocado terrenal que anhelo Y colmarte pronto con millones de besos Pues aunque no lo creas, amor, te quiero Algunas veces, hay que decir No sé si te he dicho cuánto Si mis labios se abrieron cuándo Si mi mente se cansó de tanto Y si mi corazón pueda aún Lo que estoy claro vida es que Si mi silencio durmió tu amor Si tu cuerpo se enfrió de tanto Si tu mente me de dejó de lado O si tu amor se alejo de ti No ha sido culpa toda mía Ni tampoco de mi abandono Ha sido, sólo por cómo te adoro Que ya no sé ni qué decir Te amo en silencio, y a lo lejos Te amo en mi sueño y realidad Te amo como sabes que te quiero Te amo y ésa es mi pura verdad Con esto me conformo No sé si mañana será un día más claro Si las cosas las pueda entender No sé si en otro mañana yo exista Como tampoco en supuesto caso de estar Puedo imaginar, lo que pueda hacer Con los golpes aprendí, el futuro Es tan sólo, lo que pasó ayer

A la vez, el pasado tan solo sirve Para a los muchos errores, reconocer Y desdoblando todo lo que es tiempo Con los años me he dado cuenta qué Se vive, sin uno poderse dar cuenta Que lo hacemos dentro de una mentira Lleno de sueños imposibles de ver Cuando es en presente, lo que tenemos lo que debemos hacer valer Esto que vivimos y con ello vemos Como por ejemplo y sin medir más La realidad de estar con vida De poder conocer y a la vez reconocer Sentir, amar, y admirar esta maravilla Poder vivir, amar ser amado y nada más Un hombre con fortuna Cómo sentirme abandonado Sabiendo que sí estás y que de ti me he enamorado si esto no te lo hago llegar Quiero transmitir mi onda las palabras que mi pluma disfrazan con ternura lo que en mi mente ronda La dulzura de tu voz Penetra en mi corazón Abre las cerradas puertas Que tiene preso a mi amor Y es tan tierna tu mirada Que cual seda se resbala E irrumpe en todo mí ser Sabiéndote ya como mi amada Cuando rozas mis pensamientos Con lo poco de ti que recuerdo Me haces sentir que la llama

Encendida una vez, no se apaga Si viajas a mí con el viento Como ave en busca de su nido Pronto sentirás lo que yo siento Cuando de amor hables conmigo Me ocurre que si calla tu presencia Una angustia me acosa Sin saber ya que otra cosa Pueda suprimir mi dolencia Te amo, cuando abro los ojos Lo hago, cuando tú no estás Te quiero, es que sin ti no puedo Disfrutar, ni siquiera la mitad Veo que mi canto te entusiasma Que las voces que te llegan Pareciera que al fin te halagan Eso me hace ver, hay un mañana Sin tu abundancia Siento que mi calor se alejó Cuando te fuiste de mi lado Un frío dejó mi cuerpo helado Por ello, mi corazón se durmió Me llena el aroma que dejaste El placer de sentirme tu amor La dulzura que sale de tus besos Y la esperanza a un algo mejor Me place el olor de pasado La inquietud de tu desnudez La corrupción de tu encanto Que me llenan a más no poder Me intriga tu piel, esa cubierta Pues la que veo me entusiasma

La que vive bajo la sombra Es la que mi cuerpo más clama Y en el descanso injustificado Que nos viene a obligar el tiempo Respiro aires viendo lo complicado De este amor callado que siento Y rezo, sino lo hago pienso Pues un pensar es un ruego Que un hombre hace sincero A quien lo escuche primero Mujer de activas tardes de toros De calles impregnadas de gente De palacios, llenos de coros De noches, esas que paso silente Recuerda el sentir de un hombre Y al hacerlo no te olvides de venir Pues si permites que te nombre Serás muy pronto mi porvenir Misiva al viento, a un amor pasado Sufre un corazón con una desgarrante herida Sangra como lo suele hacer un alma dormida Invadido de un dolor que no tiene sentido Pues cómo puede sufrir si es tan sólo su amor Al que de una manera no real, lo han herido Llora un cuerpo, cuando sabe el pensamiento Que un sentir lo ha de un modo traicionado O también si no se sabe el hombre amado Que antes, a cada momento lo colmaban Con halagos, con sonrisas, con lo deseado Si es verdad, me siento triste, por mí, por ti Por lo que sufrí y que dices no me hiciste

Mi cuerpo y mente me han abandonado Así como ya lo hicieron antes mis sentires Sé y me consta la tristeza es mala compañía También puedo creer que lo perdido un día En el camino donde se pierden las almas Las no buscadas, quizás al voltear las caras Nos miremos ya no altivas, si de frente Y volvamos a sentir a vivir en presente Lo que en pasado disfrutamos sin reparos Me cansé, si, es verdad, soy muy complicado Sabes, también te amé como pocos han amado Y si el fuego no apaga la llama de la vida De seguro habrá mientras ésta esté encendida Un retozar, un reparar, o quizás un adiós No sé, me entristece pensar en la realidad Dejaré al tiempo sirva para con calma contestar Lo que no me apremia, y tampoco puedo dominar Sueños y realidades Quisiera dueño del mundo El amo de la verdad total Quisiera llevarte conmigo A donde nadie te pueda llevar Me imagino, será un lugar Muy pero muy especial Un sitio sólo soñado Que quede dentro del mar Un lugar tan precioso Que sea difícil igualar Que tenga espacios grandes Ventanas para admirar Las aguas de los mares Y desiertos en la mar Un lugar con mucho espacio Con adornos de cristal Con las estrellas de adorno

En unas ventanas sin par Un sitio de ensueño En el que ambos Nos podamos amar Un nido para dos palomas En una altura sin par Quisiera no fuera un sueño Sino hacerlo realidad Llevarte, siendo tu dueño Para enseñarte a amar Quisiera tenerte cerca Acurrucada a mi piel Mostrarte cuanto te amo Y escucharlo de ti también En este sueño no imposible Te mostraré mi aposento Para que cuando me aceptes Veas cuan contento Un hombre y una mujer Son capaces de hacer Que un sueño se realice Pues aunque sé que no te dije El lugar ya lo encontré Hace falta tu presencia Me hace falta tu calor De lo demás no te preocupes Que de eso me encargo yo Si me lees, soy afortunado A veces distraigo mi mente en tu recuerdo Lo hago pues es tanto lo que sé, siento Que dejar las cosas bellas dormidas dentro No alimentan, consuelan ni dan contento Así, en el camino sinuoso de la inteligencia Me pierdo cada vez uso mi conciencia Y me extravío en busca de fantasmas

Pues la quimera realidad no me contesta Rozo los confines del mundo con locura Esperando se despierte en ti algo de ternura Para que una vez presente se apiade De un amor real, silente y a él lo ames Miro de frente tus ojos: faroles permanentes De esa gran oscuridad que en mi vive presente Esperando de ellos un consuelo, un te quiero Una palabra que denote el mismo sentir Como la que en mí ese día nació por ti me canso de esperar lo que nunca llega pues al pretender en ti algo cambiar me doy cuenta es y será mi quimera sin embargo, no se ha visto mares sin barco cielos sin aves; sin flora montes o valles ni tampoco un amor sin acompañante se ama, cuando te quieren, te aman, se vive, cuando se conoce la trama se llora, cuando se muere o se acaba por ello, mientras haya luz en mi ventana mientras mi corazón sienta estas ganas mientras vivas y aunque no digas nada estaré esperando, con la paciencia y calma que debe tener un hombre por una mujer no por cualquiera, sólo, por aquella que ama En su momento Sin respetar la agonía Sin tomar en cuenta cosas que en su andar puedan o no dañar vemos, corre el día impertérrito anda Mecánico por demás Dejando secuelas Que no se irán

Con su partida Sin ver las horas. El tiempo pasa, Los minutos decían. Y como corren Sin mirar atrás se olvida de lo demás Cae la noche El sol se acuesta Duerme el hombre Y cuando despierta Poco o nada recuerda Sin darse cuenta Al hoy, hace fiesta Sin detenerse el día Me entraron ganas Y mientras se iba Me paro de la cama No veo el ayer No imagino nada Sigo la ruta me inundo de ansias Despierto de sueños donde nacen esperanzas elevo mis ojos Miro al mañana Y al fin ya despierto Encuentro el motivo Pues sabiéndome vivo Sé que si lo pido Colmarás mis ganas Sigo solo Lobo solitario perdido en el mar Sediento de ganas de poder amar Vivo empapado de noches vacías

De días humildes de tanto esperar Tan sólo la luna conoce mis penas Las noches viajeras que nunca terminan Que escuchan mi voz gritarle al mar Se hacen cómplices de mi soledad Pues aunque me doy cuenta, no lo creas Ni al sol yo le he querido hablar Del mal que me aqueja, dolor sin par No lo hice pues no me gusta verlo llorar No imaginas a un hombre sin puerto Sin compañera, sin meta en la vida Lo que sufre, cuando no admira O vive sin alguien por quien soñar Y ahora que conoces mis pesares Eres partícipe de mis dolores Cómplice de mis quejidos Y amante de mis pensares Quiero compartas las noches conmigo Pues no sólo quiero ser tu amigo Quiero ser el socio de tus aciertos Y el amor más correspondido Hasta hoy, dejé mis lágrimas de soledad Llenar no éste, todo océano o mar Desde ya, quiero por ti, mi vida cambiar Flotar de esta angustia mortal Y entregarte un cuerpo valiente Que supo esperar en el tiempo Hasta tu llegada, hasta el encuentro Que un día como este nos unió Permitiendo vivir lo soñado Por años, por un lobo solitario Que paciente, le entregó su alma Al Dios Eros, aguardando con calma Teniendo presente que sólo se ama A una mujer, una que encienda la llama Como lo hiciste hoy, esta mañana Al asomarme y verte a la ventana

Y saber que eres la mujer que se ama Sediento de besos, y lleno de ganas

Viendo un mar sin ti Todo el día te entregué mi atención Mi mente y cuerpo te regalé Y es que has sido como una oración En la que reza un hombre a una mujer He limitado mis ganas sin fuerza Refrenando del todo mí querer He matado al hombre que admira Pues yo si sé, eres una gran mujer He soportado el verano impasible Sufriendo despierto el sueño de ayer Has penetrado de manera increíble Mi perenne soledad, mi modo de ser Como ves he dejado todos mis pecados Lo hice, al dejar la orilla, están amarrados Pues teniendo una diosa marina El diablo se aparta, si ella lo encandila Y como no quiero perder un instante Del rato tan grato de verte una vez Me hinco de rodilla con vista al levante Esperando ese tan ansiado instante Me dejes besarte y amarte después En el velero Estamos absortos en miradas Que se van alejando de un punto Mismas que siempre comienzan En nuestros deseos ocultos Bajo este cielo estrellado En la soledad de un amante Levanto mi vista un instante

Y encuentro que me faltas tú Tengo en verdad tu cuerpo Admiro sin parar tu figura Veo sin detenerme tu postura Y detallo que todo lo quiero Bebo un sorbo de mi copa Tratando de llenarme de fuerzas Pues la sonrisa de tus labios Atrae mis ansias con fuerza Mantiene su ritmo el mar Nos eleva, luego, nos aplaca Nos muestra que el agua espera esta noche seas mi amor y compañera irrespetuoso, tomo tu mano con gracia al hacerlo, beso tus dedos sin pausa no sé cómo controlo a mi yo interno debes saber que como hoy estoy, ni puedo y quiero entregar los deseos de mi alma ya que te amo como nunca lo he pensado con la mente, mi vida y mi cuerpo por ello déjame llevarte a la cama cielo para demostrarte cuánto en verdad te quiero Mis lágrimas Viene a mí la distancia sobre el tiempo A traer recuerdos que me excitan A decirle, a clamar a mis pasivos oídos Que es a ti a quien mi corazón grita Amanezco con las sombras y el recuerdo Con la presencia de un halo y lo siento Es algo dulce, que llevo tan adentro Que sin ti, parece la vida un tormento Me alejo del querer y el pensamiento Como lo hace la aurora de la noche Y estando ya una vez allá a lo lejos Lo que me nace es sólo un reproche

Ando a solas en lo alto de las nubes Mirando desde arriba a tus modales Llueven mis lágrimas a caudales Y confunden mi llanto con la lluvia No olvides mujer morena o rubia Que no son gotas aquellas que te mojan Son el reflejo de un alma que denota Que grita, que llora, te busca y te canta Y seguirá haciendo hasta que su garganta Apague el dolor que hace la distancia

Serás la amada Cuando se habla sin saber lo que el corazón persigue uno de lejos no puede ver ni entender lo que se quiere Cuando se calla un sentir por miedo a exteriorizar algo Enmudece un corazón solitario Sabemos el silencio no sabe mentir Cuando se mira al cielo cuando se ve al pasado uno de a poco va encontrando lo que ansía en los sueños ¡grita con la fuerza del amor! ¡salta como mariposa en flor! ¡sacude de tu alma sentimientos! y haz hoy un descubrimiento pues si amas con la verdad con el carisma ya prisionero serás no un amor de más serás el amor del mundo entero

Pensé en ti

Tan sólo pienso en ti Cuando me aferro Tan sólo pienso en ti Cuando, cuando recuerdo Que el mundo ha llegado a su final todo en la vida me da igual sigo como estando en un desierto Tan solo pienso en ti Y me refresco Tan sólo pienso en ti y me recuerdo que todo lo que es gris tú llenaste de colores para mí te fuiste de mi vida hace un tiempo tanto que ya ni recuerdo mataste la ilusión que yo tenía hacerte luz de mis noches y días y en cambio de lo que de ti quería fuiste no una mala compañía al final fuiste la peor pues fuiste la ilusión que se murió

Todo es posible Cada vez que miro al cielo Un trozo de él me falta Busco por todos lados Y por más que insisto No sólo no lo encuentro Otro más se ha perdido Quisiera dormir y despertar En un nuevo panorama Para así, poder reencontrar Lo que ayer tenía y hoy no Supongo que es una utopía

También hay que reconocer Que de igual manera Fueron las cosas en el pasado Cuando lo que hoy vemos Nadie lo dio por imaginado Es una esperanza, un consuelo El ver que lo oculto Se puede descubrir, ver Y sobre todo entender Hacen falta tantas cosas Que uno no se imagina Lo que se puede hacer Con aquello que no está Pero que de un modo especial Vendrá, volverá, se quedará Mientras, sigo de igual modo con la mirada fija en el cielo armando la nada, mis sueños esperando despertar y ver que todo está en su lugar y ya nada nos puede faltar

Todavía preguntas Se llena mi corazón con ilusiones Cada vez que recibo tus señales Y es grande el espacio que ocupan Pues tardas en volverte a mostrar Ayer, como siempre me preguntas Si te escribo, si es a ti nada más Hieres con ellos a mis sentidos Sabiendo que te aman cada vez más Te refieres a mí como a un amigo Como si eso ocurriese en verdad Veo confundes, amor con amistad Sabiendo que soy y seguiré siendo

El que con deseos más te ha querido Te plasmo este mensaje que es virtual Hasta que reacciones y respondas Con tus besos, tu entrega esperada El sueño que sé, convertirá en sagrada El pacto de amor, de mi verdad Sabes por siempre que te he amado Como se ama a una mujer nada más Mis labios hoy permanecen cerrados Hasta que te decidas a mí entregar Tu mente ya me pertenece, tu amor Sé, que lo he logrado al fin despertar También que el miedo a ser amada A que alguien te abra tus sentires Te asusta y hasta te da miedo pensar Pero no pretendas que muera mi amor Para complacer o temer a bocas ajenas Que jamás supieron ni vieron la flor Que existe entre dos cuando hay amor Y siempre vivieron cargando sus penas Te amo, como se hace sólo en novelas En esas que nada más tratan de amor Y sé que mi sentir supera a todas ellas Pues esto que siento por ti, si es amor Amor, que espera con serenidad tu seña Que paciente aguarda por años y años Y sabe que al final estaremos los dos

Sigo ll-amándote Cómo se puede vivir en silencio Cómo poder escuchar el dolor Si ni siquiera gimes por ello Cómo puedo saber de ti, yo Si lo único que hago es esperar Y por más que espero, desespero

Desespero al no ver que me hablas Al no escuchar de ti, lo que sientes Lo que callas, bien sé, por temor Callas por temor y miedo a querer Callas por no saber qué hacer Callas sin permitirme te revele Lo que tu corazón sí quiere Que te lo ha dicho mil veces Que la vida es una y cuando se va O se pierde la juventud, las ganas La carga se nos hace pesada A tal extremo que nos ahoga Pues estoicos vimos pasar la alegría Y la dejamos correr sin vivirla A quién luego contaremos el mal Con quién compartiremos soledad Cuando nos veamos culpables De haber matado una bella esperanza Responsables de obligarnos a un dolor No respondes, no importa; sigo ll-amando Pues como ves igual te estoy amando No digas que es un capricho nada más En años, jamás un capricho trasciende Si es una sola mujer la que a uno enciende En tu ceguedad no distingues la verdad Nunca te ha amado como yo nadie Y te aseguro que nadie lo igualará Contesta mi llamado y déjame a ti volar Lo digo, y no me callo Abro los ojos al despertar y sigo soñando Queriendo cómo sé lo que voy pensando Me encuentro sin vida, sin alma, ni llanto, Pues dudas de mí y eso no lo aguanto Vivir como mariposa en un solo día Sin saber diferenciar esta noche de otro día

No es vivir, es tan sólo una manera de mentir Se evoluciona durante una semana, un año Se incrementa el cariño, la pasión y es tanto Que un instante de temor, de dolor o llanto No pueden derrumbar lo construido cuando Es con amor, paciencia, ternura y encanto Lo que por siempre yo te he venido dando

Como hielo Irrumpe un frío mi cuerpo Congela pensamientos Palidece mi sonrisa Y entristece mi alma Por qué será, no lo sé Es una sombra que invade La poca luz que me queda Y no me permite ver Más allá de mi nariz Quién tiene la culpa Por qué me siento así Quién es responsable Supongo soy yo Tal vez seamos los dos Un algo que me ahoga Me deja sin sentido Lucho conmigo mismo Y ya ni sé lo que digo En un congelamiento En que no hay pensamientos Que la tristeza abruma Lo único que puedo decir Que veo cada vez Más lejos a la luna Contestando con silencio

Sobresalen mis sentires De la piel de mi alma Encuentro que no hay nada a mi corazón de calma Recuerdo tus palabras Tus dichos, y cartas Y lleno de amor lo que falta Lo concibo a menudo Cuando a solas me veo Lo formo te pienso y creo Que a veces me amas Como también supongo Las causas originarias, olvidas Una a otra de nuestras vidas Fueron o son la maravilla Que me hace pensar me ofrece la paz Pues en el fondo sé darás Lo que por ausencia hoy brilla Si eres una bella mujer Llena de sorpresas De dulces decires sordos De amables gestos dormidos De ocultas miradas nobles De pensamientos extraños Y de cosas que no traigo Hoy a la palestra Pues eres la muestra De aquello que no se encuentra De lo perdido en el mar Y lo hallado dormido Cuando solemos hurgar Asomada en mi firmamento Como estrella lejana Te sentí al comienzo Eras cual luz temprana

Y por más que te miraba La distancia no se acortaba Al contrario, te veía más alejada Qué motivo lo causaba Era cual pregunta insana Dejé al tiempo hacer Aquello que mi amor no lograba Hasta que pudieras comprender Como dos seres se aman Los sentimientos hacen su efecto Abriendo puertas herméticas Creo fue eso, nada más Ocurre cuando dos almas gemelas Se buscan en el tiempo Busco tu aroma Pretendiendo recrearte Inquiero tu aroma Como oxigeno vitalizador De igual modo Hace un ave trepadora En el espacio total En busca de polen De almíbar, donde libar Lo hago, no me percato Que al tu no estar Solo permanece vigente El fantasma de ayer Encubierto, disfrazado En imágenes desdobladas Que hoy pretenden ser Pero que allá se quedan Cuando advierto lo imposible Abro mi mente y te traigo Con ello sólo vienen Las cosas que quiero

Y sacian un poco mi sed Más no mi anhelo Así quedo y espero En un rincón espacial Olvidando lo demás Cómo se puede hacer Para dar forma a una idea Para construir imágenes Que vivan, sientan Digan, quieran Cómo lograr lo imposible Rehacer lo ya hecho Y dentro del sueño De ése sueño eterno De crear dando vida Para poder imitar la pieza, la mujer toda y una vez lograda no tener que devolverla Al ser dueño de ella Nacimiento de un deseo He pasado mi vida toda Sin saber, sin decir qué quiero He dejado al tiempo hacer Y veo que de ello poco anhelo Han sido tantas las ganas Y tan pocas las cosas realizadas Que hoy noto al ver dentro de mí A veces pierdo mis deseos Pues no sé sincerar lo que quiero Y dirás a qué me refiero Aún, no sé, te soy sincero Lo que sí sé, y le pido al cielo Mantenga la llama que tengo Pues con ella no sólo quemo

Hago inflamar un nuevo consuelo Es como vivir otra vez de nuevo En momentos que la experiencia Junto a la soledad y la paciencia Estas, armas capaces para luchar Para vivir no un poco más Sino hasta el mismo final Me hacen en conjunto apreciar Que lo vivido es sólo el comienzo Y lo por venir que ahora no pienso Va a hacer a este hombre feliz ¡S! El más feliz del universo Odio con amor y amor con odio Me dices que me amas y te creo Que tu corazón a nadie ha querido Como a este que para ti ha sido El dueño de tu amor entero Me dices cuando hablas Las pocas veces que lo haces Que con sólo una mirada Tu corazón se enardece Me dices cuando sientes Cuando la tristeza te embarga Que soy solo en tu vida El que enciende tu llama Me has dicho en fin tantas cosas Has llenado mi cama con rosas Con flores que son palabras hermosas Y todo me hace creer que me amas Que por más que me olvide De lo que tú me hagas Hay entre nosotros Algo más que sábanas Pues tenemos según tu Entre sueños una relación sana

Ése en verdad es tú amor Lo sé pues me llega al corazón Lo que no comprendo en el tiempo Lo que no admito en infinito Lo que no acepto en presente Lo que no consiento en pasado Es cuando dejas de querer Cuando se fluye tu amor Brota de ti, otra mujer Y ya no sé que es peor Si el odio que irradia tu cara El dolor que luce cual llaga La evasión de tus ojos moros O el escape que hace tu alma Cuando no quieres, cuando no amas Cuando odias sin darte cuenta Cuando dices que no me odias Que es amor lo que te embarga Cuando dices que me amas Y yo siento mi pobre corazón Lleno del dolor, por cómo De una manera no deseada Me hieres cuando así, me amas

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful