You are on page 1of 10

UNIVERSIDAD GALILEO DE GUATEMALA

CEI. IMB-PC SAN JUAN

TUTOR: EDGAR FELÍPE ALVARADO GARCÍA
CURSO: MERCADOS DE CAPITAL

TEMA.
TAREA SEMANA 7
Bajo nivel de operación de los mercados de dinero de Guatemala (títulos
emitidos por el sector privado), y la nula operación de los mercados de
capitales en Guatemala.

ALUMNO: MIGUEL ANGELSICAL
IDE. 13144134
SABADO. 10:00 AM

Introducción
El mercado de capitales: Es aquél donde se negocian los títulos-valores que se
emiten a medio y largo plazo. Está conformado por una serie de participantes que,
compra y vende acciones e instrumentos de crédito con la finalidad de ofrecer una
gama de productos financieros que promuevan el ahorro interno y fuentes de
capital para las empresas. El mercado de divisas: Es el que permite que la banca
pueda comprar y vender billetes y monedas extranjeras -es decir, divisas- tanto
para cubrir las operaciones comerciales como para fines especulativos de
financiación, inversiones internacionales. En este mercado se articula la política
monetaria común, a favor de un determinado tipo de cambio.
El Financiamiento de bancos comerciales Los bancos ocupan una posición
intermedia entre los mercados de dinero a corto plazo y a plazo intermedio. Su
influencia es mayor que lo que podría suponerse por las cantidades que prestan,
porque los bancos proporcionan fondos no espontáneos. Cuando aumentan las
necesidades de financiación de una empresa, se solicita a los bancos que
proporcionan los fondos adiciónales. Los bancos comerciales se concentran en el
mercado de préstamos a corto plazo. Los préstamos a corto plazo constituyen dos
tercios de los préstamos bancarios por la cantidad de dólares, mientras que
"préstamos a plazo" (préstamos con vencimiento de más de un año) solo
representan un tercio.

Tabla de contenido
Introducción..................................................................................................... 2
Bajo Nivel De Operación De Los Mercados De Dinero De Guatemala.....4
Títulos Emitidos Por El Sector Privado.........................................................6
Valores Públicos emitidos por el Estado de Guatemala.........................6
Certificados de Depósito a Plazo (CDP's) emitidos por el Banco de
Guatemala..................................................................................................... 6
Valores Privados........................................................................................... 6
Nula Operación De Los Mercados De Capitales En Guatemala................7
Conclusión........................................................................................................ 9
Bibliografía..................................................................................................... 10

Bajo Nivel De Operación De Los Mercados De Dinero De
Guatemala.
Tendencias de la banca que condujeron a la restricción en la liquidez

Dos tendencias en la banca contribuyeron perceptiblemente al boom del crédito y
al frenesí hipotecario que pusieron los fundamentos que originaron la crisis.
Primero, en vez de mantener los préstamos en sus respectivas hojas de balances,
los bancos estaban motivados a trasladarse al modelo “del origen y la
distribución”. Los bancos re empaquetaron los préstamos y los pasaron hacia
otros inversionistas financieros, descargando de sí mismos el riesgo. En segundo
lugar, los bancos financiaron cada vez más sus tenencias de activos con
instrumentos de una madurez más corta. Este cambio dejó a los bancos
particularmente expuestos a un estado de iliquidez.
Secularización: protección del crédito, pool de préstamos y segmentación del
riesgo Para salir del riesgo, los bancos típicamente crean productos
“estructurados”, a menudo designados como obligaciones de deuda colateral
izadas (ODC’s). El primer paso consiste en formar portafolios diversificados de
hipotecas y de otros tipos de préstamos, bonos corporativos y otros tipos de
activos. El paso siguiente es segmentar estos portafolios en diversos tramos.
Luego estos tramos son vendidos a diferentes grupos de inversionistas con
diversos apetitos al riesgo. El tramo más seguro, conocido por los inversionistas
como tramo “súper senior”, ofrece a los inversionistas una tasa de interés
relativamente baja, tramo del flujo del portafolio que se pagará primero que los
demás. En cambio, el tramo referido como “equity tranch” o como “basura tóxica”
deberá ser pagado solamente después de que se ha pagado el resto de los
tramos. Entre estos dos tramos existe un tramo conocido como “mezzanine
tranch”. Las divisiones exactas entre los tramos se eligen típicamente para
asegurar un rating específico para cada uno. Por ejemplo, los tramos superiores
se construyen para recibir un grado AAA. De esa cuenta los tramos superiores se
venden a varios inversionistas, mientras que la “basura tóxica” generalmente se la
queda el banco emisor para asegurar una adecuada supervisión de los préstamos
contenidos en dicho tramo. Los compradores de estos tramos pueden protegerse
comprando “Credit Default Swaps” (CDS), que son contratos de seguro contra el
default de un tramo en particular. El comprador de estos contratos paga una cuota
periódica fija a cambio de un pago contingente en caso del default del crédito. Las
estimaciones acerca de la cantidad contingente de esta clase de contratos de
seguro estuvieron en 2007 en un rango de $45 trillones a $62 trillones.
La mayoría de inversionistas prefieren activos con madurez corta, tal como fondos
del mercado de valores a corto plazo. Esto permite que los fondos puedan ser

retirados por los inversionistas con el fin de acomodar sus propias necesidades de
liquidez4 o con el fin de servir como dispositivo de disciplina bancaria debido a la
amenaza latente de retiros.5 También puede optarse por fondos de corto plazo
como señal de confianza en la capacidad de manejo por parte de los
inversionistas.6 Por otro lado, la mayoría de los proyectos de inversión y las
hipotecas tienen madurez medida en años o aun en décadas. En el modelo
tradicional de las actividades bancarias, los bancos comerciales financiaron estos
préstamos con depósitos sujetos de retiro en el corto plazo.
Este mismo modelo también fue transferido al sistema bancario tipo “sombra”7
que básicamente utiliza como vehículos y conductos las operaciones financieras
fuera de balance. Estos vehículos estructurados de inversión obtienen los fondos
vendiendo papel comercial respaldado por activos de corto plazo con una madurez
media de 90 días y vendiendo notas de deuda de corto plazo con una madurez
media de apenas un año. Tales activos de corto plazo son nombrados en el
mercado como “asset backed”, debido a que están respaldados por un pool de
hipotecas u otros préstamos como colaterales. En caso de default, los dueños del
papel comercial respaldado por activos tienen el poder de tomar y vender los
activos colaterales subyacentes. Otra importante tendencia registrada fue la del
mal diseño del calce de plazos en los balances de los bancos de inversión. Esta
tendencia fue el resultado de un movimiento hacia los acuerdos de recompra de
corto plazo (“repos”).8 El crecimiento en el financiamiento por medio de “repos”,
como fracción de los activos totales de los bancos de inversión, se debió
básicamente a un aumento en las operaciones “overnight”. Prácticamente este tipo
de operaciones se duplicó entre los años 2000 y 2007. En resumen, los bancos
comerciales y de inversión se vieron fuertemente expuestos a los calces de plazos
debido
principalmente
tanto
a
la
repentina caída
en
el
financiamiento
de corto plazo
como
al
incremento del
financiamiento
por medio de
operaciones de
repos. De esa
cuenta,
la
reducción en la liquidez condujo una tensión significativa al sistema financiero, tal
como se pudo observar en los comienzos del verano de 2007.

Títulos Emitidos Por El Sector Privado
El mercado bursátil presenta al público diferentes opciones para invertir. Al
momento de elegir entre las opciones, el inversionista debe tomar en cuenta tres
factores: rendimiento, disponibilidad en el tiempo y nivel de riesgo.
Los instrumentos de deuda son emitidos por el Estado de Guatemala, a través del
Ministerio de Finanzas Públicas, el Banco de Guatemala o por empresas privadas.
Son ejemplos de instrumentos de deuda los bonos, los pagarés y el papel
comercial. Estos valores se caracterizan por ser de renta fija, ya que su
rendimiento está definido y representan un pasivo o deuda para el emisor. El
inversionista de estos valores no pasa a formar parte de los propietarios de la
empresa, únicamente adquiere un derecho de cobro y el emisor una obligación de
pago.

Valores Públicos emitidos por el Estado de Guatemala
Los valores públicos son aquellos que emite el Gobierno de la República a través
del Ministerio de Finanzas Públicas, o sus entidades autónomas o
descentralizadas. Actualmente se negocia en Bolsa lo que se conoce como
CERTIBONOS, emitidos a plazos que comúnmente van desde 3 a 15 años y las
CERTILETRAS que son emitidas a plazos menores de 1 año. A partir del año 2012
los CERTIBONOS iniciaron a negociarse en mercado primario por precio y fecha
de vencimiento, lo que ha permitido la tendencia hacia la estandarización de los
valores públicos.

Certificados de Depósito a Plazo (CDP's) emitidos por el
Banco de Guatemala
El Banco de Guatemala emite Certificados de Depósito a Plazo (CDP's) con el fin
de controlar el nivel de liquidez de la economía nacional. Usualmente los plazos
de emisión son menores a un año, aunque en ciertas ocasiones se emiten a
plazos más largos. Los CDP's emitidos a plazos menores a un año son
negociados por fecha de vencimiento y adjudicados por precio, emitidos bajo la
modalidad de Cupón Cero. Los CDP's a plazos mayores continúan siendo
emitidos por plazos y adjudicados por tasas de interés.

Valores Privados
Los valores privados son emitidos por empresas del sector privado que obtienen a
través de Bolsa el financiamiento necesario. En la actualidad la totalidad de los
valores privados de deuda son pagarés, siendo éstos emitidos a diversos plazos,
usualmente entre 6 y 24 meses, aunque reglamentariamente no se establece un
plazo máximo ni un mínimo. Pueden ser emitidos tanto en quetzales como en
dólares de los Estados Unidos de América. La Bolsa se encuentra impulsando la
figura de Papel Comercial, que son obligaciones de deuda que proporcionan

a determinadas empresas un mecanismo ágil y eficiente para cubrir sus
necesidades de financiamiento de corto plazo. Para las empresas es un
instrumento fácil de implementar, debido a la reducción de requisitos de
divulgación de información y a la existencia de sistemas y procedimientos que
agilizan y facilitan el proceso de negociación

Nula Operación De Los Mercados De Capitales
En Guatemala.
Una emisión constituye el conjunto de valores inscritos para oferta pública a ser
negociados en el mercado bursátil o extrabursátil. La oferta pública es la invitación
que el emisor hace abiertamente al público, por sí o por intermedio de tercero,
mediante una bolsa de comercio o cualquier medio de comunicación masiva o
difusión social, para la negociación de valores, mercancías o contratos. La
utilización de los medios antes relacionados no implica la existencia de una oferta
pública, si la invitación se dirige exclusivamente a quienes ya son socios o
accionistas de la emisora y las acciones por ésta emitidas no estuvieren inscritas
para oferta pública. La oferta de valores del Estado, de las entidades
descentralizadas, autónomas o semiautónomas, del Banco de Guatemala, de las
municipalidades y de las instituciones fiscalizadas por la Superintendencia de
Bancos, se regirá por sus propias leyes.
El contrato de fondo de inversión es aquel por medio del cual un agente recibe
dinero de terceras personas con el objeto de invertirlo por cuenta de éstas, de
manera sistemática y profesional, en valores inscritos para oferta pública y al
vencimiento, durante el plazo pactado o la terminación del contrato, según sus
propias disposiciones, se obliga condicional o incondicionalmente, a devolver el
capital recibido con sus frutos, cargando una comisión cuyo monto y
características se definen en el propio contrato. Ni el dinero recibido por el agente,
ni los valores que con él adquiera por cuenta de los inversores se mezclan con su
patrimonio, ni puede emplearlos sino para los fines expresamente indicados en el
contrato. Los fondos o los valores recibidos deberán contabilizarse debidamente,
separados de las cuentas propias del agente.
las dificultades para mantener regímenes cambiarios controlados no se derivan -al
menos no exclusivamente- de los factores que, conforme el esquema de Bretton
Woods, se denominaban "desequilibrios fundamentales"7 y justificaban un ajuste
de la paridad; es decir, la posibilidad de que, haya desequilibrios insostenibles en
las cuentas externas o pérdidas acumuladas e irrecuperables de competitividad.
En los años noventa se hizo evidente que los flujos de capital internacional son,
ante todo, flujos de activos financieros negociados en mercados especulativos
que, por su naturaleza, presentan una inestabilidad que excede la volatilidad de
las economías que los fundamentan. Sucede lo mismo que con muchas acciones
negociadas en la bolsa de valores de Nueva York: el precio de las acciones es
más volátil que las ganancias futuras de la empresa. Cuando los operadores

"venden" masivamente activos financieros emitidos por un determinado país, se
produce una crisis financiera y no siempre es cierto que ello se deba, por ejemplo,
a un problema fiscal. En tercer lugar, las crisis de los años noventa han puesto de
relieve la importancia del sector financiero interno en la gestación, evolución y
resolución del período de crisis. Uno de los mecanismos más importantes
mediante el cual opera este canal de transmisión, es la conversión de plazos y el
consiguiente riesgo de liquidez. Como se dice, una entrada de capital es
equivalente a la compra de un activo financiero de gran liquidez. Su contraparte
es, con frecuencia, un proyecto de inversión rentable, pero muy poco líquido y el
agente que realiza la transformación es un banco. Estas tres circunstancias
indican que las recomendaciones tradicionales, en el sentido de proponer a los
países ajustes en la gestión fiscal, podrían resultar insuficientes en las actuales
condiciones del mercado financiero internacional y en lo que, desde ya se
vislumbra, como sus tendencias más importantes. Las medidas de política
económica adoptadas en la región se han orientado a la cobertura de los riesgos
sin afectar excesivamente los beneficios derivados de la internacionalización
financiera. Estas medidas han sido de tres tipos. El primero, tal como se mencionó
anteriormente: una mayor determinación en el frente cambiario. Argentina es un
ejemplo claro de país que escoge una determinada paridad y la respalda
vigorosamente a fin de despejar posibles inquietudes en la mente de los
inversores. La respuesta de las autoridades mexicanas es un caso igualmente
ilustrativo; en México se decide adoptar un régimen cambiario de libre flotación y
se desecha, en la práctica, la idea de mantener un tipo de cambio controlado. En
el caso de Chile, se ha respondido con una tendencia manifiesta hacia una mayor
flexibilidad cambiaria, ampliando el tamaño de la banda de flotación. Algo similar
podría decirse de Venezuela y Brasil. El segundo tipo de medidas guarda relación
con el sector financiero y, más concretamente, con la reglamentación preventiva. A
lo largo de los años noventa se observa una clara tendencia en la región a adaptar
los sistemas regulatorios a lo que se considera la "mejor práctica" en el ámbito
internacional. Entre otros aspectos, se incluyen los principios contables, la
transparencia en la información y las propias prácticas regulatorias. En concreto,
también forman parte de este grupo de políticas, las medidas encaminadas a
cubrir adecuadamente el riesgo de liquidez. Es el caso, por ejemplo, de los
requisitos que se imponen en Argentina en materia de liquidez sobre el conjunto
de los pasivos emitidos por el sistema financiero. El tercer tipo de medidas trata de
influir en el monto o la composición de las entradas de capital a través de un
control directo de las transacciones efectuadas entre residentes y no residentes en
el país; tal como sucede en Brasil, Chile y Colombia. A juzgar por algunas
evidencias, la composición por plazos de la deuda externa, se ha alargado cuando
se impone un requisito de depósito a las entradas de capital.

Conclusión.

Compañías de mercados de capitales están tratando de pasar de reestructuración
doloroso para un futuro más sostenible y rentable. En resumen, se están
preparando para el despegue. Pero esto no quiere decir que su trayectoria de
vuelo será suave. En esta perspectiva, destacamos seis áreas que las empresas
de los mercados de capitales probablemente tendrán que priorizar en 2015. una
descripción de alto nivel de las seis tendencias y prioridades clave para los
mercados de capitales. Para la vista de las tendencias del mercado de capitales
que se espera Esta perspectiva es parte de la serie Perspectivas para la Industria
Energética de Deloitte que proporciona ideas y tendencias para la banca, los
seguros, gestión de inversiones y bienes raíces comerciales.
Cifras de la Bolsa de Valores Nacional (BVN) revelan que durante el 2013 se
negociaron bonos por $334 millones. De ese total, el 25% fueron bonos
expresados en dólares, el resto denominados en quetzales. el volumen de
negociaciones que abarca a actividades de la industria, banca, agricultura,
comercio y finanzas, está en aumento.

Bibliografía
http://www.centralamericadata.com/es/article/home/Dinamismo_de_la_Bolsa_d
e_Valores_de_Guatemala
https://mdeaee.files.wordpress.com/2011/09/156.pdf

http://www.qil4.com/analisis/2015/11/12/emisiones-de-ttulos-de-deuda-en-elmercado-de-capitales-internacionales