You are on page 1of 18

22

FLUCTUACIONES CÍCLICAS A CORTOPLAZO
La historia del capitalismo de los países occidentales está formada por períodos recurrentes de
auges y crisis, de recesiones y de expansiones. A veces es difícil encontrar trabajo, las fábricas
están cerradas y los beneficios de las empresas son bajos. Estas recesiones algunas veces suelen
ser breves y suaves, en otras ocasiones pueden durar una década o más y causar grandes
dificultades económicas. Otras veces, la situación económica es buena, hay oportunidades de
empleo y los beneficios de las empresas son altos.1
En este capítulo se define el ciclo económico, se explica las diferentes fases del ciclo económico y
sus características, se señalan las diversas causas y efectos de la crisis, se explica las diversas
teorías acerca de la crisis económica y se caracterizar el ciclo económico de la economía de El
Salvador.
Ciclo económico es el comportamiento expansivo y recesivo de la actividad económica reflejada
en el PIB en torno al producto de pleno empleo o producto potencial de los factores de la
producción; son variaciones en el ritmo de crecimiento del PIB que se producen de manera
repetitiva en el tiempo; desviaciones que se producen alrededor de la tendencia y que se repiten
con cierta periodicidad y que suelen durar varios años.
La definición clásica dada por Arthur Burnes y Wesley Mitchell es que los “ciclos económicos son
una forma de fluctuación que se encuentra en la actividad económica agregada de las naciones
que organizan su trabajo principalmente en empresas: un ciclo consiste de expansiones que
ocurren al mismo tiempo en múltiples actividades económicas, seguidos de recesiones,
contracciones y recuperaciones igualmente generalizadas, que se entrelazan con la fase de
expansión del siguiente ciclo; esta secuencia de cambios es recurrente pero no periódica; en
duración, los ciclos económicos varían desde más de un año o diez o doce años, no son divisibles
en ciclos más cortos de carácter similar, cuyas amplitudes se aproximan a la propia. 2
Los ciclos que caracteriza a todas las economías de mercado son las fluctuaciones ascendentes y
descendentes de la producción, de la inflación, de las tasas de interés y del empleo entre otras. Si
se observa la evolución durante un largo periodo del ritmo de crecimiento del PIB se puede
observar como va describiendo ondas con cierta regularidad. Cada onda corresponde a un ciclo
económico. En la evolución a largo plazo del PIB se pueden distinguir etapas que se identifican
como tendencias, variaciones estacionales y variaciones aleatorias.
La tendencia, es la dirección que presenta a largo plazo los ciclos económicos. Las variaciones
estacionales son movimientos recurrentes que se producen en cada ejercicio y las variaciones
aleatorias que son aquellas variaciones de carácter irregular.
Comprender los ciclos económicos ha sido uno de los temas que más atención han recibido del
estudio de la macroeconomía. ¿A que se deben las fluctuaciones cíclicas? ¿Cómo puede la política
económica reducir esas oscilaciones fuertes que se presentan?
La historia económica de los países muestra que la economía nunca crece de una manera fluida ni
uniforme. Un país puede disfrutar de varios años de expansión y prosperidad económica, esta
expansión puede ir seguida de una recesión o incluso de una crisis financiera o, en raras
ocasiones, de una prolongada depresión. Finalmente se toca fondo y comienza la recuperación.
Esta puede ser lenta o rápida, incompleta o tan fuerte que provoque una nueva expansión. La
1

J. Silvestre Méndez M., Fundamento de Economía, Mc Gran-Hill Interamericana Editores, S.A. de C.V. IN BN 970-10-49302005. 214-221
2

Sach, Larrain p. 189.

22
prosperidad puede significar un largo y duradero período de elevada demanda, abundante empleo
y mejora del nivel de vida o puede caracterizarse por una subida de los precios y especulación.
Las explicaciones de los ciclos son diferentes según cada país. En la práctica no se tiene una teoría
para todos los países. Las fluctuaciones económicas son muy diferentes en los distintos países en
términos de frecuencia, magnitud y causas. Los países pequeños como El Salvador, muy
expuestos al comercio internacional, muestran características diferentes de los países grandes,
que dependen menos del comercio. Los tipos de shocks que enfrentan los países que dependen de
sus exportaciones de materias primas son distintos de los tipos de shocks que experimentan los
países que exportan productos manufactureros.
En todo caso, si los distintos ciclos económicos no tuvieran importantes rasgos en común, cada
uno tendría que abordarse como un fenómeno singular. Aunque los episodios cíclicos no son
iguales, comparten características generales que los convierten en materia de estudio.
En un ciclo las expansiones ocurren al mismo tiempo en múltiples actividades económicas y
variables, seguidas de recesiones, contracciones y recuperaciones igualmente generalizadas, que
se entrelazan con la fase expansiva del siguiente ciclo. Las variable pueden clasificarse
dependiendo de si se mueven a favor del ciclo, en contra o independiente de él en: procíclicas,
contracíclicas y acíclicas.
Las variables procíclicas son aquellas que tienden a aumentar durante las expansiones y a caer
durante las contracciones, las variables contracíclicas tienden a aumentar durante las recesiones y
a caer durante las expansiones y las variables acíclicas no se mueven en coordinación con el ciclo
económico.

Procíclicas
Aumentan
en
las
expansiones
Producto nacional
Productos sectoriales
Utilidades
de
las
empresas
Agregados monetarios
Velocidad del dinero
Tasa de interés a corto
plazo
Nivel de precios

Contracíclicas

Acíclicas

Bajan en las recesiones
Producto nacional
Productos sectoriales
Producción de no durables
Producción
de
bienes
agrícolas
Utilidades de las empresas
Precios de los bienes
Tasa de interés a largo plazo
Nivel de precios

Inventario de bienes Exportaciones
terminados
Inventario de insumos
Tasa de desempleo
Quiebras

Una hipótesis central de este fenómeno, es que el producto y el empleo siguen una trayectoria de
crecimiento, conocida como tendencia, y que el ciclo económico fluctúa alrededor de esa
tendencia. La tendencia está en función de los factores que determinan el crecimiento de largo
plazo de la economía, como son las tasas de ahorro, el crecimiento de la fuerza laboral y cambios
tecnológicos. En general, se presume que aquellos factores que determinan los ciclos económicos
producen un efecto menor sobre la tendencia de largo plazo de la economía.

Caracterización de los ciclos económicos
Es necesario señalar las principales características de los ciclos económicos: 1) Son inherentes al
sistema capitalista, mientras exista capitalismo habrá ciclos; 2) son estructurales porque su
funcionamiento depende del propio sistema; 3) son necesarios para el propio funcionamiento del
sistema capitalista que permite ir eliminando y renovando condiciones, aunque a una escala cada
vez mayor; se presentan en forma específica y diferente en cada ocasión.

22
El ciclo económico tiene cuatro fases: auge (pico), recesión (contracción), crisis (depresión) y
recuperación.
En la etapa del auge (pico), la actividad es elevada: aumenta la producción,
disminuye el desempleo, los precios tienden a aumentar, aumentan las inversiones, aumenta el
empleo de los factores de la producción (esta puede aumentar por encima del producto de pleno
empleo debido a que los trabajadores realizan horas extraordinarias y la maquinaria se utiliza en
varios turnos). En esta etapa, la capacidad productiva está plenamente utilizada, lo que dificulta
mantener el ritmo de crecimiento; las tensiones sobre los precios empiezan a ser muy fuertes; hay
dificultades para encontrar mano de obra cualificada; las expectativas empresariales comienzan a
deteriorarse ante el repunte de la inflación, repercutiendo negativamente sobre las inversiones
previstas.
En la fase de recesión (contracción), hay un retroceso relativo de toda la actividad económica en
general. Las actividades económicas (producción, comercio, banca, etc.) disminuyen en forma
notable. Disminuyen los indicadores de dichas actividades económicas. En esta fase, las compras
de los consumidores suelen experimentar una enorme disminución, mientras que las existencias
de automóviles y de otros bienes duraderos que tienen las empresas aumentan de manera
imprevistas. Al reaccionar éstas reduciendo la producción, el PIB real disminuye. Poco después
también se reduce la inversión empresarial en plantas y equipo. Asimismo, la demanda de trabajo
disminuye, lo cual se manifiesta primero en una reducción de la semana laboral y después en
despidos y en un incremento del desempleo.
Al disminuir la producción, también disminuye la inflación, ya que cuando desciende la demanda
de materias primas, sus precios caen. Los beneficios de las empresas disminuyen
considerablemente en las recesiones. Las cotizaciones bursátiles suelen caer, ya que los
inversionistas perciben la proximidad de una recesión. Sin embargo, como la demanda de crédito
desciende, en las recesiones también suelen bajar las tasas de interés.
El gobierno, en su lucha contra la inflación, adopta medidas de enfriamiento de la economía, lo
que se traduce en caída de ventas y beneficios; el desempleo comienza a repuntar; en este
ambiente de desánimo las inversiones se resienten; se elevan las suspensiones de pago y las
quiebras, etc. En esta etapa aumenta el desempleo y se produce menos de lo que puede
producirse realmente con los recursos y con la tecnología existente.
Después de la recesión se da la crisis o depresión, en la cual continúan cayendo o disminuyendo
los principales indicadores económicos. La depresión constituye una verdadera caída, un
hundimiento general de la economía, por lo que en esta misma fase se van dando los elementos
que permiten la recuperación y posteriormente el auge. En esta fase se alcanza el punto mínimo
de la actividad económica, se acentúan las contradicciones del sistema, hay un exceso de
producción de ciertas mercancías en relación con la demanda, en tanto que falta producción en
algunas ramas, hay una creciente dificultad para vender dichas mercancías, hay una fuerte caída
de los beneficios, muchas empresas quiebran y las inversiones se estancan y se incrementa el
desempleo y el subempleo y los precios por lo general bajan. Se caracteriza además por que la
capacidad productiva está infrautilizada.
En la fase de recuperación comienzan a aumentar las ventas y los beneficios, el desempleo
desciende, se vuelven a acometer nuevas inversiones, los precios comienzan lentamente a crecer.
Hay que señalar que en un ciclo económico la fase de subida no tiene por qué tener la misma
duración que la de bajada, de hecho últimamente las fases alcistas han tendido a ser
notablemente más prolongadas que las bajistas.

22
GRAFICO

CICLO ECONOMICO
AUGE

PIBr

TENDENCIA

RECUPERACIÓN

RECESIÓN

CRISIS

CICLO
CRISIS

Tiempo
Tipos de ciclos económicos
Cuando se estudian los ciclos se hace en forma teórica, pero dadas las características generales y
específicas de cada país, es conveniente no olvidar que cada ciclo económico es único y que sus
caídas concretas, se pueden conocer una vez que ha ocurrido y mediante una riguroso
investigación histórica; es decir, se debe analizar y revisar la forma en que ocurre cada ciclo
económico en cada país.
Después de realizar la investigación histórica de un determinado ciclo económico, encontramos
gran cantidad de rasgos comunes a todos ellos en sus diferentes fases, aunque también tienen
características específicas que los diferencias.
Con base en los estudios históricos que se han hecho de los ciclos económicos en el sistema
capitalista, se encuentran tres tipos de ellos, de acuerdo a su duración en grandes, medianos y
pequeños.
Los ciclos grandes se llaman así en honor de Kondratieff, que fue el primer investigador que hizo
un estudio científico de ellos y tienen una duración aproximada de 60 años. Los ciclos medianos
son ciclos cuya duración aproximada es de 15 a 17 años, aunque hay algunos de estos ciclos que
sólo tienen una duración de casi 10 años. Los ciclos pequeños son ciclos que tienen una duración
de un poco más de tres años.
Coyuntura económica
El ciclo tienen diferentes fases y existen varios tipos de ciclos según su duración. Los ciclos, y
específicamente la crisis (fase principal del ciclo), se manifiestan en forma periódica cada lapso,
pero ¿qué pasa cuando las condiciones económicas cambian en forma repentina y no prevista?.
Entonces se habla de una situación coyuntural que puede modificar el movimiento del ciclo, pero
que no debe confundirse con la crisis o con otra fase del ciclo.
Se presentan dos conceptos de coyuntura económica:
Coyuntura económica es el pronóstico sobre la evolución próxima en el sector económico, social,
político o demográfico, basado en una comparación de la situación presente con la pasada y en
datos estadísticos. Coyuntura económica Es el conjunto de elementos y fenómenos económicos

22
que caracterizan la situación económica (nacional o internacional) en un momento dado o el
conjunto de elementos y fenómenos que constituyen la situación presente
La coyuntura económica o situación presente de la economía en un momento determinado afecta
la forma en que habrán de darse las diferentes fases del ciclo y el tiempo de duración de cada una
de ellas. Un ejemplo de cómo afecta la coyuntura al ciclo es en las guerras. Si un país está en
guerra y tienen una economía que se encuentra en fase depresiva, rápidamente se puede
recuperar porque aumenta la producción, la inversión, el empleo, etc., es decir, una guerra como
la que experimentó El Salvador en la década de los ochenta representa una situación coyuntural
que afecta el desarrollo el ciclo económico. Tampoco hay que olvidar las características
estructurales de la economía, que determinan su funcionamiento general.

Teorías sobre los ciclos económicos
Los economistas han observado los ciclos económicos durante casi dos siglos. Los debates sobre
las causas de los ciclos económicos se han ampliado y difundido con el paso de los años. Existen
desde luego, innumerables explicaciones posibles, pero resulta útil clasificar las diferentes causas
en dos categorías: externas e internas. Los economistas utilizan el término exógenas para referirse
a las fuerzas que actúan desde fuera el sistema. Las teorías exógenas buscan la raíz del ciclo
económico: en las guerras, las revoluciones y las elecciones; en los precios del petróleo, los
descubrimientos de oro y las migraciones; en los avances científicos y las innovaciones
tecnológicas; e incluso en el tiempo meteorológico. En cambio, las teorías internas buscan
mecanismos dentro del sistema económico que dan lugar a ciclos económicos que se
autogeneran. En este enfoque, toda expansión produce recesión y una contracción y toda
contracción produce una reanimación y una expansión en una cadena casi regular y repetitiva.
Hay teorías que tratan de explicar el por qué de los ciclos económicos, de su carácter repetitivo.
Las teorías que existen en relación con las crisis son muchas y muy variadas; sin embargo, todas
ellas las se pueden agrupar en cuatro modelos de interpretación en correspondencia con las
causas que la provocan: Modelo de interpretación monetarista representado fundamentalmente
por Milton Friedman, modelo de interpretación por medio de las innovaciones tecnológicas
representado por Joseph Schumpeter, modelo que relaciona las crisis con la inversión y el
consumo representado por Harrod y Keynes y el modelo de interpretación marxista representado
por Carlos Marx.
¿Cuál de estas teorías explican mejor los hechos de los ciclos económicos?. En realidad, cada una
de las teorías rivales tienen algo de cierto, pero ninguna es válida en todas las épocas y en todas
los países. La clave de la sabiduría macroeconómica es comprender las diferentes teorías y saber
dónde y cuando aplicarse.
Teoría monetaria
La teoría monetaria de Milton Friedman atribuye las fluctuaciones cíclicas a la expansión y a la
contracción del dinero y del crédito. Según esta teoría, los factores monetarios son la causa
principal de las fluctuaciones de la demanda agregada. Las variaciones en la cantidad de dinero
provocan desplazamiento en la demanda agregada y en el nivel de producción. A largo plazo los
precios se van ajustando de manera que la oferta de dinero, medida en términos reales, vuelve a
su nivel inicial, anulándose el efecto positivo inicial.
La explicación monetaria relaciona el ciclo económico con la existencia de un comportamiento
inflacionario de la economía que es acumulativo y lleva a un crecimiento económico artificial.
El comportamiento inflacionario de la economía implica la utilización irracional de los factores
productivos, distorsiones en la distribución del ingreso y estímulos a la inversión especulativa
desalentando la inversión productiva. Estos factores conducen a la desvalorización de la moneda
y, finalmente, a la crisis.

22

Según esta teoría, los periodos de auge se caracterizan por la existencia de una oferta de
mercancías inferior a la demanda solvente. Es decir, toda la producción se vende en la época de
auge. En cambio, los períodos de crisis se identifican porque la oferta es superior a la demanda
existente, por lo que la producción no se ende totalmente.
Hay que recordar que la demanda se estimula por medio artificiales (publicidad, moda, tarjetas de
crédito, ventas a plazos, etc.) básicamente inflacionarios, además del gasto público inflacionario
realizado a través de la deuda pública y de la emisión monetaria.
En un momento determinado es necesario corregir la política inflacionaria seguida lo cual se hace
por medio de políticas deflacionarias o antiinflacionarias. En esta forma se restringe la demanda
más abajo del volumen de producción, lo que ocasiona desocupación y subocupación, y
posteriormente crisis, donde hay más producción que demanda.
La teoría monetarista del ciclo actualmente tiene poca credibilidad; no obstante, los banqueros y
financieros la siguen utilizando porque generalmente son ellos los más conservadores. También se
sigue empleando en ciertos medios académicos, debido a que Milton Friedman la ha modificado y,
hasta cierto punto, popularizado.
Se pueden hacer dos críticas principales a esta teoría: En primer lugar, los monetaristas están
equivocados cuando dan a los mecanismos financieros un valor explicativo de la crisis. Pero están
absolutamente en los cierto cuando vinculan las crisis económicas a esos mecanismos financieros.
Y están todavía más en los cierto cuando plantean una política deflacionaria como el único
caminos para controlar la crisis.
En segundo lugar, el crecimiento equilibrado (sin inflación, sin crisis) que plantean los
monetaristas es utópico en la actualidad, debido a que el desarrollo capitalista conduce a la
concentración económica, el monopolio y a la intervención del Estado en la economía. El
liberalismo económico que propugnan los monetaristas es totalmente obsoleto y no opera en la
realidad actual de nuestros países.
Teoría schumpeteriana
La teoría Shumpeteriana se llama al modelo de interpretación de los ciclos por medio de las
innovaciones tecnológicas, expresado por Joseph Schumpeter. Para éste, la causa real del carácter
cíclico y crítico de la economía capitalista radica en la innovación tecnológica. Parte del concepto
neoclásico de equilibrio que supone pleno empleo de los recursos productivos.
En una situación de equilibrio, los empresarios o industriales no tienen incentivos para hacer algo
diferente a lo que están haciendo. El crecimiento económico se da simplemente porque crece la
población y se incrementa el capital, pero sin innovaciones reales.
En un momento determinado, los empresarios deciden introducir innovaciones tecnológicas en sus
instalaciones, con objeto de obtener mayores ganancias. Esto provoca que se rompa el equilibrio y
a corto plazo haya un aumento de la demanda de equipo productivo, lo que estimula la
producción, llegando a la sobreproducción, lo que ocasiona baja en los precios y en las ganancias
y precipita la crisis. Es decir, el auge dura un período corto, que es el que dura la “innovación”.
La teoría schumpeteriana tiene el mérito de ligar la teoría de las crisis con las innovaciones
técnicas, explicando así su periodicidad, pero olvidando que los fenómenos que provocan las crisis
son las estructurales y no algo ajeno a o fortuito a la economía, como al final Schumpeter sostiene
al afirmar que las innovaciones tecnológicas son algo externo al sistema económico. Sin embargo,
recordemos que las ganancias se pueden obtener por medio de cambios tecnológicos, siendo
éstos parte importante del sistema económico que motiva a los empresarios a invertir.

22
Otra crítica es que el modelo schumpeteriano se queda en el plano ideológico y permite una falsa
conclusión de que el sistema podría mantenerse en una perspectiva de ascenso constante si fuera
permanentemente alimentado por nuevas innovaciones tecnológicas que permitirán ir haciendo
suceder ciclos sobre ciclos.
Teoría keynesiana
La teoría keynesiana interpreta el ciclo económico por medio de la relación entre la inversión y el
consumo, y fue expresado por John M. Keynes, Roy F. Harrod y los keynesianos que continuaron la
teoría.
Keynes liga la teoría de la crisis con la ocupación, la inversión y el consumo. No acepta el supuesto
clásico del equilibrio con pleno empleo; en cambio, supone el equilibrio por abajo del pleno
empleo, de tal manera que cuando el sistema está en expansión se acerca al pleno empleo de
trabajo y recursos productivos, lo que conduce a la crisis.
Para Keynes el ingreso nacional es igual al consumo más el ahorro, donde el ahorro es igual a la
inversión. El equilibrio existe cuando la demanda efectiva es igual al precio de oferta de la
producción total de bienes a cualquier nivel de empleo que se dé.
Así pues, la posibilidad de crecimiento de la economía depende fundamentalmente de las nuevas
inversiones, lo que a su vez se encuentran condicionadas por:
a) La eficacia marginal del capital o beneficio previsto de las nuevas inversiones, que dependen
del precio de las materias primas y del rendimiento esperado por el capitalista.
b) La tasa de interés. Si en los bancos existe una tasa de interés alto, el inversionista no está
interesado en realizar nuevas inversiones porque prefiere tener su dinero en el banco. Es
importante considerar el ingreso total de la población porque de él dependerá la demanda efectiva
de la población. Dicho ingreso está determinado por la propensión marginal al consumo y la tasa
de interés.
La teoría keynesiana afirma que, cuando el ingreso aumenta, se destina cada vez menor
proporción al consumo y más al ahorro, la que cambia las previsiones de los capitalistas, ya que
ellos esperan que la demanda aumente como consecuencia del incremento del ingreso.
Cuando la propensión marginal al consumo disminuye, los inversionistas deciden no invertir
porque el rendimiento esperado por ellos no será conveniente. Esto trae como consecuencia una
serie de fenómenos económicos que se propagan y multiplican a todas las actividades, surgiendo
la crisis.
El ciclo resulta ser en el fondo una consecuencia de las fluctuaciones en la eficacia marginal del
capital (rendimiento esperado del capital); es decir, del cambio en las previsiones de los
empresarios que pueden subir o bajar según se muestre la tendencia de la propensión marginal a
consumir de la población. Las variaciones en la inversión determinan en última instancia los ciclos
económicos y las crisis.
Uno de los elementos más importantes de la teoría keynesiana es su política de estímulo a las
inversiones (tratando de detener la crisis) que se da fundamentalmente a través del gasto público,
financiado en buena parte por la deuda pública y la emisión de circulante, la que provoca déficits
presupuestales, favoreciendo la inflación.
Los modelo keynesianos que explican las crisis económicas permiten una acción estatal a corto
plazo; sin embargo, a la larga fallan porque las contradicciones se agudizan, se ha criticado que
los keynesianos sirven fundamentalmente para la etapas de auge y son desplazados por los
conservadores en las etapas de depresión y de crisis.

22
Una importante causa de las fluctuaciones cíclicas son las perturbaciones de la demanda
agregada. Un descenso de la demanda agregada reduce la producción. Un desplazamiento
descendente de la curva de DA a lo largo de una curva OA relativamente plana e inalterada da
lugar a una reducción del nivel de producción. Como consecuencia del desplazamiento
descendente de la curva de DA, la producción efectiva disminuye en relación con la potencial en
una recesión.
Las fluctuaciones cíclicas de la producción, del empleo y de los precios suelen deberse a
desplazamientos de la demanda agregada, que se producen cuando los consumidores, las
empresas o el Estado alteran el gasto total en relación con la capacidad productiva de la
economía. Cuando estos desplazamientos de la demanda agregada provocan bruscas caídas de la
actividad económica, la economía sufre recesiones e incluso depresiones.
Teoría del multiplicador y el acelerador
El modelo del multiplicador y el acelerador, plantea que las perturbaciones externas se propagan
por medio del mecanismo del multiplicador junto con la teoría de la inversión llamado principio del
acelerador. Esta teoría muestra que la interacción del multiplicador y el acelerador pueden
provocar ciclos regulares de la demanda agregada; es uno de los pocos modelos que generan
ciclos internos.3
La teoría de los ciclos económicos de equilibrio sostiene que las percepciones erróneas de las
variaciones de los precios y de los salarios llevan a los individuos a ofrecer demasiado trabajo o
excesivamente poco, por lo que la producción y el empleo fluctúan. Según una versión de estas
teorías, el desempleo aumenta en las recesiones porque los trabajadores siguen pidiendo unos
salarios demasiados altos.
Según esta teoría, un rápido crecimiento de la producción estimula la inversión. Una elevada
inversión estimula, a su vez, el crecimiento de la producción y el proceso continua hasta que se
utiliza toda la capacidad de la economía, momento en el que la tasa de crecimiento económico
disminuye. La desaceleración del crecimiento reduce, a su vez, el gasto de inversión y la
acumulación de existencias, lo que tiende a llevar a la economía a una recesión. El proceso actúa
entonces en sentido contrario hasta que se toca a fondo y la economía se estabiliza y vuelve a
recuperarse. Esta teoría interna del ciclo económico muestra un mecanismo, como el movimiento
de un péndulo, en el que una perturbación exógena tiende a propagarse por toda la economía de
una forma cíclica.
Teoría marxista
La crisis, para Marx, surgen como posibilidad desde que los productores individuales intercambian
los productos de su trabajo entre si a través de un mercado desarrollado donde hay la mediación
de un moneda o equivalente general.
Esto quiere decir que la crisis se manifiestan exclusivamente en las economías de mercado donde
existe el intercambio.
Cuando hay dificultades para el intercambio, en ese momento se manifiestan la crisis. El ejemplo
más simple es cuando hay dos productores: A y B. El productor A produce una mercancía pero no
para satisfacer una necesidad, sino para venderla- El productor B produce una mercancía también
para intercambiarla. El productor A recibe dinero por su mercancía, pero quiere comprar otra
mercancía, que no es la que produjo B, en este momento se produce la crisis, porque el productor
B no encuentra quien le compre o intercambie su mercancía producida.
3

Macroeconomía con aplicaciones a Latinoamérica. Samuelson Paul A., Nordhaas William D., Mc Graw Hill/interamericana
2006. Pág. 151-152

22
Si ampliamos el concepto de productores A y B y los consideramos como una masa de productores
en general que se desenvuelven en un sistema capitalista, podemos explicarnos el porqué de las
graves consecuencias de las crisis,
Las crisis se producen porque ciertas mercancías no se venden en un momento dado en el
mercado y hay sobreproducción en relación de la demanda solvente. A estas crisis se les llama de
sobreproducción o subconsumo.
Sobreproducción. Se define así porque en un momento determinado se produce una gran cantidad
de artículos que no llegan a ser consumidos debido a que mucha gente no tiene solvencia
económica; es decir, no demanda. No hay que olvidar que uno de los objetivos de los capitalistas
es el incremento de sus ganancias, que se puede lograr ampliando sus ventas, por lo que una
crisis resulta nefasta para ellos.
Existe subconsumo porque hay sobreproducción de algunos artículos, pero faltante de otros,
principalmente de bienes de consumo básico que no se producen en cantidades suficientes para
satisfacer las necesidades sociales.
En el fondo, la causa de las crisis está dada por la caída de la tasa de ganancia, que es una de las
formas en que se manifiesta las contradicciones económicas y sociales del capitalismo.
Para aumentar sus ganancias, el capitalista necesita invertir sobre todo en capital constante, que
representa innovaciones tecnológicas, debido a la competencia con los demás capitalistas. Al
aumentar el capital constante aumenta la composición orgánica del capital y disminuye la tasa de
ganancia.
En síntesis, para Marx las crisis son necesarias e inevitables en un sistema capitalista, y se deben
a las contradicciones económicas y sociales que se van acumulando y se reflejan en la
disminución de la tasa de ganancia, el incremento del desempleo y del subempleo, aumento de
inversiones especulativas, sobreproducción y subconsumo, etc,
Hay otras explicaciones4 como las teorías políticas de los ciclos económicos que atribuyen la
fluctuación a los políticos que manipulan la política económica para ser relegada. Históricamente
las elecciones presidenciales han sido sensibles a la situación económica existente durante el año
anterior a la elección.
Las teorías de los ciclos económicos de equilibrio sostienen que los principales errores de la
variación de los precios y de los salarios llevan a los individuos a ofrecer demasiado trabajo o
excesivamente poco, por lo que la producción y el empleo fluctúan. Según una versión de estas
teorías, el desempleo aumenta en las recesiones porque los trabajadores siguen pidiendo unos
salarios demasiado altos.
Los difusores de los ciclos económicos reales sostienen que las innovaciones o las perturbaciones
de la productividad de un sector pueden difundirse al resto de la economía y provocar recesiones
y expansiones. En este enfoque clásico, los ciclos son causados principalmente por perturbación
de la oferta agregada y no por variación de la demanda agregada. Este enfoque parece explicar
situaciones como la de Rusia, que hizo la transición de la planificación central al mercado en los
años 90. La producción disminuyó rápidamente debido en gran parte a la desorganización y a la
confusión.
Se producen perturbación de la oferta cuando las fluctuaciones cíclicas son provocadas por
desplazamiento de la oferta agregada. Lo ejemplos clásicos son las crisis del petróleo de los años
70 y crisis actual, períodos en el que las bruscas subidas de los precios del petróleo contrajeron y
están contrayendo la oferta agregada, aumentando la inflación y reduciendo la producción y el
empleo.
4

Ibid.

22

Tipo de crisis económicas
En el capitalismo se han dado varios tipos de crisis, entre las que destacan las siguientes: Crisis de
sobreproducción, crisis financiera, crisis de desproporción, crisis crónica de realización y crisis del
proceso de acumulación
En la crisis de sobreproducción, se manifiesta como una fase del ciclo capitalista; se da en forma
de sobreproducción de muchas mercancías, que tienen dificultades para venderse. Las empresas
quiebran o reducen su producción, incrementando el desempleo y el subempleo. Las crisis se
reflejan en varios hechos: desequilibrios comerciales, problemas monetarios y crediticios, y
quiebra de empresas industriales, comerciales y bancarias.
La sobreproducción es relativa en relación con la demanda solvente, porque al mismo tiempo
existen en la sociedad muchas necesidades no satisfechas de gente que no tiene recursos
económicos para demandar, por lo que a la crisis también se le llama subconsumo o crisis crónicas
de realización.
Las crisis financieras se dan dentro de las crisis económicas del capitalismo y se manifiesta en que
el sistema financiero del país tiene problemas para realizar sus funciones. Así, las empresas tienen
dificultades para obtener financiamiento, existen problemas para pagar la deuda interna y externa
contratada con anterioridad. En este tipo de crisis muchos recursos financieros se dedican a la
especulación, con lo que se descuida el aparato productivo. Un ejemplo es la crisis de 1995-1996
en México.
Las crisis de desproporción se dan cuando no hay una equilibrada proporción en el consumo de las
empresas, del gobierno, de los capitalistas y de los particulares. Cuando no se calculan
correctamente los diferentes consumos se llega a la crisis de desproporción, porques se producirá
mucho para un sector de consumo y poco para otro.
Las crisis crónica de realización se dan porque la desproporción entre la producción y el consuno
se incrementan constantemente y el capitalista no puede obtener sus ganancias hasta que no
vende su producción. Por eso se ve en la necesidad de ampliar constantemente sus mercados
incluso en el exterior del país, o dentro del país por medio de la publicidad, tarjetas de crédito, etc.
La crisis del proceso de acumulación es porque con el capital que ha acumulado, el capitalista
invierte en capital constante y en fuerza de trabajo. Cuando disminuyen el desempleo y el
subempleo, los obreros mejoran su poder de negociación y pueden obtener remuneraciones más
altas, lo que ocasiona incrementos de costos para el capitalista y una disminución de su tasa de
ganancia. Todo ello propicia un desaliento en las nuevas inversiones, provocándose la crisis del
proceso de acumulación.
La crisis crónica de realización, la de desproporción y la del proceso de acumulación constituyen
tres formas diferentes en que se manifiesta la crisis de sobreproducción, que es la más general del
sistema capitalista y donde se manifiestan todas las contradicciones y problemas del propio
sistema.
La crisis agraria es una crisis de sobreproducción agrícola que se manifiesta por los problemas del
sector industrial y comercial. Al disminuir la producción industrial, baja el poder adquisitivo de
mucha gente que disminuye el consumo de productos agrícolas, lo que ocasiona un descenso en
la demanda de maquinaria agrícola, fertilizantes y productos industriales para el campo. La crisis
agrícola generalmente dura mucho tiempo, aunque no tiene un carácter cíclico.
Crisis general del capitalismo. Los teóricos hablan de una crisis general del capitalismo, debido a
que si bien es cierto que las crisis son periódicas, cada una de ellas va preparando el terreno de
una nueva crisis que se vuelve más aguda, frecuente y con un carácter cada vez más generalizado
que abarca una diversidad de aspectos económicos y sociales.

22

Como evitar los ciclos económicos
Los ciclos económicos en los últimos años son menos frecuentes y más suaves, algunos creen que
el capitalismo es en la actualidad más estable que antes. La estabilidad se debe en parte a que el
sector público es mayor y más predecible. Mas importante es el hecho de que actualmente se
comprende mejor, la macroeconomía permite a los gobierno adoptar medidas monetarias y
fiscales para impedir que las perturbaciones se conviertan en recesiones y las recesiones en crisis.
La política económica del gobierno se dirige a atenuar las fluctuaciones que producen los ciclos,
con la intención de conseguir un ritmo de crecimiento estable en el largo plazo, lo que exige tener
los precios controlados:
Tan malo es una fase baja del ciclo con desempleo, como una fase alta con tensiones inflacionistas
(termina generando una serie de desajustes que al final lleva a la economía a una fase de
estancamiento).
Entre las distintas medidas estabilizadoras que puede adoptar el gobierno, las hay de política
fiscal y de política monetaria.
En las épocas de recesión habría que reducir los impuestos, aumentar el gasto público o
incrementar la oferta monetaria, etc. Estas medidas pueden adoptarse individual o
conjuntamente.
En épocas de expansión, al contrario, el gobierno adoptará las medidas contrarias a las anteriores,
es decir, reducción del gasto público, contracción de la oferta monetarias, etc.
Los impuestos funcionan ya de por sí como estabilizadores: Si baja la renta disminuye la
recaudación impositiva (lo que contribuye a reducir el impacto negativo de la bajada) y cuando
sube aumenta la recaudación (modera el crecimiento de la economía).
La intervención del gobierno en la economía con intención de neutralizar los movimientos de los
ciclos económicos cuenta con muchos detractores; de hecho, los resultados obtenidos
históricamente con estas políticas han sido a veces bastante mediocres.
Los críticos a la actuación pública sostienen que los gobiernos suelen centrar su actuación en
políticas de demanda, que a largo plazo apenas tienen efecto sobre el nivel de producción ni sobre
el empleo. Por ello entienden que serían más eficaces políticas de oferta.
Las crisis son parte fundamental del ciclo económico y representan el mayor problema tanto
teórico como práctico, puesto que lo importante es seguir una política económica adecuada para
resolver estos problemas.
Muchos economistas prefieren utilizar el término ciclo en lugar de crisis porque de esta manera
solamente analizan los aspectos técnicos del fenómeno, haciendo a un lado aspectos de tipo social
o político que de todas formas están inmersos en el fenómeno estudiado.

22
Aplicación: El Ciclo Económico de la Economía de El Salvador 5

5

Una sistematización del trabajo de Julieta Fuentes y Marlene Tobar. Departamentos de estudios económicos del Banco
Central de Reserva de El salvador.

22

En general, las economías de mercado como la de El Salvador experimentan períodos de rápido y
de lento crecimiento desviándose de su valor de tendencia y generando los ciclos económicos. El
estudio del origen de tales fluctuaciones, se ha transformado en un núcleo de interés de la
macroeconomía moderna.
El énfasis en los años 60 y 70 a los choques de demanda provenientes de la política monetaria
como fuente principal de perturbación de los agregados, no ha podido ser corroborada
cuantitativamente por lo que la atención se ha orientado hacia otros factores explicativos entre
los que se encuentran los cambios tecnológicos, medidas de política fiscal y movimientos en los
términos de intercambio, aunque a la fecha no existe un consenso sobre cuál es el origen de
dichas desviaciones.
El desempeño de toda economía está influenciado por el comportamiento de factores del exterior
como por la evolución del comercio internacional y de los precios de sus principales productos de
exportación: y por desarrollos domésticos como los cambios climáticos, las variaciones en la
productividad del trabajo y el capital, las decisiones de política económica, etc.
En el caso de los países emergentes gran parte de la variablilidad del producto de los países
emergentes se debe a choques externos, identificando como tales, a los movimientos de los
términos de intercambio, de la tasa de interés externa y de la evolución del producto de los
Estados Unidos.
La literatura tradicional sobre ciclos económicos caracteriza la economía como creciendo
alrededor de una trayectoria suave de la cual es desviada por fluctuaciones cíclicas.
El estudio del ciclo económico salvadoreño permite identificar durante el período 1950-2000
cuatro ciclos completos y nueve sub períodos comprendidos en fases expansivas y recesivas.
Los subperíodos señalados en el gráfico No. definen claramente las fases expansivas y
contractivas del ciclo económico salvadoreño. Las primeras son medidas de la fase de crisis a
auge, mientras que las fases contractivas son medidas de auge a crisis.
Las fases cíclicas difieren tanto en extensión como en intensidad, la duración de las fases ha
oscilado entre 3 años y 9 años.
Para el análisis del ciclo, se analiza las regularidades existentes entre el comportamiento del
producto y sus componentes, y entre las fases identificadas, así como as perturbaciones
registradas en la economía a lo largo del período de estudio.
El primer elemento en la caracterización del producto y sus componentes de gasto, consiste en
calcular el peso relativo que posee cada uno de ellos dentro del total. La estructura promedio
calculada para el período 1950-2000, señala que el consumo privado representa más de la mitad
del total (58.3%), seguido por el gasto público y la balanza comercial que constituyen el 17.9 % y
17.2 % respectivamente. El consumo privado constituye el componente más importante del PIB,
dado su alto peso relativo se ve reforzada por alta prociclicidad, constituyéndose como el motor
del ciclo económico. Esto implica que dicho componente es el motor del ciclo económico
salvadoreño.
Esta regularidad empírica es consistente con los hallazgos encontrados en trabajos previos para
países como México, Brasil, Perú y Estados Unidos entre otros.

1

Cuadro
Fases del ciclo económico salvadoreño
Subperíodos
Fases del ciclo
1953-1961
Recesiva

22
2
3
4
5
6
7
8
9

1962-1966
1967-1971
1972-1978
1979-1982
1983-1987
1988-1992
1993-1995
1996-2000

Expansiva
Recesiva
Expansiva
Recesiva
Expansiva
Recesiva
Expansiva
Recesiva

Los choques externos más importantes para la economía salvadoreña son aquellos que provienen
de cambios en los términos de intercambio, movimientos en las tasas de interés externas y
alteraciones en el ritmo de crecimiento mundial, los cuales conjuntamente con los desarrollos
internos han definido la evolución del PIB y sus componentes.
A excepción de la balanza comercial, los otros componentes muestran también un
comportamiento procíclico respecto al producto. Los componentes de la inversión y la balanza
comercial son los que introducen mayor inestabilidad al producto agregado, al ser los factores
que presentan mayor volatilidad.
La caracterización de las fluctuaciones cíclicas del producto y sus componentes, separándolas de
acuerdo a las fases identificadas previamente, presentan los siguientes hallazgos:
a)

El comportamiento altamente procíclico del consumo respecto al producto es una
característica común a todos los períodos.

b)

En el caso de la inversión, pese a que para la mayor parte de períodos muestra un
comportamiento procíclico existen fases en que esta relación no puede ser claramente
definida.

c)

La correlación del gasto público respecto al producto registra cambios importantes a lo
largo del período. Durante el quinquenio 1962- 1966, su comportamiento fue contra
cíclico; para el período 1967-1971 presenta una ausencia de correlación y desde 1972 ha
mostrado una alta prociclicidad.

d)

La balanza comercial ha sido contracíclica durante todos los subperíodos, exceptuando el
quinquenio 1996-2000, en que su correlación es positiva. Este resultado se atribuye a que
la alta prociclicidad de las importaciones con el producto observada durante todos
períodos previos se redujo para el quinquenio 1996-2000 y las exportaciones continuaron
siendo no correlacionadas de manera contemporánea con el mismo.

e)

A partir del período 1988-1992, la volatilidad de los agregados considerados, se ha
reducido significativamente en comparación a la observada en los períodos anteriores y en
particular con relación al período 1979-1982

f)

El período 1979-1982, constituye el período de mayor volatilidad del producto y del
consumo; mientras que el período anterior 1972-1978, es el de mayor volatilidad para la
inversión y la balanza comercial.

Las diferencias observadas en el comportamiento cíclico del producto y sus componentes, en
especial las relativas al grado de volatilidad de dichos agregados se pueden explicar en buena
medida a través de las perturbaciones registradas en cada período: los vaivenes de la coyuntura
internacional y la guerra civil entre otros, son los factores que han incidido de manera
determinante en su conducta.
El cuadro No.1-7, sintetiza los principales choques a los que se ha visto expuesta la economía
salvadoreña a lo largo del período identificado. Como se puede observar, las fluctuaciones en los

22
términos de intercambio, las tasas de interés internacionales y el crecimiento de la economía
mundial son los factores externos que más han impactado la evolución del PIB.
La vinculación del crecimiento económico nacional con el crecimiento mundial, -en particular el de
Estados Unidos y Centro América- y con los términos de intercambio es evidente desde la década
de los 60. Los lazos comerciales constituyeron en los primeros períodos analizados el canal de
transmisión más claramente asociado a los vaivenes de la actividad económica interna.
Sin embargo a partir de la década de los 70, los nexos financieros se tornan más evidentes, dada
la creciente dependencia del financiamiento externo como elemento clave para impulsar la
actividad económica. Los movimientos del producto han fluctuado desde entonces en dirección
inversa a las tasas de interés internacionales, con excepción del período 1983-1992, en que los
desarrollos internos determinaron los resultados del país.
A finales de la década de los 70 los conflictos sociales empezaron a agudizarse, dando paso a una
guerra civil que se prolongaría hasta inicios de la década de los noventa. El conflicto armado
destruyó gran parte de la infraestructura productiva del país, produjo una desviación de los
recursos nacionales para fines militares y posibilitó un manejo macroeconómico inadecuado,
sumiendo al país en una profunda crisis económica y política.
La finalización del conflicto y la adopción de una serie de reformas internas permitieron que la
economía pese a la destrucción de la base productiva causada por la guerra y los fenómenos
naturales, que afectan el crecimiento de largo plazo, experimentara altas tasas de crecimiento
durante el período 1993-1995. Además de los factores anteriores, también contribuyó al
crecimiento la generación de un boom en el consumo posibilitado por altas tasas de crecimiento
del crédito otorgado al sector privado por parte del sistema bancario.
Esta fase expansiva, si bien fue conducida en gran medida por las expectativas positivas
generadas por la finalización del conflicto, el acercamiento entre el gobierno y el sector privado y
una mayor intermediación financiera producto de la privatización del sistema bancario; también
está asociada a la recuperación en el crecimiento de la economía mundial, a un aumento en el
flujo de transferencias corrientes, a una reducción en las tasas de interés internacionales y a una
mejora en los términos de intercambio.
Sin embargo, a partir de 1996 el ritmo de crecimiento del producto empezó a desacelerarse en un
entorno de mayor crecimiento mundial y estabilidad interna combinado con turbulencias
financieras internacionales, un aumento en las tasas de interés internacionales, un deterioro de
los términos de intercambio y una contracción en el crédito interno.
El impacto de los choques externos en una economía, depende en gran medida de los
fundamentos económicos del país. Países con desequilibrios macroeconómicos, mercados de
exportación reducidos, en particular los concentrados en bienes primarios, y con una fuerte
dependencia de recursos financieros externos, son más vulnerables a las fluctuaciones del
entorno externo.
Las interacciones en la transmisión de los choques pueden llevar a que una economía reaccione
de manera diferente ante un a perturbación. En el caso de El Salvador, esto es evidente para los
períodos 1988-1992 y 1996-2000.
En el período 1988- 1992, si bien se observaban en el mercado internacional menores tasas de
interés y una leve mejora en los términos de intercambio, el desempeño de la economía
doméstica respondió en mayor medida al menor crecimiento mundial y especialmente al conflicto
bélico interno. Mientras que durante el quinquenio 1996-2000, en que el crecimiento mundial se
recuperó, el comportamiento de la economía estuvo determinado principalmente por el
agotamiento del boom del consumo y los choques negativos de incrementos en las tasas de
interés externas y de deterioro de los términos de intercambio.

22

El país ha reducido la vulnerabilidad externa a choques provenientes de variaciones en los
términos de intercambio a raíz de la menor dependencia que ha mostrado la economía
salvadoreña a las exportaciones de café las cuales han sido sustituidas por mayores
exportaciones de maquila.
La creciente apertura financiera y la dependencia del financiamiento externo para fomentar la
actividad económica han propiciado el hecho que sean los movimientos de tasas de interés los
que impactan relativamente más en el producto de la economía.

Cuadro No.2-7
Principales choques, tipo de choques por origen y por subperíodos expuestos por la
economía de El Salvador
Subperíodos
1)1953-1961
1954
Fase contractiva
1961
2)1962-1966
1965
Fase expansiva
70

3)1967-1971
Fase contractiva

4. 1972-1978
1975
Fase expansiva

5) 1979-1982
Fase contractiva

1963-

Choques identificados
.Caída en los precios de los productos
agrícolas de exportación
.Caída en los precios internacionales del
café

Tipo de choque
Choques de oferta
desfavorables

Origen

.Creación del Mercado Común
Centroamericano
.Recuperación de los términos de
intercambio
.Fuerte crecimiento de la economía
mundial
.Tasas de interés internacionales estables
.Entorno interno estable: inflación baja
(promedio 0.5%), deuda pública
moderada
. Deterioro en los términos de
intercambio
.Precios internacionales de café bajos
.Reducción en el ritmo de crecimiento de
la economía mundial
.Debilitamiento del MCCA
.Inicio de la fase expansiva del ciclo
estadounidense
.Recuperación de los términos de
intercambio
.Alza significativa en los precios
internacionales del café
.Drástico incremento en los precios
internacionales del petróleo respecto al
promedio del período anterior
.Crecimiento de la inflación doméstica
(10.8%)
.Inicio de conflictos sociales
.Caída en el crecimiento mundial
.Deterioro en los términos de
intercambio: aumento de un 46% en los
precios del café y de un 142% en los
precios del petróleo (crisis del petróleo)
.Drástico incremento en las tasas de
interés internacionales (más del 100%

Choques de oferta
favorables

Externo

Choques de
demanda favorables

Interna

Choque de oferta
desfavorables

Externo

Choques de oferta
favorables

Externos

Choques de oferta
desfavorables

Externos

Choques de
demanda
desfavorables

Internos

Choques de oferta
desfavorables

Externos

Externo

22
con relación al período anterior)
.Inicio de la guerra civil en El Salvador
.Inflación del 14.6%
.Nacionalización de la banca
6)1983-1987 Fase
Expansiva

1986

7) 1988-1992
Fase contractiva
1989
1989
1992
8)1993-1995
Fase expansiva

1994

9) 1996-2000
Fase contractiva

1998

.Recuperación en el crecimiento mundial
.Deterioro en los términos de intercambio
.Caída en los precios del petróleo y el
café
.Aumento en la tasa de interés
internacional
.Terremoto
.Aumento de la inflación (20.8%)
.Conflictos entre Gobierno y sector
privado
.Los precios del café se reducen en un
44% respecto al período anterior
.Lento crecimiento de la economía
mundial
.Agudización del conflicto armado
.Programa de estabilización y ajuste
estructural
.Firma de los Acuerdos de Paz
.Reformas estructurales (comercial,
financiera, sector público)
.Recuperación de los términos de
intercambio
.Incremento de un 37% en los precios
internacionales e café
.Reducción en el nivel de las tasas de
interés internacionales
.Mayor crecimiento de la economía
mundial respecto al período anterior
.Crecimiento de las transferencias
corrientes (remesas)
.Crisis Mexicana
.Boom de post-guerra
.Cambios políticos y económicos
.Reducción en los niveles de inflación
(13%)
.Incremento sustancial del crédito al
sector privado
.Alto crecimiento mundial
.Leve reducción en los precios del café
(2.6%)
.Incremento de 50% en las tasas de
interés internacionales
.Crisis financieras internacionales (Rusia
y Brasil)
.Huracán Match
.Bajos niveles de inflación (4.33%)

Choques de
demanda
desfavorables
Choques de oferta
favorable
Choques de oferta
desfavorables
Choques de
demanda
desfavorables

Internos
Internos
Externo
Externo
Interno
Interno

Choques de oferta
desfavorables

Externo

Choques de oferta
desfavorables
Choques de
demanda favorables

Interno

Choques de oferta
favorables

Externos

Choques de oferta
desfavorable
Choques de
demanda favorables

Externos

Choques de oferta
favorable
Choques de oferta
desfavorables

Externos
Externos

Choques de
demanda favorables

Interno

Interno

Internos

22
.Restricción al crédito al sector privado