You are on page 1of 32

UNIVERSIDAD ANDINA

"NESTOR CACERES VELASQUEZ"

UNIVERSIDAD ANDINA "NESTOR CACERES VELASQUEZ" FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”:

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS

UNIVERSIDAD ANDINA "NESTOR CACERES VELASQUEZ" FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”:

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1
1

C.A.P. DERECHO

ASIGNATURA: DERECHO COMERCIAL II

TRABAJO ENCARGADO

TEMA: FIADOR

DOCENTE: ABOG. MARIO MONROY PACHA

PRESENTADO POR:

  • - CHURATA NUÑEZ, Hugo Cesar.

SEMESTRE

VII “A”

SEDE-PUNO

2014

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2
2

DEDICATORIA

Quiero dedicarle este trabajo A Dios que me ha dado la vida y fortaleza para seguir adelante, A mis Padres por estar ahí cuando más los necesité; en especial a mi madre por su ayuda y constante cooperación, A mi esposa por apoyarme y ayudarme en los momentos más difíciles y a mi hijo que es el sentido de mi vida.

INTRODUCCION

Históricamente han existido dos tipos de fianzas reguladas en el Código Civil, la llamada simple o simplemente mancomunada, y la solidaria, aunque el Código de Comercio contempla únicamente la fianza solidaria.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

3
3

La fianza simple permite al fiador diferir su responsabilidad frente al acreedor mediante el llamado beneficio de excusión, consistente en la exigencia de una previa realización y ejecución de todos los bienes del deudor principal, antes de que el fiador pueda ser “compelido a pagar al acreedor” (art. 2012 C.C.); y del beneficio de división, de existir más de un fiador, el que posibilita el fraccionamiento del débito entre todos los cofiadores, y en cuyo caso “se entenderá dividida la deuda entre ellos por partes iguales, y no podrá el acreedor exigir a ninguno de ellos sino la cuota que le corresponda” (art. 2024 C.C.).

Esos dos beneficios desaparecen en la fianza solidaria, lo que posibilita al acreedor demandar la totalidad del objeto de la obligación tanto al fiador como al deudor principal; lo cual empero y según establece el Código Civil “no le quita a la fianza su carácter de obligación accesoria, y no hace al fiador deudor directo de la obligación principal. La fianza solidaria queda regida por las reglas de la simple fianza, con excepción de la privación del beneficio de excusión y del de división” (art. 2004. C.C.).

Sin embargo, el artículo 2005 C.C. parecería plantear una tercera especie particular de fianza, independiente de la simple y la solidaria, al disponer que: “cuando alguien se obliga como principal pagador, aunque sea con la calificación de fiador, será deudor solidario, y se le aplicarán las disposiciones sobre los codeudores solidarios”.

FIANZA

En lo que se refiere a la fianza, la que debe constar en un título valor tiene el carácter solidario, salvo pacto en contrario; no gozando el fiador del beneficio de excusión aunque no se haya dejado constancia de ello en el titulo o en o en el respectivo registro del valor representado por anotación en cuenta.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

4
4

RESPONSAVILIDAD DEL FIADOR

El carácter solidario de la fianza confiere merito ejecutivo contra su suscriptor, en los mismos términos que la ley de la materia señala respectos de los avalistas. La fianza común garantiza obligaciones no contenidas en los títulos valores, la que no tiene mérito ejecutivo al seguir la suerte de la obligación principal que no tiene dicho mérito. Tratándose de la fianza solidaria cuya finalidad es garantizar obligaciones contenidas en título valores, para que la garantía tenga merito ejecutivo se requiere que este incorporado en el titulo valor. De esta forma el documento que contiene la garantía tendrá la fuerza ejecutiva. En cuanto a la referencia del art. 61.2, que tanto afianzado como fiador, quedan sujetos en los mismos términos y en el mismo modo, a la acción cambiara que derive del título valor, puede presentarse la situación que la fianza se otorgue a favor del obligado principal lo que da lugar en la caso de la falta de pago a la acción cambiaria directa o puede ser a favor de uno de los endosantes presentándose en la situación antes señalada la acción cambiaria de regreso. A diferencia del aval que es una garantía objetiva, ya que compromete el pago, aunque la obligación principal no sea válida, la fianza se considera como una garantía subjetiva, para su eficacia es necesario la validez de la obligación principal. Mientras el aval como acto cambiario es autónomo, la fianza permite al fiador valerse de todas las defensas y excepciones del deudor afianzado. Considerando la naturaleza de la fianza el art. 61.3 dispone que el fiador pude oponer al tenedor del título valor los medios de defensa personales de su afianzado. La sentencia de vista de la quinta sala de la corte superior de lima, de 25 de octubre de 1995 ha resuelto que:

la fianza establecida en el propio título valor, confiere merito ejecutivo contra el suscriptor, en los últimos términos que la ley N° 16587 considera a los avalistas. La fianza no registrada en un título valor debe regirse por las normas del código civil.

NORMAS APLICABLES A LA FIANZA

Por otra parte, las disposiciones concernientes al aval, según señala el art. 62, son aplicables a la fianza, siempre que no resulten incompatibles con su naturaleza.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

5
5

GARANTIAS REALES

La ley considera

la posibilidad

de

respaldar el

pago de las obligaciones

contenidas en los títulos valores mediante el otorgamiento de garantías sean

personales o reales.

Se establece como condición para que la garantía

surta efectos a favor

de

cualquier tenedor, que respectivo.

se

deje

constancia

de

ello

en

el mismo

título o registro

En

lo

que

se refiere

a

las

garantías reales,

estas deben

de

guardar las

formalidades establecidas en la legislación sobre la materia para su constitución. Cuando dichas garantías aseguren el cumplimiento de las obligaciones frente a cualquier tenedor, debe señalarse en el mismo título o en el respectivo registro, la existencia de tales garantías, y en su caso, las referencias de su inscripción registral. El art. 63.1 se refiere al cumplimiento de las formalidades de requisitos para la constitución de garantías reales, debiendo observarse aquellas que exigen las respectivas disposiciones legales para la constitución de las mismas que respalden títulos valores, así como su señalamiento de su existencia en el mismo título o en el respectivo registro, cuando proceda la correspondiente ficha o partida de acuerdo a la naturaleza del bien. En el titulo valor se debe mencionar los bienes que garantizan la obligación. Para que la transferencia del título tenga plena eficacia sin requerirse del asentimiento del obligado ni del constituyente de la garantía, debe señalarse en el mismo título o en el respectivo registro, la existencia de tales garantías y, en su caso, las referencias de su inscripción registral, según da entender el art. 63.2.

EL FIADOR LA OBLIGACIÓN DEL FIADOR

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

6
6

1. CARACTERES DE LA OBLIGACIÓN DEL FIADOR a. SOLIDARIDAD

La fianza comercial es siempre solidaria (art. 611). En la fianza civil la solidaridad hay que pactarla.

Tanto

en

la

fianza

civil

como

en

la

comercial, cuando hay

solidaridad, no se puede invocar beneficio de excusión ni el de

división,

pero

en

materia

comercial,

de

todos

modos,

hay

algunas atenuaciones en el artículo 611, inciso 2, que

establece que el fiador:

“Puede solamente exigir que el acreedor justifique que ha interpelado judicialmente al deudor”.

El artículo 613 agrega:

“Si el fiador fuese ejecutado con preferencia al deudor principal, podrá ofrecer al embargo los bienes de éste, si estuvieren libres; pero si contra ellos apareciese embargo, o no fuesen suficientes, correrá la ejecución contra los bienes propios del fiador, hasta el efectivo pago del ejecutante”.

b. ACCESORIEDAD

El artículo 604, inciso 1, dispone:

“La

fianza

no

puede

existir sin

obligación

válida

a

que

se

adhiera”.

 
 

Con

base

en

esta

disposición,

en

determinadas

contiendas judiciales, se

ha

planteado

que

la

fianza

por

obligaciones futuras carecería de validez.

La fianza por obligaciones futuras es aquella que se celebra antes de haberse contraído la deuda principal a la cual accede. Siendo la fianza un contrato accesorio, faltaría la obligación principal a la cual accede. Además, se argumenta que no son

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

7
7

válidas las fianzas

de

obligaciones

futuras

y

que

no

son

válidas estas fianzas por la indeterminación de su objeto.

No obstante, la doctrina admite que la obligación principal puede ser futura, incierta y sin cantidad determinada. La fianza puede preceder a la obligación principal y ser dada en seguridad de una obligación futura.

CLÁUSULAS

DEL

QUE

CONSUMIDOR.

IMPLIQUEN

RENUNCIA

DE

LOS

DERECHOS

La inclusión de cláusulas abusivas da derecho al consumidor a exigir la nulidad de las mismas y en tal caso el Juez integrará el contrato. Si hecho esto, el Juez apreciara que con el contenido integrado del contrato éste careciera de causa podrá declarar la nulidad del mismo”.

El juez podrá declarar la nulidad de la cláusula

y,

en

tal caso, debe

integrar el contrato.

Si

el juez aprecia

que

el contrato,

sin

la

cláusula,

carece de causa, puede declarar su nulidad. Ella será absoluta (art. 1.560 C.C.), lo que obliga a las partes a volver a la situación anterior al contrato nulo (art. 1.565 C.C.).

1. VÍAS JUDICIALES PARA HACER EFECTIVA LA OBLIGACIÓN DEL FIADOR

La

fianza

no

es

por

un

título

ejecutivo.

Para

poder

promover un juicio ejecutivo contra el fiador, debe acompañarse del

título que sí lo sea.

a. JUICIO ORDINARIO

Si

la fianza

no accede

a un título ejecutivo, el acreedor

puede promover un juicio ordinario para el cobro de las sumas

adeudadas y afianzadas.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

8
8

b. SOBRE EXCEPCIONES OPONIBLES POR EL FIADOR DE UN TÍTULO VALOR

Entendemos que en la ejecución de la fianza, se pueden

oponer excepciones previstas en el artículo 108 del Decreto Ley

14.701

y,

también,

las

defensas

que

tengan

validez y el alcance de la fianza.

que

ver

con

la

Otra posibilidad para el fiador sería ofrecer el embargo

de

bienes

del

deudor

principal.

Comercio establece:

El

artículo

613

del

Código

de

“Si el fiador fuese ejecutado con preferencia al deudor principal, podrá ofrecer al embargo los bienes de éste, si estuvieren libres; pero si contra ellos apareciese embargo, o no fuesen suficientes, correrá la ejecución contra los bienes propios del fiador, hasta el efectivo pago del ejecutante”.

Sobre la excepción de inhabilidad del título.

Tradicionalmente, se distingue entre inhabilidad formal y la falta de requisitos calificados como intrínsecos. La inhabilidad formal se corresponde con las enunciaciones del título. Las excepciones que afectan al título pero relacionadas con requisitos intrínsecos tienen que ver con la capacidad y vicios del consentimiento.

Si el documento tiene una inhabilidad, ello puede alegarlo

el

fiador. El

fiador está obligado al pago de un título hábil

pero

no de un título inhábil.

Excepción basada en que los blancos del título ejecutado se llenaron violando el pacto de completamiento.

Quien llene el claro de un título incompleto, debe hacerlo respetando el pacto cambiario o el llamado contrato para su completamiento. Si al llenarse el claro no se respetó el pacto

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

9
9

cambiario ¿podrá el ejecutado excepcionarse en base a que no se llenó correctamente? El firmante de un título valor responde por el tenor literal del título, aunque entendemos que puede excepcionarse si se completó transgrediendo el pacto de completamiento.

En nuestro concepto la enunciación de excepciones admisibles en el juicio ejecutivo cambiario no se agota en el artículo 108 del Decreto Ley 14.701, pues existen otros textos legales en que también se prevé excepcionamientos expresa o tácitamente. El excepcionamiento en estudio no está previsto en el artículo 108, pero su admisibilidad resulta del artículo 62 que dice así:

“Cuando una letra de cambio incompleta en el momento de su creación se hubiese completado contrariamente a los acuerdos celebrados, el cumplimiento de estos acuerdos no podrá alegarse contra el tenedor, a no ser que éste haya adquirido la letra de cambio con mala fe o que al adquirirla, haya incurrido en culpa grave.”.

Con

una

interpretación,

a

contrario

sensu,

de

la norma

transcripta, es

admisible

el

excepcionamiento

contra

la

persona que convino con el creador las condiciones del

completamiento o conoció ese acuerdo, no obstante lo cual,

llenó

los

claros

incumpliendo

lo

convenido.

También,

es

admisible el excepcionamiento frente al portador de mala fe o

el que incurrió en culpa grave.

Excepción Comercio.

prevista

en

el

artículo

612

del

Código

de

El

artículo

612

del

Código

de

Comercio

establece

el

derecho

del

fiador

de

oponer

todas

las

excepciones

que

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 0
1
0

tiendan a demostrar que no ha existido obligación principal o que ha dejado de existir. Ello se establece en consonancia con lo establecido por el artículo 604 ya transcripto.

DERECHOS DEL FIADOR

El

Código de

Comercio, en el

artículo

614

inciso 1,

prevé que

el

fiador que pagó se subrogue en los derechos del

acreedor

contra

el

deudor. Del texto del inciso 2 de ese artículo, también, se desprende que

el fiador puede reclamar al deudor lo que hubiere pagado.

Un régimen similar existe en el Código Civil pero con fórmulas más claras. El artículo 2.131 prevé que el fiador reclame lo pagado al deudor utilizando el término indemnización. El artículo 2.132 establece el derecho del fiador a subrogarse en derechos del acreedor contra el deudor principal.

Donde existen diferencias es en cuanto a lo que el Código de Comercio llama liberación y el Código Civil relevo. Explicaremos primero el régimen del Código Civil y luego el del Código de Comercio.

1. SUBROGACIÓN

Interesa el artículo 618 que establece lo siguiente:

“Cuando diversas personas han afianzado a un mismo deudor por una misma deuda, el fiador que ha pagado la deuda tiene acción contra cada uno de los otros fiadores, por la parte que proporcionalmente les toque”.

El Código Civil tiene una solución similar en el artículo 2.139:

“El

cofiador

que

paga

la

deuda

afianzada,

queda

subrogado en todos los derechos del acreedor contra los otros

cofiadores, para cobrar a cada uno de éstos la parte corresponda.

que

le

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 1
1
1

El cofiador que pagó más de lo que proporcionalmente le corresponde, es subrogado por el exceso en los derechos del acreedor contra los cofiadores, en los términos del inciso anterior”.

Se

trata

de

una

hipótesis de subrogación. El

fiador se

subroga en los derechos del

acreedor

contra

el

deudor

principal (art. 614) y, también, contra los fiadores solidarios.

2. RELEVO

a. RÉGIMEN CIVIL

El artículo 2.128 del Código Civil dispone:

“El fiador tendrá derecho para que el deudor principal le obtenga el relevo o le caucione las resultas de la fianza o consigne medios de pago, en los casos siguientes:

  • 1. Cuando

el

fiador

es

judicialmente

demandado

para

el

pago.

  • 2. Cuando vencida la deuda, el deudor no la pagase.

 
  • 3. Cuando el

deudor

disipase sus

bienes

o

los diese

en

seguridad de otras obligaciones.

  • 4. Cuando el deudor se obligó a relevarlo de la fianza en un tiempo determinado y éste ha vencido.

5.

Si

hay

temor

fundado

de

que

el

deudor

principal

se

ausente fuera de la República, no dejando bienes raíces

suficientes para el pago de la deuda.

  • 6. Si

hubiesen

transcurrido

cinco

años

desde

el

otorgamiento

de

la

fianza, a

menos que

principal fuese de tal naturaleza,

que

no

la obligación esté sujeta a

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 2
1
2

extinguirse en tiempo determinado o que ella se hubiere contraído por un tiempo más largo”.

 

El

artículo

2.128

prevé

tres

mecanismos:

el

relevo,

el

otorgamiento de una caución a favor del fiador o la consignación

de

medios

de

pago.

La

doctrina

interpreta

que

se

trata

de

opciones pero se discute quién es el dueño de la opción.

Opiniones doctrinarias

ARLAS y GREIFF entendieron que el derecho de optar corresponde al deudor.

Para BARRIOS DE ÁNGELIS, quien opta es el fiador. El fiador dispone de varias posibilidades de exigencia y del poder de elegir entre ellas la que más le acomode. El afianzado está sometido a todas y cada una de las posibilidades, según la elección del fiador. GAMARRA sostiene igual posición.

SILVA

DELGADO

y

VÉSCOVI

sostienen

que

es

un

derecho del fiador pero que lo puede delegar en el deudor.

CAFFARO opina:

“pero también es cierto que el cumplimiento no depende de la acción exclusiva del deudor sino de la exclusiva voluntad

del acreedor, para

lo cual aquél deberá actuar de

forma tal de

proponer una sustitución o garantía económicamente aceptable o bien una solución de otro tipo que satisfaga efectivamente el interés de aquél ...

El fiador tendrá derecho para que el deudor principal le obtenga el relevo.

Comprobado el supuesto de hecho habilitante, el fiador demandará por cumplimiento al deudor y éste, en comportamiento adecuado a la

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 3
1
3

prestación legalmente impuesta, deberá obtener o procurar el mencionado relevo que implicará la extinción de la relación de fianza. A ello se arribará sea por lograrse el otorgamiento de una nueva fianza, prestación de otras garantías, conformidad del acreedor en el sentido de aceptar sin reemplazos la garantía personal, etc.

Estrictamente, en cuanto se trata de un especial deber legal del deudor en relación con su fiador, la relación obligatoria en su etapa de cumplimiento exige únicamente un resultado concreto: extinción de la calidad de fiador, siendo prácticamente irrelevante la razón concreta que determinó tal efecto. Por lo tanto, será el deudor el que deberá procurar tal realidad en beneficio de su fiador para lo cual, obviamente, deberá contar con la conformidad o aceptación del acreedor; las razones por las cuales éste acepta carecen de relevancia jurídica siendo externas a la relación deudor-fiador.

Es obvio, sí, que sin voluntad del acreedor no puede existir relevo, por cuanto no existe norma legal que permita sostener que se le impone autoritariamente una destrucción de la relación de fianza y al no existir ella, toda intención de sustraerse a la calidad de fiador supone, entonces, una modificación extintiva de la fianza. Ello produce un efecto dispositivo en patrimonio ajeno, es decir, que afecta al principio de autonomía privada en función del cual consecuencias positivas o negativas en el patrimonio de un sujeto requieren, para su viabilidad o concreción, de la voluntad del titular de él o bien una norma expresa que en el caso no existe. No puede dudarse pues de la necesaria concurrencia positiva del acreedor, lo cual en definitiva es lo que debe obtener el deudor.

Lo expresado conduce a distinguir dos aspectos o dos niveles que no se interactúan en forma tangencial:

a)

relación obligatoria fiador-deudor, que tiene por contenido una conducta tendiente a procurar la liberación de aquél y

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 4
1
4

b)

cumplimiento

de

la

deuda

(relevo)

que

siempre

tiene

como

requisito de su eficacia la concurrencia de voluntad del acreedor.

La presencia positiva del acreedor es, entonces, un requisito legal para obtener el resultado extintivo, pero ello no se inserta en la relación obligatoria de relevo que sólo existe entre deudor y fiador; simplemente ocurre que corresponderá al deudor desarrollar una actividad tendiente a conformar el cumplimiento, en cuyo momento surge el acreedor pero no integrándose a aquélla como real tercero que posibilita el cumplimiento de la prestación debida".

DIFERENCIA ENTRE FIADOR Y AVAL.

Ambos sirven para garantizar pero no son lo mismo.

Fiador y Aval son dos figuras jurídicas que suelen confundirse, ya que

ambas sirven para garantizar, pero hay que tener en claro que no son lo mismo.

La figura

del Aval pertenece al derecho mercantil, en

concreto a los

llamados títulos de crédito; es decir, a los pagarés y letras de cambio y

está regulada por la Ley de Títulos Operaciones de Crédito (LTYOC). El Fiador, por su parte, aparece en el derecho civil y se considera para

garantizar otro tipo de obligaciones, por ejemplo, las que derivan de un contrato de arrendamiento. Ahora si podremos claramente diferenciarlo y sabremos que si garantizamos en un contrato de arrendamiento somos Fiadores y si garantizamos una deuda a través de un pagaré nos convertimos en Avalistas.

Según

el

artículo

114

de

la

LTYOC,

el avalista queda obligado

solidariamente con aquel cuya firma ha garantizado (la del avalado) frente al acreedor.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 5
1
5

Por lo tanto, si el deudor principal no paga la deuda consignada en el título

de crédito al acreedor, el avalista deberá responder por la misma. El fiador no puede ser forzado a pagar al acreedor sin que de manera

previa sea demandado el deudor principal y haga excusión de sus bienes (derecho del fiador para no ser compelido, al pago mientras tenga bienes suficientes el obligado principal). Respecto del avalista, el mismo queda obligado de manera solidaria con el deudor principal como ya lo mencioné, y puede ser demandado en forma directa por el acreedor. La figura del fiador trae aparejada consigo la celebración de un contrato

accesorio (de fianza) al principal (de arrendamiento), es decir, el que da origen a la fianza. En el caso del aval se considera una declaración unilateral de voluntad del avalista. Por último, el contrato de fianza puede celebrarse por separado al contrato principal mientras que la figura del aval debe constar en el título (pagaré) o en hoja adherida al mismo.

CONCLUCIONES:

1. Al exigirse el cumplimiento de la obligación fiduciaria, si el deudor principal no cumple con lo acordado, la obligación asumida es requerida al fiador, quien se ve en un menoscabo de su patrimonio para cumplir con lo pactado, no obstante el beneficio de excusión que le asiste y que lo puede hacer valer.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 6
1
6
  • 2. Cuando el fiador es requerido para el cumplimiento de la obligación por parte del acreedor debe responder a tal requerimiento, de naturaleza económica y por esta razón se ve afectado su patrimonio porque desconoce su beneficio de excusión de bienes establecido en el contrato de fianza a su favor.

  • 3. El beneficio de excusión tal como su nombre lo indica, es en cierto sentido el respaldo que la legislación concede al fiador.

BIBLIOGRAFIA:

  • 1. ULISES MONTOYA MANFREDI

  • 2. ARLAS y GREIFF

  • 3. BARRIOS DE ÁNGELIS

  • 4. SILVA DELGADO y VÉSCOVI

  • 5. CAFFARO

  • 6. GAMARRA

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 7
1
7

INDICE

INTRODUCCION FIANZA RESPONSAVILIDAR DEL FIADOR NORMAS APLICABLES A LA FIANZA GARANTIAS REALES

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 8
1
8

EL FIADOR LA OBLIGACIÓN DEL FIADOR 2. CARACTERES DE LA OBLIGACIÓN DEL FIADOR b. SOLIDARIDAD b. ACCESORIEDAD LAS CLÁUSULAS QUE IMPLIQUEN RENUNCIA DE LOS DERECHOS DEL CONSUMIDOR.

1. VÍAS JUDICIALES PARA HACER EFECTIVA LA OBLIGACIÓN DEL FIADOR

  • a. JUICIO ORDINARIO

  • b. SOBRE EXCEPCIONES OPONIBLES POR EL FIADOR DE UN TÍTULO VALOR

Sobre la excepción de inhabilidad del título. Excepción basada en que los blancos del título ejecutado

se llenaron violando el pacto de completamiento. Excepción prevista en el artículo 612 del Código de

Comercio.

DERECHOS DEL FIADOR

  • 1. SUBROGACIÓN

  • 2. RELEVO

a. RÉGIMEN CIVIL Opiniones doctrinarias DIFERENCIA ENTRE FIADOR Y AVAL.

CONCLUCIONES:

BIBLIOGRAFIA:

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

1 9
1
9

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 0
2
0

ANEXO

PRESTACIÓN

GLOSARIO

Cosa o servicio exigido por una autoridad o conmutado por un pacto. Cosa o servicio que un contratante da o promete a otro, en conmutación por lo q

ue en el convenio le favorece.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 1
2
1

EXCUSIÓN.

Derecho o beneficio de los fiadores para no ser compelidos, por regla general,

al pago mientras tenga bienes suficientes el obligado principal o preferente.

ENDOSANTE

Persona titular de un valor endosable que realiza el endoso a favor de un nuevo titular -endosatario.

TENEDOR

Persona que tiene una cosa.

Persona que posee legítimamente una letra de cambio u otro valor endosable.

ASENTIMIENTO

Consentimiento.

CONSTITUYENTE

Que constituye, establece u ordena.

ATENUACIÓN

Figura de pensamiento que consiste en no expresar todo lo que se quiere dar a

entender sin que por esto deje de ser biencomprendida la intención del que habla p. ej., no soy tan feo.

ACREEDOR

Se aplica a la persona que tiene derecho a pedir que se cumpla una obligación, e

specialmente que se le pague una deuda. deudor. Se aplica a la persona que merece aquello que se expresa o es digno de ello: en

poco tiempo se ha hecho acreedor a la confianza detodos.

FIANZA

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 2
2
2
 Una fianza es una garantía judicial que busca asegurar el cumplimiento de una obligación. Sin
Una fianza es una garantía judicial que busca asegurar el cumplimiento de
una obligación. Sin embargo, es un término que puede resultar equívoco, al
hacer referencia tanto a una garantía real como a una garantía personal.
INHABILIDAD
Falta de habilidad o maña.
Ineptitud, falta de instrucción.
Impedimento para un empleo o trabajo.
INTRÍNSECO -
---Que es propio o característico de una cosa por sí misma y no por causas exteri
ores
ADMISIBLE
Que puede ser admitido.
SENSU
Indica que una cosa se hace o se dice en sentido amplio, sin entrar en detalles:
SUBROGAR (suβɾo'γaɾ)
Derecho sustituir reemplazar en una relación jurídica a una persona o una cosa
por otra subrogar un contrato

COFIADOR

Fiador con otro, o compañero en la fianza. Persona que se obliga solidaria y mancomunadamente, en unión de otra u otras, al pago de la deuda para el caso de que no lo haga el deudor principal.

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 3
2
3

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 4
2
4
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 2 5

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 5
2
5
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 2 6

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 6
2
6
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 2 7

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 7
2
7
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 2 8

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 8
2
8
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 2 9

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

2 9
2
9
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 3 0

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

3 0
3
0
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 3 1

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

3 1
3
1
ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ 3 2

ESTUDIANTE DE DERECHO VII “A”: HUGO CESAR CHURATA NUNEZ

3 2
3
2