Introducción

:

Sin Fines de Lucro 11 junio 2010
¡Comparte y difunde!

“Morir de salud es el miedo que han implantado para ti” Todo somos un medio de información por lo mismo debemos exponerla así como la misma ciudadanía, internet, médicos, periodistas, investigadores, etc. Exponen lo que antes estuvo oculto. Resulta que gente connotada en el tema ya sean médicos o científicos a nivel mundial exponen que el sistema médico es una autentica mafia medica con fines de intereses que van mucho más allá de lo económico y ligado al eugenismo. Argumentan que las vacunas están cambiando nuestro código genético hace ya varias décadas en la cual fue diseñada en 1796 por el masón y médico, Edward Jenner que promovió la “vacunación preventiva”… Las publicaciones de Jenner claramente muestran que él era perfectamente consciente de que habiendo tenido una vez una enfermedad no hacía inmune a una persona. Tampoco las vacunas. Sin embargo, abogó por algo que era totalmente no-natural y altamente peligroso. Desde entonces se sometía a las personas al engaño de la vacunación preventiva “ineficaces y peligrosas”, claro está que en ese tiempo no se lograría comprobar tal cosa y solo con el correr de los años se lograría destapar que el sistema médico no solo oculta conflictos de interés sino que por medio de vacunas está matando lentamente a las personas, o simplemente cambiándonos nuestro código genético. Los medicamentos en su mayoría cumplen el rol de reforzar la vacunación en la transformación de nuestro ADN haciendo de nuestras defensas más débiles frente a las enfermedades y así a su vez ser mas consumidores a la pastilla médica… ósea nos intoxicamos por nosotros mismos a las enfermedades que ellos nos crean…A lo largo de la historia de la humanidad hemos sido manipulados y engañados para financiar los “planes del eugenismo” de la mano de entes oscuros que manejan los organismos de salud. Usted conoce lo que es el SIDA ¿pero Ud. sabe cuál es la base real o científica a esta enfermedad? No existe base científica alguna que abale de que el sida sea una enfermedad letal como nos lo han inculcado… (Véase el articulo; “La versión oficial del Sida se basa en un fraude científico del DR. Robert Gallo”) El SIDA fue creado en los laboratorios por la industria farmacéutica que por medio de vacunas se le fue diseñado a África y a los países tercer mundistas para hacer de ellos experimentos y en su gran parte para disminuir su población en la cual se les impide también que puedan desarrollarse… También podemos pensar que las grandes guerras son los grandes males de la humanidad pero si revisamos detenidamente la historia daremos cuenta que el gran genocidio a lo largo de la historia de la humanidad han sido solo las vacunas, que a su vez son reforzadas con drogas que matan tanto células buenas como malas y que a su vez cambian así nuestro código genético en la cual nuestro ADN no solo es perturbado sino transformado. (Véase el artículo de entrevista de “Ghislaine Lanctôt”)

Destacado:

*Miguel jara *Discovery salud “Ghislaine Lanctôt” *Discovery salud “La versión oficial de SIDA se basa en un fraudé científico del Dr. Robert Gallo” *Nanotecnología en la salud *Teresa Forcades “Los Grandes Crímenes de las compañías farmacéuticas”

Señalar también que el sida tanto como el cáncer son fraudes elaborados en laboratorios que supuestamente son organismos que obran para nuestra salud. El oncólogo italiano Tullio Simoncini descubrió que la vitamina B17 y el bicarbonato de sodio curan el cáncer y además alivia de manera muy importante los efectos secundarios de la quimioterapia. Pero cuando esto fue sabido la industria y todo el ente que maneja los organismos de salud mundial le ha volteado la espalda al Dr.Simoncini y a otros colegas suyos, porque él, como oncólogo se ha rehusado a usar los métodos convencionales, decidiendo administrar a sus pacientes bicarbonato de sodio, con un impresionante éxito en el 99 por ciento de los casos de cáncer de seno. Muchos de los tratamientos de quimioterapia incluyen actualmente el bicarbonato de sodio, con el pretexto de que “ayuda” a proteger los riñones, el corazón y el sistema nervioso del paciente.

Ahora podemos ver que son esos mismos profesionales que injustamente castigados y silenciados ejercen movimientos ciudadanos en que su trabajo solo consiste en decir a la humanidad que deben despertar y que debemos denunciar así como ellos también lo hacen contra todo esa mafia medica en la cual estamos sometidos por que lo que ellos crean son enfermedades y matan por dinero y poder… ¡¡¡ ya no pueden ocultarnos la verdad porque no poseen base científica alguna, solo poseen vacunas toxicas disfrazadas de salud!!!

El actuar farmacéutico: Un medicamento sólo trata los síntomas y las consecuencias de la enfermedad-y no la causa. Así Se hace que el paciente sea dependiente a un medicamento predeterminando. Así también un medicamento somete a la enfermedad y hace de un enfermo un vil lucro y coste mucho. Se mantienen a los pacientes y médicos cautivos de un sistema de enfermedad. Oficialmente, se nos dice que el sistema está al servicio del paciente. Pero en la práctica, el sistema está al servicio de la industria para sus propios beneficios. La solución es una medicina de la salud, que trata la causa de enfermedades y previene. La solución es simple, evidente y atractiva. El espíritu nunca está enfermo. Es la fuente de la sanación de los cuerpos. Uno no coge una enfermedad. Más bien desarrolla una enfermedad. Por consiguiente, puede prevenir enfermedades del tratamiento del cuerpo invisible antes de la enfermedad se apodera. 700 000 estadounidenses mueren cada año de los efectos secundarios de los medicamentos! Un tercio de todas las personas admitidas en el hospital están allí debido a los efectos negativos de los medicamentos. ¿Por qué el terror? Para dominar y explotar a la población. Para enriquecer los dignatarios (las autoridades religiosas) y sus cómplices (los inquisidores). Las autoridades, si se han aristocráticos, religiosos o financieros, han luchado para mantener su dominación patriarcal y la explotación. De 1910 a 1925, gracias a las normas establecidas en el Informe Flexner, la American Medical Association (AMA) y la Asociación Americana de Colegios Médicos (AMC) eliminaría la gran mayoría de los terapeutas naturales. En nombre de la ciencia. El futuro de la salud cayó en manos de la élite masculina ricos. Medicina se convirtió en una herramienta de servicio de las altas finanzas. El Carnegie y Fundaciones Rockefeller había financiado el informe y su aplicación. El mundo de las finanzas hizo con el control de la medicina que se ha explotado desde entonces, con los desastrosos resultados que ahora son evidentes.

IMPORTANTE: Así, cuando escuchamos ahora los “éxitos” de la quimioterapia -sobre todo con reportajes en televisión y cable de celebridades curándose milagrosamente (COSA QUE ANTES NO SALIA,POR QUE EL FIN DE LA PROPAGANDA ERA SOMETER A LA HUMANIDAD AL MIEDO Y ASI GANAR DINERO MANTENIENDOTE ENFERMO Y DEPENDIENTE) ahora lo que no se nos informa es que -al parecer- es precisamente el bicarbonato de sodio el que estaría actuando, no sólo para detener las metástasis y curar el cáncer, sino también para disminuir al mínimo los nocivos efectos secundarios de los temibles venenos tóxicos de la quimioterapia. (Ósea, sacar nuestras propias conclusiones nos lleva a pensar, que no existe solo un conflicto de interés económico por parte del sistema médico sino algo totalmente perjudicial contra nuestra salud).

El Dr. Mark Sircus así lo asegura. “No existe estudio alguno que separe los efectos curativos del bicarbonato de sodio de los agentes tóxicos de la quimioterapia… ni los habrá…”dice resignadamente el doctor. Los grandes laboratorios no están actuando para el bien de la humanidad y la población finalmente debe perder la confianza en la mafia médica, por que como es posible que organismos que no den la cara estén manejando así nuestra salud y despidiendo a destajo a médicos profesionales en todo sus ámbitos algunos perseguidos y otros censurados por el solo hecho en descubrir y desmantelar genocidios y muchos de ellos como Ghislaine Lanctôt haya sido encarcelada bajo acusaciones tergiversadoras para silenciar la verdad, en fin…

En 1977, la declaración de Alma Ata dio la Organización Mundial de la Salud (OMS) los medios para ampliar el Informe Flexner, no sólo en América del Norte, sino en todo el mundo. De nuevo, en nombre de la salud y el bienestar de las poblaciones del mundo. Criterios internacionales y se establecieron normas para la práctica de la medicina. Control de la salud fue transferido de los gobiernos nacionales para un gobierno mundial no elegido. La manipulación mundial es extremadamente sutil. Porque ¿quién duda de las intenciones honorables de la OMS? Pero, ¿quién controla realmente la OMS? Esa es la pregunta. Y también la respuesta. Las Naciones Unidas (ONU), el brazo político del mundo de los financistas. Los llamados sistemas de salud son los sistemas de enfermedad. La enfermedad ocurre cuando el cuerpo muestra su falta de armonía con el alma. Ya no están en la misma onda. Esta falta de armonía es bloqueando la transmisión de las vibraciones de nuestro espíritu y se les ha impedido la difusión en todo nuestro cuerpo. La enfermedad es una manifestación física de un problema mucho más profundo. La enfermedad es una información, y una oportunidad que nos dan. La enfermedad es que nuestro cuerpo usa para decirnos que se siente mal, tanto física como moralmente. La enfermedad es la manifestación de un físico, emocional, mental o un problema espiritual.

Opinan que: “el caso de la pandemia de la gripe A supone un gran avance hacia el cambio del actual escenario de salud, anclado todavía en paternalismos que miran más por mantener el estatus quo, que por el bien, presente y futuro, del ciudadano en salud. La clave jurídica del caso de la gripe A está en la violación sistemática del derecho fundamental del ciudadano a la información en salud”.

Es cierto, poco a poco se ha ido abandonando la idea de ciudadano (persona autónoma) en salud, en ardas del estatus de “paciente” y “usuario” (persona protegida y asistida; poco participativa). “La salud es un derecho individual de la persona y como tal un derecho fundamental del que tiene que responsabilizarse, para tomar sus decisiones. No puede ser dejado exclusivamente en manos de los otros agentes, incluidos los profesionales sanitarios”, según Manuel Amarilla. Una de las ideas positivas de este bufete de abogados es, por ejemplo, que el prospecto de los medicamentos debe ser un contrato entre la industria farmacéutica y el ciudadano. En caso de daño provocado por la información sobre el medicamento, se deberían aplicar las leyes civiles o penales y no la normativa de protección de los consumidores. Lean con atención la primera parte pues está muy documentada y razonada en favor de una manera correcta de entender la ciudadanía y la salud como derecho y en favor de la autonomía de las personas en esta materia y del cuidado de cada uno. La segunda parte plantea la siguiente premisa: ¿El caso de la Gripe A/H1N1 está perdido de antemano?... “Se necesita un gran movimiento social, político y jurídico para que las personas que han actuado ilegalmente se sienten en el banquillo, puedan ser juzgados y sentenciados conforme a derecho. En este sentido, el actual movimiento de demanda de información en salud y depuración de responsabilidades legales es tremendo.

Miguel jara: “Pandemias, comienzo no final” Publicado por M. J. el 31 de Marzo de 2010 Miguel jara como periodista español participo en el documental “El Marketing del miedo” junto a otros grandes colaboradores como La hermana monja Teresa Forcades, Juan Gerdas (medico), Javier Uriarte (medico), Santos Martin (medico), máximo Sandin (biólogo), Jesús Reina (abogado)… que daban a conocer el peligro de la vacuna ah1n1 mientras los medios masivos de todo el mundo actuaban como uno solo con el afán de la censura… Antes de tanta controversia y censura en los medios de tv y radio de todo el mundo es que se decide informar a la población atreves de movimientos ciudadanos declarándose con pruebas tan verídicas que de la ciencia misma surgió la voz contra el “nuevo orden mundial” y sus planes de eugenismo en nuestra salud.

Miguel jara: Hace un par de meses estuve en la esperanzadora presentación de un nuevo bufete de abogados, Bufete RAM (Reacciones Adversas a los Medicamentos). Prometen hacer justicia en la medida de sus posibilidades por los daños que están produciendo numerosos medicamentos que hay en las farmacias, peligrosos además de ineficaces en muchos casos. Ahora se destapan con un informe titulado El derecho fundamental del ciudadano a la información en salud y la pandemia de la gripe A. Manuel Amarilla y Francisco Almodóvar, abogados de Bufete RAM y autores del informe,

Nunca antes se había visto una cosa igual”, plantea a la hora de analizar si es posible llevar a cabo esta tarea de titanes. Basan sus argumentaciones en cómo varias leyes de USA (Ej: Model State Emergency Heath Powers Act) han ido tejiendo lo que estos abogado consideran una “conspiración que permite un poder absoluto al gobierno estadounidense en caso de declaración de estados de emergencia ocasionados por problemas de salud (Ej. Pandemia de gripe). Asimismo, empresas fabricantes de la vacunas tendrían plenas garantías para no responsabilizarse por los daños ocasionados por la misma. La actuación contra la OMS se basa en ‘haber declarado de forma fraudulenta una pandemia que le otorga un gran poder sobre todos los gobiernos internacionales, consecuencia de la legislación en seguridad sanitaria mundial (véase el Reglamento Sanitario Internacional RSI- , de 2005, que es el instrumento jurídico internacional concebido para ayudar a proteger a todos los Estados contra la propagación internacional de enfermedades. El RSI entró en vigor el 15 de junio de 2007, y en la actualidad es jurídicamente vinculante para 194 estados partes en todo el mundo, incluidos todos los estados miembros de la OMS). Este Reglamento obliga a los estados miembros a cumplir con todas las órdenes de la OMS relacionadas con la gripe A. Pero ¿un reglamento de la ONU (la OMS es un organismo dependiente de la ONU) obliga; o sólo obliga a algunos? Recordemos el caso de la guerra de Irak”. A mí se me ocurren algunas ideas básicas tras leer con detenimiento este informe: -Insiste en que ha habido indicios de una conspiración mundial para enriquecer con la declaración de pandemia a determinados conglomerados económicos y grupos de interés relacionados con el negocio farmacéutico. Y que también se habría hecho para eliminar población del planeta por lo incómodo que pudiera ser el aumento demográfico para ciertas élites. El informe da por supuesto que las vacunas contra la gripe A son armas biológicas para este fin. De entrada la palabra conspiración no me gusta, creo que está gastada por el poder en su favor, se utiliza para desacreditar a cualquiera que observe movimientos “sospechosos” entre las bambalinas del poder, aunque haberlas alias; sin ir más lejos tres periodistas publicamos en 2007 un libro titulado Conspiraciones tóxicas en el que con estilo de puro periodismo de investigación documentábamos exhaustivamente que conspiraciones las hay a diario y de manera perfectamente organizada, al menos en los campos de la salud y el medioambiente. Es una investigación sobre el fenómeno del lobby, hacer presión corporativa, conspirar a espaldas de la ciudadanía y en su perjuicio al fin y al cabo ¿no? Sobre la eliminación de población o eugenesia, que tampoco es nuevo, ya me he pronunciado en otras ocasiones, mismamente ayer en un comentario en este blog en respuesta a dos lectores:

“es la codicia la decisiva para comprender este tipo de actuaciones, no termino de ver planes oscuros diseñados para eliminar población, aunque no soy ingenuo y sé que la maldad humana da mucho de sí. En realidad, y quienes hayan leído los tres libros que he publicado pueden ‘dar fe’, en todos ellos hay pruebas de que la maldad humana campa a sus anchas perfectamente organizada, pero de ahí a la existencia de planes como los que mencionan… yo tengo que ver bien documentada una investigación al respecto… pero una buena investigación y me consta que hay dónde rascar…” Sobre que las vacunas son armas biológicas con fines eugenésicos, lo suyo es aportar las pruebas. En fin, que sobre estos temas en general hay indicios, recordemos el caso producido en España sobre los hemofílicos cuya sangre fue contaminada con hepatitis y que padecieron sida. Hay indicios de todo ello, sí, como de las relaciones sucias de la OMS con las farmacéuticas, pero desde mi punto de vista la historia está desperdigada, con demasiados hechos no documentados suficientemente, falta quizá un trabajo de recopilación de documentación y profunda investigación realizada por varios grupos de trabajo de diferentes ámbitos bien coordinados. De modo que veo en ese informe un inicio más que una conclusión sobre el que ha sido el mayor escándalo sanitario global. Coincido plenamente con sus autores cuando afirman: El movimiento activista para desenmascarar y conocer la verdad ha comenzado. Tenemos la sensación de que esto acaba de empezar. Bueno los trabajos más importantes e influyentes de miguel jara son “Los traficantes de la salud” las charlas de BioCultura en Madrid “¿quién y cómo trafican con nuestra salud?”… Hubo un articulo denominado “Medicamentos que matan” que fue el que detono para que los medios dieran algo oído a la problemática. Puedes ver sus videos online en los siguientes link: ¿Quién y cómo trafican con nuestra salud?

http://video.google.com/videoplay?docid=3427501192325140186# http://video.google.com/videoplay?docid=3551822087551509410# (Recomendado) web para ver sus documentales: http://worldtv.com/migueljaratv/ Libros (no te quedes sin leerlos):

LA SALUD QUE VIENE Nuevas enfermedades y el marketing del miedo MIGUEL JARA Nuestro estilo de vida está generando nuevas enfermedades relacionadas con la contaminación ambiental. Además, se desarrollan otras patologías para aumentar los beneficios por la venta de vacunas y fármacos, entre otros productos. Es el negocio de crear temor para vender su tratamiento. (Lo que se venía diciendo hace ya varios años atrás pero que los medios de comunicación masivos no dan cobertura por el control de información…la censura) Miguel Jara comenzó las investigaciones que conforman este libro al descubrir que, en los últimos años, miles de personas están perdiendo la salud por patologías que antes no existían o que permanecían latentes. De manera paradójica y en paralelo a este fenómeno asistimos a la invención o tráfico de enfermedades. Jara estaba escribiendo sobre esto y sobre la gran campaña de lobby y expansión del miedo entre la población como manera de hacer marketing en el caso de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) cuando comenzó a atisbarse en el horizonte el tsunami de la gripe porcina o gripe A. Sin duda este libro trata temas de plena actualidad pues tras su lectura se comprenderán los mecanismos de promoción de enfermedades, epidemias y pandemias que no lo son, de vacunas y vacunaciones innecesarias y peligrosas, de fomento del miedo en la sociedad y sus consecuencias, de la utilización de tecnologías peligrosas o comprometedoras de la salud y de la ocultación de los “efectos secundarios” de estas prácticas. El libro que ha escrito Jara ofrece muchas explicaciones sobre lo que estamos viviendo con el fenómeno de la gripe A, entre otros. La primera parte de la obra versa sobre las enfermedades que la contaminación ambiental está expandiendo entre ellos los chemtrails. Acostumbrados a vivir en entornos sintéticos, la población muestra, cada vez con más frecuencia, diferentes hipersensibilidades a los impactos tóxicos. Las personas que desarrollan estas sensibilidades son la punta del iceberg: lo que el futuro puede depararnos a todos. Armado con testimonios sorprendentes y una amplia y contrastada documentación, Jara rastrea estas nuevas dolencias como la Sensibilidad Química Múltiple y sus patologías “asociadas”, la hipersensibilidad a los campos electromagnéticos o el Síndrome del Edificio Enfermo; patologías emergentes relacionadas con nuestro estilo de vida.

En la segunda parte se documentan enfermedades creadas por la industria farmacéutica y cuál es el procedimiento que se sigue para ello. Se profundiza en las vacunaciones masivas, peligrosas e innecesarias a raíz del caso de la vacuna VPH o de las que contienen mercurio como conservante; se explica cómo poco a poco va introduciéndose en el mercado tecnología espía como la Identificación por Radiofrecuencias (RFID) o se promueve a espaldas de los ciudadanos la geoingeniería, una nueva “ciencia” para modificar el clima y “combatir” el cambio climático. Todos estas prácticas tienen en común la expansión del temor entre la población. Pascual Serrano, periodista referente en el análisis de los medios de comunicación, ha escrito: “Este libro es una obra subversiva porque detrás de un documentado ensayo sobre la salud, se encuentra una firme y sólida crítica al modelo de desarrollo, a la adhesión inquebrantable y el culto de los ciudadanos a un modelo de “progreso” que nos enferma y la difusión de un estado de pánico a la enfermedad que se convierte en las cadenas que nos impiden vivir en libertad. Situaciones actuales como la gripe A, con la psicosis generada y el negocio de la vacunación, son ejemplos elocuentes donde confluyen muchos de estos elementos”. Distribución de La salud que viene en América Correo electrónico: traficantesdesalud@gmail.com

TRAFICANTES DE SALUD Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad (Icaria Editorial, 2007) Con el paso del tiempo y el esfuerzo promocional de los laboratorios farmacéuticos los medicamentos han pasado de ser bienes esenciales a simples objetos de consumo. Hoy las reacciones adversas a los fármacos ya son la cuarta causa de muerte en países como Estados Unidos. Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad es un documento imprescindible para conocer qué medicamentos peligrosos están a nuestro alcance y cuáles han producido muertes o graves daños en la salud de las personas en los últimos años.

Traficantes de salud saca a la luz informaciones ocultas o que pasan desapercibidas para la mayor parte de la ciudadanía y que afectan de manera decisiva a nuestra calidad de vida. Este es un libro con efectos secundarios: después de leerlo su manera de entender la salud habrá cambiado. “Sencillamente MAGISTRAL, se lo digo sinceramente. Un libro muy riguroso de un autor valiente que cuenta una historia amena, muy documentada y fácil de leer. Este trabajo acerca a la ciudadanía informaciones decisivas para conservar su salud que a menudo pasan desapercibidas. Es una aportación fundamental para anteponer las personas a los negocios” Juan José de López Torres – Presidente de la Asociación Nacional de Consumidores y Usuarios de Servicios de Salud (Asusalud) “Este libro muestra una situación intencionadamente caótica, provocada por los intereses económicos de un puñado de transnacionales farmacéuticas, dueñas de la salud y la enfermedad de todos los ciudadanos del mundo. Somos su negocio desde antes de nacer hasta que morimos y atreverse a afirmar que existen crímenes corporativos y documentarlos, además, es un trabajo de mucha envergadura y responsabilidad. Hacía falta alguien como Jara que tuviera no sólo el tiempo sino la valentía de empezar a hablar, a afirmar, a probar y a poner las cartas sobre la mesa”. Ángeles Parra – Secretaria General de la Asociación Vida Sana y Directora de BioCultura, Feria de las Alternativas y el Consumo Responsable

El libro es un recorrido por la cara B del sistema sanitario. Durante más de cuatro años Miguel Jara ha investigado las estrategias que utiliza la industria de la salud y de la enfermedad para ser el negocio legal más rentable del planeta. Sepa cómo se inventan enfermedades para crear nuevos mercados y convertir en pacientes a los ciudadanos sanos, cómo se manipulan los ensayos clínicos a favor de los laboratorios, cómo se vence la voluntad de muchos médicos mediante la promoción, cómo se controla a los trabajadores rebeldes y a los medios de comunicación o cómo se espía a los ciudadanos a través de la receta médica o mediante la implantación de la tecnología de radiofrecuencias en los envases. Conozca el grado de corrupción al que ha llegado el sistema sanitario actual y cómo le afecta. Qué medicamentos son ineficaces y el fraude científico que suponen muchos de ellos y las consecuencias humanas de la desigualdad del abastecimiento que promueve el mercado.

“Durísimo libro de denuncia sobre el actual sistema sanitario: Traficantes de salud”.

CONSPIRACIONES TÓXICAS Cómo atentan contra nuestra salud y el medio ambiente los grupos empresariales De R. Carrasco, M. Jara y J. Vidal (Martínez Roca, 2007) Ediciones Martínez Roca-Grupo Planeta ofrece con Conspiraciones tóxicas: Cómo atentan contra nuestra salud y el medio ambiente los grupos empresariales, (Rafael Carrasco, Miguel Jara, Joaquín Vidal), un libro sobre los lobbies de las industrias más contaminantes, sobre las oscuras relaciones de las grandes empresas y el poder político en España y en la Unión Europea.

La Razón “Desde la primera a la última página, la claridad es una constante. Porque así debe de ser un trabajo serio de investigación. Que en definitiva es lo que es este libro. En el que se reflejan esencialmente actuaciones nada gratificantes de empresarios, políticos, periodistas, científicos etc.”. PUEDE VER ONLINE: MARKETING DEL MIEDO: http://vimeo.com/7951734 http://www.vimeo.com/groups/difusion3/videos/7951734

¿Saben las compañías telefónicas que las radiaciones de los teléfonos y sus antenas pueden causar la muerte? ¿Cómo silencia la industria nuclear a los disidentes? ¿Cómo ha conseguido la industria de la alimentación basura y transgénica colarse en nuestros platos? ¿Quiénes son los responsables de la construcción de gran parte del litoral? ¿Por qué nadie impide que las empresas químicas hayan liberado 104.000 sustancias tóxicas en la naturaleza y en nuestros cuerpos?

La explicación está en los grupos de presión: sólo en el Parlamento Europeo hay 15.000 lobbistas de las grandes compañías. Estos grupos de presión fomentan la especulación sobre el agua o los bosques, la construcción de refinerías petroquímicas o centrales térmicas (caso de Extremadura entre otros), contaminar el aire como hace la industria cerámica del Levante. Conspiraciones tóxicas muestra la trastienda del poder político y económico; auténticos gobiernos paralelos en la sombra que la ciudadanía desconoce. “Los autores sacan a la luz y muestran sorprendentes revelaciones acerca de quién mueve nuestra salud y medio ambiente. “

La Mejor revista de salud a nivel Mundial “Discovery Salud”
ENTREVISTA GHISLAINE LANCTÔT Autora de La mafia médica “Para mejorar nuestra salud es necesario ser más responsables” Texto: Carlos Meza Lanctôt, nacida en Canadá, inició desde hace 25 años este trabajo en su país. Después siguió en Francia y Estados Unidos. Llega ahora a España con sus argumentos sobre el sistema de sanidad actual en el mundo: “atiende a la enfermedad, no a la salud, al tiempo que hace vulnerables a las personas al volverles ignorantes, dependientes y consumidores de fármacos”. “El individuo es soberano respecto de sus decisiones en torno a la propia salud, pero a veces no lo sabe; por eso es necesario recodárselo y enseñarle a usar su propio poder, y así tener una mejor salud y vida”, afirma la doctora Ghislaine Lanctôt, autora del best seller “La mafia médica”, un polémico trabajo que denuncia la forma en que organismos internacionales, gobiernos, laboratorios y entidades financieras manipulan los sistemas de salud. – ¿Qué es “La mafia médica y cómo se estructura”? – La Organización Mundial de la Salud (OMS), es el Ministerio del “Gobierno Mundial” representado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Pues bien, la OMS es la que establece las políticas de salud y todos los países miembros ejecutan estas políticas. Todo esto es parte de un programa que se llama el Nuevo Orden Mundial anunciado por el entonces presidente de Estados Unidos George Bush (padre del actual presidente George W. Bush) en 1990, pero ya estaba en preparación desde años y años. “El individuo ha entregado su poder a los médicos y su dinero a los seguros” Es el poder absoluto a nivel mundial, y existe porque está establecido con todos los organismos que funcionan como ministerios, la OTAN, UNICEF, UNESCO, FAO. Todas estas estructuras son los ministerios del “Gobierno Mundial” estableciendo las políticas en diferentes ámbitos para todos los países del planeta. – ¿Cómo actúa esta estructura, qué ejemplos puede dar? – Un ejemplo actual y obvio es la gripe aviar. La epidemia no existe. Las cifras exactas son de 152 casos de personas que murieron en un plazo de nueve años a nivel mundial, pero la OMS y el “Gobierno Mundial” decidieron que habría una epidemia. Los gobiernos se preparan e invierten una fortuna en millones de dólares en prepararse ante una epidemia que no existe.

También se preparan las mentes de las personas y cuando van a decidir que ya está la epidemia, la gente estará lista y en su cabeza dirá ¡es verdad! Es un ejemplo evidente de política y estrategia a nivel mundial en el ámbito de la Salud. Pero es así en cualquier ámbito: en la agricultura con la FAO, en la OMS con la salud… - Desde el ámbito de la legalidad internacional, ¿Cómo actúa esta mafia?, ¿es posible poner un límite con las leyes? – La mafia a la que nos referimos es oficial, no es una estructura escondida al margen de la legalidad. Involucra directamente al poder legislativo. Y lo que ellos (los Imagina que las personas dejaran de ir al médico… se derrumbaría el sistema integrantes de esta estructura) llaman ilegal es la competencia. Por ejemplo los medicamentos genéricos, las medicinas suaves, la rama herbolaria, se elimina con formas claras de impedir el uso de productos porque son competidores y molestan a la mafia oficial, que se llama gobierno. Ellos llaman a los demás mafia, cuando en verdad son ellos la verdadera mafia. – La mafia a la que nos referimos es oficial, no es una estructura escondida al margen de la legalidad. Involucra directamente al poder legislativo. Y lo que ellos (los Imagina que las personas dejaran de ir al médico… se derrumbaría el sistema integrantes de esta estructura) llaman ilegal es la competencia. Por ejemplo los medicamentos genéricos, las medicinas suaves, la rama herbolaria, se elimina con formas claras de impedir el uso de productos porque son competidores y molestan a la mafia oficial, que se
llama gobierno. Ellos llaman a los demás mafia, cuando en verdad son ellos la verdadera mafia.

– ¿Por qué es un tema del que se debate poco a nivel público? – Algunos médicos lo han denunciado desde hace mucho tiempo, y cada vez más gente lo ha hecho, pero a costa de grandes castigos. Algunos murieron y todas las personas que dicen cómo funciona, pierden sus privilegios: El derecho de práctica, su laboratorio si lo tienen, sus centros de estudios, su reputación, su dinero, están eliminados tanto a nivel financiero, como social, y hasta físicamente también. “Imagina que las personas dejaran de ir al médico… se derrumbaría el sistema”

– ¿Qué papel juegan las organizaciones no gubernamentales y las universidades ante una mafia de este tipo? – Están involucradas. Las organizaciones no gubernamentales aplican las directivas de la OMS. Para el publico parecen ser organizaciones más marginales, siempre de carácter humanitario, o que quieren ir en contra y protestan, pero cuando se indaga se ve que en muchas de ellas las personas que las encabezan son personas que están nombradas por el gobierno. En cuanto a las universidades, están controladas por la banca y los gobiernos. No sólo el estudiante de medicina, sino otros estudios que son financiados por la industria en muchas de las universidades, y esa industria decide qué se investiga y qué se encuentra. – Ante la actitud pasiva que parecen tener los pacientes, ¿qué pueden hacer para librarse de este tipo de estructuras? – No es un problema que se ataque, no se trata de abordar así. El verdadero poder lo tienen los individuos, los enfermos. Imagina que los enfermos dejan de ir al médico. Se derrumbaría el sistema total, sólo porque el poder está en las manos de la persona, en el individuo, pero él no lo sabe, no tiene conciencia de eso. En realidad el individuo es soberano, él es la autoridad suprema, pero no lo sabe, y él ha entregado el poder a dos instituciones, la primera es el médico, y éste entregó el poder al colegio de médicos, y éste depende del gobierno, y el gobierno depende del dinero, pero dinero con D mayúscula, y a su vez a la OMS y el sistema de la banca mundial. Entonces su poder se entregó a los médicos y su dinero a los seguros, y los seguros pertenecen a los gobiernos, y el gobierno depende del dinero, y llegamos a lo mismo. El enfermo ya no decide a qué hospital irá, ni qué intervención o tratamiento se le dará, ni su precio, porque ha entregado su poder a los seguros y todo se maneja fuera de su persona. El seguro paga y entonces decide cómo hacer las cosas. El médico decide qué tratamiento se aplicará y el enfermo ya no tiene más poder de decisión; se lo ha otorgado al médico. El médico obedece al colegio de médicos, y siempre va todo al mismo núcleo que lo controla todo. Es lo mismo en todos los sistemas. La pena es que el paciente no tiene conciencia. Otro ejemplo sería, cuando el individuo deja de pagar los impuestos, son las personas las que tienen el poder y no el gobierno. ¿Por qué el individuo no lo sabe?, pues porque ha olvidado quién es, y solo hace falta recordárselo y enseñarle cómo usar su propio poder. – ¿Qué papel le corresponde a los medios de comunicación ante esta situación? – Los medios me han preguntado cosas y están abiertos. Los periodistas estaban muy entusiasmados con este libro ante la posibilidad de conocer esta versión distinta, pero tres meses después se acabó y silencio total, porque recibieron la orden de dejarlo, de dejar de entrevistarme y darme la palabra. Porque el dinero controla la medicina pero también a los medios de comunicación.

– En la promoción de este libro, y en sus conferencias, ¿cómo es el trato del público? – A nivel del público, es muy positivo. El comentario que me han hecho es: gracias por decir algo sobre lo que estoy pensando por mí mismo. Pero el cuerpo médico lo recibió mal porque se cuestionaban sus privilegios y su autoridad.

¿Qué diablos he venido a hacer en esta tierra?
- ¿Escribirá una segunda parte de “La mafia médica” para tratar de cambiar este sistema? - Lo importante es, primero, comprender el sistema, después comprender que creamos el sistema. No para cambiarlo, no necesitamos cambiarlo. Muchas personas ya empiezan a dejar de ir al médico, y aceptan todo menos ir a la consulta. Ir al médico significa entrar en el sistema del miedo y la enfermedad. Ya está explicado en el libro, lo que hago yo es proponer conferencias y seminarios para enseñar a las personas a retomar su propio poder en el ámbito de la salud, de la familia, del dinero, a nivel político, legal, religioso. Los problemas de los propios individuos tienen una solución frente a cualquier sistema. He escrito un libro que en poco tiempo se publicará en español. “¿Qué diablos he venido a hacer en esta tierra? ”, Que habla de la manera de cambiarse y retomar el poder en los diferentes ámbitos, es decir cuánto más asumo mi poder, más voy mejorando mi promesa. Es el miedo lo que nos hace envejecer y morir. Cuando tomo mi poder dejo el miedo, mejoro mi salud. Se trata de animar a las personas a retomar su poder y a saber cómo usarlo.
www.personocratia.com

Aquí pueden ir a internet y ver este Video que habla de la continuación de la “Mafia Medica” que “Qué diablos he venido a hacer en esta tierra” LINK: http://www.dianedares.com/english.htm#consciousness

Libros de Ghislaine Lanctôt: Extractos de “La Autoridad hacia… la Omnipotencia” “Ya es hora de tomar conciencia del hecho de que toda la especie humana está en el fondo de un monumental callejón sin salida. Si no quiero que me aplasten contra el muro de ladrillo que hay al final del callejón, tengo que despertar. ¡STOP! Una vez que me he detenido puedo, al fin, examinar la situación con realismo. A pesar de todas nuestras morales, preceptos religiosos, leyes severas, pedagogías amables y políticas liberales, nunca los seres humanos han sido tan crueles y tan corruptos. Cometemos los peores actos sin pestañear, manteniendo al mismo tiempo la dignidad externa de una santa. ¿Cómo puede un ordenanza confiscar sin vergüenza alguna la casa de una familia? ¿Cómo pueden los tribunales condenar a benefactores de la humanidad como Hamer, Giordano Bruno, Galileo o Daniel X, cuando no hacen sino cuestionar los dogmas mentirosos de una mafia religiosa, científica y médica? ¿Cómo puedo yo misma seguir comprando productos de empresas multinacionales, que convierten sin pudor en desplazados a millones de refugiados medioambientales o políticos? ¿Cómo puede una juez encarcelar a niños o incluso a una persona adulta por falta de pago? La Evolución hacia... la Nueva Especie. Ghis: 96 páginas En todas partes, se habla de crisis… económica, política, social, ecológica y ambiental. No es nada de todo esto… ¡Se trata de una crisis evolutiva! En lugar de luchar y frenar, intentando dar marcha atrás, agarrarse a sus logros, esperar el salvador que nos han prometido, ¿por qué no hacer el contrario? Dejemos de repetir arcaicos modos de actuar ineficientes y dolorosos. Atrevámonos a ver los acontecimientos con ojos distintos. El momento ha llegado para soñar intensamente con la siguiente etapa, con la nueva especie diésica y, así, modificar nuestra forma de ser y actuar en consecuencia. Mi destino me pertenece. Me toca descubrir la vida-sinmuerte y crear el paraíso-en-la-tierra. La Salud. Hacia... la inmortalidad física.

“La medicina moderna, ¿hace posible realmente que yo mantenga mi cuerpo en buen estado de salud? La medicina no es un sistema de salud, sino de enfermedad. Tengo interés en presentaros una manera de ver las cosas totalmente distintas. A mi entender, la verdadera salud, la de mi alma, está en relación directa con mi estado de conciencia”. Ghis: “Para mejorar nuestra salud es necesario ser más responsables” Por GHISLAINE LANCTÔT Autora de La mafia médica. http://www.humanizar.es/formacion/revista/2007/ene_feb/entrevista_002.html Texto: Carlos Meza Lanctôt, nacida en Canadá, inició desde hace 25 años este trabajo en su país. Después siguió en Francia y Estados Unidos. Llega ahora a España con sus argumentos sobre el sistema de sanidad actual en el mundo: “atiende a la enfermedad, no a la salud, al tiempo que hace vulnerables a las personas al volverles ignorantes, dependientes y consumidores de fármacos”. «Es el estado del alma lo que determina la salud mental» Entrevista Natural por Marta Gómez Esteban a Ghislaine Lancot sobre su segundo libro: ¿Qué he venido a hacer en esta tierra? (What the Hell Am I Doing Here Anyway?) (Texto recomendado) Ambos libros han sido publicados por ediciones Vesica Piscis. Desde que Ghislaine publicó su primera obra en la que pone en tela de juicio el funcionamiento del sistema médico –por ocuparse de la enfermedad, más que de la salud–, muchas conciencias han quedado inquietas. Para avivar estos temas la autora, que transmite paz y seguridad, nos ha concedido un poco de su tiempo para compartir con los lectores de Natural su filosofía de vida. ¿Cómo puede un hombre pagar por mirar sitios de Internet de pornografía infantil en los que violan a niños, los descuartizan vivos, los comen a pedazos y beben su sangre delante de la cámara en tiempo real? ¿Cómo una empleada de una compañía fabricante de minas anti personas puede dormir por las noches sabiendo que le han pagado por matar a inocentes? ¿Cómo puede un médico prescribir antidepresivos a un suicida, sabiendo que las posibilidades se duplican cuando se los utiliza?

¿Cómo puede una empleada de banca proporcionar una hipoteca a un matrimonio joven cuando sabe que tendrán que pagar tres veces el precio de su casa? ¿Por qué acepto violentar y hacer sufrir a mis propios hijos? ¿Cómo puede una enfermera inyectar vacunas ineficaces y peligrosas a un bebé? ¿Cómo hay científicos que pueden seguir con sus experimentos bárbaros con cobayas animales y humanos sabiendo que sus test no sirven sino para enriquecer a las compañías farmacéuticas? ¿Cómo hay médicos y pacientes que pueden tomar parte en trasplantes de órganos cuando saben que estos han sido extraídos a inocentes: niños criados en jaulas, presos políticos o accidentados aún recientes? ¿Por qué trabajar para una multinacional que se apropia y vende el agua en países donde la gente carece ya de todo? ¿Cómo puedo yo votar por candidatos que, una vez elegidos, permiten a las multinacionales requisar el agua y las otras riquezas naturales de mi país? ¿Por qué las directoras de las escuelas permiten a esas mismas multinacionales vender sus productos en las escuelas? ¿Cómo pueden los estadounidenses estar tan ciegos?¿No saben que retienen prisioneras a 2,25 millones de personas en 5.000 instituciones carcelarias, o sea el 25% de la población mundial de presos? En África, ¿Cómo no asociar las vacunaciones masivas con la aparición del VIH, las epidemias de sida, las poblaciones diezmadas y las enormes riquezas naturales africanas actualmente explotadas por las multinacionales? ¿Por qué seguir practicando el catolicismo, el islamismo o el budismo, cuando esas tres religiones son responsables de genocidios espirituales desde hace milenios? ¿Cómo puedo seguir invirtiendo en la Bolsa cuando sé que, para ser cotizada, una sociedad tiene que aumentar sus beneficios reduciendo la calidad y duración de sus productos, el número de sus empleados y la calidad de sus condiciones de trabajo, aumentando al mismo tiempo su carga de producción y forzándolos a la excelencia a toda costa? ¿Por qué comprar en las grandes superficies cuando sé que esto arruina automáticamente a los comerciantes locales, que son mis vecinos, mis amigos y mi familia?

¿Cómo puedo postrarme ante gurús que abusan de sus discípulos económica, sexual y psicológicamente? ¿Por qué seguir viendo noticias en las que me presentan a inocentes despedazados en Iraq y montones de cadáveres en Afganistán? ¿Por qué ir a ver cómo las personas resultan heridas en el boxeo, el hockey, el rugby o en películas en las que corre la sangre y se revientan cerebros mientras yo sigo comiendo mis palomitas de maíz? Mi inconsciencia se traduce en una falsa percepción de quién soy y del mundo que me rodea. Desde la existencia de los seres humanos en la Tierra, todas las explicaciones nos han sido proporcionadas por nuestros dirigentes religiosos y científicos. Al examinar el estado del planeta y el sufrimiento humano que reina en él, tenemos que rendirnos a la evidencia. Sus teorías eran falsas y nos han conducido directamente a este callejón sin salida. ¿Dónde está el alma humana? En el interior del cuerpo. El poder supremo está en el interior, y no en el exterior. Sin embargo, nosotros nos comportamos como si fuera a la inversa. Finalmente, el mundo está al revés. ¡STOP!

Giremos 180º en la dirección opuesta. “Descubramos nuestra identidad real y encontraremos la omnipotencia, el orden y la armonía.”
Extracto “VACUNA 101” ¡La verdadera pandemia es la vacunación! Las autoridades mienten cuando dicen que las vacunas nos protegen. Ghis ha sido la primera en denunciar la mentira de las vacunas en el libro “La Mafia Medica “he aquí un recordatorio y unas informaciones básicas por los que quieren reflexionar antes de elegir. ¿Por qué las vacunas son inútiles, ineficaces y peligrosas? las vacunas son inútiles porque: * Los microbios naturales (hongos, micro bacterias, bacterias, virus) no son enemigos sino aliados reparadores. Restauran el cuerpo en la fase de reparación de la enfermedad (trabajos de Hamer).

* Creamos nosotros mismos nuestros microbios a partir de las partículas más pequeñas de materia viva que existen en nuestro cuerpo y que llevan nombres diversos: microzimas según Béchampsomatides según Naessens. * Es absurdo de darle una enfermedad a una persona sana para prevenir esta enfermedad. Es como hacer una pequeña violación a un niño en prevención de una violación eventual. Las vacunas son ineficaces porque: • Contienen microbios artificiales, atenuados y\o genéticamente modificados que no pueden prevenir contra una enfermedad. • Las vacunas azotan y agotan el sistema inmunitario; favorecen la explosión del sida, del cáncer y de otras enfermedades degenerativas. Demuelen y derrumban sistemáticamente la salud. • La eficacia de las vacunas jamás ha sido probada científicamente. Repetir las vacunas es la prueba, así como la aparición de las enfermedades que la vacuna debía prevenir. Las vacunas son peligrosas porque: • La vacunación estimula y entretiene el miedo en el individuo. De hecho, no morimos de enfermedad, sino de miedo y de agotamiento. El miedo de los microbios y de la enfermedad mata al individuo y las vacunas lo rematan. • El contenido de las vacunas es extremadamente nocivo. Las complicaciones innumerables van de disturbios menores (alergias, eczema, asma, otitis, problemas de aprendizaje), a enfermedades importantes (autismo, epilepsia, diabetes, artritis, parálisis, leucemia, encefalitis, esclerosis en placas, fibromialgia, Alzheimer, Ébola, malformaciones congénitas, síndrome de la guerra del Golfo, el síndrome de GuillainBarré, gripe española) y a la muerte súbita del lactante. Recibir una vacuna, es siempre devastador para el cuerpo. De hecho, una vacuna es un “caldo de bruja” con tres tipos de ingredientes: 1) cócteles de microbios modificados artificialmente y a menudo recombinados genéticamente; 2) un caldo de cultivo purulento compuesto de células animales (pollo, ratón, carnero, mono, vaca) y humanas (sangre, embriones de abortos) contaminadas (virus, priones) y cancerosas;

3) coadyuvantes estabilizadores, verdaderos venenos que matan a la vida: Thimerosal (50 % de mercurio), aluminio, formaldehide, squalena, glutamato mono sódico (GMS), aspartamo, silicona, polisorbates, sorbitol, y una lista larga de productos peligrosos y altamente neurotóxicos. El contenido de las vacunas es considerado “secreto defensa” y releva de decisiones del complejo militar-industrial. El ministerio de la Salud del país, el personal médico que le recomienda y le inyecta y la persona que le recibe no pueden conocer su composición verdadera, y todavía menos el fin referido por los responsables. De hecho, las vacunas sirven para genocidios dirigidos (negros, asiáticos, pobres, amerindios, minusválidos, homosexuales, habitantes de territorios ricos en recursos), así como para estudios experimentales de las armas biológicas y los métodos más eficaces para el control del cerebro y el eugenismo (eliminación de los indeseables). Todas las vacunas sin excepción son inútiles, ineficaces y peligrosas PUNTOS IMPORTANTES DE LA VACUNACION 1 La vacunación masiva inminente 2009, engendrada por la pseudopandemia de gripe porcina A (H1N1) decretada por la ONU, es un subterfugio preparado desde hace tiempo para reducir a la población mundial a 500 millones de individuos. La vacuna contiene un cóctel de cepas extremadamente virulentas de virus gripales de ave de corral, de carne de cerdo y de humano. 2 Cristales líquidos y chips electrónicos posiblemente serían incorporados a las nuevas vacunas y permitirían el control a distancia del cerebro. 3 La vacunación no depende del campo médico, sino político. Su fin es el control mundial de la población. Las vacunas permiten deshacerse de los “indeseables” debilitándolos sistemáticamente o matándolos brutalmente. Las decisiones vacúnales son tomadas por la OMS, el ministerio de la salud de la ONU, e impuestas por fuerza por los gobiernos de los países a golpes de propaganda, de acoso y de amenaza. 4 Las vacunas son armas biológicas. Es por eso que la investigación de base sobre la vacunación se lleva a cabo en laboratorios del ejército. Los primeros conejillos de Indias humanos son los soldados (y su familia), inconscientes de ser ratas de laboratorio fácilmente reemplazables. 5 ¿Cual bono? (¿Quién se aprovecha?) Las vacunas traen sumas colosales a la industria y a los bancos. Para vacunar a su población, los gobiernos deben tomar estas sumas de los bancos centrales privados. La deuda pública aumenta, así como la toma de control del país por los banqueros mundiales.

6 La teoría de los microbios es falsa. Pastor es un impostor, un tramposo y un mentiroso. Sus experimentos han sido falsificados. Los investigadores que probaron el beneficio de los microbios han sido ridiculizados y castigados. Cualquier elemento que va en contra los intereses de la élite mundial fue y es todavía abolida sistemáticamente. 7 La evidencia de la relación entre la inoculación de la vacuna y la aparición de la enfermedad es indiscutible, aunque difícilmente demostrable. Es por miedo de las represalias por lo que los médicos se niegan a admitirlo.

F

LA VERSIÓN OFICIAL DEL SIDA SE BASA EN UN FRAUDE CIENTÍFICO DEL DR. ROBERT GALLO
Congreso ciencia y espíritu por Lluís Botinas. Pagina web: www.plural-21.org Video online: http://vimeo.com/8435077

8 La vacunación favorece la modificación del código genético. Las consecuencias son, a corto plazo, unas malformaciones congénitas y, a largo plazo, mutaciones imprevisibles. 9 Por sus efectos neurotóxicos, la vacunación crea a psicópatas y engendra la violencia social y el crimen. Trae así la desestabilización del país y, con ella, el fortalecimiento de los controles policiacos y militares. Abre la puerta al cumplimiento de una ley marcial que ya ha sido votada. 10 La vacunación esconde los verdaderos problemas sociopolíticos aportando falsa solución tecno científica tan complicada y sofisticada que la gente no puede comprenderlas. Es por eso que bajan los brazos (tiran la toalla) y aceptan la vacunación sin cuestionarla. 11 La vacunación mantiene a la gente impotente y dependiente de autoridades exteriores. Mientras me comporto como una oveja, habrá siempre un pastor para esquilarme. El papel del gobierno siempre ha sido el del pastor para su rebaño: esquilar las ovejas hasta que no hubiera más lana y conducirlos al matadero, haciéndoles creer que es para su bien. La verdad es que soy inmortal y todopoderosa. No necesito vacunas, ni médicos, ni gobierno. La vacunación obligatoria es un regalo que me obliga a tomar la decisión de salir del miedo, de la enfermedad y de la muerte, de una vez para siempre. Ghislaine Lanctôt – Ghis (autora del libro La Mafia Médica- Ed. Vesica Piscis) Textos para descargar: “MAFIA MÉDICA” OPCION 1: http://www.4shared.com/document/X2h9Dd0Y/mafia_mdica.html OPCION 2: http://www.megaupload.com/?d=SI481QBA

Hace 25 años la Ministra de Sanidad estadounidense a afirmó: “El Dr. Gallo ha aislado un virus que es la probable causa del Sida”. En los días siguientes la palabra “probable” desapareció. Había nacido el VIH/SIDA. Pocos después Science publicaba cuatro textos que Gallo les envió en marzo de 1984 y que son mundialmente considerados “los artículos de referencia que demuestran que Gallo aisló el virus causante del SIDA”. Pues bien, publicamos tres documentos que demuestran que Gallo mintió. Uno revela cómo manipuló el borrador escrito por su jefe de laboratorio, otro que no había virus en sus cultivos celulares y el tercero que no es cierto que hubiera encontrado un virus nuevo. ¿En qué se basa la versión oficial de que el SIDA -acrónimo de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida- es una enfermedad provocada por un retrovirus bautizado como Virus de la Inmunodeficiencia Humana o VIH? Porque cuando a las autoridades sanitarias, académicas, hospitalarias y médicas -especialistas en SIDA incluidos- de cualquier lugar del mundo se les pide formalmente que faciliten los artículos científicos de referencia que lo demuestran la respuesta suele ser ¡el silencio! ¿No se lo puede creer? Pues haga la prueba y solicítelos. Y ya le adelantamos que en los raros casos en que alguien responde lo hace remitiendo al consultante a que lea el artículo que el médico estadounidense Robert Gallo publicó en la revista Science el 4 de mayo de 1984 así como los tres complementarios que adjuntó. Lo que hace que saber cómo se gestaron esos textos sea de sumo interés porque con ellos nació la actual ficción VIH/SIDA.

Pues bien, publicamos tres documentos que demuestran que Gallo mintió. Uno revela cómo manipuló el borrador escrito por su jefe de laboratorio, otro que no había virus en sus cultivos celulares y el tercero que no es cierto que hubiera encontrado un virus nuevo.

¿En qué se basa la versión oficial de que el SIDA -acrónimo de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida- es una enfermedad provocada por un retrovirus bautizado como Virus de la Inmunodeficiencia Humana o VIH? Porque cuando a las autoridades sanitarias, académicas, hospitalarias y médicas -especialistas en SIDA incluidos- de cualquier lugar del mundo se les pide formalmente que faciliten los artículos científicos de referencia que lo demuestran la respuesta suele ser ¡el silencio! ¿No se lo puede creer? Pues haga la prueba y solicítelos. Y ya le adelantamos que en los raros casos en que alguien responde lo hace remitiendo al consultante a que lea el artículo que el médico estadounidense Robert Gallo publicó en la revista Science el 4 de mayo de 1984 así como los tres complementarios que adjuntó. Lo que hace que saber cómo se gestaron esos textos sea de sumo interés porque con ellos nació la actual ficción VIH/SIDA. El primero fue un artículo que ocupó tres páginas y apareció ilustrado con apenas dos fotos. ¿Y cómo se forjó ese texto y de dónde se obtuvieron las fotos? Veámoslo porque la verdad no se ha sabido hasta hace apenas un año pero explica por qué Gallo no fue premiado con el Nobel de Medicina del 2008 junto a Luc Montagnier a pesar de que durante años se le consideró codescubridor del VIH. Empezaremos diciendo que quienes han investigado con rigor e independencia el tema del SIDA llegaron ya a mediados de los años ochenta del pasado siglo XX a la conclusión de que no hay prueba científica alguna que avale la afirmación de que el VIH causa el SIDA. La diferencia es que algunos piensan que el VIH sí existe pero es inofensivo y otros que ni siquiera existe. En cualquier caso para quienes están tanto en una como en otra posición lo que sí está claro es que la versión oficial es falsa. Comparten asimismo la convicción de que los antirretrovirales utilizados en los hospitales no sólo son inútiles e innecesarios sino además tóxicos. Y es que el 30 de junio del 2008 se constató que la tesis oficial de que el VIH es la causa del SIDA se basa en un fraude científico perpetrado por el Dr. Robert Gallo. Porque ese fue el día en el que apareció en Bristol (Reino Unido) el libro de la veterana periodista Janine Roberts titulado Miedo a lo invisible. Cuán temerosos debemos estar de virus y vacunas, de VIH y SIDA en el que por primera vez se hizo pública la documentación que demuestra la vergonzosa actuación de Robert Gallo. Veamos pues de forma cronológica y resumida qué se reveló en él: Finales de febrero de 1984. El Dr. Mikulas Popovic, jefe del laboratorio del Dr. Gallo, empieza los ensayos que llevarían –al menos eso se alegaría- a constatar que el SIDA lo causa un virus desconocido hasta ese momento que se consigue identificar y aislar mientras el Dr. Gallo, de gira por Europa, da varias conferencias -incluida una en el Instituto Pasteur de París- en las que anuncia a HTLV es la causa del SIDA. Tan seguro estaba -a pesar de que Popovic aún continuaba on la investigación y no lo había logrado en realidad- que antes de viajar había llegado a un acuerdo con la dirección de Science para concederle la exclusiva de “una importantísima primicia mundial que revolucionará el SIDA”.

con la investigación y no lo había logrado en realidad- que antes de viajar había llegado a un acuerdo con la dirección de Science para concederle la exclusiva de “una importantísima primicia mundial que revolucionará el SIDA”. Marzo de 1984. Hacia el día 19 el Dr. Popovic redacta el borrador del artículo central que Gallo había prometido a Science y se lo deja para que cuando éste regrese de su gira europea lo lea marchándose luego a esquiar. Y, en efecto, Gallo lo encuentra pero pronto comprueba que se trata de algo que no cumple en absoluto las expectativas del sensacional hallazgo que estaba anunciando. Así que su reacción fue adaptar la realidad a sus deseos ¡cambiando descaradamente el contenido! Tachando simplemente lo que no concordaba con lo anunciado y llenando de correcciones -de su propio puño y letra- las diez páginas que le habían dejado. Es más, añadiría cinco folios. Y posteriormente introduciría otros cambios hasta que finalmente lo enviaría el día 30 a Science. Apuntando el texto, obviamente, en la dirección que había divulgado. Abril de 1984. Día 19. Science acepta los artículos remitidos por Gallo. Día 22. El New York Times publica ¡en primera página! un artículo del influyente Dr. Lawrence K. Altman en el que se dice que el Dr. James O. Mason -director de los poderosos Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos- considera que “el virus descubierto en Francia es la causa del SIDA”. Los responsables de los CDC tomaban así una posición contraria a la tesis de que la causa del SIDA es el nuevo virus que Gallo dice haber descubierto. Día 23: Apenas 24 horas después la entonces Ministra de Sanidad estadounidense Margaret Heckler anunciaría a bombo y platillo en rueda de prensa “un nuevo éxito de la ciencia americana: el Dr. Gallo –afirma- ha aislado un virus que es la probable causa del Sida ‟”. Tal “contraataque” lo organizarían los igualmente poderosos Institutos Nacionales de Salud (NIH), uno de los cuales es el Instituto Nacional del Cáncer en el que, pura casualidad, trabajaba Gallo. Con tal apoyo institucional el virus americano tomaba la delantera mediática y política al virus francés. Sólo que a partir de entonces dejó de hablarse del virus como “probable causa” y aunque nadie había demostrado en realidad que un virus fuera lo que originaba el SIDA todo el mundo lo dio por hecho. Había nacido la “verdad política y social” de la relación VIH/SIDA. Mayo de 1984. Science pública el día 4 los artículos finalmente enviados por Gallo… apenas 35 días después de recibirlos. Algo insólito. Y es que aunque sólo habían transcurrido once días desde la

Conferencia de prensa dada por la ministra de Sanidad norteamericana los textos fueron ya leídos con las “gafas VIH/SIDA”. Con lo que la “verdad político-social” se convirtió en “verdad científico-médica”.

EL DOCUMENTO POPOVIC Como ya adelantamos Gallo manipuló el texto escrito por Mikulas Popovic. Manipulaciones que hoy se conocen. Así, tachó con descaro la frase “A pesar de los intensos esfuerzos de investigación efectuados el agente causante del SIDA aún no ha sido identificado” (página. 4). Inconcebible. Porque el borrador donde se hacía esa rotunda afirmación, una vez manipulado, fue el que Gallo presentaría como “prueba científica” de que él y su equipo habían culminado sus ensayos con “la identificación del agente causal del SIDA” De hecho tuvo la desfachatez de sustituir sin más esa frase en el artículo que publicó en Science por la de “Nuestros hallazgos sugieren que un retrovirus de la familia HTLV puede ser el agente etiológico del SIDA”. Y luego, para apoyar su afirmación, mencionaría “nueve hallazgos” -con sus respectivas referencias- que no tenían nada que ver con los experimentos que había hecho Popovic. Es más, Gallo tachó en diagonal el Abstract (Resumen) hecho por Popovic y escribió debajo: “Este resumen es demasiado trivial para un posible artículo innovador en Science”. Hasta cambió el título. El de Popovic era Obtención y producción continua de retrovirus linfotrópico de células T humanas (VLTH-III) de pacientes con SIDA. El que saldría en Science fue el de Detección, aislamiento y producción continua de retrovirus citopáticos (VLTH-III) de pacientes con SIDA y preSIDA. Y eso a pesar de que en el borrador del Dr. Popovic no se hacía referencia en ningún momento a que sus investigaciones tuviesen como objetivo “aislar un nuevo virus” ni que se buscase demostrar „citopaticidad‟ alguna. Y aún menos, por tanto, podía haber tenido en mente buscar “el virus que probablemente causa el SIDA”. Entre otras razones porque eso exige haber aislado antes el presunto virus responsable y demostrar que mata las células T4 (que es lo que oficialmente se atribuye al VIH). Lo que nunca se hizo. Para mayor sorpresa, tampoco el artículo finalmente publicado en Science aborda ni el aislamiento ni la citopaticidad de un supuesto „nuevo virus HTLVIII‟ ¡aunque lo proclamaba en el título! Es más, los añadidos a mano del Dr. Gallo tampoco lo pretendieron. En realidad se limitaron a expresiones generales y vagas del tipo “Sugerimos que (la causa del SIDA) puede ser…” o “Esta hipótesis se basa en…”. De hecho la conclusión de los experimentos de Popovic fue efectivamente tan trivial que éste ni siquiera llegó a redactarla. Y el Dr. Gallo sólo se atrevería a escribir frases como “se ha abierto el camino para detectar,” “proporciona una primera oportunidad de realizar un análisis detallado” o “este sistema abre el camino hacia la detección rutinaria y rápida del HTLV-III y variantes citopáticas de HTLV asociadas‟. En suma, meras posibilidades.

El DOCUMENTO GONDA En cuanto a las fotos el Dr. Gallo hizo enviar al Laboratorio de Microscopía Electrónica muestras de sus cultivos celulares –los que presuntamente contenían el virus HTLV-III- para que se obtuviesen las correspondientes imágenes a fin de ilustrar los artículos de Science. Pues bien, el Dr. Matthew A. Gonda –director del laboratorio- respondería el 26 de marzo de 1984 a esa iniciativa con una carta de diez líneas que decían: “El Dr. Gallo deseaba estos micrógrafos para publicar porque contenían partículas HTLV. (…) Y me gustaría puntualizar que las „partículas‟ (…) son desechos de una célula degenerada. No se han observado en parte alguna de las precipitadas partículas libres entre las células ni, partículas semejantes-a-virus‟ extracelulares. Las pequeñas vesículas extracelulares (…) son por lo menos un 50% más pequeña que las partículas maduras de HTLV vistas de tipo I, II o III. Insisto: estas vesículas pueden ser encontradas en cualquier precipitado celular” Y por si alguien dudara Gonda concluye agregando de forma rotunda: „No creo que ninguna de las partículas fotografiadas sea de HTLV I, II o III‟. ¿Y qué decidió ante tan desazonadora respuesta el Dr. Gallo? Hacer caso omiso y adjuntar el 30 de marzo al artículo manipulado algunas de las fotos (a pesar de que según Gonda no constataban la existencia de virus alguno) como lo demuestra que en la nota 17 del segundo artículo publicado en Science se le agradece expresamente a éste las fotos publicadas.

El DOCUMENTO MINOWADA Cabe añadir que el 29 de marzo de 1984 -el día anterior a que remitiera sus artículos a Science- Gallo envió una carta muy reveladora al Dr. Jun Minowada -de la Universidad de Loyola en Illinois (EEUU)- en cuya parte final decía: “No me sorprende que no haya encontrado usted expresión de la proteína p19 en células frescas de pacientes de SIDA. Es extremadamente infrecuente encontrar células frescas que expresen el virus (…) Para inducir el virus parece ser necesario el cultivo de células. Lo que probablemente se debe a que así se eliminan los factores inhibidores presentes en el paciente”. En otras palabras, el Dr. Gallo reconoce abiertamente en esa carta que el VIH –e insistimos en que en realidad habla de un virus hipotético que nunca aisló- solo se puede expresar ¡in vitro, en cultivos celulares! pero no en un ser vivo porque las defensas del organismo lo impedirían al eliminarlo. Además que no había encontrado virus alguno al que responsabilizar del SIDA lo demuestra la última frase de la carta: “Por último, ahora sabemos que hay muchas variantes de HTLV-I. Y creemos que la causa del SIDA es una variante mucho más citopática”. En suma, todo apunta a que aún estaban buscando algún virus. A pesar de lo cual al día siguiente enviaba sus cuatro artículos a Science diciendo que ya lo había descubierto

TRES DOCUMENTOS DEMOLEDORES Es evidente que los tres documentos mencionados –y seguro que hay más por lo que luego explicaremos- demuestran de manera irrefutable que el Dr. Gallo manipuló y tergiversó de forma consciente e intencionada tanto el contenido real de sus investigaciones como los resultados. Se trata pues de documentos de importancia capital y alcance mundial. ¿Y cómo han sido obtenidos? La verdad es que los experimentos del Dr. Gallo y su equipo -desde la invención del SIDA en 1981 hasta la invención del VIH/SIDA en 1984- fueron sometidos a una muy intensa inspección. Nada menos que por cuatro comisiones de investigación establecidas al máximo nivel estadounidense. Vigilancia que se decidió hacer tras la publicación del llamado Informe Crewdson que con una extensión de 50.000 palabras fue publicado el 19 de noviembre de 1989 en 16 páginas del periódico Chicago Tribune con el título The Great AIDS Quest (La gran búsqueda del SIDA). Escrito por el periodista John Crewdson -Premio Pulitzer en 1981- tras veinte meses de investigación éste llegó a la conclusión de que “la historia que emerge es menos heroica de lo que se suele presentar pero no menos espectacular: datos falseados y experimentos secretos, virus fantasmas y genes desaparecidos, resultados irreproducibles y notas de laboratorio embrolladas, cultivos sin etiquetar y fotografías manipuladas. (...) Es la historia de un científico influyente e intimidador que persiguió un virus erróneo durante más de un año para luego invertir la situación y emerger con un hermano virtual genéticamente gemelo del virus que había sido realmente descubierto por sus rivales de París y que le habían entregado meses atrás. Lo que ocurrió en el laboratorio de Robert Gallo durante el invierno del 83 al 84 es un misterio que quizás no será nunca definitivamente aclarado pero la evidencia es abrumadora: o fue un error o un robo”. Contundente y demoledor. Lo que a Crewdson se le escapó sin embargo –o no quiso ver- es que tampoco en París se había sido aislado ningún virus. Que el Dr. Gallo utilizase -sin reconocerlo- los cultivos celulares del Dr. Montagnier no significa que le robase virus alguno sino simplemente que pudo reproducir los mismos fenómenos biológicos -en particular, la transcripción inversa, es decir, la conversión de ARN a ADNy que los utilizó asimismo como indicadores indirectos de la presencia de un supuesto retrovirus. Y añadiremos, por si aun tiene alguna duda de que Gallo utilizó las muestras enviadas por Montagnier, que el propio Dr. Popovic lo reconoció por dos veces en su borrador. Frases que Gallo tacharía anotando al lado respectivamente: “No termino de creérmelo. Eres absolutamente increíble” y “Mika, estás LOCO” (así, en mayúsculas).

Es por cierto ilustrativo de cómo es y actúa el Dr. Gallo saber la actitud que tuvo ante Crewdson: sólo le contestó una vez -por teléfono- a algunas preguntas y no aceptó entrevista personal alguna. Entre otros intentos -y a petición del abogado del Dr. Gallo- el Chicago Tribune le envió el 19 de diciembre de 1988 una lista con 188 preguntas. No hubo respuesta. El 28 de julio de 1989 se le envió otra lista de preguntas. Tampoco hubo respuesta. En octubre de 1989 volvió a remitírsele otra carta indicando en ella que la ausencia de respuesta sería considerada una negativa a conceder entrevista alguna. De nuevo silencio. Y agregaremos que la actitud saboteadora de Gallo incluyó a su entorno pues también se negaron a conceder entrevistas sus colaboradores, entre ellos el Dr. Popovic. Bueno, pues fue a raíz de la publicación de ese reportaje/informe cuando entre 1990 y 1994 se pusieron en marcha varias investigaciones oficiales sobre Gallo que terminarían dando lugar a cuatro informes de instituciones oficiales estadounidenses del máximo nivel. Una de ellas llevada a cabo ¡por el propio servicio secreto encargado de la seguridad del Presidente de Estados Unidos! que encontró suficientes evidencias de fraude como para remitir la investigación al Fiscal General. Lo “singular” es que como había transcurrido demasiado tiempo desde la presunta comisión del delito Gallo no pudo ser procesado penalmente. De forma breve diremos que tras rescatar y compilar más de 300 documentos relacionados con los ensayos efectuados en el laboratorio del Dr. Gallo las principales conclusiones a las que llegaron los investigadores fueron que había evidencias aplastantes de que las repetidas afirmaciones de Gallo de que había aislado el VIH eran falsas, que el experimento de febrero de 1984 fue tan defectuoso y cuestionable en tantos aspectos que poca o nula confianza se podía depositar en los hallazgos proclamados y que las instituciones gubernamentales, al decidir proteger a Gallo, defendieron durante años lo indefendible. Tal fue la razón de que finalmente se ofreciera al Gobierno francés el reconocimiento público por parte de los NIH de que “el Instituto Pasteur había encontrado el VIH primero” a lo que se añadió el compromiso de pagar una compensación económica por los royalties de los llamados “test del SIDA”. Obligándose de paso a Gallo a abandonar los NIH (tras lo cual la industria farmacéutica, siempre encantada de tener a sus órdenes personas con ética, le ofrecería de inmediato su propio centro privado de “investigación”). ACTITUDES INCOMPRENSIBLES Llegados a este punto suponemos que el lector se preguntará por qué los investigadores que investigaron el asunto no se dieron cuenta del fraude. Y una posible respuesta es que quizás lo único que de verdad les preocupaba era determinar la “paternidad” del supuesto virus responsable del SIDA.

Aunque lo más sangrante es que ni la documentación de Gallo ni la de Montagnier demostraba la existencia de que hubiera un virus nuevo y menos aún que causaba el SIDA. Algo que antes o después saldrá a la luz. Como ha salido lo que hizo el Dr. Gallo – para su sorpresa- por la sencilla razón de que estaba convencido de que sus manipulaciones se habían quedado entre Mika Popovic y él, y de que la prueba de su falsificación había sido destruida. Lo que no ocurrió porque Popovic, muy preocupado al ver el alcance de los cambios introducidos por Gallo en su texto, decidió protegerse y enviar una copia de todo a su hermana que vivía en Austria. Que hizo bien lo demuestra que a poco de comenzar las investigaciones oficiales le pidió a ésta que se la devolviese. Y es que tras un interrogatorio Popovic recibió una grabación que contenía no sólo las respuestas que dio a las preguntas que le habían sido formuladas por los investigadores sino ¡los comentarios que tras su marcha éstos hicieron! Algo que le alarmó profundamente ya que en ellos se indicaba claramente que iba ser acusado de mala práctica científica en lugar del Dr. Gallo. Con lo que a la mañana siguiente su abogado entregó el borrador manipulado a los investigadores que pronto verificaron que los cambios habían sido hechos efectivamente a mano por Gallo. Bueno, pues debemos decir que a pesar de todo esto aún hay quien otorga credibilidad científica a Gallo. Sin embargo, ¿cuál ha sido en los últimos años su actitud? Hace ahora un lustro la versión on line del British Medical Journal alojó un debate entre quienes creen en la versión oficial del VIH/SIDA y los científicos que niegan esa relación. Un debate que se desarrolló entre el 28 de febrero del 2003 y el 17 de abril del 2005. Y en él, entre otros muchos asuntos, se abordó algo tan simple y fundamental como si el VIH ha sido alguna vez aislado. Pues bien, aunque el Dr. Gallo fue invitado reiteradamente a dar explicaciones y pruebas de ello se negó siempre en redondo. Como se negaría -de mala manera- a formar parte del panel de expertos que con presencia de defensores y detractores de la versión oficial se constituyó el año 2000 para debatir las dudas existentes por iniciativa del entonces presidente de Sudáfrica Thabo Mbeki (invitamos al lector a leer en nuestra web –www.dsalud.com- el amplio reportaje que esta revista publicó sobre ello en el nº 18 correspondiente a Julio del 2000 con el título ¿Comienza por fin el debate sobre el SIDA?). Claro que quien esto escribe ha pedido personalmente dos veces al Dr. Gallo “las pruebas científicas que demuestran que realmente aisló el VIH”. La primera el 16 de abril de 1997 cuando entregué una propuesta escrita a La Caixa -que había traído a España al Dr. Gallo para impartir en sus instalaciones una conferencia titulada precisamente El descubrimiento de los retrovirus y del VIH- en la que proponía que se abriera tras la misma un debate sobre el tema con Gallo sin que se dignaran a responderme

(Aunque Gallo, informado, despachó la cuestión desde su mesa de conferenciante diciendo textualmente: “Algunos, para hacerse famosos, se colgarían de una avioneta fosforescente volando a gran altura”). La segunda fue durante la XII Conferencia Internacional de SIDA celebrada en Ginebra en 1998. En el transcurso de una rueda internacional de prensa en la que el Dr. Gallo era el invitado principal tomé el micrófono y le pregunté: “Dr. Gallo, ¿entregará Ud. a los huelguistas de hambre que están a las puertas del Congreso las pruebas científicas que piden de que usted aisló el VIH?” Su respuesta fue desplazar la silla hacia atrás, estirar las piernas hacia delante, cruzar los pies, ponerse las manos detrás de la nuca y farfullar en voz baja “Shut up!‟ (¡Cierra el pico!). Y yo pregunto: ¿es ésa la respuesta que daría un científico que no tiene nada que ocultar? Bueno, pues su negativa no le pareció improcedente ni significativa a ninguno del centenar largo de autocalificados “periodistas especializados en VIH/SIDA” de medio mundo allí presentes. Afortunadamente quienes sí saben de qué va esto han empezado a movilizarse. El 1 de diciembre del 2008 treinta y siete investigadores de 14 países dirigieron una carta al actual Editor Jefe de Science, Bruce Alberts, en la que apoyándose en los tres documentos aquí mencionados le piden que la revista retire formalmente los artículos de Gallo publicados en 1984 una vez demostrado que son un fraude. Una carta que concluye así: “Para la credibilidad de la investigación científica es vital que sean retirados los artículos que se demuestre que son defectuosos o están falsificados. Y como quiera que hoy existen documentos públicos que demuestran que los artículos de Gallo sacan conclusiones injustificadas su retirada de Science es muy importante para mantener la integridad científica. Los futuros investigadores deben también entender que no pueden basar sus declaraciones sobre VIH y SIDA en los artículos de 1984 de Gallo. Todos los autores de artículos que se basaron en esos cuatro textos deberían tener la oportunidad de reconsiderar sus propias conclusiones por si resultan debilitadas por estas revelaciones”. Estamos a mediados de marzo del 2009 y aún no ha habido respuesta. Claro que ya en su número de 8 de enero de 1993 Science publicó un artículo titulado HHS: Gallo Guilty of Misconduct -es decir, Ministerio de Sanidad: Gallo culpable de mala práctica- cuyo subtítulo decía: El veredicto es que al ocultar el hecho de que su laboratorio puso el virus francés en una línea celular permanente Robert Gallo intentó engañar a la comunidad científica. Cierto. Luego, ¿por qué se ha seguido dando crédito a Gallo? Sencillamente porque detrás de todo esto hay algo muy grave a tapar que además ha generado un gigantesco negocio.

Absolutamente fraudulento todo porque, ¿sabía que los experimentos que Gallo aseguró haber realizado en 1984 en su laboratorio no se han reproducido jamás? Este simple hecho los descalifica a nivel científico. Y los experimentos que indican algunos manuales de Virología para “producir, detectar y aislar el VIH” son un entretenimiento académico sin base virológica alguna porque tal cosa nunca se ha logrado realmente.

La moraleja de todo esto es que hay que llevar una vida responsable y evitar otras infecciones‟. (El País, 12 de octubre de 2008).

EL SIDA ES MÁS QUE UN SIMPLE NEGOCIO Terminamos este texto recordando que poco después de la aparición del libro antes mencionado de Janine Roberts -Miedo a lo invisible- el veterano policía y detective californiano Clark Baker definió directamente el montaje SIDA como algo puramente delictivo. De hecho en el informe que presentó tras investigarlo y que tituló El huevo de Gallo afirmaría: “No se precisa de formación médica alguna para investigar conductas fraudulentas o criminales así como la financiación utilizada (…) No se requiere un cerebro de neurocirujano para ver que ningún científico ha demostrado nunca que el VIH: 1) existe; 2) ataca células; y, 3) causa el SIDA. (…) La clave de todo este enorme entramado se encuentra (…) en la declaración original misma del propio Dr. Gallo sobre el VIH. (…) Tras haber investigado miles de crímenes y haber arrestado a centenares de miembros de bandas criminales y otras gamas de depredadores reconozco un asunto criminal en cuanto lo huelo. El VIH/SIDA convierte la estafa de Enron en un juego de niños”. Bueno, pues los “expertos” en SIDA siguen tratando a millones de personas con supuestos antirretrovirales para un virus que ni siquiera está demostrado que exista. Lo que sí está demostrado es que la relación VIH/SIDA se basó en un fraude científico. Luis Botinas Luis Botinas –cofundador hace años de Plural-21, Asociación para el cuidado de la vida en un planeta vivo y actual Presidente- acaba de terminar sobre este asunto un libro que se presentará probablemente en junio y que lleva por título El VIH/SIDA no existe. Preguntas para desmontar un invento “made in USA”.

Y MONTAGNIER TAMPOCO HA AISLADO EL VIRUS Mucha gente lo ignora pero a la mayoría de los expertos en SIDA que a Montagnier se le diera en el 2008 el Nobel de Medicina no les gustó nada. ¿Por qué? Pues porque le consideran casi ¡un disidente! Y no les falta razón. Lo es doblemente: tanto en lo que se refiere a la presunta causa del SIDA como en cuanto al tratamiento. A fin de cuentas ya en 1990 reconoció que en la aparición del SIDA tenía que haber “otros cofactores puesto que el VIH no puede por sí solo matar célula alguna. Hace falta –añadiría- que exista otro factor que actúe al mismo tiempo sobre la misma célula”. Reconocimiento que le llevó a buscar durante una década ese cofactor -o cofactores- en micoplasmas y otros microbios…¡sin encontrar ninguno! De ahí que llegase a la conclusión hace unos años de que tales cofactores no eran microbianos sino nutricionales y psicoemocionales: malos hábitos de vida, miedo, angustia, problemas psicológicos, etc. Es más, cuando en 1997 el periodista Djamel Tahi insistió en preguntarle sobre el aislamiento del llamado “virus del SIDA” Montagnier contestó: “Se lo repito: no purificamos”. Con lo que reconoció implícitamente no haber aislado nunca el presunto virus conocido como VIH. Disiente asimismo Montagnier de los tratamientos que deben aplicarse a las personas catalogadas como enfermas de SIDA porque hace ya más de diez años comenzó a recomendar que los fármacos antirretrovirales se tomasen sólo unos pocos meses – sabedor de que son muy tóxicos- y empezó a poner el acento en ¡ingerir antioxidantes y llevar una vida sana! Y sigue pensando que es lo adecuado. Lo demuestra que en diciembre del 2007 acudió Madrid para visitar el laboratorio Catalysis para conocer de primera mano cómo obtenían sus potentes antioxidantes (el lector puede leer en nuestra web –www.dsalud.com- la entrevista que esta revista mantuvo con Luc Montagnier en ese laboratorio y que apareció en el nº 102 correspondiente a febrero del 2008 donde no tuvo reparo en decir textualmente: “El VIH sólo es un problema grave si el sistema inmune está deprimido”). Posición que no modificó al recibir el Nobel porque cuatro días después de saber que se le había concedido contestó a la pregunta ¿Qué personas tienen más riesgo de desarrollar el SIDA? lo siguiente: “El virus actúa en aquellos organismos que presentan ya una situación degradada por el consumo de drogas o por una vida complicada, con abuso de alcohol o escasa atención a la alimentación. Algunas personas sanas pueden ser infectadas por el virus durante un breve periodo pero pueden desembarazarse de él enseguida.

Este texto puede encontrarlo en:

http://www.dsalud.com/numero115_1.htm http://free-news.org/index01_noticiaspag.htm#Art%C3%ADculos%20en%20Discovery%20DSalud.