You are on page 1of 2

Dios revelado por Jesús

El Dios de Jesús es el Dios de la alegre misericordia como lo encontramos en el
Hijo Prodigo (Lc 15, 11-12); el Dios que celebra el perdón con la fiesta; el Dios
que le interesa nuestro corazón y no nuestras acciones, el Dios que no nos pide
la perfección sino la apertura a su modo diferente.
El Dios de Jesús es el Dios del amor incondicional que nos quieres por lo que
somos y no por lo que hacemos; el Dios que nos busca más, precisamente
cuando hemos sido más alejados(as) de los que nosotros(as) hemos captado
como “Su camino”. El Dios que nos ha querido cuando aún éramos
pecadores(as) (Rm 5, 8) y nos ama y nos prefiere justo por ello (Mc 2, 16-17).
El Dios de Jesús es el Dios de la gratuidad. Es la palabra que quizás, lo presenta
más. Todo en Él es gratuito. No se compra con nada, no se vende por nada.
Todo en Él, es regalo (Mc 10, 45).
El Dios de Jesús es el Dios del Reino, es decir, de un proyecto histórico suyo
para con la humanidad; proyecto que implica la paz, la justicia, la concordia, la
solidaridad, la igualdad, el respeto entre todas las personas y el equilibrio con
el universo. Es un proyecto que comienza ahora y termina en Dios también. Es
el Dios que se encarna en cada uno(a) pero siendo radicalmente Otro (Mt 25,
31-46).
El Dios de Jesús es el Dios de la libertad (Gal 5, 5) y la confianza, que apuesta
por nuestra libertad y nos insta a ser libres (Jn 8, 31-36). Nos pone el amor
como único criterio normativo. Es un Dios que pone el amor sobre la ley, la
misericordia sobre la justicia. Es un Dios que nos invita a soltarnos y dejarnos
llevar por Él (Mt 6, 24-34).
El Dios de Jesús es el Dios Pascual, nos enseña algo radicalmente nuevo: que si
el grano de trigo no muere no da fruto (Jn 12, 23-34) . Da sentido al saber
entregarse hasta el fondo: la muerte genera vida (Jn 23, 25-26).
El Dios de Jesús es el Dios de la esperanza, es quien provoca en nosotros la
capacidad de creer y de esperar, que hace posible que colaboremos en la
movilización de la historia…

Produce una fe y una vida basada en el poder. Produce una fe y una vida irresponsable. Basadas en el deber y/o normas más que en el ser. Basadas en una fe sólo de devociones. formación religiosa. Produce una fe y una vida basada en el terror. Personalidades centradas en el poder y las apariencias. irreflexiva. comerciante o manipulable: A MI MEDIDA O A LA CARTA MAGO El todopoderoso Tipo de personas y de fe Personalidades escrupulosas y/o perfeccionistas. miedo y llena de esclavitudes. prepotentes. le tengo que cumplir porque si no…” “Te dejo mis cosa resuélvelas” (sin mayor reflexión de mi parte.Imágenes Distorsionadas o fetichistas de Dios El dios… Perfeccionista o juez implacable: CASTIGADOR Negociante. Personalidades chantajistas. Basadas en el prestigio y las apariencias más que en el ser. oraciones o ritos sin una mayor reflexión. Les gusta ostentar de sus logros y lo que hacen. Basadas en el tener más que en el ser. Produce una fe y una vida cómoda y egocéntrica. individualistas y narcisistas que buscan el beneficio propio con el mínimo esfuerzo. Frases típicas “Me porto bien para que me vaya bien” “Si no cumplo. dios me va a castigar” “Te doy para que des” “No te pido para que me des sino ponme donde hay” “Lo prometí. el dinero la apariencia o el engaño… Son los típicos fariseos del evangelio. sin mayor empeño y voluntad de mi parte) “Este santito o devoción es muy milagrosa…” “Señor te doy gracias porque no soy como…” “Los pobres son unos flojos” . sin compromiso verdadero. empeño o voluntad de mi parte. Personalidades infantiles y supersticiosas. no aceptan ni entienden el dolor personal o ajeno.