You are on page 1of 94

LOS SIETE ALHAICALES Y OTRAS

PLEGARIAS ALJAMIADAS DE
MUDÉJARES Y MORISCOS

por
Xavier Casassas Canals

2
El presente trabajo presenta una serie de textos de plegarias procedentes de los
manuscritos aljamiado-moriscos. Estas plegarias fueron utilizadas, o como mínimo
transmitidas, por musulmanes españoles que vivieron en territorio cristiano entre los siglos
XV y XVII. Unos hombres que se esforzaron en mantener viva la fe de sus antepasados a
pesar de que las circunstancias que les tocó vivir en nada les eran favorables. Su situación
se agravó en extremo a partir del momento en que las autoridades cristianas decidieron que
por la fuerza debían convertirse al cristianismo y actuar y vivir, hasta en los más mínimos
detalles, como cristianos convencidos y bien adoctrinados. Ellos obstinados, todo y pudiendo
ver su libertad o su vida coartadas, siguieron en la intimidad, practicando y viviendo su fe.
Cualquier indicio, por mínimo que fuera, que indicara que seguían fieles a su fe o a sus
costumbres, era motivo suficiente para que fueran juzgados como criminales. Las autoridades,
viendo que era imposible doblegar la voluntad de los musulmanes, y considerando que podían
llegar a ser un gran peligro para el país, finalmente optaron por expulsarlos de España. Así
es como unos trescientos mil ciudadanos españoles fueron arrojados fuera de sus tierras y
enviados por la fuerza a países que les eran del todo extraños y en los que a veces no fueron
muy bien recibidos.
El presente trabajo sólo pretende ser una pequeña aportación a la edición de textos
religiosos que proceden de los manuscritos que con tesón y empeño escribieron y
transmitieron estos musulmanes, mudéjares o moriscos, con el fin de colaborar a la
comprensión de la religiosidad islámica de esta comunidad.
Algunas de esta plegarias ya fueron en su día publicadas por P. Longás en su obra La
vida religiosa de los moriscos. Nos parece pertinente volver a editarlas aquí, ya que P.Longás
lo que ofrece en su obra son versiones escritas en un elegante castellano moderno de los
textos aljamiados, y no transcripciones fieles de los mismos, lo que hace que a veces en su
obra los textos aljamiados pierdan su tono original y incluso, aunque muy contadas veces, su
contenido.
Para la transcripción de los textos seguimos los criterios de edición propuestos por
Pino Valero Cuadra en sus tesis doctoral.1
En el estudio introductorio intentamos delimitar qué lugar ocupan las plegarias en la
religiosidad musulmana en general y en los manuscritos aljamiado-moriscos en especial.
Al final ofrecemos un glosario que puede ayudar a la compresión de algunos de los
términos que pueden resultar difíciles de comprender para el lector que no esté habituado a
la lectura de textos aljamiado-moriscos.
A modo de apéndice damos una bibliografía sobre los artículos y obras que editan
textos procedentes de los manuscritos aljamiado-moriscos, de carácter específicamente
religioso.

Viena, 1997
Xavier Casassas Canals

1

Valero Cuadra, P., Estudio y edición crítica de la leyenda morisca "La doncella Carcayona", Alicante, 1996.

ESTUDIO INTRODUCTORIO

4
Los manuscritos aljamiado-moriscos contienen, sin salir nunca de la perspectiva
islámica que les es propia, muy diversos contenidos. Todos los textos aljamiado-moriscos, de
una manera o de otra, colaboran a la formación y el mantenimiento de la concepción islámica
del mundo de sus lectores u oyentes. Unos de forma más directa que otros, pero hasta las
narraciones más fabulosas aportan elementos adoctrinadores. Entre toda la producción
aljamiado-morisca, las obras sobre las que en el presente trabajo centraremos nuestro atención,
son las que tratan el tema de las distintas ceremonias, ritos y prácticas religiosas islámicas.
Concretamente los textos que de una forma directa exponen el cómo y el porqué de las
diferentes ‘iba¯da¯t2, así como el contenido textual de las mismas. Creemos que este tipo de
obras se pueden dividir por su contenido en dos grandes grupos. El primero lo forman las
obras estrictamente teóricas, o que sirven como base teórica para determinar, dar a conocer
y difundir entre los musulmanes la estructura y características propias de cada rito, ceremonia
o práctica piadosa. El segundo grupo lo forman las obras en donde se recopilan y se ofrecen
al creyente los textos apropiados para ser utilizados en las diferentes ‘iba¯da¯t. Algunas obras
pueden ser enmarcadas indistintamente ya en el primer grupo, ya en el segundo. Otras obras
en cambio pertenecen estrictamente sólo a uno de estos dos grupos. Se trata, a fin de cuentas,
de una división que hemos adoptado por considerarla conveniente y adecuada a la orientación
de este trabajo, aunque sea una división inexistente entre los tratadistas musulmanes.

2

En árabe con el término ‘iba¯da (pl.‘iba¯da¯t) se designa a los deberes y prácticas religiosas. Las prescripciones
de la šarı¯‘a (Ley islámica) se pueden dividir, desde un punto de vista general, en dos grandes grupos: ‘iba¯da¯t, reglas
relativas al culto y a las obligaciones rituales directamente para con Dios; y mu‘a¯mala¯t, reglas que regulan la conducta
del hombre con sus semejantes.

5
OBRAS A PARTIR DE LAS CUALES, O EN LAS CUALES, SE ESTABLECEN Y
QUEDAN FIJADAS LAS BASES TEÓRICAS DE LAS ‘IBA¯DA¯T.

El Alcorán
El Alcorán es para los musulmanes, como palabra de Dios revelada a los hombres, la
máxima autoridad. En el texto alcoránico se encuentran tanto descripciones de las diferentes
‘iba¯da¯t, como continuas advertencias e increpaciones dirigidas a los creyentes en las que se
recuerda la obligatoriedad de cumplir los arka¯n al-Isla¯m3, o amonestaciones en las que se
subrayan las excelencias de intensificar el celo religioso con otras prácticas piadosas no
obligatorias4. Las increpaciones y amonestaciones dirigidas a los creyentes para que cumplan
y practiquen las ‘iba¯da¯t son innumerables.
Entre los manuscritos aljamiado-moriscos, se encuentran múltiples fragmentos del
Alcorán, recopilaciones de distintas azoras y aleyas, escritos tanto en lengua árabe como en
aljamiado.
No se puede afirmar que hubiera una versión normativa del Alcorán en aljamiado,
origen de todos los fragmentos aljamiados existentes5, y hasta el momento no se conoce
ninguna versión integra y completa del Alcorán en aljamiado.
Manuscritos en que aparecen fragmentos alcoránicos:
-Biblioteca de la Junta: J-3; J-16; J-18; J-24; J-25; J-28; J-34; J-39; J-40; J-41; J-42;
J-43; J-46; J-47; J-55; J-58; J-64; J-77; J-79; J-81; J-101; J-D.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.907; nº 4.938; nº 5.078; nº 5.081; nº 5.223;
nº5.228; nº 5.238; nº 5.313; nº 9.067.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: T-1; T-5; T-6; T-8; T-13; T-18; T-19;
V-8; V-9; V-10; V-13; V-17.
-Archivo Histórico Nacional: INQ.Legajo 554/6; INQ.Legajo 555/13.
-Biblioteca Iglesia del Pilar: Alcorán abreviado.
-Biblioteca de Catalunya: nº 1.420.

3

Las cinco obligaciones principales dentro del grupo de las ‘iba¯da¯t son los Arka¯n al-Isla¯m (los pilares, o
columnas, del Islam): la šaha¯da, profesión de fe musulmana en la que se proclama la unicidad de Dios y se afirma
la misión profética de Muhámmad. Consiste en la pronunciación de la fórmula; la¯ ila¯ha illa¯ Alla¯h wa-Muhammad
rasu¯l Alla¯h (No hay más dios que Dios, y Muhámmad es el profeta de Dios); la s. ala¯t, acto de adoración ritual; el
zaka¯t,el impuesto legal de beneficencia; el s. awm, el ayuno del mes de Ramadán; y el h. ayˆyˆ, la peregrinación a La
Meca.
4

Referencias concretas al cómo y circunstancias de los ritos se encuentran en las siguientes aleyas: s. ala¯t (4:43,
101-103; 5:6; 17:78); ramad. a¯n (2:183-187); h. ayˆyˆ (2:158, 196-203; 3:96-97; 5:1-2, 95-97; 22:27-30). Amonestaciones
e increpaciones en, entre otras, las aleyas: 2:43-45, 83, 110, 177, 238, 277; 4:77, 142, 162; 5:12, 55, 58, 91; 6:72;
7:170; 8:3; 9:18, 54, 71; 14:31, 37; 29:14, 132; 21:73; 22:35, 41, 78; 24:37, 56; 27:3; etc.
5

"Abundan más los textos de las últimas azoras, a partir de la 38, que de las primeras, las cuales están
representadas por unos cuantos versículos, pero no en su integridad. Las traducciones difieren unas de otras, y no
parecen derivar de un original único.", J.Vernet, "La exégesis musulmana tradicional en los coranes aljamiados", Actas
del Coloquio Internacional de Literatura Aljamiada y Morisca (Oviedo, 1972), Madrid, 1978, p.140.

6
-Biblioteca Nacional de París: Arabe-410; nº 744; nº 774; nº 1.163; nº 1.884.
-Biblioteca Universidad de Uppsala: nº 385; nº 386.
-Catalogo Cervera Fras6: nº 1; nº 2; nº 5; nº 6; nº 7.
Hay que tener en cuenta que azoras o aleyas alcoránicas aparecen además de en las
recopilaciones de textos del Alcorán, como las que acabamos de señalar, de forma más o
menos dispersa, en la mayoría de textos aljamiado-moriscos.
Las descripciones concretas del cómo de los ritos o ceremonias islámicas son en el
Alcorán más bien escasas. Por eso los musulmanes para determinar de una manera precisa y
minuciosa la estructura de las ‘iba¯da¯t acuden al tafsı¯r (la ciencia de la exégesis alcoránica)
y a la segunda fuente de autoridad en el Islam, es decir, el hadiz.
El tafsı¯r
Desde los principios del Islam existió la necesidad de precisar el sentido exacto de
algunos versículos alcoránicos, que ya fuera por ser demasiado concisos, por contener
términos susceptibles de varias interpretaciones, o por contener términos de difícil
comprensión, necesitaban ser sometidos a un análisis exegético que ayudara, en lo posible,
a clarificar su significado. Por esta causa se creó un género específico dedicado a la
hermenéutica del texto sagrado: el tafsı¯r. Esta labor exegética a veces es necesaria para poder
interpretar correctamente los textos alcoránicos que hacen referencia a las ‘iba¯da¯t.
Manuscritos en que aparecen comentarios alcoránicos:
-Biblioteca de la Junta: J-18; J-40; J-47; J-51; J-52; J-58; J-62; J-100.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 9.653.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: T-10; T-18; V-9.
-Biblioteca del Escorial: nº 1.880.
-Biblioteca Universidad de Cambridge: 1348.Dd.9.49.
El hadiz
Para poder concretar de una manera definitiva y precisa la estructura y contenido de
las ‘iba¯da¯t, los musulmanes acuden a la segunda fuente de autoridad en el Islam, es decir, el
hadiz. Los compañeros y familiares de Muhámmad recogieron y transmitieron infinidad
hadices (dichos y hechos de Muhámmad), que consideraron relevantes para todos los
creyentes de la comunidad islámica. El legado de esta profusa tradición quedó fijado y
establecido de forma definitiva en el siglo IX, con la aparición de las grandes compilaciones
de hadiz de Al-Buja¯rı¯ (m.256/870), Abu¯ Da¯wu¯d (m.275/888), Al-Tirmı¯_d¯ı (m.279/892), Ibn
Ma¯yˆa (m.273/886) y Al-Nasa¯’ı¯ (m.303/915). Todas estas obras contienen amplios capítulos

6

Mª.José Cervera Fras, con motivo de una exposición de manuscritos aljamiado-moriscos que tuvo lugar dentro
del marco de las Jornadas de Literatura Aljamiada Aragonesa celebradas del 13 al 17 de enero de 1992 en Zaragoza,
publicó la descripción de nueve manuscritos aljamiado-moriscos en el catálogo de dicha exposición. Ocho de estos
manuscritos proceden de Calanda (Teruel) y están en manos de particulares. Al no pertenecer a ningún fondo
conocido, nos referiremos a ellos con la mención "Catálogo Cervera Fras".

7
dedicados íntegramente a las principales ‘iba¯da¯t, así como continuas referencias a otros tipos
de prácticas religiosas.

Entre los manuscritos aljamiado-moriscos se encuentran varias compilaciones de
hadices, por ejemplo, los manuscritos de la Biblioteca de la Junta:
J-29.-Copia de la obra Kita¯b šiha¯b al-ajba¯r del egipcio Abu¯ ‘Abd Alla¯h al-Qud. a¯‘ı¯
(m.455/1.061). También aparecen fragmentos de esta obra en el manuscrito J-39.
J-54.- Copia de la obra de Abu¯ al-‘Abba¯s Muh. ammad al-Tuyˆ¯ıbı¯ al-Andalusı¯
(m.550/1.155, en Egipto). Compendio de hadices cortos, fáciles de recordar, redactado
a imitación del Šiha¯b de Al-Qud. a¯‘ı¯.
J-20.- Obra de recopilación de hadices escrita por Abu Al-Qa¯sim Muh. ammad ibn
ˆ azı¯ al-Kalbı¯.
Ah. mad ibn Y
J-10.- Una obra sobre el examen y crítica del hadiz escrita por Abu¯ Muh. ammad ‘Abd
Alla¯h ibn Qutayba al-Bagda¯dı¯.
J-47.- Obra de recopilación de hadices de título y autor desconocido, supuestamente
de un autor andalusí.
Sabemos, por otra parte, que los últimos musulmanes de la Península manejaban otras
compilaciones de hadiz, como Arba’u¯n h. adı¯_t de Al-Ayˆu¯rrı¯, el Kita¯b al-Arba’ı¯n de AlGaza¯lı¯, y parece que conocieron las grandes colecciones como el S. ah. ¯ıh. de Muslim. Parte de
un comentario malikí de la obra de Muslim, atribuido a Ibn ‘Arafa (m.803/1401), se conserva
en,
- Archivo Histórico Nacional: INQ.Legajo 549/28.
En los textos aljamiado-moriscos el término hadiz no sólo es empleado según el
significado técnico al que acabamos de hacer referencia, sino que se utiliza además en el
sentido general que da la lengua árabe a esta palabra, y que es el de "narración". Habría que
hacer un estudio de todos los textos que se autotitulan hadiz y ver cuáles se incluyen
verdaderamente entre las tradiciones proféticas y cuáles no son más que narraciones de otro
tipo.
Agrupamos en la siguiente relación, todos los manuscritos en que aparecen textos que
se autotitulan hadiz, o son llamados así en los diferentes catálogos:
-Biblioteca de la Junta: J-3; J-4; J-8; J-9; J-10; J- 13; J-18; J-20; J-27; J-32: J-37; J39; J-40; J-44; J-46; J-52; J-53; J-54; J-55; J-57; J-60; J-64; J-69; J-80; J-100; J-101;
J-A; J-B; J-D.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.953; nº 5.223; nº 5.301; nº 5.305; nº 5.313.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: S-1; T-12; T-18; T-19; V-2.
-Biblioteca de Catalunya: nº 1.420.
-Biblioteca Nacional de París: nº 774; nº 1.163.
-Catálogo Cervera Fras: nº 3.

8
Fiqh (obras jurídicas)
Entre los siglos VIII-IX quedan establecidas las principales escuelas jurídicas
islámicas: la hanifí, cuyo epónimo es Abu¯ H. anı¯fa (m.150/767); la malikí, cuyo epónimo es
Ma¯lik ibn Ana¯s (m.179/795); la ša¯fi‘í, cuyo epónimo es Abu¯ ‘Abd Alla¯h al-Ša¯fi‘ı¯
(m.204/820); y la hanbalí, cuyo epónimo es Ah. mad ibn H. anbal (m.241/855). Estos sistemas
jurídicos no sólo regulan las cuestiones civiles, sino que también establecen las prescripciones
relativas al cómo de los ritos y ceremonias. Aproximadamente una tercera parte de las obras
de jurisprudencia islámica está dedicada a las ‘iba¯da¯t. En los libros de fiqh se ofrece una
descripción detallada y minuciosa de en qué consisten y cómo deben llevarse a cabo cada uno
de los cinco Arka¯n al-Isla¯m. Estas obras hacen una exposición pormenorizada de todos los
elementos (actos, gestos, palabras, etc.) que componen cada uno de estos ritos, ceremonias
o actos litúrgicos. Todo ello con la finalidad de que sean realizados correctamente y de esta
manera su cumplimiento sea válido y aceptado por Dios.
Entre los musulmanes de la Península Ibérica predominó siempre la doctrina malikí,
y por tanto, es lógico que esta escuela sea la mayormente representada en los textos
aljamiado-moriscos. La obra de la escuela malikí que más veces aparece en nuestros
manuscritos, es el Mujtas. ar de Abu¯ al-H. asan ‘Alı¯ al-T. ulayt. ulı¯, se encuentra recogida en:
-Biblioteca de la Junta: J-9.
-Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza: Ms.
de Sabiñán.
-Biblioteca Pública de Toledo: nº 1.
-Catálogo Cervera Fras: nº 4; nº 5.
ˆ u_da¯mı¯ (m.723/1.323) de
Muh. ammad ibn ‘Alı¯ ibn Muh. ammad ibn al-Fajja¯r al-Y
Málaga, hizo un comentario a la obra de Al-T. ulayt. ulı¯ que se conserva en los manuscritos:
-Biblioteca de la Junta: J-14; J-31.
También existen entre los manuscritos aljamiado-moriscos, otras obras de doctrina
ˆ alla¯b al-Basrı¯ (m.378/988)
malikí como el Kita¯b al-Tafrı¯‘ de Abu¯ al-Qa¯sim ibn al-Y
.
-Biblioteca de la Junta: J-33.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.870; nº 19.474.
Aunque la doctrina malikí sea la predominante, hay que señalar que también se
encuentran en los manuscritos aljamiado-moriscos textos de obras pertenecientes a otra
escuela, la hanifí:
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.870.
-Biblioteca de la Universidad de Uppsala: nº 40.

9
Otro tipo de texto también de tipo jurídico son las fetuas7, en éstas tratan los
jurisconsultos de resolver algunas de las dudas que pueden preocupar a los creyentes.
Podemos ver un ejemplo de fetua en la respuesta a una consulta que las aljamas de Burgos
y Valladolid hicieron en el siglo XV a los alfaquíes de Avila sobre ciertos aspectos de la
s. ala¯t8 o en la fetua que escribió el muftí de Orán contestando a las cuestiones realizadas por
los musulmanes españoles tras la conversión forzada al cristianismo, que veían con inquietud
y congoja como les era prohibida la manifestación pública de su fe y se les obligaba a
participar en los ritos y ceremonias cristianos9.
Aparecen textos de tipo jurídico, además de en los manuscritos citados, en:
-Biblioteca de la Junta: J-1; J-2; J-3; J-7; J-9; J-11; J-12; J-14; J-22; J-33; J-45; J-50;
J-59; J-60; J-61; J-62; J-64; J-86; J-88; J-C.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 2.076; nº 4.870; nº 5.252; nº 6.016; nº 9.067; nº
9.534.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: S-4; S-3; S-5; T-13.
-Biblioteca Universidad de Cambridge: nº 1348.Dd.9.49.
-Biblioteca de la Universidad de Uppsala: nº 2; nº 3; nº 40.
-Catálogo Cervera Fras: nº 5.
Calendarios lunares
Los principales ritos y ceremonias musulmanes deben realizarse en una fecha precisa,
que viene determinada por el calendario lunar. Es necesario por tanto que el creyente
disponga de calendarios donde queden bien señaladas las fases de la luna a lo largo del año.
Por otra parte, el musulmán necesita conocer con exactitud cuándo comienza el tiempo
correspondiente a cada una de las s. ala¯t cotidianas, ya que es fundamental para que la s. ala¯t
sea válida que ésta se realice justo en el momento que le corresponde y está prescrito por la
ley islámica.
Textos de este tipo se encuentran en los siguientes manuscritos:
-Biblioteca de la Junta: J-9; J-13; J-22; J-28; J-37; J-40; J-55; J-60; J-98.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 5.223; nº 5.238; nº 5.306; nº 5.354; nº 5.374; nº
5.378; nº 6.016.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: T-4; T-8; T-13; T-14; T-17; T-19.
-Biblioteca Provincial de Toledo: n º1.
-Biblioteca Nacional de París: nº 774; nº 1.163; nº 8.162.

7

"La fatwà es la explicación que un jurisconsulto autorizado, el muftí, hace del sentido de la ley en un caso
concreto. Sirve, pues, para declarar y hacer aplicables a casos particulares los preceptos contenidos en la šarı¯‘a. El
ámbito de la fatwà es tan amplio como el de la šarı¯‘a en los ordenes social y religioso, moral y político.", Pareja,F.M,
La religiosidad musulmana, Madrid, 1975, p.49.
8

Texto publicado por F.Fernández González en Estado social y político de los mudéjares de Castilla, Madrid,
1866, pp.306-307.
9

Cantineau,J., "Lettre du Moufti d’Oran aux musulmans d’Andalusie", Journal Asiatique, Paris, CCX, (1923),
pp.1-17; Longás,P., La vida religiosa de los moriscos, pp.305-307.

10
-Biblioteca Universidad de Cambridge: nº 1348.Dd.9.49.
-Catálogo Cervera Fras: nº 3; nº 5.
Varios
Existen también escritos breves en los que a modo de manual práctico se exponen al
creyente los rasgos fundamentales de una determinada ‘iba¯da¯t. Acostumbran a ser extractos
o resúmenes de una o de varias de las grandes obras ya mencionadas.
Se encuentran textos de este tipo, entre otros, en los manuscritos:
-Biblioteca de la Junta: J-13; J-20; J-24; J-28; J-30; J-32; J-37; J-52; J-58; J-62; J-101.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.871; nº 4.953; nº 5.223; nº 5.252; nº 5.306; nº
5.310; nº 5.374.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: T-4; T-8; T-13; T-19; V-14; V-26.
-Archivo Histórico Nacional: INQ.Legajo 554/6; INQ.Legajo 555/14; INQ.Legajo
549/28.
-Biblioteca del Escorial: nº 1.608.
-Biblioteca Provincial de Toledo: nº 1.
-Biblioteca Nacional de Catalunya: nº 1.420.
-Catálogo Cervera Fras: nº 3; nº 4; nº 5.
-Biblioteca Universidad de Cambridge: nº 1.348.Dd.9.49.

11
OBRAS QUE OFRECEN LOS TEXTOS APROPIADOS PARA LAS ‘IBADAT.
El segundo grupo de obras, como ya hemos apuntado, que ayudan a los creyentes a
vivir y manifestar su religiosidad, son las obras que ofrecen al creyente los textos apropiados
para ser recitados en voz alta, o rememorados mentalmente, durante la realización de las
diferentes ‘iba¯da¯t. Se pueden encontrar textos de este tipo en las obras en las que se hace la
exposición teórica de los diferentes ritos, ceremonias y prácticas piadosas, pero una gran
cantidad de ellos se recogen en obras de otro tipo, los devocionarios, género autónomo
surgido para satisfacer, precisamente, la necesidad que tienen los creyentes de poder acceder
de forma sencilla y rápida a los textos más apropiados para las diferentes ‘iba¯da¯t.
El Alcorán
Los versículos alcoránicos o aleyas forman la base principal, cuando no única, de los
textos utilizados en el transcurso de las diferentes ‘iba¯da¯t. La sola recitación del Alcorán es
ya de por sí una práctica religiosa fundamental para los creyentes musulmanes. Esta recitación
puede consistir en una lectura completa del texto sagrado del principio al fin, lectura que
normalmente se prolonga durante varios días en cada uno de los cuales se lee un h. izb10 o
un wird11; o puede limitarse sólo a ciertas aleyas o azoras de libre elección.
Esencial es la recitación de versículos alcoránicos durante la realización de la s. ala¯t12.
En cada sala¯t es obligatorio recitar las siete aleyas que forman la azora Al-Fa¯tih. a13 al
principio de cada rak‘a14. También es obligatorio recitar en cada s. ala¯t, además, un número
determinado de aleyas alcoránicas que se dejan a libre elección del creyente.
En el Alcorán el creyente encuentra el texto de una serie de plegarias que puede
utilizar para alabar a Dios o elevarle sus peticiones. Las plegarias forman un tipo de ‘iba¯da¯t
independiente y concreto. El Alcorán contiene oraciones de este tipo que en su día fueron
utilizadas por los distintos profetas (Adán, 7:23; Noé, 71:28; Abraham, 2:126-127, 14:35,
26:87, 60:4; Moisés, 7:151, 20:25, 28:17 y 24; Zacarías, 3:38, 19:5, 21:89; Jesús, 5:114;
Salomón, 27:19; Jacob, 21:83; Jonás, 21:87; Muhámmad, 2:286, 17:80) y otras como las
utilizadas por los creyentes en general (2:201, 3:8,16,147,191 y 193, 10:85, 25:65 y 74,

10

H. izb (pl.ah. zâb) es una de las sesenta partes en que se divide el Alcorán para su recitación.

11

Wird es sinónimo de h. izb, pero se diferencia de éste en que la longitud y cantidad de texto alcoránico que se
incluye en cada h. izb viene fijada por la tradición, y en cambio la extensión del wird la fija cada creyente según su
fuerza y voluntad. Algunos autores mencionan que el wird consiste en la recitación de una séptima o una catorceava
parte del Alcorán.
12

Acto de adoración ritual. El término s. ala¯t sirve para designar diferentes tipos de ‘iba¯da¯t cada uno de ellos con
distinto contenido y estructura. Fundamentales para la religiosidad islámica son las cinco s. ala¯t cotidianas que la Ley
islámica prescribe como obligatorios para todo musulmán.
13

14

La primera azora del Alcorán.

La rak‘a es el núcleo de la s. ala¯t. Una s. ala¯t esta compuesta por un mínimo de dos rak‘a. "La rak‘a, que
significa inclinación profunda, toma el sentido técnico de agregado de actitudes del cuerpo y de preces que
constituyen un elemento ritual completo.", Pareja, F.M., ob.cit., p.55.

12
59:10), la Gente de la Cueva (18:10), la mujer de Faraón (3:53), o los hijos intercediendo por
sus padres (17:24).
No es de extrañar, por tanto, que aparezcan en el Islam devocionarios en los que se
recoge una selección escogida de azoras o aleyas alcoránicas. En estas obras se ofrece al
lector ciertos pasajes del Alcorán que la tradición, o el autor de las mismas, considera que
tienen un valor especial y son más apropiados que los otros para ser pronunciados en la s. ala¯t
o en las prácticas de recitación del texto sagrado. Hay también devocionarios en lo que se
recogen las plegarias que aparecen en el Alcorán, pero normalmente este tipo de
devocionarios no contienen únicamente las plegarias de origen alcoránico, sino que añaden
también, como veremos seguidamente, plegarias que proceden de las recopilaciones de
hadices.
Las recopilaciones de hadices
Las recopilaciones de hadices ofrecen muchos textos apropiados para ser utilizados en
las distintas ‘iba¯da¯t. Los hadices no sólo recopilan estos textos, sino que exponen o justifican
el porqué dichos textos son más adecuados que otros para ser utilizados en un momento o
práctica religiosa determinados, así como las excelencias y virtudes de los mismos. En las
recopilaciones de hadices el creyente puede encontrar, por ejemplo, la justificación de por qué
unas determinadas aleyas se consideran más adecuadas que otras para ser recitadas en la s. ala¯t.
Los hadices contienen textos para todos los tipos de ‘iba¯da¯t, pero quizás, en cuanto a la
formación de devocionarios concierne, los hadices resultan una fuente especialmente
importante a la que acudir en búsqueda de plegarias. Aunque el texto de las plegarias en
teoría puede ser improvisado por el creyente según su propio criterio y voluntad, normalmente
se prefiere utilizar los textos de las plegarias que aparecen en el Alcorán, las que en su día
utilizo el profeta Muhámmad, o las plegarias pronunciadas por compañeros o familiares del
Profeta a las que éste concedió una especial aprobación. Dentro del amplio grupo de las
plegarias, destacan los du‘a¯’, plegarias utilizadas para solicitar o pedir algo a Dios. En los
hadices se recogen infinidad de plegarias de este tipo y normalmente cada uno de ellas se
relaciona con un momento determinado del día o con una necesidad en concreto. Se puede
hablar, de modo general, de dos grandes grupos de du‘a¯’. El primero es el de los du‘a¯’
relacionados con un momento o acción determinada del quehacer diario: du‘a¯’ que se
pronuncia al levantarse de la cama, al lavarse, al vestirse, al salir de casa, al ir al mercado,
al entra o salir de la mezquita, antes o después de comer, al empezar o terminar un viaje, al
visitar a un enfermo, al irse a dormir, etc. El segundo grupo es el de los du‘a¯’ apropiados
para solicitar el favor divino ante una necesidad más o menos apremiante: ante una
enfermedad, una necesidad económica, una catástrofe natural como puede ser una sequía
pertinaz, una situación que provoca miedo o terror, etc.
Para facilitar la labor al creyente de modo que éste no tenga que perder mucho tiempo
repasando las voluminosas recopilaciones de hadices en busca de la plegaria que en cada
momento le pueda parecer más conveniente, surge un tipo particular de devocionario, las
recopilaciones de plegarias. En estas obras se ofrece al creyente una selección de las plegarias
que la tradición considera más excelentes, pronunciados en su día por el profeta Muhámmad
o alguno de sus familiares o compañeros, ordenados en diferentes capítulos o apartados, según
la finalidad o momento del día para la que son apropiados. En estas obras se recogen también,
normalmente, las aleyas alcoránicas en las que se justifica y recomienda la utilización de este

13
tipo de plegarias. En algunos casos se escriben devocionarios en los que sólo se recogen
plegarias apropiadas para un tipo concreto y determinado de circunstancias. Por ejemplo, hay
obras dedicadas íntegramente a recoger los du‘a¯’ útiles para las personas que realizan un
viaje15, otras que ofrecen exclusivamente plegarias eficaces contra las enfermedades16, etc.
Estos devocionarios que contienen únicamente textos sacados del Alcorán o de los
hadices, son lo que podríamos llamar los "devocionarios ortodoxos". Ortodoxos en
comparación a otras obras en las que se recogen textos, en este caso plegarias, de muy
distinta procedencia, y que en algunos casos pueden levantar suspicacias en cuanto a su
legitimidad entre algunos musulmanes17.
Procedencia varia
Los musulmanes buscan y extraen de las dos grandes fuentes de autoridad, el Alcorán
y los hadices, los textos que necesitan y son apropiados para las prácticas religiosas, ritos o
ceremonias, a través de las cuales expresan y manifiestan su religiosidad. Pero en algunos
casos, los musulmanes también utilizan textos que proceden de otras fuentes. El origen de
estos textos puede ser muy diferente, desde textos atribuidos a Muhámmad, sus compañeros
y familiares que no aparecen en los hadices, pero que han sido transmitidos por una tradición
"no oficial"; hasta textos escritos recientemente por destacados personajes de gran renombre
en el mundo islámico en general o en alguna zona o sector del mismo. Un lugar especial en
este grupo lo ocupan los textos escritos por los fundadores de las diferentes t. arı¯qas18 sufíes,
o por los personajes más destacados de las mismas. Textos que en un principio pueden haber
sido escritos con la finalidad de ofrecer a los seguidores de una determinada t. arı¯qa unas
plegarias particulares para ser utilizadas en las manifestaciones religiosas propias y
características de dicha t. arı¯qa, llegan a difundirse entre todo tipo de creyentes alcanzando una
gran popularidad19. Así es como ha existido siempre en el Islam, junto a los devocionarios

15

La obra de Al-Mah. a¯malı¯ (m.330/943), Kita¯b al-du‘a¯’, por ejemplo, está dedicada totalmente a este asunto.
Ofrece una recopilación de hadices en los que se recoge du’a¯’ específicamente destinados a todas las circunstancias
y situaciones que se pueden dar en un viaje, desde el momento de salir de casa, hasta el momento en que se regresa
a ella al final del mismo.
16

Ver por ejemplo, Al-Taybi, Al-Ištisfa¯’ bi-l-Qur’a¯n wa-l-du‘a¯’, Beirut-El Cairo, 1994; Muhámmad ‘Abd Alla¯h,
Al-Sifa¯’, Beirut, 1990.
17

Valgan de ejemplo las palabras que escribe Muh. ammad Šaraf de la Universidad de Al-Azhar, en la introducción
a su obra sobre las plegarias y las invocaciones en el Islam: "Hemos de señalar que todas las plegarias e invocaciones
que ofrecemos en esta obra a la elección del creyente, no son palabras inventadas por maestros, jefes de sectas,
profesores, decanos, doctores, etc... sino que son únicamente palabras reveladas sacadas directamente del Santo
Alcorán y de la Sunna del profeta Muhámmad.", Le rappel et l’invocation de Dieu, sl., s.a., p.27.
18

Grupo de creyentes que deciden, individualmente cada uno por su propia voluntad, seguir una regla o método
de perfección espiritual común debido a un determinado maestro. Normalmente los miembros de una tarı¯qa viven,
como cualquier otra persona, plenamente integrados en la sociedad.
19

"A part ses membres centraux et ceux qui sont initiés mais non "voyageurs", tout grand Ordre soufique possède
sur ses marges un grand nombre -parfois des milliers- d’hommes et de femmes qui, sans être formellement initiés,
recherchent la bénédiction et la direction du cheikh pour l’accomplissement des actes de dévotion surérogatoires en
plus de ce qui est obligatoire. Une telle direction comprend souvent la transmission de litanies à réciter régulièrement;

14
que recogen textos procedentes exclusivamente del Alcorán y de las recopilaciones de hadices,
un gran número de devocionarios que aún que no sean considerados "ortodoxos" han gozado
y gozan de una gran difusión.
Los devocionarios son, pues, obras surgidas debido a la necesidad que tienen los
creyentes de tener a mano una serie de textos aptos para ser utilizados durante la realización
de las diferentes ‘iba¯da¯t. En las obras de carácter "ortodoxo" se trata de ofrecer al creyente
los textos apropiados para las diferentes ceremonias y ritos religiosos, procedentes del Alcorán
y de los hadices, en pequeñas antologías de fácil manejo que eviten al creyente el trabajo de
buscar en el Alcorán y en las voluminosas recopilaciones de hadices los textos que en cada
ocasión pueda necesitar. Los devocionarios son, normalmente, obras de pequeño tamaño, tanto
por lo que se refiere a la extensión como al formato. El ser de tamaño reducido permite que
el creyente los pueda llevar consigo mientras realiza sus quehaceres cotidianos y la poca
extensión facilita su manejo. Por lo que se refiere al contenido, hay diversos elementos y
matices que diferencian a los devocionarios "ortodoxos" de los "no ortodoxos". La diferencia
principal, como ya hemos apuntado, es que los devocionarios "ortodoxos" ofrecen únicamente
textos procedentes del Alcorán y de los hadices, es decir que proceden de las dos máximas
fuentes de autoridad en el Islam y por tanto su legitimidad es incuestionable. Otra diferencia
remarcable se puede observar si se tiene en cuenta la extensión de las plegarias recogidas en
uno u otro tipo de devocionarios. Las plegarias presentes en el Alcorán o en los hadices se
caracterizan por su brevedad, la mayoría de las veces su extensión es de unas pocas frases o
líneas. En cambio las plegarias que recogen los devocionarios "no ortodoxos" pueden llegar
a ser muy extensas, ocupando su texto, a menudo, varias páginas.20 Especialmente largas y
elaboradas son las plegarias sufíes (aunque también existan plegarias de este tipo muy breves)
y las utilizadas en el Islam chií21.

et, par ces litanies, le soufisme pénètre le monde extérieur de l’Islam à un degré qui peut, d’une certaine manière,
être mesuré par le fait que le Dalâ‘il al-Khairât, recueil d’invocations appelant des benedictions sur le Prophète,
compilé au XVe siècle par un cheikh shâdilî, est peut-être, après le Coran, le livre le plus répandu dans l’Islam.
Faisant généralment allusion à ce débordement de soufisme -à sa fonction de coeur de la religion, peut-on dire- un
auteur occidental moderne versé dans l’étude des manuels de prières islamiques écrit:
"En faisant l’acquisition des livres [de devotion], mon intention était d’éviter les ouvrages
ésotériques destinés à la vie interne des Ordres de derviches, et je demandai ceux qui se vendaient à tout le monde.
Il apparut même ainsi que ces ouvrages avaient en majorité une relation ou une autre avec les Ordres ayant joué, et
jouant encore aujourf’hui malgré leur suppression officielle, une rôle si important dans la vie de l’Islam. Lings,M.,
Qu’est-ce que le soufisme?, París, 1977, pp.158-159 (ed. original en inglés What is Sufism?, Londres, 1975).
20

Esto puede comprobarse si se comparan las plegarias que ofrecemos en este trabajo procedentes del manuscrito
J-52, "devocionario ortodoxo" escrito por Al-Jazarı¯ (m.833/1429), con el resto de plegarias que editamos.
21

Los devocionarios chiíes pueden ser considerados tanto "ortodoxos" como "no ortodoxos". Desde el punto de
vista de los musulmanes sunníes los devocionarios de procedencia chií pueden ser considerados "no ortodoxos", por
basarse en fuentes de autoridad no aceptadas por el Islam sunní. Desde el punto de vista de los musulmanes chiíes
sus devocionarios son, sin lugar a duda, totalmente "ortodoxos". Como ejemplo de devocionario sufí puede verse la
ˆ azu¯lı¯ (m.869/1465) Dala¯’il al-Jayra¯t, de la cual existen innumerables ediciones y manuscritos. Como
obra de Al-Y
ejemplo de devocionario chií puede verse la obra del cuarto imam chií Zayn al-‘Abidı¯n ‘Alı¯ ibn al-H. usayn (m.92 ó
95/711 ó 714), Al-Sahı¯fa al-Ka¯mila al-Sayˆyˆa¯diyya (ed. del texto árabe con una traducción al inglés y un estudio
introductorio, en The Psalms of Islam (Al-Sahı¯fat al-Ka¯milat al-sajja¯diyya), Chittick,W., s.l., 1987.

LOS DEVOCIONARIOS ALJAMIADO-MORISCOS

16
Una buena parte de los manuscritos aljamiado-moriscos que se han conservado hasta
nuestros días son devocionarios. Los devocionarios aljamiado-moriscos se pueden dividir,
según su contenido, en tres grandes grupos:
1.-Recopilaciones de azoras o aleyas alcoránicas.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.907; nº 4.938.
-Biblioteca de la Junta: J-16; J-18; J-34.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: V-9.
-Catálogo Cervera Fras: nº 1.
2.-Recopilaciones de azoras o aleyas alcoránicas, y de distintos tipos de plegarias.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 5.228; nº 5.287; nº 5.377; nº 5.378; nº 5.380; nº
5.385.
-Biblioteca de la Junta: J-23; J-24; J-25; J-28; J-30; J-41; J-42; J-44; J-56; J-58.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: T-1; T-2; T-3; T-5; T-6; V-8; V-13;
V-14; V-17.
-Catálogo Cervera Fras: nº 7; nº 8.
3.-Obras misceláneas en las que se incluyen, entre diferentes textos de todo tipo,
azoras o aleyas alcoránicas; plegarias; exposiciones teóricas sobre la realización y
origen de los ritos, ceremonias y prácticas piadosas musulmanas; y calendarios
lunares. Las obras misceláneas no pueden ser consideradas en sentido estricto como
devocionarios, pues están formadas por una acumulación heterogénea de textos de
distintos géneros, pero nos parece necesario incluir aquí, en el grupo de los
devocionarios, aquellas obras misceláneas en las que se recogen fragmentos de
devocionarios o elementos propios de los devocionarios, es decir: azoras o aleyas
alcoránicas; plegarias; textos cuya consulta pueda resultar útil en el momento de llevar
a la práctica las diferentes manifestaciones de la religiosidad islámica, como son los
resúmenes de exposiciones teóricas en las que se expone el contenido y estructura de
una determinada ‘iba¯da¯t en general o de una de sus partes; o los calendarios lunares
necesarios para poder establecer de manera precisa la fecha y el momento adecuado
en que deben llevarse a cabo cada una de las distintas ‘iba¯da¯t.
-Biblioteca Nacional de Madrid: nº 4.953; nº 5.223; nº 5.301; nº 5.306; nº 5.354; nº
5.374.
-Biblioteca de la Junta: J-3; J-4; J-9; J-13; J-20; J- 32; J-37; J-55; J-60.
-Biblioteca de la Real Academia de la Historia: T-7; T-8; T-13; T-19.
-Biblioteca Nacional de Catalunya: nº 1.420.
-Biblioteca Nacional de París: nº 744; nº 1.163.
-Catálogo Cervera Fras: nº 3; nº 5.
A parte de las diferencias de contenido que existen entre los tres grupos de
devocionarios que acabamos de mencionar, hay que señalar una diferencia de carácter físico,
la relativa al tamaño de los diferentes manuscritos. Las obras misceláneas acostumbran a ser
de gran tamaño, en cambio entre los devocionarios propiamente dichos predominan los

17
manuscritos de tamaño reducido22. Esta diferencia de tamaño creemos que es debida al
distinto uso que se debió dar a este tipo de obras. Mientras los devocionarios propiamente
dichos estarían pensados para que el creyente los pudiera llevar siempre encima durante el
transcurso de sus quehaceres diarios, de ahí su reducido tamaño, las obras misceláneas
estarían pensadas como obras de consulta para tenerlas y consultarlas en la intimidad del
hogar.
Es importante destacar que entre todos los devocionarios aljamiado-moriscos que se
han conservado hasta nuestro días, sólo hemos encontrado uno que se corresponda al tipo de
devocionario "ortodoxo". Se trata de la obra Al-h. isn al-h. ası¯n min kala¯m Sayyid al-mursalı¯n
(La sólida fortaleza alzada sobre las palabras del Señor de los enviados), escrita en Damasco
por Ibn al-Jazarı¯ (m.833/1429)23.
La procedencia de las plegarias que aparecen en los devocionarios aljamiado-moriscos
está aún por determinar. En la mayoría de los casos se trata de plegarias muy extensas que
nos hacen pensar en determinado tipo de plegarias sufíes o chiíes. Una de las pocas plegarias
de las que se ha podido concretar su autor, y por tanto su procedencia, es la plegaria de Los
Más Hermosos Nombres de Dios escrita por el gran maestro sufí de la t. arı¯qa ša¯_dilı¯, Ibn
‘Abba¯d de Ronda (m.1390/792)24.
En un trabajo anterior25 hemos señalado como entre los devocionarios aljamiadomoriscos hemos detectado la presencia de un devocionario con una estructura y contenido
muy precisos26, que parece ser que gozó de gran difusión entre los componentes de la
comunidad de musulmanes que compuso, utilizó y se esforzó en transmitir estos manuscritos.
Este "devocionario tipo" contiene siempre en el mismo orden los siguientes textos: Tahlı¯l alQur’a¯n, una larga plegaria en la que se recogen de manera entrelazada las treinta y siete
aleyas alcoránicas que incluyen el tahlı¯l27; los Asma¯’ Alla¯h al-H. usnà28, una plegaria

22

Tomando como referencia las medidas que se dan en los respectivos catálogos, se puede comprobar como el
72,7% de las obras misceláneas que incluimos en el tercer grupo de devocionarios tienen medidas superiores a 20
x 15 centímetros. En cambio entre los devocionarios del segundo grupo, los que incluyen únicamente textos
alcoránicos y plegarias, un 91,7% tienen un tamaño menor a 20 x 15 centímetros, y de estos un 41,7% tienen un
tamaño menos a 15 x 10 centímetros.
23

Manuscrito de la Junta nº 52, ff.244-355.

24

Sobre Ibn ‘Abba¯d de Ronda ver, Asín Palacios,M., "Un precursor hispanomusulmán de San Juan de la Cruz",
Al-Andalus, Madrid, I (1933), pp.1-79; Nwyia,P., Ibn ‘Abbâd de Ronda (Un mystique prédicateur a la Qarawîyîn
de Fés), Beirut, 1961. La Plegaria de los Más Hermosos Nombres de Dios, su versión aljamiada, se encuentra en los
manuscritos nº 5.223 y 5.380 de la Biblioteca Nacional de Madrid. La editamos en la antología de plegarias que
ofrecemos en la seguna parte de este trabajo.
25

Casassas,X., Los Siete Alháicales (Una plegaria musulmana de mudéjares y moriscos), Memoria de
Investigación, Alacant, 1996, pp.227-228.
26

Son devocionarios de este tipo los manuscritos J-44 y J-56 de la Biblioteca de la Junta; los manuscritos nº
5.378 y nº 5.380 de la Biblioteca Nacional de Madrid; y T-1 y T-3 de la Biblioteca de la Real Academia de la
Historia.
27

Pronunciación de la fórmula religiosa que constituye la primera parte de la šaha¯da: la ila¯ha illa¯ Alla¯h (No hay
dios sino Dios).

18
formada por cortas invocaciones a partir de los Más Hermosos Nombres de Dios; Los siete
alháicales29, una extensa plegaria en que se solicita a Dios protección contra todas las
manifestaciones del mal, tanto terrenas como sobrenaturales; y una compilación más o menos
amplia de distintas plegarias. No tenemos constancia de devocionarios con una estructura y
contenido semejante en otras zonas del mundo musulmán, así como tampoco hemos
encontrado ninguna referencia de que un devocionario de este tipo fuera utilizado en AlAndalus. Esto os lleva a considerar que quizás se podría tratar de un devocionario propio y
característico de la literatura aljamiado-morisca. Entre los rasgos propios de este
"devocionario tipo", hay que destacar el hecho singular de que en vez de utilizar el "listado
ortodoxo"30 de los Más Hermosos Nombres de Dios (Asma¯’ Alla¯h al-H. usnà), el más
difundido en el Islam y que aparece en otros manuscritos aljamiado-moriscos, incluye una
variante poco difundida en el Islam, la utilizada por el gran maestro sufí epónimo de la t. arı¯qa
ˆ ¯ıla¯nı¯ (m.561/1166) en su obra Kita¯b al-Gunya li ta¯lib tarı¯q alqadiriyya ‘Abd al-Qa¯dir al-Y
.
.
31
H. aqq .
Determinar el origen y filiación de cada una de las plegarias que aparecen en los
manuscritos aljamiado-moriscos es una labor que está aún por hacer. Creemos que el llevarla
a cabo serviría para poder concretar y precisar el grado de presencia e influencia de elementos
de la religiosidad musulmana propios de ciertas tariqas sufíes en los manuscritos aljamiadomoriscos. Es decir, que el estudio de las plegarias y de los devocionarios que las contienen,
puede ayudarnos a comprender mejor la religiosidad propia de los manuscritos aljamiadomoriscos y por tanto de los hombres que los escribieron, utilizaron y se esforzaron en
transmitirlos y difundirlos.

28

Sobre los Más Hermosos Nombres de Dios ver, Gimaret,D., Les noms divins en Islam: exégèse lexicographique
et théologique, París, 1988; Ibn al-Arabı¯, El secreto de los Nombres de Dios (ed. y traducción de Beneito,P., Murcia,
1996; Maillo Salgado,F., "Paralelismo e influencia entre el Islam y el Cristianismo: "Els cent noms de Déu" de Ramón
Llull", Bulletin of the Faculty of Arts, El Cairo, 54 (1992), pp.185-215. Casassas,X., ob.cit., pp.100-110.
29

Casassas,X., ob.cit.

30

Se trata del listado denominado por Gimaret, D., ob. cit., pp.73-77; con el nombre de "Listado de Al-Walı¯d
ibn Muslim". Es el listado más conocido y difundido en el Islam. Se hace remontar a Abu¯ Hurayra (m.58/678),
compañero de Muhámmad prolífico transmisor de hadices, a través de Al-Walı¯d al-Dimašqı¯ (m.195/810). Aparece
recogido en el Sunnan de Al-Tirmi_d¯ı (m.279/892).
31

Ver Gimaret, D., ob.cit., p. 69; Casassas, X., ob.cit., pp.192-197, 203-215 y 227-228.

PLEGARIAS

20
PLEGARIAS DEL TIPO ISTIGFA¯R
En el Alcorán32 hay numerosas referencias a la necesidad que tiene el creyente de
pedir perdón a Dios, y existen numerosos hadices que tratan sobre este tipo de plegaria33.
Normalmente los autores musulmanes que escriben sobre el du‘a¯’ dedican un capítulo de sus
obras a exponer las características y virtudes del du‘a¯’ al-istigfa¯r34. Se puede pedir perdón,
tanto para uno mismo, como para otras personas o para la totalidad de musulmanes y
musulmanas35. Este tipo de plegarias pueden ser recitadas libremente por el creyente en la
intimidad en cualquier momento o situación, o pueden formar parte ineludible de ritos más
complejos de carácter comunitario. Por ejemplo, en la s. ala¯t al-istisqa¯’ (rito complejo que se
celebra en comunidad cuando se sufre una sequía pertinaz, para pedir a Dios que llueva), es
imprescindible recitar una plegaria de istigfa¯r.
Plegaria de istigfa¯r36.
318r.-

No hay señor sino Alla¯h. Alla¯h es mayor. No hay señor sino Alla¯h solo. No
hay señor sino Alla¯h, no hay aparcero a Él. No hay señor sino Alla¯h, a Él es el reísmo
y a Él es la lor. No hay señor sino Alla¯h. No hay poder ni fuerza sino con Alla¯h.
318v.Señor Alla¯h, yo me repiento a Ti deste pecado o desto y desto, que Te he
desobedecido. Y yo no volveré a ello jamás.
Otra plegaria de istigfa¯r37.
16v
17r
17v

Señor que Tu es mayor que todo mayor perdonador.
¡Ye, quien no a xarico a Él ni alguazir!
¡Ye, jalacador del sol y la luna resplandiente; el que suelta el enpresionado
cativo! Perdóname.

32

Alcorán 3:129, 135-136; 4:110; 8:33; 11:3 y 52; 12:98-99; 40:55; 41:6; 47:19; 110:3; etc.

33

Ver Al-Nawawı¯ (m.676/1277), Al-A_dka¯r, 2 vols., Beirut, 1994, pp. 612 y ss.

34

Ver, por ejemplo, Al-Gaza¯lı¯ (m.505/1111), Ih. ya¯’ ‘ulu¯m al-dı¯n, Beirut, 1992, T.I, pp.412-415; Al-T. urt.u¯sı¯
(m.520/1126), Al-Du‘a¯’ al-ma¯_tu¯r ada¯buhu wa ma¯ yayˆ¯ibu ‘ala al-da¯‘ı¯ ittiba¯‘uhu wa iyˆtina¯bahu, Beirut, 1998, pp.270281.
35

"Sabe que no hay dios sino Dios. ¡Pide perdón por tu pecado, por los creyentes y por las creyentes! Dios
conoce vuestra inquietud y morada". Alcorán 47:19.
36

Plegaria procedente de las recopilaciones de hadiz y recogida por Al-Jazarı¯ (m.833/1429) de Damasco en su
obra Al-Hisn al-hası¯n min kala¯m Sayyid al-Mursalı¯na (La sólida fortaleza alzada sobre las palabras del Señor de los
enviados). El texto que aquí ofrecemos procede de la versión aljamiada de la obra de Al-Jazarı¯ incluida en el
manuscrito nº 52 de la Biblioteca de la Junta, ff.244-355.
37

Esta plegaria se encuentra en el manuscrito nº 56 de la Biblioteca de la Junta. Se trata de un devocionario que
contiene diferentes plegarias (por ejemplo la plegaria denominada Tahlı¯l) y tasbı¯h, un listado de los Más Hermosos
Nombres de Dios, Los siete Alháicales, etc.

21

18r

18v

19r

19v

20r

20v

21r

21v
22r

22v
23r

23v

24r

24v

25r

¡Ye, él que da Tu arrizq a l’au y a la criatura chica! Perdóname.
¡Ye, quien enfermoseió el cielo con la luna resplandiente! Perdóname.
¡Ye, soldador del güeso querebado! Perdóname.
¡Ye, quien abrió el cielo con la pluvia muitisma! Perdóname.
¡Ye, quien abrió la mar a Mu¯sà, el que le demudó
su cara! Perdóname.
¡Ye, quien garrecó a Firaún y a sus güestes las grandes! Perdóname!
¡Ye, quien emparó con de rizc a todo gran y chico!
¡Ye, quien atasbihan a Él el turueno con engrandecimiento! Perdóname.
¡Ye, deballador de l’Alcorán con promesa y menaza! Perdóname.
¡Ye, quien envia
los aires con el quirimiento! Perdóname.
¡Ye, quien ivatalla la l’Islam con amuitecimiento! Perdóname.
¡Ye, quien empació el pienso de los
pensosos! Perdóname.
¡Ye, quien responde la rogaria de los enjuriados!
¡Ye, escurubidor del querebanto gran! Perdóname.
¡Ye, quien
esculló a Muhámmad sobre las gentes!
¡Ye, escurubidor del nocimiento de Ayub el cuitado!
¡Ye, quien nonbra (aquí parece que falta una hoja en el ms.)
¡Ye, quien perdonó a Da¯wu¯d su ierro cuando lo desobedeció!
¡Ye, quien apiadó a Yusuf en su algurbedas y en su fortuna!
¡Ye, quien sacó
a Yunus del vientre del pez e lo escapó! Perdóname.
¡Ye quien salvó a Ibra¯hı¯m del fuego y honró su gualardón!
¡Ye, quien apiadó a Ismaı¯l y del degüello lo derrimió!
¡Ye, quien salvó a Nu¯⌡ del arca y lo escapó! Perdóname.
¡Ye, quien
alzó a Idris en lugar alto y lo esculló! Perdóname.
¡Ye, quien sujeta el sol y la luna movientes por su ordenación!
¡Ye, quien puso la nuei sosiego y reposo! Perdóname.
¡Ye, quien puso el día espandido con su claror! Perdóname.
¡Ye, quien
jalecó el fuego para quien siga su voluntad! Perdóname!
¡Ye, quien jalecó l’aljanna para quien lo obedecer!
¡Ye, quien repentió sobre Adam
cuan siguió su voluntad! Perdóname.
¡Ye, quien espació sobre Ayub después de su albala y fortuna! Perdóname.
¡Ye, quien es ensalzado con su trobamiento y
son ensantecidos Sus nombres!
¡Ye, quien no lo semblanzan los semblanzadores Sus gracias! ¡Ye, quien jalecó al
diablo de fuego y se airó
sobre a quien lo desobedeció!
¡Ye, quien dio a Sulayma¯n reísmo que no conviene a nenguno, sino a él!
¡Ye, quien sujeta

22
25v

26r
26v
27r

27v
28r
28v

las fustas en la mar por su ordenación!
¡Ye, quien en las fuesas es su justicia y su ordenación!
¡Ye, quien en l’aljanna e del cabo de su deseio!
¡Ye, quien jalecó los jalecados y no saben nenguno sino Él! ¡Ye, quien faze correr los
ríos y son plenos con su agua!
¡Ye, quien ablandeció el fierro a Da¯wu¯d y honró su gualardón! Perdóname.
¡Ye, quien en la mar es su carrera por Su ordenación y Su piadad!
Perdóname.
¡Ye, quien envió el diablo escandalo en que lo engaña!
¡Ye, quien jalecó a Adam de lodo mezclado!
¡Ye, quien deballó
l’Alcorán sobre nuestro Annabi, pués lo guió! Perdóname.
¡Ye, quien ivantalló l’Alislam con la unidat y l’asala!
¡Ye, quien envió a Muhámmad sobre quien lo desobedeció!
Sab38 que Tú es sobre toda cosa poderoso.
Ni poder ni fuerza sino con Alla¯h, el Alto, Gran.

PLEGARIAS PARA LA S. ALA¯T AL-H. A¯YA.
En situaciones de necesidad se puede llevar a cabo la s. ala¯t al-h. a¯ya (la s. ala¯t de la
necesidad). Esta s. ala¯t consiste en hacer dos rak‘a, pronunciar la s. ala¯t ‘alà al-nabı¯39, una
plegaria de alabanza a Dios y una plegaria específica para este tipo de s. ala¯t40.
Plegaria propia de la s. ala¯t al-h. a¯ya41.
321r.¡Señor Alla¯h! Yo demando
321v.- y me porcaro a Ti con Tu annabi Muhámmad, annabi de piadad. ¡Ye, Muhámmad,
mensajero de Alla¯h! Yo me porcaro con ti a mi Señor en mi necesidad aquesta que
sea remediada a mi. ¡Señor Alla¯h! Mételo que ruegue por mí.
Otra plegaria apropiada para ser recitada en la s. ala¯t al-h. a¯ya42.

38

sic.

39

La s. ala¯t ‘alà al-nabı¯ no es una ceremonia compleja, sino que es una fórmula religiosas utilizada por el creyente
para desear que la bendición de Dios sea sobre Muhámmad. Consiste en decir: s. allà Allahu ‘alayhi wa sallama (Dios
le [a Muhámmad] le bendiga y salve). El Alcorán (33:56) exhorta a los creyentes a hacer la s. ala¯t ‘alà al-nabı¯, y entre
los hadices son muy numerosos los que hablan sobre la forma, virtudes y excelencias de esta s. ala¯t.
40

Ver Muhámmad Sarif, ob.cit., pp.90-91.

41

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

42

Ibid.

23
321v.-

No hay Señor sino Alla¯h, el Paciente honrado. Bendito es Alla¯h señor del alarx
ensalzado. Las loores ada Alla¯h, Señor de todas las cosas. Demándote la adebdecida
de Tu piadad, y la firme de Tu perdonanza, y libración de todo pecado, y ganancia de
todo bien, y salvación de todo mal y de todo pecado. Que no deses a nos pecado que
no lo perdones, ni cuidado que no lo desvies, ni necesi322r.- dad que sea en apaganza que no la remedies. ¡Ye piadoso de piadad!.
PLEGARIA PARA LA S. ALA¯T AL-ISTIJA¯RA
Entre las s. ala¯t mustah. abb43 se encuentra la s. ala¯t al-istija¯ra que la tradición
recomienda que sea utilizada por el creyente antes de tomar grandes decisiones. La finalidad
de esta s. ala¯t es la de intentar salir de un estado de indecisión ante un asunto grave gracias
a la inspiración divina. Esta s. ala¯t consiste en la realización de dos rak‘a y una plegaria. En
caso de que no se puedan hacer las dos rak‘a, es válido hacer sólo la plegaria.
Plegaria apropiada para ser recitada como parte de la s. ala¯t al-istija¯ra44.
317r.-

¡Señor Alla¯h! Yo Te demando esleición por Tu saber. Y Te demando poder,
por Tu potestad. Y demándote de Tu ivantalla la grande. Que Tú eres poderoso y yo
no soy poderoso. Y Tú sabes y yo no sé. Y Tú eres sabidor del secreto. ¡Señor Alla¯h!
Si Tú sabes que aqueste fexo es bien para mí en mi addín -y en viviendo y en la
postremería de mi fexo en lo apresurado y su aplazado-, pues ordénalo a mí y
encamínalo a mí. Depués
317v.- mete bendición a mí en ello. Y si es que sabes en que aqueste fexo es mal a mí en mi
addín y en mi vivienda y en la postremería de mi fexo, en lo apresurado de mi fexo
y su aplazado; pues esvialo de mí, y esviame a mí de ello. Y ordénalo a mí que sea
bien donde quiere que sea. Depués acontentate con ello.
PLEGARIA PARA LA S. ALA¯T AL-ISTISQA¯’
En los momentos de sequía pertinaz los musulmanes se reunen fuera del recinto
urbano y realizan un rito complejo, la s. ala¯t al-istisqa¯’ para pedir a Dios que les envie la
lluvia anhelada45. Parte fundamental de la s. ala¯t al-istisqa¯’ es la recitación de un du‘a¯’ al-

43

Se denomina mustah. abb (recomendados) a los actos no obligatorios, cuyo cumplimiento merece recompensa.
"El segundo mandar es lo que llamamos mustah. abb, que es mandar hacer la cosa sin obligación forzosa; y no se paca
por dejarlo de hacer.", este texto se encuentra en los manuscritos aljamiados de la Biblioteca Nacional de Madrid nº
9.067 y nº 9.534; y en los de la Universidad de Uppsala nº 3 y nº 40.
44

45

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

Ver Bel,A., "Quelques rites pour obtenir la pluie en temps de sécheresse chez les musulmans maghribins",
Recueil de Mémoires et des textes publiés en l’honneur du XIV Congrès des Orientalistes, Argel, 1905, pp.49-98;
Longás,P., Vida religiosa de los moriscos, pp.123-182; García Algarra,M.A., El "istisqà": la petición de lluvia. Un
manuscrito mudéjar de la Huesca del siglo XV, Tesis Doctoral, Madrid.

24
istisqa¯’ y de un du‘a¯’ al-istigfa¯r. En los hadices se encuentran muchos ejemplos de plegarias
apropiadas para ser recitadas durante la s. ala¯t al-istisqa¯’46. Al hacer el du‘a¯’ al-istisqa¯’ hay
que alzar las manos y dar la vuelta a los vestidos de manera que la parte que cubre el hombro
derecho pase a cubrir el izquierdo y viceversa47.
Plegaria apropiada para la s. ala¯t al-istisqa¯’48.
316r.-

Las lores son ada Alla¯h señor de todas las cosas, piadoso de piadad, rey del
Día del Juicio. No hay señor sino Alla¯h. Hace lo que quiere. ¡Señor Alla¯h! Tú eres
Alla¯h. No hay señor sino Tú. Tú eres el rico y nosotros los pobres. Deballa sobre nos
la pluvia. Y mete lo que deballarás sobre nos vitualla y
316v.- cumplimiento, ha[s]ta la hora de la muerte.
Relacionadas con los fenómenos metereológicos existen infinidad de plegarias.
Principalmente se trata de plegarias que intentan evitar que éstos puedan tener repercusiones
negativas para los hombres y sus propiedades.
Plegaria para ser recitada al ver nubes de tormenta49.
344r.-

¡Señor Alla¯h! Defendémonos con Ti del mal que es enviado con ello. ¡Señor
Alla¯h! Sea pluvia aprovexante.

Plegaria para ser recitada cuando la lluvia es demasiado abundante y puede resultar
perjudicial50.
344v.-

¡Señor Alla¯h! Alderredor de nos y no sobre nos. ¡Señor Alla¯h! Sobre los altos
y los llanos y los desiertos y los valles y al najedero de los árboles.

Plegaria para ser recitada al ver rayos o al oir truenos51.
344v.-

¡Señor Alla¯h! No nos mates con Tú saña. Y no nos destruyas con Tu aladab.
Y da pasada de nos antes de aquello. Tan bendito es aquel que lo asajda el trueno con
su alabanza y los almalaques

46

Ver Al-Nawawı¯, ob.cit., T.I, pp.263-267.

47

Ver Al-Nawawı¯, ob.cit., T.I, p.265; Longás,P., ob.cit., p.151.

48

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

49

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

50

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

51

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

25
345r.- de su temoranza.
Plegaria para ser recitada cuando se levanta aire.52
345r.-

¡Señor Alla¯h! Yo te demando su bien de él y el bien que hay en él y el bien
que envias en él. Y defiéndome con Tú de su mal de él y del mal que hay en él y del
mal que invias53 en él. ¡Señor Alla¯h! Mételo que sea viento apacible y no lo metas
viento corrubto. ¡Señor Alla¯h! ¡Piadad, no aladab!

Otra plegaria para ser recitada cuando se levanta aire54.
345r.-

¡Señor! Demandámoste del bien de este aire y del bien que hay en él y del
bien que es mandado con él. Y defendémonos con Ti del mal de este aire y del mal
que hay en él y del mal que es mandado con él. ¡Señor Alla¯h! Sea viento engendrante,
no impotente.

Plegaria para ser recitada contra el pedrisco55.
BISMI Alla¯h AL-Rah. ma¯n AL-Rah. ¯ım
Cuando querrás defender del lugar, leirás y aseñarás con tu dedo anta el cie[lo]. Y tú
la defenderás con aquesta rogaria la piedra. Y si querrás leir l’has en cada aljumaa en
el mes de mayo, pues guarda y esvia, que él es un tresoro de los tresoros
198v enta la necesidad. Y no ruegues con él sino que seas limpio de suciedad, limpio el
cuerpo y la ropa. Y es aquesta rogaria si querrá Alla¯h
BISMI Alla¯h AL-Rah. ma¯n AL-Rah. ¯ım
Haga Alla¯h salutación sobre Muhámmad y los del Señor.
Yo te demando con lo que temandó y tom[ast]es a Ibra¯hı¯m por amigo; y habl[ast]es
a Mu¯sà hablamiento; y salv[ast]es a Ismaı¯l de la de199r güella; y salv[ast]es a Yu¯suf en el aljub; y por lo que jalec[ast]es a Adam con Tu
mano; y por lo que devant[ast]es a Idris en lugar alto; y por lo que salv[ast]es a Nu¯⌡
en el arca; y por lo que salv[ast]es la naka de Sa¯lih de la peña Sorda; y por lo que
decendis[te] sobre Da¯wu¯d l’Azabur; y por lo que decendis[te] cincuenta cartas a su
hijo Adam; y por lo que asuje[tas]tes los aljinnes, perenas y aves a Suleymán y le
dis[tes]
199v reísmo grande; y descendis[tes] sobre Ibra¯hı¯m diez cartas y lo salv[ast]es del fuego
quemante; y por lo que descendis[tes] sobre Mu¯sà Tus palabras y Tu apurado diez
cartas de la Torá; y por lo que dis[tes] a Yahia y adob[ast]es la mujer de Yahia a
198r

52

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

53

sic.

54

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

55

Esta plegaria se encuentra en el manucrito nº 5.313 de la Biblioteca Nacional de Madrid. Se trata de un
manuscrito misceláneo que contiene, entre otros textos: aleyas alcoránicas, narraciones piadosas, cuestiones relativas
a los ritos, amonestaciones, etc. No se conoce ni el origen ni el autor de esta plegaria.

26

200r

200v

201r

201v

202r

202v

203r

203v

204r

Zakariyya aprés de ser mujer en días; y dis[tes] a Yusa‘ ibn Enu¯n hasta el fin del,
hasta que pares el sol en el cielo; y por lo que
dis[tes] a Isa hijo de Maryam, Tu espíritu y Tu palabra el Ingı¯l, y demostr[ast]es las
maravillas y milagros sobre sus manos; y por los nombres y dadivas; y por lo que
escogis[tes] a Tu bien quisto y a Tu annabi Muhámmad sobre la gente, y decendis[tes]
sobre él l’Alcorán grande y el alumbramiento, lo pusis[tes] sillo de los mensajeros y
su alkita¯bi declarado sobre todas las escribturas.
Demándote, ¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! en que
defiendas, desvies, salves y aluentes de este lugar toda la nube apesgada y la piedra,
y que la envies a las mares escuras y a los montes altos. Y responde nuestra rogaria,
Tu eres aquel que respondes las rogarias de los rogantes cuando la ruegan. Y no
menoscabes a Tu demandante. ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye,
Rah. ma¯n! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Señor! Yo Te damando con
el Adam -sobre él sea la salvación-. Y te demando Señor con lo que te demandó con
ello Qa¯bil -sobre él sea la salvación. Y Te demando Señor, con lo que Te demando
con ello Ha¯bı¯l -sobre él sea la salvación-. Y te demando con lo que Te demando con
ello Idrı¯s -sobre él sea la salvacion-. Y Te demando
Señor, con lo que Te demandó con ello Nu¯h. -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando
Señor, con lo que Te demandó con ello Tu amigo Ibra¯hı¯m -sobre él sea el asala¯m-.
Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Isma¯’ı¯l -sobre él sea el asala¯m. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Ish. a¯q -‘alayhi al-sala¯m-. Y
Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Ya‘qu¯b -sobre él
sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que te demandó con ello Yu¯suf -‘alayhi
al-sala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Mu¯sà -sobre él sea
el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Haru¯n -sobre él sea
el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Yu¯suf en el vientre
del pez -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con
ello
Hu¯d -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ellos
Šu‘ayb -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demando con
ello Iskandaru -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó
con ello Yu¯ša‘u -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demado Señor, con lo que Te demandó
con ello Sa¯lih -‘alayhi al-sala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que
Te demandó con ello Daniel -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo
que Te demandó con ello Zakariyya -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor,
con lo que Te demandó con ello Al-Yasa‘u -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando
Señor, con lo que Te demandó con ello Da¯wu¯d -sobre él sea el asala¯m-. Y Te
demando Señor, con lo que Te demandó con ello Sulayma¯n -sobre él sea
el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Al-Jadir -sobre él
sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Lagma¯n -sobre
él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te demandó con ello Tu espíritu
y Tu palabra, ‘Isà -sobre él sea el asala¯m-. Y Te demando Señor, con lo que Te
demandó con ello Tu annabi Muhámmad apurado -sobre él sea el asala¯m-. Y Te
demando Señor,
¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! en que defiendas deste lugar la nube apesgada y la
piedra, y que salves aqueste lugar del escándalo de la nube y de la piedra; que la

27

204v

205r

205v

206r

206v

207r

207v

208r

208v

envies a las mares escuras y a los montes altos. ¡Ye, el de la nobleza! ¡Ye, el señor
de la fuerza y del reísmo! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, bi h. aqq de los mil
annabíes y veinte y cuatromil annabíes verdaderos,
mártiles y buenos; y almalaques cercanos; en que salves aqueste lugar de la nube
apesgada y la piedra, lo llano, el monte, deziento, las heredades y güertas, entradas y
salidas, simenteros hasta la güerta, y todo lo que hay en ella, ansí como salv[ast]es a
Ibra¯hı¯m del fuego; y como salv[ast]es a Yu¯suf al amigo en el aljub; y como
salv[ast]es a Sulayma¯n hijo de Da¯wu¯d del demonio; y como salv[ast]es ada
Ayub del albale; y como salv[ast]es a Daniel de la boca del león; y como salv[ast]es
a Mu¯sà de Firaún; y como salv[ast]es a Tu annabi y a Tu apurado Muhámmad de los
descreyentes de Quraix; en que des desexida de nos lo que hemos miedo su trebajo
y su nocimiento de la nube de la piedra decendida del cielo. Da desexida
de nos, nueso pienso y nuesa ansia y trebajo. Y adereza a nos de nuesos hechos lo que
hemos miedo de si aladab y su nocimiento de la nube decendida del cielo esviala de
nos a las mares escuras y a lo alto de los montes. Apiádanos y apiada a Tus siervos.
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye,
Alla¯h!
¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye,
Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye,
Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye,
Rah. ma¯n! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rah. ma¯n! Demando por Tu nombre el grande el contentable.
Y demándote por Tu nombre el bendito. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu
nombre el honrado. Haces gracia glorificada -¡ye, Alla¯h!-. Y demándote
-¡Ye, Alla¯h!- por Tu nombre el cumplido público delante Tú. ¡Ye, Alla¯h! Y
demándote por Tu nombre aquel que no conviene en que sea nombrado con él a fueras
de Tú. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre aquel que no se acaba y
no se quita jamás -¡ye, Alla¯h!-. Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre aquel que no
prencipian con él con todo jalecado menos de Tú. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!por Tu nombre con lo que a prometido con él lo más cumplido del homenaje, en que
respondas a Tu demandante. ¡Ye, Alla¯h! Demándote por la demanda aquella que
disiste: "Demandadme lo que querreis"; pues ya es adebdecido a Tú el responder. ¡Ye,
Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! Por la suma de Tus
nombres, aquellos que no ha poder los sino Tú. ¡Ye, Alla¯h! Y
demándote de Tus demandas las más altas en el salvamiento, y las más altas en
ensalzamiento, y las más ajuntadas en nombramiento, y las más claras en salvamiento,
y las más cumplidas en cumplimiento, y toda demanda grande engrandecida, y la
grandía y la santidad y la nobleza, y la grandeza y la claredad y la piadad y la
potestad y la ventaja grande
enta Tú. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre aquel que con él juzgas
y con él adoras. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre el alto redrado
de toda cosa menos de Tú. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre el
temiente guardado. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre juzgante
pareciente. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre el ensalzado
aprovechante alto
¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre aquel que su lugar está en Tu
persona. ¡Ye, Alla¯h! Demándote -¡ye, Alla¯h!- por Tu nombre ennoblecido hermoso

28

209r

209v

210r

210v

211r

211v

212r

212v

56

bueno. ¡Ye, Alla¯h! Y demándote por todo lo que se nombra con ello Tu persona y por
lo que no se nombra ninguna cosa alta56 de Tú. ¡Ye, Alla¯h! Y demándote por la
suma de que está en Tu absencia de Tus nombres. ¡Ye, Alla¯h! Y demándote por lo
que no vee ninguno ni lo
sabe a fueras de Tú de Tus nombres. ¡Ye, Alla¯h! Y demándote por la suma de Tus
nombres munchos y por toda demanda que se troba hasta que llega al nonbre grande
engrandecido mayor de todos y es el Tu nonbre. ¡Ye, Alla¯h! Demándote por aquel que
se avantaja sobre todos los nombres. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h!
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h!
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h!
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Piadoso de piadad grande! ¡Ye, mi Señor de quien rogamos! ¡Ye,
Mejor de quien es demandado! Demándote y ruegote con aquesto todo y su
declaración que él es que no sabe su declaración ninguno afueras de Tú. ¡Ye, Alla¯h!
Y demándote con lo que no sé y si lo supiese demandar t’ia por ello. Y demándote
por lo que se igualó en el saber
absente. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! No hay aparcero a Tú. ¡Ye, Señor! No
hay igual a Tú, ni hay sinación, ni contrastación, ni como es a Tú, ni semejanza a Tú,
ni igual a Tú, ni semblanza a Tú. Tú eres el eterno antigo perdurable, uno singular
asoletado. Señor obedecido vivo antigo soberbio. ¡Ye, quien es rogado con lenguajes
munchos y lenguas de diversas maneras! ¡Ye,
quien no lo enhacienda hecho. Tú eres Alla¯h aquel que no pueden abarcar con Tú los
lugares, no Te toma sueño ni primo dormir. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye,
Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! Da desaxida de nos lo que
hemos miedo su trebajo y nocimiento de la nube de la piedra decendida del cielo; y
esviala a las mares escuras y a lo alto de los montes, y apiadanos
y no nos compreendas con pecados de nos hasta de los niños y animales; depués
esviala de nos que Tú eres Alla¯h, aquel que no hay señor sino Tú. Haces gracia
aquello con Tu poderío y defiéndela de nos por Tu gracia y Tu avantaja de nuestra
a la parte de saliente y de poniente y a la parte de cierzo y de l’alquibla. Depués que
Tu eres Alla¯h aquel
que no ha señor sino Tú solo. Que no hay aparcero a Tú en el reísmo. Es hecho
aquello con Tu potestad. Tú eres aquel que es redrado, menos de Tú jalecamiento pues
no puedes semblanzar ninguno su grandeza; no puede semblanzar Tu postetad
ninguno. ¡Ye, Vencedor y no vencido! No hay a Tú aparcero en el reísmo, aquella
avantaja de aquello todas son las donaciones de Tú a todos Tus jalecados. Claro en claredad, y Tú eres claro con toda
claredad yˆa¯’ ha¯_da¯ liqudratika y renombra Tu claredad a los de Tus cielos y renonbra
Tu claredad a los de Tu tierra. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! No menoscabes a Tu
demandante aquel que no responde a los necesitados sino Tú no descubre el
nocimiento sino Tú; no hay sino Tú
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! Esvia de aqueste lugar la
nube apesgada y la piedra decendida del cielo y esviala de nos a las mares escuras y
a lo alto de los montes. Esviala de nos y de aqueste lugar -¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! ¡ye,

sic.

29

213r

213v

214r

214v

215r

215v

216r

216v

217r

57

Alla¯h! ¡ye, Alla¯h! ¡ye, Alla¯h!- de aqueste lugar la nube apesgada y la piedra decendida
del cielo y esviala de nos a las
mares escuras y a lo alto de los montes. Esviala de nos y de aqueste lugar ¡Ye, Allah!
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h!. No menoscabes Tu demandante aquel
que responde la rogaria de los necesitados sino Tú. Demándote por el delitaje de
Muhámmad el sillo de los annabíes y mensajeros del señor de las gentes, esviala de
aqueste lugar lo que abarca su termino de las
gentes Señor con Tú rogamos y nos humillamos a Tú por Tu nombre el bueno aquel
que no lo toma dormir ni primo sueño ‘azamtu por el nonbre de Alla¯h y sus palabras.
Señor por el delitaje de Jibrı¯l y Mika¯il Israfı¯l y ‘Azaraieil57, y los cercanos y los
llebadores del alarx. Señor por el delitaje de ‘Isa y de Yu¯nus. Y por el delitaje de
Ibra¯hı¯m sobre Tú aquel que lo salv[ast]es del fuego. Pues salva aqueste lugar ansí como salv[ast]es a Yu¯nus en el
vientre del pez. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Unu! ¡Ye, Señor obedecido! Esvía de aqueste lugar
la nube apesgada de la piedra, así como salv[ast]es a Ibra¯hı¯m del fuego, y como
salv[ast]es a Mu¯sà de Firau¯n, y como salv[ast]es a Muhámmad de los enemigos, y
esvialo y defiéndelo a las
mares escuras y a los montes altos, y ad aquellos que Te desobedecieron y adoraron
afueras de Tú. Señor por el delitaje de Tus cielos siete, y siete mares. Señor por el
delitaje de Sulayma¯n, de Da¯wu¯d aquel que le dis[tes] reísmo que no lo dis[tes] a
ninguno aprés de él. Señor
por el delitaje de Da¯wu¯d y de Al-Yasa‘ y Da¯ al-Kifli, todos de los buenos. Señor por
el delitaje de los asajdantes y arrakantes. Y por el delitaje de Tu grandeza, y el
ensalzamiento de Tu lugar. Esvía de aqueste lugar la nube apesgada y la piedra. Lo
que pasa por él de saliente a poniente y aparte de cierzo y a parte de alqibla. Y apiada
a los niños y animales aquellos que no han pecado. Y Tú dices en Tu Alcorán: Yo soy cerca que
respondo la rogaria del que me ruega, cuando me ruega. Pues responde nuesa rogaría
y nuesa carta, así como nos has escogido. Y respondenos ansí como nos has prometido
que no defaltes la promesa. Señor por el delitaje de Tu Alkita¯bi juro. Y por el delitaje
de Tu grandeza y Tu alkursi. Y por los llevadores de tu alarx los creyentes. Señor por el delitaje de Jibrı¯l y
Mikaı¯l y Israfı¯l, esvía de aqueste lugar lo que pasa sobre él de piedra y granizo, y
sálvalo lo que compreende su confrontación, lo que nace en la tierra de verde. Señor
por el delitaje de Ibra¯hı¯m y Mu¯sà y Haru¯n. Y por el delitaje de Yu¯nus hijo de Mata¯.
Señor, yo te demando
-¡ye, Señor de los primeros y sagueros! ¡Señor de todos los soberbios y Señor de la
gentes!- has vencido a los grandiosos y vencido a los malos, y no se adelanta a Tú
hecho ninguno cosa. ¡Ye, Rey que no eres aviltado! ¡Ye, Loado, que no eres
humillado. Haces morir a los primeros y sagueros, y sabes lo secreto y lo escondido.
Haces encogir la mano
del malo y no la desas estender. Y cubres los ojos de los mirantes, y no veen más.
Desvia de nos la ira de la nube de la piedra, y menosprecia a Tus enemigos cuando

sic.

30

217v

218r

218v

219r

219v

220r

220v

221r

lanzan a Tus alwalíes. Y nosotros somos Tus siervos y hijos de Tus siervos. Pues
debiedanos de Tu trebajo y de toda nube y piedra, y de
escándalo y tiranos. Señor de toda sinrazón en su cuerpo. Tú disiste en Tu Alcorán
honrado: "No os desfeozeis de la piedad de Alla¯h". Señor, envia aquestas nubes a las
mares escuras y a los montes altos de la piedra. Dawraha¯ wa jawnaha¯. Y que los
guardes de trebajo por el delitaje de la potestad que sea levantado con ella los cielos
y sea levantado la tierra y sea igualado con él sobre su alarxe y jalecó con el los cielos y la
tierra. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Rahaman! ¡Ye,
Rahma¯n! ¡Ye, quien no hay como su igual ninguna cosa! Y Él es oidor ‘a¯fina¯.
Salvanos y recaba nuestras necesidades. Salva aqueste lugar de la nube apesgada y la
piedra descendida. A nos de Tú.
¡Ye, quien Tu saber el encerrado, y Tu secreto el cubierto a Tu avantaja la subida.
Haznos socorrer sobre nos Tu empara y sobre aqueste lugar aquel que lo queman los
aires, y no pongas -¡Ye, Señor!-, la nube de la piedra sobre aqueste lugar y sobre el
camino, y esviala de nos a las mares escuras y a los montes altos. Y Tú -¡Ye, Señor!esfurzanos el enjuriado y haces responder y respondes la rogaria de quien Te ruega. Y debiedas a
quien quieres. Pues, esvía de nos y defiendenos del mal de la piedra y de la nube
pesada de aqueste lugar monte y huerta. Y todo lo que se absitia de nos. Que Tú eres
presente que no Te absitias y presente que no Te quitas. Y perdurable que no se
puelve. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Señor!
de toda cosa ¡Ye, Señor de las gentes! ¡Ye, claro en claredad! ¡Ye, claro sobre toda
claredad! ¡Ye, claro con toda claredad! ¡Ye, claro desuso de toda claredad!
Resplandece con Él toda claredad y es clareda. Quirieba58 con Él toda fortaleza y
hace correr con Él la fusta en lo hondo de la mar y guía con Él en la escuredad de la
noche y del día. Y debieda
con Él todo soberbio renegando59 y todo soberbio grandioso. ¡Señor, por el delitaje
de todo lo que Te rogado con ello y demándote que desvies de nos el nocimiento de
la nube pesada de la piedra decendida del cielo del tiempo. Pues Tú eres poderoso,
que no ha poder afueras de Tú. Y no hay juez ultra de Tú. Demándote por el delitaje
del nombre aquel que se asienta con ello
Tu alkursi. ¡Ye, Señor! ¡Ye, Grande! Pon a nos de nuesos hechos da desesida y salida
de espacio de nos lo que hemos miedo. ¡Ye, Señor! De toda cosa es heredero. Y
ensalzado Su nobleza. ¡Ye, grande Su reísmo! ¡Ye, grande Sus hechos! ¡Ye, vivo!
¡Ye, Juez! ¡Ye, quien es a Él la grandeza cuando se atacha la grandeza de los grandes!
¡Ye, Señor sostenedor de aqueste mundo y del otro! ¡Ye, quien no se le
tira sobre Ti huyente ni alcanzante t. a¯libun. Demándote -¡Ye, quien no lo alcanza las
vistas ni lo pueden alcanzar los veyentes! Y Él es el Sutilísimo sabidor de las cosas
primeras. Y no le hace enueyo de guardar cosa. ¡Ye, quien no lo enhacienda hecho
de hecho! ¡Ye, Uno! ¡Ye, Señor obedecido y el mejor de quien es adorado! Y el más
aventajado de quien es de

58

sic. por "quiebra".

59

sic.

31
221v

mandado y el más franco de quien responde. Danos a ver Tu bendición de Tu rogaria,
y esforzanos esforzamiento honrado. Y abrenos abrimiento de claredad. Y pon a nos
de parte de Tu reísmo esforzado con Tu demandámoste esfuerzo. Y a Tú demandamos
y sobre Tú sostribamos. Pues no nos tornes menoscabados de parte tuya. Pues no
detajes nuestra es222r peranza de Tu piadad. Y esvía de nos la nube de la piedra decendida del cielo y
esviala de nos nuestra ansia y trebajo. Y defiéndela de este lugar a las mares escuras
y a los montes altos. ¡Ye, Piadoso de piadad! Guarda huerta y monte y saliente y
poniente y a par de alqibla y a par de cierzo, y apiada a los animales y chicos aquellos
que no han pecado a e222v llos ¡Ye, Señor de las gentes! Afírmalos todos por por Tu nombre. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye,
Alla¯h! Defiendela de aqueste lugar la ocasión de la nube pesada y la piedra decendida
del cielo. ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Señor! ¡Ye, Piadoso! ¡Ye, Apiadador! ¡Ye, Rey! ¡Ye,
Santo! ¡Ye, Salvador! ¡Ye, Creyente! ¡Ye, Muh. aymı¯nu! ¡Ye, Honrado! ¡Ye, Soberbio!
¡Ye, Grande! ¡Ye, Jalecador! ¡Ye, quien60! ¡Ye, Fegurador! ¡Ye, dan parsida! ¡Ye,
Perdonador! ¡Ye, agrade223r ciente! ¡Ye, bien quisto! ¡Ye, mi Señor misericordioso! ¡Ye, Alto! ¡Ye, Sabidor! ¡Ye,
Paciente! ¡Ye, Honrado! ¡Ye, Juez! ¡Ye, sutilísimo! ¡Ye, sabidor de las cosas
primeras! ¡Ye, Oidor! ¡Ye, veedor! ¡Ye, poderoso! ¡Ye, Mayor y ensalzado! ¡Ye,
Señor y esforzador! ¡Ye, Quito! ¡Ye, Uno! ¡Ye, Primero! ¡Ye, Saguero! ¡Ye,
Pareciente! ¡Ye, Intrinsico! ¡Ye, Entendedor! ¡Ye, Dador de arrizques! ¡Ye,
Mantenedor! ¡Ye, per223v durable! ¡Ye, Ancho! ¡Ye, Verdadero! ¡Ye, Guardador! ¡Ye, Recibidor! ¡Ye, Poderoso!
¡Ye, Vencedor! ¡Ye, Perdonador! ¡Ye, Uno! ¡Ye, Asoletado! ¡Ye, Señor obedecido o
rico! ¡Ye, Alwalí! ¡Ye, Forsible! ¡Ye, Uno afranquecido! ¡Ye, Cerca! ¡Ye,
Respondedor! ¡Ye, Guardador! ¡Ye, Contador! ¡Ye, Socorredor! ¡Ye, Respondedor!
¡Ye, el que hace morir! ¡Ye, Prencipiador! ¡Ye, tornador a jalecar las cosas
224r de nuevo! ¡Ye, Loado! ¡Ye, Respondedor! ¡Ye, Claro! ¡Ye, Verdadero! ¡Ye,
Declarador! ¡Ye, Fuerte! ¡Ye, Repintiente! ¡Ye, Obrador! ¡Ye, Hacedor! ¡Ye, Guiador!
¡Ye, Alwalí! ¡Ye, Fincante! ¡Ye, Guardador! ¡Ye, Abarcador! ¡Ye, Fuerte! ¡Ye,
Hacedor! ¡Ye, Guiador! ¡Ye, Apresurado y extraño, haces gracia y merced! ¡Ye,
Piadoso! ¡Ye, Bastante! ¡Ye, Sanador! ¡Ye, Loado! ¡Ye, Piadoso! ¡Ye, Compañero!
¡Ye, Señor de la certeficanza!
224v ¡Ye, Señor de la casa antiga! Salva aqueste lugar de la nube pesada, de la piedra
desendida del cielo. ¡Ye, Señor de la fuerza! ¡Ye, Señor del alarxe grande! ¡Ye, Alla¯h!
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h!
¡Ye, Jana¯no! ¡Ye, Mana¯nu! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Señor! Pon bendición a nos
en nuestro año aqueste, y en lo que ordenas a nos en él de nuesas provisiones, y de
nuesos
225r arrizques. Y salva en él de las ocasiones nuesos simenteros y fruitas. Y abocona
nuesos enemigos y desípalos. Y haz tremolar la tierra, y pon el perdimiento malo a
ellos. ¡Ye, el Piadoso de piadad! ¡Ye, Señor! No deses a nuestra parte aqueste pecado

60

sic.

32
sin que la perdones; ni pienso sin que le des desesida, ni trebajo sin que lo descubras,
ni debdo sin
225v que lo pagues; ni cativo sin que lo quites, ni miedo sin que lo segures, ni enfermo sin
que lo sanes, ni menester de los menesteres de aqueste mundo y del otro. A Tú sea
en ello a Tu contentamiento y a nos en ello adobo sin que lo jusgues con
adrezamiento. ¡Ye, el más piadoso de los piadosos! ¡Ye, Señor de las gentes! ¡Ye,
Señor de lo alto y de lo
226r bajo! ¡Ye, Señor de toda cosa poderoso con su poderío, que no hay otro señor sino
Él, ni sobre Él ninguno sino Muhámmad que fue Su siervo y su mensajero -sobre él
sea la salvación y sobre toda su alumma de Muhámmad -salla Alla¯hu ‘alayhi wa
sallama. Amı¯n. Wa al-h. amdu lilla¯hi rabbi al‘alamı¯na. No hay otro señor sino Él.

33
PLEGARIAS DEL TIPO ISTIA‘A¯DA
_
Du‘a¯’ al-isti‘a¯_da. Referencias a la utilización de este du‘a¯’ las encontramos en el
Alcorán61 y también en los hadices62. La finalidad del du‘a¯’ al-isti‘a¯_da es la de pedir a
Dios refugio y protección contra todas las diferentes manifestaciones del mal que pueden
afectar al hombre tanto interiormente como exteriormente. Consiste, normalmente, en decir
la fórmula "Busco refugio en Dios del demonio el lapidado63", seguida a continuación de
la relación de todos los males contra los que se busca protección. Se puede utilizar en
cualquier situación y circunstancia. Es sunna confirmada que debe pronunciarse en las s. ala¯t
antes de iniciar la recitación de los versículos alcoránicos. Es recomendable que se utilice en
la primera rak‘a y no en la segunda, aunque se puede utilizar en ambas64.
Múltiples son las manifestaciones del mal contra las que se busca protección, a las que
se hace referencia en los diferentes du‘a¯’ al-isti‘a¯_da que se encuentran en los hadices: contra
la tentación y seducciones del demonio y los genios; contra los tormentos de la tumba; contra
la posibilidad de ser víctima de un incendio o de un naufragio; contra el mal de ojo y la
envidia; contra los males procedentes de la pobreza y de la riqueza; contra todo tipo de
enfermedades; contra el hambre; contra los traidores; contra la discordia, la hipocresía y la
mala moral; contra la avaricia; contra la victoria de los enemigos; contra los infieles; contra
la mala fortuna y las calamidades; contra la cobardía y la pereza; contra la crueldad de los
hombres; contra los hechiceros; contra la cólera, la irritación y la demencia; etc.
Plegaria para ser recitada al anochecer65.
281r.Anochecemos y anochece el reísmo ada Alla¯h.
281v.- Y las loores ada Alla¯h. Y no hay señor sino Alla¯h solo. No hay aparcero a Él. A Él
es el reísmo y a Él es la loor. Y Él es sobre toda cosa poderoso. Demándote el bien
que hay en esta noche y el bien que hay depués de ella. Y defiéndome del mal que
hay en esta noche y del mal que hay depués de ella. Defiéndome con Ti de la pereza
y del mal de la grandía. Señor defiéndome con Ti del aladab del fuego y del aladab
de la fuesa. ¡Señor Alla¯h! Defiéndome con Ti de la pereza y de fallecimiento y del
mal
282r.- de la grandía, y del escándalo del mundo, y del aladab de la fuesa. Anochecemos y
anochece. El reísmo es de Alla¯h, el Señor de todas las cosas. ¡Señor Alla¯h! Yo te
demando el bien de esta noche, su vencita y su defiensa, y su claredad, y su albaraka,
y su guiación. Y defiéndome con Ti del mal que hay en ella y del mal que hay depués
de ella. ¡Señor Alla¯h! Con Tú anochecemos y con Tú amanecemos, y con Tú vivimos
y con Tú morimos. Y a Tú es la tornada. Amanece y anochece y el reísmo ada Alla¯h.
61

Alcorán 7:200; 11:47; 16:98; 19:18; 23:97-98; 40:56; 41:36; 113:1; 114:1.

62

Al-Gaza¯lı¯, Ih. ya¯’ ‘ulu¯m al-dı¯n, T.I, pp.281-285; Al-Nawawı¯, Al-A_
dka¯r, T.I, pp.66-68.

63

.- Al-Nawawı¯, Al-A_dka¯r, T.I, p.67, dice que esta es la fórmula más aconsejable, aunque se puedan utilizar otras.

64

.- Al-Nawawı¯, Al-A_dka¯r, T.I, p.67.

65

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

34
Y la loor es ada Alla¯h. No hay aparcero a Él. No hay señor sino Él. Y a Él es la
tornada.
282v.- ¡Señor Alla¯h! Jalecador de los cielos y la tierra. Sabidor de lo absente y de lo
presente. Señor de toda cosa y su enseñoreador. Fago testigo en que no hay señor sino
Tú. Defiéndome con Ti del mal de mi persona y del mal del axaitán y su
descreyencia. Ni que haya de percazar sobre mi persona cosa mala que la haya de
atraer a ningún muslim. Ni que percase sobre nuestras personas lo malo o lo que
traiga a muslim ninguno. ¡Señor Alla¯h! Yo he nochecido fiziendo testigo a Ti. Y
posiendo66 por testigos a los llevadores de Tu alarx y a Tus almalaques y a todos Tus
jalecados, en que Tú eres Alla¯h. No hay señor
283r.- sino Tú y que Muhámmad es Su siervo y su mensajero.
Otra plegaria para ser recitada al anochecer67.
283r.-

¡Señor Alla¯h! Yo anochesco fiziendo testigo a Ti. Y fiziendo testigo con los
llevadores de Tu alarxe y Tus almalaques, y todos Tus jalecados; en que Tú eres
Alla¯h. No hay señor sino Tú solo. Que no hay aparcero a Ti. Y que Muhámmad es
Su siervo y Su mensajero.

Una tercera plegaria para ser recitada al anochecer68.
284r.-

¡Señor Alla¯h! Lo que anochece con mi de las gracias o en poder de ninguno
de Tus jalecados. Pues departe Tuya solo eres, no hay aparcero a Ti. Pues a Ti son
las loores y a Ti son las gracias. ¡Señor Alla¯h! Da pasada de mí en mi cuerpo. ¡Señor
Alla¯h! Da pasada de mí en mi oída. ¡Señor Alla¯h! Da pasada de mí en mi vista. No
hay señor sino Tú.
284v.Tan bendito es Alla¯h, y con Su loor. No hay fuerza sino con Alla¯h. Lo que
quiere Alla¯h es y lo que no quiere no es. Sepas que Alla¯h es sobre toda cosa
poderoso. Y que Alla¯h es abarcante con toda cosa. En saber anochecemos sobre la
suna de Alislam y con la palabra de la unidad. Y sobre de nuestro annabi Muhámmad
faga salutación Alla¯h sobre él y salve. Y sobre la regla de nuestro padre Ibra¯hı¯m
apurado muslim. Y no fue de los descreyentes. ¡Ye, vivo! ¡Ye, mantenible! Por Tu
piadad Te demando socorro. Y que adobes a mis fexos todos y no desenpares a mi
persona pestañada
285r.- de ojo. ¡Señor Alla¯h! Tú eres mi señor. No hay señor sino Tú. Hazme jalecado y yo
soy Tu siervo. Y yo soy sobre Tu fe y Tu promesa. Todo lo que puedo atuergo a Ti
con Tus gracias sobre mí y atuergo con mis pecados, pues perdóname, que ello es que
no perdona los pecados sino Tú. Defiéndome con Tú del mal que he obrado. ¡Señor
Alla¯h! Tú eres mi señor. No hay señor sino Tú. Hazme jalecado y yo soy Tu siervo.
Y yo soy sobre Tu fe y Tu promesa lo que puedo. Defiéndome con Tú del mal que

66

sic.

67

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

68

Ibid.

35
he obrado. Atuergo con Tus gracias sobre mi y atuergo con mis pecados, que ello es
que no perdona los pecados sino Tú.
285v.- ¡Señor Alla¯h! Tú eres el más perteneciente de quien es nombrado, más perteneciente
de quien es adorado, y más defendiente de quien es codiciado, y más
misaricordioso69 de quien enseñorea, y más franco de quien es demandado, y más
ancho de quien da. Tú eres el rey, no hay aparcero a Ti. Y eres el solo que no hay
igual a Tí. Toda cosa ha de perecer sino Tu poderío. No obedecen sino con Tú
licencia. Y no desobedecen sino con Tu saber. Obedecen y agradeces. Y desobedecen
y perdonas. Eres el más cercano testigo, el más cercano guardante. Haste arredrado
de los ojos de las gentes. Y comprendes de los tupetes y escribes las obras
286r.- y tresladas los plazos. Los corazones a Ti son espandecidos y los secretos en Tu poder
son públicos. Lo h. ala¯l es lo que Tu fazes h. ala¯l y lo h. ara¯m es lo que Tu fazes h. ara¯m.
Y el addín es lo que Tú pusiste por xara‘a. Y el fexo es lo que Tú juzgas. Y los
jalecados son Tus jalecados. Y los siervos son Tus siervos. Y Tú eres Alla¯h, el
Misecordioso70 piadoso. Demándote por la claredad de Tu cara, aquélla que
resplandece por ella los cielos y la tierra, y por todo derecho que es a Ti, y por el
deritaje de los demandantes; en que me favorezcas en esta noche y que me defiendas
del fuego por Tu potestad.
286v.- Mi enbastecedor es Alla¯h. No hay señor sino Él. Sobre Él afirmo, y Él es Señor del
alarx el grande.
Plegaria para ser recitada al irse a dormir71.
290v.-

Con Tu nombre -¡ye, mi Señor!- asiento mi costado y con Ti lo devanto. Si
detienes mi alma, pues perdónala. Y si la envias, pues guardala con lo que guardes
con ello a Tus siervos los salihes.

Plegaria para se recitada al acostarse en la cama72.
290v.-

¡Señor Alla¯h! Defiéndome de Tu aladab el día que revivcarás a Tus siervos.
¡Señor Alla¯h! Con Tu nombre muero y vivo.
291r.Las loores ada Alla¯h, aquel que nos da a comer y nos da a beber y nos
enbastece y nos aloja. Pues cuantos no hay enbastecientes a Él ni alojantes. ¡Señor
Alla¯h! Has jalecado mi persona y Tú la matarás. A Tú es su muerte de ella y su vida
della. Pues si la harás vivir
291v.- pues guárdala. Y si la matarás, pues perdónala. ¡Señor Alla¯h! Yo te demando la
perdonanza. Demando perdón Alla¯h, aquel que no hay señor sino Él, el Vivo
mantenible. Y repiéntome a Él.

69

sic.

70

sic.

71

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

72

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

36
Otra plegaria para ser recitada al acostarse en la cama73
291v.-

No hay Señor sino Alla¯h solo. No hay aparcero a Él. A Él es el reísmo. Y a
Él es la loor. Y Él es sobre toda cosa poderoso. No hay poder ni fuerza sino con
Alla¯h. Bendito es Alla¯h.
292r.- y las loores ada Alla¯h. Y no hay señor sino Alla¯h. Y Alla¯h es mayor.
¡Señor Alla¯h! ¡Señor de los cielos y de las tierras y Señor del alarx el
grande! ¡Señor nuestro y Señor de toda cosa! Criador del grano y del cuesco.
Y deballador de la Tawra y del Alingil, y del Alcorán. Defiéndome con Tu del
mal de toda cosa. Tú eres tomante de su tupete. ¡Señor Alla¯h! Tú eres el
Primero que no hay antes de Ti cosa. Y Tú eres el Postrero, que no hay depués
de Ti
292v.- cosa. Y Tú eres el Presente, que no hay encima de Ti cosa. Y Tú eres el Intrinseco,
pues que no hay de sin Tú cosa. Paga por nosotros nuestras deudas y conflésanos de
la pobreza. ¡Señor Alla¯h! Derrinco mi cara a Ti. Y desimo mis fexos a Tú. Y acuesto
mis cuestas a Tú por codicia y amoranza a Tú. No hay acuesto ni escapo de Ti sino
a Ti. Creo con el Kita¯bi aquel que deballaste. Y con Tú Annabi, aquel que enviaste.
Plegaria para ser recitada al tener una pesadilla74.
293v.-

Defiéndome con las palabras de Alla¯h las cumplidas, de Su saña y de Su
escarmiento. Y del mal de Sus siervos. Y de las tentaciones de los axaitanes que no
se me represienten.

Otra plegaria para ser recitada al tener una pesadilla75.
294r.-

Defiéndome con las palabras de Alla¯h las cumplidas, aquellas que no las
trespasa bueno ni malo. Y del mal que desciende del cielo y lo que sube a él. Y del
mal que es tendido en la tierra y lo que sale de ella. Y del mal de los escándalos de
la noche, y de los escándalos del día. Y del mal de los caminantes
294v.- de noche y de día, sino caminante que camina con bien. ¡Ye, Piadoso!

Plegaria para ser recitada cuando se tiene que dormir fuera de casa en un descampado76.
352v.-

Mi Se-

73

Ibid.

74

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

75

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

76

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

37
353r.- -ñor y Tu señor es Alla¯h. Defiéndome con Alla¯h de tu mal y del mal que ha jalecado
en ti. Y del mal que anda sobre ti o salta sobre ti. Y defiéndome con Alla¯h de león
y de vivra77 y de culebra y de alacrán, y del mal del habitante en lo poblado y en el
desierto, y de todo engendrante y de lo que engendra.
Plegaria contra todas las manifestaciones del mal, tanto materiales como inmateriales. Esta
plegaria gozó de gran difusión entre los musulmanes que utilizaron y transmitieron los
manuscritos aljamiado-moriscos. Esto parece deberse a la creencia de que en ella está presente
el Nombre Secreto de Dios, lo que confiere una especial eficacia.
La plegaria de Los siete alháicales78.
10v Estos son los siete alháicales.
ALHAICAL PRIMERO.
La loor es ada Alla¯h, sabidor del secreto
y de los más secreto. Aquel que da a quien
[
] en la voluntad y menoscaba a qui lo ruega.
11r y la loor es ada Alla¯h, aquel que quien estriba
sobre Él, ampáralo. Y la loor es ada Alla¯h,
aquel que quien se confía con Él, no lo es
a otri. Y la loor es ada Alla¯h,
aquel que no se comprenden sus gracias.
11v Y la loor es ada Alla¯h, aquel que da satisfación
por el facer bien, bien; y por
la sufrencia, salvación; y por el facer mal,
perdón. Y la loor es ada Alla¯h, aquel
qu’escubre nuestro nocimiento, empués
12r de nuestro querebanzo. Y la loor es ada Alla¯h, aquel
que da desalida de la fortuna de nos, y aparta
nuestra tristeza. Y la loor es ada Alla¯h, aquel
qu’Él es nuestra seguranza laora que se detalla
el bien de nos. Y la loor es ada Alla¯h,
12v aquel qu’Él es nuestra seguranza laora
que se detalla el bien de nos. Y la loor es
ada Alla¯h, aquel qu’Él es nuestra speranza,
con el mal de nuestros cuidares con lo que obramos.
Y la loor es ada Alla¯h,aquel que no tomó

77

78

sic. en lugar de "víbora".

Tenemos constancia de la existencia de la presencia del texto de Los siete alháicales en los siguientes
manuscritos aljamiado-moriscos: Biblioteca Nacional de Madrid nº 5.377, nº 5.378, nº 5.385; Biblioteca de la Junta
nº 41, nº 42, nº 44, nº 56; Biblioteca de la Real Academia de la Historia T-1, T-2 y T-3. El texto que ofrecemos en
este trabajo procede del manuscrito de la Junta nº 44. Ver Casassas,X., ob.cit. Aunque en el manuscrito las aleyas
alcoránicas no se diferencian en nada del resto del texto, nos ha parecido conveniente resaltarlas en la edición
escribiéndolas en negrita. De esta manera se puede apreciar como las aleyas alcoránicas son uno de los principales
elementos que forman parte de este tipo de plegarias.

38
13r fillo, y no hi ha a Él alwalí
de aviltamiento. Y engrandecelo engra[ ]79
¡Alla¯h es grande! ¡Alla¯h es grande
en grandeza! Y la loor es ada Alla¯h. ¡Muito
y tan bendito es Alla¯h mañana y tarde!
13v Y no hi ha poder ni fuerza, sino con Alla¯h,
el Alto, el Grande. Descreyo
con l’axaitán, y retiéngome
con la ligarza firme, no ha detallamiento
a ella. Y Alla¯h es oyedor, sabidor80.
14r Fortefícola con la testemonianza que no ha señor
sino Alla¯h, y que Muhámmad es siervo
de Alla¯h. Guardo mi persona y fortefícola
delante de mi, y a mis cabos, y pelos
y mi cuero; con Alla¯h, el Uno
14v Forzador. Y lanzo, a quien a mi lanza
con mal, con: no fuerza ni poder,
sino con Alla¯h, el Alto Ensalzado.
Aquellos que dijo ellos las gentes:
"Que las gentes que son ajustados,
15r pues habedles miedo", y créceles en que [ ]
Y dijieron: "Nuestro bastador es Alla¯h, y gloroficoso
percurador". Y volviéronse con gracia
da Alla¯h ivantalla, no los tocara
mal. Y seguieron la contentación de Alla¯h,
15v y Alla¯h es de ivantalla grande. Más es aquel
l’axaitán que amedrece a sus alwalíes, pues
no les hayas miedo, y habedme miedo si vosotros
sos creyentes.81 Fortefícome con Alla¯h
forteficamiento. Y estribo sobre Alla¯h
16r en engrandecimiento. Y quien estriba sobre Alla¯h,
pues Él es su bastador, que Alla¯h es plegant
su mandamiento. Y ha puesto Alla¯h a toda
cosa ordenación.82 Dijo: "Fincad
en ella y no me fables".83 Y acaece
16v el dito sobr’ellos, por lo que ficieron sin razón,

79

Alcorán, 17:111.

80

Alcorán, 2:257.

81

Alcorán, 3:173-175.

82

Alcorán, 65:3.

83

Alcorán, 23:108.

39
y ellos no fablan.84 Que vuestro señor
es Alla¯h, aquel que jalecó los cielos
y tierra en seis días,
empués se igualó sobre’l alarx.
17r Face encubrir la noche en el día, su demanda
[ ] y el sol, y la luna,
y las estrellas enasujectadas a su mandamiento.
A Él es el jalecar y mandar.
Tan bendito es Alla¯h, Señor de las gentes.
17v Rogad a vuestro Señor con humildanza
y miedo, que Él no ama
a los trespasantes. Y no afullez
en la tierra, empués de su adobamiento.
Y rogadlo por miedo y esperanza.
18r Que la piadat da Alla¯h es cerca
de los buenos.85 No ha señor sino Él,
sobr’Él estribo, y Él es Señor
del alarx el grande.
L’ALHAICAL SEGUNDO.
18v La loor es ada Alla¯h, aquel que no hi ha señor
sino Él, el Vivo Mantenible, no lo toma
sueño primo, ni dormimiento. A Él es
lo que en los cielos y en la tierra.
¿Quién es aquel que ruega enta Él,
19r sino con su licencia? Sabe lo qu’está
delante d’ellos, y lo qu’está de saga dellos.
Y no abarcan con cosa de su saber,
sino con lo que quiere. Ensamplase Su alkursi
a los cielos y a la tierra,
19v y no l’es treballo su guardarlos. Y Él es
el Alto, el Grande. No hi ha forzamiento
en l’adín, y asa declarado el adrezamiento
de la sinrazón, pues quien descreya con
l’axaitán, y creya con Alla¯h,
20r pues ya se retiene con la ligarza
firme, no hi ha detallamiento a ella,
y Alla¯h es oyedor, sabidor. Alla¯h
es alwalí de aquellos que creyeron,
sácalos de l’ascuredat
20v a la claredat. Y aquellos que descreyen,
su alwalí d’ellos, l’axaitán,

84

Alcorán, 27:89.

85

Alcorán, 7:54-56.

40
sácalos de la claredat
a l’ascuredat, aquéllos son las compañas
del fuego86, son en ella durables.
21r Y defienso a mi persona con el Uno,
Señor obecido87, aquel que no engendró
ni fu’engendrado, y no hi ha a Él
igual ninguno88, del mal que jalecó,
y del mal de la noche cuando s’escurece,
21v y del mal de las escupientes en los nudos,
y del mal del envidiós cuando envidia.89
Y defienso a mi persona con Alla¯h -Señor
de las gentes, Rey de las gentes, Señor
de las gentes-, del mal del retantante
22r fundient, aquel que retienta
en los corazones de las gentes,
de aljines y personas.90 Y defienso
a mi persona con Alla¯h, Rey del reísmo.
Das el reísmo a quien Tú quieres,
22v y apartas el reísmo de quien Tú quieres,
y honras a quien Tú quieres, y aviltas
a quien Tú quieres. En Tu mano el bien,
que Tú es, sobre toda cosa poderoso.
Faces entrar la noche en el día,
23r y faces entrar el día en la noche,
y sacas el vivo del muerto,
y sacas el muerto del vivo,
y das arrizque a quien Tú quieres sines
de conto.91 A Él son las clases92
23v de los cielos y de la tierra.
Estiende l’arrizque a quien quiere
y ordena, que Él es con toda cosa
sabio.93 Defiendo a mi persona,
86

Alcorán, 2:255-259.

87

Sic., en lugar de "obedeçido".

88

Alcorán, 112:1-4.

89

Alcorán, 113:2-5.

90

Alcorán, 114:1-6.

91

Alcorán, 3:26-27.

92

Sic., en lugar de "claves (llaves)".

93

Alcorán, 42:12.

41
con Alla¯h, el Alto, el Grande,
24r y con sus Nombres los Honrados,
Honrados, los Benditos,
encerrados guardados,
aquellos que no los trespasa honrado,
ni malo. Por el nombre de l’Alqurán,
24v Señor de las siete aleyas retornantes, y de
l’Alqurán grande.94 Y con el nombre
mayor engrandecido. Y con las
palabras las cumplidas.
Y con Aquel que retiene el cielo
25r en que caiga sobre la tierra, sino
con su licencia. Y por la claredad de su cara,
y la honra de su nobleza. Y por los asafes
feitos asafes, y los bastuflantes bastuflamiento,
y los leidores en nombramiento,
25v que vuestro Señor es Uno, Señor
de los cielos y de la tierra,
y de lo qu’está entr’ellos, Señor de los salientes.
Nos enfermociemos el cielo del mundo,
con la fermosura de las estrellas, y guardamiento
26r de todo axaitán malendignado.95 Demándote
que me guardes y me veiles,
¡Ye, mi Señor! del mal de todo
axaitán malendignado, y de superbio
trespasant. Alla¯h es nuestro socorredor,
26v y defensador, y bastador,
y nuestro consolador, y Él es nuestro bastador.
No ha parcero a Él, no hi ha honrant a quien
el avilta, ni hi ha aviltant a quien Él honra,
y Él es Alla¯h, el Uno, Forzador.
27r Y no hi ha poder ni fuerza, sino con Alla¯h,
el Alto, el Ensalzado.
L’ALHAICAL TERCERO.
La loor es ada Alla¯h, aquel que jalecó
los Cielos altos, el Piadoso,
27v sobre’l alarx se igualó. A Él es
lo que en los cielos, y en la tierra,
y lo que entr’ellos, y lo que debaso de la tierra.
Y se publiques con el decir, pues Él
sabe lo secreto y lo más secreto. Alla¯h

94

Alcorán, 15:87.

95

Alcorán, 37:1-7.

42
28r -no hi ha señor sino Él-, a Él es los Nombres
Buenos.96 Defienso a mi persona con Alla¯h,
el Rey ensantecido, el Salvant,
el Asegurant, el Guardant, el Honrado,
Poderoso, el Grandioso. Tan bendito es Alla¯h
28v de lo que con el descreyen.97 Y tan apartado es Alla¯h
del dito de los malos. Y defiendo
a mi persona con Alla¯h, el Jalecador, Criador,
el Figurador, a Él son los Nombres
Buenos. Atasbihan a Él, lo que en los cielos
29r y en la tierra, y Él es el Honrado,
Cient.98 Defienso a mi persona
con Alla¯h el Grande, de todo
axaitán malendignado, y de superbio
trespasant, y d’aljinne fuert, y de toda
29v bestia. Señor, Tú es tomant
con su tupet, que mi Señor es sobre
camino dereito.99 Y del mal
todo de mal, y de perro tendient
sus brazos.100 Y del mal
30r de todo asihrero y asihrera, y de artero
y artera, y habitant en la tierra,
y en la mar, y en los planos y altos,
y quien s’encarga en los leitos y aplanado,
y del mal de toda persona falta
30v el homenaje, y del mal de quien se perpara
a los cuerpos, y aprima la oida
y la vista. Y quien cuando es nombrado
Alla¯h, se regala así como se regala
el plomo y el fierro en el fuego.
31r Defiendo a mi persona, con el Señor de Jibrı¯l,
y de Mikaı¯l, y de Israfı¯l,
y de Malak almawti, y los llevadores del alarx,
y de los almalaques acercados, aquellos
que lieban l’alarx y a quien está alrededor.
31v Atasbihen al Señor de las gentes,
y no hi ha fuerza ni poder sino con Alla¯h,
96

Alcorán, 20:4-5.

97

Alcorán, 59:23.

98

Alcorán, 59:24.

99

Alcorán, 11:56.

100

Alcorán, 18:18.

43
el Alto, el Grande.
L’ALHAICAL CUARTO.
La loor es ada Alla¯h, aquel que no hi ha señor sino
32r Él, sabidor de lo absente y lo presente,
el Piadoso de piadat. Defiendo a mi persona
con Alla¯h -aquel que s’escubrió al monte, y púsolo
menudo, y cayó Mu¯sà amortecido-,101
y del mal de todo asih. rero y de asih. rera,
32v y d‘aljinne y d‘aljinnes, y d’engañant y
d’engañadera y del mal de Iblı¯s y de su hueste,
y de sus acompañadores y seguidores, y del mal
de todo superbio trespasant, y axaitán
malendignado, y asih. rero sabio, y del arte
33r del xaitán, y del mal del rey.
Defiendo a mi persona con Alla¯h, el Grande,
ensalzado Señor de los almalaques y de Jibrı¯l,
y del alarx aquel que no se mese,
y con el nombre aquel qu’está escribto
33v sobre las tiendas del alarx, y por el nombre
aquel que es el grande engrandecido,
el alto ensalzado, y por Tus Nombres los Buenos,
por Ahia, Xarahia, Adonai,
Asbaot Axaddai, y por lo qu’esdeballó
34r Alla¯h sobre Muhámmad de la honra
y del reísmo, y esvió d’él
el arte de l’axaitán maldito,
y del mal de sus alwalíes y de sus espelonadas,
y de sus caballeros y peiones, y de su ajustamiento;
34v y del mal de todo habitant,
en el aire y en el plano, y en los montes,
y quien está en las escuridades de la tierra
y del mar, y de los adoradores de los fuegos,
y de las fuentes, y aguas, y anda
35r en los mercados, y quien se figura
como las fieras, y lobos, y fieras,
y del mal de los moradores de los planos,
y altos, y poblados,
y del mal de aquel que retienta
35v en los corazones de las gentes, de aljinnes
y personas.102 Y defiéndola con el nombre de Alla¯h,
el grande, engrandecido, el ensalzado,

101

Alcorán, 7:143.

102

Alcorán, 114:5-6.

44
mayor, aquel que es
escrito en las tiendas
36r y de alarx ensalzado. Aquel
que jalecó con Él los almalaques corajudos,
fuertes, que no desobedecen ada Alla¯h
de lo que les manda, y facen
lo que les es mandado. Y jalecó aljanna
36v y el fuego, y jalecó con el la noche
y el día. Y defiendo a mi persona,
con el nombre aquel que face morir los vivos,
y revivca los muertos, y con el nombre
aquel que s’esclarecen con él los cielos
37r y la tierra, y escubrió [
]
l’ascuredat. Y con el nombre [
]
y l’alarx aquel que no endubdado.
Y por las semblanzas altas.
Y por las gracias aquellas que no se comprende
37v [
] Nombres Fermosos, y con el nombre
[
]erado encelado, aquel
que lo amas, y te acontentas con él de todos
Tus jalecados, de quien te ruega con él. Y por todo
nombre en La Torá , y en El Avanjelio,
38r y en l’Azabur, y en l’Alqurán [
]
Y por el nombre aquel que [
]
los llevadores de Tu alarx, y Tus almalaques
en tu tierra y en tu cielo.
Y Tus eslitos de Tus jalecados.
38v [
] o amigo , o perdonado,
[ derei]taje d’ellos sobre Tú, y por el dereitaje
de los yentes a Tú. Demándote,
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Alla¯h! en que me guardes,
y me veiles de todo superbio
39r trespasant, y axaitán malen[
]
o posado, y de todo fraguador,
y nadador masculo o fembra,
y lo que reduleia sobr’ello el sol
y la luna. ¡Ensantecido! ¡Ensantecido!
39v [
] de los almalaques y de Jibrı¯l.
Demando socorro con Alla¯h, el Subtil,
Sabidor, el Grande, y con su Alqurán
el honrado -aquel que no le viene la falsia
delante d’Él, ni de saga d’Él.
40r Es esdeballado de Cient, Loado-,103

103

Alcorán, 41:42.

45
del mal de todo de mal, y del mal
de todo animal, mi Señor es tomant
con su tupet que mi Señor es sobre
camino recto.104 No hi ha fuerza
40v a ellos sobre mi, y no hi ha poder ni fuerza
sino con Alla¯h, el Alto, Grande. Avisamos
que los alwalíes de Alla¯h no hi ha miedo sobr’ellos,
ni ellos serán entristecidos.105 Avisaos
que las compañas de Alla¯h son los vincimientos,
41r Alla¯h es mi guardador, y mi defensador,
y mi alwalí, y Él es mi bastador, y sobre Él
estribo, y Él es Señor del alarx
grande. Y crezca honor Alla¯h sobre
Muhámmad y sobre los suyos, salvamiento y salve.
41v L’ALHAICAL QUINTO.
La loor es ada Alla¯h, aquel que s’han levantado los
cielos y la tierra con su cencia, y se aquedan
las estrellas con su mandamiento, y enesmenuzados
los montes con su lecencia. Y asajdan a Él
42r quien es en los cielos y en la tierra,
por gracia y por fuerza, y sus sombras
en las mañanas y tardes.106 Y asajdan
a Él, quien es en los cielos, y quien es
en la tierra, y el sol, y la luna,
42v y las estrellas, y los montes, y árboles,
y animales, y muitas de las gentes,
y muitos pertenece sobr’el l’aladab,
y quien lo avilta Alla¯h, pues no habe a Él
honrant, que Alla¯h face lo que quiere.107
43r Y defiendo a mi persona con Alla¯h, el Grande,
del mal que jalecó, y estendió, y crió,
y del mal que jalecó de todo
animal, y del mal de los acarrerantes,
sino caminant que camina con bien.
43v ¡Ye, Piadoso! Y cuando leirás L’Alqurán,
pornemos entre tú, y entre aquellos
que no creyen con la otro mundo, empara

104

Alcorán, 11:56.

105

Alcorán, 10:63.

106

Alcorán, 13:15.

107

Alcorán, 22:18.

46
cubierta.108 Y metimos delante
d’ellos empara, y de saga d’ellos
44r empara. Y turbémoslos, y ellos
no veyeron.109 Y pusimos sobre
sus corazones encerramiento, en que lo entiendan,
y en sus orellas cargación.110 Di: ¡Ye, Muhámmad!
seiet pieras, o fierro, o jalecado
44v de qu’es grande en vuestros corazones,
pues aún dirán:"¿Quién nos tornará a jalecar?"
Dijo: "Aquel que os crió la primera vegada",
pues aún abasarán a Tú sus cabezas.111
Y Alla¯h face vevir, y face morir, y a Él
45r es de tornar. Tomó vuestra [
]
y vistas, y vuestra [
]
[
]
[
]
[
]
45v [
]gant su mandamiento y ha puesto Alla¯h a todo
[
]i defiénsalos Alla¯h del mal
[
]
[
]
[
]
46r el Grande, y por el dereitaje de la razón da Alla¯h,
Honrado, y Noble. Y por el dereitaje de la ilaha illa Alla¯h
y su potestat, y la nobleza da Alla¯h, y su
grandeza. Y pusimos delante d’ ellos emparas,
y de saga d’ellos emparas, y turbémoslos
46v y ellos no veyeron.112 No viencente113
ada Alla¯h, Vincient, y no se le trespuesta
demandant, ni salva d’él fuient,
y Él es el Oyedor, Sabidor. Que Alla¯h es,
con aquellos que son temientes, y aquellos
47r que son buenos.114 Y defiendo a mi persona

108

Alcorán, 17:47.

109

Alcorán, 36:9.

110

Alcorán, 6:25.

111

Alcorán, 17:50-51.

112

Alcorán, 36:9.

113

Sic., en lugar de "vinciente".

114

Alcorán, 16:128.

47
con Alla¯h, el Piadoso de piadat, el Recosidrant,
Present, que Alla¯h es con aquellos
que son temientes, que son buenos. Asala¯m
sobre Nu¯⌡ en las gentes, que nos ansí
47v damos satisfación a los buenos.115 Dijo
a ellos sus mesajeros: "No somos sino personas
semblán que vosotros, empero Alla¯h face gracia
sobre quien quiere de sus siervos, y no es
a nos en que os vengamos con razón
48r sino con lecencia de Alla¯h". Y sobre Alla¯h pues
estriben los creyentes. Di: "Basta con Alla¯h
por testigo entre mí y vosotros, nos somos
de vuestra sirvitut negligentes.116
Desimos: "¡Ye, fuego! seieme frio
48v y salvamiento sobre Ibra¯hı¯m, y quisieron facer
con el arte, y pusímoslos los
perdidos.117 No hayas miedo de acoseguimiento,
ni hayas miedo.118 No hayas miedo, que tú
es de los seguros. No hayas miedo salvarás
49r de la compaña facien sin razón,119 y defensart ha
Alla¯h defensión honrado. Pues aún les bastará
Alla¯h, y Él es Oyedor, Sabidor. Y no hi ha
fuerza ni poder, sino con Alla¯h, el Alto,
Grande, y nuestro bastador es Alla¯h, y gloreficoso y percurador.
49v L’ALHAICAL SEISENO.
La loor es ada Alla¯h, aquel que no ha señor sino Él,
solo, que no ha parcero a Él.
Defiendo a mi persona con sus palabras las cumplidas,
las buenas, aquellas que dijo Alla¯h con ellas
50r a los cielos y a la tierra: " Venidme
por grado o por fuerza". Disieron: "Venimos
obedecientes".120 Defiéndome con Alla¯h, del mal
que será en la noche y en el día, y se afirman
sobre el los corazones, y lo veien los uellos.

115

Alcorán, 37:77-80.

116

Alcorán, 10:30.

117

Alcorán, 21:70.

118

Alcorán, 20:80.

119

Alcorán, 28:25.

120

Alcorán, 41:10.

48
50v Diles tú -¡Ye, Muhámmad!-:"¿Quién vos guardará de noche
y de día?" Del piadoso antes sos
de nombrar a su Señor apartantes.
Defiendo a mi persona con Alla¯h, del mal
de los aljinnes, y de las personas, con: qul:huwa Alla¯h
51r es Uno. Alla¯h es Señor obedecido, no engendró,
no fue engendrado, y no hi ha a Él
igual ningún.121 El Uno, Vencidor.
Quien lo guía Alla¯h, pues Él es el Guiado,
y quien lo desierra Alla¯h, pues no trobarás a él alwalí,
51v adresant.122 Él es Alla¯h, aquel que no ha señor
sino Él, Sabidor de lo absent y present,
Él es el Piadoso de la piadat. Él es Alla¯h
aquel que no ha señor sino Él, el Rey
Ensantecido, el Salvant, el Segurant,
52r el Guardador, el Honrado, el Superbio,
el Grandioso, tan bendito es Alla¯h
de lo que con Él descreyen. Él es Alla¯h,
el Jalecador, el Criador, el Figurador. A Él son
los Nombres Buenos. Atasbihen a Él
52v lo qu’está en los cielos, y en la tierra,
y Él es el Honrado, Cient.123 Diles tú, ¡Ye, Muhámmad!:
"¡Ye, descreyentes! No adoraré
a lo que vosotros adorás, ni vosotros adorarés
lo que yo adoro, ni yo adoraré lo que vosotros adorás,
53r ni vosotros adorarés lo que yo adoro.
A vosotros sia vuestro adín, y a mí seya mi adín.124
Que ellos facen arte arte,
y fago yo arte, pues despacio
a los descreyentes dales espacio un poco, paso a paso.125
53v Aunque se cuidat, aquellos que descreyeron,
tumbarte con sus vistas,
cuando oyeron L’Alqurán y decían,
que es Muhámmad endiablado. Y no era sino nombramiento
por las gentes.126 Con el nombre de Alla¯h,

121

Alcorán, 112:1-4.

122

Alcorán, 18:16.

123

Alcorán, 59:22-24.

124

Alcorán, 109:1-6.

125

Alcorán, 86:15-17.

126

Alcorán, 68:51-52.

49
54r y Ibra¯hı¯m, y Isma¯‘ı¯l, y Isha¯q,
y Yaqu¯b, y Alasba¯t, y Mu¯sà,
y Haru¯n, y Yu¯suf, y Da¯wu¯d,
y Sulayma¯n, y Zakariyya, y Yahia, y Ilya¯s,
y Du¯-Alquifli, y Alixandre,
54v y Al-Ja¯dir, y ‘I¯sa, y Muhámmad,
sobr’ellos sia l’asala¯m. Y defiéndome
con todo nombre que derrelumbres con él
en el saber de l’absensia, o lo mostres a ninguno
de las gentes. Y por el dereitaje de aquestos
55r Nombres Limpios. Y por el dereitaje
de Tu mensajero, sillo de los annabíes.
Y por el dereitaje de Ibra¯hı¯m Tu amigo, y Mu¯sà
Tu fablant, y Nu¯⌡ Tu escollido,
y por las cartas de Ibra¯hı¯m, y L’Avanjelio
55v de ‘I¯sa, y L’Azabu¯r de Da¯wu¯d, y L’Alqurán
de Muhámmad, cresca Alla¯h honor sobr’él y salve.
Y por toda revelación que le reveles. Y por el dereitaje
de Tu nombre el mayor, y por todo
nombre que nombres con el a Tu persona.
56r Demando en que me guardes de los defectos
del mundo, y de la postremería de la otro mundo.
Y por el honrado de Tu nombramiento, y la noble
de Tu loor. Y no hi ha señor ultra de Tú.
Y razona Alla¯h, ada aquellos que son temientes,
56v con su buena aventuranza, que no los tocará
el mal, ni ellos serán entristecidos.
Alla¯h es jalecador de toda cosa, y Él es,
sobre toda cosa percurador.127 Nuestro Señor
buita sobre nos sufrencia,
57r y afirma nuestros piedes, y defiénsanos
sobre las compañas de los descreyentes.128
Y vuestro bastador es Alla¯h, y gloreficoso percurador.
L’ALHAICAL SETENO.
La loor es ada Alla¯h, el Vivo, Mantenible,
57v aquel que no le toma sueño primo
ni dormimiento.129 Él de la perfección,
el de la nobleza, el de la fuerza fuert.
Aquel que Él es el que prencipia y torna,

127

Alcorán, 39:61-62.

128

Alcorán, 2:250.

129

Alcorán, 2:257.

50
el hacedor de lo que quiere. El de la fuerza
58r vincient, el Alto, el Rey,
y el Honrado en todo lugar.
El de la honra alta, el de la franqueza,
y el de la postura, y de l’alteza y nobleza,
el Uno, el Solo. El Señor obedecido,
58v aquel que no tomó mujer
ni fijo.130 Defiendo a mi persona
con Alla¯h, el Superbio, Grande -tan bendito es
Alla¯h de lo que con el descreyen,131 tan bendito es
Alla¯h, el Jalecador, Criador, el Figurador,
59r a Él son los Nombres Buenos.
Atasbihan a Él, lo qu’está en los cielos
y en la tierra, y Él es el Honrado,
Cient-132, y del mal de todo
güello mirant, y lengua fablant,
59v y orellas oyentes, y güellos
facientes fuerza, y piedes andantes,
y corazones comprendientes, y peitos
vacuos, pues quien escoita agora
troba para él estrellas guardantes.133
60r Defiendo a mi persona con Alla¯h, el Piadoso
de la piadat. A Él es el jalecar
y mandar, tan bendito es Alla¯h, el Señor
de las gentes.134 Rogad a vuestro Señor,
con humildanza y miedo, que Él
60v no ama a los trespasantes. Y no
afullés en la tierra, empués
de su adobamiento, y rogadlo
por miedo y por esperanza, que la piadat
de Alla¯h es cerca de los buenos.135
61r Defiendo a mi persona con Alla¯h, aquel
que no ha señor sino Él, de todo
superbio trespasant, y axaitán malendignado,
en piet, o posado, o envidioso,

130

Alcorán, 72:3.

131

Alcorán, 59:23.

132

Alcorán, 59:24.

133

Alcorán, 72:9.

134

Alcorán, 7:52.

135

Alcorán, 7:56.

51
o dormient, o posado o espierto. Y defiendo
61v a mi persona con Alla¯h, el esdeballador de l’Alqurán,
y Señor de la tierra y del cielo.
Y defiéndola, con el Señor de habisin,
y d’estrella relumbrant, y agua goteant,
y de piera seca, y del tomamiento del güello,
62r torna el agua del tomador del güello
al güello, y a todo güeso menudo,
y cuero primo, y sangre firme.
Pues torna la vista e así verás
de carpidoras, empués retorna
62v la vista una vegada y otra, volver s’ha
a tú la vista atancada
y el cansado.136 Con el nombre de Alla¯h,
el Piadoso de piadat. Con el nombre de Alla¯h,
y no hi ha fuerza sino con Alla¯h. Lo que quiere
63r Alla¯h, es. Y lo que Él no quiere,
no es. Y fago testigo que Alla¯h
con toda cosa es sabidor. Y Él es
sobre toda cosa poderoso. Y compriso
toda cosa en conto. Y que Alla¯h
63v revivcará a quien está en las fuesas.137
Con el nombre de Alla¯h el Criador, Vencidor, el Facient gracias,
el Abridor, Sabidor. Señor esvia
de nos, y del llevador de aquestos alháicales
siete, el mal de todo mal
64r y el asihre de todo asihrero, y el arte
del artero, y el arte del artero,
y del mal de las personas y de los aljinnes,
y del axaitán maldito. Esvia
de mí toda dolencia, y fortuna, y fiebre,
64v y dolor de cabeza, y dolor y espanto.
Y escubre de nos el asihre de todo
asihrero, y pienso, y retentamiento,
y endiablamiento, que aquello que facen
es arte de asihrero, y no es bienaventurado
65r el asihrero do quiera qu’está.138 Y Alla¯h
es millor y más durable. Conjuro sobre vosotros,
con lo que conjuró con ello Sulayma¯n fillo
de Da¯wu¯d -sobr’él sia l’asala¯m-, y con

136

Alcorán, 67:3-4.

137

Alcorán, 22:7.

138

Alcorán, 20:72.

52
lo que conjuró con ello Mu¯sà fillo de ‘Imra¯n
65v sobre los asihreros de Firaún. Con el nombre
de Alla¯h, el Bendito, el Noble.
Y con el nombre aquel que revivcó con él
‘I¯sa los muertos y sanó
los mesiellos y leprosos.139
66r Y con el nombre aquel que se humilian
a él los superbios, en que no se le acercan
ni le nuezan, desde este día,
fasta la fin del tiempo. El compañero
d’estos alháicales, en toda
66v seguridat de la seguridat de Alla¯h -‘azza wa yˆalla-,
y en el guardamiento de Alla¯h. Y con Alla¯h demando ayuda,
y sobr’Él estribo, y a Él
me acuesto. No vience ada Alla¯h
vincient, y a Alla¯h honrado es y noble.
67r Vience a toda cosa, y demuestrase
la potestad de Alla¯h sobre toda cosa.
Y fincará la cara de Alla¯h, el Vivo
Mantenible, y fenecerá toda
cosa. La razón de Alla¯h adesitadu,
67v a la razón de los superbios, y reyes,
y grandiosos, con mil, mil.
Y no hi ha fuerza ni poder sino con Alla¯h,
el Alto, Grande. Pues cuando verná
la promesa de mi Señor, meterla menuda,
68r y es la promesa de mi Señor verdadera.
Y esdeballamos del cielo
agua limpia, para que revivquemos con ella
lugar muerto, y la abebremos
a lo qu’hemos jalecado, a ganados
68v y a personas muitas. Y a lo
estreboesimos entre ellos, porque se muniesten,
y refusaron los demás de las gentes sino en desconocencia.
Y fará ir de vosotros la rudeza de l’axaitán,
y para que conligue sobre vuestros corazones,
69r y afirme con él los piedes.
Pues reveló tu Señor a los almalaques:
"Yo so con vosotros". Y afirmáronse aquellos
que creyeron, a un lanzaré en los corazones de aquellos
que descreyeron el espanto, pues ferid
69v encima de los hombros, y ferid
d’ellos a toda [ ] aquel os con qu’ellos

139

Alcorán, 3:43.

53
desamistaban ada Alla¯h y a su mesajero y quien
desamista Alla¯h, y a su mesajero, pues Alla¯h
es el de fuert merito.140 Fiere
70r con tu pied. Aqueste [
]141
[
] y Alla¯h conculle
y estiende, y a Él es de tornar.142
Y no hi ha fuerza ni poder sino con Alla¯h,
el Alto, Grande.

140

Alcorán, 8:11-13.

141

Alcorán, 38:42.

142

Alcorán, 2:246.

54
PLEGARIAS BASADAS EN LOS ASMA¯’ ALLA¯H AL-H. USNÀ (LOS MAS HERMOSOS
NOMBRES DE DIOS).
Entre todas las plegarias utilizadas por los musulmanes, ocupa un lugar especialmente
destacado la plegaria de los Asma¯’ Alla¯h al-h. usnà (Los más Hermosos Nombres de Dios).
Su origen lo encontramos en la exhortación "Dios tiene los nombres más hermosos: Rogadle
con ellos"143. Con estos nombres se refiere el citado versículo a los diferentes nombres que
Dios se otorga a sí mismo en el Alcorán y que luego los comentaristas aumentaron en número
a partir del hadiz y, en algunos casos, de la utilización del razonamiento analógico
(qiya¯s)144. En base a un hadiz transmitido por Abu¯ Hurayra (m.58/678)145 y conservado
en su compilación por Al-Buja¯rı¯ (m.256/870) y Muslim (m.261/875), desde un principio
quedó establecido que Los más Hermosos Nombres de Dios son noventa y nueve, más uno
más, oculto y desconocido.
"Abu¯ Hurayra ha dicho: "Dios tiene noventa y nueve nombres, cien menos uno. No
habrá nadie que habiéndolos guardado en su memoria no entre en el paraiso. Dios es
único y le gusta el número impar"146.
Al-Buja¯rı¯ y Muslim no recogen ninguna lista de Los más Hermosos Nombres de Dios,
pero hay otros tradicionistas que sí las ofrecen. Es el caso de Al-Tirmi_d¯ı (m.279/892)147 e
Ibn Ma¯yˆa (m.273/886)148. Ambos autores incluyen en sus obras una recopilación de Los
más Hermosos Nombres de Dios formada, como es preceptivo, por noventa y nueve nombres,
pero una y otra no coinciden plenamente149. Entre ellas hay notables diferencias, tanto de
orden, como de contenido. Aunque se pueda considerar, como indican algunos autores, que
Los más Hermosos Nombres de Dios sean más de noventa y nueve150, y aunque los

143

Alcorán, 7:180/179.

144

Ver D.Gimaret, Les noms divins en Islam: exégèse lexicographique et théologique, París, 1988, pp.37 y ss.

145

Compañero de Muhámmad y prolífico transmisor de hadices.

146

Les traditions islamiques, Al-Buha¯rı¯, traducción francesa de O.Houdas y W.Marçais, París, 1914, t.IV, p.269.

147

S. ah. ı¯h. , Al-Tirmi_d¯ı, El Cairo, 1292/1878, t.II, pp.264-265.

148

Suna¯n, Ibn Ma¯yˆa, El Cairo, 1313/1896, t.II, pp.228-229.

149

Ver D.Gimaret, ob.cit., pp.55 y ss.

150

.- "Los Nombres Fermosos de Alla¯h -‘azza wa yˆalla- son noventa i nueve, i allende d’estos tiene otros muchos",
Ms. nº 5.380 de la Biblioteca Nacional de Madrid, p.157. El sufí Ibn Barrayˆa¯n de Sevilla (m.535/1141) recoge en
su tratado sobre los Asma¯’ Alla¯h al-H. usna¯ más de 130 nombres (ver D.Gimaret, ob.cit., p.67). "Les auteurs
s’accordent, du reste, tous à dire que la liste qu’ils donnent n’est pas limitative, que le Prophète n’a nullement entendu
fixer à quatre-vingt-dix-neuf les noms de Dieu, qu’il a seulement voulu indiquer que ceux qui connaîtraient ou
réciteraient cent de ces noms assureraient leur salut; d’aucuns on dit que Dieu avait mille noms et Ibn ’Arabi trouve
que ce chiffre est trop petit." E.Doutté, Magie et religion dans l’Afrique du Nord, Alger, 1909, p.203. Ver
G.C.Anawati, "Le nom suprême de Dieu (ism Alla¯h al-A‘zam)", Atti del Terzo Congresso di Studi Arabi e Islamici,

55
diferentes listados de Los más Hermosos Nombres de Dios no coincidan plenamente151; es
generalmente aceptado en el Islam que Los más Hermosos Nombres de Dios son noventa y
nueve, cien menos uno, el Nombre Supremo152. El listado de Los más Hermosos Nombres
de Dios más conocido y utilizado por los musulmanes es el recogido por Al-Walı¯d ibn
Muslim al-Dimašqı¯ (m.195/810), de Abu¯ Hurayra153. Es el listado de uso más extendido,
desde los inicios del Islam hasta nuestros días, y podria denominarse como el listado "oficial".
Esto no implica que, a menor escala, no sean utilizados otros listados que no coinciden con
el de Al-Walı¯d ibn Muslim.
Los más Hermosos Nombres de Dios forman parte de diversas manifestaciones de la
religiosidad musulmana. Una de las prácticas más extendidas es la recitación de Los más
Hermosos Nombres de Dios, que el creyente a menudo realiza acompañandose de una subha
(sarta compuesta por 33 o 99 granos o cuentas). Se pronuncian tal como aparecen en el
listado, yuxtapuestos y sin ningún comentario, una y otra vez, a modo de letanía.
La práctica musulmana de rogar a Dios con Los más Hermosos Nombres de Dios
(Asma¯’ Alla¯h al-H. usnà), estuvo viva también entre los mudéjar-moriscos, como queda
atestiguado en los manuscritos aljamiado-moriscos. Encontramos listados de Los más
Hermosos Nombres de Dios en:
-

Biblioteca
Biblioteca
Biblioteca
Biblioteca
Biblioteca

Nacional de Madrid: nº 5378; nº 5.380; nº 5385; nº 9653.
de la Real Academia de la Historia: T-1; T-3; T-6; T-13; T-19; V-26.
de la Junta: nº 30; nº 44; nº 56.
Universidad de Cambridge: nº1.348. Dd.9.49.
British Museum: Marlow nº 7.501.

Tenemos también ejemplos de plegarias formadas con Los más Hermosos Nombres
de Dios (Asma¯’ Alla¯h al-h. usnà) comentados a modo de invocación. Unas anónimas, como la
del manuscrito nº 5.385 de la Biblioteca Nacional de Madrid, y otras, con paternidad
reconocida, como la escrita por Muhámmad Rabadán y conservada en manuscritos de Londres
y París154, o la del manuscrito nº 5.223 de la Biblioteca Nacional de Madrid fiel traducción
del Du‘a¯’ Asma¯ Alla¯h al-h. usnà, de Ibn ‘Abba¯d de Ronda(m.792/1390)155.

Napoli, 1967, pp.7-58.
151

Ver D.Gimaret, ob.cit., pp.55-83 e infra pp.203 y ss.

152

"lequel Nom suprême aurait pour particularité, selon une formule rituelle, que "quiconque invoque Dieu par
lui est exaucé, quiconque Le prie par lui se voit accorder [ce qu’il demande]" (alladı¯ ida¯ du‘iya bihi aga¯ba wa ida¯
su’ila bihi a‘ta¯).", Gimaret, D., ob.cit., p.85; Casassas,X., ob.cit., pp.104-109.
153

Ver D.Gimaret, ob.cit., pp.73-77.

154

Ver Vespertino Rodríguez, A. - Villaverde Amieva, J.C., "Los açma¯’ Alla¯h al-Huçnà en la literatura aljamiadomorisca (A propósito de los nombres de Alla¯h en Mohamed Rabadán)", en A.Temimi, 1993, pp.611-631.
155

du‘a¯’.

El manuscrito nº 5.380 de la Biblioteca Nacional de Madrid también contiene una traducción parcial de este

56
Plegaria de los Más Hermosos Nombres de Dios en forma de listado156.
7r
7v

8r

8v

9r

9v

10r

Estos son los nombres de Alla¯h, pues rogadlo con ellos.
¡Ye, Alla¯h! ¡Ye, Piadoso de piadat!
¡Ye, Rey! ¡Ye, Abarcant! ¡Ye, Poderoso! ¡Ye, Sabidor! ¡Ye, Honrado! ¡Ye, Cient!
¡Ye, Recibidor la repentecia! ¡Ye, Veyedor! ¡Ye, Ensanplán! ¡Ye, Estraño! ¡Ye,
Bastador! ¡Ye, Misalicordioso! ¡Ye, Agradecient! ¡Ye, Señor! ¡Ye, Uno!
¡Ye, Sabidor! ¡Ye, Recebient! ¡Ye, Estendient! ¡Ye, Vivo! ¡Ye, Mantenible! ¡Ye,
Rico! ¡Ye, Grande! ¡Ye, Alwalí! ¡Ye, Loado! ¡Ye, Mantenible! ¡Ye, Donant! ¡Ye,
Apresurant! ¡Ye, Sabidor! ¡Ye, Respondedor! ¡Ye, Contant! ¡Ye, Present! ¡Ye,
Perdonador!
¡Ye, Present! ¡Ye, Percurador! ¡Ye, Criador! ¡Ye, Forzant! ¡Ye, Poderoso! ¡Ye, Fazien
vivir! ¡Ye, Fazien morir! ¡Ye, Subtil! ¡Ye, Gloreficoso Rey y Gloreficoso Defensador!
¡Ye, Guardador! ¡Ye, Honrado! ¡Ye, Fazedor!
¡Ye, Amant! ¡Ye, Gran! ¡Ye, Enzalzado! ¡Ye, Fazien Gracia! ¡Ye, Jalecador! ¡Ye,
Verdad! ¡Ye, Honrado! ¡Ye, Verdadero! ¡Ye, Dlecarant! ¡Ye, Honrado! ¡Ye,
Revivcador! ¡Ye, Guiant! ¡Ye, Obridor! ¡Ye, Recebidor! ¡Ye, El del Poder! ¡Ye, El
del (?)!
¡Ye, Fuert! ¡Ye, Ordenador! ¡Ye, Fincant! ¡Ye, El de la Nobleza y Honra! ¡Ye,
Primero! ¡Ye, Saguero! ¡Ye, Parecient! ¡Ye, Entrensico! ¡Ye, Ensantecido! ¡Ye,
Salvant! ¡Ye, Segurant! ¡Ye, Guardador! ¡Ye, Honrado! ¡Ye, Poderoso!
¡Ye, Grandioso! ¡Ye, Jalecador! ¡Ye, Criador! ¡Ye, Fegurador! ¡Ye, Prencipiant! ¡Ye,
Tornador! ¡Ye, Uno! ¡Ye, Señor Obedecido! ¡Ye, Quien no engendra ni fue
engendrado, y no hi ha a Él igual ningún!

Dos versiones aljamiadas de La plegaria de los Más Hermosos Nombres de Dios
escrita por Ibn ‘Abba¯d de Ronda (m.792/1390). Se trata de una plegaria en la que el autor
expresa sus máximos anhelos espirituales de perfección en la vía mística. El texto original
árabe está repleto de terminología sufí, lo que hace que sea muy difícil de traducir. Hay que
tener en cuenta que las versiones aljamiadas que ofrecemos a continuación, resultan a menudo
incomprensibles si no se tiene a la vista el texto árbe original157.

156

La plegaria que ofrecemos aquí procede del manuscrito de la Junta nº 44. Este manuscrito contiene además:
la plegaria llamada Tahlı¯l, Los siete Alháicales, etc. Hay que tener en cuenta que esta plegaria no sigue el "listado
ortodoxo" de los Más Hermosos Nombres de Dios, sino que utiliza un listado que goza de muy poca difusión entre
los musulmanes. Sería interesante averiguar porqué en muchos manuscritos aljamiado-moriscos se prefiere utilizar
este listado en vez del "listado ortodoxo"; ver Casassas, X., ob.cit., pp.192-215.
157

El texto árabe de esta plegaria de Ibn ‘Abba¯d lo ha publicado Nuwya,P., en Lettres de direction spirituelle
(Ar-rasâ’il as-sugra), Beirut, pp.204-211.

57
Plegaria de Los Más Hermosos Nombres de Dios de Ibn ‘Abba¯d de Ronda158.
1a.- ¡Ye, Alla¯h, adorado! Guíame con Tú sobre Tú y hazme gracia de la confirmación
enta Tu seyer, con que sea yo con aquello adotrinado delante de Ti.
1b.- Guíame con Ti sobre Ti y dame arrizqi con que sea afirmado cuando Tu
encontrada, lo que sea con ello doctrinado delante de Ti.
2a.- ¡Ye, Piadoso de buenos y malos en este mundo! Habime piadad a mi con la
perfección de Tus gracias y en Tu merced, y con el cumplimiento del deseo en el redramiento
de Tus fortunas y de Tus espantos.
2b.- ¡Ye, Piadoso! Apiádame con las cumplidas de Tus gracias y con Tus ivantallas,
del dar desvio a Tus apretamientos y engostiuras que no sean continuas sobre mí ni se me
preparen.
3a.- ¡Ye, Piadoso de buenos en el otro mundo! Apiádame a mí con el entramiento de
Tu aljanna, y haber gloria con Tu acercamiento y de Tu vista.
3b.- ¡Ye, De Piedad! Apiádame con meterme en Tu aljanna y que me hagas gracia
con acercarme a Ti y con mirar a Tu cara la honrada y hermosa en Tu aljanna la gloriosa.
4a.- ¡Ye, Rey de este mundo y del otro mundo, rey cumplido perfecto! Ponme a mí
en la apleganza a la presencia de la gloria y del reísmo grande de haberes y fuerte obrante.
4b.- ¡Ye, Rey de este mundo y del otro, el del reísmo cumplido y perfecto! Méteme
a mí en llegar a la presentación de la gloria y reísmo grande, que sea de los bien obrantes.
5a.- ¡Ye, Santo! Ensantécime de las tachas y vicios y de los defallecimientos, y
alímpiame a mí de los pecados y de los males.
5b.- ¡Ye, Santo y limpio! Alímpiame de las tachas y defectos, y alínpiame de las
yerras y pecados.
6a.- ¡Ye, Salvo! Sálvame a mí de toda semblanza denostada, y ponme a mí de
aquellos que Te vernán con corazón salvo.
6b.- ¡Ye, Salvador! Sálvame de toda semblanza de disfamia, y méteme a mí de
aquellos que irán a Ti salvos sus corazones de las descreyencias.
7a.- ¡Ye, Segurador! Segúrame el día del espanto mayor, y hazme gracia a mí del
crecimiento de la creencia con Ti la parte más grande.
7b.- ¡Ye, Asegurador! Asegúrame el día del espanto mayor, y dame arrizqi con que
crezca en creyencia con Ti, y en darme buenaventura con buen cumplimiento.
8a.- ¡Ye, Mantenedor! Ponme a mí al señorío de Tu mantenimiento, veyente y
mirante; y a Tu fe y a Tu promesa, decorante y guardante.
8b.- ¡Ye, El de las prebas verdaderas! Méteme de Tus prevas las verdaderas,
atestiguante y aconsejante; y de Tus fees y fialdajes, guardante y pastoreante.
9a.- ¡Ye, Glorioso! Ponme a mí a Tu gloria de los humiles delante de Ti, y dame a
obrar a mí con las obras de los gloriosos enta Tú.

158

Hay dos manuscritos, que nosotros sepamos, que incluyan una versión aljamiada de la plegaria de Ibn ‘Abba¯d,
los manuscritos de la Biblioteca Nacional de Madrid nº 5.223 y nº 5.380. Una de las versiones, la del ms. nº 5.223,
ff.23v-33v, está completa. La otra, la del ms. nº 5.380, ff.26r-35v, sólo contiene le texto correspondiente a los
primeros cuarenta nombres de Dios. Ofrecemos conjuntamente las dos versiones para que puedan ser comparadas con
mayor facilidad. A=ms.nº 5.223 y B=ms. nº5.380. Hay que resaltar que el listado a partir del cual está construida esta
plegaria de tono y contenido místico-sufí es el "listado ortodoxo".

58
9b.- ¡Ye, Honrado! Méteme a mí de los humildes a Tu grande honra delante de Ti,
y empléame en que obre con las obras de los honrados delante de Ti.
10a.- ¡Ye, Poderoso! Suelda mi estamiento con la concordanza de Tu voluntad, y no
me pongas a mí soberbio sobre Tus siervos.
10b.- ¡Ye, Soberbio! Ensoberbece mi estado en concordarme con Tu querimiento, y
no me metas en que me ensoberbezca sobre Tus siervos.
11a.- ¡Ye, Grandísimo! Ponme a mí de los humiles a Tu grandeza, humiles a Tu
juicio y a Tu sentencia.
11b.- ¡Ye, Engrandecido! Méteme de aquellos que se humillan a Tu grandeza y se
jusmeten a Tu juzgo y a Tu ordinación.
12a.- ¡Ye, Criador! Cría en mi corazón concordanza de ubedén, y defiénsame a mí
entre Tus criados de toda tortura y perseguimiento.
12b.- ¡Ye, Jalecador! Jaleca en mi corazón el concordar en Tu obidiencia, y guárdame
entre Tus jalecados de toda injuria y persecución.
13a.- ¡Ye, Formador! Ponme a mí de los mejores de los formados, y costúmbrame
con costumbres buenos altos.
13b.- ¡Ye, Criador! Méteme de los mejores de las criaturas, y forma en mí las
mejores de las costumbres y crianzas.
14a.- ¡Ye, Figurador! Fegúrame a mí con la figura de Tu servicio, y dame claredad
con la claredad de la conocencia de Tu señorío.
14b.- ¡Ye, Figurador! Figúrame con la figura de Tu servitud, y alúmbrame con la
claredad de conocer Tu señorío.
15a.- ¡Ye, Perdonador! Perdóname a mí todos los grandes pecados y los chicos, y las
sobrevientas de las neglijencias y las presumiciones de las voluntades.
15b.- ¡Ye, Perdonador! Perdóname todos los pecados grandes y chicos, y lo
acometido con ignorancia y lo imaginado en los sentidos.
16a.- ¡Ye, El de la gran fuerza! Pon delante de mis ojos Tu gran fuerza, y no me
segures que no haya miedo a Tu aladab.
16b.- ¡Ye, Vencedor! Hazme atestiguar con Tu vencita, y no me hagas que me tenga
por seguro de Tus artes.
17a.- ¡Ye, Donador! Dame a mí de las cumplidas de Tus donaciones lo que me haga
llegar a Tu apagamiento.
17b.- ¡Ye, Dadivoso! Dame de las cumplidas de Tus dádivas lo que me haga llegar
a Tu apaganza.
18a.- ¡Ye, Arrizqador! Dame arrizque y saber provechoso, y arrizque halal ancho.
18b.- ¡Ye, Dante arrizqi! Dame arrizqui en sabiduria aprovechante, y arrizqui halal
ancho.
19a.- ¡Ye, Conquistador! Abre a mí las puertas de la bienaventuranza, y certefícame
a mí con las certeficaciones de los de la buena voluntad.
19b.- ¡Ye, Abridor! Abreme las puertas de la buenaventura, y certifícame con el
certificamiento de los del querimiento, aquéllos que quieren lo que quiere Alla¯h.
20a.- ¡Ye, Sabidor! Demuéstrame a mí de Tu saber lo que Tú seas pagado con aquello
de mí.
20b.- ¡Ye, Sabidor! Enséñame de Tu sabiduría lo que Te acontentes con ello de mí,
y no me comprehendas por lo que sabes Tú que hay en mí.

59
21a-22a.- ¡Ye, Receptor! ¡Ye Franqueador! Recibe a mí del peseguimiento de los
reclamamientos de la persona, y afranquea y tiendi mi cobdicia con movimiento de las gracias
de la consolación.
21b-22b.- ¡Ye, Detenedor! Detenme de seguir lo que llama a los apetitos de la
personativa. ¡Ye, Estendedor! Estiende mi codicia en obedecerte en apiadar a las gentes.
23a-24a.- ¡Ye, Abexador! ¡Ye Levantador! Abaxa a mí mis delicios por demandar
Tus amoríos, y levántame a mí con Tu acercamiento y con aplegarme a Tu partida.
23b-24b.- ¡Ye, Abaxador! Abaxa a mí el apetito por el codiciar Tu amoranza. ¡Ye,
Devantador! Devántame con Tu acercamiento y la bandera de Tu estandarte.
25a-26a.- ¡Ye, Honrador! ¡Ye Avilador! Honra a mí con la honra de la unidad y de
la creencia, y no me aviles con seguir los pasos del diablo.
25b-26b.- ¡Ye, Honrador! Hónrame con la honra de la unidad y de la creyencia. ¡Ye,
Aviltador! No me aviltes con seguir los mandamientos del axaitán y sus pisadas.
27a.- ¡Ye, Oidor! Dame a oír a mí con las piadosas de Tus nuevas, quien sabes en
él el bien, y ponme a mí de los guardantes a Tu oída y a Tu vista en todo devedamiento y
mandamiento.
27b.- ¡Ye, Oidor! Dame a oír con la sutil de Tu oída a quien enseñaste en el bien, y
a quien sabes que en él está el bien; y méteme de los que guardan por Tu oída y Tu vista en
todo devedamiento y mandamiento.
28a.- ¡Ye, Veyente! Ponme a mí veyente en Tu adín enta el mezclamiento de los
hechos, de miramiento perfecto en el redramiento de todo pecado hara¯m.
28b.- ¡Ye, Veedor! Méteme veedor en Tu adín, y en los dudosos de los fechos avisado
cumplido en detenerme de toda cosa vedada.
29a.- ¡Ye, Juje! Ponme a mí al juicio de Tu voluntad desenparante y a los juicios de
Tu xara engrandecedor.
29b.- ¡Ye, Juez! Méteme en el juzgo de Tu creyencia en que sea muslim
engrandecedor de los juzgos de Tu xar‘a.
30a.- ¡Ye, Derechero! Ponme a mí de quien mantiene la justicia en todas sus obras,
y plega de la puyanza en los grados de la bondad al cabo de su cobdicia.
30b.- ¡Ye, Justo! Méteme de los que mantienen lo justo en todos sus fechos, y en
todas sus obras, y llegantes en el subimiento a las gradas de los buenos las fines de sus
codicias.
31a.- ¡Ye, Piadoso! Apiádame a mí en Tu ordenación y en Tu sentencia, y dame parte
a mí la cumplida de Tu honra y de Tus gracias.
31b.- ¡Ye, Subtil! Asubtílame en Tu juzgo y en Tu ordinación, y reparte en mí de las
cumplidas de Tus gracias.
32a.- ¡Ye, Sabidor de los secretos! Ponme a mí sabio con las escondidas de mis
tachas, demandante perdón de todos mis pecados.
32b.- ¡Ye, Sabidor! Méteme sabidor de las secretas de mis tachas, y demandante
perdón de todos mis pecados.
33a.- ¡Ye, Simple! Adotríname a mí con dotrinas de simpleza, y certefícame a mí con
las certeficaciones del saber.
33b.- ¡Ye, Paciente! Jaléqame con los costumbres de la paciencia, y certifícame con
la certificación de la sabiduría.

60
34a.- ¡Ye, Grande, que Su grandeza no pueden abarcar con ella las maginaciones de
los pensadores! Hazme a mí de gran majinación en el puyar en los lugares de los de las
honestades.
34b.-¡Ye, Grande, que Su grandeza no abarcan los pensamientos de los pensadores!
Pues méteme de grande pensar en concordar en las gradas de los bienaventurados!
35a.- ¡Ye, Perdonador! Perdóname a mí todas las yerras y los pecados, y plégame
a mí de los de Tu apagamiento al cabo de lo cobdiciado.
35b.- ¡Ye, Perdonante! Perdóname todas las yerras y pecados, y hazme llegar en Tu
apaganza al fin de lo codiciado.
36a.- ¡Ye, Agradeciente! Hazme a mí agradeciente a la gracia que has hecho con ella
sobre mí de Tus gracias, remembrante a Tus bondades y a Tus gracias.
36b.- ¡Ye, Agradeciente! Méteme agradeciente de lo que as fecho gracia con ello
sobre mí con Tus gracias, y nombrador de Tus bienes y ivantallas.
37a.- ¡Ye, Altísimo, que Te pertenecen las semblanzas de la alteza y de la nobleza!
Hazme a mí en Tu poder, de los altos en las gradas del cumplimiento.
37b.- ¡Ye, Alto, el perteneciente con las semblanzas altas y con la nobleza! Méteme
en Tu poder de los altos en las gradas del cumplimiento.
38a.- ¡Ye, Grandísimo, pues no hay grande sino Él en resguarde a Su grandeza
menospreciado! Hazme a mí de los grandes especialados con el reísmo mayor.
38b.- ¡Ye, Mayor, pues no hay grande que no se allegue a Tu mayoría que no sea
menospreciado! Pues méteme de los grandes, aquéllos que son especialados con el reísmo
grande.
39a.- ¡Ye, Guardador! Guárdame a mí de la caída de los convinientes de Tu aladab,
y hazme a mí guardador de lo que me has dado a guardar a mí de Tu Alkita¯b.
39b.- ¡Ye, Guardador! Guárdame que no caiga en lo que se me adeudezca por ello
Tu aladab, y meteme que sea guardante de lo que me has mandado guardar en Tu Alqurán
el Honrado.
40a.- ¡Oh, Gobernador! Gobiérname a mí en público y en secreto con la mejor de
las provisiones, y ayudame a mí sobre Tu obedencia en todas las horas.
40b.-¡Ye, Asignador! Asígname en pareciente y en intrínsico con la mejor de las
signaciones, y favoreceme sobre Tu obidencia en todas las horas y tiempos.
41a.- ¡Ye, Contador! Dame a obrar con el conto antes del día del conto y de la
demanda del juicio, y sey mi bastador en todos los estamientos.
42a.- ¡Ye, Noble! Pues no hay noble que no sea a Tu nobleza humil. Hazme a mí de
Tu temor y de Tu nobleza en lugar honesto.
43a.- ¡Ye, Honrado! Hazme a mí de los honrados con Tu obedencia y Tu amor, y
hónrame a mí con mirar a Tu cara la honrada en Tu vecindad y en Tu aljanna.
44a.- ¡Ye, Reconocedor! Dame arrizque de Tu reconocimiento lo que me debiede a
mí de las desobedencias, y de la presencia de Tu acercamiento lo que haga ir a los
reclamamientos de la negligencia y de la olvidanza.
45a.- ¡Oh, Respondedor! Respondi a quien Te ruega con Tus Nombres Buenos y Te
demanda, y hazme a mí de aquéllos que responden a Tu mandamiento y siguen Tus annabíes.
46a.- ¡Ye, Bastador, que abasta a toda cosa Tu piadad y Tu saber! Dame bastamiento
de Tu piadad la más cumplida parte y la más bastante parte.
47a.- ¡Ye, Ciente! Pues Tu cencia no sale cosa ninguna de ella. Dame a mí cencia que
me lieve sobre los buenos hechos y dexar los feos de ellos.

61
48a.- ¡Oh, Bienquisto! Que ama a Sus amigos y a Sus eslitos los cercanos. Pon en
mi corazón amorío a Ti, y ponme a mí amorío en los corazones de los creyentes.
49a.- ¡Ye, Honrable! Con entinción de gran hecho y de comprendimiento de bondad.
Dame arrizque de la honra lo que sea al cabo de la poseblidad, y de la honra en la honor de
la persona.
50a.- ¡Ye Revivcador! Revivcame a mí las majinaciones del bien de los cofres del
secreto. Y gualardóname el Día del Revivcamiento con cumplido gualardón y hermosa honra.
51a.- ¡Oh, Testemonio! Hazme a mí a Tu presencia temeroso, y con Tu saber
bastante.
52a.- ¡Oh, Verdadero! Averdadeci mi esperanza en el plegamiento de la verdad de
las certeficaciones de Tu unidad, y dame a obrar con mantener Tu delitaje y pararme sobre
la signación de Tus mandamientos.
53a.- ¡Oh, Percurador! Hazme a mí de aquéllos que estriban sobre Ti en los hechos
todos y no me dexes estribar en mi persona pestañada de ojo ni menos de aquello.
54a.- ¡Oh, Formador! Dame fuerza a mí sobre obrar toda obedencia y honra, y
riédrame del mal de mi persona y del mal de todo mal.
55a.- ¡Oh, Firme! Pon mi adín firme y mi certenidad fuerte honrado.
56a.- ¡Ye, Adbogado! Hazme a mí a Tu abogación a mí abogado, y a guardar Tus
deleitajes cumpliente.
57a.- ¡Ye, Loado! Hazme a mí de los loantes a Tú y de los agradecientes, y
complégame a mí debaxo de la seña de la loación en la compañía de los annabíes, y de los
verdaderos, y de los mártiles y de los buenos.
58a.- ¡Ye, Contador toda cosa por cuento y por abarcamiento y por cantidad! Hazme
a mí de los contadores de Tus nombres con afirmamiento, y fuerza y sumar.
59a-60a.- ¡Ye, Comenzador y Tornador las almas a los cuerpos! Hazme a mí de
aquéllos que comienzan con lo que Tú amas sobre lo que ellos aman y eslitan, y se tornan
a Tu puerta con verdadera estribanza y pobresa.
61a-62a.- ¡Oh, Revivcador! ¡Oh, Matador! Revivca mi corazón con seyer de Tu
unidad y de Tu conocencia, y mata mi persona con la presencia de Tu grandeza y de Tu
temor.
63a.- ¡Oh, Vivo! Dame vida, vida que sea limpia buena, y dame a beber del bebraje
de Tu amorío el más dulce.
64a.- ¡Oh, Mantenedor! Dame a mí de la conocencia de Tu mantenimiento con que
yo huelgue con él del treballo; del regimiento de la presencia de Tus piadades con que se
alivianezca con él toda grabieza.
65a.- ¡Oh Rico! Dame riqueza a mí de Tu franqueza, riqueza cumplida y que haya
seyer, y dame ad alcanzar de la conocencia de Tu seyer donación cumplida y franqueza.
66a.- ¡Ye, Honorable, que Sus semblanzas son honorables y Sus nombres son buenos!
Dame a mí de la honorable ansia, con que yo puye con ello a la corte más alta.
67a.- ¡Ye, Uno! Hazme a mí aunante con seyer de Tu unidad, ayudado con la
presencia de Tu unidad.
68a.- ¡Ye Aquél que no come ni bebe! Dame en arrizque servitud que pertenezca
continuación de Tu presencia, y hazme a mí de aquellos que son obidientes a Tú con su ansia
en todos los hechos.
69a.- ¡Oh, Poderoso! Firme a mí poder santo bueno para percazar las obedencias, y
fuerza devedante de trascabalgar las contradiciones.

62
70a.- ¡Ye, Poderoso! Hazme a mí con la presencia de Tu poder y con su temor de
quien son castigados delante de Ti en sus asentamientos y sus movimientos.
71a-72a.- ¡Oh, Delantador! ¡Oh, Azagueador! Adelántame a mí en la compañía de
los adelantados a la Casa de la Paz, y no me azagues con los perdidos por el ganamiento de
los pecados.
73a-74a.- ¡Oh, Primero! ¡Oh, Zaguero! Escribe a mí en Tu poder en los precios de
los adelantados, y silla mi fin con los sillos de los de la certeficanza.
75a-76a.- ¡Ye, presente! ¡Ye, Entrínsico! Enfermosea mi pacencia con las apleganzas
del adín, y enfermosea mi secreto con las piadades de la certificación.
77a.- ¡Ye, Adbogado! Enpara a mí con Tu guiamento, y hazme a mí de Tus
especialados y de los de Tu percura.
78a.- ¡Oh, Altísimo! Dame arrizque de la presencia de Tu alteza lo que haga
esclarecer las escuredades y haga declarar las cosas dubdosas.
79a.- ¡Ye, Honrado! Hazme a mí en poder Tuyo honrado temeroso, y de Tu honra
con mí que seas contento y pagado.
80a.- ¡Oh, Repintiente! Dame en arrizque que yo haga a Ti repintencia leal, que no
dexe a mí a las contradiciones encantamiento ni acostamiento.
81a.- ¡Oh, Tomador de venganza! No tomes venganza de mí con el ganamiento del
pecado, y adrézame a mí el buen dicho y obra.
82a.- ¡Oh, Pareciente! Da pasada de mí por Tu ivantaja y Tu bondad, y dame a obrar
con Tu honra y Tu gracia.
83a.- ¡Oh, Perdonador! Sey con mí en las dos casas perdonador piadoso, y dame
parte a mí de la misaricordia con los creyentes parte cumplida y parte grande.
84a.- ¡Ye, Rey del reísmo! Defiéndome con Ti del camino de la perdición.
85a.- ¡Ye, El de la nobleza y de la honra! Defiéndeme a mí de la yerror y de las
sinrazones.
86a.- ¡Ye, Justiciero! Dame a obrar a mí con la justicia en todos mis estamientos por
Tu bondad, por Tu ivantaja y no obres en mí con Tu justicia y igualdad.
87a.- ¡Ye, Juntador! Ajunta los espartimientos de mi seyer en ajuntar el ajuntamiento
delante de Ti, y dame en arrizque el Día del Ajuntamiento Tu acercamiento y el mirar a Ti.
88a.- ¡Ye, Rico! Hazme a mí rico con mi menester a Tu honra y a Tu ivantaja, y sey
con mí piadoso el día de mi venida sobre Tú por Tu piadad y Tu hermosura.
89a.- ¡Ye, Conflexante! Dame conflexamiento de los mundos todos con detajarme
enta Tú, y hazme gracia a mí sobre mis hechos con verdadera estribanza sobre Tú.
90a.- ¡Oh, Devedante! Deviedame a mí con la piadad de Tu cara del mal de los
malos, y guardame a mí con la hermosura de Tu guarda del entramiento de los pecados.
91a-92a.- ¡Ye, Nocedor! ¡Ye, Provechoso! Hazme a mí de quien nuece este mundo
para demandar el otro, y dexa su delicia y su cobdicia por la presencia del provecho alabado.
93a.- ¡Ye, Luz de los cielos y de la tierra con entinción del guiamiento a los que
pertenecen y adrezamiento! Hazme a mí luz que vaya con ello con los siervos.
94a.- ¡Oh, Guiador! Guíame a mí a las buenas obras, y enfermoséame a mí con el
más honrado de los estamientos.
95a.- ¡Oh, Criador de los cielos y de la tierra sin serrazón ni semblanza!
Demuéstrame a mí de las delgadezas de Tu ciencia lo que deseche toda dubdanza y quede
clara toda figura.

63
96a.- ¡Oh, Fincante, pues no hay cabo a Su fincanza ni zaguería! Dame a mí del lugar
de la fincanza parte más cumplida.
97a.- ¡Oh, Heredero! Especiálame a mí de los herederos de Tus probidades con lugar
honrado, y hazme a mí por Tu ivantaja de los herederos de Tu aljanna de gloria.
98a.- ¡Oh, Adrezador! Adrézame a mí a Tu obedencia y a Tu amorío, y hazme a mí
adrezador a Tus siervos al camino de Tu unidad y de Tu conocencia.
99a.- ¡Oh, Paciente! Dame pacencia sobre Tu obedencia y de Tu desobedencia, y
hazme a mí paciente en Tus fortunas y en Tus espacios.

64
PLEGARIA DEL TIPO TASBIH.
El tasbı¯h. 159 es la pronunciación de la fórmula religiosa: Subh. a¯na Alla¯h (Alabado sea
Dios160). Por extensión se llama tasbı¯h. a un tipo de plegaria que se caracteriza por empezar
y estar compuesta por uno o varios tasbı¯h. .
Serie de tasbı¯h. atribuidos a los profetas161.
32r

Estos son los atasbı¯h. es de los annabíes -sobre ellos la salam-.

32v

Atasbı¯h. de Ada¯m nuestro padre -sobre él la salam-: Tan bendito e[s] Alla¯h el vivo
paséfico el granado honrado. Tan bendito es Alla¯h
el granado de granidat. Tan bendito e[s] Alla¯h y tan loado.

33r

L’atasbı¯h. de Nu¯h. -‘alayhi al-sala¯m-: Tan bendito e[s] Alla¯h el Alto loado. Tan
bendito e[s] el Formador Criador. Tan bendito e[s] el Fermoso
orrencioso de muita piadat.

33v

34r

34v

L’atasbı¯h. de Yu¯nus -‘alayhi al-sala¯m-. Dize Alla¯h -tan bendito e[s] y tan alto-: Y el
del pez ballena cuando s’iba airado y cuidaba que podríamos sobr’el, rogó en las
escuredades
de la mar: "An la ilaha ila anta (que no hi ha Señor sino Tú). Yo he sabido de los
errados". Respondímosle y escapémoslo de la congoxa. Y así escapemos a los
creyentes.
L’atasbı¯h. de Ayyu¯b -‘alayhi al-sala¯m-:
Tan bendito e[s] el Noble gracioso. Tan bendito e[s] el Rico loado. Tan bendito e[s]
el que tira la fortuna. Tan bendito e[s] el que decamia los tiempos.
L’atasbı¯h. de Yah. yà -‘alayhi al-sala¯m-: Tan bendito e[s] el Uno alto de gran altura.
Tan bendito e[s]
el Revivcador heredero. Tan bendito e[s] el Piadoso durable. Tan bendito e[s] el Señor
de las gentes.
L’atasbı¯h. de Zakariyya -‘alayhi al-sala¯m-: Tan bendito e[s] quien no apartan cosa
de su señorío. Tan bendito e[s] el que no con-

159

Muchas son las aleyas alcoránicas en las que se recuerda al creyente los beneficios y la necesidad de
pronunciar el tasbı¯h. : Alcorán 21:20; 40:7; 56:74; 87:1; 110:3; etc. Sobre las excelencias del tasbı¯h. , su legitimación
tanto en el Alcorán como en los hadices, y su significado; ver, Al-T. u¯rt.u¯šı¯, ob.cit., pp.163-178.
160

Normalmente los autores de los manuscritos aljamiados moriscos traducen Subh. a¯na Alla¯h por "Tan bendito
es Alla¯h".
161

Estos tasbı¯h. proceden del manuscrito nº 56 de la Junta.

65
35r

pelen los del mundo ad agradecer sus gracias.
L’atasbı¯h. de Idrı¯s -‘alayhi al-sala¯m-: Tan bendito e[s] el Alto de la alta altura. Tan
bendito e[s] quien se apoiad162 en l’alhawa. Tan bendito e[s] y tan alto.

35v
36r

36v

37r

L’atasbı¯h. de Yu¯su¯f -‘alayhi al-sala¯m-:
Tan bendito e[s] quien él es paséfico que no se opresora. Tan bendito e[s] quien es
recositrador que no se olvida. Tan bendito es el franco sin escasía.
Tan bendito es el Rico que no nprobrece163.
L’atasbı¯h. de S. a¯lih. -‘alayhi al-sala¯m-: Tan bendito e[s] quien es firme sin queimiento.
Tan bendito es quien es rico sin menester. Tan bendito es y tan loado.
Y tan loado Señor como Tu loación. No hi ha señor sino Tú. Feito e mal enjureyado
mi alma apiadame. Tú eres Señor de piadat. Tan bendito es Señor y tan loado. No hi
ha señor sino Tú. Mi Señor he feito
Tan bendito es el quesado a él. Que Tú eres señor de las gentes.

A parte de los tasbı¯h. de corta extensión que acabamos de ofrecer, en los manuscritos
aljamiado-moriscos también se encuentran tasbı¯h. mucho más extensos. Como el que
ofrecemos a continuación y del cual el autor aun está por identificar164.
71v
Y tan bendito es el Grande o que noble es.
Y tan bendito es el Noble o que honrado es.
Y tan bendito es el Honrado o que honrado es.
Y tan bendito es el Honrado o que grande es.
Y tan bendito es el Grande o que miselicordioso es.
72r
Y tan bendito es el Miselicordioso o que alto es.
Y tan bendito es Alla¯h o que resplandeciente es.
Y tan bendito es el Resplandeciente o que apuesto es.
Y tan bendito es el Apuesto o que relumbrante es.
Y tan bendito es el Relumbrant o que parecient es.
72v
Y tan bendito es el Parecient o que escondido es.
Y tan bendito es el escondido o que sabio es.
Y tan bendito es el Sabio o que honrado es.
Y tan bendito es el Honrado o que piadoso es.
Y tan bendito es el Piadoso o que veyedor es.
73r
Y tan bendito es el Veyedor o que oyedor es.
Y tan bendito es el Oyedor o que guardante es.
Y tan bendito es el Guardador o que rico es.
Y tan bendito es el Rico o que cumpliente es.
Y tan bendito es el Cumplido o que rico es.

162

sic.

163

sic.

164

Este tasbı¯h. forma parte de la plegarias que se recogen en el manuscrito nº 44 de la Junta.

66
73v

74r

74v

75r

75v

76r

76v

77r

77v

78r

Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y
Y

tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan
tan

bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito
bendito

es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es
es

el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el
el

Rico o que donador es.
Donador o que ensanplant es.
Ensanplant o que franco es.
Franco o que ivantallant es.
Ivantallant o que fazien gracia es.
Fazer gracia o que señor es.
Señor o que piadoso es.
Piadoso o que fuerte es.
Fuerte o que poderoso es.
Poderoso o que loado es.
Loado o que ciente es.
Ciente o que fazien fuerza es.
Fazien fuerza o que mantenible es.
Mantenible o que durable es.
Durable o que fincant es.
Fincant o que solo es.
Solo o que uno es.
Uno o que señor obedecido es.
Señor Obedecido o que rey es.
Rey o que alwalí es.
Alwalí o que cumplido es.
Cumplido o que perfecto es.
Perfecto o que maravilloso es.
Maravilloso o que precioso es.
Precioso o que luent es.
Luent o que cerca es.
Cerca o que devante es.
Devedant o que vincient es.
Vencidor o que perdonador es.
Perdonador o que bueno es.
Bueno o que fermoso es.
Fermoso o que resibient es.
Resibient o que agradecient es.
Agradecient o que perdonador es.
Perdonador o que honrado es.
Honrado o que soberbio es.
Soberbio o que verdadero es.
Verdadero o que ivantallante es.
Ivantallant o que juje es.
Juje o que delibrant es.
Delibrant o que piadoso es.
Piadoso o que jalecador es.
Jalecador o que vencidor es.
Vencidor o que enseñoriant es.
Enseñoriant o que alto es.
Alto o que honrado es.

67

79r

79v

80r

80v

81r

Y tan bendito es el Honrado o que ensantecido es.
Y tan bendito es el Ensantecido o que resibient es.
Y tan bendito es el Resibient o que vencidor es.
Y tan bendito es el Vencidor o que verdadero es.
Y tan bendito es el Verdadero o que honrado es.
Y tan bendito es el Honrado o que amoroso es.
Y tan bendito es el Amoroso o que presiente es.
Y tan bendito es el Presiente o que purificado es.
Y tan bendito es el Purificado o que fincante es.
Y tan bendito es el Fincant o que prensipiant es.
Y tan bendito es el Prensipiant o que tornador es.
Y tan bendito es el Tornador o que criador es.
Y tan bendito es el Criador o que donador es.
Y tan bendito es el Donador o que repentient es.
Y tan bendito es el Repentient o que franco es.
Y tan bendito es el Franco o que avisado es.
Y tan bendito es el Avisado o que salvante es.
Y tan bendito es el Salvant o que sanante es.
Y tan bendito es el Sanant o que salvante es.
Y tan bendito es el Salvant o que criador es.
Y tan bendito es el Criador o que demostrante es.
Y tan bendito es el Demostrant o que demandador es.
Y tan bendito es el Demandador o que acoseguidante es.
Y tan bendito es el Acoseguidor o que miselicordioso es.
Y tan bendito es el Misalicordioso o que justo es.
Y tan bendito es el Justo o que fuerte es.
Y tan bendito es el Fuerte o que percurador es.
Y tan bendito es el Percurador o que emparante es.
Y tan bendito es el Emparant o que presente es.
Y tan bendito es el Alla¯h el Grande y con su loor.
Y la loor es ad Alla¯h. No hi ha señor sino Alla¯h solo, que no ha aparcero a Él. Y fago
testigo que Muhámmad es Su siervo y su mesajero -crezca Alla¯h honor sobre él y
sobre los suyos. Y no hi ha fuerza ni poder sino en Él, el Alto, el Grande.

68
PLEGARIAS VARIAS PARA DISTINTAS CIRCUNSTANCIAS
Hasta ahora hemos presentado plegarias que forman parte de un género concreto de
plegaria, claramente delimitado y reconocido por la tradición islámica. Hay muchos otros
géneros de plegarias que no hemos mencionado aquí y de las que no presentamos ejemplos
en este trabajo. La religiosidad musulmana en este, como en otros muchos aspectos, es de una
riqueza enorme y el vocabulario árabe para referirse a los diferentes tipos y modalidades de
plegarias es muy amplio y lleno de matices165.
Presentamos a continuación en el presente capítulo un grupo heterogéneo de plegarias
utilizadas en diferentes situaciones y con distinta finalidad.
Plegaria para ser recitada al ir a dormir166.
29r

Esto es lo que dezía l’Annabi -s. alla Alla¯hu ‘alayhi wa sallama- cuando quería dormir:
"Señor, a Ti derrincolo mi persona. Y a Ti porcaro mi cara. Y a Ti enpodereyo mi
fecho. Y a Ti acuesto mi cuerpo con temor
y con deseyo. A Ti que no hi ha acuesto ni escapo de Ti sino a Ti. Creyo con Tu y
con Tu Alcorán aquel que bas[ast]es. Y con Tu Annabi, aquel que envi[ast]es
¡Ye, Piadoso de piadat!
Más Señor rogaba: "Con Tú anochesco y amanezco, y vivo y morré. Y a Ti será mi
tornada.
¡Señor! Si reternás mi alma, perdónala. Y si la soltarás
guardala a mi como guard[ast]es a Tus siervos los buenos y amados. ¡Señor de Jibrı¯l
y de Mikaı¯l y de Sarafı¯l y de ‘Azraı¯l! Perdóname por Tu arrahma. ¡Ye, Piadoso de
piadat!

29v
30r

30v

Plegaria para ser recitada al compartir la comida con alguien que tiene una enfermedad
contagiosa167.
324v.-

En el nombre de Alla¯h. Afirmando con Alla¯h y estribando sobre Él.

Plegaria para ser recitada después de haber comido168.
325r.-

165

¡Señor Alla¯h! Mete bendición a nos en ello y proviéndanos con mejor que ello.

Ver Casassas,X., ob.cit., pp.90-99.

166

Plegaria recogida en el manuscrito nº 56 de la Junta. Como se dice en el propio texto se trataría de una
plegaria utilizada por el propio Muhámmad.
167

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

168

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

69
Plegaria para ser recitada después de haber bebido leche169.
326r.-

¡Señor Alla¯h! Mete bendición a nos en ello y crécenos de ello.

Plegaria para ser recitada al lavarse las manos después de comer170.
325v.-

Las loores ada Alla¯h, aquel que da a comer y no come. Fizo gracia sobre nos
que nos guió, y nos provendo, y nos abrebó y con toda reprobación buena nos
reprobó.

Plegaria para ser recitada por el creyente en favor de quien le ha ofrecido comida o
bebida171.
325v.-

¡Señor Alla¯h! Mete bendición en lo que les diste arrizque y perdónalos y
apiádalos. ¡Señor Alla¯h! Da a comer a quien me da a comer. Y abebra a quien me da
bebra.

Plegarias que se recitan durante la realización de los diferentes ritos que forman parte del
h. ayˆyˆ.
Plegaria que debe recitarse sobre la colina de Al-S. afa¯172.
336r.-

Alla¯h es mayor. No hay señor sino Alla¯h solo. No hay aparcero a Él. A Él es
el reísmo y a Él es la loor. Y Él es sobre toda cosa poderoso. No hay señor sino Alla¯h
solo. Delibró Su promesa y dió vencita a Su siervo y vinció las güestes solo.

Plegaria para ser recitada durante el sa‘y, corrida entre las dos colinas de Al-S. afa¯ y AlMarwa173.
336v.-

Señor perdona y apiada que Tú eres el fuerte honrado.

Plegaria para ser recitada en el valle de ‘Arafa¯t174.
336v.-

No hay señor sino Alla¯h solo. No hay aparcero a Él. A Él es el reísmo y a Él
es la loor. Y Él es sobre toda cosa poderoso. ¡Señor Alla¯h! Mete en mi corazón

169

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

170

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

171

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

172

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

173

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

174

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

70
claredad, y en mi oido claredad, y en mi vista claredad. Señor Alla¯h, esclarece a mí
mi corazón. Y alimpia a mí mi fexo. Y defiéndome con Ti de la tentación del corazón.
Y de la diversidad del fexo y del escándalo de la fosa.
337r.- ¡Señor Alla¯h! Yo me defiendo con Ti del mal que dentra en la noche y del mal que
dentra en el día, y del mal que mueven con él los vientos.
Plegarias contra los malos pensamientos, las tribulaciones y el demonio.
Plegaria para ser recitada contra las tribulaciones175.
294v.-

Señor de los cielos siete y lo que cercan. Y Señor de las tierras y lo que
sostienen. Señor de los axaitanes y lo que yerran. Sey a mi socorriente y defendiente
del mal de Tus jalecados todos, en que no se acuite sobre mi ninguno dellos, ni que
hayan de perjudicar. Fuerte es Tu defensión y benditos son Tus nombres.

Plegaria para ser recitada contra malos pensamientos y congojas176.
272v.-

Señor Alla¯h, yo me defiendo con Tú del cuidado y de la tristeza. Y defiéndome
con Ti del defallecimiento de la pereza. Y defiéndome con Ti de la cobardía y de la
escasez. Y defiéndome con Ti del vencimiento de las devdas, y del vencimiento de
los hombres.

Plegaria para ser recitada contra el demonio177.
289r.-

Defiéndome con Alla¯h del axaitán apedreado por maldito.

Plegarias relacionadas con el matrimonio.
Plegaria para ser recitada para pedir una mujer a Dios178.
318r.-

¡Señor Alla¯h! Tú eres poderoso y yo no soy poderoso. Y Tú eres sabidor, y yo
no soy sabidor. Y Tú eres sabidor de los secretos. Si tú sabes que fulana -y nombrarla
has y por su nombre- es bueno para mí en mi adín, y en mi mundo y en mi otra vida;
pues juzga y ordena que sea para mí. Y si es que en otra mujer fueras de ella es mejor
a mí en mi mundo y en mi adín, en mi otra vida; pues ordena y juzga que sea para
mí. ¡Ye, El de la Honra! ¡Ye, El de la Nobleza!

175

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

176

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

177

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

178

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

71
Plegaria para ser recitada para desear el bien a los recien casados179.
343v.-

Dete bendición Alla¯h a ti y dete bendición sobre ti. Y ajuste entre vosotros con
mucho bien y buenaventura.

Plegaria para ser recitada por el recien casado para bendecir a su mujer180.
343v.-

¡Señor Alla¯h! Yo Te demando su bien de ella, y el bien que sillaste sobre ella.
Y defiéndome con Tú del mal de ella y del mal que sellaste sobre ella.

Plegaria para ser recitada al tener relaciones sexuales en el seno del matrimonio181.
344r.-

En el nombre de Alla¯h. ¡Señor Alla¯h! Aparta de nos el axaitán. Aparta el
axaitán de lo que nos des en arrizque.

Plegarias relacionadas con el viaje.
Plegaria para ser recitada por el que se queda al despedirse del viajero que emprende su
viaje182.
331r.-

Encomiendo ada Alla¯h tu adín y tu fialdaxe. El sillamiento de tu obra. Y envio
sobre ti el asalam.

Plegaria para ser recitada al sentarse sobre la cabalgadura al inicio del viaje183.
331v.-

Las loores son ada Alla¯h. Bendito es aquel que asujetó a nos aquesto y no
eramos a ello asujetantes. Y nos a nuestro Señor habemos de ser tornados.

Otra plegaria para para ser recitada al sentarse sobre la cabalgadura al inicio del viaje184.
331v.Bendito eres. Yo he perjudicado a mí persona. Perdóname, que no perdona ninguno
332r.- los pecados, sino Tú. ¡Señor Alla¯h! Yo Te demando en nuestro camino lo bueno y la
temoranza y de las obras lo que Te apagues con ello. ¡Señor Alla¯h! Alivianece sobre
nos nuestro camino este. Y endoblega a nos su aluntación. ¡Señor Alla¯h! Tú eres el
compañero en el camino y el lugarteniente en la compaña. ¡Señor Alla¯h! Yo me

179

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

180

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

181

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

182

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

183

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

184

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

72
defiendo con Ti de las estropezadas del camino y de la mala conturnada y de la mala
conturnada en el algo y en la compaña, y en la compaña y en los fijos.
Plegaria para ser recitada al vestirse una ropa nueva185.
346r.-

¡Señor Alla¯h! A Ti es la loor. Tú me has dado por vestimenta. Demándote su
bien de ella y el bien de lo que por ello fue fexo. Y defiéndome con Ti de su mal de
ella, del mal de lo que por ella fue fexo. Y las loores son ada Alla¯h, aquel que me ha
vestido lo que cubra con ello mi vergüenza y me enlustrezco con ello en mi vida.

Plegaria para ser recitada al ver la luna186.
345v.-

¡Señor Alla¯h! Fesla ser luna sobre nos con lo derexo y la creyencia y la
salvación y el Alislam y la concordanza a lo que amas y Te apagas. Mi Señor y tú
Señor es Alla¯h, luna buena y adrezada. ¡Señor Alla¯h! yo te demando del bien de
aqueste mes y del bien de las ordenaciones, y defiendome con Ti de su mal.

Otra plegaria para ser recitada al ver la luna187.
345v.-

Defiéndome con Alla¯h del mal de aquesta luna y la escuredad de su noche
cuando su menguamiento. Y de la escuredad de sus noches cuando sus
menguamientos.

Plegaria para ser recitada al entrar al mercado188.
346v.-

¡Señor Alla¯h! Yo Te demando el bien de aqueste mercado, y el bien que hay
en él. Y defiéndome con Ti de su mal y del mal que hay en él. ¡Señor Alla¯h! Yo me
defiendo con Ti en que me haya de acaecer en él juramento falso o trueca con
perdición.

Otra plegaria para ser recitada al entrar al mercado189.
347r.-

No hay Señor sino Alla¯h solo. No hay aparcero a Él. A Él es el reísmo y a Él
es la loor. Haze vivir y vivir, y es vivo que no muere. Y en Su mano es el bien y Él
es sobre toda cosa poderoso.

185

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

186

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

187

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

188

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

189

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

73
Plegaria para ser recitada al ver a un musulmán que se rie190.
348v.-

Haga reir Alla¯h tus dientes.

Plegaria para ser recitada al mirarse al espejo191.
348r.¡Señor Alla¯h! Tú has enformoseado mi figura,
348v.- pues enfermosea a mi costumbre y debieda mi cara del fuego. Las loores son ada
Alla¯h que igualó mi jalecamiento y lo adrezó, y enfermoseo mi figura; y afeizó en mi
lo que afeó en otri fueras de mi y feguró la figura de mi cara y la enfermoseó, y me
puso de los muslimes.

Algunos musulmanes, después de cumplir las prescripciones rituales obligatorias que
les marca la Ley islámica, sienten la necesidad, o el deseo, de manifestar y expresar su
religiosidad a través de otros ritos o plegarias de tipo voluntario. Por este motivo pueden
aparecer textos como el siguiente, en el que se proponen al creyente una serie de plegarias
adecuadas para ser recitadas, cada una de ellas, en cada uno de los distintos días de la
semana. En estas plegarias se entremezclan las expresiones de alabanza, las invocaciones
deprecativas, los Más Hermosos Nombres de Dios, la profesión de fe, las plegarias del tipo
isti‘ada, etc.
Plegarias para ser recitadas en cada uno de los días de la semana192.
Plegaria para ser recitada el domingo.
12r
12v

13r

13v

ADDU‘A PARA ROGAR EL DÍA DEL DOMINGO
Las loores son ada Alla¯h el rey verdadero claro heredero de la tierra y de lo que es
en ella. El fincante después del afinamiento de sus jalecados. El del poderío fuerte
enfortecido. Y hago testigo que no hay señor sino Alla¯h el honrado piadoso, aquel que
no hay Señor sino él, piadoso de piadad. Y hago testigo que Muhámmad sgm es su
siervo y su mensajero, el mejor de sus
jalecados, aquel que lo acercó a él la noche del subimiento en los reísmos de su honra
y estuvo cerca del en cantidad de la que son cerca del uno del otro los dos arcos de
las cejas o más cerca estuvo delante de la apostura de su perfección, su alteza y
soberanía. Y le hizo presente con grada de alabanza y la balsa abebrante. Haga Alla¯h
asala sobre él
y sobre los suyos, compañas y seguidores. Entretanto que roden el sol y la luna
rodeantes en la rueda de su potestad. ¡Señor Alla¯h, yo te demando en que me guies

190

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

191

Al-Jazarı¯, ob.cit., ms. de la Junta nº 52.

192

Este grupo de plegarias están recogidas en el mansucrito nº 5.380 de la Biblioteca Nacional de Madrid. P.
Longas en La vida religiosa de los moriscos, pp. 84-90, publica una versión en castellano moderno de las mismas.

74

14r

14v

15r

15v

y me guardes del arte de todo artero y del engaño de todo engañador! Y defiéndome
con Tú del cuidado del que mete en mi su cuida. Y méteme en Tu defensa la fuerte
y en tu guarda la enfortecida. ¡Ye, quien esvia
de mi todo mal desvia de mí lo que me da cuidado de todos los fechos mundanos y
de los fechos desta vida y de la otra; y averdadece mi dicho y mi fecho. ¡Ye,
amoroso! ¡Ye, piadoso! Desvia de mi la engostiura y no me hagas caullevar lo que no
he poder a ello. ¡Ye, mi Señor! Tú eres el verdadero certificado. ¡Ye, resplandecedor!
¡Ye, aclarador de las verdades! ¡Ye quien su piedad está
en este lugar y en todo lugar! Guárdame con Tu ojo aquel que no duerme y emparame
con Tu empara aquella que no derrincle. Señor Alla¯h yo soy cierto en mi corazón que
no seré yo destruido siendo conmigo Tú con Tu potestad sobre mi. ¡Ye, Grande! ¡Ye,
esperanza de todo grande! ¡Ye, Paciente! Tú eres de mi necesidad sabidor y de mi
menester remediador poderoso. Y es sobre Ti cosa fácil y yo a Ti
soy menesteroso. Pues haz gracia sobre mi con remediar mi menester. ¡Ye, onrado!
¡Ye, el más piadoso de los piadosos! ¡Ye, el más franco de los francos! ¡Ye, el más
presuroso de los tomantes cuenta! Apiádame y apiada a todos los pecadores de la
alumma de Tu annabi Muhámmad sgm. Y haga Alla¯h salutación sobre Muhámmad el
sello de los annabíes. Y no hay fuerza
ni poder sino con Alla¯h, el alto grande.

Plegaria para ser recitada el lunes.

16r

16v

17r

ADDU’A PARA ROGAR EL DÍA DEL LUNES
Las loores son ada Alla¯h el de la noble alabanza, franqueza y dadivas. Aquel que son
generales sus gracias, es abarcante su piadad, es noble su grandeza, y son altas sus
palabras. Principiador de sus jalecados después de la muerte. Criador
de los nublos y nubes cargadas con su agua. Ordenador de las ruedas del cielo y las
estrellas. Y hacemos testigo en que no hay Señor sino Alla¯h solo, que no hay aparcero
a Él, y que Muhámmad es su siervo y su mensajero -inviolo con las aclaraciones y
prevas claras a su alumma cuando vivían en el engaño y adoraban a los ídolos-; haga
Alla¯h salutación sobre él y sobre los suyos
los limpios. ¡Señor Alla¯h, yo Te demando en que amuchezcas mis bienes, que me
concuerdes a Tu obidencia y que me crezcas de las obidencias. Y demándote en que
hagas salutación sobre Muhámmad, salutación que sea perdurable en ellas y que
estienda193 sobre ellas. Y que Te acontentes de mi y de mi padre y madre
acontentación, que se adeudezca lo escojido, que rodee sobre nos
lo bueno, que nos asegure el día del judicio y que nos aposente en la casa de la honra.

Plegaria para ser recitada el martes.
ADDU’A PARA ROGAR EL DÍA DEL MARTES

193

sic.

75

17v

18r

18v

19r

Las loores son ada Alla¯h, el alto soberano en sus fechos y en su querimiento. El
deliberante su juzgo y su ordenación. El perdurable en su señorio y en su reísmo. El
sabidor con
sus ivantallas y sus bienes. Figura a sus jalecados de sin patrón, ordenó los arrizquis
de sin demandar ayuda ni favor, destribuyó lo ordenado y arregló los fechos de sin
que hubiese quien Le ayudase. Antes fue que lo ordenó todo con Su potestad la
soberana y con su ciencia la delicada. Y hago testigo en que no hay aparcero a Él.
Testimoñanza que se adeudezca por ella su aclaración y su palabra, y se afirme con ella
su razón. Y hago testigo que Muhámmad es Su siervo y Su mensajero. Inviolo con
la guía hablante y con el Alqurán verdadero a su alumma la ignorante que adoraban
a las idolas y hacian imágenes y las servían por señores; por donde desengañó al
fuerte y alumbró al flaco y publicó la Regla
y ensalzó el Guiamiento. Haga Alla¯h salutación sobre él y sobre los suyos los buenos,
limpios y perfectos. ¡Señor Alla¯h, yo te doy las loores sobre lo que me has jalecado
hombre cumplido, por lo que me has dado arrizqui cierto y por el bien que me has
fecho. Pues demándote en que me hagas merced de la bendición de aqueste día, que
me hagas durar en el alegría y el gozo,
que desvies de mi en el todo mal y perdición, que me concuerdes en mis fechos, que
te apagues de mi y de mi padre y de mi madre y que no nos compremendas por las
malas de nuestras obras, que Tú eres sobre toda cosa poderoso.

Plegaria para ser recitada el miercoles.

19v

20r

20v

21r

ADDU’A PARA ROGAR EL DÍA DEL MIÉRCOLES
Las loores son ada Alla¯h.
el Loador por Sus ivantallas y Sus bienes. El Ensalzado con Su honra y Su reísmo.
El Perdurable en Su señorío y en Su fincamiento. El Justo en Su juzgo y en Su
ordenación. Aquel que jalecó las cosas con Su ciencia y dio arrizq a los vivos con Su
poderío. Y hacemos testigo en que no hay señor sino Alla¯h solo, que no hay señor
sino Él, y que no hay aparcero a Él. Testimoñanza que se adeudezca por ello sobre nos las pretensiones de Su fincamiento y su duramiento. Y
hacemos testigo que Muhámmad es su siervo y su mensajero -inviolo con la verdad
y púsolo albriciador con el aljanna a los temerosos y amenazador con el fuego a los
trespasantes Sus mandamientos-, haga Alla¯h salutación sobre él y sobre los suyos los
limpios. ¡SEÑOR Alla¯h, yo te doy las loores sobre
lo que das arrizqi de Tus guiamientos y aprocuras de los cumplidos de Tus
bastimentos y no rehusas de detener Tus gracias; y por lo que eres y por lo que has
dado de las causas de codiciar tus ivantallas. Y doite las loores sobre lo que has
puesto en mi de Tu firmeza y que Te acontentes de mi y de mi padre y de mi madre,
así como Te acontentas
de los buenos; y que me defiendas a mi y a ellos del fuego y de su tormento; y que
no nos aprimies a la cuenta sino que nos tomes cuenta ligera y que no nos deviedes
el cumplido de Tu gualardón.

Plegaria para ser recitada el jueves.

76

21v

22r

22v

23r

ADDU’A PARA ROGAR EL DÍA DEL JUEVES
LAS LOORES son ada Alla¯h el perteneciente con las loores
y las alabanzas. Señor de la tierra y del cielo. Jalecador de los jalecados y de las
gentes. Ordenador de las noches y de los días. Aquel que estiende a toda cosa Su
piedad, jalecó a todo jalecado con Su ciencia y vience a toda cosa Su poderío y Su
pre[?]. Y demuestran las perfecciones de Sus oficios y los escaecimientos
de Sus ciencias, sobre que Él es hacedor de toda cosa hallada y que a Él es toda cosa
viva adorante. Y hago testigo en que no hay señor sino Alla¯h, solo que no hay
aparcero a Él -atestiguación derechorera en la regla y palabra de Tu verdad es el buen
guiamiento-, y que Muhámmad es Su siervo, Su mensajero el bienaventurado, Su
annabi, y Su escogido y purificado
el fiel en Su mensajería -inviolo por guiador a Sus jalecados, púsolo por guardador
de Sus derechos, hizo mantener el adín derechorero, llamó a la casa de la buena
aventuranza y guió a la carrera adrezada-, haga Alla¯h salutación sobre él, sobre los
suyos los buenos y sus seguidores los escogidos. ¡SEÑOR Alla¯h, yo Te doy las loores
sobre lo que has cumplido de mi
jalecamiento, has ajuntado de mi arrizqi y me has aprocurado de verdadera creyencia!
Demándote en que Te acontentes de mi, y de mi padre y de mi madre -que Tú te
acontantas de los temerosos- y que me des arrizq a mi y a ellos con avecindarnos en
la vecindad de los annabíes. Por tu piedad, ¡ye, el más piadoso de los piadosos!

Plegaria para ser recitada el viernes.
23v

24r

24v

ADDU’A PARA ROGAR EL DÍA DEL VIERNES
LAS LOORES son ada Alla¯h el franco honrado. Aquel que nos crió con Su ciencia,
nos probendó con Sus gracias y nos aprocuró los hermosos de los bienes. Y hago
testigo en que no hay señor sino Alla¯h solo, que no hay aparcero a Él y que
Muhámmad es Su siervo y Su mensajero el escogido,
purificado, y Su annabi el electo. ¡SEÑOR Alla¯h, yo Te demando el bien de aqueste
día, el bien que es después de, que me adreces a mi a todo bien, que me concuerdes
a hacer alhasanas, que me favorezcas apercazar gualardones, y que te apagues de mi
y de mi padre y de mi madre, que hagas bien a mi y a ellos, y que nos ajuntes a mi
y a ellos en el aljanna glorioso! Y haga Alla¯h
salutación sobre Muhámmad el sello de los annabíes.

Plegaria para ser recitada el sabado.

25r

ADDU’A PARA ROGAR EL DÍA DEL SÁBADO
LAS LOORES son ada Alla¯h el Oidor, Sabidor, el Primero, Antigo, Revivcador de los
muertos, Criador del sementero, el Reglador de los tiempos. Aquel que Se unificó en
el señorío y en el duramiento,
es justo en Su justicia y ordinación; es conprehendible con la franqueza y donativas;
y vence con la muerte y el afinamiento a todos Sus jalecados. Y hago testigo en que
no hay señor sino Alla¯h solo, que no hay aparcero a Él
-atestiguación que se adeudece por ello atestiguar con las presentes de Sus obras y
palabras, y que se afirma con ella lo

77
25v

criado con Su ciencia-, y que Muhámmad es Su siervo y Su mensajero -inviolo con
la aclaración resplandeciente y con la razón vinciente-, haga Alla¯h salutación sobre él
y sobre los suyos los buenos. ¡Suplícote, Señor Alla¯h, en que me hagas vivir con
alrepintencia recibida! Que Tú eres sobre toda cosa poderoso.

GLOSARIO

79
Abebra: "da de beber".
Abexador: "el que hace descender; el que hace disminuir".
Abocona: "derriba"; ms.5.313, f.225r.
Absensia: "oculto"; traduce la voz árabe gayb; ms.J-44, f.54v.
Absent: "oculto"; traduce la voz árabe gayb; ms.J-44, f.51v.
Absente: "oculto"; traduce la voz árabe gayb; ms.5.313, f.210r; ms.J-52, f.278v.
Absitia: "aleja"; ms.5.313, f.219r.
Acarrerantes: "calamidades"; traduce la voz árabe t. awa¯riq; ms.J-44, f.43r.
Acoseguidante: "que consigue; que alcanza"; ms.J-44, f.80r.
Acoseguidor: "el que consigue; el que alcanza"; ms.J-44, f.80r.
Acoseguimiento: "fruto, consecuencia; lo que se alcanza"; traduce la voz árabe daraka; ms.J44, f.48v.
Acuesto: "acerco, aproximo"; traduce la voz árabe na¯ba; ms.J-44, f.66v; ms.J-52, f.288v;
ms.J-56, ff. 29r-29v.
Ada: "a", preposición.
Adebdecer: "tener por obligación".
adebdecida: "obligada"; ms.J-52, f.317v.
Adesitadu: "refuta"; traduce la voz árabe dah. ad. a; ms.J-44, f.67r.
Adeudezca: "corresponda; ocasione, cause; ser la consecuencia necesaria de algo"; traduce
la voz árabe mu¯yˆib; ms.5.380, ff. 16v, 18r.
Adín: "religión".
Adobamiento: "acción de restablecer el orden en una cosa, corregir, arreglar"; traduce la voz
árabe is. la¯h. ; ms.J44; ff. 17v, 60v.
Adobo: "merito o virutd de una persona"; ms.5.313, f.225v.
Adresant: "el que dirige bien"; traduce la voz árabe muršid; ms.J-44, f.51v.
Adrezamiento: "rectitud; manera de actuar con rectitud y firmeza"; traduce la voz árabe rušd;
ms.J-44, f.19v; ms.5.313, f.225v; ms.5.223.
Afinamiento: "fin, término, muerte"; ms.5.380, f.12v, 25r.
Afirmar: "asegurarse en algo, estar firme en algo; reafirmarse en una convicción o en un
artículo de fe"; ms.J-44, ff. 50r, 57r; J-52, f.320v; ms.5.223; ms.5.313, f.22v;
ms.5.380, f.25v.
Afollar: "corromper; sembrar la corrupción, la depravación y el desorden"; traduce la voz
árabe afsada; ms.J-44, f.60v.
Afranquea: "extiende, dilata; abre la mano", traduce la voz árabe basat. a; ms.5.223.
Afranquecido: (?), ms.5.223.
Ajustamiento: "tropa"; traduce la voz árabe yˆam‘; ms.J-34, f.34r.
Aladab: "catigo, pena, tormento; los castigos o tormentos que sufrirá el hombre después de
la muerte".
Alarx: "el trono de Dios".
Albala: "enfermedad, calamidad"; ms.J-56, f.24r.
Albaraka: "bendición".
Alcanzante: "el que alcanza"; ms.5.313, f.221r.
Alguazir: "ministro"; ms.J-56, f.17r.
Alhasanas: "buenas obras".
Alimpia: "purificar, limpiar".

80
Alingil: "evangelio".
Alivianezca: "alivie, aligire".
Aljanna: "el paríso".
Aljinnes: "genios".
Aljub: "pozo, aljibe de agua".
Aljumaa: "día de la reunión, viernes".
Alkita¯bi: "libro y, por excelencia, el Alcorán".
Alkursi: "trono, silla, sitial".
Almalaques: "ángeles".
Alrepintencia: "arrepentimiento"; ms.5.380, f.25v.
Aluentes: "alejes"; ms.5.313, f.200v.
Alumma: "pueblo fiel, la comunidad de creyentes".
Aluntación: "lejanía"; ms.J-52, f.328r.
Alwalí (pl. alwalíes): "amigo; amigo de Dios, santo".
Amoranza: "amor"; ms.J-52, f.288v; ms.5.380.
Amorío: "amor"; ms.5.223.
Amuchezcas: "multipliques, aumentes"; ms.5.380, f.16v.
Amuitecimiento: "abundancia, gran cantidad"; traduce la voz árabe tak_tı¯r; ms.J-56, f.19v.
Annabi (pl.annabíes): "profeta, especialmente el profeta Muhámmad".
Antigo: "antiguo"; ms.5.313, f.210r; antiga: ms.5.313, f.224v; ms.5.380.
Apagamiento: "satisfacción"; ms.5.223.
Apaganza: "satisfacción, contentamiento"; ms.5.223.
Aparcero: "partícipe, copartícipe, compañero".
Apartantes: "alejados"; ms.J-44, f.50v.
Apesgada: "la nube apesgada"; ms.5.313, ff. 200v, 212v, 214r, 215r, 218r.
Apleganzas: "condiciones; pactos"; traduce la voz árabe waz. ı¯fa (pl.waz. a¯yf); ms.5.223, f.31v.
Aplegarme: "juntarme"; ms.5.223, f.27r.
Aprima: "debilita"; traduce la voz árabe istaraqa; ms.J-44, f.30v.
Aprimies: "hagas un examen escrupuloso y severo"; ms.5.380, f.21r.
Apurado: "puro, limpio, escogido"; ms.5.313, ff.199v, 203v, 205r, 208v.
Arrahma: "misericordia, piedad, clemencia".
Arrakantes: "que hacen rak‘a (conjunto de movimientos rituales propios del acto de
adoración)"; ms.5.313, f.215r.
Arredrado: "alejado, apartado"; ms.J-52, f.281v.
Arrizq: "sustento, alimento que envia Dios, favor de la providencia".
Arrizqador: "el que da arrizq, uno de los nombres de Dios"; ms.5.223, f.26v.
Artero: "engañador, engatusador"; ms.J-44, ff.30r, 64r; ms.5.380, f.14r.
Asafes: "alineación, hilera de hombres que hacen la oración en común"; ms.J-44, f.25r.
Asajdar: "postrarse en la oración".
Asala: "acto de adoración ritual".
Asalam: "saludo, salutación".
Aseñarás: "señalarás"; ms.5.313, f.198r, "aseñarás con tu dedo anta el cielo".
Asihrero: "hechicero"; ms.J-44, ff.30r, 32r, 32v, 64r, 64v, 65r, 65v.
Asoletado: "que está solo, que está aislado"; ms.5.313, ff.210r, 223v.
Asubtílame: "hazme sutil"; ms.5.380.
Atacha: "elimina, desaparece", ms.5.313, f.220v.

81
Atancada: "humilde"; ms.J-44, f.62v.
Atasbı¯h. ar: "pronunciación de la fórmula religiosa subh. a¯na Alla¯h (Alabado sea Dios)".
Atasbı¯h. : "la fórmula religiosa subh. a¯na Alla¯h (Alabado sea Dios); plegaria de alabanza que
principia y está compuesta por uno o varios tasbı¯h. .
Atestiguante: "el que da tesimonio"; ms.5.380.
Atuergo: "otorgo, concedo"; ms.J-52, f.281r.
Au: "ave"; ms.J-56, 17v.
Aunante: "hecho uno, unido en existencia"; traduce la voz árabe mawyˆu¯d; ms.5.223, f.31r.
Avantaja: "ventaja".
Averdadece: "haz que sea verdadero"; ms.5.380, f.14r.
Aviltar: "rebajar, envilecer".
Aviltado: "envilecido, menospreciado, afrentado"; ms.5.313, f.216v.
Aviltador: "el que rebaja, menosprecia, envilece"; ms.5.380.
Aviltamiento: "envilecimiento, baldón, injuria"; ms.J-44, f.13r.
Axaitán (pl.axaitanes): "demonio".
Azabur: "los salmos de David".
Azagueador: "el que retrasa"; ms.5.223, f.31r.
Azagues: "retrases"; ms.5.223, f.31r.
Bastador: "que es suficiente, que con él hay bastante"; traduce la voz árabe h. asb; ms.J-44,
ff.7v, 15r, 16r, 26v, 41r, 48v, 57r; ms.5.223, f.28v.
Bastador: "que lo abarca todo"; traduce la voz árabe wa¯si‘; ms.5.223, f.29r.
Bastuflantes: "rechazar, rebatir"; ms.J-44, f.25r.
Bastuflamiento: "rechazo"; ms.J-44, f.25r.
Bebra: "bebida"; ms.J-52, f.321v.
Buita: "vierte"; ms.J-44, f.56v ("Nuestro Señor buita sobre nos sufrencia").
Cargación: "sordera"; ms.J-44, f.44r.
Carpidoras: "rasgadura, cortadura"; ms.J-44, f.62r.
Cativo: "cautivo".
Caullevar: "soportar, sufrir"; ms.5.380, f.14r.
Cencia: "ciencia".
Certeficaciones: "verdades"; traduce la voz árabe h. aqq; ms.5.223, ff.26v, 27v, 29v.
Certefícame: "haz que sepa con certeza, que esté seguro"; ms.5.223, ff.26v, 27v.
Certeficanza: "certeza, certitud, certidumbre"; traduce la voz árabe yaqı¯n; ms.5.313, f.224r;
ms.5.223, f.31v.
Certenidad: "certeza, certitud, certidumbre"; traduce la voz árabe yaqı¯n; ms.5.223, f.29v.
Certificamiento: "verdad"; traduce la voz árabe h. aqq; ms.5.380.
Cient: "conocedor, sabedor"; ms.J-44, ff.7v, 29r, 40r, 52v, 59r.
Ciente: "conocedor, sabedor"; ms.5.223, f.29r.
Compreendas: "castigues"; ms.5.313, f.211r.
Comprehendas: "castigues"; ms.5.380.
Compriso: "cuenta, numera"; ms.J-44, f.63r.
Concordanza: "concordancia, conformidad"; ms.J-52, f.341; ms.5.223, ff.25v, 26r.
Concordarme: "hacer que este conforme, qu concuerde"; ms.5.380.
Conflésanos: "haz que estemos satisfechos, que nos contentemos"; ms.J-52, f.288v.
Conflexamiento: "satisfacción"; ms.5.223, f.32v.
Conflexante: "satisfaciente, que satisface"; ms.5.223.

82
Contant: "el que cuenta"; ms.J-44, f.8v.
Conto: "cómputo, cuenta, número".
Conturnada: "entorno, circunstancias que rodean el hecho", ms.J-52, f.328.
Convinientes: "convenientes"; ms.5.223, f.28r.
Cumplidas: "perfectas, excelentes".
Cumplido: "perfecto, excelente".
Cumpliente: "que cumple, cumplidor".
Deballar: "bajar, descender".
Deballador: "el que hace descender, bajar".
Debdo: "deudo, deuda, obligación; precepto obligatorio de la Ley islámica".
Debiedanos: "líbranos"; ms.5.313, f.217r.
Decamia: "cambia", ms.J-56, f.34r.
Decorante: "el que aprende algo de memoria", ms.5.223, 25v.
Defendiente: "que defiende".
Defiensa: "defiende".
Deleitaje: "derecho, calidad de derecho, autoridad".
Delgadezas: "sutilezas"; ms.5.223, f.33r.
Delibrant: "el que libera".
Dentra: "entra"; ms.J-52, f.333r.
Derechorero: "verdadero"; ms.5.380, f.22v.
Dereito: "recto"; ms.J-44, f.29v.
Derrelumbres: "ilumines"; ms.J-44, f.54v.
Derrimió: "redimió, rescató"; ms.J-56, f.22r.
Derrincle: "abandona"; ms.5.380.
Derrinco: "humillo"; J-52, f.288v.
Derrincolo: "humillo"; ms.J-56, f.29r.
Desalida: "alejamiento, disipación"; J-44, f.12r.
Desamista: "se aparta de"; ms.J-44, f.69v.
Desaxida: "alejamiento, disipación"; ms.5.313, f.210v.
Desconocencia: "incredulidad"; ms.J-44, f.68v.
Deseio: "deseo"; ms.J-56, f.25v.
Desesida: "alejamiento, disipación".
Desexida: "alejamiento, disipación".
Desfeozeis: "desesperar, perder la fe"; ms.5.313, f.217v.
Desierra: "extravia"; ms.J-44, f.51r.
Detajarme: "desligarme de todo y entregarme completamente"; ms.5.223, f.32v.
Detalla: "separa"; ms.J-44, ff.12r, 12v.
Detallamiento: "grieta"; ms.J-44, ff.13v, 20r.
Devan[tas]tes: "levantastes"; ms.5.313, f.119r.
Devanto: "levanto"; ms.J-52, f.286v.
Devedante: "que protege; protector"; ms.5.223, ff.31r, 32v.
Devedamiento: "prohibición"; ms.5.223, f.27r, ms.5.380.
Día del Ajuntamiento: "Día del Juicio".
Día del conto: "Día del Juicio".
Día del Revivcamiento: "Día de la resurrección".
Dito: "dicho"; ms.J-44, ff.16r, 28v.

83
Dormimiento: "acto de dormir"; ms.J-44, ff.18v, 57v.
Duramiento: "duración"; ms.5.380, ff.20r, 24v.
Empació: "alejó, apartó"; ms.J-56, f.19v.
Empara: "defensa, refugio, protección"; ms.J-44, ff.43r, 44r, 46r; ms.5.313, f.218v; ms.5.380,
f.14v.
Empués: "después".
Enasujectadas: "sometidas"; J-44, f.17r.
Enbastece: "abastece"; ms.J-52, f.287r.
Enbastecedor: "el que abastece"; ms.J-52, f.282v.
Encerramiento: "cerramiento"; ms.J-44, f.44r.
Encontrada: "el encuentro [de Dios en el éxtasis]"; ms.5.380.
Enesmenuzados: (?); ms.J-44, f.41v.
Enfermociemos: "embellecimos, adornamos"; ms.J-44, f.25v.
Enfermosea: "embellece, adorna"; ms.J-52, f.344.
Enfermoseió: "embelleció, adornó"; ms.J-56, f.17v.
Engañant: "engañador"; ms.J-44, f.32v.
Engostiura: "estrechez"; ms.5.380, f.14r.
Enpodereyo: "encomiendo"; ms.J-56, f.29r.
Enpresionado: "prisionero, cautivo"; ms.J-56, f.17r.
Ensanplán: "el que extiende, ensancha"; ms.J-44; f.7v.
Ensanplant: "el que extiende, ensancha"; ms.J-44, f.73v..
Enseñoriant: "el que se ahce dueño, domina"; J-44, f.77v.
Enta: "a, hacia, cerca de".
Entramiento: "acción y efecto de entrar"; ms.5.223, ff.25r, 32v.
Entrensico: "secreto, interior"; traduce la voz árabe ba¯t. in; ms.J-44, f.9v.
Envidiós: "envidioso"; ms.J-44, f.21v.
Escándalo: "daño, perjuicio; tormento"; ms.J-52, ff.278r, 290r, 332v; ms.5.313, ff.204r, 217v.
Escapo: "acción de escaparse"; ms.J-52, f.288v; J-56, f.29v.
Escasía: "escasez"; ms.J-56, f.35v.
Escoita: "escucha"; ms.J-44, f.59v.
Esculló: "escogió"; ms.J-56, ff.20v, 22v.
Escupientes en los nudos: "hechicera (ver Alcorán:113/4)"; ms.J-44, f.21v.
Escuras: "oscuras"; ms.5.313, ff.200v, 204r, 205v, 210v, 212v, 213r, 217v, 218v, 222r, 214v.
Escurubidor: (?); ms.J-56, ff.20r, 20v.
Esdeballado: "descendido"; ms.J-44, f.40r.
Esdeballamos: "descendimos, hicimos descender"; ms.J-44, f.68r.
Esdeballó: "descendió"; ms.J-44, f.33v.
Esforzamiento: "esfurzo"; ms.5.313, f.221v.
Esleición: "capacidad de elegir"; ms.J-52, f.313r.
Eslitos: "escogidos"; ms.J-44, f.38r; ms.5.223, f.29r.
Espació: "dio consuelo, alivio, sosiego"; ms.J-56, 24r.
Espandecidos: "ensanchados; abiertos"; ms.J-52, f.282r.
Especialados: "escogidos, elegidos"; ms.5.223, ff.28r, 31v; ms.5.380.
Espelonadas: "peonaje"; ms.J-44, f.34r.
Estamiento: "estado [extático accidental]"; traduce la voz árabe h. a¯l; ms.5.223, ff.25v, 28v,
32r, 33r.

84
Estreboesimos: "difundimos"; ms.J-44, f.68v.
Estriba: "confia, se apoya"; ms.J-44, ff.11r, 16r.
Estriban: "confian, se apoyan"; ms.5.223, f.29v.
Estribanza: "confianza"; ms.5.223, f.30v.
Estribar: "confiar, apoyarse"; ms.5.223, f.29v.
Estribo: "confio"; ms.J-44, ff.15v, 18r, 41r, 66v.
Esviar: "desviar"; ms.J-44, ff.63v, 64r; ms.J-52, f.313v; ms.5.313, ff. 198r, 205v, 210v, 211r,
212v, 213r, 214r, etc; ms.5.380, f.14r.
Fablant: "que habla"; ms.J-44, ff.55r, 59r..
Fegurador: "que da forma"; traduce a la voz árabe musa¯wir; ms.J-44, f.10r; ms.5.313, f.222v.
Feitos: "hechos"; ms.J-44, f.25r.
Fesla: "hazla"; ms.J-52, f.341.
Fialdajes: "fialdad, lealtad, testimonio de fidelidad"; ms.5.380.
Fincant: "que permanece; eterno"; ms.J-44, ff.9v, 75r, 79r.
Fincante: "que permanece; eterno"; ms.J-44, f.78v; ms.5.313, f.224r; ms.5.223, f.33r;
ms.5.380, f.12v.
Forsible: (?), esta palabra traduce uno de los nombres de Dios; ms.5.313, f.223v.
Fortuna: "desgracia, infortunio"; ms.J-44, ff.12r, 64r; ms.J-56, 21r, 24r, 34r; ms.5.223, ff.25r,
33v.
Forzant: "vencedor, victorioso"; traduce a la voz árabe qa¯hir; ms.J-44, f.8v.
Fruitas: "frutas"; ms.5.313, f.225r..
Fuient: "el que huye"; ms.J-44, 46v.
Fundient: (?) "retantante fundient"; traduce a la voz árabe yˆana¯s; ms.J-44, f.22r.
Garrecó: "anegó, ahogó"; traduce la voz árabe garraqa; ms.J-56, f.18v.
Grabieza: "gravamen, carga"; ms.5.223, f.30v.
Grada (pl.gradas): "grado,rango"; traduce la voz árabe darayˆa; ms.5.380, f.13r; ms.5.223,
f.28r.
Gradas: "grados [realización integral y permanente de un grado espiritual]"; traduce la voz
árabe maqa¯m; ms.5.380.
Grados: ver grada; ms.5.223, f.27r.
Granado: "grande"; ms.J-56, ff.32r, 32v.
Granidat: "grandeza"; ms.J-56, f.32v.
Guardamiento: "refugio, protección"; ms.J-44, ff.25v, 66v.
Guardant: "el que guarda o protege"; ms.J-44, f.27v.
Guardante: "el que guarda o protege"; ms.J-52, f.281v; ms.5.223, f.25v; ms.5.380.
Guiación: "dirección, guiamiento"; ms.J-52, f.278r.
Habisin: "prisionero"; ms.J-44, f.61v.
Hablamiento: "dicho, facultad de hablar, coloquio"; ms.5.313, f.198v.
Halal: "lícito".
Hara¯m: "vedado, prohibido, ilícito".
Humildanza: "humildad"; ms.J-44, ff.17r, 60r.
Huyente: "el que huye".
Ingı¯l: "evangelio".
Ivantallar: "aventajar, conceder ventajas".
Ivantalla: "ventaja, provecho".
Ivatalla: "ventaja, provecho".

85
Jalecar: "crear".
Jalecador: "el que crea; Dios".
Jalecados: "las criaturas, los seres creados".
Jalecamiento: "creación, acto de crear".
Juje: "juez"; ms.J-44, f.77r; ms.5.223, f.27r.
Jusmeten: "someten"; ms.5.380.
Kursi: "trono, silla, sitial".
Laora: "entonces, luego, al punto, cuando".
Lecencia: "licencia, permiso".
Leitos: (?); ms.J-44, f.30r.
Ligarza: "asa; ligadura, atadura"; ms.J-44, ff.13v, 20r.
Luent: "lejano, alejado"; ms.J-44, f.75v.
Maginacion (pl.maginaciones): "mente, pensamiento; idea"; ms.5.223, f.27v.
Malendignado: "maldito"; ms.J-44, ff.26r, 29r, 32v, 61r.
Mantenible: "inmutable"; ms.J-44, ff.8r, 18v, 57r, 67r, 74v; ms.J-52, ff.280r, 287r.
Mártiles: "mártires".
Masculo: "macho, varón".
Menaza: "amenaza"; ms.J-56, f.19r.
Mesiellos: "leprosos"; ms.J-44, f.65v.
Mirantes: "que miran"; ms.5.313, f.217r.
Misalicordioso: "misericordioso".
Miselicordioso: "misericordioso".
Muitas: "muchas".
Muitisma: "muchísima"; ms.J-56, f.18r.
Munchos: "muchos"; ms.5.313, ff.209r, 210r.
Muniesten: "amonesten"; ms.J-44, f.68v.
Najedero: "meseta, terreno elvedao"; traduce la voz árabe nayˆd; ms.J-52, f.340.
Naka: "camella"; ms.5313, f.199r.
Nocer: "dañar, perjudicar".
Nocedor: "el que daña o perjudica".
Nocimiento: "daño, perjuicio".
Nuei: "noche"; ms.J-56, f.23r.
Obecido: "obedecido".
Obedecientes: "obedientes"; ms.J-44, f.50r.
Olvidanza: "olvido"; ms.5.223, f.28v.
Orellas: "orejas"; ms.J-44, ff.44r, 59v.
Orrencioso: (?); ms.J-56, f.33r.
Otri: "otro".
Parcero: ver aparcero.
Parecient: "aparente, visible"; traduce la voz árabe za¯hir; ms.J-44, ff.9v, 72r, 72v.
Pareciente: ver parecient; ms.5.313, ff.208, 223; ms.5.223, f.32r; ms.5.380.
Parsida: "perdón"; ms.5.313, f.222v.
Paséfico: "pacífico"; ms.J-56, ff.32r, 35v.
Peitos: "pechos"; ms.J-44, f.59v.
Pensosos: "pensativos"; J-56, f.20r.

86
Percazar: "ganar, adquirir, obtener"; traduce la voz árabe iktasaba; ms.J-52, f.278r; ms.5.223,
f.31r; ms.5.380, f.24r.
Percurador: "procurador".
Perdonanza: "perdón".
Perenas: (?); ms.5.313, f.199.
Perpara: "prepara".
Personativa: "alma (en el sentido de principio vital)"; traduce la voz árabe nafs; ms.5.380.
Pienso: "pensamiento, preocupación".
Piera: "piedra"; ms.J-44, ff.44r, 61v.
Plegant: "que alcanza"; ms.J-44, f.16r.
Plenos: "llenos".
Pluvia: "lluvia"; ms.J-56, f.18r; ms.J-52, ff.312r, 340r.
Porcarar: "dirigir, volver hacia"; ms.J-44, f.29r; ms.J-52, f.317.
Postremería: "postrimería, el final de la vida".
Prencipiant: "principiante, que da comienzo"; ms.J-44, f.10r.
Prebas: "pruebas".
Primo: "delgado; "sueño primo", somnolencia"; ms.J-44, ff.18v, 57v, 62r; ms.5.313, ff.210v,
213v.
Proviéndanos: "abastécenos, proveenos".
Puelve: (?); ms.5.313, f.219r.
Puyanza: "subida, ascensión"; ms.5.223, f.27r.
Queimiento: (?); ms.J-56, f.36r.
Querebado: "quebrado"; ms.J-44, f.18r.
Querebanto: "quebranto, aflicción"; ms.J-44, f.20r.
Querebanzo: "quebranto, aflicción"; ms.J-44, f.12r.
Querimiento: "voluntad"; ms.5.380, f.17r.
Quirimiento: "voluntad"; ms.J-56, f.19v.
Quito: (?); ms.5.313, f.223r.
Recebidor: "que recibe"; ms.J-44, f.9r.
Recebient: "que recibe".
Reclamamientos: "exigencias, deseos"; ms.5.223, ff.26v, 28v.
Recosidrant: "vigilante, guardián"; ms.J-44, f.47r.
Recositrador: "el que vigila, el que guarda"; ms.J-56, f.35v.
Redrado: "apartado, oculto, alejado"; ms.J-52, f.281v; ms.5.313, ff.208r, 211v.
Redramiento: "hecho de evitar"; traduce la voz árabe iyˆtina¯b; ms.5.223, ff.25r, 27r.
Reduleia: "gira"; ms.J-44, f.39r.
Regala: "funde"; ms.J-44, f.30v.
Reísmo: "reino; condición y ofico de rey, dignidad real".
Repentió: (?); ms.J-56, f.23v.
Represienten: "representen"; ms.J-52, f.289v.
Resibient: "el que recibe, el que acoge"; ms.J-44, ff.76v, 78r.
Resplandiente: "resplandeciente"; ms.J-56, ff.17r, 17v.
Retantante: "tentador"; ms.J-44, f.21v.
Reternás: "retendrás"; ms.J-56, f.30r.
Retiengome: "me cojo, me agarro"; ms.J-44, f.13v.
Retienta: "tienta"; ms.J-44, ff.22r, 35r.

87
Revivcar: "resucitar; vivificar"; ms.J-44, ff.36v, 63v, 68r; ms.J-52, f.286v; ms.5.223, f.29v.
Revivcador: "el que hace resucitar; el que revivifica"; ms.J-44, ff.9r, 65v; ms.J-56, f.34v;
ms.5.223, ff.29v, 30v; ms.5.380, f.24v.
Revivcamiento: "resurrección, vuelta a la vida"; ms.5.223, f.29v.
Rizc: ver arrizq.
Rizqui: ver arrizq.
Rodeantes: "que ruedan"; ms.5.380, f.13v.
Roden: "rueden"; ms.5.380, f.13v.
Rogaria: "plegaria, súplica".
Saguero: "zaguero, postrero, último".
Salihes: "hombres piadosos y virtuosos"; ms.J-52, f.286v.
Salvant: "el que salva"; ms.J-44, ff.9v, 28r, 51v, 79v, 80r.
Seguranza: "seguridad"; ms.J-44, ff.12r, 12v.
Seiet: "sed (imperativo de ser)"; ms.J-44, f.44r.
Semblán: "semejantes"; ms.J-44, f.47.
Semblanzar: "describir; imaginar, concebir"; ms.J-56, f.24v; ms.5.313, f.211v.
Semblanza: "imagen, alegoría; semejanza"; traduce la voz árabe ma_tal (pl. am_ta¯l); ms.J-44,
ff.33r, 37r; ms.5.313, f.210r.
Semblanza: "cualidad; epíteto, adjetivo"; traduce la voz árabe was. f; ms.5.223, ff.25v, 28r,
30v; ms.5.380.
Semblanzadores: "descriptores, explicadores"; ms.J-56, 24v.
Sgm: "contracción de la fórmula religiosa s. allà Allahu ‘alayhi wa sallam (Dios le bendiga
y salve [a Muhámmad])".
Sillo: "sello".
Sinación: "límite"; ms.5.313, f.210r.
Sines: "sin"; ms.J-44, f.23r.
Sirvitut: "servicio, sometimiento"; ms.J-44, f.48r.
Socorriente: "socorredor"; ms.J-52, f.290v.
Sostribamos: "confiamos; nos ponemos en manos de"; ms.5.313, f.221v.
Subimiento: "subida, ascensión"; ms.5.380, f.13r.
Tawra: "La Torá".
Temoranza: "temor"; ms.J-52, ff.328r, 341r.
Tendient: "que extiende"; ms.J-44, f.29v.
Testemonianza: "confesión de fe, creencia"; ms.J-44, f.14r.
Testimoñanza: "proclamación de la confesión de fe"; ms.5.380, f.19r.
Tornador: "el que hace volver"; traduce la voz árabe mu‘ı¯d; ms.J-44, ff.10r, 79r; ms.5.223,
f.30r; ms.5.313, f.223v.
Trascabalgar: "cometer, incurrir en"; traduce la voz árabe irtika¯b; ms.5.223, f.31v.
Treballo: "trabajo, dificultad, pena, molestia"; ms.J-44, f.19v; ms.5.223, f.30v.
Tremolar: "temblar"; ms.5.313, f.225r.
Trespasa: "alcanza, conoce"; ms.J-44, f.24r; ms.J-52, f.290r.
Trespasant (pl.trespasantes): "transgresor, que quebranta un precepto"; ms.J-44, ff.17v, 26r,
29r, 32v, 39r, 60v, 61r; ms.5.380, f.20r.
Trespuesta: (?); ms.J-44, f.46v.
Trobar: "hallar, encontrar".
Trobamiento: "acción y efecto de hallar, encontrar".

88
Tupet (pl.tupetes): "mechón"; ms.J-44, ff.29v, 40r; ms.J-52, ff.281r, 288r.
Ubedén: "obediente"; ms.5.223, f.26r.
Uellos: "ojos".
Veiles: "preserves"; ms.J-44, ff.26r, 38v.
Vencita: "victoria"; ms.J-52, ff.278r, 332r; ms.5.380.
Vernán: "vendrán".
Veyentes: "los que veen"; ms.5.313, f.221r.
Vinciente: "el que vence, vencedor"; ms.5.380, f.25v.
Vincient: "el que vence, vencedor"; ms.J-44, ff.46v, 58r, 66v, 76r.
Vincimientos: "victorias"; ms.J-44, f.40v.
Xara: "ley islámica".
Xara‘a: "ley islámica".
Xarico: ver aparcero.

APÉNDICE

90
Ofrecemos a continuación una relación bibliográfica de los artículos y obras en los que
se publican o estudian textos aljamiado-moriscos de carácter específicamente religioso.
ALCORÁN.- TEZA,E., "Di un compendio del Corano in ispagnolo con lettere arabiche
(ms.fiorentino)", Rendiconti dalla Reale Accademia dei Lincei. Cl. di scienze morale, storiche
e filologiche, 1891, pp.81-88; K.V.Zettersteen, "Some chapters of the Coran in Spanisch
transliteration", Le Monde Oriental, V (1911), pp.39-41; J.Vernet, "Traducciones moriscas de
el Corán", en W.Hoenerbach, Der Orient in der Forschung. Festschrift für Otto Spies,
Wiesbaden, 1967, pp.686-705; J.Vernet y L.Moraleda, "Un Alcorán fragmentario en
aljamiado", Boletín de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona. Barcelona, XXXIII
(1969-1970), pp.33-75; J.Vernet y C.López Lillo,"Un manuscrito morisco del Corán", Boletín
de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, Barcelona, XXXV (1973-1974), pp.185255; T.Losada, Estudio sobre Coranes Aljamiados, Barcelona, Universidad de Barcelona,
1975, Tesis Doctoral; M.V.Viscasillas, Traducciones aljamiadas del Corán. Estudio
lingüístico de unos fragmentos. Manuscrito 25 de la Escuela de Estudios Árabes de Madrid,
Barcelona, Universidad Autónoma, 1975, Tesis Doctoral; C.López-Morillas, The Qur’a¯n in
sixteenth century Spain: six morisco versions of sura 79, London, 1982; M.J.Hermosilla, "Una
versión aljamiada del Corán 58:1-3", Al-Qantara, Madrid, IV (1983), pp.423-427; J.Vernet,
"Apostillas a las traducciones moriscas de El Corán", Studi in onore di Francesco Gabrieli,
Roma, vol.II, 1984, pp.843-846; M.J.Hermosilla, "Una versión aljamiada de Corán, 89:6-8,
sobre Iram, la de las columnas", Al-Qantara, Madrid, V (1984), pp.33-62; M.J.Hermosilla,
"Corán 102, según el ms. 47 J", Anuario de Filología, Barcelona, XII (1986), pp.37-44;
M.J.Hermosilla, "Otra versión aljamiada de Corán, 90 (ms. 47 J)", Homenaje al Profesor
Darío Cabanelas, Granada, vol.I, 1987, pp.19-28; M.J.Hermosilla, "Una traducción aljamiada
de Corán, 38, 34-36 y su original árabe", Anaquel de Estudios Árabes, Madrid, III (1992),
pp.47-52; J.Riosalido, "Un Corán Morisco con elementos andalusíes hallado en Madrid",
Boletín de la Asociación Española de Orientalistas, Madrid, 28 (1992), pp.51-58.
TAFSIR.- J.Vernet, "La exégesis musulmana"; M.J.Hermosilla, "Dos glosarios de Corán
aljamiado", Anuario de Filología, Barcelona, IX (1983), pp.117-150; C.López-Morillas, "Los
comentarios exegéticos del manuscrito J-18: Corán 43:65", Actes du IV Symposium
Internacional d’Etudes Morisques sur: Métiers, vie religieuse et problématiques d’histoire
morisque, Zaghouan (Túnez), 1990, pp.362-363.
HADIZ.- M.J.Hermosilla, "Dos obras de materia religiosa en poder de moriscos valencianos",
Al-Qantara, Madrid, IV (1983), pp.23-56; A.Temimi, "Attachement des morisques a leur
religion et a leur identité a travers les hadiths dans deux manuscrits morisques", Actes du II
Symposium International du C.I.E.M.: Religion, identité et Sources Documentaires sur les
Morisques Andalous, Tunis, 1984, vol.II, pp.155-161; L.P.Harvey, "A Morisco collection of
Apocryphal Hadiths on the Virtues of Al-Andalus", Al-Masa¯q, Leeds, 2 (1989), pp.25-39.
LOPEZ-MORILLAS,C., Textos aljamiados sobre la vida de Mahoma, el profeta de los
moriscos, Madrid:CSIC, 1994.
FIQH.- P.Gayangos, Tratados de legislación musulmana: 1)Leyes de moros del siglo XIV.
2) Suma de los principales mandamientos y devedamientos de la Ley y Çunna, por don Içe

91
de Gebir, alfaquí mayor y muftí de la aljama de Segovia, año de 1462, en Memorial Histórico
Español, por la Real Academia de la Historia, Madrid, t.V (1853), pp.11-421; K.V.Zettersteen,
"Ein Handbuch der religiosen der Mohammedaner in Aljamia", Le Monde Oriental, XV
(1921), pp.1-174 y "Notice sur un rituel musulman en langue espagnole en caractères arabes
et latins", Centenario della nascita di Michele Amari, Palermo, T.I, 1910, pp.277-291;
M.J.Cervera Fras, La plegaria musulmana en el "Compendio de Al-Tulaytuli". Transcripción
del manuscrito de Sabiñan (Zaragoza), Zaragoza, 1987; M.J.Cervera Fras, "Pervivencia de
la literatura jurídica tradicional entre los moriscos: el "Muhtasar" de Al-Tulaytuli", Actes del
III Simposio Internacional de Estudios Moriscos. Las Prácticas musulmanas de los Moriscos
Andaluces (1492-1609), Zaghouan (Túnez), 1989, pp.39-42; A.Carmona, "Consideraciones
sobre la pervivencia de la jurisprudencia andalusí en las épocas mudéjar y morisca", Actes du
V Symposium International d’Etudes morisques sur: Le V Centenaire de la Chute de Grenade
1492-1992, Zaghouan (Túnez), 1993, pp.209-222; KÖSTER,Christina, Die Aljamiado
Handschrift J-1 de La Junta: Edition mit sprachwissenchaftlichen Kommentar und Vergleich
nebst Glossar unter Berücksichtigung von Ms.2076 de la Biblioteca Nacional, Tübingen,
Univ.Diss., 1993.
PLEGARIAS.- L.P.Harvey, "A Morisco Prayer-Book in the British Museum: Ms.0.6640.
Press. Mark: 30,B.A.", Al-Andalus, Madrid, XXIX (1964), pp.373-376; C.López-Morillas, "La
oración como diálogo en un comentario morisco sobre la Fatiha", Nueva Revista de Filología
Hispánica, México, XXX (1981), pp.168-173; M.N.Ben Jemia, "Lengua morisca y aljamia
calco", Actes del III Simposio Internacional de Estudios Moriscos. Las Prácticas musulmanas
de los Moriscos Andaluces (1492-1609), Zaghouan (Túnez), 1989, pp.12-26; A.Chejne,
"Plegaria bilingüe árabe-aljamiada de un morisco", Homenaje a Alvaro Galmés de Fuentes,
Oviedo-Madrid, vol.III (1987), pp.621-647; J.Albarracín Navarro, "Unas adoas en los
manuscritos mudéjares de Ocaña (siglos XIV-XV)", Actas del I Congreso de Historia de
Castilla-La Mancha, vol.I (1988), Toledo, pp.183-190; M.N.Ben Jemia, ""Almursida para
kada mañana": comentario de un fragmento del manuscrito aljamiado nº 425 de la B.N.P.",
Actes du IV Symposium Internacional d’Etudes Morisques sur: Métiers, vie religieuse et
problématiques d’histoire morisque, Zaghouan (Túnez), 1990, pp.17-24; M.J.Cervera Fras,
"Jaculatorias para toda la jornada en el manuscrito 505 de Toledo", Actes du IV Symposium
Internacional d’Etudes Morisques sur: Métiers, vie religieuse et problématiques d’histoire
morisque, Zaghouan (Túnez), 1990, pp.100-110; M.J.Cervera Fras, "Las adoas de Morata de
Jalón (Zaragoza)", Actes du VI Symposium international d’études morisques, sur État des
études de moriscologie durant les trente dernières années, Zaghouan (Túnez), 1995, pp.85-95.

BIBLIOGRAFÍA

93
MANUSCRITOS
Ms.
Ms.
Ms.
Ms.
Ms.
Ms.

J-44 de la Junta (CSIC).
J-52 de la Junta (CSIC).
J-56 de la Junta (CSIC).
nº 5.313 de la Biblioteca Nacional de Madrid.
nº 5.223 de la Biblioteca Nacional de Madrid.
nº 5.380 de la Biblioteca Nacional de Madrid.

BERNABÉ PONS,L.F., Bibliografía de la literatura aljamiado-morisca, Alacant, 1992.
CHARAF,M., Le rappel et l’invoccation de Dieu, sin lugar ni fecha de edición
CHITTICK,W.C., The psalms of Islam, Londres, 1988.
GALMES DE FUENTES,A - SÁNCHEZ ÁLVAREZ, M - VESPERTINO RODRÍGUEZ, A VILLAVERDE AMIEVA, J.C., Glosario de voces aljamiado-moriscas, Oviedo, 1994
GONZÁLEZ PALENCIA,A., "Noticias y extractos de algunos manuscritos árabes y
aljamiados de Toledo y Madrid", Miscelánea de Estudios y Textos árabes, Madrid, 1915,
pp.115-145.
GIMARET,D., Les noms divins en Islam: exégèse lexicographique et théologique, París, 1988.
GUILLÉN ROBLES,F., Catálogo de los manuscritos árabes existentes en la Biblioteca
Nacional de Madrid, Madrid, 1889.
LONGÁS, P., La vida religiosa de los moriscos, Madrid, 1915 (nueva edición, Granada,
1990).
AL-NAWAWI¯ (m.676/1277), Al-A_dka¯r, 2 vols.,Beirut, 1994; trad. francesa de Yunis,N., Les
Invocations, 2 vols., Beirut, 1994.
PADWICK,C.E., Muslim Devotions. A study of prayer-manuals in common use, London,
1961.
PAREJA,F.M., La religiosidad musulmana, Madrid, 1975.
RIBERA,J.-ASÍN PALACIOS,M., Manuscritos árabes y aljamiados de la Biblioteca de la
Junta. Noticia y extractos por los alumnos de la sección árabe, Madrid, 1912.
SAAVEDRA,E., "Discurso de ingreso en la Real Academia Española (29-XII-1878) sobre la
"Literatura aljamiada"", Memorias de la Real Academia Española, Madrid, VI (1889), pp.140192.
¯ ŠI¯ (m.520/1126), Al-Du‘a¯’ al-ma¯_tu¯r ada¯buhu wa ma¯ yayˆibu ‘ala al-da¯‘ı¯ ittiba¯‘uhu
Al-T. URT. U
wa iyˆtina¯buhu, ed. Al-Daya, M.R., Beirut, 1988.

ÍNDICE
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
ESTUDIO INTRODUCTORIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- Obras a partir de las cuales, o en las cuales, se establecen y quedan fijadas
las bases teóricas de las ‘iba¯da¯t . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- Obras que ofrecen los textos apropiados para las ‘iba¯da¯t . . . . . . . . . . . . .
LOS DEVOCIONARIOS ALJAMIADO-MORISCOS . . . . . . . . . . . . . .
PLEGARIAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegarias del tipo Istigfa¯r . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegarias para la s. ala¯t al-ha¯ya . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegaria para la s. ala¯t al-istija¯ra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegaria para la s. ala¯t al-istisqa¯’ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegarias para ser recitadas ante ciertos fenómenos metereológicos . . . . . .
- plegarias del tipo isti‘a¯_da . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegarias basadas en la recitación de los Asma¯’ Alla¯h al-H. usnà
(Los Más Hermosos Nombres de Dios) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegarias del tipo tasbı¯h. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
- plegarias varias para distintas circunstancias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
GLOSARIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
APÉNDICE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
BIBLIOGRAFÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

.......
.......

2
3

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

. 5
11
15
19
20
22
23
23
24
33

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

54
64
68
78
89
92