You are on page 1of 1

AMBIENTE LECTOR Y SUS PRINCIPALES HERRAMIENTAS PARA

DESARROLLARLO
La presente reflexión se centra en como concebimos lo que es un ambiente lector
y que herramientas son indispensables para su desarrollo, con la finalidad de
realizar una introspección sobre la lectura, como la concebimos y sobre todo como
fomentamos en el infante el gusto por la lectura.
Un ambiente lector es aquel en donde el niño está rodeado de diferentes
incentivos lectores como canciones, cuentos, fábulas, lectura en voz alta por parte
del docente, padres o algún otro familiar. Cada uno de ellos actúan como
mediadores en el creciente gusto de la lectura de los niños, por ello, ocupamos un
papel fundamental en el fomento de la lectura.
El infante debe estar rodeado de libros diversos: comics, revistas, libros solamente
con imágenes, de ciencia, de amor, etc. y con un panorama diverso para que él no
tenga solamente una concepción sobre esas temáticas, sino al contrario tenga
múltiples concepciones que le permitan realizar críticas hacia el texto y exponer un
punto de vista crítico, analítico y reflexivo.
Para fomentar un ambiente lector es necesario atraer la atención del pequeño,
ofrecerle momentos individualizados, sembrar la curiosidad en lo que se lee y así
invitarlo a tomar uno de los tesoros más grandes que tiene el hombre “los libros”.
Cabe recalcar que el juego de miradas, volumen de voz, expresiones corporales,
postura y que los pequeños estén en un lugar cómodo influyen en la formación de
ese ambiente lector; la practica constante es esencial para que los infantes lo vean
como un aspecto de su quehacer cotidiano en donde se les invite a dirigirse a la
puerta del saber.
Reflexionando sobre todo lo anterior puedo decir, que el ambiente lector es creado
por el mediador para invitar poco a poco al párvulo a conocer las maravillas que
tiene cada historia que contienen los libros y que gracias a los escritores podemos
conocerlas y en donde se les da la oportunidad de tener no solo una, sino
diferentes concepciones de la misma temática, lo cual permite abrir nuevos
horizontes de creatividad, reflexión y creación de un pensamiento crítico, analítico
y reflexivo del alumno, en donde él moldea sus propias ideas y lo contrasta con su
quehacer cotidiano e invitarlo en todo momento a ir más allá de lo aprendido pero
jamás condicionarlo porque en vez de alcanzar el gusto por la lectura se obtiene el
desagrado.
Cabe mencionar, que el mediador es la clave para fomentar el gusto por la lectura
porque de su creatividad depende el ambiente lector que pueda brindarle a los
niños.