You are on page 1of 18

Filosofía de la Física Il.

Resumen de
“La falsación y metodología de los programas de investigación
científica”
de Imre Lakatos.
Miramontes Téllez José Gabriel.

1. La Ciencia: razón o religión
Durante siglos , por conocimiento se entendío conocimiento demostrado, demostrado o
bien por el poder del intelecto o bien por la evidencia de los sentidos. La pridencia e
integridad intelecyual exigían que se desistiese de las afirmaciones no demostradas y que
se redujera al mínimo, incluso en el pensamiento, la brecha entre la especulación y el
conociemientos sólidamente establecido. Los escépticos, desde hace ya más de mil años,
habían puesto en duda la capacidad demostrativa del intelecto o de los sentidos, pero la
gloria de la física newtoniana les desconcertó. Los reultados obtenidos por Einstein
volvieron a dar vuelta a la situacón y actualmente son muy pocos los filósofos o los
científicos que todavía piensan que el conociemiento científico es, o puede ser,
conociemiento demostrado.Pero pocos se dan cuenta de que con ello toda la estructura
clásica de los valores intelectuales se hunde y ha de ser sustituida: no se puede trasvasar
simplemente el ideal de verdad demostrada –como hacen algunos empirístas- al ideal de
“verdad probable” o –como hacen algunos sociólogos del conocimiento- a la “verdad por
consensus [consensun que es cambiante].
La importancia de Popper radica fundamentalmente en haber comprendido todas las
implicaciones del colapso de la teoría científica mejor corroborada de todos los tiempos,
la mecánica newtoniana y la teoría newtoniana de la gravitación. Desde su punto de
vista, la virtud no estriba en ser cauto para evitar errores, sino en ser implacable al
eliminarlos. Audacia en las conjeturas, por una parte, y austeridad en las refutaciones,
por otra: esa es la receta de Popper. La honestidad intelectual no consiste en intentar
atrincherar o establecer la posición propia probándola (o «haciéndola probable»); más
bien la honestidad intelectual consiste en especificar con precisión las condiciones en
que estaríamos dispuestos a abandonar nuestra posición. Los marxistas y freudianos
comprometidos rehusan especificar tales condiciones: tal es la señal de su deshonestidad
intelectual. Creer puede ser una lamentable debilidad biológica que debe ser controlada
por la crítica, pero el compromiso es para Popper un auténtico crimen.

1

Kuhn sólo percibe uno de ellos. en realidad. para Kuhn las revoluciones son excepcionales y. más sólido que el anterior y que. y la crítica. sino también para las ciencias sociales subdesarrolladas e incluso para la filosofía moral y política. parece ahora retroceder al irracionalismo. entiendo que su crítica del mismo es correcta y yo la reforzaré incluso. Para Popper. según Lakatos. tras reconocer el fracaso tanto del justificacionismo como del falsacionismo para suministrar explicaciones del progreso científico. fe y energía vocal de sus adeptos. Para Kuhn. También él rechaza la idea de que la ciencia crezca mediante acumulación de verdades eternas. sin duda) el credo político básico de los maníacos religiosos contemporáneos (los «estudiantes revolucionarios»). Se trata de exponer y de fortalecer este enfoque popperiano. Falibilismo versus falsacionismo a) El falsacionismo dogmático (o naturalista). entonces ello será aún más cierto de las ciencias sociales. extracientíficas. El cambio científico es una clase de cambio religioso. el cambio científico de un paradigma a otro es una conversión mística que no está ni puede estar gobernada por reglas racionales y que cae enteramente en el terreno de la psicología (social) de la investigación. Si ni siquiera en una ciencia existe forma alguna de juzgar a una teoría como no sea mediante el número. De este modo reivindica Kuhn (inintencionadamente. 2. que en la lógica de la investigación científica de Popper confluyen dos puntos de vista distintos. la médula de la empresa científica. En este artículo se muestra. Pero Kuhn no comprende una posición más sofisticada cuya racionalidad no se fundamenta en el falsacionismo «ingenuo». en primer término. en tiempos «normales» la crítica es anatema. La base empírica 2 . Pero mientras que para Popper la ciencia es «revolución permanente». puede ser inmune a las críticas de Kuhn y presentar las revoluciones científicas como casos de progreso racional y no de conversiones religiosas. el cambio científico es racional o al menos reconstruible racionalmente y pertenece al dominio de la lógica de la investigación. El conflicto entre Popper y Kuhn no se refiere a un tema epistemológico de orden técnico.Kuhn piensa de otro modo. Según Kuhn. el «falsacionismo ingenuo» (prefiero el término «falsacionismo metodológico ingenuo»). Afecta a nuestros valores intelectuales fundamentales y tiene implicaciones no sólo para la física teórica. la verdad está en el poder.

el falsacionismo dogmático es la variedad más débil del falsacionismo. psicológica.) El segundo supuesto es que si una proposición satisface el criterio psicológico de ser fáctica u observacional (o básica). Sin embargo. se puede decir que ha sido probada por los hechos. y las proposiciones fácticas u observacionales (o básicas) por la otra. ésta debe ser abandonada ". pero retiene una clase de base empírica infalible. (Llamaré a esta tesis la doctrina de la prueba observacional [o experimental]). 3 . niega que la certeza de la base empírica pueda ser transmitida a las teorías. Estos supuestos son complementados por un criterio de demarcación: sólo son «científicas» las teorías que excluyen ciertos acontecimientos observables y que. Por tanto. a ciencia progresa mediante especulaciones audaces que nunca son probadas ni resultan probables. entonces es cierta. Es extremadamente importante insistir en que el admitir que la contraevidencia empírica (reforzada) es el árbitro final de una teoría. (Por supuesto. entre las proposiciones teóricas y especulativas. A las proposiciones no falsables (y no tautológicas) el falsacionista las despacha de un plumazo: las denomina metafísicas y les niega rango científico. la ciencia se desarrolla mediante el repetido derrocamiento de teorías con ayuda de los puros hechos. que si el resultado contradice la teoría. Descansa sobre dos supuestos falsos y un criterio de demarcación entre ciencia y no-ciencia demasiado restringido. Es estrictamente empirista sin ser inductivista. por ello. La honestidad científica consiste en especificar por adelantado un experimento tal. el falsacionismo dogmático es insostenible. algunas de las cuales son posteriormente eliminadas por refutaciones sólidas. esto es parte del enfoque naturalista del método científico . El falsacionista pide que cuando una proposición sea refutada no se prodtizcan engaños: la proposición debe ser rechazada sin condiciones. por una parte. De acuerdo con la lógica del falsacionista dogmático.yentes y sustituidas por nuevas especulaciones aún más audaces y no refutadas al menos por el momento. conclu. El primer supuesto es que existe una frontera natural. no convierte a uno en un falsacionista dogmático.El falsacionismo dogmático admite la falibilidad de todas las teorías científicas sin cualificaciones.

No fueron las observaciones puras y ateóricas de Galileo las que se enfrentaban con la teoría de Aristóteles. en los términos del falsacionista dogmático.mente irrefutables. Por otra parte. 3. desde un punto de vista lógico. los justificacionistas neoclásicos. ninguna proposición fáctica puede nunca ser probada mediante un experimento. rechazará todas las teorías probabilísticas junto con las de Einstein. Las teorías más admiradas no prohíben ningún acontecimiento observable. teorías probables. esto lleva a que los conflictos entre las teorías y las proposiciones fácticas no son falsaciones. refutables mediante un número finito de observasiones. 4 . sino simples inconsistencias. demasiado cerca de la base empírica. dado que ningún número finito de observaciones puede refutarlas nunca. una teoría como «todos los planetas se mueven en elipses» puede ser refutada por cinco observaciones y por ello el falsacionista dogmático la consideraría científica. la psicología testimonia contra el primero y la lógica contra el segundo y la opinión metodológica testifica contra el criterio de demarcación. interpretadas mediante su teoría óptica. Dicho de otro modo: una teoría es «científica» si tiene una base empírica. Así: 1. Pero incluso si existieran tales teorías refutables (aquellas que pueden ser contradichas por un número finito de hechos observables) aún permanecerían. Decidieron aceptar teorías si éstas son refutables. No sólo son las teorías científicas igualmente incapaces de ser probadas e igualmente improbables. si aceptamos que los hechos pueden probar las proposiciones fácticas. sino que las observaciones de Galileo. interpretadas según su teoría de los cielos. Ambos supuestos son falsos.pueden ser refutadas por los hechos. debemos aceptar que las teorías más importantes en la historia de la física. 2. esto es. se enfrentaban con las observaciones de los aristotélicos. los falsacionistas dogmáticos comprendieron que en ambos casos ninguna teoría resultaba admisible. las proposiciones sólo pueden ser derivadas a partir de otras proposiciones y no a partir de los hechos. son entonces metafísicas. La quintaesencia de la cientificidad sería una teoría como «todos los cisnes son blancos» que puede refutarse mediante una sola observación. Una teoría como «todos los planetas se mueven en círculos» puede ser refutada por cuatro observaciones y por ello el falsacionista la consideraría como aún más científica. Para resumir: los justificacionistas clásicos sólo admitían teorías probadas. sino que también son igual. De igual forma que todos los justificacionistas que reconocen los sentidos como fuente del conocimiento se ven obligados a incorporar una sicología de la observación. Maxwell y Newton por acientíficas. La lógica destruye el segundo supuesto. Por ejemplo.

A pesar de ello. Pues bien. La idea de que vivimos y morimos en la prisión de nuestros «marcos conceptuales» fue desarrollada en primer lugar por Kant. los kantianos pesimistas pensaron que el mundo real siempre será incognoscible debido a nuestra condición de prisioneros. mientras que los kantianos optimistas pensaron que Dios creó nuestro marco conceptual de modo que se ajustara al mundo . las considera no como teorías bajo contrastación. Existe una demarcación importante entre teorías del conocimiento «pasivas» y «activas». que se distinguen por su poder explicativo. Estas dos decisiones corresponden a los dos supuestos del falsacionismo dogmático. La tradición pasiva más influyente es el empirismo clásico. su simplicidad o su belleza. el «justificacionista metodológico») duhemiano hace irrefutables por fiat algunas teorías (espaciotemporalmente) universales. el falsacionista metodológico no es un justificacionista. pero sólo entre comillas ''. mediante la crítica. La «base empírica» Si todos los enunciados científicos son teorías falibles sólo podemos criticarlos en razón de su inconsistencia. Esta decisión es seguida después por una segunda clase de decisión relativa a la separación del conjunto de enunciados básicos aceptados del resto. en el contexto dado. «aplica» tales teorías. las destruimos. Nuestro convencionalista revolucionario popperiano (o «falsacionista metodológico») hace irrefutables por fiat algunos enunciados (espaciotemporalmente) singulares que se distinguen por el hecho de que existe en la época una «técnica relevante» tal que «cualquiera que la aprenda» será capaz de decidir que el enunciado es «aceptable» '' Tal enunciado puede llamarse «básico» u «observacional». somos nosotros quienes creamos nuestras «prisiones» y quienes también. sin interpretarlo según nuestras teorías y expectativas. mediante ellas convertimos el mundo en «nuestro mundo» y debemos después vivir para siempre en la prisión de nuestro mundo. Las «activas» defienden que no podemos leer el libro de la naturaleza sin actividad mental. El convencionalista conservador (o si se prefiere. los «activistas» conservadores sostienen que nacemos con nuestras expectativas básicas. la actividad mental sólo puede conducir a prejuicios y distorsiones. En realidad la selección misma de tales enunciados es un tema de decisión no basado exclusivamente en consideraciones psicológicas. sino como conocimiento fundamental carente de problemas «que aceptamos (tentativamente) como no problemático mientras estamos contrastando la 5 . Pero existen diferencias importantes. Pero los activistas revolucionarios entienden que los marcos conceptuales pueden ser desarrollados y sustituidos por otros nuevos y mejores. Por encima de todo. El falsacionismo metodológico es una clase de convencionalismo. carece de ilusiones sobre las «pruebas experimentales» y conoce perfectamente la falibilidad de sus decisiones y los riesgos que corre. por lo que para entenderlo debemos discutir en primer lugar el convencionalismo en general. El falsacionista metodológico comprende que en las «técnicas experimentales» del científico hay implicadas'" teorías falibles con las que interpreta los hechos.b) El falsacionismo metodológico. Las «activas» mantienen que el conocimiento auténtico es la impresión de la naturaleza en una mente completamente inerte.

se ha probado que es falsa. puede decirse que la teoría está «falsada». aquellas proposiciones no «observacionales») que prohiben ciertos acontecimientos observables y que por ello pueden ser «falsadas» y rechazadas. Por otra parte. aún puede ser cierta. El falsacionista metodológico separa el rechazo y la refutación que habían sido unidos por el falsacionista dogmático. Si no lo conseguimos. Ciertamente si esta «base empírica» entra en conflicto con una teoría. Desde esta perspectiva propone un nuevo criterio de demarcación: sólo son científicas aquellas teorías (esto es. las teorías probabilísticas ahora se convierten en científicas. Si mediante esta clase de «falsación» procedemos a la «eliminación» real de una teoría. aunque no son falsables. el falsacionista metodológico recomienda que se haga precisamente eso. 6 . El es falibilista. El falsacionista metodológico utiliza nuestras mejores teorías como extensiones de nuestros sentidos y amplía el ámbito de las teorías que pueden ser aplicadas en la contrastación más allá del ámbito de teorías estrictamente observacionales propio del falsacionista dogmático. El falsacionista metodológico comprende que si deseamos reconciliar el falibilismo con la racionalidad (no justificacionista) debemos hallar un procedimiento para eliminar algunas teorías. La necesidad de adoptar decisiones para separar la teoría que se contrasta del conocimiento fundamental no problemático es un rasgo característico de esta clase de falsacionismo metodológico. De este modo establece su «base empírica» el falsacionista metodológico. Los falsacionistas metodológicos también señalan que.teoría» . Ya hemos visto que hay más teorías «observacionales» que teorías observacionales y por eso hay más enunciados «básicos» que enunciados básicos ". de hecho. estas convenciones son institucionalizadas y aceptadas por la comunidad científica: el veredicto de los científicos experimentales suministra la lista de falsadores «aceptados». o dicho de forma más breve. si está «falsada». estadísti-camente interpretada. La «falsación» metodológica es muy diferente de la falsación dogmática. entre lo que es problemático y lo que no lo es. fácilmente pueden convertirse en «falsables» mediante una decisión adicional (de tercera clase) que pueden adoptar los científicos al especificar ciertas reglas para el rechazo que convierten a la evidencia. Sin embargo. pero su falibilismo no debilita su actitud crítica: convierte a las proposiciones falibles en una «base» para una política dura. pero no en el sentido de haberse probado su falsedad. una teoría es «científica» (o «aceptable») si tiene una «base empírica».texto bien definido. el crecimiento de la ciencia no será sino el crecimiento del caos. podemos concluir eliminando una teoría verdadera y aceptando una falsa (posibilidad que inspiraría horror a los antiguos justificacionistas). Puede denominar a tales teorías (y a los enunciados cuyo valor de verdad decide con ayuda de aquellas) «observacionales». El falsacionista metodológico está en un apuro serio cuando tiene que decidir dónde trazar la demarcación. pero esto sólo es un hábito lingüístico heredado del falsacionismo naturalista. en ella no hay nada probado: se trata de unos «cimientos de arena» . Esta «base» difícilmente puede ser llamada «base» de acuerdo con criterios justificacionistas. aunque sólo sea en un con. Si una teoría está falsada. en «inconsistente» con la teoría probabilística.

enfrentado a dos alternativas catastróficas. no hay lugar para tales apelaciones culminadas por el éxito. Bohr y sus discípulos aceptaron una teoría sobre la emisión de la luz a pesar de que contradecía a la teoría. En primer lugar nuestro falsacionista debe deplorar el hecho de que algunos teóricos obstinados a menudo se oponen a los veredictos experimentales y consiguen cambiarlos. o que su aceptación se fundamentó en principios de racionalidad radicalmente distintos de los que hemos examinado. Propone un juego en el que uno tiene muy pocas esperanzas de ganar. ¿no son demasiado arbitrarias? Alguien puede incluso proclamar que todo lo que distingue el falsacionismo metodológico del falsacionismo dogmático es que ¡el primero es falibilista de labios afuera!. de Maxwell. Si examinamos los detalles históricos de los experimentos cruciales más famosos. se atreve a reflexionar fríamente sobre sus méritos relativos y adopta el mal menor. Las decisiones desempeñan un papel crucial en esta metodología. Por otra parte. No sólo ofrece una base filosófica para la falsación después de que el falibilismo ha minado el suelo sobre el que se asienta el falsacionista dogmático. o se debe hacer que sea. un experimento tal que. por ejemplo. como en cualquier variedad del convencionalismo. Las decisiones por las que aboga. de modo que en el 7 . pero afirma que aún así es mejor participar en él que abandonarlo . sino que también amplía de forma muy considerable el terreno de juego de tal crítica. El falsacionista metodológico es el primero en admitir esto. Ofrece un juego en el que tenemos pocas esperanzas de ganar. pero insiste en que es mejor jugar que retirarse. bien corroborada. en ciertas ocasiones los científicos parecen actuar con un apresuramiento irracional. ésta ha de ser abandonada.servador. por adelantado. Realmente no es difícil apreciar al menos dos características cruciales que son comunes al falsacionista dogmático y al falsacionista metodológico y que claramente están en contradicción con la historia real de la ciencia: que 1) una contrastación es. En la concepción falsacionista de la «ley y el orden» cien. Pero. las decisiones pueden extraviarnos de forma catastrófica. según él. Recomienda las decisiones arriesgadas.ron aceptados como cruciales por motivos no racionales.Resumiendo: el falsacionista metodológico ofrece una interesante solución al problema de combinar la crítica incisiva con el falibilismo. salva el atractivo código de honor del falsacionista dogmático. si el resultado contradice a la teoría. Debemos apreciar la actitud osada de nuestro falsacionista metodológico. Galileo y sus discípulos aceptaron la mecánica celeste heliocéntrica de Copérnico a pesar de la abundante evidencia en contra de la rotación de la tierra.tíficos que hemos descrito. El falsacionismo metodológico representa un avance considerable con relación al falsacionismo dogmático y al convencionalismo con. Pero los riesgos son tan grandes que se convierten en temerarios y uno se pregunta si no hay forma de aminorarlos. una confrontación bilateral entre teoría y experimento. la idea de que la honestidad científica consiste en especificar. Sin embargo. tal es el precio que debemos pagar por la posibilidad de progresar. Se siente como un héroe que. En primer lugar examinemos con mayor precisión los riesgos involucrados. nos vemos obligados a concluir que o bien fue. Al situar la falsación en un nuevo marco.

como mínimo. Sin embargo.do ha sido superada por una teoría con mayor contenido corroborado. sólo si.mientos trilaterales entre teorías rivales y experimentos. y 3) una parte del exceso de contenido de T' resulta corroborado. improbables o incluso excluidos por T'*. Según Popper las teorías y las proposiciones fácticas siempre pueden ser reconciliadas con la ayuda de hipótesis auxiliares. esto es. Cambios progresivos y regresivos de las problemáticas. El progreso se mide por el grado en que un cambio de problemática es progresivo. Cualquier teoría es debe ser evaluada en conjunción con sus hipótesis auxiliares. todo el contenido no refutado de T está incluido (dentro de los límites del error observacional) en el contenido de T'. pero hacerlo con hipótesis que no las satisfacen. sólo si conduce al descubrimiento de hechos nuevos. son teóricamente progresivos. predice hechos nuevos. «Aceptamos» los cambios de problemáticas como científicos. y 2') algunos de los experimentos más interesantes originan. por la medida en que la serie de teorías origina descubrimientos de hechos nuevos. representa un progreso científico. y especialmente junto con sus predecesoras de modo que podemos ver qué tipo de cambio ha sido llevado a cabo. El falsacionismo sofisticado transforma así el problema de cómo evaluar las teorías en el problema de cómo evaluar las series de teorías. si no lo son. representan una degeneración.. etc. Para el falsacionista sofisticado una teoría científica T queda falsada si y sólo si otra teoría T' ha sido propuesta y tiene las siguientes características: 1) T' tiene un exceso de contenido empírico con relación a T. Consideramos «falsada» a una teoría de la serie cuan. Para el falsacionista ingenuo cualquier teoría que pueda interpretarse como experimentalmente falsable es «aceptable» o «científica» ''. los rechazamos como pseudocientíficos. condiciones iniciales. esto es. Para el falsacionista ingenuo una teoría es falsada por un enunciado observacional («reforzado»)'^ que entra en conflicto con ella (o que decide interpretar como si entrara en conflicto con ella). esto es. una confirmación en lugar de una falsación. El falsacionismo sofisticado difiere del ingenuo tanto en sus reglas de aceptación (o «criterio de demarcación») como en sus reglas de falsación o eliminación. 2) T' explica el éxito previo de T. la historia de la ciencia sugiere que 1') las contrastaciones son.enfrentamiento final ellos son los únicos actores. Estas últimas hipótesis son denominadas las inadmisibles "hipótesis ad hoc" "estratagemas convencionalistas". enfrenta. el salvar a una teoría con ayuda de hipótesis auxiliares que satisfagan ciertas condiciones bien definidas. prima facie. por lo menos. y 2) que el único resultado interesante de tal confrontación es la falsación (concluyente): (los únicos) descubrimientos (auténticos) son refut ciones de hipótesis científicas. Para el falsacionista sofisticado una teoría es «aceptable» o «científica» sólo si tiene un exceso de contenido empírico corroborado con relación a su predecesora (o rival). Se puede decir que es científica o no 8 . Así que lo que evaluamos no son teorías aisladas sino series de teorías. c) Falsacionismo metodológico ingenuo versus sofisticado.

enunciado observacional o hipótesis falsadora de bajo nivel bien corroborada puede originar por sí mismo la falsación "NO hay falsación sin la emergencia de una teoría mejor " . Los falsacionistas ingenuos no establecen ningún procedimiento de apelación análogo. además. y. Niega que «en el caso de una teoría científica nuestra decisión dependa de los resultados de los experimentos. pero que habían sido permitidos por otras teorías científicas bien corroboradas de la época. de la experiencia. mediante los experimentos de los eclipses). por lo menos una parte del inesperado exceso de contenido de la teoría de Einstein fue corroborado de hecho (por ejemplo. más aún. Si contradicen la teoría. para evaluar las teorías científicas. El falsacionismo metodológico sofisticado combina varias tradiciones diferentes. De los kantianos adopta el enfoque activista de la teoría del conocimiento. algunas anomalías conocidas. fundamentalmente. aislados y casuales comentarios en contra de las hipótesis ad hoc. Hereda de los empiristas la determinación de aprender. informe experimental. Popper fue el primero que reconoció que la inconsistencia aparente entre. la ley de gravitación. un acuerdo sobre enunciados básicos». Si éstos confirman la teoría podemos aceptarla hasta que encontremos una mejor. ningún experimento. esto es. Esta versión revisada del falsacionismo metodológico tiene muchos rasgos nuevos: I. y no una teoría aislada: aplicar el término «científica» a una teoría única equivale a equivocar las categorías. debía ser resuelta demoliendo el justificacionismo e introduciendo nuevos criterios no justificacionistas y contrarios a la condición ad hoc. representa un progreso comparada con) la teoría de Newton de 1916 (la ley de la dinámica de Newton. prohibía ciertos acontecimientos como la transmisión de la luz en línea recta en la proximidad de grandes masas sobre los que la teoría de Newton nada afirmaba. Aceptan un enunciado básico si está respaldado por una hipótesis falsadora bien 9 . y. El falsacionismo ingenuo requería la contrastación de lo falsable y el rechazo de lo no falsable o lo falseado. Niega que «lo que en último término decide el destino de una teoría es el resultado de una contrastación. el conjunto conocido de condiciones iniciales. IV. por otra. en cierta medida. III. Consideremos este ejemplo: la teoría de Einstein no es mejor que la de Newton porque la de Newton haya sido refutada y la de Einstein no lo haya sido: existen muchas «anomalías» conocidas de la teoría einsteiniana. En contra del falsacionismo ingenuo. «menos» la lista de anomalías conocidas tales como el perihelio de Mercurio) porque explicaba todo aquello que la teoría de Newton había explicado con éxito y. el enorme edificio de la filosofía justificacionista. De los convencionalistas han aprendido la importancia de las decisiones en metodología. rechazamos la teoría II. La teoría de Einstein es mejor que (esto es. El falsacionismo sofisticado pide que se vean las cosas desde diferentes puntos de vista y que se rechacen teorías que han sido superadas por otras teorías más poderosas. los escasos. por una parte. La idea de crecimiento y la noción de carácter empírico quedan soldadas en una.científica una serie de teorías.

por tanto. El problema. tampoco se produce entre una teoría de nivel lógico muy elevado y una hipótesis falsadora de bajo nivel. se trata.mente relacionadas. hemos pospuesto (y posiblemente mejorado) la decisión. En un modelo monoteórico consideramos la teoría de mayor nivel como una teoría explicativa que ha de ser juzgada por los hechos suministrados desde el exterior (por la autoridad del experimentador). de que proponemos un conjunto de teorías y la naturale2a puede gritar INCONSISTENTE . Tal conflicto sólo lo sugiere el modelo deductivo monoteórico. pero no la hemos evitado '^. Porque el veredicto del tribunal de apelación tampoco es infalible. El conflicto. ¿Cuál de las teorías mutuamente inconsistentes debe ser eliminada? El falsacionista sofisticado puede responder fácilmente a esta pregunta. y cuál como teoría explicativa que los explica tentativamente. El problema consiste en cómo reparar una inconsistencia entre la «teoría explicativa» que se contrasta y las teorías «interpretativas» explícitas u ocultas. Las dificultades relativas a la base empírica que confrontaban al falsacionismo «ingenuo» tampoco pueden ser evitadas por el falsacionismo «sofisticado». Ahora bien. rechazamos la explicación. en caso de conflicto. más bien. No es que nosotros propongamos una teoría y la naturaleza pueda gritar NO. Incluso si consideramos 10 . Pero no hay razón para que no consideremos a una hipótesis falsadora. está relacionada con una estructura deductiva monoteórica.corroborada y permiten que destruya a la teoría que se contrasta aun cuando conocen perfectamente los riesgos involucrados. se desplaza desde el viejo problema de la sustitución de una teoría refutada por los «hechos» al nuevo problema de cómo resolver las inconsistencias entre teorías estrecha. En un modelo pluralista de contrastación quedan unidas varias teorías más o menos organizadas deductivamente. ¿con qué precisión podemos manifestar el carácter problemático de un enunciado básico? ¿Sobre qué fundamentos pueden apelar y ganar los defensores de una teoría «falsada»? El problema no radica en decidir qué debemos hacer cuando las «teorías» entran en conflicto con los «hechos». El problema no debe plantearse en términos de decidir si una «refutación» es real o no.dos desde el exterior. y optar por aquella nueva estructura que suministre el mayor incremento de contenido corroborado. o si se prefiere. después la otra. que suministre el cambio más progresivo de problemática ! Pero ni siquiera este procedimiento de apelación puede hacer otra cosa que no sea posponer la decisión convencional. en un modelo pluralista podemos considerar a la teoría de mayor nivel como una teoría interpretativa encargada de juzgar los hechos suministra.plicativa» lo que origina nuevos hechos. Depende de nuestra decisión metodológica el que una proposición constituya un hecho o una «teoría» en el contexto de una contrastación. y al enunciado básico que apoya. por tanto. La «base empírica» de una teoría es una noción monoteórica. después posiblemente ambas. en caso de conflicto podemos rechazar los «hechos» como si fueran «anormalidades». Cuando decidimos si es la sustitución de la teoría «interpretativa» o de la «ex. como igualmente problemáticos que la hipótesis falsada. se debe intentar sustituir primero una. de nuevo tenemos que tomar una decisión acerca de la aceptación o rechazo de enunciados básicos. Por tanto. el problema es decidir qué teoría vamos a considerar como teoría interpretativa suministradora de los hechos sólidos. Alternativamente.

los caminos que deben seguirse (heurística positiva) Incluso la ciencia en su conjunto puede ser considerada como un enorme programa de investigación dotado de la suprema regla heurística de Popper: «diseña conjeturas que 11 . en un sentido importante. Incluso entonces la experiencia sigue siendo. Este proceso debe ser fragmentario y en algún momento será necesario trazar una línea convencional. los principales problemas de la lógica de la investigación sólo pueden analizarse de forma satisfactoria en el marco suministrado por una metodología de los programas de investigación. Una metodología de los programas de investigación científica Se ha analizado el problema de la evaluación objetiva del crecimiento científico en términos de cambios progresivos y regresivos de problemáticas para series de teorías científicas. Las más importantes de tales series en el crecimiento de la ciencia se caracterizan por cierta continuidad que relaciona a sus miembros. Lo que ha de ser evaluado como científico o pseudocientífico es una sucesión de teorías y no una teoría dada. sobre su valor de verdad. esto es. Al considerar a ciertas teorías observacionales como problemáticas. aunque también menos rápido y menos dramático. Según nuestras definiciones. Pero los miembros de tales series de teorías normalmente están relacionados por una notable continuidad que las agrupa en programas de investigación. si nuestra lenta y limitada imaginación no puede ofrecer una alternativa para la misma (como solía decir Feyerabend). 3. como concepto básico de la lógica de la investigación.a una teoría como «fáctica». Existe una objeción aplicable incluso a la versión sofisticada del falsacionismo metodológico que no puede ser contestada sin hacer alguna concesión al «simplicismo» de Duhem. Esta continuidad (reminiscente de la «ciencia normal» de Kuhn) juega un papel vital en la historia de la ciencia. si añadimos a una teoría algunas hipótesis de bajo nivel enteramente desprovistas de relación. éste es un requisito análogo al de simplicidad que garantizaría la continuidad de las series de teorías de las que se puede decir que constituyen un cambio de problemática. debemos adoptar decisiones. No podemos desembarazarnos del problema de la «base empírica» si que.remos aprender de la experiencia . La objeción es la llamada «paradoja de la adición. Por supuesto. aunque sólo sean temporales y ocasionales. Ello nos origina problemas adicionales. podemos hacer que nuestra metodología sea más flexible. y otras. Uno de los aspectos cruciales del falsacionismo sofisticado es que sustituye el concepto de teoría. Esta continuidad se origina en un programa de investigación genuino concebido en el comienzo. El programa consiste en reglas metodológicas: algunas nos dicen las rutas de investigación que deben ser evitadas (heurística negativa). pero no podemos expresar e incluir en nuestro modelo deductivo crítico todo el «conocimiento básico» (o «ignorancia básica»). por el concepto de serie de teorías. Es difícil eliminar tales maniobras sin exigir que los enunciados adicionales estén conectados con los enunciados originales de una forma más intensa que mediante la simple conjunción. pero podemos conseguir que nuestro aprendizaje sea menos dogmático. ello puede constituir un «cambio progresivo. el arbitro imparcial " de la controversia científica.

como Hooke. nosotros mantenemos que siempre y cuando un programa deje de anticipar nuevos hechos. nuestro núcleo. si conduce a un cambio regresivo. En este sentido estamos de acuerdo con Duhem. La heurística positiva establece un programa que enumera una secuencia de modelos crecientemente complicados simuladores de la realidad: la atención del científico se concentra en la construcción de sus modelos según las instrucciones establecidas en la parte positiva de su programa. al contrario que Poncairé. constituía un «descubrimiento». La heurística positiva del programa impide que el científico se pierda en el océano de anomalías. En el programa de Newton la heurística negativa impide dirigir el modus tollens contra las tres leyes de la dinámica de Newton y contra su ley de gravitación.tengan más contenido empírico que sus predecesoras». Pero nustro tratamiento difiere del convencionalismo justificacionista de Poncairé en que. a) La heurística negativa: el «núcleo firme» del programa Todos los programas de investigación científica pueden ser caracterizados por su «núcleo firme». Por ejemplo. y contra ellas debemos dirigir el modus tollens. 12 .» Por ello Watkins llamó a tales reglas «metafísica influyente». será ajustado y reajustado e incluso completamente sustituido. Este «núcleo» es «irrefutable» por decisión metodológica de sus defensores. las anomalías sólo deben originar cambios en el cinturón «protector» de hipótesis auxiliares «observacionales» y en las condiciones iniciales. quien pensaba que hay que aceptar tal posibilidad. mientras que para nosotros es fundamentalmente lógica y empírica. atisbaron un primer modelo ingenuo.grama impide que apliquemos el modus tollens a este «núcleo firme». esto es. la regla anticonvencionalista universal contra la eliminación de excepciones puede ser enunciada como el principio metafísico: «La Naturaleza no permite excepciones. Por el contrario. una simple panorámica. al contrario que él. y que pensaban que una primera versión. puede derrumbarse bajo ciertas condiciones. tales reglas metodológicas pueden ser formuladas como principios metafísicos . Newton despreciaba a las personas que. El cinturón protector de hipótesis auxiliares debe recibir los impactos de las contrastaciones y para defender al núcleo firme. La heurística negativa del pro. b) La heurística positiva: la construcción del “cinturón protección” y la autonomía relativa de la ciencia teórica. El retrasó la publicación hasta que su programa había conseguido un notable cambio progresivo. Un programa de investigación tiene éxito si ello conduce a un cambio progresivo de problemática. fracasa. aunque para Duhem la razón de tal derrumbamiento es puramente estética. debemos utilizar nuestra inteligencia para incorporar e incluso inventar hipótesis auxiliares que formen un cinturón protector en torno a ese centro. Como señaló Popper. puede que haya que abandonar su núcleo. pero que no tuvieron la tenacidad y la capacidad para convertirlo en un programa de investigación.

puede parecer que son las «verificaciones» y no las refutaciones las que suministran los puntos de contacto con la realidad. se convertirán en corroboraciones del programa. la astronomía copernicana estaba «injertada» en la física aristotélica y el programa de Bohr en el de Maxwell. llegado el momento. y las inconsistencias (incluyendo las anomalías) deben ser consideradas 13 . son las «verificaciones» las que mantienen la marcha del programa.mina la coexistencia pacífica. porque el átomo de Bohr se asentaba como una torre barroca sobre la base gótica de la electrodinámica clásica».tífica explica la autonomía relativa de la ciencia teórica: un hecho histórico cuya racionalidad no puede ser explicado por los primeros falsacionistas. Según Margenan. Pero la consistencia (en el sentido fuerte del término) debe continuar siendo un principio regulador importante (de rango superior al requisito sobre cambios progresivos de problemáticas). se ven obligados a redoblar su atención a las anomalías. todo esto puede parecer inaceptable a los falsacionistas ingenuos que mantienen que tan pronto como una teoría queda «refutada» por un experimento [según su libro de reglas] es irracional [y deshonesto] continuar desarrollándola: la vieja teoría «refutada» debe ser sustituida por una nueva. Bien pudo ser el éxito de su programa «injertado» lo que más tarde indujo erróneamente a Bohr a creer que tales inconsistencias fundamentales en los programas de investigación pueden y deben ser aceptadas en principio. estos hombres se olvidaran de que existía una malformación en la arquitectura de la teoría. no podemos negar que algunas derrotas de las versiones subsiguientes siempre son previstas. no refutada. La selección racional de problemas que realizan los científicos que trabajan en programas de investigación importantes está determinada por la heurística positiva del programa y no por las anomalías psicológicamente embarazosas (o tecnológicamente urgentes). a pesar de los casos recalcitrantes. Sólo aquellos científicos que trabajan en ejercicios de prueba y error o en una fase degenerada de un programa de investigación cuya heurística positiva se quedó sin contenido. ter. emocionados por su éxito. que no presentan ningún problema serio y que simplemente debemos acostumbrarnos a ellas. pero también muestra la irracionalidad de la defensa de tales malformaciones una vez que ha concluido la fase progresiva. Por tanto. Conforme crece el joven programa injertado. Por ejemplo. la simbiosis se hace competitiva y los defensores del nuevo programa tratan de sustituir completamente al antiguo. la metodología de los programas de investigación cien.Nuestras consideraciones muestran que la heurística positiva avanza casi sin tener en cuenta las refutaciones. todos la tenían presente y sólo la ignoraron (en medida mayor o menor) durante la fase progresiva del programa. Aunque se debe señalar que cualquier «verificación» de la versión ( n + 1 ) del programa es una refutación de la versión n. (Por supuesto. Las anomalías se enumeran pero se archivan después en la esperanza de que.) Algunos de los programas de investigación más importantes de la historia de la ciencia estaban injertados en programas más antiguos con relación a los cuales eran claramente inconsistentes. Pero de hecho la «malformación» no fue olvidada. Nuestra metodología de los programas de investigación muestra la racionalidad de esta actitud. «se comprende que.

pero incluso él vaciló en 1913. aquel día nació el programa reduccionista de Planck. bien como una propiedad básica de la naturaleza o como una limitación última del conocimiento humano. Por otra parte. en la «interpretación de Copenhague». Los «conservadores» concentrarán sus esfuerzos en la eliminación de la inconsistencia mediante una explicación (aproximada) de los postulados del nuevo programa en términos del programa antiguo. En conjunto esta actitud dominó la antigua teoría cuántica anterior a 1925. si renuncia a la consistencia. Esto se ha hecho en matemáticas como muestran los ejemplos del primer cálculo infinitesimal y de la teoría ingenua de conjuntos. la posición racional con respecto a los programas «injertados» es explotar su poder heurístico sin resignarse al caos fundamental sobre el que se está construyendo. Después de 1925 Bohr y sus asociados introdujeron un nuevo debilitamiento (carente de precedentes) de las reglas críticas aplicables a las teorías científicas. Por ello no es enteramente correcta la observación de Laue según la cual su conferencia del 14 de diciembre de 1900 representó «el nacimiento de la teoría cuántica». ad hoc. La posición anarquista con respecto a los programas injertados consiste en exaltar la anarquía de los fundamentos como una virtud y en considerar la inconsistencia (débil). puede ser racional poner la inconsistencia en una cuarentena temporal. Por supuesto. Si la ciencia busca la verdad. debe buscar la consistencia. Pretender que «debemos ser modestos en nuestras exigencias». resultó dominante la posición «anarquista». La posición conservadora consiste en frenar el nuevo programa hasta que se solucione de algún modo la inconsistencia básica con relación al programa antiguo: es irracional trabajar sobre fundamentos inconsistentes. El mismo Planck adoptó esta opción. renuncia a la verdad. y la física cuántica moderna. el famoso «principio de complementariedad» de Bohr entronizó la inconsistencia (débil) como un rasgo básico último de la naturaleza y fundió el positivismo subjetivista. y continuar con la heurística positiva del pro. entienden que es irracional continuar con el programa nuevo sin una reducción exitosa de la clase mencionada. que debemos resignarnos a las inconsistencias (sean importantes o no) continúa siendo un vicio metodológico.grama. la dialéctica antilógica e incluso la filosofía del lenguaje común en una alianza poco santa. el programa de investigación de la teoría cuántica en su conjunto fue un programa «injertado» y por ello inaceptable para físicos de tendencias profundamente conservadoras como Planck. La decisión de continuar adelante sobre fundamentos temporalmente inconsistentes fue adoptada por Einstein en 1905. «La filosofía (¿o religión?) tranquilizadora de Heisenberg y Bohr está tan cuidadosamente creada que por el momento suministra una cómoda 14 . como hicieron algunos seguidores de Bohr. En la nueva teoría cuántica. En la nueva teoría. cuando Bohr comenzó a avanzar de nuevo. Einstein protestó.como problemas. No tuvo éxito a pesar de los diez años de duro trabajo que invirtió en ello. esto no significa que el descubrimiento de una inconsistencia (o de una anomalía) deba frenar inmediatamente el desarrollo de un programa. se convirtió en uno de los principales porta. La razón es sencilla. Con relación a un programa injertado existe» dos posiciones extremas e igualmente irracionales. Esto originó una derrota de la razón en el seno de la física moderna y un culto anarquista al caos inexplicable.estandartes del oscurantismo filosófico. posterior a 1925. Por tanto.

¿Puede existir alguna razón objetiva (en contrapiosición a socio-psicológica) para rechazar un programa.almohada para el creyente auténtico» . del mismo modo que el rigor matemático se erige como arbitro entre la prueba y la no-prueba. pero no ha sido ni debe convertirse en una sucesión de períodos de ciencia normal. que se erige en arbitro entre la explicación y la no-explicación. Hasta ahora hemos supuesto que resulta muy fácil discernir si una nueva teoría predice un hecho nuevo o no . Pero de hecho los programas de investigación pocas veces han conseguido un monopolio completo y ello sólo durante períodos de tiempo relativamente cortos. nuestra respuesta es que tal razón objetiva la suministra un programa de investigación rival que explica el éxito previo de su rival y le supera mediante un despliegue adicional de poder heurístico. La idea de programas de investigación científica en competencia nos conduce a este problema: ¿cómo son eliminados los programas de investigación? De nuestras consideraciones previas se desprende que un desplazamiento regresivo de problemática es una razón tan insuficiente para eliminar un programa de investigación como las anticuadas «refutaciones» o las «crisis» kuhnianas. demasiado rigurosos. en un canon del rigor científico. para eliminar su núcleo jirme y su programa para la construcción de cinturones protectores? En resumen. por el momento. d) Un nuevo examen de los experimentos cruciales: el fin de la racionalidad instantánea Nunca se debe permitir que un programa de investigación se convierta en una Weltanschauung. esto es. La historia de la ciencia ha sido y debe ser una historia de programas de investigación que compiten (o si se prefiere. Todo esto indica que no podemos eliminar un programa de investigación en crecimiento simplemente porque. Para explicar esta cuestión comenzaré con un ejemplo. no haya conseguido superar a un poderoso rival. Mientras un joven programa de investigación pueda ser reconstituido racionalmente como un 15 . sobre este tema Popper y Feyerabend tienen razón y Kuhn está equivocado. Pero frecuentemente la novedad de una proposición fáctica sólo puede apreciarse cuando ha transcurrido un largo espacio de tiempo. puede que fueran la razón que le impidió descubrir (o tal vez sólo publicar) el modelo de Bohr y la mecánica ondulatoria. cuanto antes comience la competencia tanto mejor para el progreso. El «pluralismo teórico» es mejor que el «monismo teórico». Y ciertamente debemos considerar a un hecho que acaba de ser reintepretado como un hecho nuevo. Por otra parte. Sin embargo. Desgraciadamente esta es la postura que defiende Kuhn: realmente lo que él llama «ciencia normal» no es sino un programa de investigación que ha obtenido el monopolio. No deberíamos abandonarlo si constituyera (en el supuesto de que su rival no estuviera presente) un cambio progresivo de problemática. newtonianos y bohrianos. a pesar de los esfuerzos de algunos cartesianos. ignorando las insolentes pretensiones de prioridad de los coleccionistas de hechos no procesionales. los criterios de Einstein. de «paradigmas»). el criterio de «poder heurístico» depende fundamentalmente del significado que atribuyamos a la expresión «novedad fáctica».

podemos. Nuestras consideraciones explican el por qué los experimentos cruciales sólo han sido considerados como cruciales décadas más tarde. Pero por supuesto. El requisito de crecimiento continuo.igual de los dos programas rivales. debe ser protegido durante un tiempo de su poderoso rival establecido. En conjunto estas consideraciones acentúan la importancia de la tolerancia metodológica. Jung afirmó que su experimento de la doble ranura de 1802 era un experimento crucial entre los programas de la óptica corpuscular y de la óptica ondulatoria. pero dejan sin responder la pregunta sobre cómo son eliminados los programas de investigación. «explicado». La «refutación» de Michelson de la serie de Balmer fue ignorada durante una generación hasta que la respaldó el programa de investigación triunfante de Bohr. después de que Fresnel desarrollara el programa ondulatorio de modo progresivo y cuando resultó claro que los newtonianos no podían igualar su poder heurístico. La anomalía.cambio progresivo de problemática. o simplemente. Ni siquiera los célebres «experimentos cruciales» tendrán fuerza para destruir un programa de investigación: cualquier cosa vale. el título honorífico de «experimento crucial». cuando un programa de investigación es vencido y superado por otro. Pero si un científico del campo derrotado propone unos años más tarde una explicación científica del experimento supuestamente crucial. acorde (o consistente) con el 16 . De hecho. Las elipses de Kepler fueron aceptadas con generalidad como evidencia crucial en favor de Newton y contra Descartes sólo aproximadamente cien años después de que Newton formulara tal pretensión. retrospectivamente. llamar crucial a un experimento si resulta que ha suministrado un ejemplo coorroborador espectacular en favor del programa victorioso y una derrota para el programa vencido (en el sentido de que nunca fue «explicado progresivamente». en el seno del programa vencido). La conducta anómala del perihelio de Mercurio era conocida desde hacía décadas como una de las muchas dificultades no resueltas del programa de Newton. El movimiento browniano estuvo en la mitad del campo de batalla durante casi un siglo antes de que fuera considerado como la causa de la derrota del programa de investigación fenomenológico e inclinara el curso de la guerra en favor de los atomistas. Puede ser que el lector sospeche incluso que tanta insistencia en la falibilidad liberaliza o. pero fue el hecho de que la teoría de Einstein la explicó mejor. pero esta pretensión sólo fue aceptada mucho más tarde. lo que transformó a una anomalía vulgar en una «refutación» brillante del programa de investigación de Newton. los científicos no siempre juzgan las situaciones heurísticas correctamente. Un científico apresurado puede pretender que su experimento derrotó a un programa y puede suceder que algunas secciones de la comunidad científica acepten (también de forma apresurada) esta pretensión. debilita nuestros criterios hasta el punto de confundirse con los del escepticismo radical. pero todo ello sólo tras un largo período de desarrollo des. que era conocida desde hacía décadas. al menos si nos referimos a experimentos que puedan destruir instantáneamente a un programa de investigación. Los experimentos cruciales no existen. el experimento. recibió el título honorífico de refutación. d4) Conclusión. más bien.

«integrados». En primer lugar. La lechuza de Minerva vuela al anochecer. al menos. contenidos en esta sección.aparecerán con el avance de nuestro conocimiento». extensamente aceptado. de distintos casos. el título honorífico puede ser retirado y el «experimento crucial» puede convertirse en una nueva victoria del programa. Pero esta idea utópica caracteriza a la mayoría de las epistemologías. los científicos con frecuencia y racionalmente pretenden «que los resultados experimentales no son fiables o que las discrepancias que se afirma que existen entre los resultados experimentales y la teoría sólo son aparentes y que des. los falsacionistas ingenuos confiaban en que. como el marxismo o el freudianismo. están. Cuando actúan así puede que no estén «adoptando la actitud contraria de aquella actitud crítica que. y ciencia inmadura. la racionalidad de cierta magnitud de dogmatismo. De este modo el dogmatismo de la «ciencia normal» no 17 . Confío haber mostrado que todas estas teorías de la racionalidad instantánea {y del aprendizaje instantáneo) constituyen tin fracaso. También confío haber probado que la continuidad de la ciencia. lo que les suministra un resumen fundamental de la clase de teorías auxiliares que van a utilizar para absorber anomalías. al mismo tiempo. pero que infaliblemente diseñan sus teorías auxiliares reales cuando se enfrentan con ciertos hechos sin que. Revela las debilidades de dos tipos de teorización aparentemente muy distintos. no incorporada a un programa de investigación importante. y además de forma falible. muestran que la racionalidad funciona con mayor lentitud de lo que tendemos a pensar. anticipen otros nuevos. A la luz de las consideraciones de Lakatos la idea de racionalidad instantánea puede considerarse utópica. sólo pueden ser explicados si interpretamos la ciencia como un campo de batalla de los programas de investigación y no de las teorías aisladas.. de prepararnos para acontecimientos futuros. por ejemplo?) En contra de la moralidad falsacionista de Popper. sin duda.programa supuestamente derrotado. que consiste en una remendada secuencia de ensayos y errores. los probabilistas confiaban en que una máquina indicaría instantáneamente el valor (grado de confirmación) de una teoría dada la evidencia existente. la eliminación era el resultado instantáneo del veredicto experimental.. muestra la debilidad de los programas que. Este requisito de crecimiento continuo es la reconstrucción racional del requisito. Podemos comprender muy poco del crecimiento de la ciencia si nuestro paradigma de la unidad del conocimiento científico es una teoría aislada como «Todos los cisnes son blancos». (¿Qué hecho nuevo ha predicho el marxismo desde 1917. Sin ella nunca podríamos descubrir qué hay en una teoría. abandonaríamos la teoría antes de haber tenido una oportunidad real de descubrir su poder y consiguientemente ninguna teoría sería nunca capaz de desempeñar su función de poner orden en el mundo. la tenacidad de algunas teorías. Los justificacionistas querían que las teorías científicas fueran probadas incluso antes de ser publicadas. es la adecuada para un científico. de «unidad» o «belleza de la ciencia». Realmente Popper tiene razón al insistir en que «la actitud dogmática de aferrarse a una teoría durante tanto tiempo como sea posible tiene una importancia considerable. de llamar nuestra atención hacia acontecimientos que de otro modo nunca observaríamos. Los estudios. una teoría independiente. que consiste en programas de investigación. Mi exposición implica un nuevo criterio de demarcación entre ciencia madura.

"No es posible comprender la historia de la ciencia sin tener en cuenta la interacción de los tres mundos. algunos programas de investigación. Pero el marco conceptual en el que Kuhn trata de la continuidad de la ciencia es socio-psicológico. y mientras mantegamos nuestra decisión de eliminar. Yo miro la continuidad de la ciencia a través de unas gafas poperianas. Donde Kuhn ve «paradigmas» yo veo también «programas de investigación» racionales. en ciertas condiciones objetivamente definidas. Kuhn ciertamente probó que la sicología de la ciencia puede revelar verdades importantes y en realidad tristes. Watkins señala que el crecimiento de la ciencia es inductivo e irracional según Hume. en la tenacidad de algunas teorías. adiciona Lakatos que "para Kuhn es el crecimiento de la ciencia no inductivo e irracional". así las revoluciones científicas son irracionales. Pero la sicología de la ciencia no es autónoma. inductivo y racional según Carnap y no inductivo y racional según Popper. Los programas de investigación: Popper versus Kuhn Kuhn tiene razón al objetar el falsacionismo ingenuo y también al insistir en la continuidad del crecimiento científico. Pues según Kuhn no puede haber una lógica sino sólo una sicología del descubrimiento. en el tercer mundo de Platón y de Popper. el crecimiento reconstruido racionalmente de la ciencia esencialmente tiene lugar en el mundo de las ideas. Pero se equivoca al pensar que rechazando el falsacionismo ingenuo se rechazaba también todas las variedades de falsacionismo. en el mundo del conocimiento articulado que es indispensable de los sujetos que conocen. La actitud dogmática en la ciencia (que explicaría sus períodos de estabilidad) fue descrita por Kuhn como un rasgo fundamental de la «ciencia normal» ^ ." 18 . mientras que el mío es normativo.impide el crecimiento mientras lo combinemos con el reconocimiento popperiano de que existe una ciencia normal buena y progresiva y otra que es mala y regresiva. objeto de estudio de la sicología de masas. 4.