You are on page 1of 80

2008-08-10a

Humanae Vitae

1

FIAMC
Fédération Internationale des Associations
Médicales Catholiques

1

2008-08-10a

Humanae Vitae

2

40 años de encíclica HUMANAE VITAE
desde la perspectiva de la ética médica

Resumen
La encíclica Humanae vitae del papa Pablo VI se publicó hace 40 años y generó una oposición considerable
en todo el mundo. Como ejemplos más llamativos de este rechazo se encuentran la Declaración de Königstein
(Königsteiner Erklärung) de los obispos alemanes y la Declaración de Mariatrost (Mariatroster Erklärung) de
los obispos austriacos. Estos comunicados dejaban la decisión sobre la elección de los métodos de regulación
de la natalidad únicamente a la conciencia de los cónyuges. Así numerosas personas fueron alejadas de las
ideas centrales de la encíclica y acabaron decidiéndose a favor de la contracepción (artificial). Las
consecuencias del desarrollo de estos acontecimientos son hoy visibles y se analizarán a continuación;
asimismo se discutirán las amenazas de la vida no nacida. En la segunda parte se tratarán las amenazas de la
vida nacida, especialmente de la mujer, causadas por el control de la natalidad. En el tercer capítulo se
intentarán extraer conclusiones sobre las causas y consecuencias del NO a la fertilidad y de la mentalidad
contraceptiva desde el punto de vista de la sociedad en su conjunto.
Amenazas de la vida no nacida a causa del control de la natalidad
Especialmente conocida es la amenaza del no nacido a causa de los diferentes métodos abortivos, ya sean
quirúrgicos o químicos. Generalmente, apenas se menciona que muchos peligros amenazan al embrión en sus
primeras fases de la vida, incluso a menudo se silencian intencionadamente. Juntamente con el aborto, hay que
poner una atención especial a estas amenazas para reforzar la conciencia respecto a esta cuestión, sobre todo
porque, vistas desde la sociedad en su conjunto, son muy graves no sólo por su calidad, sino también por su
cantidad.

La contracepción también muestra, en los métodos usados más habitualmente de una forma casi
sistemática, aspectos que impiden la implantación del embrión. En primer lugar hay que analizar la
contracepción hormonal en sus cuatro áreas de efecto (inhibición de la ovulación, moco cervical,
endometrio y trompas) globalmente como ejemplo clásico de prevención de la implantación.
De estas cuatro áreas, dos están implicadas en la prevención de la implantación: el endometrio y las
trompas. Por otra parte, los dispositivos intrauterinos también forma parte de la contracepción hormonal.
Los preparados de depósito con progestágenos también tienen un pronunciado carácter inhibidor de la
implantación.
La intercepción, como contracepción poscoital (= intercepción poscoital = píldora del día después =
contracepción de urgencia), asimismo es mayormente inhibidora de la implantación; aunque, tomada
antes de la ovulación, puede actuar como inhibidora de la ovulación. En este punto es importante recordar
que hoy en día la "píldora del día después" se puede obtener sin receta en muchos países.
Tampoco hay que olvidar las vacunas contraceptivas en forma de vacunas contra la hormona GCH o,
todavía en fase de investigación, la vacuna contra embriones.
Finalmente no debe olvidarse la amenaza originada por la reproducción asistida (FIV, TE e ICSI), técnica
que consume embriones en gran medida. Estos métodos de tratamiento de la infertilidad "crean" nueva vida,
pero a costa de incontables embriones que deben renunciar a la suya propia. A esto hay que añadir las pérdidas
a causa del diagnóstico preimplantacional (PID), que tiene un carácter selectivo. En este contexto surgen otros
peligros, entre otros también para los niños nacidos, por los mucho más frecuentes embarazos múltiples, que
conllevan por una parte el feticidio selectivo y por otra partos prematuros con los posibles daños consiguientes
para el niño nacido. Los embriones excedentes se suministran a la investigación de y con embriones,
especialmente a la investigación de células madres embrionarias y finalmente la clonación.
2

2008-08-10a

Humanae Vitae

3

Sin embargo, determinados tratamientos médicos que se pueden aplicar para fines no contraceptivos
también suponen una amenaza para el joven embrión, como por ejemplo la ablación endometrial (láser y
térmica).
La modernidad de nuestro estilo de vida, tan aplaudida, también se cobra –a menudo
inconscientemente sus víctimas. Por ejemplo, la promiscuidad auspicia la expansión de las enfermedades
de transmisión sexual (ETS o Sexual Transmitted Diseases), que pueden llevar a endometritis (por
ejemplo, causadas por clamidias), lo que puede ser inhibidor de la implantación. Apenas conocido es el
efecto antiestrógeno de la nicotina, que impide de forma similar la implantación del embrión. Además
algunas drogas (LSD, cocaína) también pueden tener efectos inhibidores de la implantación.
La dimensión de la inhibición de la implantación se mide con el índice EDI (Embryo Destruction
Index), creado por Bayle para la contracepción oral. El cálculo proporciona cifras aterradoras de la
destrucción de embriones: a nivel mundial, solamente la píldora combinada ya suma más de 10 millones
de abortos precoces al año. A este dato hay que añadir incontables abortos precoces, por ejemplo
mediante la minipíldora, los preparados de depósito, el DIU y la píldora poscoital.
Si se compara la cantidad total de las muertes por enfermedad, accidente, etc. contabilizadas en las
estadísticas, que suponen unos 54 millones de casos, con la cantidad de abortos (42 millones) más la de
abortos precoces y otros tipos de destrucción embrionaria, estas últimas superan holgadamente el número
de las muertes "naturales". Si además se tiene en cuenta que los abortos y los abortos precoces tienen un
origen iatrogénico, es decir causados por un médico, se plantea como mínimo la duda de qué ha sido del
cometido curativo de la medicina.
Hay un problema que recibe una atención especial: la cuestión semántica del aborto precoz. Si hasta
1965 el inicio del embarazo se situaba en el momento de la fecundación, en el año 1965 el ACOG
(American College of Obstetricians and Gynecologists, la mayor organización de ginecólogos de los
EE.UU.) lo estableció en el momento de la implantación del embrión. Desde entonces todas las
intervenciones realizadas antes de la anidación ya no se definen como aborto de un embarazo. Este
periodo ha quedado completamente desprotegido, lo que tuvo consecuencias no únicamente respecto a la
contracepción, sino también respecto a, por ejemplo, la investigación en y con embriones, sobre todo la
investigación con células madres embrionarias.
Amenazas de la vida nacida, especialmente de la mujer, causadas por el control de la natalidad
Los efectos secundarios de la píldora se han discutido en la literatura científica de forma muy controvertida y,
sobre todo, han tenido valoraciones muy diversas. En un análisis fundado se mostrarán y comentarán los distintos
aspectos de la cuestión. Teniendo en cuenta los efectos secundarios de la contracepción hormonal, se ilustran todos
los efectos de estas potentes hormonas, que en la mayoría de los casos se suministran sin prescripción médica.
Como premisa hay que definir la píldora como un derivado de la cortisona, ya que de esto se derivan
inevitablemente determinados efectos secundarios, como el mayor riesgo de infecciones. En particular hay que
mencionar las infecciones por clamidias, la ETS más extendida del mundo por la acción de las hormonas de la
píldora. A causa de la salpingitis resultan numerosos casos de esterilidad derivados de las trompas.
El segundo gran factor es el efecto cancerígeno de la píldora, por lo que la OMS clasificó en el año 2005 la
píldora como carcinógeno en relación con los carcinomas cervical, de mama y de hígado. En el cáncer cervical, una
infección tiene, de nuevo, un papel decisivo: el virus del papiloma humano, también favorecido por las hormonas
de la píldora.
Por otra parte, la píldora conlleva un efecto protector con respecto a los carcinomas de endometrio y de ovarios.
Sin embargo, al hacer balance de estos carcinomas y de los otros efectos secundarios de la píldora, el resultado es
claramente desfavorable a la contracepción hormonal.
El tercer grupo de efectos secundarios se relaciona con el riesgo de trombosis y con las enfermedades
cardiovasculares, potenciadas en gran medida por la píldora.
Asimismo se analizan los cambios del metabolismo y las disfunciones psíquicas y sexuales provocados por la
píldora, así como la posibilidad de malformaciones en niños durante y después de la toma de la píldora.
3

2008-08-10a

Humanae Vitae

4

Un tema cada vez más actual y acuciante, las hormonas en el agua subterránea, que proceden en cantidad
considerable de la píldora, no debe ser olvidado. Además hay que tener en cuenta que, por esta causa, el número de
espermatozoides en los hombres se ha reducido un 50% en los últimos 50 años.
Finalmente no hay que dejar de lado los famosos "beneficios de la píldora", especialmente para poder realizar
un balance correcto de los efectos secundarios y las ventajas de la misma.
"NO" a la fertilidad: causas y consecuencias de la mentalidad contraceptiva
El NO a la fertilidad no significa otra cosa que la separación de sexualidad y procreación. ¿No es este NO a la
fertilidad, al mismo tiempo, un NO al creador? Hay que investigar su influencia sobre las madres, los niños, la
familia y la sociedad y, en particular, las consecuencias de este NO a la fertilidad.
En este contexto hay que estudiar con más detalle la medicina reproductiva y examinar con detalle términos
como "salud reproductiva" y "derechos reproductivos". También hay que analizar la contracepción y la sexualidad,
y en especial la sexualización de la sociedad, lo que incluye la educación sexual en las escuelas.
¿A qué nos referimos exactamente con los anticonceptivos? ¿Se trata realmente de anticoncepción, o en realidad
más bien de aborto precoz? La investigación muestra resultados sorprendentes al respecto que deben ser analizados.
¿Qué papel juegan las definiciones lingüísticas y sus cambios de significado?
También se tratarán las consecuencias del NO a la fertilidad, de gran trascendencia para nuestra sociedad, que
han resultado finalmente en una separación de procreación y sexualidad como la que encontramos en el caso de la
fecundación mediante probeta.
Entre las consecuencias también se encuentran los efectos secundarios de los anticonceptivos, que afectan sobre
todo a las mujeres. Entre ellas destacan en especial –condicionadas por la promiscuidad– las enfermedades de
transmisión sexual, y en particular las clamidias, que pueden resultar en infertilidad y la consiguiente fecundación
artificial. También se analizan los efectos para la sociedad en su conjunto, entre ellos la decadencia moral y la
disminución de la población.
A pesar de la contracepción, el número de abortos aumenta, lo que implica que el aborto se convierte en un
seguro para los fracasados de la contracepción.
También se pondrá atención en las consecuencias de la procreación in vitro. Como consecuencia de la
mentalidad anticonceptiva también hay que considerar la eutanasia, especialmente en relación con el aborto.
La conclusión del dilema existente sólo puede ser que hay que promover un cambio de nuestra comprensión
actual de la sexualidad, orientado a un regreso a una forma natural y deseada por Dios de la sexualidad y la
fertilidad; en el caso de la regulación de la natalidad tenemos a disposición la excelente regulación natural de la
concepción. Así se cierra el círculo de la Humanae vitae, cuyo contenido en verdad se ha confirmado sobradamente
a través del desarrollo de la mentalidad anticonceptiva y ha dejado en evidencia a sus críticos.

4

2008-08-10a

Humanae Vitae

5

Introducción
A principios de los años 60 apareció la píldora anticonceptiva en el mercado y en poco tiempo adquirió gran
popularidad1. En relación directa se encuentra el desarrollo posterior del comportamiento sexual, sobre todo en el
mundo occidental, evolución que se volvió más acusada en el año 1968 debido a tres famosos sucesos que
ayudarían a decidir claramente el futuro de muchos países industrializados:
1. La revolución cultural del 68, también llamada revolución sexual, procedente de Francia (mayo del 68) y, en
parte, también de Alemania. Se extendió por gran parte del plantea.
2. La encíclica Humanae vitae del papa Pablo VI del 25 de julio de 1968.
3. La Declaración de Königstein de los obispos alemanes (30-8-1968) y la Declaración de Mariatrost de los
obispos austriacos (22-9-1968).
Los tres sucesos están íntimamente relacionados y afectaron ampliamente a la misma problemática. En los tres
casos se trata, entre otras cosas, de la relación con la sexualidad y su vínculo con la procreación.
El movimiento del 68 reclamó como uno de los puntos clave una sexualidad libre y, consecuentemente, la
liberalización de los métodos anticonceptivos así como del aborto.2 En la posición diametralmente opuesta se
encuentra la encíclica Humanae vitae, que rechaza la regulación artificial de la natalidad y acepta únicamente la
regulación natural de la concepción.
Como motivación para la publicación de Humanae vitae, Pablo VI escribe: "En todos los tiempos ha planteado
el cumplimiento de este deber serios problemas en la conciencia de los cónyuges, pero con la actual transformación
de la sociedad se han verificado unos cambios tales que han hecho surgir nuevas cuestiones que la Iglesia no podía
ignorar por tratarse de una materia relacionada tan de cerca con la vida y la felicidad de los hombres".3
Las declaraciones de los obispos alemanes y austriacos relativizaron el contenido de la encíclica Humanae
Vitae, dejando totalmente la decisión sobre la contracepción a la conciencia de los cónyuges. De la misma forma
que la revolución del 68, estas declaraciones tuvieron repercusión más allá de Alemania y Austria en los católicos
de otros países en cuanto a estas cuestiones. Al mismo tiempo, el contenido de la encíclica también fue rechazado
con independencia de ambas declaraciones en todo el mundo, tanto desde dentro de la Iglesia como por parte de
laicos. Los medios de comunicación también jugaron un papel poco desdeñable.
Las preguntas a estudiar son:
1

2

3

En mayo de 1960, la empresa norteamicana Searle presentó el preparado hormonal "Enovid", de alta dosificación. Un año
después, el 1 de junio de 1961, el consorcio alemán Schering presentaba "Anovlar", la primera píldora para Europa. En
ambos casos, las ventas en esta categoría de productos se contaban al cabo de pocos años por millones (!). La píldora
anticonceptiva supuso para la "revolución sexual" de los años 60 un requisito químico decisivo.
Desde el punto de vista demográfico, el baby bust (es decir, lo contrario al baby boom, o una disminución sin precedentes
de la tasa de natalidad) significó un descenso tan brusco de la natalidad que superó a los descensos de ambas guerras
mundiales sobradamente, no únicamente en lo referente a la disminución de la natalidad, sino incluyendo también a los
muertos en la guerra. Para comprobar estas afirmaciones, basta echar un vistazo a las numerosas fuentes documentales
sobre demografía, por ejemplo a las pirámides de población. Si bien es verdad que la empresa Schering califica el baby bust
como "mito", únicamente se ha limitado a publicar esta afirmación en Internet. Para este tosco rechazo de una relación
entre la píldora, por una parte, con los sucesos más graves de toda la historia demográfica, por la otra, ni siquiera se ofrece
algún tipo de argumentación rudimentaria; simplemente se limitan a una breve frase. "El baby bust es un mito".
En este contexto también es muy digna de crítica la frase que hoy en día se oye hasta la saciedad: "mejor prevenir que
abortar". Casi de forma espasmódica se intenta disimular que el gran incremento en la distribución de contraceptivos viene
acompañada de un incremento directo del número de abortos. Esta frase (mejor prevenir que abortar) se desenmascara sin
demasiada dificultad como "mito" histórico –usando las mismas palabras que la empresa Schering. Cualquiera puede
entender estos conceptos sin esfuerzo a partir de una simple comparación: sólo hay que contrastar la disponibilidad en
aumento de los anticonceptivos modernos con el pico actual en el número de abortos (aunque no hayan faltado en los
últimos años los intentos de encontrar pruebas de lo contrario). El querer elevar la píldora a la categoría de instrumento
efectivo contra el aborto no deja de ser una evidente ilusión; más bien actúa de forma similar a una pared anti-incendios
hecha de madera (véase al respecto la cita de Pierre Chaunu).
"Asaltamos los murallas de su anticuada moral y no dejamos ni una piedra en pie. Ninguna victoria de la revolución del 68
es tan total y tan clara como la liberación de la sexualidad." Traducción de Die 68er Revolution,
http://www.kaikracht.de/68er.
Papa Pablo VI: Encíclica Humanae vitae, "La transmisión de la vida". Publicada en alemán por Christiana-Verlag (1981),
1, pág. 13.

5

2008-08-10a

Humanae Vitae

6

– ¿Qué entendemos hoy bajo el concepto de contracepción?
– ¿Qué efectos ha tenido la contracepción? ¿En qué situación nos encontramos actualmente respecto de la
contracepción?
– ¿Qué efectos ha tenido la encíclica Humanae vitae y cuáles hubiera tenido si se hubiera seguido? ¿Cómo hay
que valorar o juzgar su importancia en este contexto?
La investigación siguiente se compone de tres partes: en la primera se describen las amenazas de la vida no
nacida a causa del control de la natalidad; en la segunda, las amenazas de la vida nacida, especialmente de la mujer,
causadas por el control de la natalidad, haciendo hincapié en la contracepción hormonal; y en la tercera, las causas
y las consecuencias del NO a la fertilidad, de la mentalidad anticonceptiva contemporánea, desde un punto de vista
social crítico.

Los efectos del control de la natalidad
Amenazas a causa del control de la natalidad
A)

Múltiples amenazas de la vida no nacida

Las amenazas de la vida no nacida son, como se verá a continuación, de naturaleza muy diversa. Afectan a todo el
campo de la procreación, para la que actualmente se usa la palabra reproducción. Por ello debemos analizar en este
contexto todo el campo de la medicina reproductiva, especialmente las técnicas reproductivas, ya que hoy en día
todo lo relacionado con la formación de la vida humana, aunque también con evitarla –incluyendo el aborto– se
engloba en el concepto "reproducción".
Generalmente se habla de "salud reproductiva" y de la reivindicación, incluso del derecho, de toda mujer, de
toda pareja, a tener acceso a estos métodos y técnicas, tanto para un fin como para el otro. Las cosas han
evolucionado hasta llegar al punto de que los "derechos reproductivos" deben equipararse a los "derechos
humanos".
El proceso se inició con la separación creciente de sexualidad y fertilidad a finales de los 50 y principios de los
60, que inevitablemente se vio seguida de la separación de fertilidad y sexualidad. Ideológicamente, ambas
"separaciones" están íntimamente relacionadas.
El primer paso fue la contracepción, sobre todo en forma de la píldora anticonceptiva, que generó una actitud
negativa para con los niños, que se acabó convirtiendo en un prejuicio general contra ellos. A partir de aquí la
sucesión lógica fue –aun cuando muchos todavía no lo quieren reconocer– la liberalización del aborto.
Seguramente no hay una denominación que revele más claramente el agrio No a la fertilidad y a los niños que
"píldora antibaby". El dr. Horst Witzel, que durante la introducción de la misma en el mercado europeo trabajaba
como joven científico en Schering AG (y más adelante como miembro de la junta directiva), vio en este nombre
una "trágica denominación errónea".4 Incluso encontró que el uso de este nombre podría haber sido una causa de la
baja aceptación inicial de la píldora en el mercado, probablemente por las connotaciones negativas asociadas.
Sin embargo, esta primera denominación puede ser la más exacta de todas las habidas hasta hoy, ya que es la
que mejor y más concisamente describe toda la situación. Casi con toda seguridad no hay otro nombre en el todo
del mundo que denote con más claridad el "no" a los niños; este no está presente al menos de forma inconsciente,
aunque mayormente se pronuncia de una forma muy consciente. Al contrario de la opinión de Witzel, se puede
concluir que la creación del nombre "píldora antibaby" no es en absoluto una "trágica denominación errónea", sino
que más bien demuestra que el desconocido creador de tal nombre acertó instintivamente, por desgracia incluso en
dos sentidos: ya que la actitud anti-bebés de ninguna manera se limita al No a la formación de un niño, sino que
también incluye un No rotundo a un niño ya formado, desgraciadamente en la mayoría de los casos, ya que acaban
con un aborto. El nombre "píldora antibaby" concentra incluso en dos palabras lo que Pierre Chaunu ya resumió, en
el año 1981, en unas pocas frases de una forma tan acertada:
No hay una contracepción, un aborto y una esterilización, sino que las tres forman un todo en el que una cosa lleva forzosamente a la
otra (…) Desde hace veinte años todo sucede en todo momento y lugar según el mismo esquizofrénico plan. Para parar los pies al
aborto, tachado de fechoría y flagelo contra la humanidad, se mejora la oferta de técnicas anticonceptivas, se amplia al acceso libre a
4

Asbell, B.: Die Pille, pág. 220.

6

2008-08-10a

Humanae Vitae

7

toda la información, se desarrollan planes de educación sexual en las escuelas. Tan pronto se ha implementado y reforzado la
contracepción bajo el pretexto de que se quiere eliminar la epidemia de los abortos clandestinos, aparecen inmediatamente llamadas
por el derecho al aborto. En apenas unos días el discurso previo da un giro de 180 grados. De repente el aborto deja de ser una
fechoría (…), sino que el gran mal reside en la clandestinidad. El destino del niño es secundario: ¿a quién le importa?5

Chaunu escribió este texto en 1981 con la mirada puesta en las entonces dos décadas desde el inicio de la nueva era
de la contracepción. Hoy, 40 años después de la Humanae vitae y casi 50 años tras la entrada en esta era, no hay
nada en el texto que haya quedado desfasado; al contrario, la valoración de Chaunu de los 20 primeros años de esta
se ha visto confirmada por completo y mantiene vigente su validez.6
Pero eso no es todo, seguramente ni Chaunu ni el creador de la palabra "píldora antibaby" tenían claro cómo se
revelaría el significado, tan horroríficamente real y literal, de la palabra: Esto tiene relación con el efecto inhibidor
de la implantación de los contraceptivos orales, que ya es imposible poner en duda hoy en día. Este aspecto letal
para la vida no era ni mucho menos el centro de atención en la época, ya que sólo era conocido por unos pocos
expertos; pero desde 1938, es decir desde hace ya 70 (!!) años, que está disponible para su eventual consulta.7
Tipos de amenaza
Si el anticonceptivo actúa antes de la anidación, se trata de inhibición de la implantación. Si la intervención tiene
efecto después de la anidación, hablamos de aborto en su sentido más literal.
Sin embargo también podemos distinguir entre una amenaza invisible (aborto precoz, es decir inhibición de la
implantación mediante contraceptivos) y una amenaza visible (aborto). Pero no lo olvidemos: ¡en ambos casos se
trata de un aborto!
Finalmente también podemos clasificar los tipos de amenaza según el "método anticonceptivo": la prevención
en sí, la combinación de prevención e inhibición de la implantación (por ejemplo contraceptivos hormonales como
la píldora y la minipíldora, Depo Provera, Implanon, el DIU, la "píldora del día después", RU 486) y el propio
aborto. La reproducción asistida es en esta clasificación una forma especial de amenaza, ya que la amenaza para la
existencia del embrión se encuentra fuera del seno materno.
A partir de ahora nos guiaremos por la siguiente clasificación:

I.

Aborto

1. Aborto quirúrgico
2. Aborto químico
II.
1.
2.
3.
4.
5.

Contracepción

Aquí se incluye la contracepción en su sentido más amplio:
Contracepción hormonal
DIU
Vacunas contraceptivas
Antiprogesterona: RU 486
Otros:
– espermicidas con nonoxinol
– esterilización de la mujer: embarazo ectópico tras la esterilización

III.

Intercepción = contracepción poscoital

IV.

Reproducción asistida

5
6
7

Chaunu, P.: Die verhütete Zukunft. Stuttgart, 1981, pág. 207. Título en español: Historia y población: un futuro sin
porvenir.
Uno de los indicios más importantes es la estadística del desarrollo del número de aboros en Inglaterra, precisamente el país
que tan pronto y de forma tan extensiva liberalizó el aborto.
Parkes, A.S.; Dodds, E.C.; Noble, R.L.: "Interruption of Early Pregnancy by Orally Active Oestrogens", en British Medical
Journal. Nº 4053, 10-9-1938, pág. 557–559.

7

2008-08-10a
V.

Humanae Vitae

8

Tratamientos médicos

1. Ablación de la mucosa endometrial
2. Medicamentos abortivos (Cytotec)
VI. Estilo de vida

I. Aborto
De forma más abrumadora aparece el aborto en su sentido más literal, cifrado por la OMS en 45-60
millones de casos al año en todo el mundo. El aborto se convierte así en el segundo método más usado de
control de la natalidad en nuestro planeta, sólo tras los anticonceptivos hormonales.
Si se compara la estadística de muertes del mundo según la causa con las muertes relacionadas con el aborto,
se encuentran resultados sorprendentes:

Incluir gráfico: gráfico de barras de causas de muerte
La misma tabla con las fuentes documentales:

Causas de muerte más frecuentes del planeta

Total de decesos por año
(sin abortos)
Malaria

(en millones)
54,0
1,0

Suicidio
Tráfico
Tuberculosis

1,0
1,2
2,0

VIH/SIDA

2,9

Muertes infantiles
Cáncer

10,6
10,9

Enfermedades cardiovasculares

17,5

Otros
Abortos

6,0
42,0

Estadística de población de la ONU 2007
Día mundial de la malaria 2007 / Médicos sin
fronteras
OMS
Informe de la salud mundial 2004
Día mundial de la tuberculosis 2007
Médicos sin fronteras
Informe mundial del SIDA de la ONU del día
mundial del SIDA 2006
Lancet 3/2005
Österr. Krebshilfe, Día mundial del cáncer 2006
/ OMS
Día mundial de los médicos 2007 / World Heart
Federation
OMS / Lancet 10/2007

YOU! Magazin (una revista juvenil diferente)
YOU, a su vez, menciona el Foro médico de Salzburgo (Salzburger Ärzteforum) como fuente:
"http://www.salzburgeraerzteforum.com/"
De esta estadística se deduce que el aborto quirúrgico y químico es la causa de muerte más frecuente del mundo,
y eso teniendo en cuenta que la estadística no incluye las víctimas de los métodos de aborto precoz, que también se
tratan en este estudio. Si consideramos que la mayor parte de las otras causas de deceso están condicionadas por
enfermedades o accidentes, las muertes por aborto están necesariamente condicionadas por la intervención
consciente de terceras personas. En principio se trata de casos de muerte de origen iatrogénico 8, lo que hace la
cuestión más cuestionable, especialmente si tenemos en cuenta el cometido curativo de la medicina. Aquí también

8

es decir, causadas por un médico (véase Pschyrembel, Klinisches Wörterbuch, 258ª edición, 1998, pág. 735). Aquí hay que
tener en cuenta que, en determinados países, otro tipo de personal médico, como por ejemplo enfermeras, puede realizar
abortos, pero siempre con el consentimiento médico.

8

2008-08-10a

Humanae Vitae

9

habría que añadir la destrucción de embriones causada por la investigación en y con embriones, sobre todo en lo
relativo a la investigación sobre células madre.
Si sumamos todas estas víctimas iatrogénicas (abortos precoces, abortos habituales y la destrucción de
embriones de otro tipo), se supera holgadamente el número de muertes por enfermedad o accidente. Con otras
palabras: los médicos del mundo son responsables, como mínimo, de tantas muertes como la naturaleza. ¡Esto no
se había dado jamás en la historia de la medicina! El útero se convierte pues en el lugar más peligroso para la vida
humana, cuando en realidad debería proporcionar la mejor protección y seguridad al no nacido.
Desde la perspectiva jurídica, la jurisprudencia en cuanto al aborto y las decisiones legales en las que se ésta basa
tienden cada vez más hacia un derecho explícito al aborto, ya que cada vez más frecuentemente argumentan a favor
de un derecho total de la mujer a decidir, es decir, a decidir sobre su niño no nacido.
En algunos reputados manuales y obras de la ginecología ya se usa desde hace años una expresión problemática:
se ha introducido en la lengua de estos textos –desgraciadamente en fea correspondencia con los textos de
organizaciones pro-aborto– los términos, muy materialistas, Schwangerschaftsgewebe ("tejido del embarazo") y
Schwangerschaftsprodukt ("producto del embarazo"). A imagen de tales publicaciones, en la ciencia médica ya no
sólo se ignoran palabras como "niño no nacido", "embrión" o "feto", sino que también desaparecen del uso
vocablos como "cigoto" o "blastocito", términos especializados para nada sospechosos y neutrales para la biología.
A nivel lingüístico, autores de libros especializados proscriben de la ginecología y de la medicina a un ente que en
Alemania, desde su primer día, disfruta según el artículo 1923 del Código civil del derecho a herencia (!). De forma
consciente o inconsciente desplazan verbalmente a un individuo autónomo hacia el campo del apéndice y el tejido
tumoral (cuya extirpación lógicamente no presenta, al contrario que la de un no nacido, dudas de tipo ético en
ningún momento).

En todo el mundo, el aborto se despenaliza en gran medida, esto es, que deja de ser un delito gracias a la
legislación correspondiente. A partir de esto se intenta derivar cada vez más un "derecho al aborto". En la Unión
Europea, sólo tres países tienen todavía una normativa restrictiva en la relación con el aborto, Irlanda, Malta y
Polonia, y se encuentran bajo una gran presión para liberalizar su legislación.

La asamblea parlamentaria del Consejo de Europa aportó el 16-4-2008 una prueba de su actitud a favor
de una evolución hacia un derecho al aborto en Europa al aprobar la resolución de "Acceso a un aborto
sin riesgo y legal en Europa" por 102 votos contra 69 (y 14 abstenciones).
En el texto de la resolución se "invita" a los países miembros "a garantizar el ejercicio efectivo del
derecho de las mujeres al acceso a un aborto sin riesgo y legal".9 De todas formas no se llegó a una
decisión directa sobre del "derecho de las mujeres al aborto", como se había formulado originalmente en
el borrador del informe. Pero la consecuencia para el niño sigue siendo la misma.
Para poder garantizar un "derecho al acceso a un aborto sin riesgo y legal", hay que haber legalizado
un "aborto sin riesgo y legal", es decir que se debe poder ofrecer de forma completa, como ya sucede en
la mayoría de los casos. El paso hacia un "derecho al aborto" se hace todavía más corto y se convertirá
pronto en realidad.
Otro paso en esta dirección son los esfuerzos contra la objeción de conciencia en los casos de aborto,
apoyados también por gremios de la UE. "Expertos independientes por los derechos fundamentales" –un
gremio consultivo de la Comisión europea– pretende desposeer al personal médico del derecho a la
objeción de conciencia, obligándolos a participar en abortos o a derivar a las mujeres interesadas a un
ginecólogo dispuesto a realizar el aborto.10
9
10

Baier, Stephan: "Eine Abstimmung gegen die Ungeborenen", en: Die Tagespost, nº48, 19-4-2008, pág. 3.
"¿Obligación de colaborar?", miércoles 28-12-2005 09:27, http://www.kreuz.net/article.2447.html. En principio tiene –por
ejemplo según la interpretación del jurista G. Hirsch– un farmacéutico en Alemania, a partir de la legislación vigente
actualmente, el derecho a negarse a facilitar la píldora poscoital. Tampoco a él se le puede obligar a participar en la
destrucción de embriones. Véase Günter E. Hirsch, "Die Pille danach", en: Medizinrecht 1/1987, pág. 12-16.

9

2008-08-10a

10

Humanae Vitae

Lo mismo pretende una publicación del ACOG 11 de 2007 12, en la que el órgano superior de la Sociedad americana de
ginecología y obstetricia pone en duda la libertad de conciencia,
dando la vuelta a los valores morales vigentes hasta la actualidad y poniendo en primer lugar la autonomía de la mujer. La
conciencia del médico ocupa ahora un segundo lugar.

Como ya se dio a conocer, un promedio del 60% de los ginecólogos italianos se niega a realizar abortos.13 Los
esfuerzos contrarios de determinados órganos de la UE llevarán forzosamente a una situación de grave conflicto.
También se informa de que en Inglaterra y Gales cada vez se dan más casos de objeción de conciencia por parte de
jóvenes ginecólogos. Allí se está dando un aumento de la objeción de conciencia de los ginecólogos, tras la
sorprendentemente amplia liberalización del aborto del año 1968 y el aumento del número de abortos (que se ha
doblado desde principios de los años 70, llegando a los 190.000 abortos anuales en la actualidad). Esta evolución se
ha convertido en una auténtica crisis en Inglaterra, donde hay demasiado pocos ginecólogos disponibles para la
realización de esta práctica.14
Si la cosa dependiera del "derecho al acceso a un aborto sin riesgo y legal" y de las leyes de muchos países del
mundo, habría que matar a todos los niños no nacidos. Una idea en sí absurda, pero que encaja con la realidad.
"Matar se ha convertido en el medio más fácil de elegir".15
Teniendo en cuenta el hecho de que los abortos están a menudo financiados por los sistemas de sanidad
públicos, Josef Isensee, el famoso jurista de Bonn, dio el siguiente título a un uno de sus textos: "El Estado mata".16
Una gran cruz son los abortos tardíos, ya que con mucha frecuencia se matan niños capaces de vivir. El
Tribunal Supremo de EE.UU. confirmó en abril de 2007 con su decisión la prohibición del aborto tardío, aunque
sólo afecte al "Partial birth abortion", un método de aborto especialmente bárbaro.17 ¡Pero no deja de ser un rayo
de esperanza!
I.1.
I.2.

Aborto quirúrgico
Aborto químico:
– Antiprogesterona: RU 486 (Mifegyne)
– Prostaglandina (Cytotec, actualmente en combinación con RU 486)

Metotrexato

I.1. Aborto quirúrgico
Es el método de aborto más usado. Sin embargo, en los países occidentales el aborto químico con RU 486 ya ha
sustituido al quirúrgico, como por ejemplo se puede observar en Suiza, donde ya 2/3 de los abortos se realizan
mediante Mifegyne.
Métodos quirúrgicos:
• Método de aspiración: mayoritario
• Legrado
• Regulación de la menstruación (Karmann)
De entre estos métodos predomina la aspiración, generalmente realizada con una bomba de succión eléctrica.
No confundir con el Manual Vacuum Aspirator (MVA), un método de succión con una bomba manual que
tiene muchos riesgos para la mujer, como por ejemplo infecciones o perforaciones del útero. Los MVA están
muy extendidos en los países en vías de desarrollo y a menudo son empleados por personal no médico, como

11

American College of Obstetricians and Gynecologists.

12
13
14
15
16

17

"The Limits of Conscientious Refusal in Reproductive Medicine", ACOG Committe Opinion, nº 385, noviembre de 2007.
http://www.acog.org/from_home/publications/ethics/co385.pdf.
Jugend für das Leben-Österreich, citada en: LEBE, Informationsblatt der Bewegung für das Leben – Tirol del Sur, 90,
mayo a septiembre 2008, año 16.
Laurance, Jeremy: "Abortion crisis as doctors refuse to perform surgery" en: The Independent, lunes 16-4-2007.
Karl Simpfendörfer en su carta "Premio literario internacional germanófono" "Premio de la vida", Heidelberg, Semana de
la vida 2008.
Isensee, Josef: "Der Staat tötet. El aborto como prestación de la seguridad social y de la protección constitucional de la vida
no nacida", en: Hoffacker, Paul; Steinschulte, Benedikt; Fietz, Paul-Johannes (editores): Auf Leben und Tod. Abtreibung in
der Diskussion. Bergisch-Gladbach, 5ª ed., 1991, pág. 175 ss.
Tribunal Supremo de EE.UU., 18-4-2007: Partial-Birth Abortion Ban Act (sentencia del caso Gonzalez contra Carhart).

1
0

2008-08-10a

11

Humanae Vitae

las parteras, incluso también para el vaciado del útero tras abortos incompletos bajo el argumento de completar
abortos espontáneos.
La regulación de la menstruación según Karmann también se realiza con un MVA.

I. 2. Aborto químico
Antiprogesterona
La antiprogesterona Mifepristone o el RU 486 (Mifegyne) es conocida como píldora abortiva y es muy
controvertida. Fue la que inició la destrucción química de los no nacidos a gran escala. Como argumento a favor
del RU 486 se citó que esta técnica abortiva no era tan "agresiva" como el aborto quirúrgico. Aunque esto, sobre
todo por motivos psíquicos, no sea real, como se ha demostrado por diferentes vías. En la práctica, el RU 486 se
suele combinar con una prostaglandina, generalmente misoprostol, ya que aislado no suele ser suficientemente
eficaz.
El RU 486 también se acostumbra a suministrar como contracepción de emergencia, en forma de anticonceptivo
poscoital ("píldora del día después"). Se supone que la ventaja es una mayor seguridad y además surgen menos
efectos secundarios que con la "píldora del día después" clásica. Hay que añadir que se puede tomar hasta 5 días
después de las relaciones sexuales sin protección y en una dosis bastante más reducida que con el aborto en sí a
través del RU 486.
La prostaglandina puede actuar por sí sola como abortivo, como por ejemplo el misoprostol (Cytotec), al
provocar contracciones del útero.
El metotrexato es un citostático, empleado originariamente para el tratamiento del cáncer, del que
posteriormente se descubrió su uso como abortivo químico. Se emplea sobre todo en el tratamiento de embarazos
ectópicos, pero también en parte para el aborto de partos intrauterinos generalmente en combinación con una
prostaglandina.
La amenaza del aborto es espectacular, registrable también objetivamente, queda un sustrato visible que se
puede observar a simple vista.
También es especialmente digno de mención el aborto como consecuencia del diagnóstico prenatal, en el
caso de la detección de malformaciones, en algunos casos en niños capaces de vivir.
Aquí se añade además la diagnosis preimplantación, que también se cobrará incontables jóvenes vidas.
¿Pero cómo es la situación de otras amenazas, no tan visibles, de la vida no nacida? ¿Dónde se encuentran
estos peligros? ¿Quién habla y quién no habla de esta exterminación masiva pero silenciosa de los no nacidos?

II. Contracepción
II.1. Contracepción hormonal
Con este ejemplo se puede mostrar con facilidad la problemática de las –por decirlo de alguna manera–
amenazas invisibles de la joven vida no nacida, especialmente de la intersección entre la prevención en sí
del aborto precoz. Por ello se intentará ser un poco más concreto.
a) Contracepción oral18 (CO): píldora y minipíldora
b) Preparados de depósito estroprogestativos:
– Parches hormonales (EVRA)
– Anillo vaginal (NUVARING)

18

Contracepción oral o contraceptivos orales = OC (según las siglas en inglés de: Oral Contraceptives; así que: COC =
Combined Oral Contraceptives).

1
1

2008-08-10a

12

Humanae Vitae

c) Progestágenos de depósito:

Depo Provera = "inyección de los tres meses"

Implantaciones hormonales: Norplant, Implanon
d) DIU con progestágenos ("espiral hormonal")

II.1. a) Contracepción oral y b) Preparados de depósito estroprogestativos
1)
2)
3)
4)

Áreas de efecto:
Inhibición de la ovulación
Moco cervical
Endometrio
Trompas

Índice Pearl (PI) de los contraceptivos orales combinados 0,2-6 (Teichmann)
Índice Pearl
Indica el número de embarazos no deseados por cada 100 mujeres que usaron el método
anticonceptivo durante un año. (Consecuentemente los valores bajos son los más deseados, ya que
equivalen a una cuota de "fracasos" menor o una mayor seguridad del método).
1) Inhibición de la ovulación:
La intención original del inventor de la píldora era la inhibición de la ovulación, es decir una imitación del
desarrollo del ciclo mediante componentes altamente dosificados de estrógenos y progestágenos. Los primeros
tipos de píldora producidos se correspondían en gran parte con esta idea –aunque no al 100%–, con un contenido
todavía relativamente alto de estrógenos y progestágenos.
A causa de la gran tasa de efectos secundarios, tanto objetivos como subjetivos, que se pudo observar, el
contenido hormonal se fue reduciendo, lo que hizo que aumentara cada vez más el número de ovulaciones
imprevistas. Ya en los años 70 se documentó un 7% de ovulaciones imprevistas y posteriormente un 7-10%.
Jones y Darroch Forrest describen tasas de fracaso infrecuentemente altas, sobre todo en el primer año de
consumo. Durante estos 12 primeros meses se da en un 1,9% de las mujeres casadas (de 35-40 años de edad) y en
19
hasta un 18,1% de las mujeres solteras (de más de 20 años). Esto significa, que en al menos un 1,9-18,1% de este
colectivo debe haber habido ovulaciones imprevistas. Pero como no todas las ovulaciones imprevistas acaban en
una fecundación y no todos los óvulos fecundados se implantan en el endometrio (véase "Endometrio"), el número
de ovulaciones imprevistas debería ser bastante superior a los porcentajes mencionados de fracaso.
Esta alta tasa de fracaso en adolescentes se confirmó en el simposio Sexualidad juvenil y contracepción20, en el
que se habló de unas tasas de fracaso (Índice Pearl) de un 15-18% entre las jóvenes. Según esta información, la
píldora únicamente se toma correctamente en un 50-60% de los casos.
Killick et al. investigaron el crecimiento de los folículos bajo los efectos del preparado combinado o trifásico
Trinordiol: en 8 de 22 ciclos de tratamiento, en el segundo día de toma se podían detectar folículos dominantes de
10 mm o más, lo que equivale a un 36%. Los valores de estrógenos se corresponderían con los del crecimiento de
folículos. Sin embargo, no se detectaron signos de ovulación. Los autores del estudio también detectaron que los
niveles de estradiol y gonadotropina eran significativamente más altos al iniciar la toma de la píldora en el 5º día
del ciclo (en lugar del 1º día) y en mujeres que desarrollaron un crecimiento del folículo. Los valores de
gonadotropina se mantuvieron altos a lo largo de todo el ciclo, incluso después del decrecimiento del folículo, lo
que también se detectó en el periodo de pausa de la píldora.21
Teichmann lo describe de una forma parecida, aunque de forma un poco críptica: "que el grado de supresión de
la actividad ovárica se reduce al dejar las cantidades de estrógenos y progestágenos extremadamente altas ya se
22
pudo observar con la introducción de preparados con 50 µg de etinilestradiol". En otras palabras: La inhibición
de la ovulación perseguida ("supresión de la actividad ovárica") se conseguía más eficazmente con los primeros
preparados, simplemente porque contenían dosis hormonales mucho más altas. Por consiguiente los preparados
19
20
21
22

Jones y Darroch Forrest 1989.
Simposio Sexualidad juvenil y contracepción: una actualización, 3-4-2008, en el Seedamm Plaza, Pfäffikon (Suiza). Grupo
de trabajo Ginecología infantil y juvenil GYNEA.
Killick et al. 1987.
Teichmann 1989.

1
2

2008-08-10a

13

Humanae Vitae

actuales, con dosis más bajas, han dejado de conseguir tal grado de inhibición de la ovulación. El éxito reducido de
las píldoras modernas en la inhibición de la ovulación es el precio que hay que pagar por dejar de sufrir los efectos
secundarios de los primeros preparados.
Concretamente esto significa:
Dosis hormonal

Tasa de la inhibición
Tasa de los efectos
de la ovulación deseada secundarios no deseados

alta

alta

alta

baja

baja

baja

Con la minipíldora, que contiene dosis muy bajas de progestágenos, sólo se obtiene una inhibición de la ovulación
escasas veces, por lo que su mecanismo activo reside en su efecto en el moco cervical, el endometrio y la movilidad
de las trompas. De esta forma, su principal función es la inhibición de la implantación.

2) Moco cervical
Del ciclo natural se conoce que la progesterona espesa el moco cervical, lo que forma una especia de barrera para la
ascensión del esperma. Así esta situación se corresponde de forma parcial con el efecto de un inhibidor de la
ovulación. Determinados autores la describen, junto a la inhibición de la ovulación, como el "efecto anticonceptivo
principal" (Lauritzen 1989) y el "segundo efecto principal de los inhibidores de la ovulación" (Furch 1991), de
forma que la fecundación no puede tener lugar y el efecto sobre el endometrio indicado por Furch "no surge
efecto". Otros autores citados anteriormente destacan la función del moco cervical de forma similar (por ejemplo
Teichmann 1991).
En contra de tal "segundo efecto principal" se muestran los experimentos con conejos de Chang y Hunt: un
grupo recibió estrógenos artificiales (EE); un segundo grupo, progestágenos artificiales (norgestrel o noretinodrel);
y un tercero no recibió ningún tipo de hormona. Tras varios días de tratamiento se inseminó artificialmente a los
conejos. Al seccionar a los animales muertos, en los que se habían tratado con hormonas se encontraron millares de
espermatozoides en las trompas. En los que recibieron progestágenos incluso en el 72% respecto a los animales del
23
grupo de control. Esto demuestra –al menos en la investigación con animales– que el moco cervical espesado
mediante progestágenos no supone una barrera absoluta.
En las muchas explicaciones de los últimos años acerca de la –desgraciadamente sólo presunta– gran
importancia del moco cervical espesado mediante progestágenos la mayoría de autores acostumbra a dejar
injustamente de lado especialmente un proceso natural y fisiológico: la producción de estrógenos en un folículo en
proceso de maduración.
Para comprender mejor esta importante situación, a continuación se explica brevemente cómo, a lo largo de un
ciclo de menstruación normal y no interferido, el periodo central del ciclo está dominado por la influencia de los
estrógenos.
(1) El moco del cuello uterino o cérvix es de hecho muy espeso durante la mayor parte del ciclo (más de 3 de las 4
semanas). En estas circunstancias, supone un obstáculo casi imposible de sortear para los gérmenes infecciosos
y especialmente para los espermatozoides más grandes.24
(2) Para que la fertilidad y la procreación sean posibles, teniendo en cuenta esta eficaz barrera, el sistema
reproductor femenino debe crear condiciones especialmente adecuadas para los espermatozoides, lo que ocurre
gracias a un gran abanico de procesos: (a) El canal del cuello uterino se ensancha, de manera que aumente
sustancialmente el ancho de paso; (b) el número de glóbulos blancos (o leucocitos) disminuye de forma
extrema, ya que su misión es la de destruir las células extrañas; y (c) la barrera cervical se hace más atravesable
a través de la liquidificación del moco cervical, hasta ahora muy espeso.
Todos estos fenómenos suceden en el periodo central del ciclo, es decir, en el momento de la ovulación. Del
ovario (donde se almacenan los óvulos), al abrirse el folículo se libera un óvulo para su eventual fecundación, el
cual será acogido posteriormente por la trompa.
(3) Lo decisivo es que estos procesos están controlados por los estrógenos propios del cuerpo, sobre todo por el
más efectivo de ellos, el estradiol. Se forma en el revestimiento del óvulo, el folículo ovárico. En cada ciclo uno
de estos revestimientos crece a partir de uno de los óvulos, que están almacenados, hasta un tamaño de unos 2
23
24

Chang y Hunt 1970.
En este punto hay que dejar claro que la existencia de esta barrera cervical tan eficaz en un organismo femenino sano es
una situación normal, y no está provocada por ninguna hormona introducida artificialmente.

1
3

2008-08-10a

14

Humanae Vitae

cm. Simultáneamente al crecimiento del folículo aumenta enormemente la producción de estrógenos; de hecho
aumenta tanto que la concentración de estrógenos en el periodo central del ciclo equivale a 3.000 veces o más
(!) la cantidad presente dos semanas antes, en el inicio del ciclo. Este estrógeno es el que –de forma similar a un
interruptor hormonal– activa toda una serie de cambios fisiológicos, entre los cuales los mencionados
anteriormente en los puntos 2a-c, pero que también incluyen muchos más. Los cambios provocados por los
estrógenos afectan a diferentes órganos objetivo, entre los cuales cabe destacar las trompas de Falopio, el
endometrio, así como el moco en el cuello uterino (cérvix).
(4) Aunque, en comparación, en el suero sólo se refleja una pequeña proporción del gran aumento de la
concentración de estrógenos en el folículo, es suficiente para activar todos estos cambios varios que supondrán
las condiciones sine qua non para la fecundación. En consecuencia de esta relación tan directa entre el tamaño
del folículo y la producción de hormonas que en él tiene lugar, también se debe concluir que cuando se ha
producido la ovulación, se alcanza el máximo de la producción natural de estrógenos y la hormona puede
desarrollar todo su ámbito de efectividad, en el que indudablemente se encuentra la apertura de la barrera
cervical a través de la liquidificación del moco cervical. Este es el motivo por el cual las tomadoras de la píldora
más atentas siempre observan en el periodo central del ciclo unitario artificial, producido mediante un inhibidor
de la ovulación, una fase en el moco cervical similar a la que es típica del ciclo fisiológico no influenciado.
Como conclusión inconfundible debemos quedarnos con dos aspectos: en primer lugar, no hay fracaso en la
inhibición de la ovulación sin producción de estrógenos. En segundo lugar, no hay producción de estrógenos sin
los efectos de los estrógenos; lo que lógicamente también afecta a la barrera cervical en la forma de su pérdida. O
expresado de otra manera: una ovulación imprevista también significa que se puede atravesar el cérvix,
exactamente de la misma forma que se produce en una ovulación normal. La barrera cervical está unida a la
inhibición de la ovulación: o funcionan ambas simultáneamente o fracasan ambas a la vez (son como un equipo de
dos, o ambas actúan al mismo tiempo o hacen pausa juntas).
Por otra parte, los más de 50.000 "embarazos a pesar de la píldora" en Alemania deberían ser una prueba
suficiente por sí solos. Así Friedrich Andreas Stapf, el especialista en abortos más conocido en el ámbito
germanófono, ya indicó en una conferencia en la universidad de Augsburgo el 13-11-1990 en uno de sus artículos
científicos de forma inconfundible que la absoluta mayoría de los abortos están originados por un fracaso de la
píldora, incluso, como él comentó explícitamente, a pesar de un uso concienzudo de los contraceptivos. ¿Significa
esto otra cosa que no sea que la barrera cervical ha sido sorteada en millares de casos? Lógicamente no, ya que sin
espermatozoides que alcancen la meta no hay fecundación.

3) Endometrio = inhibición de la implantación:
Bajo la denominación inhibición de la implantación debemos entender todos los intentos de dificultar o impedir
que un embrión, en las dos primeras semanas de su vida, alcance el endometrio en el momento adecuado y en las
condiciones imprescindibles para su supervivencia; de forma que se destruya. Sin embargo, esto ya no es
"anticoncepción", sino sobrepasar un límite de forma éticamente inaceptable, ya que de esta manera ya no se
impide la creación de un ser humano, sino que se conduce a la muerte a una persona ya existente.
La inhibición de la implantación se basa en la transformación secretora incompleta del endometrio causada por
los CO y por los cambios regresivos de éste, que aumentan con el tiempo que se toman los CO. En el caso de los
preparados combinados casi siempre se puede observar una "secreción rígida", en la que las glándulas son
estrechas, pierden su función y muestran un aspecto casi atrofiado; al mismo tiempo, el estroma muestra una
reacción pseudodecidual. Tras la toma ininterrumpida de preparados combinados durante varios años, el estroma
pierde a menudo su función y se vuelve fibroso. Las mujeres reaccionan de forma desigual a una toma prolongada
de preparados combinados o de fases: en algunos casos, tras muchos meses de toma puede haber todavía signos de
secreción en las glándulas; en otros las glándulas pueden perder su función al poco tiempo de iniciar la toma con
una reacción importante del estroma.
Los dos autores de la gran obra de consulta Kontrazeption mit Hormonen ("Contracepción con hormonas"), H.
D. Taubert y H. Kuhl, catedráticos en el departamento de endocrinología ginecológica en Fráncfort, remarcan
desde hace más de un cuarto de siglo de manera clara e inconfundible el efecto inhibidor de la implantación de los
esteroides sexuales.
Y casi sin excepción, todas las píldoras anticonceptivas hormonales, incluyendo los inhibidores de la
ovulación, están compuestas básicamente de etinilestradiol por un lado y de progestágenos por el otro; es decir, no
son otra cosa que esteroides sexuales artificiales. Y para mostrar más explícitamente que esta información es
conocida en el mundo científico desde hace tiempo y está considerada como obvia, a continuación se encuentran
algunas citas tomadas expresamente no de la segunda edición del libro de 1995, sino de la primera edición de
1
4

2008-08-10a

15

Humanae Vitae

Taubert/Kuhl de 1981, publicada el mismo año, en la que los autores hacen referencia a un "efecto inhibidor de la
25
anidación de casi todos los tipos de píldoras".
26
Y en 1995 :
"Se ha comprobado que mediante la administración de estradiol no sólo se puede retrasar varios días el desarrollo
del endometrio, sino también del patrón de secreción de uteroglobina y de otras proteínas. Con este patrón de
27
secreción, asíncrono en relación con el desarrollo del blastocito, se consigue un área hostil para el blastocito, de
28
manera que no pueda tener lugar la implantación."
En las regiones angloparlantes también se describe el efecto inhibidor de la implantación de la píldora. En Williams
Obstetrics, uno de los libros de texto más usados en Estados Unidos, se explica:
"De la misma forma que los estrógenos [artificiales], los progestágenos [artificiales] generan un endometrio
desfavorable para la anidación de los blastocitos."29
Algo similar encontramos en Danforth's Obstetrics and Gynecology: "La toma de anticonceptivos reduce la
producción de glucógeno en las glándulas del endometrio, lo que pone en peligro la supervivencia de los blastocitos
30
en el útero."
A la pregunta "¿puede probarse científicamente la premisa de que la vida humana empieza con la anidación y no
con la fusión del óvulo con el espermatozoide?",
Lauritzen respondió en 1986 como sigue:
"Sin lugar a dudas, la vida humana empieza con la fusión del óvulo con el espermatozoide y la consiguiente
división del óvulo. Sin embargo, el médico y el abogado encaran el problema de que, al menos en una
fecundación normal, el comienzo de la vida no puede ser establecido. Por lo tanto, es importante saber, tanto
para el juicio médico como para el criterio legal, cuándo se puede establecer objetivamente un embarazo, y
hoy en día se establece inmediatamente después de la implantación del gameto en el endometrio. [¡Qué
barbaridad, señor catedrático! ¿Desde cuando existe la anidación del semen o de óvulos, eh?] En ese
momento, cuando el embrión se conecta con la circulación de la madre, éste envía señales que pueden
demostrarse, p.ej. beta-HCG ó SP 1.
Por esto se ha acordado que el comienzo de la gestación, tal como puede establecerse objetivamente,
debería ser el punto de partida para definir el problema, de forma que el comienzo de la gestación (no de la
vida humana) se inicia en el momento de la implantación. Con esta definición, extraída de hechos
comprobados, se establece que los métodos que inhiben la implantación del óvulo fecundado como el
Pesario intrauterino o la píldora, no constituyen un aborto inducido. Para apoyar esta tesis, hacemos notar
31
que más de la mitad de todos los óvulos fecundados se abortan de forma natural antes de la implantación."

Lauritzen 1989:
"La píldora en su forma clásica trabaja en todos los casos como un contraceptivo, no como un abortivo. Con las
preparaciones graduadas y con las preparaciones combinadas, la inhibición de la ovulación ocurre prácticamente
siempre. Sin embargo, este es sólo uno de los efectos protectores. Adicionalmente hay (incluso con monofase y
preparados secuenciales) efectos contraceptivos en el moco cervical, en el endometrio, así como influencias en la
motilidad tubárica, y finalmente en el mismo ovario. Es realmente cierto que no se presenta en todos los casos una
inhibición de la ovulación con las modernas preparaciones de baja dosis (Micropíldoras): en este sentido parece
que ocurren más a menudo las ovulaciones. El hecho de que las píldoras de baja dosis dan una inhibición
insuficiente del crecimiento folicular; se demuestra por la frecuencia de quistes ováricos u ovarios quísticos,
cuando se administran preparaciones de estrógeno-gestágeno de baja dosis. Verdaderamente, se da también una
inhibición del crecimiento folicular y de la ovulación (aunque no siempre) y, en tales casos, el efecto en el moco
cervical llega a ocurrir apropiadamente: entonces este fenómeno constituye el principal efecto anticonceptivo. En
este caso hay también ciertamente una influencia en el endometrio y en la motilidad tubárica, pero es
probablemente menor. ... En resumen, con preparaciones de baja dosis el efecto en el moco cervical es lo primero,
pero también juegan un rol los cambios en el endometrio y la motilidad tubárica que hacen más difícil la
25
26
27
28
29
30
31

Taubert/Kuhl: Kontrazeption mit Hormonen, 11981.
Taubert/Kuhl: Kontrazeption mit Hormonen, 21995.
Beier, H.M.; Kühnel, W.; Petry, G.: "Uterine secretion proteins as extrinsic factors in preimplantation development", en:
Advanc. Biosci. 6 (1971) pág. 165–189.
Taubert/Kuhl: Kontrazeption mit Hormonen, 21995, pág. 41.
Williams Obstetrics 1993, pág. 1323.
Danforth: Obstetrics and Gynecology. 1994, pág. 626.
Lauritzen 1986.

1
5

2008-08-10a

16

Humanae Vitae

anidación. En este contexto la píldora no puede describirse como un abortivo: el efecto empieza antes de la
32
anidación." (La cursiva no se encuentra en el original)

Cabe destacar que, en las dos últimas citas de Lauritzen, se le da a la contracepción un significado diferente del
usual: ya no significa simplemente prevención de la fecundación, sino también prevención de la anidación del
embrión. Es importante observar que esta inhibición de la implantación no se describe como "aborto de un
embarazo", ya que éste sólo empieza con la anidación y el efecto inhibidor de la implantación de la píldora tiene
lugar "antes de la anidación". De esta forma se acepta como evidente que los embriones humanos se destruyan por
la inhibición de la anidación. De hecho Lauritzen admite abiertamente que la vida humana "sin duda empieza con
la fusión del óvulo y del espermatozoide y la consiguiente división del óvulo". En este contexto, no nos interesa
tanto el inicio del embarazo, sino el de la vida humana y el de este ser humano recién creado que se asesina por el
efecto inhibidor de la anidación de la píldora. En consecuencia la píldora no sólo es contraceptiva, sino también
abortiva.

Beller (Iowa, EE.UU., 1990), respecto a la cuestión del DIU y la píldora, opina lo siguiente:
"Una pregunta crítica es: ¿cuál es el límite para el aborto? ¿La inhibición de la implantación? ¿Dónde quiere Ud.
trazar la línea? Si Ud. rechaza la inhibición de la implantación por ser abortiva, entonces es posible que el DIU
ya no se pueda elegir tampoco y, por lo tanto, por ese mismo motivo, tampoco podrá tomar nunca más la
33
píldora." (La cursiva no se encuentra en el original)

4) Trompas
En este punto haremos referencia a que los contraceptivos hormonales afectan a la motilidad de las trompas, lo que
retarda el transporte del embrión. Además también se muestran los cambios en la combinación de las secreciones
tubáricas, que podrían tener una influencia negativa en el transporte del embrión.
Otro efecto abortivo de la píldora (Mall-Häfeli 1986):
"4. La Píldora tiene una acción multifactorial. Por sí solo, el transporte tubárico retardado ocasiona que el óvulo
se torne demasiado viejo e inhibe el desarrollo de un embrión viable, tal como hemos visto en la fertilización invitro."
Leidenberger describió en 1992 el efecto de la píldora así:
"El modo de actuar del inhibidor de la ovulación se describe sólo parcialmente como el bloqueo de la secreción de
la gonadotropina hipofisial y, por tanto, la ovulación por un lado y el bloqueo cervical gestágeno dependiente de
la migración del espermatozoide por el otro. Como con el uso de la mayoría de los contraceptivos hormonales no
se alcanzan las condiciones fisiológicas para la anidación en el endometrio, se perturba la sincronización entre
la transformación del endometrio y la motilidad tubárica y se cambia la combinación de la secreción tubárica."
(La cursiva no se encuentra en el original)
Taubert y Kuhl se expresan de forma similar:
"La administración de hormonas esteroidales puede influenciar la velocidad de desplazamiento del óvulo
fecundado así como la combinación de las secreciones en las trompas y en el útero, de manera que se perturba el
desarrollo del blastocito mediante cambios en la oferta de sustrato y enzimas. Es de importancia crucial que el
útero sólo sea receptivo durante un breve periodo de tiempo para los blastocitos que se van a implantar. En
consecuencia, la receptividad uterina se puede ver perturbada por un cambio en la combinación y en la sucesión
temporal de estradiol y progesterona." 34
Véase la información de Schering:
"los estrógenos y los progestágenos influyen en la motilidad de las trompas y, de esta manera, en el transporte
del óvulo, con lo que el óvulo no llega al endometrio en el momento en el que éste ofrece las mejores condiciones
para la anidación. Además se modifica la combinación de la secreción tubárica, y en consecuencia de la
maduración del óvulo."

En cuanto a la frecuencia de la inhibición de la implantación:
32
33
34

Lauritzen 1989.
Beller 1990.
Taubert/Kuhl: Kontrazeption mit Hormonen, 21995, pág. 42.

1
6

2008-08-10a

17

Humanae Vitae

Respecto a los llamados inhibidores de la ovulación (o métodos anticonceptivos hormonales) se han tenido en cuenta dos
aspectos:
1. ¿Qué magnitud podría tener el "riesgo" individual de una mujer de (quizás sin saberlo) provocar un "aborto
35
preclínico" mediante la píldora?
2. ¿Qué magnitud tiene la destrucción de embriones mediante la píldora desde el punto de vista de la sociedad en su
conjunto?
36

En Francia, B. Bayle llega a una conclusión comparable: parte de la premisa de 1-2 embarazos por cada 100 años
de toma de la píldora (es decir, un índice Pearl: PI = 1-2); al mismo tiempo muestra que el número de inhibiciones
de la implantación debe ser superior al número de embarazos a pesar de la píldora, por lo que cifra las
inhibiciones en 3-10 por cada 100 años de toma. Como él aplica consecuentemente estos resultados a la situación
en Francia, llega a la conclusión de que la destrucción de embriones se corresponde aproximadamente con el
número de los abortos registrados oficialmente en el país. Como él no ve en estos datos una cifra despreciable,
extrae la respetable conclusión de que se debería crear un Índice de destrucción embrionaria ("Indice de destruction
embryonnaire"), denominado EDI en inglés: "Embryo Destruction Index".

La magnitud del efecto como abortivo precoz de la píldora en Alemania y
países similares
Para determinar la magnitud de las cifras para la sociedad en su conjunto, es necesario relacionar el IDE (el número de
embriones destruidos por cada 1.200 ciclos37 o por cada 100 años de toma) con la frecuencia de uso de la píldora en un
país. Por ejemplo, para Alemania (con 6,6 millones de tomadoras de la píldora = 6,6 millones de años de toma) hay que
multiplicar el IDE por 6.600.000 / 100 = 66.000 (se divide entre 100 ya que el IDE, así como el PI, hacen referencia a
100 años). Si partimos de un valor medio del IDE de 4, podemos deducir los siguientes datos para los países
germanófonos:

35

36
37

Así denominan, por ejemplo H. KUHL/C. JUNG-HOFFMANN, las pérdidas por causas naturales (!) de embriones (en:
Kontrazeption. Stuttgart, 1996, pág. 11). Esta formulación podría dar la impresión de que existe un tipo de aborto natural.
Supuestamente la mitad de todos los embriones mueren de forma "preclínica" y se eliminan discretamente (con la regla);
los autores indican al respecto que "la intercepción poscoital no se puede valorar en ningún caso como inducción de un
aborto precoz" (pág. 95, la cursiva se encuentra en el original). Esto significa que, si tenemos en cuenta la naturaleza en
concreto, hablamos de "aborto" (lo que sugiere una interrupción del embarazo). Aquí hay algo que no cuadra. Si, por una
parte, relacionamos la muerte natural de un embrión con la palabra "aborto"; ¿cómo queremos evitar por la otra la misma
palabra para la destrucción de embriones inducida de forma innecesaria? Si se usa el término "aborto", de tanto peso, en
relación con un fenómeno fisiológico natural, no se puede dejar de lado para la destrucción yatrógena de la vida en forma
de intercepción o inhibición de la implantación. Teniendo en cuenta el uso de las palabras que hacen los autores, es un
craso error denominar la pérdida de embriones causada por la administración de interceptivos especiales como "en ningún
caso (…) un aborto precoz". La concusión contraria hubiera sido precisamente inevitable, es decir, valorar "la intercepción
poscoital" (sobre todo la "píldora del día después" y el "DIU") en todos los casos sin excepción como un método para la
"inducción de un aborto precoz".
Además también habría que remarcar que es indiscutible que hay muchas pérdidas naturales de embriones antes de la
implantación, las cuales –y aquí hay unanimidad– están originades en su mayor parte por defectos en el cromosoma. Sin
embargo la tasa de mortalidad natural no llegaría ni al 10%; J. Rötzer, por ejemplo, la cuantifica en aproximadamente un
8%. Ya hace décadas que precisamente estas cifras tan absurdamente altas (en cuanto a la mortandad natural en las dos
primeras semanas de vida) pululan por la literatura científica. Generalmente se menciona un 40-60%, a veces incluso un
70%. Por el contrario, P. Fritz ya criticó acertadamente en 1980, que se trata de "uno de esos bulos que todos se copian
unos de otros sin consultar la obra original". (P. FRITZ, Ibid., pág. 366).
Bayle, B.: "L’activité antinidatoire des contraceptifs oraux", en: Contracep. Fertil. Sex. 22 (1994), nº 6, pág. 391–395.
Para simplificar los cálculos, en la mayor parte de la literatura científica se usa el número 1.200. Algunos autores también
usan la cifra de 1.300 ciclos; lo que tiene una justificación completamente lógica, ya que la duración media de un "ciclo
mensual" no es de 30 días sino más exactamente de unos 28 días, con lo que se ajusta más a un mes lunar que a un mes de
nuestro calendario. En consecuencia incluso deberíamos usar preferentemente la cantidad de 1.300 ciclos por cada 100
mujeres, ya que se corresponde mejor con la realidad. Una mujer fértil tiene anualmente aproximadamente 13 "ciclos
mensuales". Esto tiene como consecuencia que todas las cifras del PI (índice Pearl), así como las del IDE (índice de
destrucción de embriones), deberían corregirse con un factor 13/12, es decir de un 1,08 o de un 8%. Por lo tanto, el número
de embriones destruidos por la inhibición de la implantación sería aun mayor. Sin embargo, en el marco de los cálculos que
aquí se exponen, simplemente tratamos de ofrecer una cierta aproximaxión a la situación, por lo que no tendremos en
cuenta estos detalles.

1
7

2008-08-10a
Población 38

País

Alemania
Austria
Suiza

18

Humanae Vitae

80 millones
8,2 millones
7,4 millones

Usuarias de la píldora39 Destrucción
embriones40
6,6 millones
0,68 millones
0,61 millones

de

~264.000
~27.000
~24.000

Tabla 1: Destrucción de embriones en los países germanófonos
En el caso de Alemania podemos extraer las siguientes conclusiones:
1) A pesar de los inhibidores de la ovulación de han dado y se dan casos de ovulaciones por millones;
2) Por cientos de miles se han dado y se dan
a) a pesar de las supuestamente fuertes barreras cervicales casos en las que fueron atravesadas;
b) inhibiciones de la implantación, por las que mueren más de 250.000 embriones.
3) Por miles se han dado y se dan anualmente
41
a) anidaciones (embarazos a pesar de la píldora), alrededor de unos 66.000 casos;
b) abortos a causa de un fracaso de la píldora. (Las estadísticas anteriores muestran que al menos la mitad de estos
42
embarazos acaban con un aborto )

En todo el mundo, los datos de Bayle (1994) supondrían: con 61 millones de usuarias de la píldora, 50 millones
de abortos, 2-7 millones de embriones destruidos relacionados con la píldora. Hoy en día más 100 millones de
mujeres toman la píldora; lo que, si hacemos los cálculos correspondientes, se correspondería con una destrucción
de embriones relacionadas con la píldora del orden de entre 3,2 y 11,4 millones al año.

Por qué la píldora actúa como abortivo: "conocimientos básicos" de
farmacología
De entrada es un error el considerar la píldora como un simple contraceptivo (método de prevención del embarazo), ya
que de las cuatro áreas de actuación reconocidas generalmente, únicamente dos se sitúan antes de la fecundación: (1) la
inhibición de la ovulación, es decir impedir la maduración del óvulo, y (2) espesar el moco cervical en el endometrio, lo
que impediría que los espermatozoides lo atraviesen.
A menudo los "contraceptivos hormonales" todavía se denominan erróneamente "inhibidores de la ovulación". El
poco acierto de este nombre se induce de los mecanismos de efectividad de las hormonas (progestágenos) y de los
43
combinados hormonales (estrógenos más progestágenos)."

38

39

40
41
42

43

En el año 2004 (cifras a partir de los datos de los insitutos de estadística). Austria: www.statistik.at/fachbereich_03/
bevölkerung_tab2.shtml;
Suiza:
www.bfs.admin.ch/bfs/portal/de/index/themen/bevölkerung.html;
Alemania:
www.destatis.de/basis/d/bevö/bevötab5.php.
La cifra de Alemania (6,6 millones) se menciona en Leitlinien Empfängnisverhütungen (2004), un dato compartido por la
Deutsche Gesellschaft für Gynäkologische Endokrinologie und Fortpflanzungsmedizin (DGGEF, Sociedad alemana de
endocrinología ginecológica y medicina reproductiva) en colaboración con el Berufsverband der Fraunärtzte e.V.
(Asociación profesional de ginecólogos), citado en Feige et al.: Gynäkologie, 2006 (pág. 226). Las cifras para Austria y
Suiza han sido calculadas por el autor, que parte de la premisa un poco simplificada de que Austria y Suiza son
comparables con Alemania en cuanto a la composición de la población por una parte (proporción de mujeres en edad fértil)
y a la actitud al respecto de la contracepción (en concreto respecto a la preferencia de la píldora sobre otros métodos
anticonceptivos). 6,6 millones = 38,5 % de un total de 17,2 millones de mujeres alemans en edad fértil (14–44 años).
Si tomamos un valor de 4 para el Índice de destrucción de embriones (IDE).
Si partimos de un valor de 1 para el índice Pearl.
Friedrich Andreas Stapf, famoso en el área germonófona por haber realizado decenas de millares abortos, puso la mirada al
gran número de fracasos de la píldora en una conferencia en la universidad de Augsburgo el 13-11-1990 en uno de sus
artículos científicos. Según él, se orginan "al menos (…) 51.500 embarazos no deseados con una contracpeción óptima";
mediante el "uso de otos métodos anticonceptivos no tan seguros" se suman además "al menos 35.000 embarazos no
deseados" a esta cifra. (citado en Berktold, H. 1992, pág. 29; véase www.nidationshemmung.de/berktold)
Husmann, F.: "Hormonale Kontrazeptiva. Wirkungsmechanismen, Indikationen, Nebenwirkungen und
Kontraindikationen", en: Deutsches Ärzteblatt, 1975 (10), 647–654, pág. 647.

1
8

2008-08-10a

19

Humanae Vitae

Las otras dos áreas principales de actuación son (3) el endometrio y (4) las trompas. Los efectos en estas áreas no se
reflejan hasta después de la fecundación o concepción; por lo tanto, ni por su objeto ni por su significado se pueden
llamar contraceptivas, sino que más bien pertenecen al ámbito de la "intercepción", lo que sería la "protección a
44
posteriori" (y en la que, por sus efectos, se incluiría la "píldora del día después").
"Con la administración de progestágenos en la fase folicular, como es el caso de casi todos los inhibidores de la
ovulación, se impide la proliferación normal del endometrio y se induce una transformación secretoria únicamente
abortiva. Los inhibidores de la ovulación actúan no sólo evitando la ovulación, es decir anticonceptivamente, sino
que también dificultando la implantación, para el caso en que efectivamente se produjera la ovulación y la
45
fecundación."
Son los progestágenos artificiales que se encuentran en la píldora (tanto en la píldora combinada como en la minipíldora)
los que actúan sobre el endometrio así como en las trompas. Sin estos efectos, el embrión se podría mover durante tres
días por las trompas y se podría alimentar de piruvato y lactato, los cuales son secretados abundantemente por las
trompas. Tras aproximadamente otros tres días más de espera, en el 6º o 7º día embrionario (= 21º día del ciclo),
empezaría su anidación (implantación) en el endometrio, que se prepara en este momento exacto para la llegada del
embrión. Su fuerte crecimiento ("proliferación") de unos 1,5 mm originales hasta unos 6-9 mm se puede observar incluso
mediante ecografía, aunque esto sólo sea el signo más externo de una importante transformación.
Los progestágenos no reducen y cambian sólo las secreciones de las trompas, sino que también disminuyen su
movilidad, por lo que el embrión llega a menudo con retraso en el endometrio; si es que éste fuera apto para una
anidación. Por el contrario, si la influencia de los estrógenos artificiales (etinilestradiol) es mayor, esto resulta en un
46
transporte inusitadamente rápido y el endometrio todavía no está preparado para la llegada del embrión. Sin embargo,
los progestágenos causan por encima de todo una transformación insuficiente ("secreción") del endometrio para que no
pueda ofrecer al embrión sustento ni alimento suficientes. Siempre se da una situación tal cuando, tras una ovulación a
pesar de la píldora (en Alemania, alrededor de 6,6 millones de casos al año) además sucede una fecundación (lo que se
da en unos 300.000 casos).
47

Las tasas de ovulaciones a pesar de la píldora varían entre un 1,9% y un 18,1% en función del colectivo ; no obstante
se puede tomar como valor medio un 10%. Ya en 1975, F. Husmann escribió acerca de los primeros preparados de
principios de los años 60 "que, a pesar de la administración de dosis relativamente altas de combinaciones de estrógenos
y progestágenos, en un 6,8% de los ciclos se da una ovulación, pero el efecto contraceptivo de las hormonas mantiene
todos sus efectos." Muy acertadamente extra la siguiente conclusión: "Estas observaciones permiten reconocer la
48
importancia del resto de mecanismos para el efecto contraceptivo de la hormonas", lo que apunta claramente a los
efectos inhibidores de la implantación adicionales de los "inhibidores de la ovulación".
"El resto de mecanismos" incluso aparecen en los prospectos:

Aus dem Beipackzettel von »Orlest 21«Del prospecto de "Orlest 21"
»Durch die Hormonzufuhr kommt es zu einer Hemmung der Eireifung und der Ovulation, zu Veränderungen
des Endometriums, das damit ungeeignet zur Nidation wird; die Spermiendurchlässigkeit des zervikalen
Schleimpfropfes wird unterdrückt und die Tubenmotilität negativ beeinflußt."El suministro de hormonas resulta
en una inhibición de la maduración del óvulo y de la ovulación, en cambios en el endometrio para que no sea
apto para la anidación; se limita la penetrabilidad del esperma a través del moco cervical y se influye
negativamente en la motilidad de las trompas. Aus diesen Faktoren resultiert eine sichere Empfängnisverhütung, wenn das Präparat vorschriftsmäßig eingenommen wird.«Gracias a estos factores se consigue una
44
45
46

47
48

El nombre "prevención" se extiende para incluir la intercepción, por este motivo métodos como el DIU o la "píldora del día
después" no cuentan como métodos abortivos.
Taubert, H. D.; Kuhl, H: Kontrazeption mit Hormonen, Stuttgart 21995, pág. 42 (La cursiva se encuentra en el original).
Los estudios más recientes son los que han demostrado la importancia de estos procesos: "La sincronización de estos
procesos (…) es esencial para una implantación". (Kuhl, H.; Jung-Hoffmann, C. Ibid., [Nota 17], pág. 10. La cursiva se
encuentra en el original). Una descripción como, por ejemplo, la de H. Döring en los años 60 y70 ("ninguna transformación
secretoria completa") no permiten deducir la importancia de que estos procesos tengan lugar con las menores interferencias
–causadas por el progestágeno– posibles (véase Döring, Empfängnisverhütung, 2ª ed., 1967, pág. 35).
Jones, E. F.; Darroch Forrest, J.: "Contraceptive Failure in the United States: Revised Estimates from the 1982 National
Survey of Family Growth", en: Family Planning Perspectives (1989) 21, pág. 103–109.
Husmann, F.; Ibid. (nota 24), pág. 648. (La cursiva no se encuentra en el original) En este punto hay que tener en cuenta
que esto hace referencia a las píldoras con las dosis más altas que se han producido. La reducción de las dosis (para
disminuir o suavizar los efectos secundarios) significó por el contrario una reducción constante de la tasa de éxito de la
inhibición de la ovulación.

1
9

2008-08-10a

20

Humanae Vitae

prevención de la fecundación segura, siempre que se tome el preparado adecuadamente."
Aus dem Beipackzettel von »Yermonil«Del prospecto de "Yermonil"
»Zusätzlich wird unter Yermonil der Schleim im Gebärmutterhals zäher, so daß männliche Samenzellen nicht
in die Gebärmutter aufsteigen können."Con Yermonil el moco del cuello cervical se vuelve además más espeso,
de manera que los espermatozoides no puedan penetrar en el útero. Außerdem wird die
Gebärmutterschleimhaut nur unvollkommen für die Einbettung eines befruchteten Eies vorbereitet.El
endometrio tampoco se prepara correctamente para la anidación de un óvulo fecundado. Yermonil schützt also
durch
mehrfache
verschiedene
Wirkprinzipien
vor
dem
Eintreten
einer
ungewollten
Schwangerschaft.«Yermonil protege mediante varios mecanismos de funcionamiento contra un embarazo no
deseado."
Tabla 2: extractos originales de prospectos con indicaciones claras a la inhibición de la anidación (aborto precoz).
49

De estos documentos originales de principios de los años 90 se pueden encontrar tres o cuatro docenas (!). A partir
del estudio de 59 prospectos y documentos especializados, H. Berktold muestra que la mayoría de ellos mencionaban la
50
inhibición de la implantación como efecto de la píldora. Además también se puede encontrar en el plan de estudios de
51
los estudiantes de farmacología.
Sería de vital importancia que los médicos tuvieran siempre presente la cuestión básica y verdaderamente evidente de
la inhibición de la implantación (recordemos, ¡a causa de la píldora combinada!). En cuanto al movimiento provida, ya
sólo le queda prestar más atención a los resultados, tan claros e inequívocos, de los farmacólogos: no son pocos, sino
más bien la gran mayoría de los libros de texto de farmacología más habituales, los que mencionan la inhibición de la
implantación (tras la inhibición de la ovulación) como tercer o incluso segundo (!) efecto principal de la píldora (véase
los prospectos de la tabla 2). Por ejemplo, el "Mutschler" menciona esta área de efecto de la píldora no sólo en la edición
52
extendida, sino también en la edición abreviada bajo el apartado "Conocimientos básicos" . Pero incluso en los libros de
53
texto de embriología literalmente no se puede obviar la inhibición de la implantación. Ni los médicos ni los activistas
provida deberían ignorar estos conocimientos básicos.

Causas del fracaso de la inhibición de la ovulación y de la barrera cervical
a) Farmacocinética y farmacodinámica o por qué los medicamentos actúan tan diversamente
Muchas personas no especializadas en medicina han oído hablar alguna vez del "ajuste" de un paciente (por ejemplo, en
el caso de diabéticos o epilépticos). Aunque en realidad sólo una cantidad relativamente pequeña de medicamentos
requieren ajustar la dosificación y el método de aplicación de manera individual para cada persona, queda claro un hecho
muy crucial de la ciencia farmacológica: los medicamentos tienen a menudo potencias muy diferentes, por lo que puede
haber diferencias de efectividad de hasta incluso el 1.000% (!).
Lo sorprendente es que esta diferencia no solamente existe entre personas diferentes (variabilidad interpersonal), sino
también en una misma persona (variabilidad interpersonal). Teichmann remarca que, especialmente en la toma de
etinilestradiol (es decir, uno de los principios activos más importantes de la píldora combinada), el "nivel de suero de la
54
hormona (…) puede variar hasta en un factor de 20" [!] "en un mismo individuo". Aquí habría que añadir: Esto es
válido en casos de una toma absolutamente correcta. ¡Aquí ni siquiera se tiene en cuenta el problema de olvidar la
píldora! Podríamos tener una sensación de falsa seguridad si partiéramos de la premisa que una dosis doble o triple de
55
inhibidores de la ovulación basta. Eso sólo es una reserva de seguridad supuestamente alta, ya que se basa en la media.

49

50
51
52
53
54
55

Desde entonces, los efectos de inhibición de la anidación de la píldora ya no se mencionan tan abiertamente. Véase Böl, R.:
"Die Wirkung der ANTI-BABY-PILLE vor und nach der Empfängnis", en: Schriften der Aktion Leben e.V. 3ª ed., 2001,
pág. 21-22. (disponible por Internet en: www.aktion-leben.de/schriften/sdl07.html).
El texto completo está disponible en: www.nidationshemmung.de/berktold.html.
Véase: www.pharma.uni-bonn.de/fachgruppe/pdf/vorlesungen/ pci/kontrazeptiva.pdf, pág. 2: "Angriffspunkte der Pille"
(Áreas de efecto de la píldora).
Mutschler, E.; Geisslinger, G.; Krömer, H.; Ruth, P.; Schäfer-Korting, M.: Mutschler Arzneitmittelwirkungen kompakt.
Basiswissen Pharmakologie und Toxikologie. Stuttgart, 2005, pág. 219-220, apartado "2.8.8. Contraceptivos hormonales".
Sadler, Th.: Medizinische Embryologie. Stuttgart, 2003, pág. 34. Aquí incluso se verwiesen explícitamente a la "imagen de
la secreción rígida" en relación con el endometrio, la cual adquiere "un estado no adecuado para la anidación".
Teichmann, A. T.: Kontrazeption. En Kompendium für Klinik und Praxis. Stuttgart, 1991, pág. 64.
Véase, por ejemplo, W. Furch en un comunicado de prensa de "Pro Vita" del 19-2-1993.

2
0

2008-08-10a

21

Humanae Vitae

Sin embargo, de la obra de Teichmann podemos concluir que, en muchos casos, incluso 20 veces esta dosis (un 2.000%!)
56
puede ser insuficiente.

b) Habituarse a los efectos
A menudo los medicamentos tienen un efecto menguante, lo que naturalmente también afecta a la píldora. En
consecuencia, sobre todo las consumidoras a largo plazo tienen que suponer que sus preparados hormonales irán
perdiendo efectividad, lo que también implica una seguridad contraceptiva menguante.
57

c) Producción de estrógenos propia del cuerpo en el folículo
Hay un hecho muy importante que por desgracia se deja a menudo de lado, como ya se ha mencionado anteriormente: el
folículo en proceso de maduración supone un centro de producción crucial de estrógenos propios del cuerpo; es decir,
precisamente la hormona que, en comparación al progestágeno, tiene un efecto liquidificante sobre el moco cervical, que
con un 98% de agua prácticamente no supone obstáculo alguno para los espermatozoides. Al efecto insuficiente de un
inhibidor de la ovulación, a partir de un tamaño del folículo de 15 mm (alrededor del 9º día del ciclo, o sea, bastante
58
antes de la ovulación) va unido una gran marea de estrógenos y, por consiguiente, una pérdida de la barrera cervical.
No hay fracaso en la inhibición de la ovulación sin producción simultánea de estrógenos. ¡Las píldoras más afectadas
59
son las que contienen las dosis más bajas (= casi todas las modernas)!
60

d) "cuando el preparado se toma correctamente"

o el olvido de la píldora

"La contracepción hormonal tiene algunos defectos, como explica el tenor de varias conferencias en el congreso:
Un número muy alto de mujeres (según los diferentes estudios, varía entre el 30% y el 60%) olvida al menos una
vez al mes tomar la "píldora".61
Podemos partir de la premisa de que al menos en un 10% de todos los ciclos se olvida la toma de una tableta y, en un 1%
62
de los casos, incluso más de 3 tabletas. Sólo este 1% significa en el caso de Alemania: todos los meses, más de 66.000
mujeres tienen en su ciclo una seguridad contraceptiva bastante reducida. El simple olvido de la toma ha sido desde
siempre el problema más conocido de la píldora, de manera que un breve comentario al respecto debería bastar. También
la revista juvenil Bravo avisó a sus lectores desde bien pronto acerca de los errores en su uso:
"Aviso: si se olvida la píldora una o dos veces, la maduración del óvulo tendrá lugar. Los embarazos producidos
por tales errores en las primeras tomas no son tan raros." 63

Según el simposio JUGENDSEXUALITÄT UND KONTRAZEPTION (Sexualidad juvenil y contracepción), la
píldora sólo se toma correctamente en un 50-60% de los casos.64 Con el surgimiento de Internet, los olvidos de la
píldora son también allí un tema recurrente.65

e) Por qué justamente el olvidar la píldora aumenta enormemente el efecto inhibidor de la
implantación

56
57
58
59

60
61
62
63
64
65

Este problema se describe mucho más detalladamente de lo que es posible aquí en Rella, W., Ibid. pág. 25-33. De la misma
opinión que Teichmann son H.-D. Taubert y H. Kuhl, Ibid., (nota 26), pág. 96-99.
Véase Leidenberger, F.: Klinische Endocrinologie für Frauenärzte. Berlín, 21997, pág. 72. Rella, W., Íbid., (nota ????),
pág. 53. Kuhl, H.; Jung-Hoffmann, C., Íbid., (nota 17), pág. 5-7.
Según H. Kuhl y C. Jung-Hoffmann (Íbid., [nota 17], pág. 5, ap. 2) entre el 7º y el 13º día del ciclo se triplica la
concentración de estradiol hasta los 300 pg/ml. Véase también Rella, W., Íbid, (nota ????), pág. 20.
Relativamente muchas usuarias de la píldora deberían poder ratificar esta afirmación: a pesar de la toma de un preparado se
puede observar todavía una fase de moco cervical relativamente líquido. Es un error fisiólogico tan difundido como grave
el dar a la barrera cervical una importancia mayor para la fertilidad. Su función primaria más importante está relacionada
con la protección contra infecciones, ya que en la mayor parte de los días se es por norma infértil.
Véase la tabla 2 (reproducción de un prospecto del producto "Orlest 21").
Medical Tribune, nº 46, 17-11-2006, edición suiza: IX Congreso de la European Society for Contraception.
H.-D. Taubert y H. Kuhl, Íbid., (nota 26), pág. 194.
Bravo, nº 51/1973, "Wenn Mädchen die Pille bekommen".
Simposio Sexualidad juvenil y contracepción: una actualización, 3-4-2008, en el Seedamm Plaza, Pfäffikon (Suiza). Grupo
de trabajo Ginecología infantil y juvenil GYNEA.
Simplemente introduzca en su buscador de Internet los términos "ayuda olvidar píldora" y observe la frecuencia de los
resultados de la búsqueda.

2
1

2008-08-10a

22

Humanae Vitae

Por una causa de simple comprensión, el fin de una fase de la píldora significa una probabilidad bastante mayor de
destrucción de embriones por parte de la misma. Las cuatro áreas principales de efecto finalizan en momentos muy
diferentes:
(1) La barrera cervical ya se ha levantado tras 36 horas;
(2) La ovulación reprimida se recupera sobre todo en el siguiente ciclo, en el que se vuelve a inhibir en unos tres cuartos
de las mujeres; en casi un quinto, esto ocurre en el segundo ciclo siguiente; en el resto, incluso después;
(3) en este momento el endometrio, dañado por los progestágenos, ya ha recuperado todas sus funciones normales en más
de la mitad de las mujeres. Esto significa: Tras la desaparición de los mecanismos contraceptivos en los primeros días
sólo quedan los mecanismos interceptivos, que duran varias semanas; por lo que tienen su mayor efecto
66
especialmente en los días fértiles de los dos primeros ciclos siguientes.

Los preparados de depósito estroprogestativos tienen los mismos mecanismos de efectividad que los
contraceptivos orales:

II. 1 b) Preparados de depósito estroprogestativos:

Parches hormonales (EVRA)
Anillo vaginal (NUVARING)

Entre los contraceptivos hormonales con áreas de efecto similares se encuentran los preparados
siguientes:

II. 1. c) Progestágenos de depósito
La inhibición de la ovulación también se estudió con el implante hormonal Norplant. En este caso de trata de
cápsulas de plástico con levonorgestrel, que se implantan bajo la piel y que activan su efecto a través de la
liberación sucesiva de progestágeno; su vida útil alcanza los cinco años. Norplant actúa de tres formas distintas:
con inhibición de la ovulación, con cambios en el endometrio y espesando el moco cervical. Croxatto et al. han
demostrado que la tasa media anual de ovulaciones a pesar del tratamiento es del 44,4%; en concreto, en el primer
67
año es del 11,1% y ya en el segundo del 61,9%, lo que supone un drástico aumento sólo tras un año. Como a
68
partir de experimentos con animales se conoce que, tomando Norgestrel, un 72% de los espermatozoides
consiguen penetrar el moco cervical y subir por las trompas, deben ocurrir numerosas fecundaciones, si tenemos en
cuenta el 44,4% registrado de media de ovulaciones a pesar del tratamiento.
Igualmente alta puede llegar a ser la inhibición de la anidación, ya que el moco cervical, como ya hemos visto,
en el caso de las ovulaciones a pesar del tratamiento no consigue el efecto deseado.

Lo mismo debería ser válido para otros progestágenos de depósito, como Depo Provera (inyección
de
69
los tres meses). Recientemente se sustituyó ampliamente Norplant por Implanon (etonogestrel) , con lo
que desde julio de 2002 Norplant ya no se puede encontrar en las farmacias de EE.UU. por sus efectos
secundarios. En otros países, especialmente del tercer mundo, sigue siendo uno de los anticonceptivos
más recomendados y suministrados.

II. 1. d) DIU con contenido en progestágenos: véase DIU.
II. 2. DIU
¿Cómo funciona el DIU o espiral?

66
67
68
69

Más completo de lo que nos es posible aquí, convincente y con las fuentes correspondientes lo describe W. Rella, Íbid. pág.
48.
Croxatto et al. 1982.
Chang y Hunt 1970.
Eficaz durante 3 años.

2
2

2008-08-10a

23

Humanae Vitae

El mecanismo exacto de actividad todavía no está claro, pero se conocen partes concretas de este complejo
proceso y se sabe que el DIU afecta de múltiples maneras al funcionamiento normal de la fecundación y la
anidación.
Áreas de efecto que todos los DIU tienen en común:
El DIU representa un cuerpo extraño para el organismo y especialmente para el útero. De ahí surge el impulso
de expulsar este cuerpo ajeno, lo que a veces sucede; por otra parte, el organismo se defiende contra el DIU
mediante la ayuda del sistema inmune, no obstante sin éxito.
Un DIU genera una reacción inflamatoria mecánica y crónica en el endometrio y las trompas, por lo que los
glóbulos blancos se multiplican (Wollen 1994a) y son atraídos a la zona junto con células del sistema inmune. Así
se modifica la composición del líquido que se encuentra en la cavidad del útero y las trompas. A través de esta
reacción inflamatoria se perturban los procesos de fecundación e implantación. Entre otros efectos, se influye
negativamente en la motilidad de las trompas (talmente como con los contraceptivos orales), si bien mediante un
mecanismo distinto.
En resumen se puede decir que la reacción natural del organismo contra el cuerpo extraño que supone el DIU
simultáneamente también afecta indiscriminadamente a todo lo que se encuentre en el útero o en las trompas, como
por ejemplo los espermatozoides, un óvulo fecundado o un embrión implantado, cuyo desarrollo normal
generalmente impide (Ortiz 1996).
Áreas de efecto adicionales de cada tipo de DIU:
2.1. DIU totalmente de plástico:
Junto con la reacción inflamatoria mecánica, se perturba el desarrollo del óvulo fecundado. En un estudio realizado
en Argentina (Vidalo-Romero 1987), se encontraron valores elevados de β-HCG en la sangre de la madre justo
antes del periodo, que finalmente sí tuvo lugar, en un 20% de los ciclos; es decir, que se había producido una
fecundación y posiblemente también la anidación del embrión.
En otro estudio Ortiz et al. encontraron en la mitad de las portadoras de DIU además un EPF70 positivo que
posteriormente dio negativo, lo que claramente indica el efecto abortivo del DIU.71
2.2. DIU de cobre:
El cobre refuerza la inflamación arriba descrita en el útero y en las trompas. Junto con los efectos negativos en la
penetración de los espermatozoides y óvulos, estos dos también se ven afectados de otras formas, así como las
posibilidades de implantación de los embriones.
Uno de los resultados más importantes fue que, bajo los efectos de DIU de cobre, se reduce el número de
receptores de estrógenos y progesterona en el endometrio, con lo que ya no se desarrolla correctamente para la
anidación del embrión: el "nido" no se puede preparar adecuadamente (Buckley 1994).
2.3. DIU emisores de progesterona:
Además de todos los efectos propios de todos los DIU, en este caso el efecto principal reside en la liberación de
hormonas. Los efectos prolongados de la progesterona (Levonorgestrel) conllevan cambios profundos del
endometrio, haciéndolo más fino e inmaduro y, por tanto, con una circulación sanguínea más dificultosa. Una de
cada cinco mujeres se vuelve atrópica en tal magnitud que prácticamente ya no pasa por los procesos cíclicos y ya
no reacciona a la influencia de los estrógenos. El periodo deja entonces de tener lugar.
Por otra parte, durante los primeros meses pueden ocurrir sangrados más fuertes, prolongados e irregulares, que
posteriormente se debilitan hasta desaparecer por completo. Con el DIU "Mirena"®, 1/5 de las portadoras ya deja
de tener el periodo tras el primer año. Se suele aplicar a mujeres que padecen de sangrados fuertes o prolongados o
de sangrados no previstos como terapia contra estas anomalías del sangrado.
En el primer año de aplicación, Mirena libera ® 20 µg de Levonorgestrel en el cavum uteri, reduciéndose hasta
14 µg en el quinto año. Las concentraciones de suero son, después de la inserción en mujeres premenopáusicas, de
459 pg/ml tras el primer mes, de 368 pg/ml tras tres meses y de 357 pg/ml tras seis meses (Lockhat 2005,
Raudaskoski 2002).

70
71

Early Pregnancy Factor, que ya da positivo entre 6 y 24 horas después de la fecundación.
Ortiz, M. et al.: Mechanisms of Action of Intrauterine Devices. Obstetrical and Gynecological Survey. 1996, volumen 5 1,
nº 12, suplemento p. pág. 47.

2
3

2008-08-10a

24

Humanae Vitae

La función de los ovarios se ve influida levemente por la concentración sistémica, ya que tras un año de
aplicación el 25-35% de los ciclos son anovulatorios (Nilsson 1984, Vercellini 2005). Sin embargo, en los tres
primeros meses de uso, un 85% de los ciclos son anovulatorios, lo que apuntaría a un nivel hormonal efectivo en el
organismo a corto plazo (Vercellini 2005).
Además, la progesterona causa un espesamiento del moco en el canal del cuello uterino, que resulta más difícil
de penetrar para el esperma.
¿Efecto contraceptivo o abortivo del DIU?
En la literatura científica se suele hablar del efecto "contraceptivo", es decir "que previene el embarazo", del
DIU, aunque también se suele sobrevalorar mucho su influencia en los espermatozoides.
Aunque el DIU dificulta la penetración del esperma y del óvulo todavía no fecundado, su efecto principal se no
se muestra hasta la fecundación.
Por los siguientes motivos72:
"1. junto con la "píldora del día después", el DIU de cobre pertenece al grupo de los métodos anticonceptivos
poscoitales. Si se aplica hasta 5 días tras la relación sexual (Spinnato 1997: hasta 72 horas), se impide en casi el
100% de los casos el curso de un eventual embarazo, con lo que es un método más "seguro" que la "píldora del día
después".
2. Anderson 1994 y Pasquale 1996 describen el progreso de embarazos bajo los efectos de DIU con
progesterona. Alrededor de entre una a tres de cada 100 portadoras de un DIU quedan embarazadas anualmente.
Resultados similares obtuvo Van Kets (1997) para los diferentes DIU de cobre: aproximadamente 2 de cada 100
mujeres quedan embarazadas en los dos primeros años de aplicación del DIU; las jóvenes con mucha mas
frecuencia que las más mayores.
3. A menudo se subraya en la literatura que los efectos de la progesterona espesan el moco cervical, lo que
dificulta el recorrido de los espermatozoides. Al mismo tiempo no hay duda de que, con un DIU, las ovulaciones
continúan teniendo lugar, es decir que se producen estrógenos. Éstos actúan "ablandando" el moco, de forma que
durante el periodo de la ovulación se podría abrir un camino.
4. Como ya se ha mencionado en el apartado 2.3, Mirena® puede influir en la función ovárica a través de la
concentración sistémica inicial de Levonorgestrel, especialmente en los tres primeros meses de aplicación, en los
que un 85% de los ciclos son anovulatorios (Vercellini 2005) y tras el primer año de aplicación lo son todavía el
25-35% de los ciclos (Nilsson 1984, Vercellini 2005).
Efectos secundarios con otras amenazas para la vida no nacida:








Desequilibrios del sangrado: 50-75% de sangrados más intensos (DIU de plástico y de cobre)
Amenorrea
Dolores abdominales y de espalda
Expulsión
Perforación
Infecciones
Embarazo ectópico: 10 veces más frecuente
Interrupción del embarazo
Parto prematuro

A pesar de todos estos hechos, el efecto abortivo precoz del DIU se sigue negando a menudo, seguramente
porque su funcionamiento se muestra mayoritariamente antes de la implantación del embrión.
No obstante, Beller (Muñiste, Alemania) ya determinó en 1979/80: "Efecto abortivo de la píldora. La píldora y
el DIU como abortivo precoz".

72

Hefter, Almut y Schmidt, Susanne: "Die Spirale oder das IUD" (véase el apartado A del documento "Métodos
anticonceptivos: efectos secundarios verhängnisvoll, de los que nadie habla"), en: Süßmuth, Roland (editor):
Empfängnisverhütung: Fakten, Hintergründe, Zusammenhänge. Pág. 121.

2
4

2008-08-10a

25

Humanae Vitae

II. 3. Vacunas contraceptivas
– Vacuna anti-GHC
– Vacuna contra embriones
73

Estas vacunas contienen sustancias (vacuna HSD –hCG ) cuya función es la de formar anticuerpos
en el organismo de la mujer contra la hormona del embarazo β-HCG. Además están unidas a los
toxoides tetánico y diftérico o también a la toxina colérica como sustancias portadoras. Los anticuerpos
dirigidos contra la β-HCG desactivan esta hormona, lo que provoca un aborto prematuro, probablemente
por la neutralización del efecto luteotrópico de la β-HCG.
En el tercer mundo estas vacunas se suministran a las mujeres, sobre todo bajo el pretexto de la vacuna
del tétanos, sin informarlas del hecho de que al mismo tiempo se las vacuna contra un embarazo. Y eso
sin contar que una vacuna generalmente se aplica contra una enfermedad, y un embarazo no lo es.
En principio estas vacunas tienen una vida útil de 1-2 años, son muy efectivas, reversibles y apenas tienen
efectos secundarios. No obstante, ya han surgido dudas al respecto de su eficacia. Además también se
conocen algunas reacciones cruzadas inmunológicas.
Actualmente se están desarrollando vacunas dirigidas contra la hormona gonadotropa así como
directamente contra espermatozoides, óvulos y embriones jóvenes, estas últimas con el objetivo de
dejarlos morir.
Lo interesante de la cuestión es que en este contexto siempre se habla de la prevención del embarazo, aun
cuando estas vacunas tengan como objetivo un embrión ya formado.
II. 4. Antiprogesterona
véase Aborto químico
II. 5. Otros
De este grupo se pueden mencionar, por ejemplo, los espermicidas, y en especial los que contienen
nonoxinol, que también puede tener un efecto nocivo para el embrión.
Por otra parte también se conoce que los fracasos del ligamento de trompas en la mujer son sobre todo
embarazos extrauterinos, especialmente en las trompas, que generalmente acaban costándole la vida al
niño no nacido.

III Intercepción = contracepción poscoital
= Intercepción poscoital = píldora del día después = contracepción de urgencia
Definición de intercepción74:
"En la ginecología la intercepción (también llamada contragestión o contra-gestación) denomina todos los sucesos
que llevan a la interrupción de un embarazo entre la fecundación y la implantación, evitando la anidación del embrión
en el endometrio." (Traducción de la Wikipedia en alemán)

Con este método, se toma tras la relación sexual –pero en cualquier caso antes de 72 horas– o bien una dosis alta de
un combinado de estrógenos y progestágenos o bien una dosis alta de progestágenos, de forma que el endometrio se
forme rapidísimamente y posteriormente, con una caída rápida del nivel hormonal, se expulse. En todo este proceso
resulta, para el embrión formado, imposible anidar en el moco.
Hoy en día la contracepción poscoital más corriente suele tener una dosis alta de progestágenos en forma de
Levonorgestrel (=LNG, por ejemplo NorLevo®)75, que supuestamente tiene menos efectos secundarios.
La píldora del día después está formada por 2 tabletas con 0,75 mg de Levonorgestrel cada una. Ambas se
toman a la vez o con un intervalo de 12 horas.
73
74
75

HSD –hCG = heterospecies dimer – human chorionic gonadotropin
http://de.wikipedia.org/wiki/Embryo
En Austria Vikela®, otros preparados son Postinor®, Levonelle® o Plan®.

2
5

2008-08-10a

26

Humanae Vitae

Áreas de efecto de NorLevo®:
– Efecto sobre los espermatozoides: limitación de la movilidad y de la capacidad de fecundación y espesamiento
del moco cervical; lo que acontece demasiado tarde para que tenga eficacia mediante la píldora del día después
– Inhibición de la ovulación, si se toma hasta tres días antes de ésta
– También impide la implantación en al menos un 50%, actuando sobre la fase lútea, el endometrio y la función
de las trompas76
La eficacia77 disminuye con el tiempo:




95% de eficacia en las primeras 24 horas;
85% entre las 24 y las 48 horas;
58% si se administra entre las 48 y las 72 horas;
tras 72 horas se desconocen sus efectos.

Contracepción poscoital = intercepción: actualmente se reconoce más o menos como aborto precoz.
La intercepción poscoital también puede realizarse con RU 486, como ya se ha mencionado anteriormente.
Teichmann comenta, al respecto de la intervención poscoital:
"Estrictamente no se incluyen en la denominación contracepción las medidas que se aplican post coitum para
impedir un embarazo y su posterior desarrollo. En contra de la aplicación de esta forma de medidas,
generalmente también llamadas intercepción poscoital, hay dudas éticas razonables de que entre una
interrupción del embarazo y la inhibición de la implantación propia de estos métodos no haya ninguna
diferencia de peso. En cualquier caso se trata de intervenciones que deciden sobre el destino del óvulo
fecundado y del blastocito, que ya suponen un primer estadio embrionario y en los que por tanto yace la
potencia real de convertirse en un ser humano. Sin embargo estos procedimientos poscoitales, en tanto que
abortivos, se usan como medida de urgencia y pertenecen claramente al grupo de los agentes terapéuticos,
aunque en principio no se pueden considerar métodos contraceptivos."78
No habría que olvidar que la "píldora del día después" habitual es relativamente insegura en comparación con la
contracepción poscoital mediante el DIU de cobre, como se ha mencionado anteriormente.
Preparados:
– Antiguamente: Tetragynon: etinilestradiol y Levonorgestrel
– La píldora normal, con los ajustes adecuados en su dosificación, puede emplearse como contraceptivo poscoital
– Actualmente: por ejemplo, NorLevo® = Levonorgestrel
– Hay que tomarlo antes de 72 horas tras el contacto sexual
79
En Francia la "píldora del día después" es facilitada en las escuelas por enfermeras habilitadas y lo mismo está
80
previsto en Alemania . En Suiza se puede adquirir en las farmacias sin receta.
Esto podría ser admitir el fracaso de la contracepción convencional entre los adolescentes, ya que los CO tienen
altas tasas de fracaso y los preservativos no son suficientes (sin tener ya en cuenta la prevención del SIDA). Por lo
tanto, claramente sólo queda la "contracepción de urgencia".
Como ya se ha explicado, RU 486 también puede emplearse como "píldora del día después" y el DIU de
cobre es, como contracepción de emergencia, mucho más eficaz que la "píldora del día después".

76
77
78
79
80

Rella, Walter: "Neue Erkenntnisse über die Wirkungsweise der 'Pille danach'", Imago Hominis (2008), tomo 15, fascículo
2, pág. 121-129.
http://www.sro.ch/a/fk/Notfal_832.asp.
Teichmann 1991 (La cursiva no se encuentra en el original).
Los progenitores sólo pueden ser informados con el consentimiento de la alumna.
Se facilitaría en las farmacias sin receta.

2
6

2008-08-10a

27

Humanae Vitae

IV. Reproducción asistida
– FIV / TE
– ICSI

Otra de las amenazas, aparentemente contradictoria, es la reproducción asistida moderna: ya que el objetivo de la
fecundación in vitro (FIV) no es otro que el de crear nueva vida. No obstante FIV / ET son claramente métodos que
consumen y destruyen embriones, a lo que se añade la investigación con embriones, que en parte sobrepasa la
legislación reguladora de los países respectivos. Para este tipo de métodos se da una tasa de aborto del 20% y existe
un riesgo de embarazo ectópico del 3%.
Hay que destacar que en la literatura científica a menudo sólo se indican las tasas de embarazos biológicos; en
cambio no se suele mencionar el número o el porcentaje de nacidos vivos, los llamados "bebés para llevar",
probablemente porque los resultados no son demasiado buenos. Porque sino siempre se publicarían también estas
cifras, ya que en realidad la mujer está interesada y paga únicamente por el niño que se puede llevar a casa y no por
los embarazos que se produzcan.
Ya durante el control de fertilidad se descartan determinados embriones que no cumplan con los estándares
definidos, es decir, que por norma sólo se suelen transferir los embriones con dos pronúcleos.
A causa del diagnóstico preimplantación (= diagnóstico prenatal muy temprano), se descartan además los
embriones con enfermedades genéticas, lo que muestra que ya aquí, así como en el control de fertilidad, se está
diferenciando entre lo digno de vivir y lo que no lo es.
Todo el proceso de la reproducción asistida relativiza asimismo el respeto a la vida humana.
También la reducción de embarazos múltiples, en el sentido de feticidios selectivos o no selectivos en el caso de
embarazos con más de 3 niños, es una amenaza para la vida no nacida, una esquizofrénica consecuencia del delirio
de lo factible: se pretende "crear vida" y, al rato, se destruye la vida formada y además según criterios arbitrarios.
El médico se convierte así en el juez que decide sobre la vida o la muerte.
Algunos datos acerca de FIV/TE e ICSI
FIV/TE:
• Tasa de embarazo por cada ciclo de FIV con transferencia: 25-30%, según la edad de la paciente y el
número de embriones transferidos.
• Niños nacidos: 43%.
• Tasa de aborto: 20%.
• Riesgo de embarazo ectópico: 3%.
• Tras la realización de 3 transferencias de embriones hay una tasa de embarazo acumulada de entre el 50%
y el 70%.
• Tasa de gemelos por FIV: 20%.
Otra forma de reproducción asistida es la ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides, en inglés), es
decir, FIV con la microinyección de un espermatozoide en el óvulo.
ICSI:
• Tasa de fecundación: 96-98%.
• Embarazos clínicos: 26-27%, niños nacidos de éstos: 45%.
• Tasa de malformaciones: en caso de ambas malformaciones urogenitales, alta.
• "La tasa de grandes malformaciones es, con un 8,63% en el colectivo ICSI, mayor que la del 6,77% del
colectivo de control y está constituida principalmente por enfermedades del aparato cardiovascular y del
tracto urogenital externo."82
Otras consecuencias de la reproducción asistida con amenazas para la vida no nacida
• Embarazos múltiples
• Feticidio selectivo
81

82

ET = Embryo Transfer.

Prof. Hans Georg Bender, presidente de la DGGG, Uni-Frauenklinik de Düsseldorf, Prof. Klaus
Diedrich, director de la Uni-Frauenklinik de Lübeck, PD dr. Michael Ludwig, director del estudio
ICSI.
"sdfootnote1sym#sdfootnote1sym"
2
7

2008-08-10a

28

Humanae Vitae

• Partos prematuros
• Diagnóstico preimplantacional (DP)
• Investigación con embriones
• Investigación con células madre embrionarias
• Saviour siblings (hermanos salvadores)
• Clonación
• Embriones en número excesivo
Es fácil de comprender que los embarazos múltiples y los partos prematuros en que suelen resultar aquéllos
acostumbran a traer consigo las conocidas posibilidades de daños para los niños afectados.
El DP lleva a una selección de los embriones enfermos que no se implantarán. Además el bebé a la carta debe
poseer las características genéticas deseadas mediante intervenciones en el ADN, de entre las cuales el sexo sólo es
una variante de esta manipulación.
La investigación en y con embriones, especialmente con células madre, ya tiene una gran difusión en nuestra
sociedad. Para ello se sacrifican los embriones que sean necesarios.

Los saviour siblings son los "niños o hermanos ayudantes o salvadores": se trata de niños formados
con la ayuda de técnicas in vitro para "servir" a un hermano mayor enfermo que necesite tal tratamiento,
ya que son genéticamente idénticos (los embriones que no sean idénticos se descartan).83 Proporcionan a
su hermano mayor enfermo las células madre necesarias para el tratamiento.
La clonación supone la cumbre de la manipulación de la vida humana y se divide en clonación terapéutica y
clonación reproductiva.

Un problema especialmente grave es el gran número de embriones:
Si no se destina a la investigación embrionaria con células madre o de otro tipo, surgen para estos embriones
sobrantes los siguientes aspectos:
llamados "copos de nieve" en los EE.UU., estos embriones ultracongelados se derivan al negocio de la adopción
embrionaria.
Christoph Rehmann-Sutter, presidente de la Nationale Ethikkommission (Comisión nacional de ética) de Suiza
define este fenómeno como una "extensión de la libertad de procreación, por ejemplo el 'embryo-shopping'" =
"conciencia de la autonomía de los clientes en el mercado libre".84
Esta situación es más fácil de entender si se tiene en cuenta que en EE.UU. hay almacenados 400.000 embriones
ultracongelados. Aunque la adopción de embriones en el marco del embryo-shopping, incluso con un pensamiento
altruista, ofrece al embrión otra oportunidad de sobrevivir, la expresión "conciencia de autonomía de los clientes en
el libre mercado" ya indica el carácter materialista de esta actividad: el ser humano se rebaja a la categoría de
producto.

V. Métodos de tratamiento médico
– Ablación del endometrio:
láser o térmica
Otras amenazas residen también en determinadas técnicas de tratamiento médico de la ginecología:
En el marco de tratamientos médicos en sí, es decir que no tengan un objetivo contraceptivo o abortivo precoz,
la ablación del endometrio por coagulación y, más actualmente, mediante láser (Gyne Laser) tienen un efecto
inhibidor de la implantación: se puede producir una fecundación y al embrión, al faltarle el endometrio, se le
impide la implantación. Los fabricantes de tales dispositivos ocultan estos hechos y los médicos apenas piensan
(¿consciente o inconscientemente?) en informar a sus pacientes al respecto. ¿Se pueden ofrecer y recomendar estos
métodos, sabiendo sus efectos aunque sean no deseados, sin informar de los mismos al posible usuario? ¿Dónde
queda el tan famoso informed consent, el consentimiento teniendo toda la información necesaria?

Otras terapias que pueden generar contracciones uterinas:
– Prostaglandina, sobre todo Cytotec, originalmente para la terapia de úlceras gástricas
83
84

Zenit, 27-5-2008.
Rehmann-Sutter, Chr.: SÄZ 14, febrero de 2007, "Embryos for sale".

2
8

2008-08-10a

29

Humanae Vitae

– Methergin (cornezuelo): contrae el útero
– Oxitocina: genera contracciones y ayuda en la lactancia

VI. Estilo de vida
Muchos de los comportamientos y actitudes de nuestra sociedad colaborar en formas distintas a la amenaza de la
vida no nacida. A continuación se enumeran algunos de los ejemplos más perjudiciales:
– Promiscuidad

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
– Tabaco (la nicotina tiene un efecto antiestrógeno apenas conocido)85

Alcohol

Drogas (por ejemplo: LSD, cocaína)
Es fácil de deducir que la promiscuidad conlleva un riesgo mayor de contraer infecciones, especialmente las ETS
siguientes con consecuencias para la fertilidad:
– Clamidias
– Gonorrea
– Sífilis
– VIH/SIDA
En este contexto las clamidias son de vital importancia por su efecto inhibidor de la implantación y, por tanto,
abortivo precoz, condicionado por la endometritis, que generalmente no muestra hemorragia y permanece
indetectada durante largo tiempo. Tras el diagnóstico y una terapia antibiótica, nada impide ya que se produzca un
embarazo.
La contracepción hormonal eleva el riesgo de infección para clamidias y gonococos en un 70%.86

Charles Morrison et al. (Family Health International, Carolina del Norte, EE.UU.) han determinado los
siguientes riesgos de las clamidias y los gonococos: un RR de 3,9 para COC y de 13,7 para Depo
Provera.87

Debate
¿Qué importancia tienen la inhibición de la implantación y el aborto precoz? Observemos la relación de la negación
del aborto precoz de la mayor parte de los anticonceptivos hormonales, del DIU y de la intercepción.

Para responder a esta cuestión debemos remontarnos a unas décadas atrás:
Dos declaraciones de principios de los años 60 influyeron decididamente el destino de la
contracepción:
En 1963, el Departamento de salud, educación y bienestar social de los EE.UU. definió el aborto como
88
"todas las medidas que pongan en riesgo la supervivencia del cigoto en cualquier punto entre el momento
89
de la fecundación y el de la finalización del parto".

85

86

87

88

En un estudio de Rosenberg et al. se demostró que el spotting y los sangrados durante los ciclos de la píldora son
significativamente más frecuentes en fumadoras que en no fumadoras. Los autores lo atribuyen al efecto antiestrógeno de la
nicotina, lo que reduce el soporte del endometrio. También disminuye la seguridad contraceptiva, como ya se describe en
un estudio mencionado. Los sangrados no previstos llevaron a las mujeres afectadas a dejar de tomar la píldora, lo que
aumentó su riesgo de embarazo. Este mayor riesgo de embarazo por el efecto de la nicotina parece ser claramente
hingenommen. Por otra parte, los/as autores/as también apuntan a un posible efecto inhibidor de la implantación de la
nicotina.
Louv et al.

Morrison, Charles et al.: "Comparing rates of chlamydia and gonorrhea infection associated with the
use of the pill, Depo-Provera, and nonhormonal contraceptive methods", Sexually Transmitted
Infections, 2004.

El cigoto es la célula diploide que resulta de la fusión del óvulo y el espermatozoide y que contiene los cromosomas de
ambos progenitores.

2
9

2008-08-10a

30

Humanae Vitae

Cuatro años antes ya se habían producido los primeros intentos de modificación:
Esta definición molestaba a los abortistas y a los promotores de la planificación familiar, especialmente después de
que la investigación en el campo de la contracepción ya hubiera empezado a orientarse de la prevención de la
propia fecundación hacia los métodos de aborto precoz. Su objetivo era pues difuminar la frontera entre los efectos
anticonceptivos y los métodos abortivos. Esto sólo pudieron conseguirlo cambiando el significado de la palabra
concepción. Con esta palabra ya no había que entender la fecundación –es decir, la fusión de óvulo y
espermatozoide–, sino a partir de entonces la anidación del embrión en el endometrio. Este movimiento acabó
consiguiendo que el American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) publicara en 1965 en su primer
Terminology Bulletin (Boletín de terminología) la siguiente definición:
"La concepción es la anidación de un óvulo fecundado".90
Sosnowski, presidente de la Southern Association of Obstetricians and Gynecologists (Asociación de obstetras y
ginecólogos de los estados del sur) y miembro de la ACOG, destapó esta estrategia en su discurso como presidente
en 1984 en Marco Island (Florida, EE.UU.), titulado "El ansia ejemplificante: ¿les hemos entendido y
comprendido?", como sigue:
"Les voy a pedir que reflexionemos unos minutos, ya que voy a compartir algunas preocupaciones
personales acerca de cosas con las que tenemos que tratar y que, según mi opinión, (posiblemente) no sean
ejemplares. No es que me guste generara polémica, sino que estas cuestiones son polémicas por naturaleza y,
si me quedara para mí estas inquietudes personales sólo para evitar temas controvertidos, mi conciencia no
estaría tranquila y no podría dormir por las noches. En otras palabras: hay algunas situaciones que me
intranquilizan, que ya están aquí y que nos van a superar.
No creo que sea ejemplarizante el jugar a contorsionismos semánticos en nuestra profesión. Hay
expresiones como "extracción de la menstruación" o "regulación de la menstruación" que me parecen
inaceptables, así como la forma de pensar que subyace en estas actividades: es decir, que se elude reconocer
que se han abortado [niños] [la cursiva no se encuentra en el original].
Creo que esto es típico de nuestra permisiva sociedad actual, que apenas enseña a las personas a asumir la
responsabilidad de sus actos.
También me resulta muy difícil reconocer la redefinición, científicamente no justificable, de la palabra
"concepción", que ha pasado de ser la "fusión de óvulo y espermatozoide" a la "implantación del óvulo
fecundado". El único motivo de este cambio que puedo ver yace en el dilema del DIU, que aunque vendido
como método anticonceptivo puede tener el efecto de un método abortivo. Ahora que el DIU pierde
popularidad y en el centro de atención se encuentra la fecundación in vitro, ¿volveremos a cambiar la
definición? (la cursiva no se encuentra en el original)
A la vista de todos los argumentos que se han discutido y aunque puedo comprender la mayor parte de
ellos, personalmente creo que no hay nada ejemplarizante en solucionar los problemas de los embarazos no
planificados destruyéndolos. ... También opino que la educación sexual sólo puede ser ejemplarizante si no
se centra únicamente en la gran variedad de métodos y técnicas existentes, sino también remarca
explícitamente el respeto que una persona debe mostrar a la otra y la responsabilidad que cada individuo
tiene por el resultado de las relaciones interpersonales [íntimas], y si usted y yo tenemos el suficiente valor y
nos atrevemos a ser retrógrados, anticuados, incluso puritanos para aconsejar a los jóvenes que nos lo piden
que es una decisión aceptable decir 'no'."
En el mismo artículo también explica:
"De una forma sorprendentemente abierta, un organismo respetado como el American Journal of Obstetrics and Gynecology
rechaza el cambio de nombre del aborto y lo destapa como una táctica de camuflaje. En este caso, estas declaraciones también
afectan al DIU, así como a la intercepción y, de esta forma, también a la 'píldora del día después'.

89
90

"all measures which impair the viability of the zygote at any time between the instant of fertilization and the completion of
labor".
"Conception is the implantation of a fertilized ovum". American College of Obstetricians and Gynaecologists: Terminology
Bulletin, "Terms Used in Reference to the Fetus", Chicago: ACOG, septiembre de 1965.
Así los primeros 14 días tras la fecundación quedaron sin protección, lo que fue de especial significancia en su momento
para el efecto como abortivo precoz del DIU, que se había negado vehementemente durante mucho tiempo. Como se puede
observar, esto también es válido para los llamados inhibidores de la ovulación. Pero la problemática de la fecundación in
vitrio y la trasnferencia de embriones saca asimismo provecho del límite de los 14 días, ya que la FVI y la TE consumen
muchos embriones y, en algunos países, este límite se ha liberalizado para la investigación con embriones. De aquí se
extrae la "weitsichtigkeit" de esta definición.

3
0

2008-08-10a

31

Humanae Vitae

Lo interesante es que Sosnowski pide una nueva redefinición, teniendo en cuenta la FIV, ahora de actualidad, que ponga
en primer plano la fecundación. Al mismo tiempo tiene el valor no sólo de discutir una posible desaprobación por
91

parte de sus pacientes, sino también de reclamarla.
Lauritzen es en sus argumentaciones lo suficientemente honesto para reconocer sin ambages que el inicio de la vida
humana se sitúa en la fusión de óvulo y espermatozoide. Lo que él no menciona es la situación resultante de que el
efecto inhibidor de la anidación de la píldora, que impide la implantación del embrión, destruye vida humana de la
misma forma que el "aborto de un embarazo" tras una implantación correcta.
No olvidemos además que lo que se aborta no es un embarazo, sino un niño no nacido. Se trata pues de un juego
de manipulación con las palabras, que al mismo tiempo es un juego con la vida del embrión. Así los términos
prevención del embarazo y contracepción o anticoncepción, con sus distintos significados, han provocado una gran
confusión y muchos estragos. Por lo menos los contraceptivos hormonales orales deberían llamarse correctamente
"contraceptivos-interceptivos" o algo similar para ser honestos también verbalmente con sus efectos reales.
Teichmann dice de la intercepción poscoital, acertadamente, que plantea dudas éticas:
"En contra de la aplicación de esta forma de medidas, generalmente también llamadas intercepción poscoital, hay dudas éticas razonables de que entre una
interrupción del embarazo y la inhibición de la implantación propia de estos métodos no haya ninguna diferencia de peso. En cualquier caso se trata de
intervenciones que deciden sobre el destino del óvulo fecundado y del blastocito, que ya suponen un primer estadio embrionario y en
los que por tanto yace la potencia real de convertirse en un ser humano. Sin embargo estos procedimientos poscoitales, en tanto que
abortivos, se usan como medida de urgencia y pertenecen claramente al grupo de los agentes terapéuticos."92

Sobre esto habría que remarcar dos aspectos:
1) Si bien es cierto que Teichmann se refiere explícitamente al efecto inhibidor de la implantación de los preparados
hormonales administrados sobre todo como poscoitales, por ejemplo, la "píldora del día después", no deja
constancia aquí ni en ninguna otra parte de su obra de algún tipo de duda ética porque los anticonceptivos orales
más habituales, como los inhibidores de la ovulación o la minipíldora, tengan el mismo efecto, "decidiendo el
destino del óvulo fecundado y del blastocito". (Recordando una vez más su manera de describir el efecto
destructor de los embriones.)
2) Que un médico llame con toda seriedad "terapéuticos" a los "abortivos" y adjudique a preparados mortales, que
sin atisbo de duda no curan absolutamente nada, una "pertenencia clara" al "grupo de los agentes terapéuticos",
supone una absurdidad tal, que apenas tiene parangón en la historia de la farmacología.
Sin duda determinadas píldoras poscoitales tienen, en comparación con las píldoras más frecuentes, una tasa de
inhibición de la implantación más elevada. Pero esto lógicamente no cambia nada del importante hecho que ya se
ha expuesto anteriormente: Los preparados combinados o simples, es decir los contraceptivos más empleados,
también tienen componentes inhibidores de la implantación, un hecho innegable e indudable.93 ¡Por esta razón la
píldora es éticamente tan dudosa y reprobable como la intercepción poscoital! A raíz del uso de la píldora
habitual, contabilizado por millones, hay que reflexionar sobre lo siguiente: a pesar de que la parte interceptiva
tiene una proporción relativamente pequeña, de unas pocas milésimas (ver arriba, pág. ??), seguramente es una
causa más frecuente, en números absolutos, de destrucción de vida que el uso de píldora poscoitales, en
comparación muchísimo más infrecuente.
Asimismo el "inicio determinable objetivamente del embarazo" ya ha sido superado ampliamente por los
avances médicos: Mediante el llamado "Early Pregnancy Factor" actualmente se puede detectar una fecundación
muchos días antes de la implantación, ¡en concreto entre 6 y 24 horas después de la fecundación! Los defensores de
la teoría de la implantación quedan en evidencia, sin pruebas que fundamenten su manipuladora definición. A
través de esta prueba, objetivamente posible, de la existencia de vida humana en la "tierra de nadie" creada
arbitrariamente entre la fecundación y la implantación, el término "aborto de un embarazo", en referencia a las
intervenciones realizadas tras la implantación, queda en una posición incierta.
De vez en cuando se ha intentado ocultar el efecto como abortivo precoz de la píldora, a sabiendas de que una
publicación temprana y generalizada de este hecho hubiera apartado a muchas mujeres del uso de la píldora. Esta
táctica se enmarca en el campo del management tal como lo describe B. Nathanson: "verbal engineering precedes
always social engineering". Como la píldora se introdujo en el mercado como un método presuntamente no
abortivo, la sociedad moderna se acostumbró a su uso, de la misma forma que con el DIU. Los sucesivos
descubrimientos sobre su efecto como abortivo precoz ya no impresionan a las personas, ya que la fuerza de la
costumbre es mayor que los conocimientos obtenidos posteriormente. Estos últimos cada vez encuentran menos
repercusión y acabarán por no hacer efecto alguno. Asimismo nos vamos acostumbrando paulatinamente al

91
92
93

Sosnowski 1984.
Teichmann, A. 1981, pág. 165.
Ver arriba.

3
1

2008-08-10a

32

Humanae Vitae

concepto de la muerte, como se muestra tanto en el aborto como en la eutanasia activa; cada vez más al introducir
en el debate lo que se ha dado en llamar razones humanitarias.
También se argumenta con conceptos como el del "mal menor", que deja completamente de lado el hecho de
que "no se puede hacer nada negativo para conseguir algo positivo". A pesar de que el embrión justo después de la
fecundación es un ser mucho más pequeño que un embrión de varias semanas, sigue siendo igualmente una persona
y tiene tanto derecho a la vida como en estadios posteriores, en los que la mortal intervención es más espectacular.

Acerca de la frecuencia de la inhibición de la implantación se puede comentar lo siguiente:
Si se tiene en cuenta que las ovulaciones imprevistas suceden en al menos un 7-10% de los casos y que el
índice Pearl de los contraceptivos hormonales orales es de 0,2-6, podemos concluir que ocurren muchas
más ovulaciones imprevistas que embarazos resultantes de ellas. Claro que no todas las ovulaciones
imprevistas acaban en fecundación, pero sí una magnitud bastante mayor que la aceptan que los autores
que se refieren al moco cervical. ya que se puede y hay que poner en duda la eficacia del moco cervical,
como se ha demostrado anteriormente (ver pág. ??).
Bayle realizó una aportación primordial al citar el "IDE" para el cálculo cuantitativo de la inhibición
de la implantación, aun cuando este importante hecho apenas ha encontrado eco en el mundo científico.
Entre otras, en su obra llega a la siguiente conclusión al respecto de los 61 millones de mujeres que
calculó que tomaban la píldora por aquel entonces: "este número significa de 2 a 7 millones de embriones
asesinados al año."94
Hoy en día más 100 millones de mujeres toman la píldora; 95 lo que, si hacemos los cálculos
correspondientes, se correspondería con una destrucción de embriones relacionadas con la píldora del orden
de entre 3,2 y 11,4 millones al año.

En los EE.UU. ya hace tiempo que los activistas proaborto reconocen el efecto como abortivo precoz
de los CO. Kahlenborn cita del New York Times el juicio, muy famoso en el momento, de "Webster
contra Reproductive Health Services" del Tribunal supremo, en el que Frank Susman, por parte de los
abortistas, respondió así a la pregunta del juez Scalia:
"Los métodos empleados más habitualmente para lo que hoy en día conocemos generalmente como
contracepción, el DIU y las píldoras anticonceptivas de dosis bajas, que son las píldoras más
seguras que tenemos a disposición del control de la natalidad, también actúan como método
abortivo. Desde la perspectiva científica y médica, ambas denominaciones son válidas al mismo
98
tiempo.97
94
95
96
97

98

Bayle, B. 1994.
Djerassi, Carl, Zúrich, 2008.
in common parlance.
Kahlenborn, C.: Understanding the Link between the Pill, Breast Cancer and Abortion. 1998, pág. 187 (Alderson
Reporting Company: "Transcripts of oral arguments before court on abortion case". New York Times, 27-4-1989, pág B
13.)
The New York Times of Thursday, April 27, 1989 carried a transcript of the oral arguments in the Supreme Court case of
Webster v. Reproductive Health Services. On pB13 the following dialogue between Frank Susman, lawyer for the Missouri
abortion clinics and Justice Scalia appears:
"Mr. Susman: …For better or worse, there no longer exists any bright line between the fundamental right that was
established in Griswold and the fundamental right of abortion that was established in Roe. These two rights, because of
advances in medicine and science, now overlap. They coalesce and merge and they are not distinct.
Justice Scalia: Excuse me, you find it hard to draw a line between those two but easy to draw a line between (the)
first, second and third trimester.
Mr. Susman: I do not find it difficult -Justice Scalia: I don't see why a court that can draw that line can't separate abortion from birth control quite readily.

Mr. Susman: If I may suggest the reasons in response to your question, Justice Scalia. The most common forms of
what we generically in common parlance call contraception today, IUD's, low-dose birth control pills, which are the safest
type of birth control pills available, act as abortifacients. They are correctly labeled as both. Under this statute, which defines

3
2

2008-08-10a

33

Humanae Vitae

Sin embargo lo más importante no es el número real de inhibiciones de la implantación efectivas, sino en
el hecho por sí mismo. Citando a A. Laun: "sólo la posibilidad de un efecto tal ya conlleva un no
categórico a nivel moral"… También añade:"Aunque esto [la inhibición de la implantación] sólo sea
únicamente una posibilidad, todas las personas que promocionan la anticoncepción en la lucha contra el
99
aborto deberían rechazar con la misma intensidad todos los métodos "anticonceptivos" abortivos", lo
que casi nunca es el caso. Sin tenerlo en cuenta, la mentalidad anticonceptiva no ha reducido el número
de abortos, sino incluso los ha incrementado. Veamos la estadística al respecto de Inglaterra:
Ilustración 2: número de abortos en Inglaterra y Gales
(1968-2006)100
En este contexto se plantea la siguiente pregunta: a la vista
de una estadística tal, ¿se puede seguir manteniendo la postura
de que la amplia difusión de los anticonceptivos es un método
apropiado para frenar los abortos? ¿No habría más bien que
extraer la conclusión contraria: que el crecimiento de la
contracepción ha conllevado un aumento del número de
abortos?

Junto con la contracepción poscoital y la intercepción, inclusive la RU 486 y la vacuna antibebés,
podemos razonar que hemos llegado a una muerte cada vez más perfeccionada de la vida humana
prenatal, por contraste con la prevención propia, cada vez más escasa. A todo esto hay que añadir las
técnicas de reproducción asistida, que incrementan aun más la destrucción de embriones por millares.
Se trata de una comprensión en realidad abusiva de los procesos reproductivos humanos, de la
sexualidad como tal y, por lo tanto, de la voluntad del Creador, ya que las víctimas de estos actos son los
incontables no nacidos, a los cuales se les negó la vida; pero también los nacidos participantes, que lo
permiten activa o pasivamente. Las consecuencias para todos los implicados, para toda la humanidad, son
inconmensurables. ¡Frente a esta situación, Humanae vitae es uno de los hitos más importantes de esta
problemática mundial!
Si bien subrayamos especialmente el efecto inhibidor de la implantación de determinados contraceptivos y
remarcamos su valor no ético, tenemos que ser conscientes también de que no sólo los métodos que no actúan
como abortivos precoces, sino todos los contraceptivos están en contradicción con Humanae vitae y, por lo tanto,
tenemos que rechazarlos.

fertilization as the point of beginning, those forms of contraception are also abortifacients. Science and medicine refers to
them as both. We are not still dealing with the common barrier methods of Griswold. We are no longer just talking about
condoms and diaphragms. Things have changed. The bright line, if there ever was one, has now been extinguished. That's why
I suggest to this Court that we need to deal with one right, the right to procreate. We are no longer talking about two rights.“
(La cursiva no se encuentra en el original)

99
100

Laun, A. 1991 (11).
El gráfico muestra las cifras oficiales del Instituto inglés de estadística (www.??)

3
3

2008-08-10a

34

Humanae Vitae

B) Amenazas de la vida nacida, especialmente de la mujer, causadas por el control de
la natalidad
101

Introducción: "Las píldoras matan" : problemas cruciales de la contracepción hormonal
En este capítulo se tratan los riesgos y enfermedades relacionados con la contracepción hormonal, desde el mayor
riesgo de infecciones pasando por su efecto carcinógeno –aunque también en algunos casos protector contra
determinados carcinomas–, las dolencias cardiovasculares, cambios en el metabolismo, disfunciones psíquicas y
sexuales hasta las posibles malformaciones y las consecuencias sobre el medio ambiente. También se toman a
consideración los beneficios de la píldora y se valoran correspondientemente.
Desde la perspectiva histórica, hay que mencionar que hasta los niveles más altos de dirección de los
fabricantes, en especial en la empresa Searle (responsable de Enovid), estaban preocupados por varios aspectos y
tenían muchas reticencias en cuanto al lanzamiento de la píldora anticonceptiva, que en las regiones anglófonos
todavía hoy se sigue llamando "píldora de control de la natalidad" (birth control pill). Estas reticencias no eran
irrelevantes y se referían como mínimo a dos cuestiones: moral e Iglesia por un lado, y medicina y efectos
secundarios por el otro.
Temían protestas masivas iniciales por parte de la población y lógicamente también de las Iglesias, sobre todo la
católica. Estas reticencias no eran infundadas, ya que por ejemplo en el estado de Massachussets la simple difusión
de información sobre la anticoncepción siguió estando prohibida hasta 1972, ¡es decir hasta 12 años después de la
introducción de la píldora! La compañía Searle no sólo temía un boicot a Enovid, sino incluso a todos los productos
de la empresa y, por lo tanto, una ruina económica total. (Otras empresas se mantuvieron a la espera y entraron en
el mercado a la sombra de Searle, y únicamente después del éxito fulminante de Enovid.) Sin embargo los
experimentos de mercadotecnia (con artículos estratégicos en Readers Digest y otras publicaciones) habían
mostrado que el producto funcionaría y ni tan siquiera habría protestas o éstas serían minúsculas. Todo lo
contrario: ¡parecía que el mercado llevaba tiempo esperándolo!
A esto no sólo se añadió que el ginecólogo entonces más conocido –y con diferencia–, John Rock, apareciera de
forma casi omnipresente en una gran variedad de revistas norteamericanas como el corifeo más prominente de su
campo; como católico confeso, era también el hombre más indicado para eliminar las posibles reservas previas que
pudiera encontrar el producto. (Rock además era de la opinión que la píldora, a cuya autorización e introducción él
contribuyó en gran medida, no suponía más que una variación del método del calendario, contra el cual la Iglesia
no había tenido nunca ningún problema. Rock creía realmente que de hecho las hormonas artificiales únicamente
retrasaban la ovulación a un momento posterior en el tiempo.) Finalmente la ausencia de protestas abrió a Enovid
todas las puertas y trajo a la empresa Searle beneficios que se contaron por millones: por ejemplo, en 1964 el
beneficio neto fue de 24 millones de dólares.102
Antes de que Enovid se introdujera en el mercado norteamericano como un preparado puramente anticonceptivo
en mayo de 1960, ya se había suministrado durante tres años como agente terapéutico contra los dolores de la
menstruación.103 No obstante, estudios de finales de los años 50 en Puerto Rico sacaron un grave problema a la
luz: si bien era cierto que Enovid podía suprimir la ovulación con un éxito excepcional, este éxito iba acompañado
de unos efectos secundarios de tal magnitud que la píldora anticonceptiva estuvo a punto de fracasar ya en las
primeras fases. Con el tiempo se había llegado a la conclusión que era impensable sacar este producto al mercado.
En relación directa con estos graves efectos secundarios, había también otros dos problemas básicos: en primer
lugar, hay que tomarlo de forma constante; y en segundo, se suministra a mujeres totalmente sanas. Estos tres
101
102

103

Con el titular "Pills kill" los periódicos sensacionalistas norteamericanos causaron en los años 70 una cierta polémica y
debate durante un tiempo, aunque poco después volvió a caer en el olvido.
En todavía mayores dimensiones, los accionistas de Syntex pudieron obtener increíbles beneficios. La empresa, de la cual
Carl Djerassi era el director de investigación, entró en el creciente mercado norteamericano con dos años de retraso, pero
con fuerza. Con una marca propia y la concesión de dos licencias (a Parke-Davis y Ortho), ya a mediados de los años 60
había conquistado grandes partes del mercado. El valor emitido inicial por acción de 2 dólares subió hasta los 8.000 dólares
de 1993. Tras B. Asbell, se trata de un caso "sin parangón en la historia bursátil" (Asbell, B.: Die Pille, pág. 214). Carl
Djerassi llama a su terreno de casi 5 millones de m2, muy bien situado, el "rancho SMIP" ("Steroids Made It Possible" o
"Syntex Made It Possible", lo que es decir: los esteroides / Syntex lo hicieron posible) (Asbell, B.: Die Pille, pág. 148).
Enovid era una combinación de principios activos con un total de 10 mg de hormonas sintéticas: 150 µg de mestranol y
9,85 mg de noretinodrel, de ahí la denominación "píldora combinada" (del inglés "Combined Oral Contraceptive" o
"COC"). El fácil mal uso del agente terapéutico como método anticonceptivo se difundió velozmente por la isla, de forma
que el número de supuestas "disfunciones de la menstruación" creció drásticamente.
En comparación a Enovid, en Anovlar la dosis hormonal se había reducido notablemente. Como en Schering partieron de la
base una admirable investigación sobre los esteroides que llevaban realizando desde los años 20, estaban seguros de que las
cantidades de hormonas de Anovlar serían suficientes.

3
4

2008-08-10a

35

Humanae Vitae

problemas (efectos secundarios, administración a personas sansa y una toma incomparablemente muy larga) se han
mantenido durante medio siglo tras la aparición de la píldora hasta hoy en la misma medida. Pero como también
muestran las tasas de mortalidad, parece que la gente se ha acostumbrado completamente: la morbidez y la
mortandad se aceptan desde hace tiempo, por parte de los médicos así como de la población, con una naturalidad y
conformidad a las que apenas se pueden llamar racionales. En comparación, posiblemente sólo hay otro producto
respecto al cual se es tan tolerante e indulgente: el medicamento la erección "Viagra" y sus equivalentes de la
competencia "Cialis" y "Levitra". Viagra causa la muerte de uno de cada 20.000 hombres que lo toman.104
No en vano ya se tenía claro desde un principio que ya no se trata más de un medicamento que se emplea contra
un mal, sino de simple protección, lo que entonces fue casi infame. Como muestra el mercado, que no ha cambiado
y hasta hoy sigue siendo floreciente, todas las dudas y reticencias se subordinan claramente y sin problemas a un
segundo plano, y se aceptan también los efectos secundarios. Esto afecta tanto a los médicos que lo prescriben
como, lógicamente, a las mujeres que lo toman.
En el caso de los contraceptivos, parece haberse convertido en normalidad la aceptación de asombrosas
exigencias excesivas y soportarlas pacientemente. La situación parece no tener freno ni ante la mortalidad, que se
acepta con una predisposición difícil de creer racionalmente, ya que las tasas de mortalidad, conocidas y
consultables desde hace tiempo, no sólo no han hecho saltar ninguna alarma, sino que fueron inusitadamente
aceptadas, aunque sean 20 veces mayores que las de "Lipobay", el producto de Bayer que acabó siendo retirado.
A finales de los años 50 en Berlín, en la empresa Schering tampoco estaban seguros de lo que la compañía podía
esperar del mercado y de la opinión pública. En febrero de 1961, la empresa aprovechó la oportunidad de
adelantarse a Searle en Australia y llevar el producto propio, "Anovlar", a las consultas ginecológicas y a las
mujeres. La experiencia realizada fue que las protestas australianas parecieron limitarse a dos médicos católicos,
los únicos que se opusieron a un éxito de ventas excepcional. Tras esta prueba, Schering se atrevió con el
lanzamiento de Anovlar en el mercado europeo el 1-6-1961. Como se mostró en los años siguientes, el consorcio
tuvo también en su país de origen un auténtico éxito sin precedentes, a pesar de todas las reticencias habidas y del
relativo "cansancio de la píldora" que siguió en los años 70.

Ya a finales de los años 60 se publicó el libro The case against the Pill, de Barbara Seaman, en
EE.UU., publicado en el área germanófona bajo el título Ärzte contra Pille.105 Tan pronto se publicó la
versión alemana, desapareció del mercado, lo que atrajo todas las miradas; el libro también se convirtió
en un bestseller en EE.UU. Por aquel entonces no se podía obtener ni tan solo un ejemplar para los
críticos.
En su libro Barbara Seaman, una periodista científica, entrevistó a ginecólogos de renombre de
EE.UU. acerca de los efectos secundarios de la píldora y los puso por escrito, lo que provocó en su
momento un parón en las ventas de la píldora en EE.UU.106 Aunque allí la prensa sensacionalista
publicara titulares como "La píldora mata", en Europa no cese la aparición de noticias sobre sus efectos
secundarios, en parte muy graves, desde hace más de cuarenta años y hace pocos años un estudio de la
WHI causara gran revuelo, nada ha podido parar el éxito de la contracepción hormonal, y en especial del
método más popular. A continuación se verá lo que la medicina y, lógicamente las mujeres, están
dispuestas a aceptar a cambio.
¿Qué es la píldora?
La píldora es un derivado de la cortisona. De la cortisona se conoce que es inhibidor de las
inflamaciones, pero al mismo tiempo facilita las infecciones.
Favorecimiento de las infecciones de la píldora
Estas infecciones afectan a la cérvix, así como al endometrio y a las trompas.
Padecer de cervicitis tomando la píldora tiene un RR (riesgo relativo) de 3,0.
Favorece especialmente:
• CLAMIDIAS (RR 2,5 Tü)
104
105
106

Telegrama del medicamento
Barbara Seaman, 1970.
Véase el apartado "Pillen killen" del libro Die Pille (La píldora) de Bernard Asbell, pág. 356.

3
5

2008-08-10a

36

Humanae Vitae

con la consecuencia de mayor probabilidad de
– EMBARAZO ECTÓPICO, ABORTO NATURAL y PARTO PREMATURO
– ESTERILIDAD
• VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO con la consiguiente mayor probabilidad de
– CARCINOMA CERVICAL
• VIH con la consecuencia de
– SIDA
Según Louv et al., los CO aumentan el riego de infección por clamidias en un 70%.
Charles Morrison et al. (Family Health International, Carolina del Norte, EE.UU.) han determinado los
siguientes riesgos de las clamidias y los gonococos: un RR de 3,9 para COC y de 13,7 para Depo Provera.107
El Deutsches Ärzteblatt también confirma este favorecimiento de las infecciones causado por los CO108:
"la maduración de las defensas inmunitarias en el tracto genital no se completa y, en las jóvenes fumadoras, ya se
ve disminuida de por sí. Además el riesgo de infección por CT109 es mayor con contracepción hormonal (con la
toma de la píldora anticonceptiva); su aparición puede ser hasta ocho veces más frecuente."
Rates of chlamydial diagnoses in GUM110 clinics in Scotland have increased disproportionately in young
people. During 2002, rates in males were highest in those aged 20–24 years (842/100,000), whereas in females,
they were highest in the 16–19 year olds (1209/100,000).

La primera anexitis (inflamación de las trompas) ya reduce la fertilidad en un 20%.
En cuanto a la transmisión de VIH y otras ETS, el Alan Guttmacher Institut explica:
"Hay factores biológicos que aumentan el riesgo de las mujeres en su adolescencia de padecer ETS: 'las mujeres
jóvenes contraen ETS más fácilmente que las adultas porque disponen de menos anticuerpos protectores y la poca
madurez de su cérvix facilita la transmisión de una infección'."111

La factibilidad en la medicina favorece así la esterilidad, con las consiguientes fecundación in vitro y
transferencia de embriones.
RIESGO DE CÁNCER
• CERVICAL
• ENDOMETRIAL
• OVÁRICO
• DE MAMA
• DE HÍGADO
CERVICAL
Carcinoma cervical
Muchos estudios confirman la relación entre la toma de CO y la formación de un carcinoma cervical. Se
forman leves cambios benignos tras dejar la píldora, que se vuelven más acusados hasta 2-3 años después
de dejarla hasta formar un carcinoma. Además se ha podido observar una correlación con la duración de
la toma y la potencia de la píldora. Asimismo es interesante que, según las estadísticas, el fumar 20

107

108
109
110
111

Morrison, Charles et al.: "Comparing rates of chlamydia and gonorrhea infection associated with the
use of the pill, Depo-Provera, and nonhormonal contraceptive methods", Sexually Transmitted
Infections, 2004.
Deutsches Ärzteblatt 2005; 102: A 2021 – 2025 [nº 28 – 29]
CT = Chlamydia trachomatis.
GUM = genitourinary medicine = medicina urogenital
There are biological factors which heighten the risk of STIs for young women in their teens: «Young women contract
[STIs] more easily than adults because they have fewer protective antibodies and the immaturity of their cervix
facilitates the transmission of an infection.”
Alan Guttmacher Institute: Sexually Transmitted Diseases Hamper Development Efforts. AGI 1998.
http://www.agi-usa.org/pubs/ib_std.html

3
6

2008-08-10a

37

Humanae Vitae

cigarrillos o más aumenta significativamente el riesgo de carcinoma cervical hasta 3 ó 4 veces. También
el alcohol es responsable proporcionalmente de displasia severa.112
Con una toma de la píldora durante diez años, Brinton et al. pudieron observar un riesgo de carcinoma
113
114
cervical de 1,82 (82%), con una toma de entre 5 y 9 años de 1,37 (37%); en el caso de que la toma
se iniciara antes de cumplir los 20, el riesgo es de 1,28 (28%).115
Parazzini et al. encontraron que, tras haber tomado la píldora durante más de dos años, el riesgo de
formación de un carcinoma cervical era de 1,83, o sea un 83%, y en el caso que se hubiera iniciado la
toma antes de cumplir los 25, de 1,49 (49%).116
Según Daling et al. el riesgo de carcinoma cervical con una toma de CO durante más de 5 años es de
1,3 (30%); si se
empezó a tomar la píldora antes de los 17 años, el riesgo alcanza 2,3 (130%), es decir
117
más del doble.
Un estudio de Ursin et al. ha demostrado un riesgo doblado (2,1) con la toma de CO también de
adenocarcinoma cervical (una forma
extraña del cáncer cervical); tras una toma de más de 12 años, el
118
riesgo es incluso 4,4 veces mayor. Para el adenocarcinoma (incluido del carcinoma adenoescamoso),
Thomas et al. pudieron observar un riesgo de 2,2 (120%) con una toma de119
CO de más de 8 años y un
riesgo de 3,3 (220%) si la toma se inició antes de cumplir los 20 años. Hasta entonces se había
supuesto que los CO únicamente facilitaban la formación del carcinoma de epitelio plano cervical.
También se pudo observar que los CO actúan como co-factores potenciadores del cancerígeno virus
del papiloma (VPH), como demuestran varios estudios.120
En la Cumbre clínica europea del VPH de 1998 de Viena se comprobó que se podía observar un aumento del
adenocarcinoma cervical invasivo en Europa. El carcinoma cervical en sí podía ser atribuido a una infección
crónica por el VPH. Según Bosch el virus aumenta 65 veces el riesgo de un carcinoma cervical y, si se trata del tipo
de alto riesgo VPH-16, el riesgo aumenta hasta 130 veces.121 Si se toman los CO en consideración –como ya
hemos descrito– como co-factor potenciador del efecto del VPH, la píldora jugaría un importante papel en la
formación del carcinoma cervical.
El IARC (Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer) considera los COC como cancerígenos para
los humanos, entre otros también en relación con el carcinoma cervical.122
Sin embargo, también con independencia de la infección por VPH, la píldora facilita el carcinoma cervical. Un
grupo internacional de investigadores pudo demostrar que las mujeres que habían tomado CO durante más de 5
años tenían un riesgo relativo de carcinoma cervical invasivo de 1,9 (90%) en comparación con las mujeres que no
habían empleado la píldora nunca. El riesgo aumentaba con la duración del tratamiento y el mayor se encontró en
las mujeres que la estaban tomando en el momento del estudio (current users). La presencia del VPH (tanto
positiva como negativa) prácticamente no tenía importancia.123
También son interesantes los hallazgos de un gran estudio de Herrero et al. que mostró que las mujeres a las que
se habían suministrado progestágenos inyectables 124 durante 5 años o más tenían un riesgo de 2,4 a 3,0 veces
mayor de formación de carcinoma cervical. Las usuarias de largo plazo de progestágenos inyectables que en los
últimos 5 años no habían recibido ninguna inyección presentaban un riesgo relativo de 5,3. Los autores argumentan
este riesgo elevado por las defensas inmunitarias que, disminuidas por el efecto de los progestágenos, podrían crear
para el VPH y otros agentes infecciosos un ambiente apropiado para que desarrollen su efecto carcinógeno.125
112
113
114
115
116
117
118
119
120
121
122

123
124
125

Beral et al., 1989 – Guhr, 1972 – Harris et al., 1980 – Ory et al., 1977 – Peritz et al., 1977 – Rabe y Runnebaum, 1986 –
Vessey et al., 1983. – La Vecchia et al., 1986
Brinton et al. 1986.
Brinton et al. 1990.
Brinton et al. 1986.
Parazzini et al. 1990.
Daling et al. 1996.
Ursin et al., 1994.
Thomas et al. 1996.
Pater et al., 1990 – Nature (1988) 335, 765 y 832 – Stanimirovoc B., 1990 The role of human papillomaviruses among the
risk factors for cervical carcinoma.
Sexualmedizin 1998.
V Cogliano, Y Grosse, R Baan, K Straif, B Secretan, F El Ghissassi para el Centro Internacinal de Investigación sobre el
Cáncer de la OMS: "Carcinogenicity of combined oestrogen-progestagen contraceptives and menopausal treatment",
Lancet Oncol 6 (2005), pág. 552–553.
International Collaboration of Epidemiological Studies of Cervical Cancer. Green J., Lancet 2007; 370: 1609–1621.
Sobre todo DMPA (acetato de medroxiprogesterona de depósito [Depo Provera] o enantato de noretindrona).
Herrero et al.

3
7

2008-08-10a

38

Humanae Vitae

La monografía del IARC de 2007 confirma, a partir de un metaanálisis, la cancerigenidad de los CO en cuanto
al carcinoma cervical con la duración de la exposición hasta un riesgo relativo de 3,3 tras más de 10 años de
toma.126

Hoy sabemos que más se desarrolla un carcinoma cervical como más temprano tenga lugar el
primer contacto sexual, menos limpio sea la primera persona con que se mantenga y más frecuente
sea el cambio de pareja. Este comportamiento sexual naturalmente depende en gran medida de la
anticoncepción moderna.
Otro factor de riesgo es, junto con el tabaco (ver arriba), un sistema inmune reprimido
(enfermedades autoinmunes, SIDA).
Es la contracepción moderna, especialmente la "píldora", la que por una parte fomenta las relaciones sexuales
tempranas y el cambio de pareja, y por otra facilita la formación del carcinoma cervical a través de la transmisión
del VPH. No obstante, hoy en día existe una vacuna contra este virus, con lo que parece que el círculo se vuelve a
cerrar. Pero sólo en apariencia, ya que se trata de un pez que se muerde la cola. Lo más lógico sería –desde el punto
de vista médico–, eliminar un factor de riesgo tan evidente como la contracepción hormonal.

En el curso "Prevención y vacuna contra el VPH. Una introducción" del primer semestre del año
2007/2008 de la Geburtshilflich-gynäkologischen Klinik de la clínica universitaria de Tubinga
(Alemania), en el capítulo "¿Qué relación hay entre el VPH y el carcinoma cervical?" se comentó lo
siguiente127:
Remarcamos especialmente dos de las afirmaciones que se hicieron:

1. "La infección [por el VPH] no es una enfermedad" (primera línea) y
2. "La infección por el VPH como consecuencia natural de la actividad sexual" (última línea).
A continuación se hace propaganda de la vacuna contra el VPH, aunque se reconoce que la vacuna sólo contiene
un máximo de cuatro tipos de virus, entre los cuales los virus de alto riesgo 16 y 18, encontrados en el 70% de los
casos de carcinoma cervical y otros tipos de tumores malignos. Mediante esta vacuna, pues, sólo se puede evitar el
carcinoma cervical hasta en un 70%.
De aquí se deriva la contradicción siguiente:

126

127

IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans
"Combined estrogen-progestogen contraceptives and combined estrogen-progestogen menopausal therapy," The Lancet
Oncology, volumen 91 (2007)
Presentación del curso de la Geburtshilflich-Gynäkologische Klinik, universidad de Tubinga, 21-1-2008. A. Nauth:
"Vorsorge & HPV-Impfung. Ein Überblick".

3
8

2008-08-10a

39

Humanae Vitae

una infección que puede acabar en un carcinoma en un cierto porcentaje de casos, causada por el VPH, un virus
de un nivel patológico reconocidamente alto, no se considera enfermedad. Además se añade que hay que
contemplar al VPH como una "consecuencia natural de la actividad sexual".
Que la infección es consecuencia de la actividad sexual no lo pondremos en duda. Que se vea como una
"consecuencia natural" de la actividad sexual sugiere que cualquier actividad sexual es algo normal, con quien sea
y cuando sea. Actualmente se sabe que las infecciones del tracto genital de los adolescentes se transmiten más
fácilmente por el limitado sistema inmune de éstos y por la falta de madurez de las células cervicales típica de la
edad.128 Por lo tanto, la actividad sexual de los jóvenes no es una cuestión inocua y, en consecuencia, la infección
por el VPH tampoco es una "consecuencia natural de la actividad sexual". Se plantea la pregunta de si, teniendo en
cuenta el riesgo obviamente mayor de transmisión de infecciones en esta edad, no deberíamos desaconsejar a los
jóvenes la práctica sexual y la promiscuidad. ¡Pero no se oye ni una palabra en ese sentido! Aunque hoy esté
disponible la vacuna contra el VPH, que se recomienda sin excepción. Sin embargo, la vacuna no tiene efecto en el
30% de las vacunadas, ya que sólo contiene 2 (vacuna Cervarix®129) ó 4 (Gardasil®130) de entre más de 100 tipos
de virus conocidos.131
Este 30% de mujeres restantes pueden contraer un carcinoma cervical, a pesar de la vacuna, mediante la
transmisión de los VPH no incluidos en la vacuna, lo que en algunos casos la prevención no puede evitar. También
podemos encontrar ejemplos de ello.
A parte del hecho de que –al menos según la comprensión contemporánea de la medicina– las vacunas se
emplean contra las infecciones patológicas, se corre el peligro de que las chicas jóvenes tengan un falso sentimiento
de seguridad al vacunarse, aunque se les recomiende seguir usando protección.
Esto es un grave escándalo en el marco de nuestra permisiva sociedad, apoyada por la medicina, que incluye
este tipo de afirmaciones en el currículo de una facultad de medicina. La permisividad sexual se fortalece de esta
manera y se acepta el riesgo de una infección severa por VPH en esta edad ya de por sí vulnerable.

ENDOMETRIAL
Carcinoma endometrial
Los preparados combinados de dosis altas ofrecen protección contra el carcinoma endometrial,
especialmente en mujeres nulíparas.132
Otros estudios confirman este efecto protector de los CO: Orly et al. pudieron observar en el mayor
estudio al respecto (CASH) un riesgo menor del 40% (0,6) para las mujeres que la habían tomado frente a
las que nunca la habían tomado. Con una toma de 10 años así como 20 años después de la primera toma,
el riesgo disminuye un 60% (0,4).133
134
135
En cuanto a los periodos a largo plazo tras dejar la píldora, Levy et al. y Jick et al. confirman un
efecto protector de la píldora después de 10 años de haber dejado la toma de CO (0,3 [70%] y 0,35 [65%]
respectivamente); entre 11 y 19 años después, la reducción del riesgo era de 0,4 (60%) y 0,45 (55%)
respectivamente; y 20 años después era todavía de 0,8 (20%) y de 0,62 (38%) respectivamente. Parece ser
que el efecto protector de la píldora va decreciendo con el tiempo, especialmente tras 20 años después de
haberla dejado.

128

129
130
131
132
133
134
135

There are biological factors which heighten the risk of STIs for young women in their teens: «Young women contract
[STIs] more easily than adults because they have fewer protective antibodies and the immaturity of their cervix facilitates
the transmission of an infection.”
Alan Guttmacher Institute: Sexually Transmitted Diseases Hamper Development Efforts. AGI 1998. (http://www.agiusa.org/pubs/ib_std.html)
Cervarix® inmuniza contra los tipos VPH-16 y 18.
Gardasil® es una vacuna tetravalente e inmuniza contra los tipos VPH-6 y 11 (responsables de la formación de cambios
benignos en el área anogenital) así como los VPH-16 y 18 (virus de riesgo en un 70% para el carcinoma cervical).
La vacuna del VPH contra el cáncer del cuello uterino, cuestionable desde la perspectiva sanitario-política. Discurso en
22. INER-Tagung, Oberbozen, 4-5-2008 / Prof. Dr. Walter Rhomberg, Bludenz.
Kaufman et al., 1980 – Hulka et al., 1982 – The Centers for Disease Control Cancer and Steroid Hormone Study, 1983.
Ory et al. 1987.
Levy et al. 1991.
Jick et al. 1993.

3
9

2008-08-10a

40

Humanae Vitae

Según Henderson et al. los CO combinados que contienen estrógenos
y altas dosis de progestágenos,
136
protegen del carcinoma endometrial sólo a las mujeres delgadas.
Por el contrario, los contraceptivos orales aumentan el riesgo de contraer dos carcinomas
endometriales bastante infrecuentes: el coriocarcinoma y la mola hidatiforme invasiva, tumores que
pueden surgir durante el embarazo. Palmer pudo observar, que una toma de CO de cinco años o más,
tenía como consecuencia un riesgo 6 veces mayor de coriocarcinoma y un riesgo 2,8 veces mayor de
mola hidatiforme invasiva.137
El dr. Larry Maxwell informó en el encuentro anual de la Society of Gynecologic Oncologists de 2004 de que
los CO de alta potencia tenían un efector protector contra el carcinoma de endometrio un 70% mayor en mujeres
con IMC elevado (>25) que los CO de alta potencia. Esto sólo afecta a los progestágenos.138139Así, el efecto
protector depende en parte de la dosificación, como también observaron Schildkraut et al. en el caso del carcinoma
de ovario.

OVÁRICO
Carcinoma ovárico
– CARCINOMA EPITELIAL
• EFECTO PROTECTOR DURANTE MÁS DE
15 AÑOS
• POR LA píldora combinada
• LA PROTECCIÓN REMITE TRAS 20 AÑOS
Pero:
TUMORES OVÁRICO Y DE CÉLULAS GERMINALES: FACILITACIÓN = DOBLE RIESGO
Weiss et al. observaron en 1981 que una toma de más de 4 años o más de CO tenía un efecto protector contra el
desarrollo de un carcinoma ovárico.140
Un estudio de Centers of Disease Control remarcaba que el riesgo de carcinoma ovárico disminuía con los años
de toma de CO y se mantenía bajo incluso después de dejar el preparado.141 Los autores suponen que la toma de
CO evita anualmente 1.700 casos de carcinoma ovárico en EE.UU.
Según Rabe y Runnebaum, "el efecto positivo de la píldora combinada contra los carcinomas endometrial y
ovárico" se basa "en resultados de estudios en los que se emplearon preparados hormonales de alta dosificación, es
decir 50 µg o más de etinilestradiol. Es posible que, con el uso de la micropíldora, los efectos protectores positivos
se vean reducidos en relación con los tipos de carcinoma mencionados. Convendría esperar a los resultados de
estudios prospectivos más amplios."142

En 1991, Rabe et al., con motivo de la presentación de los resultados del estudio multicentro de los CO
en Heidelberg acerca de los factores de riesgo de la contracepción hormonal en Alemania, comentaron lo
siguiente:
"Con una dosificación de 20 a 30 µg de etinilestradiol se ha alcanzado una zona límite que ofrece un
control del ciclo suficiente y seguridad contraceptiva con una administración simultánea de
progestágenos. Sin embargo, todavía no se puede valorar si estas combinaciones mantienen un efector
protector positivo frente a los carcinomas endometrial y ovárico. Si se sigue reduciendo la dosis de
etinilestradiol es bastante plausible que, a pesar de que se mantenga el efecto contraceptivo, se reduzca
136
137
138

Henderson et al. 1993.
Palmer 1991.

Endometrial cancer: high-potency OCPs in heavier women protective, OB/GYN News, 15-4-2004 por Kate Johnson.
139
140
141
142

G.L. Maxwell et al.: "Progestin and estrogen potency of combination oral contraceptives and endometrial cancer risk",
Gynecologic Oncology, volumen 103, nº 2, noviembre de 2006, pág. 535–540.
Weiss et al. 1981.
CDC Cancer and Steroid Hormone Study 1983.
Rabe y Runnebaum, 1986.

4
0

2008-08-10a

41

Humanae Vitae

o desaparezca
el efecto protector contra el carcinoma ovárico a causa de las ovulaciones no
previstas.143
Hankinson et al. realizaron un metaanálisis y mostraron que las mujeres que alguna vez habían tomado la
píldora disfrutaban de una reducción del riesgo global del 36% para el carcinoma ovárico frente a las que
no la habían tomado nunca; y una reducción del 50% si la toma había durado 5 o más años. La reducción
144
se mantenía hasta 10 años tras dejar la toma de CO.
Los datos analizados procedían de los años 60 y
70, cuando las dosis de estrógenos y progestágenos habitualmente eran mayores que en los años 80 y 90.
La reducción de la dosificación ha conllevado una actividad ovárica mayor, ya que cada vez hay más
ovulaciones no previstas.
Goldzieher expresó en 1994 la siguiente opinión: "la protección contra estos tipos de carcinomas
reproductivos (como el ovárico y el endometrial) se comprobó repetidamente en los contraceptivos orales
de alta dosificación, pero hasta hoy todavía no en los contraceptivos orales con dosificaciones
menores."145
Henderson et al. mencionan en 1993 el efecto protector de los CO combinados contra los carcinomas
endometrial y ovárico, pero dicen al mismo tiempo que la maduración del folículo es el factor decisivo
146
para el carcinoma ovárico, y no tanto la ovulación.
Según los conocimientos más actuales, con los CO de dosis bajas el folículo madura y, en parte, se
produce una ovulación (a la que, como sabemos, precede una maduración del folículo) más a menudo que
antes, de forma que la protección contra el carcinoma ovárico debería ser mucho menor que la que se
daba anteriormente.
A esto habría que añadir –también en cuanto al carcinoma endometrial– la cuestión de la reducción del
riesgo a largo plazo tras dejar la toma de la píldora, lo que Rosenberg et al. analizaron en un estudio de
control de casos en 1994. En él examinaron a mujeres con carcinoma ovárico epitelial, que hubieran
tomado a la píldora al menos tres años y que la hubieran dejado en periodos de tiempo diferentes.
147
Obtuvieron los siguientes resultados :
Tiempo desde la
última toma de CO
(años)

Riesgo relativo

Nunca
tomaron

1,0

los

<15

0,4

15–19

0,5

>= 20

0,8

Similarmente al carcinoma endometrial, el efecto protector de la píldora disminuye a medida que
pasan los años tras la última toma.
Los resultados en cuanto al efecto protector de la píldora se refieren en su mayor parte al carcinoma
ovárico epitelial. En el caso de los carcinomas no epiteliales, más infrecuentes (aprox. 7%), como el
tumor de células germinales y estromal, se dieron los siguientes resultados:
Según John et al., la píldora aumenta el riesgo de tumor de células
germinales el doble (2,0), mientras
148
que reduce el riesgo de tumor estromal al 0,37, es decir un 63%.
Fishman et al. informaron sobre una nuligravida 149
de 28 años que tras 4 años de tomar CO enfermó
simultáneamente de carcinoma endometrial y ovárico.
143
144
145
146
147
148
149

Rabe et al. 1991.
Hankinson et al., 1992.
Goldzieher 1994.
Henderson et al. 1993.
Rosenberg et al. 1994.
John et al. 1993.
Fishman et al., 1995.

4
1

2008-08-10a

42

Humanae Vitae

J. M. Schildkraut et al. clasificaron los progestágenos en high and low-progestin potency y high and lowestrogen potency y pudieron observar que los CO con high-progestin potency tenían un efecto protector mayor para
el ovario. La estrogen potency no tenía ningún tipo de influencia sobre este efecto. Así parece que la composición y
la dosificación de progestágenos sí influyen en el efecto protector de los CO.150

IARC: Se remarca "al mismo tiempo el efecto protector contra los carcinomas ovárico y endometrial
(el último sólo para la píldora)". Sin embargo, ni en el comunicado de prensa ni en un artículo de Lancet
Oncology (2005; 6: 552-553) se encuentran datos cuantitativos que posibiliten una apreciación de los riesgos.

Como los medios informan de la reclasificación del IARC, muchos ginecólogos deberán enfrentarse a
consultas difíciles. El consejo del Centro de que
las mujeres deberían sopesar los beneficios y los riesgos de las píldoras hormonales junto con su médico es
de poca ayuda, ya que una monografía detallada (tomo 91) no se publicará "hasta principios del año
próximo".151

En la monografía 91, publicada finalmente en 2007, se informa de un efecto protector de los CO
contra el carcinoma ovárico con independencia de la dosificación hormonal de los preparados de CO.
La protección dura hasta 20 años tras dejar de tomar CO. El estudio no contiene ninguna valoración
de los riesgos en relación con otros carcinomas (de mama, cervical y de hígado).152
John R. MacLaughlin et al. encontraron un riesgo menor para el carcinoma ovárico si se toman CO en las
portadoras de BRCA1 (riesgo relativo 0,56) y en las portadoras de BRCA-2 (riesgo relativo 0,39), por lo que
recomiendan CO a las portadoras de BRCA1/2.153

El último estudio del Collaborative Group on Epidemiological Studies of Ovarian Cancer confirma el
efecto protector de los CO contra el carcinoma ovárico. Según los cálculos de los autores, la píldora
podría evitar anualmente hasta 30.000 carcinomas ováricos en todo el mundo; por lo que abogan por
una difusión más amplia y un más fácil acceso a la contracepción hormonal en forma de CO.154
En este contexto son interesantes los resultados de Whittemore, el cual, mediante el análisis de 12 estudios,
pudo observar que las mujeres blancas disfrutaban de una reducción del riesgo del 15% por cada niño al que dieran
a luz155. Ya en 1990 Gwinn et al. observaron, a partir del estudio CASH, que las mujeres con tres hijos tenían un
riesgo un 40% menor y las mujeres con cinco hijos un riesgo un 70% menor de carcinoma ovárico. Además las
mujeres que habían dado pecho durante un periodo acumulativo de dos años tenían un riesgo un 70% menor de
carcinoma ovárico.156 Según Whittemore, también se encuentra un riesgo reducido similar del 19% en las mujeres
que alguna vez han dado pecho, si bien se reduce con cada mes de lactancia.157


150
151
152
153
154

155
156
157

REDUCCIÓN DEL RIESGO de carcinoma ovárico DEL 15% POR CADA PARTO
3 HIJOS 40% / 5 HIJOS 70%
LACTANCIA TOTAL DE 2 AÑOS: RIESGO UN 70% MENOR

J M Schildkraut et al.: "Impact of Progestin and Estrogen Potency in Oral Contraceptives on Ovarian Cancer Risk", JNCI J
Natl Cancer Inst e 2002 94(1):32–38.
Cogliano, Vincent et al.: "Carcinogenicity of combined oestrogen-progestagen contraceptives and menopausal treatment",
The Lancet Oncology, volumen 6, nº 8, agosto de 2005, pág. 552-553.
IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans. "Combined estrogen-progestogen contraceptives
and combined estrogen-progestogen menopausal therapy", The Lancet Oncology, volumen 91 (2007).
JOHN R MCLAUGHLIN et al.: "Reproductive risk factors for in carriers of BRCA1 or BRCA2 mutations: a case-control
study", en: The Lancet Oncology, volumen 8, nº 1, enero de 2007, pág. 26-34.
Collaborative Group on Epidemiological Studies of Ovarian Cancer. "Ovarian cancer and oral contraceptives: collaborative
reanalysis of data from 45 epidemiological studies including 23.257 women with ovarian cancer and 87.303 controls."
Lancet 2008; 371; pág. 303-14.
Whittemore 1993.
Gwinn et al. 1990 (CASH).
Whittemore 1993.

4
2

2008-08-10a

43

Humanae Vitae

DE MAMA
Carcinoma de mama
Antes del 1º embarazo completo (FFTP
RIESGO 125% (4 años de CO)
225% (8 años de CO)
(PIKE, San Francisco)
VARIOS ESTUDIOS = Riesgo relativo 1,8-4,1
(MANCHESTER,LUND, BOSTON)
Más de 4 años de píldora antes del 1º embarazo158
= riesgo relativo de 1,72
= mayor riesgo del 72%
• Píldora >10 años con inicio antes de cumplir 18
= riesgo relativo de 3,1
= mayor riesgo del 210%
Kahlenborn, varios estudios

El riesgo global es de: 1,47 (1,21–1,76)
Visto desde otra perspectiva, la nuliparidad y la no lactancia, así como un primer embarazo temprano (antes de los
18) o tardío (después de los 35 años), son factores de riesgo para la formación de un cáncer de mama.
Las mujeres que toman contraceptivos orales mostraron una proliferación mayor en comparación con mujeres
con ciclos naturales de menstruación (Feuerhake 2003). También pudo observar que la actividad proliferativa
relacionada con la fase lútea era menor tras un embarazo completo y tras haber amamantado que en las nulíparas o
las que no habían dado el pecho.

Este problema también es muy polémico en la literatura científica. Los estudios de Pike et al. causaron
revuelo al comentar que había un riesgo de cáncer de mama de más del doble (125%) si se había tomado
la píldora antes del primer embarazo completo durante cuatro o más años. La mujeres que habían tomado
la píldora durante ocho o más años tenían un riesgo incluso mayor, del 252%. Opinan que la toma de CO
durante el desarrollo de las glándulas mamarias puede elevar el riesgo de cáncer. El riesgo también
aumentaba si se había iniciado el consumo de la píldora antes de cumplir 25 ó 23 años. Cuanto más largo
fuera el periodo de toma, la tendencia del riesgo relativo aumentaba muy significativamente. También
observaron una relación con el contenido de progestágenos, en la que una cantidad mayor de un
progestágeno aumentaba este riesgo. El riesgo relativa se reducía tras un embarazo completo, aunque el
resultado al respecto no era estadísticamente relevante.159
Mientras que el estudio CASH de principios de los 80 (Ory) no observó ninguna relación entre el
consumo de CO antes del primer embarazo completo y el cáncer de mama,160 tras una ampliación del
estudio en 1993 (Wingo) se pudo demostrar un riesgo un 40% mayor en las mujeres menores de 44
años.161
Otras estudios se muestran contrarios a una relación entre la toma de CO y el carcinoma
de mama,162
163
mientras que los análisis de La Vecchia et al.
mostraron un riesgo un 20% mayor y Meirik et al. un
riesgo del doble tras un consumo de 12 años,164 el último sin tener en cuenta si la toma se había realizado
antes o después del primer embarazo completo.

158
159
160
161
162
163
164

FTP = First Term Prsegnancy: lo mismo que un embarazo completo
Pike et al. 1981. – Pike et al. 1983.
Ory et al. 1983 (CASH = Cancer And Steroid Hormone study der Centers of Disease Control).
Wingo et al. 1993 (CASH).
Stadel et al. 1985; Shapiro 1986.
La Vecchia et al., 1986.
Meirik et al. 1986 .

4
3

2008-08-10a

44

Humanae Vitae
165

166

167

Grupos de Manchester,
Boston y Lund pudieron confirmar la formación de carcinoma de
mama por el consumo de CO. Así pues el riesgo relativo oscila en estos estudios entre 1,8 y 4,1, es decir
aproximadamente entre 2 y 4 veces mayor.
También Chilvers et al. pudieron observar en el estudio conocido como United Kingdom Case-Control Study un
riesgo de cáncer de mama un 44% mayor en mujeres jóvenes menores de 36 años que hubieran tomado CO durante
al menos 4 años antes de su primer embarazo completo.168

Según Romieu et al., las mujeres de menos de 45 años que habían tomado CO durante 4 o más años
antes del primer embarazo completo tenían un riesgo un 72% mayor de cáncer de mama, aunque esta
169
investigación se limitó a estudios realizados antes de 1980.
Thomas encontró que las mujeres que habían tomado la píldora durante largos periodos de tiempo
antes de su primer embarazo completo tenían un riesgo un 42% mayor.170
171
Joyeux ve una relación clara entre los CO y el carcinoma de mama.
Como se trata de un carcinoma
que no da señales hasta pasados muchos años, opina que muchos estudios que niegan una relación tal no
son concluyentes porque sólo tuvieron en cuenta periodos de tiempo demasiado cortos.
Añade:
"En China ha vuelto a los métodos naturales, por una parte porque la esterilización y la píldora eran
demasiado caras y, por la otra, porque se había observado un aumento del cáncer de mama."172
Y también:
"El cáncer de mama no se muestra tras el primer año de haber estado tomando hormonas, sino diez
años después o más, por lo que permanece indetectado. Hoy es el momento en el que se aumentan
los cánceres de mama y ovario de forma descontrolada, pero en Europa no se habla de ello. En
Estados Unidos, por el contrario, el consumo de la píldora desciende vertiginosamente (de forma
173
similar al consumo del tabaco)."
Asimismo Rush y Jones pudieron observar un riesgo un 20% mayor de formación de carcinoma de
mama en mujeres jóvenes y nulíparas que habían tomado la píldora durante largo tiempo (8 años o
más).174
White et al. encontraron un riesgo relativo un 50% mayor en mujeres que habían dado a luz y que
habían tomado la píldora al menos durante un año en los primeros cinco años tras la menarca (la 1ª
menstruación en la vida de una mujer).175
Cuatro grandes estudios: RIESGO de cáncer de mama con consumo anterior de CO en
mujeres menores de 45 años y antes del primer embarazo completo:
Wingo 1993 (CASH):

40%

White 1994
50%
Brinton 1995
42%*
Rosenberg 1996
88%*
* calculado con los datos del autor

165
166
167
168
169
170
171
172
173
174
175

Kay and Hannaford, 1988 (51).
Miller et al., 1989.
Olsson et al., 1989; Olsson et al., 1991.
Chilvers et al. 1989 (UK National Study).
Romieu et al. 1990.
Thomas 1991.
Joyeux, Montpellier (Francia), 1987.
Joyeux, Montpellier (Francia), 1987.
Joyeux, Montpellier (Francia).
Rushton y Jones 1992.
White et al. 1994.

4
4

2008-08-10a

45

Humanae Vitae

Kahlenborn resumió 18 estudios al respecto del riesgo de cáncer de mama bajo el consumo de CO y antes del
primer embarazo completo; de entre éstos, 17 mostraban un riesgo mayor:
Un estudio de los Países Bajos observó, con una toma de CO de 4 años o más, en mujeres menores de 36 años
en el momento del diagnóstico, especialmente con una toma parcial antes de cumplir los 20, un riesgo relativo de
2,1. Si se tomó la píldora con 19 años o menos de edad, el riesgo incluso era de 3,5. En las mujeres jóvenes el
riesgo de cáncer aumenta por cada año de consumo de CO antes y después de cumplir los 20 un factor de 1,44. En
mujeres entre los 46 y los 54, una duración de la toma de 12 o más años también conllevaba el doble de riesgo. El
grupo de edad de 36-45 años no mostraba con esta tendencia. Entre los progestágenos, el acetato de noretisterona y
176
el desogestrel mostraron un riesgo más elevado.
Una investigación de Brinton et al. concluyó lo siguiente: Las mujeres menores de 45 con un consumo de CO de
6 meses o más tenían un riesgo relativo de 1,3 (es decir un 30%); en el caso de las mujeres menores de 35, el riesgo
relativo era de 1,7 (70%) con un crecimiento hasta 2,2 (un 120%, equivalente al doble) si la toma había durado 10
años o más. Si se había iniciado el consumo de CO antes de cumplir los 18 años y éste había durado 10 años o más,
el riesgo relativo crecía hasta el 3,1 (aprox. 210%), lo que equivale al triple. El doble de riesgo se pudo observar
sobre todo entre las mujeres menores de 35 que habían tomado CO en los 5 años anteriores al diagnóstico de
cáncer. La asociación con los CO fueron obvias también para los carcinomas avanzados. Según los investigadores,
la relación entre los CO y el cáncer de mama se puede justificar biológicamente y no está condicionada por
prejuicios.177
Si se combinan los datos del gran estudio de Rosenberg et al., se extrae un riesgo del 88% para las mujeres
178
de entre 24 y 44 años que tomaron la píldora antes de su primer embarazo completo
(véase también
179
Kahlenborn ).
Estos resultados –referidos a la facilitación del carcinoma de mama por una toma previa de CO ya en la
adolescencia– apoyan los resultados de Pike et al.180 y de Meirik et al.181
El mayor metaanálisis realizado acerca del carcinoma de mama y los CO, el llamado estudio de Oxford, reunió
los datos de 54 estudios de 25 países e incluía a 53.297 mujeres que padecían de cáncer de mama. Este estudio dio
como resultado un riesgo levemente mayor de carcinoma de mama para las mujeres que tomaban CO en el
momento del estudio o que los hubieran tomado en los últimos 10 años. 10 años o más después de dejar el consumo
182
de la píldora ya no se observaba un riesgo mayor.
183
Kahlenborn
explica los resultados así: Si bien el estudio también analizó el consumo de CO por parte de
mujeres jóvenes, no lo hizo con la cuestión de la toma antes del primer embarazo completo. Además se habían
incluido algunos datos de principios y mediados de los años 70. Los datos de los estudios anteriores a 1980 apenas
mostraban un riesgo mayor a causa del periodo de latencia tan corto, y porque pocas mujeres de aquellos años
(finales de los 60 y principios de los 70) habían tomado la píldora durante un periodo de tiempo significativo antes
de su primer embarazo completo. Muchas mujeres no habían usado la píldora hasta después de su primer embarazo
completo; por el contrario, años después cada vez más mujeres jóvenes empezaban el consumo de CO antes y, por
lo tanto, durante un periodo de tiempo más prolongado.
184
El estudio de Oxford también cita 10 estudios prospectivos que, según Kahlenborn , son difíciles de valorar por
los motivos siguientes: 1) investigación con pacientes más viejas que casi nunca estaban clasificadas por grupos de
edad, sobre todo las mujeres menores de 40 en 1995 o antes; 2) una alta tasa de drop out, ya que con el paso del
tiempo, aunque se hubiera iniciado el estudio con un gran número de participantes, muchas pacientes abandonaron
por motivos diversos, en algunos casos por muerte entre cosas de cáncer de mama; 3) un periodo breve de
seguimiento; 4) un número bajo de mujeres que acabaron desarrollando un carcinoma de mama; 5) participantes
posmenopáusicas, muchos de estos estudios prospectivos describen un consumo de hormonas después de la
menopausia, en los cuales se investigó a mujeres de más de 45 años; 6) la falta de corrección de otras variables, por
176
177
178
179
180
181
182
183
184

Rookus y Van Leeuwen et al. 1994.
Brinton et al. 1995.
Rosenberg et al. 1996.
Kahlenborn C., Breast Cancer. Its Link to Abortion and the Birth Control Pill, 2000, One more Soul, impreso en New
Hope (Kentucky, EE.UU.).
Pike et al. 1983.
Meirik et al. 1986.
Collaborative Group on Hormonal factors in Breast Cancer, 1996.
Kahlenborn C., Breast Cancer. Its Link to Abortion and the Birth Control Pill, 2000, One more Soul, impreso en New
Hope (Kentucky, EE.UU.).
Kahlenborn C., Breast Cancer. Its Link to Abortion and the Birth Control Pill, 2000, One more Soul, impreso en New
Hope (Kentucky, EE.UU.).

4
5

2008-08-10a

46

Humanae Vitae

ejemplo a menudo faltan datos sobre anamnesis familiar, alcohol o abortos, lo que pone en duda la exactitud de los
estudios.
Contraceptivos orales y pronóstico de cáncer de mama
Según un estudio realizado en Berlín, la contracepción oral alargaba el tiempo de supervivencia de las pacientes
de cáncer de mama. Se observó que las mujeres que habían tomado la píldora padecían menos tumores
diferenciados –que son mucho más agresivos– que el resto. "Las pacientes de carcinoma de mama que habían
tomado CO" también eran "significativamente más jóvenes y más a menudo premenopáusicas". No obstante, las
usuarias de CO tenían una tasa de supervivencia más alta, incluso con independencia de la duración de la toma: Un
tiempo de supervivencia de cinco años se dio en un 79,5% de los casos de uso de CO durante cuatro o más años y
185
en un 70,3% de las mujeres que no los habían tomado.
Contrariamente Ranstam et al. encontraron que las mujeres con cáncer de mama que habían tomado la píldora
antes de cumplir los 20 años tenían una supervivencia de cinco años en el 62% de los casos, mientras que las
mujeres que no la habían tomado nunca o no lo habían hecho antes de cumplir los 25 tenían una tasa del 86%.186
Olsson et al. pudieron observar que se descubrían tumores mayores en los primeros años en las mujeres que
187
tomaban CO que en las mujeres que no los tomaban. El mismo estudio explicaba también que se podían
encontrar mayores concentraciones de receptores de estrógenos y progesterona en las células tumorales de estas
mujeres; en concreto, cuanto antes se hubiera iniciado la toma de CO, más profundos eran los receptores.
Asimismo estos tumores crecían más rápidamente y obtenían una gradación más negativa.188
En otra publicación, Olsson et al. describen que las mujeres que iniciaron el consumo más tempranamente (a los
20 años o menos) tienen un riesgo 5,3 veces mayor de multiplicación del oncógeno HER/neu, asociado con los
tumores grandes, con gradaciones más altas de tumores, con tumores avanzados y con la falta de receptores
esteroides, lo que indica un pronóstico negativo.189
Ursin et al. encontraron un riesgo un 70% mayor (riesgo relativo 1,7) de desarrollo de un cáncer en ambas
mamas con una toma de CO de más de un año de duración. Si se limita el análisis a las mujeres que habían dado a
luz, el riesgo aumentaba hasta 2,1, es decir el doble.190
Aunque los estudios arriba citados acerca de la tasa de supervivencia parezcan contradictorios, muestran de
forma indudable que, por un parte, existe una relación directa entre el carcinoma de mama –especialmente en
mujeres jóvenes– y el consumo de CO y, por la otra, que se observan más a menudo tumores con peor pronóstico
que si no se ha tomado nunca la píldora.
Además habría que esperar al periodo de supervivencia de diez años para no sacar conclusiones precipitadas.
Hulka y Stark comentan lo siguiente: "Varios estudios, incluido un estudio internacional de la OMS, concluyen
que los contraceptivos orales (tomados por 61 millones de mujeres alrededor del mundo) conllevan un riesgo
relativo de 1,3 a 1,5 mayor de cáncer de mama diagnosticado antes de los 40-45 años de edad."191
En el Harrison, uno de los libros de texto más conocidos de medicina interna, se puede leer: "El consumo de
contraceptivos orales durante un periodo de más de cuatro años antes del primer embarazo completo eleva el riesgo
relativo de cáncer de mama en la juventud hasta 1,7."192
¿Son importantes determinados estrógenos o progestágenos?
Es conocido que los estrógenos por sí solos aumentan el riesgo de carcinoma de mama, pero un consumo
simultáneo de estrógenos y progestágenos lo aumenta todavía más, lo que se conoce como hipótesis "estrogen
augmented by progestogen". Henderson et al. concluyen al respecto: "Se puede concluir que la presencia
simultánea de estrógenos y progestágenos en los CO combinados no es protectora contra el cáncer de mama, como
es el caso de los carcinomas de endometrio y ovárico".193
185
186
187
188
189
190
191
192
193

Schönborn 1994.
Ranstam et al. 1991.
Olsson et al. 1991, pág. 267, "Cancer Detection and Prevention".
Olsson et al. 1991.
Olsson et al. 1991, JNCL.
Ursin et al. 1992.
Hulka y Stark 1995.
Harrison's Principles of Internal Medicine 1998.
Henderson et al. 1993

4
6

2008-08-10a

47

Humanae Vitae

Henderson et al. en otro fragmento: "Cálculos similares indican que el consumo de CO combinados podría
conllevar un aumento de aprox. el 9% de aparición de cáncer de mama en mujeres menores de 50 años."194
El consumo de la píldora y el cáncer de mama con otros factores de riesgo
Las mujeres con una familiar que haya padecido cáncer de mama y que hayan tomado la píldora durante cinco o
más años tienen un riesgo relativo de 3,1 –es decir el triple– en comparación con el riesgo relativo de 1,9 (90%) de
las mujeres sin un parentesco tal, como han demostrado Brinton et al.195
Ravhinar et al. pudieron observar que las mujeres que tomaban la píldora con un historial familiar de cáncer de
mama tenían un riesgo de 5,7 en comparación con las mujeres con riesgo familiar pero que no habían tomado la
píldora.196
Pike et al. ya habían observado anteriormente que las mujeres sin una enfermedad benigna de las glándulas
mamarias con un consumo de CO de al menos 49 meses antes del primer embarazo completo tenían un riesgo
mayor de 1,69 de padecer cáncer de mama; por el contrario, las mujeres con una enfermedad benigna anamnésica
de los pechos tenían un riesgo infinitamente más elevado, en comparación con el grupo de control.197
Un estudio del Centro de investigación del cáncer Fred Hutchinson de Seattle (EE.UU.) indica lo siguiente: "Las
mujeres que iniciaron el consumo de la píldora en su adolescencia (hasta 5 años después de la primera regla) tenían
un riesgo un 30% de cáncer de mama. En las mujeres de 35 años o menos que habían tomado la píldora durante
diez años o más, el riesgo aumentaba un 70%. Cálculo total: sin la píldora, 200 de 100.000 mujeres tienen cáncer
de mama; con la píldora, 340."198
Partiendo de estos datos es difícil de comprender las tesis de Teichmann de 1997:
"Por suerte, con los conocimientos actuales se puede demostrar sin problemas que únicamente aumenta de
forma perceptible el riesgo de tromboembolia, a la que por lo general en ningún caso se subsuman
enfermedades mortales; mientras que el infarto de miocardio y el carcinoma de mama, con un riesgo relativo
199
de aproximadamente 1, no experimentan ningún aumento del riesgo relevante para una decisión racional.
Kumle et al. publicaron en 2002 un gran estudio de cohorte prospectivo (Norwegian-Swedish Women's Lifestyle
and Health Cohort Study) con mujeres de entre 30 y 49 años. Las mujeres que alguna vez habían tomado
contraceptivos orales mostraban un riesgo de carcinoma de mama un 30% superior, las mujeres que estaban
tomando actualmente la píldora tenían un riesgo un 50-90% mayor y un riesgo un 20% mayor las que la habían
tomado en el pasado. Los preparados combinados mostraron el mismo aumento del riesgo que las píldoras con sólo
progestágenos. También es especialmente digno de mención el aumento del riesgo con una toma a corto plazo (<13
meses) y con un inicio de la toma antes de cumplir los 20 años, así como con una toma (<12 meses) antes del
primer embarazo completo.
Las mujeres con una mutación BRCA-1 que tomaron CO por primera vez antes de 1975 tienen un riesgo mayor
(riesgo relativo 1,42) de carcinoma de mama que se manifieste tempranamente, si tomaron CO antes de los 30 años
(riesgo relativo 1,29) o si los tomaron durante al menos 5 años (riesgo relativo 1,33), así como las mujeres a las que
se diagnosticó el carcinoma antes de cumplir los 40 (riesgo relativo 1,38) (Narod et al. 2002).

Depo Provera

El DMPA200 favorece demasiado el carcinoma de mama

La inyección de los tres meses (DMPA) es responsable de un fuerte aumento de los casos de cáncer de
201
mama, según una nueva investigación. Skegg et al. recopilaron datos de la OMS
y de estudios de
Nueva Zelanda. Observaron que las mujeres que habían recibido DMPA de dos a tres años antes de
cumplir los 25 tenían estadísticamente un riesgo significativamente más alto del 310% (riesgo relativo
194
195
196
197
198
199
200
201

Henderson et al.
Brinton et al. 1995, pág. 832.
Ravnihar et al. 1988.
Pike et al. 1981.
White et al. 1994.
Teichmann 1997, pág. 263.
acetato de medroxiprogesterona de depósito (DMPA) = Depo Provera.
Organizción Mundial de la Salud.

4
7

2008-08-10a

48

Humanae Vitae

4,1) de formación de cáncer de mama. Las mujeres que habían recibido DMPA durante más de dos antes
de cumplir los 25 tenían un riesgo del 190% (riesgo relativo 2,9) (estadísticamente también
significativo).202
Staffa et al. comentaron acerca del riesgo del DMPA que "se concentra en dos posibles grupos de alto
riesgo: las mujeres que habían usado DMPA durante al menos dos años antes de cumplir los 25 y las
usuarias de largo plazo."203
204
Hay que temer que el riesgo de Norplant e Implanon sea en principio similar, por la larga vida del
efecto de las hormonas; si bien todavía no se ha estudiado.
El estudio de la WHI constató un riesgo mayor de carcinoma de mama del MPA en combinación con
estrógenos, lo que debería tener su origen en un efecto específico del MPA.
Jeng et al. (1992) encontraron una estimulación elevada por parte de derivados de la
19-nortestosterona en líneas celulares cancerígenas positivas por ER (receptores de estrógenos). El
potencial de proliferación de noretinodrel y noretindrona era mayor que el de levonorgestrel. La tendencia
de proliferación no se podía combatir con un antigestágeno sino con un antiestrógeno, lo que apunta al
efecto estrógeno de estos progestágenos.
Isaksson et al. pudieron observar una proliferación epitelial mamaria correlativa con el nivel de
levonorgestrel en suero (r=0,43).
Lo más interesante son los resultados de un metaanálisis de Kahlenborn de 2006, que resume 35 estudios de
control de casos acerca de la correlación entre los anticonceptivos orales y un carcinoma mamario que se presente
antes de la menopausia tras el año 1980. Estos resultados mostraron un aumento del riesgo con un consumo de CO
antes del primer embarazo completo con un riesgo relativo de 1,44 y 1,52 (si el consumo duró más de 4 años), por
lo que los resultados de Pike et al. quedan en principio confirmados.

En el año 2005, el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer clasificó los
preparados combinados de estrógenos y progestágenos como cancerígenos. Esto se aplica tanto
a los contraceptivos orales, lo que supuso una novedad, como a la terapia hormonal
posmenopáusica.
La toma a largo plazo aumenta el riesgo de carcinomas de mama y cervical, así como de carcinoma
hepatocelular. Incluso tras diez años después de haber dejado el consumo de la "píldora", sigue pudiéndose
observar un riesgo mayor de cáncer de mama.205

202
203
204
205

Skegg et al. 1995.
Staffa, J.A., Newschaffer, C.J., et al. 1992.
Los progestágenos de depósito que se implantan bajo la piel en forma de cápsulas de silástico contienen levonorgestrel.
V Cogliano, Y Grosse, R Baan, K Straif, B Secretan, F El Ghissassi para el Centro Internacional de Investigación sobre el
Cáncer de la OMS: "Carcinogenicity of combined oestrogen-progestagen contraceptives and menopausal treatment",
Lancet Oncol 6 (2005), pág. 552–553.
http://www.aerzteblatt.de/v4/news/news.asp?id=20949
Comunicado de prensa del IARC
http://www.iarc.fr/ENG/Press_Releases/pr167a.html
Million Women Study
http://www.millionwomenstudy.org/
Women Health Initiative
"http://www.whi.org/"
Lancet Oncology 2005; 6:552–553; DOI:10.1016/S1470-2045(05)70273-4; "Carcinogenicity of combined Östrogenprogestagen
contraceptives
and
menopausal
treatment":
"http://www.thelancet.com/search/results?search_mode=cluster&search_area=cluster&search_cluster=thelancet&search_
sort=date&restrictname_author=author&restricttype_author=author&restrictterm_author=cogliano0v&restrictdesc_author
=Vincent
Cogliano",
"http://www.thelancet.com/search/results?search_mode=cluster&search_area=cluster&search_cluster=thelancet&search_
sort=date&restrictname_author=author&restricttype_author=author&restrictterm_author=grosse0y&restrictdesc_author=
Yann Grosse",
"http://www.thelancet.com/search/results?search_mode=cluster&search_area=cluster&search_cluster=thelancet&search_
sort=date&restrictname_author=author&restricttype_author=author&restrictterm_author=baan0r&restrictdesc_author=Ro
bert Baan"

4
8

2008-08-10a

49

Humanae Vitae

El carcinoma de mama y el DIU con progestágenos (levonorgestrel = Mirena®)
Según Backman et al. (2005) las mujeres de entre 30 y 39 años presentaban una frecuencia
tendencialmente mayor a sufrir un carcinoma de mama, aunque no se alcanzaba un dato
estadísticamente significativo.
Según las recomendaciones de la FFPRHC (Faculty of Family Planing and Reproductive Health Care
Clinical Effectiveness Unit) de 2004, debe analizarse detenidamente el uso de un DIU con levonorgestrel
en pacientes con cáncer de mama en su anamnesis personal. La OMS desaconseja el DIU Mirena en los
primeros cinco años tras el primer brote de enfermedad, tras estos cinco años debería seguirse dando
preferencia a los métodos no hormonales.

Hoy sabemos que el riesgo de carcinoma de mama se reduce con cada embarazo y la lactancia.

HÍGADO
Cáncer de hígado
Cáncer de hígado RR 3,0 Tü
• Píldora >8 años = aumento de un 340% del riesgo
= riesgo relativo de 4,4
• Píldora >5 años = aumento de un 290% del riesgo
= riesgo relativo de 3,9
También hay un riesgo 4 veces mayor de carcinoma hepatocelular, especialmente peligroso en
Asia y África.

"http://www.thelancet.com/search/results?search_mode=cluster&search_area=cluster&search_cluster=thelancet&search_
sort=date&restrictname_author=author&restricttype_author=author&restrictterm_author=straif0k&restrictdesc_author=K
urt Straif"
"http://www.thelancet.com/search/results?search_mode=cluster&search_area=cluster&search_cluster=thelancet&search_
sort=date&restrictname_author=author&restricttype_author=author&restrictterm_author=secretan0b&restrictdesc_author
=Béatrice Secretan"
and
"http://www.thelancet.com/search/results?search_mode=cluster&search_area=cluster&search_cluster=thelancet&search_
sort=date&restrictname_author=author&restricttype_author=author&restrictterm_author=elghissassi0f&restrictdesc_auth
or=Fatiha El Ghissassi",
Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la OMS
"En junio de 2005 21 científicos de ocho países se reunieron en Lyon (Francia), la sede del IARC, para debatir sbre la
seguridad de los preparados hormonales, tomados por millones de mujeres. El IARC estima que actualmente hay más de
100 millones de mujeres que consumen contraceptivos orales, lo que equivaldría al diez por ciento de todas las mujeres en
edad fértil. En los países industrializados son un 16%, mientras que en los países en vías de desarrollo son el 6%. Como
los contraceptivos orales no se pueden tomar durante toda la vida, el número de mujeres que la han tomado alguna vez
debería ser mucho mayor. El IARC estima que, en algunos países, el 80% de todas las mujeres han tomado alguna vez la
píldora anticonceptiva (o bien se han dejado implantar preparados de depósito)."
"El posible riesgo de cáncer de los contraceptivos orales combinados se ha estudiado en más de diez estudios de cohorte y
60 estudios de control de casos, según un informe de Lancet Oncology elaborado por un equipo del IARC dirigido por
Vincent Cogliano. En total se recopilaron los datos de más de 60.000 usuarias, que se analizaron para la monografía.
El resultado fuer un riesgo de cáncer de mama "ligeramente más alto" para las usuarias actuales o pasadas de
contraceptivos orales combinados. Esto ser justificaría por un aumento de la tasa de proliferación en los epitelios de las
glándulas mamarias."

4
9

2008-08-10a

50

Humanae Vitae

Según Forman et al., el consumo de CO conlleva un significativo riesgo relativo elevado de
formación de carcinoma hepatocelular de 3,8. Una toma de 8 años o más muestra un
significativo riesgo relativo elevado de 20,1.206
Neuberger et al. pudieron observar que una toma breve de CO no iba unida con un riesgo más elevado
de desarrollo de tumores, pero una toma durante 8 años o más con riesgo 4,4 veces mayor.207
Keiser y Pfleiderer escriben en su libro de texto de ginecología (Martius): "Entre las mujeres con
carcinoma de hígado hepatocelular predominan las usuarias de contraceptivos orales."208
Cote y Urmacher informaron acerca de una mujer de 34 años de edad que desarrolló un
209
rabdomiosarcoma tras un consumo de CO de 16 años.
Este fue el primer caso de sarcoma de hígado
causado por los CO registrado en la literatura científica. Mediante un repaso a la literatura se puede
determinar que –si bien es poco frecuente– los CO pueden causar tumores mesenquimales de hígado, es
decir que no sólo tumores epiteliales como se comenta más arriba. También se conoce una célula
progenitora multipotencial en la que los estrógenos podrían ser activos, por lo que se podrían formar
tumores epiteliales así como mesenquimales o mezclados.
Tavani et al. describen un riesgo 3,9 veces mayor en mujeres que tomaron la píldora durante más de
cinco años; un riesgo que se mantenía incluso 10 años después de dejarla, momento en el que el riesgo era
de 4,3.210
Si se confirmara la tendencia de un riesgo de tal magnitud en estudios de largo plazo, esto tendría –
especialmente en el área afro-asiática– consecuencias decisivas ya que en estas regiones los carcinomas
211
de hígado son mucho más frecuentes que en nuestros países de todas maneras .
En el año 2005, el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer clasificó los preparados combinados de
estrógenos y progestágenos como cancerígenos.
La toma a largo plazo aumenta el riesgo de carcinomas de mama y cervical, así como de carcinoma
hepatocelular (IARC). El riesgo de carcinoma hepatocelular aumentaba con un consumo de COC prolongado en
poblaciones con alta frecuencia de infecciones por hepatitis B y enfermedades hepáticas crónicas, dos de las
principales causas de carcinoma de hígado. Se pudo comprobar una aparición más frecuente de carcinoma de
hígado hepatocelular también en las investigaciones que lo habían excluido.212
206

207
208
209
210
211
212

Forman et al.1986.
Neuberger et al. 1986.
Keiser y Pfleiderer 1989
Cote y Urmacher 1990
Tavani et al. 1993.
Fauci et al. (Harrson) 1998.
V Cogliano, Y Grosse, R Baan, K Straif, B Secretan, F El Ghissassi para el Centro Internacional de Investigación sobre el
Cáncer de la OMS: "Carcinogenicity of combined oestrogen-progestagen contraceptives and menopausal treatment",
Lancet Oncol 6 (2005), pág. 552–553.
"http://www.aerzteblatt.de/v4/news/news.asp?id=20949"
Comunicado de prensa del IARC
http://www.iarc.fr/ENG/Press_Releases/pr167a.html.
Million Women Study
http://www.millionwomenstudy.org/
Women Health Initiative
"http://www.whi.org/"

Lancet Oncology 2005; 6:552–553; DOI:10.1016/S1470-2045(05)70273-4; "Carcinogenicity of combined
Östrogen-progestagen contraceptives and menopausal treatment":

"En junio de 2005 21 científicos de ocho países se reunieron en Lyon (Francia), la sede del IARC, para debatir sbre la
seguridad de los preparados hormonales, tomados por millones de mujeres. El IARC estima que actualmente hay más de
100 millones de mujeres que consumen contraceptivos orales, lo que equivaldría al diez por ciento de todas las mujeres en
edad fértil. En los países industrializados son un 16%, mientras que en los países en vías de desarrollo son el 6%. Como

los contraceptivos orales no se pueden tomar durante toda la vida, el número de mujeres que la han tomado
alguna vez debería ser mucho mayor. El IARC estima que, en algunos países, el 80% de todas las mujeres han tomado

alguna vez la píldora anticonceptiva (o bien se han dejado implantar preparados de depósito)."
"El posible riesgo de cáncer de los contraceptivos orales combinados se ha estudiado en más de diez estudios de cohorte y
60 estudios de control de casos, según un informe de Lancet Oncology elaborado por un equipo del IARC dirigido por
Vincent Cogliano. En total se recopilaron los datos de más de 60.000 usuarias, que se analizaron para la monografía.

El resultado fuer un riesgo de cáncer de mama "ligeramente más alto" para las usuarias actuales o pasadas
de contraceptivos orales combinados. Esto ser justificaría por un aumento de la tasa de proliferación en los epitelios de las
glándulas mamarias."

5
0

2008-08-10a

51

Humanae Vitae

TUMORES DE HÍGADO BENIGNOS
Riesgo relativo 50

ADENOMA DE HÍGADO

El riesgo relativo CON CONSUMO DE LA PÍLDORA de al menos 8 años es 100 VECES MAYOR.
El riesgo de una ruptura con hemorragia en el caso de adenomas es del 25-30%.213
Ya sólo por el riesgo de adenoma de hígado, en los años 70 se pidió retirar la píldora del mercado (Baum et al.
1973), lo que no encontró repercusión.
La cancerigenidad de la píldora se admite cada vez más. ¿Por qué?
1. La literatura científica es cada vez más aplastante

2. Con la THS la cancerigenidad es evidente y el vínculo con la píldora ya se ha demostrado en EE.UU.,
de forma que los otros países tampoco podrán ignorarlo más.
3. La "píldora del día después" (PDD) está en boga, se difunde cada vez más como "remedio para todo" y
en muchos países se puede adquirir sin receta en las farmacias (aunque la evidencia demuestra que el
número de abortos no ha disminuido por eso). La PDD se promociona como efectiva varias veces
durante un ciclo, incluso en adolescentes. – ¡Sin embargo la mayoría de las veces los efectos de la
PDD no se mencionan!
4. El aborto se ofrece casi de forma global: sirve como último recurso
disponible.




Riesgo de trombosis
Trombosis venosa
Embolia pulmonar
Infarto cerebral: mujeres de 23-28 años de edad
Infarto de miocardio

Riesgo de trombosis:
20-40 años Mujeres: de aprox. 1:100.000 hasta 1:10.000
Embarazo / puerperio: un riesgo aprox. 5 veces mayor
Píldora EE
3-7 veces " "
Píldora de gestodeno/desogestrel contra píldora 2ª generación: un riesgo aprox. 2 veces mayor
Resistencia a la proteína C activada (mutación Leiden factor V): un riesgo aprox. 8 veces mayor (con
defecto heterocigoto)
• Leiden factor V + píldora:
Píldora sola: aprox. 4 veces
Leiden factor V: aprox. 8 veces
Ambas: aprox. 35 veces
Homocigoto: >100 veces
Lämmle 1996




PÍLDORA – APARATO CIRCULATORIO
TROMBOEMBOLIA
• Trombosis venosa profunda
• Embolia pulmonar

Riesgo relativo 2,5 Tü
3,0

PÍLDORA 3ª GENERACIÓN CONTRA 2ª GENERACIÓN:
= un RIESGO aprox. 2 VECES MAYOR
213

H.-D. Taubert y H. Kuhl 1995.

5
1

2008-08-10a

52

Humanae Vitae

ACCIDENTE CEREBROVASCULAR
• Tromboemolias cerebrales: riesgo relativo 2,5 Tü

ISQUÉMICO: 3 VECES

HEMORRÁGICO: 1,5 VECES
MAYOR RIESGO POR:

TABACO: PRESIÓN ALTA

2ª y 3ª GENERACIÓN: SIMILAR
INFARTO DE MIOCARDIO
Tabaco + píldora: Riesgo relativo Tü:
• No fumadoras
1,0
• Fumadoras leves
3,5
• Fumadoras muy frecuentes 20,0
Causas de riesgo
Píldora de la 2ª generación

Riesgo relativo a esperar
3,1

Píldora de la 3ª generación

1,1

+ presión alta, sobrepeso, diabetes

10

+ tabaco

100

Metabolismo
entre otros




La píldora INFLUYE Y CAMBIA alrededor de 120 PROCESOS DEL METABOLISMO:
entre otros
NORETISTERONA: EFECTO ANDROGENIZANTE
ACTIVACIÓN DE LA PORFIRIA CUTÁNEA TARDA
FALTA DE VITAMINAS: B1, B2, B6, B12, C, E Y ÁCIDO FÓLICO
EL DMPA FAVORECE la OSTEOPOROSIS

DISFUNCIONES PSÍQUICAS
Peterson comenta lo siguiente acerca de los efectos psíquicos de la píldora:
"La espantosa degradación de la afectividad (humor e impulso) y las relaciones interpersonales en el
grupo de la píldora tiene probablemente su origen en gran parte en el psicosíndrome endocrino
causado por el efecto de las hormonas (M. Bleuler), aunque
la poco clara motivación contraceptiva de
las mujeres tomadoras también tiene su importancia."214
Según mi propia experiencia, las mujeres acostumbran a notar desde una disposición depresiva hasta
depresiones reales, justificables por la falta de vitamina B6 causada por la píldora y los cambios en el
215
metabolismo del triptófano asociados . Estos estados se pueden tratar con vitamina B6 con bastante
éxito. Las mujeres también detectan en sí mismas cambios profundos de la personalidad.
216
Según Grant, la tasa de suicidio entre las mujeres tomadoras es el doble de las que no la toman. En
otro fragmento menciona que las mujeres que consumen la píldora intentan suicidarse cuatro veces más a
217
menudo que las que se protegen con un diafragma.

214
215
216
217

Peterson 1978.
Teichmann 1991, pág. 94.
Grant 1988, pág. 118.
Grant 1988, pág. 122.

5
2

2008-08-10a



53

Humanae Vitae

DEPRESIONES POR FALTA DE VITAMINA B6 Y POR LOS CAMBIOS DEL
METABOLISMO DEL TRIPTÓFANO ASOCIADOS
TASA DE SUICIDIO cuatro veces MAYOR CON LA PÍLDORA
CAMBIOS DE PERSONALIDAD

Ellen Grant, médica inglesa y autora del libro The bitter Pill, lo describe muy bien: "la salud de las
mujeres se ha sacrificado en el altar de la planificación de la población"
SEXUALIDAD
Disfunciones sexuales
Una gran parte de las mujeres padece –especialmente con los CO más recientes– de una disminución de
la libido hasta su pérdida total, justificable por un lado por el efecto de las hormonas, por el otro por la

separación prácticamente perfecta de sexualidad y procreación causada por la píldora. Es conocido que la
posibilidad de quedar embarazada por sí misma ya estimula considerablemente la libido. Si se usa un

método de planificación familiar que excluya completamente la procreación de forma intencionada, la
naturaleza –es decir, el subconsciente– se va apagando con el tiempo, lo que resulta en una disminución
correspondiente de la libido.
Sin embargo también se han podido encontrar causas hormonales de las disfunciones sexuales que ocurren con
el consumo de la píldora:
Disfunciones sexuales en la mujer: epidemiología

5
3

2008-08-10a

54

Humanae Vitae

Presentación de un curso de la Geburtshilflich-Gynäkologische Klinik de la universidad de Tubinga (Alemania)
del ???
Lo más destacable son la pérdida de un 30% de la libido y las disfunciones del orgasmo en aproximadamente un
25% de las tomadoras de la píldora. (¿tabla o gráfico?)

Lo mismo para "Contraceptivos y disfunción sexual" 1 y 2
Lo mismo para el estudio IFG
Presentación de un curso de la Geburtshilflich-Gynäkologische Klinik de la universidad de Tubinga (Alemania)
Presentación de un curso de la Geburtshilflich-Gynäkologische Klinik de la universidad de Tubinga (Alemania)
del 21-1-2008

Las disfunciones de la libido bajo la píldora están causadas por el aumento de la SHBG218 cuyos
efectos a menudo permanecen aún tras dejar la píldora.
Así podría ser que la disminución o pérdida de la libido durara en algunos casos toda la vida.
Los trabajos citados más arriba documentan clarísimamente este aumento de la SHBG.

Horkheimer resumió ya en 1970 la cuestión muy acertadamente:
"tenemos que pagar la píldora con la muerte del amor erótico."219

También el sentido del olfato se cambia con la toma de CO, como ha demostrado un estudio de
Wedeking et al. Al principio se determinaron los antígenos leucocitarios humanos (HLA) que influyen en el olor
corporal de todos los participantes. Las mujeres mostraron preferencia por el olor de aquellos hombres que
tenían patrones de HLA diferentes. Sin embargo, las mujeres tomadoras de CO se decidieron por
patrones de HLA parecidos. Por lo tanto cerca del 60% de todas las mujeres eligen una pareja
inadecuada, ya que un patrón de HLA similar equivale a una información genética similar, lo que podría
llevar más a menudo a la endogamia. No obstante el sentido del olfato se restablece de nuevo tras dejar la
toma de CO, con lo que el olor de la pareja podría pasar a ser molesta de repente. Podría ser que esto
220
fuera un factor, entre otros, de las tasas de divorcio más elevadas de los últimos 30 años.
MALFORMACIONES
218
219

220

Sex Hormone Binding Globulin o globulina transportadora de las hormonas sexuales.
Horkheimer, Max: "Die Sehnsucht nach dem ganz Anderen", en: Gesammelte Schriften Band 7. Vorträge und
Aufzeichnungen 1847-1979. Philosophisches, Würdigungen, Gespräche, editado por Gunzelin Schmid Noerr, Hamburgo
1970, 385–404., pág. 396.
Wedekind et al. 1995.

5
4

2008-08-10a

55

Humanae Vitae

En este aspecto también hay estudios científicos contradictorios.
En el material abortivo de las mujeres que se habían quedado embarazadas mientras tomaban la
píldora o en los 6 meses siguientes a dejarla se pudo observar:
– Disfunciones del cromosoma (triploidía y monosomía X) en el 48% de los casos y
– Poliploidías (multiplicación del número de poliploides respecto al número normal) en un 30% de los casos.

Estas cifras se encuentran muy por encima
de las de las mujeres que se quedaron embarazadas sin
221
tomar CO (22% y 5% respectivamente).
Fülgraff y Palm mencionan en el capítulo "Besonderheiten der Arzneitherapie in Schwangerschaft und
Stillperiode" (Peculiaridades de la terapia medicinal en el embarazo y la lactancia) de su Lehrbuch
Pharmakotherapie Klinische Pharmakologie una impronta del otro sexo y anomalías en extremidades,
corazón, esófago, tráquea y riñones bajo la toma de CO.222
Acerca de malformaciones en las extremidades en relación con los CO escriben Jamerich et al. y
223
Hill et al., estos últimos además acerca del labio leporino y la fisura del paladar. De alguna
forma, esta información recuerda a la focomelia causada por la talidomida y pudiera ser que aquí
actuaran los mismos mecanismos (ver más abajo).
Se han aportado pruebas de que una falta de varias vitaminas puede acarrear malformaciones, por
ejemplo vitaminas B2, B5, B6, B12, ácido fólico, vitamina E o vitamina A, vitamina C y también ácido
nicotínico.224
225
Así se pudo observar que el efecto teratógeno
de la talidomida (Contergan) en gran parte estaba
226
potenciado por una carencia de B2, B5, B12, E, A y ácido fólico. Ahora también se sabe que la falta de
227
varias vitaminas –por ejemplo, B1, B2, B6, B12, C y E así como ácido fólico – puede ser consecuencia
de la toma de CO. De esta forma surge la duda de si el efecto mutágeno de los CO no podría estar
condicionado también por ello.
Heinonen et al. encontraron que con una toma de CO en los primeros estadios del embarazo había una
tasa de malformaciones de 21,5 de 1.000 en comparación de 18,2 de 1.000 con otro tipo de consumo de
hormonas y de 7,8 de 1.000 mujeres sin toma de hormonas.228
Otros estudios no pudieron encontrar ninguna relación concluyente entre los CO y las
malformaciones.229
Los editores de Obstetrical and Gynecological Survey comentan un artículo que describe la
masculinización fetal a causa del danazol suministrado durante el embarazo:
"La progesterona natural no es teratógena para el feto; sin embargo sí lo son los principios activos de
la progesterona
derivada de la testosterona. Éstos incluyen la etisterona, la noretisterona y la
230
noretindrona."
Hoy todavía algunos preparados de la píldora contienen noretisterona y derivados.

Según Kabarity y Mazrooei, ciertos CO inducen efectos inhibidores de la mitosis formando profases
231
anormales y un número considerable de micronúcleos.
Según el tipo de progestágeno, estos cambios
pueden ser de muy diferente magnitud. Pinto describe fisuras del cromosoma en linfocitos con consumo
232
de CO. Estos hallazgos in vivo mostraron un aumento significativo de aberraciones cromosómicas. Liu
y Ding pudieron observar cambios en el cromosoma en experimentos con animales a los que se había
233
suministrado CO en las primeras fases del embarazo.
De estos hechos dedujeron que podría haber un
efecto mutágeno potencial para los hijos a causa del fracaso de los CO.
221

222
223
224
225
226
227
228
229
230
231
232
233

Münterfering et al., 1988. Horkheimer, Max: "Die Sehnsucht nach dem ganz Anderen", en: Gesammelte Schriften Band 7.
Vorträge und Aufzeichnungen 1847-1979. Philosophisches, Würdigungen, Gespräche, editado por Gunzelin Schmid Noerr,
Hamburgo 1970, 385–404., pág. 396.
1986.
Janerich D.T. et al., 1974 – Hill et al., 1988.
Wynn, 1984 – Woollam, 1980.
Efecto teratógeno = capacidad de causar malformaciones durante el embarazo.
Wynn 1984.
Teichmann 1991, pág. 93/94.
Heinonen et al. 1977.
Royal College of General Practitioners 1976; – Jacobs et al. 1974; – Klinger et al. 1976;– Vessey 1978; – Linn et al. 1983.
Obstetrical and Gynecological Survey 1986.
Kabarity y Mazrooei 1984.
Pinto 1986.
Liu y Ding 1987.

5
5

2008-08-10a

56

Humanae Vitae

La evidencia de cambios en el cromosoma permite suponer, en algunos casos, consecuencias
desoladoras para las próximas generaciones.
En cuanto a las malformaciones manifiestas, la ciencia todavía no es unánime, como hemos visto
anteriormente. Sin embargo sí que hay unidad sobre la recomendación de que, al mínimo signo de
embarazo, se debería suspender la toma de CO.



DISFUNCIONES DEL CROMOSOMA
EFECTO INHIBIDOR DE LA MITOSIS
EFECTO MUTÁGENO POSIBLEMENTE POR CARENCIA DE VITAMINAS
¿PRÓXIMAS GENERACIONES?

¡Esta vez los señores de la creación no se quedan con las manos vacías!
Hormonas en el agua subterránea:
Estrógenos y sustancias similares a los estrógenos:
– Contraceptivos orales
– Hormonas en la posmenopausia
– Otras sustancias diversas
Efecto de los estrógenos:
– Feminización de animales macho
– Número de espermatozoides se ha reducido en 50% en los hombres
Carl Djerassi explicó, en un discurso con ocasión del 175º aniversario de la universidad de Zúrich,234 que el miedo
a demandas judiciales es un motivo por el cual muchas empresas farmacéuticas se han retirado de este mercado; es
decir, que en estos círculos se conocía bien esta problemática. Por esta causa nunca se ha lanzado al mercado la
"píldora masculina", si bien ya se tienen los conocimientos necesarios para ella.
BENEFICIOS DE LA PÍLDORA
Los llamados efectos secundarios positivos de los CO, conocidos como "beneficios de la píldora", se promocionan
cada vez más, de forma que no podíamos olvidarlos en este trabajo. Casi parece que los graves efectos secundarios
dañinos de la píldora se relativizan, o incluso se compensan, por estos beneficios de la píldora.
¿Cuáles son estos efectos positivos, de los cuales en parte incluso se dice que pueden tener aplicaciones
terapéuticas?
Generalmente se mencionan los siguientes efectos:
Sangrados más débiles en la regla y, por lo tanto, menos pérdida de sangre
Alivio de los dolores de la regla
Mejora la endometriosis
Disminuye la frecuencia de enfermedades mamarias benignas
Menor riesgo de carcinoma ovárico y endometrial
Menos quistes de ovario
Reducción de las infecciones en la pelvis
Mejor control del ciclo
Mejora determinados problemas cutáneos, también el crecimiento capilar condicionado por
andrógenos e incluso caída del pelo
Posicionamiento ante estas características de la píldora:
Sangrados más débiles en la regla y, por lo tanto, menos pérdida de sangre: es cierto por lo general,
sin embargo sólo mientras se mantenga el consumo de la píldora. No obstante esto también puede
lograrse con tratamientos hormonales no tan agresivos.
Alivio de los dolores de la regla:
sin duda cierto, aunque también se puede lograr con métodos menos dañinos o no dañinos.
234

Carl Djerassi en su discurso del 14-3-2008 con ocasión del 175º aniversario de la universidad de Zúrich: "Zukunft der
menschlichen Reproduktion: Wünsche und Realitäten" (Futuro de la reproducción humana. Deseos y realidad).

5
6

2008-08-10a

57

Humanae Vitae

Mejora la endometriosis:
esta opinión todavía está muy difundida. Desde hace tiempo ya se ha observado mediante
laparoscopia que las mujeres que tomaban la píldora, especialmente píldoras de la 3ª generación,
tenían más endometriosis que las mujeres sin CO. En la información farmacéutica también se indica
en parte este favorecimiento de la endometriosis por parte de estos preparados.
Disminuye la frecuencia de enfermedades mamarias benignas:
esto también se recoge en la literatura científica. Por otra parte, la píldora favorece la formación de
carcinoma mamario. ¿Qué aporta pues evitar unas pocas enfermedades benignas, pero favorecer la
formación de otras más peligrosas y malignas en el mismo órgano?
Menor riesgo de carcinoma ovárico y endometrial:
El menor riesgo de estos dos tipos de carcinomas es válido sobre todo para las píldoras combinadas
de alta dosificación, pero según mi consideración no para los preparados secuenciales. Con los
preparados combinados de baja dosificación hay ciertas dudas sobre la permanencia de tal
protección.
Especialmente engañosa es la difusión de estos beneficios de la píldora sin mencionar al mismo
tiempo el favorecimiento del carcinoma de mama por parte de la píldora. Como muestra el cálculo
acumulativo de Kahlenborn con el ejemplo de EE.UU., este efecto negativo supera ampliamente la
protección positiva contra los carcinomas ovárico y endometrial. ¿Para qué le sirve a una mujer estar
protegida por la píldora contra estos dos últimos tipos de cáncer a los 50 años o más de edad si, a la edad
relativamente joven de 35 a 45 años, enferma por ejemplo de cáncer de mama o incluso muere? La OMS
clasificó en 2005 los CO como carcinógenos al respecto de los carcinomas de mama, cervical y de hígado.
Pero hay otra cosa llamativa: en cuanto al riesgo de trombosis hemos visto que se suele indicar el
supuesto mayor riesgo de tromboembolia en el embarazo y el puerperio a favor de la píldora. En
relación con el carcinoma ovárico, son precisamente el embarazo y la lactancia –según el número de
embarazos y la duración de la lactancia– los que tienen un efecto protector mucho mayor que la píldora.
Y justo este hecho es el que se calla en las discusiones acerca de los riesgos de la píldora, simplemente
porque es otra desventaja de la misma. Claramente hay dos varas de medir, lo que pone en duda la
veracidad de tales argumentaciones.
Menos quistes de ovario:
Esto era el caso de los preparados de alta dosificación. Por el contrario, los preparados de baja
dosificación y los trifásicos multiplican los quistes ováricos. Consiguientemente "se encuentra en los
preparados con dosis bajas de estrógenos y con dosis bajas de progestágenos o de relativa fuerte
235
potencia una disposición a los ovarios quísticos", como acertadamente comenta Mall-Häfeli.
Y Lauritzen: "El hecho de que las píldoras de baja dosis dan una inhibición insuficiente del crecimiento
folicular; se demuestra por la frecuencia de quistes ováricos u ovarios quísticos, cuando se administran
236
preparaciones de estrógeno-gestágeno de baja dosis."
Los nuevos preparados incluso tienen dosificaciones más
bajas.
Reducción de las infecciones en la pelvis:
Todavía se sigue insistiendo en este punto, si bien con excepción de las clamidias, que como es
conocido se ven favorecidas por la píldora. Pero si lo dejamos de lado, se han podido observar en
muchas laparoscopias anexitis no causadas por clamidias y bajo la toma de la píldora, especialmente
en mujeres sin síntomas. Nos planteamos la pregunta de si no será el efecto analgésico de los
esteroides de la píldora lo que disimula la sintomatología de la inflamación. Como la infección por
clamidias representa la ETS más frecuente del mundo, el efecto favorecedor de las infecciones de la
píldora gana en importancia. Actualmente sí está aceptado por todos que el efecto esteroidal de la
píldora debilita las defensas inmunitarias. Esta aceptación también se encuentra con el carcinoma
cervical con respecto al VPH. Y el VPH pertenece asimismo al grupo de las ETS modernas más
extendidas.
Mejor control del ciclo:
Este es un término que induce a engaño, ya que el ciclo que tiene lugar bajo el efecto de la píldora es
prácticamente un ciclo sustitutivo; es decir, se desactiva el ciclo regular natural de la mujer y se crea
un ciclo artificial mediante hormonas extrañas al cuerpo. Bajo control del ciclo se entiende más bien
235

236

Mall-Häfeli 1983.
Lauritzen 1989.

5
7

2008-08-10a

58

Humanae Vitae

la observación de los procesos del ciclo a partir de los cuales se pueden determinar desviaciones
enfermizas que, en algunos casos, se pueden someter a tratamiento; de forma similar a la regulación
natural de la concepción.
Mejora determinados problemas cutáneos, también el crecimiento capilar condicionado por
andrógenos e incluso caída del pelo:
Esto es cierto para determinadas píldoras, pero ni mucho menos para todas, ya que también hay
píldoras que, como progestágeno, contienen un derivado de la hormona masculina testosterona. En
el caso de las píldoras "favorables para la piel", el efecto deseado sólo acostumbra a durar mientras se
siga tomando la píldora. Una vez se deja el problema vuelve a aparecer de nuevo.
Tras dejar estos preparados se observan masivos efectos bumerán, que deben tratarse por ejemplo con
Roacutan. Eso se corresponde con un modo de actuar que, siendo radicales, podríamos denominar como
salir del fuego para caer en las brasas.

5
8

2008-08-10a

59

Humanae Vitae

c) "NO" a la fertilidad: causas y consecuencias de la mentalidad
contraceptiva
Influencia sobre las madres, los niños, la familia y la sociedad
La procreación es en cierto modo un encargo sagrado de nuestro creador. Es uno de los puntos centrales, sino el
más importante, de la voluntad del Creador.

Desde el inicio de la historia se ha intentado regular la fertilidad, por ejemplo en la Antigüedad. Pero
nunca se había realizado a la escala actual. La posibilidades técnicas y los avances científicos posibilitan
esta regulación a niveles nunca vistos.
La procreación es un mandato directo del Creador: "sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y
sometedla".
Ahora parece ser que el hombre no sólo ha sometido la Tierra –de forma no siempre loable–, sino
también la fertilidad, o más bien dicho, la combinación de sexualidad y fertilidad; es decir, la sexualidad
surgida necesariamente de esta fertilidad de una manera que amenaza con hacer desaparecer esta última.
En teoría ya está hablando de separar completamente la fertilidad de la sexualidad, para lo que ya se han
sentado las bases –habiendo completado ya el requisito de la separación previa de la sexualidad de la
fertilidad– con la fecundación extracorporal en forma de FIV/TE e ICSI y, más recientemente, la
clonación.
No es casualidad que se uniera la procreación tan estrechamente con la sexualidad, la cual –desde la
perspectiva biológica– no es otra cosa que un impulso procreativo. Se podría decir que aquí se unió lo
agradable con lo útil. La sexualidad no es otra cosa que un medio para el fin: la fertilidad.
El Creador unió sexualidad y procreación de forma intencional para que no se pudieran separar. "Lo
que Dios unió no lo separe el hombre". Esta última cita tiene un doble significado: sexualidad y
procreación, así como hombre y mujer en el matrimonio. Ambas cosas pertenecen sin duda la una a la
otra.
Éste es el punto clave de toda la cuestión. De la misma manera que hombre y mujer se pertenecen el
uno al otro, la sexualidad y la fertilidad también, de forma inseparable. Sin embargo, expresarlo en la
actualidad significa casi la pena de muerte en nuestra sociedad, aunque haya estado ideado, planeado y previsto así
por la voluntad del Creador. Y justo contra esta voluntad se rebela el hombre moderno, que sabe de sus

crecientes posibilidades y quiere resistirse a Dios.
Se subleva contra esta misión procreadora que va unida con una serie de limitaciones: por una parte la
monogamia, ya que el matrimonio en sí no es empresa fácil; por otra parte un número indeterminado de
hijos, lo que puede llegar a ser una carga; y finalmente, limitaciones en el ámbito sexual si por
determinados motivos no se desea tener más descendencia.
El NO a la fertilidad no significa otra cosa que la separación de sexualidad y procreación. Esto
NO conduce inevitablemente a esta separación.
La sexualidad se encuentra por varias razones en el centro de todo: está implicada de forma primordial
en la formación y transmisión de nueva vida. Al mismo tiempo es expresión del amor entre dos personas
y adquiere, gracias a este aspecto de unión en la pareja, un significado crucial.
St. Exupéry lo expresa muy bellamente –aunque no se refiere a la sexualidad– en el Principito: "eres
responsable para siempre de lo que has domesticado". Este pensamiento se puede aplicar con facilidad a
la pareja, ya que en el marco de la sexualidad, el hombre deja una huella en la mujer y la mujer en el
hombre.
Por consiguiente cualquier intervención en la sexualidad es un acto muy delicado que, si se percibe
como corresponde, asemeja al efecto de un terremoto. Los promotores de la separación de sexualidad y
procreación lo saben muy bien, e intentan aparentar que actúan en beneficio de la mujer, ofreciéndoles el
derecho a la autodeterminación propia. Sin embargo dejan de lado el hecho de que se atacan los aspectos
más internos de la mujer, especialmente en lo que se refiere al aborto. Si la consecuencia de la libre
sexualidad es la destrucción de la vida recién creada, se daña profundamente a la mujer en el centro de su
feminidad, incluso de su maternidad. Se crea una polarización, una tensión, que al final, a causa de una
contradicción irresoluble, desgarra el corazón de las mujeres y madres.
5
9

2008-08-10a

60

Humanae Vitae

La separación por la contracepción parece, a primera vista, poco espectacular. Sin embargo, si la
observamos más de cerca, hay procesos vitales que ponen en juego, por ejemplo con la disminución e
incluso pérdida de la libido. Esto se explica –junto a los cambios hormonales– por la circunstancia de que
una esterilización, aunque sólo sea temporal, desactiva precisamente el auténtico objeto de la sexualidad:
la fertilidad. Biológica y psicológicamente, el organismo no lo perdona.
¿No es este NO a la fertilidad a la vez un NO al Creador, de alguna forma un NO a su creación?
Ya que lo que se tiene que prevenir no es otra cosa que la vida que el Creador nos ha regalado.

Causas del "NO" a la fertilidad






Hedonismo
Pérdida de la fe
Oposición al Creador
Reacción al concepto antiguo de la sexualidad, demasiado restrictivo
Libertinaje
Difusión de la sexualidad como producto de consumo nº 1
Feminismo

Veamos un poco más detalladamente las causas del no a la fertilidad En primer lugar encontramos el
hedonismo, una causa genuina en forma de la sexualidad como tal, en la que subyace un impulso hedonista que,
en nuestra sociedad moderna, toma un valor cada vez mayor.
Ya de por sí el hombre es vulnerable a este impulso. La sexualidad se sobrevalora y deifica.
A continuación hay la pérdida de la fe, con la que está muy relacionada aunque hubiera sido difícil de
imaginar.
Una atea y feminista dijo una vez: "si no se cree en nada, todo está permitido." En este contexto, esta frase es
especialmente cierta.
Esta pérdida de la fe lleva automáticamente a la oposición contra el Creador, como también lo hace la
reacción al concepto antiguo de la sexualidad, demasiado restrictivo (aunque viendo las consecuencias del
libertinaje contemporáneo se plantea la pregunta de qué es mejor).
El libertinaje en el sentido de una libre disposición de la sexualidad se convierte así en el polo opuesto a la
sexualidad restrictiva. Y así se desarrolló la difusión de la sexualidad como producto de consumo número uno.
Este desarrollo fue el mejor caldo de cultivo para el feminismo, que difunde la autonomía de la mujer con un
derecho a la autodeterminación y a la realización personal, y para el cual la cuestión de la regulación de la natalidad
fue y es un punto central. El eslogan de Simone de Beauvoir "mi vientre es mío" se hizo popular y allanó el camino
al aborto en todo el mundo. Al mismo tiempo se convenció a las mujeres de que el ser esposa y madre era una tarea
de poca categoría. Así se consiguió integrarla paulatinamente en el mundo laboral y alejarla de la familia. Los niños
pasan cada vez más al cuidado de extraños y son cada vez menos deseados.
Como las mujeres se adaptaron al mercado laboral, la cuestión de los se fue retrasando y cada vez se tienen más
tarde, lo que llevó automáticamente a una fertilidad decreciente.
Una consecuencia inevitable de este desarrollo fue que la contracepción y la reproducción asistida acabaran
jugando un papel crucial.
En este punto se impone la realización de un contexto contemporáneo. Regresemos al año 1968.
Por aquel entonces se produjeron tres sucesos que marcaron no sólo aquel año sino toda una época.
1. La revolución del 68 con la "revolución sexual".
Este fue, sin duda, el inicio de la sociedad del ocio.
Si lo analizamos más detenidamente, ya hacía años que se iba gestando este movimiento. La "píldora", disponible
en el mercado desde principios de los años 60, fue de hecho la que permitió que se pudiera producir esta
revolución. Ambas van de la mano. La escuela de Fráncfort también contribuyó notablemente.
6
0

2008-08-10a

61

Humanae Vitae

2. La encíclica Humane vitae del 25 de julio de 1968 supuso el contrapunto a la revolución del 68, con contenidos
diametralmente opuestos.
La problemática alrededor de la sexualidad afectó tanto a la revolución del 68237 como a la Humanae vitae.
La ideología del 68 fue naturalmente mucho más allá.
3. Relativización de HUMANAE VITAE
Tuvo su origen en la Declaración de Königstein de los obispos alemanes del 30-8-1968 y en la Declaración de
Mariatrost de los obispos austriacos del 22-9-1968, que dejaban toda la responsabilidad en la conciencia de los
cónyuges.
Relativizaron la Humanae vitae, creando un punto de inflexión decisivo en el ámbito eclesiástico, cuyas
consecuencias nos afectan todavía hoy.
¿Cuáles fueron las motivaciones de estas declaraciones que relativizaron la HUMANAE VITAE?
¿Fue
– miedo ante la reacción de los revolucionarios?
– una rendición ante ellos?
– una rendición al espíritu de la época?







Más causas de este NO:
Avances de la medicina:
Posibilidad de separar sexualidad y procreación
Medicalización de la prevención del embarazo
Novedad: por primera vez un medicamento no se suministra por indicación médica
la medicina se convierte en el brazo ejecutor de varios grupos de intereses
Política demográfica
Política de despoblación
Intereses económicos: industria química / aborto

La avances de la medicina participaron en gran medida en estos sucesos al posibilitar la separación de
sexualidad y procreación en forma de píldora, DIU, etc. En el marco de este desarrollo ocurrió algo nunca visto:
la prevención del embarazo se medicalizó casi por completo. El médico, hasta entonces promotor de la
vida, se convirtió inesperadamente y sin quererlo en un participante activo impedir nueva vida y limitar
los nacimientos, lo que perjudicaría al mundo occidental tanto demográfica como económicamente
durante muchas décadas.
La medicalización no surgió de la nada, ya que la mayoría de anticonceptivos modernos son "medicamentos"
en el sentido más amplio de la palabra. Es decir: se trata del uso de sustancias que intervienen de un modo tan
amplio y fundamental en el organismo humano que es obligado consultar con un especialista apropiado.
Y entonces apareció otra novedad: por primera vez no se suministraba un medicación por indicación médica,
sino por otros motivos, si se quiere llamarlo así por indicación puramente social. Esto es una circunstancia
importante en la estimación de los riesgos, ya que como menor sea la indicación médica, mayor se vuelve el riesgo.
Un investigador del riesgo determinó una vez que cuando desaparece la indicación médica, el riesgo se vuelve de
repente infinito.
La medida con que se está dispuesto desde hace décadas a conceder a los anticonceptivos en general, y a la
contracepción hormonal en particular, un estatus excepcional, inhabitualmente tan extenso la resumimos de
nuevo a continuación:
– Desde la perspectiva farmacológica se emplean sustancias cuyo objeto no es ni el diagnóstico ni la curación (o
al menos la paliación) de una enfermedad y que, por lo tanto, pueden ser un medicamento en absoluto. Los
contraceptivos inducen más bien un estado patológico de acuerdo con la definición de éste: en concreto una
esterilidad temporal, lo que también significa que se emplean métodos para los que no hay ninguna
indicación, ya que la presencia de una fertilidad fisiológicamente normal no es algo que hay que curar.
237

"Asaltamos los murallas de su anticuada moral y no dejamos ni una piedra en pie. Ninguna victoria de la revolución del 68
es tan total y tan clara como la liberación de la sexualidad." Die 68er Revolution
http://www.kaikracht.de/68er, (véase nota pág. 2)

6
1

2008-08-10a

62

Humanae Vitae

En consecuencia la administración de anticonceptivos significa equiparar a personas completamente sanas y
que, por lo tanto, no necesitan tratamiento alguno, injustamente con aquellas pacientes que padecen de
infertilidad por un estado patológico, personas que sí son pacientes en el sentido real de la palabra. La
excepcionalidad farmacológica de los contraceptivos es fácil de reconocer en una de las obras científicas más
básicas que no puede faltar en la consulta de ningún médico: la famosa Rote Liste (un compendio de los
medicamentos disponibles en Alemania). Los contraceptivos no se encuentran en la sección de medicamentos
ginecológicos, sino que forman explícitamente una sección propia. Sin embargo, si fuéramos muy estrictos,
tampoco deberían encontrarse ahí, ya que sin la premisa de una indicación médica clara no deberían formar un
grupo farmacológico de medicamentos sino que más bien deberían incluirse en el área de los productos de estilo
de vida.
– La sanidad pública, que en general se encuentra bajo la enorme presión de los costes y se ve obligada al
ahorro, permanece callada ante los múltiples casos en los que debe cubrir los costes de la píldora. En el caso de
otros preparados que se emplean para la realización de un estilo de vida personal, esto sería impensable. Que la
seguridad social asuma los costes del tratamiento de enfermos es algo que esperamos todos, pero ¿por qué debe
pagar el tratamiento de personas sanas?
– Bajo la perspectiva de la ecología, el rompecabezas de la excepcionalidad de determinados contraceptivos
hormonales no es ni mucho menos más sencillo: mientras que se miran muy críticamente las aguas residuales de
la industria y la agricultura, parece que se hace la vista gorda con las hormonas de los domicilios particulares. en
los que se emiten al medio ambiente las sustancias más potentes que conocemos y contra las cuales no hay
planta depuradora todavía que sepa cómo tratarlas: las hormonas, cuyo efecto fatal en el mundo animal ya se ha
demostrado por ejemplo en los casos de feminización de animales macho.
– Lo más grave de la excepcionalidad de los contraceptivos se muestra sin duda en la medicina, especialmente
en la ginecología, claro está. La cosa no sólo queda en que se aceptan los efectos secundarios como si se tratara
de un destino inevitable y no de una decisión personal consciente. El alud de estudios, del cual es imposible
tener ya una visión general porque se cuentan por miles, acerca de todos los aspectos imaginables de la píldora,
incluidos naturalmente sus efectos secundarios, ha adquirido una normalidad que ya se da por supuesta y que
parece que no hace falta cuestionar.
Incluso cuando estos efectos secundarios entran en el campo de las enfermedades innecesarias, es decir de la
morbidez, y hasta en el de la mortandad. De esta forma, profesionales reconocidos y famosos de la ginecología
pueden tratar el tema de manera abierta y sin tapujos y hablar de las tasas de mortalidad de la píldora. El
catedrático de ginecología C. Lauritzen, de Ulm (Alemania), cifró en el año 2000 la mortalidad causada por los
contraceptivos en unos 3,5 casos por cada 100.000 al año (el estudio tenía el título inconfundible "Tödliche
Nebenwirkungen der 'Pille'"238 [Efectos secundarios mortales de la píldora]). Y el ejemplo de los catedráticos
H. D. Taubert y H. Kuhl, de Fráncfort, muestra que hace veinte años ya era posible escribir de forma totalmente
libre sobre la "mortalidad" de los contraceptivos e incluso clasificar las tasas de mortalidad por edades239, como
hicieron en una monografía especializada que fue patrocinada por una empresa farmacéutica.
Lo que realmente sería normal se ha visto recientemente en el ejemplo de Lipobay: El preparado contra el
colesterol se lanzó al mercado en 1997 y fue consumido por 6 millones de pacientes en todo el mundo. Cuatro
años después, el 8-8-2001, tras el 52º caso sospechoso, una portavoz de la multinacional Bayer explicó que
"habían tomado la decisión de suspender la comercialización".240 Cualquiera puede hacer cálculos: 52
(probables) muertes en 4 años equivale a una tasa de mortalidad anual de 13; si tenemos en cuenta que tuvo 6
millones de pacientes, esto da una tasa de 0,2 por cada 100.000. A partir de estos datos hay que cuestionarse lo
siguiente: si en el caso de una tasa de mortalidad de 0,2 ya se retiró el producto del mercado tras cuatro años,
¿cómo es posible que en otro caso una tasa de mortalidad aproximadamente 20 veces mayor (reconocida desde
hace mucho por la comunidad científica y documentada sin reservas) no conlleve ningún tipo de consecuencia,
incluso después de 47 años de comercialización?
Esta situación demuestra la dimensión del doble rasero que se emplea actualmente. Sin un cambio de
mentalidad de los médicos, y naturalmente sobre todo de los ginecólogos, pero también de la opinión pública,
esta incomprensible diferencia se mantendrá inalterada: para unos tolerancia cero, para otros una tolerancia de
un uno y varios ceros. Con este estudio pretendemos entre otras cosas aportar una contribución para que la
comunidad científica, los medios de comunicación y la opinión pública dejen de tener dos varas de medir y de
aceptar sin más las muertes causadas por el uso de anticonceptivos.
238
239
240

Lauritzen, C.: "Tödliche Nebenwirkungen der 'Pille'", en: tägl. praxis, tomo 41 (2000), pág. 181.
Taubert, H. D. y Kuhl, H.: Kontrazeption mit Hormonen, 11981.
http://www.wdr.de/themen/kultur/stichtag/2006/08/08.jhtml

6
2

2008-08-10a

63

Humanae Vitae

– En Alemania hay además la excepcionalidad jurídica de una regulación sorprendentemente amplia para los
inhibidores de la implantación (art. 218 del Código civil alemán), que se asemeja a un cheque en blanco para la
arbitrariedad total, ya que según el Código civil, la destrucción de embriones por parte de los inhibidores de la
implantación está explícitamente exenta de responsabilidad penal en todos los casos. Por el contrario, según la
ley de protección de los embriones alemana (Embrionenschutzgesetz), la destrucción de embriones está
completamente prohibida, también individualmente, como es lo justo. La medicina pues se convierte en el
brazo ejecutor de varios grupos de intereses.
Se podría objetar que la "sumisión de la fertilidad" tiene causas fundadas, por ejemplo en casos de
sobrepoblación o de explosión demográfica, como se suele argüir a menudo para situaciones en que se necesita
urgentemente una regulación de los nacimientos. Esta es la justificación pública para la introducción de la
contracepción o incluso del aborto.
Sobrepasaría los límites de esta obra el analizar los contraargumentos demográficos, especialmente si se tienen
en cuenta los abundantes recursos existentes para un crecimiento de la población que hacen innecesarios la
contracepción y el aborto, es decir la política demográfica de la ONU, desarrollada hace décadas y en gran parte
ya aplicada, en especial del Population Council.
Con el tiempo ya se ha demostrado que la teoría de la sobrepoblación de la Tierra no era más que una fábula,
igual que la explosión demográfica, que nunca ha tenido lugar. A causa de estas teorías se motivó más o menos a
muchas personas para que apoyaran y promovieran la contracepción. Esto se amplió hasta la política de
241
despoblación, que se llegó a aplicar en Kosovo. El UNFPA, a petición de Milosevic, actuó a gran escala en la
región y repartió condones (caducados), píldoras del día después y bombas de succión entre la población.
Es obvio que detrás de todos estos sucesos hay importantes intereses económicos: la industria química y la
industria farmacéutica recogieron los beneficios y han ganado millones al impedir que se dieran a conocer
ampliamente los efectos secundarios, que de hecho se empezaron a conocer muy pronto.
También el aborto es un negocio: en EE.UU. la industria del aborto, tal como se la conoce, ganaba en los años
80 alrededor de 500 millones de dólares al año. Y esto se promociona sistemáticamente. Desde hace algunos años
podemos añadir a todo esto el aborto químico en forma de RU 486.
Tampoco deberíamos olvidar recordar que detrás de todos estos esfuerzos seguramente está también el miedo
del primer mundo a ser engullido por la amenaza de la creciente población del tercer mundo y perder masivamente
nivel de vida. La brecha entre el norte y el sur es probablemente uno de los motivos de estos esfuerzos que más
peso tiene. Pero que con estos métodos se esté poniendo en peligro la capacidad de supervivencia de muchas
regiones del tercer mundo, si es que no se está impidiendo directamente, parece no ser obvio para la mayoría. ¿O es
que quizás es algo deseado e intencional?
Ésta podría ser la razón por la que muchos gobiernos occidentales niegan ayuda médica, sobre todo obstétrica, a
muchas partes del tercer mundo, en las que la situación es, en parte, desastrosa. Y en el caso de que sí se

conceda ayuda ginecológica a estos países, la ayuda económica sólo se concede en conexión con la
aplicación de métodos anticonceptivos o incluso el aborto. Sino no hay solidaridad.
Un ex-funcionario del Fondo de Población de las Naciones Unidas lo confirmaba recientemente. Este Fondo
sólo concedía apoyo financiero a las ONG242 que incluyeran ideología y métodos de "salud reproductiva" en sus
programas de desarrollo.243
Carl Djerassi, la "madre de la píldora anticonceptiva", como él se llama a sí mismo, en su discurso con motivo
del 175º aniversario de la universidad de Zúrich comentó lo siguiente con respecto al crecimiento de la población:
"El crecimiento de la población y la calidad de la protección no tienen ninguna relación". Como ejemplos citó a
Guatemala y Bulgaria: en ambos países hay una difusión similar de los métodos anticonceptivos. Bulgaria es el
país en el que la población se reduce más rápidamente, por el contrario Guatemala es uno de los países
"pediátricamente"244 más dinámicos.
Djerassi cita otro ejemplo, Japón, país en el que a mediados de los años 60 durante un año hubo un bajón
repentino del número de nacimientos –bajón que se recuperó al año siguiente– porque supuestamente las niñas

241
242
243
244

Fondo de Población de las Naciones Unidas.
Organizaciones No Gubernamentales.
Kath.net, 22-11-2005, 10:46. "Ehemaliger Funktionär des UN-Bevölkerungsfonds packt aus"
http://www.kath.net/detail.php?id=12096.
Países que tienen una gran proporción de población joven.

6
3

2008-08-10a

64

Humanae Vitae

nacidas aquel año no encontrarían un buen marido.245 En aquel año no apareció un nuevo contraceptivo en el
mercado ni aumentó en exceso el número de abortos. El éxito del descenso de los nacimientos se explica
únicamente por la voluntad de la población de tener menos nacimientos.

Todo esto no significa otra cosa que, según Djerassi, todas las medidas anticonceptivas en sí son un
bluf que sólo ha beneficiado a la industria química.
Se hubiera podido renunciar perfectamente a la píldora y se sigue pudiendo hacer actualmente.

Y ahora echemos un vistazo al tema "prevención y
sexualidad"
La prevención necesita de la sexualidad, pero ¿necesita la sexualidad de la
prevención?
¿Qué sexualidad?
– Libertinaje: libre disposición de la sexualidad
– Promiscuidad
– Pornografía
– Sexualización de la sociedad
En este contexto se plantea la siguiente pregunta: ¿qué sexualidad? La sexualidad no es lo mismo que la
sexualidad. ¿Qué apariencia tiene el tipo de sexualidad del que hablamos aquí?
Una cita de Sigmund Freud aporta luz a la cuestión: "Conocidos son los impulsos que se agrupan
alrededor de la procreación humana, el impulso erótico y el impulso sexual por sí mismo, que pueden ser
tan adictivos que, a modo de la expansión cancerosa, pueden llegar a destruir la personalidad de una
persona."
La prevención está pensada y desarrollada especialmente para una forma concreta de sexualidad: la
sexualidad en el sentido del libertinaje, es decir, la sexualidad prematrimonial y extramatrimonial, la
sexualidad de la promiscuidad, ya que de estos casos no debe surgir, en principio, un niño.
Es en estas situaciones en las que la separación de sexualidad y procreación hace en gran medida
imprescindible el empleo de la contracepción, ya que este tipo de sexualidad excluye la procreación.
Aunque no queremos discutir que la sexualidad pertenece necesariamente a la pareja, si se separa de la
procreación, lo que domina es la lujuria.
Se podría decir que la libre disposición de la sexualidad hace que las personas también sean de libre
disposición. Y esta disponibilidad abre puertas y ventanas al abuso y, por tanto, a la explotación sexual.
En este contexto la mujer está especialmente en peligro, ya que se ve degradada a objeto sexual del
hombre.
Hay que tener claro un concepto bien sencillo: cuanta más sexualidad, más embarazos, siguiendo el
razonamiento de que cuando se practica la sexualidad, por principio es posible un embarazo y no se puede
excluir nunca.
Justo a esta cuestión está orientada la propaganda tanto por parte de los ideólogos demográficos como por parte
de la industria química o de la ideología anticonceptiva. Esto también incluye la difusión y promoción

adecuadas del tipo apropiado de sexualidad, que es para lo que al fin y al cabo sirve la pornografía con
que empezó la sexualización de la sociedad. Azuzada por esta pornografía, la comprensión de la
sexualidad cambió y se liberalizó de forma totalmente automática.
Si analizamos el comportamiento sexual moderno, podemos observar el resultado de estos esfuerzos.
Wendy Shalit, una norteamericana de origen judío, lo describe de manera impactante en un libro, A
246
Return to Modesty, que causó cierto revuelo. Si se practica –según las observaciones del libro– por
245
246

Carl Djerassi en su discurso del 14-3-2008 con ocasión del 175º aniversario de la universidad de Zúrich: "Zukunft der
menschlichen Reproduktion: Wünsche und Realitäten" (Futuro de la reproducción humana. Deseos y realidad).
Shalit, Wendy: A Return to Modesty / Discovering the Lost Virtue, Simon & Schuster, Nueva York 1999.

6
4

2008-08-10a

65

Humanae Vitae
247

ejemplo el hook-up en EE.UU. –en España más conocido como "rollo de una noche"–, no se puede
hacer otra cosa que usar anticonceptivos para esta sexualidad vivida tan vertiginosamente, ya que sino las
consecuencias sociales serían imprevisibles. La presión externa reafirma así –creando estas
circunstancias, o más bien hechos– esta convicción.
La prevención ha llegado al punto de fomentar el amor homosexual, ya que se trata de una forma no
reproductiva de la sexualidad.
Otras causas de este desarrollo:
Cada vez más podemos observar que esta problemática es un asunto con muchos factores y causas, ¡pero esto no
exime a las personas de la obediencia a la Humanae vitae!

Comercialización de sexualidad y prevención

Educación sexual en la escuela

Confusión de los límites entre prevención del embarazo y aborto precoz

Todo esto forma la base para la comercialización de la sexualidad así como de la
prevención con todos sus métodos.
Esta desafortunada unión ha conllevado consecuencias imprevisibles para nuestra sociedad. No ha
quedado intacto prácticamente nada. Especialmente afectó y afecta a la juventud a la que, abrumada por
esta sensualidad permanente, no le queda otra opción. La inmoralidad se convierte en normalidad y se
define como tal. Los valores conservados hasta entonces se pervierten.
Con ello ya se empieza en la guardería, sigue en la escuela primaria y finaliza en el instituto con
la educación sexual, que completa el trabajo. La continuación de este proceso se puede encontrar
hoy en día en la mercantilización de la sexualidad en Internet, por ejemplo en forma de pornografía
infantil. Visto así, la anticoncepción se ha hecho imprescindible, incluido el aborto, que actualmente es el
método de regulación de la natalidad más usado y pertenece ya sin duda alguna al gran esquema de la
contracepción y a la mentalidad contraceptiva de nuestra época, lo que por supuesto también incluye el
aborto precoz mediante métodos inhibidores de la implantación.
Según el "método anticonceptivo" encontramos la protección en sí,248 una combinación de
protección e inhibición de la anidación (aborto precoz)249 y finalmente el aborto en sí.
Escalación de la "contracepción"
Se llena el eslogan "mejor prevenir que abortar" de mentiras, cosa que muchos no quieren ver. Si se
reconociera la verdad, no quedarían muchos de los métodos de prevención disponibles hoy
(contraceptivos orales, Depo Provera, Norplant, Implanon, DIU, "píldora del día después, RU 486). En
cambio se intentan ocultar o minimizar estos hechos o el reconocimientos de ellos acerca de todos los
métodos que se encuentran actualmente disponibles. No se quiere poner en peligro ni perder el libertinaje
sexual que tantos esfuerzos se han requerido para alcanzarlo. Y para ello se pasa literalmente por encima
de cadáveres, aunque sean tan pequeños, y se obvian todos los efectos secundarios de los diversos
métodos, que se aceptan como consecuencia natural. Pero todo tiene su precio, aunque no se discuta sobre
él o, si se hace, demasiado tarde. Y de nuevo es la mujer quien lo tiene pagar. Sin embargo, algunas mujeres
han ido dándose cuenta paulatinamente de ello, sobre todo las feministas; otras muchas parecen como adormecidas
y se siguen dejando manipular. Que los médicos, por su parte, también están siendo manipulados es algo que

pocos en la profesión quieren reconocer. Parece mismamente que la sociedad lleva puesta una venda en
247

248
249

Tener sexo (o sexo oral) = supone la forma más informal de relación sexual; cualquier tipo de unión o vínculo emocional es
desdeñable.
Alrededor de este tipo de relaciones se ha creado una serie de rituales, por ejemplo el Post-Dumping Checkup (control tras
largarlo/la) o el Pre-Hookup Check for Prior Post-Dumping Checkup Intervals: una estudiante pregunta al estudiante antes
de "enrollarse" a qué intervalos suele llamar a sus exnovias para un "control de seguimiento" para saber a qué atenerse en el
futuro.
Por ejemplo, el preservativo.
Por ejemplo, los anticonceptivos orales (píldora/minipíldora), Depo Provera, Norplant, Implanon, el DIU, la "píldora del
día después", RU 486.

6
5

2008-08-10a

66

Humanae Vitae

los ojos. Hoy en día se cuestiona y se investiga todo, pero este tema parece ser que no. ¿Tendrá esto que
ver con la ciega "fe en la ciencia", que tan a menudo denunció Max Thürkauf?
Todo esto fue llevado hasta el paroxismo sobre todo por la decisión del ACOG de 1965 de definir la concepción
como la implantación del óvulo fecundado 250 y no como la fecundación del óvulo por un espermatozoide, como ya
se ha visto más arriba (pág. 29). ((cuidado: duplicado))
Veamos un poco más detenidamente las dos decisiones más importantes de principios de los años 60 en relación
con el efecto abortivo precoz.

En el año 1963, el Departamento de salud, educación y bienestar social de EE.UU. definió el aborto como
sigue:
"medidas que ponen en peligro la supervivencia del cigoto entre la fecundación y el parto".251
Esta definición no les cuadraba a los promotores de la contracepción, inhibidora en potencia de la implantación,
por lo que el ACOG publicó en 1965 la siguiente definición de la concepción:
"la concepción es la anidación de un óvulo fecundado".252
El ACOG también habló de CONTRACEPCIÓN POST-FECUNDACIÓN o de CONTROL DE FERTILIDAD
POST-CONCEPTIVO.
Así la concepción, es decir la fecundación, pasa a ser la implantación del óvulo fecundado en el endometrio. Y
se puso todo del revés.
Con esta definición no sólo se le robaba al concepto concepción su significado original, sino que también el
inicio del embarazo se situaba en el momento de la implantación del embrión y no en la fecundación. ¡Esto
significa que los primeros 14 días después de la fecundación pierden completamente su protección! Aunque este
cambio tenía el DIU en mente, es igualmente válido para todos los "contraceptivos" que intervienen entre la
fecundación y la implantación. La magnitud real de la definición no se ha visto verdaderamente hasta hoy,
donde el centro de la atención se ha puesto en la investigación con embriones –posible gracias a la medicina
reproductiva–, especialmente en la investigación con células madre. En este sentido se ha creado una zona gris
entre la fecundación y la implantación.
Según todo esto es completamente legítimo dejar de llamar a la píldora y similares como método abortivo
precoz, sino que se puede y se debe llamarlas, por sus efectos, como inhibidoras de la implantación.
Se podría decir que todo esto son juegos de palabras semánticos, si no fuera porque todo lo que depende de ello,
que no es otra cosa que jóvenes vidas humanas, está en peligro por esta inhibición de la implantación.
La CONTRACEPCIÓN POST-FECUNDACIÓN o CONTROL DE FERTILIDAD POST-CONCEPTIVO son,
según la nueva definición citada más arriba, una contradicción en sí mismas. Si la concepción debe ser la
implantación del embrión y los inhibidores de la implantación actúan antes de la implantación, ambos conceptos
son contradictorios, si no erróneos. Con el uso de estas palabras, la concepción vuelve a significar la fecundación,
con los efectos de las sustancias correspondientes tras una fecundación completada (post-concepción) y antes de la
implantanción, lo que sería un inhibidor de la implantación.
Hay que remarcar que estas declaraciones tuvieron lugar antes de la publicación de la encíclica Humanae vitae y
que por tanto allanaron el camino para la difuminar y borrar la frontera entre la protección en sí y el aborto precoz.
La escritora feminista Germaine Greer comentó lo siguiente:
"Actualmente la prevención se iguala al aborto, ya que (…) no hay ninguna prueba de que el consumo de la píldora pueda evitar que un espermatozoide fecunde un óvulo. (…) Con
independencia de si se valora la creación y la destrucción de tantos embriones como algo importante o no, hay que decir claramente que

250
251

252

es un cínico engaño para con

Texto original en inglés: "Conception is the implantation of a fertilized ovum". American College of Obstetricians and
Gynaecologists: Terminology Bulletin, "Terms Used in Reference to the Fetus", Chicago: ACOG, septiembre de 1965.
Texto original en inglés (1963): ABORTION
"ALL MEASURES WHICH IMPAIR THE VIABILITY OF THE ZYGOTE AT ANY TIME BETWEEN THE INSTANT
OF FERTILIZATION AND THE COMPLETION OF LABOUR".
Texto original en inglés (1965): "CONCEPTION IS THE IMPLANTATION OF A FERTILIZED OVUM."

6
6

2008-08-10a

67

Humanae Vitae

las mujeres el vender métodos abortivos como si tratara de métodos anticonceptivos, esto no se corresponde con
el respeto que es debido hacia las mujeres como personas."253

Es interesante que sea precisamente una feminista militante, Germaine Greer, quien emita estas opiniones. En este
punto hay una notable coincidencia asombrosa entre el feminismo y el movimiento provida.

Consecuencias del "NO" a la fertilidad y para la sexualidad
moderna y la anticoncepción
En primer lugar hay que tener en cuenta que las causas mencionadas del "NO" a la fertilidad pueden ser, al mismo
tiempo, consecuencias del mismo "NO", sólo que aumentadas. Por ejemplo, el hedonismo es tanto causa como
consecuencia, esta última todavía en una magnitud mayor.

La consecuencia de la mentalidad contraceptiva que se encuentra por encima de todas las otras
es toda la reproducción y la medicina reproductiva en sí, entre otros motivos también porque
precisamente la contracepción moderna –junto con la infertilidad temporal que se persigue– resulta
muy a menudo en una infertilidad permanente, por ejemplo a causa de infecciones que tienen su origen
principal en la permisividad en el comportamiento sexual (múltiples parejas, ETS).
Otras consecuencias del "NO" a la fertilidad
– Relativización de los conceptos morales
– Medicina sin valor, medicina sin ética
– Permisividad en la medicina
– Factibilidad en la medicina
Con la relativización de los conceptos morales se persigue una ética mayormente libre de valores. Nadie
puede forzar a otro a creer en su escala de valores, aun cuando se trate de la verdad. De aquí surge la
medicina sin valor, una medicina sin ética. Esto llevó a que un médico, "buen católico", al encontrarse
con el nombre "World Federation of Doctors Who Respect Human Life" dijera: "no hay ningún médico
que no respete la vida." Esta persona aplicaba el DIU, un abortivo precoz, a las mujeres con la
justificación de que era lo que querían y que para ellas no era posible colocárselo por sí solas. Este
comportamiento señala otra consecuencia de la "ética moderna": la permisividad de la medicina. El
paciente expresa sus deseos y el médico sólo es el ejecutor neutral, sin valores. Esto se aplica a un gran
número de casos, desde las intervenciones cosméticas, pasando por la contracepción, el diagnóstico
prenatal y el aborto hasta la eutanasia.
En relación directa con este desarrollo se encuentra la creciente factibilidad de la medicina. Por
ejemplo es factible "corregir" un daño existente; una situación podría ser, con una esterilidad ovárica
causada por una inflamación, por una parte intervenciones microquirúrgicas en las trompas o, por
otra parte, la fecundación en una probeta (FIV/TE) de la mujer para ayudarla a que sí pueda tener
un hijo. Si con este último "método de tratamiento" llegaran a anidar demasiados embriones en el
endometrio, se puede matar mediante el feticidio selectivo el número deseado de niños del vientre
materno para garantizar al resto mayores posibilidades de supervivencia. Con tales argumentaciones,
aparentemente humanitarias, se justifica el feticidio selectivo. Sin embargo se deja de lado que, con este
tipo de tratamientos (fecundación en una probeta con feticidio selectivo) se destruye directamente vida
humana y no se soluciona la causa de la infertilidad, por lo que, de hecho, no se trata en absoluto de una
auténtica terapia. Además, la FIV/TE y la ICSI consumen muchos embriones y son por consiguiente
destructoras de embriones; estas técnicas ya se han cobrado la vida de incontables niños no nacidos.
A causa de esta factibilidad, de este delirio de lo factible, la gente actúa de forma despreocupada
con la fertilidad natural, ya que siempre hay otra salida en forma de reproducción asistida. El
número de víctimas no se tiene en cuenta y muchas veces se silencia.
253

Greer, G.: The Whole Woman. London: Doubleday, 1999, pág. 92-93, cortesía de la Family Education Trust (La cursiva no
se encuentra en el original). (Texto original en inglés: "These days, contraception is abortion because ... pills cannot be
shown to prevent sperm fertilising an ovum...Whether you feel that the creation and wastage of so many embryos is an
important issue or not, you must see that the cynical deception of women by selling abortifacients as if they were
contraceptives is incompatible with the respect due to women as human beings.")

6
7

2008-08-10a

68

Humanae Vitae

Y así pasamos al siguiente punto: en primer lugar teníamos una separación de la sexualidad de la
procreación y ahora vemos que, como consecuencia al no a la fertilidad, se da una separación de la
procreación de la sexualidad; ya aparecen los primeros esfuerzos para eliminar por completo la
procreación natural y limitar el nacimiento de nuevos niños a la probeta. Esperemos que esto no llegue a
ocurrir nunca.
Otra de las consecuencias es toda la trama alrededor de la investigación con embriones,
especialmente sobre células madre.



Otras consecuencias de este "NO"
Valoración errónea de los efectos secundarios de los "anticonceptivos"
Daños a la mujer
Explotación de la mujer
Reivindicaciones de género

La valoración errónea de los efectos secundarios de los "anticonceptivos" se refiere especialmente a
los efectos secundarios médicos, lo que perjudica a la mujer sobre todo desde la perspectiva de la
salud, aunque se aparente actuar en beneficio de la mujer. No obstante, de nuevo las perjudicadas son
las mujeres, que sufren una explotación descarada y no suelen darse cuenta –de nuevo– de los
perjuicios que les han causado hasta que es demasiado tarde. Esta explotación es de carácter sexual,
pero también moral y económico.
Las mujeres, encabezadas por las feministas, reclamaron la contracepción, en la época sobre todo la
"píldora", para su liberación, entre otras sexual. Y de nuevo fueron las feministas las que se dieron
cuenta muy rápidamente de que esta liberación sólo lo era en apariencia y que se las había explotado
sexualmente, por lo que abandonaron mayoritariamente la reivindicación de la "píldora".
Otra de las consecuencias de la mentalidad contraceptiva es la promoción de las
reivindicaciones de género, por ejemplo al fomentar el amor homosexual como una
forma igualmente válida de sexualidad, pero no reproductiva.
Medio ambiente y hormonas
Hormonas en el agua subterránea:
– Estrógenos y sustancias similares a los estrógenos:
– Contraceptivos orales
– Hormonas en la posmenopausia
– Otras sustancias diversas (plásticos)
El efecto de los estrógenos se observó primero en el mundo animal, ya que causaba
– una feminización de los animales macho y
– en las hombres, una reducción del número de espermatozoides
Infertilidad masculina
Esta vez los señores de la creación, que en gran parte estuvieron y están implicados en la concepción
y elaboración de métodos anticonceptivos (a excepción de Margret Sanger y determinados círculos
feministas), no han salido indemnes, ya que el número de espermatozoides se ha reducido a lo largo de
50 años un 50%, entre otros motivos por el enriquecimiento de las aguas subterráneas con estrógenos.
La infertilidad masculina es, cada día más, una cuestión cada vez más acuciante, que no es tan fácil de
restablecer. Terapéuticamente se pueden realizar muchas más intervenciones en la mujer que en el
hombre. Los hombres son, por lo que respecta a las terapias contra la esterilidad, más resistentes que las
mujeres.
Y la protección facilita por primera vez el proseguir con esta situación y completar el caos total.
Y, aunque sea difícil de creer, la medicina participa de ello sin espíritu crítico alguno, incluso llega a
promocionarlo.
6
8

2008-08-10a

69

Humanae Vitae

Al principio se excluyó a la píldora de esta situación y se culpó más bien a las hormonas de la
posmenopausia y a otras sustancias, como el plástico, hasta que ya no quedó otro remedio que incluir
también la píldora como causante.
Otras consecuencias del "NO" a la fertilidad
– Sexualidad adolescente
– Embarazos en la adolescencia
– Crecimiento drástico de la tasa de abortos entre las adolescentes
– Crecimiento de la tasa de suicidio entre los jóvenes
– Enfermedades de transmisión sexual (ETS): clamidias, gonorrea, sífilis, VIH
Un efecto y consecuencia de la separación de sexualidad y procreación es sin duda la sexualidad
adolescente. Se les engaña con la llamada sexualidad segura, como si se pudiera practicar un sexo ajeno a
la procreación y se les hace creer que tienen derecho a la sexualidad, es decir, a un placer no adulterado,
sin explicarles claramente sus consecuencias. Sin rodeos: no se les dice que cundo se practica el sexo hay
que tener siempre en la cabeza la creación de un niño. De manera superficial se les recomienda
anticonceptivos sin explicitarles la inseguridad de los mismos. No es extraño que los embarazos
adolescentes y la tasa de abortos entre las adolescentes hayan en parte aumentado drásticamente.
La situación no es tan sorprendente si se sabe que la píldora sólo se toma correctamente en un 50-60% de los
casos y que las tasas de fracaso (índice Pearl) entre los adolescentes son del 15-18%.254 Hay quien ya habla de
"desamparo sexual".255

También se ha dado a conocer que algunas clínicas de abortos de EE.UU. habían suministrado
intencionadamente píldoras de dosificación baja, es decir inseguras, a chicas jóvenes esperando que
tuvieran un embarazo no deseado para poder aumentar los beneficios (la ex-propietaria y ex-gerente de
una clínica de abortos lo hizo público). No podemos olvidar tampoco el aumento de la tasa de suicidios
entre los adolescentes.
Una consecuencia directa de este comportamiento sexual es la transmisión de ETS,256 que pueden
acabar conllevando la infertilidad para estas jóvenes personas, con lo que se conseguiría la
separación de fertilidad y sexualidad. A su vez, esta infertilidad obliga a recurrir a la reproducción
asistida en forma de FIV/TE e ICSI. De esta forma el círculo vicioso cada vez gira más rápido. Por
añadidura la píldora –como ya se ha visto– fomenta la difusión de infecciones por clamidias y,
probablemente, también la infección del VIH.
Recientemente se está expandiendo por EE.UU. una ETS que hasta ahora ha recibido poca atención: el
Mycoplasma genitalium, cuya transmisión se ve facilitada además por el preservativo.257 Los micoplasmas, en
tanto que agentes más pequeños conocidos, son ya la segunda ETS tras las clamidias y también pueden causar
infertilidad.

Estadística

254

Simposio Sexualidad juvenil y contracepción: una actualización, 3-4-2008, en el Seedamm Plaza, Pfäffikon (Suiza). Grupo
de trabajo Ginecología infantil y juvenil GYNEA.
255
Keller, Claudia: "Aufklärung durch Pornofilme, Arche-Kinder sprechen über
sexuelle
Erfahrung",
Tagesspiegel
(Berlín),
22-06-2008

http://www.tagesspiegel.de/berlin/;art270,2556182
256
257

Enfermedades de transmisión sexual.
Manhart, L. E. et al.: "Mycoplasma genitalium Among Young Adults in the United States: An Emerging Sexually
Transmitted Infection", American Journal of Public Health

6
9

2008-08-10a

70

Humanae Vitae

Fuente: Scottish Executive, Information and Statistics Division258.
Tasa de diagnóstico de infección genital no complicada por clamidias por sexo y grupo de edad,
GUM clinics, Reino Unido*, 1995-2002
Hombres
1200

Rate per 100,000 population

1100
1000
900
800

Mujeres
<16
16-19
20-24
25-34
35-44
45+

1200
1100
1000
900
800

700

700

600

600

500

500

400

400

300

300

200

200

100

100

0

0
1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002

1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002

* Los datos de Escocia de los años 2001 y 2002 no están disponibles. Fuente: KC60 statutory returns and
ISD(D)5 data.

Aquí tenemos una estadística británica que muestra cómo han aumentado la gonorrea, las clamidias y
el herpes genital entre 1994 y 2000. Los datos se presentan numéricamente, entre los cuales las clamidias
destacan enormemente. A la izquierda se muestran los hombres y a la derecha las mujeres. Especial
atención merece la línea verde: muestra que el aumento ocurrió sobre todo en las chicas de entre 16 y 19
años y entre los hombres del grupo de edad de entre 20 y 24 años. Quizás habría que comentar que la
258

Scottish Statistics 2000. http://www.show.scot.nhs.uk/isd/

7
0

2008-08-10a

71

Humanae Vitae

primera inflamación de las trompas ya reduce un 20% la fertilidad. Aquí hay que añadir que la píldora
favorece masivamente las infecciones por clamidias.
En el caso de la gonorrea encontramos una imagen similar: de nuevo donde más aumenta es entre las
mujeres de 16 a 19 años y entre los hombres de 20 a 24 años.
Actualmente a los jóvenes se les transmite el mensaje que ya no hay ninguna necesidad de abstinencia,
de forma que la disminución del miedo al embarazo ha llevado a un comportamiento sexual lleno de
riesgos, especialmente a un riesgo mayor de ETS.
Entonces dice el famoso Guttmacher Institut en EE.UU., el cual promociona el aborto, la contracepción, etc.,
que este riesgo de ETS o infecciones en mujeres jóvenes se explica por factores biológicos. Los adolescentes
adquieren estas infecciones porque en su organismo tienen menos anticuerpos protectores y la inmadurez de su
cérvix facilita el contraer tales infecciones.
La otra cita reza: "las personas jóvenes activas sexualmente tienen una tendencia mayor a tener varias parejas."
Esto se deduce automáticamente de todo lo que ya se ha dicho.

Pero no es suficiente. También la sexualidad misma puede padecer con la píldora. Esto ya lo
expresó el filósofo Max Horkheimer, un cofundador de la escuela de Fráncfort:
"tenemos que pagar la píldora con la muerte del amor erótico."

Max Horkheimer

DESDE HACE TIEMPO se pudo observar una disminución e incluso una pérdida de la libido durante
el consumo de la píldora. Durante largo tiempo se pensó que era un estado reversible tras dejarla. No
obstante nuevos estudios muestran que un gran porcentaje de estas mujeres puede padecer una pérdida
irreversible de la libido. Esto se basa en un aumento de la globulina SHBG en el organismo, que puede
mantenerse aun después de haber dejado la toma de la píldora. De esta forma las mujeres toman algo, la
píldora, para algo que ya no las motiva. (ver pág. 48)
Si se tiene en cuenta que la contracepción –especialmente la píldora– es el medio elegido para la satisfacción del
hedonismo moderno, esta reducción de la libido por la píldora parece ser una contradicción en sí misma. ¿O es que
lo principal es la satisfacción del hombre?

Otras consecuencias del "NO" a la fertilidad

Retroceso de la población, especialmente en Occidente: pueblos agonizantes

Protección de activos: libertinaje

Promoción del hedonismo

El retroceso de la población llevó a pueblos agonizantes en el mundo occidental (como ya se ha comentado
antes)
A estas alturas ya son conocidas por todos las decrecientes tasas de nacimientos, con el consiguiente
envejecimiento de la población y los problemas sociales y económicos para el Estado del bienestar, sin embargo
siguen faltando planes concretos de un aumento necesario de las tasas de nacimiento.
Carl Djerassi se expresó así en su discurso "Futuro de la reproducción humana. Deseos y realidades"259: "el
crecimiento de la población y la calidad de la prevención no tienen ninguna relación", lo que es lo mismo, la
anticoncepción no influye en el crecimiento de la población. (ver pág. 66-67)
A pesar de las consecuencias negativas de este NO nos seguimos aferrando a que: "ya no queremos
renunciar a la libertad que hemos obtenido" (R. Ehrenberger, psiquiatra).

Se trata de no perder el libertinaje que hemos obtenido y seguir promocionando el hedonismo a
pesar de los conocimientos que hablan en contra.
En cualquier caso, la mujer no sólo disfruta supuestamente de ello, sino que –en contra
de todas las opiniones– vuelve a ser víctima de esta mentalidad.

259

Carl Djerassi en su discurso del 14-3-2008 con ocasión del 175º aniversario de la universidad de Zúrich: »El futuro de la
reproducción humana: Deseos y realidades«.

7
1

2008-08-10a

72

Humanae Vitae

Otras consecuencias del "NO" a la fertilidad
– Relativización de la importancia de la sexualidad
– Consideración del niño como enemigo
– Decadencia moral
– Promoción de los anticonceptivos y el aborto
– Consecuencias físicas y psíquicas del aborto, sobre todo el Síndrome postaborto (SPA)
Relativización de la importancia de la sexualidad.
Dentro de este punto hay dos aspectos a tener en cuenta:
el primero es el sentido de la sexualidad, que consiste en la procreación y en el amor y la entrega en el
seno de la pareja. Como ya hemos mencionado, mediante la contracepción se deja cada vez más de lado
la procreación y la sexualidad se vive aislada de ella.
En segundo lugar se puede observar un fenómeno curioso: a pesar de la tendencia hacia la
"naturalidad", en la contracepción no se tiene en cuenta este concepto. La gente se opone a casi todos los
medicamentos (incluso en dosis bajas), pero toma la píldora con paciencia día tras día durante años. Aquí
se ignora totalmente lo "natural", como si no pudiera o no debiera ser válido para este aspecto. Porque la
contracepción es un componente fijo del pensamiento, está casi integrada, forma parte de la normalidad, y
porque se trata del área eminentemente importante de la sexualidad a la que no puede renunciarse de
ninguna manera.
Deben utilizarse anticonceptivos cuando ya no se quiere tener más hijos. Así aparece inevitablemente una
actitud negativa hacia los niños, y esto no sólo refuerza la decadencia moral, sino también la promoción
de los anticonceptivos y del aborto. No hay que olvidar en este punto las consecuencias físicas y
psíquicas del aborto, especialmente el Síndrome postaborto (SPA), también conocido como trastorno por
estrés postraumático (Posttraumatic Stress Disorder, PTSD).
Al menos parece que empieza a tomarse conciencia, hasta cierto punto, de estos efectos. El ejemplo
más destacable de ello es quizás el libro de texto Gynäkologie und Geburtshilfe (Ginecología y asistencia
médica en el parto) de Manfred Stauber y Thomas Weyerstahl: éste contiene, en sus tres ediciones (desde
la primera edición en 2001 hasta la tercera edición actualizada en 2007), explicaciones claras y
absolutamente inequívocas de las consecuencias del aborto. En el libro no sólo se detallan de manera
diferenciada las complicaciones inmediatas, a corto y a largo plazo a tener en cuenta, sino que también
se habla claramente de las consecuencias psíquicas. Aunque Stauber y Weyerstahl no utilizan el término
"SPA" (ni como abreviatura ni en su forma completa "Síndrome postaborto"), los síntomas que describen
estos dos autores corresponden en gran medida a lo que muchos expertos del campo de la psicoterapia
denominaron ya hace muchos años como SPA. Así, las explicaciones de este libro de texto son totalmente
contrarias a la negación extrema por parte de aquellas personas y organizaciones que no quieren oír
nada sobre el tema y que niegan la existencia de tales consecuencias con una ignorancia incomprensible.
260
En realidad, estas personas no tendrían porque escuchar a Stauber/Weyerstahl, ni a los representantes
de los movimientos provida que no acostumbran a caerles bien, ni tampoco a la iglesia. Pues si
estuvieran dispuestos a escuchar, habrían podido leer desde al menos hace ?? años los comentarios de
Étienne-Émile Beaulieu (!) en persona, el inventor de la píldora abortiva "RU 486" conocido
internacionalmente:
"También es insultante para las mujeres afirmar que el aborto es tan
simple como la toma de una aspirina. Siempre es difícil,
tanto psíquica como físicamente, y en algunos casos trágico."261
260

261

Véanse, por ejemplo, las afirmaciones en gran medida cuestionables hechas en la revista alemana pro familia magazin (nº
1/2007). puede citarse la expresión insuperablemente corta y tosca de la SVSS (Schweizerische Vereinigung für die
Straflosigkeit des Schwangerschaftsabbruchs, Unión suiza para la descriminalización del aborto), en cuyas páginas web
puede leerse desde los años 90 que el SPA es una "invención de los contrarios al aborto."
B. Asbell, Die Pille, pág. 406. En este punto sería deseable que los abortistas tuvieran por fin en cuenta y admitieran que
los abortos están relacionados a menudo con consecuencias psíquicas en parte graves. Ni más ni menos que É.É. Beaulieu,
el inventor de la píldora abortiva, es casi incomparablemente abierto y honesto. En comparación con él, muchos
representantes de las asociaciones "Pro Choice" siguen quitando importancia, de una manera irresponsable, a la decisión de
???? abortar y a sus consecuencias.
¡Aquellos que quieren evitar por todos los medios darles la razón a personas que pertenecen al campo del derecho a la vida,
a una iglesia o a alguna voz de aviso del área de Humanidades como la psicología, podrían al menos dar la razón a alguien

7
2

2008-08-10a

73

Humanae Vitae

Se tiene casi la sensación de que no se puede vivir sin contracepción. La deformación mental parece
haberse completado. Así hoy aparece la impresión del "o bien esto o lo otro": no hay ninguna tercera vía,
o sea el dejar la opción abierta, el estar abierto a un niño, tal como exige Humanae vitae, una opción de
vida que podría ahorrar mucho estrés y apuros al hombre moderno.
Esta mentalidad se apoderó de nuestra sociedad hace décadas, de manera que pudo establecerse de
forma creciente hasta llegar a ser un componente fijo de nuestro pensamiento. Así se desarrolló una
dependencia total hacia la mentalidad contraceptiva.
En este punto conviene citar un nuevo estudio del Instituto Guttmacher de junio del 2005; éste muestra
cómo puede ser de insegura la anticoncepción artificial, y qué consecuencias se dan por culpa de ello:262 y es
que en EE.UU. uno de cada dos embarazos es no deseado, el 53% de ellos debidos a la contracepción
artificial. De estos embarazos no deseados sobrevivieron sólo el 40% de los niños, ya que además de un 13%
de abortos espontáneos, las mujeres se sometieron a un aborto en un 47% de los casos.
Estas cifras muestran claramente: el aborto es necesario como seguridad adicional, como respaldo de
la contracepción; y demuestran la relación lógica y funcional entre anticoncepción y aborto. Esta relación
ya se detectó y se definió claramente por diferentes vías hace más de 40 años, y ha mantenido su cruel
validez hasta hoy, por mucho que haya quien diga lo contrario.263Es importante indicar que esta relación
tan fundamental entre anticoncepción y aborto ha sido observada y descrita por personas muy diferentes,
también por aquellas que son, sin duda alguna, partidarias de la contracepción y del aborto:
"Dado que el resto de métodos anticonceptivos son incompletos, siempre habrá demanda de RU 486."

E.E. Baulieu264

"Existen pruebas abrumadoras de que (al contrario de lo que cabría esperar) la extensión de la contracepción provoca un aumento de las
tasas de aborto." 265
J. BURY (Brook Advisory Centres), 1981.
"Si las personas utilizan la contracepción, habrá un aumento de las tasas de aborto, y no una disminución de éstas... "266 M. POTTS,

1973.
"Ninguna sociedad ha controlado su fertilidad..., sin recurrir a una cantidad significativa de abortos. Realmente, el aborto es a menudo el punto de partida para el
control de la fertilidad."267 M. Potts, 1979.

"Dado que los abortos y la anticoncepción comparten el objetivo común de evitar nacimientos no deseados y nacimientos que
tendrían lugar en un mal momento, existe una alta correlación entre experiencia abortiva y experiencia anticonceptiva en las
poblaciones en las que se tiene acceso tanto a la anticoncepción como al aborto, y en las que las parejas han intentado regular el
número de hijos y la distancia entre ellos. En estas sociedades, las mujeres que han utilizado anticonceptivos se someten más
probablemente a un aborto que aquéllas que no los utilizaron. El aborto por sí solo es un método inefectivo de regulación de la
fertilidad, pero incrementa su efectividad en la medida en que la extensión del uso de métodos anticonceptivos le otorga la función
de una medida de seguro".268
Ch. Tietze
"Probablemente entre un 20% y un 50% de las usuarias de la píldora y una cantidad considerable de usuarias de otros métodos se someterán a al
menos dos o más abortos en 10 años."269
"No hay una contracepción, un aborto y una esterilización, sino que las tres forman un todo en el que una cosa lleva forzosamente a la
otra. De la misma manera que el amor, la sexualidad y la procreación forman un todo a partir de realidades relativamente autónomas
pero no separables completamente unas de otras, la anticoncepción artificial, el aborto y la esterilización no son más que tres etapas de la
misma política familiar." 270
Pierre Chaunu (1981)

262
263
264
265
266

267
268

269
270

que se encuentra en su propio bando! Ya va siendo hora de tomar en serio este voto de Baulieu, que ya tiene muchos años,
y ya que no se da credibilidad a otras personas, dársela al menos a él en este punto; pues casi todo el que está en contacto
con mujeres que se han sometido a un aborto, y no mira a otro lado a propósito, puede y debe aprobar su afirmación:
"Siempre es difícil, tanto psíquica como físicamente, y en algunos casos trágico."
[[Abtreibung – Vergleich mit Zahnarztbesuch. (Aborto – Comparación con una visita al dentista.) Uta Ellerstorfer (pro
famila, rama alemana de la IPPF): pura invención; Annemarie Rey: invención de los contrarios al aborto.]]
Alan Guttmacher Institute (AGI) por encargo de »Planned Parenthood«, junio 2005.
Cita P. Chaunu; cita K. Bockmühl.
cita según B. Asbell, pág. 415
J.Bury 1981.
M.Potts 1973.
M.Potts 1979.
Ch.Tietze 1989.
Christopher Tietze, quoted in the National Abortion Rights Action Leagues’s A Speaker’s and Debater’s Guidebook, Junio
1978, pág. 24, cit. en Clowes 1997, pág. 73.
P.Chaunu 1979/81, pág.207.

7
3

2008-08-10a

74

Humanae Vitae

"¿No existe en realidad una relación entre la mentalidad anticonceptiva moderna y la tendencia moderna al aborto? ¿No fue la píldora la que
originó la era del sexo? Por supuesto, y siempre he destacado que el aborto se ha convertido en el 'medio anticonceptivo' más importante."
Thomas Schirrmacher 271
"El aborto provocado o artificial es uno de los métodos principales de control de la natalidad..."272 Encyclopedia Britannica

Dado que no hay ningún método anticonceptivo que ofrezca una absoluta seguridad y que cada vez se observan
más fracasos en la contracepción, lo que se confirma con el estudio presentado más arriba, el aborto se usa más
que nunca como seguro de estos fracasos. Lo curioso es que la píldora se ha alabado en muchas ocasiones

por evitar el aborto, como muestra el eslogan "Es mejor utilizar anticonceptivos que abortar". Sin
embargo, junto con la introducción de la píldora se propició la liberalización del aborto (un "plan
esquizofrénico", según Chaunu).273 Ésta es la explicación de ello. Los promotores de la sexualidad de
libre disponibilidad, y con ella también de la contracepción, sabían perfectamente que los métodos
anticonceptivos no ofrecían una seguridad absoluta, y que el aborto era y es necesario como seguro de los
fracasos.
Puede citarse el EJEMPLO de Inglaterra, con una aceptación de la píldora del 43% y un aumento de
los abortos entre 1969 y 1988 del 7% al 20% = un AUMENTO de aprox. 300%; en adolescentes
incluso del 9% al 36%, lo que corresponde a una CUADRIPLICACIÓN.

Otras consecuencias de la mentalidad contraceptiva:

– Desvaloración de la pareja fija
– Relaciones de pareja inestables
– Promiscuidad
– Adulterio
– Aumento de las tasas de divorcio
– Niños "huérfanos" / huérfanos debido a divorcio
– Destrucción de la familia
– Sexualidad en Internet en dimensiones nunca vistas antes
– Pornografía infantil
– Aumento de las agresiones sexuales
– Maltrato infantil / pedofilia

El hecho de que deje de darse importancia a la pareja fija es fácil de entender. Hay cada vez más
relaciones de pareja inestables, se promueve la promiscuidad, el adulterio, y con ello un aumento de
los casos de divorcio, lo que lleva a su vez a la peor consecuencia, la de los niños huérfanos, huérfanos
debido a los divorcios.
La destrucción de la familia ya es por lo tanto un triste hecho.
Entonces Internet ha conquistado la sexualidad, o la sexualidad Internet, mediante la constante
propaganda sexual a través de este medio, también para la pornografía infantil. Las consecuencias
lógicas de ello son el aumento de las agresiones sexuales, que se reflejan naturalmente también en la
violencia general, y por último el maltrato infantil y la pedofilia.
La medicina juega un papel clave en todo ello. Pues después del parto, cuando la parturienta sale del
hospital, una de las tareas más importantes es hablar de la anticoncepción, y si es posible empezar con
ella de inmediato. Se trata de una total adoctrinación, casi de una manía por parte de los médicos. Esta
práctica representa una enorme intrusión en la intimidad de la mujer, al hablar sobre el evitar otros
embarazos y tener más niños, o tomar prácticamente la decisión por la mujer, casi justo después de un
parto. ¿Esto no podría interpretarse incluso como una desvaloración del regalo, el niño, que se acaba de
recibir?

271

272
273

Thomas Schirrmacher, Ehezwecke und Familienplanung aus katholischer und protestantischer Sicht (Objetivos del
matrimonio y planificación familiar desde el punto de vista católico y protestante), en: Ders. Familienplanung – eine
Option für Christen? (La planificación familiar; ¿una opción para los cristianos?), Bonn 2006, pág. 162. (La siguiente
referencia a la Encyclopedia Britannica debe agradecerse a la referencia de Schirrmacher, en este mismo informe)
Ellinor E.N. Draper, Art. »Birth Control«, en: The New Encyclopedia Britannica, tomo 2, pág. 1065–1073.
Véase más arriba la cita detallada de P. Chaunu.

7
4

2008-08-10a






75

Humanae Vitae

Consecuencias de la reproducción asistida
Embarazos múltiples y nacimientos prematuros
Feticidio selectivo
Diagnóstico preimplantacional (DP)
Investigación con embriones
Investigación con células madre embrionarias
Clonación

Tal como hemos visto, la separación de la sexualidad y la fertilidad conduce a estados que provocan la
fecundación artificial en caso, por ejemplo, de una infertilidad. La fecundación artificial puede provocar
embarazos múltiples, por ejemplo de quintillizos, que de acuerdo con la naturaleza casi no tienen
posibilidades de nacer sanos, o cuyas posibilidades de sobrevivir son muy malas debido al nacimiento
prematuro que acostumbra a acompañar estos casos. La consecuencia de ello es el feticidio selectivo,
matando por ejemplo tres embriones en la matriz.
Teniendo en cuenta que hoy sólo se exigen niños sanos, uno de los siguientes pasos es el diagnóstico
preimplantacional (DP) en niños de FIV e ICSI, para descartar malformaciones. En el caso de una
minusvalía, el embrión correspondiente también se rechaza, es decir que no se implanta en la matriz.
La consecuencia derivada de este círculo vicioso es la investigación con embriones, es decir la
investigación en y con el embrión, que también conduce a la destrucción del embrión. Y el siguiente
paso es la investigación con células madre embrionarias, con el propósito, entre otras cosas, de poder
curar enfermedades en personas nacidas. Es decir, el uso del embrión como almacén de repuestos. Y
esto, a pesar de que se ha comprobado que sólo la investigación en células madre adultas conduce al éxito
para curar determinadas enfermedades.
El siguiente paso anticipado es la clonación de una persona. De momento se habla del permiso para la
clonación terapéutica, también con el objetivo de curar determinadas enfermedades.
¿Sin embargo, a qué distancia queda entonces la clonación reproductiva?
La última consecuencia de la mentalidad anticonceptiva es la
Eutanasia
Cuando no se respeta el inicio de la vida, la consecuencia necesaria es también el desprecio de las personas
mayores y enfermas. Esto ya sólo psicológicamente. ¡Pero también por motivos demográficos, los pocos jóvenes
no estarán dispuestos a hacerse cargo económicamente de la gran cantidad de ancianos, lo que será uno de los
motivos de la eutanasia! Al respeto, el escritor Philippe Sollers escribe tras la muerte de Chantal Sébire en

el Journal du Dimanche:

"Luchamos por el derecho al aborto, ahora es lógico que luchemos por el derecho a la muerte." 274

Teniendo en cuenta el diagnóstico prenatal selectivo, debe entenderse que la exterminación de un ser vivo con
minusvalías en la matriz no es otra cosa que eutanasia prenatal activa, y por lo tanto el preludio a la eutanasia
postnatal activa.
La última evolución en el campo del trasplante de órganos en pacientes con paro cardíaco son los llamados NonHeart-Beating-Donors (NHBD), que no sufren una muerte cerebral, que podrían ser reanimados en caso
necesario. La muerte cerebral necesaria hasta ahora para una extracción de órganos podría dejar de ser
imprescindible.
La "donación de órganos planificada" puede realizarse mediante "paro cardíaco provocado", es decir mediante
la "renuncia a tratamientos vitales". ¡Una nueva forma de eutanasia! Y así se amplía la disponibilidad de las
274

Cita del FAZ del 9 de mayo del 2008»Chantal Sébire pidió al Estado y al presidente que se le concediera el derecho a la
ayuda para morir. La ex-profesora tenía una enfermedad incurable. Su destino tuvo ocupada a la opinión pública durante
días. Cuando se mostraron las fotos de Chantal Sébire en la prensa y en la televisión, un 90% de los franceses se mostraron
de repente a favor de la eutanasia, según las encuestas. Bernard Kouchner, fundador de Médicos sin fronteras y Ministro de
Asuntos Exteriores actual, se mostró a favor de una aprobación excepcional. El tribunal no pudo concederla. No obstante,
Chantal Sébire se despidió de la vida según deseaba, en su propio piso, rodeada de los niños.«
http://www.faz.net/s/RubCF3AEB154CE64960822FA5429A182360/Doc~EE0077F48FB0141B09E3106B4E7335CDA~A
Tpl~Ecommon~Scontent.html?rss_googlefeed

7
5

2008-08-10a

76

Humanae Vitae

personas. Con esto se podría incrementar la cantidad de trasplantaciones en un 25 o hasta en un 42 por ciento.275
276

"La revolución (del 68) se come a sus propios hijos", también a los hijos de la sociedad de la diversión




Aborto
Anticonceptivos: inhibición de la anidación
• Efectos secundarios
Demografía
Decadencia económica
Eutanasia

Así puede decirse que la revolución del 68 se come a sus propios hijos. La cita proviene de la revolución
francesa. La revolución se come a sus propios hijos y la revolución del 68 hace exactamente lo mismo, también con
los niños de la sociedad de la diversión, provocando el aborto de los propios hijos; a través de los anticonceptivos,
que tienen, entre otros, efectos de aborto prematuro, también se exterminan vidas en serie, y debido a los efectos
secundarios de los anticonceptivos se hace daño a las mujeres.
La sociedad sufre con la decadencia demográfica, debido a la cual los pueblos occidentales estamos en proceso
de extinción.
Sin embargo, según las cifras registradas oficialmente, el aborto es la causa principal de la mortalidad europea.
El resultado inevitable es la decadencia económica que se apodera lentamente del mundo occidental. Y al final del
todo está la eutanasia.
Si nos tomamos en serio la sexualidad, la debemos entender y aceptar como un hecho querido por Dios, y para
ella está, al fin y al cabo, la regulación natural de la concepción.
¡La sexualidad vivida correctamente, aceptada por Dios y como es natural dentro del matrimonio tiene
suficiente con la regulación natural de la concepción! No requiere anticonceptivos, ya que está abierta a la vida,
pero si se practica con responsabilidad puede satisfacer a la pareja sin dejar de regular el número de hijos. Sin
embargo, por motivos comerciales e ideológicos, este hecho se niega y se hace creer a la gente que la
anticoncepción es imprescindible.
A saber, la regulación natural de la concepción también puede significar un NO a la fertilidad dentro de
la mentalidad anticonceptiva, según la interpretación, la actitud ante la fertilidad. Esto sería un mal uso de
la regulación natural de la concepción e iría totalmente en contra de sus principios. El estar abierto a tener
hijos también desaparecería en este caso.
Vemos lo compleja que parece esta temática ya desde el punto de vista médico ético, y eso que algunas
consecuencias de la separación de la sexualidad y la procreación aún no pudieron tratarse, como por ejemplo los
efectos secundarios de otros métodos anticonceptivos. Lo que se ha descrito hasta ahora debería ser suficiente para
replantearse la problemática. ¿Podemos seguir así?

Balance de la contracepción, de la mentalidad contraceptiva y de sus consecuencias
¿Qué le debemos a la contracepción de los últimos 40 años?

1.

La contracepción moderna permitió un excesivo libertinaje de la sexualidad en el sentido de separación de
sexualidad y procreación. La sexualidad se convirtió en el bien de consumo número 1 y encontró su sitio fuera
del matrimonio de forma obligada y según los propósitos políticos mediante la liberación dirigida de la
pornografía. Esto tuvo a su vez como consecuencia que la edad de los primeros contactos sexuales bajara
drásticamente entre los adolescentes.

2.

El aborto no pudo calmarse mediante la contracepción, sino al contrario; en los países con mayor aceptación
de los anticonceptivos incluso aumentó con la mayor fuerza. Se necesitó y se necesita como seguro de los
fracasos de la contracepción. 277 Dado que la aceptación de los anticonceptivos orales y del DIU es

275

ZYLKA-MENHORN,V ERA/SIEGMUND-SCHULTZE, NICOLA: Non-Heart-Beating-Donors: Donantes de órganos »con paro
cardíaco«, Dtsch Arztebl 2008; 105(16): A-832 Themen der Zeit.
Umstrittene Spenderauswahl, Schon Herzstillstand reicht Ärzten für Organentnahmen (Selección controvertida de
donantes, el paro cardíaco ya es suficiente para los médicos para extraer órganos) (de Heike Le Ker, 16 de junio del 2008,
17:53h.; SPIEGEL online http://www.spiegel.de/wissenschaft/mensch/0,1518,559972,00.html)
Vea de nuevo las citas correspondientes anteriores.

276

277

7
6

2008-08-10a

77

Humanae Vitae

relativamente baja incluso en los países industrializados, tras 40 años no puede esperarse una mejora de la
situación en el sentido de prevenir el aborto mediante la contracepción. Así se utiliza cada vez más con
falsedad el lema "Es mejor utilizar anticonceptivos que abortar".
3.

El eslogan "Es mejor utilizar anticonceptivos que abortar" también se utiliza con falsedad teniendo en cuenta
que la mayoría de anticonceptivos tienen como efecto el aborto precoz, y esto en una dimensión espeluznante
a nivel de toda la sociedad.

4.

Destrucción de las bases morales del mundo occidental mediante la revolución sexual y el establecimiento del
aborto como el medio de planificación familiar más utilizado en el momento (según la OMS aprox. 40-60
millones de abortos por año). Con ello se destruye especialmente la moral de la juventud.

5.

Familias quebrantadas y destrozadas debido al fomento de la promiscuidad, con un aumento de divorcios y de
niños perjudicados, aumento de los huérfanos debido a divorcios.

6.

Aumento explosivo de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) debido al libertinaje sexual, sobre todo
de las anexitis causadas por clamidias. El aumento de la esterilidad derivada de las trompas y los embarazos en
las trompas son consecuencias de ello. Así se hace necesaria la medicina dedicada a la reproducción artificial,
hablando de FIV / TE y de ICSI, y se llega a la separación de procreación y sexualidad. Es sospechoso que
sea en parte la misma medicina la que suministre esta necesidad mediante su comportamiento (si se tiene en
cuenta la medicalización de la contracepción). Así se cierra un gran círculo vicioso.
Propagación del SIDA como la peor forma de enfermedad de transmisión sexual. Los anticonceptivos
orales están posiblemente involucrados de forma directa en la propagación: favorecimiento de mutaciones
víricas malignas, alivio de la infección y favorecimiento del comienzo de la enfermedad debido a la
debilitación de las defensas ocasionada por los esteroides.

7.

El ya existente diagnóstico prenatal que se realiza aprox. en la décima semana del embarazo se perfecciona
con el diagnóstico preimplantacional en embriones de sólo unos días de vida, lo que representa el tipo más
sutil de selección prenatal. El eugenismo casi no puede realizarse más temprano y por lo tanto de una manera
más perfecta.

8.

Otros efectos secundarios médicos espantosos, debidos en parte a la contracepción hormonal y a los DIU,
también para el medio ambiente.

9.

Implosiones de población masivas en los países industrializados, que se han convertido en pueblos en
extinción. Inmigración masiva de personas del tercer mundo para poder garantizar el estándar de vida de las
naciones industrializadas. Peligro de infiltración en la cultura occidental.

10. Ninguna restricción del crecimiento de población en el tercer mundo, ya que allí no pudieron establecerse ni
los anticonceptivos hormonales ni los DIU ni la esterilización. (Véase B. Asbell: "... como medio de la política
de población [la píldora] fue más bien un fracaso, especialmente en los países más pobres con las cifras de
población de más rápido crecimiento"278)
11. Dado que la contracepción moderna no era satisfactoria debido a los efectos secundarios y a los porcentajes de
fracaso, búsqueda de nuevos métodos de planificación familiar más perfectos. Éstos están presentes hoy en
forma de RU 486 (antagonista de la progesterona) y Epostane (bloqueador de la síntesis de la progesterona),
combinados con prostaglandinas, que permiten el aborto químico hasta en las etapas más avanzadas del
embarazo, y podrían reemplazar a la mayoría de los abortos quirúrgicos. Además existe la contracepción
poscoital en forma de NorLevo, y en parte también de RU 486 y del DIU de cobre. También está la vacuna
"anti-bebé" (vacuna anti-GHC), que es también un método de aborto temprano. De este modo se lleva a cabo
en nuestra sociedad el crimen perfecto del no-nacido en estadios cada vez más tempranos del desarrollo
embrionario, dando como resultado un verdadero holocausto de no-nacidos.
12. La última consecuencia de esta evolución es la eutanasia, que ya está legitimada en algunos países y se
extenderá a pasos de gigante. Si al principio puede exterminarse la vida, ya no hay nada que impida el
asesinato de personas mayores y enfermas.

278

B. Asbell, pág. 380.

7
7

2008-08-10a

78

Humanae Vitae

Así puede decirse que ha empezado la gran tragedia del cambio de siglo, y que el nuevo siglo, más bien
dicho milenio, representa el empobrecimiento de la vida humana; vidas humanas que deberían haber sido
capaces de buscar sus propios destinos si no se lo hubieran impedido.
A pesar de esta devastadora información, que no es un secreto para personalidades que ocupan un
lugar importante en la toma de decisiones, esta evolución no se detiene. Por el contrario, está yendo
aceleradamente hacia el abismo con una velocidad y una precisión increíbles.
La evolución política lo confirma con decisiones como la aprobación, por parte de la asamblea
parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo, de la resolución Acceso al aborto seguro y legal en
Europa del 16.4.2008. Según esta resolución, los Estados miembros deben garantizar "el cumplimiento efectivo
del derecho de las mujeres a tener acceso a un aborto seguro y legal".279 Esto conducirá pronto y sin más remedio a
un "derecho al aborto" (ver también pág. 4). Las medidas flanqueantes para ello ya están introducidas, dado que la
libertad de conciencia del personal médico va a limitarse, o incluso a eliminarse del todo.280 281
También se empieza a reconocer otra evolución: Carl Djerassi, que se ha calificado a sí mismo de "polígamo
282
intelectual", expresó su opinión durante un discurso en la universidad de Zúrich
de la siguiente manera: las

últimas décadas fueron las décadas de la contracepción, las siguientes décadas serán las de la
concepción, con la siguiente interpretación:
Las mujeres deberían poder vivir su sexualidad y disfrutarla donde, cuando y con quien quisieran. En
unos años podría efectuarse la aún complicada ultracongelación de óvulos, de manera que a las mujeres
jóvenes, p. ej. de 20 años, podrían extraérseles múltiples óvulos para congelarlos. A continuación la mujer
podría esterilizarse y disfrutar de su sexualidad. Si llegados los 40 años, por ejemplo, deseara tener un
hijo, los óvulos podrían descongelarse, fecundarse e implantarse. Así podría satisfacerse más fácilmente
el deseo de tener hijos que con los óvulos de una mujer de unos 40 años, y se tendría un riesgo
considerablemente menor de tener un hijo con síndrome de Down, por ejemplo. Al mismo tiempo,
durante la intervención podría analizarse el material genético del embrión, con el DP.
"Con todo ello, Djerassi reconoce la tendencia de separación de sexualidad y procreación. 'El sexo del
futuro también tendrá lugar en todas partes: en la cama, en el coche, en el bosque, donde se quiera en ese
momento; la procreación, en cambio, se trasladará al laboratorio', así es su pronóstico de futuro
extremo."283
De esta manera aumenta la separación de sexualidad y procreación por un lado, y la separación de
procreación y sexualidad por otro lado en una dimensión inimaginable en la misma persona.
Esto incumbiría más bien a las mujeres acomodadas con estudios que desearan planificar su carrera
profesional.
Dado el carácter destructor de embriones de la reproducción asistida, este concepto también les costará
la vida a una cantidad innumerable de embriones.
También se ha sabido de la existencia de planes para separar del todo la procreación de la sexualidad,
permitiendo sólo niños FIV/TE, de manera que el Estado tendría el control total de la procreación; habría,
por así decirlo, niños según los deseos del Estado.
Esto recuerda en extremo a las visiones totalitarias y a la visión de la conocida obra de Aldous Huxley
"Brave new world".

279

BAIER, STEPHAN: Eine Abstimmung gegen die Ungeborenen, en: Die Tagespost, nº48, 19-4-2008, pág. 3.
"¿Obligación de colaborar?", miércoles 28-12-2005 09:27, http://www.kreuz.net/article.2447.html.
En principio tiene –por ejemplo según la interpretación del jurista Hirsch– un farmacéutico en Alemania, a partir de la
legislación vigente actualmente, el derecho a negarse a facilitar la píldora poscoital. Tampoco a él se le puede obligar a
participar en la destrucción de embriones.
281 "The Limits of Conscientious Refusal in Reproductive Medicine", ACOG Committe Opinion, nº 385, noviembre de 2007.
http://www.acog.org/from_home/publications/ethics/co385.pdf.
282
Carl Djerassi durante su discurso del 14 de marzo del 2008 en la Universidad de Zürich con motivo del 175 aniversario de
la Universidad de Zürich: »El futuro de la reproducción humana: Deseos y realidades«.
283
Theo von Däniken, Der Mensch im Zeitalter seiner technischen Reproduzierbarkeit, unipublic, ©Universität Zürich, 02.05.2008
http://www.unipublic.unizh.ch/magazin/gesundheit/2008/2856.html
280

7
8

2008-08-10a

79

Humanae Vitae

Un punto más acerca de la referencia ética: no hay ninguna transmisión de valores si no se reconocen
valores. La mejor protección para la dignidad del hombre son las bases judeocristianas. Sólo por este
motivo, la doctrina cristina es la mejor base para un principio ético.
Esto también se ha comprobado empíricamente ya que, al abandonar esta base, el desarrollo histórico y
social ha quedado fuera de juego. El hombre y su dignidad se tienen en cuenta cada vez menos, ya no se
ven como una unidad espiritual y carnal, sino cada vez más como materia. El hombre se materializa. Esto
puede reconocerse de manera especialmente clara en el campo de la medicina reproductiva, donde la
persona no nacida se ve y se trata prácticamente como una mercancía de desecho.
La evolución de la contracepción, con todas las consecuencias desastrosas que se han nombrado,
confirma la veracidad de la profética encíclica Humanae vitae del Papa Pablo VI, publicada en 1968:
tenía razón, tiene razón y seguirá teniendo razón.
La encíclica fue y es profética porque en ella se pronosticó la evolución real tal como la encontramos
ahora.
Los resultados de esta evolución son los Frutos del rechazo de una de las encíclicas probablemente más importantes de la
historia de la iglesia. En parte fue una lucha contra la autoridad, como se demuestra en la Declaración de Königstein
(Königsteiner Erklärung) y la Declaración de Mariatrost (Mariatroster Erklärung), lo que corresponde a la mentalidad del 68.
El no tener en cuenta o el no seguir la Humanae Vitae debe interpretarse como el ejemplo del "non serviam" moderno.
Cuántos daños habrían podido evitarse si las personas, no sólo los católicos, hubieran actuado según esta encíclica.
El Papa Pablo VI expresó su opinión sobre el tema en Humanae vitae 31 bajo el título "A todas las personas de buena
voluntad": "el hombre no puede hallar la verdadera felicidad, a la que aspira con todo su ser, más que en el respeto de las leyes
grabadas por Dios en su naturaleza y que debe observar con inteligencia y amor."
Contrariamente, la Declaración de Königstein (Königsteiner Erklärung) y la Declaración de Mariatrost (Mariatroster
Erklärung) son muy ambivalentes, de manera que un profano que las lea no puede saber qué es verdadero y qué es falso. Por lo
tanto puede entender las Declaraciones como quiera, o según la manera como quiere pensar. Así no es de extrañar que tantos
creyentes hayan seguido el camino de la oposición mínima.
Lo importante para los obispos según las declaraciones es la "formación de una conciencia independiente". Los padres
espirituales deben tener en cuenta esta conciencia. Así se desarrolló la opinión de la conciencia infalible. Y aquí recae la gran
responsabilidad de los obispos alemanes y austriacos, ya que fueron ellos los que dieron a los creyentes este modelo (rápido).
Podemos secundar a Vincent Twomey, teólogo moralista irlandés, cuando dice: "creo que, a través del debate sobre la
Humanae vitae, la crisis dentro de la historia cultural occidental ha llegado a su punto álgido. Y estoy convencido de que la
iglesia en Europa, y no por último en Alemania, no se recuperará hasta que acepte la Humanae vitae. Y me refiero a todo lo
que allí está escrito." 284

Cualquier persona racional puede, creo yo, entender a partir de los hechos presentados que la doctrina
de la iglesia no debe entenderse como carga o fastidio para el hombre, sino que está hecha para su
bienestar. Esto nos permite tener una profunda confianza en la doctrina de la iglesia.
La solución de esta situación más que confusa no puede basarse en el desarrollo de otros
anticonceptivos más efectivos y seguros, aunque algún día fuera posible que cumplieran su actual
285
propósito, es decir "sólo" previnieran el embarazo y no tuvieran efectos realmente abortivos.
Debe reducirse el libertinaje sexual; debe crearse un nuevo entendimiento de la sexualidad. En este
sentido, incluso los editores del Obstetrical & Gynecological Survey, de pensamiento liberal, expresaron
la siguiente opinión en 1989:
"Multiple partners – promiscuity, if you will – does not make for a good, monogamous marriage. Broken homes make
'orphans of our children.' ... We need to preach the gospel of premarital abstinence. As women's primary physicians, we
have the responsibility for at least trying to educate them. The tremendous threat of AIDS is a good reason for doing so and
286
often affords a good opportunity for patient discussions".
284
285

286

BAIER, STEPHAN/REHDER, STEFAN: Der Schlüssel ist Humanae Vitae, en: Die Tagespost, nº 31 ASZ, 4 de agosto del 2007,
nº 93, pág. 9.
Las estimaciones de la cantidad de embriones asesinados mediante el efecto de aborto temprano de la píldora, sólo en la
República Federal de Alemania, llegan a los cientos de miles. (Véase el cálculo de B. Bayle, que va más allá de una simple
estimación).
Beral et al. 1989. (»La multitud de parejas – promiscuidad, si lo desean – no es ninguna base para un buen matrimonio. Los
hogares rotos convierten en huérfanos a nuestros hijos«... »Debemos predicar de nuevo con la abstinencia prematrimonial.
[Textual: Debemos predicar el evangelio de la abstinencia prematrimonial.] Como ginecólogos tenemos el deber de
intentar instruir a nuestras pacientes. La amenaza terrible de la SIDA es un buen motivo para hacerlo, y ofrece al mismo
tiempo una oportunidad adecuada para hablar del tema con los pacientes.«) Trad.: R.E.

7
9

2008-08-10a

80

Humanae Vitae

También en otros ámbitos seculares, sobre todo fuera de la medicina, hace tiempo que se ha llegado a la conclusión
de que una sexualidad sin apenas fronteras no conduce de ninguna forma al esperado aumento de la libertad. Como
representante de esta opinión puede citarse la disertación científica adaptada a los medios de comunicación de
Hannes Greil; Greil llega a la destacable conclusión (con pruebas obtenidas a partir de las experiencias en la
psicoterapia de R. May) de que "debido a la gran libertad sexual" aparecen "importantes problemas individuales
para el individuo", y concluye:
"Está claro que la falta de limitaciones no capacita a las personas para obtener aquello que consideran como libertad: el juego no
funciona mejor cuando las reglas se anulan."287

Acorde con ello puede comprobarse que en Humanae vitae se nombran reglas y limitaciones muy claras. Y fueron
justo estas reglas las que causaron una de las mayores avalanchas de desacuerdo que jamás ha habido respecto a un
documento eclesiástico, tanto fuera de la iglesia como, bien se sabe, dentro de la iglesia. Según la opinión del autor
puede y debe entenderse como probado, ahora incluso mediante las ciencias empíricas, que: un desacato de estas
reglas no ha liberado a los hombres, sino que les ha perjudicado. La sexualidad y el matrimonio no "funcionan"
mejor, sino peor, si deja de tenerse en cuenta esta sabia encíclica o si dejan de acatarse otras "reglas". Pues "cuando
se eliminan las reglas", volviendo a la expresión de H. Greil, o cuando las reglas se dejan a merced de las creencias
de los individuos y finalmente incluso desaparecen del todo, los efectos no pueden ser otros que la destrucción y la
devastación; esto es válido con incluso más motivo para una cosa tan sensible como la sexualidad humana.
Este informe se entiende, por lo tanto, como una apelación urgente a esforzarse de manera seria y determinada
por volver a establecer el orden moral perdido. Debe volver a concienciarse a las personas de hoy, sobre todo a los
jóvenes, del sentido y de la misión de creación de la sexualidad. Debemos volver a comprender, en toda su
profundidad, el significado de las palabras: "Dios hizo al hombre según su imagen".
El único camino que le está totalmente permitido al hombre y que éste debe transmitir con dignidad humana es la
sexualidad natural y querida por Dios, que fue definida precisamente por una revista especializada en ginecología
(!) como "Evangelio de la abstinencia prematrimonial" (ver arriba).
Esta abstinencia prematrimonial se corresponde, en el marco de la planificación familiar dentro del matrimonio,
con la abstinencia periódica siguiendo la regulación natural de la concepción.
Para concluir, podemos sumarnos a la opinión expresada por el Papa Benedicto XVI en su discurso con motivo del
40 aniversario de la encíclica Humanae vitae:
"La docencia de la iglesia no puede dejar de pensar, de una manera nueva y profunda en todas las ocasiones, en los
principios fundamentales del matrimonio y del engendramiento. Lo que ayer era verídico, sigue siendo verídico hoy.
La verdad que se expresa en Humanae vitae no se modifica; su doctrina es especialmente actual debido a los nuevos
descubrimientos científicos e invita a reflexionar sobre su valor intrínseco. El término clave para entender
correctamente su contenido sigue siendo el amor."288
Ponente:
Dr. med. Rudolf Ehmann
Médico especialista en ginecología y obstetricia

287

288

H. Greil, Liebe in ›Big Brother‹. El amor como abstracto colectivo generado por los medios. La transición del simbolismo
público de un estado íntimo en el marco del formato televisivo docuserie. Disertación 2004.
Discurso que dio el Papa Benedicto XVI el sábado 10 de mayo del 2008 durante la recepción de los miembros del congreso
internacional en motivo del 40 aniversario de la encíclica Humanae vitae. El congreso tuvo lugar en la Pontificia Università
Lateranense.

8
0