Iglesia del Evangelio Completo de Yoido

Orador: Rev. YOUNGHOON LEE, Pastor Principal Website: http://spanish.fgtv.com/, Seúl - Corea Sermón dominical: 2009. 10. 18.

▶ 2009. 10. 18.

Mantenga las manos en oración
(Ex 17:8-13)

La oración es el mejor regalo de Dios para cada cristiano. La oración nos permite superar todos los problemas y dificultades que enfrentamos en el mundo. Incluso Jesús, el Hijo de Dios, se esforzó para orar a Dios. Nuestra oración debe ser lo que sostiene nuestras vidas. É xodo capí tulo 17 contiene un evento que nos enseña sobre la importancia de la oración.

1. El ataque de Amalec contra Israel ¿Cuándo comenzó el ataque de los amalecitas sobre los israelitas? Los israelitas fueron atacados cuando se quejaron contra Dios por el agua en el lugar llamado Masá (Ex 17:8). Quejarse y rezongar dan paso al ataque del diablo, nuestro enemigo. El diablo nos ataca cuando estamos espiritualmente aletargados y debilitados (Dt 25:18). El diablo siempre quiere tomar ventaja de nuestro punto débil. Tanto si se trata de dinero, el sexo opuesto, o su mal humor, todo a lo que usted pueda ser susceptible puede ser un blanco de ataque para el diablo. Es por eso que espiritualmente debemos permanecer despierto y alerta (1 Ped 5:8).

2. El Moisés en la oración La autoridad de la dirección espiritual se deriva del ejemplo que han establecido a través de su oración en momentos de dificultad (Ex 17:9). El lí der común se pierde en la confusión cuando se encuentran con un problema abrumador. Sin embargo, los

lí deres espirituales en la misma situación se arrodillan en oración a Dios, ante el Todopoderoso, pidiendo su ayuda. Mientras Moisés guiaba a los israelitas en el desierto por cuarenta años, cada vez que se enfrentaban a los problemas, buscaba la ayuda de Dios en oración ferviente (Ex 15:25, 17:4). Cuando clamamos al Señor en oración, Dios hace milagros maravilloso para nosotros (Jer. 33:3, Php 4:6-7) Mientras que Moisés levantó las manos, los israelitas estaban ganando, pero cuando bajó las manos, los amalecitas estaban ganando. La oración no debe detenerse. Hay que aferrarse al Señor en oración perseverante y tenaz (Hch 2:42). Como Moisés continuó en oración con Aarón y Hur sosteniendo sus manos, los israelitas tení la victoria an sobre los amalecitas.

3. Yahvé-Nissi Después de que él derrotó a los amalecitas, Moisés construyó un altar y lo llamó Yahveh-Nissi (Ex 17:15), lo que significa el Señor es mi estandarte o mi bandera. Dios prometió estar en guerra contra los amalecitas de generación en generación (Ex 17:16). Tenemos a los amalecitas que nos cazan durante toda nuestra vida. A través de la oración debemos derrotar a los amalecitas de las quejas, de los refunfuños y al de la falta de fe en el nombre de Jesús y por el poder del Espí ritu Santo. No retroceda en temor a los obstáculos en la vida, nuestros amalecitas. Yo ruego para que viva una vida victoriosa a través de la oración incesante a Dios, que sea el estandarte de la victoria para nosotros, tal como lo hizo para Moisés y los israelitas.

Desarrollo del Sermón

MANTENGA LAS MANOS EN ORACION

Ex 17:8-13 8Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. 9Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. 10E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado.
11

Y sucedí que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecí mas cuando él a a;

bajaba su mano, prevalecí Amalec. 12Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que a tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostení sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos an firmeza hasta que se puso el sol. 13Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. La oración es uno de los mayores regalos dado a los cristianos. Mientras vivimos y estamos en medio de muchos problemas o dificultades a través de la oración podemos vencer, y podemos vivir una vida victoriosa. Jesús también se esforzó en orar mientras viví en la tierra. a Cuando Jesús empezó su vida de sufrimiento él ayunó 40 dí as, oraba por las madrugadas, hací vigilias, la noche antes de su crucifixión oró en el monte de a Getsemaní e hizo una última oración en la cruz. , Jesús siendo Dios se vistió de carne, se hizo hombre, y mientras estaba en la tierra se esforzaba en orar. Así también, vivió una vida de oración, y nosotros, ¿cuánto tenemos que orar en la presencia de Dios, cuánto tenemos que esforzarnos, y cuán constante tendrí amos que ser en la oración?

1. El ataque de Amalec contra Israel. Ex 17:8 8Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim.

El pueblo de Israel salió de Egipto, cruzaron el mar rojo, atravesaron Mara y Elim y cuando llegaron a un lugar llamado Refidim fueron atacados por una nación que tení una vida nómada en el desierto llamada Amalec. a ¿Cuándo empezó a atacar Amalec? Si vemos en Ex 17:1-7, el pueblo de Israel se quejaba y protestaba contra Dios diciendo que no tení agua para beber. Luego de an eso se vino el ataque de Amalec. Amalec representa al diablo. Las quejas, las protestas, los reproches abren el camino para que el diablo ataque. No nos quejemos, no protestemos, no reprochemos nunca. Vivamos una vida de absoluto agradecimiento y seamos personas absolutamente eficaces y eficientes. También, atacó Amalec al pueblo de Israel cuando estaban cansados y a los débiles que iban detrás Dt 25:17-18
17

Acuérdate de lo que hizo Amalec contigo en el camino, cuando salí as

de Egipto; 18de cómo te salió al encuentro en el camino, y te desbarató la retaguardia de todos los débiles que iban detrás de ti, cuando tú estabas cansado y trabajado; y no tuvo ningú n temor de Dios. Satanás, ¿a quién ataca? ¿Cuándo es que nos ataca? Satanás ataca a los débiles y a los agotados espiritualmente. Cuando nos sentimos agotados o exhaustos en nuestra vida cristiana, cuando nos sentimos débiles y desfallecidos espiritualmente, cuando nos tropezamos en pequeñas cosas, es cuando el diablo ataca. El diablo siempre tiene los ojos puestos en nuestras debilidades. Si somos de enfadarnos fácilmente sólo esa parte ataca. Si somos débiles en lo material ataca en lo material, si somos débiles en lo carnal ataca en lo carnal. Nosotros tenemos que ser sobrios y estar despiertos espiritualmente. 1Pe 5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devora ¿Cuál serí la presa adecuada para que coma un león hambriento? a Si vemos en el reino animal, el león ataca al más débil, al que va detrás.

Cuando el león empieza a atacar, la presa corre de aquí para allá tratando de sobrevivir y no caer en las garras del león, pero por lo general, el león muerde directamente el cuello matando asía su presa. Asítambién fue para Pedro en los tiempos de prueba. Mr 14:54 Y Pedro le siguió de lejos hasta dentro del patio del sumo sacerdote; y estaba sentado con los alguaciles, calentándose al fuego Es un lugar donde Pedro entró luego de tropezar en las pruebas, luego de negarle 3 veces a Jesús, luego de seguirle bien a Jesú s. Pedro siempre estuvo muy cerca de Jesús pero se distanció. Si queremos creer y seguirle a Jesús, sigámosle muy de cerca, a su lado. Estemos muy pegaditos a él. Ya que vamos a creer en Jesús, creamos fervientemente. Estemos despiertos.

2. Moisés orando. Ex 17:9
9

Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec;

mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. Cuando la autoridad del lí der espiritual está en crisis es cuando nos muestra un modelo de oración. Un lí der normal cuando se encuentra con un gran problema se siente desconcertado y no sabe cómo resolver el problema. Sin embargo, un lí der espiritual al estar en problemas busca la ayuda de Dios. Moisés clamaba a Dios Todopoderoso. Moisés durante 40 años dirigió al pueblo de Israel y cada vez que se encontraba en problemas, él oraba fervientemente y clamaba a Dios. Ex 15: 25 Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allíles dio estatutos y ordenanzas, y allílos probó Ex 17:4 Entonces clamó Moisés a Jehová, diciendo: ¿Qué haré con este pueblo? De aquía un poco me apedrearán. Presidente Lincoln

El asistente de Lincoln dijo que muchas veces escuchaba que el Presidente Lincoln a medianoche se levantaba a orar en voz alta. “Dios, con mis fuerzas no puedo dirigir a este pueblo. Ayúdame. Necesitó de tu ayuda Dios”. Lincoln, por ser un lí der espiritual, por tener los brazos levantados y dirigidos a Dios pudo llevar a la victoria en la guerra civil. Si oramos fervientemente y clamamos al Señor, el Señor realizará cosas sorprendentes. Je 33:3 Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú , no conoces. Al ser atacado Moisés por Amalec, Moisés llamó y dio órdenes a Josué diciendo que juntase rápidamente a los jóvenes y formase un ejército para batallar contra Amalec. Josué siguió las órdenes de Moisés y juntó rápidamente a jóvenes capaces para batallar. En ese entonces, el pueblo de Israel estaba formado sólo por 600 mil hombres sanos, robustos y fuertes, ancianos y niños fácilmente sobrepasaban los 2 millones pero nadie tení entrenamiento militar, ellos más de 400 años vivieron en esclavitud y no a tení deseos de luchar, estaban agotados y cansados. an Sin embargo, Amalec tení un entrenamiento militar y tácticas de guerrilla. a En ese entonces, cuando Egipto ocupó la parte peninsular no pudieron eliminar a Amalec de tan fuerte que eran. El significado de Amalec es “Pueblo que le agrada la Guerra” y ellos hacían honor a su significado pues ellos siempre batallaban. Israel no tení forma de vencerlos. a En ese momento, Moisés tomó su vara en la mano, subió a la cumbre del collado, y levantó sus dos manos en alto en oracion. La vara de Dios es la presencia de Dios, es el sí mbolo del poder de Dios. Por lo tanto, nosotros debemos orar al Dios Emmanuel, Dios con nosotros, creyendo y confiando que responderá a nuestras oraciones.

Creamos que Dios ahora está atento a nuestras oraciones. Sal 86:6 Escucha, oh Jehová, mi oración, Y está atento a la voz de mis ruegos. Cuando invocamos al Señor, el Señor escucha nuestra oración y nos responde. Je 29:12-13 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí y yo os oiré; 13y me , buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Cuando oramos, oremos con una fe firme de que Dios nos responderá. Buss El Fundador del ejército de salvación, el General Buss dijo “Todo lo que haga, h{galo como si dependiera de Ud, ore, como si todo dependiera de sus oraciones”. Mr 11:24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. El poder de la oración. El 4 de enero de 2001 salió en el diario Kookmin una columna acerca del “Poder de la oración”. El Dr. Cha Kwang Ryeol de la Universidad de medicina de 포천 de Corea junto con el Dr. Roger Lobo Rí de la Universidad de medicina de Columbia hicieron o un estudio conjunto sobre el tratamiento de fertilidad y dijeron que las pacientes con infertilidad no tienen ni idea de que otras personas oraron por los resultados de ellas y sus tratamientos mostraron una mejorí significativa. De 1998 a 1999 se registró que a 199 mujeres infértiles pudieron concebir. Los investigadores empezaron a enviar fotos de las mujeres infértiles a los EEUU, Canadá, Australia y pidieron a todas las congregaciones cristianas que orasen para que la fecundación de estas mujeres sea en forma exitosa, y luego empezaron a comparar entre las mujeres infértiles por las que se oró y por las que no se oraron. El resultado de la intersección de oración fue que las mujeres infértiles por las que se oraron eran 2 veces más fértiles por las que no se oró. El Dr. Lobo dijo que “para él el resultado era algo imposible de creer y pensó mucho tiempo si se podí o no sacar a luz, sin embargo, dijo que la diferencia entre los dos a grupos era demasiado grande y que no se podía ignorar”

Esta fuerza sorprendente, es la fuerza de la oración. Todas las mujeres infértiles van a tener sus hijos por medio de la oración. Después de 23 años pudieron ser padres los diáconos Lee y Seon. Por la oración paró la tormenta, por medio de la oración las enfermedades fueron sanadas, por medio de la oración se recibe al Espí ritu Santo, por medio de la oración llovió y por medio de la oración se obtuvo la victoria. Por medio de la oración pudieron concebir hijos, por medio de la oración se pudo rescatar a un paí muchos problemas son resueltos, por medio de la oración las s, puertas que estaban cerradas son abiertas y suceden milagros. Seamos personas de oración. Creamos y tengamos fe que la oración hace lo

imposible en posible. Creamos y tengamos fe que la oración es el poder que cambia nuestro estilo de vida. R.A Torrey Rubén .A Torrey dijo que “la oración es la llave de la puerta del depósito cargado de poder y misericordia de Dios” Moisés levantó sus dos manos y oró. El levantar las dos manos delante de Dios significa estar sujetos al Señor. Es buscar solamente la ayuda del Señor. Significa tener los ojos puestos en Dios y orarle sólo a él. “No hay otro como el Señor, el Señor es todo. Si Dios no est{ con nosotros, no podemos hacer nada con nuestras fuerzas. Sujetémonos solamente en Dios”. Tenemos que vivir con las dos manos levantadas a Dios. Nosotros, al igual que Moisés, tenemos que subir hasta la cumbre del collado, levantar nuestras dos manos y orar. La mano de oración es la mano de poder. Si los cristianos levantan sus dos manos y oran, para Satanás todo es más difí y se cil cansa. Cuando los cristianos se arrodillan y oran, satanás empieza a temblar. Si nosotros trabajamos, nosotros hacemos, si nosotros oramos, Dios hace. Cuando oramos se manifiesta el milagro de Dios. Las manos que fueron levantados ante Dios tendrán que hacer todo lo posible en no ser bajadas.

Las dos manos de oración levantadas ante Dios de los profesores de escuela dominical salvan y ayudan a sus niños, las dos manos de oración levantadas ante Dios de los lí deres de células salvan y ayudan a los miembros de sus células, las dos manos de oración levantadas ante Dios de los padres salvan y ayudan a sus hijos, las dos manos de oración levantadas ante Dios de los esposos salvan y ayudan a sus esposas y viceversa, las dos manos de oración levantadas ante Dios de los pastores salvan y ayudan a sus miembros, y las dos manos de oración levantadas ante Dios de los miembros de la iglesia salvan y ayudan al pastor y su ministerio. Cuando Moisés levantaba sus manos hacia el cielo, el pueblo de Israel ganaba, cuando Moisés se cansaba de sostener sus dos manos en alto y las bajaba, el pueblo de Israel perdí a. Miremos si nuestras manos de oración se bajaron o no sin que nos diéramos cuenta. Por eso, Aarón y Hur subieron con Moisés y le hicieron sentar sobre una piedra y ellos sostuvieron las manos de Moisés en alto para que no bajase hasta la puesta del sol. Por no bajarse las manos de oración de Moisés el pueblo de Israel obtuvo la victoria. Tenemos que unir la fuerza de la oración. Los miembros de la iglesia tienen que orar e interceder por los pastores. Así como Aarón y Hur sostuvieron y oraron tenemos que tener compañeros de oración. Nuestra iglesia el 23 de octubre en el estadio World Cup organiza una gran Campaña de Oración, vamos a orar por la paz mundial y por la pronta recuperación de crisis de nuestro paí s. Cuando nos juntemos, nos agarremos y alcemos nuestras manos y oremos, tengamos fe que reinará la paz mundial y nuestro paí se levantará de esta crisis. s Cada vez que oraba Israel Dios le salvaba de su crisis. Cuando pelearon contra Amalec ganaron por medio de la oración. Cuando lucharon contra los filisteos ganaron por medio de la oración. Así también al luchar contra Aram, contra Asiria el pueblo de Israel ganó toda batalla por medio de la oración. William Carey

El misionero William Carrey dijo: Con el poder de la oración, son derrocadas las fuerzas de la injusticia, la boca de los leones furiosos son cerrados, los tiempos turbulentos son calmados, la guerra llega a su fin, se tranquiliza la tormenta, los demonios son expulsados, somos libres de la atadura de la muerte, las enfermedades son sanadas, se detiene el sol, el alma muerto es resucitado, y la tierra es regida por el Evangelio. Amemos al mundo, a nuestro paí y a los pueblos, cuando oramos las puertas del s cielo son abiertos, y tengamos fe que todos nuestros obstáculos son derrumbados. Cuando nosotros oramos, acontece que en nuestras vidas, en nuestra nación todos los demonios huyen. Cuando nosotros oramos todo lo desordenado vuelve a su orden. La oración nos otorga una tremenda bendición. El secreto de la victoria de Israel en la guerra contra Amalec no fueron por las espadas ni pos las lanzas que tení No fue por las tácticas de guerra que tení ni an. an por la fuerza, esta guerra fue ganada por la fuerza de la oración. El existo de esta guerra no fue por su plan de guerra sino por la oración, desde arriba de la montaña se encontraba la disputa de la guerra. Las manos levantadas de Moisés en oración y las dos personas que lo tení sujetando los brazos Aaron y Hur tení an an la victoria de la guerra. . Hasta ahora el diablo como sea, quiere derribarnos, trae a nuestras vidas todo tipo de pruebas y tentaciones, como sea nos quiere sacar nuestra fe, haciéndonos caer en los deleites del mundo, causando así la separación con Dios. Sin embargo, cuando oramos, la fuerza de Dios está con nosotros, tengamos fe que cuando oramos la ayuda de Dios está con nosotros en nuestra guerra espiritual, tribulación, por lo cual, podemos ganar cualquier adversidad. Alcemos nuestras manos de oración. Mantengamos las manos en oración. Cuando estemos orando recibamos la sabidurí de la vida, las estrategias y el poder de Dios. a Oremos a Dios para que nos de la victoria y para que nos ayude. Dios otorga la victoria y la oportunidad a la persona de oración.

3. Jehova Nisi Después de que Israel venció grandemente a Amalec Dios hablo a Moisés. Ex 17:14 Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo. Dios habí dicho que todo esto escribiera para memoria constante la victoria que se le a concedió a Israel. Pidió que nunca deberí olvidar esta experiencia. Josué llego a ser an el sucesor de Moisés. La victoria en la guerra no fue porque lucharon esforzadamente, la verdad es, que obtuvieron la victoria porque Dios les habí ayudado, por esta a razón, Dios pidió a Moisés que todos estos acontecimientos lo escribieran en un libro y que se lo entregara a Josué. Hoy nosotros debemos entender esto sin falta: que la victoria no lo tenemos porque somos los mejores. Entendamos que nosotros no tenemos la victoria porque somos sabios, ni porque tenemos los recursos, sino porque la ayuda de Dios está con nosotros. El Señor hizo todo. El Señor es nuestra fuerza. El Señor es nuestro escudo. El Señor es nuestro castillo, el Señor es nuestra vida. El Señor es nuestro ayudador. Nosotros llegamos hasta aquí porque él nos ha ayudado. Hoy luchamos porque el Señor nos está ayudando. Todo esto es por la gracia del Señor. Por eso el apóstol Pablo confeso: 1Co 15:10 Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. Jamás debemos olvidarnos de la gracia de Dios. Siempre debemos reconocer la ayuda de Dios. Por eso, Moisés edifico un altar a Dios, lo adoro y puso por nombre a ese lugar Jehová Nisi. Ex 17:15 Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová-nisi. Jehová Nisi significa Jehová es mi bandera, mi estandarte.

Cuando se levanta la bandera en la guerra, otorga gran valentí y fuerza a los a soldados, llegando a ser un sí mbolo que inspira un sentido de pertenencia. Por eso, cuando el enemigo cae y se llega a conquistar todo el lugar, lo primero que se levanta en la colina es la bandera, porque identifica el triunfo. Sal 20:5 Nosotros nos alegraremos en tu salvación, Y alzaremos pendón en el nombre de nuestro Dios; Conceda Jehová todas tus peticiones. Aleluya! Dios es nuestra bandera de victoria. Sostengámonos con fe del poder del Señor, y mantengamos siempre nuestras manos en oración, entonces obtendremos nuestra bandera de victoria. La promesa del Señor. Dios fue el que lucho contra Amalec y sus principales. Ex 17:16 6y dijo: Por cuanto la mano de Amalec se levantó contra el trono de Jehová, Jehová tendrá guerra con Amalec de generación en generación. En nuestras vidas siempre tenemos un Amalec que nos molesta. Confusión, quejas, odio, el Amalec que nos hace infieles a Dios, pues ahora, en el nombre de Jesucristo y con el poder del Espí ritu Santo echémoslo afuera. ¿Quién fue el que otorgo a Israel la victoria? Dios ¿Quién es el que nos da la victoria? Dios ¿Quién es el que nos ayuda a superar todos los obstáculos? Dios Creamos que toda nuestra victoria es por Dios. Jehová Nisi, Dios es nuestra vcitoria. Guerra de Crimea En 1953 llego a ocurrir un conflicto bélico entre Rusia dirigido por los rumanos y la alianza del Reino Unido, Francia y el imperio Otomano. En 1856 al declarar por parte de la alianza del Reino la victoria, se levanto un gran festival en Londres. La reina Victoria y el rey Consot formaron una coalición, y empezaron a otorgar medalla victoria a los héroes. Un soldado perdió los dos brazos, otro soldado que estaba con muletas, algunos soldados vendados en la cabeza, pero todos llenos de alegrí y de a gratitud con una sonrisa que les distinguí Todos ellos recibieron la misma medalla y a. el mismo galardón. Casi al final se presentaron los soldados que habí perdido el a

brazo y la pierna. Los que estaban con graves lesiones sus aspecto era de queja. Pero uno de los soldados dijo yo pelee con toda fidelidad por mi nación, aportando y dando de lo mejor de su mismo en la lucha. (yo le invite esta parte). Era un soldado que habí perdido los dos brazos y las dos piernas. a La vio la reina esto, empezó a llorar, le coloco su medalla, lo beso en la frente y como está escrito en Biblia le dijo: bien, buen siervo fiel! Así lo felicito. En ese momento todo el sufrimiento y el dolor del soldado se desvaneció y su rostro y corazón se lleno de gozo y de alegrí No tengamos temor del ejército de Amalec en a. nuestras vidas. Así como actuaron Moisés e Israel, solo actuemos delante de Dios quien nos da la bandera de la victoria. Así como nos llegan muchas batallas espirituales, cuando nos ponemos delante del Señor después de la guerra, nos impone las manos y nos dice: Bien has hecho, buen siervo fiel. Recibamos el elogio de Dios. Entonces recibiremos gran recompensa y una brillante corona y seremos los actores principales delante del Señor.