You are on page 1of 3

La gestión de los residuos industriales es un asunto que, como hemos mencionado

anteriormente, es imposible de atajar de forma centralizada, en tanto en cuanto existen
gran cantidad de núcleos de producción industrial diseminados por todo el país. Por más
que una agencia estatal pudiera hacerse cargo de primera mano de la recogida del aceite
industrial usado, no sólo sería ineficiente al requerir de una gran administración, sino
que atentaría contra el principio de territorialidad del estado que cede autonomía a sus
distintos escalones territoriales. De este modo y dado que, como gran parte las
competencias de medio ambiente y gestión de recursos, resulta fundamental analizar
algunos ejemplos de cómo llevan a cabo la recogida de estos desechos en algunas de las
Comunidades Autónomas.
Un caso paradigmático es el del País Vasco o Euskadi, una región que, con una
larguísima tradición industrial, ha pasado por diversas fases en la gestión de los residuos
generados por su entramado de industrias productivas que de algún modo reflejaban las
legislaciones y perspectivas que imperaban en la sociedad vasca y española. Así, no es
de extrañar que se haya pasado de una permisividad recurrente hacia ciertas prácticas
poco o nada respetuosas con el medio ambiente, aparejadas a la extracción de recursos y
la industria pesada, a una política de responsabilidad ambiental que pone un cierto
énfasis en la protección del bien público que es la naturaleza.
Lo primero que debemos tener en cuenta en este caso es que resulta imposible
identificar como una política separada del resto de políticas ambientales la recogida y
gestión del aceite industrial usado. A diferencia de lo que puede suceder en otras
comunidades autónomas o a nivel estatal y europeo, el acuerdo político administrativo o
APA que recoge el quid de este trabajo en el País Vasco es una política holística que
busca transformar la cadena producción – consumo de la comunidad en su totalidad.
Así, bajo el lema “hacia una economía circular” el Plan de Prevención y Gestión de
Residuos de la Comunidad Autónoma del País Vasco, se recogen medidas integrales
para el ordenamiento de la recogida, almacenamiento y reducción de los residuos.
En primer lugar, y como indicábamos anteriormente, es preciso explicitar la expresión
de competencia del gobierno del País Vasco –a través del Departamento de Medio
Ambiente y Políticas Ambientales–, tanto en el plano legislativo como el ejecutivo, para
la coordinación y gestión de los flujos de residuos objeto del plan, lo que incluye la

la ley 3/1998 de 27 de febrero de Protección General del Medio Ambiente corresponde al Órgano ambiental de la Comunidad Autónoma del País Vasco la aprobación de los planes pertinentes de protección medioambiental y la inspección y gestión de los residuos y su produción. de 19 de Noviembre. la mitad son reciclados mientras la otra mitad son depositados en vertederos. Por último.340. De ellos. de residuos y contaminados. Así. De estos residuos peligrosos. Quizás el caso del aceite industrial no sea el más paradigmático al ser un residuo claramente generado por la industria. esta obligación de las comunidades autónomas también se recoge en la ley 22/2011 de 28 de Julio.gestión directa de los residuos industriales como subsidiariamente las diputaciones y las corporaciones locales lo son de los residuos urbanos. un 22% de residuos no peligrosos de construcción y demolición. viéndose frenada únicamente por la recesión económica. que muestra como la generación de residuos no hace más que aumentar. La motivación de este plan en el País Vasco parte del diagnóstico realizado por el propio Departamento de Medio Ambiente.279 toneladas de las cuales un 51% corresponde a residuos no peligrosos. lo que habla a las claras de las limitaciones –existentes o autoimpuestas– de las administraciones para llevar a cabo un cambio verdadero en el estilo de vida en el que nos vemos inmersos. un 20% a residuos urbanos y un 7% a residuos peligrosos. los aceites industriales a los que se refiere este análisis representan aproximadamente un 25% del total. en cumplimiento además con la obligación impuesta por la directiva europea 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo. pero con otros muchos elementos que forman parte del problema integral del exceso de producción de recursos sí que podemos plantearnos quien debería ser realmente el grupo–objetivo y si las administraciones tienen el poder o la voluntad . (Aquí Gráficos de los datos anteriores) (Aquí como funciona la recogida y gestión de los recursos peligrosos) Es preciso destacar que el propio plan no prevé una reducción de los residuos a través de su implantación sino una estabilización de los mismos. De esto modo se determina que durante el 2010 la producción de residuos en el País Vasco fue de 5. lo que genera un marco legal suficiente para la aplicación de este plan.

política de cambiar las actitudes y comportamientos de los ciudadanos y asumir que esto pueda repercutir en los resultados electorales .