You are on page 1of 1

Champiñones en Salsa

Una de las recetas más ricas y completas que os mostramos es esta con la
que preparar unos riquísimos champiñones en salsa. Además es una receta
sencilla de hacer y que siempre quedan bien.
Ingredientes:
-

Medio kilo de champiñones frescos
Un par de dientes de ajo
Una copa de vino blanco
Un poco de harina
Una guindilla
Perejil fresco
Sal
Aceite de oliva virgen

Preparación:
Antes de ponernos a cocinar esta receta de champiñones en salsa, hemos
de limpiar muy bien el producto, ya que los champiñones frescos suelen
venir sucios y con tierra. Nosotros empleamos champiñones frescos, pero se
pueden cambiar por champiñones enlatados, aunque siempre es mejor usar
los primeros. Para lavarlos lo haremos con un trapo húmedo o bien bajo el
agua del grifo, pero nunca los pondremos en remojo porque el champiñón
absorbe el agua en exceso y al cocinarlo quedarían peor.
Una vez los hayamos lavado, los cortaremos si son muy grandes, trocearlos
en cuartos suele ser una buena opción. Y si son champiñones enteros les
quitamos también la parte inferior del tallo, que la desecharemos,
quedándonos con el sombrero y la parte superior del tallo de cada uno de
ellos. Al acabar los ponemos a escurrir por si tienen aún agua sobrante, y
seguimos preparando el resto de la receta mientras tanto.
Los dientes de ajo los pelamos y luego los cortamos en láminas no muy
gruesas, lo que se hace fácilmente con un cuchillo bien afilado. Vamos a
dorar los ajos laminados en una sartén con un chorreón de aceite de oliva
virgen caliente, de forma que queden doraditos pero sin llegar a quemarse,
lo que se hace mejor a fuego suave y removiendo de vez en cuando con una
paleta de cocina. Una vez comiencen a tomar color, agregamos los
champiñones troceados y ya escurridos, y si quieres una guindilla, para dar
un toque picante al plato.
Dejamos unos minutos para que se cocinen los champiñones a fuego medio,
y cuando estén tiernos agregamos una copa de vino blanco y media copa de
agua, y dejamos cocinar a fuego suave unos 20 minutos. Agregamos una
cucharada de harina, o un poco más si hiciera falta, para espesar la salsa,
removemos para integrarla, y cuando esté a nuestro gusto añadimos un
poco de perejil picado y ya tenemos listos para servir estos champiñones en
salsa, para comerlos directamente así o junto a otro plato a modo de
guarnición.