You are on page 1of 14

DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES

DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS,
ALFOZ DE LLOREDO CANTABRIA*

Resumen: Presentamos en este trabajo dos rodetes decorados procedentes de las recientes
excavaciones arqueológicas realizadas por el Museo de Altamira en las cuevas de El Linar (La
Busta, Alfoz de Lloredo) y Las Aguas (Novales, Alfoz de Lloredo), ambas en Cantabria. Se
trata de objetos poco habituales en el registro mobiliar cantábrico que vienen a sumarse a los
ya conocidos de La Viña y Llonín, en Asturias. Singulares por su calidad técnica y artística,
trascienden el ámbito local para hablarnos de un contexto franco-cantábrico interconectado
social y culturalmente durante el Magdaleniense.
Palabras clave: Arte mueble, rodete, Paleolítico superior, Magdaleniense inferior cantábrico, Cueva del Linar, Cueva de Las Aguas.
Abstract: This work presents two decorated bone discs coming from the archaeological
excavations carried out by the Museum of Altamira in the cavities of El Linar (La Busta,
Alfoz de Lloredo) and Las Aguas (Novales, Alfoz de Lloredo), both in Cantabria, Spain.
They are two unusual objects in the cantabrian portable art which come to join those
already known from La Viña and Llonin, in Asturias. They are very singular pieces due to
their technical and artistic quality and go beyond the local scope to talk about a social and
culturally interconnected world during the Magdalenian period.
Key words: Portable Art, Bone disc, Upper Palaeolithic, Cantabrian Lower Magdalenian,
El Linar Cave, Las Aguas Cave

Tras la puesta en marcha de la nueva sede del Museo Nacional y Centro de Investigación de
Altamira en 2001, nos planteamos revisar el conocimiento de Altamira, tanto de su depósito arqueológico como de su conjunto artístico parietal. Para ello, como primera fase del proyecto «Los
tiempos de Altamira» (Lasheras et al. 2005/06), abordamos la tarea de contextualizar la cueva de
Altamira en su entorno geográfico inmediato, interviniendo en tres cuevas muy próximas para así
tener un conocimiento detallado, y a la vez territorial, del paleoambiente y la secuencia cultural y
cronológica general en este área. Una segunda fase consistió en la revisión de la estratigrafía de Altamira y, actualmente, preparamos la excavación junto a la entrada actual en lo que hace 14.000 años,
antes del desplome que la cegó, correspondía al vestíbulo. Se ha excavado y revisado el arte de las
cuevas de Cualventi (Oreña), El Linar (La Busta) y Las Aguas (Novales), en el término municipal de
Alfoz de Lloredo (Cantabria). Son yacimientos inmediatos, con ocupaciones de similar cronología,

* Ignacio Barandiarán publicó la primera síntesis
de los rodetes paleolíticos europeos en 1968. Con este
trabajo queremos manifestar nuestro tributo personal y

VELEIA, 2425 161174, 20072008

profesional al Doctor Barandiarán, profesor de alguno de
nosotros, maestro de todos, siempre admirado.

ISSN 0213  2095

M. Alfoz de Lloredo. Arqueología. M. 2006. 2425. FATÁS que fueron utilizadas como lugar de hábitat y santuario por los grupos de cazadores-recolectores del Paleolítico superior1. The Times of Altamira Project. P. R. de Altamira. M.. International Newsletter on Rock Art. R. al pie de un potente farallón calizo en que se sume el arroyo de La Busta. Breuil y Sierra. con más 11 Km topografiados.. Su importancia científica residía. R.. los abundantes restos de ictiofauna y las esquirlas óseas (más bien grandes) presentan pátina negra de origen hídrico.» Homenaje a Jesús Altuna. Consejería de Cultura.. mide 130 m de largo por 20 m de ancho. La Cueva de Las Aguas se sitúa en la cabecera de una corta cuenca hidrográfica perpendicular al Mar Cantábrico. Presenta tres bocas. J. R. mientras que el de la boca 2 muestra cuatro espesos niveles de los que tres han proporcionado material del Magdaleniense inferior cantábrico. D L H. R. P. San Sebastián. 42: 11-17. Volumen IV.. 2): «Novedades de Arte Rupestre Paleolítico en cavidades del entorno de Altamira». L. 3): «El Proyecto científico “Los tiempos de Altamira”: nuevos hallazgos de arte rupestre paleolítico en el centro de la región cantábrica». P. D L H. J. J. Se pueden distinguir tres ámbitos sucesivos: uno contiguo a la boca actual. y F. P.. (2005): «Cueva de Cualventi (Oreña.. A.. L. P. Miscelánea en homenaje a Emiliano Aguirre. P. F. El de la boca 3 ofreció cinco niveles. 20072008 .. de las que dos conservan depósitos sedimentarios pleistocenos y la tercera está ocupada por el cauce del arroyo. E. L. J.. y 15.8 Km. F. (2005/ 2006): «El proyecto científico Los Tiempos de Altamira. la zona vestibular. el segundo de ellos con restos del Solutrense antiguo. C.. Alcalá de Henares. INORA. En El mensaje de Maltravieso cincuenta años después. C. en el arte rupestre descubierto por Hermilio Alcalde del Río (Alcalde. El nivel 3-hogar. J. D L H. y se ignoraba la existencia de un yacimiento interior a pesar de las numerosas y 1 Hasta el presente (Febrero 2007). una segunda sala tras un cierto estrechamiento por colada estalagmítica y. tomo III: Arte. documentación topográfica y fotográfica de la cavidad y su arte rupestre y toma de muestras de la Cueva de Cualventi (Oreña. presentó escasa industria lítica y frecuentes muestras de ocre.. M. Gandía. MONTES. hasta el momento actual. Sociedad de Ciencias Aranzadi. (en prensa..162 C. Cantabria)».A. Antropología y Patrimonio arqueológico. 1911).P. new interpretations and new methods of research. y F. en la que confluyen las tres bocas.420 ± 70 B. R. LASHERAS. E. M. L. sin asociación aparente con otros elementos arqueológicos ni indicios de haber sido afectado por fuego. A.... En Seminario de Arte Rupestre de la Real Academia de Cultura Valenciana. a 6. R. es la siguiente: M. XXI International Valcamónica Symposium. L. 1): «Proyecto científico «Los tiempos de Altamira». en los cuadros C1-C2. M. 1956-2006. R. J. Zona Arqueológica: 321-327. VELEIA. Cantabria): A New Paleolithic Art Site in Cantabrian Spain».. M. R. D L H. M. Munibe. (2004):The association between deer/hind and mountain goat in the rock art assemblages of the Lower/Middle Magdalenian of the centre of the Cantabrian Region: new discoveries and some interpretations.A. M. La cueva tiene un desarrollo continuo de 130 metros. (2004): «Los «aerógrafos» de la Cueva de Altamira. E. La Cueva del Linar se localiza a 5. M.. (en prensa. P. First results. RASINES... Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria. A. Museo de Cáceres. C. y F.. DE LAS HERAS. De su yacimiento arqueológico solo se conocían algunos materiales de la Prehistoria reciente procedentes del abrigo exterior. La cavidad contiene tres depósitos sedimentarios distintos con evidencias paleolíticas. (en prensa.3 Km. L. R. Prehistoric and Tribal art: New discoveries. Limpieza del yacimiento y cortes estratigráficos. En Actuaciones Arqueológicas en Cantabria 2000-2003. Alfoz de Lloredo. D L H.A. en plena llanura litoral. P. P. C. En el nivel 3-hogar. En su borde se recuperó el fragmento de rodete decorado que presentamos. una tercera sala separada de la anterior por un fuerte desnivel y a cota inferior..P. La gruta es de enormes proporciones. de la cueva de Altamira. R. R. L. datado por C14 AMS (Groningen) entre 14.A. P. la bibliografía generada con el proyecto «Los tiempos de Altamira». se localizó un hogar tipo «cubeta».. J... primeros resultados. E. 57:143-159.040 ± 60 B. E. P. M. J. R. C.A. P.

1995). 20072008 3 Son análogos los trazos dibujados en estos caballos de Niaux y los trazos grabados en el de El Linar. indeterminado.4 cm. Se conserva únicamente lo que parece ser 2 Aunque utilicemos reiteradamente el término decoración para aludir a los grabados sobre discos o rodetes. El rodete apareció en el nivel B. El pelaje y el volumen se han representado por una sucesión de trazos simples. probablemente en escápula. bien diferenciado de la cola. demostrando que su autor era un hábil grabador. en sus bordes superior e inferior. técnica. Solutrense y E. y. B y C. a unos 60 metros de la entrada. se refuerzan con otros más cortos intercalados regularmente para sombrear y dar volumen. también. 1 y 2). pitones trabajados de asta de ciervo y colgantes sobre canino y conchas. ni que estos sean objetos de adorno: estamos convencidos de su uso y valor simbólico trascendente y no ornamental en sentido estricto. que muestran un canon y una representación del pelaje similares al caballo de El Linar3 (Fig. más profundos para resaltar el contorno exterior y mucho más sutiles para el relleno interior. para su divulgación en una exposición temporal en el museo. se representa así el cambio de tono que puede haber en la capa. decoración2 y localización en la Cornisa Cantábrica (Figs. finos. especialmente los identificados con los números 74 y 100 (Clottes. habiéndose calculado un diámetro de 6. En el año 2005 revisamos el registro gráfico parietal y realizamos varios sondeos que han proporcionado un conocimiento preciso del relleno sedimentario y de su contenido arqueológico.440 ± 70 y 15.030 ± 60 B. D    L El fragmento de rodete de la cueva de El Linar es una pieza singular. El caballo es de gran calidad técnica. azagayas. . deseamos hacer constar que no consideramos que estos grabados sean solo adorno ni ornato del rodete. Entre la grupa del caballo y el borde del rodete asoma una figura de difícil definición por su falta de claridad y por estar afectada por la fractura del objeto. En todo caso.7 × 0. El mismo carácter ostentan los caballos dibujados en negro del Salon Noir de la cueva de Niaux. hechos con seguridad que. que no duda ni vacila en el dibujo y que reproduce fielmente los detalles anatómicos mediante la combinación de trazos de diferentes intensidades. y la parte conservada mide 5. Se encontraron hogares y abundantes restos de ocupación humana como malacofauna. en estado original. Magdaleniense inferior. Realizamos la composición que aparece recogida en la figura 3. macrofauna. en el rango de otros rodetes excepcionales. tamaño. D. La cara A presenta la parte de una figura grabada correspondiente a los cuartos traseros de un caballo. o el del antropomorfo atacado por el oso de Mas d’Azil (Ariège).AA.3 × 2. como el de La Tulière (Dordogne) de 6. de cronología holocena. entre el flanco y el vientre (el característico despiece en forma de «M») que tan característico es de algunos caballos y de todos los Prezewalski. con aporte de clastos decimétricos caídos del techo por gelifracción. Es una medida mayor de lo habitual. 2425. en el que se identificó un potente registro formado por cinco niveles: A. en la segunda sala. Está realizado en hueso. por sus dimensiones. de 7. (VV. 1996: 273).P. entre estos y el límite del rodete aparece parte de otra figura de difícil interpretación.8 cm.DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS… 163 arbitrarias pequeñas catas antiguas dispersas por su superficie. La excavación descubrió un yacimiento arqueológico al interior de la cavidad. sirve para reflexionar a partir de las similitudes y diferencias de tema. Esta disposición a modo de flecos reproduce el pelo mas largo y tupido correspondiente a ciertos caballos o a su capa invernal. cronología y estilo entre estas figuras separadas por más de 500 km. de sedimento terrígeno. 3).8 cm. varillas. el gusto por el detalle naturalista se aprecia también en la representación del maslo.. soporte. industrias líticas sobre sílex de excelente factura. VELEIA.3 cm. Ha sido datado por C14 AMS (Groningen) entre 14.

FATÁS F . F . P. R. LASHERAS. MONTES.A. VELEIA. Detalle del pelaje. RASINES. 2425. Rodete de la Cueva de El Linar. DE LAS HERAS. caras A y B. 20072008 .164 C. J. Rodete de la cueva de El Linar. P.

4). 20072008 . un motivo frecuente y reconocido en toda Europa en estos objetos. Hemos elegido el término «radial» por ser el acuñado por Barandiarán (1968) en su sistematización de los rodetes paleolíticos. junto al borde. bien durante el proceso de recorte. incluso con un dios solar. casi heptagonal. Se superponen otras líneas. y seguir su proceso de trabajo y elaboración. 1935). Precisamente este sentido de minuciosidad se aprecia también en el ya aludido rodete del hombre atacado por el oso hallado en la cueva de Mas d’Azil (Fig. 9). se aprecian una serie de rayas que dibujan una línea poligonal de siete segmentos. y se encuadraría dentro del subtipo IIE de Barandiarán (1968). que podrían identificarse —con cierta duda— como el vientre y patas anteriores y posteriores de un animal. con su pelaje realizado con todo detalle y minuciosidad. D       L A Apareció en el nivel B del yacimiento de la segunda sala. como si se tratara de un caballo o de un ciervo inconcluso o abocetado.1). Estos trazos están cortados en algunos puntos por el contorno del disco.DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS… 165 una cabeza terminada en un hocico afilado. la similitud se extiende a la figura que se encuentra sobre los cuartos traseros del caballo de El Linar. el cuidado y minuciosidad con el que se han grabado las figuras y la coexistencia de una figura antropomorfa con otra de animal. se encuentran más próximos a esta imagen (Fig.2 cm.5 cms y su espesor de 0. La relación entre ambos objetos puede establecerse basándose en tres aspectos diferentes: las dimensiones. 2004). y también en otras cuevas como Los Casares (Guadalajara) (Balbín y Alcolea. En la cara B hay una serie de pequeños trazos grabados que corresponden al proceso de elaboración y recorte del disco. portando también decoración figurativa. 1971). que recuerda especialmente a la cabeza de este antropomorfo. Está perforado y grabado en ambas caras (Figs. cuya relación más directa podría establecerse con las cabezas fantásticas de algunos antropomorfos del arte rupestre y mobiliar. 1992). su diámetro es de 4. secantes al círculo. El estudio de las marcas y de las superposiciones en ambas caras ha permitido identificar la secuencia de trabajo y decantar los trazos propiamente técnicos de los motivos decorativos. con la indicación de un ojo. está realizado en hueso (como el anterior. en el plano iconográfico. y presenta un excelente estado de conservación. 2425. probablemente una escápula). Está grabado por ambas caras a base de líneas radiales. a regularizar y pulir su forma circular. distingue al rodete de El Linar de otros similares que. Es un disco imperfecto. En Francia este tipo es denominado «rayonnante» y ya Piette lo relacionó de forma abusiva con la representación de los rayos del sol. así como en el rodete de Mas d’Azil (Ariège) o en el canto grabado de La Madeleine (Dordogne) (Leroi-Gourhan. 9. a excepción de la muesca perdida junto al borde. en el que el instrumento utilizado para ello mordió VELEIA. La excepcional calidad artística del caballo. resultado de trazar la unión de los vértices de un polígono inscrito en la parte más ancha y consistente del omóplato. paralelos y equidistantes. por citar solo algunos de los ejemplos que. Este rayado. con predominio del contorno sobre el modelado interior (Fig. en el que la figura humana tiene la silueta cuidadosamente bordeada internamente por trazos cortos. hasta ocho seres de este tipo (Breuil y Obermaier. finalmente. responde al proceso de abocetado sobre la matriz ósea para su posterior recorte y extracción antes de proceder. En la cara A. 5 y 6). grabadas con trazo más profundo. pues ambos son superiores al tamaño habitual de los rodetes. muestran sin embargo diseños más escuetos. y de reiterar los trazos hasta seccionarlo. Abauntz (Navarra) (Utrilla et al. Formalmente podría ponerse en relación con las existentes en el Gran Techo de Altamira donde aparecen grabados. en la periferia o incluso en el interior de otras figuras.

100 de la cueva de Niaux (Ariège. El grabado del rodete ha sido reforzado digitalmente. F . RASINES.A. MONTES. VELEIA. P. LASHERAS. DE LAS HERAS. P. Composición recreando las similitudes estilísticas entre el caballo del Linar y la fig. 2425. 20072008 . Detalle de algunas cabezas antropomorfas representadas en el arte rupestre y mobiliar francocantábrico. J. FATÁS F . R.166 C. Francia).

228 del Musée des Antiquités Nacionales de Paris —MAN—. caras A y B.844 y 74. como los encontrados en la cueva de Mas d’Azil (Ariège) (n. Passemard. que tienen un perímetro anguloso consecuencia del mismo proceso de manufactura aún sin terminar.º 74. durante la regularización final y pulido del canto. fig. Newcomer (1977: 296) describe un procedimiento experimental de este tipo para encajar inicialmente el disco en el omóplato mediante el grabado de trazos poligonales VELEIA. Chollot. 2425. F . Este mismo proceso de trabajo se atestigua en otros rodetes.º 47. Rodete de la Cueva de Las Aguas. 20072008 . 1944. planche XXV. Rodete de la Cueva de Las Aguas. caras A y B.845 del MAN. algunas de estas líneas. o posteriormente a la extracción. 2). 1980: 291) o los de Isturitz (Oxocelhaya) (n.DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS… 167 F .

cuatro de las cuales contienen el motivo radial. Los radios de las dos caras resaltan claramente sobre el resto de los grabados y marcas por ser un surco ancho. 1991: 64). formando aproximadamente un segmento circular. Barandiarán (1968) identificó dos tipos básicos. LASHERAS. DE LAS HERAS. El rodete de El Linar. en el que se aprecian también varias líneas secantes (Ladier. cuando no de una misma mano. Schwendler (2005). Llonín. Su superficie está suavizada por frotamiento o roce causado por su uso continuado. Solo los rodetes de la Viña. La cara A presenta como decoración seis radios. D       Los rodetes han sido sistematizados a partir de su decoración. La presencia de estos objetos en la Península Ibérica es muy escasa. dos de ellas con radios centrales y otros dos con radios periféricos. P. con su caballo grabado. todos en la Región Cantábrica4. procedente de las excavaciones de Victor Brun en 1865 (Fig. La perforación del disco fue una tarea previa a la realización de la decoración. es decir. 7). MONTES. 8). según estén perforados o no y 12 variantes decorativas. Siguiendo la secuencia de trabajo de la cara B. ha estudiado las decoraciones en función de su localización central o periférica sobre cada una de las caras decoradas. una vez se ha procedido al recortado y posiblemente a la regularización del borde en la cara A. Lo mismo podemos decir para el rodete del Abri Plantade (fig. Sobre este dibujo se trazaron cinco líneas radiales realizadas a partir del orificio. 2425. se ha dibujado en la parte central de la pieza una figura formada por una línea curva cerrada sobre una recta casi diametral. 20072008 . Son piezas con una similitud técnica y artística tal que forzosamente deben proceder de un mismo ámbito geográfico. incluyendo ambos el segmento circular que no se encuentra en ningún otro ejemplar. P. con un acabado más depurado y disposición más regular que los de la cara B. 1968: 14) VELEIA. El paralelo más directo para el rodete de la cueva de Las Aguas lo hemos encontrado en el Abri Plantade (Bruniquel.168 C. J. Tarn-et-Garonne). Bolinkoba y Aitzbitarte IV fueron calificados por Barandiarán como «atípicos» (Barandiarán. que las corta. lo que indica que el trabajo se ha realizado por las dos caras. 8). Ambos objetos presentan las mismas marcas perimetrales de carácter técnico y el mismo tipo de decoración. sería la cara interna de la pieza mientras que la cara B —sin este frotado— sería entonces la parte visible del objeto. se ha comenzado por trazar varias líneas que la atraviesan transversalmente sobre las que se ha apoyado el perforador para hacer la perforación central. añadiendo una variante de dispersión geográfica. después de trazar el haz de líneas transversales y de realizar la perforación. ya que ni los radios de ambas caras ni la forma «en arco» (descrita mas adelante) están seccionados por el agujero central. 1991). Blott y Cattelain (1991) inciden en este aspecto estableciendo once tipos de decoraciones. Creemos que. También Bellier. que tiene incluso la misma disimetría. aunque sin tocarlo. RASINES. creado por el paso reiterado del instrumento grabador sobre el hueso. es el único con decoración figurada 4 Los de las cuevas de La Paloma. En la cara B (Fig. R. Esto permite afirmar que la figura del segmento circular fue el elemento más característico y relevante del objeto.A. El Linar y Las Aguas pueden clasificarse con propiedad en esta categoría. FATÁS de referencia. Este orificio presenta un aspecto pulido y una sección ahusada. No nos parece relevante el supuesto desfase cronológico que existiría por la atribución al Magdaleniense superior dada al rodete francés a mediados del siglo  por su hallador (Ladier y Welté. la secuencia de trabajo ha continuado desde la cara opuesta.

DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS… F . detalle de los grabados de la cara B. Rodete de Las Aguas. 20072008 169 . Rodete del Abri Plantade (Bruniquel. VELEIA. 2425. 1991). F . según Ladier y Welté. Tarn et Garonne .

20072008 . FATÁS conocido en la Península Ibérica.170 C. en este conjunto encontramos representaciones de mamut. o del valle de l’Aveyron (Montastruc) (Fig. MONTES. presentan una distribución geográfica más amplia que abarca F . DE LAS HERAS. en todos los casos su cronología se restringe al Magdaleniense medio. Rodetes con decoración naturalista procedentes de yacimientos franceses. las decoraciones radiales. caballo. La Tulière. R. LASHERAS. como tema único o combinado con círculos concéntricos o festones en los bordes. reno. cabra y una representación antropomorfa (Mas d’Azil). Por su parte. VELEIA. 9). de la Dordoña (LaugerieBasse. P. Hasta el presente. oso.A. toro. J. la figuración naturalista estaba circunscrita a yacimientos de la vertiente francesa de los Pirineos (Isturitz. P. RASINES. Enlène. bisonte. 2425. Raymonden-Chancelade). Mas d’Azil).

Francia y Europa central y del este.P para el primero de ellos y entre 14. asta. a pesar de que existen rodetes desde el Auriñaciense hasta el Magdaleniense superior.030 ± 60 B. dentro de lo que habitualmente se VELEIA. y 15.420 ± 70 B.P para el segundo. 1991). 10). 2425. 20072008 .040 ± 60 B. Rodetes con decoración geométrica procedentes de Asturias. sur de Francia y Alemania. En cuanto a su cronología. el 90% son atribuibles al Magdaleniense (Bellier et al. la Península Ibérica (Asturias y Cantabria).DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS… 171 F . y están realizados en hueso.440 ± 70 y 15.P. piedra. Los de El Linar y Las Aguas proceden de niveles datados entre 14. azabache o lignito (Fig. marfil.

intensidad o reiteración. R.P. por otros estudios arqueológicos específicos como el de las materias primas y por la procedencia de las conchas descubiertas en los yacimientos. y. similar al dibujo naturalista a lápiz. Laugerie-Basse.4) y el del abrigo de Montastruc (Bruniquel) con una cabra y decoración radial sobre la misma cara del objeto.P.659 ±100 B. salvo en dos excepciones: el magnífico rodete de la Cueva de Enléne (Begouen et al. Las convergencias apreciadas entre las piezas cantábricas y las de diversos yacimientos franceses refuerzan la idea de la existencia de conexiones a larga distancia. decoración geométrica y figurada son excluyentes. Los rodetes con decoración naturalista son auténticas obras de arte por su técnica artística depurada. Todo esto revela de forma evidente.300±150 B. 1988) que ofrece un bisonte grabado en una de sus caras y en la otra decoración radial (Fig. excluyentes. P. se solapa con el inicio del Magdaleniense medio francés. y se crean las calidades. en general. anchura y frecuencia: con estos parámetros se define el contorno de la figura.940±125 BP y 12. Este periodo. para Gönnersdorf ). 20072008 . Madeleine. DE LAS HERAS.172 C. Los rodetes geométricos. Como característica habitual. 2425. y se alcanza un notable virtuosismo en el uso de los trazos en función de su longitud. Le Portel o Montastruc. se dispone de un contexto arqueológico bien definido que asegura una cronología de Magdaleniense medio. como el de la Cueva de Las Aguas. C Los rodetes enriquecen el repertorio mobiliar de la cornisa cantábrica. J. P. LASHERAS. En el ejemplar de El Linar. que parece desarrollarse a partir de 14. los trazos de los radios pueden ser múltiples y superponerse entre sí o simples. son obras aparentemente menos cuidadas o esmeradas. como en Badégoule. 10. RASINES.A. Además del intrínseco valor arqueológico y artístico. La Viña tiene dataciones entre 13. afectando a su distinto significado. Isturitz. para Petersfels y de 12. en sus fases más recientes. MONTES. siendo atribuidas todas las centroeuropeas al Magdaleniense superior. Rodetes con decoración geométrica (radial en buena parte) se han descubierto en Alemania (con dataciones entre 12. como creaciones plásticas y simbólicas que son.P. y el volumen correspondiente a las formas naturales. la existencia de cierta ecúmene Magdaleniense. la figura destaca sobre el fondo. y 13. a partir del hallazgo de piezas de industria ósea y arte mueble lo suficientemente diagnósticas como para ofrecer paralelos indiscutibles con otras zonas lejanas. en ausencia de dataciones absolutas. que no se generaliza de nuevo en Europa hasta el dibujo y grabado renacentista.910 ± 105 B. por su composición.P. los detalles. en los últimos años. sin superposiciones ni añadidos. siempre llena de equilibrio y limpieza y por su carga simbólica iguales a los más destacables ejemplos del arte mueble y el arte rupestre.360±190 B.600 B. Gourdan. de modo que la Cornisa Cantábrica estaba plenamente integrada en esta red de relaciones sociales y culturales. En alguna ocasión se complementa el campo figurado enmarcándolo con trazos geométricos en el borde. También en Francia las piezas con decoración radial se encuentran en contextos de Magdaleniense medio.P. a veces sin regularidad o simetría en su disposición. fortalecen las hipótesis relacionadas con la existencia de una comunidad cultural magdaleniense y con la movilidad de los grupos humanos durante el Paleolítico superior. en Suiza (Kesslerloch) y Tchéquia-Moravia (Cueva de Krizova). Se trata de una técnica artística. las luces y sombras. Lo anterior viene demostrándose. al rango social (diferencia difícil de apreciar en las bandas VELEIA. Abstracción geométrica y figuración son. FATÁS viene denominando el Magdaleniense inferior cantábrico. en el caso de Llonín. al portador (hombre-mujer ¿?). Estas diferencias técnico-artísticas y gráficas permiten plantear como hipótesis que ambos tipos de representaciones respondan a realidades igualmente diferentes.

Imágenes y adornos en el arte portátil paleolítico. C. Los autores quieren agradecer su colaboración a Alfredo Prada y José Luis Gutiérrez Sáez. —. en L’Anthropologie.A. Su decoración geométrica o figurada excluyente. B. . B. en Zephyrus XLI-XLII. B A  R. Pocos objetos o figuras del arte paleolítico presentan una identidad como la que corresponde a los rodetes de Las Aguas y del Abri Plantade y. J. lejos de un sentido unívoco. 96 2/3. R. « La rondelle au bison d’Enlène (Montesquieu-Avantés. R.. B. Col. G. hace pensar que les corresponde a cada uno de estos dos tipos distinta significación y un uso selectivo y. el muy distinto grado de esmero (pese a su forma común de disco perforado). H. H. El Principito) . Colloque XIV. solo un mismo autor vería ante el mismo dibujo la misma representación y no otra..maltamira@mcu.  . vol. Nice (1976) B. 1988-89.. S.P. F.) Fiches Typologiques de l’industrie osseuse préhistorique. UISPP. H. Cantabria. en C-F. C. « La grotte de Los Casares et l’art paléolithique de la Meseta espagnole ». (Dir. IX Congr. « Art mobilier cantabrique : styles et techniques ». 1968. 20072008 digiere un elefante. a la línea curva irregular.Chêne.J. que no sombrero ni otra cosa. Mónaco. G. (Véase A. Bonn 5 Solo un mismo autor representaría lo mismo de forma idéntica.DOS RODETES PALEOLÍTICOS PROCEDENTES DE LAS CUEVAS DEL LINAR Y LAS AGUAS… 173 de cazadores-recolectores prehistóricas. Ariège) ».es. I. S. 2425. Ariel Prehistoria. B. investigacion. 1991. en Ampurias.. como en este caso. en particular. Mas d’Azil o Isturitz se han descubierto rodetes con decoraciones geométricas o naturalistas). Les Cavernes de la Région Cantabrique. C   H R M B J A. 1911. R. en Quartär 27/ 28. J. España. Al redactar este artículo hemos recordado a la «… serpiente boa que VELEIA. B. Pocos objetos o figuras de distinto yacimiento nos hacen pensar.. de Saint Exupéry. vol. P. A. « Fiche rondelles ». en : L’art préhistorique des Pyrenées [catálogo de la exposición celebrada en el Musée des Antiquités Nationales de Paris en 1996].: 1-37. PP : 19 y ss. Publications de l’Université de Provence B.. : 397-452. al menos en lo que respecta al área franco-cantábrica en la que han coexistido ambos tipos de decoración. . C. 39330 Santillana del Mar. de tal manera que su uso estuviera regulado por diferentes criterios.. L. pero bien conocida en los cazadores-recolectores actuales). aunque existan … siempre estas personas que tienen necesidad de explicaciones». con idéntica disimetría y la misma inflexión del trazo en ambos casos. L P R P F M Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira. cahier IV : Objets de parure. Barcelona —. pp. XXX. L’Art mobilier au Paléolithique supérieur et ses liaisons européennes. 2006. imprenta V. 1999. algunas veces en el mismo yacimiento (en Laugerie-Basse. 1977. «Rodetes paleolíticos de hueso». a identidades de grupo o responder a otras intenciones y circunstancias. probablemente excluyente. éditions de la Réunion des Musées Nationaux. para ciertos individuos o para determinadas circunstancias simbólicas. 1992. La distribución de los rodetes señala ámbitos culturales afines. Barcelona. pp. en la obra de una misma persona5. J. « Die rondelle des Magdalénien-Fundplatzes Gönnersdorf ».

. «Sobre un rodete perforado magdaleniense de Llonín». 1977. en W  L (Eds. E. J. MONTES. F. en Badische Fundberichte. LASHERAS.. P. Actes de la Table ronde sur le Paléolithique supérieur récent de Angoulême. 1990. P. Grenoble VV. XXXI. C. série Préhistoire de Europe. D . F P. Colloques Internationaux du CNRS n. W. 2005/ 06. en Paléo n. En Art des objets au paléolithique. E. V. Londres. D L. en Archives de l’Institut de Paléontologie Humaine. P.A.R. V.AA. J. en Homenaje a Jesús Altuna. M. Art et Société : Revue de la Société Préhistorique Ariège Pyrénées. R. O. 2004. La Caverne d’Isturitz en Pays Basque. 1990. Foix.H.3 du Congrès de la UISPP. Liège 2001. P.. 1991. En Eraul 107. L. A. S. H. pp. Presses Universitaires de France. D. . « La vallée de l’Aveyron. Franz Steiner Verlag. M. A. « L’art mobilier paléolithique du Quercy : inventaire chronologique ». Le paléolithique en Tchéquie et en Slovaquie. Actes du colloque 8. 13. vol. Mémoire 7 —. G.A. «El proyecto científico Los Tiempos de Altamira: primeros resultados». pp.: 143-159. . Editions Jérôme Million. M. M. Les Eyzies-de-Tayac. H. pp. « L’art pariétal et la séquence archéologique paléolithique de la grotte de Llonín (Peñamellera Alta. 51-75. Mémoires de la Société Préhistorique Française. A. 2005. en Archives de l’Institut de Paléontologie Humaine. K. R. G. . Valencia —. C. Citadelles & Mazenod. M. C. 1993. de Bruniquel à Fontalès : nouvelles observations ». F. N. O. J. L’art préhistorique des Pyrénées. F.000 a C: un lenguaje común». «Trabajos recientes en los valles del Nalón y del Sella». : 7-29. (Dir. M. « Les objets de parure de la vallée de l’ Aveyron ». Collection l’Homme des Origines. : 199-218. V. en Bulletin de la Société Méridionale de Spéléologie et de Préhistoire.º 5. en Archivo de Prehistoria Levantina. Actes des Colloques du Patrimoine. . L-G.ª C. en Méthodologie appliqué à l’industrie de l’os préhistorique. Espagne) ». A. «Europa 16. 1980.: 105 y ss. S-P.) : Industrie osseuse et parures du Solutréen au Magdalénien en Europe. 8 N. 2004.C. R. « Magdalenian perforates bone disk in geographic and social context ». Les origines du graphisme symbolique. Editions de la Fondation Singer-Poliganac. P. Colloque International Foix-Le Mas d’Azil. E.. 1936.. Musée des Antiquités Nationales VELEIA. P. XXXIX S. «Die jungpaläolithische Höhlenstation Petersfels im Hegau (Gemarkung Bittelbrunn. M. 20072008 . RASINES. 1970. Tome LIX. « Experiments in upper palaeolithic bone work ». San Sebastián.A.. R. Konstanz)». Wiesbaden B. L. Sociedad de Ciencias Aranzadi. 1996. en La Materia del Lenguaje Prehistórico. . S. H. I : L’art mobilier et son contexte. R. pp. Munibe vol. M. C. R V.. n. Ed. P.. . 1944. C. Madrid C.º 3. F M. F T. 57.ª S. J. en D. S. 193). W. Asturies. 1987. H. M. G M. W.3.500-14. R A.M. DE LAS HERAS. La Préhistoire de l’Art Occidental. M. Mammut-und pferdedarstellungen von Gönnersdorf. Paris C.174 C.. 1971. E.) : Art mobilier du Paléolithique supérieur en Europe Occidentale. La grotte d’Isturitz II: Le Magdalénien de la Grande Salle. R. 2425. Ldkrs. A. en Préhistoire. (1980). pp. « L’art mobilier sur pierre du versant sud des Pyrénées : Les blocs gravés de la grotte d’Abauntz ». Paris. pp: 191 y ss.º 568. A catalogue of Palaeolithic art in the British Museum. U. 2004. L. . R-O. Paris. M. . FATÁS B. 95 y ss. Paris. La cueva de Altamira en Santillana del Mar. De(1930: La Grotte d’Isturitz I: Le Magdalénien de la Salle de Saint-Martin. L. 1987. J. M. vol XX. pp.. 1971. . Paris. en Colloque Internacional d’Art Mobilier Paléolithique. 1996. L. . Mémoire 17 S.

Related Interests