You are on page 1of 13

CRÓNICA DE LA POLÉMICA Y

CONTROVERSIAS CON MOTIVO DE LA
PUBLICACIÓN DEL DSM-5

PSICÓLOGOS DE REINO UNIDO MUESTRAN SU DESACUERDO CON EL
DSM-V
El pasado 9 de febrero de 2012, se
publicó en la revista The Guardian, en
su versión online (ver artículo), un
interesante artículo sobre la opinión de
los psicólogos y psiquiatras del Reino
Unido, acerca de la nueva versión del
Manual Diagnóstico y Estadístico de los
Trastornos Mentales (Diagnostic and
Statistical Manual of Mental Disorders DSM-V).
Según esta publicación y otras notas
recientes publicadas en diferentes
medios de nuestro país, los expertos
advierten que la ampliación de
diagnósticos que se va a hacer en el
DSM-V, va a provocar que miles de
personas sean etiquetadas como
"enfermos mentales" a causa de
comportamientos que en realidad se
consideran "normales".
Hemos de tener en cuenta que la última versión de este manual, el DSM-IV,
se utiliza para la investigación en todo el mundo y tiene una gran
influencia, por ejemplo, en las nomenclaturas que las empresas
farmacéuticas utilizan para diseñar los fármacos destinados a tratar estos
diagnósticos. Es más, la influencia del DSM es singularmente fuerte en
Estados Unidos, donde el sistema de salud privada requiere de un
diagnóstico reconocido por dicho manual para que el paciente pueda ser
reconocido legítimamente como enfermo y así poder acceder a cualquier
tratamiento.
Entre las etiquetas que más preocupan, en el caso de que el DSM-V se
publique en mayo, están, la timidez de los niños o la incertidumbre sobre el
género. Además, la soledad podría derivar en un trastorno depresivo
crónico o un violador en serie podría ser considerado un enfermo mental,
teniendo en cuenta un diagnóstico de "trastorno coercitivo parafílico".
El profesor Nick Craddock, psiquiatra en Cardiff y director del Centro
Nacional de Gales para la Salud Mental, declaró a The Guardian que:
"Alguien que está desolado puede necesitar ayuda, e incluso un
tratamiento psicológico, pero no necesita una etiqueta que diga que tiene
una enfermedad mental. Creo que una gran parte de los psiquiatras del

is used in research worldwide. A petition condemning the new manual circulated by psychologists in the United States attracted 11. warn UK experts Hundreds of thousands of people will be labelled mentally ill because of behaviour most people would consider normal. last revised 12 years ago. En relación con la postura de los psicólogos británicos. including some that the psychologists say should not exist. "la violación es un delito y no necesariamente debe ser considerada como un trastorno. The Guardian. "las revisiones sólo pueden hacer de un sistema diagnóstico malo. said: "Somebody who is bereaved might need help and even counselling. given a diagnosis of paraphilic coercive disorder. en el que se describe cómo Daniel Carlat. if a new edition of what has been termed the psychiatrists' diagnostic bible goes ahead. profesor de psicología clínica y director del Instituto de Psicología de la Universidad de Liverpool. Professor Nick Craddock. and so could unhappiness following bereavement. However. experts are warning. En su opinión. psiquiatra americano. Under the DSM-4. the DSM's influence is uniquely strong in the United States. Según comenta Peter Kinderman. y atribuye. Thursday 9 February 2012 22. an updated version of the Diagnostic and Statistical Manual that categorises every type of mental disorder. consultant psychiatrist in Cardiff and director of Wales' National Centre for Mental Health. A serial rapist could be classified as mentally ill. otro peor". DSM-4. in naming conditions that pharmaceutical companies devise drugs to treat. este profesor no está de acuerdo con diagnósticos como el trastorno negativista desafiante o el trastorno coercitivo parafílico. se muestran escépticos acerca del DSM-V". where the private healthcare system requires a diagnosis recognised by the manual for the patient to be considered legitimately ill and be reimbursed by the health insurer for any treatment. Además. Psychiatrists and psychologists in the UK are speaking out against the publishing of DSM-5. I believe that a large proportion of psychiatrists in the UK and Europe are sceptical about DSM-5. a los intereses de las empresas farmacéuticas.Reino Unido y Europa. a ese mismo medio." . children who argue and refuse to obey parents can be classified as having oppositional defiant disorder. for example. Infocop ha publicado un artículo recientemente (ver artículo completo). ya que puede dar excusas para ese comportamiento". el crecimiento exponencial de diagnósticos. but they did not need a label saying they had a mental illness.000 signatures. and has an influence. hace una dura crítica al DSM. Among the anxieties to be labelled mental disorders if DSM-5 is published in May by the American Psychiatric Association are shyness in children and uncertainty over gender. Loneliness could attract a diagnosis of chronic depressive disorder. Its predecessor.31 GMT Psychologists fear US manual will widen mental illness diagnosis Mental disorders listed in publication that should not exists.

was always "hugely problematic". he said. En concreto. psychiatry also recognizes that there are real and discrete disorders of the brain that cause mental disorders and that can benefit from treatment. Asimismo. What is termed "oppositional defiant disorder" is dubious. professor of clinical psychology and Head of Institute of Psychology at the University of Liverpool. The diagnostic approach. ha decidido elaborar una “Declaración pública de Preocupación por la próxima publicación del DSM-5” con el fin de advertir tanto a los profesionales de la psicología.Peter Kinderman. dad' repeatedly to me. In response to criticism from the British Psychological Association last year. by definition my children are ill. la División 32 de la APA (American Psycological Association –Asociación Americana de Psicología). said: "The proposals in DSM-5 are likely to shrink the pool of normality to a puddle with more and more people being given a diagnosis of mental illness. acerca de las limitaciones ." Til Wykes. A este respecto. y apoyado por la División 32 de la APA-. se cuestiona la fiabilidad de las categorías diagnósticas y se critica que el borrador no haya sido sometido a un proceso de revisión externa." He also disagreed with the label of paraphilic coercive disorder: "In my view.000 firmas. dirigida a la Asociación Americana de Psiquiatría. cuya publicación se prevé para mayo de 2013. vice-chair of the DSM-5 task force. Darrel Regier. Por este motivo. el pasado mes de octubre de 2012. Tal y como Infocop ha venido informando." The American Psychiatric Association strongly defends DSM-5. y apoyado por más de 50 organizaciones de Salud Mental. It gives people an excuse for that behaviour. professor of clinical psychology at Kings College London. llegando a insinuar que este hecho podría estar asociado a la ampliación de las categorías diagnósticas del nuevo manual. said the revisions "could only make a bad system worse". no ha logrado que la Comisión nombrada por la Asociación Americana de Psiquiatría reforme el borrador del DSM-5 antes de su publicación. Este escrito –respaldado con más de 14." Graves limitaciones del DSM-5: acciones de la APA La American Psychiatric Association (Asociación Americana de Psiquiatría) está ultimando la quinta versión del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales). a los medios de comunicación. elaboró una “Carta Abierta al DSM-5”. esta nueva versión ha recibido numerosas críticas que ponen en duda la seriedad y rigurosidad del DSM5. rape is a crime and should not necessarily be regarded as a disorder. advirtiendo de los principales problemas asociados a los cambios que incluye la nueva versión del DSM. a tick-box list of symptoms leading to a label. wrote: "While we agree that human feelings and behaviors exist on a spectrum that contains some overlap of normal reactions to disease states. el Comité Internacional de Respuesta al DSM-5 –formado por representantes de varias organizaciones de Salud Mental. o DSM-5. algunos profesionales han señalado la existencia de graves conflictos de intereses entre muchos de los expertos que trabajan en su elaboración y las industrias farmacéuticas. el Consejo General de la Psicología (COP)-. he said: "Since my children say 'no you are an idiot. entre ellas. y solicitando tanto una reforma como una revisión empírica externa de dicho manual. como a los pacientes e incluso." he said.

infocoponline. que este esfuerzo ayude a fomentar un diálogo internacional sobre los problemas asociados a este manual y las posibles alternativas.que presenta el DSM-5. tanto en la Carta abierta como en la Declaración. Para ver la Declaración pública de preocupación. y esperando. mostrando su acuerdo con la postura mantenida por éste. pincha el siguiente enlace: www.es/pdf/Declaración. ha reiterado su apoyo al Comité.pdf . El COP.

el NIMH ha informado que a partir de ahora financiará de manera preferente aquellas investigaciones que no se ajusten a la clasificación DSM: “En el futuro. . Esta postura se ha hecho pública tan sólo unos días antes de que se lance al mercado el nuevo manual diagnóstico DSM-V de la Asociación Americana de Psiquiatría. cuya elaboración no ha estado exenta de polémica.DSM).ha anunciado que dejará de hacer uso de la clasificación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders .8/mayo/2013 El National Institute of Mental Health de EE. en vez de solamente aquellos que cumplan estrictamente los criterios para el trastorno depresivo mayor”. Tal es el caso de la Asociación Americana de Psicología. las ciencias cognitivas y otros datos fisiológicos.para empezar a desarrollar un sistema mejor ¿Qué significa esto para los solicitantes? Los ensayos clínicos deberán tener en cuenta a todos aquellos pacientes con estados de ánimo clínicos. que ha sorprendido al mundo de la investigación y al público en general. El director del NIMH. incluido el Consejo General de Psicología de España. ha señalado en una nota de prensa que esta decisión ha sido tomada dado que el DSM carece de validez y que “los pacientes con trastornos mentales se merecen algo mejor”. tal y como hemos ido informando a través de Infocop.UU. y considerada la mayor proveedora de fondos de investigación en salud mental de todo el mundo . El fin último del NIMH es el desarrollo de un nuevo sistema de clasificación de los trastornos mentales.UU. la ruptura del NIMH con el DSM supone un importante varapalo para la Asociación Americana de Psiquiatría. Thomas Insel. vamos a apoyar los proyectos de investigación que consideren más ampliamente las categorías tradicionales . Para ello ha puesto en marcha el proyecto Research Domain Criteria (RDoC) que pretende recopilar información procedente de la genética. Este posicionamiento reafirma aún más el rechazo de numerosas instituciones vinculadas a la salud mental hacia las categorías diagnósticas del DSM-V. que no se base en la agrupación de síntomas por consenso de expertos (tal y como se hace en el DSM). las pruebas de neuroimagen. conductual y social. para identificar e integrar los componentes vinculados a los síntomas de enfermedad mental. Como resultado de este posicionamiento. así como marcará el inicio de una nueva etapa en la comprensión de la naturaleza de los trastornos mentales. Si bien este enfoque también ha sido criticado por su carácter reduccionista y por no tener en cuenta otros factores decisivos de tipo ambiental.o que subdividan las categorías . cuya postura ha sido apoyada por más de 50 organizaciones de salud mental en todo el mundo. por ejemplo. abandona la clasificación DSM Infocop | 08/05/2013 5:54:00 El National Institute of Mental Health (NIMH) (Instituto Nacional de Salud Mental) – la agencia de investigación biomédica dependiente del gobierno de EE.

.

DSM) y elaborar una nueva clasificación diagnóstica basada en marcadores objetivos y biológicos. por lo que están sujetos a variaciones y sesgos.. la División de Psicología Clínica de la BPS advierte que estas formas de clasificación generan perjuicios en la práctica clínica. con respecto a los diagnósticos psiquiátricos funcionales. En dicho comunicado. (National Institute of Mental Health . Por consiguiente. la División de Psicología Clínica de la Asociación Británica de Psicología (British Psychological Society . la División de Psicología Clínica de la BPS realiza un llamamiento internacional para el abandono definitivo del modelo de “enfermedad y diagnóstico” en salud mental. trastorno bipolar. Además. juicios clínicos basados en la observación y la interpretación de la conducta y del auto-informe del usuario. trastorno de la personalidad. Calificado en varios medios de comunicación como “una acción atrevida y sin precedentes para un colegio profesional”. un suplemento de la revista The Guardian. pero son. The Observer. etc. hacia un sistema conceptual que no esté basado en un modelo de enfermedad”.NIMH) de dar la espalda a la clasificación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders . trastorno por déficit de atención.17/mayo/2013 La Asociación Británica de Psicología llama al cambio de paradigma en salud mental Tras el anuncio del Instituto Nacional de Salud Mental de EE.se presentan como una declaración objetiva de los hechos. predecir los resultados y proporcionar una base para la investigación. la Declaración de Posicionamiento sobre la clasificación de la conducta y la experiencia en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales – es el momento de un cambio de paradigma (Position Statement on the Classification of Behaviour and Experience in relation to Functional Psychiatric Diagnoses . en esencia. en el que se basan el DSM y el CIE. es necesario realizar un cambio de paradigma en relación con las experiencias a las que se refieren dichos diagnósticos. a través de una serie de artículos: Medicine’s big new battleground: does mental illness really exist? (Nuevo campo de batalla en la Medicina: ¿existe realmente la enfermedad mental?) y Psychiatrists under fire in mental health battle (Los psiquiatras bajo el fuego de la batalla en salud mental).Time for a Paradigm Shift). no hay que olvidar que “para que sea eficaz debe ser un sistema fiable y válido” y no ser objeto de continuas revisiones que “ponen en evidencia su falta de validez”. si bien la División de Psicología Clínica de la BPS reconoce que un sistema de clasificación resulta fundamental en medicina para facilitar la comunicación. el pasado 13 de mayo de 2013. seleccionar la intervención. En resumen. identificar la etiología. A este respecto. presenta limitaciones conceptuales y empíricas significativas. lo que limita su validez.BPS) aviva aún más la polémica mostrando su oposición a la aplicación del modelo biomédico para la comprensión de los trastornos mentales.UU. Con esta finalidad ha hecho pública. el llamamiento de la División de Psicología Clínica de la BPS ha causado un gran revuelo en el campo de la medicina y ha sido portada de una de las publicaciones de mayor impacto en el Reino Unido. manifestando que “es oportuno y apropiado afirmar públicamente que el actual sistema de clasificación diagnóstica. la División de Psicología Clínica de la BPS señala que los llamados diagnósticos “funcionales” –esquizofrenia. tales como la creciente medicalización de los problemas de ansiedad y del .

decantándose a favor de un enfoque multifactorial. Se puede acceder a la Declaración de la División de Psicología Clínica de la BPS en el siguiente enlace: Position Statement on the Classification of Behaviour and Experience in Relation to Functional Psychiatric Diagnoses . y tan sólo unos días antes de que se de a conocer el nuevo manual diagnóstico DSM-V. En su Declaración. en un intento de llegar a un entendimiento con todas las partes implicadas. la formulación psicológica y la intervención psicológica en el tratamiento de estos problemas donde la etiología psicosocial desempeña un papel crucial. al igual que lo hizo el NIMH la semana pasada. No obstante. entre otros inconvenientes. y la ciencia ha validado repetidamente la eficacia de la evaluación psicológica. y si bien tanto el NIMH como la BPS ponen en duda la utilidad de las actuales clasificaciones en salud mental. así como que tampoco pretende atacar a ninguna otra profesión sanitaria.Time for a Paradigm Shift . la División de Psicología Clínica de la BPS se posiciona a favor de la formulación psicológica (en vez del diagnóstico psiquiátrico) e insta a estrechar la colaboración entre los usuarios de los servicios de salud y los diferentes profesionales sanitarios para elaborar un sistema que tenga en cuenta el origen biopsicosocial del sufrimiento humano. y que reconozca la complejidad de las interacciones implicadas en la experiencia humana. que los trastornos mentales son trastornos biológicos -.comportamiento (cuyo impacto es mucho más grave en el caso de los niños y adolescentes). argumenta la División de Psicología Clínica de la BPS. sino a los modelos teóricos que se aplican en la comprensión de la naturaleza de los trastornos mentales. esto es. existen pruebas concluyentes de que el sufrimiento humano es el resultado de una compleja combinación de factores psicológicos y sociales. Por el contrario. las conductas y el malestar en todas sus manifestaciones”. la BPS considera que existe una clara justificación y necesidad para un cambio de paradigma en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales. la Declaración de la División de Psicología Clínica de la BPS siembra el revuelo en el mundo científico. la División de Psicología Clínica de la BPS aclara en su Declaración que “esta postura no debe interpretarse como una negación del papel de la biología a la hora de mediar y posibilitar las experiencias humanas. que contextualice el malestar y la conducta. Mientras que el NIMH (así como un creciente grupo de eminentes psiquiatras que tampoco apoyan estos sistemas de clasificación) continúa empeñado en seguir el modelo biomédico a toda costa – mediante la búsqueda de biomarcadores inequívocos y partiendo de una postura muy poco científica que asume como verdadero algo que todavía la ciencia tiene que demostrar. Finalmente. De esta manera. existe una crucial diferencia entre ambas entidades.

estamos inmersos en una época que él denomina como "el frenesí de los diagnósticos psiquiátricos" y que se evidencia en la constante incorporación de nuevos trastornos mentales en cada edición del DSM (manual de la Asociación Americana de Psiquiatría que establece los criterios de diagnóstico para todos los trastornos mentales). No obstante. lo que es más grave. en la década de los 80. La psiquiatría estaba especialmente interesada en introducir el modelo bioquímico de la enfermedad mental. donde se revisa la obra de Irving Kirsch. Hasta esa fecha. a pesar de los graves riesgos que conllevan. desarrollados en la etapa infantil. así como la nefasta influencia que ha supuesto la industria farmacéutica en la práctica de la psiquiatría. Robert Whitaker y Daniel Carlat (más información aquí) Daniel Carlat. aporta un interesante punto de vista sobre las causas y consecuencias de la incorporación de los psicofármacos en la psiquiatría. Carlat reconoce que la historia de la psiquiatría experimentó un notable cambio tras la introducción de los psicofármacos en la década de 1950 y su posterior expansión en la década de 1980. Por el contrario. hacia un modelo exclusivamente bioquímico.las revelaciones de un médico relacionadas con una profesión en crisis). fueron deliberados y promovidos por diferentes agentes que se beneficiaron de este cambio. pero también a otros grupos de interés. explica Carlat. Los intereses que motivaron el cambio de paradigma en la consideración de los trastornos mentales. se suscribía a la concepción freudiana de que la enfermedad mental tiene sus raíces en conflictos inconscientes. conocido psiquiatra de EE. no sólo en adultos. Con una asombrosa mirada crítica hacia la profesión a la que pertenece. sino. situando en el punto de mira a la Asociación Americana de Psiquiatría y a las compañías farmacéuticas. ya que la medicalización de la psiquiatría que este . en su obra titulada Unhinged: The Trouble with Psychiatry—A Doctor’s Revelations About a Profession in Crisis (Los trastornados: El problema con la psiquiatría. apoyados en la idea de que el trastorno mental está causado principalmente por un desequilibrio químico en el cerebro que puede ser corregido. En el momento en que se lanzaron al mercado los psicofármacos. esta teoría empezó a ser ampliamente aceptada por los medios de comunicación. la psiquiatría mostraba poco o escaso interés en los aspectos biológicos de la enfermedad mental. por lo general.DANIEL CARLAT Y LA ALIANZA ENTRE LA PSIQUIATRÍA Y LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA Infocop | 16/02/2012 6:32:00 Este es el cuarto y último artículo del monográfico titulado "Destruyendo los mitos sobre los diagnósticos y los psicofármacos en salud mental". Carlat considera que los esfuerzos realizados para cambiar el paradigma de la psiquiatría hacia un modelo bioquímico. con el consiguiente uso generalizado e indiscriminado de psicofármacos en estas edades.. y en el increíble aumento de diagnósticos de enfermedad mental.UU. 1. en niños y adolescentes. el público general y la profesión médica. Según detalla en su libro. Carlat explica los intereses que impulsaron el cambio en la conceptualización de los trastornos mentales.

argumenta Carlat. manifestó que el DSM-III representaba "una serie de decisiones atrevidas basadas en suposiciones. Las compañías farmacéuticas comenzaron a prodigar su atención y generosidad hacia este colectivo. identificándola. profesor de psiquiatría de la Escuela Médica de Harvard. con la finalidad de dar consistencia (o "fiabilidad") a este proceso. escuelas. La presidenta de la APA del año pasado. En un artículo de 1984 titulado "Las desventajas del DSM-III son mayores que sus ventajas" (The Disadvantages of DSM-III Outweigh Its Advantages) George Vaillant. el DSM-III se convirtió en la "Biblia de la psiquiatría". Carol Bernstein. El DSM-III. pasaron a ocupar el primer puesto en la intervención de la enfermedad mental -relegando a otros profesionales dedicados a la intervención en salud mental a puestos auxiliares-. Esto es una omisión sorprendente. comenzando a universalizarse su uso en todos los ámbitos: comunidad de psiquiatras. Gracias a estos cambios. al ser doctores en medicina y representar la autoridad legal para la prescripción de psicofármacos. sino. No hay citas de los estudios científicos que apoyan las decisiones. compañías de seguros. tribunales. prejuicios y expectativas". a diferencia de las dos anteriores ediciones del DSM. Robert Spitzer. situó a esta rama de la medicina a la altura del resto de especialidades médicas. ya que en todas las publicaciones médicas. para justificar el uso de fármacos psicoactivos. 5 síntomas de una lista de 10) para asignar el diagnóstico al paciente.. se desarrolló.. agencias gubernamentales y otros colectivos médicos. En palabras del propio presidente de la Asociación Americana de Psiquiatría en aquel momento: con el DSMIII se pretendía "dejar claro. la industria farmacéutica no tardó en ver las ventajas de formar una alianza con la profesión psiquiátrica. además de suponer un importante "lavado de imagen" de la psiquiatría. Tal y como señala Marcia Angell. ya sea artículos de revistas o libros de texto. a través de regalos. un nuevo modelo para establecer el diagnóstico de la enfermedad mental. es decir. científicos y autoridades reguladoras. a cualquiera que tuviera dudas.. Para ello. hospitales. Spitzer recibió críticas por situar en el grupo de trabajo del DSM-III exclusivamente a psiquiatras que "estaban de acuerdo con él" (tal y como el propio Spitzer manifestó a los medios) y recibió quejas sobre las pocas reuniones que convocó y su forma de trabajar poco coherente y prepotente. Con la introducción de los psicofármacos. Sin embargo. tal y como argumenta Carlat.) "para facilitar la concordancia diagnóstica entre los médicos. Este cambio coincidió en el tiempo con el proceso de elaboración de la tercera edición del DSM por parte de la Asociación Americana de Psiquiatría. de esta manera. se supone que las afirmaciones están apoyadas en las citas de estudios científicos publicados (. el responsable de la coordinación de este proyecto. que la psiquiatría es una especialidad médica". contratos como . cada trastorno mental fue definido sobre la base de una lista de síntomas y se determinó un umbral numérico (por ej. dependía en gran medida de algo parecido a la revelación. prisiones.. publicadas en 1952 y 1968. equipos de investigación. preferencias. los psiquiatras. A medida que la psiquiatría se convirtió en una especialidad basada en la administración de fármacos. en la revisión que hace de la obra de Carlat en la publicación The New York Review of Books: "el DSM no sólo se había convertido en la biblia de la psiquiatría. Tal y como narra Carlat. mostrando menos interés en la exploración de las historias de vida de sus pacientes y centrando sus actuaciones en eliminar o reducir los síntomas mediante medicamentos capaces de alterar la función cerebral. dada la necesidad de ajustar los pacientes a los tratamientos farmacológicos de reciente aparición". el desarrollo del DSM-III (y de las posteriores ediciones de este manual) no ha estado exento de polémica. los psiquiatras comenzaron a referirse a sí mismos como "psicofarmacólogos". lo reconoció de hecho: "fue una medida necesaria en la década de 1970" (. sin lugar a dudas.) El problema con el DSM es que en todas sus ediciones ha reflejado simplemente las opiniones de sus autores". Además. se propuso que ese manual representase "una defensa del modelo médico aplicado a los problemas psiquiátricos"..modelo defendía. al igual que la Biblia de verdad. asegurarse de que diferentes psiquiatras que vieran al mismo paciente mostrarían su acuerdo en el diagnóstico. que reflejaban la visión freudiana de la enfermedad mental y eran poco conocidas fuera del ámbito de la psiquiatría. como una disciplina científica. Este proceso de decisión fue determinado por grupos de expertos. Esta tercera edición del DSM introdujo.

además de nuevas categorías. Este ejercicio . "Con cada edición posterior". no psicológico. se implementaron "Las Leyes de Transparencia" (Sunshine laws). parece que la amplia constelación de trastornos mentales existente va a ser todavía mayor. 2. Según manifiesta Carlat. que han iniciado una campaña de recogida de firmas solicitando la anulación de estas propuestas. La psiquiatría: una profesión en crisis.. "el síndrome del riesgo de psicosis" y "el deterioro cognitivo leve" y el término "espectro" se va a utilizar para ampliar los casos dentro de las categorías. ayudas para asistencias a congresos y conferencias. Cuando en EE. se ha mostrado muy crítico con la expansión de diagnósticos que está prevista en el DSM-V. Carlat realiza una dura crítica a la profesión de la psiquiatría.. Esta circunstancia hace que sea posible ampliar las fronteras del diagnóstico o incluso crear nuevos diagnósticos.. no se dispone de signos objetivos o pruebas clínicas de enfermedad mental (no hay datos de laboratorio o de resonancia magnética) y los límites entre lo normal y lo patológico no están claros. Cada manual diagnóstico se ha convertido en un best seller de la APA. presidente del grupo de trabajo del DSM-IV. En un artículo del Psychiatric Times del 26 de junio de 2009. aunque al público se le hace creer que los psiquiatras son unos expertos científicos: "Esta concepción exagerada de nuestras capacidades ha sido alentada por las compañías farmacéuticas. "son subjetivos y ampliables (. a través de "los trastornos del espectro obsesivo-compulsivo" o "los trastornos del espectro de la esquizofrenia". Y las compañías farmacéuticas están plenamente interesadas en persuadir a los psiquiatras para promover precisamente esto". invitaciones a comidas. escribe Daniel Carlat. Esta misma semana. cuya publicación está prevista para el próximo año. Carlat no considera que la psicofarmacología sea especialmente complicada. El DSM-III fue sustituido por el DSM-III-R en 1987. alrededor de una quinta parte de la financiación de la Asociación Americana de Psiquiatría proviene ahora de las compañías farmacéuticas. Y la carrera continúa. en un campo como el de la cardiología. Por otro lado. según Carlat. por ejemplo.consultores y conferenciantes. hemos tenido conocimiento que el DSM-V también se ha propuesto convertir la timidez y la rebeldía en nuevos trastornos mentales.). desmitificando la figura de este profesional. algo que sería imposible. Actualmente se está desarrollando la quinta revisión del DSM. Según los datos proporcionados por este autor. El DSM-IV ha supuesto la venta de más de un millón de copias. En concreto. y el DSM supone una de las principales fuentes de ingresos de la organización". "el número de categorías de diagnóstico se multiplica. el trabajo de los psiquiatras consiste en realizar una serie de preguntas a los pacientes sobre sus síntomas para ver si encajan con alguno de los trastornos mentales del DSM. se constató que los psiquiatras constituían el colectivo que más dinero recibía en comparación con el resto de especialidades. Al igual que la mayoría de otros psiquiatras. señala Carlat con preocupación.UU. A diferencia de las enfermedades que se tratan en la mayoría de las otras ramas de la medicina. La razón principal para establecer esta fuerte alianza con la psiquiatría radica. Al igual que con las ediciones anteriores. lo que ha provocado la oposición de miles de profesionales de la salud mental. y la versión actual. defiende. los límites del diagnóstico se van a ampliar para incluir a los precursores de las enfermedades.. por los mismos psiquiatras y por las expectativas de nuestros pacientes". que requieren que las compañías farmacéuticas informen de todas las retribuciones realizadas a médicos. Cuando el DSM-III se publicó en 1980. y los manuales empiezan a ser más voluminosos y más caros. pero a costa de un enorme sufrimiento para los nuevos pacientes falsos positivos que queden atrapados en la excesiva amplia red del DSM-V". contenía un total de 265 categorías diagnósticas (frente a las 162 de la edición anterior). como por ejemplo. en que los diagnósticos en salud mental. y mucho menos precisa. y es sincero acerca de las ventajas de esta manera de proceder: permite ver a más pacientes en menos tiempo. aumentando el rendimiento económico. a la que califica como "una profesión en crisis". el DSM-IV-TR (texto revisado) en el año 2000. Frances escribió: "el DSM-V será una bonanza para la industria farmacéutica. Carlat basa su intervención en proporcionar tratamiento farmacológico. el DSM-IV en 1994. Incluso Allen Frances. que cuenta con 365 diagnósticos.

"si le preguntas a cualquier psiquiatra en la práctica clínica. se escuchará un inequívoco: sí. sin una concepción real de lo que estamos tratando de arreglar. Carlat escribe que en el amplio espectro de psicofármacos "sólo hay un puñado de categorías paraguas". o de cómo los medicamentos están funcionando. No obstante. y otros fármacos se suceden para tratar los efectos secundarios". incluyéndome a mí. que. tal y como observa Carlat en su quehacer diario. se opone firmemente al uso excesivo y abusivo que se hace de ellos y a lo que él llama el "frenesí de los diagnósticos psiquiátricos". En definitiva. donde algunos trastornos aparecen y desaparecen influidos más bien por modas pasajeras que por datos avalados por la evidencia. añade. como psiquiatra y parte activa del sistema. cuando lo único que estamos haciendo es asignarles etiquetas". incluso al azar". Carlat afirma que no hay una razón de fuerza mayor para elegir entre unos y otros. ¿qué vamos a hacer con ellos?". la obra de Carlat supone una crítica abierta al uso indiscriminado de psicofármacos. Carlat se pregunta posteriormente si lo que realmente está sucediendo podría ser resultado de un efecto placebo activo (como ha demostrado Irving Kirsch con su línea de investigación) y añade: "si los psicofármacos no son tan buenos como parece -y la evidencia señala que no. ofrece "la ilusión de que entendemos a nuestros pacientes. lo que ha provocado que hoy en día sea extremadamente difícil encontrar a un niño de dos años "que no sea irritable a veces". por encima de todo. En cuanto a los propios medicamentos. no dejan indiferente al lector y representan acusaciones de gran alcance sobre la forma de proceder de la . ya que hay una superposición de síntomas. señala Carlat con consternación.de correspondencia. está impulsado en gran medida por las maquinaciones de la industria farmacéutica. el incremento de diagnósticos psiquiátricos en la infancia. Al igual que las conclusiones de otros oponentes al modelo bioquímico aplicado a la enfermedad mental.¿qué pasa con los propios diagnósticos? A medida que se multiplican con cada edición del DSM. otro para el insomnio. probamos con diferentes fármacos. nuestra elección de los medicamentos es subjetiva. "En un grado notable. un paciente típico acaba tomando un antidepresivo para la depresión. apoyadas en datos. dentro de las cuales los medicamentos no son muy diferentes los unos de los otros. otro para la fatiga (que se manifiesta como efecto secundario del antidepresivo) y otro para la impotencia (también un efecto secundario del antidepresivo). Vemos que la gente está mejorando todo el tiempo". A Carlat le preocupa. "Abordamos los síntomas principales con tratamiento farmacológico. Su genuino punto de vista. la gravedad de la situación radica en la consecuencia directa de este frenesí de diagnósticos psiquiátricos a estas edades: la consiguiente prescripción de fármacos en niños. si los antidepresivos funcionan en sus pacientes. Como él mismo dice. No obstante. sus argumentaciones. y que hemos visto estos días (como Irving Kirsch y Robert Whitaker). incluso para los grupos de pacientes en los que los medicamentos no han demostrado ser seguros y eficaces". 3. invita a la reflexión sobre el modo de proceder actual en la intervención en salud mental. Las consecuencias del frenesí de los diagnósticos psiquiátricos. concluye: "Tal es la psicofarmacología moderna: guiados exclusivamente por los síntomas. Y. otro fármaco para la ansiedad. algunos de ellos con efectos devastadores. A menudo los pacientes cumplen los criterios para más de un diagnóstico. por lo que. Si bien Carlat considera que los psicofármacos pueden resultar efectivos en algunos casos. Me asombro constantemente de que resultemos tan eficaces para tantos pacientes". "La industria farmacéutica influye en los psiquiatras a la hora de recetar psicofármacos. o un niño de quinto curso "que no presente algún problema de atención". según analiza Carlat.

tiende a cerrar otras opciones. Tal y como comenta la periodista Marcia Angell. Whitaker : "nuestra dependencia de los psicofármacos. .com/articles/archives/2011/jun/23/epidemic-mental-illness-why/ Referencias: Daniel Carlat (2010). Unhinged: The Trouble with Psychiatry—A Doctor’s Revelations About a Profession in Crisis. Kirsch. a la luz de las reflexiones aportadas por I.psiquiatría y del peligroso poder que ha alcanzado la industria farmacéutica en el campo de la salud mental. Carlat y R.nybooks. Free Press. En vista de los riesgos y de la cuestionable eficacia a largo plazo de los psicofármacos. debemos recordar el honorable principio de los médicos: ante todo. D. Fuente: http://www. Por encima de todo. no hacer daño (primum non nocere)". tenemos que hacerlo mejor. en su artículo The Illusions of Psychiatry (Los engaños de la psiquiatría). al parecer para todos los sufrimientos de la vida.