Tipos de creatividad.

La creatividad consta de diferentes niveles o modalidades los cuales son resultantes de la
transformación y/o alteración del medio. Logran integrar al sujeto, el proceso, el medio y el
problema, haciéndose más presentes en el producto.
Responden a la incógnita de cómo se manifiesta el talento creativo o la conducta creadora en
la persona.
Ya desde la década de los 50’s, Irving A. Taylor estableció 5 distintos niveles que evidencian la
creatividad, los cuales años más tarde fueron complementados por
E. P. Torrance. A continuación, se procede a explicarlos.

Nivel expresivo:

Es la forma más básica de la transformación y se caracteriza por ser espontáneo y recurrir a
la improvisación. El hombre puede descubrir nuevas formas de manifestación que le permiten
autoidentificarse así como comunicarse efectivamente con los demás y su ambiente. Estas
nuevas formas expresivas permiten la captación e inclusión de la vida afectiva, matices varios
y relaciones no repetidas.
En este nivel los conocimientos, la originalidad y la calidad de lo producido, no resultan tan
importantes como el hecho de crear en sí.
Un ejemplo de esto podrían ser los dibujos infantiles.

Nivel productivo:

Su característica principal es la acentuación del carácter técnico. Está orientado hacia la
productividad lo que permite el incremento en la cantidad del producto y el afinamiento de
los detalles que lo hacen atractivo al consumidor.
La improvisación es dejada de lado para dar relevancia a la aplicación de técnicas pertinentes
y estrategias adecuadas al resultado que se quiere obtener. Con la meta establecida, el
resultado será valioso por su originalidad.
Esta modalidad creativa se caracteriza por la fluidez en cuanto a palabras, ideas y
expresiones.

Nivel inventivo:

Este nivel es alcanzado cuando se llegan a manipular algunos elementos del medio,
superando así las expectativas lógicas. Es comúnmente encontrado en descubrimientos
científicos, inventos, descubrimiento del uso de materiales, métodos y técnicas, así como en
la exploración.
Esta modalidad tiene valor social

Nivel innovador:

Permite el perfeccionamiento a través de modificaciones con conocimientos conceptuales.
Requiere flexibilidad de ideas y mucha originalidad, la cual es su característica principal.
El sujeto logra transformar el medio a través de la comunicación de resultados con unicidad y
relevancia. Es importante que pueda captar las implicaciones y relaciones entre elementos.
Puede encontrarse en la creación de actitudes hacia el cambio y traslado de información a
contextos diferentes.

Nivel emergente:
Este tipo de creatividad se basa en el desarrollo de principios y aportaciones completamente
nuevos. Generalmente se expresa con lenguaje abstracto, es el que caracteriza al ingenio y al
talento; su característica básica es hacer alusión a la sensibilidad o al análisis de detalles.

Como acabamos de observar, estos niveles están organizados en una escala ascendente en
cuanto a la riqueza de la creatividad, no siendo un criterio totalmente absoluto.
Es importante alimentar la creatividad usando criterios para medirla e interpretarla, así como
crear un clima donde pueda florecer libremente.
Factores de la creatividad
Siguiendo la estela de Guilford, Paul Torrance quiso definir la creatividad a través de los
componentes básicos que la conforman. Era el año 1962 y el autor aisló cuatro factores clave
para explicar la lógica a la que atiende la creatividad. Según Torrance, se trata de un
mecanismo de respuesta que, a base de crear ideas e hipótesis, permite dilucidar lagunas de
información. En su intento por definirla, Torrance apunta cinco condiciones de vital importancia,
siempre en el mismo orden.
Fluidez.
Flexibilidad.
Originalidad.
Elaboración.
Coherencia interna.
Estos cinco factores son los primordiales, son los más conocidos y los que han tenido mejor
trascendencia y aquellos en los que coinciden casi todos los autores. Aunque también podemos
encontrar otros factores como:
Penetración.
Redefinición.
Sensibilidad a los problemas.
Evaluación.
Fluidez. Es el mayor número de respuestas a una pregunta dada. Se mide por el número
mayor. Es la cantidad de respuestas a un problema en un período corto de tiempo. Es decir,
que en este caso sería el número de palabras que ha respondido cada individuo; la persona con
mayor fluidez del grupo sería, de momento, el caso E, con 25 palabras.
Flexibilidad, es la diversidad de categorías que contienen las respuestas (variedad). Agrupar
de manera genérica. Es el mayor número de categorías. Aquellas personas que tienen muchas
soluciones para resolver algo. Aunque hablábamos de la fluidez del caso E por su mayor
número de palabras, no hemos reparado en el tipo de palabras que ha escrito. Muchas de ellas
corresponden a la misma categoría (por ejemplo, podríamos agrupar en "planetas" a las
palabras tierra, marte, júpiter, o en "pelotas" a pelota de fútbol, tenis y baloncesto, o en
"frutas" a sandía, melón, naranja, en "bases de objetos"...), reduciendo así el número total, por
lo tanto, aunque el caso E tiene una gran fluidez, no tiene una gran flexibilidad. Por el
contrario, casos como el A, B, C, D muestran un grado de flexibilidad mayor, pues las palabras
corresponden, en su mayoría, a categorías diferentes.
Originalidad, hace referencia a aquellas respuestas que son únicas en su pregunta. La
infrecuencia de respuestas (lo difícil de encontrar), es decir, el menor número de respuestas
repetidas por otros a una cuestión dada. En el ejercicio podríamos decir que la palabra del caso
D 'torta de burrito' es una palabra original e inusual, es única porque nadie la ha repetido. (No
debemos confundir nunca ser original de ser creativo. Se puede crear algo muy distinto, algo
que no se ha visto nunca, pero puede no funcionar). Podríamos decir que palabras como
"plato", "huevo", "pelota" son palabras poco originales, pues se repiten mucho, no generan
sorpresa.
Elaboración, el número de detalles adecuado que precisa un objeto o un significado. Aquello
que es necesario para conseguir la perfección dentro de un estilo dado.
Coherencia interna, el sentido que tienen que tener las cosas. Aunque hay que medir la
recepción también, pues los resultados varían según la coherencia externa (que viene dada por
el contexto social o cultural). No obstante, en estos casos vemos que todos los objetos que se
han anotado son coherentes.
Penetración, capacidad que tiene la creatividad de introducirse en el pensamiento, algo
profundo, con sentido, que es capaz de llegar a los demás. No es superficial, es algo profundo.

Redefinición, volver a definir. Es la capacidad de reestructurar percepciones, conceptos,
cosas... Es la habilidad que tiene una persona para transformar algo en otra cosa (podemos
redefinir las cosas si no se ajustan a nosotros). Una modalidad de este experimento para medir
la redefinición sería mostrar 10 circunferencias a los individuos y que estos fueran capaces de
transformarlas en objetos.
Sensibilidad a los problemas. Activa la inteligencia. Es 'ponerse en el lugar de…' La
sensibilidad denota la capacidad que poseen las personas para descubrir diferencias,
dificultades, fallos o imperfecciones, dándose cuenta de lo que debe hacerse. (ej. decir al
individuo que encuentre las diferencias entre dos objetos esféricos, por ejemplo, una naranja y
una sandía).
Evaluación, un factor en el que, según Guilford, debemos desde el principio evaluar todo lo
que se va realizando a cada paso.