ADOLESCENCIA Y JUVENTUD - BARRIONUEVO

La adolescencia habla de un reposicionamiento del sujeto en relación a falo-castración en
tiempos de contundente conmoción estructural. No a la concepción evolutiva. Conceptos de
temporalidad, regresión y significación a posteriori.
Pubertad: transformaciones biológicas q van a desplegar un reposicionamiento del sujeto en relación a la
estructura opositiva fálico-castrado. Juventud: tiempo psíquico de la salida exogámica propiamente dicha
cuando el sujeto enfrenta la construcción de un proyecto propio.
PARTE 1:
Sujeto en el psa: Opuesto al sujeto cartesiano, el sujeto del psa es sujeto del Icc. El sujeto no es el centro
de todo sino q está determinado por lo Icc y lejos de ser síntesis o unidad está marcado por la escisión cc-Icc. El
sujeto del Icc está atravesado por lo ideológico en tanto inserto en un contexto socio-político-económico-cultural
determinado. Sujeto escindido, subordinado a una estructura que lo determina. Sujeto ≠ individuo.
La ética q sostiene el psa y q se expresa en su quehacer supone reconocimiento, fortalecimiento o
rectificación de la posición del sujeto respecto de su deseo. No es ética hedonista, mantiene la dirección
opuesta a las propuestas de la sociedad de consumo, ni una ética utilitarista. Lacan remarca el lazo deseoinconciente en tanto el deseo surge originariamente en el campo del Otro y en relación al deseo del Otro.
Paradigma de la complejidad: Lo simple no existe, sino q está lo simplificado, y la complejidad se
presenta como lo inextricable, lo enredado, lo ambiguo, la incertidumbre, no pudiendo resumirse en una palabra
maestra o una ley. La complejidad no conduce a la eliminación de la simplicidad; integra en sí misma todo aquello q
pone orden, distinción, precisión en el conocimiento. El pensamiento complejo no se opone a q puedan existir el
orden, la claridad, el determinismo, pero los sabe insuficientes en tanto no es posible programar el descubrimiento,
el conocimiento o inclusive la acción. Tanto la realidad como el pensamiento y el conocimiento son
complejos y por ello es preciso usar la complejidad para entender el mundo. En este panorama presenta
el psa sus propuestas, definiendo al sujeto como sujeto del Icc, escindido, y produciendo una “revolución
copernicana” al descentrar al sujeto de la posición q la psi de la cc le otorgara. No respondiendo a lo lineal y con
movimientos entre el desorden y un orden diferente a la relación unidireccional causa-efecto, lo Icc se evidencia
como el motor del psiquismo que el psa entiende con la noción estructural de conflicto. Existe una realidad psíquica
que no coincide con la realidad concreta, expresándose el conflicto entre ambas dimensiones en la riqueza de la
producción sintomática.
El sujeto de la sociedad de consumo: El tiempo del capitalismo tardío está caracterizado por la
estimulación del consumo, la sobrevaloración de la imagen y la importancia de la inmediatez q
producen los medios de comunicación masivos q permiten presenciar al instante imágenes de algo q está
sucediendo a miles de kilómetros. La lógica del mercado modifica los dispositivos institucionales e imprime su
marca propia a los sujetos que forman parte de los mismos. La época de Freud (XIX/XX) fue la época del reino
del Nombre del Padre, como función simbólica, en una sociedad sostenida en una ética de las virtudes y de los
ideales universales. La época de Lacan (XX/XXI, actual) es la de los Nombres del Padre, ya no se confía en los
significantes amos y los ideales no logran dar a los sujetos un posicionamiento social.
Lacan diseña un dispositivo de cuatro discursos básicos (del amo, universitario, de la histérica, analítico). Un
discurso es una estructura necesaria que excede a la palabra. Lacan habla del discurso capitalista (≠ Discurso
del Amo en donde se es alguien para poder tener; desde la lógica capitalista, si se tiene se puede ser alguien) en
tanto es imposible alcanzar la felicidad “total” por la vía del consumo. La lógica de funcionamiento de este
discurso deja al sujeto en la impotencia cuando intenta rellenar con bienes el intervalo entre el goce buscado y el
goce obtenido. Formulación para pensar el rechazo de la castración en una sociedad de consumo q hace
creer q todo es posible de lograr en tanto todo es mercancía; rechazo de la castración en tanto no hay
imposibilidad. Lacan subraya la relación de la plusvalía con el plus de goce propio de la estructura del
significante, ubicando a la plusvalía como la causa del deseo; es la causa de la producción en exceso y de la
consecuencia de consumo insaciable de objetos. Freud planteaba q el propio cuerpo, el mundo exterior y los
vínculos con los otros son fuentes de sufrimiento q nos enfrentaban a la castración, la sociedad moderna ofrece
supuestas seguridad y confortabilidad cotidianas q venden la ilusión de poder liberar de tales límites
a la omnipotencia narcisista, instalando la convicción de q todo es posible. Al no reconocer lo imposible
como un tope, se deja al sujeto sometido a un imperativo de goce sin límite. El consumo frustra el deseo, se
exige el goce sin límite y en esa medida se empobrece el deseo. Ya no es un significante amo el q manda al
goce, sino q son los objetos del mercado los q dirigen nuestros deseos y goces. El interrogante es q sucede con el
sujeto (desde la perspectiva psa) y en lo referido al valor de la palabra y al lazo social, ya q lo q estaría en juego es
este plus de goce. Lacan denomina gadgets a objetos q provee la ciencia para el bienestar del hombre y q
permitirían colmar el goce del Otro, goce que está opuesto al goce fálico, es un goce no sexual, ubicado entre lo
real y lo imaginario y por fuera de lo simbólico.
El psa postula la subordinación de un sujeto a una estructura q lo determina: La primera
inscripción del sujeto se hace en relación a un sistema simbólico q lo pre-existe y q lo condiciona desde antes de su
nacimiento. La posición relativa del sujeto estará definida en relación (en interrelación), con la jugada del otro.
Existe un código que representa la función simbólica, q es la que va a permitir caracterizar el funcionamiento del
Icc q es supraindividual, está por encima del sujeto, es un lugar, una convención significante q está por fuera, en
relación de exterioridad con el sujeto. Como sujeto sujetado a una estructura que lo determina, sujeto del Icc y

1

y ningún registro prevalece por sobre los otros. S. en una combinación q provoca angustia. También se presentan manifestaciones clínicas opuestas a las patologías del acto. e inversamente. irrumpe de pronto y resiste los esfuerzos del sujeto para significarlo. son las patologías del acto las configuraciones clínicas predominantes derivadas del sufrimiento q la cultura impone. y los de fijación. Adolescencia: Reposicionamiento del sujeto en relación a la estructura opositiva falo-castración. como la inhibición psicológica. Es en estos dos planos. se refiere a la fascinación o captación especular en el niño de la propia imagen como unificada. son objeto de violencia o agresión al ser ubicados como personificación de la drogadicción. El síntoma seria el resultado del compromiso entre 2 grupos de representaciones q actúan como fuerzas en sentido contrario. no considera q lo psíquico se pueda explicar con una legalidad equivalente a la q ordena lo orgánico.  Lo real es lo impensable. Ante la irrupción de lo real se puede dar la desmentida. articulándose esto con un cambio o transformación en el erotismo. El sufrimiento amenaza al sujeto durante la adolescencia por 3 vías (por estos 3 lugares se presenta lo real)  Desde el propio cuerpo: Desestructuración de la imagen corporal. se debe enfrentar la irrupción del erotismo genital  Desde el mundo exterior: Se manifiesta en la furia y el poder destructivo q cae sobre el sujeto. el del cuerpo como objeto pulsional y el del cuerpo como imagen. q la pubertad viene a trastocar. 2 . como una secuencia de movimientos esperables. nace. Las metamorfosis q se producen con el despertar de la adolescencia se plantean como traumáticas y plantean exigencias de trabajo al psiquismo del sujeto. El psa si bien no niega lo cronológico. aquello q no puede ser puesto en palabras. resalta el tiempo lógico como esencial. el sujeto del psa está atravesado por la ideología del contexto socio-político-económicocultural en el cual se encuentra inserto. de la identidad del sujeto. la sobreadaptación y la depresión. comprenderse. Llamamos pubertad a lo referido al crecimiento y manifestaciones corporales q se producen (metamorfosis) q producen una conmoción estructural q se conoce como adolescencia. El hombre posee un cuerpo. la pregunta acerca del deseo del otro produce un impacto de carácter traumático en tanto no existiría adecuación entre sexualidad y cultura (imposible armonizar las exigencias culturales y las de la pulsión sexual). en la adolescencia ciertos “recuerdos póstumos” se volverán traumáticos en el sentido de complejizantes. familiar y social. a partir de un segundo episodio puede traducirse. I son los registros de la realidad humana. Ej: la muerte. Aunque todo sujeto debería ser responsable de sus actos. Capitalismo tardío/consumo  Desde los vínculos con los otros seres humanos: Fundamentalmente en la línea del CdE (también C. La sexualidad es inexorablemente traumática. Con la segunda ola de la sexualidad se reactivarían fantasías edípicas incestuosas. Provocan admiración de los adultos q los ubican en el lugar de modelo o ideal (adolentización de la adultez) y simultáneamente. un fundamental y trabajoso replanteo del sentimiento de sí. Fraterno) Nudo borromeo de 3: R. en una complejidad q supera el estudio de un “fenómeno” puramente personal o intrasubjetivo. como sexual el primero. En el caso Emma se ejemplifica el concepto de resignificación o retranscripción donde hay un doble acontecimiento donde uno resignifica al otro. lejos de la linealidad de la temporalidad cronológica. PARTE 2: La adolescencia supone una contundente conmoción estructural. cada nueva experiencia reordenará el sentido de las experiencias pasadas por retroacción. Los adolescentes constituyen objetos de consumo por excelencia.  Lo imaginario es el primer efecto de la estructuración del sujeto por el otro (fase del espejo). el capitalismo tardío atenta contra ello con el empuje a transformar al sujeto en una mercancía más. El psa se diferencia de las lecturas evolutivas ya q no piensa la adolescencia como una etapa o fase en el desarrollo “normal” del sujeto. no puede ser representado o simbolizado. la trasgresión y el descontrol. transcripción y retranscripción. crece y muere. El psa define al sujeto como sujeto del Icc y al conflicto como constitutivo del psiquismo. La adolescencia supone una movilización en diferentes niveles: individual. y movimientos progredientes y regredientes. El concepto de a posteriori implica q en determinados momentos de la vida se resignifican sucesos o fantasías de épocas anteriores. La sexualidad agujerea lo real en tanto q al acceso al otro sexo no hay nada programado de antemano (“no hay relación sexual”). y eso no es sin consecuencias. Hay una reorganización del material psíquico desde modos anteriores de adjudicación de sentido bajo la forma de regresión. La temporalidad lógica implica considerar los conceptos de inscripción. un intento de desautorizar aquello que es reconocido pero irreductible. pero ello no alcanza para proponer una equivalencia entre las leyes q definen el funcionamiento del organismo y aquellas q se refieren a la dimensión de lo psíquico. En la adolescencia y en otros momentos críticos de la vida.de la palabra. El sujeto está triplemente determinado por los 3.

Lleva el sello del medio cultural. que sufre una falta (q dejaría de tener al alcanzar la madurez) cuando en verdad en la raíz del término no hay ninguna falta sino referencias a un “ir en aumento”. sino un cuerpo real “sexuado”. “Edad del pavo/del burro”. a partir de las transformaciones en el propio cuerpo sexuado. veneración-despiadada críticas q se dirigen originariamente a los padres y luego se transfiere a sustitutos. Falo-castración: Aquello q estructura el deseo es ser el falo (L) sosteniendo la dualidad freudiana falo-castración. En la adolescencia el sujeto se enfrenta nuevamente (tal como en la infancia) a enigmas para los cuáles no existe “la” respuesta. la otra localidad psíquica. pero también hay agresividad de los padres hacia ellos. etc. (F): premisa universal del pene. el Icc. La fase del espejo constituye la ID primaria y da origen al yo y al yo ideal. Consideramos la agresividad del adolescente en procura de su reposicionamiento. El joven se interroga acerca de su propio lugar y del de los otros en el mundo. la equivalencia adolescente-carente.           Búsqueda de sí mismo y de su identidad Tendencia grupal Necesidad de intelectualizar y fantasear Crisis religiosas Desubicación temporal (con características del proceso 1° del pensamiento) Evolución sexual manifiesta Actitud social reivindicadora Contradicciones en manifestaciones conductuales.  Irrupción del erotismo genital (marca la finalización de la latencia): La pubertad es tiempo de irrupción de goce. al verse obligados a reenfrentarse a la propia castración al ser interpelados por la mera presencia del hijo en metamorfosis. Se conjuga con el duelo de los propios padres q deben enfrentar la caída de la posición de saber y omnipotencia frente a sus hijos. un “saber” acerca de ello: esos enigmas son muerte y sexualidad. Reorientación de lo pre-existente en diversos órdenes: Una orientación hacia una subordinación de las pulsiones parciales al placer final como nueva meta sexual. social e histórico desde el cual se manifiesta. básica. inicialmente en cuanto al propio cuerpo y luego en contacto con otro cuerpo. del Otro. al reconocerse en ella. “pendejo”. Tener q vérselas con un nuevo cuerpo y nuevas formas de goce. en cuanto a la posición del sujeto en relación al Otro q está regulada o mediada por un código o sistema de reglas y convenciones q permite estructurar el intercambio a partir del lenguaje. Es una operación fundamental. -Cuando hablamos del Otro nos referimos al lugar de la convención significante q determina simbólicamente al sujeto. con predominio de la acción Separación progresiva de los padres Intelectualización del conflicto como tentativa de manejar los procesos pulsionales en un nivel psíquico diferente Tres duelos de la adolescencia:  Duelo por el cuerpo infantil perdido: Cambios corporales q provocan sensaciones de extrañamiento  Duelo por el rol y la identidad infantiles: Obliga al adolescente a tener q renunciar a la dependencia y a la aceptación de responsabilidades q muchas veces se desconoce  Duelo por los padres de la infancia: Que fueran refugio y protección. se produce una profunda transformación subjetiva. en la constitución del sujeto. Se plantean cambios en el vínculo con el otro. El cuerpo ya no es el cuerpo de la infancia. -En las interacciones de los registros se ubica el matema de los goces (fálico. Se ve reforzada por el carácter oposicional de las pulsiones mismas. es fundamental la función del falo en la dinámica de la estructuración psíquica. surge como producto de los movimientos propios de la adolescencia a nivel individual. lo S y lo I. cuando el sujeto asume una imagen. 3 . algo in-creíble desde lo real q hace tambalear viejos saberes. en el contexto de la interacción del sujeto con su medio. como los docentes. La idea de “dolor”. Ambivalencia: Amor-odio. y desde allá sirve de respuesta al interrogante acerca del deseo del Otro. sino q es un fenómeno complejo. -En el centro del nudo se ubica el objeto a q es sobre lo q el fantasma escribe desde lo R. Orden de la cultura. Lo real de las transformaciones en el cuerpo para las cuales no hay palabras q alcance para significarlas promueve una exigencia de trabajo psíquico. “Asimilación” del yo a un yo ajeno. Aberastury: Síndrome normal de la adolescencia. y de sentido). Identificación (ID): La más temprana exteriorización de una ligazón afectiva con otra persona. q confronta al sujeto con algo q está más allá de su control por pensamiento o decir. además. como legalidad. La ID secundaria sigue el modelo de la primaria pero es simbólica en tanto representa el pasaje del sujeto al orden simbólico. La adolescencia no es sólo un fenómeno individual. (L) recalca la importancia de la imagen en la ID. en un momento en q vacila el “fantasma”. Al hablar del adolescente se dice que adolece. Otro es. Hay clisés como la oposición adolescencia-adultez.Lo simbólico opera como determinante. la realidad supuesta se resquebraja surgiendo algo distinto a lo creído hasta el momento.

La angustia sería el recurso último ante un desborde pulsional. Ante el enigma en el mejor de los casos es el fantasma lo q se esboza como intento de respuesta. pero en ese transgredir no se logra más placer sino dolor. no se podría producir el pasaje de un goce incestuoso a un goce posible. La rivalidad con los padres no posee la envergadura q presentara en otros tiempos. Puede darse muerte. En la melancolía el sujeto sabe a quién o qué perdió pero no lo que perdió con dicha pérdida. (L) diría q en tales circunstancias no habría anudamiento equilibrado de los registros RSI (el desmadre supondría la inacción de lo simbólico. Con el colmamiento total de la demanda surge la angustia puesto q llegar a tener todo implica el desvanecimiento del deseo. y sirvió para establecer una identificación del yo con el objeto resignado (tendría los caracteres del duelo pero agregándose a ello una regresión desde la elección de objeto narcisista hasta el narcisismo). Hay un desprestigio de la verdad y la justicia. lo real)  Es ante el deseo del Otro: Surgiría al no saber el sujeto lo q es uno (como objeto) para el deseo del Otro. El sujeto intenta en el goce ir más allá del ppio del placer. La adolescencia va a tener características peculiares de acuerdo al contexto socio-económicocultural q se manifestaran en la forma en q se desplieguen los procesos del duelo.  Es ante lo irreductible de lo real: Compromete al cuerpo y nos reduce al mismo (al conectarse el sujeto con algo q no es significante y escapa las posibilidades de significación. Goce: ≠ placer. Se ha ido produciendo una progresiva devaluación del Nombre del Padre. la época del capitalismo podría denominarse como la de los Nombres del Padre (en plural). tras la sobreinvestidura de los recuerdos (nostalgia y anhelo) se produce el trabajo propiamente dicho de elaboración de la pérdida con desasimiento de la libido pieza por pieza. como satisfacción paradójica q el sujeto obtiene de su síntoma. El consumo q promueve el capitalismo frustra el deseo. mientras q el desarrollo de angustia se presenta ante el no saber qué se ha perdido con la pérdida de objeto. (F) diferencia entre angustia automática (ante situación traumática) y angustia señal (q se produce en el yo para alertar sobre la inminencia de una situación peligrosa). “Arder”: Como expresiones q desde nuestra perspectiva aludirían al alto voltaje del erotismo genital en la pubertad. 4 . desde lo socio-cultural se le proponen lugares poco claros. exige goce sin límite y empobrece el deseo. En la actualidad hay un cambio en la posición de los padres. “Ir en aumento”: Implica crecimiento q el adolescente soporta en el orden del cuerpo q se impone bizarro y en exceso como expresión de lo real.  Es ante la falta de la falta: Un Otro deseante supone su falte en términos de su castración. Con la transformación del modelo familiar se suma una nueva complejidad. lo cual haría posible algo q pueda desear. A un sujeto q está en busca de emblemas identificatorios q harían a su identidad. y es con el accionar de la metáfora paterna (significante Nombre del Padre) q el deseo emerge. y el sujeto puede tener dificultades en descubrir su propio deseo y consolidar el fantasma. debilitado el significante del Nombre del Padre con la caída de los ideales y el descrédito de la verdad y la justicia . La libido libre no se desplazó a otro objeto sino q se retiró sobre el yo. No hay falta de “algo”. Duelo ≠ melancolía. no hay deseo hacia su hijo y este no tiene lugar. Acerca del duelo y sobre la agresividad: La consolidación o el afianzamiento de la posición subjetiva q se replantea durante la adolescencia se produce como resultado de la conjunción del trabajo de duelo (en dirección al reconocimiento de la castración) y del accionar de la agresividad (q marca una posición de desafío o confrontación con la autoridad de los padres coexistente con respeto y/o amor hace los mismo). Cuando al Otro materno no le falta nada. dirigiendo hacia si la hostilidad q recaía sobre un objeto. resultando así sojuzgado el yo por el objeto.  No es sin objeto: (L) sugiere el lugar del objeto a como aquello ante lo cual irrumpe. Angustia: ¿cuándo hay duelo y cuándo se produce angustia? El dolor se produce en relación a lo q se pierde. la compulsión de repetición accionaría para ligar la excitación por medio de la construcción de barreras protectoras. una adolentización alimentada por una ilusión de “eterna juventud”. q se encuentra en relación directa con el incremento de las patologías del acto. Se reactivarán esos peligros durante las transformaciones de la pubertad dados los sentimientos de extrañamiento con el cuerpo propio y de desprotección ante la pérdida de los padres protectores y omnipotentes de la infancia. El exceso de goce plantea cambios en la subjetividad y en el Otro. en lo relativo a la autoridad de los padres. ir en aumento” y también “arder. Trabajo del duelo (ante la pérdida de objeto): Inicial oposición a reconocer el juicio de realidad q decreta la pérdida del objeto. De no mediar el significante del Nombre del Padre no hay posibilidades de poner coto al Goce del Otro. El goce autoerótico del niño se inicia indiferenciado del goce del Otro. La situación peligrosa q desencadena angustia es diferente según el momento del “desarrollo” en el q se encuentre el sujeto: Al peligro de la inermidad o desprotección psíquica ante la inmadurez del yo / Al temor por la pérdida del amor o ante la falta del objeto del objeto de amor en los primeros años / Al Syó durante la latencia.Yendo a las raíces etimológicas “adolesco” (latín) “crecer. humear”. Agresividad ≠ agresión. hay un debilitamiento de la función paterna. en tanto no puede saber cuál es la imagen q tiene para ese Otro en cuyos ojos no se puede ver reflejado claramente. Devaluadas las figuras de ID. Ese “placer doloroso” es lo que (L) denomina goce.

el pedido. Es respuesta al interrogante respecto del deseo del Otro. o bien haciéndose cargo el cuerpo de la falta de argumento fantasmático. viviendo así en el presente deseos y fantasías Icc.  El pasaje al acto sería más bien algo del “no querer decir”. sólo se puede satisfacer la demanda. por lo cual las pulsiones no intentan obtener el objeto a sino q giran en torno a él. de un sin retorno y expresa clara victoria de la pulsión de muerte. Se pone en juego el cuerpo cayendo o saliéndose el sujeto de escena. otro no atravesado por la función paterna. se produce en transferencia. la consolidación de la respuesta implícita en el fantasma. Habría cierta mediación fantasmática. En el pasaje al acto el sujeto se desengancha de la cadena significante y en tanto no se siente representado por significante alguno queda en lugar de “desecho”. Fantasma: Es la respuesta q el sujeto construye como argumentación discursiva en cuanto a lo q supone q el Otro desea. en el lugar del objeto. Cuando irrumpe la angustia el sujeto apela al fantasma. Mientras q en el pasaje al acto el sujeto apuesta ante la indeterminación o la inconsistencia del Otro.  El acting out se produce cuando el sujeto supone q no hay escucha desde el Otro. una huida del Otro hacia la dimensión de lo real con disolución del lazo social. en un intento de preservar el autoerotismo por medio de la acción. diferencial respecto del Otro familiar. en tanto q es al lugar del Otro q se dirige la demanda. Implicaría una vacilación fantasmática produciendo una confusión en la q el sujeto queda absorbido por el objeto en su valor de goce. se insuficiente o desdibujarse. No hay ocasión de q el deseo sea satisfecho. el sujeto apostaría sin Otro. de una respuesta dirigida a los padres o al analista. Va dirigido al gran Otro. con la certeza de q no hay escucha para su padecer. Es representante de toda representación posible del sujeto. se deja caer al a. no es otorgado. Hay un exceso q empuje a lo real. a nivel del lenguaje. Se expresa en acto la exigencia. como imbarrable (aquel al q no le falta nada). específicamente en lo referido a “¿qué quiere de mí?”. no queda lugar para el deseo. refiere a la tendencia de un sujeto en análisis a actuar movimientos pulsionales q la labor analítica pone en evidencia. q lleva el sello de la repetición. El actuar puede darse más allá de la dimensión transferencial propuesta por el análisis.Acting out y pasaje al acto: Es a través del acto en q se pueden expresar aspectos de la vida anímica. El sujeto enfrentado a la angustia recurre al acto con el propósito de eludirla. Forma parte de las vicisitudes normales de la tarea de reposicionamiento subjetivo de la adolescencia. Es un exceso. en el campo de un análisis. con consiguiente destitución subjetiva. El único acto totalmente logrado es el suicidio (implicaría una ruptura total. q nunca puede alcanzarse. provocador. exigiendo algo. al punto tal q el sujeto pueda llegar a no contar con él en una instancia critica o de coyuntura como toda situación de crisis vital o ante situaciones traumáticas. y si éste no se halla consolidada. En la adolescencia se tendría q producir. q se deduce o construye en el campo del Otro. Es posible pensar la actuación relacionada al esfuerzo desmentidor. Acting out ≠ pasaje al acto: Si bien ambos son reacciones del sujeto ante la angustia. q es un saber q se rechaza reconocer como tal. una separación absoluta con el Otro). 5 . en el primero el sujeto permanece en escena y su actuar es un mensaje simbólico dirigido al Otro. En la definición de adolescencia decíamos q implicaba un reposicionamiento en relación al objeto a. llevar a la acción. En este momento crucial el fantasma puede vacilar. La consolidación del fantasma tendrá q ver con la forma en q las vicisitudes de la relación sujeto-Otro refuercen o debiliten los puntos de articulación q la historia familiar otorga al trabajo de reposicionamiento subjetivo sobre la base q provee la estructura. Agieren. en un trabajoso fortalecimiento de la posición del sujeto q sólo es posible si este puede construir un lugar simbólico propio. Su endeblez momentánea durante la adolescencia puede provocar movimientos en la vía del acto oponerse en primer plano al cuerpo para responder ante la angustia. mientras q el sujeto se barra de una forma tan radical q se “hace” objeto. sería “causa” del deseo y no aquello hacia lo q el deseo tiende. su falla se produce en el lugar del Otro. es la exclusión. y es posible su conformación siempre y cuando el goce del Otro no aplaste al sujeto. se deja caer como puro objeto. Entonces dirige un mensaje a través de la acción para que el Otro lo “descifre”. Se entiende el acting out como un acto realizado por el sujeto sin conocimiento de lo q lo motiva. En el acting out. en cuyo caso no se puede vislumbrar nada del deseo del Otro. por eso es justo decir q el deseo es el deseo del Otro. y por lo tanto dirigido o dedicado el acto a Otro pidiéndose “contención”. personificado por el analista. Se ubica del lado de lo irreversible. mientras q en el pasaje al acto hay salida de la red simbólica. de un elemento simbólico q retorna desde lo real como comportamiento inquietante. (F) lo opone a erinnern (recordar). En el intento de eludir o sortear la angustia el sujeto en acting out apela al Otro. Es una acción enmarcada en cierta escenificación. en lo esperable. de fantasías o de emociones q el sujeto no puede poner en palabras. o se muestra débil se puede responder por dos vías: En una con un decir sin palabras en la actuación. el sujeto se pone en el lugar de la falta del Otro. Pone en movimiento al deseo. Es el objeto de la angustia. Es condición del pasaje al acto la ID al objeto q se le supone a ese Otro. diferente al del niño q fuera.

esbozándose el yo sobre la base de una identificación con la imagen del semejante. marcada por la línea vertical definida por la conflictiva edípica y el Otro parental. y a partir de la imagen pregnante del semejante. porque la fase del espejo no es evolutiva. Lo q interesa es cuánta satisfacción real pueda esperar del mundo exterior y la medida en q sea movido a independizarse de él. en la época del c fraterno está ligada a la estructura del propio cuerpo. o su contenido negativo. q con posterioridad son reemplazadas por identificaciones. C fraterno. Funciones del complejo fraterno:  Función sustitutiva: Consistiría en reemplazar y compensar funciones parentales fallidas. y plantea q esto es tanto para la mujer como para el varón. Se ratifica al niño de q esa imagen del espejo le corresponde. Gran parte de la culpa por nuestra miseria lo tiene lo q se llama cultura. sino q aquellos a quienes el sujeto ubica en el lugar de Otro significativo. Ante la angustia q invade al adolescente en el reposicionamiento subjetivo es importante q cuento con el “otro”. o de la identidad del sujeto. en tanto ésta instala una forma de relación con otro en dimensión imaginaria sostenida esta última por el orden simbólico al mismo tiempo q circunscribe lo real. Ubica como yo ideal (a) a esa imagen “amable” que se le ofrece al yo para q se identifique con ella. la fragilidad de nuestro cuerpo y la insuficiencia de las normas q regulan los vínculos recíprocos entre los hombres en la familia.Replanteo del espejo en la adolescencia: Si el estadio del espejo nos coloca frente al papel constitutivo de la imagen en la función del yo. Derivado del CdE. ID imaginaria q es regulada y sostenida por el ideal del yo (A). la ganancia de placer. pero no es posible resignar los empeños por acercarse de algún modo a su cumplimiento. (L) equipara el c. otro. la representación de nosotros mismos requiere de la acción enajenante de la imagen especular. La imago del otro. se denominaría complejo fraterno al conjunto de afectos tiernos y hostiles dirigidos a hermanos y luego pares ubicados ambos en el lugar de Otro significativo. Se produciría un replanteo de los términos intervinientes o involucrados en la dialéctica de IDs inaugurada por la fase del espejo. (L) propone como esencial en la problemática edípica la “metáfora paterna”: Llama significante del Nombre del Padre a la función simbólica paterna. desde el lugar del Otro. la dimensión del complejo fraterno. esta enajenación primera está indisolublemente unida con la agresividad q despierta el otro que es “yo” mismo. y así sucede en la adolescencia. El ser humano se vuelve neurótico porque no puede soportar la medida de frustración q la sociedad le impone en aras de sus ideales 6 . y dicha garantía proviene desde el lugar del ideal del yo. se constituyen como figuras de ID y son medida de pretensiones y anhelos en cuanto a lo q el adolescente y joven “es” y lo q puede llegar a “ser”. Se experimenta tensión entre la imagen q se presenta en el espejo y su insuficiencia. en la constitución del Syó y en la elección del objeto de amor. afectos tiernos y hostiles emanados del Edipo pueden orientarse hacia un rival. C.  Función elaborativa: Actúa ayudando en la elaboración del CdE y del narcisismo. FREUD El programa q nos impone el ppio del placer es irrealizable. fraterno con el complejo del “intruso” y sostiene q el hermano puede llegar a representar a aquel otro rival y ominoso q podría llegar a satisfacer el deseo de la madre. el Estado y la sociedad. o sensación de cuerpo fragmentado. Doble transversalidad en la consolidación del sentimiento de sí.  Función defensiva: Se cumple cuando el c fraterno encubre situaciones conflictivas edípicas y/o narcisistas no resueltas. Tres fuentes de las q proviene nuestro penar: la hiperpotencia de la naturaleza. sosteniendo su autovaloración y en consecuencia su identidad. y es por eso q el yo necesita siempre reconocimiento q le asegure la permanencia de su imagen. Cada quien tiene q ensayar por sí mismo la manera en q puede alcanzar la buenaventura. siendo el yo. se le asegura q ese del espejo es él. desde sus orígenes. equipara o reemplaza la importancia de aquel en los procesos identificatorios adolescentes. Se desplazan defensivamente sobre los hermanos afectos hostiles dirigidos originariamente hacia los padres. 83-96) – S. luego el grupo de pares. en tanto su función es establecer la castración simbólica. y la horizontal constituida por el vínculo con Otros significativos q están ubicados en la dimensión del c fraterno. Podemos considerar entonces q en el complejo fraterno no sólo se juegan los celos. en la dialéctica excluyente del yo y el otro. q desplaza el Deseo de la madre y produce una operación q define un significado q es el falo. EL MALESTAR EN LA CULTURA (p. odio y rivalidad o intrusión. Así como el Otro familiar fue fundamental en los primeros años de vida. Es esta ID q (L) ubica en la fase del espejo como identificación imaginaria. De Edipo y complejo fraterno en la adolescencia: CdE refiere al conjunto de investiduras amorosas y hostiles del niño sobre sus padres. la evitación de displacer. se constituye el yo(a). Participaría en la tramitación y desasimiento del poder vertical detentado por las figuras edípicas y en el reconocimiento de los límites a la ilusión de la propia omnipotencia narcisista  Función estructurante: Influye sobre la génesis y el mantenimiento de los procesos identificatorios en el yo y en los grupos. Para esto pueden emprenderse diversos caminos anteponer el contenido positivo de la meta. En distintos momentos de la vida. En tanto uno no tiene la certeza de poder coincidir totalmente con la propia imagen. casi siempre un hermano mayor. del otro. hermano o amigo.

 El goce (diferente de placer) se refiere a aquello q lleva al sujeto a perder su cuota de libertad. Es el sentimiento q surge de la sospecha de q nos reducimos a nuestro cuerpo. Promueve el individualismo y el aislamiento. EL OTRO Y EL DISCURSO CAPITALISTA (ficha de cátedra) El Otro es ese lugar q constituye la anterioridad y la preeminencia sobre el sujeto.  Es ante el deseo del Otro. q deben sacrificar sus pulsiones. y por eso articular compulsión a la repetición y pulsión de muerte. música. Se le asigna al adolescente un lugar idealizado en la cultura de nuestros días. y con la marca de lo ilimitado. Es el recurso ultimo ante un desborde pulsional. surgiendo entonces la angustia ante la indefensión. Por ello la semejanza del proceso de cultura con el del desarrollo libidinal del individuo. y achicamiento imaginario de la brecha generacional (padres q 7 . peinados. Al no saber lo q es uno. conecta al sujeto con algo q no es significante.  No es sin objeto. La convivencia humana solo se vuelve posible cuando se aglutina una mayoría más fuerte q los individuos aislados y cohesionada frente estos.  Es ante la falta. por ejemplo. de Muerte. CONSIDERACIONES SOBRE LA ANGUSTIA EN FREUD Y LACAN – BARRIONUEVO El dolor es la genuina reacción ante la pérdida de objeto.) El discurso capitalista. lo considera una prolongación o derivación del discurso del Amo y está caracterizado por el rechazo de la castración. etc. no es otro cualquiera. posibilita q actividades psíquicas superiores (científicas. Debilitamiento de funciones materna y paterna. Compromete al cuerpo. no se trata de alguien en particular. El otro en cambio es un semejante. El Otro en cuanto lugar de la palabra se opone entonces al otro imaginario. La sublimación de las pulsiones es un rasgo destacado del desarrollo cultural. y el Otro del discurso capitalista sostiene el mandato insensato de gozar q se tramite por la exigencia de consumir los objetos q produce la sociedad de consumo.  El deseo (diferente a la necesidad q tiene un objeto real y acción específica) es Icc. se manifestará a través de múltiples otros con los cuales el sujeto se identifica para ser (vestimentas. al peligro de la pérdida misma del objeto. En tanto hay lenguaje hay otro al q va dirigido el mensaje.  Es ante lo irreductible de lo real. genera la ilusión en el sujeto del encuentro con el objeto de la satisfacción. La angustia no es sin objeto y sugiere el lugar del objeto a como aquello ante lo cual irrumpe. Cualquier personaje significativo puede “encarnar” el lugar del Otro. El Otro es alteridad radical. Se confunden goce y consumo. no hay nada por desear es cuando irrumpe la angustia. La devaluación de lo simbólico y la preeminencia de lo imaginario (degradación de la palabra a favor del predominio de la imagen -> especularidad) denotan el empobrecimiento del deseo. degradada. La adolescencia es una construcción histórico-social y por ello atraviesa y trastoca a la estructura familiar.culturales y de ahí se concluyó q suprimir esas exigencias o disminuirlas en mucho significaría un regreso a las posibilidades de dicha. Ante el enigma “¿qué soy para él?” es el fantasma lo que se esboza como intento de respuesta. La situación peligrosa q desencadena la angustia es diferente según el momento del desarrollo: peligro a la indefensión psíquica ante la inmadurez del yo/ temor por la pérdida del amor o la falta del objeto en los primeros años / peligro de castración en la fase fálica / miedo al Syó durante la latencia (L) la angustia remite a otro orden de cosas. q (L) agrega a los originarios cuatro discursos. En la adolescencia es necesario el desprendimiento o desasimiento del Otro familiar. Cultura designa toda la suma de operaciones y normas q distancian nuestra vida de la de nuestros antepasados y animales y q sirven a la protección del humano frente a la naturaleza y la regulación de vínculos recíprocos entre los hombres. La noción de futuro aparece desdibujada. El Otro simbólico se sustenta en el hecho de q el ser hablante debe someterse a las leyes del lenguaje aun antes de nacer. El Otro no es el interlocutor. es el lugar evocado en el recuerdo a la palabra. q denomina lo real. El adolescente y el Otro: El debilitamiento del lazo social intenta suplirse con un “nuevo” Otro: el mercado. la angustia lo es frente al peligro q esa pérdida conlleva. algo q despierte el desarrollo de afecto. Define a la angustia como la bisagra entre los dos pisos del grafo q estructuran la relación del sujeto con el significante. es una alteridad no personal. para el deseo del Otro. Tal exacerbación de la satisfacción pulsional quiebra el principio homeostático q en términos económicos constituye el ppio del placer y reconduce al sujeto a intentar el logro de lo imposible: el reencuentro con el objeto perdido. y es insatisfecho. el sujeto se ubicará en un lugar q le será asignado y allí se reconocerá. (F) diferencia entre angustia automática y la angustia como señal q se produce en el yo para alertar sobre la inminencia de una situación peligrosa. el de consumidor. pudiéndose definirlo como una satisfacción paradójica. El goce se inscribe del lado del sufrimiento y del dolor. escapa las posibilidades de significación. ideológico) desempeñen un papel tan sustantivo en la vida cultural. siendo q a veces vacila y no puede reconocerse. y para q ese otro puede recibir las palabras q lleva el mensaje es necesaria la función del Otro como tesoro del significante y alteridad radical. Cuando no falta nada. con la marca del exceso q provee la P. artísticas. como objeto. Sin ella nos quedaríamos sin indicador respecto de lo real. El Otro de la tribu urbana.

por el matar y el ser muerto q ofrece el escenario del mundo. y por los caminos q entonces se disponía. se pierde toda actividad imaginativa y los esfuerzos de la inmadurez. Y mientras se encuentra en marcha el crecimiento las figuras paternas deben hacerse cargo de la responsabilidad. pero donde existe el desafío de un joven en crecimiento q haya un adulto para encararlo. Las citadas configuraciones clínicas le aportan al adolescente ciertas insignias. 8 . pero q tenga su propia fuerza. Toda vez q la reescritura posterior falta. sino múltiple. Esto constituye la respuesta subjetiva a la inexistencia o desfallecimiento del Otro. los adolescentes tienen q saltar a una falsa madurez y perder su máximo bien: la libertad para tener ideas y actuar por impulso. terror o depresión representan las consecuencias de la tambaleante posición subjetiva. En tiempos de capitalismo tardío la imposibilidad o dificultad de renunciar al goce supone la presencia de un vacío. de tiempo en tiempo el material preexistente experimenta un reordenamiento. MUERTE Y ASESINATO EN EL PROCESO ADOLESCENTE – WINNICOTT Si en la fantasía de la niñez hay contenido de muerte. deviniendo innombrables. Implica crecimiento. no corresponde a la falsa madurez basada en una fácil personificación de un adulto. Hacen falta adultos si se quiere q los adolescentes tengan vida y vivacidad. el sostén y la fuente de identificación se asientan en el grupo de pares. y precisamente porque “falta la falta” el pánico. y lo significa de veras. actuaciones transgresoras). FREUD Nuestro mecanismo psíquico se ha generado por estratificación sucesiva. podemos pensar en un cuerpo-objeto al cual es sujeto pretende manipular a su antojo. La confrontación se refiere a una contención q no posee características de represalia. pero lo característico de la adolescencia es su inmadurez y el hecho de no ser responsable. aunque en gran medida se basa en ella. la tribu o grupos cualesquiera.aspiran a mantenerse eternamente jóvenes apropiándose de los emblemas identificatorios de los adolescentes). Si se quiere q el niño llegue a adulto. (Se vuelve a puntos de fijación prehistóricos) 3 ENSAYOS DE TEORÍA SEXUAL: LAS METAMORFOSIS DE LA PUBERTAD – S. Es dada una nueva meta sexual y para alcanzarla todas las pulsiones cooperan. q provee un lazo social fraterno. del odio y la destrucción q acompañan al amor. Parece q el sentimiento latente de culpa del adolescente es tremendo. Ya no tiene sentido la rebelión. El adolescente entonces se convierte en el establecimiento. La normalidad de la vida sexual es garantizada únicamente por la coincidencia entre las dos corrientes dirigidas al objeto y a la meta sexuales: la tierna y la sensual. Lo principal es q la adolescencia es algo más q la pubertad física. al par q las zonas erógenas se subordinan al primado de la zona genital. no aparecen articulados al Otro. se vuelve altruista. Lo más difícil es la tensión q experimenta el individuo y q corresponde a la fantasía icc del sexo y la rivalidad vinculada con la elección de objeto sexual. Que los jóvenes modifiquen la sociedad y enseñen a los adultos a ver el mundo de manera renovada. La nueva meta sexual consiste para el varón en la descarga de los productos genésicos. Se trata de un sujeto no dividido. CARTA 52 – S. y hacen falta años para q en el individuo se desarrolle la capacidad de descubrir en la persona el equilibrio de lo bueno y lo malo. El triunfo corresponde a esta consecución de la madurez por medio del proceso de crecimiento. Este vacío o la nada. Crecer significa ocupar el lugar del padre. En este contexto. FREUD Con el advenimiento de la pubertad se introducen los cambios q llevan la vida sexual infantil a su conformación normal definitiva. Sólo con el paso del tiempo y de la experiencia puede un joven aceptar poco a poco la responsabilidad por todo lo q ocurre en el mundo de la fantasía personal. adicciones. Estas nos revelan q no se trataría de un cuerpo erógeno como describió (F). en la psicoterapia la muerte y el triunfo personal aparecen como algo intrínseco del proceso de maduración y de la adquisición de la categoría de adulto. impulsiones. El adolescente es inmaduro y este es un elemento esencial de la salud en la adolescencia. ese paso se logrará por sobre el cadáver de un adulto. La memoria no preexiste de manera simple. en la adolescencia el contenido será de asesinato. emblemas. la excitación es tramitada según las leyes psicológicas q valían para el período psíquico anterior. El concepto del adolescente acerca de una sociedad ideal es incitante y estimulante. Ausencia de adultos en términos de posicionamientos simbólicos. No pueden hacerse cargo aun de la responsabilidad por la crueldad y el sufrimiento. En la fantasía Icc el crecimiento es intrínsecamente un acto agresivo. Inmadurez del adolescente: La delegación de responsabilidades de los adultos puede ser una forma de traicionar a los hijos en un momento crítico. una retranscripción. de venganza. En la fantasía icc total correspondiente al crecimiento de la pubertad y la adolescencia existe la muerte de alguien. q sostienen así su identidad al incorporarlo a un grupo homogéneo (ej: “ser del palo”). Si abdican. y avatares pulsionales con escaso recubrimiento fantasmático q dan lugar a distintas configuraciones clínicas (anorexia-bulimia. q exige tiempo. q el consumo de objetos pretende cubrir. Si los adultos abdican el adolescente se convierte en un adulto en forma prematura y por un proceso falso . Este panorama lleva al incremento de problemáticas del sesgo depresivo. Y no es obligatorio q ello resulte agradable. La pulsión se pone ahora al servicio de la función de reproducción.

El amor a los padres. LAS METAMORFOSIS DE LA PUBERTAD Y EL DESPERTAR DE PRIMAVERA (ficha de cátedra) (F) formula su teoría del acometido en 2 tiempos de la sexualidad humana. no sexual en apariencia. la moción sexual del niño está destinada hacia sus progenitores: la del varón hacia la madre y la de la niña hacia su padre. Diferencia de naturaleza entre el placer provocado por la excitación de las zonas erógenas (placer previo) y el producido por el vaciamiento de las sustancias sexuales (placer final. y claramente lo toma como sustituto de un objeto sexual de pleno derecho.  Libido de objeto: Cuando la libido yoica ha investido objetos sexuales se ha convertido en libido de objeto. Siempre la tensión producida por los procesos sexuales va acompañada de placer. La madre dirige sobre el niño sentimientos q brotan de su vida sexual. El placer final es nuevo y depende de condiciones q se instalan con la pubertad. Esta excitación es brindada por todos los órganos del cuerpo. La pubertad. En virtud del diferimiento de la maduración sexual se ha ganado tiempo para erigirla. el place es provocado por la estimulación de las zonas erógenas. y el amor sexual se alimentan de las mismas fuentes. en general. q podría medir procesos y trasposiciones en el ámbito de la excitación sexual. la producción del placer de satisfacción mayor. q es el mismo de la sexualidad perverso polimorfa infantil). lo besa y lo mece. Con la frecuencia de una ley. y con demasiado escasa contribución a la tensión. Esto significa una muda en la zona rectora para su posterior práctica sexual.Se ha establecido como lo más llamativo de la pubertad el crecimiento de los genitales externos. La elección de objeto. La angustia infantil es la expresión de su añoranza de la persona amada. junto con otras inhibiciones sexuales. en cambio.  Libido yoica/narcisista: Reservorio desde el cual son emitidas las investiduras de objeto y al cual vuelven a replegarse. todo el camino se abrevia y la acción preparatoria correspondiente reemplaza a la meta sexual normal. A lo largo de todo el período de latencia el niño aprende a amar a otras personas q remedian su desvalimiento y satisfacen sus necesidades. el primero corresponde solamente a una fijación infantil de la libido. falta entonces la fuerza pulsional para q el proceso sexual siga adelante. Niña y niño reconocen sólo el genital masculino (premisa universal del falo) por lo q la polaridad es fálico-castrado Un segundo tiempo en q con el advenimiento de la pubertad se introducen los cambios q llevan a la vida sexual infantil a su conformación normal definitiva. Pero si la tensión del estado de excitación sexual se computa entre los sentimientos de displacer. el clítoris mismo es excitado y sobre el recae el papel de retrasmitir esa excitación a la vagina. Después la pulsión sexual pasa a ser autoerótica y solo luego de superado el periodo de latencia se restablece la relación originaria. El hallazgo de objeto: Cuando la 1º satisfacción sexual estaba todavía conectada con la nutrición. q afecta a la sexualidad del clítoris (sector de vida sexual masculina q cae bajo represión). Objeto sexual del periodo de lactancia: el trato del niño con la madre (o la persona q ocupe ese lugar) es para él una fuente continua de excitación y de satisfacción sexual a partir de las zonas erógenas. Libido: fuerza susceptible de variaciones cuantitativas.  Se produce la subordinación de las pulsiones parciales bajo el primado de la genitalidad. la pulsión sexual tenía un objeto fuera del cuerpo propio: el pecho materno. En esto se comporta como un adulto: tan pronto como no puede satisfacer su libido. Ni siquiera quien ha evitado felizmente la fijación incestuosa de su libido se sustrae por completo de su influencia. se produce mediante un apuntalamiento en los modelos de los progenitores. en la muchacha se caracteriza por una nueva oleada de represión. El placer previo ya lo podía ofrecer aunque en escala reducida la pulsión sexual infantil. los preceptos morales q excluyen expresamente de la elección de objeto (porque son parientes consanguíneos) a las personas amadas de la niñez. se tropieza con el hecho de q es experimentada inequívocamente como placentera. lo acaricia. Las zonas erógenas ahora son empleadas para posibilitar. El hallazgo de objeto es propiamente un reencuentro. mientras q. Más tarde. la muda en angustia. por lo q en la niñez no hay una diferenciación de los sexos como la q se establece en la pubertad. a través del mecanismo de placer preliminar (así se denomina el placer correspondiente a las pulsiones parciales. o placer de satisfacción de la actividad sexual). Zonas rectoras: en la niña es el clítoris y en el niño el glande. Al mismo tiempo. el hombre la conserva desde la infancia. Un sentimiento de tensión tiene q conllevar el carácter de displacer. 9 . La sexualidad es autoerótica. La barrera del incesto: el respeto de esta barrera es una exigencia cultural de la sociedad. por eso responden a todo extraño con angustia. El estado de excitación sexual presenta el carácter de una tensión. el desarrollo de los genitales internos permite ofrecer productos genésicos o bien recibirlos. Solo con la pubertad se establece la separación tajante entre el carácter masculino y el femenino. hay autonomía de las pulsiones parciales. por medio del placer previo q ellas ganas como en la vida infantil. es fácil comprender q cualquier perturbación de ellos tenga consecuencias en la vida sexual adulta. Dada esta importancia de los vínculos infantiles con los padres para la posterior elección del objeto sexual. El peligro del placer previo es q este se muestre demasiado grande. Un primer tiempo correspondiente a la sexualidad infantil y a las primeras elecciones de objeto (CdE) q sucumben a la represión dando lugar al período de latencia. cuando el acto sexual es permitido. la activación autoerótica de las zonas erógenas es la misma en ambos sexos.

sea del otro sexo o no) Mientras q (F) expone en su teoría diversas líneas evolutivas. son manifestaciones de lo real q irrumpe y q los adolescentes trataran de simbolizar o representar. El destino de Melchor tiene una resolución inesperada y favorable. la información está vedada. de modo q pueda ser abandonada la fijación a los objetos edípicos Desasimiento de la autoridad de los padres Desinvestidura de los padres q permite el hallazgo de objeto exogámico y heterosexual*. suicidio). La elección de objeto es al principio llevada a cabo sólo imaginativamente (fantasía) Confluyen corriente tierna y sensual en el mismo objeto. determinado por el lenguaje. La represión proviene del mundo adulto q proscribe todo lo relativo a la sexualidad de los jóvenes. El tema del Sujeto del Icc como “génesis” obedece al momento en q la red de discursos q nos preceden por generaciones nos “pesca” (nuestros cuerpos son pescados por la red de discursos del Otro). la corriente sensual es reprimida y el niño queda ligado a sus padres a través de la ternura (pulsión sexual inhibida). El encuentro con lo real de la sexualidad tendrá sus consecuencias en ellos y responder en lo real puede llevarlos a la muerte como accidente o como pasaje al acto suicida. q la pubertad viene a trastocar al sujeto. con la aparición de la tensión genital se reeditan el CdE y CdC. y q la idea del todo a la cual empero hace objeción el más mínimo encuentro con lo real. en el cementerio frente a la tumba de Wendla se le presenta el fantasma de Mauricio q lo quiere llevar al mundo de los muertos. la madre de Wendla le alarga el vestido (ilusión de q el vestido cubra lo mismo q antes. y en consecuencia no la habilita para la sexualidad femenina. expresión de una doble moral de los adultos: los rígidos preceptos acerca de lo debido no impiden indiferencia. la exigencia de asumir una posición sexuada. esto hace pensar en la importancia de la intervención de las figuras parentales o sus sustitutos para dar a los adolescentes amparo y acompañamiento. la experimentación. Lacan es muy crítico con respecto a una postura q tome en cuenta lo evolutivo. o quedan por fuera de ese aparente único saber. una regulación q permite poner en palabras.      Segundo tiempo de elección de objeto. la admisión de la propia muerte. sexualidad y muerte en fin. El enmascarado es la figura de un adulto q funciona como alguien q impone la ley del falo. en tanto nunca hay adecuación perfecta entre el sujeto y su objeto y este es. A la oleada de la sexualidad habrá de oponerse una nueva oleada represión. El hallazgo de objeto puede hacerse a modo narcisista o por apuntalamiento en los modelos de la primera infancia. externo y diferente de si. pero sin retenerlos. En la adolescencia se espera q ambas corrientes se reunifiquen en el mismo objeto amoroso. Despertar de primavera (1891): Plasma el encuentro imposible entre los sexos dada la inexistente complementariedad entre el hombre y la mujer. constituir un borde a aquello q quedando fuera de la ley seria inarticulable para el adolescente. Los cambios corporales. como si la hija fuera igual q de chica). a Marta le prohíben llevar el pelo suelto. Es necesario el desplazamiento desde los primarios a los actuales para q la barrera del incesto sea preservada. Como consecuencia del CdE la pulsión queda escindida. se encuentra muchas veces con q el Otro real se niega a legitimar una imagen apta para comenzar a ejercer una sexualidad normativa. 10 . el deseo de mejorar su imagen son violetamente reprobadas y castigadas por padres y profesores. Se instala una circulación del saber q deja a los jóvenes en una encrucijada: o aceptan aquello q les dicen pero de lo q desconfían. No hay relación sexual. El ejemplo del vestido da cuenta de q el adolescente q de por si tiene problemas para reconfigurarse en el campo del espejo y q tiene q renovar los atuendos para vestir su nuevo real. La severidad de las prohibiciones de los adultos coexiste con las transgresiones. Mauricio y Wendla. Para la madre devolverle a su hija una imagen de mujer implicaría perderla como una niña objeto de su goce. Es en estos 2 planos. y aunque indudablemente la elección debe ser exogámica no se requiere q sea heterosexual. En ese momento aparece un caballero enmascarado q denuncia el discurso engañoso de Mauricio y acompaña a Melchor fuerza del cementerio. La pulsión se pone al servicio de la función reproductora como una nueva meta* (se hace altruista. Melchor es expulsado del colegio porque descubren cosas q escribió sobre el coito. crueldad e hipocresía hacia los hijos y alumnos. no procura exclusivamente la obtención de placer inmediato) La oposición pasa de ser falo-castrado a masculino-femenino (*Vigencia de los conceptos freudianos: hoy en día la satisfacción pulsional no implica necesariamente la parentalidad como meta. El joven se enfrenta a la ausencia de un saber sobre el sexo y el acceso a la sexualidad está mediatizado por el Otro del discurso. el del cuerpo como objeto pulsional y el del cuerpo como imagen. la madre de Wendla le niega info sexual pero cuando queda embarazada le da los abortivos q la terminan matando. (L) considera q la relación sexual hay q fijarla en la no-relación q vale en lo real. cerrándole el camino hacia la exogamia y la vida. lo esencial es q el sujeto pueda tomar un posicionamiento sexual y se relaciona desde allí con otro sujeto reconocido en su alteridad como otro. Entre los Nombres-del-Padre existe el del Hombre enmascarado. Los protagonistas de la obra son Melchor. es por el Otro q se posibilita el acceso al otro sexo (cosa q no ocurre en los animales). sobre todo. La estricta censura no impide q lleven a cabo sus experiencias. Las manifestaciones de los jóvenes vinculadas a la curiosidad. Por ejemplo. A la par q se despliegan fantasías y temores en relación al despertar sexual aparecen simultáneamente numerosas referencias a la muerte (enfermedad.

Para conseguirlo deberá pasar por una fase del desarrollo psíquico denominada fase del espejo. En el estadio del espejo rige un predominio imaginario. El narcisismo tiene un lugar normal en desarrollo sexual del hombre. La formación del ideal aumenta las exigencias del yo y es el más fuerte favorecedor de la represión. La imagen del espejo nunca podrá ser idéntica al infante. lo mide en término de los modelos. 2do narcisismo  se forma el yo gracias a una nueva acción psíquica. ¿Qué se ha hecho de la libido yoica en el adulto? Tenemos sabido q mociones pulsionales libidinosas sucumben a la represión cuando entran en conflicto con las representaciones culturales y éticas del individuo. Es condición de la represión. del respeto del yo por sí mismo. “una nueva acción psíquica” para q se constituya el narcisismo como tal. a su propio cuerpo antes de pasar de éste a la elección de objeto en una persona ajena”. Es el resabio narcisista donde cae la sensación de omnipotencia. una transformación producida en el sujeto cuando asume una imagen. Primero parece jubiloso.INTRODUCCIÓN DEL NARCISISMO – S. se encuentra en posesión de todas las perfecciones valiosas. Está formando por grandes montos de libido yoica. El sentimiento de sí depende de manera particularmente estrecha de la libido narcisista. FREUD (F). en la que él fue su propio ideal. Adquiere su primera sensación de unidad e identidad. el yo ha emitido las investiduras libidinosas de objeto. de pulsiones parciales y signado por el “desamparo original” (desvalimiento). compuesto por todo lo q uno posee y/o ha alcanzado q colabora a aumentar la sensación de omnipotencia. Anhela la perfección narcisista de la que alguna vez gozó Ideal del yo: Le exige al yo q sea lo más igual a él posible. Tiene a la cc moral como su guardián. y con ese propósito observase de manera continua al yo actual midiéndolo con el Ideal: conciencia moral. 11 . de parte del yo. otra parte brota de la omnipotencia corroborada por la experiencia (el cumplimiento del ideal del yo) y una tercera. Una parte del sentimiento de sí es primaria. son desaprobados por otro o ahogados antes de devenir cc. como el infantil. pero luego la afirmación de unidad imaginaria es reemplazada por un resurgimiento de la distancia entre esta nueva unidad y la continuamente fragmentaria. Este acto psíquico será la identificación q es el más temprano lazo afectivo con otro. El niño pequeño aún no posee una imagen integrada de su cuerpo. Produce culpa y castigo al incumplirlo. la condición de la represión. cuya tutela se confía a la conciencia moral. El desarrollo del yo consiste en un distanciamiento respecto del narcisismo primario y engendra una intensa aspiración a recobrarlo. partió en efecto de la influencia crítica de los padres y después de la crítica de la sociedad. (L). es una estructura de la constitución del sujeto. “Para ganar un objeto de amor se toma primero a sí mismo. La formación de Ideal sería. de la satisfacción de la libido de objeto. precisamente. La fragmentación experimentada por el infante se transforma en una afirmación de su unidad corporal. Y sobre ese yo ideal recae ahora el amor de sí mismo de que en la infancia gozó el yo real. El yo se empobrece en favor de estas investiduras así como del Ideal del yo. los mismos impulsos y mociones de deseo q un hombre tolera. El bebé no se siente unificado sino fragmentado de manera autoerótica y es a través de esa acción psíquica q se irá unificando. El narcisismo aparece desplazado a este nuevo yo ideal que. Es el grandor del yo. Lo que él proyecta frente a sí como su ideal es el sustituto del narcisismo perdido de su infancia. Es una identificación. El bebé posee un cuerpo fragmentando. Uno ha erigido en el interior de si un Ideal por el cual mide su yo actual. La sublimación constituye aquella vía de escape q permite cumplir esa exigencia sin dar lugar a la represión. una identidad espacial imaginaria. 3ro  elección del objeto Yo Ideal: Instancia donde recae el amor del q alguna vez gozó el Yo. La represión parte del yo. Cuánto más se acerca mayor satisfacción narcisista habrá. Instancia psíquica cuyo cometido fuese velar por el aseguramiento de la satisfacción narcisista proveniente del ideal del yo. educadores. Sostiene la teoría de la libido yoica y la libido objetal. siempre permanece un resto autoerótico que no se cede a los objetos. q alguien haya trocado su narcisismo por la veneración de un elevado ideal del yo no implica q haga alcanzado la sublimación de sus pulsiones libidinosas. a través de la toma de posesión de su imagen en el espejo. 1ro  autoerotismo  estado primordial. La formación de un ideal del yo se confunde a menudo con la sublimación de la pulsión. No existe desde el inicio de la vida una unidad comparable al yo sino q algo tiene que agregarse al autoerotismo. Herencia de los padres.NARCISISMO E IDENTIFICACIÓN EN LA FASE DEL ESPEJO (ficha de cátedra) . residuo del narcisismo infantil. Este distanciamiento acontece por medio del desplazamiento de la libido a un ideal del yo impuesto desde fuera. no relaciona sus diferentes partes como formando un todo. descoordinada y falta de carácter experiencia vivida del infante el su cuerpo real. la satisfacción se obtiene mediante el cumplimiento de este ideal. mientras q en el otro falta esa formación ideal. La incitación para formar el ideal del yo. etc. las mismas impresiones y vivencias. Simultáneamente. y vuelve a enriquecerse por las satisfacciones de objeto y por cumplimiento del ideal. Primaria investidura libidinal localizada en el yo. tiene 2 objetos sexuales originarios: él mismo y la mujer que lo crio.

en ocasiones la excesiva preocupación por la imagen. en procura de lograr para sí un lugar simbólico propio. No alcanza con que haya una imagen en el espacio. Entre otras tareas. FREUD El duelo es la reacción frente a la pérdida de una persona amada o de una abstracción q haga sus veces (la patria. Ese otro q le mira tras el espejo y q le cautiva. digamos. Debe decidirse: Reconocer el peligro real. la adolescencia plantea la exigencia de elaboración de procesos de identificación. imagen a su vez basada en la del otro (en particular la madre). las dos reacciones contrapuestas subsistirán como núcleo de una escisión del yo. A lo q el niño saluda en el espejo es a su imagen especular y no a otro niño igual q el él.) 3. por el otro. una cancelación del interés por el mundo exterior. sino la imagen reflejada de otro. En este tiempo en q está más atrasado muscularmente respecto de lo q lo está mentalmente. Diríamos que hace falta un lugar desde donde mirarse. aun si fuese él mismo. Podríamos pensar entonces. (Distingue así entre la realidad y la imagen especular. está afectado por la simetría especular. ese otro. hace falta. Y matriz de todas las identificaciones que vendrán luego: cualquier otro a quien yo ame estará para mí en el lugar de esa imagen alienante en la que confluyen mi ideal del yo y mi cuerpo sin fragmentar. El resultado se alcanzó a expensas de una desgarradura en el yo q nunca se reparará. El yo se constituye por alienación. asume la angustia ante él como un síntoma del padecer y luego busca defenderse de él. 2. La imagen en el espejo no es la de un otro cualquiera. La ilusión del niño que percibe su propia imagen reflejada en el espejo como la de un ser real. en todo sentido LA ESCISIÓN DEL YO EN EL PROCESO DEFENSIVO – S. al que desea acercarse y tocar. Aquel q el niño mira y reconoce como su imagen para hablar propiamente. del Yo Ideal. no tiene cuerpo fragmentado. para producir este efecto cautivante que va a concluir en la identificación formadora del yo. el niño tiene la capacidad de desdoblar el espacio en imaginario y en real. aquel que se reconoce como yo no está afectado de mis limitaciones. y este buen lugar va a estar dado por lo simbólico. dotada de una unidad. DUELO Y MELANCOLÍA – S. condición que luego se reproducirá en los sueños. que la pubertad viene a trastocar. constitutiva del yo. un ideal. La melancolía se singulariza en lo anímico por una desazón profundamente dolida. a conmover al sujeto. la pérdida de la capacidad de amar. es literalmente originaria y fundadora y de la serie de identificaciones. expresarían esfuerzos de inscripción. Los cambios corporales provocan sensaciones de extrañamiento en cuanto a lo que ocurre en su cuerpo y en relación con su propia imagen. Se encuentra duplicado. sobre todo un buen lugar. dar contorno. a un cuerpo que se experimenta como fragmentado. el del cuerpo como objeto pulsional y el del cuerpo como imagen. por identificación a una imagen q no es el yo sino otro. El niño logra resolver la dispersión de su propio cuerpo. Responde al conflicto con dos reacciones: Por un lado rechaza la realidad objetiva con ayuda de ciertos mecanismos y no se deja prohibir nada. Al contrario de la idea sugerida por el término “narcisismo primario” para (L) el yo está primariamente en el exterior (no hay un movimiento expansivo de un interior a un exterior como en (F) sino al revés) y esto por lo constitutivo de la exterioridad de la imagen en la q el yo se forma por identificación.El narcisismo originario se constituye en el momento de la captación por el niño de su imagen en el espejo. en tercer lugar. ese no descoordina. y es de pronto aterrorizado por una vivencia q le enseña q proseguir con esa satisfacción le traería por resultado un peligro real-objetivo difícil de soportar. la vestimenta o los tatuajes. él no tiene los problemas que yo tengo para moverme. que en la adolescencia. pronto aprenderá q es él. la manera narcisista. él no puede atribuirse dicha unidad a la percepción de su propio cuerpo. en segundo lugar. y de des -identificaciones. para verse allí de determinada manera. A la vez que originaria. el Ideal del Yo. Esa es la matriz del yo ideal. Mientras la imagen se le aparece entera. q jamás se alcanza. diferente al del niño que antes fuera. sino la de él mismo . El advenimiento de la pubertad y las consecuentes metamorfosis del cuerpo. FREUD El yo del niño se encuentra al servicio de una poderosa exigencia pulsional q está habituado a satisfacer. etc). reconoce al peligro como realidad objetiva. es en estos dos planos. Entonces. la inhibición de toda 12 . Lacan introduce el espejo curvo para plantear que la captación identificatoria de la imagen como algo que no puede producirse desde cualquier lugar. Tres momentos lógicos: 1. conllevan la necesidad de reinscribir un cuerpo que se percibe incoordinado y que se experimenta fragmentado . envase. el niño se reconoce en lo que sin duda alguna no es él mismo sino otro. inclinarse ante él y renunciar a la satisfacción pulsional o desmentir la realidad objetiva. Entonces a la pulsión se le permite retener la satisfacción pero a la realidad objetiva también se le dio el debido respeto. Esa primera identificación ante el espejo es clave para la formación del yo. esa primera identificación es en sí profundamente alienante: para empezar. Es un conflicto entre la exigencia de la pulsión y el veto de la realidad objetiva. Descubre que ese otro no es un ser real.

El duelo muestra los mismos rasgos. entendiendo por estructura. algo del orden de lo sensorial capaz de ser perceptible. q contendrá algo diferente y que. 2. pero la libido libre no se desplazó a otro objeto sino que se retiró sobre el yo. Lo que circula entre los miembros de la estructura edípica es el falo. Desmentida.productividad y una rebaja en el sentimiento de sí q se exterioriza en reproches y autodenigraciones. Es en algún modo una pérdida de objeto sustraída de la cc (a diferencia del duelo donde no hay nada Icc en lo q atañe a la pérdida). o que se ha perdido en la niña (desde la perspectiva del varón) o que no lo recibió (desde la de la niña. Propone la expresión “desasimiento parental” para la reedición de la conflictiva Edípica. sobreinvestidos y en ellos se consuma el desasimiento de la libido. La investidura de objeto resultó poco resistente. De esa manera. sino que sirvió para establecer una identificación del yo con el objeto resignado. Es decir que la mujer entra por decepción mientras que el varón sale por temor. un equivalente del falo (por ecuación simbólica: heces. Trabajo del duelo: 1. con el advenimiento de la tensión sexual. el complejo de masculinidad y la feminidad normal. En la melancolía se sabe a quién perdió pero no lo que perdió en él. La niña considera que el varón tiene pene y que es completo y que ella no lo tiene porque su madre no se lo dio. y el conflicto entre el yo y la persona amada.niño). aunque el varón se considera a sí mismo dotado de pene supone que puede perderlo porque la niña no lo tiene. excepto la perturbación del sentimiento de sí. un tiempo de reordenamiento en el cual algo nuevo ha de producirse en este segundo tiempo que se inaugura con la pubertad. una imagen visual.DOS MODELOS TEÓRICOS: FREUD Y LACAN (ficha de cátedra) (F): Propone la sexualidad humana en 2 tiempos. aparece en lugar de la cosa. es decir sentimiento de inferioridad frente al hombre. Hay 3 caminos o desenlaces posibles: la inhibición o neurosis. En el significante y por medio del significante algo queda inscripto que es de otro orden. El objeto perdido continúa en lo psíquico. Un primer momento de la fase fálica con la creencia de que todos los seres animados y los objetos tienen pene y un segundo tiempo en que el pene está presente. en una bipartición entre el yo crítico y el yo alterado por identificación. Niño: Renuncia a este conjunto de fantasías y deseos edípicos por tres causas: Por amenaza de castración. Aparece así la angustia de castración en el varón. Es una traza material. la pérdida del objeto hubo de mudarse en una pérdida del yo. Por no poder llevarlos a cabo por insuficiencia psíquica y biológica. sustituyendo una ausencia. Cada uno de los recuerdos y cada una de las expectativas en q la libido se anudaba al objeto son clausurados. para ella la castración es un hecho: no tiene pene.  el falo es el significante de una falta  el falo es el significante del deseo El concepto de significante en Lacan es una derivación del concepto en lingüística. El complejo de castración es agente de la entrada al complejo de Edipo en la mujer. En el duelo el mundo se ha hecho pobre y vacío. una huella acústica. 3. Lo significativo es que el significante en el q esa falta se 13 . Por un imperativo filogenético que conduce a una nueva fase del desarrollo. ahora conjugada con la confrontación real con el otro sexo y con lo real del propio cuerpo. mientras que en el varón opera permitiéndole la salida del mismo. complejo de castración). Se traspone. Esta pérdida Icc se acompaña de una rebaja del sentimiento yoico. A ello se opone una renuencia: no se abandona de buen grado una posición libidinal. EL COMPLEJO DE EDIPO . Complejo: Hay algo q existe en el sujeto frente a lo cual un elemento externo actúa como disparador y permite no sólo la manifestación de aquello que lo pre-existía. pero se puede perder. en la melancolía eso le ocurre al yo mismo. Se ejecuta pieza por pieza con gasto de tiempo y de energía de investidura el desasimiento de la libido. El examen de realidad ha mostrado q el objeto amado ya no existe más y de él emana ahora la exhortación de quitar toda libido de sus enlaces con ese objeto. El significante inscribe algo que es una ausencia. una organización caracterizada por lugares o posiciones vacantes que pueden ser ocupados por distintos personajes. y esto la impulsa a buscar en el padre el hijo que el padre le podría dar. en sentido estricto. sino también una retranscripción de las experiencias del primer tiempo de la sexualidad humana a través de la retroacción. fue cancelada. porque lo perdió. Niña: Entra en la problemática edípica positiva. En este segundo momento de la fase fálica. se decepciona de la madre (primer objeto de amor y causa de su falta). Sostiene que el complejo de castración es angustia de castración en el varón y envidia del pene en la mujer. (L): Describe una estructura intersubjetiva y los efectos representacionales q dicha estructura produce en los miembros que la integran. según su desenlace genera la asunción de una posición sexual. en términos de lenguaje algo que es del orden sensorial-perceptible. Este complejo se reprime y el niño entra en la latencia.pene. Pero ahí no encontró un uso cualquiera.

sino q se lo comprende en términos simbólicos. Para que la privación sea efectiva es imprescindible no solo que la madre se dirija al padre y no al hijo sino también que el padre no quede totalmente dependiente del deseo de la madre En el tercer tiempo. Con la privación del padre se inicia la castración simbólica.inscribe aparece como presencia. Nadie puede tener un falo y ofrecerlo libremente a quien se le antoja uno. Falo designa entonces una entidad de dos aspectos: uno de ellos atiende a la subjetividad del niño (falo imaginario) y el otro. En el primer tiempo del Edipo el niño es el falo de la madre y ésta por tenerlo a él es la madre fálica (corresponde al tiempo del estadio del espejo). Ambos conceptos hacen referencia a la falta. uno lo tiene y el otro lo es. la madre tiene el falo. En este tiempo el niño ya no completa a la madre. En la relación primordial con la madre. ambos el niño y la madre pierden su valor fálico. que falta uno. narcisismo satisfecho y el objeto que cumple con esa función de completud. este segundo encuentro traumático cuestiona la solidez de la estructuración psíquica ocurrida previa al período de latencia. falta a su vez. con aquello que le falta. La resignificación de la castración en la adolescencia: La castración en la adolescencia pone en cuestionamiento la estructura del aparato psíquico. se completa la castración simbólica iniciada en el segundo tiempo. En términos freudianos. En este período de la vida. el niño es el falo. en cuanto a que en el acceso al otro sexo no hay nada programado en lo real. Es imprescindible entonces la diferenciación del falo en la estructura edípica. nadie tiene el saber ni el pleno éxito en ella y. FALO Y CASTRACIÓN (ficha de cátedra) Tanto la castración como el falo son instrumentos simbólicos estructurantes del aparato psíquico. a la falta del mismo (falo simbólico) Formula tres tiempos en el Complejo de Edipo y conduce el planteo acerca de la premisa fálica y la fantasía de castración al registro imaginario. (L) establecerá que la relación ternaria necesitará de un cuarto elemento que actuará como articulador de aquello que ocurre en la relación triádica: el falo. La falta se inscribe como presencia y produce la ilusión de ser completo. la madre y el niño. La falta no funciona igual. En las referencias freudianas encontramos una relación triangular. Lo esencial es que el asunto gira alrededor de la ausencia y por lo tanto de la castración. que por medio de su propia falta brinda alojamiento al niño. o en un sentido más estricto consiste en separar al falo de sus representaciones. entre el padre. es decir el falo simbólico del falo en la subjetividad. 14 . no se lo puede agarrar. se lo reconoce al padre dependiente de una ley exterior a sí mismo. el falo se encuentra por fuera del padre y queda instaurado en la cultura . opera desde lo simbólico. De lo que se trata en la adolescencia. o sea que la sexualidad siempre tiene fallas. La referencia freudiana la encontramos en la ecuación pene=niño o falo=niño. a marcar. entonces nada falta. no es algo aprehensible. En el segundo tiempo ambos dejan de ser el falo y de tenerlo respectivamente pero hay un personaje que lo es: el padre. el falo se tiene pero no se es. Ambos conceptos son conceptos simbólicos. Desde la subjetividad surgen dos posibilidades: Si la imagen está presente hay ilusión de completud. Opera desde su ausencia (por eso lo llamamos –phi). que es un lugar negativo. Ahora también el padre pierde su valor fálico. el padre (real) no aparece suficientemente desarrollado en la teoría y se arma la dupla completa madre-niño. entonces se puede producir la ilusión de que si está el significante. ya q no se lo tiene. se convierte en lo que la madre desea. del lado de la teoría. el falo se independiza del niño y el padre aparece como falo omnipotente que puede privar a la madre en una doble dirección: priva al niño de su objeto de deseo y a la madre de su objeto fálico. Para Lacan el falo es un significante. cualquier cosa se convierte en falo imaginario y 2) algo que está presente se puede perder. Podría entenderse a la adolescencia como un segundo momento resolutivo que reafirma aquellos procesos psíquicos ocurridos en la infancia. Por dependencia de amor. Este lugar. es de la capacidad de resolución que tiene el sujeto de un conflicto con aquellos instrumentos que no tiene. si un término la inscribe o si este término que inscribe la falta. ambos fálicos. el niño desea ser el objeto de deseo de su madre y para esto toma de la madre su deseo. por la presencia de un agente externo encargado de ejecutar la castración y por otro lado la noción de falo simbólico como carencia y falencia estructural. Además es necesario un término que venga a inscribir. Podemos entender en la expresión respecto de que la sexualidad agujerea lo real que. ¿Qué queremos decir cuando hablamos de falo en psa? Vamos a tomar como punto de partida la noción lacaniana de falo y su articulación con el complejo de castración. Es en función de que algo falta que se estructura el aparato psíquico. en tanto nadie “zafa” bien ((L) “no hay relación sexual”) En términos metapsicológicos la dialéctica del tener-no tener el falo también surge en la adolescencia. De aquí entendemos que el lugar al que viene el niño es al lugar de la falta de la madre. es decir q el falo es algo que no se tiene materialmente. En este sentido el adolescente en muchas ocasiones se comporta supliendo carencias al modo de formaciones reactivas que ocultan las falencias. Procesar el Edipo consiste entonces en superar la posición del falo como aquello que se es para arribar al falo como aquello que se tiene. se trata del falo imaginario.

o porque…” Y se ubicará como ese objeto que supone al Otro le falta. donde tiene lugar el mismo. Sólo cuando la función paterna opera y separa. así como supongo que soy mirado así me veo. definiéndose la castración materna a través de la metáfora paterna. deseo de otra cosa. que a pesar suyo al Otro le falte. “tomar” el pecho. como falta de un objeto. y es con la articulación del deseo con la ley. Allí accede el niño al deseo propiamente dicho: el “tener” el pezón. y en tanto le falta va a habilitar a que se despliegue la pregunta respecto de qué es lo que realmente desea de mí. Por lo tanto. y en el punto de fuga. Deseo: El deseo adviene entonces más allá de la demanda. porque dice que “quiere” esto pero en realidad no. el cual va a ser recubierto por el fantasma pero al que es imposible acceder. y considera al objeto como objeto perdido desde el inicio. dicha mirada indicará el lugar que se ha ocupado en el fantasma materno. Así el niño queda pegado al deseo del Otro materno. Es necesario que en este momento el niño sea lo que el Otro materno desee. toda demanda del sujeto implicará demanda de significantes. obturando dicha falta.DESEO Y FANTASMA (ficha de cátedra) Necesidad: Objeto adecuado a la supervivencia del individuo y de la especie. y. La realidad es vista por el sujeto desde el fantasma. En consecuencia. por estructura. y ofrece un lugar en tanto que hay algo que al Otro le falta. en tanto que el sujeto está en dos lugares: en el punto de vista u ojo del observador. quedar como resto que opera como causa que estructura el deseo. siempre. objeto a. el objeto está perdido. quien lo nombra. momento en el que el infans se ubica en el lugar de lo que supone al Otro materno le falta. ¿Qué sucede con ese cuerpo infantil frente a la irrupción pulsional en la pubertad? 15 . Cuestiona la noción cartesiana de “sujeto unificado”. no tiene respuesta directa. Con la interpretación que construye. completándolo. El niño armará una respuesta “me quiere para…. se puede hablar de sujeto. buscando un objeto determinado con el cual satisfacerlo. falta inscripta en la palabra y efecto de la marca del significante en el ser hablante. (“¡Quiere comer. la respuesta es la que construye el sujeto a través del fantasma. ese pequeño a (otro) debe caer o sea separarse. no tiene que ver con la supervivencia y la adaptación. nombrar. Dicha búsqueda no cesa ya que el objeto de deseo nunca va a coincidir con el objeto causa de deseo. por la estructura misma. metonímicamente. y en esa suspensión es donde se manifiesta el deseo. El deseo se desliza. que se ponga en juego la demanda impartida por el Otro. El interrogante en el sujeto acerca del deseo del Otro surge a partir de los significantes que vienen de éste. Es un deseo que no se puede olvidar porque es esencialmente insatisfecho y en su surgimiento mismo está motorizado por la pérdida. lo funda como tal y ocupa un lugar que intenta velar una falta que es inherente a la estructura del Otro. Pero es necesario que en algún momento ese niño no colme al Otro. La alienación tiene como finalidad la inscripción del sujeto en el registro de lo simbólico. (¿Qué me quiere?). que el niño queda liberado del goce del Otro. El fantasma lacaniano: El concepto de fantasma se plantea en la intersección entre deseo y la construcción de la realidad por parte del sujeto. que se ubique en el lugar de falo materno. Es necesario que al Otro algo le falte. En el caso del sujeto humano no hay objeto adecuado para la pulsión. El fantasma es respuesta al interrogante acerca del deseo del Otro. a diferencia de la necesidad. Este sólo puede surgir en el campo del Otro. Es la instancia de la separación la que presenta en sí misma una contradicción: revela la falta del Otro dado que. porque no es sólo necesidad lo q se juega aunque se inicie con eso. siempre surge el enigma de su deseo: “me dice tal cosa…pero… ¿quiere realmente lo que dice?. El deseo es en cambio siempre propio de cada sujeto y no de la especie. ésta cava un intervalo a la cuestión de la necesidad. primordialmente el Otro materno en cuyas palabras siempre hay algo incomprensible. quiere la teta!”). es un enigma. pues es desde su mirada que la misma se produce. la madre introduce al niño en el campo de la palabra y de la demanda. a diferencia del instinto animal. justamente tratando de responderse qué quiere el Otro de él. Demanda: Cuando el niño llora su madre interpreta dicho llanto como una demanda y responde a ella. Se diferencia de la necesidad en cuanto ésta surge de un estado de tensión interna que encuentra satisfacción por acción específica que procura el objeto adecuado. lo cual se entiende como que el sujeto quiere ser objeto del deseo del Otro y objeto de reconocimiento también. objeto perdido para siempre. para que el sujeto advenga simbólicamente. (L) sostiene que el deseo del hombre “es el deseo del Otro”. Lacan define fantasma integrando la noción de perspectiva que incorpora la presencia del sujeto en la escena. Esta doble operación lógica lleva el nombre de alienación – separación. ¿o me está queriendo decir otra cosa?” El fantasma cumple la función de “asegurar un lugar en el Otro”. la deja suspendida. o de ella. Y allí comienza lo específicamente humano. El sujeto está pendiente de la cadena significante. se escabulle. que “implica que el sujeto para tener consistencia se hace objeto”. El deseo no se satisface sino q “se realiza” como deseo. Podemos decir que el fantasma es el resultante de las relaciones entre deseo y criterio de realidad del sujeto. demanda que llevará a la pregunta. La misma habilitará la posibilidad de la construcción del moi (yo imaginario-narcisismo) cuerpo unificado. en el deseo del Otro. Esta operación remitiría a aquel momento en el cual no hay sujeto dividido. Y en tanto no se desea lo que uno ya tiene es.

responsable. del propio deseo. caracterizada por la vacilación subjetiva ante la contundente conmoción estructural implicada en la misma. se podrá en lo esperable asumir una posición sexuada que permitirá acceder a la exogamia. Esto llevaría a producir un nuevo trabajo psíquico que conlleve a investir libidinalmente este nuevo cuerpo ante lo “real” que irrumpe con la pubertad. el trabajo psíquico que implica asumir una posición sexuada (hombre o mujer). el cuerpo y la posición del sujeto. Y por otro lado. 16 . al haber “atravesado” la castración del Otro que conjuntamente habilita hacerse cargo. contará con las herramientas simbólicas e imaginarias con las cuales intentará dar cuenta de aquello que se presenta como “real”. En la adolescencia. se verán implicados. Según cómo el niño atravesó psíquicamente la infancia.La adolescencia se caracteriza como momento de irrupción y de cambios.