“EL HUMO DE LOS VEHICULOS Y LOS EFECTOS EN EL SISTEMA

NERVIOSO”
Soluciones

Reconsiderar el transporte público:
La producción de autos, de carreteras, de gasolina y las emisiones
ocasionadas por la quema de combustible juegan un gran papel en este
problema. Debido a que muchas ciudades están distribuidas de tal manera
que conducir se vuelve casi una necesidad, puede ser difícil determinar la
mejor manera para combatir este problema. Sin importar dónde vivas,
puedes tomar medidas al buscar formas creativas para ser menos
dependiente de los autos. Por ejemplo:

 En lugar de ir conduciendo al supermercado cada dos días, ve solamente
una vez a la semana o cada diez días y compra todo lo que necesites de
una sola vez.
 Ir a tu destino compartiendo el auto con tus vecinos o inscribirte en un
programa para compartir los viajes con otra persona son también formas
excelentes para reducir el uso de tu auto.

Empezar hablar sobre la contaminación del aire con la gente a quienes
conozcas en lugar de restarle importancia. Hablar del tema podría dar
ideas o acciones brillantes para tratar de reducir la contaminación.

Sembrar arboles

Afinar y dar mantenimiento a los automóviles

Manejar menos para reducir las emisiones contaminantes

Tratar de caminar o ir en bicicleta

Cambiar los carros viejos por nuevos , ya que estos producen mucha
combustión y son los principales causantes de la contaminación del aire