Artrosis: según pasan los años

Los años no vienen solos. Y la artrosis, una enfermedad reumática, es de esas compañeras que se
vuelven inseparables a medida que aumenta el número de velitas por apagar. Sin embargo, la
prevención puede contribuir a retrasar su aparición.
La artrosis es un proceso degenerativo de desgaste del cartílago, que afecta sobre todo a
las articulaciones que soportan peso, o que tienen exceso de movimiento, como por
ejemplo las caderas, las rodillas o el pie.
Esta enfermedad se vincula con el envejecimiento de las articulaciones, ligado al paso del
tiempo. Se inicia, en general, a partir de los 40 o 45 años. Pero también puede aparecer en
forma precoz, como consecuencia de traumatismos o problemas congénitos que afecten la
articulación. Por ejemplo, la displasia de cadera, una malformación congénita de la articulación, es un
factor que predispone a una artrosis temprana.
En general, el envejecimiento y la sobrecarga de la articulación hacen que el cartílago se desgaste y
pierda ligereza y elasticidad. Los síntomas de la artrosis son el dolor y la limitación de la función
articular. La limitación del movimiento se debe a un factor mecánico: las superficies articulares, en
lugar de estar acolchadas por el cartílago, se vuelven cada vez más rugosas, y hacen contacto entre
sí.
¿Artrosis es lo mismo que artritis?
La artritis es una enfermedad inflamatoria, que puede afectar a varias articulaciones al mismo tiempo,
por eso se denomina poliartritis, y no está vinculada con la edad, pues puede aparecer en la juventud.
Hay distintos tipos de artritis, una de ellas es la artritis reumatoidea. Esta enfermedad compromete el
estado general de la persona, al producir decaimiento, cansancio, pérdida de peso. También provoca
inflamación, tumefacción y enrojecimiento de la articulación. La artritis reumatoideacausa un dolor
continuo. La persona se levanta con mucho dolor y rigidez.
La artrosis, en cambio, presenta un dolor mecánico, que se siente después de utilizar la
articulación. Generalmente es un dolor vespertino, y se alivia con el reposo. La persona
puede levantarse dolorida y sentir un poco de rigidez, por lo que le cuesta iniciar la
marcha. Pero en unos minutos la rigidez desaparece y la persona puede movilizarse.
Por otra parte, la artrosis, a diferencia de la artritis reumatoidea, no compromete el estado
general. Además, algunas personas no presentan síntomas, pero el médico puede detectar la
artrosis en una radiografía. Ésta muestra, entre otras cosas, que el espacio ocupado por el
cartílago es más pequeño de lo habitual porque aquél está deteriorado. Dado que el
cartílago cumple la función de amortiguar la presión y el roce entre los huesos, al
deteriorarse, los huesos se tocan entre sí y se desgastan.
A medida que el hueso se destruye, se produce un proceso reparador, que consiste en formar
hueso nuevo, pero con características diferentes del hueso normal. Es lo que se conoce
comúnmente, en las vértebras, como picos de loro, y que técnicamente se denominan
osteofitos. Cuando aparecen estos picos de loro, empiezan a raspar más, y producen mayor
dolor y limitación de la capacidad.
¿Cómo prevenir la artrosis?
Además de la edad, hay factores que favorecen la aparición de la artrosis. Uno muy importante es el
sobrepeso, porque produce una sobrecarga en las articulaciones. En este sentido es importante que la
alimentación consista en una dieta balanceada, y sin excesos de grasas, para evitar el sobrepeso. La
obesidad siempre se acompaña de artrosis.
Otro factor importante, es la gimnasia, por ejemplo las caminatas, la bicicleta, o la natación.

es señal de que se está haciendo ejercicio en exceso. El ejercicio es un método de prevención y de tratamiento. los especialistas prefieren utilizar la menor cantidad posible de drogas. De todos modos. ya existe una nueva generación de antinflamatorios que inhiben la inflamación en forma específica sin afectar el estómago. Y. Por ejemplo. y ver cuánto pueden mejorar los pacientes con tratamientos locales orientados a desinflamar y calmar el dolor. Nuevos marcadores para detectar la artrosis EL PAÍS . La especialista subraya que un paciente con artrosis no tiene que ser reacio a usar el bastón. Si hay dolor. El problema de los antinflamatorios son los efectos secundarios. en este sentido. para ser beneficioso. en las que el cartílago aún no se encuentra muy deteriorado. NUTREN EL CARTÍLAGO!!!!. Estas drogas se aplican en artrosis no muy avanzadas. si el paciente tiene dolor pero no tiene inflamación. El paso de los años es irremediable. Pero también hay otro tipo de drogas que apuntan a mejorar el cartílago. no surten ningún efecto benéfico esas caminatas que se realizan cuando se hacen compras y se miran vidrieras. ¡!!!!!!!! Estos fármacos. Una caminata efectiva tiene que ser continuada y con paso firme. Con respecto a la administración de fármacos. Pero hay maneras de retrasar un poco la aparición de las molestas señales de la vejez. aunque es difícil cuantificar la mejoría. el médico le receta sólo un analgésico. que no afecta tanto la mucosa gástrica. con una duración de 20 o treinta minutos.Con respecto a la caminata. en especial los problemas gástricos que pueden causar. tiene que ser sistemático. se desinflame. Por esta razón. y pueda funcionar un poco mejor. o de que se lo está haciendo mal. y hacer que la articulación se mueva en todo su rango. También ayuda el uso de rodilleras o corsé. la aplicación de onda corta a través de tratamientos de kinesiología. Este ayuda a que la articulación no cargue peso.10/10/2000 Vota Resultado 0 votos El anuncio de dos nuevos marcadores bioquímicos para detectar la artrosis en un análisis de sangre antes de que se manifieste la enfermedad es uno de los principales avances presentados en el .Barcelona . aparentemente. el dolor es un buen indicador del límite. El ejercicio.

Se estima que afecta en España a un tercio de la población de 40 a 60 años de edad. Uno de ellos se basa en una sustancia que produce la propia articulación cuando se desgasta. según explica la doctora Ingrid Moller. cuya presencia aumenta y puede detectarse cuando se produce un desgaste de la articulación. si se confirma su eficacia. celebrado la semana pasada en Barcelona. tiene que ver con la proteína oligomérica de matriz. disfunción que en la mayoría de los casos causa dolor . El otro sistema de diagnóstico precoz. De todas las enfermedades reumatológicas.Congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Investigación de la Osteoartritis (OARSE). Moller señaló que se llama artrosis a la enfermedad que afecta al cartílago articular y que produce la pérdida de movilidad de la articulación por destrucción o atrofia del cartílago. La noticia en otros webs  webs en español  en otros idiomas Revisión periódica Los nuevos marcadores. el keratal sulfato. y se trata de uno de los principales motivos de consulta en asistencia primaria y traumatología. uno de los grandes retos que hay en la lucha contra la artrosis. la artrosis es la más frecuente. directora del Instituto Poal de Reumatología de Barcelona. otra sustancia implicada en el desarrollo de la enfermedad y cuya presencia también puede medirse. podrían estar en el mercado en el plazo de tres años. es la segunda causa de incapacidad laboral.

junto con el de la elaboración de parámetros de normalidad a partir de grandes estudios de población. El 60% de los pacientes reumáticos tratados con antiinflamatorios padece algún tipo de erosión gastrointestinal.articular o inflamación (artritis) y que con frecuencia conduce a una impotencia funcional. y que uno de los que tiene más futuro es el de las ecografías a partir de mediciones del cartílago. con la implantación de prótesis. explica Juan Manuel . la artrosis se trata principalmente con antiinflamatorios y analgésicos -aunque ya están apareciendo sustancias que pretenden frenar el desgaste de la articulación una vez se detecta la enfermedad. El medicamento ideal para la artrosis tiene que ser eficaz para quitar el dolor. una glicoproteína sérica.En la actualidad. ya que hasta ahora sólo se acude cuando la artrosis es muy evidente. que es el último recurso cuando la artrosis existe en la rodilla o en la cadera. La doctora Moller indicó que también se ensayan sistemas de detección precoz basados en la imagen. que ha sido presentado en el último número de la revista Annals of Rheumatic Disease como un potencial marcador de la artritis en la artrosis. Moller señaló que otro aspecto sobre el que se debe insistir es la necesidad de que la visita al reumatólogo!!e incluya entre las revisiones periódicas a las que debe someterse una persona para garantizar un buen estado de salud. pero con costes asumibles.y mediante cirugía. Estos dos nuevos marcadores se unen al YKL-40. seguro por no producir efectos secundarios y capaz de frenar la enfermedad.

Aunque todavía se estudian y comienzan a aplicar medicamentos que ayudan incluso a la regeneración del cartílago en casos leves de artrosis. pero ello dependerá de cada caso. sin embargo. ambos específicos para la artrosis. la mejor manera de retrasar su aparición consiste en emprender . hacer ejercicio con las articulaciones enfermas es fundamental para fortalecer los músculos y el movimiento. El tratamiento adecuado consiste en una combinación de varios factores y dependerá de la articulación afectada. por lo que el reciente anuncio realizado en la revista JAMA de que un nuevo fármaco consigue hasta tres veces menos complicaciones gástricas que los tratamientos habituales ha creado nuevas expectativas en el tratamiento. Además. pues hay para quienes el frío local puede aliviar el dolor mientras que para otros el calor es muy eficaz para eliminar rigidez y malestares. Suele recomendarse calor en las zonas afectadas a la vez que se aplica masaje para eliminar molestias. la práctica debe ser suave y nunca provocar dolor. carreras o cargar peso excesivo. retardar su evolución y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Dos de los nuevos y más prometedores fármacos por los resultados presentados en Barcelona son el condroitín sulfato y el ácido hialurónico. En ocasiones pueden aplicarse distintas temperaturas para aliviar el dolor y la sensación de inmovilidad temporal.Herrerías. pues muchas veces pueden ocasionar problemas gástricos. Siempre que sea posible se tratará la obesidad o se corregirá la diferencia de longitud de piernas existente. pero nunca se recomendará inmovilidad. y se procurará que el paciente comprenda y acepte sus limitaciones de modo que evite movimientos que produzcan dolor y aprenda a usar otras articulaciones en lugar de la enferma. pero sí es posible aliviar síntomas. los especialistas prefieren recetar la menor cantidad posible de drogas y ver cuánto pueden mejorar los pacientes con tratamientos locales orientados a desinflamar y calmar el dolor. Ante todo. Cuando los miembros inferiores se ven afectados por el mal es necesario limitar paseos largos. en personas con alguna discapacidad es de mucha utilidad un bastón o muletas para reducir el peso que soportan las articulaciones y así aminorar el dolor. se evitará someter a las articulaciones a sobrecargas que ocasionen aumento del malestar o destrucción rápida del cartílago. Las medicinas empleadas en la artrosis se utilizan sobre todo para aliviar los síntomas. severidad de la enfermedad. generando más dolor y acelerando la evolución del mal. presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD). grado de dolor. empero. Tratamiento y prevención No existe todavía ningún tratamiento que pueda curar la artrosis. ya que si la articulación se sobresfuerza puede tenerse un resultado contraproducente. La afectación gástrica sigue siendo el caballo de batalla del tratamiento de la artrosis. El primero se administra por vía oral y el segundo se inyecta en la cavidad articular. Por ejemplo. actividades diarias del paciente y edad.

medidas preventivas. . autocuidados y el asesoramiento del médico reumatólogo de manera periódica u oportuna a la menor aparición de los síntomas.