Las crónicas de Dermet: Más allá de la cápsula

Por
Katherine Dermet

1

Ésta es un historia que nunca antes han escuchado porque aún
no ha ocurrido y posiblemente muchos de ustedes no vivan lo
suficiente para verlo con sus propios ojos. Esta historia ocurrió
en Dermet, pero comienza muchos días atrás en el futuro.
Lo sé, esto suena algo confuso y se estarán preguntando qué o
quién demonios es Dermet, bien, es una cápsula. Pero no una de
esas que toman cuando están enfermos, no. incluso cuando fue
creada para salvar a las personas no es de ese tipo de capsulas,
esta cápsula es mucho más grande, casi tanto como la mente del
psicópata que la creó. Esta cápsula es lo suficientemente grande
para que halla personas viviendo dentro, pero no se engañen, no
entraré en detalles sobre su creación o cómo la IGP se hizo con el
poder en Dermet. Esa, es otra historia. Y esta es la historia de
Jon.
Un joven que se preguntó que había más allá de la cápsula y se
decidió a salir. Ahora se estarán preguntando que llevaría a
alguien a salir de la cápsula, claro. Sin duda lo han hecho, porque
si tan sólo una vez han oído mencionar su existencia, cosa poco
probable, pero si por casualidad lo hicieron sabrán que la vida en
Dermet es linda y perfecta. Pues bien, Jon estaba enamorado.
Sí, suena a una excusa estúpida, pero suficiente para comenzar
con lo que tarde o temprano iba a pasar y quien haya leído al
menos una vez la historia de su país sabrá que tarde o temprano,
en todos los tiempos indefectiblemente hay un hombre joven, o
un grupo de ellos que se levanta contra el orden social. Y en
nuestro caso, este será nuestro querido Jon.

Creí que salvábamos la humanidad y no hemos hecho más que volvernos inhumanos
K.Dermet

1
Aburrido, pesó John Dodge observando a sus vecinos a través de la ventana de la cocina. La
Sra. Cock recibía a su esposo con una sonrisa resplandeciente en su rostro mientras regaba el
1

El hombre se había ausentado sin aviso por varios días pero a ella no parecía importarle. no debía tomarse a la ligera. nadie sabía exactamente que ocurría allí. La Institución Garantizadora de la Paz (IGP) era la encargada de mantener la tranquilidad en la pequeña ciudad asegurándose de eliminar todo aquello considerado como riesgo potencial. era obligación tener al menos un niño. La paz era un bien difícil de conservar por aquellos días. por qué habría de serlo. trabajo y esposa. los vecinos solían realizar un brindis con las familias del nuevo ciudadano legal. en Dermet nadie mentía o engañaba.jardincillo delantero. la ambición o los instintos carnales (en Dermet cualquier contacto físico con otro ciudadano fuera de la procreación era considerado un acto terrorista). lo habían comprobado hacía cosa de una década y la única manera de conservarla era por medio de lo que muchos llamaban "la reorientación" los que pasaban por ella jamás volvían a ser los mismos pero los cambios eran para bien o eso decían. nadie había vuelto a verlos cara a cara . el máximo eran dos y si se tenían tres o más debían ser entregados a la IGP al cumplir los ocho años. esas bajeces eran parte de aquél periodo de la historia que los eruditos habían denominado la era oscura de la humanidad. nadie sabía exactamente que ocurría con esos niños. claro que en Dermet una ausencia no era motivo de preocupación para una esposa. eso incluía los sentimientos perversos y morbosos capases de conllevar caos como los celos. claro. ni siquiera parecía preguntarse el porqué de su ausencia. Una vez que un niño partía en las camionetas blancas volvía siendo un adulto en ciernes al que se le asignaba una nueva casa. los hombres de la IGP jamás salían a la calle sin sus cascos blancos. Cuando un muchacho estaba cerca de cumplir su decimo octavo aniversario la IGP pasaba a buscarlo en sus camionetas blancas y se lo llevaba a sus oficinas. pero ellos según se decía eran los terceros y cuartos hijos de los matrimonios de modo que ningún ciudadano común podía tener contacto con ellos. La visita de la IGP en general significaba un gran honor. salvo los trabajadores de la IGP. razón por la que habían nacido las suposiciones de 1 .

-observó su madre con aquel tono inexpresivo propio de todos los adultos de Dermet. aunque en Dermet las personas jamás protestaban a menos que quisieran verse en grabes problemas. ni siquiera había tocado su desayuno. Así se organizaba Dermet. 1 .que allí era donde terminaban esos niños. ejercitar sus músculos a la vieja escuela. otros decían que sólo era una excusa para eliminarlos sin que los padres protestaran. Fuera el día estaba perfectamente templado como cualquier otro día que John pudiera recordar. antes y después. -John. como norma general se suponía que no debían sentir nada.m. Pero John no era como todos. claro que ella no lo notó. El muchacho dio un respingo. nadie opinaba o preguntaba y todos vivían en la Paz fundada por la IGP. y no podía dejar de sentir un escalofrío cada vez que pensaba en esos niños o lo que sea que les hicieran en la reorientación. prefería ir andado. Nadie en Dermet hubiera notado un cambio de animo en el muchacho. nadie en Dermet se ocupaba de fijarse en como se sentían los demás. los había observado. estaba claro que se metían en sus cabezas y aunque nadie parecía alarmado la preocupación de John aumentaba a medida que pasaban los días. Su taza aún humeaba olvidada sobre la mesa.-se limitó a decir con aquella sensación de culpabilidad que sentía cada vez que su madre lo atrapaba observando a sus vecinos. Claro que en Dermet nada de eso era necesario. sus dietas estaban suplementadas con los activadores metabólicos necesarios para mantenerse en optimo estado. era el primer día de la semana y debía de ser cerca de las 7 a. nadie sufría. el autobús escolar pasaría pronto a recogerlo pero John no lo esperaría. -voy tarde. llegaras tarde a clase.

No se ha registrado a las 7:25 ¿Ha faltado a su primer clase? Las opciones titilaron en la pantalla. aunque mucho no le importaba. Dodge! Ud. En la pantalla apareció el cartel de interfaz amigable que lo saludaba cada mañana. la IGP llevaba control de todo lo que hacía y cualquier intento por eludirlos era una perdida de tiempo. ¿Cuál fue el motivo? Dia libre Enfermedad No hice la tarea 1 . s n í o John pulso sí y esperó a que el nuevo cartel se visualizara. John fue hasta su casillero y discó en la pantalla su contraseña de acceso: JKD-23-8-2234 Nunca se había molestado en cambiar la contraseña que le asignaron.Como había esperado. en especial en instituciones publicas que ellos regían. sino porque sabía que daba lo mismo sus iniciales y su fecha de alumbramiento o cualquier otra cosa que se le pudiera haber ocurrido. ¡buenos días Sr. le quedaban pocos meses para que la IGP pasara a buscarlo y todos sabían que los chicos llegado ese punto se dedicaban a holgazanear en clases. no porque no le molestara que tuvieran acceso a sus cosas. el muchacho llegó tarde a clases.

Lo único que era de conocimiento público y obligatorio (cada año los obligaban a trabajar sobre ello en la escuela) era que en el 2051 un grupo de mentes brillantes encabezado por la Dra. algunos decían que aún quedaba algo de vida allí afuera pero que nadie en 1 . John sabia que lo de la niebla era cierto. había probado antes con otras opciones pero siempre resultaban más difíciles de justificar. para entonces ya casi no quedaban registros público de aquella primera generación en habitar en la capsula o sobre la vida antes de que se hubiera creado. todo lo que se sabía sobre aquellos días era regido por la IGP y estaba prohibida para el común de las personas. Por fin se oyó un Clic. las partículas en el aire se habían recombinado volviéndose no apta para la vida. fuera de la capsula la vida se suponía imposible. Retirar algo de su casillero? John suspiró con impaciencia y volvió a presionar sí. Bates. Se le ha previsto una cita con el Dr. No tardó en encontrar lo que estaba buscando. se podía ver la negrura densa al otro lado como un fantasma siempre presente. la tierra fuera de la capsula era un desierto frio cubierto de niebla azulada similar a marte. siempre guardaba en el mismo sitio su "kit de primeros auxilios" que no era otra cosa sino una pequeña cajita de cartón donde siempre guardaba un pequeño trozo de papel secante y el viejo diario de su decabuelo. y la puerta del casillero se abrió. John formaba parte de la decima generación que viviría en Dermet. ¿Desea Ud. Dermet consiguió predecir el fin y creó la capsula para que una muestra afortunada de la raza humana pudiera ser salvada.Otra John pulsó enfermedad. Le deseamos una pronta recuperación. Por favor presentarse en la enfermería en el transcurso del día. si se acercaba lo suficiente al borde de la capsula.

(John le había enviado un mensaje apenas salió de la enfermería citándolo al sitio en cuestión) traía consigo dos sándwiches de atún de la cafetería. siempre intentaba encajar en el sistema y pasar desapercibido. John se guardó el papel en el bolsillo y guardó el resto de nuevo en el casillero. incluso una vez habían almorzado en los aseos aunque Patrick lo hizo prometer que jamás se repetiría. Su muñequera sonó mostrándole en la pantalla el mensaje que le recordaba su cita en la enfermería. ya tenía bastante con el error genético de su cabello. una parte de él sabía que era estúpido pero no podía dejar de obsesionarse por aquel pasado perdido que la IGP se empeñaba en negar. Había encontrado tantas cosa útiles como el truco del papel secante. Las personas en la ciudad lo miraban 1 . Patrick. algo como la culpa. incluso John con su rubio oscuro era de los menos habituales ¿ pero lo suyo? Lo suyo era escandaloso. como si cada uno de los recuerdos que contenía hubiera adquirido vida. Patrik. John amaba salir de la rutina. Por su parte. Se había pasado antes por la enfermería ganándose un día libre y un piquete en el brazo pero no demasiado que lamentar.su sano juicio querría ver la clase de monstruosidades que habían creado las adaptaciones genómicas que debieron sufrir para sobrevivir. El peso del pequeño diario pareció intensificarse. no era algo normal en una ciudad donde el único color que existía era el blanco y los cabellos de todos iban del rubio platino al oscuro pero ninguno salía del monocroma rubio. Patrik llegó puntual como siempre. A la hora del almuerzo John estaba en el aula de biología esperando a su mejor amigo. estaba seguro de que ese pequeño artilugio no era nada en comparación con toda la información que debía tener la IGP sobre aquellos día. era pelirrojo y un pelirrojo miope y sinusitico. y con gesto resignado se fue a sentar junto a las mesadas donde dejó las viandas. cada recuerdo que llevaba consigo la marca de la destrucción. Algo tembló en su estomago.

-No necesito gustarles. no quiero que mis hijos sean como yo.como a un bicho raro. -Mis padres nunca pasan tiempo juntos. tendrán que tener hijos. John mordió su sándwich con indiferencia. 1 . Es como todo. todos conocen a sus parejas. John lo medió un instante. -¿no sientes curiosidad? -¿Por el sexo? No. -Te ves como la peste. los usaban en las clases de biología reproductiva pero ya casi ningún Dermniano optaba por el método natural. las chicas huyen de ti. eliges los genes. Además Thaluz y yo optaremos por la inseminación. más fácil. john era su único amigo. -Quítatelas. -Debería.. Anna se casará contigo.-dijo John dándole un suave golpe a las gafas de Patrick. -¿Y no quieres agradarle al menos? Pasaran la vida junto. -No me importa. Patrik se molestó. razón por la que aún lo seguían siendo incluso cuando el ochenta porciento de las veces reprobaba su comportamiento. -¿Para qué?-indagó obedeciendo. Un hombre y una mujer con sus cuerpos completamente desnudos donde se exponían sus órganos internos y externos. ya sabes. -No hace falta que estemos juntos.-Dijo Patrik y ambos miraron a las dos figuras de cuerpo humano que decoraban el salón. Necesitó entornar los ojos en su lucha por enfocar la vista haciendo que sus mejillas coloradas parecieran hincharse más de la cuenta.En Dermet que te llamaran "la peste" era una de las pocas expresiones ofensivas que existían. nadie se quedará solo y lo sabes. Thaluz se casará conmigo..

es por el bien de todos. me odio y me doy asco.-Por todo.-¿Y tú crees que esto es vida?¡ El casillero que me saluda toda las malditas mañanas tiene mas vida que mi madre o que cualquiera en Dermet!.. sufro ansiedad John. no veo la hora de que llegue la IGP por mi y que arregle esto-se señaló con desprecio. ¿Como puedes estar de su lado? -¡Por el amor a la Paz! no sabes de lo que hablas. pero tu no sabes lo que es sentir. Intenta protegerte. ¿Realmente quieres que decidan por ti como va a ser el resto de tu vida?¿ No te gusta elegir lo que sientes? Patrick suspiró y lo observó con lástima paternal. no arruines tu vida. tu no tienes idea.-miró a ambos lados comprobando las cámaras y se inclinó en dirección a john para que sólo él lo escuchara. yo siento cosas.-sé que eres un genio o algo así John. Esto es más grande de lo que crees. sientes tanta autocompasión que prefieres que otro piense por ti. pero cuando me arreglen ya no me odiaré. ya no odiaré a nadie más. Había gravedad en su rostro. John soltó una carcajada amarga. déjalos. lo máximo que tu sientes es curiosidad pero yo. el gobierno no te odia.cosas que no quiero sentir. no hagas que te maten. No hagas de la IGP tu enemigo. siento cosas todos los días. -Cuídate John. nadie puede. ¡esto no es vida! ¡¿que esperas para darte cuenta?! ¡¿que esperan todos para verlo?! Patrick se quedó en silencio un momento como meditando. se comió los labios masticando la idea y al final se irguió en su silla alejándose del rubio. -¿Te escuchas? No eres más que un cobarde meón. casi podía verse un deje de pánico en su rostro. La IGP siempre ha estado detrás de ti.-no puedo dejar de odiarme ¿sabes? No puedo elegir lo que siento. 1 . deja que te proteja John. por una vez sólo sigue la corriente.

ambos lo sabían. todos tenían tan arraigada esa idea que parecía delirante pensar de otro modo. casi todos excepto Thaly huían de él. Siempre creyó que aquello de los matrimonios era injusto. para extender el poderío de sus cámaras y micrófonos.La conversación había terminado.-John dio un respingo. estaba marcado por la IGP. John se levantó y se fue molesto. lo que quedaba de la civilización que tanto anhelaba conocer. John no quería una esposa que le temiera y tampoco se le ocurría nada que pudiera hacer para evitarlo. la única que había. Siempre se había sentido como una rata dentro de un experimento. aquél era su pequeño bunker. sin duda el edificio más alto en dermet después de las torres de oficinas de la IGP. A casi 20 pisos del suelo. Los controlaban para protegerlos de si mismos. Anna Bertawek se orinaba encima cada vez que lo veía e igual la casarían con él. No necesitó voltearse para saber que era Thaly. Aunque lo único que tenían en común Patrik y ella era que ambos conocían a John. Allí no había cámaras que funcionaran. siempre debajo de la Lupa. El muchacho caminó por el borde y miró sobre los barandales. Sin darse cuenta sus pies lo condujeron al único sitio donde podía sentirse tranquilo: la terraza de la escuela. incluso John a veces se preguntaba si él no era el loco. apenas la conocía de vista y sabía que la muchacha le tenía miedo. John siempre había tenido la impresión de que las ventanas gigantes eran para poder observarlos mejor. su mejor amiga y la prometida de Patrik. y luego al final de la pecera gigante el mar oscuro que se lo tragaba todo fuera de la capsula. las callejuelas perfectamente ordenadas y algún que otro Dermniano como pequeña gotitas blancas sobre el pavimento. 1 . Él no la quería. no sabía quien era el encargado de asignarlo pero debía estar como un cencerro. un mar de edificios blancos como colmillos salientes con grandes ventanales . John se había encargado de burlarla y nadie había ido a repararla en años. -Sabía que estarías aquí. Desde allí podía ver la ciudad en toda su extensión.

un aura de paz parecía envolverla. -También tengo miedo.Su cabello se veía plateado con la claridad del día. un nudo se había instalado en medio de su garganta. Estaba parada justo a su lado con las manos apoyadas sobre el barandal de la terraza.-dijo la muchacha.-le dijo y John fue incapaz de responder. -Patrick dijo que discutieron. -Te quiero.-¿Como me encontraste?-Preguntó voltenadose a verla. siempre había sentido la tonta necesidad de parecer fuerte frente a ella. Si era posible aquella desesperanza pasiva lo ponían de los nervios.. -ya. -Haré algo. tenía ganas de pelear con alguien. lo que sea. -21 . John no supo por qué pero sonrió. le hubiera encantado negarlo.eso.. John no le había dicho que estaba aterrado a nadie. Thaly se volteó a mirarlo con una sonrisa triste en el rostro que decía que no era cierto. pero ese día se sentía incapaz de hacerlo. -¿Qué pasó? -La reorientación. pero ella pareció darse cuenta de ello. Quería gritar y llorar a la vez. Hubera preferido que discutiera con él. no podía hacer nada para evitarlo y ambos lo sabían.

todos comenzaban igual: con las palabras "en Honor a Katherine Dermet" saliendo de la gran pantalla de cine que dominaba toda una pared en las salas de video de todas las casas. volvía. que debían agradecer. la mayoría acababa con la reinstauración de la paz. Patrik y su madre se hubieran sentido orgullosos. Preguntaba si quería despedirse. iba a clases. le explicaba que por la mañana había llegado el mensaje de la IGP. más azul y frío pero tan destruido como el planeta hermano que. según las expediciones que habían enviado. Algo se removió en su estomago y sintió ganas de vomitar. Luego se hablaba de lo duro que fue reinstaurar la paz dentro de la capsula y salvar a la pequeña muestra de la raza humana que la habitaba. el fuego. a la mañana siguiente la IGP la llevaría a sus oficinas para prepararla para su nueva vida. 1 . Era de Thaly. Se daban algunos detalles sobre una predicción años antes de que la capsula se instaurara en el 2051. esa sería su última noche en casa de sus padres.Por casi un mes John se mantuvo dentro del sistema. de como fueron beneficiados los que en ellas fueron incluidos. habría tenido vida homologa a la nuestra millones de años antes de su destrucción. la guerra y la sangre. Aquel último mes se la había pasado enfrascado en la sala de video de su casa mirando una y otra vez los documentales de Dermet. Su muñequera sonó avisándole que había llegado un mensaje. pocos incluían mención de la reorientación y sus beneficios y aún menos hablaban del levantamiento que había tenido lugar hacia una década. aprobaba sus exámenes y no había habido un solo llamado de atención. el frio y las estimaciones de que fuera el planta no era más que una especie de marte arenoso. de tantas veces que los había visto los había memorizado por completo. se había obsesionado con la idea de encontrar en ellos la clave para eludir la IGP. y luego las explosiones. se hablaba de ella como de un arca salvadora.

tan grandes que se podía ver el interior. un pequeño jardín al frente y ventanas grandes. antes de que les dieran el famoso "coche familiar". el clima era suave y la luz no era lo suficientemente fuerte como para que te dolieran los ojos ni tan suave que debieras entornarlos para ver mejor. no recordaba la ultima vez que alguien lo había tocado. Al principio lo tomó por sorpresa. John tocó el botón que recordó le había indicado el hombre del casco blanco. Thaly vivía en la casa B-32. muros y puertas blancas. le pareció que se caería de lado apenas se subió. John pensó que era una estúpida. ni hablar de un abrazo. el scooter tardo unos momentos de cloquear hasta que se estabilizó entre sus piernas. Un hombre que cruzaba por la calle lo saludó. al otro día dejaría de ser ella y aún así sonreía. como si una de aquella tormentas de fuera de la capsula llevara días instalada allí. un día tan perfecto como cualquier otro día que se pudiera esperar en Dermet. Su casa era exactamente igual a la de todos. John le devolvió el saludo de forma autómata y fue a por su scooter de energía libre. Todos en Dermet tenían uno desde los 15 a los 18.-le dijo y una vez dentro de su casa lo abrazó tan fuerte que dolía. la ultima vez que se había subido a él había sido el día en que la IGP se apareció en su puerta con el obsequio y le enseñaron a usarlo. Antes de que John llegara a tocar la puerta Thaly ya había salido a recibirlo. era casi una necesidad. su optimismo le revolvía el estomago. se veía sonriente como si fuera el día más feliz de su vida. por momentos sentía relampagueos y retorcijones. parecía querer decirle algo. pasa. 1 . Pero john no podía quitarse esa sensación pesada en su estomago. las plantas crecían sanas en los jardincillos delanteros de todas las casas. -John. simplemente no le gustaba nada que viniera de la IGP. como si en ello se le fuera la vida. John nunca usaba el aparatejo. simplemente era perfecta. cerca de una de las esquinas.Fuera era jueves.

-No conoces el frío. 1 . para eso estaban los scanner.-fue todo lo que pudo murmurar. más tibio y mas no-sabía-qué que cualquier otra experiencia que hubiera vivido. -¿De que te ríes?-Lo acusó secándose un poco las lagrimas. -Nunca me sueltes. ambos lo hacían. -no. John se sintió incapaz de responder.. No podía verla llorar. la abrazó aun con mas fuerza hundiendo su nariz en el cabello de la muchacha que olía a fresas. sólo sonrió. estaba llorando. Podía sentír su carne tierna debajo de las dos capas de ropas que los separaban y el calor que emanaba su cuerpo.-le dijo sin soltarla.-le pidió en un susurro. casi había perdido la sensibilidad de su rostro y una marca rosada había quedado allí donde habían estado unidos. sintió desesperación por cubrirla con sus brazos. como si temiera que se la arrancaran en cualquier momento.ten-go fríio.-Murmuró la muchacha al rato. le dolía el pecho y las manos le temblaban cuando intentaba limpiarle las lágrimas. Thaly se sacudió en espasmos entre sus brazos. no se animó a hacerlo. la obligó con un movimiento suave a mirarlo y vio que su rostro estaba empapado de lagrimas. El muchacho buscó en sus recuerdos intentando encontrar algo comparado a eso pero no lo halló. el conjunto de nuevas sensaciones lo sumieron en un estado de aturdimiento del que no quería salir. Se veía tan frágil que John sintió el impulso de besar sus mejillas allí donde quedaron las sombras de las lagrimas. -Te. nunca antes había sentido aquella sensación que consiguió sacudirlo a él también.eso jamás. habían estado mejilla con mejilla por casi media hora.. su madre ni siquiera le tocaba la frente para medirle la fiebre cuando se enfermaba.John se alejó un poco para observarla. el abrazo de Thaly era más suave. Se quedaron así por largo rato hasta que las lágrimas dejaron de brotar por sus ojos.

1 . frio. Esa fue la ultima sonrisa que John vio de la muchacha. conocía el camino pero no quería dejarla. No se volteó a verlo ni una sola vez y John supo que lo mejor que podía hacer era salir de la casa antes de que la metiera en más problemas.-no lo sé. Era una mujer sebera y de facciones duras que por lo general había visto con malos ojos la amistad de la chica con john -¿Qué haz hecho? ¡Te dije que te mantuvieras alejada de ese chico!¿donde está? -No se de que hablas. sólo yo. ambos conocían las reglas. se secó los ojos y sonrió aún con la sombra de las lagrimas en sus mejillas. -odio cuando haces eso. John trotó hasta la salidacon cuidado de no hacer ruido y se quedó oculto debajo de la ventana trasera para poder escuchar sin que nadie lo viera. La madre de Thaly se oía indignadísima.-¡son mis padres!-le dijo empujándolo en dirección a la puerta trasera-¡Vete! John se quedó aturdido en su sitio. Estoy sola. madre. -¿hacer qué? -no me dices lo que piensas. no podía. John iba a decir algo.-¡vete ya! ¡¿Qué esperas?!-lo atusó.-¿Y cómo crees que sea? Como cuando estas lejos de mi. pero Thaly lo interrumpió dando un respingo. Se oyó la puerta de entrada y Thaly se detuvo. pensó John pero no lo dijo.

no quería que lo protegieran. John se quedó 1 . le dolía que todos lo trataran como a un niño.. era un hecho. John se dobló en dos y vomitó. simplemente podía solo... -Siempre dije que era un mal chico ese John. Cada palabra parecía costarle un gran esfuerzo. Yo no frecuento personas como él.-¡la IGP recibió un aviso. ella era alguien...-dijo la muchacha. John odió esas palabras más de lo que nunca antes había odiado otra cosa. todo por ese. Sintió nauseas. pero le dolía. La IGP no tardó en llegar tras los padres de Thaly. ella no podía hablar en serio. era eso sin duda. ni la IGP. Una parte de él sabía que estaba mintiendo... lo hacía sentir enfermo. No me importa ¿PP-Pero-por qué lo haría? Es-Es sólo un chico. no lo haría yo.NADIE. él era alguien sin duda para ella ¿verdad?¡claro que si! no podía ser sólo nadie. le dolía cada pensamiento. fueron como puñaladas en el pecho. no me mientas!¡lo vieron en las cámaras!¿qué pensabas que hacías?! Todos en mi trabajo lo saben. Ni su madre. NADIE.yo-yo sé lo que es.. ¿ y Patrik? ¡¿qué sentirá cuando se entere?! Es que no puedes pensar en alguien más que en ti. lloraron juntos. Se convenció a si mismo de que lo decía por protegerlo. alguien importante.-acotó su padre. que todos intentaran protegerlo. Thaly tuvo que hacer un gran esfuerzo por no poner los ojos en blanco con fastidio. John nunca. pero entonces entendía lo que hacía y le parecía muy real y justificado. los hombres de los cascos blancos entraron a la casa con su marcha militar y se la llevaron cabizbaja como a un criminal. Ellos jamás entendían nada. se atoraban en su garganta pero no era nada comparado con lo que John sintió al oírla. Sólo un chico. Luego ella dejaría de entenderlo. ella lo abrazó. -NN-No estuve con John. ella no era sólo una chica para él. siento-siento que me has decepcionado. no. sólo un amigo de Patrick. Patrick o Thaly.

John sabía lo que eso significaba. la IGP había ido a buscarlo a casa. una de mil eran las veces en las que la IGP se llevaba a los chicos con tanta anticipación.-dijo el sargento Ewing al mayor Kwan. 1 . La había perdido para siempre. La camioneta blanca arrancó y supo que ya no había nada que el pudiera hacer. Habría llorado ahí mismo. Un escalofrío le recorrió la espalda.pegado a su sitio sin poder despegar la vista se su amiga y con el olor agrio del vomito aturdiéndole los sentidos. había estudiado las estadísticas. arrojándose al suelo y barrenado como niño. pero 1) sentía que se le habían agotado las lágrimas y 2) su reloj de muñeca vibró. Era su madre peguntándole donde estaba. casualidades trágicas en las que John no confiaba. Patrick se lo había predicho cientos de veces.-Siempre supe que sería igual a su padre. La IGP lo quería muero. muy en el fondo siempre había esperado ese día. y una de mil eran las veces en las que los chicos morían durante la reorientación. -3-Te dije que se transformaría en un problema tarde o temprano. generalmente a aquellos problemáticos.

-si alguna vez te da demasiada comezón y quieres quitarlo sin que lo sepan ponle calor.-dijo Kwan. el pequeño dispositivo estaba programado para detectar el calor. -Si señor. era un tipo 1 . con un movimiento de su mano quitó las imágenes de la pantalla y observó por la ventana. negó. un gran ventanal que daba a la ciudad hacía las veces de pantalla cuando la necesitaba. acabemos con esto. eso no aparecía en los manuales pero él lo sabía. debía quitarse el móvil brazalete y comenzar a correr. su padre nunca había bromeado. Kwan siempre había sido un tipo austero. La oficina de Kwan era una habitación amplia y circular.-discreción.El Mayor Kwan se quedó en silencio meditando sobre lo que veía en la pantalla. pero controlar a un Dodge siempre había sido un dolor de cabeza para cualquiera que los intentara. Kwan apoyó sus nudillos sobre su labio superior mientras lo meditaba. fue poco antes de que desapareciera pero aun lo recordaba.-dijo con calma. -¿Se lo diremos al comandante?-Insistió Ewing removiéndose con nerviosismo. su padre se lo había dicho una vez cuando aún era muy niño para comprenderlo. su único mobiliario era una biblioteca y un escritorio redondo. pero resultaba imposible sin que ellos lo sepan.EL hombre se detuvo al oír su nombre. controlar a alguien dentro de la cápsula era sencillo.-es sólo un niño asustado. en algún lugar de aquella amplia ciudad se escondía un pequeño y temeroso Jon Dodge.-Envía La brigada. <calor. -¿Ewing?. el sargento asintió y fue a ordenar a sus hombres para la captura del joven Dodge.>su padre le había hecho un guiño como si se tratara de una broma pero John sabía que no. John sabía que el tiempo se le acababa.-le había dicho tomándolo de los hombros. esa que tanto has elogiado.

eso era raro pero siempre se brindaba y se felicitaba a los padres del niño que pasaba a ser adulto. de todos modos la cortecía era un deber en Dermet por lo que el muchacho bajó a abrirle. no era patrik. no tenía idea si los padres de patrick estaban. Ben era un pequeño increíblemente amable. -patrik se ha ido ayer por la mañana. llevaba esa noche un pijama que había pertenecido a patrik. no tenía demasiado tiempo. era su hermano pequeño Ben. se veía como un pequeño ratoncillo entre un montón de tela. las unidades familiares de patrik y thaly estaban cerca y esa era una de las razones por las que los habian comprometido. varios hombres con uniforme de la IGP iban a pie golpeando en las casas una por una. -¿donde están tus padres Ben?-preguntó en un susurro ahogado por el pánico. se suponía facilitaría su comunicación y sus lazs en la niñez. Tardó un buen rato en decidir qué hacer. tardó un momento hasta que lo reconoció. pero tampoco le importaba mucho siempre que pudiera encender sus hornallas. jon comenzó a arrojarle piedras en su ventana. le quedaba gigante. era una tradición de palabras vanas. sin saber a donde ir jon corrió hasta la casa de Patrik.-le dijo el niño. los vecinos habían comenzado a salir de sus casas curiosos por el alboroto.alegre pero nunca bromeaba y sabía suficientemente bien que aquel día no había sido la excepción. pero de todos modos se hacía. un niño se iría de su unidad familiar por la noche. un adormilado pellirrojo salió por ella. jon lo empujó dentro de la casa y cerró la puerta con cuidado justo cuando la camioneta de la IGP pasaba por la calzada. había comenzado a oír los camiones de la IGP cuando se decidió que debía correr con o sin brazalete. pronto sabrían que estaba allí. brindis insulsos y felicitaciones sin sentimiento. 1 .

-le dijo jon. jon maldijo en contra de su padre. Kwan ya sabía donde estaba el chico Dodge.-durmiendo. sintió el dolor punzante subiendo por su codo. pero el Mayor Kwan no sentía simpatía por nadie. haz que funcione. no era grosero salvo que lo ameritara la situación pero tampoco era amigo de nadie. jon negó.-nececito fuego. por favor. Ben asintió al ver como los ojos de jon se oscurecían por el pánico. -¿para qué? -no tengo mucho tiempo ben. lo llevó a la cocina y le ayudó a encenderla. -lo hemos acorralado en la casa de los Wilts. el pequeño ya estaba en la sala. era todo o nada. ganar su simpatía. él no tenía amigos. oyó las voces de los hombres de la IGP . el timbre de la casa sonó.-le dijo. nececito calentar esta cosa para quitarmela. 1 . si su idea no servía sería pronto hombre muerto. apenas obtubo la información fue corriendo a pasarsela al Mayor. siempre intentaba ganarse la confianza de su superior. las lágrimas se acumularon en sus mejillas y necesitó morder su otra mano para ahogar el grito de dolor que comenzaba a nacer en su garganta. ¿estas bien.-dijo Ewing. pensó jon y hundió completamente su muñeca en el fuego. por alguna extraña razón confiaba en aquel pequeño más incluso que en patrik. el pequeño ben se levantó a abrir. quiso gritarle que se detuviera pero era demasiado tarde. lo estuvo observando en el monitor desde las imágenes que proyectaban los visores de los hombres de Ewing desde antes que el sargento llegara para inforarselo. señor. el sudor comenzó a correr por su frente. jon?-preguntó el muchacho que siempre había sentido más simpatía por él que por su propio hermano.Por favor papá. el calor le abrasó la piel.

la hornalla de la cocina estaba encendida y la puerta que daba al patio abierta. Kwan disfrutó un momento la incomodidad del sargento y luego le hizo un gesto amable para que se acercara a observar la pantalla junto a él. al darse cuenta que solo estaba interrumpiendo al mayor. Ewing aún era un crío al que recién le comenzaban a salir vellos púbicos cuando el Dr. el hombre avanzó agazapado hasta el patio. dos adultos comenzaban a bajar las escaleras atraidos por el ruido.Kwan podía ver que acababa de comprobarlo en su vicera. -sólo es un muchacho asustado. ya lo tenemos señor-dijo Ewing tan feliz que se le notaba en la voz. el GPS indicaba que estaba justo encima del chico no había duda. había conocido al Dr. kwan permaneció en silencio concentrado en la pantalla. no hubo repuesta alguna. con su uniforme negro se veía como una pantera en la noche. el chico había escapado. uno de los soldados se quedó explicando lo que ocurría a la familia. el rastreador apuntaba que su presa se ocultaba en los arbusto. Ewing se disculpó. al principio no encontro nada hasta que de pronto vio el rastreador en el suelo envuelto en un manojo de hojas. el joven sargento estaba tan emocionado por sentirse más cerca de su superior que Kwan temió que no se corriera ahí mismo. cambió la cámara al hombre que avanzó por la cocina. Ewing. A la segunda vez que no recibió respuesta el hombre se lanzó sobre el arbusto. yo mismo me encargo de controlar su entrenamiento. El mismo hombre que indicó al otro que rodeara fue el que le ordenó al chico que saliera. Dodge ya no trabajaba para la IGP. 1 . a Kwan eso no le importaba.Dime algo que no sepa ya. Dodge pero no tanto como Kwan lo había conocido.-son mis mejores hombres. el sargento aún era joven.pensó el mayor Kwan pero no lo dijo. en la pantalla figuraba un pequeño niño de unos seis años señalando la cocina. le hizo una seña a otro de sus compañeros para que rodeara el arbusto por si intentaba salir corriendo.

En cambio Kwan permaneció calmado como siempre.kwan borró la pantalla antes de que el se notificara por él el micrófono que habían fallado. no 1 . difunda su rostro en todos nuestros agentes. una sonrisa de quien se siente orgulloso de su rival. calor. pero le hubiera decepcionado si lo cazaban a la primera.-dijo incrédulo Ewing. no una sonrisa alegre. ni penaba hacerlo no hasta que se sintiera a salvo de la IGP si es que eso existía. una amarga y divertida. siguió caminando. pero era un truco que les pateó el trasero y eso le gustaba. nadie puede enterarse que a la IGP se le ha escapado un mocoso prepúber. -lo perdimos. pensó kwan. cada tanto una punzada de dolor le recorría el brazo hasta el codo. mande paisanos. sentía el dolor extendiéndose por sus músculos. debía de estar amaneciendo por entonces. ahora venía siendo hora de devolverle el favor con intereses. de no ser militar kwan apostaba que le hubiera encantado estar berreando. ya lo sabía. Ewing no sabía qué decir. siempre había pensado más de lo que hablaba y eso lo había hecho llegar a donde había llegado. no se había detenido a ver como estaba eso. los años le habían enseñado a ser paciente. utilizó un truco barato para alguien de la IGP. taciturno. ya lo vi. le tembaban los musculos bajo su propio peso hasta que se vencieron y calló de rodillas. john corrió en la oscuridad hasta que se le agarrotaron las piernas. no esperaba que el muchacho fuera un problema para la IGP. el sargento acató la orden de inmediato y salió lanzando gritos y órdenes por doquier como perro rabioso ansioso por morder a alguien. sentía el agotamiento en cada parte de su cuerpo. Kwan sonrió. siguió corriendo hasta que sus piernas comenzaron a fallarle. se había pasado toda la noche corriendo hasta llegar hasta allí. Kwan estaba orgulloso del muchacho.-envíe una patrulla a buscarlo.

podía jurar oir la voz de Patrik susurrandole en el oído. otra vez la punzada de dolor le recordó su brazo herido. las casas se esparcían de forma irregular. se arrastró hasta un callejón oscuro lleno de basura y se recostó allí contra una pared mugrosa. respiró un par de veces necesitaban con tanta premura recuperar el oxígeno que incluso el aire viciado de aquel basurero le parecía encantador. la piel había desaparecido de su sitio y sangraba. estaba aterrado y desesperado. comenzó a dudarlo. no tanto por el dolor físico. john se mordió la mano que tenía sana para ahogar un grito de dolor y acabó llorando en silencio.tenía idea de donde estaba. pero debía estar en la zona más marginada de Denmert. se burlaba de él y le decia :¿Es esto mejor a que se metan en tu cerebro?. -4- 1 . parecía que no había nadie por la calle a esa hora. muchas se caían a pedazos. el color rojizo como a carne picada se había extendido como un brazalete sanguinolento donde antes había estado su brazalete. el olor a podredumbre inundó sus pulmones. haciendo acopio de fuerza de voluntad levantó el brazo para observarlo. era obvio que seguía dentro de la cápsula. oficialmente se había convertido en un fugitivo de la IGP.

dobló en una esquina para perder al chofer. jon se levantó torpemente y como animal asustado salió corriendo por el otro lado del callejón. estaba bañado de ella. el estómago le rugió de hambre. se había olvidado por completo de donde estaba. aquella parte de la ciudad era completamente desconocida para él. jon abrió los ojos algo atontado. en la periferia era donde acababan los marginados aquellos que habían cometidos delitos menores antes de la reorientación. algo que olía a podrido. se hizo una benda prematura con un troso de su pernera para 1 . oyó al empleado gritar pero no se detuvo. un camión de residuos vegetales acababa de descargar sobre él. no sabía a donde iría. sin embargo vivir allí era la marca de haber sido un niño problema. un signo de vergüenza. verdura podrida le caía del pelo. con el logo de la nación bordada con letras doradas sobre un fondo negro. claro que cuando eran asignado a sus unidades familiares eso no importaba. -¡he chico! ¿que haces ahi?-dijo alguien de voz bonachona. el sol indicaba que debía estar rondando el mediodía. la adrenalina nuevamente le había dado la energía necesaria para salir corriendo de allí. se dobló en dos para recuperar el aliento y salió nuevamente al trote. se preguntó si se estaba enfermando. tenía la boca seca.jon sintió que le habían arrojado algo encima. la gente de la periferia era tan tranquila como cualquier ciudadano de Dermet. y de vez en cuando algún padre para amenazar a sus hijos lo llevaba a dar una vuelta por ahi. john se dejó caer en otro callejón. nunca antes había sentido aquello. nunca había estado por allí. había oído historias de los suburbios. otra vez el sonido de su estómago. era el lugar de los agricultores y obreros pero nadie iba a visitarlos salvo la IGP. el brazo le escocia cada vez más. blanco y mugriento. no sabía si lo seguía pero no quería enterarse. se había dormido.

ni siquiera él que había sido hijo de uno de los políticos más influyentes. de momento solo podía sentarse a esperar y observar. Kwan también era un hijo del gobierno. pronto su rostro estaría por todos lados. -y yo la he oído. 1 . le encontrarián. escapar de la GIP era un delito federal. -24 hs. tarde o temprano lo encontrarían. Kwan permaneció firme. admiraba que hubiera llegado tan lejos siendo mujer y la tercer hija de un agricultor. había pasado el tiempo suficiente observanola como para saber que tras su aterciopelada voz se escondia una serpiente peligrosa. Wilkerson mantuvo la calma aparente pero si las miradas asesinaran Kwan ya estaría muerto y él lo sabía.No confiaba en ella. no tenía la menor idea de que hacer. si no tiene más que decir iré a hacer mi trabajo.-dijo la comandante Wilkerson con su voz aterciopelada.-dijo kwan con calma.evitar que se infectara aunque dudaba de que eso fuera factible luego de que le arrojaron un camión de podredumbre encima. -mayor. todos los que trabajan para la IGP lo eran o al menos la mayoría pero no todos llegaban tan rápido a la cima como la comandante Wilkerson. era sólo un muchacho. si conseguía pasar desapercibido unos días más pronto darían la alarma nacional.-24 hs para que se presente a la reorientación. mayor.lo encontraría antes de eso. sabía leer a la comandante. lo sabía. incluyendolo en la lista. le he hablado. nunca lo había hecho. Esa mujer era un dolor de bolas para más de uno .-le dijo ante la nula respuesta de Kwan. Kwan encontraría al chico. pero la admiraba. caso contrario será declarado enemigo de la paz y no será el único que reciba un castigo. sin embargo no puedo evitar sentir un cosquilleo en la nuca por la amenaza de Wilkerson.

no es posible hacerlo bajo estas condiciones... -¿qué insinúa Wilkerson? 1 .y hallé un dato muy interesante. Kwan encajó la mandíbula. pudimos deshacernos de él pero ya sabes. esperamos demasiado para realizar las Intervenciones Garantizadora de la Paz. -no creí que la asustaban los fantasmas.pensó Kwan... de eso no me cabe duda. también soy un erudito . un traidor.-¿entiende la gravedad mayor? Entiendo que es un niño asustado que se escapó. mayor? más de 32 en los últimos cuatro años.un antiguo miembro de la IGP.. cientos hace una década con la crisis de la paz del 2251 a doscientos años de haberse restablecido la paz. permaneció inescrutable. -¿debería asustarme? apostaría que lo recuerda Mayor Kwan. -demasiados mayor. de una semilla podrida no sale nada bueno.. volverá. Se enamoró de una niña y ya la tenemos. pronto aparecerá por esa puerta así lo busquemos o no. -si se saben que uno de ellos pudo escapar al procedimiento ¿cree que otros no lo intentarán? ya se lo he dicho a la junta.-en el expediente de Miles su foto aparecía en rojo.como hermanos.dijo mostrándole el expediente del chico en la pantalla. No soy sólo músculo comandante..pensó el mayor no movió un solo músculo de su cara. he pedido los registros del muchacho. según los registros eran muy amigos.es un Dodge. ha tenido varias sanciones disciplinarias en su infancia. hijo de Miles Dodge. personalmente revisé los registros ¿sabe cuántos subversivos hemos tenido en los últimos años. Wilkerson. muy íntimos diría. Sra. demaciados para que no nos alteremos ante eventos como este.

jon esperó hasta las siete de la tarde sentado a la sombra de un viejo edificio en el callejón. Jamás la llamaría Comandante.-lo corrigió.-Comandante Wilkerson.del desertor Miles Dodge -creo que no hay dudas sobre mi fidelidad a la causa. -y eliminar todo aquello que la perturbe. -¿y cual es la causa? -Mantener la paz.-dijo la mujer con un gesto de desdén. sus sentidos parecían agudizados por el hambre y el dolor. era el mismo camión que se encargaba del reparto de los víveres en casa de jon pero esa no era una hora habitual de reparto. este era un tipo bajito 1 . la imagen de los panecillos en las bolsas de cartón que el repartidor dejaba cada mañana en su puerta habían rondado la última media hora en su mente. no lo olvide Kwan.-no estoy insinuando nada Mayor ¿acaso debería sospechar? -yo mismo me encargué Miles . -¿puedo retirarme? -adelante. su estómago había pasado la última hora rugiendo sin consuelo. pasar por la avenida principal. jon oyó un camión. un tipo bajó del camión pero no era el mismo que siempre le dejaba los víveres a ellos.no queremos que nada malo le pase a nuestra ciudad. pero Kwan no hizo amago de retractarse. lo reconoció de inmediato. atrape a Dodge Jr. Jon observó. al menos no en la casa de Dodge.

y en su experiencia personal había descubierto por qué. sonrió al pensarlo.y de mediana edad. eso le enseñó que los mejores sitios para dormir seguro era junto a los basureros. haciendo caso omiso de él se ocultó entre otras de las callejuelas paralelas para darse un pequeño festin. de las calles transversales salieron un par de muchachos. no llevaban las pulseras de la IGP. sus cabellos eran de unos colores tan extraños que estaba tan segura que nunca antes los habia vsto y sus brazos. la leche bastó para aplacar su sed. su estomago volvió a rugir. en su vida habia bebido de la botella sería un escandalo si alguien lo viera haciendolo. el tipo bajito fue dejando los paquetes puerta por puerta como hacia joe. los asaltantes habian hecho tres apariciones en la semana las primeras dos veces jon quedó paralizado observadolo. no pasar mas de cinco hs en una misma callejuela y evitar las avenidas principales se habia transformado en su regla de oro luego de que por poco no lo atrapó un agente de la IGP dormido. el viejo repartidor de víveres. ya no importaba. jon los obserbó perderse tan rapido como habian aparecido. a la tercera vez que los vió 1 . jon no tardó en descubrir que se podia sobrevivir en las callejuelas. su actuacion no fue tan profecional como ña de los otros pero le valió una botella de leche y unos panesillos. aun quedaban unos bolsas con viveres sion recoger. un precio justo para mantener su cuello a salvo.su padre siempre le había advertido que desconfiara de los bajitos. en su vida habia probado algo tan exquisito como aquello o eso le pareció emtonces. Algunos vecinos salieron de inmediato a recogerlo veían a los lados con desconfianza y se metían pronto a sus casas. john frunció el ceño. jon no tardó en descubrir por qué. algun vecino debia de haberlo visto y denunciadolo. jon vio una actitud sospechosa en ellos desde el principio pero jamás pensó que agarrarían los víveres de otros y saldrían corriendo. no podían ser de Dermet. el hedor hacia que nadie mirara demaciado. se pasó la siguiente semana sobreviviendo y observando. jon lo pensó dos veces pero fue su estomago el que decidió <<ya eres un delincuente que mas da?>> se dijo y corrió a por una de las últimas bolsas que quedaban en la cuadra.

siempre cubierto por las sombras pero siempre seguían el mismo patrón y john no había tardado en descubrrlos.tomó valor y los siguió. 1 . siempre iban a la misma callejón abandonado y luego simplemente desaparecian. Puff.aparecer. los ladrones se movian con la gracia de losgatos.