PROGRAMA No.

0815

ISAÍAS

Capítulo 6: 3-11

En el día de hoy, amigo oyente, regresamos al capítulo 6 de Isaías, y vamos a comenzar
nuestra lectura en el versículo 3. En este capítulo 6 de Isaías encontramos el llamado y la
nueva misión del profeta Isaías. Esto tuvo lugar en una época bastante tenebrosa para el
profeta. Él menciona al comienzo de este capítulo el funeral del rey Uzías. Dice: En el año
que murió el rey Uzías. Y con pensamientos lúgubres, este hombre opinaba que las cosas
por afuera se veían bastante malas, y que llegarían a ser peores. Así es que, pensando de
esa manera fue al templo y allí encontró dos maravillosas sorpresas para él. Como vimos
en nuestro programa anterior, en primer lugar, él vio que Dios estaba sobre todo.

Él dice: En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono. Y luego
dice que el Señor se encontraba sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el
templo. Después Isaías vio a los serafines con seis alas cada uno, y éstos se encontraban
alrededor del trono. Ya hemos dicho que los querubines son aquellos que protegen el trono
de Dios, y que los serafines son aquellos que escudriñan. Aquí se menciona a los serafines,
escudriñando, declarando el pecado. Y en el versículo 3, leemos:

3

Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda

la tierra está llena de su gloria. (Isa. 6:3)

Amigo oyente, este es un cuadro de la santidad y de la gloria de nuestro Dios. Él está en

TTB 4781

Página 1 de

Programa No. 0815

Usted no puede hacer eso. nos libraríamos de esa familiaridad que algunos parecen tener con Jesús. y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos. Luego podemos leer en los versículos 3. (Isa. 0815 . porque siendo hombre inmundo de labios. El Señor Jesucristo dijo: Nadie viene al Padre sino por mí. nos libraríamos de vivir de una forma baja. alta.una posición elevada. han visto mis ojos al Rey. que no hace arreglos para nada con la maldad. podemos entrar con libertad y confianza al trono de la gracia. TTB 4781 Página 2 de Programa No. de ninguna otra manera. Él no permite que usted haga eso. y dice: 3 Y el uno al otro daba voces. Usted puede ir al Padre a través del Señor Jesucristo. como si pudieran hablar de Él de cualquier manera. Usted puede llegar a Él porque está en Cristo. y la casa se llenó de humo. usted no puede llegar a Él de ninguna otra manera. Él es un Dios santo que no se compromete. hoy. y lo que esto representa para nosotros es que Dios aún está sobre el trono. Él se encuentra en una posición alta y sublime. toda la tierra está llena de su gloria. santo. ¿Qué resultado tiene esto en la vida de Isaías? Bueno. Usted no puede llegar a Dios. amigo oyente. Esa es la única forma en que usted puede llegar a Él. diciendo: Santo. notemos lo que dice aquí el versículo 5: 5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto. 6: 3-4) Los serafines aquí están repitiendo este monótono refrán hablando de la santidad de nuestro Dios. y Él está avanzando inexorablemente para eliminarla de este Universo. Hablan de Él como si fuera un camarada cualquiera. Y si nosotros somos hijos Suyos. santo. Amigo oyente. Y amigo oyente. La gracia de Dios ha sido extendida para usted de una manera privada. Jehová de los ejércitos. usted no puede entrar precipitadamente en la presencia de Dios. sublime. (Juan 14:6b) Eso es lo que Señor Jesucristo dijo con toda claridad. 4Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba. una vez más y también el versículo 4. Y si nosotros pudiéramos verle a Él hoy de esa manera. Usted nunca puede llegar a Él por la clase de persona que usted es.

Vimos que Job era un hombre que se consideraba a sí mismo justo. Y.Jehová de los ejércitos. no tenemos nada que reclamarle al Señor. entonces podríamos vernos a nosotros mismos tal cual somos. por así decirlo. Ellos le dijeron que era un pecador empedernido. amigo oyente. usted va a poder ver exactamente lo que Isaías vio y que le hizo exclamar que era como un hombre muerto. sin embargo él les miró fijamente y les dijo: “En cuanto a lo que yo sé. Porque. y me arrepiento en polvo y ceniza. él tenía razón. (Isa. usted nunca ha llegado a ver realmente al Señor si usted piensa que es una persona digna. y usted puede decir con él que también usted es un hombre inmundo de labios. Eso fue exactamente lo que dijo Juan. Él podía mantener su integridad en la presencia de sus amigos que estaban tratando de despedazarlo. Por tanto me aborrezco. Cuando él vio a Dios se pudo ver a sí mismo. allá en el primer capítulo de su Primera Epístola. (Job 42:5-6) TTB 4781 Página 3 de Programa No. Y cuando Dios le escuchó a él y le permitió ver lo que Dios era. 0815 . mas ahora mis ojos te ven. amigo oyente. versículo 7: Si andamos en luz. es que no andamos en la luz de la Palabra de Dios. tenemos comunión unos con otros. o que usted tiene algo que reclamar de Él. y luego de ella hay un resultado tremendo en su vida porque le revela a él su condición. o que usted merece algo. Job no era perfecto. como él está en luz. Y el problema con muchos de nosotros hoy. porque usted y yo. este hombre Job ya no continúa hablando acerca de mantener su justicia propia. Y desde su punto de vista. Y si nosotros hiciéramos eso. Ellos estaban tratando de destruirle y desparramarlo a los cuatro puntos cardinales de la tierra. soy un hombre justo”. Podemos mencionar brevemente algo que vimos cuando estudiamos el libro de Job. Él dijo: De oídas te había oído. y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. amigo oyente. amigo oyente. si usted anda en la luz. Esta experiencia no fue única de Isaías. amigo oyente. Pero. 6:5) Isaías antes de esta experiencia ya era un hombre de Dios. Y podemos decir que él ganó ese enfrentamiento contra ellos. Él llegó a la presencia de Dios.

(Dan. por ejemplo. dijo: He aquí que esto tocó tus labios. el versículo 7. (Isa. ya no como un hombre justo ante sus propios ojos. teniendo en su mano un carbón encendido. las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Dios está allí. caí como muerto a sus pies. Y él dijo: Pero cuantas cosas eran para mi ganancia. Y se nos dice aquí en el versículo 6: 6 Y voló hacia mí uno de los serafines. usted podrá verse a sí mismo y usted podrá conocer que como hijo de Dios usted necesitará de la sangre de Jesucristo para que le limpie de todo pecado. Debemos destacar que no es la encarnación de Cristo la que salva. y es quitada tu TTB 4781 Página 4 de Programa No. (Apo. y ese es el cuadro que tenemos aquí en cuanto a este hombre Isaías. y el altar nos habla de la muerte de Cristo. Juan. en Apocalipsis nos dice: Cuando le vi. nos continúa limpiando de todos nuestros pecados. Este carbón encendido nos habla de la sangre de Cristo que limpia los pecados de todos los pecadores. amigo oyente! Ahora. Él vio su necesidad de Jesucristo. Usted puede ver que esa fue la misma reacción que tuvieron otras personas que llegaron a la presencia de Dios. Y vemos aquí en el Libro de Isaías que inmediatamente después que un hombre hace su confesión a Dios. si usted anda en la luz de la Palabra de Dios. un pecador perdido. 6:6) Ahora.Amigo oyente. Y Saulo de Tarso. dice: no quedó fuerza en mí. dice: 7 y tocando con él sobre mi boca. Isaías aquí necesitaba ese carbón encendido tomado del altar. el Hijo de Dios. En el próximo capítulo vamos a observar que se hace mención al nacimiento virginal de Cristo. Este es el cuadro de la humanidad el día de hoy. lo interesante de notar aquí es que estamos viendo que este carbón encendido fue tomado del altar en el cual se había tratado el pecado. sino como un pecador. Porque la sangre de Jesucristo. ¿se recuerda? También podía verse a sí mismo. Ezequiel podía clamar de esa misma manera. 0815 . y un pecador que necesitaba ser salvo. tomado del altar con unas tenazas. sino que es la muerte sobre la cruz. 1:17) Y Daniel dice que cuando él estuvo en la presencia de Dios. 10:8) Esa fue también la experiencia de Ezequiel. ¡Qué cuadro el que tenemos aquí.

Aquel que estaba en un trono alto y sublime. Así es que necesitamos tener la aplicación de la redención de Cristo en nuestras propias vidas una y otra vez. purificado. en su Segunda Epístola a Timoteo. del hecho que el hombre interno es limpio. para poder llegar a ser así el Cordero de Dios. fue el mismo que fue levantado sobre una cruz. Isaías dice aquí que él era un hombre muerto. y limpiarnos de toda maldad.culpa. dice allá en su primera epístola. Isaías era un hombre de labios inmundos. El Apóstol Pablo lo expresó cuando le escribió a ese joven predicador Timoteo. versículo 9: Si confesamos nuestros pecados. útil al Señor. y cuando sus labios son limpiados. aprendiendo una lección de Dios. Por tanto. y es lo mismo que el Apóstol Pablo expresa cuando dice en el capítulo 7. volviendo a Isaías notamos que después que él es limpiado. creemos que ese carbón encendido que tenemos aquí en Isaías no es otro sino el mismo Señor Jesucristo. capítulo 2 y versículo 21. y que él no podía vivir para Dios por sí mismo. de su epístola a los Romanos: ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Él no era un pecador perdido. Esto sólo puede lograrse por gracia divina. Bien. y aquí se nos dice que existe cierta responsabilidad. capítulo 1. TTB 4781 Página 5 de Programa No. santificado. Leamos los versículos 6 y 7. que quita el pecado del mundo. El Apóstol Juan. de este capítulo 6 de Isaías: 6 Y voló hacia mí uno de los serafines. 6:7) Él tocó sus labios. si alguno se limpia de estas cosas. versículo 24. Era absolutamente esencial que Él fuera levantado porque Él descendió a este mundo y llegó a ser uno de nosotros. de que Él necesitaba andar en el Espíritu. ya que lo que sale del corazón del hombre pasa a través de sus labios. pero era un santo de Dios. teniendo en su mano un carbón encendido. y limpio tu pecado. ocurre algo. y dispuesto para toda buena obra. el corazón también es limpiado. (Isa. será instrumento para honra. Tomamos esto como una manifestación externa. (Juan 1:29) Así es que los labios de este hombre son limpiados. donde le dice: Así que. 0815 . él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados. y por supuesto que la condición para la limpieza es la confesión.

¿A quién enviaré. no creemos que sea necesario destacar aquí. es provocado en su gran mayoría por el hecho de que necesitan ser limpiados. 0815 . que decía: ¿A quién enviaré. y quién irá por nosotros? Esa es la Trinidad. Ellos no han visto su gran necesidad como creyentes. (Isa. Y creemos que tenemos aquí presente a la Trinidad.tomado del altar con unas tenazas. y es quitada tu culpa. pero hay algunos ministros que por algún tiempo reciben la bendición de Dios. Opinamos que gran cantidad de los creyentes hoy. envíame a mí. el hecho de que tenemos primero el singular y luego el plural. Él simplemente no hace esas cosas. y la Palabra de Dios ha sido bendecida. pero con el transcurso del tiempo Dios los ha juzgado. No vamos a mencionar nombres aquí. Este hombre escucha el llamado por TTB 4781 Página 6 de Programa No. 7y tocando con él sobre mi boca. y amigo oyente. y quién irá por nosotros? Ahora. Usted tiene que ser purificado si usted quiere escuchar el llamado de Dios. no pasa mucho tiempo hasta cuando el juicio de Dios cae sobre ellos. no han sentido el llamado de Dios para hacer cualquier cosa. en esta frase. Dios no va a utilizar un vaso inmundo. (Isa. Y ahora Isaías escucha ese llamado: ¿A quién enviaré. hemos notado que hay ciertas personas que han presentado la Palabra de Dios. pero luego se involucran en el pecado. purificados. 6:8) Esto es algo bastante interesante. Ahora. Hasta esta ocasión Isaías nunca había escuchado el llamado de Dios. envíame a mí. Amigo oyente. y limpio tu pecado. y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí. Entonces respondí yo: heme aquí. de eso estamos seguros. 6:6-7) Luego dice en el versículo 8: 8 Después oí la voz del Señor. dijo: He aquí que esto tocó tus labios.

y responde a ese llamado de la misma manera en que puede responder cualquier persona que ha sido limpiada y purificada. creemos que podemos decir sin lugar a dudas. y di a este pueblo: Oíd bien. El mensaje dice: Anda. Notemos ahora la misión que recibe Isaías. Ahora. 6:9) Anda. al leer esto parecería que el profeta está siendo enviado a gente ciega. confiamos que podamos entender que este pueblo aquí en esta ocasión. Necesitan que sus labios sean tocados con el carbón encendido. 6:9-11a) Ahora. Necesitan confesar los pecados que están en sus vidas porque si no lo hacen. (Isa. y ciega sus ojos. Aun así. ellos nunca llegarían a ver. ese es el mensaje. Él no enceguece los ojos de aquellos que quieren ver. pero sin Su intervención. ved por cierto. ved por cierto.primera vez aquí. aun cuando Él no endurece los corazones de ellos. y no entendáis. sorda y de corazón endurecido. y ante todo deberían ser limpiados y purificados. y di a este pueblo: Oíd bien. Ahora. Anda. Y es a causa de la blasfemia insensata del hombre y de su enemistad con TTB 4781 Página 7 de Programa No. veamos lo que dicen los versículos 9 hasta la primera parte del versículo 11: 9 Y dijo: Anda. y di a este pueblo. y agrava sus oídos. ni se convierta. Hay demasiadas personas hoy que piden hacer algo en la Iglesia. Leamos el versículo 9: 9 Y dijo: Anda. indicaba a la nación de Israel. ni oiga con sus oídos. y di a este pueblo. mas no comprendáis. y que estas personas ya tienen sus corazones endurecidos y Dios simplemente demuestra eso. y haya para él sanidad. 11Y yo dije: ¿Hasta cuándo. para que no vea con sus ojos. que Dios nunca endurece los corazones que de otra manera podrían ser tiernos. y di. Señor? (Isa. Este es un mensaje bastante extraño y debemos tener cuidado aquí en este punto porque a Isaías se le pide que haga algo que es bastante extraño. y se sentirán frustrados hasta cuando eso ocurra. su servicio va a ser algo estéril. 0815 . mas no comprendáis. 10 Engruesa el corazón de este pueblo. y debemos tener cuidado con lo que decimos ahora. y no entendáis. ni su corazón entienda. y haber arreglado las cosas con el Señor.

Cuando brilla la TTB 4781 Página 8 de Programa No. uno las puede ver o escuchar cuando corren de un lugar a otro. Dios no endurece los corazones. Ahora. Pero. que hace que esta gente argumente que Dios endurece o que Dios causa la ceguera espiritual. al final del versículo 23: Así que. 0815 . Ya era una rata antes que llegara la luz a ese lugar. Hace algunos años ocurrió una gran explosión en una mina. Si usted se va de noche al granero llevando en su mano una linterna. Y la luz que vino a este mundo fue el Señor Jesucristo. Dios no causa la ceguera de nadie. un joven que estaba allí de pie dijo: Bueno. suceden dos cosas. Cuando se encendió la luz. Ahora. ellos no ven. Pero. y aun así. si la luz que en ti hay es tinieblas. y muchos hombres que se encontraban trabajando allí no pudieron salir a causa de los derrumbes ocurridos. fue necesario tener luz en ese lugar para revelar que ese joven había quedado ciego. ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Quisiéramos ilustrar esto de una forma sencilla y esperamos que usted comprenda lo que queremos decir. Permitió que los ciegos vieran y que las ratas corrieran. permítanos otra ilustración. ¿qué es lo que sucede cuando usted llega a ese lugar? Bueno. y una de las primeras cosas que pudieron hacer por estos hombres fue la de pasarles una luz. y de que Él es esa luz que brilla en las tinieblas. Y Él hizo dos cosas. Creemos que tenemos ilustraciones de esto en las Sagradas Escrituras. la luz causa que unos animales corran. Después de pasar varios días. Ahora.Dios. mientras que los otros pueden ver. Él no lo hace. y luego. capítulo 6. ¿fue la luz la que produjo la rata? Por supuesto que no. pueden ver claramente a su alrededor. amigo oyente. las patrullas de rescate lograron encontrarlos. las ratas buscan refugio. En el momento en que se enciende la luz en ese granero. ¿y por qué no encienden la luz? Y los demás mineros le miraron sorprendidos. Enseguida se dieron cuenta que este joven había quedado ciego a causa de la explosión. Lo único que la luz hizo fue revelar que es una rata. las aves que se han refugiado en el lugar para pasar la noche. amigo oyente. El Señor Jesucristo dijo allá en el evangelio según San Mateo.

y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. Sin embargo. Bien. Y para estas cosas. y en los que se pierden. 0815 . usted ha entrado aquí como una persona perdida y va a salir de la misma manera. Nos gusta citar la cantidad que tenemos de personas que han sido salvas. a éstos ciertamente olor de muerte para muerte. del hecho de que hay miles de personas. Pero. porque ahora usted no puede ir a la presencia de Dios y decirle que nunca antes había escuchado el evangelio”. y a aquéllos olor de vida para vida. y por tanto. diríamos millones de personas en este mismo instante. yo ya no soy más su amigo. revela lo que la persona ya es. eso es lo que tenemos aquí.luz. ¿Se da cuenta usted de lo que ellos son ahora? Esos son ciegos que ahora se demuestran como tales. habrá aquellas personas que aceptan. Y eso es lo importante. Y no lo puedo ser más. y eso es exactamente lo que el Señor dijo cuando citó este pasaje. porque han rechazado a Cristo Jesús. ¿quién es suficiente? Estoy seguro que yo no lo soy. capítulo 2. debo advertirle que ahora. No fue Dios quien los hizo ciegos. el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús. y aquí nos detenemos por hoy porque nuestro tiempo ha llegado a su fin por el día de hoy. amigo oyente. Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan. amigo oyente. debemos decir que es cosa del Espíritu Santo de Dios el de tocar esos corazones. Pero nos gustaría jactarnos mucho más. Luego. versículos 14 al 16. Nosotros siempre estamos tratando de ayudar. En la Segunda epístola a los Corintios. leemos: Mas a Dios gracias. Y luego. este Pastor puede decir: “Si usted ha estado presente aquí esta mañana y ha rechazado al Señor Jesucristo. Esa es nuestra labor. sino que es la luz que revela que ya lo son. para que así esté mejor preparado para nuestro próximo estudio. le invitamos para que prosiga leyendo los versículos finales de este capítulo 6 del libro del profeta Isaías. Ellos ya eran ciegos. que están escuchando la Palabra de Dios. TTB 4781 Página 9 de Programa No. Pero estamos seguros que cuando un Pastor de una Iglesia está haciendo una invitación al arrepentimiento.