You are on page 1of 12

Iglesia del Evangelio Completo de Yoido

Orador: Rev. YOUNGHOON LEE, Pastor Principal

Website: http://spanish.fgtv.com/, Seúl - Corea


Sermón dominical: 2009. 12. 25.

▶ 2008. 12. 25.

NO HABÍA LUGAR PARA ELLOS EN EL MESÓ N.

Lc 2:1-7 1Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César,

que todo el mundo fuese empadronado. 2Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador

de Siria. 3E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. 4Y José subió de Galilea,

de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de

la casa y familia de David; 5para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la

cual estaba encinta. 6Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su

alumbramiento. 7Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un

pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

El mundo entero está alegre y animado por la fiesta de Navidad. En los grandes

centros comerciales, shoppings y en los supermercados no vemos al verdadero

protagonista de la Navidad, en vez de Jesús está Santa Claus.

El Centro Misionero Patmos hizo una encuesta sobre “la conciencia de la cultura

Navideña” durante un mes en Seúl y en la Provincia de Gyonggi a 377 estudiantes de

secundaria y los resultados fueron los sgtes: el 30% al decir navidad lo primero que

piensan es en “Santa Claus”, el 13,4% en árbol de Navidad, el 10,7% en regalos, y tan

solo el 7,2% respondió diciendo que la Navidad es “Jesús”. También se preguntó

¿Qué es lo que más quieres hacer en la Navidad? Y los estudiantes respondieron de

la siguiente manera: el 28,9% dijo estar de novio y salir a pasear, y el 9,9% respondió

diciendo que asistirían a la iglesia.


Alguien dijo: “La Navidad coreana es beber alcohol, la Navidad occidental es

comprar apresuradamente regalos (Shopping X-mas), lastimosamente, hoy en día la

Navidad está yendo en dirección equivocada.

Nosotros la Navidad decimos “Christmas”, es una palabra compuesta que significa

Christ de Cristo y Mass de culto, al unirse significa “culto a Cristo”.

La Navidad es día de adoración y alabanza a Jesucristo quien se vistió de carne y

nació en esta tierra. Es día de volver a pensar y entender el propósito de la venida de

Jesucristo a este mundo.

Sin embargo, el mundo está celebrando la Navidad sin el verdadero protagonista de

la Navidad. Esta situación era similar también en aquellos tiempos. El salvador del

mundo Jesú s no fue bienvenido por el pueblo judío, sino fue ignorado.

1. El nacimiento de Jesucristo.

Lc 2:1 Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto

César, que todo el mundo fuese empadronado.

El emperador romano que estaba gobernando en tiempo del nacimiento de Jesucristo

era Augusto César. Fue emperador desde el año 27 A.C y 14 D.C.

En el año 27 A.C por aclamación del senado romano su nombre quedó oficialmente

fijado como Imperador Augusto César con el significado de “grande y merecedor de

admiración”.

Para poder gobernar bien al pueblo romano y a las colonias que estaban dentro de

Roma decidió censar y empadronar a todos.

El emperador de Roma decidió diciendo “Registrad y empadronad a todos los que

viven en Roma”.

Por eso, todas las personas fueron a sus pueblos natales.

Lc 2:3-5 E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. 4Y José subió de

Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén,


por cuanto era de la casa y familia de David; 5para ser empadronado con María su

mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.

Entre todas las personas que iban a su pueblo para ser empadronados estaban

también María y José. José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la

ciudad de David, que se llama Belén. Belén significa “la casa de pan” y est{

aproximadamente a 7 Km de Jerusalén y a 150 km distante de Nasaret.

María estando encinta tuvo que viajar ese largo trayecto. Con pasos rápidos y

diligentes fue hacia Belén.

El nacimiento del mesías en Belén ya en el antiguo testamento estaba profetizado.

Los reyes magos siguieron la estrella y llegando a Judea preguntaron al Rey Herodes

¿dónde está el rey de los judíos?

Y los sacerdotes y escribas se reunieron y le respondieron que estaba en Belén.

Mt 2:5-6 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: 6Y

tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;

Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel.

Ya hace mucho tiempo atrás el profeta Miqueas había profetizado en Miqueas 5:2

(2Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá

el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la

eternidad)

Así como estaba profetizado en la Biblia, Jesú s nació en Belén.

Sin embargo, las personas no sabían del nacimiento del mesías, y entre las personas

que sabían acerca del nacimiento había personas que querían matar a Jesús.

Mt 2:13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a

José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá

hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.

En este mundo hay muchas personas que se confrontan a Jesús. Personas que están

en primeras filas para criticar y perseguir a los cristianos. Personas que a través del

internet atacan con malicia. Personas que causan grandes e irremediables daños a los
demás y no sienten ningú n arrepentimiento ni remordimiento. Es similar a la época

del nacimiento de Jesú s.

Dios deseaba profundamente salvar a las personas que estaban sumergidas en el

pecado y no podían salir del pecado.

La gran y enorme declaración de amor de Dios podemos ver en Jn 3:16

Jn 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,

para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

El plan de Dios es salvar a toda la humanidad del pecado a través de su hijo

unigénito. Por eso, Dios se vistió de hombre haciéndose Jesú s y vino a esta tierra.

Esto es la Navidad.

Jesús se despojó de su trono y vino como Salvador a esta tierra para rescatarnos del

pecado y de la muerte, sin embargo, las personas lo critican y persiguen.

Los cristianos sin darnos cuenta también hay veces que somos partícipes en la

persecución a Jesú s. Al pelear, discutir y hablar mal entre los cristianos le estamos

hiriendo a Jesú s. Pensar sólo en uno mismo y en nuestra situación y no pensar en

Jesús. Por eso, continúan las peleas, discusiones y rivalidades entre esposos

cristianos, entre los hermanos de una iglesia y entre iglesias. Tengamos los ojos fijos

solamente en Jesús quien derramó su sangre por nosotros.

Vivamos perdonándonos, entendiéndonos y amándonos unos a otros.

Historia real: Reconciliación en una cabaña en el bosque Hurtgen durante la Batalla

de las Ardenas.

En toda guerra abundan los episodios terribles de muerte y venganza, sin embargo,

en la Navidad de 1944 se produjo un hecho en el que, en medio de los combates, hizo

aflorar el sentimiento de reconciliación propio de esta fecha. Esta historia verdadera

ocurrió en una cabaña en el bosque Hurtgen, frontera germanobelga, durante la

Batalla de las Ardenas. En esta cabaña vivía una madre con su hijo y faltando 9 días

para la Navidad, el 16 de diciembre de 1944, los alemanes iniciaron su última gran

ofensiva de la 2da. Guerra Mundial.


El suceso ocurrió en Nochebuena. La batalla era cada vez más fuerte y dura. Durante

todo el día los aviones volaban sobre el campo de batalla y el sonido de los tanques y

las explosiones de las bombas se hacían más intensos durante la noche. Muchos

soldados alemanes estaban heridos o muertos.

En esa noche fría y de guerra, alguien tocó a la puerta de la cabaña que se encontraba

en el lado alemán, y la madre del niño abrió la puerta. Fuera se encontraban dos

soldados norteamericanos que deambulaban desorientados en el bosque de Hurtgen

al haber perdido contacto con sus tropas. Uno de los dos presentaba graves heridas,

por lo que no podían continuar caminando por aquel terreno cubierto de nieve.

Desesperados, se arriesgaron a llegar hasta la puerta de la cabaña solitaria en busca

de ayuda, pese a encontrarse del lado alemán. La dueña de la casa, al ver al soldado

herido, no dudó un momento y se ofreció a ayudarles. Les hizo entrar y una vez que

el joven fue atendido de sus heridas, les invitó a compartir con su familia la cena de

navidad. Sorprendidos por esta hospitalidad, los norteamericanos aceptaron

compartir la cena y pasar la noche en la cabaña.

Cuando estaban ya todos sentados a la mesa, alguien llamó nuevamente a la puerta.

La dueña abrió y se encontró con cuatro soldados alemanes. El niño estaba casi

paralizado por el miedo, porque sabía que ellos morirían por salvar y ayudar a

norteamericanos. En ese momento la madre del niño dijo Feliz Navidad en alemán y

los soldados alemanes respondieron Feliz Navidad. Al parecer, los soldados

alemanes también perdieron el rumbo de su camino y llegaron hasta la cabaña en

busca de ayuda.

La madre del niño con mucha seriedad les dijo “adentro tengo también otros

invitados, hoy es Nochebuena, y en esta noche nadie tiene usar las armas”.

Entonces uno de los soldados alemanes dijo ¿Quién está ahí dentro?

La madre del niño no se dejó impresionar y respondió desafiante: "Americanos". En

ese momento hubo mucha tensión.


La madre continuó diciendo “Vosotros podríais ser mis hijos, y los que están aquí

dentro también"."Uno de ellos está herido, están cansados y hambrientos, como

vosotros, así que entrad, pero esta noche nadie tiene que pensar en matar”

Los soldados alemanes accedieron a la petición de la dueña, bajando sus armas

entraron en el comedor y cruzando miradas de mutua desconfianza fueron

sentándose junto a los norteamericanos. Poco a poco la desconfianza se fue disipando

y cada vez había más ambiente de compañerismo. Durante toda la noche

conversaron y compartieron de un buen momento. Al final, todos entonaron

canciones navideñas.

Llegó la mañana de la Navidad, y ocurrió algo inesperado. La amistad surgida

durante la cena de Nochebuena no se había esfumado con la llegada del nuevo día, y

los soldados alemanes indicaron a los norteamericanos cómo llegar hasta sus propias

líneas. En esa noche de víspera de Navidad los soldados enemigos se reconciliaron.

Los soldados alemanes y norteamericanos se despidieron dándose la mano y

siguieron sus caminos en direcciones opuestas.

La navidad tiene el poder de reconciliación. Al igual que en aquella Nochebuena en

donde los soldados alemanes y norteamericanos fueron capaces de no matarse entre

sí para sobrevivir, el nacimiento del niño Jesús tiene el poder de reconciliar relaciones

rotas y quebradas y dar una nueva vida.

Martín Lutero

El reformador cristiano Martin Lutero dijo que “Sin Cristo nadie puede conocer a

Dios, no puede recibir el perdón y la gracia de Dios, y no tampoco puede ir junto al

Padre”.

Durante este año, ¿será que hay hermanos que tuvieron mala relación y están

peleados? ¿Peleas y contiendas entre vecinos? ¿Malentendidos entre hermanos

cristianos? Recordemos que Jesucristo vino a esta tierra.


Recordemos que Jesucristo entregó su propia vida para reconciliar la relación entre

Dios y los hombres. Entonces podemos perdonar y reconciliarnos. El nacimiento de

nuestro Salvador Jesucristo derriba toda barrera y todo impedimento.

El nacimiento de Jesucristo tiene el poder de reconciliar toda relación. Tiene el poder

de hacernos uno. Inclusive hasta las relaciones irreconciliables con el nacimiento del

niño Jesús se reconcilian.

Jesús quien vino a esta tierra es Dios de amor y perdón. Derribemos la barrera que

hay dentro de nosotros y vengamos a presentémonos ante el humilde pesebre de la

reconciliación. Vivamos una vida de amor y perdón.

2. El lugar en donde acogieron al niñ o Jesú s.

Lc 2:7 7Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un

pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

El Señor vino al mundo y nació para salvarnos del pecado y ni aun así había un lugar

en la que pudieron descansar cómodamente.

Cansados por el largo viaje, ninguna posada deseaba dar hospedaje a una mujer que

estaba por dar a luz, todos decían no tenemos habitación y los rechazaban.

No sabemos si de verdad no tenían más habitación disponible, o no tenían pensado

brindar una habitación, pero si sabemos que esa noche Jesús nació y no tenía un

lugar cómodo para ser acostado.

En conclusión Jesús nació en un pesebre, un lugar sucio y desagradable. Un lugar en

donde el techo y las paredes estaban quebradas y por donde entraba el frio viento, en

ese lugar nació Jesús.

Hoy día cuando vemos las tarjetas de navidad, podemos ver esta escena dibujado

bellamente en las portadas, de hecho esto no tiene valor. El Señor nació y fue

acostado en un lugar sucio.

¿Cuánto nos amó el Señor, para que dejar el hermoso cielo, y el trono santo que

estaba junto a Dios para nacer en un establo en este mundo?


El Señor vino a este mundo para salvarnos de nuestros pecados por eso se humillo

hasta lo más bajo.

Historia de noche de paz,, noche de amor

Una semana antes de la navidad de 1818, en un pequeñito pueblo de Austria, siendo

muy de noche una iglesia tenia las luces prendidas. En esa iglesia se encontraba un

sacerdote joven de 26 años Joseph Mohr que aun siendo muy de noche no podía

conciliar el sueño. Sólo faltaba una semana para la presentación del teatro navideño y

del culto de navidad y el único órgano de la iglesia estaba descompuesto.

Fue por todo el pueblo queriendo averiguar si se podía reparar el órgano pero por

desgracia era imposible arreglarlo en el pueblo y tampoco tenía la condición

económica para darse el lujo de comprar un nuevo órgano. El sacerdote Mohr

después de haber orado a Dios, miró al pueblo por la ventana y se dio cuenta que

era una noche de paz verdadera. Se quedo tan impresionado por la paz de la ciudad

que empezó a escribir una poesía.

1. Noche de paz, noche de amor, todo duerme en derredor.

Entre los astros que esparcen su luz bella anunciando al niño Jesús.

Brilla la estrella de paz, Brilla la estrella de paz.

2. Noche de paz, noche de amor, todo duerme en derredor

Sólo velan en la oscuridad los pastores que en el campo están;

Y la estrella de Belén y la estrella de Belén

3. Noche de paz, noche de amor; todo duerme en derredor;

Sobre el Santo Niño Jesús una estrella esparce su luz,

Brilla sobre el Rey, brilla sobre el Rey.

4. Noche de paz, noche de amor

Todo duerme en derredor fieles velando allí en Belén

Los pastores, la Madre también

Y la estrella de paz, y la estrella de paz


A la mañana siguiente, Mohr tomó su poesía y fue a buscar a la maestra que

ejecutaba el órgano de la iglesia. Maestra, he escrito una poesía. Podría componer

esta poesía en música y que le parece si lo cantamos en el culto de navidad con la

guitarra. Llegó el día de navidad y en ese día en una pequeña iglesia de un pueblo

interpretaron con la guitarra la poesía escrita por el sacerdote.

Este fue el día que nació el himno noche de paz, noche de amor. Esta canción es la

más popular en la navidad. Seguramente si en esta pequeña iglesia no se le hubiese

descompuesto el órgano capaz que esta canción no hubiese salido a la luz del mundo.

Si hoy queremos tener un encuentro con Jesús debemos ser humildes como Jesús. No

nos auto vanagloriemos más bien humillémonos. Debemos ser humildes.

Mt 5:3 3Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los

cielos.

No ignoremos a los pobres, a los débiles y a los enfermos más bien tengamos una

actitud de cuidarlos con amor. Por encima de todo, quebrantémonos y démonos

cuenta de nuestra insuficiencia delante de presencia de Dios y tengamos un corazón

que suplique por gracia.

¿Es Jesús el centro de nuestras vidas? Jesú s ¿es la prioridad máxima de nuestras

vidas? O no será que yo soy el dueño de mi vida, y mi yo se encuentra en un buen

lugar de mi ser y alguna veces vivimos pensando en Jesús.

Stephen R. Covey

En el libro Los siete hábitos de las personas altamente efectivas escrito por el Dr.

Stephen Covey dice: las personas que viven de manera exitosa tiene un punto en

común, el secreto del éxito es realizar primero las cosas importantes. La prioridad es

importante. El atajo del éxito es diferenciar bien las cosas prioritarias de las cosas

secundarias.

A veces, por cosas no importantes o por trabajos importantes, nuestras vidas caen en

la confusión y en el desorden.
Sin embargo, el Señor no desea que tengamos vidas ocupadas, desea que vivamos

según las prioridades de nuestra vida y camino.

En esta mañana de navidad, ¿Cuál es la prioridad más importante que debemos

realizar? Más que nada del mundo, Jesús quien es el camino, la verdad y la vida

debe ser el centro de nuestras vidas.

Jesús debe ser el centro de nuestras vidas y debemos vivir para la gloria de Dios.

Mt 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas

os serán añadidas.

Antes que las cosas del mundo, tengamos interés en el reino de Dios y vivamos

siguiendo la voluntad de Dios y no la nuestra.

En este momento, que Jesús sea el centro de nuestros corazones, elevemos al Señor

una sincera gratitud y alabanza.

3. Nuestra decisión.

En esta navidad, delante del Señor tomemos nuevas decisiones. Por nosotros Jesús

vino como sacrificio. Debemos amar a Jesús cada vez más fervientemente. Así como

Jesús vino al mundo para servirnos y nos dio su ejemplo, nosotros también debemos

vivir sirviendo.

Mt 20:28 28como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para

dar su vida en rescate por muchos.

Revistámonos completamente de la humanidad y de la mansedumbre de Jesús y

vivamos vidas de servicio y sacrificio.

Mt 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y

humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas

Cuidemos a nuestros prójimos que se encuentran a nuestro alrededor que viven

sufriendo, enfermos y despreciados. Tengamos presente a nuestros prójimos que

viven en medio de la pobreza, del hambre y del dolor. Recordemos a nuestros

hermanos norcoreanos.
Acordémonos de las personas que no tienen un lugar confortable en donde pasar este

invierno y que pasan temblando de frio en las calles.

Extendamos nuestras manos de amor a los ancianos que se encuentran en su

habitación pasando solo en este invierno largo porque nadie los va a buscar, a los

huérfanos, a las mujeres extranjeras que salieron de su país para casarse aquí en

Corea y a todos los extranjeros. Si hacemos a uno de estos hermanos más pequeños, a

Jesús lo hacemos.

Mt 25:40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis

a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Kevin Isakson

En una noche de invierno, en donde la nieve caía, un alumno llamado Kevin Isakson

de la Universidad Utah State, trabajaba en una tienda de mascotas, ese día ayudó a

una anciana que estaba en una silla de rueda. Los dos congeniaban absolutamente.

La abuela le había pedido un favor: Sería tan amable de retirar la nieve del camino.

Yo te voy a pagar. Kevin retiró la nieve voluntariamente y ese era su trabajo de todo

el invierno. Kevin no podía dejar de pensar por las personas que estaban pasando

por necesidades en Utah.

Empezó a sacar anuncios en los periódicos locales en la primavera para conseguir

voluntarios para limpiar la nieve y para vincular las personas que necesitaban ayuda

con otras personas. Sorprendentemente la reacción fue favorable, desde ese momento

surgió el movimiento de voluntarios, manos que ayudan.

Sin embargo, Lowes el dueño de Tienda (Distribuidor de EE.UU. de productos

domésticos) al escuchar sobre el movimiento de voluntarios de Kevin, prometió

donar 10 palas. Muchas personas empezaron a unirse a manos que ayudan,

pudieron limpiar y retirar la nieve mucho más rápido de lo que habían pensado, los

ancianos y los discapacitados pudieron pasar un invierno confortable. Kevin no se

imaginó que todo el trabajo que estaba realizando estaba yendo por buen camino, él

dijo estas palabras: Solo trate de iniciar algo, sin embargo es eso lo que tuvo éxito.
No es necesario algo grande, ni tampoco algo costoso de gran manera. Todo es bueno

cuando podemos testificar del amor de Jesucristo.

En esta navidad no lo pasemos por alto, extendamos nuestras manos de amor a

nuestra familia y a nuestros prójimos.

Recordemos las palabras de exhortación del apóstol Pablo:

Fil 2:3-5 3Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad,

estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4no mirando cada uno

por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 5Haya, pues, en

vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

Historia de Ralph

Una historia que debemos acordarnos en cada navidad. Desde muy temprano fue

presentado por la revista Reader's Digest, era la historia de un niño llamado Ralph

con retraso mental. En el teatro de navidad él tomo el papel del dueño de la pensión,

él solo debía decir esta frase No hay habitación cuando María y José le pidiese.

Mientras la obra de navidad iba desarrollándose, María y José habían pedido tan

ansiosa y sinceramente la habitación, Ralph había movido la cabeza diciendo que no

había más habitación. María y José agacharon la cabeza y cuando se dieron la vuelta

para retirarse, Ralph de repente con ojos llorosos dice, un momento, no hay

habitación, pero yo les daré la mía. Aunque ese día la obra teatral salió un caos, cada

navidad recuerdan a ese niño.

¿Será que nosotros estamos viviendo vidas peores que Ralph? Todos nosotros

vivimos disfrutando de la gracia y de la bendición del Señor, pero ¿estamos

practicando y demostrando a nuestros prójimos del amor sacrificado de Jesús?

Que en esta navidad podamos servir como Jesús desinteresadamente porque es

gloria para Dios, que todos nosotros podamos decidir ser personas que llevemos paz

a los demás.