You are on page 1of 5

Ver TV es un Proyecto adjudicado en el Fondo de Apoyo a la Extensión (FAE) 2016

Aprender a ver TV

Material realizado por el académico Manuel Rivera Careaga
mrivera@ucsc.cl

La importancia de “aprender a ver TV” es transversal en nuestra sociedad. No son sólo los
niños o jóvenes, quienes deben aprender esta competencia, sino que es relevante que
todo ciudadano, reflexione sobre los contenidos que revisa a diario por los canales y
promocione una mejor televisión, más educativa, didáctica y basada en valores.
De allí, la necesidad de estudiar y aprender sobre el cómo vemos televisión es vital para ser
un tema de discusión familiar, escolar o gubernamental. Se entiende por tanto, que la
responsabilidad formativa pasa por educar “en” televisión, y no “con” la televisión.
Educar en televisión, significa incorporar los contenidos que se revisan en la pantalla,
como parte de la discusión escolar, en torno a un esquema básico de reflexión e
interacción profesor-alumno y alumno-alumno, que conlleve a la discusión sobre las
noticias por ejemplo. Allí, en donde un análisis oportuno y profundo , permitiría entregar
reflexiones valiosas sobre el real manejo de la información, el conocimiento de mundo o
de experiencias, para la futura toma de decisiones, es ampliamente importante conversar
sobre esto. En mayor medida aún en el hogar, donde la familia se reúne a ver espacios
televisivos y los padres, pueden entregar orientaciones sobre cómo se abordan ciertas
temáticas. Una disposición activa para mencionar estas lecciones, puede entregar una
mejor autonomía futura, a quienes están recién formando una opinión sobre el mundo que
les rodea, como los estudiantes.

Una opción sencilla sería el rechazo total a la televisión, entregándole a ella, responsabilidades
sobre un mal desempeño académico, la incitación a conductas violentas, o de ser la causante del
escaso bagaje cultural o artístico; más, dentro de la cultura mediática en la que estamos inmersos,
estar afuera del espacio televisivo, no formando parte de su alcance o seria comprensión, resulta
casi paradójico o incomprensivo. Los contenidos televisivos forman parte de un ciclo que involucra
a todos medios y canales de información, a Internet, la radio, la prensa escrita, o redes sociales.
Todo conforma un mismo entorno de medios, todo sufre feedbak y se viraliza. Por ello, la otra
opción es la aceptación y comprensión.
La televisión puede ser un espacio de conversación y un instrumento de educación sobre los temas
que uno se interese. Es, como se indicaba anteriormente, un agente socializador para jóvenes y
adultos. Los contenidos conforman una agenda temática y de ellos, se habla en otros medios. La
preferencia en la pantalla, por el espectáculo y la diversión, debe servir como un estimulante al
sentido crítico estético y narrativo con fundamento. Permite cuestionarse y anticiparse a la
discusión, saber ¿por qué se muestra esto? ¿qué efectos tendría? ¿quién es el público objetivo?
Nos permiten, ampliar nuestro rango de información, para que se transforme en conocimiento , se
transforma en una actividad multipropósito y multifuncional , que permite el dialogo y la compañía
entre sus receptores y analistas.

Permite discutir en la familia, temas de relevancia social como el tipo de programación televisiva
(local, nacional o internacional), los tiempos y efectos de recepción, o los mejores horarios para
reunirse a ver estos espacios, según nuestra edad o intereses. Entrega la oportunidad de conversar
sobre las causas y efectos de la publicidad, y los niveles de consumo de diversos productos,
basados en la influencia de la imagen. O sobre la imitación de conductas y acciones que los
personajes frente a la pantalla tienen, positivas para reforzar, y negativas para eliminar. Sumado a
conocer sobre nuestra concepción social de convivencia, a nivel de instituciones, autoridades,
leyes, normas, derechos y responsabilidades sociales. Se pueden hacer comparaciones sobre lo que
ocurre en otros países o ciudades, y principalmente, enseñar a valorar y cuantificar, los contenidos
de real importancia y afección, discriminando ante aquellos espacios que no entreguen mayores
posibilidades de análisis.
Unicef (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) Chile propone un interesante texto llamado “La
Televisión en familia”, que precisamente intenta abordar estas concepciones. Puede revisarlo
directamente en :
http://www.unicef.cl/centrodoc/tesuenafamiliar/16%20Conviviendo%20TV.pdf

Ver TV es un Proyecto adjudicado en el Fondo de Apoyo a la Extensión (FAE) 2016

Aprender a ver TV

Material realizado por el académico Manuel Rivera Careaga
mrivera@ucsc.cl