Las inversiones en las distintas etapas de la vida

La inversión es un proceso que dura toda la vida. Cuanto antes comience, en mejor situación se encontrará usted a largo plazo. Es mejor comenzar ahorrando e invirtiendo tan pronto como empiece a ganar dinero, aunque sea sólo $10 por cada cheque de paga. La disciplina y las habilidades que aprenda lo beneficiarán por el resto de su vida. Pero no importa qué edad tenga cuando empiece a pensar seriamente en ahorrar e invertir, pues nunca es demasiado tarde para comenzar. La base de una estrategia de inversión exitosa para toda la vida es el hábito disciplinado del ahorro. Independientemente de si usted ahorra para cuando se jubile, para comprar una nueva casa o para adquirir ese juego extravagante de muebles de comedor, siempre necesitará desarrollar rígidos hábitos de ahorro. Los aportes periódicos a cuentas de ahorro o inversión suelen ser los más productivos, y si tiene la posibilidad de automatizarlos, resulta aún más fácil.

Factores que afectan sus decisiones de inversión
Una vez que usted comience a ahorrar en forma periódica, pronto tendrá que decidir cómo invertir el dinero que está ahorrando. Cualquiera que sea la etapa de la vida en que se encuentre desde el punto de vista financiero, tendrá que decidir cuáles son sus necesidades y cuál es su nivel de tolerancia al riesgo.

Crecimiento o renta
¿Para qué necesita usted el dinero? La respuesta a esta pregunta lo ayudará a decidir si desea colocar sus ahorros en inversiones que le reporten una renta o si desea concentrarse en hacer crecer el valor de su inversión. Por ejemplo, un fondo de jubilación no necesita producir renta hasta que usted se jubile, de modo que su estrategia de inversión debería enfocarse en la revalorización, hasta que se acerque la edad de la jubilación. Después de jubilarse, usted querrá obtener rentas de su inversión y al mismo tiempo mantener el capital intacto en la medida de lo posible.

El factor tiempo y la tolerancia al riesgo
Toda inversión implica cierto riesgo. A la hora de determinar la cantidad de riesgo que está dispuesto a asumir en sus inversiones, deberá equilibrar su tolerancia a las fluctuaciones de precios con la tasa de rendimiento que desea obtener. Un factor compensador del riesgo es el tiempo. Si usted piensa mantener una inversión por un largo plazo, probablemente tolere más riesgo porque tendrá tiempo de compensar cualquier pérdida que se haya producido al principio. Pero para una inversión de corto plazo (por ejemplo, el ahorro para comprar una casa) probablemente sea preferible asumir menos riesgo y tener mayor liquidez en sus inversiones.

Estrategias sólidas para todos
Cada uno vive su vida de manera diferente y todos sienten emociones complicadas hacia todo lo que tenga que ver con el dinero, de modo que las decisiones de inversión son muy personales y exclusivas de cada persona. Pero hay algunas reglas básicas que se aplican a la mayoría de los inversionistas. • Para proporcionar liquidez para casos de emergencia, es aconsejable que tenga una reserva de efectivo en un fondo del mercado monetario, una cuenta de ahorros tradicional o un certificado de depósito a plazo fijo, cualquiera sea su etapa de la vida.* • Además, si usted puede tolerar un poco de riesgo, probablemente siempre deba tener una parte de su cartera en acciones, para evitar que sus ahorros sean devaluados a consecuencia de la inflación. • Otra buena idea es programar revisiones anuales de sus inversiones con un asesor financiero. Este hábito lo mantendrá actualizado con respecto a sus inversiones y lo ayudará a detectar problemas potenciales en su estrategia de inversión. • Finalmente, toda decisión de inversión debería incluir consideraciones de índole impositiva. Las inversiones pueden ser gravables, con impuestos diferidos o libres de impuestos. Es recomendable conocer el estado impositivo de las inversiones y tenerlo en cuenta al delinear y revisar la estrategia de inversión.

La inversión para las distintas etapas de la vida
Si bien cada uno toma una actitud diferente frente a la inversión y el dinero, la mayoría de los inversionistas comparten algunas situaciones comunes durante el transcurso de sus vidas. Por ejemplo, la edad que uno tiene sin duda afecta la forma de invertir para la jubilación, pero ¿cuáles son otros aspectos de la vida que no están tan relacionadas con el factor edad? Supongamos que usted tiene 40 años y espera su primer hijo. Deberá decidir cómo equilibrar sus finanzas para disponer de los gastos adicionales que implica la llegada del hijo. Tal vez necesitará suplementar sus ingresos con inversiones que produzcan una renta. Más aún, su hijo irá algún día a la universidad, ¡cuando usted esté a punto de jubilarse! En tales circunstancias, lo más probable es que sus necesidades de revalorización del capital y obtención de renta cambien, y tal vez también cambie su tolerancia al riesgo. Los siguientes son algunos momentos importantes de la vida que la mayoría de nosotros compartimos, y algunas decisiones de inversión que es aconsejable considerar:

El primer empleo “de verdad”:
• • • • • • • Abra una cuenta de ahorros para constituir una reserva de efectivo Comience a aportar a un fondo de jubilación y realice aportes mensuales periódicos, aunque sean pequeños

Un aumento de sueldo:
Aumente su aporte al plan de jubilación patrocinado por su empleador Invierta el dinero ya gravado en bonos municipales que ofrecen intereses exentos de impuestos Aumente sus reservas de efectivo

Matrimonio:
Determine sus nuevas contribuciones y asignaciones de inversión, tomando en cuenta los ingresos y gastos combinados

La compra de la primera casa:
Invierta parte de su ahorro no destinado a la jubilación en una inversión de corto plazo, específicamente para financiar el depósito del crédito hipotecario y los costos de tramitación y mudanza

La llegada de un hijo:
• • • • • Aumente sus reservas de efectivo Aumente su seguro de vida Comience a aportar a un fondo para cubrir gastos de estudios universitarios

Un cambio de empleo:
Revise su estrategia de inversión y asignación de activos en función del nuevo sueldo y el nuevo paquete de beneficios Considere las opciones de distribución para el plan de ahorros de jubilación o pensión que le ofrece su compañía. Tal vez le convenga asignar dinero a un nuevo plan o a una IRA

Los hijos se van de casa:
• • • • • Aumente sus aportes de ahorros para la edad de jubilación

Usted cumple 55 años de edad:
Revise la asignación de activos de su fondo de jubilación en función de un plazo más corto para sus inversiones Continúe ahorrando para la jubilación

Jubilación:
Estudie con detenimiento las opciones disponibles para retirar dinero del plan de jubilación de su compañía. Consulte las alternativas con su asesor financiero Revise sus ingresos potenciales combinados después de la jubilación y reasigne sus inversiones para obtener la renta que necesita y al mismo tiempo permitir cierto grado de revalorización del capital, a fin de superar la inflación y quedarse con una reserva para los últimos años de la vida

*Las inversiones en fondos del mercado monetario no están aseguradas ni garantizadas por la Federal Deposit Insurance Corporation ni por ningún otro organismo gubernamental. Si bien el fondo trata de preservar el valor de su inversión a $1.00 por unidad de participación, existe la posibilidad de perder dinero invirtiendo en el fondo.

El contenido del articulo proporcionado por Standard & Poors P60736 09-07

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful