Arturo: atipicidad, sobredotación, historias fabulosas.

Alumno de doce años cuya madre no autoriza la evaluación psicopedagógica. Creemos que es superdotado y que sufre algún tipo de pérdida del sentido de la realidad. Sus conductas extravagantes crean muchos problemas en el Instituto. La madre, muy mayor, con sólo ese hijo, parece también lejos de la realidad, y alimenta las historias descabelladas de su hijo.

En los primeros días de curso, Arturo no traía el material en la clase de Plástica. Dijo que tenía problemas económicos graves, y que sus padres no podían comprárselo porque estaban atendiendo un asunto familiar. Consultada posteriormente la madre, desmintió al niño, diciendo que tenían una casa de cuatrocientos metros, y la confusión se basaba en que acababan de recibir una cuantiosa herencia y tenían que pagar las tasas. Al no tener material, el profesor de Plástica le mandó (como a otros) copiar, pero Arturo se negó, diciendo: - Con tal tarea, nos retrotraemos a la época del reglazo en la mano. La madre afirmó posteriormente: - La frase del reglazo en la mano es la causa de la hostilidad del profesorado hacia mi hijo. Esta hostilidad tiene un origen político. Jefatura dio una charla sobre acoso escolar en todos los grupos del Instituto. Arturo dijo que le estaban acosando. Que le daban “collejas”. Que le llamaban demonio, Terminator. Al cabo de un tiempo, se le volvió a llamar desde Jefatura para interesarse por él y ver si había habido una mejoría en el acoso que sufría. En el curso de la conversación, Jefatura solicitó datos familiares que Arturo se negó a dar; - Mi madre no me autoriza a dar datos que se plasmen en un documento oficial. Para realizar el segundo contacto telefónico con la madre, Jefatura pidió información al profesorado, y recogió estos sorprendentes datos: - Arturo dice que ha estado trabajando en el Campamento Base número Dos del Everest; Arturo dice que antes ha trabajado para la NASA; Arturo dice que ha estado trabajando para un Observatorio pero que lo ha dejado porque estaba muy mal pagado. En una excursión al campo, intentó irse. El profesor no le dejó, diciéndole que no sabía dónde estaba. Arturo repuso dando las coordenadas exactas y reales (latitud…, longitud…) y se enfadó, describiendo algunos aspectos del sistema informático con el que trabaja el profesorado, que iba a entrar en él, diciendo también que los puertos estaban abiertos, etc. A la vuelta de la excursión, Jefatura telefoneó a su madre para hablarle de lo sucedido. La madre abordó otro tema, preguntando si habían visto “la grabación del móvil”. La grabación consistía en dos alumnos que le pegaban a Arturo en la clase. Jefatura se alarmó, pero la madre trivializó el asunto, diciendo que, bueno, no le daban patadas en la cabeza. La madre insistió en que todo quedara como una pequeña broma, pero Jefatura puso en marcha un protocolo de acoso. Habitualmente, Arturo se negaba a enseñar su agenda. Preguntado acerca de esto por Jefatura, empezó a hablar de las conversaciones telefónicas de Jefatura, que dijo que estaba grabando. Afirmó que su madre le había dicho que grabara las conversaciones. Se le preguntó a la madre, y ésta dijo que no sabía nada de grabaciones. El niño y la madre también se enfrentaban, y sufrían. La situación no fue fácil tampoco para el centro: las situaciones eran extremadamente atípicas, impredecibles y difíciles de manejar. Las historias, barrocas e inverosímiles, venían del hijo y también de la madre, que construyó, después de dos trimestres, la teoría de que en el Instituto había una conspiración que tenía como objetivo destruir a Arturo (palabras textuales). Arturo salió del centro antes de fin de curso. Lo peor de todo fue que no se autorizara la evaluación psicopedagógica de Arturo. En esos mundos asfixiantes de la madre y el hijo, hubiera sido una fisura por la que se hubiera podido empezar a actuar.
NOTA: Este texto está basado enteramente en hechos reales, tanto las líneas generales como los detalles. No se ha inventado o modificado nada. Sólo los nombres son figurados. La acción se puede situar en cualquier momento de los últimos treinta años y en cualquier lugar. Las críticas al Sistema Educativo se realizan desde la perspectiva de lo que debería ser idealmente, sin cuestionar el esfuerzo que hacen habitualmente los docentes ni las limitaciones derivadas de la carencia de recursos de las Instituciones. Pero en toda colectividad consciente, la educación debería ser prioritaria.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful