2

CUADERNOS DE MITOLOGÍA (REVISTA DIDÁCTICA DEL IES RÍO JÚCAR)

Avda, Levante S/N 02230 Madrigueras (Albacete)
D.L AB-286-2001 Nº 31 DONATIVO: 1 EURO FEBRERO-MARZO 2017
. COLABORAN: A. C. SVCRO, Excmo. Ayuntamiento de Cenizate y Excmo. Ayuntamiento de
Madrigueras

EDITORIAL
El viaje es un elemento que ha movido el mundo. La mitología y la historia están llenas de viajes que
han abierto fronteras y han supuesto enormes cambios. Los grandes retos de la humanidad están
asociados a viajes Ya en un número anterior nos ocupamos de ciertos viajes, los más famosos desde el
punto de vista literario. Ahora ampliamos nuestra mirada a más viajes míticos y otros históricos, entre
los que incluimos algunos legendarios pero de gran repercusión histórica. Es un buen tema para aunar
teoría y práctica que además ofrece grades posibilidades interdisciplinares.

AUTORES
MONTAJE Y COORDINACIÓN
Alfredo Alcahut Utiel
AUTORES DE LOS DOCUMENTOS:
Carmen García Villanueva
Elisa Andrea Cirstea
Enrique Fuentes Ballesteros
Khadija Daidouh
Nuria Cutanda Pérez
Rubén Serrano Plaza
Sara Isabel Bautista Fuentes
Alba Martínez González
Antonio Martínez García
Fabiola Martinez Fernández
Gema Calero Moreno,
José García Martínez
María Ángeles Cebrián Monasor,
María Fe Molina Cabañero
Raúl Ros Montero
Rosa Milla Jiménez
Rosana Zamora Villa
3

TIPOS DE VIAJE
Podríamos sintetizar ndreeaasí los tipos de viaje:
TIPO DE VIAJE OBRA LITERARIA O HECHO ACTUAL RELACIONABLE
FÍLMICA DE
REFERENCIA
En busca de una patria La Eneida Los refugiados. Los judíos. Las minorías
étnicas.
El regreso a casa La Odisea Los exiliados. Los inmigrantes. Palestina.
Sáhara.
La bajada a los Orfeo y Eurídice Protocolos de lutos, estados de depresión
infiernos (La busca de tras un accidente, atentado, etc.
lo perdido)
La búsqueda del El viaje de los Argonautas ONG. Aventureros. Deportistas.
tesoro/ideal
La lucha contra el mal El Quijote Lucha contra los narcos. Lucha
Moby Dick antiterrorista. Lucha contra estados
opresores. Lucha contra la marginación.
La superación de Los trabajos de Hércules Deportistas al límite.
pruebas
El viaje interior En busca del tiempo perdido Los mayores que son testigos de una vida
cambiante
El viaje en busca de sí Edipo, Juegos de la edad tardía Técnicas de recuperación psicológica
mismo El informe Brodeck (drogadicción, marginación).
El hombre tranquilo Inconformismo y rebeldía juvenil.

El viaje imaginario Matrix Posibilidades de la realidad virtual.
Juegos de la edad tardía Alteraciones de conducta. Uso de la
imaginación.
El no-viaje La ventana indiscreta Personas que observan la realidad
refugiándose en su mundo y en sus
recuerdos.
4

ÍNDICE
VIAJES MÍTICOS
1. El viaje de Paris
2. El viaje de Pélope
3. El viaje de Dioniso
4. El viaje de Orfeo
5. El viaje de Jasón (Argonáutica)
6. El viaje de Teseo.
7. El viaje de Hércules al jardín de las Hespérides
8. El viaje de Hércules a Tartessos
9. El viaje de Ulises (Odisea)
10. El viaje de Eneas (Eneida)
11. El viaje de los griegos contra Troya (Ilíada)
12. El viaje de Cadmo en busca de Europa.
13. El viaje de Edipo en busca de la verdad.

VIAJES HISTÓRICOS
1. El viaje de Colao de Samos
2. El viaje del almirante Hannón
3. El viaje de Alejandro Magno
4. El viaje de Aníbal
5. El viaje de Julio César a la Galia. (Guerra de las Galias)
6. Los viajes de san Pablo. (Hechos de los apóstoles)
7. El viaje de Sto. Tomás a la India.
8. El viaje de Santiago a Hispania
9. Peregrinación de Egeria. (Peregrinación de Egeria a los Santos Lugares).
5

EL VIAJE DE PARIS
En la antigüedad mítica se celebraron unas importantes bodas a la que estaban invitados dioses y
mortales. Los contrayentes eran Peleo y Tetis, un mortal y una diosa, lo que explica la afluencia de
invitados. Pero no todos habían sido invitados a la fiesta: la diosa Éride (Discordia) quiso hacer notar
su ausencia y se presentó en la fiesta con una manzana de oro que tenía grabada la siguiente frase: "Para
la más bella". Lanzó la manzana sobre la mesa donde se sentaban los dioses y se fue. Tres de las diosas
presentes en el banquete, Hera-Juno, Atenea-Minerva y Afrodita-Venus , se creyeron merecedoras del
título y se lanzaron a por la manzana. La enojosa situación que se produjo entonces no tenía fácil
solución y ni el mismo Zeus-Júpiter quiso intervenir en una decisión tan comprometida. Encargó a su
fiel hijo Hermes-Mercurio que condujese a las tres diosas al monte Ida, en la llanura de Troya, y se las
presentase a Paris, bello joven, hijo del rey Príamo de Troya, que pastoreaba los rebaños reales en aquel
lugar. Él debía ser el encargado de dirimir el pleito, según voluntad de Zeus, y así se lo explicó el dios
mensajero Hermes al asustado joven. Durante el juicio cada diosa hizo valer sus méritos al título pero
además le prometieron a Paris beneficiosos dones si éste fallaba a su favor. Hera se comprometió a
hacerle soberano de toda el Asia. Atenea le ofreció la prudencia y la victoria en todos los combates y
Afrodita le brindó el amor de la mortal más hermosa de Grecia, Helena de Esparta. Paris dio la
manzana a Afrodita, granjeándose así la fiel protección de la diosa para él y los suyos para siempre, y la
enemistad de las otras dos diosas lo que quedará reflejado en la Guerra de Troya. Paris fue acogido en
la corte real de Troya y tuvo la oportunidad de embarcarse hacia Grecia. Su padre dio el visto bueno, a
pesar de que Héleno ya había revelado que, si el viaje se llevaba a cabo, Troya pagaría las consecuencias.
Paris llegó a Esparta, donde reinaba Menelao y su esposa Helena, la mujer más preciosa del mundo que
le había prometido antaño Afrodita. El príncipe troyano no tardó en enamorarla con la ayuda de la
diosa y, aprovechando que Menelao estaba en Creta celebrando los funerales de su abuelo, Paris y
Helena se fugaron a Troya. Algunas versiones dicen que la joven fue raptada y no se marchó por su
propia voluntad y otras dicen que lo que se fugó con Paris fue una imagen fantasmagórica de ella,
cumpliéndose así la venganza de Hera por no haber sido escogida como la diosa más bella. A su
llegada a Troya, los ciudadanos no aceptaron a Helena, pues lo consideraban una ofensa hacia el
rey Menelao, y quisieron devolverla. A pesar de ello, la decisión de la familia real troyana fue que
Helena podía quedarse en Troya junto a Paris. Esa decisión provocó la Guerra de Troya.
6

EL VIAJE DE PÉLOPE
El Peloponeso en una ciudad de Grecia que debe su nombre a Pélope, un personaje mitológico cuya
leyenda los griegos representaron en sus pinturas y esculturas. Su historia origina la maldición de una
familia legendaria que jamás pudo escapar de la tragedia.

Pélope era hijo del rey Tántalo, quien quiso ofrendar a los dioses
con una exquisita comida y no tuvo mejor idea que descuartizar
a su propio hijo, cocinarlo y servirlo. Démeter, se comió el
hombre izquierdo, mientras que los demás dioses se dieron
cuenta, y en vez de comerse al muchacho, le dieron la vida y
remplazaron su hombre con uno de marfil, pro además le
concedieron una gran belleza, tanto que Poseidón se enamoró de
él. Más tarde Zeus expulsó a Pélope, porque su padre Tántalo
había ofendido a los dioses.

De regreso entre los mortales Pélope, quiso casarse con
Hipodamía, hija de Enómao, rey de Olimpia pero todos los
pretendientes de la princesa debían vencer antes al rey en una carrera de carros. Enómao sabía que una
profecía decía que moriría a manos de su yerno, por lo que ayudado con los caballos de Bóreas, ya
había vencido y matado a treinta pretendientes de Hipodamía. Pélope fue decidido a pedirle la mano a
Hipodamía y se preparo para competir con Enomao, pero antes le pidió ayuda a su antiguo amante
Poseidón quien le regalo un carro tirado por caballos alados. Para asegurarse la victoria también pidió
ayuda del auriga de Enomao llamado Mírtilo prometiéndole la mitad del reino y la primera noche con
Hipodamía. Mírtilo cambia una clavija de bronce por una de cera.

La carrera comenzó y cuando Enomao estaba a punto de matar a Pélope, las ruedas se soltaron y el
carro se rompió, arrastrando al rey hasta morir. Pélope es coronado vencedor. El rey es coronado según
la ley Pélope se casara con Hipodamía y será el rey. El día que Pélope es nombrado rey, el auriga se
presenta allí y quiere su parte del
trato. Pélope le pide prudencia y
le pide que se vayan a un lugar
más tranquilo, en un acantilado
lo arroja.

Pélope logra al fin cumplir su
sueño se casa con Hipodamía y
se convierte en rey. Pélope da
nombre al Peloponeso, una
región de la Hélade, pero sus
descendientes serán víctimas de
la maldición de Mírtilo.

Unas de las representaciones más famosas de este mito están en el frontón del templo de Olimpia, pero
una de las más recientes es la escena que aparece en el mosaico de Noheda (Cuenca), que es la que
reproducimos.
7

EL VIAJE DE DIONISO
Dioniso es el dios griego de la viña y del vino, de la inspiración y del
delirio. Su padre fue Zeus y su madre Semele.

La esposa de Zeus, Hera, viendo como su marido la engañaba con
Semele, convenció a ésta para que le pidiera a Zeus mostrarse en su
estado natural. Zeus aceptó transformándose en su forma real,
incluyendo las armas que el dios siempre portaba, pero un rayo alcanzó a
la embarazada Semele, por lo que el niño salió del vientre cuando no
estaba gestado completamente. Zeus llamó a Hefesto y pidió que uniera
al bebé a su pierna, haciendo así que Dioniso pudiera nacer.

Hera siempre buscó la muerte de Dioniso, pero Zeus lo ayudó a escapar
y a crecer a salvo de la diosa. Se lo entregó a Hermes, quien lo dio
primero al rey de Orcómeno, Atamante, y luego a las ninfas del monte
Nisa para que lo criaran.

Cuando Dioniso creció, descubrió la cultura del vino y la forma de
extraer su precioso jugo, pero Hera hizo que se volviese loco y le hizo
vagar por diversas partes de la tierra. En Frigia, Cibeles, más conocida
por los griegos como Rea, le curó y le enseñó sus ritos religiosos, y así
emprendió Dioniso su recorrido por Asia Menor, durante el que enseñaría a la gente el cultivo de la vid.
Volvió triunfante y emprendió la introducción de su culto en Grecia, pero se le opusieron algunos
príncipes y regentes que temían los desórdenes que acarreaba ese culto.

A Dioniso se lo conoce como un dios desenfreno y dedicado a los placeres. Unas de las
representaciones más famosas de este dios lo asocian con un cortejo presidido por el dios y por
Ariadna, como esta escena del mosaico de Noheda (Cuenca), que es la que reproducimos.
8

EL VIAJE DE ORFEO
Orfeó era hijo de la musa Calíope y un gran poeta y un músico extraordinario. Cuando tocaba la lira, las
fieras más feroces le escuchaban mansamente y los árboles se inclinaban hacia él para darle sombra y
los humanos se resistían a dulzura de sus cantos.
Sin embargo Orfeo estaba muy triste
debido a la muerte de su esposa
Eurídice la cual se encontraba en los
Infiernos, el reino de Hades. Orfeo
decidió ir a buscar a su esposa
entrando en los Infiernos una tarea
muy imposible pero que consiguió
gracias a su lira que consiguió amansar
al perro de tres cabezas que vigilaba la
entrada de los Infiernos. Orfeo se
presentó ante Hades y su esposa
Perséfone, estos maravillados por su
música y la fuerza de su amor, le
permitieron llevar a Eurídice de vuelta al mundo de los vivos, pero con una condición: no podría
mirarla hasta que no hubiera salido de los Infiernos.
Orfeo prometió que no la miraría y se dirigió a la salida. En cuanto llegó al mundo de los vivos, como
estaba impaciente, volvió la vista hacia su esposa pero sólo para ver cómo se desvanecía la sombra de
su amada. No había cumplido su promesa, ya que Eurídice no había salido aún del reino de los
muertos.
A partir de ahí los cantos de Orfeo se hicieron tristes y desesperados. Más tarde Orfeo murió. La lira y
los restos mortales de Orfeo fueron arrastrados por el rio Hebro hasta el mar y desde ahí hasta la isla de
Lesbos, donde sus habitantes lo
enterraron en un precioso mausoleo.
Finalmente, el alma de Orfeo se
reunió con la de su esposa Eurídice,
tocando la lira y deleitando con sus
canciones a todos los
bienaventurados que vivían dichosos
en los campos Elíseos, el lugar de
los Infiernos reservado para los
mortales que habían realizado
grandes hazañas y habían venerado
los dioses.

Fotograma del filme Orfeo y Eurídice
9

EL VIAJE DE JASÓN (ARGONÁUTICA)
Jasón es un héroe griego, de la región de Tesalia. Era hijo de Esón, rey de Yolcos. Habiendo sido
destronado Esón por su hermano Pelias, éste fue advertido por el oráculo de que tuviera cuidado con
un hombre calzado con una sola sandalia porque pondría en peligro su trono.
Jasón fue educado por el centauro Quirón hasta que fue adulto.
Cuando Jasón cumplió los veinte años, se dirigió a Yolcos dispuesto
a recuperar el trono que por herencia le pertenecía. En el camino,
tuvo que cruzar un río donde perdió una de sus sandalias al ayudar a
una anciana a cruzarlo. Al llegar a la ciudad, fue llamado por su tío
Pelias y éste, al darse cuenta de que aquél podía ser el hombre que
anunciaba el oráculo, decidió alejarlo de su tierra enviándolo a una
difícil misión: viajar hasta la Cólquida (al pie del Cáucaso), y traer de
allí el vellocino de oro, que había sido la piel de un carnero fabuloso
que había salvado la vida a Frixo, antepasado de Pelias, y lo había
trasladado a la Cólquida. Allí Frixo ofreció en sacrificio a Zeus este
carnero y luego regaló la piel del animal, que era de oro, al rey Eetes,
que lo depositó en un árbol custodiado por dos toros que arrojaban
fuego por la boca y una serpiente que nunca dormía.
La diosa Hera, para ayudar a Jasón, despertó en un grupo de jóvenes
valerosos el deseo de participar en la aventura. Jasón, acompañado de
un grupo de unos cincuenta héroes griegos (Orfeo, Cástor, Pólux,
Peleo, Hércules, Teseo, Laertes, Atalanta –única mujer de la
expedición, famosa corredora y arquera—, Meleagro...) organizó la
expedición. Le encargó a Argos, hijo de Frixo, la construcción del
navío que recibió el nombre de Argo en homenaje a su constructor.
Del nombre de la nave tomaron a su vez el de Argonautas (marineros de Argo) los héroes que en ella
embarcaron. Reunidos pues los Argonautas, se hicieron a la mar en dirección a la Cólquida. No mucho
después llegaron a la isla de Lemnos, donde sólo habitaban mujeres. Los Argonautas permanecieron
con ellas un tiempo y luego se marcharon.
Después desembarcaron en el país de los doliones, donde el rey Cícico, los recibió hospitalariamente.
Pero una vez que parten, ya en alta mar, una tormenta los lleva de regreso al mismo puerto. Los
doliones creyendo que se trata de un ataque de sus enemigos los pelasgos, atacaron duramente a los
argonautas. La siguiente parada los llevó a la costa de Misia, donde fueron recibidos con honores. Pero
Hilas, uno de los argonautas, se ahogó mientras recogía agua para aprovisionar al barco. Heracles se
rezagó buscando al muchacho y el Argo zarpó sin él.
Después de pasar tantas y tan variadas peripecias, los viajeros llegaron a Salmideso. Allí encontraron al
anciano Fineo, ciego y adivino, al que ayudaron los Argonautas a deshacerse de las Harpías, monstruos
voladores con rostro de mujer, garras y alas, que, cumpliendo un castigo impuesto por los dioses,
impedían que Fineo pudiera alimentarse. Fineo, en agradecimiento, informó a los Argonautas sobre el
camino a seguir hasta la Cólquida y además les dijo cómo podían superar el peligro que les esperaba al
llegar a las Rocas Azules, dos enormes peñascos flotantes en continuo movimiento, que chocaban
entre sí aplastando a todos los que pretendían pasar entre ellas.
Una vez superado este obstáculo, llegaron a la Cólquida. Jasón anunció a su rey, Eetes, su propósito.
Éste le dijo que le dejaría llevarse el vellocino de oro si antes conseguía uncir a los dos toros que lo
custodiaban, arar un campo con ellos, arrojar sobre los surcos unos dientes que había entregado
Atenea al rey y luego vencer a una serpiente que nunca dormía y que permanecía al pie del árbol,
donde se hallaba el vellocino.
10

El reto era imposible de conseguir: Jasón estuvo a punto de darse por vencido. Sin embargo
Medea, la hija del rey Eetes, que era una notable maga y hechicera, se enamoró de forma apasionada de
Jasón y ayudó a éste a llevar a buen término su hazaña (con el compromiso previo de Jasón de llevarla
consigo a Yolcos), poniendo en práctica su brujería. Dio a Jasón una pócima mágica que conocía y con
la cual Jasón conseguiría acercarse a los toros monstruosos sin que le hicieran daño. Medea desde este
momento se puso a disposición de Jasón, para ayudarle en su propósito. Habiendo conseguido uncir a
los toros, lanzó los dientes sobre los surcos hechos en la tierra. De ellos brotaron cientos de hombres
armados que se lanzaron contra el héroe, pero éste, siguiendo las instrucciones de Medea, arrojó una
piedra en medio de ellos y los ejércitos se enfrentaron entre sí. Luego, Medea provocó un terrible
sueño a la serpiente, gracias a lo cual Jasón se apoderó de la preciada piel y huyó con sus hombres, con
Medea y con el hermano de ésta, Apsirto, en su embarcación. Los hombres de Eetes persiguieron a la
nave y Medea mató a su hermano, lo despedazó y lo arrojó al mar. El rey Eetes recogió los restos de su
hijo y perdió de vista a los Argonautas. Medea había sacrificado todo, familia, posición y patria por el
amor de un hombre, Jasón.
Después de esto, los
Argonautas emprendieron el
regreso en un largo viaje en el
que tuvieron que sortear diversos
peligros: duras tempestades, el
asedio de las Sirenas y el ataque
de los monstruos Escila y
Caribdis. Finalmente llegaron a
Yolcos. Allí Pelias recibió de
Jasón el vellocino y luego murió,
a manos de sus propias hijas,
debido a una artimaña de Medea.
Por estas muertes Jasón y Medea
huyeron a Corinto, ciudad de la
que era originaria la madre de
Medea. Allí en Corinto, Jasón
consagró la nave Argos al dios Poseidón Medea y Jasón tuvieron dos hijos y durante varios años pasó
el tiempo felizmente para ellos.Pero más tarde Jasón, buscando acrecentar su poder y riqueza y
mirando sólo en su propio provecho, repudió a su mujer para casarse con Glauca, hija del rey de
Corinto. Medea quedó hundida y destrozada por el desprecio, ella que había abandonado todo, patria y
familia, y que había llegado incluso a provocar la muerte de su hermano, todo por el amor de Jasón. Su
odio fue enorme, y su venganza, horrible. Medea, simuló aceptar su situación pero para vengarse,
regaló unos vestidos envenenados que acabaron con la vida de Glauca y con la de su padre, que
pereció abrasado al intentar ayudar a su hija. Mientras Medea inmoló a los hijos que había tenido con
Jasón, pretendiendo hacer todo el daño posible a su marido con esta funesta acción. Tras este
horrendo crimen Medea huyó y se exilió en Atenas. Jasón, destrozado por todo lo ocurrido, llevó una
vida triste y solitaria, y un día que estaba sentado junto a la vieja la nave Argos, murió aplastado por un
tronco desprendido del podrido casco.
Los dioses elevaron al cielo la nave y la convirtieron en constelación, y lo mismo hicieron con
el vellocino de oro, convertido en la constelación de Aries.
11

EL VIAJE DE TESEO
Teseo fue un mítico rey de Atenas, hijo de Etra y Egeo, aunque según otra tradición su padre
fue Poseidón, el dios del mar.
El rey Egeo, que no había tenido descendencia con su
esposa, consultó al oráculo de Delfos, que le respondió:
«No abras tu odre hasta que regreses a Atenas.» Él no
comprendió el oráculo pero Piteo, rey de Trecén y padre
de Etra, sí lo entendió. Lo que el oráculo había querido
decir era que si llegaba a Atenas sin haber tenido
relación sexual alguna, la primera mujer con la que
yaciera tendría un heredero suyo. Como Piteo deseaba
que su hija diera a luz al heredero del trono ateniense
emborrachó a Egeo, y así consiguió que fecundara a
Etra.
Egeo regresó a Atenas y Etra crió a su hijo en
Trecén.Tras la concepción de Teseo, Egeo, por temor a
sus sobrinos, que querían el trono, decidió que su hijo
no pasara la niñez con él y escondió su espada y sus
sandalias bajo una roca que el niño no debía mover hasta que fuera lo suficientemente fuerte. Así que la
infancia de Teseo transcurrió en compañía de su madre y su abuelo en la ciudad de Trecén. Cuando
cumplió los dieciséis años su madre le reveló el secreto de su paternidad y llegado a esta edad, Teseo
pudo levantar la piedra, calzarse las sandalias y envainar la espada de su padre e iniciar su viaje a Atenas
para ser reconocido como hijo del rey. Teseo, que desde muy joven había destacado por su fuerza y su
valentía, decidió dirigirse a Atenas en solitario en un viaje en el que se enfrentó a crueles bandidos
como Procustes.
Teseo llegó a Atenas y fue reconocido oficialmente como hijo y sucesor del rey, pero Atenas debía
enviar un tributo al rey Minos de Creta, que consistía en el sacrificio de siete doncellas y siete jóvenes,
que serían devorados por el monstruo Minotauro, y que fue una condición impuesta tras la expedición
militar de Minos contra Atenas para vengar la muerte de Androgeo.
Teseo se presentó voluntariamente ante su padre para que le permitiera ser parte de la ofrenda y lo
dejara acompañar a las víctimas para poder enfrentarse al Minotauro.
Las naves en las que iban a viajar las personas ofrendadas llevaban velas negras como señal de luto,
pero el rey pidió a Teseo que si regresaba vencedor, no olvidase cambiarlas por velas blancas, para que
supiera, aún antes de que llegase a puerto, que estaba vivo. Teseo se lo prometió.
Al llegar a Creta, la princesa Ariadna se enamoró de él y propuso a Teseo ayudarlo a derrotar a su
hermano (el Minotauro) a cambio de que se la llevara con él de vuelta a Atenas y la convirtiera en su
esposa. Teseo aceptó. La ayuda de Ariadna consistió en dar a Teseo un ovillo de hilo que este ató por
uno de los extremos a la puerta del laberinto. Otra versión indica que la ayuda de Ariadna consistió en
una corona que emitía un resplandor y que le había dado Dioniso como regalo de boda o bien que
podría ser la misma corona que le había regalado Anfítrite durante el viaje a Creta.
Así Teseo entró en el laberinto hasta encontrarse con el Minotauro, al que dio muerte a puñetazos. A
continuación recogió el hilo y así pudo salir del laberinto e inmediatamente, acompañado por el resto
de atenienses y por Ariadna, embarcó de vuelta a Atenas. Durante el viaje de vuelta, Teseo abandonó a
Ariadna en la isla de Naxos y de allí partió hacia Atenas. Al divisar la galera desde el puerto de El
Pireo en Atenas, el rey Egeo vio las velas negras puesto que Teseo había olvidado cambiarlas por velas
blancas y, creyendo que su hijo había muerto, se suicidó lanzándose al mar, que a partir de entonces
recibió el nombre de mar Egeo.
Teseo, a partir de entonces, heredó el trono de Atenas y años después se casaría con una hermana de
Ariadna llamada Fedra.
12

EL VIAJE DE HÉRCULES AL JARDÍN DE LAS
HESPÉRIDES
La mitología griega nos habla de un bello jardín, un huerto propiedad de la diosa Hera en un lejano
rincón del occidente, quizás en la montañas de Arcadia, o en la cordillera de Atlas de marruecos, o bien
en una isla perdida. Este jardín contaba con un árbol de manzanas de oro que, según se decía,
proporcionaba la inmortalidad, y este era llamado el jardín de las hespérides.
El árbol había sido un regalo de bodas de parte de Gea, la tierra, quien los plantó y se encargo de las
Hespérides, tres ninfas de occidente, hijas de atlas, que cuque cuidarán de todo el jardín. Pero este
jardín se volvió algo muy preciado por Hera tanto que con contaba en las ninfas porque despreciaban
aquellas manzanas, por lo que envió a un dragón de cien cabezas que enroscaba su cola en el tronco y
nunca dormía.
Heracles no sabía dónde
estaba el jardín y estuvo
vagando por el lugar un
tiempo. Aconsejado por
dos ninfas, consultó al dios
marino Nereo, tras
sucumbir a la presión de
los brazos de Heracles, el
dios se rindió y le dijo
dónde se encontraba el
jardín de las Hespérides.
Finalmente llegó al jardín
después de otra serie de
aventuras. Estuvo en las
montañas del Cáucaso,
donde liberó al titán
Heracles robando las manzanas del Jardín de las Hespérides. Prometeo, que había sido
castigado por Zeus tras
haber abatido al águila que le picaba el hígado permanentemente.
En Libia, Heracles se batió a muerte en un combate con el gigante Anteo, hijo de Gaya. Tan pronto
como tocaba la tierra, su madre le renovaba sus poderes y Heracles tuvo que levantarle del suelo para
estrangularle.
En Egipto, Heracles se enfrentó a la hospitalidad traicionera del rey Busiris, que en cierta ocasión había
pedido consejo a un adivino griego para combatir la sequía que causaba hambruna en su tierra. Frasio,
el adivino, le había dicho que la hambruna terminaría si el rey sacrificaba cada año a un extraño en
honor a Zeus. Busiris siguió el consejo e hizo que sus sacerdotes matasen a Frasio. Muchos visitantes
sufrieron el mismo castigo, hasta que Heracles llegó al altar de los sacerdotes de Busiris. Cuando el rey
alzó el hacha de los sacrificios, el mango se rompió y mató al propio rey, a su hijo y a todos los
sacerdotes presentes.
Heracles encontró a Atlas y le pidió el titán condenado a cargar con el peso de los cielos y este se
ofreció a atraer las manzanas si este cargaba con el peso mientras tanto. Atlas mató al dragón,
convirtiéndose en un árbol llamado drago. Al regresar con las manzanas no quiso volver a su condena y
se ofreció a llevar las manzanas el mismo pero Heracles fue más listo y le engaño pidiéndole que
sujetase un momento el cielo para ponerse la capa. Atlas accedió y entonces Heracles cogió las
manzanas y se marchó. Por tanto Heracles fue el único que logró coger las manzanas gracias a su
astucia y el valor, Quedando en él recuerdos, experiencias, emociones, sensaciones, aprendizaje todo
ello gracias al viaje tan mítico haciéndole pasar a la historia.
13

EL VIAJE DE HÉRCULES A TARTESOS
El décimo trabajo de Hércules fue ir a la isla de Eritia para capturar los bueyes de Gerión -el monstruo
de tres cabezas- que eran custodiados noche y día por un monstruoso perro de dos cabezas. En su
camino hacia Eritía según la leyenda logró comunicar el Mar Mediterráneo y el Atlántico, erigiendo dos
grandes columnas (que, actualmente, conocemos como los peñones de Gibraltar y de Abila) como
monumento conmemorativo de su hazaña en las que al parecer estaba grabada la frase "non plus ultra"
que refleja los peligros de la navegación oceánica de los que nos advierte la Ora Marítima de Avieno.

Gerión es descrito como un
ser antropomorfo formado por tres cuerpos,
con sus respectivas cabezas y extremidades,
según la mayoría de las versiones. Aunque
no se suele especificar la forma exacta de la
unión entre los tres cuerpos, se le suele
representar con una unión lineal o radial por
las cinturas. Aparte de estas características,
tenía un aspecto humano.
Gerión vivía más allá de las columnas de
Hércules al oeste del Mediterráneo, ya en el
curso del Océano. Era dueño de un perro
llamado Ortro, y de una espléndida cabaña
de ganado que era guardado por Ortro y por
un pastor llamado Euritión.
Como décimo de sus doce
trabajos, Heracles le robó el rebaño que
tenía de vacas rojas y bueyes. Gerión fue en busca de venganza y luchó contra Heracles, pero este le
lanzó una flecha, envenenada con el veneno de la Hidra, que atravesó sus tres cuerpos y acabó con él.
Hércules logró matar a ambos monstruos (perro guardián y dueño de los bueyes) y llevarse el ganado de
vuelta hasta Grecia.
14

EL VIAJE DE ULISES (ODISEA)
La guerra de Troya acabó gracias a un plan de Odiseo, también conocido por su nombre latino, Ulises:
él y sus compañeros se esconderían en un caballo ya que un oráculo había dicho que Troya podía ser
tomada por el engaño que sería como un regalo para
atenea, donde dentro harían soldados para que por la
noche mientras todo el pueblo duerma ellos atacaran y
arrasarían los griegos

Acabada la guerra todos volverían a sus casas y para
algunos mejor que para otros como fue el caso de
Agamenón que estaba maldecido que fue asesinado por
su esposa y su hijo Orestes se vengó matando a su
propia madre Clitemnestra y su amante Egisto

Odiseo que es el principal personaje por sus aventuras para llegar a la isla de Ítaca, ya que se enfrentó a
Polifemo y lo cegó, escucho cantos de sirenas, llego a la isla de los feacios donde una princesa se
enamoró del llamada Nausícaa y Alcínoo el rey le dio una nave para volver a su casa a la isla de Ítaca, a
la llegada tuvo que enfrentarse con todos los pretendientes que tenía su mujer Penélope. Las azarosas
aventuras del héroe griego dan lugar a que la palabra odisea signifique “Viaje de larga duración, lleno de
aventuras adversas y favorables”. Su leyenda fue narrada por Homero en la Odisea y ha tenido una
enorme trascendencia en la cultura universal. En el siglo XX destacan la novela Ulises, de James Joyce, y
el poema Ítaca, de Cavafis.
15

EL VIAJE DE ENEAS (ENEIDA)
Eneas era hijo de Afrodita y el mortal Anquises. El papel de Eneas en la mitología griega es bastante
modesto. Después de la destrucción de su ciudad, Troya, a manos de los griegos, Eneas viajó a Italia,
donde fundó el reino a partir del que surgiría Roma. El padre de Eneas, Anquises, descendía de Tros,
rey de Troya. Anquises no pudo participar en la Guerra de Troya, ya que comenzó cuando él ya era
muy mayor, además de que Zeus le había dejado impedido de una pierna después de haber ido
presumiendo de su relación con Afrodita, de la que nació Eneas.
Durante la Guerra de Troya, Eneas fue, después de Héctor, el gran héroe de las tropas troyanas.
Diomedes podría haberlo matado sin dificultad, si su madre Afrodita y el dios Apolo no hubiesen
intervenido para retirar a Eneas del campo de batalla. Había una cierta competitividad entre Héctor y
Eneas, y entre éste y Príamo, rey de Troya y padre de Héctor. Eneas estaba casado con Creusa, hija de
Príamo, con la que además tenía un hijo llamado Ascanio.
Al contrario que la inmensa mayoría de los troyanos, Eneas consiguió escapar de la ciudad después de
que los griegos la conquistasen utilizando el caballo de madera.
(Según he investigado existen diversas versiones de esta huida pero la más imprtante es la narrada por
Virgilio y que asegura que Eneas huyó de la ciudad en llamas con su anciano padre sobre sus hombros y
con Ascanio de su mano.)
Antes de esto, había tratado de salvar a Casandra de las garras de los griegos en vano, siendo testigo de
cómo era asesinado Príamo mientras se saqueaba el palacio real. Durante la huida desapareció Creusa
sin dejar rastro, pero su sombra era el presagio de un futuro mejor para Eneas en el Oeste.
Cuando Eneas se hizo cargo, al pie del monte Ida, de los troyanos que habían sobrevivido, se encargó
de organizar la construcción de nuevas barcas para iniciar el viaje hacia el Oeste, que les llevó, en medio
de muchas dificultades, hasta Creta y otros lugares desconocidos, debido a una incorrecta interpretación
del pronunciamiento del Oráculo. Entonces se predijo con total claridad en un sueño que Eneas
debería navegar hacia Hesperia, «la tierra del atardecer». No obstante, una tormenta lo desvió de su
camino hasta Estrofades, donde los troyanos sufrieron la plaga de las Harpías, (monstruos alados con
cara de bruja) una de ellas se encargó de predecir muchas dificultades durante el resto de la travesía.
Después de esto, Eneas llegó a Epiro, donde uno de los habitantes locales, el profeta Heleno, le ordenó
que navegase hacia Sicilia, profetizándole que sería el fundador de una gran nación. En la costa oeste de
Sicilia, en un santuario dedicado a su madre, Venus, Anquises murió y allí mismo fue enterrado.
Hera aún mantenía cierta
enemistad hacia los troyanos y
hacia Eneas en particular, y este
fue el motivo por el que provocó
una tormenta para que la nota se
desviase hacia el norte de África y
no llegase a Italia. Aquí, en la
orilla sur del Mediterráneo, la
joven reina Dido se encontraba
en pleno proceso de fundación de
la ciudad de Cartago. A pesar de
que Eneas había jurado que
nunca se casaría de nuevo, el
amor que creció entre ellos fue
tan intenso que se convirtió en
Fotograma del filme Dido et Aeneas una de las historias románticas
Eurídice más conocidas de la Antigüedad.
16

Todo empezó durante una cacería en la que una inoportuna tormenta les obligó a refugiarse juntos en
una cueva.Pero la historia de amor tendría un final trágico, ya que Eneas se dio cuenta de que no podía
seguir el dictado de su corazón, pues estaba obligado a obedecer el mandato divino que le señalaba
como fundador de un nuevo reino. Hermes visitó de nuevo a Eneas llevando un mensaje de Zeus en el
que le recordaba su tarea pendiente. Eneas siguió la orden y partió, lo que tuvo como consecuencia el
suicidio de Dido con la espada que su amante le había regalado. Este triste episodio tuvo consecuencias
muy importantes para sus descendientes, ya que fue el principio de la enemistad entre Cartago y Roma.
Eneas regresó a Sicilia, donde fundó una ciudad para que les sirviera a todos de descanso tras el largo
viaje. Después partió hacia la península italiana, llegando hasta Cumas, desde donde descendió al
mundo de los muertos y se encontró con el fantasma de su padre, el cual le confirmó que estaba
destinado a fundar un gran imperio y le aconsejó sobre ello.
Eneas continuó su viaje hacia el norte. Remontó el Tíber y llegó hasta el Lacio, gobernado por el rey
Latino. Su hija mayor, Lavinia, estaba prometida a Turno, rey de los rútulos, pero un oráculo predecía
un mejor matrimonio para ella si se casaba con un extrajero. De este modo, Latino entregó a su hija a
Eneas, tras lo cual Hera envió a Alecto, una de las Furias, diosas de la venganza, para incitar a la mujer
de Latinos, Amata, y al rechazado Turno para que se pusiesen en contra de Eneas. Turno buscó aliados
entre los pueblos cercanos y lo mismo hizo Eneas, que incluso contó con el apoyo de los etruscos.
Además, su madre, Afrodita, le pidió a su marido, Hefesto, que le forjase una nueva armadura.
Después de esto llegó una larga batalla en la que mucha gente murió, como Palas, hijo de Evandro, un
aliado de Eneas. Eneas fue herido en una mano y su propia madre se encargó de curarle. Finalmente
hubo un duelo entre Turno y Eneas. Eneas le derrotó y se apiadó de él, pero cuando vio que Turno
llevaba el cinturón del difunto Palas como trofeo de guerra decidió acabar con su vida. Una vez
restaurada la paz, Eneas se casó con Lavinia. Desde entonces, los troyanos y los latinos vivieron en paz,
adoptando los primeros la lengua y costumbres de los segundos. Eneas fundó la ciudad de Lavinia en
honor a su esposa. Más adelante, Ascanio (que también era llamado Iulus,) fundó la ciudad de Alba
Longa, que se convertiría en la capital de la comarca. Siglos después, Rómulo, hijo de Ares y la princesa
Rhea Silvia, que venía de Alba Longa, fundó la cuidad de Roma en las colinas del Palatino que se
situaban sobre el Tíber.
17

EL VIAJE DE LOS GRIEGOS CONTRA TROYA
(ILÍADA)
En la mitología griega, la guerra de Troya fue un conflicto bélico en el que se enfrentaron una coalición
de ejércitos aqueos contra la ciudad de Troya (también llamada Ilión y ubicada en Asia Menor) y sus
aliados. Según Homero, se trataría de una expedición de castigo por parte de los aqueos, cuyo casus
belli habría sido el rapto (o fuga) de Helena de Esparta por el príncipe Paris de Troya.
Esta guerra es uno de los ejes centrales de la épica grecolatina y fue narrada en un ciclo de poemas
épicos de los que solo dos han llegado intactos, la Ilíada y la Odisea, atribuidos a Homero. Los antiguos
griegos creían que los hechos que Homero relató eran ciertos. En tiempos modernos, tanto la guerra
como la ciudad eran consideradas mitológicas. En 1870 el arqueólogo alemán Schliemann excavó la
colina de Hisarlik, donde creía que estaba la ciudad de Troya, y halló los restos de la antigua ciudad
de Nueva Ilión, bajo la cual halló otras ruinas, y debajo otras más. Cada una de estas ruinas daba lugar a
los restos de distintas ciudades que parecían haber sido habitadas en épocas distintas. Algunos
historiadores creen que Troya VI o Troya VII deben identificarse con la ciudad homérica.
La expedición se congregó en Áulide, perolos vientos cesaron porque que la diosa Ártemis estaba
castigando a Agamenón por matar un ciervo sagrado La única forma de apaciguar a la diosa era
sacrificar a la hija de Agamenón, Ifigenia. Solo así la flota aquea pudo zarpar hacia Troya. La armada
aquea arribó a las playas de Troya. La ciudad estaba gobernada por el rey Príamo, pero las tropas eran
comandadas por su hijo Héctor. El asedio se prolongó por la llegada de refuerzos y los griegos sitiaron
Troya durante nueve años. Las tropas griegas saquearon varias ciudades cercanas y, en el reparto del
botín, Agamenón tomó como esclava a Criseida, hija de Crises, sacerdote de Apolo. Cuando Crises
intentó pagar su rescate, fue maltratado, así que pidió a Apolo que castigase a los griegos, y el ejército
fue azotado por una plaga. Este incidente y su solución provocaron la cólera de Aquiles, que es lo que
relata la obra de Homero, la Ilíada.
Al décimo año, muerto ya Aquiles, los griegos idearon una nueva treta, un gran caballo de madera
hueco. Fue construido por Epeo y lo ocuparon soldados griegos encabezados por Odiseo. El resto de
la armada griega fingió partir y un espía griego, Sinón, convenció a los troyanos de que el caballo era
una ofrenda a Atenea. Los troyanos introdujeron el caballo en la ciudad e hicieron una gran celebración
y, cuando los
griegos salieron
del caballo, la
ciudad entera
estaba bajo el
sueño de la
bebida. Los
griegos abrieron
las puertas de la
ciudad para
permitir la
entrada al resto
de las tropas y
fue saqueada sin
piedad alguna.
Cuadro viviente: La muerte de Príamo
18

EL VIAJE DE CADMO EN BUSCA DE EUROPA.
Cadmo fue el hermano menor de Cílix y de Fénix, así como de Europa, a la que
raptó Zeus transformado en toro. Con sus hermanos y su madre Telefasa, que estaba embarazada,
partió en busca de su hermana por mandato de Agénor, con orden de no volver al reino, bajo pena de
muerte, sin haber antes encontrado a Europa.
Todos juntos comenzaron un largo viaje por mar hacia el oeste, siguiendo la dirección que había
tomado el toro.
Fénix fue el primero en abandonar la búsqueda y fundó su reino junto al de su padre y lo llamó Fenicia,
actualmente Líbano.
Siguiendo la costa, continuaron hacia el norte subiendo por los montes Antitauros, y Cílix, el mayor,
agotado, le pidió a su madre que abandonara el viaje y se quedara con él allí. Ella se negó, continuando
la búsqueda.
Poco más adelante murió Telefasa al dar a luz
a Fineo y Cílix abandonó el viaje y fundó
la Cilicia entre la costa y los
montes Antitauro en Antioquía. Cadmo cruzó
al continente y llegó a Delfos, pues quería
consultar el oráculo de Apolo
El oráculo le habló así: «Cubre tus ojos Cadmo
y sal por cualquier puerta, toma la dirección a la
que te dirija esa puerta y cuando veas una vaca
con la luna en su cara, síguela sin cesar hasta
que cese su camino. Entonces funda tu casa
Cadmo, porque esa será tu tierra». Cadmo
quedó confuso ante tal respuesta, pues lo que él
deseaba era encontrar a su hermana Europa.
Como le había indicado el oráculo cubrió sus ojos y con la ayuda de su mano derecha, anduvo a tientas
por Delfos y por azar fue a dar con la puerta que salía hacia el Sur, en dirección a Beocia. Salió Cadmo
por ella y en efecto se le cruzó una vaca con una mancha en la cara que era igual a una luna pintada con
los cuernos hacia abajo. La siguió sin descanso, pues la vaca no paró de andar en tres días, y su corte
que le seguía languidecía exhausta. La vaca finalmente murió de cansancio y Cadmo supo que esa era su
tierra y allí fundaría su nación.
Muerta la vaca quiso dedicar una Hecatombe a los dioses. Vio una fuente cercana y dijo a sus hombres
que trajeran agua. Pero un dragón mató a algunos. Cadmo mató al dragón y Ares, el dueño de la bestia,
montó en cólera. Pero Zeus, que había secuestrado a Europa, lo apaciguó. Zeus, por favorecer a
Cadmo, le mandó a Atenea con un mensaje.
La diosa le dijo: «Planta los dientes del dragón esta noche y veras nacer de ellos cientos de fieros
guerreros, más ocúltate de ellos pues te matarán. Nada más nacer, se matarán entre ellos. Cuando
queden pocos y cansados, lucha con ellos y vence a algunos. Si lo haces así tendrás a tu merced a los
mejores y más fieles guerreros con los que puedas soñar».
Cadmo hizo lo que se le indicaba. Inmoló la vaca a los dioses como tenía planeado y al llegar la noche
con su mano derecha plantó los colmillos. La tierra inmediatamente se quebró y de ella nacieron
los Spartoi. Tal como había anunciado Atenea, nada más nacer comenzaron a luchar, matándose entre
ellos. Cuando quedaban pocos y débiles apareció Cadmo y luchó contra algunos, venciendo tan sólo a
dos: Ctonio y Equión quienes se convertirían en sus mejores hombres y más fieles compañeros.
Convertidos éstos en compañeros de Cadmo, les encomendó la construcción de la ciudad que el
oráculo le mandara edificar y que no era sino la famosa ciudad de Tebas. Cuando la hubieron
terminado, Cadmo dictó leyes y tomó sabias medidas para mantener entre los ciudadanos la unión, el
orden y la paz. Después tomó por esposa a Harmonía o Hermione, hija de Venus y Marte.
19

EL VIAJE DE EDIPO EN BUSCA DE LA VERDAD.

Edipo, rey de Tebas, es hijo de Layo y Yocasta, rey y reina de
Tebas. Un oráculo advirtió a Layo que sería asesinado por su
propio hijo. Decidido a rehuir su destino, ató los pies de su hijo
recién nacido y lo abandonó para que muriera en una montaña
solitaria. Su hijo fue recogido por un pastor y entregado al rey de
Corinto, quien le dio el nombre de Edipo y lo adoptó como su
propio hijo. El niño no sabía que era adoptado y, cuando un
oráculo le dijo que mataría a su padre, abandonó Corinto. Durante
su travesía, encontró y mató a Layo, creyendo que el rey y sus
acompañantes eran una banda de ladrones y así se cumplió la
profecía. Solo y sin hogar, Edipo llegó a Tebas, perseguido por un
monstruo espantoso, la Esfinge, que andaba por los caminos que
iban a la ciudad, matando y devorando a todos los viajeros que no
sabían responder al enigma que les planteaba. Cuando Edipo
resolvió el enigma, la esfinge se suicidó. Creyendo que el rey Layo
había muerto en manos de asaltantes desconocidos, y agradecidos
al viajero por librarlos del monstruo, los tebanos lo recompensaron haciéndolo su rey y dándole a la
reina Yocasta por esposa. Durante muchos años la pareja vivió feliz, sin saber que ellos eran en realidad
madre e hijo. Pronto Edipo descubrió que involuntariamente había matado a su padre. Yocasta se
suicidó y, cuando Edipo se dio cuenta de que ella se había matado, se quitó los ojos y abandonó el
trono. Vivió en Tebas varios años pero acabó desterrado.

Fotograma del filme Edipo
20

EL VIAJE DE COLEO DE SAMOS
Coleo (en griego, Κωλαίος) fue un mercader y navegante jonio de mediados del siglo VII a. C., natural
de la isla de Samos, que, según Heródoto de Halicarnaso, se hallaba en ruta hacia Egipto y, tras socorrer
a los colonos tereos, fue arrastrado por los vientos hasta Tartessos, mercado virgen para los griegos,
obteniendo una de las mayores ganancias que se recordaban en su momento (exceptuando las
de Sóstrato de Egina), evaluadas en sesenta talentos, es decir, 150 kilogramos de plata. Con la décima
parte de los beneficios, encargaron un magnífico exvoto en honor a la diosa Hera, patrona de Samos.1
Es el primer griego "histórico", casi contemporáneo del propio Heródoto, en viajar a la península
Ibérica, después de los viajes míticos de los héroes aqueos.
Considerada por algunos investigadores como una de las referencias históricas más antiguas sobre la
actividad de los griegos en el entorno a la Península Ibérica, la historia de Coleo de Samos llega a
nosotros de boca del historiador Heródoto:
“Después de esto una nave samia, cuyo capitán era Colaios, navegando con rumbo a Egipto, fue
desviada a Platea; enterados los samios por Corobio de toda la historia, le dejaron provisiones para un
año; y ellos zarparon de la isla con vivos deseos de llegar a Egipto, pero, desviados por el viento
apeliotes, que cesó durante todo el viaje, fueron llevados más allá de las Columnas de Hércules y por
providencia divina, llegaron a Tartessos. Este mercado estaba en aquel tiempo inexplotado todavía; por
lo que los samios, al volver a su país, obtuvieron de su cargamento mayores ganancias que ninguno de
los griegos de quienes tengamos noticias ciertas, excepto únicamente el egineta Sóstrato, hijo de
Laodamante, porque a éste nadie lo igualó. Los samios tomaron seis talentos, la décima parte de sus
beneficios y construyeron en bronce un vaso a modo de crátera argólica con unas cabezas de grifos
salientes alrededor del borde y la consagraron en el templo de Hera, soportándola tres colosos de
bronce arrodillados, cuya altura era de siete codos. Desde estas hazañas empezaron las buenas
relaciones de los de Cirene y los de Tera con los samios.”
Heródoto, Historias, IV, 152.
Por la escasa prueba arqueológica no solo sobre esta historia en sí, sino en general, en cuanto a los
yacimientos de enclaves griegos en la Península (limitados a Rosas, Ampurias y poco más) la narración
podría ser más que una historia real, el relato semilegenderario de una actividad desarrollada a partir
del siglo VIII a. C. por los griegos en su expansión comercial, así como un buen reflejo de la atracción
que los griegos contemporáneos de Heródoto sentían por la mítica Tartessos.

Área aproximada de extensión e influencia de la civilización de Tartessos
21

EL VIAJE DEL ALMIRANTE HANNÓN
Es el relato de un viaje efectuado, en fecha indeterminada, por una flota cartaginesa comandada por
Hannón. Durante la expedición se colonizó y se exploró al menos parte de la costa atlántica de África.
No se sabe la fecha exactamente en que realizó en viaje, pero dicen en el siglo VII y IV A.C.
Tras pasar las columnas de Hércules fundo varias colonias: Timiaterio, Cariconticos, Gite, Acra, Melita
y Arambis.
Llegaron luego al río Lixo y tras convivir un tiempo con los lixitas, tomaron consigo intérpretes de
entre habitantes del lugar y costearon el desierto durante unos días hasta que llegaron a una pequeña isla
que colonizaron y que llamaron Cerne.
Tras explorar dos ríos y un lago, regresaron a Cerne y continuaron navegando por la costa rumbo al
Sur, donde encontraron habitantes que ni siquiera los lixitas entendían su lengua.
Siguieron navegando y llegaron a un golfo llamado Hesperúceras; desembarcaron en una isla selvática.
Más tarde llegaron a otro golfo llamado Notúceras; en otra isla encontraron unos seres salvajes que los
intérpretes llamaban gorilas.

OPINIONES ACERCA DEL RECORRIDO DEL VIAJE:

 Raymond Mauny puso en duda la posibilidad de que un barco de la época pudiera ir más allá de
las islas Canarias debido a lo desolado de las costas situadas al sur del río Draa, que no
permitiría obtener recursos mínimos necesarios, y también por la acción contraria de los vientos
alisios que van de norte a sur y que harían imposible el retorno de la flota.
 Algunos críticos contemporáneos siguen siendo escépticos sobre la posibilidad de la realización
del viaje.
 Actualmente la opinión mayoritaria es la que defiende que el extremo noroccidental de África
fue el destino del viaje, debido
entre otras cosas a que se ha
impuesto la tesis que identifica el
cabo Solunte con el actual cabo
Espartel y por tanto las
fundaciones de los cartagineses que
se mencionan en el periplo deben
situarse en torno al Estrecho de
Gibraltar, entre Espartel y el río
Lixo. A este respecto, René
Rebuffat demuestra que la primera
parte del viaje fue en el siglo
VI a. C, donde se localizaría Cerne.
 Alguno incluso sugiere que
Hannón pudo haber sido el
primero en visitar las costas
desconocidas de América.

Posibles zonas exploradas por Hannón
22

EL VIAJE DE ALEJANDRO MAGNO
Fue rey de Macedonia cuyas conquistas y extraordinarias dotes militares le permitieron forjar, en menos
de diez años, un imperio que se extendía desde Grecia y Egipto hasta la India, iniciándose así el llamado
periodo helenístico de la Antigüedad. Sucedió muy joven a su padre, Filipo II, asesinado en el año 336
a.C. Éste le había preparado para reinar, proporcionándole una experiencia militar y encomendando
a Aristóteles su formación intelectual.

Alejandro Magno dedicó los primeros años de su reinado a imponer su autoridad sobre los pueblos
sometidos a Macedonia, que habían aprovechado la muerte de Filipo para rebelarse. Y enseguida -en el
334- lanzó a su ejército contra el poderoso y extenso Imperio Persa, continuando así la empresa que su
padre había iniciado poco antes de morir: una guerra de venganza de los griegos -bajo el liderazgo de
Macedonia- contra los persas.

Con un ejército pequeño, Alejandro Magno se impuso invariablemente sobre sus enemigos, merced a
su excelente organización y adiestramiento, así como al valor y al genio estratégico que demostró; las
innovaciones militares introducidas por Filipo (como la táctica de la línea oblicua) suministraban
ventajas adicionales.

Alejandro recorrió victorioso el Asia Menor (batalla de Gránico, 334), Siria (Issos, 333), Fenicia (asedio
de Tiro, 332), Egipto y Mesopotamia (Gaugamela, 331), hasta tomar las capitales persas de Susa (331) y
Persépolis (330). Asesinado Darío III, el último emperador Aqueménida, por uno de sus sátrapas
(Bessos) para evitar que se rindiera, éste continuó la resistencia contra Alejandro en el Irán oriental.

Una vez conquistada la capital de los persas, Alejandro licenció a las tropas griegas que le habían
acompañado durante la campaña y se hizo proclamar emperador ocupando el puesto de los
Aqueménidas. Enseguida lanzó nuevas campañas de conquista hacia el este: derrotó y dio muerte a
Bessos y sometió Partia,
Aria, Drangiana,
Aracosia, Bactriana y
Sogdiana. Dueño del
Asia central y del actual
Afganistán, se lanzó a
conquistar la India ,
albergando ya un
proyecto de
dominación mundial.
23

EL VIAJE DE ANÍBAL
Conocido generalmente como Aníbal, nacido en el 247 a. C. en Cartago (al norte de Túnez) y fallecido
en el 183 a. C.5 en Bitinia, fue un general y estadista cartaginés considerado como uno de los más
grandes estrategas militares de la historia.
Su vida transcurrió en el conflictivo período en el que Roma estableció su supremacía en la cuenca
mediterránea, en perjuicio de otras potencias como la propia República cartaginesa, Macedonia,
Siracusa y el Imperio seléucida. Fue el general más activo de la segunda guerra púnica, en la que llevó a
cabo una de las hazañas militares más audaces de la Antigüedad: Aníbal y su ejército, en el que se
incluían elefantes de guerra, partieron de Hispania y atravesaron los Pirineos y los Alpes con el objetivo
de conquistar el norte de Italia. Al entrar en la península itálica venció sucesivamente a os romanos en
Tesino, Trebia, Trasimeno y Cannas.

La más grave derrota que Aníbal infligió a Roma fue la de Cannas, el año 216, donde perecieron 60.000
romanos con el cónsul Paulo Emilio. El general cartaginés permaneció en la Italia meridional durante
catorce años, cambiando de lugar continuamente, pero sin atreverse a atacar a Roma.

En su marcha hacia Roma a través de los Pirineos y los Alpes, Aníbal se presentaba como un libertador
de los pueblos sojuzgados por los romanos. Su primera gran alianza fue con los galos, que lo
reconocieron como jefe. Sólo los pueblos de Italia central se mantuvieron fieles a la Urbs. Sin embargo,
el esfuerzo bélico que Aníbal exigía a sus aliados terminó por restar eficacia a sus pactos.
24

EL VIAJE DE JULIO CÉSAR A LA GALIA. (GUERRA
DE LAS GALIAS)

Cayo Julio César fue un líder militar y político que nació el 13 de
julio del 100 a.C en un barrio no muy aristocrático de Roma. Su
infancia transcurrió en el seno de una familia en la que sus miembros
habían vivido al margen de la lucha continua por los cargos que
permitían hacer carrera pública hasta llegar al consulado, la
aspiración máxima.

Desde los diez años, Julio César fue puesto al cuidado de Marco
Antonio para que se ocupase de su educación. Aprendió a leer y
escribir en la traducción de la Odisea. A los 15 años César se casó
con Cornelia y con ella tuvo una hija llamada Julia a la que estuvo
vinculado toda su vida. Tras su casamiento fue nombrado flamen
dialis, lo que le proporcionó un escaño en el senado. Julio César tuvo otros dos matrimonios con
Pompeya y Calpurnia. Tras casarse con Calpurnia, fue nombrado cónsul de Roma. Julio César llegó a
convertirse en el dictador de Roma siendo así el hombre más poderoso de la ciudad y de todo el
mediterráneo. Murió asesinado el 15 de marzo del 44 a.C.

VIAJE A LA GALIA

En el año 59 a.C. pasó a ser cónsul. Años más tarde César formó un triunvirato con Craso y Pompeyo:
se le atribuyeron dos provincias en la Galia. César viajó a la Galia y estaba decidido a no intervenir en
conflictos bélicos, pero sus habitantes se lo pidieron y este así lo hizo. Tras la amenaza de los helvecios
a los heduos, César apoyó a estos últimos venciendo así a los helvecios. Esto marcó el comienzo de la
ocupación sistemática de la Galia por las fuerzas de César. Esta lucha fue prolongada y el país quedó
saqueado. En medio de esta lucha, entre los años 55 y
54 a.C. César viajó a Inglaterra para pelear, pero
finalmente tuvo que retirarse. Al año siguiente la
guerra de la Galia volvió a agitarse, pero esta acabó en
el año 51 a.C. Los romanos salieron enriquecidos de
esta batalla y César llenó de oro la ciudad de Roma. El
poder que acumuló provocó el pánico de sus
enemigos. Más tarde el senado designó a Pompeyo
como cónsul único y este, que ahora se había
convertido en un enemigo de César le pidió que
licenciara sus legiones y regresara a Roma. En esta
tesitura, César se encontraba frente al río Rubicón, que
separaba la Galia de Italia cuando fue presa de un
ataque irrefrenable que daría lugar a una guerra civil.
25

LOS VIAJES DE SAN PABLO
San Pablo comenzó su actividad de evangelización cristiana en Damasco y Arabia. En el año 40 marchó
a Jerusalén y allí conoció a San Pedro. Conoce entonces a Bernabé. Bernabé acude a Tarso y se lleva a
Pablo a Antioquia, donde pasaron un año evangelizando. Antioquia se convierte en el centro de los
cristianos convertidos desde el paganismo. Aquí surge por primera
vez la denominación de cristianos para los discípulos de Jesús.

PRIMER VIAJE

San Pablo y Bernabé fueron elegidos por el espíritu santo para
evangelizar a los gentiles, mientras que otros lo hicieron con
algunas comunidades judías.

El viaje lo iniciaron en Antioquia, una ciudad de la zona meridional
de Turquía, en el puerto de Seleucia. Allí se embarcaron hacia
Chipre. En la susodicha isla desembarcan en Salamina (ciudad al
este de Grecia), ciudad donde predicarán brevemente, en una Sinagoga local, para luego partir hacia
Páfos, ciudad al suroeste de Chipre. La siguiente parada es Antioquia. San Pablo y Bernabé embarcan
en Páfos hacia Galacia. Allí volverá a predicar, provocando la ira de las comunidades judía de la zona,
que además arrastrarán a los gentiles en contra de San Pablo y su acompañante. Esto es debido a que al
ver San Pablo que los judíos no querían escuchar sus predicaciones, les dijo que les dejaba y se iba a
predicar a los gentiles (Hechos, 13, 47-52). A partir de este punto, las mujeres acomodadas de la zona,
pasarán a ser instrumentos de los judíos para perjuicio de los Apóstoles. De Antioquia de Pisidia, la
ciudad gálata donde se encontraban, saldrán precipitadamente hacia Iconia, otra ciudad de la zona.

Allí San Pablo realiza algunas curaciones. Algunos paganos toman a Pablo por un Dios y le hacen
sacrificios. Los judíos irrumpen en esta escena antes de que San Pablo y Bernabé puedan deshacer el
entuerto y provocan reacciones violentas en los gentiles, los cuales llegan a la lapidación de San Pablo,
el cual se salva milagrosamente de morir. (Hechos, 14, 13-20). Nuevamente, los dos viajeros se
encaminan a la siguiente ciudad: Derbe. Allí obtendrán un éxito notable con sus predicaciones.

Tras esto, San Pablo y Bernabé volverán al punto de partida.
26

SEGUNDO VIAJE:

Visita las iglesias que fundó en el primer viaje y se propone seguir predicando por Asia Menor pero un
mensaje del cielo se lo impide y le manda que vaya a Europa a predicar. Se encuentra con dos
colaboradores: el evangelista San Lucas (a quien llama "médico amadísimo") y Timoteo, que será su
más fiel secretario y servidor, y a quien escribirá después dos cartas que se han hecho famosas.

La primera ciudad de Macedonia que visitó fue Filipos (en sueños oyó que alguien le pedía ayuda y que
fuera a Macedonia – Hechos, 16, 6-10-). Allí curó a una chica que adivinaba el futuro. Al acabárseles el
negocio a los que cobraban por cada adivinación, estos atacaron contra Pablo y su compañero Silas y
les dieron una feroz paliza. Pero en la cárcel a donde los llevaron, lograron convertir y bautizar al
carcelero y a toda su familia (Hechos 16, 16-34). Pablo guardó siempre un gran cariño hacia los
habitantes de Filipos y a ellos dirigió después una de sus más cariñosas cartas, la Epístola a los
Filipenses. Después fue a la ciudad de Atenas, que era muy famosa por su cultura y por sus filósofos.
Allí predicó, aunque mucha gente se rió de él por hablar de que Cristo había resucitado, convirtió a
varias personas. Luego fue a Corinto un importante puerto de comerciantes. Allí pasó un año y medio
predicando, logrando un gran número de conversiones. De aquí saldrán las cartas a los corintios.

TERCER VIAJE:

En este viaje lo más importante fue que en la ciudad de Efeso en la cual estuvo por bastantes meses,
Pablo logró que muchas personas empezaran a darse cuenta de que la diosa Diana que ellos adoraban
era un simple ídolo, y dejaron de rendirle culto. Entonces los fabricantes de estatuillas de Diana al ver
que se arruinaba el negocio, promovieron una persecución en contra del Apóstol (Hechos 19, 23-40).

De Éfeso partió Pablo hacia Jerusalén a llevar a los cristianos pobres de esa ciudad el dinero de una
colecta que había promovido entre las ciudades que había evangelizado. Por todas partes se iba
despidiendo de los cristianos, diciendo a sus discípulos que el Espíritu Santo le comunicaba que en
Jerusalén le iban a suceder hechos graves, y que por eso probablemente no lo volverían a ver. Esto
causaba profunda tristeza en sus seguidores que tanto lo querían.
27

VIAJE DE LA CAUTIVIDAD.

En su quinto viaje a Jerusalén, los judíos promovieron contra él una fuerte persecución y estuvieron a
punto de darle una paliza. Los soldados del ejército romano apenas lograron sacarlo con vida. Lo
sacaron de Jerusalén y lo llevaron a Cesarea. Allá estuvo preso por dos años, pero permitían que sus
discípulos fueran a visitarlo (Hechos 21, 27-40). Al darse cuenta Pablo de que los judíos pedían que lo
llevaran a Jerusalén para juzgarlo (para poder matarlo por el camino), pidió ser juzgado en Roma, y el
gobernante aceptó su petición. (Hechos 23, 1-31). Y en un barco comercial fue enviado, custodiado por
40 soldados. Y sucedió que en la travesía estalló una espantosa tormenta y el barco se hundió. Lograron
llegar a la Isla de Malta y allí salvaron sus vidas del naufragio. Al fin llegaron a Roma, donde esperaban
a Pablo con gran entusiasmo los cristianos. En esa ciudad estuvo dos años preso (casa por cárcel) con
un centinela en la puerta. Y los cristianos y los judíos iban frecuentemente a charlar con él, y
aprovechaba toda ocasión que se le presentara para hablar de Cristo y conseguirle más y más
seguidores. Cuando estalló la persecución de Nerón, éste mandó matar al gran Apóstol, cortándole la
cabeza.
28

EL VIAJE DE STO. TOMÁS A LA INDIA.
Los cristianos de Santo Tomás, también llamados Nasranis o "cristianos sirios", son una antigua
comunidad cristiana de Kerala, India, que por tradición remontan sus orígenes a la actividad
evangelizadora de Tomás el Apóstol en el siglo I, por lo que se consideran una de las comunidades
cristianas más antiguas del mundo . Históricamente, la comunidad estuvo unida durante siglos por el
liderazgo y la liturgia, pero desde el siglo XVII se ha dividido en diferentes denominaciones y
tradiciones eclesiales.
Las tradición de las diversas denominaciones de los modernos Cristianos de Santo Tomás se refiere a la
llegada de santo Tomás, uno de los 12 discípulos de Jesús, al antiguo puerto de Muziris
(actual Kodungallur, Kerala) en el año 52. Según esa tradición Tomás el apóstol convirtió 32 familias de
la casta brahmán y fundó las iglesias popularmente conocidas como 'Ezharappallikal' (Siete Iglesias y
Media). La fuente más antigua conocida sobre el viaje del apóstol a la India es la de los Hechos de Tomás,
libro probablemente escrito a principios del siglo III, tal vez en Edesa. Los Hechos de Tomás describen,
en su capítulo 17, la visita de Tomás al rey Gondofares, en el norte de la India. Según este texto
(capítulos 2 y 3), Tomás viajó a la India por mar. Que tales viajes eran posibles es conocido a través de
textos como el Periplo del Mar Eritreo. En 1872 se descubrió que el rey Gondofares había existido
realmente, y había reinado entre los años 21 y 47. Posiblemente, el autor de los Hechos de Tomás
manejó datos históricos fidedignos en lo referente a la India; no obstante, esto no constituye prueba
alguna de historicidad en lo referente al supuesto viaje del apóstol. Una tradición más tardía en fuentes
indias tempranas es la "Thomma Parvam" ("Canción de Thomas")
Varios escritores latinos del siglo IV también mencionan el viaje de Tomás a la India,
incluyendo Ambrosio de Milán, Gregorio Nacianceno, Jerónimo, y Efrén el Sirio, mientras que Eusebio
de Cesarea registró que su maestro Pantaenus visitó una comunidad cristiana en India a finales del siglo
II.
No hay evidencia contemporánea que muestre que Tomás el apóstol estuviera en la India, pero sí está
claro que era posible que un judío de la época hiciera un viaje así. Los judíos habitantes de la ciudad
portuaria de Cochín en la Costa del Malabar se sabe que ya vivían en la India alrededor de esa época.
Según la tradición, Tomás sufrió martirio en la India el 3 de julio del año 72. Por esa razón su festividad
se celebra el 3 de julio. Se han conservado varios himnos al apóstol Tomás, atribuidos a Efrén el Sirio,
en códices de los siglos VIII y IX, que transmiten la tradición según la cual los restos de Tomás fueron
llevados a Edessa desde la India por un
mercader.
Un grupo cristiano de Knanaya, al sur de
quienes se consideran descendientes de
los convertidos por Tomás el Apóstol,
remonta las raíces de su comunidad a
una migración procedente del Oriente
Medio, cuyo líder era el
comerciante Tomás de Cana, a quien las
leyendas de la India identifican como un
extranjero con el nombre "Thoman",
que debatió con los brahmanes y
convirtió al cristianismo a varias
personalidades, incluyendo un rey.
Supuesta sepultura de Santo Tomás en la India
29

EL VIAJE DE SANTIAGO A HISPANIA
Santiago de Zebedeo o Jacobo de Zebedeo . Su nombre en hebreo es Jacob (‫)יעקב‬, pero con el tiempo
se ha ido deformando en Jacobo, Iago, Yago, San Iago, San Yago, Santiago, Tiago. Decir San Santiago
es un error. Conocido en la tradición cristiana como Santiago el Mayor para distinguirlo del otro
discípulo homónimo, fue uno de los Doce Apóstoles. Su misión fue la
de evangelizar Hispania, la actual España y Portugal, comenzó en el sur
de Hispania para posteriormente desplazarse al norte por tierras
portuguesas (Coimbra, Braga, etc.) llegando hasta Iria Flavia, ya en
Galicia. Posteriormente se dirigiría hacia el este de la península (Lugo,
Astorga, Zaragoza y Valencia) para partir, de nuevo, hacia Palestina,
desde la costa mediterránea española.
A su llegada a Palestina y tras incumplir la prohibición de predicar el
Cristianismo, fue decapitado en tiempos de Herodes Agripa. Según la
tradición, su cadáver fue robado por los discípulos Atanasio y Teodoro y
llevado en barco de nuevo a tierras españolas, en concreto a Iria Flavia
(cerca de la actual Padrón).
La tradición prosigue con el azaroso viaje del cuerpo de Santiago, que es
transportado en carro hasta el bosque de Libredón, lugar en que los bueyes se negaron a continuar.
Este hecho debió ser tomado como una señal divina y fue elegido como lugar de enterramiento.

Su viaje según la tradición medieval y el descubrimiento de la tumba de Santiago

Según una tradición medieval, tras el Pentecostés (hacia 33 d. C.), cuando los apóstoles son enviados a
la predicación, Santiago habría cruzado el mar Mediterráneo y desembarcado para predicar el Evangelio
en la Hispania (actuales España y Portugal). Según unos relatos, su prédica habría comenzado en la
Gallaecia (territorios denominados por los romanos que comprendían Galicia y los territorios
colindantes), a la que habría llegado tras pasar las Columnas de Hércules. Según el escritor gaditano
Fray Gerónimo de la Concepción, Santiago fue quien consagró el Templo de Hércules a San Pedro
(Sancti Petri). Siguió bordeando la Bética y la deshabitada costa de Portugal; otras tradiciones afirman
su llegada a Tarraco y su viaje por el valle del Ebro, hasta entroncar con la vía romana que recorría las
estribaciones de la Cordillera Cantábrica y terminaba en la actual La Coruña. Una tercera versión
postula su llegada a Carthago Nova (actual Cartagena, por el
barrio de Santa Lucía), de donde partiría hacia el norte. Esta
tradición hace de Santiago el santo patrón protector de España.

La tradición de la evangelización por el Apóstol Santiago indica
que este hizo algunos discípulos, y siete de ellos fueron los que
continuaron la tarea evangelizadora una vez que Santiago
regresó a Jerusalén. Para ello fueron a Roma y fueron
ordenados obispos por San Pedro. Son los siete Varones
apostólicos. La tradición de los Varones Apostólicos los sitúa Supuesta sepultura de Santiago
junto a Santiago en Zaragoza cuando la Virgen María se Zebedeo, Santiago de Compostela
apareció en un pilar.
30

Alrededor del año 813, en tiempos del Rey de Asturias Alfonso II el Casto, un ermitaño cristiano
llamado Paio (Pelayo) le dijo al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia (España), que había visto unas
luces merodeando sobre un monte deshabitado. Hallaron una tumba, probablemente de origen
romano, donde se encontraba un cuerpo decapitado con la cabeza bajo el brazo. El rey Alfonso ordenó
construir una iglesia encima del cementerio (compositum), origen de la Catedral de Santiago de
Compostela («Santo Jacob del compositum»). Otros sostienen que la palabra Compostela proviene de
campus stellae: «campo de las estrellas», debido a las luces que bailoteaban sobre el cementerio. La falta
de un análisis directo de dichos restos, permite suponer que pueden ser los restos del obispo
Prisciliano, o de otra persona importante del período romano. No obstante, el papa León XIII, en
1884, en forma de Bula Papal reafirmó la pertenencia de los restos al apóstol.

El descubrimiento de la Tumba supuso para el rey de Asturias la aglutinación de sus territorios como
un solo reino, bajo la especial protección del Apóstol, y la cristianización de la antigua "Vía del
Finisterre", ruta seguida tradicionalmente hasta el pretendido fin del mundo. Este camino precristiano
se convierte así en el Camino de Santiago o Ruta jacobea, y Compostela en el tercer núcleo de
peregrinación medieval, tras Roma y Jerusalén. A la naciente ciudad de Santiago llegaron los primeros
peregrinos. Estaba naciendo el Camino de Santiago, también conocido como el Camino de las estrellas,
que se consolida definitivamente en los siglos XII y XIII con la concesión de determinadas indulgencias
espirituales. Estas indulgencias tendrán su máximo alcance durante los denominados Años santos
compostelanos. En el año 1122, el papa Calixto II instituyó y proclamó que en adelante tuvieran la
consideración y privilegios de Año Santo Jacobeo todos los años en los que la fiesta litúrgica de
Santiago, el 25 de julio, coincidiera con el día domingo. El próximo año jacobeo tendrá lugar en 2021.

COSAS INTERESANTES

Los peregrinos deben llevar unos símbolos que se
han usado desde los inicios del camino, estos son:

LA CONCHA, EL CAYADO, EL SOMBRERO DE ALA ANCHA, LA
CALABAZA y LA CRUZ DE SANTIAGO.
31

PEREGRINACIÓN DE EGERIA. (PEREGRINACIÓN
DE EGERIA A LOS SANTOS LUGARES).
El viaje de Egeria es una narración y relato que describe con todo detalle el modo de viajar del cursus
publicus romano y las dificultades de viajar por parte de la protagonista llamada Egeria. Egeria,
también llamada Eteria, Ætheria o Etheria, e incluso Arteria o Geria, fue una viajera y escritora
hispanorromana del siglo IV procedente de Gallaecia en la provincia romana de Hispana. Este relato
embarca a la protagonista en un largo viaje muy animado y muy minucioso entre 381 y 384, regogiendo
sus impresiones en su libro Itinerarium ad Loca Sancta, como un tipo de diario de viajes. Ella visitó los
Santos Lugares (Egipto, Palestina, Siria, Mesopotamia, Asia Menor y Constantinopla).

En esta lectura, varios investigadores han propuesto que fue escrito por una autora, pero no se sabe
quién . Hasta ahora lo único que sabemos es que fue una mujer quién escribió el libro, y no un
hombre.Este manuscrito está redactado en latín vulgar (tal como hablado en la época), lo cual ha sido
de gran utilidad para estudiar la transición del latín.

El Itinerarium se divide en dos partes: la primera cuenta el viaje cuando Egeria está a punto de subir al
monte Sinaí tras haber visitado Jerusalén, Belén, Galilea y Hebrón. Desde ese punto se dirige al monte
Horeb y regresa después a Jerusalén atravesando el país de Gesén. Luego viaja al Monte Nebo ya
Samaria, y cuando se cumplen tres años de su partida, regresa de nuevo a Jerusalén y decide regresar a
Gallaecia. Durante su regreso visita Tarso, se detine en Edesa, visita Siria y Mesopotamia, y de nuevo a
Tarso. Desde ahí viaja a Bitinia y a Constantinopla donde terminó su vida. El diario del viaje termina
en ese punto, aunque antes de concluir expresa su deseo de visitar Éfeso. La segunda describe la liturgia
tal y como se lleva a cabo en Tierra Santa, en oficios de diario, domingo y durante las fiesta de Pascua y
Semana Santa.

Aquí mostramos un mapa de la ruta que recorrió Egeria durante su viaje.
32

FUENTES
http://www.linajeescogido.tripod.com
http://www.religionenlibertad.com
http://www.gecoas.com
http://sirviendoalsenor.blogspot.com
https://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_de_Tarso
https://www.youtube.com/watch?v=tnK9R9B2zjo
http://www.biografiasyvidas.com/monografia/julio_cesar/
http://almacendeclasicas.blogspot.com.es/2015/02/mapa-de-las-campanas-de-julio-cesar.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Edipo_rey
https://es.wikipedia.org/wiki/Eneas
https://es.wikipedia.org/wiki/TeseoTeseo
www.paxala.com/dionisio/
https://es.wikipedia.org/wiki/Egeria_(viajera)
http://www.escritorasyescrituras.com/peregrinatio-egeriae/
http://historiaybiografias.com/anibal1/
https://es.wikipedia.org/wiki/An%C3%ADbal
https://es.wikipedia.org/wiki/Jas%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Cristianos_de_Santo_Tom%C3%A1s
https://es.wikipedia.org/wiki/Geri%C3%B3nhttps://es.wikipedia.org/wiki/Geri%C3%B3n
http://www.iesalonsocano.es/dptolatin/mitologia/cadmo_harmonia.html
http://agorahistoria.com/wp-content/uploads/2014/11/mosaico-noheda-grande.jpg
https://es.wikipedia.org/wiki/Coleo_de_Samos
https://es.wikipedia.org/wiki/Santiago_el_Mayor
http://www.turismo.gal/a-historia-do-camino-de-santiago?langId=es_ES
http://www.preguntasantoral.es/2013/07/tumba-de-santiago-apostol/
http://xacopedia.com/Santiago_sepulcro_de
http://antesdelogos.blogspot.com.es/2013/11/cadmo.html