You are on page 1of 4

J u l - D i c 66 CRÍTICA DE LIBROS 163

c u e n t r a en el hecho de haber enfocado bien el tema, relacio-
nándolo con l a situación interna de ambos países, por p r i m e r a
v e z en f o r m a relativamente equilbrada.
L a única f a l l a importante de l a obra es quizá l a ausencia
de unas conclusiones generales presentadas de m a n e r a explícita.
E x i s t e n , es v e r d a d , a l principio de cada capítulo uno o varios
párrafos sobre l a situación internacional y de cada país, como
la base que afecta las relaciones mutuas. L o mismo sucede en
u n a breve introducción a cada u n a de las partes de l a o b r a :
c u a t r o páginas en cada caso. T i e n e también, casi siempre, a l
f i n a l de cada capítulo u n a breve recapitulación de lo tratado
e n él. Pero es lamentable que el autor no haya hecho más ex-
plícitos los grandes trazos del proceso de evolución de las rela-
ciones entre los dos países en u n a recapitulación f i n a l junto
c o n sus conclusiones. H a y ocasiones dispersas de recapitulación
analítica, p r o f u n d a y objetiva, pero en f o r m a poco sistemática.
A m a n e r a de conclusiones hay tres páginas finales, incluidas en
el último capítulo de l a tercera p a r t e ; pero parecen más bien
u n epílogo que conclusiones propiamente dichas.
L a redacción es en general l l a n a , c l a r a y apropiada. L a c l a -
r i d a d queda a veces obstaculizada p o r oraciones demasiado l a r -
gas v por el uso excesivo e i m p r o p i o del gerundio. A veces
también surge l a ambigüedad en el uso de palabras como " e l
G o b i e r n o " , " e l Presidente", " e l M i n i s t r o " , etc. E l estilo ameno
hace llevadera l a lectura, en ocasiones en que lo prolijo de los
detalles podría hacerla tediosa.
E n resumen se puede decir que l a obra es de gran u t i l i d a d ,
y que supone u n a excelente aportación histórica tanto por su
o b j e t i v i d a d en el enfoque como por ser l a p r i m e r a obra m e x i -
c a n a que trata las relaciones entre M é x i c o y los Estados U n i d o s
e n su totalidad.

ESTEBAN M. GARAIZ,
de E l Colegio de México

OCTAVIO IANNI, E s t a d o e c a p i t a l i s m o . E s t r u c t u r a social e
industrializaqäo n o B r a s i l . R í o de Taneiro, E d i t o r a Civilizacáo
Brasileira, 1965. 270 pp.

" L a ciencia sería superflua, si coincidieran directamente l a
f o r m a en que se manifiestan las cosas y l a esencia de éstas".
C o n l a mente en ese j u i c i o de M a r x , O c t a v i o I a n n i , de l a jo-
v e n generación paulista de cientistas sociales, intenta en este

Foro Internacional, v. 7, n. 1-2,
El Colegio de México.

a l rechazo de cualquier f o r m a de dogmatismo que I a n n i toma lugar. " . 33-34). Se constituye en esas relaciones como órgano de l a clase dirigente. con este trabajo. D e t e r m i n a r l a participación del Estado en ese proceso. p a r a que pueda exis- tir. y reconociendo el carácter capitalista del desarrollo brasileño. . S i n embargo. en l a concepción m i s m a de l a obra. v trata de incorporar a su análisis toda l a riqueza de m a - tices que ofrece el método dialéctico. d e l m u n d o de l a producción (p. no se puede dejar de reprochar. (por mediación) del capital co- mercial y d e l capital f i n a n c i e r o " (pp. . e l Estado — e s c r i b e - resulta de las relaciones de clases sociales. 2 ensayo determinar las relaciones y precisar las vinculaciones e n - tre la fase de desarrollo económico. " u n componente y u n p r o d u c t o " de las relaciones sociales. . es decir en el p r o - ceso de industrialización. a l producirse l a m e r c a n t i l i z a - ción de l a fuerza de trabajo y los medios de producción y c o n - sumo. . gana vinculaciones más o menos estrechas con l a clase dominante.164 CRÍTICA DE LIBROS F I VII-1. A l constituirse. él mis- m o . en el grupo de intelectuales latinoamericanos que se vienen empeñando por interpretar de m a n e r a creadora nues- t r a realidad. U n o de los méritos más notables del autor es que. en su p l a n de exposición. Puesto que se trata de mediación en las relaciones entre clases jerarquizadas. Es gracias a esa preocupación de rigor. P o r eso es que n o puede ser reducido a l a condición de instrumento p u r o y simple de l a clase dominante. rehuye las simplificaciones que suelen encon- trarse en l a mayoría de los autores marxistas llamados "ortodo- xos". 18). o por lo menos de señalar algunas insuficiencias de su estudio. y las transformaciones allí verificadas a l nivel de la organización y de l a actividad del Estado y. más a m p l i a - mente. el Estado se empobrecería si fuera definido tan sólo como instrumento unívoco en u n sistema de dominación" (p. en l a que ingresó el Brasil después de 1930. 128). M a s no pierde jamás su carácter de producto de las relaciones de clases sociales antagónicas. U t i l i z a n d o simultáneamente u n . que es d a d a por los proce- sos mismos implicados en l a acumulación de c a p i t a l " (p. y por ello mismo. C o m o ésta no existe sino en sus relaciones con las otras. 6 ) . l a obra tiene como premisa básica l a de que "las actividades gubernamentales parecen es- tructurarse con u n a lógica interna. Sosteniendo que el Estado es. de l a v i d a política. L a p r i m e r a está. precisar los modos que ella asume y los instru- mentos que m o v i l i z a — t a l es el objetivo del ensayo. a d - quiere ciertos contornos e i n d i v i d u a l i d a d . sin d u d a . L a esencia del desarrollo del Brasil está en " e l paso del ca- p i t a l agrícola a l i n d u s t r i a l . a l esfuerzo p a r a e v i - tar los vicios inherentes a l a esquematización. a partir de ese enfoque.

en realidad. . 4 2 ) . que revela cierta complacencia en el preciosismo técnico. u n cambio en esa política. L a falta de u n m a r c o general de análisis lo l l e v a . l a industrialización brasileña es ella m i s m a i n - d u c i d a por el desarrollo del capitalismo internacional y se debe a l ingreso de éste en l a fase de l a exportación de bienes de p r o - ducción (que reemplaza l a de bienes de consumo. más precisamente en l a ausencia de u n examen en profundidad de las relaciones entre el desarrollo brasileño y el sistema imperialista (lo que se resiente sobre todo en l a P a r - te I I ) . . Pero el p r o b l e m a más serio planteado por el análisis de I a n n i está en l a insuficiencia de su esquema de relaciones i n - ternacionales. empero. a l m i s m o tiempo. dificultando l a comprensión global del problema. hasta que l a confi- guración global de l a realidad y sus determinaciones internas y externas se vuelvan nítidas" (p. 8 7 ) . realízase y frústrase l a revolución burguesa en el B r a s i l " . 9 3 ) . " E s t r u c - t u r a social y política económica". y a su implicación más importante (". . sosteniendo. Es cierto que el autor no elude abordar l a tendencia básica del proceso brasileño de industrialización ( " l a transfor- mación del Brasil en u n a nación " a s o c i a d a " del capitalismo i n - t e r n a c i o n a l " . a veces en u n re- t o r n o continuado sobre el mismo m o t i v o . q u e : " . l a obra se desintegra.J u l . 4 2 ) . P o r no considerar eso. incide en repeticio- nes. E l error básico de l a formulación se agrava cuando se c o n - sidera de que no hay. etc. verificada en el siglo x i x ) v de l a inversión masiva de capitales en a c t i - vidades Industriales en el exterior.D i c 66 CRÍTICA DE LIBROS 165 esquema conceptual (que aparece en los títulos de las varias partes del ensayo: " E s t r u c t u r a social y subdesarrollo". E l autor se justifica argumentando. l a investi- gación se encamina h a c i a varias direcciones. es decir aue l a posibilidad abstracta puesto eme n u n c a se presentó his- tóricamente como u n a opción r e a l . Aeréeucse que l a c o m - prensión se ve aún más dificultada por el vocabulario emplea- do. que " c o m o l a industrialización podría intentarse se- gún el modo socialista de producción. por ejemplo. el capitalismo internacio- n a l cambió su política en relación a l B r a s i l " (p. P o r e l contrario.de que el Brasil adoptara el modelo socialista habría sido suficiente p a r a cambiar l a polí- tica del capitalismo m u n d i a l .) y u n método de análisis histórico. . a asumir posiciones subjetivas. 2 6 1 ) . sin convencer. el au- tor n o explora e l sendero que desbrozó a l señalar q u e ' " d e s d e el inicio (de las inversiones extranjeras en l a industria a u t o m o - vilística brasileña) quedó evidente que había sido decidido que el Brasil sería u n a base de operaciones destinada a atender también a otros m e r c a d o s " (p. p. p. . dialéctico.

Después de leer este l i b r o . como lo hace. aunque se ostenten como grupos de compañías diferentes en d i - ferentes países. N e o . sólo m u y ingenuamente pueden seguirse sosteniendo las objeciones y las diatribas que durante tanto t i e m - p o persiguieron a l que fuera p r i m e r presidente de l a República de G h a n a . Sao P a u l o y Porto Alegre. el libro haya sido requisado por las autoridades militares brasileñas e incinerado. por l a seriedad. es que nosotros . a través de juntas directivas entrelazadas y acciones poseídas en común. C u a n d o K w a m e N ' k r u m a h se constituyó en líder y en de- fensor apasionado del panafricanismo y de l a u n i d a d política del continente. bien de u n pretexto c ó m o d o para convertirse en líder máximo de toda l a política africana. que las firmas extranjeras que explotan los recursos africanos h a n actuado cada vez más en u n a escala panafricana y que h a n for- m a d o de hecho u n enorme m o n o p o l i o capitalista. que a b r u m a por las cifras y los datos que contiene. muchos otros dirigentes africanos supusieron. que se trataba. bien de u n a posición román- t i c a o utópica que nada tenía que ver con las urgentes necesi- dades de los nuevos países. México. demostrando el autor. 1966.c o l o n i a l i s m o .166 CRÍTICA DE LIBROS FI VII-1. 2 Esas críticas no restan valor a l a obra de I a n n i . Siglo x x i Editores. N ' k r u m a h contesta a los que siguen pensando que no es viable n i conveniente el m o v i m i e n t o panafricano- " l a única f o r m a eficaz de derrotar a este imperio económico y de recuperar l a posesión de nuestra herencia. RUY MAURO MARINI. publicándola bajo un régimen que no sólo desalienta sino que incluso reprime v aún persigue las manifestaciones intelectuales independientes. bien de u n a máscara más o menos afortunada que serviría p a r a i m - p l a n t a r y asegurar l a i n f l u e n c i a comunista en todas las recién surgidas naciones africanas. y que representa u n a contribución ponderable al desarrollo de l a teoría política. 222 pp. N o se puede de- jar también de a d m i r a r l a a u d a c i a del autor. l a lucidez y l a paciencia c o n que fue escrito. puesto a l a venta en Río. sin d u d a una de las mejores que se h a n publicado sobre el asunto en el B r a s i l en los últimos años. de E l Colegio d e México K W A M E N ' K R U M A H . N o causa' pues sorpresa el saber que. o quisieron suponer. última e t a p a d e l i m - p e r i a l i s m o . E n efecto.