You are on page 1of 12

ceso

Docum.enta de Trabajo
(Versión preliminar para discusión interna)

E L S UBIMPERIALISMO BRASILEÑO

Ruy Mauro Marini

-1971-

CENTRO DE ESTUDIOS SOCIO-ECONOMICOS
FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS UNIVERSIDAD DE CHILE

Avenida España N' 620 • Teléfono 90038 SantIago de Chila

y. El eje del esquema subimperialista está constituido por el problema del mercado.~on. . ~n­ teriores. mi libro Subdesarrollo y Revolución. 'Lo que importa destacar es que ésta apa. Simultáneamente. los . Siglo XXI. por los monopolios indl. 1969. Esto había llevado a los go- biernos anteriores. es- quema económico-político.ero es algo más: constitl. tanto urbanas como rurales. de . Ese esquema fue el subimperiali~r_!1o.1959. ya la consecu~' l te intensifi- cación de la lucha de clases. la expre~tiÓ. se presenta como la imposibilidad de seguir desarrollándose en línea ascen- dente en base a un mercado interno insuficiente.1l de la he- gemonía conquistada. a insistir en la dinarniza- (1) Véase. P. que se hicieron para romper impases surgidos en las relaciCnes entre las clases.do el factor qUt! s'arantiza una acumulación de capital basada en la superexplotación de las ma:.el ob- jeto ide asegurar campos de inversión para los monopolios industnalelf!\ Y el capital financiero interesado en esa producción. sobre todo al de Joao Goulart. ella representa. particularmente fuerte despué~. Esto es lo que explica que el golpe militar haya sido distinto é . En esta perspectiva. economía brasileña.~&'S trabaja- doras. lo que suponía quebrar la dinámica reivindicativa del prole\arÚ"do industrial y de las masas del campo. principalmente a nivel de las clases dominantes. La dictadura milita l' es una respuesta a la CrlSlS eco::l): 1\ica qu~ afec- tó a la. México.dos para la producción de bienes durables (de consumo y de capital). El SubimperialisIno. por otro lado. ~ tierQn después que la burguesía volviera a tomar directamente el contrel de\ ¡ Estado. la crisis de los sesenta. Tece co- mo una cris lB de realización que planteaba la necesidad de abrir llier ·ca. el c1'esa- rrollo de esas líneas de producción exigía una acumulación de capital rt"lás intensa. No cabe analizar aquí el proceso económico que desencaden~ la cri- sis de los años sesenta (1). sino que presenta todo ur:. la forma que asume el capitalismo dependiente al llegar a la etapa de lQs mon. . En 1964. y permi. sobre el asunto.¡ye el i1\ strumento Y el resultado de un desarrollo de tipo capitalista de estado y subhnperia.. gracias a la crisis.!striales Y por el capital financiero nacional e internacional. la situación fue diferente: la élite militar que encabe~~a el golpe no sólo interviene en la lucha de dases. por un la.opolios y del capital financiero. el cual consagra. entre 1962 y 1967. 1.lista. Para la industria de bienes durables.ba definitivamente la fusión de intereses entre ella y el gran capital.

el crédito..n 1 pequeña escala. el n'levo ré- gimen plantea una .umento de la capacidad de compra dal Es tado..pas lTIás b2. ción del mercado intetno mediante la redistribución del ingreso. En líneas gene- rales. . recíistribuc:..ente en el inctenler.ón del gl"f3. luovido aisternáticamcnte al rcfol'mismo gu. Los inten- tos de redistribución mostraron empero ser una mala solución para el gran capital. Es evidente que su efecto inmediato consistía en agravar aún más la crisis interna de realización.b:.o. ya que la estabilización afecta neGativamente las prezicnes salaria- les) y la empuja hacia 10s brazos del gran capital. el a. Goulart pierde su bage social burg. In.t':]twGla se le oponíó. e.beorber bienes durables.:.:·no ¿e Go~.u:ía o producí. .> dificultades eCTnó'r nicas I las cual~:3 se hacen insopol'tables en el momer. por dos razones: a) La redistribución (operando entre otros mecanisrrlOs.. cediendo él. y b) b.sí q'. al tiempo qu.= la ~: ran bu. abiertamente ..co.ial del go>ie. mediante una ..to en que. el movimiento xeivindicativo de las masas se acentúa.jas de la bu!'"g'..to de la de- lnanda de bienes no dUl"ables qt:e el gran capital no proc1.jón d-JDtinta a esa crisis. Cambiada así la corre- lación de fuerzas y teniendo en cuenta la oposición que la clase terrate- J niente héi.bernamental.s cal Humberto Castelo Branco. .¡esa (y también la po- pular.A rno::di¿a quP. lo que implica mayores posibilidades de absorción de bienes de capital~ en se- gundo lugar.1..). el gobierno intenta llevar a cabo la estabilización monetaria (1963) y restringe.te a la plusval(a de las c:~np :t· e·· S~_3rn edidnaz y pequeña:c: .(n ~ded2.1e~¡{a. Sin embargo 1 atend ~'.::. que se basa en dos elemen- tos: en primer lugar.üpo tecnocr<Ítico "lnilitar de Castelo Branco va a atender fundarnentahne!):~e a 10tl intf..'od~cto:ras de b .paddad para él. 2. lo. L:!rt.. La política del eq.b:la.:. se cifra en concentrar aún más el ingreso y sus fuentes dE:' produc- ción.lmt")nte la cb. a través I de alzas salariales) se reflejaba princip2.le las ca.o durables.il de 1964.ne obrera ol"¡.endo siempre a los intereses del gran capital. Con ello.1m. Se observa ". 10m c. restringien- do aún más su ca. ya a través de medidas destinadas a bajar los salarios (la pOlítica lla- mada del I!tapón") 1 ya de medidas destinadas a facilitar la absorción más o men. presi.!l capital. que (en alianza con lr)s sectores populzLl"cS prin d pQ. la exportación de manufacturas. la Fequeña y lo. tribu- tación.l dU1'alTIer. cuyo resultado es la dictadura militar encabezada pOlO el mar·J. siendo conveniente señalar que la exportación de es- tos últimos conlleva la elevación del nivel tecnológico de las empresas.!reses del gran capital. lo que puede parecer paradíg .o~i..'úli- I zada) constituí'a la bas"3 r.. etc. enes n. se crean las cor~diciones para el golpe ele abr.msecuencia.1tívista. tanto de bie!HHI dura- bles corno no durables.os violenta de las empresas menores por los grandes (créditQ. rH~entían c'Jl'tra·" dictoriamente la política rcdistrib'. medi a burgucE ía ven a'lrilentar su.

. fuer- za.06 ¿el ri.b¡~j3dor bra~.ania de los treinta. que e.dus- tria y en la explota. el:.ó pro:nover el desarrollo de sectores reservados a los paises avv..::. esto no modificó el esquema de realización estable- el. 3.i1. el cual ::. "MHitarismo y desnuclearización en AITlérica Latina 11 .l.odelo de asociación adoptado.ilef. bar. lo qi.c·. y tam.-:ión de n~atCl·j::t..p:fi..I-e:dali:·~rno.l:·~)crj. El ejemplo más fl~grante es el de la carne de (2) Sobre eGte último punto.r el l'l1.()ui:r::<da J propia a un P<'. de ofrecer soci. 1-24.. en colaboración con OIga Te- llicer de Brady.:. El crecimiento de las exportaciones. : C'::l!no ésta.i..'J. A partir de 1.. se hizo síempre a costa del consumo interno.r esa políL . nuclear (2)" Estas act:ituues provocaron fricciones.~rcado lTIund:i.c~ón ¿el tr:él..n. 9 64.nebra.ctranjero.airrestricta C::::l el capital exi.. corno el minerc. El Brasil no é"'i.. Julio-Sept.. C0m0 la industr7.c internacionales.S prin~~"l." cias dc:dvauaG de la expansión cOr.utica.e bü.onopo­ Hos extranjeI'oo en la eX:_ilot.do por la dictaduTa. mediante una celléln. Por oLra parte.Jodí.. disputo. s básicas. 1967.cad a los n~.saba. .c.'oco ]..S n en(.l.pital extranjero rehu::. pero iInp\~so sus condicio- nes..i ento de las fuerzas armadas -todo ello acarrea. Latina en los prC'gramas de inVel"sión pú- bEca y privada auspióados por la Alianza para el Progreso. Hast..400 millones ce dó1al~es en 1963 a 2.~<:~ el papd atribuído al capital e."no norte- americano obstaculizó las pretensiones b:.. El capital extranjero se hizo n~áf3 presente que nunc3. la política de dectrii'icaóón contó cQn apc:rtes considerables d.ndo una expansión del mercado para los bienes de capiJ~al. el Bras i1 ocupa de lejos el primer lugar en ¡'méric~. f\le b. que pasan de 1.1e 'r cial -c~.udanwntai el IU.s ga::o)~. el ca. rca1:~:<.l€' se ten{a era un modelo econólnico sirnilar al Ciue fue aplicado en la Alemania de lo::: treinta por el nazllHno. infraestructura de transportes J de elec- trificación y reeql1ipn.)n también los d ·r:'.:i.Ja i'lOvedad e'. los monopolios im.peria- liotas 8.l de hierro. México. decl:".rJ..í) y en 13. Proveedores de la tecnolcg{. pero que no comprome- ten en lo fl!...l.1m.~ allí.:~ca y tecnológica de la 1.bin:."jJ. Foro Internacional. y el gobiej. esencialmente en el mercado externo y en el gasto público en obras de infraestructura o en in- versiones en sectores de punta.e 1a~ agencias financier".:\s dcpend:Lente y que convierte su imperiaHf5rno en ::. Iv. N° 29. El impcrialisHlO aceptó la participación.>" en téryninos l' elé\.ón de G5.l indic- pensable para la ambicionada expansión comercial.:·r·.<? aeroná.:.e éconóm.pli- can hechos como la compra de Mirages a Francia y la negativa brasileña a firmar el acuerdo de de!Jnuc1eari~a. Sin embargo. La solu.tiv05. como virnos.ercado por L1. en la gran i:r:.:8.300 millones en 1969. vinculados en una amplia medida a la pro- ducción bélica. págs.:.nzados. T..1. activa política de desarrollo de 1<...:ranjero..:azileñas de acceder al dominio de la tecnolog{a. véan mi artículo.

La exportación de manufa. de irunediato. de 613.500 toneladas en 1964 y 79.tal fin""n- dero. mediante la concesión de créditos a las empreoas con el objeto de J amortiguar los e. Bré1. creaba el instrurnent0 cap?z de centralizar el capit::tl cocial en pocar. a través de las compañías financieras y de los bancos de inve::"sio- nes. Inerced de !lub- sidios gubernLi.pi. reforzar la tendenc.l. que permiten exportar a lln precio FOB inferior en un 50% al precio de venta en el mArcade interno (3). Decpués de la recuperación observada en el primer semestre de 1966.Olla. gracias a la.l.zac:1.iebra o a la ab80:~ción por el gran capital. mientras tanto. Cuando le sucede el mariscal Artur da Costa e Silva (marzo de 1967).a a competir en el m.e:J a 549.:r.. en el momento mismo en <.ldeG del Suhirnperi.ctura::::. LaEJ Vicisitl.illones en 1970. a su vez.s exportaciones. esto llevó a la peque'ñ a y med5.be considenl. "Incentivos fisca. Enero de 1971.luent::.n agravar vinlentam. ya en 1964. y llega a cerca de 400 r.ón de la industria. nes. No sólo cae el ritmo de l.e el descrrollo del ca.aHsmo. pero lo que importa señalar es que se tomó en- tonces conciencia de q". de la cual se exportaron 18. obtenido rnediante el alza de 103 precios (el precio interno de la cc. de Dimas Antonio de Moraes. qUe había Gido tle 37 millones de dólares en 1963.c~onopoliz:lción.90 por toneladas).\:.nzando su punto más bajo en el primer trimestre de 1967.. en el período conside!'ado.ls para exportacao de manufaturados". como se agrava la situación interna. el ritmo de crecimiento de la economía brasileña de3cendió otra vez. con fuert~ participación extranjera.bleJ:ue!:lte.les.:li8Tno brasiñeño él. En efec- (3) Ver.ente el proceso inflacionario. pese a que el precio interna cf.:.. del producto bajó. la r.> manos.~rcado inter- nacional. a suplir todas las necesidades de la industria s5. sube.fecto~ de la depresión.nto. a casi 70 millones. gracias a una mayor flexibilidad de la polí- tica salarial. sobre el ast:.<:. qt'. vacuno. alcó.le la expansión comerci¡).07 dólé1. Ya a fines del Gobierno de Castelo Branco el esquema empieza. se acentuará esta política y se intentará revitalizar el mercado interno.r la desnacional:i.ia del c. Los resultados de esto se hacen sentir innlediatamente."l ap:.a:nil ernpresa a 1.zilian Buslness. La realización de esta política irtlpllcó.l exterior sólo a largo plazo podría convertirse en un instrur!lento efectivo de realización. pues. Adernás de fadEta.:1pit.1.rn<~ sU.. Varias razo- nes concurrieron para ello. con el propósito doC crear una e3tl"Uctura ¿0 producciól. 4.000 en 1969. restricción del consunlO interno. . a sufrir adaptado . y que el Esta- do no podría entrar.

Los datos oalari. la intensificación de la tasa de explota- ción de lOfl trabajadores. se d~.ació¡1 de la pequeña-burgue~{a cC):.aleD para 1969 hablan por sí: el salario mínirno desciende él.bles.i.'.5 sobre salari. to.. La dictadura lograba así con- (4) Los dat0.-. ' p1.. N o sera.jaré'.n~lnizaba el mercado interno.entras los sectores de la búrgu.te .do de bienes durable::. d salal"i. S5 cru..a llci.) b2.J. cierra el ~on­ greso y castra lag f\:mciones del poder judicial..: recupe- rara considl:'!rableml:!r. que suspende la Constitución.. en cruceiros de mayo de 1970 y el medio en cruceiros de febrero de 1970.to de la ta8a ¿e explotación de la masa trab:lj¿Ldo- ra.o rrH::dio (en el qU(~ están comprendida. l.~:'2 1968 (i100. toG..5-70. Con esto.~gu(~sía).'€:a 1 (que ba. l . ente al gran capita.d.i:ere[.celroG en 1965 a 195. {.. CU<ln d o e 1 S3.te -Gn 1967 (466. mediante lo cual podrá transferirse (bajo la forma de créJito. una COlnCi~ler:C!<!.bién del soborno.1e?í. por la clase obrera en pro de sus reivindi- caciones..des- favorecía se aprovech . . afectando poco al mcrc:2'. ello re- percute sobre todo en la d~Inanda dé: bienes agrícolas y productos indu:.zación de aUiplios sectores d.rguesas y p02. del 13 de diciembre de 1968.cen tan sólo del tE::::.83). mie:r!.e sí crean delnanc1a p~_ra los bie- nes durz. . 66). mediante lo que pue- deconsiderars e como un nuevO golpe de r.>tria- les de consumo inmedi2.::.::stado.. que ü~.). subsidios y sueldos) poder de com- pra a las capafl medias y alt..te de 279. en el plano económi'20.3. n de la ccyuntura para chantajear a la dictadura y arrancarle concesiones. LaG cons ecuencias pol{tic~~s de esta sit'Qación serán ta¡ú'Di~ll negativas para el gobierno: la radica!i:.36 l:U 196"1) se e~.8S. en ténninos globales. sino tan1. q'2e. . que 1. tabiliz<1... a los sedores monopolizados.lo (vestuario. etc.ja DTuscame:::.a y la rnediana burgues{a.esía que la monopo!izació-. n1uurno .:!.¡du¡-a no né. al desacelerar3e el aumcr. .es de 1<:.1. A c!Ja res!'uesta política co·- rresponde..00 c~t~ccirc::..ada. de la dict. bu.arlO . m:i. soborno que intel'esa objetivil- rr.:'.3"{ cruceiro5. La respuesta es el endurecimiento del régimen. el míni- mo se expresé'..or.ao. :l'elativélr:::leLte en 1968 (194. el Acta institucional N o 5. atendiéndose parcial- mente a 105 intereE'es de la peql.)s fueron tomados de Visao I de 23 . .queño-bul"gucsac.tras el med~o su- bE. 5. violentar~en..l.le~a-bu:. l"~' (. Por otra parte. acentuándose el "tapón".'.. 189. el intento de detener el deterioro del salario real no conduce a la dina- mización del mercado interno.e la pequeña-bur- gue6'Í:'a y el adhcsionismo de otros a la pol{tic2.<l vez que.. a 470. se reducen las posibilidades de transferencia de ingreso a las capan al- t?. laG cl'.00 (4).t:r<tJ. .n- cide con la movilización inid. .s las rerm:meL':l.ror.<. . sin desatender- se para nada a 1013 intereSes del gran c"-pital.s.

en Brasil. reposará sobre una coalición burguesa mucho más sólida que las anteriores. incorporándolo al proletariado agrícola. Emilio Garrastazu Médici.s dir. del otro. Desde 1964. El tercer gobierno militar. y ésta nada tiene de idílica.es de consurrlO de las gra!ldes masas. mediante el autoconsurno.s más pobres hacia las capas medias y altas. minifundista) y convertirlo en jornalero. va a vivir en la periferia de los centros urbanos más cercanos. Así corno rompió con el mito de Ulla redistribución del ingreso que redujera las disparidades sociales dentro del sisterna. sino que (en virtud del gran aumento de mano de obra que s e produjo) ha visto caer aún más baj o el nivel de su remuneración. todo ello implicó arran- car de la tierra al pequeño productor (aparcero.cia de ingreso desde las capa. La mecanización de la agricultura.sión de la legislación laboral al campo (que llevó a la reducción del número de empleados fijos en la hacien- da) y la ampliación del área dedicada a la pecuaria.o es un monstruo. el mismo carácter impiedoso y brutal que pre- . encabezado por el gene- ra:!.e él se apoya: lila sociedad de consumo" a la moda.mo. los grupos y estratos que acumulan y/o consumen plusvalía. de donde es llevado a la hacienda por los in- termediarios. "pos seiro".rno popular no sirve a la rea- lización de lo que producen los sectores n12. ante la presión que el alza de los pre- cios agrícolas ejercía sobre la tasa de la inflación. presd-ndiellJo da él.:da.l.~. 6. El trabajador rural ya no puede siquiera qt"le- darse en el campo: expulsado de la tierra. a fin de garantizar el mercado para una industria altamente t>.. que se divorcia cada vez más de las ne- cesidad. El capitalismo bra!iileií. peor para el COnSUlTlO popular. ciliar las contradicciones interburguesas I lo que se reflejaría pronto en su consolidación política.ámicos de la industria.J.un- ció también a llevar a cabo una reforma agraria que palie las desigualdades existentes en el campo. la masa productora de plusvalía que no tiene prácticamente acceso al conS1::. lo que crea una nueva faja de acción para el capital -la venta de trabajo.co- nomía brasileña es tan lógica que se convierte en absurda: de un lado. pero un rrlo:.::cn.lfic. El di- vorcio entre las clas ef. la exte!1. que s e ir~stala en el poder en octubre de 1969. y revela con meridiana claridad la base de clase de la dictadura militar. creada mediante la transferer. la dictadura rer. dt: la casa. ofreciendo en contraparti- da a los latifundistas rnejores condiciones para la explotación del trabajo. el gobierno optó por la sclución de contener a los precios por la fuerza. el pequeño productor no sólo perdió la posibilidad de proveer par- cialmente su subsistencia. El capitalismo brasileño está realizando su reforma agraria.struo lógico: si el conS1::. El resultado dí:: esto es la de que la especialización funcionál de la '::. De esta manera. el capital seguirá su actimulaciól1. lo que surge así es la tercera pata en la q.¡ no podría ser más radica. La extensión acelerada de las relaciones capitalistas al campo ostenta. En la perspectiva del esquema subimperialista.

:l. menor dinamismo -lo que quiere decir agudización de la competencia.. El mercado externo se presenta actualmente en mejor situación. principalmen. a mediano plc:. con la creó. e(:on6~'Uico y pc. pero ello desencadenar{a una lucha reivindicativa general por parte de la masa trabajadora. del esquema.Lndial ent:r'a en una fase de. es un recurso que seguirá siendo utilizado por el sistema. .uÍ.te grupos obreros empleados en los sectores de al- ta. es en Br2. sea el elemento más lir~~itado y menos estable. a la estructura sindical brasileña. siendo lo qt!e se ha desa1'rollado más tardíc. Quedaría la posibilidad de incor.Lal se encuentra organizada verticalmente. la super explotación del trabajo. y par- tic-ularmente diíícil en el momento en que la economía capítalista n~t. Como quiera que sea.nsferenda de poder de compra a Ciel"tas capas de la población. 7. además de ser am- pliamente neutralizado por la baja del poder adquisitivo de las grandes ma- sas.da.porar nUevas capas a la "sociedad de consumo". la ct. iaHsm~. por lo menos.zo. productividad. so- bre todo de la pequeña bur guesía asalaria.. d. pero representa muy poco en el conjunto de las necesidades de mercado que plantea la industria.1Úico forrnulado por la dictadura militar? El tema es muy amplio para ser bien tratado aG. es conveniente considerar que la expansión comercial es un pro- ceso largo. y que es el pilar mis- mo del esquema subimpcrialista. lo que amenazar1a la base que sustenta a la "so- ciedad de consumo".ado el carácter aolida. Todo indica que. El aUlnentl) numérico de estas capas.do de la fijación de salarios en Brasil (5).me::lte en ese esquema. sentó en Inglaterra de los siglos XVI-XVII y más precisamente en la Rusia que Lenin describió.. Perspectivas del Subimpe . sin romper con la ley capitalista de los salarios y sin convertir el subsidio en un factor antieco~ nómico en términos capitalistas. Sin embargo. pero sentemos algunas p:reruisas para ello.s iL Pero antes de intentar extraerlas. Son mucha!> las implicaciones de este análisis para la elaboración de una estrategia revolucionz.'ia que corresponda a la realidad de la lucha de cla::. la tra. La elevación permanente del in- greso de las capas medias y altas es irr~practicable. es necesario con- testar a una cuestión clave: ¿ cuál es la viabilidad. se requiere tiempo (5) Esto se debe.ción de un simulacro de "sociedad de consurno". como acabó por entenderlo la misma dictadura militar. en lo fundamental. por ramas de industria.

Así como pasó con el nazismo.30/0 del presupuesto federal total. la. que inte- resan directamente á.illones de dólaTes. Si se le añaden los gastos para la policía militarizada. que el gorila actualmente de turno.5 m . El anáEsis precedente permite sacar algunas conclusiones.3. equivalente a casi la mitad de los ingresos perci- bidos en el año por concepto de exportaciones. 8. que Costa e Silva quiso 1. éstas son las siguientes: (6) El presupuesto r. es decir. En la práctica. cama el nazismo lo fue para la . En resumidas cuentas. éste tendrá no sólo que mante- ller y agravar la explotación de las masas (con todas las implicaciones polí- ticas que esto encierra). el único medio efectivo de consumo superfluo. 17. siempre que las condiciones políticas en las que se desarrolla la lucha de clas es no se modifiqu~. es decir. estrategia del movimiento revolucionario brasileño.n. 000. sino también contar con una válvula de escape. Esta válvula parece ser el tercer elemento del esquema subimperia- lista. conspire contra el "Pac"Ífico Rojo". particularmente Chile. rnientras las masas trabajadoras no di- gan basta él. Teóricamente. mientras tanto. la superexplotación que 5uíren.nvadir Bolivia. la guerra debe ser su resultado.stos nülit ares (6). La militarización del capitalismo brasileño no es accidental ni ci!"- cunstancial. Conclus lone s .. y haya intervenido constantemente en los asuntos bolivianos. deseó intervenir en la guerra colo- nialista que Portugal hace en Africa y pensó incluso en lJ. .ten~a. que mencionamos: el Estado. Ello ha impulsado un no- table increITlento de la producción de armarrlentos en el país. adeITlás de continuar amenazando al Uruguay."landar tropas a VietnaITl.t\lelnania de los treinta. para hacer de la exportación una solución a los problemas de realización planteados por el sistema y. Es la expl-esión necesaria de la lógica monstruosa del sü. principal- lTIente en la índus tria naval y aeronáutica.nilitar brasileño de 1970 fue del orden de los 700 millo- nes de dólares. la cifra llega a 1. el Estado tiende a hacer crecer sobl'e tado les g. y no es casual que Caste- lo B ranco pretendió invadir el Uruguay. Esta es la razón pe-l' la cual la furjión de intereses entre la élite militar y el capital nacional y extranjero es permanente y tien- de a crear una solidaridad mutua siempre nayor. el general Gal'rastazu Médici. el aumento del papel del Estado corno promotor ¿ ·e demanda para los bienes durables es ilimitado.

enos afGctados por la polÜica de soborno (como los estudiantes).t'go. los renglone s milita:ees. fijándose en la periferia de las ciudades del interior. La tendencia intervencionista y belicista del capitalismo brasileño va en la dirección de la revolución continental. estrecha!nente vinculado al t·r. En consecuencia. Estos planteamientos i!nplican una redefinición de la estrategia que ha orientado a la izquierda revolucionaria.d en el trabajo poli'dco entre b.. ese prolétaria- do crea el eslabón entre el trabajador urbano y el t:rabajador rural. nueva dimensión al trabajo revolucionario. 3."os urbanos. Sin emba. sin caer en una redistr~buclón que pondría en jaque su funcionamiento. en el sentido de la lucha contra la acción del ejército brasileño en el ex- terior. b. después de 1964. externa rep:eGenta una solución z. largo pb~o.ción más via. 9. Sin embargo. la movilización y organización ce los trabajad. robre teda e~1. Es por lo que la actual di. El sisterna ne· tiene posibili. la redefinición sólo podrá hacerse efectiva a partir del reconocimiento del \ . ex- pansión c()n~Qrcia}.. l. por el ma- yor impacto de sus luch<:ts sobre el sistema. Sin que el trabajo campesino haya perdido su impor~:ancia para la iz- quierda.hajn.n-es urbanos y rurales por sus reivindicaciones pone inmediatamente en jaque al esquema económico y político de la dictadul'a y cierra cual- quier salida al desarrollo carHalista en Brasil: en esta perspecóva el eslabón débi.nayoJ~ resisten- cia la s"l:perexplotación que les ha sido impuesta. en un primer momento por lo menos.l dd sistema brasileño no es el campo. pero no en el sentido que se le ha dado tradicionalmente.:i. es decir. sino más bien. mientras las !nasas trabaja- doras no estén en condiciones de impedir el traspaso de ing·reso ac- tualmente en curso."':!ú Eoportandc r. el trabajo en el exterior. 4. to·- do ello hace aparecer el aumento del gasto público. C01UO la solu.n rnasan sea bizantina. sino mz.n r.doras sigul. scbl'e todo 105 primeros. de lucha contra el invasor en Ere. en base a 10G misrnos cenh. e~to sólo será efec- tivo si las !nasas tri:'.ble de que el sisterna puede echar n~ano <1 rnecEano plaj3o. El reflujo del !novirniento pequeño-burgués.de a s er permanente. 5. tien.. la acción revoh. 2. a excepción d~ algunos de sus sectores n1. esto abre una.sil.dades de alupliar este tra~paso.s bien los trabajadores urbar"os y rurales. cionaria en el carnpo tendrá que estar de- terminada pOl" el aumento del proletariado rural y por su dinámica. o sea.abajo revolucionario dentro del propio país.s- cusión que se ha en la izquierda s obre la prioridad del campo o de la ciud2. como se ha venido diciendo de manera abstracta y mecánica.

si bien no excluye su alianza con otras clases.to de llegada.a social brasileño pasa necesariarnen- te por la lucha a::rnada. Cabe sefíalar aquí la relación que existe entre la tarea de construc- ción del partido y la ca. sino como un pur. es una expresión concentrada de la eco. 10. más allá de ser una herencia de su origen pequeño-burgués. como dijo Lenin. sino que expresa la cristalización de todo un sistema de explotación y opresión que allí prevale- ce.. la erección del proletariado en única fuerza consecuentemente anti-imperia- lista. en otros términos. Esto -que no inva- lida en 10 más mínin1."Ío im.o habrá que plantears e la cuestión de la lucha armada. su partido.esta a ella. nomía: sólo este criterio permite establecer una correcta línea revolucio- naria. se debe también a la incomprensión de 10 que esto significa. tiende a afirmar su hegemonía sobre éstas.a instancia. La cuestión no se plantea en términos de construcción de un partido fuera del proceso de lu- cha y divorciado de la elevación de 105 niveles orgánicos del movimiento de masas: de lo que se trata es precisamente de -mediante el trabajo revolu- cionario con las masas. la movilización de las masas y la creación de un verdadero movimiento revolucionario. Es obvio que. ya que lo contra::. La principal consecuencia ·de su aplicación indice directamente en la manera cóm. si la destrucción del actual sistem. cuan- do ésta s e da exclusivamente en términos de liberación nacional.abrir al proletariado brasileño la posibilidad de conformar su organización de combate. de la com- prensión de que la dictadura militar no es una superestructura extraña a la sociedad nacional y artificialmente superpu.o el recurso a las acciones armadas por parte de la vanguardia..racterización de la revolución. que la lucha revolucionaria en Brasil no reviste todavía la fOrIna del enfrentamiento :militar directo: en esta etapa. supone una alianza de clases y fracciones de clases tan amplia que puede incluir a sectores de la misma burguesía y -con base en el supuesto de una contra- dicción entre la nación en su conjunto y el imperialismo.quiere decir. partidaria. En efec- to. en taread nacionalistas y democráticas.se resuelve. en 'últin1. por la guerra civil revolucionaria. La polí'tica. Inversamente. a la organización. corresponden a otras . verdadero carácter del régimen brasileño. no siendo las suyas. ésta no se da corno un punto de partida. La hegemonía del proletariado lleva necesariamen- te a que sean sus intereses los que primen en el programa revolucionario. . 10 que aparece en primer plano es la agudización de los conflic- tos de clases. por ciertos sectores de la izquierda. El rechazo. y asegurarle así su ca- pacidad de conducir a la victoria al movimiento de masas. en lo fundamental.p!icaría que se pretende movilizar al proletariado en función de reivindicaciones que. Un movimiento revolucionario que apunte de hecho a la conquista del poder sólo puede ser efectivo en la medida rnisma de su grado de organiza- ción..

siendo que.le la dinámica del sub-imperia- lismo brasileño no pu. determina el marco en que el pro- ceso va a desaTroliarse . 1965-1973 http://es.mplir: tornar la dirección de la lucha. En consecuencia.c~a el sub ·-imperialisrno correspondió. el dilema revolución.com/cesochile C@pyleft /2011 . aS-l COnY) nega:t· los objetivos ::wdalistas ce la revo- lución. a sabiendas de que su desenlace puede signiíicar que para todos los pueblos haya finalmente sonado la hora de los expropiadores. su plataforn-:J. y pue- de incl'.scribd. las vanguardias la- tinoamericanas tienen aUí un solo papel a ctA..::. sabe? si hayo no la deci:3:óll <le gar<::.:. a la con- formación de una a!terna·tiva él la revolución socialista cubana. revolución con"bnental. La polarizaci6n polÍ'cici2..con'crarrevoh:. en un país ¿ependiente co- mo el Brasil.. Señalemos. La afirmación d(! la hege:monía del proletariado en el :movimiento re- volucioúario no puede realizarse."mismo y en la colaborn. no ha pasado lo :mismo en otros países.. los gér:me- nes de un nuevo orden sociai. ción hizo emtrger el actual rég i- men militar.ede sino agra·. ? la id0. da en la a:ianza. alianza de clases aSUlue tareas anti··itrrperialistas." iarnente y levanta sus reivindicaciones de clase. y la adhesiór. Esta.lso revestir la forma de un frente de UberacicE nadonE. Es así como el "lTiÍnsito l'e(:orrido por el capitalismo brasileño h<. de que Cuba repre~enta el primer eslabón.l. Desde luego.ntizar la hege¡non{a proleta:.úl. en el contexto latinoamericano..ción de clases. la. al polo sub- imperialista brasileño se contraponen. en el Brasil. Si. La visión del Che de una. pues.o1og{a pe- qUGño·-burguesa. en algu- nos de ellos. Documento original disponible en: Biblioteca de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (Chile) Fotocopiado/escaneado por: Archivo Documental sobre el Centro de Estudios Socioeconómicos de la Universidad de Chile (CESO).ino ar:mado) i:mplicaría reincidir en el refo::. no es la cuestión central.. q"'. la lucha de clases condujo a correlaciones de fuerzas :mucho más favorables a las masas trabajadoras. es decir. clases -lo que (ind-ependienternente de que se plantee o no el cam. po:.' últirac. Herederas legítimas del Che. q"'. (':(:nfl~ste En. encubre el rech~.°apo- ner el frellt~ al partido .¡ar. y es por lo que contl.le exprese en los hechos el internacionalismo proletal'io. se está pues héLcienuo realidad en América Latina..ás evidente el error de los (~ue insisten en el carácter exclusivo de liberación nacional qt~e ella presenta- ría. que el marco internacional en que se te n drá que llevar a cabo la reyolución hace aún m. sino en la medida en que éste apa- rece organizado partid(:. 11.l. el prGbbrnd.z ~" a esa hegclno . principal:mente en Chile.a socialista.