You are on page 1of 9

Salud Mental 2012;35:205-213Consumo de alcohol y drogas en adolescentes evaluado a través del MMPI-A

Consumo de alcohol y drogas en adolescentes
evaluado a través del MMPI-A
Eugenia V Vinet,1 Ximena Faúndez2

Artículo original

SUMMARY The sample comprised 74 adolescents (44 males and 30 females)
with clinical problems that had substance use, diagnosed according to
Currently, the consumption of alcohol and drugs is a major public health the CONACE criteria for unproblematic consumption categories (occa-
problem worldwide due to its high social and economic impact. In Chile, sional and habitual consumption) and DSM-IV criteria for problematic
the highest prevalence and greatest drug consumption rates occur in use (abuse and dependence). This group was named “clinical adoles-
young people aged 19 to 25 years. Adolescence is the most vulnerable cents with consumption” (CCC). Using this group as reference, we se-
development stage for starting drug use. The latest study from CONACE lected two additional contrasting groups: a group of adolescents with
(Chilean National Council for Drugs Control) in school population indi- clinical problems but without substance use called “clinical adolescents
cates that 15.1% of students report having used marijuana in the past without consumption” (CSC; n=71), and a group of school adolescents
year, while 33% admitted current use of tobacco and 36% of alcohol. from general population without substance consumption problems nor
Drug use among adolescents is exacerbated upon verification of other psychopathological problems that would warrant clinical atten-
its relationship with other risk behaviors as law transgressions, sexual tion called “school-youngsters from general population” (EPG; n=74).
promiscuity, teenage pregnancy and family difficulties. This situation The total sample (n=219) had an average age of 16.3 years (SD=1.3)
has led various theorists to develop psychological assessment tools to and was collected in urban centers located in south-central Chile.
specifically detect and evaluate drug use in adolescence. Among the in- Two instruments were used: The Minnesota Multiphasic Person-
struments for psychological assessment, self-report measures have been ality Inventory for Adolescents (MMPI-A), which provides the three
the most widely used method to evaluate the use of alcohol and other scales for the assessment of substance abuse: the MAC-R scale is a
drugs and their associated problems. One of the greatest strengths of revision of the MAC scale, originally developed by MacAndrew to
self-report measures is that they can detect problems related to drugs in distinguish alcoholic from non-alcoholic psychiatric outpatients; the
people who for various reasons would like to hide their status of sub- other two scales were developed for the assessment of alcohol and
stance abusers. The Minnesota Multiphasic Personality Inventory for other drugs problems among adolescents. Specifically, the ACK scale
Adolescents (MMPI-A) is one of the best self-report instruments for clini- was a rationally constructed scale of 13 items with obvious content re-
cal assessment in adolescent population. The MMPI-A consists of 478 lating to alcohol or other drug use; while the PRO scale was a 36-item
items with True and False response format and it has three scales that scale constructed empirically by selecting items with no-obvious con-
specifically detect substance abuse problems; they are: MacAndrew’s tent related to substance uses that discriminated between adolescents
Alcoholism Scale Revised (MAC-R, in Spanish MAC-A), Alcohol/Drug who were in treatment for substance abuse and normal adolescents,
Problem Acknowledgement Scale (ACK, in Spanish RPAD) and Alco- or adolescents in clinical treatment. In addition, the clinical MMPI-A
hol/Drug Problem Proneness Scale (PRO, in Spanish TPAD). scales were used as a supplementary measure.
In Chile, there is a MMPI-A version which has empirical stud- The second instrument was a semi-structured clinical interview
ies that support its use with general population Chilean adolescents. based on two clinical guides called protocols A and B. Protocol A al-
These studies also highlight the usefulness that MAC, ACK and PRO lows for doing a clinical interview with adolescents starting from two
scales could have to provide detailed information on specific features open-ended questions that inquire reasons for consultation and informa-
that would impact on the use of alcohol and drugs. tion on family structure and dynamics. It also checks symptoms in six
The aim of this study was to examine the ability of the MMPI-A areas including school, behavioral, emotional, physical, sexual and in-
Chilean version to detect substance abuse problems in specific set- terpersonal symptoms. Behavioral symptoms include the checking out for
tings. Its objectives were: 1. to determine the applicability of MAC-R, consumption of alcohol and drugs. Those adolescents who respond posi-
ACK and PRO scales in different samples of Chilean adolescents, 2. tively to the consumption of alcohol and drugs must answer Protocol B.
to evaluate the ability of these scales to discriminate problematic sub- This is a clinical guide of ad hoc construction, based on the criteria used
stance use in adolescents with and without other clinical problems, and by the CONACE for the diagnosis of non-problematic use of substances
3. to propose discriminative cut-off scores for the indicated scales. and the DSM-IV criteria for diagnosis of drug abuse and dependence.
In order to accomplish these goals, we used a quantitative meth- Adolescents were informed of the objectives and evaluation pro-
ods approach with a descriptive correlational design for three inde- cedures, ensuring the confidentiality of information. Their participa-
pendent groups. tion was formalized by signing an informed consent form. EPG ado-

1
Departamento de Psicología, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.
2
Pontificia Universidad Católica de Chile.
Correspondencia: Eugenia V. Vinet. Departamento de Psicología, Universidad de La Frontera, Casilla 54-D. Temuco, Chile. Fax: (56) 45 341480.
E.mail: evinet@ufro.cl
Recibido primera versión: 2 de junio de 2010. Segunda versión: 19 de noviembre de 2010. Tercera versión: 20 de septiembre de 2011. Aceptado: 21 de
septiembre de 2011.

Vol. 35, No. 3, mayo-junio 2012 205

debido a su alto entre adolescentes con consumo problemático y no problemático. MAC-R. los cuales fueron denominados adolescentes Clínicos unproblematic substance consumption. The highest muestras de adolescentes chilenos. A es capaz de discriminar a los adolescentes clínicos consumidores aptation and use of substance use scales in Latin American countries. psicopatológicos que ameritaran una consulta clínica. 2. these interviews were aimed at corroborating the clinical barse su relación con otras conductas de riesgo. DSM-IV para el consumo problemático (abuso y dependencia). evaluar la capacidad de estas discrimination capacity for the three scales was achieved by differen. Las es- calas suplementarias. 3. na. en los dos grupos de procedencia clínica que en el grupo normal. en inglés. while adolescentes con y sin otros problemas clínicos y 3. Also the MAC and ACK scales adolescentes consultantes por problemas clínicos pero sin consumo were useful to distinguish between adolescents with problematic and de sustancias. un consumo actual de tabaco y 36% de alcohol. these results encourage the study. specific Las puntuaciones de las escalas clínicas en general son superiores scales. El consumo de drogas en adolescentes se agrava al compro- searchers. las medidas can validity criteria. mayo-junio 2012 . Palabras clave: Adolescencia. de 19 a 25 años. de abusadores de sustancias. Los objetivos del estudio fueron: 1. 35. RPAD y TPAD. The evaluation of the ability to discriminate be. Key words: Adolescence. escalas para discriminar el consumo problemático de sustancias en tiating among the CCC group and the EPG group in both sexes. MAC-R). expressed in individual T scores showed that lower T scores sustancias. no se había estudiado su funcionamiento con consumption nor clinical problems. cífico. with no substance adolescentes chilenos. para el inicio del consumo de drogas. El último estudio del CONACE (Comisión Nacional de Control de Estupefacientes) en población es. es (CCC vs. Este The discrimination capacity of specific scores diminished when grupo fue denominado adolescentes Clínicos Con Consumo (CCC). siendo TPAD la que mejor discrimi- En la actualidad. en inglés. Reconocimiento de Problemas con el Alcohol y/o Drogas The main results obtained in this study show that the MMPI-A (RPAD. CSC) Student t tests were used. Entre los instrumentos de evaluación psicológica. denominados hensive assessment of adolescents as it provides specific information on adolescentes Escolares de Población General (EPG). A) el cual posee tres escalas que evalúan el consumo de alcohol y native cut-off scores between CCC and the contrast groups was made drogas: Alcoholismo de MacAndrew Revisada (MAC-A. while for consumido marihuana en el último año. MMPI-A. ACK) y Tendencia a Problemas con el Alcohol y/o scale is able to discriminate clinical adolescents with consumption Drogas (TPAD. población general sin problemas de consumo ni otros problemas These results support the use of the MMPI-A as a tool for compre. diagnosticado según los criterios del CONACE para las (T55. cabe destacar la utilidad de MAC-A y RPAD para distinguir yores problemas de salud pública en el mundo. PRO). La muestra está compuesta por 74 adolescentes (44 hombres tween groups CCC and CSC. EPG and CCC vs. las prevalencias más altas y la resultados demuestran la utilidad del MMPI-A para evaluar a adolescen- mayor intensidad en el consumo de drogas se registran en los jóvenes tes chilenos con sospecha de consumo de drogas e incentivan el estudio. and between these groups and group y 30 mujeres) con problemas clínicos que presentaban consumo de EPG. RPAD y TPAD en diferentes a higher discriminatory capacity than the clinical scales. lo cual motivó el desarrollo de generally higher in the two groups from clinical origin than in the la presente investigación. el consumo de alcohol y drogas es uno de los ma. T60) had greater discriminating power and that they privileged categorías de consumo no problemático (ocasional y habitual) y del specificity (identification of non-use problems) over sensitivity. trastornos por consumo de drogas. ad. lo que plantea la condition of the participants and identifying and evaluating their drug necesidad de desarrollar instrumentos de evaluación psicológica que consumption habits. drug use disorders. Aunque en Chile existe una versión en from the clinical adolescents without consumption and from school español de la prueba y estudios empíricos que respaldan su uso con attending adolescents from the general population. proponer punta- the individual scale that achieved the best discriminatory capacity jes de corte discriminativos para las escalas señaladas. poseen una capacidad de discriminación muy alta. was the PRO scale. Also. 206 Vol. conocer normal group. the responses were coded according to standard de autorreporte han sido el método más utilizado para evaluar el procedures to derive normative scores for clinical and substance abuse uso de alcohol y drogas. mientras que 33% reconoce CSC and CCC groups the MMPI-A was administered in small groups. MAC-A. consideren el consumo de drogas en la adolescencia de modo espe- Data from the MMPI-A protocols were examined using the Mexi. consumption that is likely to be analyzed in the context provided by the Los principales resultados de este estudio muestran que el MMPI- other 35 scales of the test. The supplementary scales. A it came to distinguishing clinical cases with substance abuse problems partir de él se seleccionó a dos grupos de contrastación: un grupo de from those with only clinical problems. pues permiten detectar este problema en scales. en inglés. siendo la adolescencia la etapa más vulnerable adaptación y utilización de este instrumento en Latinoamérica. Además. colar señala que 15. En Chile. la mayor capacidad de discriminación de las RESUMEN tres escalas se logra al diferenciar entre los adolescentes del grupo CCC y los del grupo EPG en los dos sexos. ACK. and the determination of discrimi. de drogas de los adolescentes clínicos sin consumo y de los escolares de población general. escalas específicas. Estos costo social y económico. No. Protocols A and B were coded by using an ad hoc criteria that personas que por diferentes motivos desearían esconder su condición allowed statistical analysis of information. To analyze group differenc. The clinical scales’ scores were adolescentes consumidores de drogas. This phenomenon did not oc. Sin Consumo (CSC) y un grupo de adolescentes escolarizados de cur with the PRO scale. by using sensitivity and specificity analysis at different score levels. and PRO had el comportamiento de las escalas MAC-A. whereas Uno de los instrumentos de autorreporte es el Inventario Multi- the analysis of the overall discriminating capacity of the scales was fásico de la Personalidad de Minnesota para Adolescentes (MMPI- made by using ROC curve analysis. Vinet y Faúndez lescents were administered the MMPI-A in their class group’s. The semi-structured interviews were conducted individually by the re.1% de los estudiantes chilenos declaran haber MMPI-A.

quedó conformada por 13 reactivos.2 sin embargo. La Drogas (TPAD. permite tomar nes de jóvenes infractores de la ley entre los que el abuso de decisiones de derivación de estudiantes a programas de pre. La utilidad de estas escalas ha sido evaluada particu- hol y drogas y los problemas relacionados.8 Las escalas RPAD y TPAD fueron desarrolladas con- En cuanto al género.9 de discriminación individual y conjunta de las tres escalas con Además. un 33% que centes puede considerarse equivalente a MAC. En investigación. con su re-estandarización. Encon- esconder su condición de consumidores. La escala TPAD fue ya no es una variable discriminante en el consumo. vención y tratamiento de drogadicciones. las medidas de autorreporte centes normales o con trastornos psiquiátricos.2% de casos correctamente clasificados (sensibilidad=20. Recono- cimiento de Problemas con el Alcohol y/o Drogas (RPAD. alcohol y drogas es un problema altamente significativo.12 Además es capaz de discriminar inicio del consumo ocurre normalmente en esta etapa.5%). discriminación individual era realizada por RPAD con un ventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota para 72. No. y actual. ACK) y Tendencia a Problemas con el Alcohol y/o blica mundial debido a su alto costo social y económico. pero es les predictores del abuso de drogas en edades mayores. entre adolescentes en tratamiento residencial por abuso de cándose la precocidad del consumo como uno de los principa. larmente en dos grupos poblacionales: poblaciones clínicas el autorreporte permite determinar la prevalencia de estos que presentan comorbilidad entre diferentes trastornos psi- problemas y evaluar la efectividad de las intervenciones quiátricos y trastornos por abuso de sustancias y poblacio- preventivas y terapéuticas.10 instrumento especialmente cons. El MMPI-A provee tres escalas específicas presentan frecuentemente abuso de alcohol y/o otras drogas para la evaluación del abuso de sustancias: Alcoholismo de y su detección puede ser crítica para entender los factores in- Vol. de sustancias de otros adolescentes con problemas psiquiá- dad de consumo se registran entre los 19 y 25 años.14 reconoce consumo actual de tabaco y un 36%. El consumo de alcohol y drogas es un problema de salud pú.6 menos efectiva para distinguir a los adolescentes con abuso En Chile. mente con el consumo. promiscuidad o en tratamiento por trastornos psiquiátricos diferentes del sexual.9 La escala RPAD fue creada conceptualmente y iniciales han descendido a lo largo del tiempo y que para al. 3. entre ellas las poblaciones en riesgo o con uso manifies. PRO).10 ONU1 estima una prevalencia mundial de 5.1% de escolares que declaran lidad del MMPI-2 permiten asumir que MAC-A en adoles- haber consumido marihuana en el último año. en inglés. Entre ellos. sustancias y adolescentes escolarizados normales. existe un 15. la capacidad tratamiento por problemas con el alcohol u otras drogas. siendo tricos. en inglés. las medidas de autorreporte permiten detectar este respecto a un diagnóstico de abuso de sustancias establecido problema en personas que por diferentes motivos desearían en el curso del tratamiento mediante criterios clínicos. las prevalencias más altas y la mayor intensi. se abuso de sustancias. La población de la escala original del MMPI y cuatro fueron creados en adulta tiene una participación importante en el problema. determinar Micucci14 evaluó. identificar casos sin abuso de sustancias en muestras clínicas. se debe destacar que las desigualdades juntamente.3 píricamente que es una medida útil en relación con el abuso Aunque a mediados del siglo XX el consumo de drogas de alcohol en adolescentes11 y también con respecto a otras era muy poco común entre los adolescentes. nes.8% Adolescentes MMPI-A. 35. embarazo adolescente y dificultades familiares. en la actuali.4.7% para drogas La escala MAC-A consta de 49 reactivos: 45 provienen ilícitas en la población de 15 a 64 años de edad. consumo de alcohol y evaluar los rasgos de personalidad dad el consumo de drogas es una amenaza especial para los asociados a él por medio de reactivos no vinculados directa- jóvenes debido a su vertiginoso aumento y a sus consecuen. y especificidad=94.5 desta. Los jóvenes involucrados en problemas con la justicia to de sustancias. construida empíricamente al seleccionar aquellos reactivos mente existe una proporción 1:1 entre hombres y mujeres que. mayo-junio 2012 207 . en inglés. en la actualidad el sustancias psicoactivas. los estudios de comparabi- el nivel nacional. discriminaban fuertemente entre adolescentes en tra- Dado que el uso de drogas en adolescentes se asocia tamiento por abuso de sustancias y adolescentes normales con conductas de riesgo como delincuencia. 10 de los cuales provie- gunas sustancias como la marihuana por ejemplo. Consumo de alcohol y drogas en adolescentes evaluado a través del MMPI-A INTRODUCCIÓN MacAndrew Revisada (MAC-A. en adolescentes psiquiátricos internos si jóvenes que manifiestan otras patologías ameritan también sin diagnóstico primario de abuso de sustancias. sin hacer referencias directas al alcohol u otras dro- adolescentes consumidores. La escala TPAD está constituida por han desarrollado instrumentos de evaluación psicológica que 36 reactivos y discrimina efectivamente a adolescentes en consideran la problemática del consumo en la adolescencia tratamiento por problemas de alcohol y/o drogas de adoles- de modo específico. MAC-R). el género nen de la escala homónima del MMPI-2. tró así que el puntaje de corte T≥65 tenía una mejor discrimi- Entre los instrumentos de autorreporte que proporcio. de alcohol. La escala MAC ha demostrado em- cias a corto y largo plazo sobre la salud de los adolescentes. nación que el puntaje T≥60 en las tres escalas y que la mejor nan una evaluación integral del adolescente destaca el In. siendo la escala más adecuada para truido para evaluar a adolescentes de diferentes poblacio.13 Aunque no hay estudios de comparabilidad entre la adolescencia la etapa más vulnerable para su inicio. o bien.9 han sido el método más utilizado para evaluar el uso de alco. La escala original buscaba detectar el graves modalidades de consumo.7 En MAC y MAC-A en el MMPI-A. En lo profesional.8 gas.9.

cuyo nivel de consumo de sustancias había sido clasificado al ingreso en cuatro categorías (míni- mo. abuso y dependencia). versión chilena de la prueba y las normas mexicanas. ** Álvarez C. Alcoholismo de McAndrew Revisada (MAC-A). Temuco. generalmente. Universidad de La La Frontera. pro. 2. Así. escalas clínicas. en razón de ello.19 Los centes sin antecedentes psicopatológicos. tarias están las tres escalas que son el foco de este estudio: poner puntajes de corte discriminativos para estas escalas. se utilizan complementariamente las escalas clíni- de consumo de sustancias y dos grupos de contrastación: cas de la prueba con excepción de la escala Mf. muestran que criterios diferentes urbanas del centro sur de Chile.16 destacándose la utilidad que podrían tener las escalas grupo se denominó adolescentes Clínicos Con Consumo MAC-A. 1999. que contestaron válidamen- deberían ser usados en muestras clínicas y de desadaptación te el MMPI-A. 208 Vol. gicos que ameritaran una consulta clínica según el criterio de centes mujeres se debía proceder con mayor cautela pues sus profesores. se seleccionó a 74 adolescentes (44 hombres y social y que. Este uso. pone un desafío adicional al estudio pues se trataría de grupos luó la capacidad de MAC-A. Esta condición las características del tratamiento. Chile. En las escalas adolescentes con edad promedio de 16. existe una versión sumo no problemático (ocasional y habitual) y del DSM-IV chilena de la prueba* y estudios empíricos que respaldan su para el consumo problemático (abuso y dependencia). correccional juvenil. conocer el comportamiento de las lescente (MMPI-A). evaluar la capacidad de estas esca.18 Este estudio utilizó la dentes de consumo de alcohol y/o drogas y otro de adoles. que aportan a 38 escalas distri- adolescentes chilenos. Tesis para optar al grado (documento no publicado. consultantes por problemas clínicos pero sin consumo de dad en Chile de los baremos estadounidenses y mexicanos sustancias. alguno. las para discriminar el consumo problemático de sustancias suplementarias y de contenido.16 adolescentes con consumo de sustancias como los adolescen. a di. el estudio actual se Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota para Ado- propone tres objetivos: 1. 35. Restovic MF. RPAD y TPAD al entregar información detallada (CCC). ha sido fuertemente cuestionada. la mayoría de sus escalas en muestras normales y clínicas de ferencia de los estudios internacionales reseñados. RPAD y TPAD para detectar el clínicos que presentan menor gravedad en la sintomatología y abuso de sustancias en adolescentes residentes en un centro por lo tanto menores puntajes en las escalas del MMPI-A. la escala RPAD es 30 mujeres) con problemas clínicos y consumo de sustancias la que presenta el mejor poder de discriminación. Se basa en dos pautas tes con problemas clínicos reciben. sin problemas de consumo ni otros problemas psicopatoló- piadamente con las normas mexicanas y que en las adoles. Brió C.10 México19 y Chile.3). RPAD y TPAD en diferentes muestras de un formato Verdadero-Falso. 3. de entre la misma sobre las características específicas que incidirían en el uso muestra. tratamiento clínicas denominadas Protocolos A y B. en ambos tipos de muestras. Correa P. Reconoci- Para ello se diseñó un estudio descriptivo correlacional de miento de Problemas con el Alcohol y/o Drogas (RPAD) y grupos independientes. indicadores psicométricos del MMPI-A son adecuados para Es importante resaltar que en la realidad chilena. Posteriormente se seleccionó. Se encontró que MAC-A MATERIAL Y MÉTODOS no lograba diferenciar entre los cuatro grupos. El Protocolo A** per- ambulatorio. Validez de constructo de los patrones de perso- MMPI-A Traducción y adaptación chilena para uso exclusivo en investigación nalidad del MACI en adolescentes consultantes. de consumo. Entrevista clínica semiestructurada.10 Esta prueba consta de 478 reactivos. a dos grupos de contrastación: 71 adolescentes de alcohol y drogas. No. DIDUFRO 9966). buidas en cuatro grupos: escalas de validez. la muestra de estudio quedó constituida por 219 cuales podrían tener interpretaciones clínicas. Entre las escalas suplemen- en adolescentes con y sin otros problemas clínicos y 3. los participantes de este estudio mite realizar una entrevista clínica con adolescentes a partir * Vinet E. Chile: Universidad de de Licenciado en Psicología (documento no publicado). tanto los Estados Unidos.3 años (DT=1. con una muestra conformada por Tendencia a Problemas con el Alcohol y/o Drogas (TPAD). En otro estudio. diagnosticado según los criterios de la Comisión Nacional En Chile.15 En este contexto se eva. se evaluó la aplicabili. Diez M. Frontera. que TPAD Participantes tenía una capacidad de diferenciación mayor y que RPAD diferenciaba entre todos los grupos. en escalas MAC-A. mayo-junio 2012 . Instrumentos puntuaciones cercanas a T50 en MAC-A.17 mostrando que los protocolos individuales (CSC) y 74 adolescentes escolarizados de población general de los adolescentes varones pueden ser interpretados apro. RPAD y TPAD. cuya validez uno de adolescentes con problemas psicológicos sin antece. Estos datos. Salazar D. sin embargo. Temuco. Vinet y Faúndez volucrados en la desadaptación y también para determinar corresponden a estos grupos poblacionales. en la norma mexicana. 2003. Vargas A. Díaz P. este estudio muestra que los adolescentes no consultantes obtienen como grupo. un grupo de adolescentes hombres y mujeres con problemas Además. denominado adolescentes Clínicos Sin Consumo de la prueba. junto a los De una muestra de 807 adolescentes.17 Considerando estos antecedentes. el MMPI-A es un instrumento poco utilizado para el Control de Estupefacientes (CONACE) para el con- en el trabajo profesional. denominado Escolares de Población General se presentaban desviaciones en algunas escalas sobre las (EPG). procedentes de zonas del estudio precedente. Echeverría M.

Motivos de consulta de los adolescentes con problemas clínicos con y sin consumo Clínicos con consumo Clínicos sin consumo Hombres Mujeres Hombres Mujeres Motivo de consulta f % f % f % f % Quejas somáticas - - 3 10.3 - - 1 3.0 2 6. Las medias de escolari- no la busca directamente.3 - - 1 3.9 años de educación formal cual se presenta en diversas situaciones. el dad de los grupos son: CCC = 9. Ambas pautas análisis de curvas ROC mediante el software desarrollado han sido utilizadas para la evaluación clínica y de consumo por Metz23 y para determinar los puntos de corte discrimi- en estudios previos desarrollados en Chile. mado.6 5 16.* y los criterios del DSM-IV para el diagnósti- derivar puntuaciones normativas por escalas.0 9 22. aprovecha la ocasión y se relaciona con grupos o personas que pueden proveerla. ade. la cual permitió corroborar la condición clínica del partici- cohol y drogas. 3. 3) consumo “habitual”. la persona conoce el precio. creada Se examinaron todos los protocolos MMPI-A según los cri- por Faúndez y Vinet. con los adolescentes CSC y CCC se incluyen síntomas escolares. Consumo de alcohol y drogas en adolescentes evaluado a través del MMPI-A Cuadro 1.3 Drogadicción 14 31. EPG y CCC vs. sin embargo.0 41 100. Con los Proto- co de abuso y dependencia de drogas. CSC=10.3 años (DT=1. se observaron diferencias en el consumo “ocasional”. aplicó el MMPI-A en grupos pequeños (tres a ocho personas) físicos. donde ella busca la droga y la compra. tanto en grupo como individualmente.2 años (DT=1.0 Conducta delictiva - - 1 3.0 - - - - Problemas escolares 17 38. A los adolescentes EPG se les aplicó el MMPI-A gru- más.3 7 17.1 2 6.3 15 36.5) y EPG=11.21 sin diferencias significativas entre hombres y mujeres.3). controlada al formar los grupos..7 Otros* 6 13. el Protocolo A explora seis áreas de sintomatología que palmente en sus escuelas.6 15 50.0 30 100. RESULTADOS doles la confidencialidad de la información.19 sus respues- CONACE para el diagnóstico de consumo no problemático tas se codificaron según los procedimientos estándares para de sustancias21. a ellos se les informó de los objetivos y procedimientos de la evaluación. La edad.0 30 100.3 Conducta agresiva 2 4.20 a partir de los criterios utilizados por terios de validez propuestos por Lucio et al.73. y se realizó individualmente la entrevista semiestructurada. Quienes responden afirmativamente al consumo de alcohol o drogas en el Protocolo A deben responder el Pro.9 1 3. Entre los síntomas conductuales se revisa el consumo de al.0 * Otros incluye motivos de consulta de baja frecuencia entre los que se cuentan diversas formas de disfunciones familiares y trastornos psiquiátricos en tratamiento. El Protocolo B consta colos A y B se utilizaron criterios de construcción ad hoc que de 25 criterios organizados por categorías de consumo que permitieron el análisis estadístico de la información. emocionales.000). Análisis de datos tocolo B. en el cual la persona desconoce los efectos de la droga en sumo. (DT=1.3 Problemas alimentarios - - - - 1 2. ocasional. 2) en cada grupo. Vol. la calidad y los efectos de la droga y establece un hábito de consumo. para analizar la ca- participantes según las categorías de consumo experimen- pacidad de discriminación global de las escalas se realizaron tal. pante e identificar y evaluar su consumo de drogas. Su participación La muestra fue caracterizada según edad y escolaridad. p=. Para son indagados a través de la transformación de los criterios los análisis de diferencia de grupos (CCC vs.20. 35. en el cual la persona continúa utilizando la droga en grupo aunque es capaz de realizar las mismas actividades sin necesidad de nivel de escolaridad de los dos grupos clínicos con respecto consumirla.5 1 3. conoce los efectos de la droga y por eso la consume.7 Total 44 100.22 nativos entre CCC y cada grupo de contraste se realizaron Procedimiento análisis de sensibilidad y especificidad considerando dife- rentes puntos de corte. pero no compra.4 3 10.8 6 20.24 Se obtuvieron las autorizaciones de los colegios y centros de salud para contactar a los adolescentes. No.6 3 10. habitual. de dos preguntas abiertas que indagan motivos de consulta se formalizó mediante la firma de un consentimiento infor- e información sobre la estructura y dinámica familiar.4).2 5 16.0 Inhabilidad social - - - - 2 4. en los grupos clínicos se incluyeron variables clínicas y de con- * CONACE distingue tres tipos de consumo no problemático: 1) consumo “experimental”. fue la misma su organismo y la consume en el marco de un grupo que invita a probarla.4 7 23.9 - - Ansiedad/depresión 5 11.7 5 12. conductuales. abuso y dependencia. asegurán.7 Intento de suicidio - - 4 13.0 2 4. Éste es una pauta de construcción ad hoc. a preguntas. mayo-junio 2012 209 . La información obtenida permite clasificar a los CSC) se utilizaron pruebas t de Student. sin embargo. del área sexual y de las relaciones interpersonales. al grupo no clínico (F=14.

00 13.23 48.75 5. grupos de procedencia clínica (CCC y CSC) que en el grupo tan en el cuadro 1 separados por sexo.16 45.65 2.25 49. 210 Vol. nificativa en las tres escalas de consumo.92 49.10** 8.62 MAC-A 60.60 12.74*** Is 47.58 61.17 12.16 -0.61*** D 61.0 30 100.61 14. mayo-junio 2012 .68 59.09 51.40 53.70 10. 3.0 a resultados chilenos previos.77 10.08 -0.19*** TPAD 66.86 58.23 0.07 -1.96 49.27 10.91 -0.3 las escalas clínicas y en las escalas de consumo del MMPI-A.80 8.53 10.001.30 45.22 57.68** 8.95 12. para estable.60 8.70 8.21 47.44 6.87** Is 52. Estadísticos descriptivos y comparaciones entre el grupo de mujeres Clínicas Con Consumo (CCC) y Clínicas Sin Consumo (CSC) y Escolares de Población General (EPG) en las escalas clínicas y de consumo del MMPI-A CCC CSC EPG t t Escalas M DT M DT M DT CCC v/s CSC CCC v/s EPG Hs 61.09 9.78 1.65 56.77 54.32 55.39 -0.41*** RPAD 64.17 5.86 10.55* 2.60 12.57 16.93 47. Cuadro 3.7 13 43.40 10.70 0.001.52*** Ma 58.50 9.51*** Pa 55.23*** Dp 66.66 48.59 52.30 2.90 12.83 54.70 7.03 52.78 47.01 46.67 53.63 8.74*** Dp 63.00 10.73 9.17 Además.98*** TPAD 66.39 2.01.77 43. ***p < .43 4.69 4.98 46.57 11.23 -1.01** 4.77 10.76*** Pa 60.89** Hi 58.3 gico sano y ausencia de problemas de consumo y similares Total 44 100.79*** Pt 63.11 9.76 0.95*** Pt 56.78*** *p < .84 48.21*** 6. ***p < .48 9.59 47.93 9.67*** 7.34 13. Vinet y Faúndez Cuadro 2.00 10. Como que lo reportado por Micucci14 y Stein15 en sus estudios con todos los adolescentes son policonsumidores.66 13.05.20 8.35 7.53 49.87 5.97 9.81 45.27 48.05.70 52.39 11.97 61.70 50.77 9. Cuadro 4. La comparación entre los adolescentes CCC cer la categoría diagnóstico de consumo se utilizó el nivel de y los dos grupos sin consumo (EPG y CSC) es altamente sig- consumo más alto.04 4.50 3.05 12.68 11.37 10.24 4. en las últimas columnas se muestran sumo según sexo los contrastes bivariados del grupo CCC con los grupos de Hombres Mujeres comparación CSC y EPG.32 1.7 los cuales son compatibles con un funcionamiento psicoló- Dependencia 10 22.89 58.7 EPG hombres y mujeres obtienen puntajes cercanos a T50 en Habitual 17 38.67*** 11.93 8.0 8 26.73 11.88 3.14 55.34 5. Tipo de consumo de los adolescentes clínicos con con.15*** *p < . **p < .43 11.97 13.11 51.07 2. **p < . RPAD y TPAD se presentan psicopática).50 44.90 7.20 4.39*** Ma 57.75 48.40 9.36 11.6 2 6.60 8.73 -1.17 6.89 57.45 50.83 11.24 12.13 3.88 3. en los cuadros 3 y 4.92 MAC-A 59.07 10.68 1. Abuso 6 13.31* 4. Estadísticos descriptivos y comparaciones entre el grupo de varones Clínicos Con Consumo (CCC) y Clínicos Sin Consumo (CSC) y Escolares de Población General (EPG) en las escalas clínicas y de consumo del MMPI-A CCC CSC EPG t t Escalas M DT M DT M DT CCC v/s CSC CCC v/s EPG Hs 57.77 10.36 9. en los dos sexos las puntuaciones de las escalas clínicas son mayores en los dos Los motivos de consulta de los grupos clínicos se presen.86 9.36*** D 55.73 11.07 10.93 14.79 0.97 10.86 10. El nivel de consumo normal.01. consumidores.46 51.19 44.55 12.35 1.91*** Es 55.87 11. y los valores de los CCC son en general más altos de varones y mujeres CCC se presenta en el cuadro 2. Tipo de consumo f % f % En estos cuadros se puede apreciar que los adolescentes Ocasional 11 25.61*** Hi 62.41 8. sin considerar la droga de consumo. 35.42 58.96 60. No.7 7 23.23 9.32 3.47 8.09 4.05 4.63 7. La escala clínica Los estadísticos descriptivos de las escalas clínicas del más asociada al consumo de sustancias es Dp (Desviación MMPI-A y las escalas MAC-A.25 12.67 12.07*** Es 61.02 0.42 4.03 10.18 8.19 48.02 5.92 56.01*** RPAD 62.62 46.16 9.30 9.89*** 7.16** 7.

67 58.80 0.80 0. Cuadro 7.53 RPAD 59.00 64.23 separadamente por sexo y considerando los TPAD ≥ 55 83. en el caso de los guir a los CCC de los EPG y que disminuye cuando se trata hombres.67 bal de las escalas en estudio.91 100.55 78.01 53.54 71.45 100.33 61.73 97. La mejor TPAD ≥ 65 66. los realizó. separadamente para hombres y mujeres.23 70.94 M DT M DT t p RPAD ≥ 55 68. un segun- puntajes mayores (T65 y T70) son más adecuados para la do conjunto de análisis segmentando la muestra de adoles- detección de no consumidores (especificidad). en general.80 -2.67 RPAD ≥ 60 60. RPAD y TPAD determinada a través del análisis de curvas ROC RPAD y TPAD según puntos de corte alternativos para la muestra de mujeres contrastando Clínicos con Consumo v/s Escolares de Pobla- Hombres Mujeres ción General y Clínicos sin Consumo CCC v/s CCC v/s EPG CSC EPG CSC Sensibilidad CCC v/s EPG CCC v/s CSC Escalas Az* Az* Az* Az* Criterio CCC E A E A MAC-A 0.71 MAC-A ≥ 55 60. en casos del grupo CCC. Los mayor (número total de aciertos) cuando se trata de distin.00 71.73 72.64 95.33 75.95 10. Una evaluación glo- La evaluación de la capacidad de discriminación entre bal muestra que la escala TPAD con T60 presenta la mejor el grupo CCC y los grupos de contraste CSC y EPG.75 MAC-A ≥ 65 30. Por otra par.94 Hombres n = 28 n = 16 RPAD ≥ 60 61.57 66. observándose tan sólo una diferencia marginalmente significativa en la escala Ma (Ma- Cuadro 6. se presenta en el cuadro 5.61 8.89 .85 73.67 TPAD 0.33 86.18 90. según escalas de consumo MAC-A ≥ 55 68.68 0.09 84.93 0.00 71. pecificidad y número total de aciertos de los grupos EPG y Adicionalmente.33 100. T60) tienen mayor poder de discriminación para cer una buena diferenciación entre ellos.80 .000 RPAD ≥ 70 29.35 79.051).93 64.15 -2.67 73.93 .67 90. p=0.19 70. resultados de esta comparación indicaron.80 74.00 66.33 71.33 71. realizada mediante análisis de RPAD ≥ 70 20.05 71. A= Aciertos.66 61.91 97. En las mujeres se observó un de hombres contrastando Clínicos con Consumo v/s Escolares de Población General y Clínicos sin Consumo Sensibilidad CCC v/s EPG CCC v/s CSC Cuadro 8.51 .36 -1.18 100.09 84. en cambio.33 RPAD ≥ 55 73. Capacidad de discriminación global de las escalas MAC.00 96. No. problemático) y si las escalas de consumo podían estable- jos (T55. mayo-junio 2012 211 .00 TPAD ≥ 60 73.67 93. se realizó considerando los también una buena capacidad de detección de consumo en índices de sensibilidad del grupo CCC y los índices de es.41 63.00 56.53 No Problemático Problemático MAC-A ≥ 65 47.00 66.73 56. Sus resultados aparecen en el cuadro 6 para hombres y torio si existían diferencias entre los adolescentes CCC que en el cuadro 7 para mujeres.00 86.01.67 85.41 -4.33 83.36 97.77 MAC-A ≥ 60 40.91 79.00 71. E= Especificidad.33 70.67 100.33 61. capacidad de detección del consumo en población general y sada en puntajes T particulares.67 diferenciar entre CCC y EPG en los dos sexos.00 60. Además.00 RPAD 0. pudieran atribuirse a su nivel de consumo (no problemático En estos cuadros se observa que los puntajes T más ba.43 11.005 RPAD ≥ 65 45.53 71. te.77 100.44 14. TPAD 64. se centes CCC en consumo no problemático (ocasional y habi- observa que la capacidad de discriminación es.05 77.05 72. expre.51 TPAD 64.81 66.67 78. de poblaciones clínicas (CCC vs.59 85.67 90.63 9.59 RPAD 57.33 100. A= Aciertos.33 53.82 92.09 58.06 9.76 Mujeres n = 21 n=9 TPAD ≥ 65 65. Con este objetivo se la detección de consumidores (sensibilidad).009 E= Especificidad. la escala TPAD es la que mejor discrimina entre CCC y EPG.57 9.00 96.00 46.18 Consumo MAC-A ≥ 60 63.00 93. 35.67 70.33 83.38 12.73 97. tual) y consumo problemático (abuso y dependencia). Comparación de los niveles de consumo (no problemático Criterio CCC E A E A y problemático).33 100.33 curvas ROC.39 10.37 63.00 93.88 0.066 TPAD ≥ 55 84.142 Vol.33 66.67 65. RPAD ≥ 65 43.73 85. se decidió indagar de modo explora- CSC.00 83.73 97.31 63.05 -1. que en las escalas clínicas del MMPI-A no se pre- sentan diferencias significativas.33 71.79 0.00 71. CSC).00 83. poblaciones clínicas.88 0.73 71.67 58.76 MAC-A 56.33 73. 3.67 La evaluación de la capacidad de discriminación glo.71 MAC-A ≥ 70 15.73 82.33 83.67 86.73 . con puntajes mayores en los adolescentes con consumo RPAD y TPAD según puntos de corte alternativos para la muestra problemático (t=2. MAC-A ≥ 70 13. vs.011 TPAD ≥ 70 43.33 78.00 capacidad de discriminación de las tres escalas se logra al TPAD ≥ 70 43.68 52.56 70.00 72.29 9.18 86.00 100.33 100.55 100.67 83. Capacidad de discriminación de las escalas MAC-A.00 65.55 87. A.56 9.33 *Az = Área bajo la curva.76 TPAD ≥ 60 72.12 MAC-A 57. nía).73 79.00 63.00 82.89 14. Capacidad de discriminación de las escalas MAC-A.95 78. en tanto que la escala RPAD lo hace entre CCC y CSC también en los dos sexos.96 -2.36 . Consumo de alcohol y drogas en adolescentes evaluado a través del MMPI-A Cuadro 5.33 dos grupos de contraste.96 0.87 0.

1992.31. 2009. 2007. Disponible en http://www. ta que no alude directamente a los problemas de consumo 10.cl/por- discriminación de RPAD en mujeres.papelesdel psicologo. el adolescente debe reconocer la presencia del consumo y res en las adolescentes con consumo problemático (t=3.82% de adolescente. dable utilizar RPAD. Butcher JN. para detectar consumo en adolescentes de 9. 8.). Consumo de drogas en la donde RPAD presenta el mejor poder de discriminación. 2000.57). AGRADECIMIENTOS DISCUSIÓN Este estudio recibió financiamiento parcial de la Dirección de In- Este estudio. Las diferencias observadas en las escalas de consu. J Consult Clin Psychol 1984. González F. Octavo estudio na- criminación en hombres la obtiene la escala RPAD en T65. Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes. Disponible en MEDLINE database (re- presentan problemas clínicos (CSC). información específica sobre consumo que es susceptible Al analizar la capacidad de discriminación de diferen. Becoña E. a diferencia de los estudios internacionales. Américas: Un caso para la acción. Disponible en http://www. detectando mejor Paidós. es/vernumeroasp?id=843 (recuperado 28 julio 2009). América Latina y el Caribe después del milenio. Adolescent tobacco. Vinet y Faúndez fenómeno similar con una diferencia significativa en la esca. pues proporcionan sumo. las tres escalas. 5. fenómeno que no sucede con la escala TPAD. Consumo Problemático y No Problemático. Disponible en http://www. No. muestra que las escalas MAC-A. Adolescencia y resiliencia. pdf (recuperado 30 julio 2009). presentes en el cuadro 8 indican que tanto MAC-A como consumo respaldan el uso del MMPI-A como instrumento RPAD captan claras diferencias entre los dos niveles de con. Los altos niveles de discriminación de las escalas de mo. scoring. 77: 25-32. 3. Silber T (eds.conace. La salud de los adolescentes y jóvenes en La escala TPAD evidencia la mayor capacidad de dis. Erbaugh SE.003). considerarlo un problema. González S. que lo observado internacionalmente. se recomienda utilizar resumen_informe_VIII_estudio_drogas_poblaciongeneral_junio2009.14. en adolescencia. en los hombres la máxima dis. cala clínica Dp. Archer RP et al. Disponible en http://zviewer. diferenciando a adolescentes clínicos consumidores de drogas (CCC) de adolescentes clínicos sin 1. En las mujeres. lo que coincide con el estudio de desarrollo de estas esca- 2. de las escalas como la capacidad de discriminación de pun. específicas. MMPI-A: Manual for administration. Al subir la exigencia tal/index. Chile: Ministe- rio del Interior. and assessment issues. García-Señorán M. tajes específicos disminuye al intentar distinguir a los ado. and interpretation. Minneapolis: University y resulta útil con adolescentes que pretendan ocultar su of Minnesota Press. Adolescent responses to the MacAndrew Al- existente y distinguir si es o no problemático. 35. Los adolescentes y el consumo de drogas. consumo (CSC) y de escolares de población general (EPG). 7. TPAD es una escala encubier. 2007.cl/inicio/pdf/ Considerando estos resultados.zmags. Disponible en http://www. Development of MMPI-A alcohol/ población general o clínica. Breinbauer C. Octavo estudio nacional de drogas en población escolar de Chile. de contenido y suple- criminación entre consumo no problemático y consumo mentarias) que dan cuenta del funcionamiento integral del problemático la obtiene la escala RPAD en T65 (81.13(4):290-301. Wolfson KP. Williams CL. Finalmente.pdf (recuperado 6 agosto 2009).15 3. Suárez E. este estudio por las características de la muestra. destaca también la capacidad de nisterio del Interior. United Nations Office on Drugs and Crime. RPAD y TPAD de los consumidores chilenos son más altos paho. RPAD y TPAD poseen una capacidad de discriminación muy alta en adolescentes REFERENCIAS hombres y mujeres. clínicas. Botvin GJ. la máxima dis. 2009. Tanto la capacidad de discriminación global logo. Butcher JN. Weed NC. empirical findings. Santiago. World Drug Report. Buenos Aires: criminación en puntajes cercanos a T60. dada la escasa fre. de analizarse en el contexto proporcionado por las otras 35 tes puntos de cada escala. 212 Vol. Alcohol y salud pública en las las.52:625-630. p=0. 2008. alcohol and drug abuse: Prevention strategies. J Dev lescentes con problemas de consumo (CCC) de los que sólo Behav Pediatr 1992. Papeles del Psicó- (sensibilidad). Santiago.9 Además. Maddaleno M. Chile: Mi- nación en los dos sexos. consumo. Con respecto a escalas cuperado 20 julio 2009).conace. Williams CL. aspecto que no pudo ser abordado en arriesgado hacer ese tipo de evaluación.com/services/DownloadPDF (re- cuperado 9 agosto 2009). Botvin EM. Krauskopf D. llama la atención que los puntajes de MAC-A. de evaluación integral de adolescentes. este estudio TPAD posee la mayor capacidad de discrimi. mayo-junio 2012 . cional de drogas en población general de Chile. a través de este estudio se incentiva aciertos) con un buen equilibrio entre sensibilidad (87. es recomen. Psicothema 1996. Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes. Organización Panamericana de la Salud. en conjunto con la es.55:296–302. drug problem scales.15 6. y se recomienda el estudio diferenciado de muestras clínicas cuencia de consumo problemático (sólo nueve casos) resulta y de infractores de ley.php?option=com_content&view=article&id=282&Itemid=368 a las escalas y evaluar la capacidad de discriminación entre (recuperado 19 octubre 2010). también con puntajes mayo.8:257-267.14. privilegiando TPAD. orientado a conocer el comportamiento de las vestigación de la Universidad de La Frontera a través del Proyecto escalas de consumo del MMPI-A en adolescentes chilenos. DIUFRO 120612. J Stud Alcohol 1994.org/Spanish/DD/PIN/A&SP. escalas de la prueba (validez. Si se tratara de evaluar un nivel de consumo ya 11. Graham JR. En: Munist M. la ausencia de consumo (especificidad) que su presencia 4. coholism Scale. pues es una escala explícita en la cual la Dp (Desviación psicopática).50) la utilización del MMPI-A en adolescentes de Latinoamérica y especificidad (78.

Accuracy of MMPI-A scales ACK. 1997. Faúndez X. Pértegas S. Tipología empírica de adolescentes consumidores 13. 3. Pruebas diagnósticas.htm (recupe- denses del MMPI-A en la evaluación de adolescentes chilenos.18(2):19-35. Cadena de atención primaria. Use of the MMPI-A to detect substance abuse in miento (recuperado 20 octubre 2010).edu/krl/roc_soft. Vinet E. Universidad de Chicago. 1998. 23. Evaluación psicométrica del Inventario Multifásico sumo de sustancias: Una caracterización de personalidad a través de las de la Personalidad de Minnesota para Adolescentes (MMPI-A) en mues. J Pers Assess Moderno. Archer RP. php?option=com_content&view=article&id=304:conacedrogascl-ico- ment 2002.com/mbe/inves- edición). Durán C. del Interior. NJ: LEA. differentiating adolescents in normal. Disponible en http://xray. tecting comorbid substance abuse among psychiatric inpatiens. MAC-R.22(2):519-528. The relationship of ficación del MMPI-A. Lucio E. 24. psychiatric. normas chilenas del MACI. Vinet E. Usefulness of the MAC scale in de drogas según el MACI. 18. tras chilenas. No. Graham JR. Disponible en http://www. octubre 2004).conace. Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes. Rev Med Chil 2009. Assess. Micucci J. Consumo de alcohol y drogas en adolescentes evaluado a través del MMPI-A 12. sito tratamiento por mi consumo de drogas? Santiago. 2010.21(2):87-103. Gordon RA. Psykhe 2009. Psychol Assessment 1992.53:252–266. Pita S. Adolescentes con trastorno por con- 16. Gantner AG. Archer RP. Psicol 2005. Chile: Ministerio 14. ¿Cómo sé si nece- settings. Aplicabilidad de las normas mexicanas y estadouni. Lucio ME. Graham JR. ROCKIT 0. mo-se-si-necesito-tratamiento-&catid=124:icomo-se-si-necesito-trata- 15. J Pers Assess 2001.htm. 17. Archer RP. Disponible en http://www. México: Editorial El Manual MMPI and sensation seeking scales to adolescent drug use. Manual para la administración y cali. (recuperado 20 19. 35. Metz CE.fisterra.2:111-122. and substance abuse 21. MMPI-A: Assessing adolescent psychopathology. Artículo sin conflicto de intereses Vol.4:133–137.77(3): 508-523. 1989. mayo-junio 2012 213 . Rev Mex rado 25 octubre 2004). Andrucci GL. Larraguibel M. (segunda 2003.137: 466-474. Alarcón P.bsd. Terapia Psicológica 2003. Pancoast DL. Mahwah.uchicago. 22. Faúndez X. 10. Ampudia A. tiga/pruebas_diagnosticas/pruebas_diagnosticas. 1998. Versión en español. juvenile correctional setting. Vinet E. Stein LA. Vinet E.9B. and PRO in de. 20.cl/portal/index. Beta Version. 120-124.