You are on page 1of 4

Plaga (nombre vulgar

):
Damping off, mal de los almácigos, cancro del cuello , costra negra o podredumbre negra de la
raíz
Tipo de plaga:
Hongo
Hospederos:
Alfalfa, Kiwi, Maní, Papa, Pimiento, Soja, Sorgo, Tabaco, Tomate
Características Biológicas:
Taxonomía: Dominio: Eukaryota, Reino: Fungi, Phylum: Basidiomycota, Clase: Basidiomycetes,
Subclase: Agaricomycetidae, Orden: Ceratobasidiales, Familia: Ceratobasidiaceae.
Descripción: Como típico hongo del suelo sobrevive de distintas formas: como saprofito sobre
restos orgánicos, como parásito en las raíces y otros órganos de plantas y, en forma pasiva, como
esclerocios. El hongo puede infectar en muy distintas condiciones de temperatura y humedad, pero
como patógeno relativamente débil ataca principalmente en tejido estresado y debilitado del
hospedante. El ataque en los frutos se produce en condiciones húmedas y calurosas. Ocurre en
frutos que tocan el suelo y que son invadidos en forma directa o en frutos mas o menos distantes
del suelo donde el inóculo llega por el salpicado de la lluvia o riego por aspersión.
Síntomas específicos según cultivo: En el cultivo de Papa, R. solani es responsable de la costra
negra o Rizoctoniasis. Ocasiona daños importantes en preemergencia del cultivo cuando éste es
plantado en suelos con bajas temperaturas y húmedos. Asimismo puede manifestar uno o varios
de los siguientes síntomas dependiendo de la tolerancia y comportamiento del cultivar.
En los tubérculos produce rajaduras y deformaciones en cualquier dirección. Se produce porque el
tejido afectado detiene su crecimiento mientras que el tejido sano crece normalmente.
-Sarna en red: es común verla, frecuentemente asociada a las rajaduras.
-Necrosis de brotes: es uno de los daños más severos. En primavera, poco después de la siembra,
el hongo necrosa los brotes subterráneos retardando o anulando la emergencia de plantas,
especialmente en suelos fríos y muy húmedos, dando como resultado campos con fallas de
plantación, desigualdad en el crecimiento, plantas débiles y por lo tanto, reducción en el
rendimiento. Los brotes que llegan a emerger también se infectan, formándose cancros en los
tallos en desarrollo (depresiones profundas que llegan a estrangularlos determinando su colapso).
-Cancros en la base del tallo: el estrangulamiento parcial de los tallos puede generar una
diversidad de síntomas, incluyendo retardo en el desarrollo de la planta, arrosetamiento del ápice,
necrosis cortical del tejido leñoso, pigmentación púrpura de las hojas, formación de tubérculos
aéreos, enrollamiento de las hojas hacia arriba y a menudo clorosis y amarillamiento que se
manifiesta con mayor severidad en la parte apical de la planta. Puede provocar la marchitez y la
muerte de la planta.
-Cancros en los estolones: de color castaño rojizo, provoca la muerte de los mismos, así como
también la malformación de tubérculos. - destrucción de raíces: como consecuencia del
estrangulamiento de los tallos.

En tubérculos maduros se pueden formar esclerocios (estructuras de resistencia del patógeno) de
color negro o castaño muy oscuro. Estos esclerocios pueden ser chatos y superficiales o grandes e
irregulares en forma de terrones. A este signo generalmente se lo conoce como "sarna negra" o
"costra negra". La epidermis por debajo de los esclerocios no presenta anormalidades. Se los

de la confirmación en el laboratorio la que se basa en la presencia del característico micelio de R. o como micelio en restos vegetales o sobre los tubérculos. Los cancros son lesiones necróticas de color pardo que profundizan en el tejido y pueden abarcar porciones más o menos extendidas de la circunferencia del cuello causando marchitamiento. Aparecen síntomas típicos en la base del tallo. sin embargo. Muchas veces las plantitas están levemente afectadas. aumentan de tamaño formando focos de plantas muertas. Los frutos en contacto con el suelo o cercanos al mismo. La podredumbre de la raíz y del cuello puede ocurrir en cualquier momento durante períodos prolongados de humedad. La formación de esclerocios sobre los tubérculos nuevos se realiza en cualquier momento dependiendo de las condiciones ambientales. En el cultivo de Tomate. pueden desarrollar una podredumbre parda con bandas concéntricas más claras y más oscuras alternadas. solani. solani produce el cancro del cuello. detención del crecimiento y muerte de la planta. El diagnóstico de las distintas manifestaciones descriptas. el hongo causal puede provocar pérdidas considerables reduciendo el stand de plantas de los cultivos por damping-off de pre y postemergencia y la podredumbre radical. Esta podredumbre puede desarrollarse en un cancro penetrante de color marrón rojizo que a veces ciñe el tallo a nivel del suelo o inmediatamente por encima de éste. se pueden extender hacia arriba y hacia abajo sobre el tallo. Estas lesiones son frecuentemente de color marrón – rojizo y con condiciones favorables de humedad y temperatura. requiere por to general. Estas lesiones se expanden y pueden presentar hendiduras en forma de estrella. cuando los tubérculos permanecen aún enterrados. Los tallos se presentan estrangulados y en corte longitudinal se puede observar un tabicado de médula. El patógeno se mantiene de una campaña a otra en forma de esclerocio en el suelo. las raíces y los estolones son invadidos a medida que se van desarrollando. con lesiones oscuras de las mismas. . especialmente a través de heridas. Esta enfermedad generalmente predomina más en las plántulas que en las plantas jóvenes. R. Frutos verdes son más resistentes que frutos maduros. Bajo condiciones favorables. debilitamiento. o bien como cancros del tallo a nivel del suelo. pero cuando son transplantadas continúa desarrollando la enfermedad y esto resulta en la pérdida de plantas en el campo. son primero firmes pero luego se transforman en una podredumbre húmeda por la actividad de otros microorganismos.detecta cuando al lavar la superficie de los tubérculos. En el cultivo de Soja. acuosas al inicio y más tarde se secan dejando pequeñas perforaciones. En la primavera y cuando las condiciones ambientales son favorables. dichos cancros están localizados. Durante el crecimiento de la planta. el desarrollo máximo ocurre después de que se ha matado la planta. quedan como costras brillantes que no se desprenden fácilmente. Infecciones incipientes en el momento de la cosecha pueden manifestarse recién durante el transporte y la comercialización. corona y raíces más viejas como la podredumbre marrón rojiza de la capa cortical externa. En plantas más desarrolladas causa áreas necróticas y estrangulamiento del cuello de las plantas. Ataca en plántula y en estadíos mas avanzados de desarrollo puede manifestarse como podredumbre de las raíces. En el cultivo de Tabaco. los esclerocios germinan e invaden tallos de papa o brotes emergentes. En ataques severos puede provocar la caída de las plantitas. Generalmente. los daños ocasionados por Rhizoctonia se caracterizan por la aparición en hojas de pequeñas manchas de coloración verde claro.

observándose manchas deprimidas. En el cultivo de Frutilla. Cuando afecta los frutos se observan manchas de color marrón claro a oscuro delimitadas de áreas de tejidos sanos. Las lesiones de color marrón se pueden formar en los pecíolos y tallos. Condiciones predisponentes: En el cultivo de Tabaco. Valores porcentuales en plantas afectadas de 4 años oscilan entre 12 y 30 % en distintas localidades de la Argentina (Hijano et al. Destruye las raíces jóvenes. junto con un complejo de hongos. delimitadas. 1986). aunque en este proceso un estrés climático puede acelerarla en forma muy manifiesta. marrón o negro. En el cultivo de Kiwi. Las plantas gravemente infectadas sufren defoliación. La muerte de la planta sobreviene en forma muy lenta. Se manifiesta formando manchas marrones en la base del pecíolo. que presentan un color pardo rojizo. cancros levemente deprimidos. quedando las viejas lignificadas con escasa capacidad de absorción. generalmente se caen durante tiempo seco dando el aspecto de agujereados o acribillados. con tonalidades más claras. Las lesiones varían en tamaño y forma que van desde pequeñas manchas al total atizonamiento de la hoja. Este complejo (CPCR) es un problema crónico de la alfalfa y se hace más manifiesto a medida que el alfalfar envejece. Se observa micelio blanquecino a rosado en los tejidos afectados. La humedad elevada estimula el crecimiento micelial y la formación de esclerocios en las lesiones. dependiendo de la especie del invasor secundario. hojas y vainas comenzando en la parte inferior de la planta y ascendiendo posteriormente. El CPCR se manifiesta por la necrosis pardo oscura que afecta algunos sectores de la corona. la elevada humedad y densidad de plantas. Las hojas infectadas están al principio embebidas en agua pero luego toman un color marrón verdoso a marrón rojizo. que penetran en la zona del cuello provocando la podredumbre del área ya sea en plantas jóvenes como en adultas. En el cultivo de alfalfa forma parte del complejo de podredumbre de la corona y la raíz. En el cultivo de maní puede causar marchitamiento durante todo el desarrollo del cultivo. originando a veces. organismos no patogénicos y agentes abióticos que desencadenan la podredumbre. Este complejo de enfermedades produce un crecimiento asimétrico de la planta. color oscuro en la raíz principal. raíces secundarias y/o en la corona. a la raíz y a la corona. ya que la zona necrosada impide la formación de brotes que dan origen a los tallos. y luego se vuelven de color canela. afecta al fruto. que pueden marchitar la hoja y si el ataque se generaliza produce daños en los frutos y puede llegar a causar la muerte de la planta. Las lesiones de las vainas varían de pequeñas manchas color marrón al total atizonamiento de la vaina.Los síntomas aparecen en los tallos. o violáceas. o rojizas. No existen variedades resistentes. En Argentina no ha sido citada afectando el follaje. Los estados avanzados suelen resultar afectados los vasos conductores de la planta. Los tejidos enfermos con lesiones viejas que no se extienden. lo que provoca la muerte de las plantas. (en pre y postcosecha). En el CPCR actúan e interactúan varios hongos patógenos.. Deben tomarse todas las medidas para procurar un crecimiento rápido y sostenido de las plantas y evitar que sufran estrés .

En el caso del cultivo de Papa. disminuyendo su incidencia a medida que la temperatura de suelo aumenta. La gravedad de la podredumbre de la raíz por Rhizoctonia en la soja aumenta cuando las plantas crecen en suelos deficientes en calcio. En el cultivo de Frutilla. se secan y mueren. azufre. el ataque de los frutos se produce en condiciones hùmedas y calurosas. favorece el desarrollo de la enfermedad. la rotación papa-papa y el uso de semilla infestada con esclerocios favorece el incremento de inóculo en el suelo. en general. . En el cultivo de Tomate. Las falta de aplicación de fungicidas protectores de semillas incrementan la emergencia. magnesio. Niveles altos de humedad y falta de drenaje tienden a incrementar la formación de esclerocios sobre los tubérculos. nitrógeno. El óptimo para el desarrollo de la enfermedad es 18ºC. es más grave en los suelos pesados y poco drenados. La fase de podredumbre de raíz y tallo.de cualquier tipo ya que las condiciones desfavorables para el crecimiento vigoroso de la planta son. En el cultivo de Soja. La lluvia seguida de un tiempo frío y luego cálido. hay lesiones y encharcamiento. hierro. siendo la temperatura óptima de desarrollo del hongo entre 20-25 ºC. o la combinación de cualquiera de estas deficiencias. las indicadas como favorables para el patógeno. fósforo. las plantas que tienen sus tallos y sistema radicales intensamente dañados. con un clima relativamente seco y ventoso. Las condiciones ambientales que favorecen al patógeno son temperaturas de suelo bajas y elevada humedad. Plantaciones de kiwi son mas vulnerables cuando la plantación es profunda. La temperatura óptima para el desarrollo de la enfermedad es de 25-29°C. las infecciones en los frutos pueden evitarse por el mulching del suelo y el estaqueado de las plantas. Asimismo se recomienda eliminar los restos de los cultivos.