You are on page 1of 1

LAS HORMIGAS ZOMBIES MUERDEN A MEDIODÍA Y DESPUÉS MUEREN

Los científicos llevan varios años estudiando las hormigas Camponotus leonardi
de Tailandia para valorar la interacción insecto-hongo. En un estudio de 2009, por
ejemplo, Hughes y sus compañeros informaron sobre la sorprendente
especificidad de las “indicaciones” del hongo a sus zombies huésped.

Mientras que las hormigas normales rara vez se desvían de un camino marcado
sobre el árbol, las hormigas zombies deambulan sin dirección, y sufren
convulsiones que provocan que estos animales caigan de la bóveda de la selva.
Una vez han caído, las hormigas se quedan sobre el frondoso sotobosque, que
queda unos 25 centímetros por encima del suelo y, por lo tanto, es más fresco y
húmedo que la bóveda selvática, unas condiciones perfectas para que el hongo se
reproduzca.

Pasados unos días, el hongo ordena al insecto que se aferre a una hoja. Las
células del hongo, que se multiplican dentro de la cabeza de la hormiga, provocan
entonces que las fibras se separen en los músculos que abren y cierran la
mandíbula de la hormiga.

Esto da lugar a una “contracción mandibular”, que hace que la hormiga infectada
sea incapaz de liberarse de la hoja, incluso después de morir, lo que da lugar a un
ambiente estable alrededor de la hormiga para que el hongo crezca. Llegada esta
etapa, el hongo utiliza un veneno para matar a su huésped.

Unos días más tarde, el hongo crece y sale a través de la parte superior de la
cabeza de la hormiga muerta, como si fuera un cuerpo fructífero o un estroma.
Con cierto parecido con la cornamenta de un ciervo, este estroma libera esporas
que serán recogidas por otra hormiga errante.

http://www.nationalgeographic.es/animales/insectos/hormigas-zombi-muerden-y-
mueren-al-medio-dia