You are on page 1of 6

EL MONO MACHÍN Y EL TIGRE HACEN UNA GUERRITA

-
CUENTOS INFANTILES

EL MONO MACHÍN Y EL TIGRE HACEN UNA GUERRITA

El mono y el tigre se dieron la mano y empezó la lucha. El mono se subió
a un árbol para dirigir mejor la batalla. Desde arriba, el mono daba la voz
de mando.
Así gritaba:
- ¡Abejas, a las orejas!

Y todas las abejas se lanzaron de frente a las orejas de cada uno de los
animales y empezaron a picarlas y morderlas. Casi no
podían escuchar lo que les decía el tigre. Machín, el mono blanco, seguía
gritando:
- ¡Avispas y piojos, a los ojos!

Y las avispas y los piojos derechitos se lanzaron contra los ojos de los
animales enemigos que no podían ver nada. El mono blanco, alegre
saltando de rama en rama, seguía dando órdenes:
- ¡Hormigas, a las barrigas!

Y todas las hormigas se subieron por las patas de los animales y les
mordían en sus barrigas. Y así sucedió de tal forma que al poco tiempo el
tigre se rindió y todos los animales empezaron a correr y a correr, quizá
hasta hoy estarán corriendo.

El ejército de los insectos ganó la guerra. El mono Machín venció al tigre.
Contento y feliz por el triunfo conseguido, Machín regresó a su casa con
su familia.

Al cruzar un puentecillo sobre el río.Espera. Has preferido la pobreza a la mentira y te mereces este premio. gracias! ¡Esa es mi hacha. .¡Oh gracias. Por segunda vez se sumergió la hermosa hada. El leñador dijo que aquella no era la suya. Por tercera vez ella buscó bajo el agua y esta vez traía una de hierro.EL LEÑADOR HONRADO . maravilla! Una bella hada aparecía sobre las aguas: . Fuente: Colección Amiguitos .que yo traeré tu hacha. Se hundió en la corriente y poco después reaparecía con un hacha de oro entre las manos. empezó a lamentarse tristemente: “¿Cómo me ganaré el sustento ahora que no tengo hacha?” De pronto ¡oh. -le dijo ella feliz. Entonces.Pero.yo te regalo las otras dos. El Narrador De Cuentos Moraleja: Así premia la Justicia a los hombres honrados. para reaparecer después con otra hacha de plata: «Tampoco es la mía» . se le cayó el hacha al agua. -le dijo al leñador.CUENTOS INFANTILES Cuentos Infantiles EL LEÑADOR HONRADO Había una vez un pobre leñador que regresaba a su casa después de una jornada de duro trabajo.dijo el afligido leñador. buena hada! . buen hombre. por tu honradez.

no se atrevían a pedir refugio en ninguna cada del lugar. disponiéndose a entrar. .EL PRÍNCIPE Y LA ARAÑA CUENTOS CORTOS PARA INFANTILES EL PRÍNCIPE Y LA ARAÑA El resultado de la batalla fue adverso para un príncipe. internándose en ella todo lo posible. -¡Que sea lo que Dios determine! –repuso el criado y entraron a la cueva. . se acercaban a la entrada de la cueva. huía del enemigo en compañía de un fiel servidor.Creo. Al anochecer llegaron a una cueva. pero aún así. Tal vez así pierdan la pista nuestros perseguidores y logremos salir con vida. más bien –replicó el príncipe. ¿Por donde habían de entrar? Todos dirigieron la vista hacia la entrada y vieron que en efecto. -¿Para qué? –observó otro-. una gran telaraña se extendía de un lado a otro de aquel boquerón. armados hasta los dientes.Podemos escondernos aquí –dijo el criado-. La fatiga que sufrían. Un grupo de soldados. Y siguieron su camino hasta que sus pasos se hicieron imperceptibles. por temor de ser descubiertos. con aires de saberlo todo-. -¿Cómo lo sabes? -¡Hombre! ¿No tienes ojos? –repuso a su vez el interpelado. por el hambre y la sed. -Busquemos aquí –dijo uno de ellos. era insoportable. Con el fin de salvar su vida. -Tienes razón –dijo el que hacía de jefe.que el odio los hará persistentes y tratarán de buscarnos hasta dar con nosotros. ¿No ves esa gran telaraña que cubre la entrada de un lado a otro?. Al amanecer oyeron pasos y voces cerca del escondite.tal vez se hayan escondido en esta caverna. . Ahí no ha entrado nadie.

Dios manifiesta su misericordia a través de sus criaturas más humildes.El príncipe y su criado se miraron con asombro. -¡Esta sí que es una araña providencial! –dijo el príncipe-. a esta hora estaríamos en poder de nuestros enemigos y quién sabe la suerte que hubiéramos corrido.EL VIEJO Y EL ASNO . Estaban con vida y se la debían a una insignificante araña que durante la noche había tendido aquella maravillosa cortina salvadora. Si no fuera por ella. Aquello era un milagro. CUENTOS CORTOS .

fueron trabajosamente llevando a la bestia en dirección al pueblo. pues pensaban que. también un vecino manifestó su parecer diciendo que era una barbaridad cargar de aquella manera a un animal tan pequeño y débil. decidió llevarlo cargado hasta la feria. haciendo que el mozo montase al anca. mientras que el zagal apenas podía caminar por el cansancio. A poco se encontraron con unas mujeres. tomando en hombros una extremidad cada uno. pasaron cerca de un grupo de ancianos. CUENTOS CORTOS . trataron al viejo de inhumano. el viejo hizo desmontar al hijo y subioxse él sobre el jumento.EL VIEJO Y EL ASNO Un viejo y su hijo llevaban al mercado un son para venderlo. El viejo encontró razonable la observación y. ya que iba muy cómodo sobre el pollino. Entonces. al ver que dos personas llevaban un asno a cuestas. Más adelante hallaron un grupo de muchachos que. Después de andar algún trecho. dirigiéndose a ellos. Iban a pie para no fatigar al animal. quienes comentaban la torpeza de caminar a pie teniendo tan buena cabalgadura. para evitar que el jumento muriera en el camino. al oír el comentario. se recomendaría solo en las ventas de la feria. quienes también criticaron la acción del mozo que iba montado. El viejo. les gritó: -¿Cuál de los tres es el asno? Sintiese el viejo muy contrariado con esta pregunta burlona. al verlos pasar. al llegar descansado. mandó a su hijo que montara en el burro. . cuando un hombre. Entre él y su hijo ataron al animal con una cuerda y. Al buen viejo le pareció haber encontrado el secreto de complacer a todo el mundo. mientras que su anciano padre iba a pie. Entonces sucedió que una procesión de curiosos les seguía haciendo bromas.

El Viejo Y El Asno. Por ello. Cuentos Cortos. a nadie podrás contentar. Cuentos Cortos El Viejo Y El Asno. Cuentos Infantiles . perdió su asno. conviene no ser demasiado complaciente cuando se tiene la razón. por pretender complacer a todos. Cuentos Cortos Para Niños Preescolar. el burro hizo un esfuerzo para recobrar su libertad y. asustado con tanto alboroto. cayó al agua y se ahogó. Cuentos Para Niños De Primaria. El pobre viejo. Si a todos has de agradar. al pasar un puente.Finalmente.