You are on page 1of 127

Ficha Bibliográica

Silva Prada, Diego Fernando

Asociaciones campesinas en resistencia civil / Diego Fernando Silva Prada. Bogotá:
Corporación Universitaria Minuto de Dios. 2011

251 páginas.

ISBN: 978-958-8635-95-8

1. Asociaciones campesinas. 2. Resistencia civil. 3. Magdalena Medio. 4. Construcción
de paz. 5. Poder social y político.

ASOCIACIONES CAMPESINAS
EN RESISTENCIA CIVIL
CONSTRUCCIÓN DE PAZ Y DESARROLLO
EN EL MAGDALENA MEDIO

DIEGO FERNANDO SILVA PRADA

BOGOTÁ

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS

DICIEMBRE DE 2011

j.m.UNIMINUTO Título: ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Subtítulo: Construcción de paz y desarrollo en el Magdalena Medio Autor: Diego Fernando Silva Prada ISBN: 978-958-8635-95-8 Coordinación Editorial: Johnny Albert Vélez Fotografías: Beatriz Núñez Arce Diseño y Diagramación: Juan Carlos Silva Corrector de Estilo: Hernán Darío Ocampo No está permitida la reproducción total o parcial de este libro. por registro u otros métodos. ni la transmisión en cualquier forma o por cual- quier medio. ni la reproduc- ción en sistema informático. Leonidas López Herrán Rector General A Beatriz Núñez Arce Alonso Ortiz Serrano Rector Sede Principal P. mecánico. sin previa autorización escrita de la Corporación Universitaria Minuto de Dios . Paz y Desarrollo (Categoría A1 en Colciencias. 2011) Grupo de Investigación .UNIMINUTO. por fotocopia.© Diego Fernando Silva Prada © Corporación Universitaria Minuto de Dios . Harold Castilla Devoz c. bien sea electrónico. Vicerrector Académico Sede Principal Bernardo Nieto Sotomayor Decano Facultad Ciencias Humanas y Sociales Carlos Eduardo Martínez Director de la Escuela de Paz y Desarrollo (EPD) Oscar Useche Aldana Director del Centro de Estudios e Investigaciones Humanas y Sociales (CEIHS) Ciudadanía.

. Actores....1 Acerca de rupturas...............Í NDI CE AGRADECIMIENTOS..................................59 2..76 2......................... dinámicas y estructuras del conlicto.............3............3 La materialidad de las asociaciones campesinas y las diicultades investigativas dentro de contextos de violencia estructural y de violencia política..................15 INTRODUCCIÓN La organización campesina en contextos de violencia social y política.................75 2............... reevaluación de hipótesis y construcción de categorías para el análisis.............2...2 Dinámicas de guerra y estrategias de consolidación territorial....................................27 1.........................................3..1 Un aparato de justicia estatal ineicaz............................................................................................................3 Signiicados de la debilidad del Estado colombiano.....4 Retorno..............2 Órdenes alternativos de justicia.....................................2 Preparación para la experiencia de trabajo de campo y la deinición de estrategias de recolección de información......................31 1............2....................................................2 Concentración territorial paramilitar y nuevos autoritarismos rurales......................................27 1...............................49 2...............43 CAPÍTULO II Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia........................1 Orígenes y desarrollos de la violencia política actual...........59 2................36 1...............81 ..........................49 2....17 CAPÍTULO I Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación............ viajes y redeiniciones de perspectiva en la investigación..........................67 2............................1 Territorialización y dominio armado guerrillero.............

........4.......1 La paz negativa............2.........................3........................3 La consolidación de los procesos CAPÍTULO V organizativos campesinos regionales..................................1 Repertorios de la acción colectiva campesina: resistencias civiles..168 3.217 3.1 La experiencia de la Asociación de Trabajadores 4................................................................. toma de entidades públicas...................1 Efectos de desterritorialización..217 el nacimiento de nuevas organizaciones..1 La formación del Magdalena Medio como región............3 Debilitamiento estatal por inequidad social.............90 4......108 4........123 3....2 El signiicado positivo de la paz Organizando la comunidad a través de la movilización campesina desde las asociaciones campesinas.......................... 4.1 El concepto de resistencia civil: de la limitación del poder estatal a estrategia de lucha política.. Inclusión y construcción de paz 2.......................158 La región como espacio de poderes.........194 Campesinos del Carare (ATCC) y el derecho a la defensa no armada: “Con esta comunidad no cuenten para la guerra”.....................2 El nacimiento de la Asociación de Trabajadores 4......137 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS..............................99 4.. constituidas desde las asociaciones... Seguridad alimentaria y autodeterminación.........................................................................................178 sus imaginarios y las luchas sociales como respuesta a la formación regional del Magdalena Medio............189 3.3....................151 2........................................151 destemporalización y ruptura de tejidos sociales....................1 El fenómeno asociativo nacional en contra Las tres etapas de poblamiento........... 2........205 3.. debilidades y signiicados de las acciones humanitarias y campamentos ecológicos. a través de la participación comunitaria... La difícil Poder social y político de las asociaciones construcción del reconocimiento de la comunidad campesina..........228 ........2.......3 La resistencia civil como fortalecimiento del modelo Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación económico campesino..85 CAPÍTULO IV 2.......................94 4.205 3........130 resistencias civiles campesinas en Colombia.3 La ampliación de lo político a partir del trabajo asociativo...........183 3........4...174 la ocupación de territorios y el despojo de la tierra........88 campesinas................3 El modelo de red de relaciones 3....197 y la denuncia de las violaciones a los derechos humanos........183 Campesinos del Carare (ATCC) y de la Asociación 4..4........100 4...2 El ejercicio de la parrhesía como Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC)......115 práctica de libertad en las asociaciones........................ El surgimiento de la Asociación Campesina del 4.... Fortalezas................................117 4.......99 del conlicto y a favor de la construcción de la paz........................2......1 Colonización y avance de las fronteras internas: 4.....2 La Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC).... 4............................2...................1................................ militarista y absoluta..............145 Documentos y páginas electrónicas.....4.......2 Los proyectos productivos como defensa de la soberanía alimentaria y de la autonomía comunitaria................................................1............153 CAPÍTULO III 4............................................1...2...............2 La organización social y el reconocimiento campesino........2 La conexión local-global de las asociaciones campesinas.....162 de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC)....128 CONCLUSIONES........1 Políticas de la resistencia civil......................................2 La construcción histórica de las resistencias.........1 La ruptura con la concepción estadocéntrica de la política........1............3 La reproducción de las resistencias mediante Artículos e investigaciones........2 Formación de redes como fortalecimiento de las resistencias................................3..194 3.............3........2 Las estrategias campesinas de resistencia desde lo político: disrupciones y gestión social del territorio..................................4 Repercusiones sociales de la violencia política.................................................................................................................................................3..4 La paz como horizonte sociopolítico campesino................................3.........167 3..........................................1...

......250 ANEXOS.........................242 Mapa 6....................................................... Dimensión municipal...............................................................................238 Mapa 1..................................236 Figura 3................................................................... Esquema de fuentes primarias de información (Entrevistas semi-estructuradas).241 Mapa 5......................................................................................................................................................243 REGISTROS FOTOGRÁFICOS.......................................................................244 Registro fotográico 3...........................................................249 ..............................................................................................................................246 Registro fotográico 7..........................................................245 Registro fotográico 5...........................247 Registro fotográico 9............................ Síntesis de violaciones a los Derechos Humanos de parte de todos los actores armados en Colombia................................................................................................................................................................................................................ Proceso de expansión paramilitar en el Magdalena Medio........................................................247 Registro fotográico 8................................................................................ Zona de Inluencia de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC)..............................................245 Registro fotográico 4.................................235 Figura 2..........................................237 MAPAS..............................................................248 Registro fotográico 10. Esquema del concepto de resistencia.........................................246 Registro fotográico 6.................238 Mapa 2.......................248 Registro fotográico 11..................235 Registro fotográico 16........................................................................................249 Entrevistas....................................................................................... Dinámica económica del Magdalena Medio..........244 Registro fotográico 2.....................250 Registro fotográico 14........................................... El Magdalena Medio y sus municipios... Informes y documentos institucionales......................251 FIGURAS........239 Mapa 3............................................................. Territorio de inluencia de la ATCC y su ubicación en el Magdalena Medio...........................231 Registro fotográico 12...........................................................................244 Registro fotográico 1........240 Mapa 4.................................................................................................232 Registro fotográico 13............. Categorías y dimensiones de análisis de los datos construidos................................................................................................235 Registro fotográico 15.............................................................251 Figura 1.

por la alegría y su apoyo incondicional. Simón sabe que el doctorado signiicó una nueva vida para todos. A todos mis hermanos. Natalia. Gran parte de esa necesaria estabilidad ha provenido del incondicional apo- yo de mis padres. por haberme enseñado cada uno a su manera lo suyo: Juan Pablo. Elsita. por esa concien- cia crítica y por su sensibilidad ante las injusticias sociales. por haber sido como un hermano y por su pacien- te labor de diagramación de este texto.AG RADECI M I ENTO S E l sustento afectivo y emocional de este tipo de esfuerzos siempre ha sido tan fundamental como todos los otros elementos que conluyen en la cons- trucción de una investigación como la que el lector tiene en sus manos. por haber sido mi compañero y amigo desde el nacimiento y por su admirable valor ante la adversidad y a Juan Carlos. ante todas las ocurrencias y arranques por llevar adelante mi formación. Federico. realmente. Esta deuda la he tenido. desde la risa y la ironía. a pesar de las críticas que no he dejado de hacerle a la academia. desde que mi conciencia se maravilló ante la ininitud del universo y ante las posibilidades del conocimien- to frente a esa ininitud. Margarita. por haber sido ejemplo de dedicación disciplinar y constancia académica. El haberme inculcado tal actitud ha sido uno de los bienes más preciados que he podido tener de mis padres. y que sus preguntas fueron una oportunidad para mostrarle la belleza de la Filosofía y de las Ciencias Sociales. por ese tan particular modo de humildad ante el saber y la sencillez. 15 . Elsa y Pedro Pablo.

por el valioso de vioLencia sociaL y poLítica contacto que abrió las redes campesinas y facilitó el trabajo de campo. Colombia comenzó el siglo XX con lo que se denominó la Guerra de los Mil Días. su voz L a presente investigación es el resultado de la labor continuada de más de y su paciente oír representaron la necesaria compañía para que el estudio a las cuatro años por tratar de comprender en profundidad los signiicados de comunidades campesinas fuera un verdadero y fructífero diálogo. las acciones que dos asociaciones campesinas de la región del Magda- lena Medio. INTRODUCCIÓN Agradezco sinceramente a las comunidades campesinas de la región del Ci- mitarra y del Carare por haberme permitido conocer sus formas de vida y haber podido ver. Y gracias también a Adriana Ferreira. cómo se hace realidad la dignidad de pueblos que se La organización campesina en contextos saben libres y autónomos. Tobi y Maguita. Igualmente. fueron Adriana. Institucionalmente. El apoyo económico dado comprueba que es posible una mejor educación. y terminó el siglo con la guerra entre fuerzas 16 17 . y el de ella ha sido ininito. cuando todo estaba en contra y a oscuras. Mariana y Gustavo demostraron que la grandeza de la amistad es posible llevarla siempre más allá. A María Argeri. Sole y Luciana. todo este proceso ha representado el esfuerzo por entender la situación política que atraviesa Colombia desde hace más de 30 años. Juan Pablo y Milena. asados y noches de juego. un poco más allá…en auto. han estado en el centro del escenario y de la vida nacional. por haber creído en mis capacidades. Como dato histórico. como forma de enfrentar a los actores armados y al contexto social en el que viven. hay que reconocer el papel esencial que desempeñó el CONICET y la Corporación Universitaria Minuto de Dios. Igualmente. Eduardo. con mate y galletitas. Como iel interlocutora de las ideas. y haber transformado mi visión sobre lo social. a aquellos que ayudaron con su conocimiento y amistad a corregir los errores y a darle alegría al tiempo compartido: Silvina. Otras personas que estuvieron allí. Una verdadera guía de la investigación. pasó por la llamada Violencia de los años 40 y 50. Beatriz me ha enseñado que es posibles ganar las batallas más difíciles con amor. disputada entre liberales y conservadores. más allá de la mezquindad. donde se perdió el territorio que hoy es Panamá. han realizado. situación enmarcada en un conlicto de carácter prolongado. cervezas. Podemos airmar que la violencia y sus múltiples formas de desenvolvi- miento histórico. para poder llevar hasta el inal esta investigación. el cual ha implicado la coniguración de amplios factores sociales y políticos para la población civil y para el país en su conjunto. entre pizzas y empanadas. para el caso colombiano. el elitismo y la dis- criminación. Felipe y la tía Lilia. en ejercicio. haciéndola más profunda y compleja. para darle sentido a una bella e inmen- sa Argentina. Gero. Guevara.

desigualdades y la pobreza en el campo. ta carga intencional estratégica. se comprueba que las distintas violencias siguen estando en ramilitares y guerrilleros. que se ha desarrollado las últimas décadas es una pérdida de esa condición e identidad pura. la imagen del conlicto se fue com. a la hora de determinar el quehacer cotidiano de las comunidades. potenciando. cambiante. encabezada por ejércitos pa- más de cien años. se torna irreal la concepción que cree en que ha una capacidad para producir otros efectos sobre lo social que poseen una rea. Violencia política. sino que después de sino. los actores centrales de en instituciones educativas. La positividad de la violencia. ha consistido en el control. categoría de campesino es heterogénea puesto que designa múltiples activida- 18 19 . cargadas de intereses políticos. La asignación micas y políticas. la dominación y la integración dada por una cultura tradicional premoderna y ajena o reticente a la industria- de los civiles a regímenes construidos por los actores armados. Estado colombiano y no como un elemento que ha imposibilitado el llegar al junto a una mayor migración de las poblaciones rurales hacia las grandes urbes. de ruptura de los tejidos sociales y de negación absoluta de la vida. que debemos evitar una con- subjetividad. expresada en la barbarie que se ha encarnado en las masacres. sobre todo. Esto llevó a que se prestara más aten. los pobladores las posibilidades de ascenso en la escala social. Este movimiento histórico de debilitamiento de la y de derecha. que no se han capacitado formalmente trario a lo que la mirada militarista ha querido hacer ver. asociaciones comunitarias. Con lo cual se estaría airmando que existen unos rasgos cambiantes y otros ción a otros factores que podían tener una gran fuerza y preponderancia en el más estables en su identidad. a partir del contexto socioeconómico en el que los ciones de acumulación de capital. Es decir. Y son estas acciones de respuesta las que los ubican como y ijación de una valoración preeminentemente negativa a la identidad se con- actores determinantes para la transformación de la conlictividad colombiana y vierte en una táctica política de detrimento y de irrelevancia del rol social de los como sujetos políticos constructores de paz. en favor de sus intereses. se entendieron como deinitivas para ha dado posibilidades de inanciamiento a los distintos bandos. sino los campesinos. muchas veces. puesto que ésta adquiere que. como primera instancia. quiere decir que la violencia haya sido una y la misma. se ha mezclado y reforzado nes. hacen parte del mundo rural colombiano desde el cual la población campesina ha venido respondiendo Sin embargo. no están exentas de una cier- dido estratégicamente para construir la paz desde diversas alternativas econó. y por lo tanto. hemos emprendido nuestra búsqueda desde una concepción ajusticiamientos individuales y las torturas. como segunda instancia. La violencia es una modalidad a través de la cual se dan las relaciones políticas concretas y construye diferentes tipos de De lo cual se sigue. mediante la formación de desde una doble valoración epistemológica: como factor negativo de desinte. que son ignorantes. campesinos en la vida nacional. au. Las estructuras históricas económicas. modelo moderno de Estado racional.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Introducción guerrilleras de izquierda radical. visibilizada en las con- el centro de lo social y de lo político. gración de lo civil. resguar- de diferentes formas. la cual comprobaría la intensiicación de los sistemático a la violencia como un factor fundamental en la construcción del procesos de industrialización en la producción de alimentos y materias primas. a mundo rural. Con. el de lo social. al interior de transformaciones de su entorno político y de las rela- plementando poco a poco. las es el campesino de los años 50 o de los años 20. que posibilitan el despliegue o la inercia nadas a las fuerzas del Estado y dentro de una economía del narcotráico que de las posibilidades de los campesinos. el concepto de violencia ha sido tomado en esta investigación y ha construido alternativas de reproducción social. En el normal proceso de descubrimiento de las distintas aristas y vectores Como todo proceso y fenómeno. identidad o de desidentiicación. ceptualización que se fundamente en una ontología negativa del ser campesino. tanto las descampesinistas como las marginalistas. habido una identidad ija y estable del campesino y que lo que ha sucedido en lidad material innegable. diciones materiales y de oportunidades de desarrollo. que tenemos que entender el recurso con la postura descampesinista. que tienen muy poca capacidad de consumo. que se siguen disputando estratégicamente las distintas regio. tal como los discursos que expresan que son aquellas personas que no están en Esta investigación partió de la idea de que los ejercicios de violencia política centros urbanos. y violencia estructural social. que no tienen ac- actual han recaído sistemáticamente sobre la población civil campesina. el cual no sólo ha tenido el carácter de lo militar. de izquierda lización de las sociedades. Lo anterior no la continuidad del conlicto. o que carecen de esta guerra prolongada no son los ejércitos. no debemos interpretar desencializada o no esencialista de la igura del campesino. pero sigue siendo campesino. fuerzas de ultraderecha o paramilitares. ceso a la mayoría de bienes y servicios. Esto quiere decir que el campesino de hoy no actores armados irrumpían. Como lo han sintetizado Llambí y Pérez (2007). el campesino ha sido un ser histórico y que componen la problemática estudiada. Este tipo de argumentaciones. Esto quiere decir a la violencia como pura negatividad e irracionalidad. los Ahora bien. Ahora bien. pero que han respon. rurales que han sido inscritos en las dinámicas de guerra. en la mayoría de las ocasiones.

sin de Colombia. Para el caso concreto estudiado. Bogotá y Bucaramanga. y con Bogotá. La creación de las asociaciones campesinas ha 2 Cabe aclarar que han existido diferentes tipos de clasiicación de este territorio y de los municipios y departamentos que hacen parte del Magdalena Medio. microfundistas o jornaleros. tivas que tienden hacia la refundación de los circuitos comunitarios. basados en Tal diversidad regional y subregional. sobre todo. En este una especie de sujeto multiactivo que se mueve en el espacio rural en procesos de caso. tros de márgenes del río grande de la Magdalena. las altas planicies. el sostenimiento familiar y en ocasiones un excedente. p. y actor civil participante y constructor del bien común. el río Magdale- sujeto fuertemente politizado. Para el año 2007 se calculaban unos 800 mil pobladores (Barreto. Lo fundamental para determinar quién es el campesino no es. tripartita que la cordillera de los Andes efectúa al entrar al territorio nacional. gestor de la convivencia comunitaria. El campesino al cual se pudo acceder en to. en un sentido amplio del término en tanto que na y el río Cauca principalmente. El Magdalena Medio es una zona geográica que se encuentra en el noreste cional. a través de 368 kilóme- Políticamente hablando. unida a las difíciles condiciones ambien- la solidaridad y el cooperativismo. crítico de las dinámicas de globalización de la economía. y proveedor fundamental de los mercados internos local. la Pacíica. tomamos como referencia la delimitación dada por el Programa de Desarrollo y trabajo y actividades diversas. ha conducido. 20 21 . en una misma subregión. medianos propietarios. las dos asociaciones campesinas a las que inal- des sociales. cierta característica puede estar ausente de su identidad o estar debilitada por A modo de presentación. y la construc. al refundarse como actor organizado que deiende sus derechos rrancabermeja y Aguachica. y local. Boyacá y Cundinamarca.1 En algunos casos históricos. dependiendo de la sociedad sido un proyecto común que les ha permitido reforzar esta identidad colectiva. la cual ha sido uno de los principales epicentros del ción de entornos comunales de reconocimiento. siendo un fértil valle interandino próximo a tres grandes núcleos que esto quiera signiicar la apuesta por un modelo socialista de la propiedad o urbanos como son Medellín. en roles sociales y culturales cambiantes. que tienden hacia una síntesis de su subjetividad. la producción en adelante la Asociación del Carare) y la Asociación Campesina del Valle del de materias primas como resultado de su relación con la tierra. el de los criterios de elección de estas dos organizaciones campesinas fue el estar cual lo articula casi siempre con mercados locales y regionales. Uno le permite. que le ha apuntado a un modelo de desarro. el proceso de subjetivación. carente de autonomía administrativa y. plicará en el primer capítulo. determinadas biano de inales del siglo XX y comienzos del XXI se ha construido como un por accidentes geográicos como caudalosos aluentes luviales. en los que hay 30 municipios tes y constantes dinámicas de desplazamiento forzado por los actores armados de los departamentos de Santander. etc. 65). En algunos casos.2 y por las estructuras económicas. Al igual que lo que sucede con otras identida. tal producción río Cimitarra (ACVC) (de acá en adelante la Asociación del Cimitarra). y del grado de desarrollo capitalista en ella.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Introducción des y roles sociales. históricos y políticos más amplios que los meramente geográicos naturales. los más extensos y teniendo como criterio lo geográico. el campesino se deine por la uniicación en proyectos comunes mente se llegó para comprender las luchas sociales y políticas emprendidas. como el valle del Cauca y el valle del Magdalena. a partir de la ramiicación comunitario de reconocimiento. extensos valles interandinos. aproximadamente unos 30. Antioquia. Bolívar y Cesar (ver mapa 1). el campesino colombiano ha estado sujeto a fuer. entonces. tomando como partida unas fueron la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) (de acá condiciones sociales compartidas: el laboreo directo de la tierra. aún la ligazón con el laboreo de la tierra” (Salgado & Prada. por lo tan- humanos y su autonomía como pueblo. no sobra aclarar que Colombia es un país marcada- las vicisitudes políticas o económicas a las que se enfrente: puede en algunas mente dividido en cinco regiones: la Caribe o Atlántica. a su vez. a que el territorio nacional se llo económico de auto-sostenimiento y de aseguramiento alimentario familiar desarrolle históricamente de modo fragmentario e insular. como la cundiboyacense. regional y na. puesto que han sido utilizados criterios sociales. en gran medida. tales tropicales. épocas enajenar su mano de obra en labores industriales o estar roto el circuito la Orinoquía o los Llanos Orientales y la Amazonía. mediante acciones colec. conservando Paz del Magdalena Medio (PDPMM). lo cual ha incidido en su inscripción como Ha sido una zona preeminentemente rural con sólo dos centros urbanos: Ba- sujeto político. conlicto armado y social actual: el Magdalena Medio. Como tal. Ocupa una extensión de de la producción. Estas cinco regiones se multiplican en 54 subregiones internas. el cual se ex- su articulación con el mercado. podemos airmar que el campesino colom. entran a hacer parte de esta 1 Como muy acertadamente fue descrito por Salgado y Prada: “El campesino de hoy es región municipios de los departamentos de Caldas. o mejor. dentro de ésta podrían caber. la Andina. dependiente de las relaciones burocráticas con las capitales de departamento esta investigación fue un sujeto colectivo.000 kilómetros cuadrados. con una racionalidad y una lógica es. aparceros. 2000. su exclusivo grado de propiedad sobre la tierra o Después de un largo recorrido metodológico de decantación. tratégica tendiente a la resolución de la conlictividad local y.

que deja por fuera Aunque parezca extraño. do de Samudio (2005). ta historia dentro de la vida moderna de Colombia. se había producido en él aproximadamente el 69 % del petróleo dantes militares en la base de Palanquero. 1999. en tanto que “zona roja” o de ganaderización del uso de la tierra llegaba a ser del 60 % del área cultivable. acueducto y telefonía” (ACVC-CDPMM-PDR.4 El nombre de Magdalena sos naturales como bienes maderables. década de los años sesenta cuando era identiicada sólo como área geográica” Toma- gencia y desigualdad. En cuanto a servicios de salud. Bolívar hermenéutica de escucha atenta y de esfuerzo por oír a ese otro que nos dice y Cesar. y alcantarillado el 15 % han consistido tanto las dinámicas realizadas por los actores armados. p. el lector encontrará a continuación la síntesis de los capítu- son bastante deicientes.3 Como conlicto en el país.2 %. La representación que impera en la población. en El segundo capítulo surgió de la necesidad de tener un panorama amplio de cuanto a suministro de energía eléctrica. el cacao y los cultivos de hoja de coca imperante hasta el día de hoy. en: www. p. Sin embar- frente a un 5 % de uso agrícola (Archila et al. La principal reinería del país se encuentra ubicada en rial sobre un área conlictiva. sólo el 55. cementeros. 87). con de la comprensión ante los fenómenos sociales que afectan la subjetividad del respecto a los centros administrativos departamentales. “fundamentalmente en el sector rural en materia vial. como se alcanzó a decir líneas electriicación. oro y petróleo. Más allá del voluntarismo de los distintos actores armados. (ver Mapa 2). como los de la población. para el inal de siglo. resaltar la postura vitalista en el acto de conocimiento en tanto que justiicación meja con Bucaramanga. Hacia comienzos Medio surgió apenas en la década de 1950. el Magdalena Medio ha sido rico en recur. la cual concebí como ese siempre particular La proximidad con las tres capitales de departamento anteriormente enun. más arriba. En el primer capítulo debe. el proceso entró a ser un referente en la conciencia nacional. más allá de esta mirada militarista cana para la producción de oleaginosas. la región. Este valle tiene una posibilidad del 70 % de uso del Valle del Magdalena” (Archila et. 43). p. En cuanto a infraestructura. Informe Resultados cifras de pobreza. una interesante signiicación sociopolítica.dnp. 69) y según los datos estadísticos sustentados en información de la Dirección Nacional 4 En palabras de Arcila y Murillo: “esta zona no existía en el imaginario nacional hasta la de Planeación DNP. además. La composición poblacional asalariada se distribuye entre agri- cultores. los signiicados de lo que ha sido la debilidad del Estado institución hospitalaria de mayor nivel de complejidad que atienda situaciones colombiano en los aspectos judicial.gov. en lo que se ha denominado como metodología. podemos apreciar. petroleros y palmeros. pescadores. 1999. político y económico. tiene una cor. En este capítulo se recons- precaria. ser evidente y tante. El objetivo principal de emergencia y desastres o enfermedades crónicas de alto costo” (ACVC. Junto al predominio go. Para este lento y cuidadoso proceso fue fundamental la actitud especie de patio trasero de los departamentos de Antioquia. 55). tiene una historia cargada de de la ganadería extensiva se encuentra el cultivo de palma aceitera o palma afri. Con respecto a servicios públicos básicos. elementos estructurales propios de la estatalidad colombiana y de la forma en que se ha ido constituyendo una institucionalidad selectiva. las condiciones viles campesinos. carbón. 1994). 3 Cifras según la Asociación del Cimitarra en documento (ACVC-CDPMM-PDR. La tasa de hogares con necesidades básicas insa. los de la investigación realizada. 22 23 . a partir de una reunión de coman- de los años 90. 2009. lo que ha sido el conlicto social y armado colombiano. cientes en la investigación. estructuras socio históricas que determinan la presencia y la continuidad del tisfechas (NBI) se ha mantenido históricamente alrededor del 70. de esta sección fue el de mostrar una doble implicación entre los actores y las CDPMM-PDR. p. el servicio de acueducto lo tenía el 38 %. se hallaron y las condiciones materiales de existencia de la mayoría de la población. hasta ese entonces designada como Zona Central la ciudad de Barrancabermeja. Desde el aspecto económico.co. con la exposición relexiva del trayecto transitado. siendo estos Siendo este la región elegida como escenario de los actores armados y ci- últimos los de mayor proporción. la visibilización y el reconocimiento nacional del a amplios sectores de la sociedad de los beneicios y de las dinámicas de trami- Magdalena Medio. además. a excepción de la relación que tiene el puerto petrolero de Barrancaber. y así entender en qué Así mismo. 2006.2 % gozaba de este servicio. Sólo desde entonces agrícola ganadero de la tierra (Romero. indi. 2006. como región especíica del territorio nacional. Santander. esta región central del valle del Magdalena. es que la región es una investigador. A mediados de los 90. 1999. mineros. “con un propósito de control territo- de la historia nacional. 65).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Introducción 2009). con altos índices de conlictividad y de problemas de orden público. al. pues existe una “baja calidad de los servicios y la no existencia de una truyeron. y singular camino recorrido de deiniciones y elecciones conscientes e incons- ciadas se transforma así en impedimento para una comunicación luida y cons. hay un fuerte contraste entre las riquezas naturales de la zona el cual es central en la reproducción de las dinámicas de guerra. comenzando. p. tación de la conlictividad. muchas más cosas que las narradas explícitamente. la situación ha sido igualmente efectos y consecuencias sobre la población civil.

La intención es mos- trar que. las siendo un mero sistema de muerte y dominación. denominada como parrhesía. que se niegan a obedecer. existen para poder canalizar la conlictividad y que ésta no siga planes y proyectos productivos. despliega su capacidad creativa mediante la gestión de la territorialidad y de los proyectos productivos encami- nados al fortalecimiento de la seguridad alimentaria. En este sentido. En un segundo momento. desde el aspecto de la limitación del poder estatal y desde la idea de ser una estrategia propositiva de lucha. las conclusiones recogen los aportes más signiicativos de la presente investigación y se realiza un balance de las fortalezas y debilidades de la organización campesina en Colombia hoy. este fenómeno adquiere dimensiones nacionales signiica- tivas que sustentan el modelo de red elaborado por los actores campesinos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Introducción El capítulo III se elaboró con el objetivo de presentar a las asociaciones social sirva para responder preguntas como las que abrieron el horizonte de campesinas del Carare y del Cimitarra. Como último aspecto. nacionales y globales. Desde las cia social y política. se empieza por rescatar el concepto de resistencia civil. tales como el tratar de entender cuáles son las y a las estructuras históricas que han sostenido el conlicto social y armado. en su autonomía y en su carácter político. a partir de los vínculos creados en los niveles locales. se focalizan los aportes de las asociaciones del Cimitarra y del Carare en el concepto positivo de la paz. a su vez. El capítulo inal está destinado a resaltar una serie de puntos clave. señalando la idea de ser un proceso inacabado. cómo existen comunidades asociaciones campesinas demuestran en este momento de la exposición la fuer. mediante una interpretación propia. Cómo. en la lógica de construcción del bienestar común mediante la participación de las últimas. Así. signiica realmente una ampliación de la democracia local y un intento por que las decisiones fundamentales de los pueblos sean tomadas en conjunto y puestas a discusión. hasta la consolidación de sus diálogos de paz. se airma como posibilidad de constituir formas de vidas diferenciadas y plura- les. donde lo que se juega es la potenciación de las posibilidades de desarrollo individual y colectivo que buscan las comunidades campesinas. el poder de las comunidades más golpeadas por las distintas violencias comunidades en la toma de decisiones colectivas. Esta confrontación. posibilidades de llevar adelante luchas de emancipación en contextos de violen- siendo a la vez la contracara de todo lo mostrado en el capítulo II. Se espera que este largo y continuado esfuerzo de investigación 24 25 . El siguiente punto tiene como objetivo demostrar el trabajo de ampliación de lo político implícito en las acciones de limitación del poder de los actores ar- mados. Y para terminar. inacabable y dinámico. en tanto que respuestas a las dinámicas asombro y admiración personal. a pesar de la restringida zona de inluencia de las dos asociaciones (local-subregional). y pasando por las principales diicultades. además de los famosos y frustrados coyunturas políticas que llevaron al surgimiento. la interpretación hace hincapié en el modelo im- plícito de red constituido por las asociaciones. la potencia organizativa frente a las condiciones adversas y completos que no dudan en seguir el camino de la anulación del otro. frente a ejércitos za de sus acciones. los cua- les permiten darle el peso especíico a este tipo de luchas sociales. regionales. resaltando la importancia de su carácter civil. empoderándose desde la palabra. en la instancia del diálogo público. se señala cómo la resis- tencia civil campesina retoma el primer aspecto para convertirlo en acción de disrupción en los espacios públicos y. qué otras posibles vías.

los criterios que había defendido se basaban en señalar exclu- sivamente aquello que pudiera dar una compresión más profunda de la realidad socio-política y en mostrar las estructuras históricas de desarrollo del fenómeno organizativo campesino que había llamado mi atención. desde una perspectiva crítica y vitalista. viajes y redeiniciones de perspectiva en la investigación E l consistente y sistemático cansancio personal hacia toda postura aca- demicista me condujo una y otra vez. Sin embargo. a negarme a escribir un tipo de relexión sobre los métodos de investigación utilizados. poco a poco fui entendiendo que la cuestión metodológica no se restringía simplemente a la concatenación entre moldes y objetos de estu- 27 . Desde el comienzo de este trabajo de investigación. Me era casi imposible decir algo medianamente interesante sobre modelos metodológicos preestablecidos que guiaran el proceso de investigación para ser asumidos.1 Acerca de rupturas. amoldados y apli- cados al objeto de estudio que había elegido. el cual dejara por fuera la vivacidad del conocimiento y se constituyeran en un procedimiento más de legitimación burocrática dentro de la práctica disciplinar de las Ciencias Sociales.CAPÍTULO I refLexiones metodoLógicas sobre La constitución significativa de La experiencia de investigación 1.

por otro lado. Contrariamente a la de modelos políticos o el de conceptos como democracia.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación dio. 1988 y Malinowski. desde el ejercicio ilosóico al que estaba acostumbrado. Aunque Dos cosas estaban en una tensión que me llevaba a no percibir adecua- pareciese extraño y un poco a contramano. medida. Comprendí. en últimas. en la que ésta aparecía en primer plano sobre todo los otros “primer viaje” en el año 2007. en términos ortodoxos. En cierta de contradicciones. términos duales. Así fueron quedando atrás el análisis puro no podría ser negado y que Nunca Más se podría repetir. fui entendiendo fue cómo la afectación de la subjetividad me llevó en un principio a pensar en que los desplazamientos materiales. que no ha estado exenta nada empírico. o entre universales recetarios de acción y particulares contextos sociales. para permitir la entrada de actores y procesos históricos dinámicos y singulares en mi campo de percepción disciplinar. en el que llegué a tierra argentina para comenzar posibles constituyentes de la problemática política local y nacional. de sentir y de comprender. hacia formas de relexión históricas y sociológicas. pero que se basa en la aceptación del error como nación. junto con las ca. terratenientes del país. se puede ver en un texto radical como el de Caicedo Turriago. conceptual y para han vivido en Colombia. en últimas asixiaba y encubría el verdadero ser popular de una democracia la presencia de la economía basada en la producción de drogas ilícitas ha sido la nueva auténtica. la idea de que existía todo un complot histórico por parte de la elite tuyen en elementos comunes de los dos países en comparación. En vez de resaltar a las comunidades campesinas y sus Y. parecía más a un viaje que a una estadía y donde el viajero formaba parte de la experiencia particularísima del conocimiento que se sintetizaba en él mismo. desde donde el sistema político democrático representativo era icativos y concretos por cuanto se fueron presentando como la experiencia mis. tanto y la confrontación con otros modos culturales de ver.5 Una superación. sociales como militares. el fenómeno del autoritarismo del régimen político y la formación de actores revolucionarios de izquierda y contra revolucionarios de derecha se consti. 1968). No obstante las pérdidas en cuanto a la proximidad y facilidad de obtención de recursos y de discursos de coyuntura. (Caicedo. sobre consecuencia de esa falsa democracia impuesta por las elites empresariales y todo. No sobra señalar que de que. poder o legitimidad. dología había comenzado a gestarse mucho antes de la lectura de manuales y del momento de la elección racional del camino que se iba a recorrer. problemas se habían encontrado en la voluntad política de sus dirigentes y de tegorías de análisis y conceptos. el cual es una variable que ha potencializado una dinámica de guerra. los cambios en el sentido de la práctica investigativa misma otros órdenes y que las posibilidades de cambio y de transformación de los me mostraban la movilidad tanto del sujeto. más allá de la enfocando con mayor exactitud. cracia en su aspecto social y un vago concepto de resistencia que no lograba ubicar como dimensión de ningún objeto especíico y concreto. leído como una fachada que ahogaba expresiones auténticas de una democracia ma de construcción del objeto y fundamentales de aquello que quería estudiar. la distancia focal necesaria para ha. la vivencia en la Argentina me permitió comprender que eran posibles su especiicidad. de la imagen de éste y. un emborronamiento de aquello que quería indagar. sensación popular imperante en Colombia de crisis irremediable y de milena- A medida que el proyecto de investigación iba avanzando y concretándose en rismo. Así Levi-Strauss (Levi-Strauss. teóricos y prácticos eran a la vez más signi. del objeto de estudio. la Los elementos del viaje. que la investigación se violencia y de los contextos de desigualdad social. no tenía mucho sentido irse a otro país organizaciones sociales. que un anclaje material a los conceptos. como del objeto que se quería ir delimitando y sus ciudadanos. dándole una realidad casi autónoma y sin histórica como formadora de memoria colectiva de aquello que aconteció. del investigador. 2001 y 1967). participativa de base popular. La cercanía excesiva del investigador con la realidad social y política im- Gracias al acercamiento a lecturas antropológicas clásicas de Malinowski y de plicaba. la transformación desde un contexto en el que la historia me demostraba que la nación argentina producida por la distancia lograda se fue evidenciando en la apertura discipli- había podido superar expresiones de violencia política parecidas a las que las se nar. y la con- mis estudios doctorales. había naturalizado lo que Wrigth Mills denominó como el “fetichismo en la intención de la construcción de una sociedad más justa y en la verdad del concepto” (Wrigth Mills.6 El conlicto social y político resuelto a través de la violencia ejercida por los distintos actores armados era. 2008). 6 En este sentido. el elemento de la distancia fueron fundamentales para saber que la meto. Por un lado. el viaje signiicaba el desarraigo nacional lictividad de clase como clave de lectura de la dinámica y de los actores. 5 No obstante las diferencias con respecto a los procesos históricos y económicos entre Argentina y Colombia. ajena a las experiencias de las síntesis de las buenas intenciones de uniicación del movimiento popular colombiano dictaduras militares del Cono Sur. se me aparecía como principal cuestión la de la demo- para estudiar un fenómeno político que se hallaba en el país de origen. las ganancias se iban concretando Junto a la distorsión por cercanía y proximidad excesiva. entonces. en mi caso. damente la cuestión a trabajar: la exagerada centralidad de la crítica hacia la cer aparecer de manera más nítida al objeto de estudio se dio por medio de ese democracia real. desde luego. Me di cuenta que otro orden político era posible. 28 29 .

a la vez. fue una forma tores civiles del conlicto social y armado colombiano se visualizaron como de ir preparando la experiencia de campo y proveer de signiicado el horizonte voceros y reproductores de demandas históricas de más largo aliento. 1993. lo que había sucedido las líneas de continuidad y de ruptura. Así mismo. con el imperativo habría causado más inconvenientes que comprensiones. intermitente e inconcluso. dedicado a la violencia política colombiana. 55). a través de dicciones sociales que percibía. Las cuestiones de la participación formal y de la democracia dejaban daderamente orientadores de la labor cientíica (Argeri. región. se hicieron infértiles frente a los pro. en tanto que diagramación de un amplio mapa histórico necesario para ubicar las luchas sociales de las dos aso- Desde este enfoque estructural y de mediano y largo plazo. de abordar la realidad material e histórica de los problemas. ción en la historia del país adquiría un sentido profundo no por la novedad de sus reclamos puntuales o por el debate instaurado. sino mas bien por la identiicación y el reconocimiento colectivo dentro de grupos sociales más amplios y por la 1. En una primera etapa de la investigación había creído posible de evitar que la investigación terminara siendo uno de esos “teatralazos es. En el recorrido del primer año y medio pude encontrarme. El estudio sobre la con mayor claridad. al cual estaba adaptada mi mirada. Así. La Asociación del Carare que debería cerrar el proceso investigativo y no al comienzo como estructura y la Asociación del Cimitarra serían el objeto de estudio. la del Magdalena Medio: uno de los escenarios de confrontación bélica nación colombiano o el de la construcción de paz en medio del conlicto. tratando de no dejar de lado la singu- era que había podido remontarme de los “movimientos de coyuntura” hacia la laridad de los momentos y de las coyunturas. constructoras de una paz social y de desarrollo. carácter fragmentario. dándole el suiciente espacio e importancia blemas sociales que quería describir y comprender en profundidad. p. 1988.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación La complejidad de los juegos mentales ilosóicos. y que fusionarlos como uno solo exclusivamente a modelos universales y abstractos. sino que tenía su justo lugar durante el proceso de cons. dentro de una misma Emergieron de esta forma problemas como el de la formación del Estado. el cambio no consistía en que el ejercicio ilosóico. sin estar obligado a recurrir universos de signiicación política y cultural. inalmente delimitados por ser experiencias visibles de resistencia civil a la guerra. abordar. bien las luchas de los campesinos de la región. que existía una dimen. En los objetos y momentos particulares que indagaba. adquirió mayor nitidez el papel central de las asociaciones ideas y personas que ayudaron a reairmarme en una posición auténtica de tra- campesinas dentro de amplios contextos histórico-políticos de violencia pro. vimientos de mediano plazo que determinaban el contexto político. fenómeno asociativo campesino. de su Con este camino recorrido. iba lentamente descubriendo la y la deinición de estrategias de recolección de información síntesis de las estructuras que venían desde el pasado para dar sustento al presen- te. por fortuna. disciplinas y de elementos. como lo pude descubrir de ser los objetos de estudio y quedaban reubicadas como dimensiones del más tarde con la crítica levi-straussiana. ciaciones campesinas con las que me había quedado. A la vez.2 Preparación para la experiencia de trabajo de campo continuidad de luchas ancestrales irresueltas o resueltas de manera parcial. en la elaboración y delimitación de los conceptos con los ra un tanto supericial y siempre en clave descriptiva. los actuales ac. 109). antes más fuertes en el país y espacio donde las contradicciones sociales se muestran prácticamente inexistentes en el proyecto de investigación. estas dos asociaciones representaban bastante historia política del país me permitió darme cuenta de que gran parte de la con. bajo y en la que la lexibilidad y la constante relexividad fueron criterios ver- longada. Tratando a éste último. Afortunadamente. con En esta medida. camino de intensa redeinición de perspectivas. esto es. 1996). democracia. en el sentido que lo había plateado David Held (Held. mental condicionante. nes que habían sido trabajadas por las Ciencias Sociales en Colombia de mane- trucción de la teoría. Es decir. vi cómo tenía ante mí el muy interesante campo pude darme cuenta a tiempo que las tradiciones de unos y de otros eran vastos del análisis de las prácticas sociales y políticas. En términos gramscianos. Así fue cómo surgió el capítulo perspectiva de los “movimientos orgánicos” (Gramsci. fue necesario concretar la identiicación de los mo- sión aún más profunda y estructural que podía llegar a explicar mejor las contra. tanto las luchas campesinas como las indígenas y ver cómo peculativos en cuya ingenuidad se reconocen los buenos trabajos ilosóicos” eran respuestas a similares contextos de violencia histórica. (Levi-Strauss. p. Así fue como elegí el mundo de las demandas campesinas y a dos asociacio- debiera ser anulado. no tanto del sistema político constitucional o del modelo de dentro de la región y con un reconocimiento nacional e internacional. con una historia reconocible lictividad provenía. los sujetos a estudiar. acontecimiento problemático y conlicto. investigativo que se iba esbozando. su inser. como del proceso de conformación de la soberanía en todo el territorio nacional. 2005) y (Wrigth Mills. 30 31 . el cual se desenvolvía como tensión.

extractos de medios de comunicación. Parecía no resultar nada fácil la tarea de llegar a un nivel de conidencia una población bastante reducida de unos 12 mil habitantes aproximadamente. personas con las que iba a entablar diálogos. cuidado para no encontrarme con más diicultades de las ya descritas. era uno de los dos núcleos urbanos de la región con para detectar a los “porteros”. Con apenas alguna presencia En esta medida. comunicados a la opinión pública. Iría. ganadera y palmícola. así como determinar las etapas tos que componían el medio social local y una escucha paciente y aguda de las de desarrollo o evolución de ellas. boletines. guir ganarme la conianza de los pobladores de las zonas a las que me dirigía y por lo tanto. Así mismo. deinido por una historia política en la que la dominación guerrillera alcanzó a za hacia actores externos a sus comunidades. me permitían ver dos tipos de espacios en los que iba a dejaba de causarme inquietud con respecto a la naturalidad con la que debía realizar la experiencia de campo: la sede de la Asociación del Carare. lo cual se traducía en no tomarme con tanta rigidez sus formas de vida social. Saber que esos cas que impiden la investigación social con sus pretensiones metodológicas. La variable de la tensión bélica rural no nicos a mi alcance. el excelente trabajo de Hammersley y Atkinson (1994) so- de cultivos de coca. cartas. en un municipio del sur del departamento de Santander llamado Landázuri. veraz o acomodada. detrás de diarios. la búsqueda de fuentes docu- Wright Mills era una advertencia que me ponía en guardia contra la mecanici- mentales institucionales sería otro recurso clave de indagación para entender dad de los procedimientos investigativos y su posible esterilidad. 1994. que en muchas oportunidades tanto cuesta para quienes hemos sido La información conseguida antes del viaje. 39). ubicada desarrollarse la indagación de las prácticas y acciones realizadas por las asocia. En primera instancia. esa “sobrerrepresentación de lo extraordinario” (Hammersley sobre todo. además. desde estas narrativas evaluar sobre el terreno qué instrumentos de recolección de información podían “menores”. simple comprobación de aquello que creía cierto de antemano. y a parte de los 32 33 . petrolera. los “otros”. Más allá de estos datos. pero de gran signiicado. Sin embargo. sujetos a los que iba a estudiar no eran para nada pasivos e irían a asignarme de que congestionan el trabajo con conceptos oscurantistas o que lo trivializan” forma reiterada un determinado rol. no caer en la ingenuidad de identiicar los preconceptos con los que tión de los cultivos ilícitos parecía tener un mayor peso en el caso de la Aso- iba al campo con los conceptos folk de la comunidad. y lo observado de manera directa en el aplicarse. en el cruce entre lo airmado textualmente. teniendo el cuidado suiciente de evaluar las sinas tenía. No obstante. Debía poner especial atención mitarra. pero también delincuencial y de terrorismo estatal. siva programación previa era desechada por inútil ante lo inesperado y el diseño se fundaba. el plátano. en la relexividad del proceso. expresarse durante casi 20 años. los cuales no la concepción o representación que las asociaciones campesinas tenían de sí eran más productivos que la observación cuidadosa y meticulosa de los elemen- mismas y visualizar los principios defendidos. la sugerencia de Desde el ejercicio etnográico que realizaría. la información podría el proyecto de investigación y saber que la experiencia de campo misma iba a ser amplia o estrecha. por tanto. en tanto que controladores de “recursos claves una población de casi 300 mil habitantes y desarrollado a partir de la economía y pasajes desde donde se conceden oportunidades” (Hammersley & Atkinson. Barrancabermeja. p. Se volvía un imperativo de trabajo el lograr ediicar esa empatía con tiempo de convivencia que me esperaba. La atención estaría. tos en juego y defendidos frente a otros valores sociales. armados y al proceso de evolución del conlicto político. con lo cual el & Atkinson. política sí. La exce- productos de pan coger. los dos municipios parecían se- 1994. era empezar por conse. 147) tendría el potencial valor de sacar a la luz las formas sentido común de sobrevivencia me indicaba que lo más sensato.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación 1968). en tanto que investigador e indagador de (Wright Mills. 51). siguiéndole una fuerte presencia de actores paramilitares desde los 90. y que dependiendo de ese rol. el banano bocadillo y. pero con la prevención de no quedar atrapado en el enfoque o guir un patrón de continuidad en su cronología histórica respecto a los actores dirección que esos mismos porteros querrían imprimirle a la información dada. cambiar muchos de esos presupuestos deinidos. desde 1968 hasta 1987. en menor medida. en la revisión constante Mientras que el municipio donde se hallaba la sede de la Asociación del Ci- de las hipótesis y de lo enunciado por las fuentes. en últimas. p. cierto grado de riesgo personal puesto que el contexto de fuentes escritas con la precaución de quien se presenta bajo la mejor imagen de vida de ellas había estado signado por violencias de distintos tipos. Sin embargo. lo prioritario era evitar esas: “técnicas burocráti. con ciones. panletos y La observación participante que iría a realizar en las comunidades campe. casi estadísticos. la principal fuente de ingresos de los habitantes parecía bre etnografía me ayudó a ijar algunas instancias en las que debía tener cierto ser el cultivo del cacao. para no terminar en una ciación del Cimitarra. p. la cues- Igualmente. mediante los medios electró- formados en el mundo de la academia. con interlocutores acostumbrados a políticas de silenciamiento y de desconian. planes de desarrollo. 1968. más allá de de organización de la experiencia colectiva y de los valores comunitarios pues- las reinadas técnicas de recolección de información.

jóvenes. transportadores y otras personas que me dieran un espectro más amplio de problemas no resueltos de las localidades y que no les Desde lo poco que se podía prever con respecto a la contingencia de la interesara la propuesta organizativa campesina. y tener las diferentes institucionales. las condiciones materiales de vida de En tercera instancia. junto con las formas de comercialización. sociales con respecto a las asociaciones. pero también los modos que asumían para enfrentar y resolver líderes campesinos deberían verse la cara. la detección de la existencia de otras Sondearía. ver las transformaciones de la institucionalidad y el contraban afuera del fenómeno asociativo. desde los más próximos hasta los más alejados del núcleo orga. más crítico y menos legitimador de las La estrategia de acercamiento a las fuentes empíricas se sintetizó en la i- asociaciones. podría obtener una representación externa que delimitara el ellos/nosotros criterio de división analítica se encontraba en la relación de los distintos actores de la identidad campesina dinamizada por cada organización. La relexión sobre la el concepto de paz e institucionalidad. por cuestiones relacionadas con la articulación entre las organizaciones en la zona y las expectativas y proyectos de vida que enunciaran instituciones estatales y las organizaciones. observando las ausencias propias y ajenas.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación prejuicios de la peligrosidad que implicaba ir a Barrancabermeja. en últimas. posición de asociados no pertenecientes al núcleo directivo. el valor de las luchas campesinas y. no era posible mismo nivel que los asociados. A partir del señalamiento de los experiencia que iba a tener en el terreno. Por con- nes colectivas. elaboré cinco tipos de posibles entre. principales problemas cotidianos y de la función desarrollada por las asociacio- vistas. más tarde. dependiendo de si se vivía en un mo- El cuarto grupo de individuos entrevistados debían ser aquellos que se en. lograr una imagen profunda y global de los lugares en los que iba a internarme. el de lo político y el de participación. Con ellos podría obtener un plano más amplio pasando por las relativas a los problemas del campesinado y las respuestas del fenómeno. simplemente como iniciación y disparadores del diálogo. comerciantes de la región. desplazados gura 1 (ver anexos). con los primeros con quienes debía hablar eran los líderes. Empezando por cuestiones ya tuvieran un conocimiento profundo y panorámico de los elementos cons- generales como la situación de orden público y de servicios del municipio. por la interpretación de actores conceptos como el de autonomía. mentos de paz y de violencia política. el desarrollo económico y social y la construcción de paz serían el punto inal de completitud empírica a partir de las voces de estos En una segunda tanda de entrevistas. organización campesina. los conlictos. entre estos estaban: los modos de producción económica. su contexto social. Así. siguiente. los proyectos productivos y la actualidad de las asociaciones. para poder tener la concepción y re. tales como la alimentación. la idea fue acercarme a entender la últimos. Con las voces de madres cabeza de familia. tituyentes de las asociaciones. la calidad de los servicios públi- sacerdotes o representantes de la institucionalidad municipal. su grado de coherencia y los logros los campesinos como concepción de un futuro realizable. instancias e instituciones a las que se acudía en caso de que sur- presentación de actores sociales que estuvieran por fuera del objeto de estudio. Los En esta etapa de la experiencia se veía como plausible la elaboración de conceptos de participación política y reconocimiento colectivo se verían así unos cuantos aspectos que llevarían a la clariicación del objeto de estudio y de enriquecidos por este segundo grupo de opiniones. posiciones que me encaminaran a un trabajo conceptual enriquecido. por el objetivo fue tener suiciente información para poder construir. directores de ONG y académicos que y ex-directivas de las organizaciones campesinas. Se presentaba como interesante ver los cambios en las formas de producción. desde los cuales se pudiera captar otro punto de vista. los modos de convocatoria y el papel desempeñado en ésta. sobre todo. así A todas estas instancias quería someterlas a diferenciación desde los mo- como una reconstrucción de los debates y demandas resueltas o pendientes. en las que el nes. gieran problemas personales o grupales. y terminado en la deinición puntual de la historia. Los temas de asociaciones campesinas elegidas. en cuanto centros deinitivos de infor- mación. mento de paz o de guerra. representado en las límites del alcance de las acciones colectivas y de su eicacia. directivas tas: defensores de derechos humanos. pero que socialmente se hallaran al respeto a las normas en los dos casos mencionados. Iría tras la opinión de campesinos no asociados. podría preguntar por procesos y dinámicas de más largo aliento. La quinta y última instancia de información oral sería la de los especialis- nizativo. con los cuales los cos o la salud. las accio. o como poseedores de un nivel profundo y vital del fenómeno. sociales conseguidos. me dirigí a funcionarios públicos y a otros actores como la población local. en donde el criterio de construcción fue el de la cercanía/ y jornaleros asociados podría atenuar el juicio de los anteriores y deinir los distancia con respecto al núcleo organizativo campesino. o ver cómo y qué tipos de 34 35 . indagación versarían sobre las diferencias y los beneicios del ser parte de la asociación. Con esta elección estratégica podría llegar a captar ya no sólo una perspectiva crítica sino más bien de confrontación y de tensión.

mediante una intermediación que resolvió favorablemente el problema de la indeinición del rol con el que iba a ser identiicado por las comunidades. en carne propia. con poco contacto con ciertos factores materiales. La cuestión geográica fue decisiva para entender el signiicado profundo. Com- Con estas expectativas. parecían dejar de lado un sufridos durante el conlicto. necesitado de razones y explicaciones para corregimiento de La India. en donde se hacía un trasbordo ampliada constantemente. ral” (2008) llamó la Serendipia. desde la capital del departamento de San- en nada a la irrupción en un espacio clausurado y “misterioso”. o poco urbanizadas. pobladores del Carare. mi llegada al municipio de Landázuri. asociados y no asociados a otorgar información quedaban. fechas. entendí que lo que oiría podría estar fuer- municación habían sido asumidas y asimiladas como un medio más. en las que parecen prevalecer tradiciones an. las posibles reticencias de los líderes. como las indígenas y las campesinas. el trabajo de campo se presen. superadas bajo La mayoría de los manuales y de las relexiones metodológicas consultadas. el cual se encaminaba por una carretera de terracería 36 37 . el imperativo y la promesa que signiicaba el poder ser reparado en los daños incluyendo los anteriormente utilizados y citados. La entrada no se pareció comunidades. probé así. tander. dentro de una red que estaba siendo tejida y madamente hasta el municipio de Cimitarra. la CNRR fungió como portero antropológico. o de lo que se esconde detrás de la idea de necesidades básicas insatis- sores de derechos humanos y las instituciones estatales y no estatales involucra. representación de las comunidades no urbanizadas. La resultado en la reparación estatal esperada. 1998). más bien. para lo cual varios funcionarios serían los encargados de de violencia estructural y de violencia política oír las denuncias y formular las respectivas acciones en lo simbólico y en lo económico. por ejemplo. con un alto grado de autonomía y normalmente conservadoras. coordenadas y temores. abriendo las primeros contactos con las personas que había conseguido y que podían acer. en situaciones que ayudan a deinir el rumbo. Este organismo de reparación y reconciliación venía desarrollando un trabajo muy importante en las zonas más afectadas del país por la violen- 1. posibilidades de acceder a la información necesitada. la casualidad o el inesperado encuentro mados de signiicación de realidades sociales y políticas que hasta entonces sola. defen. aunque guerra y a la muerte que los actores armados habían impuesto en sus territorios. de la investigación. sino. El espacio físico y las condiciones geográicas. los Para este caso. la entrada efectiva a la zona del Carare se llevó a cabo calma y de estabilidad. fue lograr comprender la tenaz lucha de pueblos y de individuos que se resistían a la interpretada por los pobladores como si hiciera parte de la Comisión. esto es. y las diicultades investigativas dentro de contextos la Asociación del Carare había acogido la propuesta que les habían hecho de reparación colectiva. búsqueda de diálogo e información había coincidido con los intereses de los ca en la que quedó claro que las nuevas tecnologías y los nuevos medios de co. El viaje al corregimiento de La India me permitió diferenciar y comprender cestrales fundadas en un núcleo cerrado de parentesco. que era donde me encontraba. Mi objetivo general de carme a las comunidades rurales seleccionadas me inscribieron en una dinámi. amplio y fecundo. nación. me esperaba un fenómeno en el que tenía que volverme liación (CNRR). donde está el núcleo de la Asociación del Carare. aspecto que a todas luces fue determinante para la entrada al campo y el acer- camiento a las fuentes orales elegidas. o Esteva-Fabregat. Desde hacía unos cuantos meses. 1991 reveló inmediatamente distorsionada y falsa. han sido un condicionamiento central para la vida de estas de dinamización de su vida social. para tomar otro microbús. en este caso. lo que Jean Paul Lederach en la “Imaginación Mo- tó como una ocasión invaluable para adentrarme en la materialidad de los entra. que desde algunas lecturas realizadas estaban un el “exterior”. en ningún momento la intención fue la de hacerme pasar por funcionario de la CNRR. se poco desdibujados por perspectivas y teorías de corte culturalista (Geertz. Para llegar a este sitio. de alguna forma. mente poseían una dimensión lingüística y teórica para el investigador. De tal manera. el lugar en el mundo en das en el fenómeno asociativo rural eran una interesante muestra de un proceso que les tocó nacer. que puede llegar a tener la palabra margi- Sin duda alguna.3 La materialidad de las asociaciones campesinas cia política y los diferentes actores armados. De forma casi inmediata a mi arribo.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación estrategia se darían en tiempos de inestabilidad y zozobra frente a períodos de Ya dentro de esta red. más exactamente al a reconocer como un extranjero más. debiendo temente cargado de parcialidad y exageraciones tendientes a obtener un mejor ser transformada la concepción que tenía de las comunidades campesinas. la red de relaciones entre los líderes comunitarios. realicé un viaje de cuatro horas aproxi- a la multiplicación de un nexo. No obstante. Advertido Gracias a una vieja relación familiar con una directiva que hacía poco había por la complejidad del ejercicio que iba a realizar y manido de instrumentos de comenzado a hacer parte de la Comisión Nacional de Reparación y Reconci- registro de información.

en cuanto aluentes del río Magdalena. titución que pudiese controlar el orden público. explotación minera esmeraldífera y aurífera vierte sobre ellos. rra. tienen que ser atendidos redas y la carretera que conecta con las capitales departamentales. La India se ha visto aislada reñas (ver registro fotográico 2). los problemas de orden público. El Ejército Nacional ha hecho irrupciones esporádicas en la región. el río miento de las poblaciones constituyentes. Quedaba así develado que detrás de la representación histórica tendría que y veredas. por la Asociación del Carare. han traído la muerte y tado lógicamente es el marginamiento de la población por aislamiento. 2004). las comunidades ción de aislamiento político administrativo. La descripción de la diicultad ha pensado y representado históricamente como blanco y germano descendien. en La India ha sido más que evidente la falta General Rafael Reyes. cada proyecto Durante el último tramo del viaje. desde el municipio de Cimitarra al pueblo presentado a las alcaldías. La la economía de la región. exclu- Causó igual inquietud ver cómo en una zona con una presencia militar tan sivamente en casos de confrontación bélica para perseguir células guerrilleras avasallante. hizo explícito a través de la convivencia con sus pobladores. en condiciones de vida absurdas. junto al río Carare. como dicen los extranjeros. El resul. en tanto que estrategia de creación de resistencia prolongada de la gente en tales condiciones de humedad y calor. pero frente a los nacimientos han sido atendidos por parteras. Como fue consignado en su plan del Carare y de la región del río Cimitarra. Sólo cada quince o veinte días la aparición de un caserío de calles sin pavimentar. Casi todo ha dependido de las posibilidades que brinda autoridades de Cimitarra. y por la falta de resolución de los problemas públicos. Con lo cual. los caminos de herradura construidos por los campesinos y. el poder militar y el narcotráico. pero en administrativo y social. Sucre y El Peñón. han sido un obstáculo para condiciones climáticas tropicales que estaba viviendo y costaba pensar en la la conversión de La India en municipio. la actualidad se han convertido en el botadero de los desechos tóxicos que la Sin embargo. La Belleza. Sin embargo. Los problemas de salud han sido muchas veces resueltos mediante sentimiento casi naturalizado en la cultura colombiana de contradicción entre medicinas alternativas originadas en el saber de la comunidad y la mayoría de el estar en medio de la miseria. educación y de presupuesto de las localidades. alucinante y en un contexto de riqueza La vida en la región del Carare ha dependido desde un comienzo. salida natural al mar tienen que ser solucionados en una cabecera municipal que implica costos de Atlántico. natural y biológica inmenso. como ya se dijo. Pero al condicionamiento geográico y físico había que sumarle la situa. como lo vine a saber más adelante por la opinión única institución permanente del Estado ha sido durante años la escuela públi- de los pobladores. como medio y espacio de articulación de la vida social de la región. el casco urbano de Landázuri queda a cuatro única forma o medio para la comercialización de la producción agropecuaria horas de camino. que el tiempo tuviera la vía. es decir. son sociedades absolutamente ribe- de desarrollo local (ATCC-CDPMM-PDR. La experiencia de campo me permitió entender que éstas. los centros de salud no aceptan a la gente de La India el río. Otro elemento de sorpresa fue el haber encontrado desde cuando se colonizaron estas tierras en los años 50 del siglo XX. ha sido la principal vía de comunicación entre las ve- pues su municipio de origen es Landázuri y como tal. El signiicado que esto conlleva sólo se me a causa de mantener un tipo de relación con el municipio de Cimitarra abier. por lo tanto. la presencia casi total de ganadería extensiva. un paisaje. sin alcantarillado y desorde- llega una comisión policial para regresar el mismo día al municipio de Cimita- nadamente trazado: La India. Los municipios de Bolívar. geográica hecha más arriba se profundiza para el resto de los corregimientos te. los ríos Carare y Cimitarra han sido corredores estratégicos para el desplazamiento y de tiempo no asumibles por la población campesina. Fue inevitable preguntarme por los posibles nexos entre el ca. Por lo que se pudo comprobar. muy poca de un puesto de salud y la ausencia de la Policía Nacional o de alguna otra ins- presencia de campesinos o labriegos y al inal de la región. dependiendo de las condiciones en las ción con Cimitarra. desde luego. ha necesitado del con- de La India. las tensiones no han estado deinidas exclusivamente por la rela. las mejores tierras de la zona: junto al inmenso batallón de infantería N° 41. esta vez la dominación. El río es tanto la tamente conlictivo: el campesino de La India no ha sido bien recibido por las vida como la muerte. autonomía para la captación de mayores recursos. En algún tiempo fueron fuente de sustento piscícola. pues las únicas vías que han existido desde ese entonces han sido haber existido un fuerte dispositivo de invisibilización étnica y de blanquea. desplazamiento de los actores armados. la cual ha tenido fuertes problemas de continuidad con respecto a su planta capital latifundista ganadero. Surgía en mí el docente. guerrilleros y 38 39 . pude observar una muy signiicativa estructura de ocupación de sentimiento de las administraciones de cada uno de estos seis municipios. del río una comunidad preeminentemente afrodecendiente en un departamento que se Minero o Carare (ver registro fotográico 1).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación que duraba de hora y media a dos horas. el cultivo de la hoja de coca había llegado a estar en el centro de o para sustraer pobladores sospechosos de ser auxiliadores de la guerrilla. ha sido la en su municipio. Solamente el paisaje podía aliviar las durísimas territorios de inluencia de la Asociación del Carare.

contrarias a las ya históri- preparadas para la obtención de la información se pudieron aplicar en su ma. a su vez. uno. La desconianza de algunos de sus funcionarios. cas tácticas colectivas de violencia. Agencia Prensa Rural o Alba TV y productos comunicativos como la publi- Creada en el año 1995 por iniciativa del sacerdote jesuita Francisco de Roux. el observador. riqueza y dinámica comunicativa. a partir de una investigación donde se diagnostica. pero desde la visión de ellos. me mostraron que la región estaba A pesar de las diicultades y problemas cotidianos. Las estrategias señalamiento. Desde un ángulo comparativo. que una ayuda. el acercamiento por en instituciones en las que habían sido presentados. Espacios como cional y los proyectos políticos y productivos hacia las organizaciones campesinas. pasando por un momento de nuevo escalamiento del conlicto. Esto me demostró que la aplicación generalizada de contrastaba con la representación que la mayoría de las personas externas a la fórmulas de acción y de recolección de información depende del alto grado asociación tenían de ella. la dióce. de variabilidad de las condiciones sociales y políticas. es un medio de reproducción de sus discursos y sus luchas. del Carare en las comunidades del río Cimitarra. puesto que anteriores experiencias mientos. Esta sigilosa manera de actuar ha estado escudada en el interés por no negativas habían condicionado este tipo de material a engaños y malos usos. Ante la exitosa estrategia de intermediación para conseguir la entrada a la Se logró entrevistar a líderes y asociados. se trata No obstante. bajo tácticas de yoría de la población siempre fue bastante amable y sincero. intimidación y eliminación selectivas. tales como las Águilas Negras o los Rastrojos. a excepción de la grabación en video. a pesar del proceso de desmovilización de los ejér- comunitario. de 2005. Asociación del Cimitarra rompió con todos los prejuicios y las precauciones que el PDPMM había puesto en juego desde el principio de los acercamientos. sensiblemente la búsqueda de información y el poder alcanzar un mayor grado como a ellos mismo les gusta deinirse. Planteado en tér. han entendido que la información dada es un ladrillo más que les citos paramilitares. fue más un impedimento de impunidad y olvido. en términos abstractos. tanto en la ciudad de ción del Carare. La verdad es que en perspectiva campesina. La reducida estrategia co- medio del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (PDPMM). las diicultades con respecto a las fuentes rencia entre uno y otro contexto consistió en que. los resultados La increíble calidez humana de las directivas de la Asociación del Cimitarra no fueron los mismos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación paramilitares los han convertido en cementerio de cuerpos mutilados y bóvedas como forma de acceder a la Asociación del Cimitarra. en el segundo. demostraron la gran ron los principales problemas del Magdalena Medio y las políticas públicas necesarias para frenar las violencias y poder tramitar el conlicto armado. en el primero. en la otra fue su aspecto Barrancabermeja como en el valle del río Cimitarra. la tensión bélica diicultó más oscuro y difícil para la indagación. se convirtieron en una gran ma- 40 41 . documentos de la Asociación del Carare. Sin embargo. llamada de “Justicia y Paz”. como las masacres y los grandes desplaza- yoría. las sociedades del Cimitarra y del Carare han estado acostumbradas a esta clase de intervenciones en su espacio Pude comprobar cómo.7 municativa de la Asociación del Carare no tiene comparación con la creación de los espacios virtuales y reales que la Asociación del Cimitarra ha puesto en 7 Principal institución social de la región que lidera la coordinación de la ayuda interna- práctica. en coordinación con organi- sis de Barrancabermeja y el CINEP. acostumbra- dos lógicamente a toda clase iniltraciones. el cual se posibilitó por la entrada en vigencia de la ley 975 ayuda a construir una visibilización nacional e internacional. de la contingencia de la experiencia y de la vida de las comunidades. situación exactamente contraria a la sucedida con la Asocia- por los acuerdos de paz aún respetados. no fue posible el acceso directo a los de conianza con los entrevistados. lugar y de la incursión de actores externos. zaciones internacionales de apoyo como Vía Campesina. cación periódica La Marcha. Lo que en una fue su mayor fortaleza. imperaba un orales se vieron subsanadas con la apertura de los archivos y documentos oi- ambiente de cierta tranquilidad con respecto a los actores armados alcanzado ciales producidos. la región ha reproducido las redes y es- minos utilitaristas. la totalidad de ellos fueron consegui- dos por personas que anteriormente habían trabajado en la zona o levantados A pesar de las cartas de recomendación que llevaba. el periódico Tierra. el encuentro directo con los actuales líderes campesinos de la simplemente de una relación simbiótica de solidaridad entre saberes y prácticas. sa de la naturaleza y el momento por el que estaba atravesando la Asociación asociados y no asociados. ellos saben a la perfección que sus experiencias organizativas tructuras de control de los grupos de ultraderecha. los cuales dieron una versión preci- asociación y la respectiva asignación positiva del rol jugado frente a líderes. bajo nuevas denominaciones son materia prima para los ejercicios académicos e investigativos de toda clase. y. A pesar del valor de la transparencia. quise replicar la experiencia tenida con la comunidad del Cimitarra y toda la región del sur de Bolívar y el Nordeste antioqueño. el trato dado por la ma. como forma de visibilización de sus luchas sociales. a pesar de las difíciles condiciones materiales de sobrevivencia del zona y eludir las denuncias internacionales de éstos. encender las alertas de las ONG y de los defensores de derechos humanos de la En general. La dife.

para el campesino. El fuego cruzado o negociar con un Estado que mata a la población civil inerme signiicado del concepto de víctima no releja la pura pasividad de quien sufre y genera desplazamientos masivos. la vida es realmente un milagro. de entrevista concedida por la presidenta de la Asociación Regional de Víctimas de Crí- menes de Estado del Magdalena Medio (Asorvimm). Tanto en el caso del Carare como en el del Cimitarra se pudo ver con clari. es una incoherencia llegar a hablar de reparación en medio del el comienzo de su positividad y un impulso para sus acciones colectivas. la sinceridad y el tiempo dedicado. nativas productivas que logran cimentar una comunidad campesina más sólida respecto a los posibles futuros ataques de los actores armados. la gran mayoría víctimas directas La intensidad del conlicto en esta subregión. a excepción de las hechas a personas no asociadas. por ejemplo: terioridad en la zona. alguien que “ya lo ha perdido todo”. micas que en alguna ocasión me señalaron el inconveniente de victimizar a gue viendo como fuerzas represoras y generadoras de terror sobre la población los pobladores rurales. 1994. los mecanismos de doble y triple victimización. funcionarios. expertos y asociados sobre la historia. para otorgarle las tierras obtenidas a los la violencia en carne propia. el desempeño y la como acontecimiento cotidiano y la intimidación y el terror como contexto de actualidad de las asociaciones campesinas. máximo lugar al que la tensión bélica me permitió llegar. p. La dignidad que provee el proceso de obtención de justicia. ha llevado a la gente a perder el miedo. por el otro. Los cinco tipos de entrevistas estipuladas pudieron realizarse sin mayores inconvenientes. Pude vida cotidiana ha potenciado la fuerza de la verdad y la acción colectiva de las llegar a entender y a explicitar la radicalidad y honestidad de esta postura gracias a la asociaciones. Con alrededor de unas veinte entrevistas propias y otras ocho entrevistas En estas regiones. la disyunción como lógica de análisis era un mal instrumento hermenéu- no ha aceptado los programas de reparación de la CNRR. El 8 La opinión de haberlo perdido todo fue una constante referencia por parte de los po- dolor de la muerte de los cercanos y la pérdida de lo material construido en la bladores rurales entrevistados. seguido de (2) Desplazamiento forzado. Como fue referido en varias conseguidas por medio de ex-compañeros de trabajo que habían estado con an- oportunidades. las cuales consistieron en diálogos informales.4 Retorno. recordé un par de objeciones muy acadé- permitido asumir una postura de neutralidad y a las fuerzas del Estado se les si. histórica es mayor que el valor que puede llegar a tener la vida individual de y fuentes escritas. Fuentes orales.8 dad del método etnográico (Hammersley & Atkinson. siendo consignadas en el diario dad que el signiicado que posee la muerte se separa tajantemente del que pode. a la cual agradezco la construcción de alternativas. me esperaban varias y largas horas de transcripción de los (1) el asesinato de familiares. la militarización de la vida campesina parece hacerse más patente ción. de campo como opiniones diversas. y con. fue un buen ejemplo del trato que las Fuerzas Armadas del Ejército han dado a los pobladores del valle del río Cimitarra. la Asociación del Cimitarra caso. 80). durante gran parte de la experiencia de campo. de reparación o de consolidación de la memoria paciencia. La experiencia tenida en la visita a la aldea comunitaria de Puerto Matilde. En este campesina. 42 43 . La violación al Derecho Internacional Humanitario 1. y análisis. Contrario a lo sucedido en el Carare. tenía en mi haber documentos oiciales como los tinuado por (3) la aparición de nuevas amenazas para no realizar denuncias por hechos de violencia anteriores. La negatividad de la violencia y de la muerte ha sido. por un lado. tenía en mis manos una importante cantidad de informa- vastedad. académicos o pobladores urbanos. quedó el registro sonoro de las voces de mos tener como observadores. registros orales. sus directivas.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación teria y fuente de información para la investigación. y en la medida en que nos adentremos en esa luar lo conseguido. Así mismo. según tico. Tamar e Ité. puesto que. vida hacen que la existencia personal no esté cargada de la seguridad y del valor de durabilidad que le otorgamos los que creemos estar más allá de la violencia. Estando en contacto con los campesinos. organización y construcción de alter- al campesinado. la del río Cimitarra. no ha o indirectas de la violencia política. Lilia Peña. el ser víctima se resigniica a partir del momento latifundistas y así profundizar un modelo de desarrollo que no toma en cuenta de airmación de los procesos de justicia. la cual se iba convirtiendo en una preocupación con respecto a su manejo y radical. comprobaron la conveniencia y complementarie. Lo más diciente de lo anterior es que Puerto Matilde representa apenas el comienzo y la entrada al inmenso territorio que se articula mediante Habiendo terminado el trabajo de campo y con la distancia necesaria para eva- los ríos Cimitarra. dejándolos sin posibilidad de acción o sin voz. El asesinato líderes. reevaluación de hipótesis con respecto al no involucramiento de la población en el conlicto se hizo y construcción de categorías para el análisis evidente en la permanencia y cohabitación de las tropas en las veredas de la subregión.

referida a la aplicación de prácticas de intimidación y de terror política haya bajado a partir de la desmovilización paramilitar. algunos líderes fueron nuevamente amenazados por bandas centivado la producción de otros cultivos. a un debilitamiento de los valores como la solidaridad. investigados. Tampoco cabe duda de que estas comunidades han enfoques teóricos. de igual manera. no quedó del todo clara. pude obtener varios ejemplares de revistas perió. puesto que una mayor pre- signiicación personal ante la experiencia vivida. producida y sentida por los lectores de este texto (ver registro fotográico 3). No cabe duda de que la resistencia civil a los acto- otras experiencias y trabajos de campo. En tanto sido políticamente activas. La La segunda hipótesis. presencia de la economía basada en ilícitos. Esto ha llevado de las fuerzas militares del Estado siguen excediéndose en el uso de la fuerza. pero más grave aún ha sido la cicio de asociación. recolectada. al igual que las con- Para trabajar y analizar toda la información conseguida. comencé por revi. otro tanto más de pudo observar. ha signiicado efectivamente el debilitamiento de las condiciones institucionales que otorguen seguridad a la participación y al ejer- redes sociales de solidaridad y convivencia. A lo anterior se le sumaban diag. se comprobó en el Cimitarra. Como síntesis de participación y bienestar. tenía conmigo dos tesis presentadas res armados ha salvado a muchas personas del ajusticiamiento y ha evitado el en las universidades de la región. La pri. Y. para diciones de movilidad y comunicación con municipios aledaños me hicieron llevar a cabo los proyectos de desarrollo. a pesar de las diferencias en los derramamiento de sangre. necesarios para el autoabastecimien. la violencia de las armas. pación de la comunidad en las asociaciones. cibidas. sencia institucional del Estado está apenas siendo percibida por la población. para complementar. Un conjunto de cartas enviadas a todo pensar en que esa participación no ha dado los frutos esperados con respecto tipo de organismos locales y regionales del Estado me ayudaría a reforzar la a la dimensión social y. pues. no existen unas sobre la población civil. ciudadana en términos modernos. a su vez.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación planes de desarrollo institucionales. no es tan directa y lineal la relación entre formulación de las demandas planteadas por las directivas. que a través de la historia habían marcado generales de vida de la población e incentivación. diciones en las comunicaciones con otros municipios. referida a la participación directa de las comunidades primera categoría estaría enfocada a la cuestión de los Orígenes o génesis his- en los asuntos públicos como un modo de mejoramiento en las condiciones tórica que estructuró la realidad social y política desde la que partieron las 44 45 . por lo tanto. Una mayor posibilidad sar las tres hipótesis con las que había partido y llegado al terreno. En general. desde la llegada de la CNRR. emergentes de paramilitares no desmovilizados y algunos grupos al interior to y la seguridad alimentaria de las comunidades campesinas. Esta hipótesis se cumplió de modo parcial. interesado únicamente en sacar su producto al mercado y convertido en reproductor de violencia familiar y social a raíz de la obtención de un poder El aumento de la complejidad en el fenómeno encontrado me llevó a mul- económico intempestivo. en general. las condiciones de salubridad de los caseríos y las con- los potenciales con los que las asociaciones habían contado en la región. tanto de las asociaciones como de las ONG acom. A primera para el ejercicio del derecho de asociación y un mejor ejercicio de los derechos vista y de forma general. una especie de cansancio colectivo después de investigaciones publicadas como artículos y libros sobre los casos especíicos tantos años de lucha civil por construir convivencia pacíica. y estatal llevaba a una mayor posibilidad de mejoramiento de los problemas so- otros tantos ajenos. resaltaba el hecho de haber estado frente a situaciones ciudadanos. Se pañantes de estos procesos sociales. a un marcado detrimento de las prácticas de economía campesina tradicionales intimidando y reteniendo a campesinos sospechosos de ser auxiliadores de la y. La tercera hipótesis se fundaba en la relación de que una mayor presencia La gran mayoría de los registros fotográicos tomados personalmente. estudios y manuales. La falta de servi- nósticos de daños y estudios estatales de perfectibilidad que daban a conocer cios médicos mínimos. la cual espero pueda ser re. aunque la tasa de crímenes y de violencia mera hipótesis. de una autonomía el rumbo y las políticas de las asociaciones. autónomas y valerosas frente al riesgo que implica que productos comunicativos. pues la producción de hoja de coca y su respectiva comercialización ha desin. las cuales. los problemas de salud y de alimentación de la comunidad continúan estando vigentes. según las voces de los pobladores. tenían un valioso registro de más fuentes orales. sigue estando en una situación de incertidumbre como mucho más complejas que la que habían sido pensadas teóricamente. Pero lo que no es claro es la relación directa que se dicas. por lo que formé cuatro grandes grupos o categorías temáticas con las pudiera llegar a comprender y agotar la totalidad del objeto de estudio. solo en un caso. En esta primera hipótesis nunca había estado presente tiplicar el número de aspectos de análisis con los que iba a leer la información el elemento del cultivo de coca como central en el conlicto social y armado. hay un clima enrarecido que no permite una fácil partici- campesino cocalero es un sujeto transformado por ganancias nunca antes per. En el año 2010. planteó con respecto al mejoramiento material de las condiciones de vida. junto a ello. fueron de gran ayuda en los momentos de asignación de ciales. El nuevo guerrilla.

por ejemplo. analítico se completó con lo referido a la construcción de paz. se llenó así de un más profundo sen- tido. en cuanto forma de repro. en segundo sos de largo alcance como el latifundismo y la consiguiente falta de tierras. En este pude reco. vallas. formé una red de categorías en la que algunos puntos te- ducción de las demandas y de defensa de los derechos especíicos de sectores máticos se conectaban más fácilmente que otros y por la cual pude aprovechar sociales vulnerados. se diferenciaron en la recolección directa de información en el terreno. migraciones internas y formas de proyectos productivos. El modelo agroindustrial. primero. sino a la estructura histórica que implicaba un grado de violencia con respecto a las con. Contrario a lo que en alguna oportunidad había escuchado con respecto a En la tercera categoría de análisis agrupé todo lo concerniente a la Econo. El camino recorrido ha sido este. Finalmente. Como advirtió capitales extranjeros a la inversión. El acto interpretativo a partir las asociaciones hijas de las primeras asociaciones me llevó a darle más peso a del conocimiento social concreto. el bien o bienes comunes. reservada a las cuestiones que señalaban. Y inalmente. movilizaciones. en tanto la denuncia de los abusos y segundo y tercer nivel agrupé. junto con su concepción de futuro. tales como períodos y y las necesidades históricas no resueltas de la población. Dentro de una fuerte dinámica organizativa. Sintetizaba de esta manera los problemas materiales sus estructuras y las formas de funcionamiento propias. el solo hecho de la con- dos modelos de desarrollo contrapuestos que tensionaban el campo productivo vivencia con aquellos a quienes hemos elegido como nuestros interlocutores es de la región. Así fue como pude ubicar en la primera dimensión los elementos subgrupo. Seguí con el tema acerca de la convivencia pacíica. la génesis de el material conseguido (ver igura 2 en anexos). asociaciones. (1988. De esta manera. 46 47 . la organización interna de las asociaciones. cercados o banderas. paros cívicos o diálogos. la incomodidad producida por el trabajo de campo y a la empiria representada mía y a las relaciones de producción. conformando el espacio de la civilidad frente a cualquier opción mi. por otro ción ecológica. y el modelo de economía campesina de Levi-Strauss de la práctica etnográica. esto es. de carácter neoliberal que llama a los una ganancia bastante signiicativa como para ser despreciada. sus principios de acción y sus primeras consignas. del paciente oír de las voces de los la reproducción de la defensa de los derechos humanos. comunidades campesinas. y en general todo de la neutralidad. cidos por el agotamiento de la investigación de campo. 429). Así podría apreciar Al segundo grupo lo rotulé como Derechos Humanos. ria y la autonomía de las comunidades. la presencia de los grupos de paramilitares. En primera instancia. las fumigaciones y lado. por un lado. como tomas en el último nivel de este primer grupo. el cuadro a un lado. En un correspondiente al tema medioambiental. así como otros proce. asociaciones campesinas. es decir. lectar la información que me posibilitó hacer un mapa de los derechos más La penúltima casilla estuvo reservada para la información que señalara temas violados y de aquellos que fueron mayormente demandados. Dentro de éste aspecto. cuando bito ideológico político. Y la categoría de Participación Comunitaria se compuso por otros tres con- diciones materiales de vida y a las posibilidades de desarrollo humano de las ceptos tendientes a captar. promovidas por las organi. tanto en la confrontación armada como con respecto al ám. p. La cuarta dimensión estuvo los recursos ambientales. actores y de las interacciones entre éstos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Relexiones metodológicas sobre la constitución signiicativa de la experiencia de investigación asociaciones. un cuarto aspecto que fue fundamental: la creación de nuevas asociaciones a partir de las dos principales. consistente en recopilar todas iniciativas que han puesto en práctica concernientes a los procesos de colonización. una amplia gama de acciones colectivas junto a los signiicados construidos. serán siempre menores cursivo de las asociaciones frente a otros actores civiles. los altos costos produ- subsistencia y producción para el mercado interno. reservé un espacio para tener en cuenta los recursos simbólicos utilizados en las luchas comunitarias. las concepciones litar. Las problemáticas de los cultivos de coca. ya no a los actores armados. La tercera cuestión se basó en todas las acciones dirigidas a la formación de paz autóctonas y los retos de continuidad a los que se veían sometidas las o pedagogía con respecto a los derechos humanos. junto con las formas de acción las explotaciones mineras fueron compilados en el rubro de la degradación de y de asociación con tropas del Ejército colombiano. Y término. con los propósitos de defensa de la soberanía alimenta- ocupación del territorio. deinieron el campo dis. toda la información que me mostró los procesos de degradación como de las acciones para la defensa y preserva- la inserción de los grupos guerrilleros en la espacialidad regional y. modos de nombramiento de directivas y requisitos de asociación. En un último momento. recogí las acciones fundadoras de las de entidades. El Derecho Internacional Humanitario (DIH) relejaba se hablaba de la Zona de Reserva Campesina (ZRC) o de la territorialidad de cómo la población civil o se veía involucrada en acciones de guerra o quedaba las asociaciones bajo la igura de los Territorios de Paz. para poder responder a los modos de formación regio. aquello que condujera a la defensa de la institucionalidad. zaciones. Como profundiza. se sintetizó lo nal de los que hacían parte las comunidades del Carare y del Cimitarra. con respecto a las ganancias en cuanto a la comprensión vital de aquello que ción del modelo de economía campesina de subsistencia se amplió un segundo hemos decidido estudiar. los repertorios de acciones colectivas puestos en marcha.

desde hace más de tres décadas. Fals Borda & Umaña (1968) y Oquist (1978). centradas exclusivamente en los actores sociales. por el lado estructural. Desde el enfoque subjeti- vista. los dos textos clásicos sobre la violencia política de Guzmán. necesita de una explicación amplia y profunda que permita la articulación de múltiples factores y variables. actores. 49 . También el texto de Deas & Gaitán (1995). por ejemplo. Está claro que el debate sobre la perspectiva de análisis político para el caso colom- biano debe superar el clásico antagonismo entre las causas objetivas o estructu- rales y las causas subjetivas.9 Tanto unas como otras se implican mutuamente y la no referencia a alguna de ellas nos conduce simplemente una insuiciencia explicativa: las condiciones materiales. los cuales nos lleven a su vez a una comprensión dinámica de los procesos de violencia.CAPÍTULO II configuraciones de La vioLencia sociaL y poLítica en coLombia. las tradiciones heredadas y las instituciones representan el espacio 9 Para conocer las posiciones contrapuestas ver. ver Pecaut (2001) y Rubio(1998). dinámicas y estructuras deL confLicto 2.1 Orígenes y desarrollos de la violencia política actual L a situación política y social en la que se encuentra Colombia. los actores armados y las transformaciones de la sociedad contemporánea.

Tal tradición bipartidista mito fundacional de la nación colombiana y un elemento constante y reiterativo transgeneracional se fue concretando en términos de sectarismos generadores a través de toda su historia. Empecemos por recordar que la historia de Colombia en el siglo XX estuvo como las que en su tiempo se han dado: aquellas que veían un solo núcleo dis. en un determinado lugar del mapa electoral. en lo político. sin que raciones de la historia que enfrentamos como presente. pues. a su vez. no de un “otro” satanizado y casi deshumanizado. Y el situados” (Giddens. se hace de la violencia el familias y de las localidades” (Pécaut. ade- posibilitan las acciones colectivas e individuales en ámbitos concretos de inte. con lo cual se fortaleció el carácter fragmentario del terri- torio nacional. 1996. para luego deinir los elementos que constituyen la violencia política en su singularidad. Cada municipio tenía una adscripción partidista que lo ubicaba anterior. al cual se le podrá eliminar o 50 51 . que este señalamiento constitutivo y persistente de la violencia se inscribe racción y “todas las propiedades estructurales de los sistemas sociales […] son dentro de los efectos que ella misma induce en la representación colectiva. desde las cuales los actores armados han conigurado la trama espacio-temporal Queda claro. 2001. estando presentes en las actuales dinámicas sociales: por un lado.000 víctimas. de alguna manera. rupturas y elementos nuevos que proveen de un carácter singular a la si. 264). en la aceptación o legitimación del hecho irreme- Así. Tal singularidad va en contra. 300. las desigualdades entre las clases sociales o en la estructura agra. el cual creaba alianzas y. desarrollaremos a lo largo de este capítulo las formas que la diable de la barbarie como destino. sino en entender los aspectos cruciales que permiten las conigu- ben los efectos de la dinámica de guerra: la población civil campesina. Podríamos empezar por esto signiique la victimización de este actor social. De manera más clara: de odios viscerales. La violencia de hoy no deja de ser vista como el regreso de la violencia XVIII y XIX. cimentado en las ideas ria. que la continuidad de los de La Violencia y que los de La Violencia eran. incidiendo. sobre lombianos están convencidos de que los acontecimientos de hoy no son más todo. y el partido Liberal. generándo- estaría signada por su constante inclinación hacia la barbarie. de la idea donde se hace de la violencia un continuum histórico realmente un fraccionamiento identitario que se ubicó por encima de la idea con determinantes casi ontológicos. Así mismo. con rasgos centralistas. esto es. la cultura política poco democrática basada en La reiteración de los estallidos sociales en la historia colombiana. entonces. como lo recuerda Eric dades. do como “La Violencia” (1946-1958): la más grande “movilización armada de La violencia contemporánea se conigura históricamente a partir de continui. profundas enemistades. más. lo que tenemos que resaltar de la cultura bipartidista son tres (Pécaut. asumimos una perspectiva en la que se muestra la necesidad de no reducir el fenómeno político colombiano a un solo tipo de respuesta causal. en sí mismos. elementos que han llegado hasta el siglo XXI. p. en pri. La complejidad sociológica de la situación colombiana nos lleva a dudar de del federalismo y la secularización. en la creación las guerras de independencia hasta la guerra entre paramilitares y guerrilla. en la que la naturaleza de los colombianos de nación y que tuvo más fuerza cohesionadora para la población. p. tiene por qué hacernos olvidar de la especiicidad de cada momento histórico y ción y poder transformar o no el contexto y las estructuras que los engloban. fueron los causantes del período denomina- cualquier intento simpliicador y adjudicador de causas precisas y exclusivas. en la especíica conformación del actual airmar la presencia de la violencia como fenómeno constitutivo de lo social y Estado colombiano y en la dimensión política de quienes más fuertemente reci. desde la negación o no aceptación de la oposición ideológica. 56). en la cuestión de la depredación de recursos res. marcada. No obstante. 245). p.000 y tuación por la que atraviesa hoy la nación. Hobsbawm (1983. Hay que anotar. La lucha entre el partido Conservador. 2001. por ejemplo. por la división partidista entre liberales y conservado- ciplinar del problema.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. la continuación de las guerras civiles del siglo diecinueve Sin embargo. del Estado. campesinos” del siglo XX en el hemisferio occidental. Actores. culpable de la guerra civil que dejó entre 200. dinámicas y estructuras del conlicto desde donde los actores sociales pueden llegar a desarrollar sus lógicas de ac. la el resultado de las actividades consumadas de manera contingente por actores cual se concreta a partir de una cierta naturalización de tal hecho social. p. que la cuestión no está deinida por querer negar o de la violencia. plantear de manera apresurada constantes que no nos permitan observar las di- Como lo ha demostrado convincentemente Giddens. basado en una ideología confesional económicos. establecer los elementos de continuidad. inconveniente de naturalizar la violencia es que pueda llegar a tener la facultad de incidir. esta segmentación entre partidos políticos fue mera instancia. heredado de los procesos de colonización de los siglos XVII. se dos subculturas “trasmitidas de generación en generación en el seno de las como lo ha planteado reiteradamente Daniel Pécaut. de lo político. violencia política ha tomado a través de la generación de estructuras sociales. Muchos co. De esta forma. son las estructuras las que ferencias especíicas del fenómeno que vamos a estudiar. y sus formas como idénticas a las que se habían dado. 221).

los municipios y las regiones se fueron conigurando turas. Actores. encarnación del hereje. sólo hasta 1892.16). En el Estudios sobre la Violencia los deinió así.10 Esas iguras sim. 2001. La relación monetaria. en teoría más progresistas que andino y las regiones costeras. los cuales se desarrollaron a partir de “la articulación nos Orientales y la Amazonía. la modernización económica y urbana. y la costa Atlántica. una forma de expresión Las barreras naturales de los Andes colombianos han sido determinantes en moderna de las voluntades colectivas canalizadas racionalmente por mecanis. por lo general. más de la mitad del país correspondiente a las zonas de los Lla- federación de caciques. sinónimo de poder político oligárquico. De esta manera. 2001. La forma actual. en el noroccidente. desarrollada a partir de la explotación los cuales debían ser garantizados constitucionalmente por el Estado cen. dinámicas y estructuras del conlicto exterminar bajo las más variadas modalidades de crueldad. también están muy poco tiende a omitir tales consideraciones” (Zuleta. por tanto. no representó una modernización política que destrabara No obstante los esfuerzos y las iniciativas departamentales de construcción las relaciones señoriales y clientelares a las que estaba habituada la gran ma. 269). fueron sustituyéndose en el transcurso del Así mismo. los conservadores. p. 2002. se autorizó la creación de los ferrocarriles nacionales. y totalmente acopladas dentro de la cosmovisión no secularizada característica del país. en relación con las actuales formas de sica. geografía complicada y abrupta. 17). la fragmentación económica. el 56 % de su territorio. El bipartidismo fue. tortura y descuartizamiento del cuerpo humano. exterior” (Palacios & Safford. desde el liberal ateo. cos y de perpetuación de sus élites en el poder. Las selvas tropicales del Chocó. conmigo está contra mí”. y la semidesértica península de la Guajira. Colombia fue un país de regiones aisladas. sinónimo de homicida y criminal. los mecanismos clientelares y gamonalicios de integración po- siglo pasado. 166-167). pp. estuvo casi inhabitada de la competencia interna entre grupos oligárquicos dentro de cada región y desde la época colonial hasta mediados del siglo XX. último siglo y medio han albergado un poco menos de un tercio de la población total. 1998. realizados por grupos de bandoleros sociales denominados como los “chulavitas” o “pájaros”. como podría interpretarse. de líneas ferroviarias regionales. Dicha cultura las diversas regiones del territorio nacional. donde el cacique o gamonal se convirtió A principios del siglo XX. desarrollada desde el comercio exportador de materias a partir de la dominación de las redes clientelares. La Comisión de 11 “La población es escasa en las tierras cálidas. las tres regiones con un grado de diferenciación en un intermediario que monopolizaba el acceso a los derechos ciudadanos. por su forma de ataque rápido y en bandas. sino que se mostraron en la práctica cotidiana como una lo anterior. principalmente. Y como si fuera poco mos de representación. Tal fragmentación derechos.000 metros. las cuales fueron y siguen siendo “formidables barreras para la co- Por otro lado. o integrados de manera bastante precaria por los una formación desigual y asimétrica de los municipios y las localidades que ha intereses siempre particularistas de estos “administradores” de servicios y incidido en la continuación de la fragmentación territorial. p. vivida sobre todo a partir de los años 60. creadas bajo la lógica excluyente cristiana del que “no está población del país. se subordina. especíica fueron la región occidental. En este último sentido. los parti- dos tradicionales no fueron. ríos Magdalena y Cauca. minera de oro y plata. donde poco a poco la población fue migrando en un proceso colonizador que se ha prolongado hasta el día de hoy.11 Desde su nacimiento. ciento de la población nacional. en el nororiente. política y cultural del país. la importación de mercancías y la ganadería. con la ley 104. localidad” (González. en algunos casos. ba a la adhesión personal del ejecutante a su amo y señor. en cambio.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. difícilmente integradas primas. riato: “los ‘pájarosʼ actuaron a partir de adhesiones partidistas o movidos por lealtades Los Llanos Orientales y la región amazónica […] albergan un poco más del uno por personales a dirigentes regionales. 52 53 . deinidos a partir de las necesidades 10 La historia de La Violencia de los años 50 es también la historia de la brutalidad encar- nada en los innumerables procedimientos de suplicio. por debajo de los 1. el bipartidismo necesitó de la reproducción de mecanismos municación de las regiones colombianas y del interior del país con el mundo clientelares de acción política como forma de repartición de puestos burocráti. pobladas” (Palacios & Safford. fundado en relaciones clientelares. hasta el guerrillero lítica posibilitaron la constancia de un tercer factor en la coniguración socio bandolero. p. estará reforzada por unos medios de transporte que estuvieron hasta el inal del siglo XIX anclados a las vías luviales como modo de conexión entre el interior A pesar de los distintos gobiernos liberales. la central-oriental basada en la agricultura y las manufac- tral. yoría de la población campesina. del territorio nacional estuvo desde un principio atada a las diicultades de una más extremas que la de los años 50. Recordemos que la conformación continuará hasta nuestros días bajo formas suprapartidistas y. dada por la presencia de las tres cordilleras andinas. Bolívar & Vázquez. Figuras a las cuales se les hacían política de Colombia: el desarrollo altamente diferenciado y estratiicado de responsables de la desestabilización del “sagrado orden social”. Lo anterior ha signiicado a la vida política nacional. que era para aquel entonces la mayoría de la bólicas del otro.

trendeoc. de una política moderna y democrática. sin que esto sirviera para la consolidación del guerrillero y se expandirán luego los cultivos ilícitos” (González. jas eran pequeños agricultores que […] más que vivir al margen de la socie- dad nacional.com/historia. Bolívar & Vázquez. al igual que la emergencia y consolidación gov. Los tres elementos. que en las primeras décadas del siglo XX conectó a las regiones de mayor focos de violencia en estas áreas conlictivas y desrregularizadas. fue más bien un potenciador de desarrollos regionales. interna o expansión de la frontera agrícola será un factor determinante para lena. los componentes que nos permiten remarcar la actualidad de (González. y la existencia de subregiones total- tes de presencia institucional y eclesiástica. las guerras civiles. comprueban sin duda la particular forma en que se fue Las causas de esta migración progresiva y constante pueden encontrarse en construyendo el Estado colombiano y lo difícil que ha resultado la adopción la dimensión económica y en la esfera política.mintransporte. como lo anota muy acertadamente F.php nuevos actores en el conlicto social. en tensión con los intentos modernizantes de las burocracias centrales. en parte caren- juego de prebendas y puestos políticos. 265). en especial para población indígena. buscaban cómo participar de la pujante agricultura comercial Sin embargo. Bolívar & control sobre la totalidad del territorio o la formación de un proyecto nacional. el ferrocarril para Colombia signi. 2001. Vázquez. p. en: http://www. expectativas colectivas será un factor dinamizador más para la generación de tador. Debemos resaltar que la Como se puede anticipar por lo expuesto. son vigentes y hacen parte de la actual dinámica del conlicto. con les.12 pero sin que fuesen parte de un Desde lo político. 262). Santander. equilibrio de los poderes públicos. Los principales tramos construidos fueron los desarrollados por el ferrocarril de mestiza y liberal.000 kilómetros aproximadamente. la violencia y delimitarla temporalmente en el rango de unos 30 a 32 años aproximadamente. dinámicas y estructuras del conlicto exportadoras del café. los cuales multiplicaron las distancias entre las localidades integradas a la economía agroexportadora y Tenemos. como la Guerra de los Mil Días. como Antioquia. la dinámica de poblamiento vocarnos. el quico y aluvional desde ciudades y villas a zonas periféricas. en las cua- desarrollo. p. dimensiones económica y militar. La red ferroviaria sólo alcanzó nos baldíos. normalmente por apropiación de terre- Santa Marta. como el Magdalena Medio y las mesetas hacia los valles interandinos y las vertientes de las cordilleras.htm 54 55 . 2002. falta de regulación estatal y de mecanismos de estabilización jurídica de las icó la estructura material para la aplicación y desarrollo del modelo agroexpor.915 kilómetros están activos. p. religiosa como garante del orden social. los cuales van a redireccionarlo hacia las 13 Información oicial obtenida del Ministerio de Transporte en: http://www. unas relacio- las que no lo estaban. esto es. podemos decirlo sin temor a equi- Ya desde el siglo XVIII. convirtiéndose en constantes que soportan formas políticas que diicultan generadoras de guerras civiles llevaron a constantes procesos de migración la concreción de un Estado moderno y una ciudadanía incluyente y amplia interna colonizadora de zonas deshabitadas o no integradas a la vida nacional. Este fenómeno denominado como colonización de frontera Antioquia para unir los centros productivos del departamento con el río Magda. desde la primera. por lo tanto. pasando por el puerto de Honda. Actores. 45). de 1977-1980 a la fecha. décadas de 1750 y 1760. el tabaco y el cacao. El se caracterizaba por un proceso de colonización campesina de carácter anár- exterminio. normalmente desde los altiplanos mente controladas por paramilitares o guerrilleros. el ferrocarril de Occidente que unió el Cauca y el Valle del Cauca con el entender el proceso de construcción del Estado-nación colombiano. las que permiten el desequilibrio en la soberanía del Estado en el a tener una magnitud de 3.13 las estructuras de la propiedad rural en términos coloniales. nes clientelares y un desarrollo insular de regiones. Valle del Cauca y Cundinamarca. como los tres elementos estructurales de la realidad social colombiana que se refuerzan mutuamen- Esta dinámica de producción agrícola y minera y las disputas políticas te. en todo el territorio. González: “nacerá el movimiento los mercados internacionales. o el Urabá antioqueño. así como de iscalización y la mayor parte de las personas que se dirigieron a las tierras templadas y ba.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. rán impulsoras de migraciones internas. que es cuando “la violencia pasa libremente al centro de lo social” (Pécaut. puesto puerto de Buenaventura en la costa Pacíica y la línea que conectó a Bogotá con que son estas nuevas zonas abiertas. una cultura política antidemocrática. en tanto control territorial de la unidad nacional. de los cuales hoy monopolio de la violencia legítima y la posterior reproducción incesante de sólo 1. de todo un partido político (la Unión Patriótica).co/Ministerio/Old/DGTFM/Historia. por ejemplo. Tienen que ver más con la entrada de cidente. se- proyecto cultural o político. en cuanto centralidad del ciudadano como sujeto autónomo de derechos y deberes. no tienen mucho que ver con las adscripciones partidistas o con el papel de la institucionalidad 12 Ver el informe sobre Historia de las vías férreas en Colombia. 2002.

especialmente el Este capítulo de la vida política colombiana muestra tres cosas: de la coca. Poderío alcanzado Frente Nacional (1958). puede ser consultado en: http://www. A la par de este auge. según de- nalidad estatal y los nuevos actores hacen explícita la colisión de intereses y la claraciones del entonces Procurador General de la Nación. miles de detenidos y despedidos de sus sitios de trabajo derivados de esta economía ilegal. empezando su aumento escalado cial a través de la no aceptación de leyes y procedimientos jurídicos y. y de lejos. 14 Parte del informe publicado el 20 de febrero de 1983. por parte del gobierno 77 sintetizó la entrada en la escena pública de la represión sistemática por parte de López Michelsen (1974-1978): “por la que ingresaron los millones de dólares de las fuerzas del Estado. dinámicas y estructuras del conlicto de relaciones de producción basadas en los cultivos ilícitos. el 3 de diciembre de 1981. y ser el potenciador del desorden so- registrada desde 1962 (Gaitán. 2004). al mismo tiempo. la cual empezó a comienzos de los años setenta con la llamada niicativo de esta nueva violencia. en abril de 1984. p. en todos los medios nacionales. basada en el exterminio del enemigo 1987. en los que se anunciaba públicamente de la guerra contrainsurgente. en hechos como la creación de lo que se deno- a lo largo y ancho de todo el país” (Archila. Se le debe. ciertas elites regionales interesadas en mantener la creación del grupo MAS: Muerte a Secuestradores y donde se advertía que: “223 jefes de la maia (los secuestrables) se habían unido y habían aportado dinero para crear un escuadrón de 2. 2003. Actores. teniendo sino que es a inales de los años setenta cuando las tensiones entre la institucio- presencia en varios departamentos del país y con la participación. de “59 miembros radicalización de algunos sectores de la sociedad.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. p. 1995. Supera. Rodrigo Lara Bonilla. hasta llegar al nivel de casi los 90 casos en 1991. Otro de los hechos más signi- activos de la Fuerzas Armadas. El paro cívico del minó la “ventanilla siniestra” del Banco de la República.89). nacional deinida ya desde los años 60. La fuerza de este nuevo actor en la vida nacional fue contundentemente demostrada con el asesinato del Ministro de Exactamente un año más tarde.arlac.”14 Todo esto demuestra que la génesis del fenó- icativos que viene a comprobar esta nueva disposición de tensiones políticas es meno paramilitar estuvo dada a partir de la conjunción de intereses y de alian- el cinematográico lanzamiento de panletos desde un helicóptero sobre la ciu- zas entre: algunos sectores radicalizados de las Fuerzas Armadas bajo la idea dad de Cali. cosa que no habían de homicidios por cada 100 mil habitantes supera la media de los 25 casos. con lo cual quedaba comproba- ridad del presidente Turbay Ayala solidiicará esta política de torturas. 8). Además años 90 que Colombia se “clasiica a la cabeza de todos los países. el narcotráico y sus procedimientos de corrupción las fuerzas comunistas y contra toda fuerza opositora al régimen constitucional e ilegalidad penetraron a círculos cada vez más grandes de la clase política co- democrático. 214).pdf 56 57 . p. protagonistas que vendrán a profundi- (Pécaut. privada paramilitar. “es la economía de la droga la que provoca la consolidación de ción de aquellos que conocen un estado de guerra abierta. en tanto que extensión de una política de seguridad de la bonanza marimbera. el cual deja “un saldo de 19 muertos en Bogotá […] y con el beneplácito de las autoridades locales y nacionales al aceptar los beneicios centenares de heridos. sobre todo. el cual ejecutaría sin miseri.230 hombres. la expedición del famoso Estatuto de Segu- Justicia. a toda esta economía de la civil. el primer grupo de justicia cos o que pudieran representar esta nueva disposición de fuerzas sociopolíticas. a protagonistas dotados de recursos que les aseguran formas inéditas de inluencia los países latinoamericanos donde la violencia constituye un problema mayor” sobre la población” (Pécaut. 147). la cual signiicó la aceptación estatal del lavado de dinero del narco- interno y la aplicación del terrorismo de Estado como estrategia de lucha contra tráico. el cual fue fundado por Pablo Escobar Gaviria. podido lograr los movimientos guerrilleros. desapa- da nuevamente la debilidad del Estado para tener el monopolio de la violencia e riciones forzadas y violaciones de los derechos humanos sobre la población imponer un régimen de legalidad. lombiana y de toda la población en general. y se desarrolló industrialmente con la producción y comercialización es el momento que representa “el mayor evento de masas” desde el arribo del de la cocaína y la heroína. cordia a cualquier persona comprometida en algún secuestro” (CINEP. p. confundidos con los de la bonanza cafetera” (Castillo. p. 2001. el paro cívico nacional de septiembre de 1977 la Guajira. zar aún más la crisis de legitimidad del Estado y la crisis moral expresada en los Que pongamos a 1977-1980 como fechas indicativas de la nueva violencia altos índices de corrupción durante las décadas de los 80 y los 90. 43). no quiere decir que en años anteriores no se hayan dado acontecimientos trági- B) La irrupción del MAS fue. nomía de la droga. 2001. Si miramos a 1977 y 1980 son.be/paramilitarismo/html/deuda04. los años en los que la tasa droga el haber puesto en jaque a la institucionalidad estatal. hacia inales de esa misma década. además. aunque toda clasiicación sea arbitraria y “bonanza de la marihuana o marimbera” en los departamentos de Magdalena y de siempre sean posibles otras más. igualmente. Podemos ver a inales de los a través de la resolución de los problemas por vía privada o mano propia. A) La airmación del poderío y la capacidad organizativa generada por la eco- Si hay algún hecho de la vida política nacional que pueda llegar a ser sig. con excep- de lo anterior.

delatan una intensiicación y expansión las FARC había establecido el impuesto del gramaje. terroristas. podemos comprender la estrecha relación entre las guerri. la creación de ejércitos privados propios para la protección de inserción y el arraigamiento de estos ejércitos. intimidatorias y. 2001. narcotraicantes. Igualmente. tales como Gonzalo Rodríguez Gacha. en zonas donde el Estado ha construcción de una pista clandestina en el territorio de La Uribe. El avance de los distintos frentes gue- 2. 101).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. las 58 59 . minera sobre todo. Actores. 2002. junto a los emergentes y poderosos carteles Como síntesis de la nueva situación de violencia política generalizada te- de la droga (González. en un princi. no duraría mucho. “la guerrilla de los años 80 hasta la década del 2000. pio. dinámicas y estructuras del conlicto la hegemonía del poder en sus localidades. (Duncan. Como se Las formas en que el conlicto armado ha evolucionado.2. Estos actores armados ilegales han llegado Arenas. antes bien. el Estado colombiano deja de ser entendido como una víctima más de los guerra de baja intensidad y larga duración. o de un actor político de dimensiones desproporcionadas y con claras intenciones Camilo Echandía. ha permitido la reciendo. 60-61). como por ejemplo a partir del desacuerdo entre Jacobo lítica de la sociedad en su conjunto. en algunos busca de lograr una presencia efectiva a nivel nacional y una polarización po- casos. mediante procedimientos y acciones cendados terratenientes ligados a la producción ganadera y minera. generando singulares dinámicas dentro de una anterior. vida.1 Territorialización y dominio armado guerrillero rrilleros. C) La creación de este tipo de ejércitos paralelos demuestra el miedo de los 2. exami- los cultivos ilícitos y de justicia privada para el control de las zonas productivas. desde las antiguas zonas de colonización periféricas poco integradas a la vida nacional hacia las zonas con una mayor infraestructura económica y cada vez más integradas al Estado. más tarde bananera y azucarera. 369). guerrillas y paramilitares. p. extorsivas. a su vez. llegando a una convivencia estratégica de sus dos protagonistas principales. favo. p. Fernán González. conocen la presencia de la guerrilla” (Echandía. como un promotor más de actos de ilegalidad y de violencia extra institucional. entre ellos un sector de grandes ha. Necesitamos. entonces. Lo anterior ha sido demostrado en múltiples ocasiones por: “el actor no armado en busca de autonomía colectiva y de defensa de su condición asesinato selectivo de líderes sociales y políticos de agrupaciones de izquierda moderna de ciudadanía: las organizaciones comunitarias. Con todo lo y desde sus lógicas de acción. en pacíica con cultivadores y traicantes” (CINEP (2004a). espacios bélicos especíicos y temporalidades fragmentarias. y las masacres de civiles toman los elementos estructurales para redeinirlos desde sus intereses propios sospechosos de simpatizar con la guerrilla” (Romero. llas y el narcotráico cuando comprobamos que para 1994: “sobre los 174 muni- cipios con presencia de cultivos ilícitos. las prácticas las estructuras agrarias en zonas como los Llanos Orientales y la Costa Atlántica. nar el desarrollo de las estrategias de consolidación territorial de cada uno de estos actores con el in de comprender las dinámicas en las que el conlicto crea De todas formas. desde mediados de puede constatar desde muy temprano. la interacción estratégica entre los cuatro actores ar- derecha. Bolívar & Vásquez. 2002). pp. en relación así mismo con un quinto de los conlictos. clientelares legadas por el bipartidismo liberal-conservador y el desarrollo re- Es necesario entender que este nuevo actor armado dentro del conlicto social co- gional desequilibrado entre municipios integrados y municipios excluidos y lombiano se presentó desde un principio como una facción ideológica de extrema marginados. (González. Lo cual permanecido ausente o muy débil y donde la precariedad de las condiciones de pondría a todo el cartel de Medellín en contra de la guerrilla de las FARC. signiicará la deinición nítida y contundente Como es aceptado por analistas como Gustavo Duncan. y de las diferencias y de la aniquilación de los oponentes ideológicos. 123. Meta. Aunque hay que nemos tres constantes históricas que hacen las veces de estructuras del sistema mencionar que ya desde la década anterior los grupos de justicia privada y de político en Colombia: la cultura antidemocrática radical de la no aceptación de autodefensa hacían parte de la organización productiva.2 Dinámicas de guerra y estrategias de consolidación territorial nuevos actores reaccionarios ante el avance militar y económico que las fuerzas guerrilleras de izquierda habían obtenido de las tempranas alianzas con los nar- cotraicantes en el sur del país. 2007. en algunos casos. (Echandía. actores armados ilegales y se puede comprender. la cual estuvo en contra de todos los principios de respeto a la constitu- mados (Fuerzas Armadas. junto con la rápida expansión de la riqueza no controlada. Paz que. o sea 69 %. en los Llanos Orientales. paramilitares y guerrillas) deinirán cionalidad del orden social y contra cualquier forma democrática de resolución dinámicamente el campo de lo político. 1999). Todos los actores re- que apoyaban la agenda de reformas de la negociación. ideólogo de las FARC y Rodríguez Gacha por la no autorización de la a reclamar para sí el monopolio de la violencia. de ratiicarlo todas las veces que pueda. 2004).

Honduras. Desde un carácter más urbano joramiento de las condiciones objetivas creadas por el sistema de producción que campesino e inspirado y gestado en la escuela revolucionaria cubana. que les permitió en forma simultánea rea- 16 Como ya se ha dicho. a dos hasta conseguir la creación de un frente por departamento y para ellos se priorizó vorables. boliviana y cubana y su efectiva distribución en manos de el año 2000. En estos impuestos a los productores de la hoja de coca. Actores. 62 frentes distribuidos en los bloques oriental. 2001. 2005). Venezuela. por el enton. más desde la idea de lucha contrainsurgente desde lo social. o gramaje. que restablecieron el orden en las zonas con baja o nula pre- marxista-leninista. que su alzamiento en armas partía de la necesidad No obstante. Ecuador o Paraguay. el Ejército de Liberación Nacional (ELN) surge en el año de reformista en el sector agrario. creyendo que se gana en comprensión con el solo examen de los actores sociales. dinámicas y estructuras del conlicto guerrillas surgen en un contexto latinoamericano impregnado por un espíritu Así mismo. 2001. las FARC y el ELN: Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) nacen oicial. Y este éxito con que de un interés profundo por transformar las condiciones inequitativas del sistema de propiedad agraria y de justicia social de un sector que históricamente ha sido el de respecto a la presencia territorial y militar se debió precisamente: mayor disparidad (Arruda. norte y occidental y aproxima- damente unos 13 mil hombres. El ejercicio de la autonomía política es una respuesta a esos contextos desfa. autoproclamándose brazo armado del Partido Comunista sencia del Estado […] preferían ocupar entonces regiones de colonización (PC) y luego de los ataques de las Fuerzas Armadas a las llamadas. y por fuera lugar creer que hay una evolución epistemológica de las Ciencias Sociales en Colombia al haber dejado a un lado los factores objetivos. Guayabero y Villarrica. Ver. 1999. noroccidental. dentro de la estrategia norteamericana clases populares y la derrota de la oligarquía nacional. En todo caso. no fueron protagonistas a nivel nacional. los programas de redistribución estuvieron auspiciados por la norteamericana rra. creador de pobreza e injusticia. 2). con el objetivo estratégico de llegar a la “obtención del poder por las Guerra Fría y. y (c) los países que realizaron reformas supericiales que no afectaron la estructura latifundista ción de diversas fuentes de inanciación. 170).16 años. el ELN tendrá fuertes enfrentamientos con las FARC y. está los lugares apartados del territorio nacional. en otras regiones. (b) las reformas que han provocado alteraciones signiicativas en la concentración de Esta exitosa estrategia de desdoblamiento estuvo acompañada de la adop- la tierra.15 En un aspecto general. dispersando al ejército. agrarios no resueltos y vacíos institucionales (Vélez. San- distribución de tierras. extender la confrontación armada a de acciones colectivas ante marcos históricos de injusticia social. realizándose una lo que se llamó el “Programa Agrario de las Guerrillas” (Vélez. Las FARC tuvieron claro. En los primeros zaban a sus dirigentes políticos. los cuales Alianza para el Progreso. dientes” de Marquetalia. que se da la política del “desdoblamiento de frentes”. en países como El Salvador. desde el comienzo. la mayoría de los gru. las dos primeras dentro del sistema de producción capitalista. 156). revolucionario a partir de las demandas que las grandes mayorías del país reali. Sumapáz. en FARC. Colombia. p. tales como Brasil. Cubides 17 La política del desdoblamiento de frentes consistió en que: “cada frente sería ampliado (2008). Guatemala. p.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. secuestros y toda clase de extorsiones sobre la población civil. la diversiicación de las inanzas” (Echandía. por ejemplo. el cual señala la deuda pendiente de una mejor 1964 desde la conformación del primer foco en San Vicente de Chucurí. en capitalista. en el año 2002. tales como el ya mencionado cobro de de producción. de las Fuerzas Armadas de la Alianza para el Progreso. 160). impuestos de gue- últimos. sur. central. las cuales no habían sido escuchadas. p. el clásico enfoque sobre las condiciones objetivas no excluye el análisis de los actores sociales como poseedores de voluntad política. Magdalena Medio. 60 61 . En el caso del ELN. teniendo resultados igual de exitosos a los propiedad agraria en América Latina han estado divididos en tres modalidades: (a) obtenidos por las FARC: 45 frentes con presencia en 23 departamentos para las revoluciones mexicana. aunque sí se consolidaron como mente en 1966 como autodefensas campesinas. Chile y Perú. luego de los reveses militares sufridos en 15 Debemos recordar que los distintos intentos por lograr una mejor distribución en la el municipio antioqueño de Anorí. trabajo de masas. p. Por una parte. llegará a acuerdos territoriales de dominio. para el caso colombiano. materializaban formas especíicas de territorialización iscal. distantes de centros administrativos importantes. a la multiplicación de sus frentes. es a partir de la VII conferencia de 1982. pequeños propietarios. emprendedores lizar la doble estrategia. 2001. políticos y militares del impe- pos guerrilleros partieron desde la formulación de demandas referidas al me. donde existían conlictos ces senador Álvaro Gómez Hurtado. para el caso de las de una “reforma agraria que liquidara las bases de propiedad latifundista”.17 asumiendo la forma de lucha de guerra de guerrillas móviles y con la idea del llegando a tener. enmarcada a su vez dentro de las tensiones bélicas de la tander. la política de desdobla- miento será asumida como propia. rialismo norteamericano” (Vélez. con una ideología claramente líderes locales. fundamentando su papel histórico algunas zonas del país. verdadera intensiicación de la inluencia en casi todo el territorio nacional. “zonas liberadas” o “repúblicas indepen. los cuales a su vez abren posibilidades de acciones colectivas. que la sostienen y de los intereses económicos.

2001. 163) e ir comprometiendo en la lucha política a las zonas periféricas de colonización y al avance paulatino hacia municipios y cada vez más amplios sectores urbanos. dinámicas y estructuras del conlicto otra. paz en Colombia han señalado la “falta de consenso sobre los cambios básicos tor dinamizador de la organización. 4-6). caracterizada por la lucha respecto a la cons- grupos paramilitares. Se sobreentiende que este redireccionamiento militarista estuvo Bolívar & Vásquez. 14 diputados departamentales. el torpedeo constante de los ejércitos paramilitares ya uni- mente estratégicas (Vélez. lo cual signiicó “abandonar la composición exclusivamente llera. el la tregua y la reorganización de las tropas en bloques regionales. sur del Cesar y la región cocalera del Catatumbo. la expansión territorial estuvo y sigue fundamentada en tres conoce como el genocidio de la UP: el exterminio de más de 3. el Bajo Cauca y el Magdalena medio. el contrabando en áreas fronterizas (Norte de Santander. sur del Valle del Cauca y norte del Cauca. de aproximadamente 1977 falta de voluntad política de negociación de ambos lados. como propuesta alternativa al bipartidismo vi. buscando la salida al mar posibles instancias a futuro de negociación política con el régimen. conformado por los departamentos de sur del Tolima. Se puede observar con facilidad que estos dos corredores estratégicos tegia se vio claramente plasmada con el proceso de paz abierto por el gobierno buscan una salida a zonas de mar abierto. lo el del sur-occidente. Magdalena Sin embargo. p. con el in de tener más adelante un mayor peso en las mesas de negociación con Echandía (1999. conformado por una línea que une los departamentos de Córdoba. Putumayo y Guaviare). explotación petrolera (Magdalena Medio santandereano abiertas por el presidente Betancourt para llevar a cabo un proceso de paz con y Arauca). 2001. 18 Ver. el potencial estratégico de éstas ha estado asociado a la consolidación en campesina” (Vélez. El segundo corredor es será una forma de ir conquistando el control de más zonas y poblaciones. Putumayo. etapa en la que se encuentra sumido el país y donde no hay interlocución polí- bierno de Turbay Ayala. 1984 representó la fecha de apertura de las negociaciones Medio y Santander). llevándolo a los centros urbanos.000 dirigentes tipos de dinámicas de guerra. icados bajo el mando de Carlos Castaño y las Autodefensas Unidas de Colom- bia (AUC) y el no cese de hostilidades por parte de las FARC demostraban la En esta primera etapa de fortalecimiento. 19 La diferenciación estratégica tripartita es tomada de González (2002. comenzó lo que hoy se De igual forma. 9 representantes municipios.Y ante la ausencia de acuerdos mínimos en fuertemente inluenciado por las políticas estatales de reactivación de la lucha temas fundamentales. p. cuando el partido consiguió éxitos (desde intervenciones armadas hasta control total sobre la población) en 622 electorales signiicativos como la elección de “5 senadores. con el in de Urabá. que va desde oriente hasta occidente. según su lógica de expansión. el nordeste antioqueño. sindicatos y las juntas de acción Desde la conformación productiva de los municipios con presencia guerri- comunal (JAC). para un desarrollo más amplio del aspecto económico de la expansión guerrillera. a la cámara. sur de Bo- ganar de nuevo presencia territorial. mediante la recuperación del terreno perdido en Atlántico. 62 63 . relacionadas con: ganadería intensiva. esto es. norte cual. De igual manera.18 Así es como. (departamento de Córdoba. La estrategia de desdoblamiento de frentes. El primer corredor es el del en la vida política de grupos alzados en armas es el retorno a la dimensión norte. Pacíico. pp. pasando lo militar a ser un fac. quedando en un segundo plano el factor que el país requiere para una solución a fondo de sus problemas” (González. zonas con alto crecimiento económico y poca regulación de entidades estatales. conectando Venezuela con el mar militar de la lucha guerrillera. Actores. lo cual fue interpretado como el comienzo de la reincor. A partir de 1986. 2002. Urabá) y poración a la vida civil de las FARC. 167). p. Esta estra. pp. ideológico. 351 concejales y 23 alcaldes mu- nicipales” (Fundación Manuel Cepeda Vargas. La radicalización de las acciones de guerra lívar. los cuales permiten un mejor Las consecuencias derivadas de esta experiencia de negación a la inserción acceso a recursos para las fuerzas guerrilleras. 94). estuvo acompañada de la intensión por “urbanizar” el conlicto. la presencia guerrillera alcanza a tener algún tipo de inluencia gente en aquel entonces.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. mediante la creación en 1985 del partido zonas de cultivo de la coca (Caquetá. el resultado es la más cruda radicalización del conlicto: armada y la represión social implícitas en el Estatuto de Seguridad del go. trucción de los llamados corredores estratégicos. 20-24). signiicaría a la postre un mayor peso en las del Huila. concentrar su actividad en zonas con potencial económico y militar.19 aplicadas articuladamente y por separado: y líderes sociales realizado por la alianza entre sectores de fuerzas estatales y A) La dinámica macroregional. político Unión Patriótica (UP). en donde las FARC aprovecharon la llamada zona de disten- sión para llevar a cabo un fortalecimiento de recursos materiales y humanos. de un total 1120. Las negociaciones de a 1983 se produce el cambio de prioridades. hacia 1995. además. el gobierno. históricamente caracterizadas por ser Pastrana en 1999. 2010). explotación aurífera (sur del Bolívar). actividades relacionadas con todas las guerrillas. tica. iniltrando universidades.

de violencia desmedida por la lucha en el control entre actores armados. El resultado de todo este proceso es la conformación de lo que María Tere- sa Uribe llamó territorialidades bélicas. o intermedia. que: “el dominio sobre la administración pública municipal. 2004. tales como Urabá. por la negociación con de instituciones estatales o por ser lugares históricos de dominación guerrillera los poderes locales. para extraer rentas estatales o. sos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. C) La dinámica microregional. p. 21 La cita textual airma: “El poder institucional no es soberano y donde prevale en secto- res amplios de la población la voluntad maniiesta de no someterse al orden estatal y de resistirse a su dominio y control. manteniendo abierta la posibilidad de confrontarlo” 20 Deinición de Mauricio Rubio (1999. con lo cual la inserción y el asentamiento y territorios con una baja intensidad de conlicto. en algunos casos. característico de las grandes ciu- En este sentido. ya sea por la presencia directa en ellas ha tenido que estar mediado. robos y cobro de impuestos de guerra. por lo menos. por lo tanto. así como los principales recursos naturales explotados por em. (Uribe. las localidades presas privadas (oro. relativamente Vásquez. las guerrillas han sido históricamente más tando hoy en. en otros casos. mediante amenazas en la asignación de recursos públicos dependiendo de las zonas en las que se habite: desde la suma tensión y el terror con ines electorales o como mecanismo para lograr el apoyo popular”. tendrán áreas. la ciudad ción de una justicia propia y de servicios de protección y vigilancia.20 que producen las confrontaciones armadas en zonas rurales apartadas. minan poderes políticos tradicionales. pero dejando intactos los esquemas y las for. 251-253). donde coexisten zonas de explosiones regiones que han tenido una rápida expansión económica. al igual de Barrancabermeja fue escenario de la disputa por el control de la capital pe. El control a nivel local o comunal de los grupos guerrilleros se sigue cons- ferias rurales. En los años de 1998 hasta 2001. en un ejercicio de control de la política hegemonías sobre regiones y sobre corredores de estratégicos. en tensa calma. se demuestra que los actores armados han reproducido las dades. para montar sus trolera del país. Actores. 74). semejante proceso vivieron ciudades como Santa Marta. tanto en sus cabeceras urbanas como en sus peri. (b) la aplica- y/o estatal de la cabecera municipal. p. o “la interferencia. mas de relación política. Magdalena Medio o el sur de Bolívar. 2002.21 es decir. Lo que veíamos como intereses económicos y militares. estabilizados hasta que no se vuelvan a presentar arremetidas de sus enemigos. plata y carbón) y las actividades agroindustriales (banano. ha construido un espacio de enlace entre las zonas de mayor fortaleza histórica de las guerrillas. mostrando su dimensión más bandoleril. En muchos casos. dinámicas y estructuras del conlicto reconocidos lugares de tráico de armas y rutas de importación de insumos quí. Huila y Caquetá con Bogotá. pero donde “el ac. Bolívar & torios paciicados a partir de victorias militares. cipios para ir conquistando zonas más amplias. El tercer corredor se coniguró más para el fortalecimiento de los corredores de desplazamiento para la provisión desde un criterio político-militar. 119). que a su vez han sido la base micos y exportación de cocaína y heroína. como los municipios de colonización tardía y frontera agrícola interna. redireccionándolas hacia sus ción de consensos con los actores locales de la guerra. terri- ceso a la nueva riqueza generada es bastante desigual” (González. apropiándose del mecanismo cuta o Montería y cientos de pequeños municipios decisivos para consolidar utilizado por los partidos tradicionales. secuestros. Como es de estimar. y sus habitantes están subordinados a los avatares de las estrategias de expan- palma de cera y ganadería) pueden servir como una manera para delimitar estas sión territorial aplicadas por estos señores de la guerra. En estas zonas inter-departamentales en disputa predo. hasta la preocupación ciudadana por la resolución pacíica y la construc- estructuras históricas de dominación clientelar. Los recursos estratégicos del Estado (hidroeléctricos como la ruptura dramática de la especialidad y la temporalidad nacional: en- y petroleros). propias redes clientelistas” (Duncan. o intrarregional. en este momento. el Meta. trampados en las lógicas de los actores armados. tres aspectos: (a) el uso reiterado de la violencia fuertes y se han movido más fácilmente en los espacios abiertos de las peri. Este tercer corredor ejércitos. Cú. para lograr la depredación económica de priva- ferias rurales. se basa en la disputa por el control de los municipios. 64 65 . 2001. los municipios. lo cual muestra que la base de consolidación territorial empieza por el asentamiento en muni. p. está deinida por la lucha de mismo Estado de territorios en disputa. pp. la existencia dentro de un B) La dinámica mesoregional. igualmente. que enfrentarse cotidianamente a la violencia en tanto hecho social mediante diverso tipo de respuestas. pasando por la indiferencia y la negación del conlicto. se ha realizado la dominación por vía coactiva. la formación insular de las regiones de Colombia se revela. reproduciendo la lógica clientelar de apropiación de recur. la coniguración municipal está dada por la dos. 5). y. pensado a partir del cerco a la capital del país de armas y de recursos económicos necesarios para el mantenimiento de estos y como una condición para la futura toma del poder central. experimentado de múltiples formas. lo cual se realiza por medio de tensión entre el control guerrillero de la periferia y la dominación paramilitar extorsiones. Aquí es donde se ubica lo que algunos analistas han llamado como clientelismo armado El conlicto político es.

esto último por medio de estrategias zadas. En el año 2.600. en la que estar compuesto tanto por la resta por acciones como capturas. 363 nuevos efectivos. en la presentación de los éxitos de la política contrainsurgente Para comprender el paramilitarismo como fenómeno social y político en Co- no se toman en cuenta dos cosas: una.499. que se entrena y equipa 22 Ver. ha sido la de la profunda confrontación y enfrentamiento armado. La evolución en general de las fuerzas guerrilleras. representan “la suma de las FARC en el 2002. en proporción.499. 8). “de cada 100 subversivos retirados del conlicto. mas no de desaparición o extinción. Aunque Campos. reclutar 84 nuevos combatientes” la “defensa nacional”. el Es- tado es otro actor local más. y 2001 a 800 en 2006 y 2007. que es muy alta la capacidad de recupera. cuando se aprobó la ley 48 ción de estos ejércitos pues. p. sino las consecuencias deteriorada en los últimos años. por ejemplo. los titulares del diario El Tiempo. si se compara con la de Estados Unidos: 4. en la que el Congreso “dio fundamento legal para la organización de guerrilla logró en el periodo de 2002 a 2007. la cual es una cifra muy alta.003 y en el y nuevos autoritarismos rurales año 2007 la cifra se contrajo a 12. que pelea por hacerse al monopolio legítimo de la Las interpretaciones que se pueden hacer de estas cifras es que. s/f). numeral 183: la guerrilla llegó a reclutar 42.600 existentes. Los 22 billones Más allá del triunfalismo con el que el gobierno de Uribe Vélez encaró el de pesos colombianos. disputándose con otros actores armados la posibilidad de ser garante casi diez años de una política abiertamente guerrerista. Desde este ángulo de análisis.32 % del Producto Interno Bruto subsiguiente agravamiento de las consecuencias negativas contra la población (PIB) se destinó en 2007 al gasto militar. de intimidación directa sobre la población. lombia debemos remontarnos a la década de los 60. a partir llamadas zonas de retaguardia o aprovisionamiento.2 Concentración territorial paramilitar 2002 el número aproximado de combatientes sumados los de las FARC con los del ELN daba un total de 20. con el la adopción de esta política militarista: el 6. 2008.464 personas capturadas. 2008). la reducción de las tropas guerrilleras ha sido bastante relativa. lo cual ha conducido al A todo lo anterior hay que sumarle los altos costos materiales y sociales de deterioro de la dimensión política y de una posible resolución negociada. el cual reza en su desmovilizaciones. 23 Las cifras de la evolución reciente del conlicto fueron tomadas de Isaza & Campos (2008). p.04 % del PIB (Isaza & Campos. en los que se pasó de aproximadamente 3. está muy lejos la posibili- para sus ciudadanos de un orden social estable. menos 50. Sin embargo. el verdadero costo de la intensiicación béli- es verdad que la capacidad militar de las FARC y del ELN ha sido seriamente ca no es el que presentan las cifras monetarias estatales. para desarrollar acciones contra grupos de guerrilleros que amenazan el área o para operar en coordinación con tropas de acciones de combate (Giraldo. en la fecha del 18 enero de 2002. La Junta de Autodefensa es una organización de tipo militar que se hace con personal civil seleccionado de la zona de combate. Así como a la Resolución 005 de 1969. del siglo XX.000 casos en los años 2000 recha o paramilitares. dos años más tarde sumaban 17.363 nuevas in. 2009). Actores. abatimientos y se aprobó el Reglamento de Combate de Contraguerrillas.2. 2008. educación y saneamiento ambiental” (Isaza & sobre el inal de la guerra contra la insurgencia y el papel del Estado. dadas de baja o desmovili- de códigos morales y normativas propias. la de 1968. más 42. asignados y distribuidos en 2007 entre el Ministerio de problema de la subversión.22 la realidad que proveen las cifras puede matizar el juicio todas las transferencias en salud.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. hasta el actual gobierno con la política de Seguridad Democrática. desde el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez un momento de contracción del fenómeno. que el resultado de la cifra inal debe autodefensa” (Nizkor. en donde se airmaba la inminente derrota militar de Defensa y el pasivo pensional de las Fuerzas Armadas. para un total de 12. esto es. dad de un inal militar de la insurgencia y que los ejércitos irregulares siguen te- niendo una presencia efectiva en regiones históricamente consolidadas por ellos. La evolución de la situación con respecto a las fuerzas guerrilleras. las tomas guerrilleras a las poblaciones de 32 casos por año a 5 y un mejoramiento signiicativo en la seguridad en las carre- teras. así. después de violencia. superando cualquier otra asignación civil implicada dentro del conlicto. 3). sería: 20. la “defensa civil” y la promoción de organizaciones de (Isaza & Campos. dinámicas y estructuras del conlicto electoral. 66 67 . En este lapso.23 Sin embargo. con lo cual estaríamos ante del año 2002. y (c) la regulación de la convivencia cotidiana a través de imposición corporaciones. en consonancia con la reducción del delito del sociales derivadas de la creación y promoción de ejércitos privados de ultrade- secuestro. como por la suma de nuevas incorporaciones. y la otra.

2004. Actores. en la composición y formación de ejércitos deinió a partir de un modelo especular construido desde la experiencia dada privados contrainsurgentes. de las tácticas área contribuyan de forma activa a la lucha” (Giraldo. que el fenómeno paramilitar conduzca a la airmación de una perspectiva dentro del marco global de la Guerra Fría. el decreto 356 de ción terrorista del seno de la población”. p. va a ser el objetivo primordial de control de ambos ejér- citos pues como lo dice uno de los manuales: La guerra de contrainsurgencia. en la que éste haya tenido una responsabilidad contrainsurgente. potencia- da. damental recalcar este elemento. ésta será duramente atropellada. Y los métodos de control irán. 2004. así mismo. Sin embargo. en contra de cualquier idea de Muy tardíamente. en las casas de los habitantes pacíicos para proceder a efectuar arrestos ne- Como se puede apreciar. empleando acciones de tipo políti. 50). ha existido en Colombia una doctrina de Estado cesarios (CINEP. explícita y airmativa hacia la conformación de grupos paramilitares. reunida. se encuentra en el centro insurgentes para prevenir y eliminar el proceso revolucionario y garantizar del conlicto (CINEP. p. En algunas re- la población civil fue esencial para combatir a las fuerzas irregulares. llamada también contra revolucionaria o antisubversiva. cinco años más tarde. p. Army´s own experience in. Hay. Como se puede constatar en los Virgilio Barco. en especial la Contraguerrillas: población campesina.24 Desde un principio. 2004. los soldados armados harán repentinas incursiones cívico-militar. las porción de la población civil de un país. en un primer momento. psicológico.S. giones. a través de la gestión del gobierno de regulación del conlicto y de respeto del DIH. económico. vale la pena resaltar que la lógica “externa” de acción. 2009). Tanto en llamadas Convivir. por la doctrina de Seguridad Nacional y de elimi. pues la dinámica del conlicto entre parami. interrogada y requisada. offen. con el in de que los habitantes del Colombia como centro de experimentación. la total en el caso o en la que existiese una única política de Estado con respec- promovida desde los Estados Unidos. a model de un Estado-aparato monolítico. 3). dación de los procesos de centralización de la dominación y la existencia en Colombia rrilla was to be fougth with a mirror image of guerrilla tactics and organization. 4). and preconceptcions about. dinámicas y estructuras del conlicto Ratiicada en 1979. en las Instrucciones Generales para Operaciones de mimético de las acciones violentas entre uno y otro bando.” tarismo” (Torres. se ha tenido bastante claro que la algún tipo de medidas para frenar la escalada de violencia y abusos cometidos acción policial es una acción de guerra con el objetivo de “extirpar la organiza- contra la población civil. el Estado reconoció la ilegalidad de estos ejércitos y promovió manuales criollos de las Fuerzas Armadas. como lo creen algunos politólogos. Dentro de contraguerrilleras. la población civil. con las cuales el Estado retomaba su política de autodefensa el día como en la noche.25 Antes por el contra- basada en el juego de espejos que le proporcionaban la misma organización rio. las fuerzas militares han tenido un rol decisivo en la instrucción. el rol de actores regionales constructed from the U. información y aprovisionamiento de armamento de los ejércitos litares y guerrilleros va a estar marcada en los últimos años por el desarrollo 25 Una de estas críticas a la doctrina de Seguridad Nacional airma que este “terrorismo oicial” o “guerra sucia” orquestada desde el Estado: “supone de antemano la consoli- 24 McClintock (2002). la respuesta contrainsurgente se de las variables. sociológico. actividades de la población se verán limitadas en todos los campos de acción co. 2). 68 69 . en el que se deine la: “organización de grupos de au. de estos ejércitos paramilitares ha estado to a la subversión. igualmente. Dentro del “corazón de la doctrina” monolítica sobre el Estado. 2004. sólo hasta 1989. distintos a los cuerpos administrativos en la conformación y perpetuación del paramili- sive ´guerrillaʼ warfare. asesoría. el cual estaba ya Contraguerrillas. que no vuelva a presentarse (CINEP. junto con Vietnam. Pero que exista una doctrina del Estado pro paramilitar no quiere decir nación del enemigo interno del Departamento de Estado de los Estado Unidos. presupuestado desde 1962. fundamental si. militar y paramilitar contra fuerzas […] el habitante dentro de este campo de batalla. Es fun. es aquella que lleva a cabo el gobierno apoyado por una gran Es entre los habitantes que se desarrollarán las actividades de guerra. por otra parte. el vínculo orgánico entre el Estado y el paramilitarismo ha sido sólo una y tácticas guerrilleras. desestima. p. aunque no la única. distintos por las fuerzas del enemigo y donde el uso del terror y el involucramiento de grados de involucramiento estatal en los acontecimientos. los documentos oiciales se destaca la aceptación que las fuerzas militares dan a los grupos paramilitares en 1987. en el Reglamento de Combate de En este desarrollo mimético o especular. La concepción de la réplica de las estrategias es clara: “The gue. para lo cual: 1994 avaló la creación de las cooperativas de vigilancia y seguridad privada.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. año en el cual la Misión Yarbourough enfocaba a todefensa a nivel caserío y veredas.

Como se puede deducir. La relación. con un proyecto político a nivel nacional y con procedimientos copiados mano de la lógica paramilitar de expansión y dominio estratégico territorial.” El 2. de la tado. concentración de la propiedad rural o con- más tarde terminan por disputarle el monopolio de la violencia al mismo Es. Una cosa es ejercer el derecho a la legítima defensa. de las autodefensas a los paramilitares hay un largo trecho histó. La Tarde. el departamento de Córdoba y ilegales. el concepto de expansión. y como la aplicación del derecho a la defensa propia. y más tarde 28 Las cifras con respecto al alto grado de concentración de la tierra en Colombia son más que dicientes: Solo 12 mil propietarios poseen el 20 % de la tierra. han sido promotoras de acciones colectivas violentas e nes de capitales. sirven funcionalmente para el cuidado de la materia prima. entre paramilitarismo y narcotráico es en este punto La necesidad de recurrir a estos ejércitos paralelos es una comprobación directa y concisa: los narcotraicantes necesitan de los paramilitares porque les de que la estatalidad necesita ejercer su poder por fuera de las leyes cons. 169). trarreforma agraria y desarrollo agroindustrial moderno irán. habían le de manera única un carácter antisubversivo a los paramilitares. ver la interpretación de Romero (2000. 2001. el origen de estos icientes e ineicaces. es igualmente incompleto adjudicar. a los derechos dentro de la guerra (Ius in bello).8 % del territorio nacional está en poder del 26 Para una crítica al término de “autodefensas”. de la constitución de los Estados Junto a esto. 2002. 70 71 . Según estu- la avanzada extorsiva guerrillera. ginosa de tierras por parte de los narcotraicantes.27 de la guerrilla. el paramilitarismo necesita del tráico de trabajo de exterminio del enemigo interno y del control de la población. 68). Actores. En tal sentido. junto a un uso reiterado del terror como mecanismo Se constata.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. como en el Magdalena Medio. las alianzas estratégicas con otros actores sociales como los modernos. Bolívar & Vásquez. septiembre de 2003. pilar de la doctrina del Ius Publicum Europeaum y. la di- de “autodefensas” surge en el ámbito institucional como un intento de legitima.28 de las fuerzas guerrilleras. p. las Fuerzas Armadas. la estructura económica de los municipios. 10 millones de el modelo del municipio de Puerto Boyacá. de intereses de estos actores sociales propenderá por la defensa de un tipo de rico y político. p. en representación del ejércitos se fue dando en municipios en los que se presentaban fuertes inversio- Estado colombiano.26 zonas de frontera” (González. podemos comprender cómo la denominación eufemística contrapuesto a la economía de subsistencia campesina. a pesar del mante- nimiento hasta hoy de esta dimensión. de la vida o de la propiedad. el MAS. titulares de latifundios ganaderos tradicionales y elites locales signiicaron una defensa de un modelo de desarrollo agrario de tipo moderno e industrializado De esta manera. que la dirección de la expansión hegemónica. pero sobre todo para proteger el proceso de dios de la Contraloría General de la Nación. 7 de p. se crean con los objetivos de frenar hectáreas están en las zonas de los corredores estratégicos disputados. y de las tierras adquiridas. námica del conlicto se ha desarrollado como una tensión entre “dos modelos ción de ejércitos no oiciales. la Universidad Nacional de Colombia y el Ministerio de Defensa se comprobó que estas zonas son las que presentan “la mayor concentración de la propiedad rural. y otra cosa muy distinta es organizar ejércitos que Patrimonialización acelerada. así. con respecto a de control poblacional. por consiguiente. La diferencia pues que existe entre el término autodefensa y el producción intensiva. Con narcóticos para proveerse de jugosos recursos económicos indispensables para lo cual. Es decir. el interés de crecimiento La idea o concepción de las fuerzas paramilitares nace amparada por una y fortalecimiento estará guiado hacia el control de municipios con rápida gene- política de Estado contrainsurgente que ve cómo se crean movimientos radica- les de ideología comunista y observa cómo se van posesionando en la mayor 27 Este proceso de contrarreforma agraria se puede comprobar en la adquisición verti- parte del territorio nacional. ante la imposibilidad de control y contención de contradictorios de desarrollo de la economía rural que buscan imponerse en las las fuerzas guerrilleras. dinámicas y estructuras del conlicto irregulares y en otras regiones la responsabilidad ha estado dada a partir de patrimonialización del capital que los narcotraicantes habían empezado a rea- la permisividad y la tolerancia de acciones violentas sobre los colaboradores lizar sobre todo tipo de tierras en el país. 332). “Se calcula que en 1998. Ver Informe. entre fuerzas guerrilleras y fuerzas paramilitares irán en contravía: por el lado guerrillero. pues como adquirido 4 millones de hectáreas de las mejores tierras del país” (Pécaut. las vías legales de ejercicio de poder se auto-reconocen como insu. Sin embargo. Como ya veíamos. Pereira. de la producción titucionales. entonces. las cuales van en contra de toda regulación de la fuerza y del respeto en las distintas zonas de cultivos de coca y amapola. todo fenómeno social ha experimentado profundos cambios. “La tierra en Colombia es de pocos”. delegando la fuerza a través de organizaciones que realicen el exportable. tecniicada y cada vez más autónoma de la fuerza de término paramilitar es la misma que existe entre el concepto de contención y trabajo campesina. sostener la lucha contrainsurgente. narcotráico. entonces. La uniicación No obstante.

13). descentralización política propiciado por las primeras elecciones de alcaldes y reduciéndolo a una simple expresión de la economía ilegal. p. 1990. Bolívar & Vásquez (2002. esgrimiendo que el Estado está enfocado constituido. En los años 80.000 miembros del partido Unión Patriótica (UP).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. 2005. ante el proceso de tales para sacar provecho político al desentenderse del fenómeno paramilitar.org/Web/spa/sitespa0. (b) el ataque a población civil que se encuentra fuera de toda hostilidad. que ga- 31 Entre las violaciones más recurrentes dentro del DIH por parte de las guerrillas han rantizaban la primacía de sus jefes sobre el poder local” (Duncan. en territorios de alta inversión económica. Roja). himnos. pp. Esta autonomía es realmente una declaración abierta a favor de la La fuerte presencia obtenida por los paramilitares en todo el territorio nacio- actuación política a nivel nacional: los paramilitares son una poderosa fuerza nal y. (la reac- hacia regiones periféricas en las que las los poderes locales apenas se están ción espontánea al fenómeno del secuestro). (Romero. no hay que dejar de gobernadores en 1986. a través del desarrollo de hechos concernientes a la violación al DIH31 en la que ve en cualquier expresión ideológica de izquierda un enemigo absoluto.30 Con la conformación de Para los primeros años de la década. la subordinación a las fuerzas de seguridad del Estado ha quedado mayores casos de violaciones. a la protección de las élites. en especial. una parte de la estatalidad. 2007. mientras las clases bajas están protegidas por las fuer. en el corredor estratégico del norte que une el mar Atlántico social legitimada por una gran cantidad de ciudadanos demandantes de seguri. la cual vino a consolidar su Castaño lograron crear las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el año dimensión política como tercer actor del conlicto. los diálogos de paz frontera interna. común a los cuatro Convenios de Ginebra. en perspectiva comparada con los otros tres actores armados.nsf/html/5TDLRM (Comité Internacional de la Cruz como los paramilitares. y frente a distintos actores sociales como empresarios y ganaderos. como es hoy ya se haya casi borrado por la violencia desmedida de las acciones cometidas y reconocido por todos. p. sido. por ejemplo. 1991 y 1992 el ELN era el actor con las AUC.32 cual hay que eliminar bajo cualquier circunstancia. etc. A inales de los años 90 y comienzos del 2000 el nuevo y recordar que las fuerzas paramilitares lograron un grado de uniicación e iden. pasando de 224 a 299. Lo que en un primer instante aparece como un origen coyuntural. del gobierno de Betancourt abrieron las puertas a las FARC hacia la participa- ción política en la sociedad. las Fuerzas Armadas. que trata sobre los conlictos no internacionales: (a) el trato inhumano de miembros de las fuerzas ar- madas que han depuesto las armas. Su postura política percibe de manera sospechosa cualquier intento de cambio cipales. identidad simbólica (uniformes. 72 73 . con un modelo de desarrollo agroindustrial intensivo. ganada con el des- de las clases medias del país.) y armamento de guerra. al década de 1990. fue la primera parte de la respuesta de esas fuerzas de ul- aunque esta indiferenciación sea defendida por algunos sectores gubernamen. 2007. traderecha al interior del Estado y de las élites colombianas. el despojo y la intimidación. Ante esto. Esa autonomía adquirida en de 1997. produciendo con su presencia el desplazamiento de la anterior tructural y es que el reforzamiento del paramilitarismo ha estado referido a los población colonizadora campesina hacia zonas más apartadas y la eliminación procesos de paz que distintas administraciones gubernamentales han intentado de las formas tradicionales campesinas de producción agrícola. privada y la libre empresa. las clases medias necesitan de un proveedor de seguridad www. el genocidio de aproxima- Aunque en algunos casos la diferencia entre paramilitares y narcotraicantes damente 3. 30 Los valores que deienden esta concepción ideológica es la defensa de la propiedad 32 Las cifras que a continuación son presentadas fueron tomadas del texto de González. comprobándose el ajusticiamiento.icrc. Ver: Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949. 101-103). pasando a ser: “ejércitos de combatientes con una doctrina. dad e ideológicamente posesionada en la radicalización de la extrema derecha. dinámicas y estructuras del conlicto ración de riqueza y con una integración más fuerte a los núcleos urbanos prin. más especíicamente riqueza en el sector rural” (Romero. p. 355). en: http:// zas guerrilleras. con lo cual se 29 (Cruz. es ahora una autonomía política que ha penetrado las altas esferas de las instituciones del Estado y que ha legitimado La característica más relevante en estos años es la autonomía ganada frente a socialmente la: “oposición a cualquier reforma que redistribuya el poder y la sus promotores institucionales. escudos. Es interesante señalar el proceso del auto-legitimación con el que se concreta la violación del derecho a tener un juicio previo ante un tribunal legítimamente presentan las AUC ante la opinión pública. con Venezuela arrebatado a las guerrillas. del lado paramilitar. Actores. autoproclamándose el tercer actor del conlicto interno y representante una primera fase. fallido proceso de paz de la administración Pastrana con las fortalecidas FARC tiicación nacional cuando el desaparecido Carlos Castaño y su hermano Fidel representó la segunda gran arremetida paramilitar. ampliando la llevar a cabo con los grupos guerrilleros.29 plazamiento. el interés estará deinido por la expansión desde en las estructuras de control y poder local. se puede comprobar. Como habíamos visto. 2007). 350). a partir del artículo 3. (c) la toma de rehenes. municipios donde ya existen unas élites consolidadas y con estructuras gamo- nalicias de poder político. mientras los paramilitares superada. realmente tiene un trasfondo es- consolidando.

tuvo terreno abonado y fértil para su fortalecimiento a líptico. Mientras que las FARC estuvieron prácticamente en una entrampada en las territorialidades bélicas. 1978. delata el largo trecho que Estas cifras demuestran dos cosas: que el conlicto colombiano tomó en los aún falta por recorrer para solucionar la problemática que demuestra la per- últimos años un giro hacia la paramilitarización y que ha existido una estrategia sistencia de las estructuras históricas de violencia generalizada y una cultura compartida para lograr el involucramiento de la población civil en él. La convergencia de los grupos de justicia soluciones autoritarias. la apelación del mismo a prácticas terroristas que de- lítica es la demostración fehaciente de que las fuerzas paramilitares iniltraron bilitaron aún más la estructura social existente. proceso de construcción del Estado nacional colombiano ha estado sujeto a ava- 74 75 . gitimidad del Estado. pero jamás llegando a los niveles de éstos. cerca de 25 de los 33 departamentos del país y una violencia atomizada que se tivo. con 969. 269). implica la persistencia de grupos paramilitares que con el nombre población civil. la ausencia física del Estado la dimensión política nacional y las instituciones democráticas de la sociedad en grandes regiones del país y las contradicciones dentro del aparato armado colombiana. Así mismo. encabezados por las Águilas Negras. A partir de cos y la nueva clase narcotraicante. Cabe resaltar en esta caracterización que el concepto de colapso parcial no fue utilizado para señalar un antes idealizado. efectuado en el marco de la ley 975 o de (González. en su faceta municipal. donde las condiciones en el monopolio En los ejércitos paramilitares podemos ver un fenómeno que. de Bandas Criminales (Bacrim) hacen presencia con aproximadamente 76 ejér- citos rurales. ñalar: cos y los gremios económicos (Medina & Ochoa. viene como una política de Estado en alianza con los políti. desde el 2005. disparándose en 1999 a 259. adoptada por algunos sectores políticos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. alcanzaron a ser procesados penalmente 68 congresistas del mismo (Oquist. En palabras del pro- pio Salvatore Mancuso. La penetración de los intereses paramilitares en el Estado es un hecho que demuestra la vulnerabilidad de las mismas estructuras constitucionales e institucionales frente a actores ilegales. para terminar la década como el actor con más actos persecución política y. la penetración paramilitar de algunas instituciones del Estado. De el Estado de la prestación de servicios de protección y defensa de la propiedad 312 hechos contra el DIH se disparará a 698 hechos en 1996. Actores. 2007). alrededor de la necesidad no satisfecha por 1993 la relación se va a alterar. Justicia y Paz. los terratenientes con sus megaproyectos económi. media de los 220 casos entre 1991 y 1998. a pesar del proceso de desmovilización y amnistía. por consiguiente.3 Signiicados de la debilidad del Estado colombiano El paramilitarismo de Estado sigue vigente. la año siguiente a 829 casos. y utilizada para la creación de una atmósfera negativa proclive hacia las privada. y un después. sin intermediaciones legales. la crisis humanitaria de la población de violación. llegó a tener sobre la población. como el poder legisla. 2008). a pesar del proceso de desmovilización y difunde por las principales ciudades del país en forma de delincuencia común amnistía de las fuerzas paramilitares. ni están las leyes que le permitan hacerlo En 1978. la pérdida de la le- El escándalo denominado por los medios de comunicación como la parapo. En 2008. ante la confrontación con los paramilitares. donde las fuerzas ilegales crearían un caos social y político. entraron en una profunda crisis. superando a todos los otros actores armados. p. algunas instituciones estatales. y 3 gobernadores de departamentos por tener algún tipo de nexo o apoyo a paramilitares. Paul Oquist describía la circunstancia política que atravesaba el país […] Esa implementación del modelo de paramilitarismo de Estado como en los años 60 mediante el concepto de “colapso parcial del Estado” para se- punta de lanza. apoca- caso de las guerrillas. valga causa de la poca presencia estatal e institucionalidad y de la proclividad de las la aclaración. dinámicas y estructuras del conlicto realizaron 43 y 54 violaciones en los primeros dos años analizados. en entrevista concedida el 3 de Abril de 2008: 2. como en el de la violencia legítima estaban realizadas en su totalidad. este concepto ha permitido entender que el privada con los ganaderos. Antes bien. La crisis e inoperancia de las instituciones establecidas. aumentando al privada frente a los ataques de las guerrillas intensiicó la violencia social. En el política antidemocrática. Esta subsistencia en la falta de institucionalidad para mapa 3 se muestra la proporción de fenómeno de la violación de los Derechos la resolución de los conlictos referidas a las demandas sociales básicas de la Humanos que para el año 2000. Visión. Rastrojos y Urabeños en Para inales del 2008. no se ha desmovilizado porque no están dadas las condiciones. y de la opinión pública clases sociales más poderosas hacia la resolución de sus problemas por la vía nacional.

empezar a construir el concepto de hibri. Por lo tanto. Pero lo más grave de este asunto es la tendencia general histórica al aumen- to en la impunidad. ción de justicia estatal permite la inserción de órdenes alternativos de justicia. en el sentido universalista de la construcción de soberanía y de cometidos […] sólo 31 son denunciados. entonces. convirtiéndose en muchas ocasiones en instrumento de guerra estatal contrainsurgente.3. instituciones de gobierno y actores civiles. sistema judicial colombiano y llegar a dimensionar el debilitamiento del Estado a la par de las distintas manifestaciones de violencia. las tensiones y las alianzas entre actores armados. poder tomar decisiones tendientes a restaurar la normalidad social. pasando de un 20% de probabilidad a dación estatal como instrumento de análisis de la realidad sociopolítica coni. hasta Habría que ver al Estado como el resultado de las tensiones y las articula. “entre 1979 y 1991 unos 290 funcionarios judiciales fueron asesinados” en constante transformación. De lo cual se sigue que el Estado es más el re. violencia como generador de la misma. que el aparato de justicia ha sido tanto víctima de la es posible airmar que la compleja trama de relaciones que han tejido los acto. menos de un 5 % hoy en día. Según un informe del Ministerio de Defensa. entonces Advertimos. 2002.33 Si llevamos a la práctica analítica esta concepción. 76 77 . la Corte Suprema de El sistema o poder judicial en Colombia ha estado inmerso dentro de la diná- mica de guerra. Los regímenes de excepcionalidad jurídica se remontan a la década de los 60. Actores. se ha presentado de manera en su aspecto jurídico. sino una conceptualización desde una perspectiva dinámica y implementación de la acción de Tutela. cuando hablamos de A pesar de los inobjetables avances democráticos en el diseño institucional debilidad del Estado no estamos queriendo realizar una deinición puramente de la rama judicial. las Fuerzas militares detuvieron y torturaron a varios centenares de personas. desde la intimidación directa a jueces. decreciendo desde los años 60 para acá. pasando por la invención de material probatorio o las falsas incriminaciones de pobladores rurales. Así. Nunca Más (2001). narcotraicantes y fuerzas armadas ha posibilitado en múltiples de Julio Cesar Turbay Ayala. Los mecanismos de cooptación se han dado de múltiples diferenciada y diversa según los espacios y las regiones. (García & Uprimny.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. acusadas de actividades subver- sivas. restringiendo los derechos constitu- 2. dinámicas y estructuras del conlicto tares que lo han puesto más lejos que otros estados del monopolio de la violencia vamos a exponer algunos casos para comprender las formas de cooptación del legítima. En este contexto de violencia y control territorial. formas. y únicamente hay condena en uno o dos casos” (Rubio. “amparados en el Estatuto de Seguridad. La dimensión constituyente de los poderes fácticos locales lombiano pueden ser descritas a partir de dos conceptos: la excepcionalidad y nos conducirá a entender en qué medida la ineicacia del aparato de administra.” Información tomada de Colombia 33 Esta perspectiva de análisis se ha clariicada a partir del trabajo de Torres (2004). cuando el estado de excepción era declarado por los gobiernos para enfren- tar las alteraciones en el orden público y.34 Sólo hasta 1987. Según Mauricio Rubio: “de cada cien delitos modernizante. en instituciones y normativas. conocido como el Estatuto de Seguridad dentro del gobierno paramilitares. y no tanto el conjunto de las instituciones en su aspecto estático. por lo cual es necesario empezar por declarar su no 34 La posibilidad jurídica del juzgamiento de civiles se da en virtud del decreto 1923 del 6 neutralidad. junto a dinámicas de poder mediadas por a juicio tres. podemos comprobar ciones de las fuerzas sociales que permiten un cierto orden y control social. En estos regímenes. sin que tal realidad haya sido cuestionada o sultado de procesos de control y poder político que van siendo condensados desmentida por ninguno de los actores implicados en el conlicto.000 personas fueron detenidas en el primer año del gobierno de Turbay. pues la probabilidad de que un delito sea condenado ha ido Necesitamos. Como se ha demostrado y aceptado por res armados en los territorios bélicos conquistados representan una hibridación investigadores y organismos internacionales. los niveles de impunidad en el estatal. la alianza entre de septiembre de 1978. intereses particulares de los actores armados. 89). cómo. Por ejemplo. en tanto que conjunción de instituciones concebidas desde una matriz país son supremamente elevados. la justicia penal militar tenía la potestad del juzgamiento de civiles. p. de los cuales se investigan diez. de acá en adelante. La inmensa mayoría ocasiones la apropiación o cooptación del sistema de justicia. gurada a partir del conlicto. 45). el asesinato de personal del poder judicial. las características históricas que distinguen al sistema de justicia co- híbridos de poder. p. llegan ampliación de derechos ciudadanos. con la creación de la Fiscalía General de la Nación y la negativa de éste. de un eiciente aparato burocrático administrativo y que su desarrollo. la sobrecriminalización o hipertroia de lo penal. más de 60. luego de la nueva carta constitucional diferenciada que logre dilucidar los elementos constituyentes de estos espacios de 1991. 1997. En este apartado de éstas fueron procesadas por tribunales militares.1 Un aparato de justicia estatal ineicaz cionales y algunas libertades individuales.

en el La sobrecriminalización se reiere a la tendencia hacia la resolución de los departamento del Valle del Cauca. los cuales sirven como una radiografía bastante ajustada del estado rranza logró la total cooptación de la justicia durante los años 80 y 90. también llamadas zonas rojas o de confrontación. desapariciones. negándose la posibilidad de ser investigados o juzgados los civiles por actuando con total impunidad. Ernesto Samper.35 No obstante.36 El municipio del Carmen de Chucurí en el departa. declaración que tanto. dinámicas y estructuras del conlicto Justicia declaró inconstitucional esta práctica jurídica. por las cuales se creó el Comité Cívico del Meta. compran- de la justicia en el país. están casi por completo subordinadas a los procedimientos de las brigadas y batallones militares. 2009). delitos nunca juzgados. 78 79 . a cobrar impuestos a los comerciantes de la zona para el inanciamiento de su en el departamento de Antioquia. menzó una de las más feroces persecuciones contra la organización campesina. bombardeos contra las po- defensor de derechos humanos. produce efectos graves. Desde 1988 hasta 1994. el grado de corrup- bados mediante las denuncias de campesinos. en énfasis en lo penal y en lo excepcional: el que se implementó el uso de la motosierra para el descuartizamiento de los cuerpos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. cuando declararon que el “proyecto para El siguen siendo reiteradas. Algunos casos de ineicacia y corrupción judicial han podido ser compro. desde 1986 fecha de su fundación. narcotraicantes Diego Montoya y Henry Loaiza y el Batallón Palacé de Buga lización de conductas colectivas relacionadas con las demandas de tipo social. las iguras del estado de conmoción interna y del estado de emergencia. 2002. pillajes. La conclusión a la que llegamos es que el social contra la guerrilla. destrucción de bienes de sobrevivencia. fechada el 16 de marzo de 2009 (Giraldo. causantes de cientos de crímenes y fue igualmente exterminado. de unas 1033 víctimas. desplazamientos forzados. detenciones arbitrarias y montajes judiciales. de los cuales 20 a las futuras víctimas. produciéndose el efecto de crimina. Entre sus logros se encuentran el estar sin resolver la causa mento de Santander ha sido. “15 para tramitar esos conlictos. Caso límite de sevicia contra la población civil. co- 35 Ver. la hipertroia penal irá generando el nada despreciable problema de murió el párroco Tiberio de Jesús Fernández. la alianza entre los conlictos por apelación a la justicia penal. y por lo conocida por el presidente de aquel entonces. sobre todo el derecho al debido proceso de los ciudadanos. porque al no existir espacios institucionales no produjo ninguna medida o acción judicial para condenar a los culpables. El segundo gran caso histórico de impunidad es el de uno de los municipios más violentos y reconocidos por la comunidad internacional: Trujillo. produjo aproximadamente unos 245 a 300 asesinatos de campesinos. a los cuales se les permitía seguir cutivas. con copia a la Fiscalía 216. Actores. lugar de ex. con la la Fiscalía. Angélica Acero. en algunos casos éstos se resuelven de manera años después todos los crímenes continúan en absoluta impunidad” (CINEP. las prácticas de violación de las garantías con la aceptación por parte de los mayores líderes paramilitares en Santafé de constitucionales. Capítulo VI. Título VII. Antioquia. la Defensoría del Pueblo y hasta la Vicepresidencia nunca tuvieron limitante de estar restringidas a 90 días con posibilidad de dos prórrogas conse. la Procuraduría. siendo reemplazada por Las denuncias ante la Dirección de Instrucción Criminal. reconocido torturas. en especial en zonas donde las autoridades civiles Carmen de Chucurí había sido avalado por el Estado” (Giraldo. uno de los capítulos de mayor complicidad de la jus- la base militar llegó a estrecharse en el Carmen hasta tal punto que juntos salían ticia en Colombia ha sido el de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. en el mes de Julio de 2004. ONG y defensores de derechos ción del aparato judicial. El caso del departamento del Meta ilustra. ninguna repercusión sobre los victimarios. año de fundación de la comuni- estructura militar y utilizaban autos de dependencias del gobierno para trasladar dad de paz. donde Así mismo. 2009). Valle y las Cortes Internacionales de Derechos Humanos: ejecuciones extrajudiciales. sin lugar a dudas. al comando del aquel entonces coronel Rito Alejo del Río. 36 Los relatos sobre las denuncias y los señalamientos de las violaciones reiteradas de aplicando recursos que violaron todos los acuerdos suscritos por el Estado ante los derechos fundamentales en los departamentos de Santander. la Brigada XVII. 50). bajo la excusa de la limpieza la saturación y la crisis carcelaria. A pesar de declararse como actores neutrales en el conlicto. igualmente. Constitución Política de Colombia. abusos sexuales. enviada a la funcionaria de la Policía Judicial Piedad blaciones. La culpabilidad estatal de la masacre de Trujillo fue abiertamente re- obstaculiza el acceso a la resolución de conlictos en otras áreas. Desde 1997. el cual perimentación de prácticas paramilitares. Meta son provistos por la carta del sacerdote jesuita Javier Giraldo Moreno. Ralito. Ejército Nacional. do jueces y iscales. La completa comprobación de este caso se dio la justicia penal militar. La estructura criminal del narcotraicante Víctor Ca- humanos. 2004b). las cuales luego de ser torturadas y descuartizadas eran de ellos fueron perpetrados por la guerrilla y los otros 160 por paramilitares y el arrojadas al río para ocultar cualquier evidencia. hasta ahora han sido asesinados 180 campesinos. La convivencia entre líderes “paras” y comandantes de Pero. violenta (García & Uprimny. p.

falsos testimonios de detrás de los recursos de fuerza. y de paramilitares implicados en las acciones directas sobre la población civil. principio básico de la división y la independencia de los poderes del Estado. mediante violencias de todo tipo: criminalidad. 145). tales como Jorge Luís Salgado. con la aquies. en: http:// rritorios bélicos conquistados por los actores armados se irán articulando poco www. lo cual El aparato judicial. 2001. Las personas ven seriamente reducidas las posibilidades de ejercer sus nominias de la injusticia” (Giraldo. arbitrariedad y auto- del procedimiento fueron determinados por la Brigada XVII. que la población sometida a la violencia ya no dispone de puntos de referencia simbólicos para esforzarse por sustraerse a ella” (Pécaut. la mayoría de pone en cuestión la viabilidad misma de una sociedad democrática (García las veces. magistrados. 2004. logrando crear órdenes sociales y regímenes testigos pagados y reclutados de las mismas comunidades para involucrar a la autoritarios rurales. excesos a ninguna institución. a poco sobre las mismas instituciones del Estado.3. La Detrás de todas estas características podemos encontrar implicaciones po. La violencia política se reproducirá. 33). La falta de institucionalidad y de procedimien- incriminar inocentes para rebajar penas de reinsertados y mostrar cada vez más tos coherentes que sean cumplidos por la mayoría se arraiga en la cotidianidad y mejores cifras ante la opinión nacional.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. 2009. favorables hacia la continuación del conlicto. 2002. Joel José Vargas. lo más delicado han sido los procedimientos en la violencia privada como un arma. Adriano José Cano. gentes del Ejército Nacional y de paramilitares. teniendo la casi certeza de no tener que dar cuenta de sus población. un simple instrumento belicista. y que llevaría al sistema a principios universales. a partir de una hibridación de culados-masacre-san-jose-de-apartado 80 81 . ritarismo. Los ejércitos ilegales se amparan vés de recursos como la apertura de expedientes falsos. tales como el capitán Guillermo Armando Gordillo Sánchez. pues todos los pasos puede apreciar en la multiplicación de focos de desorden. uso de los recursos zontal a la vida política. La cuestión llega a afectar la raíz misma de lo social: cencia de iscales. Se ha dado: El signiicado de la ineicacia de un aparato de justicia sobre la sociedad se la usurpación del poder judicial por el poder ejecutivo. p. procuradores y defensores (Giraldo. pues no hay una integración medianamente hori- testimonioʼ combinada con el uso perverso del testimonio.elespectador. negativas dentro de sus lógicas de acción. ausencia de espacios públicos y de recursos distintos a los de la violencia con- líticas de profundo calado. p. torturas. Se comprueba cómo abierta impunidad.2 Órdenes alternativos de justicia en la masacre de San José de Apartadó el 21 y 22 de febrero de 2005. silenciamientos. al exonerar a los victimarios de toda culpa y dando instrumentos esenciales para la persecución de las víctimas O como lo plantea Pécaut: “El resultado de la crisis jurídico-judicial es que se han atrevido a denunciar las violaciones en sus comunidades. aceptada en ocasiones por altos funcionarios del Estado. jueces. tiene el efecto de no implicar consecuencias construcción de la “verdad” procesal que la justicia penal ha utilizado a tra. “Fiscalía la justicia estatal en toda la nación. ajusticiamientos. p.com/noticias/judicial/articulo112559-iscalia-acusa-10-militares-vin. etc. en las que se respeten las libertades individuales y co- de la prescripción y de la cosa juzgada para encerrar en cajas de acero las ig. 39). & Uprimny. al acogerse a sentencia anticipada. la no existencia de un sistema de justicia medianamente equitativo y ajustado como veíamos en el caso del municipio de Trujillo. Uno de los mecanismos de derechos ciudadanos al estar habitando los espacios construidos a través de las este sistema judicial. difícilmente podrá construir la legitimidad de la vio- de justicia a favorecer la persistencia de actores armados que se valen de la lencia monopólica. 37 Todo este tipo de procedimientos fueron comprobados en el año 2009 por la misma Fiscalía General de la Nación y a partir de la aceptación por parte de los implicados 2. mediante jueces y iscales termina siendo. parece haber consistido en prácticas de terror e impunidad. es una: “ʽjusticia del sólo ciudadano y de sus derechos.37 Como lo ha corrobo. dinámicas y estructuras del conlicto En todos estos casos. De la experiencia de la comunidad de y en la cultura política de las poblaciones. Diego Fernando Murillo Ante la incapacidad de un ejercicio de administración regular y continuada de Bejarano. en algunas regiones del país. lectivas. violencia intrafamiliar. p. 8). funcional a los intereses contrainsur. La igurará resoluciones privadas de la conlictividad social. manipulaciones y toda clase de chantajes. este último dentro del proceso de Justicia y Paz. Ello acarrea la casi desaparición de la igura del rado ininidad de veces el sacerdote Javier Giraldo. paz de San José resalta a todas luces que ha existido una rotunda negación del por lo tanto. Actores. alias don Berna. los órdenes alternativos de justicia en los te- acusa a 10 militares vinculados con la masacre de San José de Apartadó”. La ineicacia judicial signiica entonces que la administración de justicia no es ya capaz de hace cumplir esas reglas esenciales de convivencia.

y el Secretariado. El éxito para lograr la aceptación campesina de Así es como nacen las llamadas normas de convivencia ciudadana o justicia la presencia guerrilla se funda en una: “oferta de seguridad y de una justicia civil. al implementar regímenes de eicacia comunidad. para casos de gran relevancia política y estratégica. Las gue- guerrillera tendiente al fortalecimiento del grupo en cuanto al aspecto militar rrillas se han convertido. tanto de complementariedad.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. dinámicas y estructuras del conlicto lógicas. Para el ELN. al ser redirecciona- arbitrariedad y la casi destrucción de legitimidad popular. Las demandas de seguridad no satisfechas por la ausencia del tener costos muy elevados para la construcción de sus bases populares. de la opinión pública puede pensar. Actores. 82 83 . la justicia guerrillera ha ido mucho más allá el resarcimiento de daños. Con lo cual se recurrió a la igura de los tribunales o las asambleas populares La relación de las guerrillas con el Estado contiene en sí las dos polaridades donde. las regiones. especialmente el de las FARC. Aparecen las multas. la mis. y encargada de establecer penas menores. relaciones sociales dentro de la comunidad: desde la resolución de conlictos probando la materialidad del concepto de hibridación estatal. aunque en el ámbito político haya representado la ración del sistema jurídico estatal que un contraposición. Igualmente. entre colonos por el acceso a la tierra. un “importante elemento para el control tos. se empezó a aplicar a la con el régimen. basada en el reconocimiento de las necesidades de pequeños y medianos campesinos y en la Los movimientos guerrilleros se fueron erigiendo así en veedores. la cuales crean espacios de estatalidad híbrida. Tanto el ELN como las FARC comenzaron su FARC. ha tenido. en el de las históricas que la han ampliado. Pero no hay que olvidar que este primer tipo de justicia fue y sigue siendo funcional para los principios de imposición de una autoridad poderosa en las Desde la dimensión civil. se llevaban a cabo juicios en presencia de toda la funcionales. p. los delitos contemplados se limitaron recursos públicos. Esta justicia civil fue incorporando criterios de redistribución del judicial y de ordenamiento social. La igura del Concilia- parte de sus códigos penas intermedias: estos delitos eran castigados con la dor. y de rivalidad. 422). justo y el interés de los más humildes y explotados” (Aguilera. basándose en las posibilidades que ciones de gobierno central y combatir la presencia de las fuerzas militares en otorgó la descentralización política y administrativa de la reforma constitucio. años más adelante. objetivos políticos y coyunturas especíicas. en un afán de eicacia contra las prácticas de corrupción. la violación. Por lo aparato militar y policial crean la brecha necesaria para el asentamiento local que se hizo necesaria la incorporación de códigos más laxos para el control de de los grupos guerrilleros y serán estas demandas medianamente satisfechas las la población civil. Para el primer grupo. persona de edad avanzada representante de la comunidad ante la guerrilla pena capital. se entiende que fue. 2001. los famosos trabajos comunitarios y. a resolver los problemas con criterios de equidad y a que prevaleciera lo eiciente de los territorios” (Aguilera. al desprestigiar las institu- gasto de los recursos públicos municipales. en el caso del ELN. además. 2001. Lo más interesante de este lación. el asesinato y la inidelidad. en la que se le dio una mayor autonomía iscal a los municipios. El Comité Central. tema Judicial colombiano realizan. Sin embargo. Lógicamente. El sistema jurídico alternativo más desarrollado ha sido el impuesto por los grupos guerrilleros. barata y eiciente”. la justicia guerrillera representa más una depu- nuevas zonas de penetración. un tipo de justicia aplicada al interior de la organización territorialidades bélicas. tanto del negación de las estructuras latifundistas y del modelo económico de desarrollo uso de los recursos como de la actuación de los funcionarios administrativos agroindustrial. hasta el cobro de impuestos sobre las propiedades particulares. transformaciones destierro. desempeñan una función similar a la que las altas cortes dentro del Sis- historia judicial desde la radicalidad de una justicia ejemplarizante (Molano. el espectro de penas aplicadas. da hacia la consolidación de su legitimidad como actor armado dentro de las ma reacción de la población les fue mostrando que los errores de juicio podían comunidades. inalmente. que irán permitiendo la consolidación de estos actores políticos en su función reguladora de la sociabilidad. aunque por razones de expansión y fortalecimiento militar sean locales. pasando por el traspaso de bienes inmue- bles. 331-352). iden- al robo. Contrario a lo que el grueso Se amplia. 391). estrategia política de creación y consolidación del poder local. durante aspecto es que podemos comprobar la conjugación de poderes de justicia en las los primeros años. en múltiples ocasiones y a pesar de su confrontación de su lucha revolucionaria y que. en órganos de control del Estado al iscalizar el buen uso de los población civil en general. p. con lo cual vamos com. los delitos se circunscribían a la de. en la que la “acción judicial estaba dirigida a la desactivación de conlic. que es la de ser la última instancia decisoria 2001. será de igual manera un sinónimo de jurisprudencia basado en la idea de armonización comunitaria y de igualdad. y a su vez. la deserción y el derrotismo. en algunos casos. entonces. Detrás de los ejercicios de justicia civil podemos descubrir una nal de 1986. pp. sin posibilidad de absolución. rápida. el de la simple práctica del ajusticiamiento. se fue desempeñando un papel regulatorio de casi todas las aceptadas las relaciones con los narcotraicantes. En los dos casos no hacían tiicadas con formas burguesas del manejo de lo público.

Uno de los resultados de esta dinámica paraestatal es la concreción de una sistente en la respuesta y la contra-respuesta. Pero como ya se vio en los la precariedad en cuanto a infraestructuras: vías. constitucionalidad y ley casi siempre autoritaria y sin límites son los pobladores rurales. El secuestro y asesinato de los dad haciendo referencia al problema de la inseguridad. La justicia tos sociales en términos de pérdidas de vida son bastante altos. Estamos con esto frente a uno de los núcleos más problemáticos de la estruc- recho de la propiedad privada. intento de imitación de los códigos civiles de convivencia guerrillera. los individuos recluidos en el solipsismo del miedo. la cual se convierte en un ejemplo para todo aquel que intente desaiar estado relacionada con la falta de presencia directa de las instituciones que las nuevas normas de depuración social. 392). fuerzos por construir el monopolio de la violencia sobre un territorio toman las soluta las grandes deudas creadas históricamente por aquellos que han dirigido herramientas de la uniicación parainstitucional e ilegal. altos extorsivas de sus enemigos. con. La justicia revolu. así como terratenientes y dueños del necesario para recobrar la estabilidad y normalidad productiva. No obstante. 2001. No obstante. tura socio-económica del país: las políticas de producción y distribución de la 84 85 . El efecto de la entrada irruptiva en las zonas a conquistar permite una demarcación airmativa de la au. donde los únicos que perciben las consecuencias de una la inclusión de sus ciudadanos en regímenes de legalidad. No cabe duda de que un aspecto de la debilidad del Estado colombiano ha toridad.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. la carencia de servicios sociales como la salud. política masiva de desaparición forzada. la educa- presenta la justicia guerrilla para tratar de ganar los territorios estratégicos y ción o los servicios públicos en zonas apartadas y de difícil acceso. ejércitos paramilitares construyeron. del eje cafetero por ejemplo. repri- miendo toda manifestación de pluralismo social. las capital inanciero. ya sean éstos integrantes o efectivos de la guerrilla o simples simpatizantes o colaboradores. En muchas bienestar. podemos entender que los criminado. pasando por encima de las normas del juego social. Los ante las inequidades y las faltas de los más visibles representantes de las ins. preferentemente. un discurso de legitimi- tituciones capitalistas de la sociedad burguesa. donde. Actores. los cuales normalmente escapan a las seguridad bastante frágil la creada bajo estas técnicas de control y que los cos- regulaciones del sistema estatal capitalista (Aguilera.3. telecomunicaciones y obras apartados anteriores. los jueces. por ejemplo. el criterio de aplicación de la pena capital ha estado constituido por la eliminación o limpieza total de los elementos sociales 2. donde se realicen prácticas que permitan de excepcionalidad. la experiencia paramilitar mostró un dentro de la nación. tiene la potestad de legislar sobre todos los aspectos de la vida. Bajo la concepción antisubversiva. la ley de la arbitrariedad del más fuerte que dimensión más abiertamente antiestatal de su lucha política. dinámicas y estructuras del conlicto El tercer tipo de justicia que ha sido realizada por las guerrillas expresa la La ley “para” será. tales como funcionarios estatales. social e indi- cionaria. en últimas. mediante aún más y la fragmentación del orden social se hace evidente en la anomia de el uso de los medios masivos de comunicación. a una ma. hasta el punto de violar el de. con lo cual pudieron ser reconocidos como un mal representantes de los partidos políticos. demuestran que el Estado necesita basar su legitimidad a partir de la lita la legitimidad del monopolio de la violencia estatal al promover regímenes construcción de consensos sociales. tales como el Ejército. así como conseguir así el exterminio de ese enemigo interno. la Fiscalía y la Defensoría del La justicia paramilitar es una respuesta igual o más radical que la que re- Pueblo. Desde la dinámica mimética del conlicto armado del juego de espejos. las consecuencias son exactamente justicia la que ha sido aprovechada por los gobernantes para señalar el carácter las contrarias a las esperadas: la legitimidad del régimen se ha descoyuntado terrorista de tales ejércitos y así deslegitimar el accionar guerrillero.3 Debilitamiento estatal por inequidad social que adopten la ideología de la izquierda. posibilitando a su vez el sentimiento del reconocimiento colectivo poblaciones. controlan y regulan la violencia en regiones de rápida expansión económica. la Policía. de nivel regional y nacional (ver registro fotográico 4). la respuesta autoritaria de las fuerzas paramilitares debi- públicas. la cual produce un fenómeno bastante signiicativo de víctimas a órdenes de justicia paramilitar impuestos van de la mano. en un principio. uno de los anteriores tipos de justicia: el ajusticiamiento ejemplarizante. Como se puede apreciar es esta tercera forma de cualquier regulación o limitación del poder. Cuando los es- revolucionaria se fundamenta sobre la idea jacobina del saldar de manera ab. han sido prácticas recurrentes que han mostrado la manera de transformaciones políticas de estas fuerzas han venido demostrando que es una aplicar justicia a aquellos más poderosos. ha consistido en una forma de respuesta vidual. que en teoría era uno de sus bastiones a defender. a partir del terror y de la intimidación generados por las armas. tortura y ajusticiamiento social indis- sacre guerrillera le sigue otra masacre paramilitar. p. también llamada retaliadora. derivado de las praxis enemigos del pueblo y explotadores.

en los actores sociales casi un enemigo interno. una invasión de terrenos. 239). 2006). La clase gobernante de Colombia se ha enorgullecido cuando un municipio tiene un alto nivel de riqueza y sus niveles de inequi- en diversas oportunidades de la estabilidad macroeconómica vivida desde los dad son igualmente altos. las posibilidades de educación y desarrollo laboral. Según la OEI. en contra de cualquier idea de regulación estatal. por una relación de la política económica”. no son los municipios más po. el rango te ortodoxo ha permitido que los grandes beneiciaros de la estabilidad sean entre pobreza y riqueza. desestabilizador del orden y el progreso económico. y aumenta la participación política de la ciudadanía (Sarmiento. los huelga. La crítica contra las posturas que plantean la pobreza En los últimos años este rasgo ha sido remarcado aún más por la relación. crece el nivel de educación en 10 %. esta época. tan comunes en casi toda América Latina para riación de las cifras en el grupo de municipios con violencia decreciente. en los cuales ha habido un crecimiento del PIB sostenido. 1995. como una causa objetiva productora de violencia es correcta si a continuación algunas veces de cooperación otras de coacción. Esta fuerte inequidad distributiva nos hace ser uno de los países con los El carácter elitista del manejo de las políticas sociales se puede comprobar índices de distribución del ingreso más concentrados: en la falta de canales de comunicación para oír las demandas sociales de los sectores subalternos más débiles.9 respectiva.59 %). en Colombia. Además. entonces. la potencializado la falta de un Estado fuerte en cuanto a su papel de regulación gestión privatizada ha implicado la profundización de las desigualdades en la de la conlictividad social. Según la Encuesta Nacional de Hogares de 2006: a constituirse en una de las formas determinantes en la participación política en asuntos públicos y. En los últimos 20 años no sólo se ha acentuado la brecha a 2004 la tasa de cobertura en el nivel superior técnico y universitario sólo pudo entre ricos y pobres sino también entre los niveles de bienestar de las áreas pasar de 19. p. p 39). cuando países como Argentina y Bolivia estuvieron urbanas y rurales (Gómez. por consiguiente. ción que en éstas “estuvieron ausentes las organizaciones populares como los mente. de educación son bajos. dinámicas y estructuras del conlicto riqueza y de la pobreza. Es prácti- de dos dólares diarios. la economía colombiana ha permanecido iel a una “gestión privatizada La ecuación que estamos manejando se deiniría.3% al año” (Pécaut. pero al revés. salud. En total. En este rubro. trabajo y educa- lombia. 2001. en la reducción de la probabilidad de vio- El 10 % de las personas que perciben los mayores ingresos ha conseguido lencia. a la expedición de las políticas especíicas de vivienda. al en la balanza de pago y ha mantenido una tasa muy elevada de crecimiento por mismo tiempo. donde en ésta última hay Sin embargo.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. Pero contrariamente a lo sucedido en América Latina como tendencia ge- neral. 2000. “Una mera bres los que tienen una mayor tasa de hechos violentos sino. Colombia: “no se ha visto amenazada por el desequilibrio que un aumento de la riqueza. el resultado de este tipo de gestiones macroeconómicas de cor. 64 de cada 100 colombianos estarían en el camente una constante de la historia colombiana cómo los gobiernos han visto rango de pobreza (Cortés. para los años 2000 hasta el 43. p. si la participación política y los niveles promedio años 80 para acá. que incluir la diferencia entre las posibilidades de acceso a la riqueza. un paro estudiantil o una simple manifes- municipios que tienen mayores índices de desigualdad o inequidad. y sobre todo. si se analiza la va- damiento y las hiperinlaciones. ros extremistas y diversos sectores de la sociedad civil organizada. en el mismo porcentaje. Todos estos índices conducen nuevamente a la vieja tesis sobre la relación entre pobreza y violencia. prácticamente directa entre violencia e inequidad. 368). 15). Por los mismos representantes de los gremios a los cuales les han sido entregadas lo tanto. p. El hecho de un mayor grado de alfabetización llega mayoría de la población. 86 87 . Sarmiento tación de protesta podían ser interpretados como otra expresión de enemigo” Gómez demostró cómo: (Archila.7 y 24.06 de cobertura y acceso a la educación superior. entre movimientos guerrille- airmamos que efectivamente. 2003.9 % a 22. 2007. p. la promoción macro estructural de la inequidad es otro factor que ha las carteras de los gobiernos de turno. aún del 50 %. tenga niveles de violencia creciente […] En cambio. disminuye la inequidad habitante […] la tasa promedio ha sido de 5. catorce millones de colombianos sobreviven con menos sindicatos o las frágiles alianzas campesinas” (Palacio. Además. mientras en Dinamarca y Japón equivale a 24. O lo que es lo mismo.6 %. Por ejemplo. Marco Palacio anota respecto El ingreso de un rico equivale a lo que reciben 58 personas pobres de Co. 25). en 56 % y 39 %. respectivamente (OEI. 2006). hay un 30 % de probabilidad de que el municipio evitando igualmente los consabidos sobresaltos producidos por el sobreendeu. Colombia nuevamente se destaca por sus muy bajas tasas aumentar su participación en más de 5 puntos porcentuales (desde 37. no aumenta la violencia si. Actores.

Ronald Reagan al poder. millones. 38 Según cifras de la ACNUR. serían más de 3. Por ejemplo. 229).5 trabajo. Política que consiste en ser una forma de reedición de la doc- trina de Seguridad Nacional.39 2. la concentración de la propiedad de las tierras es sólo una muestra de esa ruptura violencia política en Colombia no ha consistido únicamente en la negatividad de en la interlocución entre el poder político estatal. para señalar un nuevo tipo de “guerra” al interior de los Estados nacionales. la territorio o de otros aledaños. hacen parte de la dimensión socio cultural creada imposibilidad histórica de realizar una reforma agraria acorde con el grado de por los actores armados dentro del conlicto.p. y el circuito de lo político en el nivel macro de e identidades colectivas particulares. el 0. sino que mica. Y al mismo tiempo. Los niveles de concentración de la tierra en Colombia última década. 2.5 de la terror como medios de control de las bases sociales de apoyo del enemigo. la eliminación del enemigo o el exterminio del otro en tanto diferencia radical. el actual nuyendo para centrarse en el ataque a la población civil.4 millones de personas desplazadas. El ción: pobreza. cortándole sus eventuales apoyos” (Pécaut. indiscriminada expansión de los sentimientos de inseguridad y desarraigo. dinámicas y estructuras del conlicto El miedo generado por la subversión en la institucionalidad estatal ha he. es de 0. Ver ACNUR (2010).85 y representa uno de los más altos en América Latina trategias locales […] su empleo contra la población civil se convierte en medio (Soluciones Agrarias.4 Repercusiones sociales de la violencia política. Al respecto ver. luego del donde transitar. expresado mediante el armados recurren. 2009). donde las tropas norteamericanas no se vieran directa- que puede o no ser discutido.8 por ciento. más cautelosa en cuanto a la cuestión de la legitimidad critas a una espacialidad y a unas temporalidades especíicas: los lugares por internacional de Estados Unidos en tanto que potencia mundial hegemónica. para Los efectos que la violencia política puede generar sobre la conformación de mayo de 2010. los modos de organización para resolver los problemas de cho de ésta un ente con grandes diicultades para tramitar la conlictividad de la comunidad y los tipos de relación y contacto entre las personas de un mismo sus constituyentes básicos: los ciudadanos y sus necesidades. van más allá de 39 El concepto de conlicto o Guerra de Baja Intensidad no sólo sirve como un referente la mera exterioridad de las condiciones materiales y de sobrevivencia econó. espacios reivindicaciones de la sociedad. aproximadamente unos 3. Pero estas identidades políticas. La difícil Si centramos el análisis en la posición que desempeña la población civil y su construcción del reconocimiento de la comunidad campesina grado de involucramiento en la resolución estratégica de los actores armados. pp. han sido fruto no tanto de los consensos y del trabajo ideológico son un verdadero problema no resuelto: de los actores armados con las bases sociales como de las prácticas cotidianas de terror e intimidación en pos de la consolidación del control territorial. La construcción de regímenes rurales autoritarios y de territorialidades ha sido parte de una política del Estado norteamericano explícita. de forma efectiva. poseen 345 mil hectáreas.428 propietarios con más de 2. Como relejo de lo anterior. 4-22). precarización del número cada vez mayor de desplazados en el país. han tierra. que según algunas interpretaciones hace parte de la conti- nuación de las estrategias geopolíticas de la hegemonía norteamericana. 2001. que corresponden a un 0. (Kreibohm. al 35. con respecto a las medidas de intervención en los días y los meses propicios para realizar festividades.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. desplazamiento forzado y marginalidad urbana. existiendo prácticamente un abismo entre las dinámicas de protesta y sino que esta violencia política ha logrado constituir. pero también aquello los países del tercer mundo. 1. las adscripciones mente comprometidas y el grado de riesgo se disminuyera. o sobre algunos de sus grupos constituyentes.38 tiene su origen en este desarrollo estratégico del conlicto o guerra de baja intensidad. que corresponden sido una característica propia de la dinámica del reciente conlicto colombiano. Actores. desde la llegada de bélicas condicionan las formas de vida de la población civil que están circuns. 2007.3 millones de propietarios. desde la las políticas de Estado. las horas convenientes para salir o entrar de los municipios. falta de oportunidades laborales. La debilidad para institucionalizar los conlictos se reiere también a esta no Y la efectividad de estas estrategias terroristas se muestra en la rápida e resolución de los problemas económicos que afectan a la mayoría de la pobla. De acuerdo con el Instituto Geográico Agustín Codazzi. basadas en la multiplicación del miedo y el de propietarios. privilegiado de aislar al adversario. poseen 44 millones de hectáreas. ideológico-políticas.“Los protagonistas grado de concentración de la tierra en Colombia.000 hectáreas.42. inequidad. Para decirlo de manera sintética. las protestas sociales y las de. equivalentes al 53. las sociedades. mandas.06 por ciento del total El uso reiterado de estrategias. fracaso de Vietnam. cada vez más al terror como componente normal de sus es- índice Gini. puesto en cuestión o aceptado. o sea. en proporciones La confrontación armada directa entre paramilitares y guerrilla ha ido dismi- individuales menores a una hectárea. 88 89 . y más especíica.

por consiguiente. denominados progresista tendiente hacia la búsqueda del bien común. y un aianzamiento como actores políticos. el cual muchas veces podría ser reemplazado por el concepto de virtualidad. 40 El concepto de desterritorialización no es utilizado en esta propuesta como lo han destemporalización y ruptura de tejidos sociales hecho algunas teorías de la comunicación y algún sector del pensamiento sobre la globalización. con ines políticos cla. El hecho fuerzasʼ y sin recurrir a la extorsión. su expansión y consolidación nacional. Las nuevas guerras atacando directamente los lazos de solidaridad y cooperación. proceso de individualización. parecería correcto inscribir el conlicto colombia. de una comunidad. p. No obs- 1999). fragmentaria y exclusivista. reconocida y reconocible por un nosotros delimitado. mados y que estableciendo contactos con el uno. por el contrario. para la conservación de la vida. las actuales guerras se distinguirían por la falta Cada uno sabe que está vigilado potencialmente por todos los grupos ar- de ese apoyo popular generalizado e. con lo cual. dinámicas y estructuras del conlicto no cabe duda de que el conlicto colombiano hace parte de lo que Mary Kaldor de espacios regionales ha permitido una mayor efectividad en el control de y otros cientíicos sociales han llamado como las “nuevas guerras” (Kaldor. reposando existentes entre una y otra región. antes bien. en oposición a las guerras anteriores a la Guerra Fría. La desterritorialización es acá más un tipo especíico de relación entre las personas y las comunidades con su entorno físico. afectando directamente a la población civil. las relaciones de los campesinos con su medio social se han vuelto frágiles e inestables puesto que: La segunda dimensión consistiría en el fuerte apoyo popular de la ciudada- nía guiado por la necesidad de transformaciones más justas del sistema político ya no hay espacio privado en el cual los lazos sociales puedan construirse. Los regímenes autoritarios vigentes en las zonas rurales del país han llevado Pero en el caso de Colombia. donde la constitución construida socialmente. las redes transnacionales de tráico de armas y drogas para sustentar su lu. tante.40 A pesar de las diferencias en ros y de carácter universalista. para realizar los ines particularistas del control de zonas circunscritas. inclusive sin quererlo. recursos y de servicios. al ser éstos un simple medio convertirá en un sospechoso para el otro (Pécaut. como parte de la ausencia de un de los bines públicos. El concepto de hibridación estatal nos ha permitido comprender que las insti- tuciones del Estado han estado imbricadas por los imperativos de dominación coactiva o armada de las distintas organizaciones. ante la violencia 2. 239). en contra de los civiles. como la no necesidad de la recurrencia a la materialidad del territorio. teniendo que primero.4. el cual estaría mediado por la signiicación litares han implicado procesos de dominación territorial. han transitado de lo ideológico hacia lo estratégico militar. las dinámicas de territorializaciones armadas han signiicado para los siones que diferenciarían a un tipo de guerra con respecto a las otras serían. así. irían. las nuevas se alimentan siempre del desvío de la desconianza generalizada se impone. pues han sido las áreas rurales estratégicas las disputadas por estos actores para esto es. sobre todo.1 Efectos de desterritorialización. en un sentido general. frente a las “nuevas guerras”. podemos airmar que. de una profundización del ciones de las clasiicaciones. del saqueo y de la depredación” (Marchal & Messiant. La desterritorialización representa. en el que el espacio sea percibido en tanto que tierra propia 2004. de las identidades campesinas y. donde están más la construcción y en las formas de aprehensión de la espacialidad campesina comprometidas las identidades que las adscripciones ideológicas. No hay duda de que las estrategias autoritarias del Ejército. Las tres dimen. también como efectos de desterritorialización. sería mejor hablar de la población civil campesina a lo que se ha llamado como la “dislocación de los referentes institucionales”. p. El repliegue en el individuo se convierte en una no en el lado de las nuevas guerras en tanto que los actores armados implicados contra estrategia para la conservación de la vida personal. sobre una naturaleza particularista. en un campo de fuerzas tensionado por ads- cha. 2001. por lo tanto. actores civiles campesinos valoraciones diametralmente opuestas. se causando desplazamientos y crímenes en masa. territorio estable. 22).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. “mientras que las antiguas rebeliones podían sobrevivir con ʽsus propias cripciones a los grupos armados con un carácter altamente variable. un efecto de descolectivización A pesar de todos los inconvenientes que puedan representar las simpliica. con un fuerte apoyo en mercados ilegales y. El miedo y el silencio se vuelven los moderadores de la socialización rural. el énfasis que las “viejas guerras” ponen en el carácter ideológico enfrentarse a fenómenos de desarraigo e incertidumbre territorial. guerrillas y parami. y económico. El tercer factor sería el referido a la cuestión económica. Cualquier rela- se valen de una economía mundializada en la que los actores armados utilizan ción o nexo social entra a entenderse como fundamental para la sobrevivencia. 90 91 . Actores. esto es. a la falta de asidero institucional para resolver la conlictividad social.

Las comunidades desplazadas. En otras palabras. en los lugares comunitarios. La violencia política ha de los actores armados. Un tercer signiicado del concepto de desterritorialización estriba en el rei. en medio de la violencia experi- a la que la población pueda recurrir como garantía para el respeto de sus dere. donde lo que “se da es una continuidad suicientemente fuerte para que el La desterritorialización es. vierte en una estrategia para hacer más llevadera la carga del presente. Con la desterritorialización propiciada por los actores armados La memoria se expresa por medio de relatos individuales que no logran in- se rompen los lazos simbólico-culturales que la población campesina había tegrarse en uno colectivo.41 Al igual que los efectos de la desterritorialización. lación coherente. La desterritorialización consiste dimensiones de pasado y futuro se estrechan en un presente que no va más allá para la población civil en abrir y dejar atrás el espacio construido. los efectos de la destem- Sin embargo. en el caso especíico de lo étnico. muy seguramente las experiencias. 189). 241). la posibilidad 92 93 . Actores. son prácticamente olvidados. Las causas sociales y políticas son muchas veces reemplazadas por causas individuales y explicadas a través de relatos personales sin que el pasado sea un determinante de las condiciones 41 Arturo Escobar muestra.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. La excep- mismas condiciones en las mismas condiciones que sus administrados (Pé. p. masivo o un atentado terrorista. lo que traduce el carácter fragmentado y local de tejido. Como es compartido por la mayoría de la población campesina: de hechos violentos como constituyentes de la realidad cotidiana nacional. un secuestro. el proyecto dominante tiende a reorganizar el territorio y la la de una colcha de retazos repleta de acontecimientos e incidentes sin una re- población” (Escobar. cionalidad de cada caso. p. sea éste una masacre. se borra para dar paso a la banalización del terror. La justicia está paralizada y parece una abstracción. 2004. te el reconocimiento colectivo de sus constituyentes. Pero también muestra que no existen sino puntos de vista urbanos. 2001. dos por los medios de comunicación se acumulan uno tras otro en un cuerpo blancos privilegiados de los protagonistas armados. las instituciones se ubican en un mismo registro de adscripción es. La destemporalización crea un tipo de experiencia del tiempo en la que las terado fenómeno del desplazamiento forzado. La dinámica de sujetos desprovistos de memoria social o política y en el que el olvido se con- reproducción social campesina gira en torno al cultivo de la tierra y esta permi. 219). p. tanto guerrilleras y a cuestionar la disposición de las fuerzas en un conlicto que pareciera carecer paramilitares como militares. comunidades. conigurando modos cul- turales propios. dinámicas y estructuras del conlicto recurrente. de igual manera. terror sea percibido. No debemos olvidar que la relación que el cruzado. La desterritorialización es inalmente una reubicación o reterritoria. La delimitación del espacio de la comunidad se fractura entrado a hacer parte de la normalidad social. mediante la ruptura de los anteriores escenario global que implicaría que los puntos de vista separados se inte- tejidos sociales campesinos. un desplazamiento caut. tanto más temible que La gran cantidad de acontecimientos de violencia política que son difundi- los otros. 54). donde los espacios comunitarios están abiertos a las fuerzas irruptivas tiona las rutinas de la violencia” (Pécaut. sin que sus excesos puedan llevar por las continuas entradas y salidas de las fuerzas coactivas. p. Sin referentes simbólicos y culturales estables. en buena parte. la falta de referencias institu. la cual podría ser ampliada a las comunidades campesi- nas: “El objetivo del desplazamiento es reestructurar las relaciones entre las comunida- trayectorias personales no logran ser inscritas en tramas históricas que den sen- des étnicas y la sociedad colombiana de tal manera que se logre borrar toda diferencia tido colectivo a las prácticas del día a día y la memoria resultante se asemeja a cultural. mentada. esta reorganización de las vividas y sin que el futuro signiique posibilidades abiertas para el cambio. los efectos relacionados con la desterritorialización están in. la cual crea más allá de ser un simple medio de sobrevivencia económica. son colocados en las que. de la que no surge un lización en nuevos espacios culturales. generándose una reestructuración societal de las graran en uno o varios puntos de vista de conjunto (Pécaut. presentaciones históricas que los sujetos se hacen de sí mismos en la trama de tratégica de guerra. Las instituciones estatales dejan de ser una instancia neutral acontecimientos determinantes de sus vidas. los pobladores experimentan en carne propia. al inal del mes o de la semana. de horizonte de resolución. la historia sería entonces una sucesión de acontecimientos campesino establece con su tierra desborda la mera posesión o propiedad y va prácticamente inconexos y sin un sentido trascendente y colectivo. Los alcaldes. para tener que volver a comenzar en otros espacios. cortando del imperativo de las angustias por la supervivencia en un contexto de fuego las raíces con la tierra originaria. separados y sumergidos en la sucesión de incidentes. Los efectos de destemporalización están relacionados con la sucesión chos. El Ejército es visto como uno de sus mayores actores. como una situación de hecho que no cues- cionales. 2001. poralización refuerzan aún más el proceso de individualización anómica que trínsecamente ligados a las formas de experimentación del tiempo y a las re. Desde acá. 2001.

Frente a la desidentiicación que los acto- de los asuntos comunes retrocede ante los peligros de caer en el rango de ser res armados han aplicado a las comunidades campesinas. de 1990 a 1995. dos décadas de experiencia” identidad de los sujetos. Actores. requisitos indispensables para pro.42 cesos de concertación y negociación. 2002. campesina son interpretadas. puesto que su lógica de desarrollo y expansión nos jornaleros. 125). por deinición. declinando a 10 casos de protesta en 1994 y solamente 3 ca- en los años 60 y 70. cuanto mucho. 12). “La organización social campesina autó. sin tierra y minifundistas se fundan sobre la base del reconoci- es vertical e imperativa. la implementación de un modelo de desarrollo agroindustrial. ciones colectivas centradas en una reidentiicación paciista consistente en ser Se entiende que lo que está en juego para la población campesina es la mis- ma reproducción social como comunidad. La comunidad. la subje- la: “concentración de la producción en empresas agroindustriales que practican tividad producida por los actores que multiplican las estructuras y los efectos el monocultivo en el marco de una agricultura minera que busca instalarse en de la violencia política en Colombia se juega a partir de altos grados de insegu- las mejores tierras” (De Grammont. La aplicación de regímenes autoritarios en lo rural excluye. éstas emprenden ac- caliicado como subversivo y de sus consecuencias derivadas. p.2 La organización social y el reconocimiento campesino otro lado. Las mente Alejandro Reyes: relaciones comunitarias parecen así verse seriamente afectadas por la presencia de los ejércitos que implantan sus regímenes de fuerza para luego articularlos Todas las regiones donde el movimiento campesino disputó la tierra con con estrategias nacionales de consolidación política. cualquier forma organizativa de la comunidad que provea soluciones iguali. por 2. ramilitares y han sido objeto de operaciones por parte de la fuerza pública […] la guerra ha desarraigado una parte de la población rural y ha roto las están encaminadas a erosionar o hacer desaparecer la acción colectiva. Las organizaciones sociales de base miento de unas identidades comunitarias que han sido fuertemente politizadas. 206). en oposición a ser focos insurreccionales y la participación de la población en la resolución cualquier postura de carácter militar.4. La política de una agricultura sin agricultores releja la tendencia general de Como se puede ir deduciendo de lo desarrollado hasta este momento. ha sido llevado a cabo en espacio de reconocimiento directo de iguales. como sospechosas de pero que empiezan a movilizarse en torno a propuestas civilistas. 11). puesto que las movilizaciones dejan de estar centradas en la posesión de la tierra y pasan a ubicarse en la protesta contra la guerra y la protección de la vida. (De Grammont.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Coniguraciones de la violencia social y política en Colombia. Pero este proceso de insta- ridad e inestabilidad territorial. p. actores armados y sus lógicas de dominio territorial y a enfrentare al modelo agroindustrial. la relaciones de vecindario que fundan las sociedades agrarias (Reyes. 42 El panorama del campo colombiano y de sus luchas parece ser aún más desesperan- zador si miramos las cifras correspondientes a las acciones y movilizaciones agrarias sarrollo económico que sustenta sus formas culturales y sus medios de organi. en cuanto lación. Las lógicas y formas de acción colectiva de las organizaciones de campesi- tarias o de carácter horizontal. 2006. p. contestación y la movilización social. no consensual. lo que ha sucedido es una transformación de las demandas y de los organismos internacionales sobre las organizaciones campesinas para campesinas. las cuales implicaban un modelo paternalista del Estado sos en 1995. Como lo señala contundente- bases organizativas a través de la dinámica de la territorialización armada. 185). ha recibido los efectos sistémicos del debilitamiento de sus hemos desarrollado en las secciones anteriores. el reto de la violencia de las organizaciones armadas que tratan de disolver los modos de asociación mediante la desterritorialización de los pobladores y. p. en conjunción con un modelo de de. promover su participación sectorial. temporal y cultural. 2006. Cifras tomadas de Reyes (2000. donde el eje articulador sea la partici- pación. los propietarios en los años setenta han sido ocupadas por guerrilla y pa- tanto de paramilitares como de guerrilleros y del Ejército Nacional. donde cada vez se necesita menos de mano de obra campesina. basado en el habitar y cultivar Colombia hasta sus últimas consecuencias y bajo medios de coacción que ya una tierra común. mejor llamado como contrarreforma agraria. por un lado. Las acciones violentas. Han quedado atrás las políticas reformistas estatales surgidas 30 municipios para 1992. la autonomía y el empoderamiento de las comunidades (González. No obstante. 2000. 94 95 . p. desde los actores armados. la cual debe enfrentar en Colombia. Los conlictos por la propiedad de la tierra no pasan de un número de zación colectiva. dinámicas y estructuras del conlicto de aceptación de las contradicciones se hace efectiva en la constitución de la noma es un fenómeno que tiene. La organización campesina se ve de esta manera impulsada a enfrentar a los Bolívar & Vásquez.

los cuales pueden construir una autonomía y darse a sí mismos un estatuto de ciudadanía a través de la inclusión en espacios de igualdad econó- mica y de participación democrática. p. p. económico y social capaz de enfrentar una dinámica que parece haberlo desplazado a la periferia de la vida nacional. Ese rostro ha sido desdibujado y vuelto a dibujar en múltiples ocasiones bajo las distintas acciones de fuerzas sociales y políticas y en dife- rentes marcos institucionales. 2001. 2001. el conlicto colombiano consiste en una lucha por el reconocimiento como sujetos sociales y políticos. su reconocimiento depende tanto de los factores externos como de su habilidad organizativa para deinirse como un actor polí- tico. Frente a la pérdida de refe- rentes institucionales. Los medios utilizados para canalizar la conlictividad en sus propios territo- rios pasan a través de la promoción de la cooperación como manera de construir espacios de seguridad y estabilidad vital. 96 . la organización campesina se levanta desde la ijación y consolidación de una especialidad apropiada por un “noso- tros” identitario. Una cooperación que está deinida por la creación de “un entramado intersubjetivo e interpersonal donde el mundo adquiera predecibilidad” (Izquierdo. 215). para las comunidades campesinas. de un espacio social abierto por coacción y frente a una movilidad devenida desarraigo territorial. Necesitamos dejar de interpretar al rostro de la comunidad campesina como si fuera una imagen esencial que tenga que ser preservada o recuperada a tra- vés del tiempo. pero que puede contener una de las posibles claves de resolución del conlicto colombiano. generador de sentido a las acciones individuales y colectivas. 248). adquiriendo así un rostro reconocible. En el fondo de la cuestión.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL “nuevos sujetos colectivos en busca de reconocimiento” (Izquierdo.

Las tres etapas de poblamiento N o obstante la claridad de los indicadores económicos y administrativos señalados en la introducción de esta investigación. eL surgimiento de La asociación campesina deL vaLLe deL río cimitarra (acvc) y de La asociación de trabajadores campesinos deL carare (atcc) 3. así como las respuestas dadas ante la violencia social y política presente. necesitamos adentrarnos en la lógica de for- mación regional para comprender los elementos que fueron constituyendo la realidad social y política de la población rural. 1997. Para lo cual es necesario partir de la idea de que la región es un espacio siempre abierto de coniguración social don- de interactúan diferentes fuerzas. es un esce- nario de fronteras móviles dentro del cual la delimitación de su territorio está siempre sujeta al quehacer histórico de los actores sociales que allí se expresan (Alonso. 99 . Como lo enuncia Alonso: La región es un espacio en proceso continuo de construcción. 4). los cuales muestran a la región del Magdalena Medio como un espacio de fuerte inequidad en la distribución de las riquezas. p. actores e intereses.CAPÍTULO III La región como espacio de poderes.1 La formación del Magdalena Medio como región.

y así ver cuáles han sido las variadas formas de ocupación y pobla. y como lentamente se van logrando grados de institucio. La primera etapa de poblamiento se da con el modelo de ocupación colonial dición fundamental para la constitución de la región y no como una instancia español. territorial ha sido segmentario y jalonado por los distintos imperativos económi- cos nacionales e internacionales que hacen que las regiones se vayan poco a poco La segunda etapa o avance de la frontera interna se presentó desde inales insertando en la vida productiva del país. A la vez. la sido enunciado por diferentes académicos. este capítulo. hay que dimensionar la variable de la conlictividad como una con.43 zonas liberadas en las que las instituciones coloniales y. económicas y culturales que permitieron a los negros ʽensayarʼ nacionales más amplios referidos a la economía de exportación y a los modelos una vida en la libertad” (Navarrete. las zonas andinas con población indígena. 100 101 . En términos generales. yes. ha sido un proceso resultante de formas servadora que se dio en toda América Latina. que constituían una población no sujeta. cercanos a minas de oro y plata. mediante el control y la repartición de la población indígena. ʽhombres montaracesʼ al margen del control del gobierno español y de la iglesia Precisamos ahora desarrollar esa materialidad histórica que ha tenido ese espa. han generado. el resultado histórico de las luchas que de producción y desarrollo imperante en cada momento histórico. Antioquia. Como lo airma Machado: del siglo XIX hasta comienzos del XX. Ver para un mayor desarrollo del tema. Dentro de esta dinámica.1 Colonización y avance de las fronteras internas: bertos que propiciaron las prácticas de cimarronaje y la constitución de los la ocupación de territorios y el despojo de la tierra palenques. a la vez. Para comprender la singularidad de los actores civiles y de las respuestas dadas Pero en términos generales. Santanderes y enfrentan y refutan. por lo menos. la región es el lugar de aparición de los poderes sociales en cuanto Como lo señala González. en una hacienda modernizada.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. Así mismo. dalena. no lograban ni control iscal ni dominio jurídico. este primer momento se centró en el control de por éstos ante las violencias política y económica necesitamos comenzar por se. 43 La igura del palenque es el correlato colombiano del que fueron los quilombos o mo- cambos. Como lo enuncia el título de zonas de piedemonte cordillerano de pobladores renuentes al control español. se fue produciendo la expulsión hacia nalidad y normatividad de la vida de los pueblos. móvil y reacia a establecerse en poblado” (González. tales como los esclavos li- 3. basado negativa de potenciación del caos y el desorden social o como una mera ano. fueron ocupadas las regiones altas del Cauca. Al puede airmar que la formación de las regiones ha estado articulada a procesos respecto: “Los palenques tuvieron una gran importancia como organizaciones creado- ras de formas sociales. se lio y la Matuna. el altiplano cundiboyacense. en el transcurso de los acontecimientos y por tres distintas etapas cronológicas de ocupación de su territorio.1. dentro de campos de fuerza y poder especíicos. 97). bajo la fuerte inluencia del La ocupación del territorio no ha constituido un proyecto estatal de largo auge del cultivo del café y dentro del marco del proceso de modernización con- plazo ni una geoestrategia deinida. 2007. así como la ocupación de las tierras ñalar las diferentes etapas de formación de las regiones que componen el país en del litoral Atlántico y algunos puntos estratégicos de penetración del río Mag- su diversidad. en la zona norte del Brasil. en términos generales. desde el siglo XVI hasta prácticamente mediados del siglo XIX. Como ha los distintos actores han llevado a cabo dentro de una espacialidad variable. el resultado fue: “el surgimiento de grupos sociales de actores de su propia historia. puesto que es en la conlictividad como los colectivos se van haciendo Atlántico. años 30 al 40. el proceso de ocupación coloniales e imperiales españoles. el texto de Navarrete (2001). más tarde las republicanas. 1987 y 2009). cual se fue haciendo. 2001. 25). Los principales palenques fueron los de San Basi- Aunque con sus especiicidades y particularidades. trashumante. las cuales de los momentos de poblamiento de su territorio a través de las distintas avan. se comenzó a dar la apertura de la frontera agra- ria interna por parte de estos hombres montaraces. con la ocupación de las zonas templadas o intermedias de las cordilleras. transformando. La antigua igura de la hacienda de apropiación privadas del territorio en las que incidieron los ciclos del colonial se fue transformando. los cuales sintetizaban los intereses miento en el territorio nacional. extremadamente cio llamado Magdalena Medio. comercio exterior de materias primas agropecuarias y la dinámica de la eco- nomía nacional (Machado. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) El Magdalena Medio es. Colombia ha pasado. aunque estu- vieran sometidas a constante persecución por parte de las autoridades estatales. en algunos casos. p. diferentes tipos de luchas y de conlictos agrarios (Re- zadas de la frontera agrícola interna. católica. p. En esta sujetos sociales y políticos a partir del reconocimiento de esos otros a quienes medida. s/f). en el asentamiento en las altiplanicies andinas densamente pobladas y en el litoral malía. entonces.

el Darién y el Magdalena Medio. sembraba dos o tres cosechas y después entregaba fundamental para la apertura y adecuación de nuevas tierras (Reyes. ducción se llegó a denominar como colonato45 y consistió en que: “el campesi- des hacendados y las facilidades en el cultivo del café generaron el impulso no tumbaba monte (selva). za a este segundo momento de colonización de la frontera interna. Como lo airma De Souza-Martins: “Era condición esencial para lograr que se organizara el trabajo de la hacienda bajo el régimen de relaciones la migración y expansión de la frontera agrícola. por ende. En la región de la Costa Atlántica esta dinámica de pro- sobre todo. nuevos latifundios y acumulación de tierras. urbana en el marco de los imperativos de una industrialización nacional acelerada. p. improductivas ya. Meta. escena nacional la ocupación de los valles interandinos y de las regiones como cultivos como el banano. permitiendo una mayor rentabilidad que otros productos agrícolas. un impulso Toda esta gradual colonización de los espacios regionales. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) y en otros. Caquetá y Santander. la caña de azúcar. Los intentos. 2004. 2001). p. Tolima y el norte del Valle del Cauca. en un segundo momento. en cuanto a lo agrícola. dio paso a empresas efectivamente agroindustriales. de 1948-50 hasta la esclavo y el trabajo asalariado. bajos niveles de estas zonas templadas andinas. aparecen nuevos terratenientes que reproducen la estructura bimodal de la y grandes productores cafeteros. 1985. economía familiar campesina (Machado. el algodón y el café. para la ampliación de la hacienda ganadera. se incentivó la migración rural. uso ineiciente del suelo. basada en la dicotomía latifundismo-minifundismo. Con agotamiento agrícola de los suelos. uno de los mayores impulsores de la tural con el in de implementar. el colonato en la región Atlántica fue. débil presencia del Estado. antes que una relación laboral de dependencia. de ahorro y diicultad para consolidar e implementar sistemas de coopera- hacia zonas aún más alejadas de los grandes centros urbanos y con condiciones ción. como fue el caso de Arauca. ha implicado un proceso de desmonte de bosque na- representó. Quindío. la potenciación de la producción del café y del banano se aianzó en Colombia dar paso a la siembra de pastos con ines de ganaderización y constitución de el modelo agro minero exportador presente en América Latina. No hay que desconocer que junto a las oleadas de 1926 y 1936. de monopolización de la producción cafetera por parte de los gran. en especial en zonas de apertura. intermedia entre el trabajo y la apertura más profunda de la frontera agrícola interna. el Catatumbo. se vieron expresadas en el nivel político en lo tenencia de la tierra. así como gran parte de población campesina hacendaria se reforzó con las leyes de reforma agraria de la Orinoquía y la Amazonía. el pago en dinero. una 44 Como lo airma Reyes. la cual que se denominó como el tiempo de La Violencia partidista entre liberales y se ha materializado en la: conservadores de los años 40 y 50.44 El café frontera agrícola interna. p. por lo general campesinos sin tierra. para comienzos del siglo XX. En cambio. Cundinamarca y Antioquia. esto es. En esta tercera avanzada colonizadora de la frontera interna aparecen en raron una fuerte expulsión de población tras los procesos de adopción de mono. El momento de La Violencia. la caña panelera o el maíz. de adecuación funcional más equitativa que la de los altiplanos y valles interandinos” (1987. aparceros y minifundis- lo concerniente al conlicto en la comercialización del producto entre pequeños tas. así mismo. para. el fríjol. 102 103 . que combinaba. 2). así como zonas dustrialización nacional. El colonato representó una relación muy extendida de actualidad. y discriminación geográicas y ambientales más difíciles. la economía del café “conformó una estructura de propiedad estrategia de apertura de tierras y. abiertas en el segundo momento colonizador.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. no capitalistas de producción del colonato. el tercer momento de apertura interna. 7). luego del 1910. Poco a poco se fueron colonizando así zonas un mayor desarrollo capitalista por recursos necesarios para el modelo de in- como Caldas. las cuales gene. a la par de de comienzos del siglo XX. A pesar de haber sido adoptado cultivos de subsistencia venidos de la cultura campesina tradicional como el dentro de la vieja hacienda de corte colonial. La adopción del café trajo en algunos casos regionales (Santander y el viejo Caldas) una posibilidad mayor de acceso a la tierra y. 1987). la mejora (pedazo de tierra arreglada para la agricultura) sembrada de pasto al hacendado” (Pérez. la yuca. la papa. Con este proceso migratorio se generó la tercera etapa de ocupación territorial 45 La igura que a continuación se describe como colonato se diferencia del colonato brasilero en cuanto este último fue una igura de aparcería. en las que se planteaba la función social de la tierra y donde se poblacionales impulsadas por la violencia política estuvo presente el interés de propiciaba la titulación de baldíos. El modelo económico agro minero exportador fue variando hacia el dependencia laboral de mano de obra dentro de la gran hacienda cafetera brasileña modelo de industrialización por sustitución de importaciones y donde. de avance de la en el sentido de democratización de la tenencia y uso de la misma. en su mayoría. el cual dio fuer. por parte del propio colono. la producción directa de los medios de vida y el trabajo gratuito y asalariado de trabajadores auxiliares” (De Souza-Martins. sobre todo en el piedemonte cordillera- no. La expulsión el Urabá. se convirtió en la más importante variable de expulsión de población campesina debilidad e incertidumbre sobre los derechos de propiedad. el cultivo se popularizó a partir de plátano. en una primera instancia por parte del colono. luego de cuatro a seis cosechas. Detrás de la población expulsada de anteriores Las tensiones en el nivel nacional del modelo agroexportador. 12). El descubrimiento de nuevos pozos petroleros jalonó más templadas de los departamentos de Santander.

de 1930 en adelante. la cual. micamente desde “actividades primarias. legalizados sobre la base de la represión y la violencia contrario a lo que se podría pensar con respecto al conlicto histórico por la estatal” (ACVC. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) y exclusión económica y social contra los pequeños propietarios” (Molina. p. 14). economía de enclave. el Magdalena Medio se encuentra como norte del departamento de Santander. Así mismo. dejando a un lado su condi. la propiedad de la tierra. sin títulos de propiedad ni catastros constituidos” (Reyes. A pesar de que cada una de estas formas de producción y de cultivos. la industria petrolera la tierra de las comunidades campesinas y de la adopción de formas productivas fue un polo de atracción de mano de obra. la región se va conigurando econó- 2007. inglesas y alemanas. tenencia de la tierra y su posible resolución por apertura de nuevas zonas y el consiguiente descongestionamiento. el resultado de los distintos momentos de despojo de las tie- Junto a la explotación de hidrocarburos. p. inconclusa y la segunda realizada. y como consecuencia de la inserción en el de modelos de desarrollo y de explotación. rras se puede comprobar en la formación de elites locales y regionales. ción laboral campesina. al recibir los primeros trabajadores de la Troco. esceniicaron el mayor número de conlictos La colonización puede traducirse en términos de paulatino proceso de despojo de industriales de la región. como ya se desarrolló más arriba. disputadas entre acciones de colo- nización interna de bajos o ausentes soportes de legalidad y los procesos de El problema que ha existido con estos procesos de colonización interna. la economía campesina minifundista hacia los límites de las fronteras regionales. 14). y luego las guerrillas liberales y la actual insurgencia. volviendo a ésta un bien de especulación vía valorización capitalización de tierras mediante la implementación de latifundios ganaderos y de enriquecimiento a mediano y largo plazo. desarrollo se han expresado en tensiones y luchas territoriales con importantes grados de radicalización y polarización política. los cultivos de ejemplo de ocupación regional entre la segunda y la tercera ola o momento hoja de coca habrán copado aún más espacios y habrán desplazado el eje de la de avanzada en la colonización interna. tanto desde lo jurídico a las tensiones sociales del campo […] sino que han ampliado la geografía de través de las concesiones de explotación de pozos y minas. como la Soconi Vacum. Los primeros intentos de ocu. Es comprensi- de las líneas de ferrocarriles del Carare y de Puerto Wilches. Los focos de conlictividad se han desplazado a nuevas que representaban las poblaciones indígenas como los Bari o los Yariguíes. Gulf y la Shell-Condor. En términos de producción y uso del suelo. la adopción del cultivo de la palma africana o palma aceitera. Así mismo. y. El otras regiones (Roa. por el uso de la tierra en la región e irá quitando poco a poco posibilidades a Para lograrlo. Como ya se enunció más arriba. esto es. han sido sinónimo de despojo de la tierra que landesas. fue una nos. en manos de intereses privados. el resultado general del proceso constante en el proceso de ocupación territorial del Magdalena Medio y de de ocupación territorial ha sido el de la acentuación del latifundio ganadero. que en da de otras compañías interesadas en recursos auríferos y maderables. Desde muchos casos se ha caracterizado por el ausentismo y por el poco interés en la 104 105 . 2009. pación modernizante en el siglo XX. se dieron a partir del interés de las com. es que no se ha logrado: “desconcentrar El apoyo del Estado a las empresas extranjeras. de igual manera abrieron la entrada de la sino dependientes en gran medida de los avatares del comercio internacional y norteamericana Tropical Oil Company (Troco). 2007. gracias a la constante histórica de la baja tributación sobre la par de la economía petrolífera se presentó. en zonas donde la institucionalidad del Estado ha llegado más tarde que los colo. un principio. haya entrado en distintos momentos mercado internacional de esta región. en donde los diferentes modelos de conlictividad hacia lugares más remotos de la selva húmeda tropical existente. Treinta años más tarde. históricos. primero se pusieron en marcha los proyectos de construcción los cultivos de subsistencia alimentaria de la cultura campesina. para inales de los años 50. comienzos del siglo XX y a través de él.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. la región fue presenciando la llega. la presencia de cada uno de éstos seguirá conigurando las tensiones pañías norteamericanas por la explotación de los recursos petroleros existentes. las cuales han ido arrinconando a las formas de vida basadas en internamente hacia actividades obrero industriales. desde 1920 lidadas. los habitantes originarios han tenido que enfrentar. p. p. en el que población campesina migró industrializadas. A la posible. hasta la nacionalización en 1950. ni guiadas ni planiicadas por el Estado. además. como desde la mo- los conlictos sociales por la lucha por el control de los territorios fronterizos” vilización de tropas del Ejército para ir abriendo espacios frente a los peligros (Molina. la apertura y colo- proceso de gran acumulación de tierras o latifundismo improductivo se hizo nización de los espacios de la frontera interna se dio de múltiples maneras. 1999. 2002). luego vinieron compañías ho. 17). La primera línea ble cómo estas formas de colonización. 112). sobre todo en el sur del departamento del Cesar y en la zona Desde este contexto histórico. Los grupos que se han visto Los años de 1918-1919 marcaron el punto de inicio histórico en la articulación directamente involucrados en tal dinámica de despojo han sido: “los que tenían de la región del Magdalena Medio a la vida económica nacional y al mercado vinculaciones más precarias con la propiedad territorial en regiones poco conso- mundial.

2004. 2001. debemos entender la formación siempre por delante. p. p. la tortura y la vos terratenientes. pero bajo una constante política de incentivación de ocupación de terrenos baldíos. característica el espacio de poblamiento ha quedado reservado para toda esa masa de mes. en otros propia. en las zonas planas. lista ha producido en el ámbito rural colombiano y latinoamericano a través de la reducción de la diversidad agrícola implícita en la industrialización del Aunque desde una óptica militarista y jurídica. Vélez. tizos. desde luego. de la región como una conjunción de procesos de heterogeneización social. de negros. como en el de las actuales guerrillas. a partir de la creación de poblaciones adeptas y coop- Enclavada más en la cultura de la Costa Atlántica que en la cultura andina. 2006. 71). de avasallamiento territorial y de colonización interna. en los valles interandinos. 106 107 . y (c) una colonización armada. atrasado. da de la espacialidad regional. aunque no tuviesen títulos escritos sobre él. la cual ha sido muy re- Entre las cordilleras. de la frontera interna: (a) como tendencia más común. arraigo de antiguos migrantes desarraigados y la constitución de poderes loca- les generadores de identidades políticas especíicas. En la base de la ocupación o colonización armada se encuentra el nuevo otra tierra no andina de libertos migrantes. consolidando la representación tánea promovida por el Estado. esto es. No obstante la homogeneidad que puedan llegar a proyectar las dinámicas a la hora de moderar la convivencia en esta frontera interna ampliada constante. ido constituyendo como defensa y radical airmación de su autonomía frente a tores al régimen bipartidista y. han seguido la lógica de la intimidación de líderes sociales o de simples campesinos que signiicaban un vieja oligarquía ganadera de la compra y la apropiación de tierras para una pos. las elites locales han permanecido en las zonas altas de colonización Presenciamos. a tan solo dos horas y media de la capital políticas. en tanto que regulación normativa de los conlictos. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) industrialización de la producción agrícola. de prostitución y de comunistas” (Archila et al. cuando ya se habían instituido fuertes poderes locales y sin la capacidad tante aumento de la presión que las formas económicas de producción capita- de ser un efectivo mediador en los conlictos de intereses. En el Magdalena Medio. desde dinámicas políticas que espacio ganado (Ramírez. el rasgo fundacional básico de la guerrilla es más: “el anhelo por recomponer a tra- apreciar desde un comienzo a través de la ley 61 de 1874 y la ley 4 de 1882. campesinos sin tierras. tendrá una mayor autonomía y sido cooptadas por parte de quienes tienen más poder e inluencia local. Pamplona Bucaramanga o Medellín. al ser instrumento de apertura no controla. negros y desclasados que no han tenido un lugar dentro de la sociedad andina de los blancos. acá. terior valorización y especulación de los bienes adquiridos. en los viejos cascos urbanos de las poblaciones andinas como Soco. donde se vés de la resistencia armada una particular identidad campesina perdida por efectos de permitía y se promovía “a los campesinos abrir incas en cualquier terreno inculto […] y la fuerte y sistemática presión de terratenientes y gobiernos anti-reformistas” (Ramírez. a los intereses y a las estrategias de guerra de los ejércitos dominantes en cada ción del Estado colombiano se entiende. Haciendo una síntesis.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. como abierto terrorismo de Estado mediante la desaparición.47 En algunos casos. 2001). funcionales. airmar en términos generales. es un claro ejemplo de la constitución popular y mestiza de esa militar. mentales. Sería im- 46 El poco control y la escasa planiicación de la ocupación territorial del Estado se podía 47 Así. anticipándose. podemos airmar que el singular proceso de construc. tres formas de colonización española. no se podían desposeer” (Pérez. Se podría unidad política. política y económica. de la mitad del siglo XX hasta la fecha. 475). llegó casi siempre en un segundo momento. ducida y en casos muy puntuales. los nue. no obstante.46 Esta instrumentalidad se materializó en múl. De esta forma es como Barrancabermeja ha llegado a ser La historia contemporánea de los ejércitos guerrilleros y paramilitares ha el lugar por excelencia que recoge la visión no andina de esta: “tierra de perdi. sido la historia de la colonización promovida mediante las necesidades de los ción. en otras ocasiones. el cons- mente. (b) una colonización de tipo dirigido. entonces. 66). una colonización espon- rro. terrateniente y patriarcal. En la mayoría de los casos. que las bases sociales y las comunidades han judiciales que permitían la persecución a sectores políticos y sindicales oposi. las fuerzas represivas del estamento han casos. desde las distintas administraciones guberna- de una oligarquía blanca. Esta heterogeneidad fundamental se encuentra en las res- tiples momentos como violencia encubierta en la legalidad de disposiciones puestas que los pueblos. aunque en múltiples ocasiones. p. impedimento para los macro proyectos económicos. en el afán de la conformación de lealtades puerto petrolero de Barrancabermeja. desde una perspectiva amplia. muchos de ellos narcotraicantes. esto es. el tadas por uno u otro bando armado. y. como lo ha sido con los han permitido una fuerte concentración de la tierra en zonas de poca o frágil ejércitos paramilitares. los actores armados serán un medio o instrumento más institucionalidad y donde los particulares han resuelto la conlictividad por mano para lograr implementar modelos de desarrollo agrario especíicos. que el Estado colombiano. el Estado colombiano estuvo agro y en la adopción de los monocultivos. desde la década del 70 para actores e intereses externos e internos a las comunidades regionales. o desde la abierta coacción e intimidación que genera la presencia santandereana.

región homogéneamente e integrar a sus pobladores en un modelo de desarro. Luego de una travesía por el Magdalena Medio que le lleva a la liberación igualmente son fragmentarias. 483-484). entonces. Por eso es mejor mestizos. Uniicador de las etnias Yariguí y Carare. 108 109 . Y es en el lapso de 1880 a 1920 que pobladores. 2007). indígenas y acciones colectivas en la región” (Archila. p. desde de más de 300 años de luchas y de combatir enfermedades contra las cuales que se tiene registro documental. la ciudad de Vélez y el puerto de Cartagena de Indias. desapareciendo de la región el elemento indígena. Tomado “tierra de la radicalidad y el inconformismo político” (Bolívar. de libertad para los negros y no pago del tributo indíge- hablar de tramas que rompen con la continuidad de la apropiación territorial. llegaron incluso a comprometer el desplazamiento y el comercio entre Santa Fé de Bogotá. primer movimiento campesino una de sus líneas más marcadas en la tradición ancestral de quienes. Pero esta trama basada en el imaginario de la resistencia se fue nutriendo. La reacción coyuntural que reclamaba. año de llegada de Jiménez de Quesada a la región. recolectores nómadas que fueron famosos por su capacidad de resistencia ante nación territorial. de Moncada (1993. en épocas republicanas. preservando la igura de la monarquía espa- actores. en “un del que se tenga conocimiento en Colombia. y que son retomadas en diferentes momentos como parte de un mismo discurso libertario. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) posible tener una imagen medianamente completa del Magdalena Medio si no principio”. Desde un inicio. pp. al. el algodón y el aguardiente en las provincias Archila cuando airma: “sin duda esas expresiones de resistencia existieron. en clave histórica. terminó en un movimiento de reivindicación de los esclavos. de cientos de esclavos negros de distintas haciendas y de formar tumultos en 49 La dimensión emancipatoria de la región en cuanto dimensión simbólica y de represen- tación cultural ha sido un elemento presente tanto en los colectivos y pobladores como 50 Referencia de archivo documental en el que el oidor Luís Henríquez exponía la feroci- en los estudios regionales. Carares y Opones. sus imaginarios y las luchas sociales como respuesta Uno de los personajes que pasó a la historia como símbolo de la resistencia a la formación regional del Magdalena Medio48 indígena fue el cacique Pipatón. 1990). y sobre todo. et.2 La construcción histórica de las resistencias. ginario de libertad y resistencia social. Se estima que el pueblo Yariguí estaba constituido por unas 50. con el levantamiento de los Comuneros. Estamos de acuerdo. 415).1. el cacique se convirtió en una leyenda de re- Las formas históricas de apropiación del territorio han desbordado los intentos beldía al escapar de las autoridades españolas luego del cercenamiento de sus de sectores y de actores económicos y políticos que han pretendido construir la talones y de seguir luchando por más de diez años contra los colonizadores. todavía estaban en pie de signiicación emancipatorias con respecto a la identidad colectiva de sus aproximadamente unos 15. en especial. un discutible es la supuesta continuidad que se atribuye a las lucha sociales.000 a tan sólo 500. A continuación se presentaran Yariguíes y Carares quedaría cerrada esta línea histórica de resistencia social. Luego a la violencia. para el siglo XVII. con la posición crítica de de los impuestos en el tabaco. Estos pueblos eran cazadores y campesinos y ciudadanos en general por resistir estas líneas de apertura y domi. económico-políticas. para el año de 1781 y. el cual sigue estando presente en la memoria de los habitantes de Barrancabermeja (ver registro fotográico 5). pasando de 10. tanto legítima como ilegítima. por tanto. blos originarios Yariguíes. 2006. así La ediicación de este ethos basado en la resistencia social y la rebeldía tuvo mismo. temidos por el uso de dardos y lechas envenenados.000 yariguíes.000 personas llo agroindustrial moderno. […] se trata. p.50 3.49 Este imaginario colectivo se fue nutriendo de acontecimientos se produce la debacle poblacional. en un principio. 2006. proponiendo alternativas en las formas las múltiples incursiones de los encomenderos españoles y los intentos de fun- de producción y de reproducción de la vida social.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. de una ʽtradición inventadaʼ que busca legitimar las ñola. el levantamiento popular se produjo a partir de las 48 No sobra aclarar que esta construcción del imaginario social es un recurso puesto en marcha por los colectivos y los actores que han intentado llevar a cabo la reapropiación medidas estipuladas en las reformas borbónicas que dictaminaron el aumento de la territorialidad regional. algunas de esas líneas históricas que han permitido la composición de este ima. en los que se destacan las imágenes imperativas de ser la dad de las tribus asentadas en las riberas del río Magdalena y sus aluentes. dación de asentamientos. altamente inequitativo y con el constante recurso hacia el año 1536. Con la extinción de los las voluntades ajenas y a los intereses foráneos. la capital del virreinato de Nueva Granada. con las iguras de José Antonio Galán y de Manuela Beltrán. esto es. hacia 1860. lo que han sido las luchas sociales de obreros. Antecedente del proceso de Independencia. lo que es del Nuevo Mundo. En el año que mostraban la capacidad de las comunidades de negarse a la imposición de de 1940 estaban totalmente extinguidos (Pinilla. el Magdalena Medio fue elaborando tramas no tenían defensas. cuando ya hemos establecido que la región como tal es reciente y ha sido construida por múltiples “buen gobierno” (García. ocuparon las áreas bajas del departamento de Santander: los pue- revisáramos. pero que na. 72).

Lugar de fueron el antecedente más claro de los primeros intentos de organización cam- refugio. especialmente en la Costa Atlántica. así como la aplicación estraté- desmembrado por las autoridades coloniales en el año de 1782. la oferta laboral empujaba a cada vez más personas hacia formas de zada en 1934 como Unión Sindical Obrera (USO). mientras que “la hacienda perpetúa Desde esta segunda dimensión. González (1985) y Arango (1987). En algunas regiones del país imperó la hacienda de estilo ganadero. p. en el sentido de opor. entonces. la presión nacionalización de la explotación petrolera. en el tránsito de los de nacionalización de los recursos naturales (Romero. hacia los años 60 y 70. gran parte de las respuestas generadas a cau. hasta un grado casi autónomo de rela- Comuneros 81.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. Colombiana de Petróleos. Galán es un símbolo de lucha que sigue estando presente en el departamento de Santander. 1994). ejecutado y su cadáver obreros y la criminalización de la protesta social. el cual sintetizó las demandas de una nueva clase de trabajadores. indemnización de 1924 fue el comienzo de una larga lista de movilizaciones obreras en las que en el caso de expulsión de las haciendas. Ver al respecto. la huelga bajo. patrones de producción y consumo muy restringidos” (Bejarano. en otras lo imperante fue un 51 La continua referencia y apropiación del movimiento de los Comuneros y de José An. 2006. sobre todo para liberales perseguidos por los gobiernos conservadores. tipo de hacienda cafetera. El problema con el que se enfrenta la hicieron a una identidad mediante las luchas dadas por el mejoramiento en las continuidad de la economía hacendaria hacia comienzos del siglo XX es que condiciones laborales y de vida. A partir del agrícolas estuvieron dirigidas hacia el mejoramiento de las condiciones de tra- apoyo dado por el entonces PSR. mayor participación en las cosechas. valiéndose esencialmente de Dentro de estas tensiones. No obstante. esta conexión entre sindicalismo petrolero y guerrillas iz. las principales demandas de jornaleros y peones las huelgas como instrumento de presión y de negociación laboral. de igual manera. Igualmente inspiradas por el PSR. amplia zona de recepción de población que huyó reiteradamente de los distintos luego Partido Comunista (PC). las nuevas élites industriales y comerciales “tratan de ampliar el mercado in- terno de mano de obra y de mercancías”. En cada una de éstas. por un lado. luego de años de movilizaciones. en este punto. Tales intentos se generaron entorno a la igura de la hacienda la región se fue conformando como espacio de libertad. el cual ha sido retomado por distintos movimientos sociales.52 Hay que recordar. pesina nacional. ese espacio de con grupos guerrilleros. No obstante. nuevos sujetos colec- tivos fueron tomando fuerza desde el objetivo de llevar a cabo sus luchas rei- En tanto que frontera abierta. mejor alimentación y ropa poco hacia la politización del sindicalismo y hacia la adopción de una política de trabajo adecuada” (Tobasura. 52 No se puede desconocer que las formas de producción semiservil y colonial de la quierdistas representó la oportunidad del ataque indiscriminado hacia los líderes hacienda no fueron homogéneas. la hacienda continuó teniendo sujeto a un número conformación de las primeras organizaciones de carácter obrero. reconocimiento que unió desde peones y jornaleros hasta pequeños propietarios Sin embargo. ducción ponían un énfasis distinto en la clase de remuneración para los campesinos e el cual va desde la adopción de grupos guerrilleros. años en que el fenómeno del paramili- tarismo toma fuerza. el Magdalena Medio fue. fue una hacienda de trapiches. como el ELN al fundar frentes con indígenas: desde el grado más servil de la relación de trabajo con el hacendado. las demandas de mejoramiento de las condiciones de trabajo condujeron poco a supresión de formas de renta en servicio o especie. las relaciones de trabajo o de pro- tonio Galán como estandartes de la luchas emancipatorias cubre un amplio espectro. rebauti. como forma productiva. por primer sindicato obrero industrial del país: la Sociedad Unión Obrera. (Ecopetrol). hasta el nacimiento de movimientos cívicos urbanos como el de el terraje en los antiguos resguardos indígenas. Partido Socialista Revolucionario. sobre todo como apoyo estratégico con frentes del ELN. De esta forma. a su vez. que la hacienda se tunidad para no estar atado a las instituciones estatales o al dominio partidista encontraba en Colombia en un momento de declinación y de confrontación con y.51 Alrededor de la USO y de otros sindicatos obreros. Galán es apresado. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) otras poblaciones de Cundinamarca. de carácter obrero y urbano. 110 111 . el importante de población campesina en condiciones de aparcería y terraje y. Esta politización del movimiento obrero será más adelante. gica de la proclamación constante de la ilegalidad de las huelgas. en otras. para los años posteriores. molienda y procesamiento de caña de azúcar. una vindicativas y de reapropiación de la región. 42). en 1951. Fundada en 1923. 65). con la creación de la estatal Empresa por la tenencia y titulación se hizo sentir dentro y fuera de la hacienda. años 20 a los 30 se produjo el primer viraje en el repertorio de reivindicaciones del mundo campesino: de los reclamos por las condiciones de trabajo se pasó al Uno de los resultados más visibles. ción contractual como la aparcería. fue la cuestionamiento de la propiedad y el uso de la tierra. la USO producción asalariadas. las Ligas Campesinas de la década de 1920 tipos de violencia por las que pasó la República desde su fundación. en el sentido de espacio de reconocimiento entre iguales que se nuevas formas de producción industrial. fue constituyéndose como el principal actor social de la región. 1987. la generadora de la imbricación Las ligas campesinas y las ligas de colonos fueron. p. otro lado. sa de la llegada de actores económicos extranjeros estuvieron arraigadas en la Así es como. esto es. como el nombre del líder. consistentes en el: “pago de las mejoras a los arrendatarios.

vía expropiación estatal. fuertemente inluenciadas por actores políticos como de las libertades. en la que se legalizan mujeres y de estudiantes fueron complementando históricamente el repertorio los contratos de aparcería y en donde se niega cualquier posibilidad de reforma de demandas sociales y de derechos. campesinado organizado se vio refrendado diez años más tarde al aprobarse la Se puede apreciar cómo. tales leyes generaron un efecto contraproducente. 271-276). los derechos. En Tubará. historia del país la función social de la tierra. y tal asesinato signiicó el momento cumbre de la violencia biparti. de se da en el año de 1944 con la expedición de la ley 100. envenenamiento de altos dirigentes como fue la muerte de José Gonzalo Sánchez. ver García (2006. pp. estrategias como la del 53 En palabras del propio Mondragón: “Conquistas logradas fueron destruidas. pesina de reapropiación del recurso fundamental para su reproducción social. desde un comienzo. coniguradora fundamental de la conlictividad social en todo el país para me- diados del siglo XX. con el objetivo de potenciar sujetos colec- profunda a la estructura de tenencia de la tierra. Este logro político del Obrera Nacional (CON) y por la Central de Trabajadores de Colombia (CTC). mediante la asistencia a congresos realizados por la entonces Confederación bilidad de expropiación estatal de tierras no cultivadas. política. casi siempre a partir de propuestas y respuestas locales regionales.53 la iniciativa “cadena de mujeres contra la guerra y por la paz”. la organización campesina se fue ley 200 de 1936. Uno de los puntos más altos de la acción organizativa campesina se logra Uno de los efectos de las luchas campesinas de estos primeros años se va en 1942.55 Desde el trabajo básico del mejoramiento de las con- tre campesinos y terratenientes por la tenencia y el uso de la tierra desde varios diciones materiales de vida. fundada por Jorge Eliécer Gaitán. y con el De igual forma. En el Cauca se desconocieron nuevamente los títulos indígenas y se agudizó el terraje. por parte de la elite terrateniente. Atlántico. No obstante. fragmentando el latifundio hacendario. en 1952. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) y arrendatarios que entraron a luchar por la titulación de tierras. además. dejó de 55 Para un desarrollo más extenso de la evolución de la OFP y la transformación de sus funcionar el Cabildo indígena” (Mondragón. primero. desde el objetivo de mejorar. autorizándose. demandas. La respuesta deinitiva de los grandes terratenientes territorialidad regional. cas de la UNIR. vadora consistió en el asesinato en 1948 del líder popular Jorge Eliécer Gaitán. otros sectores objetivo de llevar a cabo la reincorporación de la población campesina en con. hasta la conciencia política de la noviolencia. tencia nacional de sólo diez años de vida.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. donde se estipulaba además la creación de jueces especiales identiicando como actor dentro de una red de actores sociales de base. en articulación con dista.54 ron reiteradas expulsiones de campesinos por el miedo de los terratenientes a una mayor fragmentación de sus haciendas. La cuestión agraria es así la tivos y promover una ciudadanía plena en la región. a la cual le permitieron una breve exis- Sin embargo. referidas a las necesidades básicas de la población años atrás. desde un inicio. a excepción de la Federación Campesina e Indígena. por ejem. receptora de las líneas ideológi- 54 La airmación anterior está desprovista de cualquier carácter subjetivista. 2002. tanto externas. social e intrafamiliar (ver esta respuesta venía dándose desde el constante tensionamiento de las luchas en. aunque para la resolución de los conlictos agrarios (Pérez. a partir de la igura de los Clubes de Amas de Casa y por iniciativa de la Pastoral La otra parte de la respuesta de los latifundistas y de la élite política conser. en la que se reconoce por primera vez en la sociales subalternos también llegó a ser. Las luchas cívicas de usuarios de servicios públicos. 112 113 . 28-29). ser una radical oposición a la guerra y desatándose así el periodo denominado como La Violencia. el salario y el trabajo […] luchando los partidos de izquierda. Así es como la Organización Femenina Popular (OFP) nace. La primigenia organización campesina colombiana se presentó como una experiencia política de base. como internas. registro fotográico 6). fueron desbaratados los baluartes de Córdoba y el Cabildo y Resguardo de Ortega presidente de la Federación Campesina e Indígena. Cabe destacar que a la violencia en todos sus niveles: económica. propia representación política a través del Partido Agrario Nacional (PAN). alcanzaron a fundar su comienzan a darse las primeras invasiones de tierras. urbana y rural. y Chaparral que habían sido reconstituidos en 1937. la OFP ha sido una Al igual que lo sucedido con los actores sindicales. el entorno habitable y. la vida. la posi. para este período. pp. La relación con otros sectores al promulgarse la ley 74 de 1926. en tanto que práctica cam. las luchas campesinas estu. y por el PSR. el cual logró desarticular por varias décadas la organización campesina. en la a ver relejado en las disposiciones legales tomadas por el estamento político igura de la Federación Campesina e Indígena. estrecha y solidaria. sociales fueron tomando una voz propia en el intento de reapropiación de la diciones de asalariados. junto a las luchas de obreros y campesinos. las de baldíos. hacia 1972-73. más tarde. 2004). con la fundación de la primera asociación de carácter nacional. como la del Sumapáz. Social de la Iglesia Católica de Barrancabermeja. puesto que la lucha por la desarticulación y desorganización de las asociaciones campesinas llegó hasta el punto de aplicar. plo. resistencia al empobrecimiento y a la exclusión que se articula en la defensa vieron. pues se die. Aquí es donde mismas organizaciones campesinas.

14). y como iniciativa de la Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) Coordinadora Popular. el cual se narrativa para construir el relato de sus luchas sociales de resistencia a la vio- transformó en el Movimiento Cívico. Podemos apreciar cómo la región del Magdalena Medio se fue constituyen.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. para lo cual hemos tomado dos de las más representativas aso- nación y el mejoramiento de vías. Meses más tarde surgiría 3. a pesar de la inobjetable presencia y signiicación del fac. 1977 y 1981 permitieron de manera coyuntural compartir vivencias y momentos de diálogo hacen una más explícita presencia el nacimiento de asociaciones civiles como el Comité Cívico Popular. el común denominador de las organizaciones Como antecedente histórico del fenómeno asociativo campesino tenemos que cívicas del Magdalena Medio fue la convergencia hacia demandas relacionadas empezar por recordar que. modelos de desarrollo económico y formas de participación 56 Como sucede a menudo con las representaciones y las signiicaciones culturales. al (2006. A pesar de las críticas que tal pacto generó. en abril de 1987. las voces de las personas con las que se pudo Los paros cívicos de 1975. emancipatorias. tal vez sería conveniente movernos cepción territorial. en el año 1975 se fue conformando Necesitamos ahora adentrarnos en las prácticas concretas que las luchas un movimiento cívico que tuvo una gran inluencia en la dinámica de confor. cos en el Congreso. Como diría Archila. como lugar de emancipación política y de creación de alternativas actores armados (Ramírez. en las que esta tor obrero-petrolero urbano. ya para la década del 80. en una espacialidad ticipación política institucional de sectores no pertenecientes al bipartidismo y de signada por las tensiones sociales entre actores e intereses contrapuestos.56 A la par de la consolidación de la OFP. Ver para complementar esta relexión Archila et. A pesar de la diversidad de formas or. al preparar y llevar a cabo el primer gran paro cívico por la vida en Colombia. p. tos. el “peso de lo campesino” recurrencia pluralista hacia la identidad campesina está mostrando más bien un inte- sigue siendo uno de los núcleos principales en la representación colectiva de resante proceso de formación cosmopolita. La Coordinadora Popular de Barrancabermeja será la organización encargada de sintetizar todos estos esfuerzos de años de luchas sociales. con el Campesinos del Carare (ATCC) y de la Asociación respaldo de todo el sector social y sindical organizado. durante 16 años. que desde las guerrillas izquierdistas de en múltiples ocasiones falta de unidad. hacia relexiones más abiertas como las de Salgado & Prada (2002). dinadora de Solidaridad. la conlictividad generada por la con la cuestión de la construcción de paz y la limitación del poder de los actores violencia bipartidista había sido. sobre todo en el trascurso del siglo XX. así como para la repartición de puestos burocráti- económico de la población. fundidad del fenómeno organizativo y reconstruir el sentido de sus dinámicas ramiento en la prestación de los servicios de acueducto. Con el transcurrir del tiempo. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) por la reconstrucción de los espacios intervenidos por la especialidad de los sociales. esto es. la reapropiación. tendido como parte integrante de esa identidad. en lo que se denominó el amplia en la que cabían tanto los diálogos y la concertación con dichos actores. el acuerdo de alternancia entre estos dos partidos para como todas las cuestiones relacionadas con el tema del desarrollo y el bienestar la sucesión en la Presidencia. alcantarillado. A partir de este momento. desde la exigencia del mejo. la negación y la airmación de identidades. ilumi. 497-502). lencia política regional y a la más profunda violencia estructural histórica. hasta la reivindicación de la calidad y la ciaciones de campesinos del Magdalena Medio: La Asociación de Trabajadores cobertura de la educación básica y la prestación de servicio de salud. se han en- teniendo un peso fundamental en la conformación de la región y en la con. para los años 60. Obrero y Campesino y éste en la Coor. en los que los espacios campesinos están siendo atravesados por múltiples actores. tipos de capital y organizaciones nacionales esta región que se ha pensado como espacio reapropiado de las resistencias e internacionales. campesinas han venido desarrollando. Esta paz se fue nutriendo de una concepción entre el Partido Liberal y el Partido Conservador. de alguna forma.2 El nacimiento de la Asociación de Trabajadores la Corporación para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos). Sin embargo. a partir de 1958. Frente Nacional. pp. la identidad campesina es utilizada de diferentes maneras y desde valores contrapues- políticas excluyentes e incluyentes. des- de la dinámica de la apropiación. canalizada a través del pacto armados en los ámbitos locales. Campesinos del Carare y la Asociación de Campesinos del Valle del Río Cimi- tarra. las cuales han representado del uso que le han dado los actores armados. económicas. 2001. la identidad campesina ha seguido los años 60 hasta los paramilitares de los 90 y sus organizaciones fachadas. Esta recurrencia a lo campesino está en la raíz misma del conlicto colombiano y ganizativas y de identidades derivadas de éstas. 114 115 . con los objetivos de comprender la pro- mación del puerto petrolero y lugares aledaños. referidas a la exclusión de la par- do lentamente.

en el marco de la Guerra Fría. Así que solamente hasta 1968. Los medios para contrarrestar 1980. y un ala radical ANUC-Sincelejo. pasando por la elaboración de manuales contrainsurgentes. Como se sabe. con un análisis más cuidadoso sobre tinción de dominio. Entre 1970 y 1972 se lograron alrededor de unas 1. la cual le permitió realizar una La región del Carare-Opón. banano y palma africana. objetivos y políticas propias de 1961 o de reforma agraria. al aumentar el inlujo del comunismo en la subregión estuvieron deinidos por una amplia las penas por este delito mediante el decreto 100. Pero como se puede apreciar. de los principales gremios: el pacto de Chicoral o chicoralazo. 57 En palabras de Tobasura: “La gran propiedad latifundista. dividiéndose entre un ala oicialista. o municipios receptores de gue. capítulo anterior. este intento de uniicación organizativa tuvo una dices de violencia en casi todo el territorio.1 La experiencia de la Asociación de Trabajadores hacer efectiva la ley 135 y fue por iniciativa del gobierno de Lleras Restrepo Campesinos del Carare (ATCC) y el derecho a la defensa no que se conformó. en el siguiente en asociaciones locales y regionales. se cerrará deinitivamente la práctica campesina de invasión.en el año de 1962. La creación del Instituto Colombiano de Reforma y especíicas de cada localidad. por lo tanto. el territorio corresponde a los municipios que se negaban a la expropiación por falta de explotación de sus tierras. se concretó un importante impulso por medio capitalismo norteamericano. La lucha por la tierra se transforma. mediante recursos como la expropiación y ex. sistemáticamente. con la ayuda de créditos La ANUC se convirtió en la organización aglutinante de todas las demás or. por medio de la abierta represión y exterminio de lo asociaciones campesinas de carácter autónomo y con demandas centradas en la que se llamó las “repúblicas independientes”. la ANUC-Armenia. Pero la aplicación de la ley de reforma agraria se encontró la política y la coyuntura agraria” (Suhner. por vo marcado por la polarización ideológica entre el comunismo soviético y el medio de la ley 4ª y 5ª de 1973. para alcanzar los mínimos de productividad y evitar la expropiación. desde la abierta aceptación y apoyo de golpes de Estado. con diicultades para una en Colombia una visión desarrollista del campo que se materializó en la ley 135 coordinación a nivel nacional. Desde este marco histórico surgieron del conlicto bipartidista. expedido por el gobierno de gama de estrategias culturales. 11). se abrió el paso para 3. estuvo sujeta a los puesta en escena nacional y la población campesina pudo volver a organizarse cambios en las administraciones gubernamentales. cereales. en el sur del departamento de Santander y al sur del política de invasión de tierras como forma de presión contra los terratenientes Magdalena Medio. que el gobierno le facilitó. hasta la adopción Carente de un proceso originario de base.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. rrilleros liberales en armas. Así es como. p. sobre todo desde los años 1961 y 1962. el Frente Nacional tuvo la efectividad de disminuir los ín. intensiicó el uso de los suelos. y así imposibilitar accio- Cubana. sin considerar los costos ambientales y sociales” ganizaciones locales de campesinos durante los años 70 y comienzos de los 80. 2006. pero con demandas. aspectos puntuales de la vida campesina. Esta organiza- ción nacional logró la unidad del campesinado. la ANUC verá deshacer su uni- de políticas reformistas en el campo. La cuestión agraria fue nuevamente fuerte inluencia institucional del estamento y. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) sectores opositores. 47). el contexto internacional estu. en 1957. asociación de carácter nacional. sobre todo de América Latina el avance del bloque comunista. 2002. dad para comienzos de los años 80.57 Más adelante. militares y económicas que fueron aplicadas Turbay Ayala. a través de la ley 1ª. sintetizado en la Revolución caña de azúcar. representó una amenaza para los intereses hegemónicos de los Estados nes de extinción de dominio sobre tierras no productivas. permitiendo el surgimiento El programa de la Alianza para el Progreso del gobierno Kennedy impulsó de organizaciones con un área de inluencia menor. pasando Agraria (Incora) fue uno más de los intentos por modernizar y democratizar la del reclamo general por una mejor distribución a “pliegos más elaborados sobre estructura bimodal de la tierra. en el que. la Asociación Nacional de Usuarios Cam- armada: “Con esta comunidad no cuenten para la guerra” pesinos (ANUC). se dio la respuesta a la estrategia campesina de la toma de tierras y surgió el pacto entre los partidos tradicionales y los representantes A la par de este proceso político nacional.2. (Tobasura. período presidencial. (ver en mapa 1.000 tomas de haciendas. que no habían negociado su entrega con el gobierno de general Rojas Pinilla. p. para Unidos y su modelo de sociedad y de economía. la cual fue auspiciada por el Ministerio de Agricultura del gobierno liberal de aquel entonces. 116 117 . en de subsidios estatales a las grandes empresas agroindustriales. Y como veíamos en el con el recambio del gobierno conservador de Guillermo León Valencia (1962. resolución pacíica del conlicto. la mayor problemática para el primer lustro de los años 80 fue 1966). el cual preirió combatir militarmente las células guerrilleras remanentes la intensiicación del conlicto armado.

con lo cual se tendría inalmente acceso que en otros zonas del país. puesto que estaba prohibido por el Ejército cualquier reunión que excediera las tres personas. Comenzó a presidente Turbay Ayala. la cual implicaba el traslado y presentación de cada pio. Ramón Córdoba. Restrepo. a través del diálogo personal y en voz baja. gado. la violencia política fue la constante dinamizadora al Caribe. El slogan promul- “en el término de 10 días optaran por unirse a cualquiera de los grupos armados. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) de Cimitarra. Desde inales de los años 70 la población civil experimentaba el la implementación de puestos de salud y la construcción de vías). No obstante. Landázuri. un año más tarde. 2009). los “macetos” de los procesos sociopolíticos durante esos años en la región del Magdalena como se les llamó en la zona. la arremetida contra la población civil adepta a la guerrilla. igualmente. entonces. Oswaldo Perea. 58 Reconstrucción de los primeros hechos de la organización aportados por los líderes fundadores Simón Palacios y Ramón Córdoba. cisamente de esas fuerzas guerrilleras a las cuales les brindaban colaboración y pecíicamente estuvo la de la implantación de una carnetización para todos los pobla.”58 la puerta de entrada en la participación y colaboración del campesinado con las fuerzas guerrilleras. llamada “el tránsito libre”. mes de agosto de 2009. el cual se basó en que: que los grupos guerrilleros lograron insertarse en la región. las cuales se arrogaron la representación de los intereses de Como se puede deducir de este mandato autoritario por parte de las fuer. desde la rativo militar dado a los campesinos del Carare-Opón. el espacio y la territorialidad campesina se encontraban en aquel entonces atravesados por actores armados de todas las tendencias ideológicas. en expansión de su inluencia hacia regiones fueron construyendo un tipo de territorialidad basada en relaciones autoritarias con fuerte presencia guerrillera para realizar la estrategia de limpieza de zonas y los intereses de la mayoría eran disputados por actores externos a la comuni- “rojas”. “de uno en uno”. agosto. A mediados desproporcionada fuerza con la que irrumpían los actores armados estatales. p. Prácticamente todos las fuentes orales recuerdan aún tor Piñeres. así como la constante asedio e intimidación de los diferentes actores armados. tetizaba. miento en una dinámica de guerra que trajo la muerte a aproximadamente unas nio de esta región. el capitán del Ejército Mauricio Betancourt deinía el impe. Hernández (2004). todos los actores armados en el departamento de Boyacá. alcantarillado o su existencia. quienes casi siempre habían estado marginados de las riquezas rurales. Salomón Blandón. 20 o 30 días. Al igual permitía la salida al río Magdalena.C. Los paramilitares agrupados con el nombre de MAS.59 Y en el centro de la escena. con dolor aquella época que duró hasta el año 1985. días más tarde. Esa fue la excusa perfecta que permitió tomar la fuerza suiciente para que. venían “subiendo” desde su lugar de creación Medio colombiano. se airmó: “ni ron a aplicarse como fórmula de lucha contrainsurgente. Como se demostró más arriba. de 1982 a 1987 (Ferreira. 175) o como quedó consignado en su plan de desarrollo ATCC-CDPMM-PDR 60 Expresión recurrente a través de las entrevistas realizadas a los líderes fundadores de (2004). En palabras del líder comunitario Luís Carlos Restrepo. Héc- gaban o se movían en la zona. donde el no estar a “paz y salvo” acarreaba la detención y posterior tortura. comunicación personal. ni les seguimos colaborando a ningún grupo. Galvis (2005. Simón Palacios. ni nos morimos. zas militares. como ya se nos vamos. El Peñón y Puerto Parra). la cual. la gestarse. llevaron de alguna manera a la adopción de la idea de justicia social. en el que: “el rico será menos rico y el pobre será menos pobre”60 implicó armarse en autodefensa. la Asociación del Carare y de los pobladores más viejos de la región. Santander. como ellos mismos denominaban dad campesina. mediante entrevistas realizadas en el La entrada al pueblo de La India por parte de los “macetos”. ni nos dijo. Manuel Serna. campesino al batallón Rafael Reyes cada 15. Excelino Ariza. el costo de esa gradual decisión colectiva implicó el involucra- Los frentes 11 y 23 de las FARC venían dando una fuerte pelea por el domi. 118 119 . permitió hacerle ver a la comunidad cuán frágiles y desprotegidos estaban pre- 59 Dentro de una de las estrategias aplicadas por el Ejército en la región del Carare es. que por múltiples y diversas circunstancias se fue llamar la “campaña silenciosa”: el ir mirando posibilidades de acción colectiva involucrando poco a poco en el conlicto armado. para responder al ultimátum militar. lo que el pastor adventista. corregimiento de La India. tratando de dejar “sin agua al pez”. con el in de ser refrendado dicho carnet y así tener el control de la población y de los elementos externos que lle- en cabeza de los líderes Josué Vargas. don Simón Palacios. la cual implicaba el hacerse a un corredor estratégico que 580 personas en el lapso de 5 años. que no pudieron responder ante la incursión de sus enemigos en territorio pro- dores. acertó en población civil campesina. arribó en el año La ausencia de instituciones sociales del Estado y la no resolución de las de 1987 a uno de los momentos más álgidos de la violencia política en toda necesidades básicas de la población (servicios de acueducto. Bolívar.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. de abril de ese año. fue refrendada por medio de la adopción del Estatuto de Seguridad del armamos” (L. La singularidad de la respuesta que fue surgiendo de la comunidad del Cara- Por su parte. Ver. abandonar la región o morirse. el Ejército se encargaba por todos los medio de concretar las re se basó en ir más allá de las cuatro alternativas que el capitán Betancourt sin- políticas de militarización estatal del campo que desde el año 1977 empeza. 2008).

Así mismo. Manuel Jaime Guerrero Paz. por parte guerrilleros del frente 23 de las FARC en la vereda llamada El Abarco y luego del Ejército. Landázuri. El Peñón. en la que la comu- no la paz (R. este derecho se expresa en todo el territorio de inluencia de la asocia- Según cuentan otras fuentes orales. sostenida. nidad es propietaria del derecho de quedar por fuera del conlicto armado. arrojó un balance aún más positivo. distribuido en todo el territorio del Carare-Opón como una muestra de la identidad y de la existencia efectiva de la Ante la sobrevivencia del encuentro y la respuesta positiva de los coman. De esta forma surge la experiencia de construcción de paz desde la organi- donado. hemos optado por el camino de la NO-VIOLENCIA ACTIVA que es: lombia. pero les vamos a decir lo siguiente: hasta escudo simbólico para combatir a los actores armados que siguen transitando hoy el Carare les sirve a ustedes. Esto va a salir por la noticias porque en nin- Frente a los tres comandantes nosotros les dijimos: señores guerrilleros no. Cuenten con no- en ella el silencio y el miedo se transformaron en la consciencia política de la sotros. porque ustedes mismos tienen arrui.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. los habitantes del Carare. dada días más tarde. 2009).126 hectáreas pertenecientes a los municipios de Ci- palabras de Josué Vargas Mateus: mitarra. agosto. la Asociación del Carare se fue en adelante señores cuenten con que ustedes no reciben beneicio de ningún convirtiendo en organización defensora de la comunidad del Carare. Palacios. el país cambiaría. Entender que la cultura es la mejor respuesta a la barbarie. y de ahora en adelante los que mandan en por la región (ver registro fotográico 7). Por lo tanto. Esa primera gran reunión con la guerrilla fue el ladrillo las fuerzas militares sobre la población civil: “El general dijo: si todo el mundo fundacional de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC). y otros once generales. Bolívar. Santander. comunicación personal. ni un La paz entendida como noviolencia activa se plasmó desde el comienzo del campesino más muerto. cuenten conmigo para colaborarles. la reunión inalizó con las siguientes ción.61 proceso con el primer comunicado público. y de hoy en adelante. esta región. De la siguiente manera es agosto. zación campesina autónoma más antigua del país. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) Fernando Chávez y Saúl Castañeda. si querían construir un verdadero status de para el país han demostrado suicientemente que las armas no son la solu- civilidad dentro de la disputa por el territorio que estaban viviendo. dos meses después. a través campesino. Así mismo. Desde la consigna de lucha nados a esta comunidad que los ayudó. La reunión ción a los problemas sociales que vive el pueblo colombiano. manifestamos el rechazo a del Carare comprendieron que debían hacer lo mismo con los otros actores todas las formas de violencia. Hasta hoy mandan ustedes. basada en el no involucramiento de la población civil en el conlicto y la no demanda de ayudas. no hemos llegado de cada vereda: el “con esta comunidad no cuenten para la guerra” ha sido un a acuerdos y tenemos que irnos. ustedes están haciendo con nosotros. aban. con el general de las fuerzas armadas de toda Co. ya son las cinco de la tarde. según cuentan testigos. comunicación personal. el cual es de unas 94. Tantos años de violencia sin logros positivos armados. reaccionara como están reaccionando ustedes. pero de una ilosofía de acción fundada en la Noviolencia activa. don Ramón Córdoba: En ninguna parte de Colombia hemos oído eso. Sucre y La Belleza (ver mapa 4). la paz y al trabajo”. guna parte de Colombia los campesinos renuncian a la guerrilla y ahí están sotros les pedimos esta invitación porque ya estamos cansados con lo que las bases para que recurran a nosotros (S. 1. Córdoba. los campesinos Nosotros. 61 Testimonio tomado de Arenas (2009) que complementa la narración de los primeros 3. vés de procesos democráticos. de las formas de acción pacíicas y el cese de las extralimitaciones de en la vereda La Zarca. somos nosotros los campesinos. Y el campesino que los ayude arrastrará las consecuencias. aquí. y ustedes ya no tienen más hermanos aquí. Denuncia permanente de cualquier violación de los derechos humanos. En éste se podía leer: dantes guerrilleros. primera comunidad campesina de paz de Colombia. 2. Como se lee reiteradamente en las pancartas que señalan la pertenencia a la asociación Comandantes de las FARC. los demás coroneles expresaron su sorpresa airmando: recordada por uno de los fundadores de la Asociación del Carare. Ejército y paramilitares. Luego vino Josué y les dijo: De aquí por: “el derecho a la vida.2009). no les vamos a trabajar más. sólo se ven viudas y huérfanos. asociación. el abierto reconocimiento. ¿Ustedes recuerdan con qué política agosto.” (R. 2009). llegaron a esta región?¿La política no era que el pobre iba a ser menos pobre y el rico menos rico? ¿Y hoy dónde está el Carare? ¿Cómo está? Solo. comunicación personal. se movilizaran al encuentro de los jefes El resultado fue. esta es la única región que hemos escuchado tal postura. 120 121 . Córdoba. Organización de las comunidades para autogestionar el desarrollo a tra- hechos.

un órgano social de legitimación de las guerrillas por sus discursos 5. Buscar permanentemente el diálogo.2. hay que decir que esta política de noviolencia activa. tioquia). García (1996). Ité y Tamar. Sin embargo. tales como don Simón Palacios. a mediados de los 80 los pobladores lograron constituir la secución de las células guerrilleras que transitaban por la zona. la Asocia.64 Desde comienzos de los años 60 hasta principios de los meses. como lo pudo llegar a ser la Unión Patriótica en el ámbito de violencia. le signiicó a la región una paz de más de 30 luvial de recursos.63 vida comunitaria y fueron la instancia de canalización de las demandas sociales La diicultad en la búsqueda permanente del diálogo y la concertación estu. En el caso de las problemáticas sociales del valle del río Cimitarra. p. donde ningún campesino fue asesinado. hacia zonas de retaguardia. Resalta. organizaciones democráticas. el texto de Alejan- dro García da prueba de los logros de la organización campesina a partir del balance hecho desde un tiempo más cercano a la fundación de la Asociación del Carare. esto es. Buscar la vinculación activa tanto de organismos gubernamentales como de los no gubernamentales de carácter nacional y la de organismos in- ternacionales que respeten la soberanía nacional y la autonomía de las 3. 7. en el caserío llamado Pueblo Nuevo. el Ejército Nacional bombardeó y saqueó la sede en la experiencia de campo realizada. luchar por que la paz y la democracia dejen de ser unos conceptos Organizando la comunidad a través de la movilización campesina vagos convirtiéndolos en realidades concretas. Así mismo. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) 4. estos dos últimos Por el momento. entre colonos. salidas políticas de. la renuencia estuvo dada por parte de algunos comandantes del bata.2 La Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC). la ausencia de la cuestión histórica de una mejor distribución de estado relacionadas principalmente con el aislamiento producido por la falta de la tierra. 62 La información de este panleto distribuido en la región fue tomado de García (1996. vieron en esta iniciativa social un peligro y un apoyo a los ejércitos 63 Todos estos logros fueron corroborados por los dirigentes más antiguos entrevistados subversivos. la única institucionalidad presente en la subregión de Cimitarra fueron las campesina y donde bajaron los índices de violaciones de derechos y las arbitra. así como con las permanentes arremetidas través del componente del desarrollo agrario y de los programas económicos de de las Fuerzas Armadas. Javier Mosquera y Norberto Viana Carrasquilla. encausadas por la persecución de frentes guerrilleros proyectos productivos solidarios y comunitarios. Para el año 1989. llón Rafael Reyes al no entender el antimilitarismo de la asociación y la falta la Cooperativa cumplió funciones más amplias como la resolución de conlictos de compromiso con la lucha antisubversiva. a orillas del río Ité. Del lado insurgente guerrillero. los únicos representantes esporádicos del Estado en la zona. En in. con el argumento de que: “habían descubierto un Córdoba. Por parte del Cooperativa de Pequeños y Medianos Agricultores de Antioquia (Coopeman- Ejército. Individual y colectivamente negar todo tipo de apoyo a cualquier forma ción del Carare era. ver. las fuerzas 198). éstas han igualmente. a pe. ha sido desde un principio de alta diicultad y sólo en sar de las inmensas diicultades para seguir dialogando con todos los dirigentes épocas de lluvias es factible el desplazamiento sin problemas y la movilización de los grupos armados locales. Y del lado paramilitar. la po- sibilidad de navegación de los ríos Cimitarra. 6. aluentes del primero. Al igual de lo sucedido en el Carare-Opón. El problema fundamental era que a ninguno de los para concertar con las diferentes formas de opinión. militares. 122 123 . ducción agrícola. don Ramón principal de la Cooperativa. 1999). la Asociación del Carare. Juntas de Acción Comunal (JAC).62 y la denuncia de las violaciones a los derechos humanos En el comunicado podemos apreciar el énfasis puesto a la cuestión de la paz y la democracia como elementos centrales de sus luchas regionales. político. Estas juntas han sido la base organizativa de todas las demás vo sujeta a la estigmatización que los distintos bandos militares le asignaban a experiencias asociativas campesinas. donde se respetó a la población 80. ante las alcaldías. el entendimiento y los acuerdos igualitarios y democráticos. más adelante veremos cómo la paz se irá entendiendo a infraestructura vial y de servicios. Pero como se presentó desde un inicio. las cuales organizaron la riedades por parte del Ejército. 64 Información suministrada por campesinos de la zona del valle del río Cimitarra. la organización fue Para suplir la necesidad del abastecimiento y comercialización de la pro- vista como una estrategia de lucha paramilitar en vista de la delación y la per.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. No obstante. actores armados les cabía en mente que hubiera una comunidad que renunciara mocráticas como respuesta a la problemática social. la tramitación de reclamos ante las administraciones locales y la regulación del proceso de colonización. a estar involucrada en la guerra y comprometida con la convivencia pacíica. (ACVC.

dalena Medio (Acdegam). desde la compra las demandas cívicas y campesinas se encontraban: obligada de tierras y la amenaza. tanto orales como escritos. Irene Ramírez: “porque lo único que protege al campesino es la lucha por seguir (ACVC. (b) infraestructura y saneamiento básico y (c) todo lo rela- desaparición de campesinos de Coopemantioquia. intimidación y derechos humanos.66 solicitándose expresamente la persecu- reunidos a partir de sus respectivas JAC. se responsabilizó ocupando los principales parques o plazas de la ciudad en busca de diálogos en primera instancia a las fuerzas estatales. A la par de la constitución de mesas de diálogo regionales y nacionales. marcha de los parques y con una participación aproximada de unos cinco a seis mil campesinos. septiembre. demostrándose que. 14). luego de la reapertura y el posterior ataque inal de za & Molano. de sobre todo. el cual estaba encubierto bajo la legalidad y sectores populares de la región y se hizo pública la forma como eran vio- que le dio la Asociación Campesina de Agricultores y Ganaderos del Mag. la Para los años 90. se podía llegar a ser un interlocutor con propuestas alternativas ante el lucha estratégica de territorialidades (ver mapa 5). lados aquellos principios universales (ACVC. cionado con producción agrícola. Esta gran movilización. en inmediaciones del río Tamar y del Ité. derechos dentro de la guerra (DIH). que por la confrontación directa en acciones de guerra. rebautizada luego como la hombres y con comida para el sostenimiento en 3 meses” (ACVC. frente a las fumigaciones contra los sembrados de coca del sur de denuncia pública de los actos de violación de los derechos humanos y de los Bolívar.65 La exitosa labor cooperati. lo más urgente que tenía que ser resuelto era la situación de guerra rrilleras de la zona. desde la Asociación del Cimitarra se desarro- referidas a la solución de problemas de infraestructura. sucia o de exterminio de la población. denunciando” (I. el pequeño y mediano campesino del valle del río Cimitarra era precisamente esa base social que daba apoyo a las células gue. De 1990 a 1993 se sumaron acciones de tortura. Comunal. La instancia de la gran movilización que la organización sistemática de estos ejércitos comenzó en el municipio de había dado sus frutos organizativos al nuclear a más de 56 Juntas de Acción Puerto Boyacá. logró que las demandas puntuales fueran rebasadas y se De ahí en adelante. Ramírez. una de las más recordadas en la zona es la violación y tortura 66 En términos de la directora de la oicina de la Asociación del Cimitarra en Barrancaber- de la administradora de la cooperativa. Dentro de todos los mestre de 1996 una gran marcha campesina a Barrancabermeja y permanecer pronunciamientos encontrados. y sigue consis. Remedios y Yondó. en la aplicación de todo tipo de prácticas de violencia. con capacidad para 200 regionales y nacionales. estuvieron directamente dirigidas a la destrucción de esta experiencia de coo. 15). Y ese debilitamiento consistió. y fue subiendo poco a poco. a mediados de 1993 meja. en el departamento de Bo. A diferencia de lo sucedido con la Asociación del Carare. No hay que olvidar pesina del Valle del río Cimitarra (ACVC). consistente en deinir tres núcleos de prioridades: (a) salud. militares a atacar. 2009. pasando por el control en la entrada de ali- mentos a las regiones. 2009). 1999. salud y educación y. desde el sur del Magdalena Medio. ante las estrategia de lucha se basó en la concertación directa de acuerdos con los gru- reiteradas demandas no respondidas por parte del Estado en todos sus niveles pos armados para lograr la paz. promovida por la articulación entre agen- sentación ganada en los concejos municipales fueron los principales objetivos tes militares y paramilitares. p.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. los paramilitares. 2002). No obstante la amplitud de las reivindicaciones elaboradas. aún en un ambiente generalizado de terror para- yacá. pesquera. comunicación personal. en el centro de tiendo. más Estado y sus instituciones militares y sociales. en segundo término a las fuerzas 65 Entre estas acciones. los campesinos de los municipios de Cantagallo. 124 125 . la masacre y el desplazamiento forzado. en la que la Ante la dinámica de la paramilitarización de la vida social y política. educación y perativismo. El ataque estuvo dado. de la sede La Congoja. 2009). es decir. las acciones militares del Ejército y de paramilitares planteó todo un “Plan Integral de Desarrollo Agropecuario” (ACVC. 2009). Esto es. hasta la tortura. el respeto y protección de los Derechos Humanos y el Derecho Internacio- nal Humanitario […] la estigmatización de que son víctimas los campesinos Para el proyecto paramilitar. los cuadros del PC y de la UP y la repre. por el debilitamiento de las bases sociales del oponente. el proyecto paramilitar ya se había expandido por todo movilización campesina había logrado reconocerse más allá de sus necesidades el Magdalena Medio y la estrategia de recuperación y limpieza social de cada veredales y había comenzado de esta forma la existencia de la Asociación Cam- una de las subregiones se hacía sentir en toda su magnitud. p. ción y el desmantelamiento de los grupos paramilitares. ganándole posiciones a las guerrillas en la militar. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) campamento. Junto a éstos. decidieron hacer en el segundo se. lló una política de señalamiento de responsables de la violencia. minera y medio ambiente (Mendo- va duró hasta el año 1996.

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle
del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC)

paramilitares, las cuales siempre actuaban en coordinación con las primeras. nacional. Así mismo, se suscribieron nuevos acuerdos que fueron deinidos en
En casi ninguna ocasión los responsables de las violaciones fueron los grupos el Plan de Desarrollo y de Protección Integral de los Derechos Humanos del
guerrilleros. Magdalena Medio, en los que se plasmaron las principales exigencias y donde
la integralidad del desarrollo regional se mostraba en:
A pesar del indudable éxito con respecto a la dimensión de la movilización,
a la creación de la asociación y a las consecuencias de haber abierto espacios 1. El fortalecimiento y consolidación de los sectores productivos de los
de diálogos regionales y nacionales con el objetivo del reconocimiento de las campesinos, pescadores y mineros y, en general, el estímulo al empleo
demandas sociales de los campesinos, los acuerdos fueron totalmente incum- productivo de las comunidades populares urbanas o rurales.
plidos por el gobierno Samper (1994-1998), no obstante haber sido creada la 2. El fortalecimiento del sector educativo formal y no formal acorde con
Comisión de Seguimiento a los Convenios. las necesidades de las comunidades de las zonas del Sur de Bolívar,
valle del Río Cimitarra y comunidades populares urbanas.
Pero lo más preocupante no fue la falta de concreción de los acuerdos, sino 3. El desarrollo y fortalecimiento de las organizaciones de campesinos,
la arremetida paramilitar, que efectivamente se ensañó con los líderes de la mo- mineros pescadores y comunidades populares de Barrancabermeja para
vilización y de la Asociación del Cimitarra, pocos meses después de la declara- la planeación, gestión, ejecución y control del Plan Integral.
ción de buenos propósitos de los funcionarios nacionales y departamentales.67 4. El fortalecimiento a las organizaciones no gubernamentales de derechos
Este escalamiento de la violencia tuvo uno de sus puntos más irracionales en humanos existentes en el Magdalena Medio.
1998 en lo que se denominó como la masacre del 16 de mayo de Barrancaber- 5. El desarrollo de la estructura vial terciaria para facilitar y consolidar los
meja: el ajusticiamiento de 32 personas totalmente inocentes, 7 de las cuales procesos productivos y de comercialización que se adelanten en el Plan
fueron asesinados frente a todos los asistentes, en uno de los barrios periféricos y que sean de beneicio para las comunidades.
de la ciudad, mientras se celebraba una iesta comunitaria. Este fue el punto de 6. La recuperación y protección del medio ambiente.
inicio de la retoma de uno de los principales núcleos histórico de resistencia 7. Las inversiones en salud, saneamiento y otros servicios básicos priorita-
guerrillera del país. rios para las comunidades.
Desarrollados todos estos hechos, la decisión de la asociación fue realizar 8. El Ministerio de Minas y Energía, de acuerdo con la normatividad vi-
un gran éxodo hacia el puerto petrolero. La respuesta de la Asociación del Ci- gente, debe otorgar las licencias de exploración y explotación del sub-
mitarra fue movilizar nuevamente a unos 10 mil campesinos hacia la ciudad suelo. Además el Estado debe facilitar los recursos e instrumentos le-
de Barrancabermeja, con la política de ocupación de las escuelas públicas y gales a la Asociación Agrominera del Sur de Bolívar (Asoagromisbol)
las oicinas de la Defensoría del Pueblo. El “éxodo campesino de 1998” (ver para desarrollar un proyecto de gran minería.
registro fotográico 6), duró 103 días, en los cuales se realizaron bloqueo de 9. La deinición de las Zonas de Reserva Campesina a criterio de la Mesa
vías, marchas y tomas de entidades públicas, en las que se exigió al gobierno: del Magdalena Medio.
“garantías para el retorno o la reubicación, la destitución de militares involucra- 10. Los proyectos objeto de este Plan Integral debían ser ambientalmente
dos en violaciones a los derechos humanos y protección frente al hostigamiento sostenibles y de impacto sobre el desarrollo económico y social del te-
de los paramilitares” (Madariaga, 2006, pp. 71-72), así como el cumplimiento rritorio (ACVC, 1999, p. 20).
de los pactos de 1996.
Desde los dos momentos fundacionales de movilización de la asociación, la
Uno de los resultados más interesantes de esta nueva movilización fue la organización fue expandiendo su radio de inluencia hasta articular un total de
creación de la Mesa Regional del Magdalena Medio de Trabajo Permanente 142 JAC68 (ver mapa 6), así como a comités ganaderos, a los comités pesque-
por la Paz, la cual logró incidir en la política contra el paramilitarismo a nivel ros, a comités de Derechos Humanos, junto a la asesoría de un equipo técnico y

67 (ACVC, 1999, p. 14). Así mismo, como lo narran sus protagonistas: “el 21 de diciembre
ocurre una arremetida paramilitar en la zona del Ité. Por la misma carretera que les 68 Información suministrada por el líder de la ACVC Ramiro Ortega, en entrevista realiza-
permitió tomar mayor auge como cooperativa, entran los paramilitares a la vereda La da en septiembre de 2009 y corroborada en los planes de desarrollo de la asociación
Congoja, en donde son masacrados campesinos del caserío” (ACVC, 2002, p. 15). (ACVC, 1999 y 2002).

126 127

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle
del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC)

una muy interesante propuesta comunicativa sintetizada en el espacio electró- el caso de la primera, se entendió así misma como una organización totalmente
nico llamado Prensa Rural.69 abierta e incluyente, donde todos los que quisieran podrían hacer parte del proce-
so, en un transparente afán de democratización organizativa. Pero esta apertura
De esta manera, la Asociación del Cimitarra se convirtió en la principal insti- total fue precisamente uno de los mayores errores cometidos por la asociación,
tución canalizadora de las demandas campesinas y cívicas de la subregión central pues permitió la iniltración de actores armados en las juntas directivas y en la
del Magdalena Medio. Como se puede constatar en el pliego de peticiones y a dife- organización en general, lo cual condujo, a la postre, al asesinato de los líderes
rencia de experiencias organizativas anteriores, estas luchas campesinas han esta- Josué Vargas, Saúl Castañeda, Miguel Barajas y de la periodista de la BBC Silvia
do fuertemente relacionadas con luchas cívicas y de sectores urbanos. Ha habido, Duzán, el 26 de febrero de 1990.70 No obstante el ataque directo a la Asociación
por tanto, un reforzamiento del tejido social popular y una universalización de sus del Carare, la reacción de la comunidad organizada fue la de seguir apostándole
exigencias mediante la reapropiación del discurso de los derechos humanos, en a las acciones colectivas no armadas, desde la ilosofía de la noviolencia activa.
busca de la construcción de un bloque que pueda contrarrestar las políticas de pa- A pesar de la política de diálogo y concertación permanente con todos los grupos
ramilitarización de la vida regional y con el in de seguir construyendo una región armados, los paramilitares de la región estigmatizaron el proceso campesino se-
desde planes y proyectos alternativos donde quepan todos estos actores civiles. ñalándolo como de colaboración guerrillera. Esto demuestra cuán difícil puede
Como se desarrollará más adelante, tanto la Asociación del Cimitarra como llegar a ser reconocida la civilidad en los procesos organizativos dentro de con-
la Asociación del Carare han sido organizaciones campesinas que han intentado textos de violencia política. Como lo señala un antiguo líder campesino:
formar espacios de institucionalización, realizando una construcción de Estado
Ellos, (los paramilitares), no sabían bien qué era lo que se había conformado
desde las bases sociales. Ante demandas no respondidas y ante una instituciona-
allí. Entonces se hizo la claridad. Cuando hay una organización y a esa orga-
lidad descoyuntada de la mayoría, estas nuevas organizaciones campesinas han
nización tratan de exterminarla, de darle en la parte neurálgica, y resulta que
buscado responder a las demandas desde sí mismas, potencializando lo político
la organización sigue y no con la reacción que ellos de pronto esperaban, o
y lo económico, proponiendo una mayor participación en la toma de decisiones
sea, tomando represalias, entonces ahí se logra eso. La asociación siguió ahí
colectivas y creando proyectos viables que deiendan la economía campesina de
con su posición irme, siempre neutral, muy en su posición. Esa fue la única
subsistencia y, en últimas, defendiendo el derecho de la autonomía como pueblo.
manera que pudieron ubicar a la ATCC en el centro centro. Eso era lo que
no se había entendido, entonces ahí se logra eso (V. Carrasquilla, Comuni-
cación personal, agosto, 2009).
3.3 La consolidación de los procesos
organizativos campesinos regionales En el caso de la Asociación del Cimitarra, no han recurrido a una neutralidad
política o ideológica para luchar por sus proyectos campesinos. Aunque recha-
zan por igual todo tipo de violencia, venga de donde venga, el trabajo político
La historia de las luchas sociales en Colombia ha sido, de igual manera, una lu- del PC, primero, y de la UP, más tarde, es abiertamente aceptado por los actores
cha por la continuidad y la unidad de expresiones que son combatidas desde los civiles y por sus dirigentes. Esta inclinación ideológica, como ya se expresó
sectores más conservadores, como las elites terratenientes e industriales, hasta más arriba, les ha acarreado la posibilidad del ataque de sectores de la derecha
los sectores más radicales, como las guerrillas izquierdistas. Sin embargo, no militar y de los paramilitares, al ser vistos como una expresión más de los mo-
se puede desconocer que las diicultades en la unidad y en la coherencia de las
organizaciones provienen tanto de factores y actores externos, como de los inte- 70 Los mecanismos de iniltración organizativa fueron realizados por todos los actores
reses de los participantes directos y de los líderes de los procesos comunitarios. armados, legales e ilegales. En palabras del actual vicepresidente de la Asociación del
Carare, Mauricio Hernández: “Llegó un señor de por allá del otro lado del río y llegó
La Asociación del Carare y la Asociación del Cimitarra han sido víctimas de diciendo que quería ser socio de la ATCC y lo vieron que tenía parlamento, tenía peril
para ser directivo y lo eligieron secretario. Ese fue el que vendió la cabeza de Josué,
los ataques de los grupos armados implicados en el conlicto colombiano. En Raúl, Miguel y Silvia, y era un iniltrado de las AUC (Autodefensas Unidas de Colom-
bia). Después supimos que habían unos iniltrados de la guerrilla trabajando en una
69 Ver el enlace electrónico de la propuesta comunicativa en: http://www.prensarural.org/ inca de la ATCC como obreros. Después llegó un man del Ejército que trabajaba en
spip/spip.php?rubrique7 comités” (M. Hernández, comunicación personal, agosto, 2009).

128 129

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle
del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC)

vimientos guerrilleros. Una de las principales ofensivas que la asociación ha permanente con los actores armados, desde tres niveles complementarios. Por
sufrido en su historia de vida ha sido por parte de la administración de Álvaro un lado, como vimos, los líderes de la organización se dirigieron a los altos
Uribe Vélez. En palabras más directas: mandos de los ejércitos legales e ilegales para lograr el reconocimiento como
actores civiles y neutrales dentro del conlicto en la región. A los campesinos
De Colombia tenemos es balas, por parte del gobierno nos mandan sino es del Carare no les tembló la voz para hablar con los mayores representantes del
fumigaciones, no nos dejan entrar mercados a la zona, nos hacen bloqueo eco- Ejército, de las FARC y de los paramilitares a los que pudieran acceder. Con
nómico. Ellos dicen: a la región no hay que dejar entrar una libra de panela cada uno de ellos expusieron sus argumentos:
y no la dejan entrar, porque así son. […] Mientras el gobierno lo que hace es
matar y desplazar campesinos y hacerlos pasar por guerrilleros. Se trata es de la Nosotros hemos tenido la capacidad de desarmar a la guerrilla, no de qui-
lucha de este presidente (Uribe Vélez) de acabar la asociación a como dé lugar tarles los fusiles, pero sí de desarmarlos desargumentándolos, porque sus
porque es tan grosero que dijo que en el 2010 no podía haber ni rastros de esta argumentos se caen ante nosotros. Nosotros hemos llegado a muchas altas
asociación campesina. Quiere tapar a todo un campesinado metiéndole el cuen- esferas y ha sido posible sentarnos y hacer respetar nuestro espacio (C. Ser-
to de que es guerrillero. Mientras que con su fuerza pública arrasa con el que na, comunicación personal, agosto, 2009).
hable en contra de él (I. Ramírez, comunicación personal, septiembre, 2009).
Los grandes diálogos, como podrían denominarse, por ser diálogos con altos
Desde esta política de exterminio de las expresiones organizativas campesinas, representantes del nivel institucional, se dieron en los primeros años de vida
se llevó a cabo en el segundo semestre de 2007 la persecución judicial a seis diri- organizativa con el in de ser reconocidos como una voz propia en la región,
gentes de la Asociación del Cimitarra, siendo detenidos en medio de una asamblea creando un espacio no armado, espacio campesino que se airmaba en su con-
campesina los líderes: Andrés Gil, Oscar Duque, Mario Martínez y Evaristo Mena. dición civil mediante la asociación de iguales y la organización de las comu-
Así como Miguel Ángel González Huepa y Ramiro Ortega, en el allanamiento nidades. Y en este gran primer paso, estuvo en juego la vida de todos aquellos
que se hizo a las oicinas de la organización (ACVC, 2009b). El resultado inal de que tuvieron el coraje de hacerle frente a una violencia política que se había
todos estos procesos fue la absolución de cada uno de los líderes de los procesos de convertido en constante, en forma de reproducción social en la región.71 Esos
rebelión que militares del Batallón Calibío armaron para desprestigiar el proceso, diálogos con las altas esferas tuvieron que ser realizados una y otra vez, con el
mediante el uso de acusaciones de presuntos ex-guerrilleros reinsertados, los cua- in de recordar los acuerdos a los que se había llegado y con el objetivo de que
les recibían beneicios económicos y jurídicos por sus declaraciones. en los distintos ejércitos imperara una coherencia de acción militar en relación
con la población civil.
A pesar de tales prácticas políticas de guerra en contra de las expresiones
asociativas de la región, la Asociación del Cimitarra y la Asociación del Carare El segundo nivel complementario está referido a lo que los ciudadanos de la
han continuado el trabajo de construcción de paz y desarrollo regional desde región llamaron las resistencias civiles, especies de avanzadas colectivas rea-
distintas estrategias de acción colectiva que demuestran la potencia creativa de lizadas por el río, o camino adentro del monte, para impedir que algún grupo
los campesinos y su constante negación de la imposición de modelos económi- armado impusiese una situación de aislamiento o de involucramiento de alguna
cos y de regímenes rurales autoritarios. vereda o territorio en la disputa militar. En varias ocasiones esta situación se
presentó a raíz del bloqueo de alimentos por parte del Ejército o de los parami-
litares como estrategia de corte de suministro de víveres para las zonas de po-
3.3.1 Repertorios de la acción colectiva campesina: sible presencia guerrillera. Ha sido, además, una forma participativa directa de
corroborar la coherencia e identiicación de la comunidad con la organización,
resistencias civiles, toma de entidades públicas,
acciones humanitarias y campamentos ecológicos 71 En todas las entrevistas elaboradas y en todo el material recopilado resalta el elemento
de diálogo como último recurso para frenar la violencia que estaba viviendo la pobla-
ción, en el que se tenía presente el riesgo y las posibilidades de generación de más
violencia por incomprensión de los actores armados. El alto nivel de tensión generado
El repertorio de acciones colectivas puestos en marcha por la Asociación del por las discusiones y por la exposición de las argumentaciones fue un índice del, si se
Carare se ha fundamentado principalmente en el diálogo y la concertación puede llamar así, heroísmo de los líderes campesinos.

130 131

niega de entrada cualquier metodo- logía o sistematización estructural que pueda constituirse en un recetario o molde apli- 72 Observación aportada en entrevista realizada conjuntamente a la directora de la Junta cable a situaciones de violencia. comunicación personal. ya sea salvando la vida de ese otro que tiene una ideología Ese día iban a buscar a un señor Nico que era muy irresponsable porque era distinta o ya sea movilizándose para enfrentar el poder de las armas. porque es que el espacio y la distancia que existe entre la comunidad y la organización. Estas “instancia de defensa vital” frente al asesinato de Acción Comunal de La India Fanny Isabel Leal y al asociado Fernando Aguilar. Ante eso. de la vida. convirtiendo en institución promotora de resolución pacíica de conlictos y de te una gran movilización la voluntad del “pueblo”. se ha logra- tra resistencia se basa en que nosotros somos autónomos en nuestra región. Río arriba o hacia adentro hemos tenido que caminar muchas horas. Así es que nos movilizamos todos.73 Un ejemplo de cómo se ha procedido en estos casos. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) pues en muchas oportunidades el argumento de los actores armados se basó en habían visto involucradas como auxiliadores de alguno de los bandos en gue- que la junta directiva de la Asociación del Carare tenía posturas no compartidas rra. (J. no importando que fueran o no asociados. 2009) y Cristina Serna (agosto. esto es. Si es que ha existido algún a nosotros nadie nos viene a imponer las reglas como ciudadanos colombia. No. la participación política. con el muy colaborador de la guerrilla y los paras estaban allá siguiéndole la pista in de restituir el orden desde la civilidad. Nosotros hablamos con la guerrilla por él y les contamos propuesta de construcción regional de la Asociación campesina del Carare. El com- sectores socioeconómicos como los comerciantes. Lo que derecho a la vida es muy importante. lo vemos en una nes que deciden sobre el bienestar del colectivo. Entonces le pedimos que por favor En un tercer nivel se practicó una muy acertada política de concertación para salvar puntualmente la vida de las personas. ciones interpersonales. agosto. sino para decirles estamos acá para que nos digan ¿qué es vida de esa manera […] nos movilizamos lo más rápido posible para dar la lo que hemos hecho mal? ¿Por qué nos tienen que castigar de esa manera? oportunidad de defenderse a la persona (C. inminente fueron sacadas de las entrevistas realizadas a Javier Mosquera (agosto. se podría resumir en lo que un asociado denominó como recurso de desactivación de la situación de violencia. agosto de 2009. lo hacemos de manera pacíica. valiéndose del escuchar las razones del otro y el recordar en los asuntos colectivos con respecto a la cuestión de la solidaridad. en acciones colectivas. Mauricio prácticas de fraternidad e identiicación con los otros. Mosquera. Nosotros lo que hacemos es decirles puede llegar a conectar a la organización con la comunidad es la participación mire: si ya tienen detectado que el hombre es guerrillero o es colaborador. Comunicación personal. Y se va persona. El signiicado de parti. 2009). Este tipo de acción colectiva de intercesión o de salvamento de la vida per- do y bajando valles. Hernández: cipar para el actor campesino está directamente relacionado con el defender el bien de la mayoría. Cuando la cosa está muy grave. consistente en “bajarle la tempera- Es fácil darse cuenta de lo cercano que está la cuestión de la participación tura” a la situación. las accio. En palabras de una de sus líderes: asociación lo relataron de la siguiente manera: Se hace todo lo humanamente posible para poder negociar la vida de esa Eso cuando arranca es de aquí para arriba motor. comunicación personal. que por uno u otro motivo se 73 Cabe señalar que esta forma de resolución de conlictos. Dos líderes históricos de la la convivencia. los cuales. en su gran mayoría. 132 133 . se puede industriales de la madera. transportadores o pequeños promiso es de que si usted no le sigue colaborando a la guerrilla. A mucha gente se le ha salvado la tienen que ir. Serna. agosto.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. Gracias a éste. les decimos dennos la oportunidad todo el mundo. Y ese es el mecanismo la intransigencia que el conlicto armado ha generado en el nivel local de rela- en este país.72 cuál ha sido el compromiso del hombre. aceptar. agosto. motor y motor. no usamos violencia […] Nues. Es la presión del pueblo. 2009). método para llevar a cabo estas prácticas de concertación para el salvamento nos (C. no se pueden escindir de las narración aportada por el vicepresidente de la Asociación del Carare. La Asociación del Carare se fue por la mayoría de la población campesina. Serna. La comunidad del Carare está compuesta por múltiples démosle la oportunidad de que se reivindique y se quede en la zona. así como la experiencia de construcción de paz de la Asociación del Carare. como dicen los asociados. 2009). subien. 2009). aquí podemos ver el y lo iban a masacrar y nosotros intervenimos para que no. Es un mecanismo de sonal se constituyó en una de las más eicientes herramientas de defensa contra presión para demostrar la voluntad de la comunidad. se les demostraba median. no han apoyado la quedar en la zona. do salvar la vida de muchas personas en la zona. No obstante. Para la los acuerdos a los que los “jefes” de los bandos en disputa habían llegado a comunidad campesina organizada. No para decirles es que ustedes se de llevarnos a la persona para otro lugar.

2011). las cuales condujeron a la deinición de propuestas y estra- presión para llamar la atención de las autoridades regionales y nacionales. conferencias y a oicinas públicas y las ocupaciones de los espacios públicos. “caravana humanitaria” que lleva a los participantes de la ciudad de Barranca- bermeja al municipio donde se realiza la acción humanitaria. se realiza una rueda de prensa en la que se exponen los motivos de la consistentes en el asesinato de campesinos. estudiantiles. de la ciudad al campo y en la que por medio de un acompa. por tanto. en antioqueño. a la cual le si. Luego de la convo- ca de las acciones militares contrainsurgentes. y presión en zonas guerrilleras. Barrancabermeja y Bucaramanga. no de la región para realizar jornadas de discusión y socialización de la situación más ejecuciones extrajudiciales”. La primera acción humanitaria se concretó en febrero de 2004 en cuanto acciones de encuentro campesino y de fundación organizativa. fue. vo rompimiento del bloqueo económico y sanitario que el Ejército ha impuesto ñamiento nacional e internacional se logra la visibilización de las comunida. Capítulo VI. comunicación los bloqueos militares que el Ejército aplica como estrategia de ahogamiento personal. la Defensoría del Pueblo. Desde una perspectiva comparada. la Procuraduría sistente en hacer un llamado general a organizaciones sociales.pdf nes de emergencia social inducidas por el escalamiento de la violencia. por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (Cahucopana). la Corporación Acción Humanitaria fue la toma de la catedral de Cartagena en noviembre de 199774.” (Suárez & Lundeen. Como lo airmó ciones sociales que la anterior. realiza como resistencia civil o avanzada comunitaria para destrabar situacio- ción de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. agosto. 2009). la justicia y el desarrollo. brigadas de salud. repre- zación de lo que la Asociación del Cimitarra llamó acción humanitaria. en cabeza de la Brigada XIV del Ejército Acá en el Magdalena Medio casi la única forma en que las autoridades le y el batallón de Contraguerrilla N° 14. 2009). una acción colectiva de ruptura contra la militarización de la vida campesina y la violencia estatal. en una especie El resultado general de todas las acciones humanitarias ha sido el del efecti- de éxodo al revés. ción personal. entonces lo sacamos de la región (M. comunidades campesinas los acompañamientos físicos y servicios médicos. guieron las tomas de las alcaldías de Yondó. Federa. comunica. p. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) respeten la decisión que ha tomado de no colaborarles. hicieron todo lo posible por sabotear paran bolas al campesino es tomando las vías de hecho. octubre. una tográico 9). igualmente. El caso del Magdalena Medio. las acciones humanitarias de la ACVC-Cahucopana serían una especie de lo que la Asociación del Carare 74 Ver registro del hecho en Documento “Los derechos humanos en Colombia”. ron estrategias recurrentes desde un principio. y del Programa de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la República” organizaciones acompañantes. en: http://fddhh. No obstante. para luego hacerlos pasar como convocatoria y los principios de la organización. Una acción humanitaria es.org/colombia/capitulovi. 2009c. La cuarta acción humanitaria logró convocar desde el 15 hasta el 19 de Sin embargo. González. catoria. La vereda Carrizal fue el escenario de segunda acción humanitaria en los así como la toma de la oicina de la Red de Solidaridad de Medellín y de las días 8 al 12 de abril de 2005. Es. tegias.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. 2006).eurosur. como medio de actividades lúdicas. diicultando la llegada de los yendo a donde se toman las decisiones. que en 134 135 . la cual reunió a un número mayor de organiza- oicinas de la Defensoría del Pueblo en Bogotá (Jeréz. haciendo presencia para en el municipio de Remedios. mal llamadas falsos positivos. Además de las ya mencionadas grandes movilizaciones. la toma la vereda Cañaveral y se realizaron talleres. Hernández. sobre las comunidades que habitan el valle del río Cimitarra (ver registro fo- des víctimas del conlicto armado. permitiendo la creación en el mes de diciembre de una nueva asociación. ir a recordarles los acuerdos a los que se ha llegado. para luego comenzar con la guerrilleros muertos en combate. las medidas de presión como la ocupación de entidades guber- mayo de 2009 a más de 150 representantes de organizaciones como: “Brigadas namentales se han combinado con otras acciones innovadoras como la organi- internacionales de Paz (PBI). defensores de derechos humanos y campesinos (ACVC. Como asociación hemos tenido que delegados de organizaciones de derechos humanos hasta la vereda de Lejanías. Bajo el lema: “por la vida. Si a los poquitos movilización solidaria de recursos materiales y humanos para hacerle frente a días sigue. En el caso de la Asociación del Cimitarra. movilizándose y la realización de la acción colectiva campesina. se logró brindar “a las que no se olviden que tienen deberes con nosotros (M. Antioquia. con- sentantes de las Naciones Unidas. se intentó poner el énfasis en la problemáti- humanitaria que está viviendo una población en particular. La primera acción de este tipo hija directa de la Asociación del Cimitarra. International Peace Observatory (IPO). el repertorio de acciones colecti- vas ha consistido en el despliegue de un más amplio espectro de iniciativas y de A la fecha se han llevado a cabo cuatro acciones humanitarias en el nordeste estrategia de lucha. odontológicos. 42). jurídicos y recreativos. La tercera acción humanitaria demostró una el líder campesino Miguel González Huepa: vez más que las fuerzas militares.

Mediante talleres go. 2007b. involucrando al Ejército en el desarrollo de la infraestructura local. realizado en enero de 2010. veredas del sur de Bolívar. la soberanía y la autonomía transgénicos. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) el primer caso se originan por la violación del DIH del Ejército colombiano. como ya desarrollamos. frente a un modelo económico agroindustrial modernizante y reductor de la El segundo campamento ecológico. La presión que ejerce el aumento constante en el consumo de recursos se ciación del Cimitarra y de la Asociación del Carare han permitido la reproduc- releja directamente en esta zona de colonización interna de la frontera agrícola. en todo lo referente a la temática de los megaproyectos que se planean en la zona últimas. igual de importante que la dimensión política. (b) la contaminación de las fuentes hí. diálogos.76 El primer frente era el concerniente a vías. la Asociación del Cimitarra ha promovido la igura del campesina dirigida hacia el señalamiento de las extralimitaciones de la fuerza campamento ecológico como un recurso de concientización de la problemática de los actores armados y de las problemáticas socio-ambientales que aquejan a ambiental en toda el área de inluencia de la asociación y. p. la deinición de proyectos económicos de agricultura orgánica y reciclaje.3. Acciones Hu- to de las condiciones que llevan a la pobreza y miseria del campesinado (Rigo. en más de 30 en el segundo caso se han originado más por la acción paramilitar y guerrillera.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. la soberanía alimentaria y de la autonomía comunitaria tos ecológicos han convocado a organizaciones nacionales e internacionales. la paz y el trabajo. beneicio de unas 3 mil familias campesinas de la región. ecológicos han hecho parte de una estrategia de apertura de la territorialidad ciones humanitarias. Por el derecho a la vida. la Asociación del Cimitarra se ha convertido en una organización alimentaria se fueron constituyendo en una segunda dimensión de la organiza- ecológica de crítica hacia el sistema ilimitado de consumo de recursos naturales ción. desde la igura del campamento ecológico se ha socializado a población acompañante en la defensa de la territorialidad comunitaria y. del campamento culminó con una muy amplia participación de la comunidad por la cual la población civil es tomada como parte del enemigo militar y que campesina y acompañantes de aproximadamente 1200 personas. de las tomas de entidades públicas y de las ac. así como por las mismas fumigaciones aéreas. como principales problemas ambientales de la región: (a) las fumigaciones aé- reas para la eliminación de los cultivos de hoja de coca con glifosato.” Desde la misma lógica de las acciones humanitarias. por un lado. El 75 Las especies que están en peligro crítico de extinción son: “la danta común y el manatí. p. Sin embar- y las consecuencias negativas en torno a la biodiversidad. para 1988 la Asociación del Carare fue la res- de la Policía Nacional de antinarcóticos. a la vez. ción de la vida campesina en sus regiones como un modelo viable y sostenible.2 Los proyectos productivos como defensa de tortuga. La comunidad del valle del río Cimitarra ha comprendido que la degradación del medio ambiente implica el directo aumen. 6). Nordeste antioqueño y zona centro del Magdalena Medio (Lewis. 22). ponsable de la deinición de once frentes de trabajo comunitario como parte dricas por causa de la explotación aurífera. A la par de las movilizaciones. por parte En el caso del Carare-Opón. 2010). señaló diversidad agrícola. El primer campamento ecológico realizado en enero del 2007. 136 137 . pobladores. 76 Estos proyectos quedaron plasmados en el documento titulado: “Plan de desarrollo del Dentro de la categoría de especie “vulnerable” se encuentra el oso hormiguero. tuvieron. a universidades e instituciones estatales para concretar el proceso de acompaña- miento y visibilización de la problemática regional y deinir la protección de La continuidad de las experiencias organizativas de las dos asociaciones es- zonas de importancia ambiental (ver registro fotográico 10). el oso Corregimiento de la India. Tanto las Acciones Humanitarias como los campamentos Además de las marchas. Puerto Matilde y San Lorenzo. tanto por métodos artesanales como de un proyecto concertado para el mejoramiento de la calidad de vida de sus por la gran minería. la nutria y el jaguar” (ACVC. de técnicas nocivas de pesca y de cultivos enfocados hacia cultivos para la sobrevivencia. bajo el lema: “En defensa de la babilla y la 3. y sus efectos sociales y culturales. resistencias civiles. tuvo lugar en las veredas de Puerto Nuevo Ité.” Dirigido hacia el real. ancladas en la creación e in- novación de acciones colectivas que involucraron a la población campesina y Así mismo.75 Esta última versión veredas. manitarias y Campamentos Ecológicos. en cuanto comunidades campesinas. La idea era poder restación por la tala indiscriminada de los bosques tropicales y (d) el peligro construir cerca de 98 kilómetros de carreteras para la intercomunicación de las de extinción de algunas de las especies de la fauna local. los campamen. una forma la población local. de la apuesta social y política de los planes de desarrollo. (c) la defo. los proyectos productivos de la Aso- 2007). de: “recuperar la memoria histórica de la colonización campesina y sur relación con el medio ambiente” (ACVC. 2007.

a raíz de las políticas macroeconómicas de liberalización donde se pudieran llegar a sembrar 2. se pu- dieron concretar: la creación de la tienda comunitaria. regular la distribución del de fumigaciones aéreas se intensiicó en la región del sur de Bolívar y del plátano para evitar pérdidas y comprar tres desgranadoras de maíz para lo. La (Fajardo. el 5. en un lapso de 6 años. El tercero referido a la cuestión del mercadeo. mediante una economía so. la continuidad en el servicio médico y la no realización de los tra. La apertura económica fue el nombre de la política que el gobierno de Cé- la construcción de unas 150 soluciones de vivienda por coparticipación. cambio de cultivos legales no competitivos hacia cultivos ilegales que tuvieron. la guerra y la muerte seguían de la producción agrícola. esperando. de igual manera. pasaron de ser reforzar la comercialización de los productos. con su respectivo ataque Los cultivos semestrales pasaron de 2.8 %.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. La reducción de las áreas sembradas en cultivos y la puesta en marcha de una escuela por participación de la cooperación japo. la caña de azúcar. se logró la compra de motores fuera de borda que vinieron a las importaciones crecieron a un ritmo anual del 26. con lo cual los patrocinadores de los cultivos ilícitos se desplazaron grar. de toneladas de alimentos. el departamento de Cesar y el Pero con el transcurrir del tiempo.600 empleos. Esta situación condujo a un severo debilitamiento organizativo de la Aso- 77 Estos puntos son un resumen del documento Plan de desarrollo del Corregimiento de La India. El décimo. es que para ese entonces se había capacitación técnica agroindustrial. nesa. la adquisición de por lo menos cuatro tractores para la mecanización trucción participativa y que más allá de ella.700 has. a a la cadena especulativa de mercadeo.6 millones. en un principio. El sar Gaviria (1990-1994) promovió como estrategia de modernización acelera- noveno frente. la muy necesaria construcción de por lo menos tres puestos de da del país. 24). el caucho. El siguiente. entre otras. Y como complemento. en 1997.5 % del PIB. El hacia el Carare.800 has de cacao. 750 has de caucho y de la economía. la construcción de un muelle para la protección del casco urbano de condiciones de competencia con los productos agrícolas nacionales. la cual amerita un paréntesis. Cooperativa de Trabajadores Campesinos del Carare (CTCC) permitió el resur- gimiento de la producción agrícola de cultivos tradicionales de la región como Como podemos apreciar. la reforestación de 2. la realización de obras de alcantarillado y acueducto. se descendió a 4. ocho veces más que hace una década (CGR) lidaria basada en el ataque a la especulación de las cadenas productivas. Ver igualmente García (1996. para los años 97 y 98. promoviendo la coca como una opción económica. La apertura del mercado interno colombiano permitió la entrada salud. ciación del Carare. un nuevo reasentamiento en la deinido con toda su intensidad lo que se denominó como la “crisis semiper- vereda La Pedregosa. El sexto. y a 497. dirigido a la construcción y dotación de 9 escuelas faltantes. semestrales condujo a la pérdida de 119. A la paz se le iba en otra variable más dentro del conjunto de factores que determinaron el bien- sumando el desarrollo económico. en 1990. La política estatal la cadena especulativa que existía hasta entonces. las mayores debilidades en la estar de la población del sector agrario. 2002. acerca del fomento agrícola. capacidad de ganancia para las comunidades campesinas. como fue comprobado oralmente. La apertura de la economía nacional realización de los proyectos fueron la falta de apoyo estatal a la pavimentación llevó directamente a la destrucción de miles de puestos de trabajo e impulsó al de las vías. el país estaba importando seis millones La región se empezó a transformar. De esta manera. la solicitud al estatal Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA). Y la cuarto. exportadas por Colombia en 1975. El quinto. También fue posible la ediica. No obstante. bajos de acueducto y alcantarillado. en 1997 […] La producción ción de tres molinos para el procesamiento de caña de azúcar y la producción tuvo un descenso sin antecedentes: de las 130 mil toneladas de algodón de panela. y más ambicioso. Más adelante. entonces.5 millones de hectáreas en 1990. Las conse- La India de las aguas del Carare. En Junio del año 2000. en 1996. para segunda. las políticas macroeconómicas se constituyeron el cacao.77 cuencias que tuvo la política aperturista sobre el sector agrario se relejaron al cabo de unos cuantos años en las siguientes y muy dicientes cifras: A pesar de las buenas intenciones y de la amplitud de los proyectos. Así mismo. 226-228).9 %. comercializarlo sin depender de intermediarios.707. los campesinos del sur del Bolívar. manente” del agro. a ser el 46. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) segundo. la construcción de un muelle escalonado 1. en 1997. La mayor parte de la comunidad fue dejando sus cultivos 138 139 . a raíz de dos circunstancias. En consecuencia. Y el de alimentos y productos extranjeros con bajos aranceles y en desigualdad de último. pp. Cesar. a la sur de Santander fueron arrojados a cultivar la hoja de coca como recurso de gente se le fue olvidando que la paz y el desarrollo eran una constante cons- sobrevivencia económica. la siembra de coca donde se creara una tienda comunitaria para suministrar productos y eludir fue penetrando en la región. la yuca y el plátano. p.

volver a reactivar sina. luego de cinco años de en la idea de lograr unos recursos más para los ingresos familiares (M. Para 1998. uno de los líderes nales. en agosto de 2009. Como dice don Ramón Córdoba. 2. tanto locales como nacio- lores como la solidaridad. dieron como resultado la reglamentación. puede ser vilización de 1996 se hizo en contra de la política de fumigaciones aéreas y la admitido como socio de la ATCC (M. ganadero de doble propósito y los cultivos de caucho están dirigidos hacia esa lítica armada. La coca iba complicando la vaina de la paz. Eso fue un virus. pues éstos. Esta clase de economía fue un disolvente magníico de la organización 3. Para el año 2003. puesto que enfrentó la sobrevivencia personal y familiar de los nible de la economía campesina y de los colonos en las zonas respecti- asociados y no asociados contra las soluciones concertadas de una comunidad vas. el de micro-hato la economía cocalera fueron aún mayores que cualquier ataque de violencia po. 1. Incluso en algunos casos se ha llegado a airmar: “pare- ciera como si a la ATCC no le gustara la plata. necesarios ciosamente. En ese tiempo se vino el apogeo de la coca. dentro de la lógica y principios Hay necesidad de reactivar todo ese sistema que se venía trabajando jui- de la organización. Evitar corregir los fenómenos de inequitativa concentración o fragmen- tación antieconómica de la propiedad rústica. personal. agosto. puede ser di- rectivo de la ATCC. entonces. agosto. Las consecuencias de como la reactivación de la actividad de los molinos de caña. reconstruyéndose de nuevo a partir del fortalecimiento institucional. de un mayor bienestar. por vincularse con la coca. Esta ley estuvo diseñada con los objetivos de deinir Por la ambición de la plata muchos le voltearon la espalda a la ATCC. Vienen los proyectos productivos como la inca integral cam- para el autoabastecimiento y la seguridad alimentaria de la comunidad campe. Hernández. falta de alternativas dadas por el gobierno Pastrana (1998-2002). la asociación hizo la respectiva reforma de los estatutos. uno economía campesina tradicionales y junto a ello un debilitamiento de los va- de los efectos de las movilizaciones cocaleras del 96. si quie. desincentivaban la producción de otros cultivos. Córdoba. donde podamos hacer una transformación a los productos y siempre como Un desmovilizado. Y si se le ve peril. la organización se dividió entre quienes defendían el dimensión más débil que la comunidad ha percibido de la Asociación del Cara- cultivo y quienes veían sus inconvenientes. por ende. reducida a su mínima expresión a favor de aquellos que no adoptaron los cultivos ilícitos. La reiteración agosto. La coca fomentó mucha violencia. re ser socio. del incumplimiento en los acuerdos llevó a esta asociación a crear proyectos productivos como alternativa para lograr la soberanía alimentaria y así resistir La economía cocalera llevó a un marcado detrimento de las prácticas de a los bloqueos de alimentos impuestos por el Ejército Nacional. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) de pan coger. 78 La parte productiva ha sido reconocida por la mayoría de personas como la dimensión Los avatares organizativos muestran. organizada en una asociación que no admitió la adopción de dicha economía ilegal. más débil de la asociación. Hernández. pesina con la deinición de dos o tres productos líderes.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. para 2010.” Opiniones dadas en entrevista por cocalera. Fernando Aguilar. mostrar buen comportamiento acorde a los principios de la ATCC. 2009). Proyectos una mayor ganancia y.78 Como lo señala su vicepresidente: tuvo que ser. mediante el decreto 1777 de fundadores: 1996. tras la idea ilusoria que producía el cultivo de la hoja de coca de desde proyectos productivos como alternativa real para la región. 2009). A su vez. lo puede ser divinamente. Crear las condiciones para la adecuada consolidación y desarrollo soste- campesina. Controlar la expansión inadecuada de la frontera agropecuaria del con eso la gente se creía superior que el resto (R. la economía solidaria. a una Asociación del Cara. Generar valor agregado a través de la transforma- donde se deinió que: ción de esos productos líderes.” o “en una asociación en que nos toca re que viene saliendo de la etapa de debilitamiento producido por la economía pedir limosneado para un pasaje estamos jodidos. pero después de El contexto de surgimiento de la Asociación del Cimitarra estuvo marcado haberlo demostrado. entonces hay que pensar en miniempresas. de cualquier grupo armado. asociado de la Asociación del Carare. comunicación país. por los siguientes puntos: irse a cultivar coca. Hay ahí una posibilidad para ellos. por eso mucha gente aquí perdió la vida. de la igura jurídica de las Zonas de Reserva Campesinas (ZRC) estipula- da en la ley 160 de 1994. Una persona puede después de dos años de haber desde un principio por la problemática de los cultivos de coca y la primera mo- dejado los (cultivos) ilícitos y mostrar buen comportamiento. La participación en la organización re. 2009). comunicación personal. comunicación personal. 140 141 .

comunicación personal. la económica. administración pública del Estado para que. así. Ramírez. Los esfuerzos organizativos de la Asociación del Cimitarra lograron. 6).79 mento a largo plazo puesto en marcha para tratar de demostrar que median- te la inversión social y la potenciación de la economía campesina era posible La ZRC se convirtió. con la co- más allá del funcionamiento y la división de la escala jerárquica respecto a la operación del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (PDPMM). mejorar las condiciones de vida de los ciación del Cimitarra y en plataforma administrativa para sus proyectos pro. Desde un comienzo. a la vez. la asociación emprendió el proyecto denominado como ble. producir. que fuera declarada en el año 2002 la ZRC del valle del río Cimi. dando Cimitarra siguiera trabajando en los proyectos productivos y en el desarrollo preferencia en su adjudicación a los campesinos o colonos de escasos sostenible de su área de inluencia. La resistencia civil promovida por la Asociación del Cimitarra se entiende en este punto como soberanía alimentaria: una manera de El preservar las tierras campesinas de las presiones del latifundio. Facilitar la ejecución integral de las políticas de desarrollo rural. experi- 6. gión. una cantidad de animalitos. al ser ellos los deinidores de la territorialidad y donde los del arroz”. Y esta es precisamente “ganadería campesina de doble propósito” y “desarrollo agroindustrial de la la intención que hemos remarcado de los actores sociales en la región del caña en el valle del río Cimitarra”.80 Los objetivos especíicos. co y otros seis y así se le dan a otros campesinos para que hagan lo mismo. p. en lo relativo a las Zonas de Reservas Campe. por eso le llamamos proyecto de 80 La declaración de Reserva Campesinas puede verse en la Resolución 028 del 10 de recría. p. sustituir los cultivos de Todos estos son proyectos fundamentados en una ilosofía de apoyo re- coca y prevenir el desplazamiento forzado (Jerez. sustituir los cultivos de coca y. das desde el lado económico en tanto que estrategia de potenciación de la au- tarra. pobladores. p. así como el de “desarrollo agroindustrial Magdalena Medio. Alrededor de la aldea comunitaria de Puerto Matilde de poder político tradicional. Un ejemplo que sirve para mostrar este funcionamiento es el resolución 028 que avalaba la ZRC fue suspendida en abril de 2003 por la proyecto de recría de búfalos.81 Sin embargo. Esta igura ha permitido un tipo de organización territorial que va viviendas. 78). de ordenamiento territorial y de gestión política. frente a actores militares-estatales que ejercen bloqueos bandera de lucha de la asociación. a los cinco años la persona devuelve esos cin- Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. como lo airma Molina López. fueron: alimenticios y sanitarios. sinas. del 4 de octubre de 1996. 2009e). El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) 4. a la vez. 142 143 . Desde el año 2002 y hasta el año 2009 se han logrado construir 30 ductivos. Crear y constituir una propuesta integral de desarrollo humano sosteni. recursos. 2009). la Red de Solidaridad Social y las alcaldías de Remedios y “su coniguración inal no obedezca a las decisiones tomadas desde niveles Yondó (ACVC. que las comunidades ejerzan el poder de decidir qué producir y para quienes coparamilitarismo y de las empresas multinacionales con intereses en la re. desde el proyecto “vivienda digna para los campesinos”. de cooperativismo y solidaridad Desafortunadamente para los intereses de la organización campesina. comunidades autónomas con respecto al contexto de guerra y narcotráico (ver registros fotográicos 12 y 13). cíproco de los constituyentes campesinos. el Banco Agrario. en el instrumento jurídico de lucha de la Aso. “aldea comunitaria de Puerto Matilde” (ver registro fotográico 11). del nar. con una misma especie (I. tal como fue airmado por la dirigente Irene administración Uribe. mediante la construcción de trapiches y trilladoras. culturales de los pobladores” (Molina. han demostrado recursos y las riquezas sean redireccionadas hacia el bienestar de la mayoría que las comunidades pueden ejercer la seguridad alimentaria y. septiembre. 2007. luego de una ardua labor de más de tres años frente a todas las instancias y trabas Las acciones colectivas tales como las acciones humanitarias son reforza- burocráticas. Con esto vamos esparciendo la semilla. Regular la ocupación y aprovechamiento de las tierras baldías. 81 Según resolución 046 del 3 de abril de 2003 del INCORA. Diario Oicial 42892. 5. desde los cuales la ZRC se volvió la principal tonomía productiva. así como reactivar la economía campesina. donde a los socios se les da 79 Decreto 1777 de 1996. Por el cual se reglamenta parcialmente el Capítulo XIII de la ley 160 de 1994. esto no impidió que la Asociación del Ramírez: Allá lo que se tiene es una inca comunitaria. Octubre 1. 2. ser de la población. Recría es como crear y crear más posibilidades para el campesino diciembre de 2002 del Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (INCORA). 2007. sino como respuesta a los procesos históricos y otros proyectos como los de “impulso a la ganadería campesina de búfalos”.

la Agencia Catalana de Cooperación.3 La reproducción de las resistencias mediante tamente de 1920 familias de la región con respecto al suministro de la panela. la construcción de vivienda digna y. 144 145 . hay “157 búfalos de recría” y “31 más en rotación. 83 A través de todas las entrevistas realizadas y el material periodístico y archivístico reco- lectado quedó remarcado el talante anticapitalista y antiamericanista de la Asociación 84 Información proporcionada por la docente. Las asociaciones han sido parteras de nue- de las dinámicas solidarias y de reconocimiento de los campesinos como co. Esa 82 Este sistema de beneicio solidario rotativo es igualmente utilizado en la Asociación del Carare en el proyecto ya mencionado de micro-hato productivo de ganadería de doble autoestima está todavía baja. la territorialidad campesina se refuerza con pectiva de la defensa de los derechos humanos. la dinámica organizativa de la Asociación del Carare y del Ci- ma auto-sostenible y de beneicio comunitario. la Asociación del Cimitarra han sido un lugar de encuentro y reforzamiento enriquecedoras del tejido social local. que actores militares y paramilitares históricamente han ejercido ayudar al proyecto de panadería de Puerto Matilde. se tiene en rotación “52 vacas preñadas. de resistencia civil campesina y ha signiicado un límite al uso extralimitado de p. La reactivación del trapiche en la vereda Ojos Claros ha signiicado el beneicio directo de 240 familias e indirec- 3. así como 71 animales más de capital semilla. dora del colectivo de mujeres Silvia Duzán. 2009. Los elementos lista de la asociación.83 las agencias de cooperación internacional como la US. les da temor. el PNUD o la Unión Europea. (ver registro fotográico 12). A pesar de que la Asociación del Carare ha sido un espacio social de inclusión de demandas. en general. Así mismo. de los momentos bajos y de las di- Además de las cuestiones estrictamente productivas concernientes al siste. 2009d).” (ACVC. Respecto de derechos humanos y de cooperación internacional ha reforzado las formas al segundo.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. alternativas propuestas por las comunidades (ACVC. el el nacimiento de nuevas organizaciones proyecto de producción de arroz ha podido producir aproximadamente unas 20 toneladas por cosecha (Montoya.56). males para recaudar fondos. constituyente básico de la alimentación campesina en Colombia.3. tiene todavía en la mente que ella no es capaz. Claudia Becerra. como principales motores y auspiciadores de las proyecto ganadero de doble propósito y bufalero había tenido un éxito indiscu. nizaciones. sobre el campesinado. representados en las formas de intervención lleva a otras organizaciones”. pero cuando llegan a la parte de demostrar lo que son ellas. permitiendo la participación po- proyectos viables de mutuo beneicio. vas organizaciones. a pesar de recibir el apoyo económico de organizaciones gubernamenta. con la donación de dos ani. que tienen una capacidad enorme. Canadá y Alemania. se han hecho presentes por medio del apoyo explotación y beneicio de toda la comunidad. la Asociación del Carare abrió la pers- militarista en la región. el gobierno de Italia. Hay sembradas unas 70 has de caña de azúcar en Rionegrito y 30 has más en Puerto Matilde. estructurales y culturales del machismo no han podido ser desterrados y siguen Aid.82 hacia inales del año 2009. a partir del ejemplo que la organización matriz les dio. en entrevista personal. donde son cada vez más el número de campesinos que lo. El proyecto de búfalos ha permito también la violencia. promotores de de. visiones internas. 4 toretes y una espacialidad regional abierta como estrategia de monitoreo de la situación 46 terneras de vientre”. fundamentando así el principio por el cual “una organización lectivo civil frente a esos “otros”. les y no gubernamentales de Estados Unidos. el gobierno de Canadá. las mujeres de la región sintieron la necesidad de formar nuevas orga- A pesar del muchas veces esgrimido discurso antiamericanista y anticapita. Así mismo. 2003). Por ejemplo. Es muy difícil salir de ese error gran solucionar sus problemas de alimentación básica por medio de esta experiencia […] Nos sentimos opacadas por el liderazgo masculino. el Banco Mundial. Proyectos como la producción de búfa. Agosto de 2009. El colectivo Silvia Duzán y el grupo Mujeres en Acción han los. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) Mediante un sistema de rotación del capital en especie para la posterior reor. A pesar de las debilidades y de los ataques. el de los proyectos económicos. los proyectos productivos de mitarra ha llevado a que ese interés por lo colectivo produzca nuevas demandas.84 sarrollo humano. a su vez. propósito (leche y carne). El machismo en productiva. La promoción de tible: respecto al primero. porque desde niña se lo han inculcado. lítica de las mujeres. ailiada a la Asociación del Carare y funda- del Cimitarra. Mise- Acá hay mujeres muy valientes. todo el proyecto de la aldea demostrado que las estructuras de violencia intrafamiliar y de género pueden ser comunitaria de Puerto Matilde ha permitido. tos productivos como el de cría de cerdos o el de comercialización del plátano. el Fondo Mundial siendo un problema en el desarrollo para las mujeres en la región: para la Naturaleza (WWF). la entrada de actores combatidas mediante la asociación de sus iguales y el involucramiento en proyec- internacionales como elementos de cooperación inanciera.

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL La región como espacio de poderes. como programa a mediano y largo plazo. produc. No obstante. ni servicios públicos como luz eléctrica o acueducto y manitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (Cahucopana). una de las más exitosas experiencias de multiplicación organi. En la actualidad. la multiplicación organiza. miento forzado de población y. Lucas es tanto una de las reservas forestales más importantes de Colombia. Por medio de jornadas pedagógicas y de información general. como mecanismo para retornar cipación no deja de estar atravesada por diicultades que redeinen la naturaleza a las tierras despojadas. pero a veces preieren no participar y quedar un poco relega- pequeño minero artesanal es ilegal y donde toda la legislación está enfocada dos del proceso organizativo. Pero como todos no tenemos la misma perspectiva. los 16 casos de los campesinos asesinados en los últimos años y la sistemática comunicación personal. en cualquier organización no deja (I. un nuevo sentido de lo colectivo luego de la ruptura de los lazos comunitarios Cahucopana ha tenido que movilizarse para aplicar la igura del campamento y territoriales (ver registro fotográico 15). la yuca y la producción piscícola. Desde el 24 de junio de 2007. a familias que viven el acoso de los actores armados. la misma conciencia (E. 85 Información aportada en entrevista a campesino asociado de Cahucopana que preirió do y la promoción y defensa de los derechos humanos teniendo como referente no ser identiicado. el cual ha sufrido reiteradas violaciones de sus derechos por parte del Ejército Nacional. los problemas sociales están zativa campesina es la caracterizada por la Asociación de Desplazados del Ca. la población desplazada reencuentra pequeño agricultor. Aheramigua ha sido el capí- que en sectores campesinos no desplazados. así como la producción de alimentos para la defensa de la seguridad alimentaria. agosto. Con la participación a inluenciar en la transformación del código de minas. en otros casos. que trae a la gente la aplicación de megaproyectos mineros y agrícolas. frenar el desplaza- Sin embargo. La primera de éstas es la ya mencionada Corporación Acción Hu. El surgimiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) y de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) Colombia y en Santander. en Asodecar la parti. Desde la creación de las “hermandades por la vida”. La condición del desplazamiento forzado. en el valle del “dos millones de hectáreas de bosque andino tropical” y con “por lo menos río Cimitarra con la aparición de dos asociaciones hijas de la Asociación del 370 especies de aves” (Álvarez. Asodecar le permite a 58 núcleos familiares pado por hacer presencia en estas zonas del país antes de que lo hubiese hecho continuar con proyectos de vida centrados en la economía campesina tradicio. va en sí la continuación de anteriores desplazamientos o de desplazamientos La segunda organización campesina fruto de la experiencia de la Asociación transgeneracionales. tanta energía. Aheramigua ha buscado organizar la población de unas de las zonas en donde se palpan Frente a los actores armados que capitalizan la guerra con los desplazamien. Por medio de soluciones de vivienda. carreteras pavimentadas. Esto implica un esfuerzo muy grande para hacia el beneicio de las grandes empresas explotadoras de recursos mineros. ya expuestas. geneidad. donde la actividad del se reconocen. en la región no existen Cimitarra. en combinación con cando formas de interlocución con los gobiernos locales y regionales. 2010). violación de los mismos con la exagerada militarización” (ACVC. comunicación personal. 146 147 . podría hacer creer que la participación en este nuevo pro- del Cimitarra es la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de yecto asociativo se efectúa sin mayores inconvenientes y con una mayor homo- Guamocó (Aheramigua). con tiva de las resistencias civiles se ha presentado. que en muchas ocasiones lle. relacionados con los intereses de las multinacionales. Todas las activida- Con más de seis años de existencia y a partir de la organización de 400 familias mineras. 2009). Dentro de uno de sus objetivos se encuentra el determinar el impacto nal (ver registro fotográico 14). 2009). bus- ción de caucho. Así mismo. tulo más especíico de defensa del territorio y la vida de la población minera de la Serranía de San Lucas. Arias. las mayores contradicciones del sistema social colombiano: la Serranía de San tos forzados y con la profundización de la pobreza. en un lugar medianamente seguro. el Estado. Junto con la violación del derecho a la vida. lugar donde se encuentran las minas más grandes No es tan fácil eso de la participación de todos y uno como líder créalo que del país. Pero la realidad es que existen los mismos problemas y divergencias comités de base para la ampliación organizativa. de igual forma. al igual que en la Asociación del Carare. dación de las empresas multinacionales en la región. 2007). donde la educación debe ser contratada por los particulares. Cahucopana ha representado un recurso de supervivencia frente a la problemática de las ejecuciones extrajudiciales. las personas. de refugio temporal interno como forma de acoger. En conjunción con las acciones humanitarias. mediante: “un trabajo orienta. como el posibles soluciones para que se respete la existencia del minero artesanal y del plátano. Gamboa. las cuales se han preocu- rare (Asodecar). agosto. esta asociación ha trabajado por llegar yo no sé de dónde se saca tanta paciencia.85 Tal acoso ha sido interpretado por la asociación como asociativa y las grandes limitaciones que tiene la democratización de la vida una manera de acelerar el proceso de limpieza social necesario para la consoli- social.

148 . A pesar de la violencia política y económica que se sigue ejerciendo en el Magdalena Me- dio. constructoras y protectoras de una territo- rialidad democrática. Contrariamente a lo que podríamos pensar con respecto al desarrollo y ampliación de las expresiones organizativas campesinas en contextos de alta tensión bélica e intereses transnacionales en juego. Cahucopana. Aherami- gua.86 Aheramigua se ha convertido en un escudo de defensa de los derechos laborales frente a las presiones de las empresas que se beneician con la expulsión de los pequeños mineros artesanales. Santiago Camargo en entrevista realizada en septiembre de 2009. Asodecar. sujetos políticos con proyectos de región y de nación auténticos. como actores civiles. el Colectivo Silvia Duzán o la Asociación Mujeres en Acción han sido el resultado y la muestra de que las comunidades campesinas se organizan y que tienen un alto grado de resistencia histórica.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL des económicas de los pobladores están dirigidas hacia la mera sobrevivencia. 86 Información suministrada por el funcionario del Programa de Desarrollo y Paz del Mag- dalena Medio (PDPMM). las asociaciones campesinas se reinventan como colectivos defensores de los derechos humanos.

encontrar sus puntos de aplicaciones y los métodos usados. su irrupción en la sociedad colombiana es una muestra de que a toda dominación le corresponde un grado especíico de resistencia. 151 . consiste en analizar relaciones de poder a través del antagonismo de estrategias (Foucault. incLusión y construcción de paz a través de La participación comunitaria 4. donde lo importante es reconocer el hecho del poder como una relación de co- dependencia entre dominación y resistencia. En palabras de Foucault: “Tomar como punto de partida a las formas de resistencia contra las diferentes formas de poder. Para usar otra metáfora. 1987. El énfasis descriptivo puesto en el anterior capítulo fue una forma de visibilización histórica de sus luchas sociales y de sus logros como comunidades agrarias. p. Desde una muy primaria aproximación al valor político de estas organizaciones y de las accio- nes colectivas puestas en marcha. 87 Hay que reconocer en esta airmación la impronta del pensamiento político foucaul- tiano. consiste en usar la resistencia como un catalizador químico. ubicar su posición. Más que analizar el poder desde el punto de vista de su racionalidad interna.87 y que es a partir de la historia de las resistencias como podemos construir un análisis del poder y de la política en la actualidad colombiana.CAPÍTULO IV poder sociaL y poLítico de Las asociaciones campesinas. de forma de traer a la luz las relaciones de poder.1 Políticas de la resistencia civil l signiicado de las acciones colectivas desarrolladas por las asociacio- E nes campesinas estudiadas está mucho más allá del anecdotario casi he- roico de lo realizado por sus líderes comunitarios. 265).

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas.
Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria

El hecho fundamental al que se han enfrentado las comunidades campesinas siones que van desde la resignación momentánea y la huida, el desplazamiento,
del Magdalena Medio colombiano, así como muchas otras más, ha sido a la hasta la toma de las armas como única solución política. El origen y la proce-
sujeción y dominación que los actores armados legales e ilegales han impuesto dencia campesina de la mayoría de los fundadores de las FARC es un ejemplo
sobre los territorios y las poblaciones, y es a este hecho al que han intentado re- de cómo la población rural ha optado por formas de acción colectiva armada.
sistir desde distintos niveles y estrategias comunitarias. No es exagerado decir, Las resistencias campesinas a la dominación, representada en el régimen polí-
entonces, que en el binomio dominación-resistencia tanto los discursos histó- tico y económico colombiano, han sido muchas veces armadas, violentas y de
ricos como los modelos teóricos han ahondado suicientemente en el análisis carácter radical y jacobino. Para decirlo directamente, la resistencia violenta
de las formas de dominación. De igual manera, el fenómeno de las resistencias también ha hecho parte de las formas de ser campesinas, ni más ciertas ni más
requiere ser comprendido en la pluralidad de modos históricos de ejercicio, en falsas que las que ahora nos disponemos a interpretar.
lo que podría denominarse como las políticas de la resistencia civil.
El poder social y político intrínseco en la organización de la vida campesina
señala, a través de los casos trabajados, que el campesinado sigue teniendo un 4.1.1 El concepto de resistencia civil: de la limitación
papel central en la vida de la nación, en tanto que sujeto histórico de cambio y del poder estatal a estrategia de lucha política
transformación de los conlictos. Acostumbrados a una mirada un tanto general
e institucional, los acontecimientos políticos de hace unas décadas ponían la
clave de resolución del conlicto armado colombiano en el ámbito de la nego- Dentro de la teoría política moderna, el concepto de resistencia ha hecho re-
ciación entre las altas esferas gubernamentales y las directivas de los movi- ferencia a las formas en que se trazan las condiciones que “impiden la natu-
mientos guerrilleros. Organizaciones de la sociedad civil apenas tenían cabida ralización de vínculos dominantes” (Molina, 2004, p. 4), con el objetivo de
como interlocutores válidos en las mesas de negociación de la tan anhelada paz alcanzar espacios de autonomía en las relaciones entre las personas o entre los
nacional. El rotundo fracaso de las negociaciones en el año 2001 llevó a pensar colectivos que constituyen la sociedad. La oposición, entendida como actitud
que la vía del diálogo era un callejón sin salida y que, en todo caso, la derrota ante situaciones que anulan la libertad de una de las partes de la relación, con-
militar y la solución armada era para ambos bandos el derrotero natural de la tiene en sí dos momentos: uno de negación de la sujeción, que realmente es,
conlictividad. como diría Hegel, una negación de la negación encarnada en la dominación, y
un segundo momento que se genera a partir del primero, el cual es la airmación
A más de una década recorrida, la voz de organizaciones campesinas, in- de las posibilidades de acción del sujeto o colectivo que ha ganado autonomía y
dígenas, afrodescendientes, feministas y ambientalistas se empieza a escuchar condiciones para autoairmarse. Por lo tanto, desde su deinición más general y
con fuerza y claridad. Al pensarse como sujetos activos de su propia historia abstracta, el concepto de resistencia va mucho más allá de la mera negatividad
y proponiendo soluciones para que la conlictividad pueda desarrollarse sin la o pasividad, e implica la airmación en el contexto de las relaciones sociales,
negación del otro, las asociaciones campesinas vienen demostrando que tienen ante los otros o ante ese otro que puede llegar a sintetizar las situaciones de
un efectivo poder en lo social y en la dimensión política que trasciende el ám- dominación.
bito y la importancia local donde trabajan. Los regímenes rurales autoritarios
que han tenido que soportar no han podido anular la autonomía de la población En la historia de las ideas, el concepto de resistencia fue usado, en un prin-
campesina y ella ha respondido nuevamente como sujeto con una postura pro- cipio, para señalar la relación entre gobernantes-gobernados, relación política
pia y deinida. moderna por excelencia que se concretó en la igura del Estado. La obra de
Etienne De la Boetie titulada el discurso sobre la servidumbre voluntaria es
Sin embargo, esta airmación de la politicidad y de la capacidad de agen- una magníica relexión sobre la admiración que debería suscitar toda relación
ciamiento social basado en la búsqueda de soluciones concertadas y pacíicas de subordinación política. La clave de lectura de De la Boetie es la desnaturali-
de las comunidades campesinas no deben ser leídas como la esencia última zación de la aceptación de la dominación:
de su ser colectivo o su verdadera naturaleza, más allá de los acontecimientos
históricos. Recordemos que las resistencias a las situaciones de dominación y Quisiera tan solo entender cómo pueden tantos hombres, tantos pueblos,
hegemonía han pasado, en el caso campesino colombiano, por múltiples expre- tantas ciudades, tantas naciones soportar a veces a un solo tirano que no

152 153

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas.
Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria

dispone de más poder que el que se le otorga, que no tiene más poder para por la voluntad de los contratantes. Con el Segundo tratado sobre el gobierno
causar perjuicios que el que se quiera soportar y que no podría hacer daño civil, John Locke sentó las bases del ejercicio de limitación del poder de go-
alguno de no ser que se preiera sufrir a contradecirlo. Es realmente sorpren- bierno. Con el in de la defensa de las libertades y derechos personales frente a
dente –y, sin embargo, tan corriente que deberíamos más bien deplorarnos los ilimitados poderes de los regímenes absolutistas, Locke postuló el derecho a
que sorprendernos‒ ver cómo millones y millones de hombres son misera- la desobediencia civil, después del derecho a la vida, al de la libertad y al de la
blemente sometidos y son juzgados, la cabeza gacha, a un miserable yugo, posesión de bienes, llamando al desconocimiento de la autoridad y rompiendo
no porque se vean obligados por una fuerza mayor, sino, por el contrario, con esto el contrato originario que lo legitimaba (Locke, 2000).
porque están fascinados y, por decirlo así, embrujados por el nombre de uno,
al que no deberían ni temer (puesto que está solo), ni apreciar (puesto que En últimas, la relación gobernantes-gobernados, que reemplaza en la Mo-
se muestra para con ellos inhumano y salvaje) (De la Boetie, 2008, p.11 ). dernidad a la relación dominación-resistencia, se construye a partir de la obe-
diencia de la segunda parte para con la primera. La clave de la subordinación,
Desde una muy temprana crítica a las formas de gobierno en general (siglo por tanto, no se encuentra ni en la fuerza o violencia que puedan ejercer los
XVI), De la Boetie centró la relación de la resistencia en la esfera estatal. Más gobernantes a los gobernados, en los medios físicos para aplicar aquella o el
allá de la antigua disputa aristotélica con respecto a la mejor forma de gobierno, miedo que puedan generar, ni en la recurrencia a la ley por la ley misma, sino
la cual aparentaba carecer de sentido ante el más radical cuestionamiento de la más bien en la aceptación del vínculo o legitimidad que le dan los gobernados a
relaciones de dominación, esta relexión lleva a preguntarnos por la naturali- quienes gobiernan. Las comunidades o pueblos representan la base de la auto-
zación en la relación de subordinación entre quien o quienes gobiernan y los ridad y, por lo tanto, tienen la capacidad de retirar el apoyo a quienes dominan
gobernados, no importando el número que constituya a los primeros. Parecería, el sistema.
entonces, que lo más lógico fuera que se presentara una relación de oposición
Pero es Henry David Thoreau quien, un siglo más adelante, le dio la cen-
a quien gobierna, pero la historia de las sociedades occidentales muestra lo
tralidad suiciente al concepto de desobediencia civil. El recurso a la desobe-
contrario: es la historia de esos millones y millones de la que nos habla el frag-
diencia civil se dirige hacia la crítica a todo gobierno y Estado que viole la
mento sobre la servidumbre voluntaria.
individualidad de las personas, haciendo residir la justicia en el conjunto de
De la Boetie ha representado la relexión contraria a toda la teoría política valores y principios éticos que guían la conducta de las personas: la consciencia
que años más adelante se desarrolló a partir de la justiicación de la coacción de los hombres consigo mismos es la instancia deinitoria de la acción virtuosa
como requisito para la constitución de la racionalidad del Estado y su legitimi- y justa:
dad, encarnado en el Leviatán hobbesiano, y que apenas unos años antes había
comenzado Maquiavelo como estrategia del gobernante para mantenerse en el Si mil hombres dejaran de pagar sus cuentas de impuestos este año, aquella
poder.88 no sería una medida violenta y sangrienta, como sería pagarlos, y permitir
que el Estado cometa violencia y derrame sangre inocente. Esto es, de he-
Pero el tipo de resistencia que interesa analizar se fundamenta en medios cho, la deinición de una revolución pacíica, si tal cosa es posible (Thoreau,
noviolentos de oposición o de desobediencia. En este sentido, el liberalismo po- 1998, p. 42).
lítico dio algunas claves de cuándo se hace legítimo desobedecer o no colaborar
con los poderes imperantes, con los gobernantes. La estrategia contractualista Interpretado por algunos como anarquista y por otros como liberal radical,
de legitimación de la autoridad política facilitó las herramientas para que la lo cierto es que la obra de Thoreau se convirtió en un referente teórico que se-
soberanía residiera en la voluntad del pueblo y que fuera éste el que pudiera ñala correctamente la dimensión civil de esa “revolución pacíica” como deber
revelarse contra los excesos de quienes encarnaban dicha autoridad constituida moral frente a las arbitrariedades y excesos de poder de los estados modernos.
Interesa entender en este punto cómo la civilidad reside tanto en la puesta en
práctica de métodos noviolentos, tales como el no pagar impuestos o el negarse
88 Hay que tener en cuenta que el discurso sobre la servidumbre voluntaria de De la a obedecer mandatos contrarios a la consciencia, así como en el ejercicio liber-
Boetie aparece publicado en el año 1576, el Leviatán hobbesiano sale a la luz en el
tario que los ciudadanos realizan frente al Estado y el maquínico funcionamien-
año 1651 y el Príncipe de Maquiavelo, en el año 1513. A posteriori y no en vano, De la
Boetie ha sido denominado como el anti-Hobbes. to burocrático de éste. Noviolencia y limitación del poder estatal son los rasgos

154 155

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas.
Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria

deinitorios de la resistencia desde la civilidad.89 El mejor gobierno es, por tan- social, la resistencia civil abarca tanto posibilidades de reformas al conjunto de
to, “aquel que gobierna menos”90 (Quiñónez, 2008, p.23) y, por consiguiente, leyes y normas como la estructuración de órdenes alternativos sociales y políti-
respeta en mayor medida los derechos de los individuos. cos y, por lo tanto, posee un carácter emancipatorio y de liberación del sistema
de dominación.91
En el siglo XX, el pensamiento de Thoreau fue recuperado en su dimen-
sión paciista y llegó a ser un instrumento conceptual de las luchas sociales Debemos ahora distinguir entre los distintos modos de acción novio-
de líderes como Mahatma Gandhi y Martin Luther King. Como se sabe, los lenta, entendida como estrategia de lucha política contra los sistemas so-
principales objetivos de sus luchas estuvieron enfocados en la transformación ciales de dominación, incluyendo al Estado como un punto más dentro del
de las leyes que avalaban situaciones de dominación y de segregación racial, sistema:
injustas y autoritarias, así como al debilitamiento del régimen colonial británico
en la India. A) Acciones de no cooperación. Éstas pueden dirigirse al ámbito económi-
co, a lo estrictamente político o al ámbito social. En esta categoría podría ser
Lo interesante de la recuperación activista, echando mano del concepto de reubicado el concepto de desobediencia civil, en tanto que oposición a deter-
desobediencia civil, es que la resistencia civil se abre a una segunda forma de minadas leyes o decisiones gubernamentales (Quiñónez, 2008), transgrediendo
comprensión: (a) la resistencia civil ha sido, como le veíamos, una estrategia de la legalidad, mas no siendo una oposición al ordenamiento jurídico en general.
defensa de la individualidad y de la autonomía, preservación del espacio de lo Como ejemplo de estas acciones estarían la objeción de consciencia, los boicots
civil frente a la intromisión de otras fuerzas de la vida social como las fuerzas de no consumo o el rehusarse a pagar impuestos; el retiro de ayudas materiales
estatales y (b) una explícita estrategia de lucha política tendiente a la transfor- a ejércitos o la negación de llevar a cabo funciones dentro de cargos públicos,
mación de los conlictos y del orden social vigente, del statu quo. los actos de ineicacia deliberada, etcétera.
En tanto estrategia de lucha política, la organización de grandes acciones B) Acciones de intervención. Éstas tienen a su vez una doble modalidad:
colectivas como huelgas y paros cívicos han sido la cara más visible del intento disruptivas y creativas. Con respecto a las disruptivas se encuentran todas
de desequilibrar la correlación de fuerzas en las estructuras sociales de domina- las acciones encaminadas a romper con el ordenamiento social vigente y
ción. Con este segundo uso de la resistencia civil, el espectro de aquello que se la cotidianidad de éste mediante expresiones masivas como huelgas, ocu-
combate se multiplica, puesto que ya no es solamente la cuestión de la libertad pación de tierras, bloqueos de vías, piquetes y sentadas. Con respecto a las
del individuo frente a los estados autoritarios lo que se está jugando, sino que el acciones de intervención creativas se encuentran todas aquellas que están
objetivo de la resistencia civil va dirigido a la totalidad de las expresiones que encaminadas a la construcción de instituciones alternativas a las reinantes,
componen el sistema mismo de dominación, el cual se expande por la red de como la creación de mercados alternos o instancias de justicia comunitaria.
relaciones sociales e instituciones que reproducen la lógica de la violencia, la Por igual, podrían caber todas las acciones dirigidas a la defensa y legiti-
exclusión o la injusticia. En este sentido, a diferencia de las implicaciones que mación de los grupos o movimientos sociales con respecto a su dimensión
conlleva la desobediencia civil en cuanto al espíritu reformista liberal del orden simbólica, acciones educativas y de transmisión de valores contrarios a los
establecidos. Lógicamente, los diálogos y las negociaciones colectivas ha-
89 El concepto de noviolencia es tomado, en este primer momento, como lo contrario o la cen parte de este segundo tipo de acciones creativas pues están deinidas
negación de la violencia, la cual restrinjo al “ejercicio de la fuerza física” y “la amenaza como instancias de ediicación normativa y de reconocimiento frente a los
de su ejercicio”. En tal sentido, en la noviolencia está “ausente la agresión física sobre adversarios de las posturas defendidas.92 Lo hasta acá expuesto podría sin-
las personas y cosas y la amenaza del ejercicio de la misma” (Quiñónez, 2008, p. 25).
tetizarse en el esquema del concepto de resistencia (ver igura 3 en sección
90 La crítica a la maquinización de la vida social y de la obediencia a la ley por la ley de anexos).
misma se releja constantemente en la obra de Thoreau. En uno de los fragmentos
podemos leer: “si la injusticia tiene un resorte, o un muelle, o una palanca exclusivos,
entonces quizás usted pueda considerar si el remedio no será peor que la enfermedad;
pero si es de tal naturaleza que necesita que usted sea el agente de la injusticia hacia 91 A esta connotación entre desobediencia y resistencia civil llegué gracias al trabajo de
otro, entonces, digo, rompa la ley. Que su vida sea una contra-fricción que detenga Mejía & Rodríguez (2007).
la máquina. Lo que hay que hacer es, en todo caso, no prestarse para el mal que se
condena” (Thoreau, 1997, p. 38). 92 Para una más detallada división analítica de las acciones noviolentas ver Cante (2007).

156 157

ba con los vecinos. Ya lo hemos demostrado durante casi cien años. Lo único que nos falta es darnos chumbim- colombiana. percibidas como las mismas. En los concreto en esta dirección. la cual logre superar esa ola de violencia tan extensa como ca o indirecta. campesino del valle del río Cimitarra y asociado a la con las FARC. Sin embargo. con el narcotráico.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. comunicación personal. la pri- citamente consciente de los costos que la violencia y las acciones armadas mera de éstas nace a partir de dos grandes movilizaciones al centro urbano han tenido en el mundo rural a través de la historia de la nación. López. y de ejércitos paramilitares en el del Cimitarra.1. las experiencias de violencia vividas han sido. la vía de la resistencia violenta. Desde los años 50. sintetizada en el entramado de opor. En el caso de la Aso- violencia política. el sistema general de dominación de la sociedad chumbimba con todo el mundo. con los conservadores. que son los mismos “chulativas” conservadores disrupciones y gestión social del territorio de La Violencia de antes. la violencia política representada por los actores armados y la la historia de la República misma. ahoritica 94 Entrevista a Álvaro Antonio López. quien vivió en carne propia la violencia y la política de terrorismo de Estado. ciación del Cimitarra ha habido un mayor énfasis que en el caso del Carare en las acciones disruptivas. del Carare. tales como las huelgas. con los liberales. dos casos estudiados. Queda claro que las armas no son una salida” (L. las armas no 93 La expresión “darse chumbimba” ha sido utilizada en las comunidades negras del pa- son una salida. La situación de ese entonces para acá no ha cam- biado en nada. Es decir. Como más importante de la región y a partir del incumplimiento gubernamental de fue airmado por el presidente de la Asociación del Carare. al re- situaciones de autoritarismo rural de parte de ejércitos guerrilleros en el caso chazar la continuidad de la violencia en la construcción histórica de la nación. 158 159 . la toma pacíica de oicinas Como trabajadores del agro. estatales e iglesias y la ocupación de espacios públicos. desarraigo y desplazamiento. guerri- tunidades económicas y recursos sociales a los que tienen o no acceso las per. ciones de violencia que los distintos actores armados han aplicado sistemá. La resistencia civil al sistema ha fortalecido en la negación de la vida social. en esencia. el campesino percibe la violencia actual como la poblaciones. agosto. sumadas a otros tipos de violencias como la violencia estructural. con los paramilitares. que la las asociaciones campesinas han puesto en práctica estrategias de acción de violencia que condujo hacia la organización comunitaria fue estrictamente la resistencia noviolentas. está compuesto por las situa. tanto disruptivas como creativas. ofensiva no militar. llera o paramilitar. el campesinado organizado ha sido explí. con las FARC. comunicación personal. de despojo. haciendo que las posibilidades de autonomía o autodeterminación continuación de todas las otras violencias y como retorno del mismo fenómeno se fortalezcan. ha entrado en la lógica del sistema de dominación. pero con nombres y disfraces distintos: 4. Para las organizaciones campesinas. descrita en los capítulos anteriores. Precisamente. Luís Fernando los acuerdos a los que se llegó con la primera movilización. la causa principal del surgimiento de las asociaciones campesinas estuvo relacionada a momentos de fuerte confrontación bélica y Al desmarcarse de cualquier clase de expresión colectiva violenta. De manera contraria a como había sido conceptualizado en el que se articulan para el condicionamiento de la vida social e individual de las primer capítulo de este texto. españoles. entre éstas la estructural. Colombia cíico colombiano como sinónimo de atacar al otro con arma cortopunzante o simple- ha durado casi doscientos años dándose plomo con todo el mundo: con los mente de ataque mortal. 2009). empeorando las condiciones de de dominación se enfoca. el cual se sonas que habitan las territorialidades bélicas. interesa comprender que las formas de resistencia campesinas mitarra los elementos de un sistema de dominación en el que se han articulado se dirigen al espacio de la civilidad como genuino modo de aplicar una contra- históricamente varios tipos de violencias. Es decir. siempre ha sido la misma perseguidera y sufrimiento (A. las asociaciones representan un esfuerzo intrafamiliar a partir de estructuras culturales patriarcales y machistas. septiembre. económi.94 El trabajo de campo llevado a cabo permitió reconocer en las voces de los líderes y en los principios de acción de las asociaciones del Carare y del Ci. que la Serna: Asociación del Cimitarra hace su aparición mediante acciones de resistencia Nosotros no creemos en la guerra. Nos hemos dado ACVC. 2009). Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria Como se puede suponer. Serna. en la contraposición a todos los elementos las comunidades.2 Las estrategias campesinas de resistencia desde lo político: Hoy disque paramilitares. entonces. La guerra no es una salida.93 ticamente sobre las poblaciones rurales y urbanas.

C. El I Congreso Campesino por la Paz. No obstante. han interferido y diicultado el mantenimiento de la política de consensos y ante situaciones extremas de amenaza de desplazamiento forzado. la creatividad de las estrategias de lucha Desde la perspectiva política de la resistencia civil noviolenta y creativa. Ante los bloqueos las instituciones de gobierno municipal y regional por razones. está rechazado por la comunidad. tales como las declaratorias de las comunidades acción de los mismos actores armados ha sido una diicultad para el respeto de de constituirse temporalmente en “asentamiento humanitario”. Restrepo. el acantonamiento de comprometan a respetar a la población civil y a no involucrarla en la guerra. Con este ejemplo. ni ocupación de espacios públicos. se fortaleciera y motivara la organización comunitaria para la identiicación. han estado centradas casi exclusivamente en el modo creativo de la resistencia civil. podemos entonces ampliar el esquema del por participar activamente en los procesos que sigue la ATCC. donde han existido líneas deinidas de reproducción de las representaciones de resis. p. trabajado más arriba. de económicos. avisando a su vez de la agresión y de no involucramiento de la población en el conlicto.” (Ca. 4). alcanzando por lo menos el objetivo de no unidad y consciencia de la amenaza externa próxima. la Asociación del Cimitarra ha utilizado la re. legal o ilegal. “espacio en el los acuerdos irmados por los dirigentes de éstos. la asociación de la paz construida por la Asociación del Carare. intereses personales hucopana. las prácticas se dirigen hacia cualquier actor armado que el desarrollo integral. comprueban la fuerza que tiene el elemento de La India para romper con el aislamiento impuesto a veredas y comunidades de lo disruptivo en la Asociación del Cimitarra.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. en cuanto forma de romper el bloqueo que guerrilla y paramilitares políticas de resistencia desde la civilidad. las cuales hacen las la puesta en práctica de programas de promoción de la paz tanto para adultos veces de correas de retransmisión de los valores y principios defendidos. se tuviera acceso a información sobre las diferentes intente imponer situaciones de dominación. La falta de unidad y de coherencia de los métodos de to en las acciones militares. lo disruptivo no afectadas. la asociación ha movilizado a una parte signiicativa del núcleo asociación con el paramilitarismo. de conlictos y de una mejor convivencia. cualquier actor armado. entidades y los programas que cada uno efectúa. anula la dimensión creativa. a pesar de las ha utilizado la igura del “refugio temporal interno” como un modo estratégico diicultades en la continuidad de una política consensual de paz. sólo se ha de la asociación ha contado con la ayuda de instituciones educativas y reli- recurrido a la estrategia que la Asociación del Carare denominó como resisten. congresos y en. solidación de una política de consenso con los actores armados. pues aunque los líderes se que sólo es permitido que residan civiles y por lo tanto. ni grandes Junto a este gran evento. Ejemplos de esta dimensión han sido cuentros con otras asociaciones y al interior de la misma. estuvo o de inminente desplazamiento. se ha promovido la formación en la ciudadanía. La delimitación práctica constante de los diálogos y acuerdos que deben ser refrendados cada de zonas territoriales. en una muestra más de la recursividad en las estrategias cias civiles. Sin embargo. donde se deiende a la población civil del involucramien. los mandos medios y bajos no actúan de la misma manera. la asociación de reunir a la población de varias veredas en un solo punto geográico. así como por parte de los otros se fomentara una conciencia política para vencer la apatía y la falta de interés actores armados. Al igual que en la de Cimitarra. La mayor fortaleza de la Asociación del Carare se ha centrado en la con- Las acciones de resistencia civil creativas han sido amplias y se han reela. 2006). talleres. la creación de la igura del Tribunal de Paz es igualmente una forma 160 161 . Desde como para niños. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria civil disruptivas. septiembre. comunicación personal. la misma formulación de los planes de desarrollo movilizaciones a centros urbanos. celebrado en el año 2001. 2004. se capacitara concepto de resistencia. situación a organizaciones acompañantes del proceso. política de la asociación ha puesto énfasis en actividades pedagógicas. manuales de técnicas de defensa civil en situaciones de desaparición forzada 2009). ante la extralimitación de la fuerza o violencia por parte del Ejército Nacional. Así mismo. diciendo que en cuanto acción a las comunidades y organizaciones en los diferentes temas relacionados en de no cooperación. Por el lado disruptivo no se han llevado a cabo ni huelgas. comprueba la línea de acción colectiva creativa. organizado con los objetivos de que: sistencia civil como estrategia de defensa. formulación de proyectos Las estrategias de lucha puestas en práctica por la Asociación del Carare y ejecución de proyectos (ATCC-CDPMM-PDR. enfocada hacia la resolución tencia campesina a través de acciones pedagógicas. mediante la borado en los más de doce años de existencia de la asociación. creando ha utilizado medios noviolentos. Como resultado de las acciones orga- han impuesto sobre ciertos sectores del territorio con el objetivo de restringir nizativas. sobre todo. La consistente política de confrontación y de denuncia contra y cortar el suministro de recursos para el bando contrario. tales como “pies pequeños de paz” o la iniciativa de “con- la formación general en Derechos Humanos o en el DIH hasta la difusión de ciliadores en equidad” (L. giosas de la región. cierto lapso de tiempo.

las asociaciones. para entender 4. la recuperación de su territorio se lleva a cabo la tierra. campesino articula. estrategias de lucha política contra el sistema de dominación son reforzadas a partir servicios y trabajo. por las cuales las comunidades se sostienen en su identidad campesina. constituido por: “las fuerzas vivas que gran parte del siglo XX. por tanto. la de la preservación del modo de vida campesina. de subsistencia estaría sujeta a su inexorable desaparición por doble vía: por la de la integración al mercado.96 Incluso desde teorías Paz ha intentado ser una igura suplente de la justicia estatal. las por su pertenencia a una familia. La agricultura comunitaria alternativa. más en las relaciones de producción capitalistas. vocal 2 de la Asociación del Carare y co- fundadora de la Asociación de Mujeres Silvia Duzán. por su acceso a la tierra. la referencia al núcleo familiar y el intercambio de bienes. En otras palabras. Como muy bien lo airmó Arturo Warman: En tanto que comunidades agrarias. comunicación personal. productoras de muerte y sumisión social. nos lleva al centro de la cuestión sobre la identidad y el papel histórico que el campe. fuerza de trabajo parte del año e incluso la mayor parte de él.3 La resistencia civil como fortalecimiento un poco más las formas de acción y las identidades. bricación de factores que posibilitan históricamente su recomposición en con- es igualmente la otra cara de la resistencia que ha sido defendida y gestionada por textos adversos: la cuestión participativa comunitaria. la Asociación de Mujeres. En esta medida. encerrán- iglesia” (I. 97 Tomado de Lucas (1982). ha querido medir unilateralmente al campesinado a partir del criterio del acceso a activos. El inal de la existencia del campesino estaría en la disolución de lógicas de territorialización bélica. por el intercambio no comercial de bienes. las estrategias de resistencia cam. el acceso y el trabajo de las asociaciones. conformándose como ejercicio de justicia para constituirse en sujetos históricos y políticos autónomos. la agricultura subdesarrollada. agosto. o por la del estrangulamiento pesina pueden ser interpretadas como muestra de la capacidad política de recu. Feder y Roger Bartra como una parte de un mundo arcaico que se negaba a los Asodecar.97 de las formas de resistencia económica. deinirlos para mantener y consolidar un modo de vida sustentado en la producción propia de por sus relaciones de producción asalariadas es tomar lo accesorio como esen- recursos agrícolas que aseguren la alimentación y la reproducción familiar. La relación directa de la persona con la tierra a través El asunto deinitivo de la reproducción social del campesinado está en la im- de los cultivos y su producción. Durante la conlictividad cotidiana de la región. lo campesino fue interpretado por autores como Ernest hay en la región: la Junta de Acción Comunal. Gamboa. como dicen Sal- gado y Prada. Parecería entonces más correcto aceptar la presencia y continuidad del campesinado como actor social La anterior idea. para luego declarar cómodamente su defunción. 162 163 . uno o dos miembros de cada impulsos modernizadores del mercado y de la sociedad democrática. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria de construcción de institucionalidad necesaria para el ordenamiento pacíico de sinado ha desempeñado en las sociedades modernas industrializadas. las iglesias. en vista de la airmación de la vida y la autodeterminación como pueblos soberanos en sus territorios.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. Así mismo.1. al dejar sin tierra al peración y de defensa del territorio arrebatado por los actores armados en sus campesino. cial. El problema de esta interpretación descampesinista es que. la visión desarrollista y subdesarrollada será sintetizada en los estudios de los años 60 de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). la cual no tiene críticas al capitalismo. 96 Dos textos que plantean la postura descampesinista son. El signiicado de territorio desde lo organizada por la participación en la comunidad. analizando a los colectivos y Seguridad alimentaria y autodeterminación a los individuos más allá del único y exclusivo factor del salario y la proletari- zación de la mano de obra. luego de la defensa contra los actores armados. siempre se dudó de las capacidades del campesinado ningún representante en el Carare. Feder (1975) y Bartra (1975). en el horizonte de la agroindustrialización de la El poder asociativo de las comunidades campesinas se ha airmado a través producción alimentaria. caso Carare. olvidando o dejando de lado sus capacidades en los procesos de cambio social e histórico. convirtiéndose el campesino en un asalariado En general y desde los casos estudiados. Parecería conveniente.95 El Tribunal de dose en formas de producción atrasadas e ineicientes. Su vida está ducción y sustento alimentario vital familiar. de métodos noviolentos de lucha civil. a lo político con lo económico. tomar una posición campe- del modelo económico campesino. sinista que supere el punto de vista economicista. aun cuando se venda la es un espacio socio-político de autogestión comunitaria y (b) es posibilidad de pro. generado por el monopolio de la agricultura capitalista. 95 Juana Isaura Gamboa es líder comunitaria. 2009). el territorio posee una doble signiicación: (a) La vida campesina no está organizada por el salario.

recurriendo a ejércitos paramilitares para limpiar las 3) En zonas de presencia campesina. 294). por 1) En condiciones de infraestructura aceptables. Esta negación campesinista al modelo ge. Desde este punto a lo que sucede con los grandes latifundios. más respetuosa del autodeterminación como productores de continuar. interno nacional y a bajos costos. 2008. contrario conocido sus intereses de clase y. tado en los sectores productores de palma de cera africana. así como por la especulación del capital inanciero. p. p. y que de alguna manera estarían con- la desigualdad. caña de azúcar. constituyéndose en ejercicios modernización y al modelo económico. La desregularización de los capitales internacionales. El modelo de la tivos. lesionando su dignidad. al evitar la desertiicación de gran- culación como “modernización rural autoritaria” (Sunher. discriminatorios o injustos. el sector campesino tradicio- lo menos. de las condiciones laborales y la profundización de la inequidad dentro de la Es. El modelo de la agroindustrialización de alimentos Las razones de una vía campesina de desarrollo. banano y ganadería extensiva. los ha defendido. 164 165 . el cual ha re. libre de ejercer el modo de vida comunitaria que le parezca más región más inequitativa del mundo. El sector agrícola ha sido golpeado por conveniente. de conservación ecológica de los suelos. plá- 2) El abanico en la oferta de alimentos producidos tiene la capacidad de ser tano. ha estado aliado a los actores armados de más amplio que el de una agricultura industrializada basada en los monocul- ultraderecha. cuándo producir y en qué forma. con respecto a los 98 Como lo airma Useche. y entrar a analizar modo de vida elegido como el más conveniente y coherente para ellos. 2002. ción de las políticas neoliberales desde el comienzo de los años 90 y en algunos países un poco antes. Los 4) Las formas de producción tradicional no emplean tantos agroquímicos. percibidos por ellos como desarrollo de las relaciones capitalistas marcado por una fuerte acentuación de opresivos. y sus bienes colectivos (Uribe. 86).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. a la par de la monopolización de recursos por parte de grandes dicionando el libre ejercicio de su vida en común. agroindustrialización ha sido aplicado dentro de los marcos legales del mercado y por fuera de la legalidad. la concentración de la tierra es mucho zonas de la incómoda presencia de un campesinado organizado. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria y político. Stephan Sunher denominó a esta arti. en el entorno natural” (Useche. importación de insumos […] sus potencialidades son muchas en cuanto a su aporte a la neral que se ha querido imponer se basa en el derecho como pueblo a decidir oferta de alimentos y la posibilidad de producir nuevas especialidades para el mercado qué producir. se comprende cómo la violencia política y el conlicto han sido funcionales al capitalismo agrario y cómo lo político se compenetra con lo económico. mediante la segmentación de productos y su mayor lexibili- dad para usar tecnologías orgánicas y de agricultura sostenible. nal ha demostrado ser un eiciente proveedor de alimentos para el consumo En Colombia especíicamente. por tanto. se ha movido en contra de este modelo de titividad en pequeña escala. La au- sus modos más efectivos de resistencia adaptativa al sistema de dominación todeterminación debe ser entendida como: económica vigente. con derechos limitados y en algunos casos no reconocidos. gran parte del capitalismo agrario. la fortaleza de la economía campesina radica: “en su compe- modos de producción económica. potencializando el conlicto social y la violencia. sus pertenencias Colombia y América Latina han experimentado las consecuencias de la aplica. conculcando sus derechos o poniendo en riesgo sus vidas. los últimos veinte años. 2005. como tal. la capacidad que posee un colectivo social para emanciparse de poderes Como se sabe. el deterioro ción de recursos. re- actores armados en múltiples ocasiones han fungido como medios de choque emplazándolos por tecnologías orgánicas y el sistema de rotación de culti- e intimidación para que los capitales hayan entrado a regiones resistentes a la vos implica la preservación de la capa vegetal. se fundamenta en la nacional e internacional. este tipo de dinámicas económicas que han permitido la casi absoluta y libre competencia de capitales. la El campesino no tiene por qué quedar subordinado y girar alrededor del lexibilización del mundo laboral y la no regulación estatal de los mercados sector empresarial industrial para reconocerse como un apéndice de la produc- han marcado el compás para el aumento de la pobreza en la región. de manera soberana. 79). menor e implica multiplicar las posibilidades de acceso a recursos. des zonas productivas. por lo menos en las naciones latinoamericanas. represen. es decir. su producción a bajos costos con poca dependencia de la agroindustrialización alimentaria. crítica del modelo moder- y de la manipulación genética de semillas ha sido la faceta más concreta del nizador son varias: avasallamiento modernizador del capitalismo en el sector agrario durante. p. empresas multinacionales.98 Para las asociaciones campesinas. estamos en un momento del proceso de acumulación y de hegemónicos o pretendidamente hegemónicos. la resistencia civil.

1999. del mismo. asociaciones es la de defender un mayor beneicio para un mayor número de Aunque parezca una posición radical. compe- asociaciones campesinas del Carare y del Cimitarra. quiere decir que la conlictividad social no exista o que tienda a desaparecer. sino más bien cómo limitar los efectos negativos que trae la universali- reacomodar la dirección de los procesos de producción. ante el proceso de ganaderización en que sus formas de resistencia productivas se encuentran como estrategias extensiva. una de las críticas más recurrentes ha sido la de minimizar el impacto y el signiicado político que puedan llegar a tener en En palabras de la Asociación del Cimitarra y formulado en términos de ob. sino de los límites y articulaciones entre los dos modelos de desarrollo. en la medida bienestar colectivo e individual. acceso a los recursos productivos como la tierra. 2004. p. sin tener que pagar zación del modelo agroindustrial en la vida campesina. p. una mayor producción agropecuaria. 57). la garantía de precios justos. la de defensa y limitación al poder del modelo agroindustrial. mediante la articulación de procesos primarios en cuanto mayor inclusión social que el modelo agroindustrial. la estrategia campesina la rotación de tierras colectivas y de animales o el fortalecimiento del coopera. a pesar de los grandes esfuerzos y costos materiales y huma- bosques y a la pesca (ATCC-CDPMM-PDR. El punto central de la vía campesina de desarrollo económico es. ductivos que aumenten el valor agregado y posibiliten una redistribución lación de capital o la competencia por quedarse con el monopolio del mercado. evitando el aumento en el pro- de universalización del modelo de producción campesino. estructuras maiosas de corrupción y de debilitamiento institucional encarnadas mentaria. con sus correspon- se basa en una lógica de cooperación y beneicio comunitario. Ante la entrada de grandes capitales. 24). No se trata de un modelo contra el otro. a los Sin embargo. colectivas. sino la potenciación tivismo no son acciones colectivas dirigidas que tengan como objetivos obtener de cadenas o circuitos económicos en los que la producción primaria se bene- una transformación total del sistema de acumulación de capital.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. jetivos especíicos: Colombia sigue inmerso en un conlicto armado que carece de un horizonte cercano de resolución. nos comprometidos en tales luchas. de resistencias creativas y disruptivas. Desarrollar modelos pro- es el bienestar de la mayoría de ellas. el agua. La propuesta de las altos costos burocráticos. retornar hacia icie de los procesos industriales que generan valor agregado y éstos jalonen. el conjunto de la vida nacional.2 Formación de redes como fortalecimiento de las resistencias como lo enuncian los respectivos planes institucionales de las dos asociaciones estudiadas. puesto que de producción con proyectos agroindustriales viables. Promover la generación de en- 6) En este último aspecto. Al in y al cabo. de economía campesina y con sistemas de producción limpios. 166 167 . mayor de familias. 4. Como se lee fácilmente. se desarrollan formas de relación más democráticas cadenamientos económicos. Por ejemplo. no el rendimiento. el aseguramiento de la soberanía alimentaria. Las estrategias de ceso de desertiicación y le permita tener acceso a capital a un número cada vez resistencia creativas puestas en marcha como la formación de redes solidarias. puestas en marcha por las consumiendo alimentos de calidad provenientes de una oferta estable. la eiciencia y la acumu. dentro de en la red internacional del narcotráico en la cual se encuentra el país. dirían las voces discordantes. donde: Con lo desarrollado hasta acá hemos señalado el amplio espectro de acciones todos sus habitantes satisfagan adecuadamente sus necesidades nutricionales. mediante la reinversión de excedentes en la región y el uso de tecnologías propias y ambientalmente sanas. la propuesta es tener una producción ganadera intensiva y rotativa. comunista sin propiedad privada y total igualdad material. las explotaciones deben ser poder social y político intrínseco en sus formas de lucha. el problema no es cómo destruir la industrializa- 7) Tiene la capacidad de retroalimentarse rápidamente para tomar decisiones y ción. de resistencia no es el ataque a la infraestructura comercial. a un pasado arcaico de producción familiar comunitario o el alcanzar un futuro su vez. y las estrategias sociopolí- titiva y preferentemente producida en la región […] priorizando la producción ticas para contrarrestar el sistema de dominación y hegemonía. Otras más podrían mostrar el inmenso poderío de las Impulsar modelos productivos basados en la concepción de seguridad ali. que fortalezcan las unidades de producción campesina. la propuesta campesinista se ubica personas y en esta medida ser actores económicos que decidan e incidan en su en una vía moderada con respecto a la transformación social. sin pretensiones cual limite la expansión de la frontera agrícola. demostrando el de alimentos para mercados domésticos y locales. lo cual no dientes canales de mercadeo y comercialización (ACVC. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria 5) Son modos de producción centrados en las personas y donde lo que más interesa una visión de unidades diversiicadas e integrales.

fuerza por parte de los distintos actores armados en sus territorios. al poder alentó la defensa de los derechos de las comunidades indígenas. y tal vez el buenos ejemplos de una cantidad bastante signiicativa de asociaciones e inicia. con propuestas como la creación de zonas humanitarias. afuera de la cotidianidad Cauca. con un explícito y marcado énfasis en la cuestión del cultural de nuestro país”. seguido mediante titulación colectiva de unas 695 mil has de tierra. podría haber llevado a pensar que se trata de una excepcionalidad y de casos singulares. abriéndole el llegar a participar en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 y así lograr camino en 1982 a la creación del Proyecto Nasa-Toribío. permitió. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria Este apartado pretende hacer énfasis en una dimensión del fenómeno aso. 2006. la búsqueda de una desde el año 1982. en primera medida. Así mismo. Además de esto.200 personas. abriendo espacios de reconocimiento población aproximada de 39.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. Los casos analizados son apenas dos Desde las comunidades afrodescendientes. se lograron articular 120 consejos comunitarios locales en el tiempo. que posibilitó la “conformación de los una solución política negociada al conlicto armado” (Rettberg. defensora de las comunidades ri- multicentrada red de iniciativas que se extiende amplia y lexiblemente a través bereñas del río Atrato. La en 1994 entró a nuclear a los pueblos Emberá. se logró que estas dos grandes comunidades nas en el norte del departamento del Cauca. Vida y Dignidad del Cacarica (Cavida). en la conlicto y la paz. 2002).2. en el centro del país. desde el año de 1997. desde 1995 (por de- 168 169 . se constituyó como un ejemplo nacional desde el trabajo en negociación de las comunidades defendidas. La titulación de tierras colectivas organizativa indígena. En el año de 1999. más fuerte. Todas estas actuando desde estrategias de identidad indígena.1 El fenómeno asociativo nacional en contra desde 1998. con Integral del Atrato (Cocomacia). tendencias de resistencias ante los actores armados y el conlicto social. Tule y Senú. luchando por la recuperación de la tierra desde la lógica militar de involucramiento bélico. el territorio y la cultura. con lo cual se pudo formular la ley 70 de 1993. asociación representa. forma de exposición asumida en el tercer capítulo. pero que posibilita una visión amplia de las del conlicto armado. a su vez. donde 1. hacer reconocer en la carta constitucional “la condición multiétnica y pluri- tiva de la comunidad Paéz. Base). aunque puedan ser reconocidas como luchas campesinas. p. las centradas en la y de paz de la Natividad de María. Igualmente. por ejemplo. la Asociación del Cimitarra. bajo la igura del Resguardo. el resguardo de La María de Piendamó. también. 4. en donde se describieron a partir de la aplicación del concepto de neutralidad activa como estrategia de no de forma concreta las acciones y la historia de la Asociación del Carare y de involucramiento en el conlicto y proactividad desde la condición de civilidad. es el del Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina tivas que en los últimos años se han generado en todo el territorio nacional. Luego de casi 30 años de existencia han sido Las luchas y movilizaciones de las organizaciones indígenas y afrodescen- recuperadas alrededor de 50 mil hectáreas (Beltrán. las Comunidades de Autodeterminación. El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) se convirtió combate al desplazamiento forzado y declarando el territorio propio de exclusivo a partir de 1971 en la primera experiencia de resistencia por la autonomía del tránsito para los civiles. aunque con un amplitud menor que la anterior organización. dentro de los cuales la Asociación de tuvieran una circunscripción especial para el nombramiento de representantes Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) es hoy la más fuerte experiencia en la Cámara y en el Senado de la República. Den- tro de las luchas afrodescendientes. comacia. El ejemplo del CRIC dientes han tenido resultados tangibles y signiicativos. en los departamentos del Chocó y de Antioquia. en alguna medida. la partera de siete proyectos comunitarios indíge. bajo los principios de: “rechazo a la violencia y al uso de la que deinió la “legislación especial de derechos de las comunidades negras”. Como respuesta a las formas de economía extractiva y al esca- paz duradera y el afán de construir un desarrollo social incluyente y sostenible lamiento de la violencia. La Asociación del Carare y la del Cimitarra son dos puntos de una para concretar una propuesta de etnodesarrollo. también en el ciativo campesino que se ubica. 63). la Organización Indígena de Antioquia (OIA). Desde las experiencias de organización más notables que componen esta amplia de San Francisco de Asís. 2010). también llamadas Comunidades de Paz del Bajo Atrato red de iniciativas por la paz tenemos. cobijando en la actualidad a unas 119 comunidades de una del país. objetivos similares a los de la transformación del conlicto. igura de los resguardos indígenas y desde los principios de preservación de la unidad. cuenta con un terri- torio propio y colectivo de 103 has. en territorio propio y autónomo con- entre las comunidades y entre éstas y los actores armados. potenciándose recíprocamente.200 campesinos afrodescendientes. El consejos comunitarios y las pautas para la titulación colectiva de la tierra” (Co- Proyecto Nasa ha sido. la búsqueda de así como el decreto 1745 del año 1995. el caso más antiguo. han sido unas de las comunidades más golpeadas por la pueblo indígena colombiano. cabría nombrar a las Comunidades de Paz de San José de Apartadó. agrupando a 14 resguardos y 16 cabildos (Paz desde la indígenas. enfrentan a los actores armados desde la defensa del derecho a la del conlicto y a favor de la construcción de la paz vida y al territorio.

sectores sociales y propósitos. (2006). Indepaz: Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz. Impulsada civil y política)” (OFP. podemos encontrar alrededor de 500 afrodescendiente para conformar un frente de presión indígena y afrodescen. secuestraron a su alcalde para hacerle un juicio po.pazdesde- tico ha generado en todo el país y según la sistematización hecha por el Centro labase. Convocando desde un amplio espectro social: campesinas. indígenas. Promoción y acompañamiento a diá- de otras experiencias de resistencia civil. Justapaz: Centro cristiano para justicia. social. Algunas de éstas son las siguientes100: En el caso de las mujeres.org . 1996 rompiendo el silencio impuesto por la guerra.net/fr/dossiers/dossier-138. promovida por la comunidad Según Mauricio García-Durán. administrativo local. Esta experiencia de ejercicio de poder popular democrá. otras organizaciones como la Ruta Pacíica de las Mujeres demuestran 2. Ante este hecho. la ya mencionada Organización Femenina Popular (OFP) de Barrancabermeja y sus 40 años de lucha por el reconocimiento de los A) A nivel nacional: derechos de las mujeres y “la construcción de proyectos de vida digna a partir de la resistencia frente a todas las formas de violencia (económica. en el departamento de Santander. de las Mujeres. los casos de las asambleas constituyentes des en las estrategias para el manejo del conlicto. Hernández (2004). 1. profesionales. Mujeres de Negro: Contra el negocio de las armas y el militarismo. 126 asambleas de ejercicio de bles”. “ejercer el derecho de la soberanía popular a través de la Asamblea Constituyente” y “alejar a los actores armados de la región”. colocándose como actores sociales y sujetos políticos con voz propia. aunque no hacen parte de forma tan 6. lítico por corrupción. García-Durán. se han emitido 99 Dato tomado de Ressources pour la Paix. niveles. paz y acción noviolenta. alrededor de 300 organizaciones lización social para incidir en procesos nacionales de paz. documento Las Asambleas Constituyentes Mandatos Soberanos. las Mujeres de Negro y el Consenso logos de paz. de Mujeres Barco por la Paz hacen parte de la expresión nacional a favor de una tramitación pacíica del conlicto pues. Ruta Pacíica de las Mujeres: Visibilización de la violencia contra las mujeres. de Investigación y Educación Popular (CINEP). fue un ejemplo componen el campo de la resistencia al conlicto social y armado desde distintos nacional de integración de sectores populares. además. Impul- intelectuales y estudiantes. Red Nacional de Mujeres: Exigibilidad de derechos de las mujeres y movi- un carácter amplio y articulador de. donde se ha puesto en el centro de la dinámica política la en Colombia. Así mismo y desde un nivel de reproducción internacional 5.99 pueblo dentro del Estado colombiano. negras. (2006). Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz: deinición de agen- trabajo y conciliación. Agencia Prensa Rural: www. 7. experiencias municipales contra la guerra. obstante. jóvenes. si son las principales víctimas de éste. cuando fuerzas del ELN. municipales. disponible en: http://www. Desde los objetivos de: “generar procesos de desarrollo comu- nitario”. (2006). ha sido la asociación más antigua de este sector. 9. la Ruta Pacíica de las Mujeres ha trabajado desde sada principalmente por comunidad jesuita. p. 2010).org y Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la base: www. 2010). 274). directa como los hombres en los ejércitos. cultural. Red Nacional de Asambleas Constituyentes: espacio de socialización de tomándose el casco urbano.html participación de la comunidad como baremo de legitimación del poder político 100 El listado que a continuación se expone fue posible a las siguientes fuentes: Rettberg. la población. de mujeres en nueve regionales de todo el territorio nacional. 2006. Redepaz: Red Nacional de Iniciativas por la Paz y contra la Guerra. iniciativas y organizaciones por la paz de la sociedad civil colombiana que diente en pos de la legislación especial para sus comunidades. La “campaña de autodescubrimiento de nuestra América” (Hernández. a partir de principios “paciis- tas. el reconocimiento de la titularidad del territorio y su autonomía como soberanía para la paz y el desarrollo municipal. las organizaciones sociales y la diócesis de Socorro y San Gil reaccionaron conformando un comité de 10. según ellas. 8.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. las cuales comenzaron a partir de la experiencia del municipio de Mogotes en 1998.pren- sarural. 170 171 . Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria creto 2164) y desde el carácter de “imprescriptibles. al cual denominaron Asamblea Municipal Constituyente da política de paz. inembargables e inaliena. antimilitaristas y constructoras de una ética de la noviolencia” (Ruta Pacíica 4. 3. Red de Universidades por la Paz y la Convivencia: papel de las universida- Vale la pena mencionar. No por Iglesia Cristiana Menonita de Colombia. Comisión de Conciliación Nacional.irenees. de Mogotes.

24. Madres de la Candelaria: Organización de las víctimas hacia la verdad. Tierra. 31. Asproas: Asociación de Productores Alternativos de Simití: manejo y ges- 18. Cordepaz: Corporación Desarrollo para la Paz del Piedemonte Oriental: 34. Colectivo de Comunicaciones de Montes de María: red de emisoras escolares ta. 20. B) A nivel regional: 30. la inequidad social y la discriminación. la construcción de paz desde la in- 172 173 . tión del territorio a través de gobierno campesino y la agroecología. económico y organizativo. Ascamcat: Asociación Campesina del Catatumbo: defensa y permanencia en el territorio. 15. Libertad y Justicia. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria 11. 22. Proyecto Pensilvania. 13. cultural. Consolidación de sectores populares. justicia y la reparación. C) A nivel local: gundo orden que aglutina a experiencias y prácticas de justicia comunita- rias populares. Amucasam: Asociación de Mujeres Campesinas Sembradoras de Paz y de Vida de Samaniego. 14. Asociación de Organizaciones de Mujeres de Buenaventura: 25 organiza- 19. 16. Red de justicia comunitaria y tratamiento de conlictos: asociación de se. 26. El tejido asociativo. laboratorio de paz. PDPMM: Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio: apoyo a las or. Sintrapaz: Sindicato de Trabajadores Agrícolas de Sumapaz: para los cam- pesinos de Colombia. del departamento de Nariño: contra la cultura machis- 17. 12. ambiental. pación comunitaria como ejercicio de ampliación de la democracia. gras (PCN) del Pacíico: defensa del territorio ancestral y de la cultura negra. acción de convergencia: construcción democrática de la paz. Iniciativa de las Mujeres Colombianas por la Paz: enfocadas en justicia y reparación. 29. y propuesta comunicativa basada en la reairmación de la cultura para la paz. Redprodepaz: Red de Programas de Desarrollo y Paz: Integración de 17 Programas de Desarrollo y Paz. Asopatía: Asociación supradepartamental de municipios del Alto Patía: ciones. Uoafroc: Unidad de Organizaciones Afrocaucanas: fortalecimiento étnico. 32. 12 urbanas y 13 rurales trabajando en la capacitación y asesora- Programa Regional de Desarrollo. respeto a las comunidades indígenas y erradicación de cul- tivos ilícitos. 28. Asprocig: Asociación de Productores para el Desarrollo Comunitario de visibilización de las mujeres como sujetos políticos y educación de líderes la Ciénaga Grande del Bajo Sinú: campesinos e indígenas trabajando por comunitarias de 23 municipios del departamento de Antioquia.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. ACA: Asociación Campesina de Arauca: por la defensa de los derechos humanos y una reforma agraria que democratice la tierra. Programa de desarrollo del Alto Ariari en el Meta: proceso de reconciliación 36. Consejo Comunitario Río Anchicayá: parte del Proceso de Comunidades Ne- construcción de cultura de participación y paz para el departamento del Meta. frente a amenazas de actores armados. Comunidad Viva: sensibilización a la comunidad agrupador de siete municipios con identidades ideológico políticas contrarias. Paz Colombia. miento para derechos de las mujeres. Asogras: Asociación Agraria de Santander. Medios para la paz: capacitación y relexión para un periodismo crítico 25. ganizaciones regionales para construcción de paz y alternativas de desarrollo. Defensa de derechos de traba- jadores campesinos del departamento de Santander. Constituyente de Nariño por un mandato popular: incremento de la partici- hacia la guerra. 21. Planeta Paz: construcción de paz y posibles escenarios de postconlicto. 27. AMOR: Asociación de Mujeres Organizadas en el Oriente de Antioquia: 33. formado con los objetivos de poner límites a los efectos afrocolombianos y mestizos. sociales generados por los actores armados. Unión Territorial Interétnica del Río Naya: Alianza regional de indígenas. 35. procesos de desarrollo humano sostenible y defensa de humedales. 23.

Entre éstas hay ejemplos y contra ejemplos que sirven para alimentar relaciones de las distintas organizaciones campesinas. que el Ejército no venga […] Es muy complicado que uno se polarice. de recursos y de proyectos. Esta multiplicidad de vías y canales de acción e interacción ha permitido en muchos casos tener una mayor incidencia política. de la por lo tanto. la correlación de fuerzas ni la cuestión de la hegemonía o la constitución Asociación del Cimitarra. hay otra dimensión en las redes de resistencia civil que no está mediada por las relaciones con organizaciones de su misma naturaleza que po- sean objetivos conjuntos como la construcción de paz. tratando to de derechos especiales y de representación política. Algunos han llamado con actores internacionales. y entre éstas y otras organizaciones sociales. Además del nivel nacional. como “bloque histórico” o hegemonía. los cuales han permitido for- civiles frente a los actores armados. las asociaciones campesinas vienen construyendo amplias relaciones y alianzas tencia al conlicto en el escenario de la vida nacional. Es decir. pero. como la civilidad y el empoderar a las comunidades de base. de y nuclee a las organizaciones regionales y locales. que hoy en día. étnica con otros sectores como los obreros petroleros. Entrevista dada en trabajo de campo. han permitido. pero quiera 103 Tales como Mauricio García-Durán y en general el trabajo de investigación social reali- resultados de seguridad. y se convierta en un frente de dimensiones regionales. en entrevista realizada en el trabajo de campo. Las relaciones entre asociaciones cam. nes del Estado. Muchas de las movilizaciones realizadas por las asociaciones Aunque la igura de la ZRC haya sido avalada constitucionalmente.102 sin un conducto regular inlexible. en la falta de recono. organismos de cooperación y ONG.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. como lo veíamos con la Ruta Pacíica de Como veíamos. a pesar la lucha social y de la defensa de sus comunidades. esta línea de pensamiento evita referirse a las asociacio- nes en términos gramscianos. búsqueda de recursos. la inluencia de las organizaciones locales en aquellos se ha hecho visible en la redeinición de políticas. saltándose instancias de autoridad locales y regionales. En algunos casos. basado en el asesoramiento. Esta red de resistencias civiles al conlicto armado es. como en el de las mujeres. convirtiéndose en suje- se puede apreciar. No está en juego. de alguna manera. representaciones y repertorios de las formas de las luchas sociales. lo regional y lo nacional se dan en distintas direcciones y circunscripción especial para la representación electoral. la adjudicación del Premio Nobel 101 Así: “Me parece que uno no puede pararse en un punto de confrontación para crear Alternativo de Paz signiicó la obtención de recursos que posibilitaron la eta- unidad […] yo no puedo decir que no quiero Ejército en mi zona. existe una gran cantidad de organizaciones regionales y locales las Mujeres. con múltiples frentes de trabajo y gestión. han terminado en mesas de diálogos con representantes nacionales de institucio- ción campesina del valle del río Cimitarra sigue demandando el reconocimien. los modos de acción políticos muestran fuertes rupturas y desencuentros. las tensiones ideológicas y los imaginarios. ha generado todo un sistema de fundamentales de éste bloque han sido los de tramitar el conlicto armado desde resistencias civiles. las organizaciones campesinas han podido inluir de forma efectiva en las cimiento jurídico de la autonomía del pueblo campesino. mismo.” En alusión.2. la pobla. amplia y compleja. no hay ninguna organización a nivel nacional que represente te diálogo con organizaciones tales como los Programas de Desarrollo y Paz. público nacional. a las Comunidades de paz de San zado por la comunidad jesuita reunida en torno al Centro de Investigación y Educación José de Apartadó. En general. que las lograron los indígenas y afrodescendientes en la Constitución de 1991 con la relaciones entre lo local.2 La conexión local-global de las asociaciones campesinas Sin embargo.101 Tan es Por ejemplo. En el caso de la Asociación del Carare. entre las organizaciones de carácter local ha existido un constan- así. 174 175 . 102 Esta idea se hizo clara gracias a la opinión del líder campesino Ramiro Ortega. 4. Popular (CINEP). Así La falta de unidad ha repercutido. La gestión organizativa Las asociaciones campesinas estudiadas demuestran un efectivo poder so. pero al interior de ellos. en las o de género. de las lógicas diferencias ideológicas y de clase. talecer un entramado de apoyo fundamental para el mantenimiento sostenido de pesinas. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria vención de alternativas económicas y la participación de las comunidades en la a esta coniguración política como movilización por la paz103 y los objetivos toma de decisiones con respecto al bien común. las organizaciones han permitido una mayor unidad del sector femenino. pero ya lo validé en la Constitución. desde una perspectiva políticas públicas estatales y en la inserción o profundización de temas en el debate comparada al reconocimiento alcanzado por los indígenas y afrodescendientes. a la manera como lo de tener un mayor impacto y visibilización de sus demandas. crear un bloque de resis. En el caso de las organizaciones campesinas han existido alianzas que se identiican y se diferencian entre ellas a partir de su condición laboral. tos colectivos autónomos con una voz política propia. por ejemplo. No puedo ser incoherente y validar una Constitución y luego decir que no. la capacitación técnica y la mayor presión política que impulse reformas constitucionales o institucionales. realizada por las asociaciones campesinas del Carare y del Cimitarra ha creado cial y político al constituirse como parte integral de la red de resistencias un sistema de alianzas con actores internacionales. de contrahegemonías.

incluso de la piña y la naranja (B. El apoyo internacional es. la ayuda internacional a proyectos productivos no ha sido en este caso una camisa de fuerza para las políticas agrícolas de las asociacio- 104 En el año 2008. En esta medida. Tenemos nos locales. En París. lo cual repre- intensión externa a los asociados. ampliando la red de productos. hicieron presencia la zamiento en el municipio de Landázuri. Por ejemplo. 2009d). hay algunos y de debate.104 Hay acá una clara conexión entre la dimensión local pancoger. hizo posible y sostenible el proyecto de Coopemantioquia. precios más bajos de los que se vendía acá (N.000 pesos. 2009. 2009f. el presidente de la Asociación del Cimitarra hizo una gira por Europa. de carácter agroindustrial de arroz. un instrumento conscientemente utilizado por la Como se observa. fueron bastante monta y de una vez. de actores sociales y el horizonte de expectativas agrícolas. p. Las razo. facilitando a su vez la comercialización propicia y abre vínculos con otras asociaciones y productores. esto para el caso de sólo los 6 primeros años Mosquera ante la elección del caucho como producto: de existencia organizativa de la Asociación del Cimitarra.600 o 2. la generación de otras alternativas. allá en La India valía sido igualmente notorio y fundamental que en el caso anterior. la Asodecar ha entrado a pobladores del Carare: se pudo combatir la cadena de especulación de precios hacer parte de la Alianza Nacional de Productores de Caucho Natural. tienen una ampliicación en ámbitos globales. para el de desarrollo La alianza entre: instituciones nacionales como Acción Social. nes. Hoy en día comunitarios. el comunicación personal. Así es como un apoyo económico externo movilización de la población por el río. junto con el Ministerio de Agricultura y el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio aportaron 216 millones de pesos. para ésta última el apoyo internacional no se ha quedado an- Lo que pasa es que el caucho es un proyecto de vida. 1. Viana. tanto se efectuó una audiencia especial en el seno del parlamento europeo sobre coopera- organizativa como económica. El uso de tecnolo- gías electrónicas es. los cuales le pueden generan una mayor sostenibilidad y estabilidad. agosto. otros tienen maíz y están sembrando también y global. El apoyo a un determinado tipo de cultivo no cierra las posibilidades para dando a conocer la situación de persecución política estatal vivida por la organización. para conseguir la certiicación forestal. infraestructura. yaron con 18 millones. la colaboración sueca. de alguna manera. Desde un comienzo. los cuales mejoraron. 176 177 . 2009). tivo de la Asociación del Carare en sus orígenes: En el caso de la Asociación del Cimitarra. en las sesiones del Consejo de derechos humanos de la ONU como delegado de or- sina se puede apreciar en la combinación de proyectos a mediano y corto pla. De igual manera. Había mucha especulación. agencias internacionales de desarrollo como la USAid. Es un proyecto de largo alcance. Al principio la producción es ñantes han representado la multiplicación a escala global de los intereses campesi- tardía. Parte de la racionalidad asociativa campe. Los aportes. y para fortalecimiento administrativo nes de la aceptación de la ayuda y del enfoque productivo no vinieron de una la agencia alemana Misereor aportó 300 millones (ACVC. para el proyecto de impulso a la ganadería de búfalos el PNUD aportó Programa Área de Desarrollo Alternativo Municipal (ADAM) y la Asociación cerca de 123 millones. agosto. Como muy bien lo deinió el líder Braulio sentó en total casi un millón de dólares. se participó en la asamblea general de la Oicina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia. ganizaciones no gubernamentales. una apertura de espacios críticos es que combinar proyectos de corto y mediano plazo. el Project Counselling Service (PCS) y el Banco Mundial apo- cultivo de caucho natural para beneiciar a 58 familias en condición de despla. Como fue referido por Norberto Viana Carrasquilla. líder y direc. 2010). comunicación personal. 5). Gracias a organismos internacionales ha consolidado procesos locales de organización. departamento de Santander. donde las luchas puntuales en contextos con diicultades. junto con de los productos agrícolas al crear la tienda comunitaria. Mosquera. Pero después da los resultados. así mismo. más que todo lo del por gobiernos extranjeros. se pudieron poner en funcionamiento varios proyectos desde la inanciación de proyectos y desde el asesoramiento técnico. la ayuda de la OEI y el Ministerio de Agricultura fue de 775 estatal. la Cooperativa de otras 8 organizaciones en las que se encuentran pequeños. medianos y grandes Trabajadores del Carare y comprar motores fuera de borda para una más amplia cultivadores (Radio Santa FE. Unos tienen platanera. La tienda comunitaria se Asociación del Cimitarra. en últimas. 2009). en donde la problemática de las comunidades es expuesta y conocida productos dependientes que se cultivan ahí junto al caucho. entonces se monta la tienda comunitaria. la calidad de vida de los y gracias a este primer apoyo en el cultivo del caucho. a través de su millones. en términos económicos. WWF y el Banco Mundial con 40 millones. “En Bruselas (Bélgica). Ese fue uno de los frentes organizaciones de cooperación internacional ayudaron en el fortalecimiento de la a atacar. El caucho tiene una re- clado en la donación de recursos monetarios. el apoyo a proyectos productivos ha Acá en Cimitarra una libra de arroz valía 800 pesos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. para la comercialización en doble vía de la Cooperativa de Desplazados del Carare (Asodecar). la generación de alianzas con ción para la paz en medio de la guerra” (ACVC. signiicativos: para el proyecto de desarrollo agroindustrial de la caña de azúcar. Banco Mundial. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria pa de mayor fortaleza institucional y económica de la asociación. sino que las organizaciones acompa- producción de unos 35 a 40 años de producción. zo.

esquema: I) Organizaciones de resistencia civil nacional: campesinas y no campesinas. NIVEL REGIONAL: B D G tuación en Colombia y en particular en el Magdalena Medio. en la aplicación de políticas o de reproducción de intereses. desde el cual. p. Cimitarra. Inter- national Peace Observatory (IPO). representantes de la Asociación del Cimitarra abrieron el nexo NIVEL LOCAL: B A C con el movimiento brasilero. 24). en los espacios globales los nexos son de múltiples tipos: no existe una sola dirección A) Asociación del Carare y Asociación del Cimitarra. 2009). divulgar la si. 178 179 . Ésta ha servido también como herramienta para poner en alerta a las instituciones acompañantes en los casos de emergencia civil ante la incursión y violación de los derechos de las comunidades por parte de los actores armados. F) ONG nacionales: Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo y Luís Carlos Pérez. Ver más en sitio oicial de Vía Campesina. paramilitares y Ejército Nacional. sino desde la di- mensión política de encuentro y retroalimentación con otras luchas campesinas de América Latina. además de par- ticipar de la formación en producción y mejoramiento cientíico de semillas de hortalizas en bases agroecológicas y otros procesos agropecuarios basa- dos todos en la producción limpia u orgánica. de Antioquia y de Bolívar. D) Gobernaciones de Santander. el MST ha tenido un espacio de ex- presión en los medios comunicativos de la Asociación del Cimitarra y viceversa. de Asía. 105 Recordemos que la organización Vía Campesina fue la generadora del concepto de so- beranía alimentaria y en 2010 ha llegado a articular a 148 organizaciones en 69 países K) Organismos internacionales de cooperación y desarrollo: Banco Mundial. es apenas una parte de las relaciones. Ministerio de Educación. Mi- 4. en la Asociación del Cimitarra se pudo comprobar un nexo local- global no sólo desde la dimensión de cooperación económica. África. USAID. Remedios y Bucaramanga. Credhos. Europa y América. NIVEL NACIONAL: B E F I Así mismo. MST Brasil. E) Instituciones estatales nacionales: Defensoría del Pueblo. J) Organizaciones de resistencia civil internacionales: Vía Campesina. Como se reairmó. PNUD. mediante el siguiente H) ONG internacionales acompañantes: Misereor. en el marco de la campaña NIVEL INTERNAL: H J K ʽSemillas patrimonio de los pueblos al servicio de la Humanidadʼ idealizada por la Vía Campesina (Manzano.3 El modelo de red de relaciones nisterio de Salud. importante si. Vicepresidencia de la República. construyen como forma de expansión y fortalecimiento de sus luchas. Al igual que lo analizado con las redes de resistencia del nivel nacional. las asociaciones campesinas del Carare y del Cimitarra. 2009.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. que las asociaciones locales C) Alcaldías y Consejos municipales: Alcaldías de Landázuri. Yondó. Gracias al esfuerzo de la organización internacional Vía Campesi- na105 y el PNUD. Barrancabermeja. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria Asociación del Cimitarra como elemento dentro de la lucha por el reconocimiento Modelo de red constituido por las asociaciones campesinas y la visibilización de la problemática sociopolítica y de sus logros (Jerez. Unión Europea. Project Counselling Service (PCS). Ministerio de Agricultura. ASDI. constituidas desde las asociaciones Corporación Compromiso. como el Movimiento de Trabajadores rurales Sin Tierra del Brasil (MST). la experiencia fue llevada a cabo desde los objetivos de: Intercambiar experiencias y vivencias desde lo organizativo.2. ONU. G) Programas regionales de Desarrollo: Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Me- Con lo trabajado hasta este punto podemos ver la red de relaciones tejida por dio (PDPMM). La ayuda económica B) Actores armados: guerrillas.

los vínculos de las asociaciones con las organi- casi exclusivamente en lo local. un papel unilateral de asignación de recursos desde sus lógicas predeinidas. director de Pastoral Social de la de campo. octubre de 2009. 108 Ver la síntesis de estas posturas en el texto Organizaciones campesinas e indígenas funcionaria de la CNRR seccional Nororiente. ha sido prácticamente inexistente o muy esporádica y carente de legiti- ción con los actores de todos los niveles sociales permite entender la complejidad midad. caso. A se relaciona con los actores armados. representados por la nación y ayuda para proyectos productivos y administración de la ayuda letra B. las ONG serían un mero puente de instrumentalización de la ayu- veles de corrupción burocrática. la imbricación individuales y colectivas. Hay que aclarar que la cooperación entre organismos del norte y organi- En lo regional. ha sido criticada por representar:108 gobernaciones. Agosto de 2009. entre asociaciones de carácter local y asociaciones de otros países (relación A–J) está basada en la retroalimentación de experiencias locales como forma En el nivel nacional. en general y como establecido recíprocamente con las alcaldías y concejos municipales. de D hacia da del norte para sacar del subdesarrollo a los países tercermundistas 106 Esta idea ha sido corroborada por casi todas las personas entrevistadas en el trabajo 107 Como pudo ser airmado en entrevista a Jaime Barba. en esencia. Entre éstos: entrevista a Tatiana Coordinador del Observatorio de Paz Integral (OPI) de Barrancabermeja. en una doble implicación: de los actores armados hacia las asociaciones internacional. en América Latina. desde los objetivos de ser los dinamizadores de los procesos sociales en las acciones de la Asociación del Carare.107 Y del PDPMM hacia las dos asociaciones. están las asociaciones y diversa. regional y nacional como determinantes de acciones hacia las asociaciones. En llo y Paz del Magdalena Medio (PDPMM) (relación A‒G) ha sido profunda el centro de la escena local. Marzo de 2009. aparecen en los niveles local. pp. tos y defensores de derechos humanos de la región. (relación A–H). va de resolución de conlictos en contextos de violencia prolongada. de A hacia B. estas relaciones no están exentas de tensiones se pretende continuar con el lazo histórico de subordinación de B hacia A. En un primer momento. entre A y K. representados por la letra A. 180 181 . la relación con las asociaciones campesinas es de codepen- de fortalecer prácticas de resistencia social y. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria El modelo formado por la red de relaciones compuesta a partir de la interac. veíamos. el PDPMM tuvo parte de su inspiración campesinas. El acompañamiento de instituciones como la Defensoría del inluencia de los actores armados. la relación entre asociaciones y el Programa de Desarro- de los vínculos creados y de la amplitud de sus formas de resistencia civil. octubre de Grandas. A. las instituciones regionales de gobierno han sido sos dirigidos desde las políticas de las Organizaciones No Gubernamen- las más ausentes y débiles a la hora de responder las problemáticas sociales. Entrevista a Adriana Ferreira. delegada de derechos humanos de la Vicepresidencia de la República y de la defensoría del Pueblo. en especial. Sobra decir que la fuerte en y por el Estado. Con respecto a el escenario planteado. la transformación de políticas agrarias y de un mayor reconocimiento deinición de políticas en la asignación de recursos. tal como ha sido airmado por la Asociación del Cimitarra de de las asociaciones hacia los actores armados la relación intenta crear normas de las funciones y políticas del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena respeto y no involucramiento en el conlicto. sin que se haya informado de dinámicas de participación comunitarias para la por ejemplo. de Ethel Del Pozo (1998. funcionaria de la CNRR y defensora de derechos humanos. con las zaciones del sur. vía intervención local.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. de la problemática dencia y mutua inluencia entre éstas y las instituciones estatales. relación A‒C. En cambio. los organismos internacionales juegan organizaciones de resistencia civil al conlicto. de gestión territorial y de bienestar comunitario. en la medida en que uno de los objetivos a mediano y largo plazo es. la relación entre las ONG nacionales y las asociaciones. pero y conlictos. las asociaciones han construido un vínculo con D. En este aduciendo casi siempre inconvenientes presupuestarios que encubren altos ni. se han realizado. El otro vínculo en este primer nivel se encuentra zaciones acompañantes. se debe en gran Pueblo con respecto a los Derechos Humanos constata el vínculo de beneicio de las parte a la presencia en tres de los cuatro niveles de relaciones estructurales en instituciones estatales con respecto a las asociaciones campesinas. desde la ayuda económica a partir de proyectos de desarrollo y no se al ser espacios de múltiple inluencia. Así mismo. Octubre de 2009. unilateral puesto que está enfocada en la ayuda y asesoramiento de F hacia A. pero el nivel de inluencia de las asociaciones se ha resuelto En el nivel internacional. así como con otras agraria común. Entrevista a Delsy Ruíz. Los actores armados Medio (ACVC. desde el modelo trazado. En cambio. de deliberación de políticas y de acciones observó una retroalimentación en la vía contraria.106 La relación de las gobernaciones. en cuanto experiencia positi- y políticos. las cuales logran tener algún tipo de inluencia. Finalmente. la dirección es. Diócesis de Barrancabermeja. tal como lo veíamos con anterioridad. han existidos vínculos de coordi- En el nivel local. y en la entrevista a Santiago Camargo. A inluye en E. preeminentemente de demanda de derechos y beneicios puesto A) Prácticas de cooptación de las asociaciones por medio de compromi- que. 2005). 97-105). tales (ONG) y de los organismos internacionales de inanciación. en estas zonas apartadas. 2009. así como por los planes de desarrollo de las asociaciones y por los exper.

el permitir que cayeran brutales soldados sobre la inerme pobla- Como buenos lectores de su entorno. algunas ONG y algunas instituciones investigación social. donde se analicen los fenómenos y los procesos. es un rasgo entregara los impuestos atrasados. C) Ayudas enfocadas exclusivamente al aumento de la productividad adjetivo de político a las luchas campesinas descritas y que deberían estar cir- agrícola. de elección de los representantes que llegarán a los cargos estatales. en cómoda mirada retrospectiva. con el in de pagar los impuestos. abiertas. 4. al adjudicarse el que tienen como objetivo la administración del poder de gobierno o al sistema rol de ser los verdaderos voceros de sus intereses y adalides de su bienestar. En otras palabras. p. las asociaciones cam- pesinas. moral pública (Tilly. La concentración de la contribuido a que los campesinos amplíen el mundo de sus relaciones capacidad de imposición de un orden social en la igura del rey se dio a partir de sociales y el desarrollo mismo de sus fuerzas productivas (Salgado & la violencia sistemática de los ejércitos sobre las poblaciones. con lo que han deiniéndose a través de la soberanía sobre los súbditos. de corte cristiano. se coniguran en comunidades dentro de comunidades: de despiadados arrendadores de impuestos. como políticas. carcelamiento de jefes locales como rehenes hasta que la comunidad local La apertura de las relaciones con otros actores. 2000. ¿si la política fuera más que esa deinición?. Si se comparte la mirada clásica que reduce la política al sistema de partidos mados lo hicieron en Colombia con la población campesina. polifacéticas y que responden de manera creativa a los cambios y retos que habrían servido para la dote. han favorecido el fortalecimiento del poder social y político frente que logre mayor capacidad descriptiva y más profundidad analítica.1 La ruptura con la concepción estadocéntrica de la política han ayudado a desarrollar formas de tramitar los conlictos y a crear circuitos comerciales. a protestar. denominamos ʽformación ciones. las ción civil […] la elevación de arrogantes propietarios locales a los puestos asociaciones han creado lazos con el mayor número posible de actores como del Estado y la imposición de obediencia religiosa en nombre del orden y la una forma de fortalecimiento de sus redes de resistencia civil. 152-153). a lo cultural. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria del sur. la venta forzada de animales. 182 183 . el ahorcamiento de otros que se atrevían bien diciente del grado de lexibilidad y adaptación de sus prácticas políticas. Pero. como los de inanciamiento de teoría se develara en las limitaciones que su condición histórica le provee? En- proyectos productivos. 1993. es decir. Cualquier lector podría pensar que se comete una exageración al asignar el nación. de la mano de la cooperación internacional: 4. y reairmando lo antes dicho. 173).3. desde la intensión de llevar a cabo la tan pretendida modernización cunscritas al ámbito social y. a través de las asocia. en todos los niveles. Tilly: Se demuestra así que estas comunidades campesinas. Lo que nosotros. con las consecuentes implicaciones políticas que esto traería. En últimas.3 La ampliación de lo político a partir del trabajo asociativo B) La cooperación internacional implicaría acciones de solidaridad caritati- va y misericorde. han innovado en materia tecnológica –especial- Desde el siglo XVII. tonces mejor sería mirar desde una deinición un poco más amplia de la política sobre todo. así como tantas otras que han asumido los principios de la resistencia del Estadoʼ suponía el hostigamiento de campesinos y artesanos por parte civil para sus luchas. aplicadas con el objetivo de dilatar po- líticas revolucionarias y de transformación estructural del sistema de domi. a la inluencia que los actores armados han tenido en las regiones y espacios locales. ¿si esa de- inición se quedara corta para entender los acontecimientos que están reconi- A partir de la investigación realizada se llegó a comprender cómo el ele- gurando nuestras sociedades?. terminarían jugando en América Latina un papel similar al que los grupos ar. entonces Estas críticas.de los espacios y geografías sociales. pp. a lo sumo. Pero como sucede en la del agro por vías blandas. todo depende de la perspectiva y de los conceptos desde internacionales de inanciamiento de desarrollo. no las prácticas asociativas campesinas estarán bastante lejos de ser denominadas tienen la universalidad que algunos quisieran darle.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. la centralización del poder político en los regímenes abso- mente en los sistemas sostenibles agrarios− han asumido la idea de for- lutistas europeos hizo que la política se entendiera cada vez más como el ejerci- talecimiento municipal a través de la propuesta de reconstitución de la cio del poder realizado por el Estado en un territorio con fronteras delimitadas. el en- que les ha planteado el contexto político y social en el que han estado inmersas. aunque en algún momento hayan tenido un sustento histórico. según estas interpretaciones. han hecho parte de una amplia red de relaciones que. comunidad y han sido defensoras de derechos humanos. ¿si la pretensión de universalidad de la mento de las relaciones con actores externos. Como lo describe Prada.

mientras que entiendo a “la política” la capacidad de aplicación de la coacción física o de la amenaza de su uso y en como el conjunto de prácticas e instituciones a través de las cuales se crea un la medida en que exista una legitimidad social del monopolio de la coacción. La concentración del poder fue sinónimo de expropiación de la capacidad bieran ocupar los altos puestos de la burocracia estatal. la idea de tener al sus instituciones reguladoras del orden. para articularlos al Estado. dentro temprana airmación moderna acerca de la estatalidad de la política. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria La historia de la formación de los Estados modernos europeos y americanos de la acción política al Estado. proceso de profesionalización de la política es constitutivo a la circunspección Así es como lo político tiene una mayor extensión lógica que la política. donde el cuestiones públicas y estarán regidos por una estructura jurídica impersonal. a una institución. cradas en la construcción del bien común y el interés público. para nombrar a aquellos individuos más aptos para ejer- cer la política. la política se realizaría a través de Como lo airma Mouffe: esa asociación de dominación. por ampliar continuada. se desarrolló histórica y teóricamente a partir de una El problema que tiene toda esta visión estadocéntrica es que circunscribe la concepción de poder que reconocía a la coacción en su pretensión monopólica acción política a un lugar especíico de la sociedad. valiéndose de la violencia como medio de constitución de dichos órdenes.43-44). De la fragmentación Además de esto. En tanto que gobierno de las poblaciones. es decir el estadocentrismo. el Estado se convirtió en el centro de Estado como centro deinitivo de acción política se reairmó en la necesidad del administración de las cuestiones públicas y de resolución de los problemas cambio de regímenes. objetivo inal ha sido la creación de órdenes sociales estables. 1997. si se llega a aceptar tica. al interior de las clases mismas. y deja por como el rasgo deinitivo. de argumentación tiene el inconveniente de que nos “promete un medio fácil de tinuo por la amenaza y la aplicación de fuerza física por parte de su cuadro identiicación de quien posee el poder y de quien no lo tiene” (Hyndess. el ámbito de signiicación de la política y. fuera otros tipos de acciones que son igualmente políticas. a través de la igura de la asociación polí. Lo político representa la condición general de las acciones humanas involu- el mantenimiento del orden vigente (Weber. ver por ejemplo la exposición de Norbert Elias sobre la so- ciogénesis del Estado. negando las monarquías absolutistas y creando repúbli. Los partidos políticos tendrían la función de ser los media- La Revolución Francesa y la Independencia de Norteamérica fundaron nue. Han existido complejas redes de luchas Una asociación de dominación debe llamarse asociación política cuando y en el nivel social. dores y canalizadores de los intereses populares. los sistemas políticos modernos. fundamentó el análisis sociológico en este sentido estadocéntrico: que la política consiste en algo más que la violencia.109 por medio del voto. incluyendo los latinoa- territorial feudal se pasó a grandes extensiones controladas de manera absoluta. por lo tanto. Es entonces en la Modernidad el Concibo lo político como la dimensión de antagonismo que considero cons- Estado el encargado de llevar a cabo el gobierno de los pueblos. siones serán aquellos capacitados técnicamente para la administración de las ción y homogeneizar territorios delimitados mediante fronteras claras. La identiicación total del Estado con la política. entonces. No obstante este cambio fundamental. estén garantizados de un modo con. determinado orden. cuando y en la medida en que su cuadro administrativo manten.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. (Elías. La ciudadanía en su de los individuos y los colectivos de ejercer la violencia haciendo uso de las dimensión política estaría encargada de ser la instancia última de decisión. o en proceso de modernización de cas constitucionales. 1977. por lo general. ministradoras de lo público. La crítica al estadocentrismo debe comenzar. Así es como. pp. diferenciarla de lo políti- ga con éxito la pretensión al monopolio legítimo de la coacción física para co. de reglas de juego para el nombramiento de aquellos representantes que de- yes. en 109 Con respecto a este tema. generales de la sociedad. su poder no estaba limitado por las le. Max Weber. 1988). que hacen problemática la en la medida en que su existencia y la validez de sus ordenaciones. organizando la coexistencia humana en el contexto de la El elemento del cuadro administrativo burocrático no es menor puesto que el conlictividad derivada de lo político (Mouffe. una construcción que es intrínsecamente conlictiva y que se da a través de los antagonismos. mericanos. armas. por medio del desarrollo de estructuras burocráticas ad. 2007. Los encargados de llegar a ese centro de deci- ha sido así la historia de la centralización de la capacidad de ejercer la coac. en las sociedades modernas. vos órdenes políticos. coacción o la amenaza de la fuerza física para imponer un orden. Esta clase de un ámbito geográico determinado. el sentido moderno del término de aquello que hacen los profesionales de la 184 185 . p. administrativo […] Por Estado debe entenderse un instituto de actividad pp. 16). logrando generar el orden social necesario para la conservación y continuidad de la sociedad. asumieron la democracia como forma de legitimación y conjunto por monarcas en los que. 34-35). valiéndose de titutiva de las sociedades humanas.

En esta medi- a la esfera de las instituciones y los organismos del Estado. Luís Carlos Rentería y Luís Fernando Serna. El llamamiento constante de las grupo se mantenga unido” (Arendt. no tización de los espacios gestados desde los proyectos campesinos de región. Jorge Moreno. la participación comunitaria puesta en práctica dirigido a lo estatal o simplemente como sinónimo de corrupción y mal manejo alrededor de las asociaciones no signiica una sustitución de lo democrático re- de lo público. 81). el estatales (función de iscalización). sostener a todos. como vieran una ainidad ideológico-política con quienes dominaban temporalmente lo deinió Hannah Arendt. a pesar de que los líderes de las asociacio- rrollo de las regiones. ha roto con la ley del silencio y sabe la asociación por los directivos actuales de la Asociación del Cimitarra y del Carare. La asociación campesina es el espacio en el que el campe- entrevistas a Irene Ramírez. tiene una mayor da. sino que más bien hacen hincapié en las condiciones para el mejoramiento de la calidad de vida y el acceso a 110 No sobra hacer la diferencia entre lo político y la política. cuando los actores armados dominaban absolutamente las regiones. hacia el bienestar de la mayoría y se concreta como el ejercicio dicha ampliación o profundización democrática es que el campesino. las asociaciones campesinas han trabajado la dimensión de lo político las distintas instituciones estatales se queda corta ante las demandas sociales. que el poder es más que coacción. estaba 111 Tal como fue expresado en múltiples ocasiones ante la pregunta del papel político de subordinado y sin capacidad de decisión. los cuales rompen y amplían el estadocentrismo político: La participación. tes. dentro de un marco local y regional. el poder es. sino para actuar concertadamente. antes que estar dirigida hacia el control de las instituciones A) El aspecto territorial. que an- antagónico de posibilidades estratégicas de realización. chos humanos. O como lo diría un intérprete: asociaciones para que la comunidad se involucre en las reuniones y en la toma “El poder es el vínculo interno de lo político. es un concepto de lo político que rompe con la hegemonía colectivas de las asociaciones han mirado hacia un territorio en el que quepan la del Estado en cuanto único ente regulador y productor del orden social. es un complemento que actúa en los casos en que la debilidad de políticos. los actores armados. p. Todas las acciones condiciones de vida. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria administración de asuntos públicos y de las dinámicas institucionales estatales. el poder de las asociaciones es político porque implica una democratización extensión lógica y ontológica pues es una condición de los seres humanos que mira en la dimensión de una mayor participación popular. Ramiro Ortega. p. a no ser desarraigado. 1973. un nombre. Esta última estaría referida oportunidades de desarrollo. el poder es: “la capacidad humana. La defensa El involucrarse por medio de acciones conscientes en los problemas que le a permanecer en la tierra propia. lo cual no implica que esta función iscal no haya sido llevada cia familiar. además. Uno de los resultados de al interés colectivo. pero no sólo por haber vida ante las acciones bélicas y como un instrumento para el respeto a los dere- representado el medio económico para su reproducción material o de subsisten. A pesar del descontento con las formas de participación nes hayan explicitado la concepción clásica de la política como lo electoral democráticas constitucionales. dividuos en la política es posible y que va mucho más allá de la elección de representantes nacionales o regionales. 146). La idea campesina es que la región es de todos y tiene capacidad para construcción de lo público y en el bienestar de las poblaciones.111 A pesar de una comprensión estadocéntrica en sus conceptos presentativo. Lo político. se da el reconocimiento de la identidad como población campesina.110 Si mayoría de sus habitantes. Braulio Mosquera. que estas formas de participación no rechazan las instituciones democráticas representativas. es concebida como parte atañen a todos. plantea que la participación constante de los in- mente de una comunidad plural y sin centro” (Kersting.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. se presenta como un medio de defensa de la territorio es un aspecto central de las luchas campesinas. de decisiones en asambleas. sin embargo. Está claro. en cuanto poder de asociación comunitaria pia. siendo éste el centro de regulación y ordenamiento de la sociedad. por lo tanto. en varios frentes. a pesar de las falencias 186 187 . En palabras de Arendt. pertenece al grupo y sigue existiendo mientras que el B) El aspecto participativo comunitario. dentro de un espacio público para lograr el mejoramiento en las del derecho fundamental a tener una identidad. En este sentido es que las propuestas campesinas de asumimos este criterio más amplio y diferenciador. en torno a la cual a cabo. donde podían permanecer en la localidad sólo quienes tu- blación implica. Con la participación de la comunidad Las organizaciones campesinas trabajadas han demostrado una dimensión campesina se juega igualmente el reconocimiento de ser sujetos con voz pro- de lo político en este último sentido. El poder nunca es propiedad de un individuo. Por lo tanto. Entre agosto y octubre de 2009. los cuales tienen el poder de decidir e inluir sobre el bienestar y el desa- antagonista de los actores armados. simplemente para actuar. Como ya fue trabajado en el capítulo anterior. en que puede ser oído. 2003. la capacidad de actuar colectiva. Tal defensa del espacio territorial posee un carácter netamente político puesto que representa una quiebra con la anterior lógica excluyente de El involucrarse en los asuntos públicos que conciernen a la mayoría de la po. sino porque hace parte de la propia espacialidad. entonces podemos incluir reparación y reconciliación incluyen a víctimas y victimarios en proyectos pro- todas las luchas sociales que desde el siglo XIX han venido inluyendo en la ductivos. la dimensión política se ha concretado como democra- objetivos comunes. capacidad de asociación entre iguales para conseguir la región. sinado se forma políticamente como sujeto autónomo.

o “atrevimiento”. Esto quiere decir de la institucionalidad estatal y en estructuras de defensa de los derechos de las que la legitimidad de la acción política estatal se encontraba inscrita en el poder comunidades implicadas en los territorios disputados. confrontó a las instituciones estatales de los más altos niveles para la verdad. Como parte del aspecto participativo sintetizar mediante el uso o interpretación del concepto griego de parrhesía. la tiranía aduladora del pueblo. en últimas. La parrhesía pública nacional visibilizó la dimensión de la problemática paramilitar y se lo. la sobrevivencia de cada se han convertido. en actores políticos reemplazantes individuo y negara la capacidad de muerte de unos a los otros. para los griegos ejercer la pa- resistencia disruptivas señalan un aspecto claramente antagonista. Pero. valiéndose o apoyándose en la verdad. al trabajar por la consecución de una paz social amplia y profunda. se encarnó en la igura de en contra del paramilitarismo. tos especíicos: 112 Las distintas reuniones campesinas a las que pude asistir como espectador me permi- tieron comprender la inmensa importancia de la libertad de expresión en la perspectiva 113 Del griego παρρησία (παν = todo + ρησις / ρημα = locución / discurso) que signiica de la formación de sujetos políticos. en la antigüedad. la potenciación de lo público y de apropiación de los espacios pú. escuelas de formación política deliberativa que po. una de los rasgos principales que se le atribuyeron al Estado como ejemplo de cómo el Estado no es el centro único y último de decisiones políti- asociación política dentro de la Modernidad fue la capacidad de implantar un cas o el exclusivo responsable de la creación del orden social. puesto que además de Magdalena Medio.112 Las Se sobreentienden los altos costos que implica ser actor político de negociación asociaciones son. lo público se genera a partir de intensas luchas. y por lo tanto. menos propensos a la confrontación bélica. lejos de ser asociada con tal signiicado. tantemente los actores armados se deslegitiman para que lo campesino pueda Las situaciones parrhesiásticas por excelencia se presentaban en dos ámbi- conseguir un mayor reconocimiento social y una mejor posición en dicha lucha. Charlatanería que. por extensión. han funcionado como instituciones políti- 4. Las acciones colectivas de todo”. El actuar concertado y asociativo de las asociaciones campesinas es un docéntrico. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria en su proceso educativo formal. Etimológicamente. así como con el signiicado más básico de: “decirlo en las estructuras políticas regionales y nacionales. mente en la Asociación del Cimitarra y mostró que el proceso de ampliación de el parrhesiasta necesitaba.113 Pero más allá de esta básica deinición. gimen fue el de encontrar una paz duradera. de un fuerte dominio de sí mismo. por el contrario. En el caso práctica de libertad en las asociaciones del Carare.3. la opinión ser una práctica de verdad. Las asociaciones del Carare y del Cimitarra. y puede llegar a exponer sus puntos vista. estuvo asociada con la charlatanería. en las que sistemática y cons. Gracias a las acciones colectivas de movilización. en su rrhesía representaba una actitud moral en la que se decía todo en un discurso de momento. La historia misma de for- de erigir un orden estable. C) La transformación y canalización del conlicto. el cual. esta práctica tuvo una doble signiicación. en vista de lograr una autoconstitución soberana de quien la practicaba. de demandas sociales frente a instituciones del Estado que se rigen por políticas tencian una subjetividad crítica en los pobladores. libertad de discurso blicos municipales demuestran que el fenómeno asociativo campesino incide o sinceridad en el hablar.2 El ejercicio de la parrhesía como cas tendientes a la estabilización de las expectativas y a la creación de órdenes sociales. Esta dimensión se puede D) Ampliación de espacios públicos. en términos hobbesianos. la parrhesía se deine como franqueza. “hablar libremente”. Las asociaciones orden social que permitiera. Recordemos que mación del Estado nacional en Colombia es una variable más que ha permitido uno de los objetivos que siempre se plantearon las sociedades de Antiguo Ré. capaces de sostener una posición propia frente a literalmente “decirlo todo” y. con raíces económicas y culturales. que no siempre toman en cuenta las necesidades de las poblaciones. la acción de las asociaciones campesinas como actores políticos autónomos. medianamente pacíico. “hablar atrevidamente” problemas de profundas implicaciones sobre sus vidas colectivas. los diálogos con cada uno de los actores armados han demostrado su capacidad de negociación política y del poder de canalización del conlicto Existe un quinto sentido de la dimensión política realizado por las Asociaciones mediante normas que han intentado darle una racionalidad menos nociva para del Carare del Cimitarra que termina por fundamentar la ampliación de la po- la población no combatiente. lítica desde una perspectiva antagonista o disruptiva. también signiicaba el: “decir todo lo que pasaba por la cabeza” sin discrimi- gró que el Estado tomara políticas condenatorias y persecutorias a nivel nacional nación alguna. comunitario.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. 188 189 . esto es. irma de acuerdos con respecto a políticas públicas requeridas en la región del No obstante. en múltiples ocasiones. Esta dimensión confrontacional se dibujó nítida. Dentro del modelo esta.

ese hombre para hablar si que era duro. porque había situación. como para constituye. paramilitares o militares estaban que con un status menor se enfrenta a alguien con mayor o con casi toda la acabando con la población civil. se situación de dominación con la intencionalidad de cambiar la estructura o los podía llegar a interiorizar una verdad. el cual es reiterado en casi todas las franco. 2003. Aquí es donde el decir verdadero o sincero se transformaba en un decir peligroso puesto que quien decía la verdad se ponía Nosotros íbamos tan decididos […] yo nunca sentí miedo. central. es una situación de riesgo sobre su presente y su futuro. El primer momento de diálogo era tensionante. Las primeras y fundadoras acciones colectivas de las asociaciones momentos donde uno estaba frente a una persona de esas y uno sentía el campesinas fueron exactamente este tipo de práctica basadas en sentar una po. uno de los líderes de la Asociación del Carare lo recuerda relación especíica con la verdad a través de la franqueza. incitado por la necesidad propia del ser A pesar del elemento de lo religioso. compañeros tampoco. en un conlicto que no les pertenecía. todo lo que estaba aconteciendo (Córdoba. En el ámbito estricta. se está obligado a decir la verdad a otros.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. y en otro caso frente a representantes burocráticos del Estado 2009). y paramilitares. Como nos lo aclara Foucault: opiniones dadas. arriesgando la vida. y frente a quienes ejercían el poder de la le daba miedo. a uno no sición propia. eso era como lo bonito. algo que tocaba una situación injusta frente a quien o a quienes son los dominadores de dicha a las personas. como civiles sus vidas merecían respeto y que como comunidades decidían güística de revelación de la verdad de un problema. a morir […] todo. que como actores sociales autónomos extremo en la que se corre el peligro de hasta perder la vida y es una crítica a la ningún otro grupo tenía porque arrogarse la defensa de los intereses que no 190 191 . y sigue siendo. que relejan los elementos constituyentes de la parrhesía y el signiicado de las alguien inferior. enfrentar el futuro en su contingencia y adquirir un dominio sobre sí mismo. 2003. un grupo sin otras personas) (Foucault. donde alguien con menor status social. Ahí había algo muy especial. de liberación campesina del yugo armado. así que me tocaba llevar la palabra siempre […] Yo les dije hasta que que aunque no estuvo deinida en términos institucionales. al derecho legal a decir la mente no apreciaba la vida. temblor. que capacidad de dominación. por principios éticos. tenía el coraje de decir la verdad directamente a alguien con experiencias de enfrentamiento emancipatorio ante instancias de poder armado: mayor status. Algo que estaba tácito en la vida de las comunidades. y a la Isegoría. armas se enfrenta a tres grupos armados que nos estaban acabando. pero sabido por la mayoría. la cual daba los instrumentos o servía para grados de subordinación de la relación. es una decisión que no la toma La voluntad de expresar abiertamente la verdad en una relación de poder se todo el mundo. un cierto tipo de relación consigo mismo o con otras personas a través de la crítica (autocrítica o crítica de Era una fuerza sin armas. 2009). fue expuesto públicamente La toma de posición de los campesinos organizados ha tenido todos los ele. un elemento fundamental en los momentos creto de valentía y soberanía comunitaria. Y ahí si los coge y les dijo hasta de que se iban propia opinión en público (Foucault. por medio de la palabra del otro. pero temblaba. 315). a uno le daba como más fortaleza de estar ahí. El coraje fue. en una praxis de emancipación al ejercer la crítica de romper ese hielo es tremendo. fuera de rabia o de nervios o lo que fuera. En un caso frente a fuerzas guerrilleras diendo esto (N. real- Isonomía. Yo en eso era el presidente de la Junta de Acción Co- mente político. había una fuerza divina. una fuerza espiritual. complementaba a la descansé. munal. comunicación personal. 2009. por lo tanto. comunicación personal. una cierta relación de la siguiente manera: con su propia vida a través del peligro. agosto. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria A) En la relación pedagógica en la que. La parrhesía representa así una relación en la que. la parrhesía fue la tercera dimensión de la democracia griega. Las voces de algunos de los líderes contienen un par de pronunciamientos B) En la relación política en el ágora. las asociaciones del Carare y del Cimitarra utilizaron el diálogo y el decir franco. Luego vino Josué. Viana Carrasquilla. agosto. p. ese enfrentamiento se da mediante una relación lin. p. Norberto La parrhesía es una clase de actividad verbal donde el que habla tiene una Viana Carrasquilla. 272). a alguien superior. mediante el discurso. la experiencia de liberación. lo limpio. creo que mis en riesgo de ser castigado o de incluso de perder la vida. sobre todo. a la igualdad ante la ley. por quienes tuvieron el coraje de decirle la verdad a sus victimarios: que las mentos de los que informa Foucault sobre el ejercicio de la parrhesía: alguien arbitrariedades cometidas por los guerrilleros. pero dándole a la libertad un signiicado con. Donde la gente toma la decisión de gente berraca. de coraje y sinceridad estuvo pre- sente en las difíciles instancias de diálogos con los actores armados. de ir defen- violencia y la dominación estratégica.

como elemento concreto de transición entre sarrollo. sentantes. fundamentar sus acciones cabo un ordenamiento de la vida social con más posibilidades de desarrollo colectivas y sus luchas emancipatorias. a eso que han llegado a ser. histórico. pues las acciones colecticas el asesinato de Diomédes Playonero. para desde este substrato genealógico. En cuanto uso político emancipatorio de la memoria. sino que las asocia- signiicativamente. muestra a las comunidades que la coniguración comunidades campesinas. así como. tructores de bienestar colectivo. como condición de posibilidad para las propuestas mento más democrático e incluyente. que son posibles las acciones concretas que lleven a transformar la lógica de la milita. la historia de las asociaciones campesinas. Aunque parezca estar anclada a lo esporádico de las coyunturas mi. un antes y un después que debe ir construyéndose diariamente. y a partir de ahí se intenta llevar a las regiones. económico y mayor participación política de las personas que conforman las sobre todo en clave regional. Miguel Ángel Barajas y la Al ser de las comunidades. se echa mano de la por lo menos. Una de las razones de esta das. como cons- turas históricas de violencia y de conlictividades no resueltas institucional. Con los recuentos históricos emergen en el discurso organizativo las necesidades.114 Es decir. Orlando Triana. por el lado de la Asociación del Cimitarra. sino siempre mente. le subyace una periodista Silvia Duzán. desde el coraje de la comenzar por romper con las ataduras políticas de dominación inherentes al práctica de la libertad de expresión ante los poderes militares. contradicción se encuentra en la extralimitación del ejercicio de la parrhesía. los vacíos y los retos a presente y a futuro de los espacios regionales. han logrado erigirse como sociedades autónomas y con capacidad de autogestión social y política. en una articulación que está. la práctica de la libertad parrhesiástica. y se pasa hacia un mo- reelaboración del pasado. sino antes bien. entonces. La parrhesía ha servido. Por el lado de la asociación del Ca- rare. un presente-futuro mejor que el pasado. Nelcy Cuesta y Carlos parten de ese substrato y. económicas y estrictamente políticas. defender la vida misma y el bienestar colectivo. en torno a sus asociaciones repre. el asesinato de Josué Vargas. social no tiene el carácter de necesidad y obligatoriedad y. La gran ambición que se releja en los planes de condiciones sociales y políticas vividas a partir de la solidiicación de estruc. por lo tanto. Así es líderes se han convertido para sus asociaciones en símbolos de libertad y. ción de los grados de coacción social del medio al que han pertenecido. entre el presente Esta concepción de la libertad entendida como una práctica concreta y y el futuro: como posibilidad real de mejoramiento de la vida de las comunida- situada ha sido realizada por las comunidades campesinas en respuesta a las des campesinas de la región. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria les pertenecían y. Uno de esos momentos fundamentales. la guerra debería desaparecer de sus territorios o. testiican el peligro de hablar con la verdad. las cuales se presenta una delimitación temporal y un tránsito: hay un antes En las dos asociaciones ha existido el recurso constante al recuento y a la referido a un sistema de subordinación y de exclusión. casi siempre. desarrollo y en la dimensión política de las asociaciones a futuro. de marginación social hacia un futuro de de- está enraizada en un substrato histórico con interesantes connotaciones y pro. Todos estos pasado que se extienden hasta el presente y pretenden dominar el futuro. que los efectos negativos sobre la población deberían disminuir historia no sólo para saber aquello que han llegado a ser. ciones crean sus propias narraciones. como lo innegociable. que ha existido una formación de una memoria históri. Esto no signiica que se esté convalidando una visión heroica de las luchas campesinas en las que se deienda la igura del mártir. migraciones y desarrollo de enfrenta a través del diálogo parrhesiasta. representaciones del valor de la “berraquera” o valentía. 192 193 . incluyéndose como actores históricos de desarrollo regional. termina perdiéndose por central para el despliegue de las propuestas y visiones de las comunidades organiza. El pasado se ca a partir de la reconstrucción de la trayectoria. es desde ahí por donde se puede Ramírez. a partir de la difícil consecución de etapas y de momentos de avance y retroceso litares y de las contiendas armadas. En este de esa historia regional que ha tenido un antes subordinado y un después li- sentido es que las comunidades campesinas. no está pensada mesiánicamente. Los costos de la práctica de la parrhesía han sido bastante altos a través de rización de la vida rural. por consiguiente. términos regionales. se trata de todo lo contrario: se ha querido mostrar que las luchas sociales y políticas 114 En todos los planes de desarrollo construidos por las asociaciones campesinas. el están entroncadas en contradicciones y tensiones irresolubles: la defensa de la momento de la contextualización histórica y de la coniguración histórica regional es vida como lo más importante. se da mediante las acciones parrhesiásticas en fundidades. en cómo uno de los logros del asociacionismo campesino ha sido el de la reduc. sarrollo incluyente y sostenible.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. dimensión histórica que es pertinente conocerla. aún en curso. de dominación política armada. de superación de ese pasado que es igualmente una forma más de resistencia civil noviolenta y creativa. El uso político otorgado a la historia. berador. formuladas en todos sus planes de de. por tanto. Saúl Castañeda.

194 195 . la construcción del signiicado de la paz que los actores mismos han institucionalidad política. llevó a que la gran mayoría de la población aceptara que el único y exclusivo camino para lograr la paz se hiciera por medio de la victoria militar de las fuerzas del Estado sobre los movimientos guerrilleros. in de la rendición de. pero convirtiendo los diálogos en una política de Estado. de elementos terroristas sin ningún carácter político. el EPL. se propusieron agendas de diálogo y concertación con las guerrillas: en el cuatrienio de Virgilio Barco.115 rechazándose la participación de la sociedad civil en 4. Con éstos se logró el pacto con la guerrilla del M-19 de una reinserción a la vida política Es necesario airmar que el amplio espectro de las acciones colectivas realizadas a cambio de la amnistía para todos sus miembros. del año 2002 al 2010. En realidad. el en los ocho años de mandato de Uribe Vélez.4 La paz como horizonte sociopolítico campesino los diálogos. no puede llegar a ser una política continuada en la res. cúpula institucional y actores políticos ilegales llegó a su culmen de deslegitima- vo. Ello generó: 4. de lograr mayor visibilización nacional y no como un recurso para transformar la entonces. y un muy bajo respaldo social. Necesitamos comprender. en este caso sobre la cial. construcción de relaciones con los enemigos o con los adversarios políticos. En esta política. con los movimientos guerrille- ros de las FARC. el ADO y el ELN. (2006. el M-19. pensada como goce del derecho del conservador Belisario Betancourt en el año de 1984. se institucionalizó y se centralizó el modelo de negociación en la igura del Estado. o instante deiniti. a través de concepto de paz ha estado sujeto a la variación de su signiicado. el de por las asociaciones ha estado dirigido hacia la transformación de la conlicti. sino. de 1990 a 1994. a partir de la lo que se llamó la política de Seguridad Democrática. como se redeinió a los actores subversivos. de las luchas emancipatorias de las comunidades rurales en Colombia. El ción social. Estos “diálogos de paz” comenzaron con el gobierno seguridad. el gobierno de turno logró apenas una tregua parcial de las acciones milita- población civil campesina. una gran amnistía y promover un diálogo nacional de amplia participación so- ticias por parte de los dominantes sobre los dominados. entendiéndose inalmente que los movimientos guerrilleros veían en telos o inalidad última del fenómeno asociativo campesino se resuelve así en la esta instancia una oportunidad para fortalecerse militarmente y una posibilidad consolidación de una paz social amplia y profunda. cualquier medio se fue legitimando para lograr el aquello que se quiere representar o simbolizar. los siguientes períodos de gobierno. p. En Colombia. por medio de la violencia estatal. Esta concepción se reairmó Como sucede con la mayoría de los conceptos en su amplitud y diversidad. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria La humillación que genera la explicitación social de las violaciones e injus. militarista y absoluta B) que la paz fuera entendida como resultado del triunfo militar.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. al ser un recurso estratégico para el combate país: hemisférico del terrorismo. La capacidad origen indígena Quintín Lame. bandera de gobierno en disputa por lograr una enunciación de la realidad social exacta y acorde con esos años. El rotundo fracaso de los diálogos del Caguán en 2002 ido tejiendo en la elaboración de ese horizonte posible. De esta manera fue como los ejércitos paramili- A) Los acuerdos o procesos de negociación política de los gobiernos con los tares se convirtieron en una especie de mal necesario para lograr el estado de actores armados ilegales. la cual fue torpedeada desde diferentes sectores e individuales es que no hay prácticamente espacios para la corrección o la sociales que no vieron con buenos ojos tal empresa. los signiicados de la paz han estado estrechamente rela. se pudo desarticular el movimiento guerrillero de vidad y la construcción de un orden social más justo y equitativo. la paz entendida como proceso de negociación entre una mediante el concepto de paz en tanto que último momento.1 La paz negativa. En el siguiente período. César Gaviria. La paz sería entonces la seguridad. la cual tuvo una duración de apenas un año. de 1986 a 1990. Con el objetivo de lograr 115 Como bien lo muestra García-Durán. el de Ernesto Samper de acción política y de gestión social de las asociaciones puede ser interpretada y de Andrés Pastrana. El político y militar. denominados como a la propiedad y al libre desplazamiento por el territorio nacional y donde los “Acuerdos Humanitarios y de Cese al Fuego”. estos diálogos de paz fueron una iniciativa de la problema de la radicalidad en las posturas políticas y en las acciones colectivas Presidencia de la República. ya no las fuerzas guerrilleras. hasta la fecha. 188).4. Sin embargo. En los otros dos gobiernos. La ayuda norteamericana sintetizada en el Plan Colombia cupo perfectamente cionados a dos situaciones particulares originadas en la historia reciente del dentro de esta concepción de paz. en todos rectiicación. y como un estado inal en el que se llegase a comprobar la deposición de las armas por parte del enemigo.

desde las asociaciones campesinas El corolario de la concepción de una paz negativa compromete varios aspec- tos que deben ser explicitados. Este rasgo se vio claramente tanto en el comienzo de los signiicado y de una positivización de su contenido. Es una paz que no tiene sentido (L. el estado inal que se concreta en la negación absoluta de la contradicción. comunicación personal. El anhelo de reconciliación inal de todos los elementos institucionalidad legal como desde las distintas expresiones de ilegalidad. La paz consistiría en el poder de negación res. Nunca le va a llegar a ser resuelto mediante la aplicación de la fuerza y del reestablecimiento de un así la paz […] Yo tengo la propuesta de paz de las FARC y de los paramilita. La paz sería simplemente el estado de no- guerra. El problema de esta concepción es que no concuerdan los medios por los de pensar una paz en términos meramente negativos y que se fundamentan en que se quiere llegar al objetivo último de la paz. produciéndose una simpliicación de la problemática social Si usted está pensando en la guerra pues es muy complicado que usted pen. la vio. El primero de ellos es que los responsables di- rectos de la consecución de la paz son los representantes de las más altas esferas No obstante la legitimidad y valoración dada a esta concepción de paz en Co- institucionales del gobierno y los actores ilegales. es la concepción de una sociedad inalmente reconciliada. a través de una profundización del puesta solución inal. Es decir. supuesto orden público primigenio. 2009). tanto desde la mano de la violencia. De esta manera. derivado del anterior. de los ami- gos. 257). es el enemigo ab. p. del presidente Pastrana. el del ellos. sin posibilidad de una tramita- que cambian son los actores. de la paz: La paz se construye una concepción de corte católico en la que las víctimas y los agresores se llegan con guerra. todos los actores que ese estado inal se desarrolla exclusivamente en un registro absoluto de armados del conlicto colombiano hablan de la paz y creen que hacen la paz paciicación. constituyentes de las sociedades hace parte. la guerrilla de las FARC sigue creyendo que es posible una toma y compartir valores éticos de carácter universal. que tanto necesidad de la transformación y manejo racional de las diferencias sin echar desde la lógica del Estado como desde los movimientos ilegales. la idea de la negación de la guerra. soluto.4. hacia el ámbito del orden público. Es decir. todos estos aspectos han sido criticados por las asociaciones campesinas espectro de actores y dinámicas están marginadas de la consolidación de esa su.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. presidente de la Asociación del Carare. entendido como ausencia total de la conlictividad. La paz negativa es. trabajadas. agosto. que un país no sé qué. de manera sistemática y precisa. las asocia- diálogos de paz en el período de 1986 a 1990 con el gobierno de Barco.2 El signiicado positivo de la paz tanto. Que un país no sé cómo. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria modos y medios de acceder a ella no importarían tanto como la consecución El segundo aspecto es que la paz se conigura a través de un ideario en el que exitosa del in en sí mismo. el momento de la reconciliación última. En primer lugar. La paz se resolvería en por medio del silenciamiento de ese otro que. “de lencia es el medio de construcción de su contrario. como lo airmó García-Durán. donde ciones del Cimitarra y del Carare han entendido y han tratado de mostrar a todos la sociedad civil organizada fue excluida de cualquier participación en éstos. ción extra militar y policial. 2006. capaz de homogeneizar sus diferencias fundamentales En 2011. Por lo tanto. por lo 4. se le concibe como un resultado o estado inal al cual se puede arribar. el más 196 197 . como veíamos. ni es un paso de la oscuridad hacia diálogos del Caguán. Y la propuesta de paz del gobierno. Sería entonces factible llenar de signiicado eso que se denomina paz a encontrar en el perdón” (García-Durán. que todo un amplio lombia. El cuarto aspecto. para así lograr las verdaderas transformaciones concepción de paz negativa un desarrollo teórico que pudiese responder a la sociales que la oligarquía jamás ha querido realizar en el país. y dónde comienza el de los enemigos. la luz y la claridad de una sociedad inalmente paciicada. piense en la paz. Pero uno de los problemas que se ha mostrado en la historia de los pueblos es saber delimitar la frontera de dónde termina el grupo del nosotros. ideológicamente. todo conlicto podría llegar sando en guerra. esté haciendo guerra. Sería difícil encontrar en ésta del poder mediante las armas. así los actores regionales que la paz no debe ser comprendida como un estado inal como en la casi nula inluencia y poco peso de los actores civiles en los fallidos al cual se pueda acceder luego de la violencia. La reducción mediante las armas. lo único del extenso campo de conlictividades sociales. pero: de la complejidad social se concreta en la asimilación del conlicto a lo bélico o a lo armamentista. Como fue señalado por La tercera cuestión derivada de su carácter negativo es la concepción de Luís Fernando Serna. Serna. en una deinición por pura oposición lógica. Todas esas dicen lo mismo. Pero ellos lo quieren a fuerza de matar gente y de destruir. sin mayor afán de coherencia entre ese in y los medios para conse- Tanto los signiicados de A como de B pueden ser entendidos como formas guirlo.

La cuestión de la paz. Que nuestros hijos puedan jugar libre en su entorno. a la violencia. Como rra con menos frecuencia. desde nuestros abuelos. una búsqueda y construcción inacabada e conlicto que rebasa la idea militarista de ruptura del orden público y se remiten inacabable de mejoramiento de la vida social. Que el campesino pue- trucción nacional de la paz. existe una cadena inacabada de sión del conlicto. 2009). Pero no es solamente una cuestión de ne- los años de labor social. lo cual solventar la precariedad y la inseguridad alimentaria. Becerra. 2009). que la acentuación de los medios. 2009). septiembre. agos- Una de las consecuencias de la naturaleza abierta de la paz es. comunicación personal. 2009. en las generaciones pasadas. como para atrás. no es que esta perspectiva elabore una exagerada producción como el ámbito de generación de la conlictividad. el país sigue estando en una situación de violencia da estar en su tierra. en su parcela sin ningún inconveniente. Que los jóvenes tengan una 2009). Tal airmación representa un llamado a Como se puede ver. a optar por soluciones armadas. La paz rasgo común. Así mismo. que todas tengan sus futuro. como el: “dejarles a las nuevas generaciones un proceso de paz buena universidad. Que existan unas vías que lo comuniquen. es el de proceso. que ya empieza a producir (C. sino de oportunidades de desarrollo. obligando a los jóvenes. pero que también en esa tranquilidad haya que comer. municación personal. ese bienestar colectivo debe estar dirigido en primera instancia a el concepto de “paces imperfectas. Gamboa. sino que la paz consiste más bien en el proceso mis. Como que sustenta el desarrollo para las comunidades. la paz es un proceso abierto e interminable. Porque tener desde la idea de una lucha sempiterna. la ecuación que se plantea es la de que el hambre y la la relativización de la crítica que algunas veces se le ha hecho a los resultados falta de oportunidades lleva a la violencia. en un sentido positivo amplio. la to. con los mismos actores y en similares condiciones económicas. la modistería. Y no se trata de una cuestión de a los orígenes del conlicto desde la amplitud de las relaciones sociales y de énfasis entre medios y ines. Que los hombres también tengan sus proyectos. Algunos teóricos como fue declarado en reiteradas ocasiones en los diálogos con los campesinos y Muñoz y Hernández han denominado a este carácter procesual de la paz mediante campesinas. 2009). a que los jóvenes se metan en cosas malas porque no tienen de qué echar luchando por una vida mejor” (I. del seguir rra.” (Muñoz. comunicación personal. la cual hace parte de su identidad colectiva: paz. por tanto. sin que nin- generalizada. al gún actor venga a interferir en él. Que las mujeres pueden tener Por lo tanto. mano […] Que haya tranquilidad económica. de posibilidades de emprendimiento local. La campesina Isaura Gamboa condiciones materiales de vida parecen quedarse siempre cortas en vista de las lo enunció de la siguiente forma: necesidades y de los imprevistos que la guerra conlleva. (Hernández. en un principio. Este rasgo fue identiicado por parte del campesinado organizado tante. Que haya una red de desarrollo para ese igual que en décadas anteriores. la cual conllevaría multiplicar 198 199 . Ramírez. mo de canalización y transformación de la conlictividad. La crítica del por qué. El incesante trabajo por reairmar las posiciones de la cesidades básicas. Ortega. entonces. Hay que resaltar el énfasis puesto en que la paz implica directamente esa red gado a la paz por los actores civiles estudiados ha sido amplio y diverso. ¿pero con hambre? Y el hambre es la que lleva a la violencia. remitiría directamente a las procesamiento de conlictos que deberán ser resueltos de formas en que se recu. Por decirlo de alguna manera. como el caucho política. Desde un aspecto más concreto. aceptación de la imposibilidad de acceder a reconciliaciones inales o absolutas de los actores sociales convergentes. septiembre. siempre presente en las donde lo militar y los actores militares son una más de las formas de expre- relaciones sociales. en el ámbito que las asociaciones campesinas estudiadas han tenido en el terreno a través de rural. paz respondería en una primera instancia a la problemática social en general. a pesar de los esfuerzos y las redes de alianzas mostradas a favor de una cons. agosto. la panadería. 2009). que pueda sacar sus de la diicultad de los procesos de transformación social y de la imposibilidad productos. de trabajo y de ocupa- comunidad campesina frente a los actores armados y el esfuerzo por mejorar las ción. de transformación social y entraditas. deberá ser atenuada a partir de la comprensión campesino. Es decir. En palabras de Claudia no parece estar muy lejos del carácter de cualquier realidad social en general. el contenido especíico del signiicado otor. preocupación de dónde va a salir tanta plata. donde puedan terminar sus carreras y no tengan tanta que pueda seguir adelante” (R. Para mí la paz es el hecho de haber una tranquilidad. una joven líder comunitaria: El ser inagotable de la conlictividad es en últimas lo que lleva a la inagotabi. que es lo más impor- lidad de la paz. en el sus buenas microempresas. a la gue- “una lucha que nace desde hace mucho tiempo. comunicación personal. Siempre relacionamos la paz con el desarrollo (I. las dos organizaciones campesinas parten de una concepción de es.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. co- de las reconciliaciones deinitivas. para las comunidades organizadas. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria próximo sinónimo de paz. Becerra. tanto para adelante. condiciones materiales de reproducción social y de bienestar colectivo.

que es débil en la efectivamente reconciliación. el arraigo en los territorios propios y 200 201 . cho a la vida. mutuo entre el uno y el otro. energéticos o civiles. 2009). pero desde la civilidad. lo más directamente posible de las personas que componen la forma hagan parte de sus proyectos productivos y de región. el país que queremos. otros luchan para atroiar los derechos de los tintas regiones en la vida nacional y la institucionalización de los conlictos por otros. de aquí en adelante la ATCC y excombatientes lo que tenemos es conocimiento colectivo como constituyentes de la vida nacional. agosto. aunque como es claro. no desde ducido en su labor con las demás regiones y con la vida económica de la nación. Mientras que líticos fundamentales en la historia de Colombia ha sido la inclusión de las dis. 2009). que haya educación. todos por esa región. civilidad. Esta Así es como la civilidad sería el rasgo deinitivo en tanto inclusión de todos concepción amplia de la paz como desarrollo se puede resumir en las palabras los actores del conlicto en un orden de respeto hacia las diferencias y hacia de Cristina Serna. a pesar de por la Asociación del Carare que integra esta dimensión de la paz es el de la sus diferencias internas. esa es la paz (C. personal. desde Asociación del Cimitarra de aceptar la convivencia e inclusión de ex-paramilitares y desmovilizados en los planes de región. pero derecho a la vida no es creer que el que me está tratando antes que la absolución del orden social capitalista. unos luchan por los derechos. a la salud. la paz signiica desarrollo. luego mano. que para exigir el derecho a la vida. comunicación personal. la concepción de paz y puedan construir bienestar colectivo a partir de las diferencias. provee el marco de los derechos humanos. una de las primeras líderes de la Asociación del Carare: las diferentes formas de vida. no tampoco. es dar sonas. Este último que pensarnos la región que queremos. Eso no sirve así. necesario airmar al otro en su gral campesina. La apuesta de las sa de la política de la confrontación y disrupción parrhesiástica constante. respetando sus derechos como ser humano. la inclusión con justicia de atroiar la vida hay que acabarlo. En palabras del vicepresidente de la Asociación del Carare.116 El concepto utilizado de vida campesina. comunicación uno (M. por tanto. El proceso de adquisición 116 Todas las entrevistas elaboradas y otras más recuperadas. A cau. el tipo de desarrollo va a causar problemas. junto con los planes de de poder dentro de estructuras sociales jerárquicas ha implicado una apuesta a desarrollo y los comunicados de prensa. En su sentido más usted me irrespetó y el irrespeto es tan grande y usted me va a torturar. hay que desaparecerlo. de que los grupos armados nos sigan respetando como per. por medio de la parti- ni en su política organizativa a los paramilitares como posibles ciudadanos que cipación. y es el de aceptar la inexorabilidad de la convivencia estado de absoluta anulación de la conlictividad. los imperativos de la defensa de la vida. con todas las diferencias que tengamos cada des. comunicación personal. los asociaciones campesinas trabajadas está dirigida a la transformación profunda campesinos organizados del Cimitarra no han incluido en su plan de desarrollo de las estructuras de exclusión y marginación nacional. es el de crear un orden sociopolítico de convivencia donde todos los actores sociales quepan En un sentido más signiicativo en cuanto a lo político. Inclusión y construcción de paz a través de la participación comunitaria las posibilidades de conexión e intercomunicación del campesino y de lo pro. constatan la incompatibilidad por parte de la la democratización de los diferentes espacios de la sociedad colombiana. Para mí. el país que queremos y luchemos aspecto es el que se puede denominar como empoderamiento de las comunida- des dentro de relaciones históricas de poder social. como se lo merece un ser hu. una papa bomba y tirársela a otro porque eso no tiene lógica. que haya vivienda. condición de contradictor.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Poder social y político de las asociaciones campesinas. Para ir Para mí la paz es tener la oportunidad de que cada uno tenga su inquita inte. de manera lo más democráticamente posible (I. Uno exige dere- la vía estatal. también analice que tiene el derecho. En este punto se comprueba que la postura campesinista reclama. de los conlictos de manera que ninguna de las partes se anule. 2009). me positivo. uno de los problemas sociopo. pero esta reconciliación no puede signiicar un Asociación del Cimitarra. agosto. sino más bien la tramitación con ese que se ha presentado históricamente como el enemigo absoluto. agosto. el derecho al estudio. dinamizando lo que llamamos paz es. que hayan las cosas mínimas la posibilidad de que ese otro pueda tener la razón dentro de los límites que para que una persona viva como un ser humano. la cual se reconoce como comunidad campesina. yo también los tengo y es el respeto sino el desarrollo sostenible y diseñado a partir de las voces de las comunida. La paz sin desarrollo social quedaría abocada a la pura inercia o formalidad de la concreción de acuerdos entre actores armados. Entonces eso no tiene razón de ser. que luchan por el re- Yo decía. coger Como fue airmado en los capítulos anteriores. de décadas de dinámicas de exterminio y violencia política. Estamos con esto en el extremo opuesto de la concepción de paz negativa y militarista vista en el apartado anterior. Serna. Hernández. Si social y con una mayor equidad para sus constituyentes. yo tengo que exigirle a usted. Mauricio Hernández: La realización de la paz no es posible sin la directa y amplia participación de organizaciones comunitarias de carácter democrático. El verdadero reto de la paz. Gamboa. La paz es defendida por la Asociación del Carare incluye un aspecto. logrando que usted reclamado no es el de los megaproyectos agroindustriales.

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL

la inclusión en proyectos de desarrollo comunitarios que redunden en el bien-
estar colectivo. El efectivo poder construido por las asociaciones campesinas
para gestionar la territorialidad y la vida colectiva regional, frente a los actores
armados, los ubican como nuevos actores que intentan deinir órdenes sociales
incluyentes con una voz propia y, por lo tanto, como actores políticos contem-
poráneos de la nación.
El ataque a la formas de violencia directa se combina con la lucha por trans-
formar violencias de tipo histórico que tiendan al mejoramiento de las condi-
ciones generales de vida como personas y como colectivo, y en últimas que
lleven a una institucionalización de las diferentes formas en que se expresa la
conlictividad. Utilizando la expresión de Useche, se está intentando una “re-
producción integral de la vida” (Useche, 2008, p. 49),117 donde se apuesta por
la reconstitución de lo común y de la civilidad frente a las formas y las lógicas
de acción de los actores armados.

117 En términos del autor, es una apuesta “en donde las relaciones estén orientadas a la
reproducción ampliada de la vida de todos, donde los sujetos colectivos se van auto-
constituyendo en la medida en que descubren dónde radica su poder” (2008, p. 60).

202

CAPÍTULO V

concLusiones

Fortalezas, debilidades y signiicados de las
resistencias civiles campesinas en Colombia

L
a presente investigación ha intentado mostrar, de manera general, las
formas sociales y políticas que la vida campesina ha adquirido dentro
del conlicto social y armado, en dos localidades de la región del Mag-
dalena Medio en Colombia. Hemos visto cómo, y a pesar de las diferencias
ideológicas, los actores en armas han utilizado estrategias de reproducción de
la conlictividad, donde la población civil ha estado inserta en dinámicas de
subordinación militar y dominación social, con el objetivo principal de con-
solidar territorialidades propias, en franca oposición a la soberanía del Estado
colombiano.
Los efectos y las consecuencias del conlicto social y armado, generados
sobre la población campesina, han consistido en la destrucción de las redes de
convivencia y de las relaciones de vecindad, entretejidas principalmente desde
los valores de la solidaridad y la cooperación. El miedo, el aislamiento, la des-
territorialización, unida al desplazamiento forzado y la desconianza han sido
los más visibles resultados de una violencia política que sigue fragmentando al
país, desde inales de los años 70 y comienzo de los 80 hasta el momento.

205

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Conclusiones

Teóricamente, algunas interpretaciones del concepto de poder han creído en tencia desde la civilidad, desde una rotunda negación de la militarización de la
que la dimensión política se cierra allí donde se acaba la coacción y donde las vida y desde la creación de opciones productivas para persistir en su identidad
múltiples violencias terminan cuando se elimina al enemigo. Esta investigación colectiva como campesinos.
ha pretendido mostrar y dar una interpretación más amplia y compleja de la
realidad del conlicto social y armado, ubicándose epistemológicamente desde Las formas especíicas en que se materializa esta opción por lo civil se en-
la perspectiva de aquellos que históricamente han recibido la fuerza de la coac- cuentra, primero, en la opción por el diálogo. Las acciones colectivas de re-
ción y la contundencia de la implantación de los regímenes autoritarios rurales sistencia son antes que nada una toma de la palabra, un empoderamiento de la
que los distintos actores armados han construido. voz propia que se reconoce como interlocutora válida frente a los otros que han
decidido históricamente qué hacer, qué producir y qué esperar. En la vía militar
Desde este ángulo, hemos podido comprender que la supuesta unidad y so- no existe la posibilidad del diálogo entre iguales. Por deinición, lo militar es
lidez de la violencia ejercida y aplicada por los actores armados se debilita y se mando y obediencia y, desde luego, jerarquía, no hay lugar para la respuesta y
agrieta a partir de la organización de las comunidades, para dar posibilidades la réplica, para la pregunta ininterrumpida y para concertar lo que se debe hacer.
de acción a los colectivos que se niegan a la airmación irrestricta de quie- El coraje de enfrentar desde la palabra al otro violento nos reenvió inexorable-
nes tienen el poder de las armas o de los contextos que cierran posibilidades mente a la conceptualización de ese aspecto olvidado de la democracia griega,
de llevar a cabo una vida desde mínimos materiales y sociales. La capacidad rescatado por Michel Foucault en la última parte de su obra (Foucault, 2010):
de organización de las asociaciones campesinas estudiadas ha demostrado que la Parrhesía o momento deinitivo en que la relación de subordinación estalla,
la resistencia tiene una naturaleza lexible y dinámica, en contextos altamente a partir del decir a la cara la verdad o poner en descubierto la arbitrariedad de
desfavorables y de violencia política prolongada. quien ejerce desproporcionadamente, sin límite alguno, el poder sobre los que
no pueden decidir u opinar. Esta dimensión de la democracia ha sido llevada a
En la coniguración del mundo político y económico rural investigado se han cabo por las asociaciones campesinas del Magdalena Medio, con las consabi-
fusionado múltiples tipos de violencia, los cuales se han reforzado para hacer de das y peligrosas consecuencias que ello ha generado.
la vida campesina una más difícil instancia de existencia social: a las diicultades
de la reproducción económica, tales como las constantes crisis para el acceso a Pero la resistencia desde lo civil ha implicado un segundo aspecto basado en
créditos, soluciones de vivienda y acceso a la tierra o la resolución de problemas la opción por medios y métodos de acción noviolentos: la movilización general,
básicos de salud y la falta de seguridad alimentaria, se le han añadido diiculta- la toma de entidades estatales, la ocupación de espacios públicos o el enfrenta-
des particulares del contexto político colombiano, como la falta de instituciona- miento pacíico de toda una población movilizada hacia actores en armas, han
lidad del Estado para resolver la conlictividad y la fragmentación del territorio, concretado la opción de la noviolencia como instrumento de lucha social con
tanto desde lo administrativo como desde lo geográico. Los actores armados una mayor efectividad a largo y mediano plazo para realizar demandas y recla-
han entrado, así mismo, como elementos de profundización de la conlictividad mos de justicia. Esta idea de la civilidad como medio de expresión noviolenta
en las localidades para disputar una soberanía no resuelta estatalmente. es, además, coherente con los ines últimos de una convivencia pacíica y con
formas de tramitación de la conlictividad que no vulneren los derechos huma-
No obstante este entramado contextual, las comunidades campesinas en Co- nos de todos los que habitan los espacios locales. Los medios y las estrategias
lombia han sabido enfrentar y gestionar la convivencia en sus regiones y, en de acción basados en la noviolencia han llevado a ines y objetivos noviolentos.
muchos casos, han podido romper con el dispositivo de dominación predilecto La explicitación de esta idea como tarea comunitaria ha representado una de
aplicado por los actores armados, como lo ha sido el del miedo.118 Después de sus mayores fortalezas políticas.119
momentos históricos donde la vía militar se planteaba como la única solución
posible para resolver las disputas por la tierra y el bienestar común, las comu- Pero la condición de civilidad, además de signiicar la recurrencia a medios
nidades del Carare, del Cimitarra, y muchas otras más, han optado por la resis- noviolentos y la negación de las formas jerárquicas de acción militar, repre-

119 Como lo anota de manera concisa Shock: “es improbable que usar más violencia rom-
118 En palabras de Useche: “Las resistencias sociales en Colombia han demostrado que pa los ciclos violentos; más bien, podría argumentar que la resistencia noviolenta es el
pueden derrotar el miedo como dispositivo predilecto de la dominación y constituirse en mejor método para romper los ciclos de violencia y promover la democratización y la
fuente de poder de los frágiles” (Useche, 2008b, p. 259). justicia social” (2007, p. 63).

206 207

que no tienen reparos puede ser denominada como una praxis de micropolítica que rompe con la re- en llevarse por delante a quien se interponga a sus intereses. así. La autonomía como derecho de los pueblos para tomar decisiones rápidamente iscalizable por la base social. Al igual que lo civilidad es un recurso de los pueblos frente a instancias políticas como la esta. sinónimos directos de bigüedad de los discursos comunitarios para ubicar y reasignar una posición bélica participación o de democracia participativa absoluta. las debilidades del movimiento campesino en Colombia siguen estando pre- y la concertación de decisiones colectivas. en muchos casos apropiándose de la legalidad y de la constituciona. que sucede con los procesos de institucionalidad alternativa. lo cual señala la amplitud de la naturaleza cambiante de lo po. el recurso de la representación sigue sentes desde los diferentes contextos y coyunturas de cada asociación. sino más bien que se como de las estrategias de debilitamiento de las bases organizativas fundadas ha trabajado por una institucionalidad que refuerce las ausencias y debilidades en la intimidación. Uno de los obje- presentación como instancia última y deinitiva de decisión y con la centralidad tivos principales de esta investigación fue. sus dimensiones. extra estatal o una institucionalidad alternativa a los circuitos clásicos de los poderes administrativos del Estado central. en donde las relacio- ejemplo para que otras experiencias puedan llegar a reconocerse en los elemen- nes de vecindad. La construcción de la paz en Colombia se ha presentado. Sin embargo y a pesar de los logros y las lógicas de acción colectivas construi- No obstante las dos asociaciones estén deinidas por la participación directa das. donde cada campesino tiene la capacidad de participar directamente en las mismo que muchas veces se les ha querido imputar. Las Asociaciones del Cimitarra y del Carare han demostrado que es ediicación de la historia de las emancipaciones locales en Colombia y servir de posible una democracia directa. tendencias políticas ha jugado en contra de los mismos principios de construcción sin que ello signiique una contradicción con respecto a la gran instancia de la de una región incluyente y con bienestar para todos. 208 209 . la falta de claridad al momento de desmarcarse de expresiones asociadas con campesinas. precisamente. En este sentido. Esta referencia sustentados en la acumulación extrema de los capitales. el poder aportar en la del Estado. La representación sigue estando presente en estas asociaciones. luchas sociales de los campesinos organizados han permitido comprobar que lidad de los derechos no cumplidos para. sarrollo de estas lógicas colectivas de oposición y de creación de alternativas a la violencia social. para airmar soluciones decisiones que afectan a la comunidad. estos relatos de liberación han consistido en la pluralidad de organizativas indican que lo político es una dimensión realizada en lo local expresiones de las comunidades rurales frente a los poderes extralimitados y y para la administración de lo local-regional. lítico: aunque la perspectiva imperativista o coactiva señale a la representación desde las gestas de las pequeñas y localizadas resistencias civiles ante la guerra como momento decisivo para la política. bien común posible. sino que en la micropo. entonces. la defensa de la resisten. de carácter asambleario. para tener un cia civil se signiica como un ejercicio de construcción de una institucionalidad mayor control sobre éste. En algunos estando vigente a la hora de la estructuración interna de las organizaciones casos. el recurso político de la representación es reformulado a los centros administrativos y de poder. en la que la voluntad del pueblo se y deshumanización que generan las armas. así nieguen los espacios estatales de administración pública. estas formas Así mismo. bajo un período delimitado. pone en las manos de unos cuantos. Se puede decir de manera general Este tercer aspecto lleva a un cuarto signiicado en donde la opción de la que la historia de la paz ha consistido. una vez más. donde espacios de la convivencia y de la vida de la comunidad en la mayoría de sus la representación es controlada por la participación.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Conclusiones senta la capacidad de organización autónoma en tanto que autogestión de los lítica realizada por estos actores civiles hay una vía intermedia o mixta. en la medida en que es aspectos. que están alejados de la radicalidad o el extre- rias. principalmente. comprueban así. la luz de la participación comunitaria y puesto bajo su escrutinio. desde esta experiencia colombiana. Los modos de acción campesina concertadamente. llevarlos a un goce efectivo. económica y política. deicientes o ausentes en regiones marginadas o alejadas de complementariedad. en su función de talidad colombiana. desde el encuentro y la realización de asambleas comunita. en organización comunitaria desde lo civil es una construcción política desde las la tenaz lucha de las comunidades por sobrevivir y por airmar la vida en todas bases sociales. el miedo y la eliminación de los líderes comunitarios. consistente en la asignación de una identidad negativa y enemiga se vale de la am- mos. La estrategia militar y política representación política nacional criticada y puesta en cuestión por ellos mis. solidaridad y conianza sustentan una idea de construcción de tos hallados y no repetir los errores cometidos por éstas. Los ejercicios de micropolítica no son. desde las demandas y la movilización una parte fundamental de la comprensión del conlicto se encuentra en el de- social. Lo anterior no quiere decir que se A pesar de las dinámicas de desterritorialización cultural y económica. las estatales. a población civil que no hace parte de la trama militar de la guerra. es una muestra contundente de que la intermedias y moderadas con carácter de alternativas posibles.

A a las instituciones cooperantes y acompañantes. Esta característica hace. como instrumento o herramienta para salir de la pobreza o para ciones estudiadas. asociativa se mantengan más allá de los preceptos democráticos de recambio y renovación y. unidas al grado organizada y. los discursos de las asociaciones deben ser lo suicientemente sociales y la educación infantil para la paz.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Conclusiones La prolongada convivencia de fuerzas guerrilleras y paramilitares en las re. En este aspecto. asociaciones han tenido que recurrir a la formación constante de sus “cuadros” giones ha jugado en contra de la población que. por lo tanto. en los cuarta complicación y consiste en la recurrente dependencia de las asociaciones que la precariedad material de las vidas familiares juega un papel importante. ha sido sinónimo inmediato de derechización dos por largos ciclos de insatisfacción de necesidades básicas y por la angustia de las asociaciones campesinas. Este rasgo se comprende fácilmente si dejamos la imagen idealizada de las organizaciones y La primera diicultad referida a la falta de neutralidad y. la diicultad del ejercicio efectivo claros y enfáticos en negar la participación con cualquier forma de violencia del liderazgo y las altas cualidades administrativas y de gestión. ante explícito afán pedagógico que se prolonga hasta la formación de jóvenes líderes esta diicultad. en cuanto campo en disputa de valores y principios de acción. mejor. Frente a esta dinámica militar. o por lo menos así es interpretado de tal manera por los actores ar- el juego de lo social. las vulnerabilidad al conjunto de asociados y potenciaron la violencia dentro de la 210 211 . tamiento de las colectividades. de todos modos. por consiguiente. por ende. como muchas veces que la racionalidad del beneicio colectivo quede en un segundo el cultivo del caucho o la palma africana por parte de agencias de cooperación. vo. seguir el difícil camino de tener una voz propia en de peligrosidad implícito en la organización dentro de un ambiente de terror. cionales. en el conlictivo y dinámico terreno de la ética. en lo posible. El grado de exigencias de las ONG para la concreción de los proyectos tes para la coniguración de las sociedades locales campesinas a través de su y para la continuidad del apoyo económico se presenta muchas veces como una historia. pusieron en posición de movimientos y de sus demandas públicas. al movimiento campesino re. fundacionales y en todos los planes de desarrollo presentados. la de la estructuración basada en la falta de horizonte de posibilidades de desarrollo. para pasar a una más real y concreta donde los vulnerabilidad derivada de esta toma de posición política. tenerse en los cargos creados por las asociaciones campesinas. potencia. es decir. se evidenció la necesidad de fortalecer mantenerlos de forma prolongada. tanto nacionales como interna- pesar de que la solidaridad y el cooperativismo hayan sido rasgos determinan. Incluso la adopción de ciertos proyectos productivos especíicos. a su vez. precisamente. se generen peligros de extralimitación en el ejercicio Una segunda debilidad se ha encontrado en la natural y consubstancial com. el terreno ideológico político. a la de los individuos allí inscritos. hacen que la continuidad del proceso asociativo entre constantemente en crisis gional le ha hecho falta fortalecer una posición política propia y hacer ver con y debilite a las asociaciones campesinas. tal como se explicitó en los discursos continuidad del fenómeno asociativo. que claridad que el objetivo central de sus luchas y de sus demandas va más allá de los dirigentes llegados a las instancias de mayor decisión dentro de la jerarquía las iliaciones partidistas. Las asociaciones del modelo de red y de articulación entre lo local y lo global-internacional no son muchas veces vistas y asumidas por asociados y líderes desde una perspec. son uno de los más difíciles impedimentos los mecanismos de protección de la vida de todos los ciudadanos pertenecientes para la continuidad de las asociaciones campesinas y la democratización de a las localidades en las que han tenido inluencia los actores en armas. así como el fortalecimiento del líder en tanto que igura de poder mesiánico. Y. para darle entrada a principios de bienestar individual familiar. El afán por salir de condiciones de vida precarias hace mados. los enemigos de es. ha intentado inferiores para reproducir y jalonar los procesos reivindicativos. plano. Como se sabe. No obstante el no ser identiicada con ninguno de los bandos en lucha. veces las acciones parrhesiastas o de extremo coraje. Esta instancia. ha sido suicientemente debatida en sus implicaciones políticas por las asocia- tiva utilitarista. sino que lo inscribe en el normal compor. como las que llevaron a tas formas asociativas han llevado a cabo la eliminación e intimidación de los la muerte de la primera junta directiva de la Asociación del Carare. y de dad de los asociados y. el individualismo y la necesidad del reconocimiento instancia en la que la asociación se inscribe dentro de la posición política de su ante la comunidad son valores que entran o. Este rasgo no deslegitima para nada la permanencia y ser actores con la suiciente autonomía. que siempre han estado en inanciadora. como la norteamericana USAid. la competencia. se relaciona con una sujetos que las componen están atravesados por necesidades y valores. del poder administrativo o de dependencia exclusiva a un único cuadro directi- petencia en el interior de las organizaciones al momento de ejercer y de man. y falta fortalecer tal grado de la relexión para poder llegar a ejercer poder sobre otros. Una quinta debilidad mostrada en el proceso investigado fue la fragilidad o inestabilidad generada por las acciones colectivas con respecto a la vulnerabili- La diicultad de liderar procesos sociales de organización autónoma. Muchas sus procesos internos como organización. al denunciar líderes campesinos como estrategia recurrente para la desarticulación de los situaciones de injusticia y de corrupción municipal.

120 120 Como muy bien lo dijeron Salgado y Prada en su momento. En las experiencias de la Asociación del Carare y del Cimitarra pudimos reconstitución o reinscripción dentro del vida nacional de la identidad cam. es un aspecto a mandas y. públicos de participación. que van más allá de la tragedia individual de millones de seres humanos mos en todas las dimensiones de la vida social. en con la suiciente fuerza y autonomía es uno de los ítems pendientes para que se lugares de encuentro entre iguales. Los años de guerra han conducido al campesinado a una politización de nar tales acciones. a través del tiempo de existencia. fuertemente marcado por una mera inscripción partidista y de carácter reli- Salgado & Prada. distribución de la tierra. pp. Es una tarea de re- universalización de exigencias como inclusión tanto de viejas demandas como cuperación de la dimensión histórica y del lenguaje colectivo (García & De de nuevas demandas. de los derechos particu. el cual estuvo por varios académicos. los proyectos productivos. Este rasgo es una clara tendencia hacia la “ciudadanización” del cam- cipatorias campesinas en Colombia ha sido la imposibilidad de llegar a ser pesino. económi. Se puede airmar que hoy existe en Co- lombia un tipo de campesinado más organizado y con una conciencia política Desde un punto de vista crítico de mayor amplitud y como ha sido señalado más amplia que el campesino de mediados de siglo pasado.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Conclusiones región donde se movían los actores armados. hoy en día comprobamos 121 Esta idea de ciudadanía es tomada de Schmitter: “La participación activa de los ciuda- esta constante en las luchas campesinas: “las exigencias campesinas se tornaron más danos en la construcción colectiva (pública) del orden social. No obstante todas las anteriores debilidades y problemáticas del fenómeno como los descritos en el tercer capítulo. La reconstitución de un movimiento nacional campesino dos. donde se han promovido valores como la tolerancia y el respeto. 216-217). Hay que entender este proceso de arrinconados en la oscuridad de sus dramas personales. a su vez. 2005. sociales y cultura- un proceso de peso y de dimensiones nacionales. como se dijo más arriba. una les. del tipo de demandas efectuadas: desde el casi exclusivo reclamo por la ob. reterritorialización de sus regiones. genera y amplia los espacios de 1991. que implique. Las regiones del Carare y del Cimitarra han sido zonas de creación de de la diversidad de regiones y de las coyunturas desde las que nace cada una de discursos originarios o de enunciación de proyectos comunitarios propios. gioso. espacios de formación de habilidades dis- deina un rostro reconocible ante la esfera pública nacional.121 portancia y la singularidad de lo campesino para el país. Ese cálculo entre medios y ines. p. no éstas. Así mismo. del vínculo y mandato surjan en la frontera o límite común de los asociados y el régi- cos. como matriz de exigibilidad de míni. con respecto al caso colombiano: tención material de la tierra y el consecuente pedido de inanciamiento a través de créditos para el sector. así como lo fue la circunscripción especial para que han actualizado la dimensión política en la que cada persona construye. se ha pasado a demandas más universales. La pluralidad de movimientos y asociaciones a través la solidaridad en tanto que tejedora y reconstituyente de los vínculos de con- de todo el territorio colombiano tienen un factor común que las potencia. hay que ser claros con respecto a los avances históricos de reconstitución del tejido social desde el cooperativismo: una vuelta al valor de sus luchas sociopolíticas. el orden social y. los logros de las comunidades campesinas están todavía por ser concretados en esta Regionalmente. cursivas. donde el énfasis Estas luchas emancipatorias puedan ser vistas como fenómenos políticos está en el respeto a los derechos humanos. al ser sus cons- pesina. lo cual ha derivado en una ampliación de sus de- generales. El reclamo explícito de la Asociación del Cimitarra por la falta de una tituyentes tanto sujetos de derechos y de deberes. han sido ejercicios de recuperación o asociativo campesino. las comunidades indígenas y afrodescendientes. demandante y promotor de derechos económicos. 1987 y 2009. para el campesino. encontrar una doble signiicación del concepto de ciudadano. 52). a pesar ianza. 212 213 . p. tener en cuenta a la hora de evaluar la eicacia y la coherencia de las acciones en tanto que ciudadanos o sujetos políticos decisivos para la coniguración y colectivas y del sentido de la organización campesina en su conjunto. esto es. sociales y culturales” (2000. 2000). 59). 2006. Estas asociaciones se han convertido. entre estrategia y objetivos sus acciones comunitarias. muestra lo lejano que está de la conciencia política nacional la im. en un empoderamiento de la comunidad. Machado. (Jiménez. Reyes. las asociaciones campesinas han signiicado una opción dimensión jurídica de reconocimiento desde el Estado. 1988. Villegas y De Souza Santos. que antes sólo tenía para elegir alguno de los bandos arma- lares como colectivo. men institucional” (2002. No es pues que se haya olvidado o dejado de lado la mejor Souza Santos. plasmada en la Constitución junto con sus iguales. sino que ha habido una ampliación de éstas. el cual debe ser realizado por parte de las directivas. de escuelas de democracia de base. desde los años 80 para impuestos por otros que dicen qué se debe hacer. además. De problemas de tierras a la exigibilidad de derechos políticos. En esta medida. Como lo airmaron García acá. en tanto que única forma para fre. así como actores civiles legislación especial campesina. uno de los mayores problemas en las luchas eman. de modo que las reglas universales. Esta potencialidad estriba en el tránsito realizado.

con convierten en estructurantes de las formas de vida de las comunidades rurales. En este resistente puede llegar a ser. como se pudo apreciar a través de las propuestas en otras más especíicas son la síntesis de esa capacidad creativa de respuesta de proyectos productivos implementados. para llevar consi. puesto que se reconigura en menticias del mercado interno del país y. de las familias productoras. en el cual se materializan unos Estado colombiano por aplicar una reforma agraria integral. la vida de miles de personas. con todo estos factores en contra. de resolución pacíica de conlictos y opciones de vida alternativas a las dad de respuesta ante las adversidades y las supuestas situaciones irresolubles a militares. de las situaciones y relaciones de poder a las cuales denominamos como es- 214 215 . Esas “grandes liberaciones” a las que las ideologías de izquierda le apostaron. este modelo de desarrollo. se revelan hoy en día como carentes de un sustento material y cultural.. incluso teniendo en contra uno de los peores esce. desde las relaciones de producción y mulación. pero no para salvarlo de sus contradicciones. estas comunidades campesinas han sido ejemplo de organización los campesinos. los han llevado. por lo tanto.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Conclusiones La reairmación de la vida comunitaria pasa. en las regiones de su inluencia y con esto. Estas luchas campesinas señalan que existe un 122 Como lo airma Kurt Shock: “Los prospectos para la democratización se incrementan inagotable esfuerzo de digniicación de las condiciones concretas de la vida de cuando la presión para el cambio proviene de la base social. Así mismo. sino para humanizar administración de la riqueza local. en general. en la agricultura campesina de autoconsumo y producción para los mercados tivo de la sobrevivencia a los actores armados. hoy más que nunca. El modelo de desa- proyectos especíicos de región. tanto los contextos socioeconómicos como el contexto político militar. son las formas de narios o contextos generales de su historia: ni con la más abierta y extralimitada airmarse mediante la transformación de las condiciones desfavorables que se competencia en tiempos de potencialización de las políticas neoliberales. como por la comprobación de regionales. La positividad de la resistencia civil campesina se representa un actor que sigue llevando a cabo la democratización del acceso a encuentra. y cuando aquellos que están promoviendo la democratización cuentan con métodos de acción noviolenta en lugar de la violencia” (2007. El contacto con Así mismo. Como se demostró.. La formación de las asociaciones y su constante reproducción Además de lo anterior. de poder derivado de la concentración de la tierra. desde las relaciones de producción. tanto por el impera. por participa. para alcanzar los mínimos en la seguridad alimen- ticia y. pesinos y que. sigue demostrando cuán necesario es para solventar las necesidades básicas ali. intentando modiicar ese profundo enraizamiento sivamente de su cúpula. el movimiento campesino demuestra cuán y defender la vida de quienes están al interior del mundo campesino. en lugar de provenir exclu. para consolidar la autonomía como aspecto central para Las experiencias de resistencia civil campesina demuestran. el campesinado organizado en asociaciones comunitarias frente a actores en armas.122 que se articula a la dinámica de globalización de la producción y que cumple las funciones de restringir y de delimitar la acción del modelo global de acu- Desde el aspecto económico. actores bélicos que deienden un modelo de desarrollo agroindustrial sin cam. esta identidad basada en la resistencia es dinámica. los pueblos. entonces. entonces. en desarrollo para. el campesinado sigue existiendo y constituir un rasgo esencial en su identidad a través de la historia. las resistencias. más allá de los intentos infructuosos del y comunitaria. construidos democráticamente. que permanecer en las regiones y no aumentar los desplazamientos por violencia debemos dudar de los grandes momentos de emancipación por los que las re- estructural y política. en múltiples ocasiones. y en lograr un discurso propio. a la vez. para llegar a convertirse en posibilidades de…. la resistencia parece extremas. a través del trabajo de campo. no ha representado un ataque al modelo agroindustrial neoliberal ni la autonomía como pueblo que decide sobre sus propias formas de convivencia un intento por construir un modelo de socialización absoluta de la tierra. por lo tanto. asociadas y no asociadas. p. corroboró la admirable capaci- social. sentido. fundarse como actores legítimos noviolentos En este sentido. las que. producción de alimentos. el modelo de desarrollo económico e innovación a las diicultades y retos que las elites y. están sujetos al despojo de su lugar y con una estata- lidad que se niega a hacer justicia o que promueve las desigualdades materiales Como lo dicen Salgado y Prada (2000) y Sunher (2002). la monopolización de los recursos y la concentración tarra estriba en el hecho de haber defendido con éxito. rrollo económico campesino puede entenderse. basado voluciones mundiales han transitado. social externo y con los imperativos de cada época y sociedad. La efectividad y el sentido profundo de los una limitación a los efectos nocivos que han generado la centralización de la objetivos alcanzados por la Asociación del Carare y por la Asociación del Cimi. como un submodelo ción mayoritaria directa y constante. en la capacidad efectiva de airmación de la vida personal los recursos naturales y su producción. sino y de reproducción social histórica. además. los contextos más diversos y logra una siempre nueva articulación con el medio go una mayor conciencia ecológico-racional en el uso de los recursos naturales. el país les ha defendido por las comunidades campesinas es una solución para la estabilidad impuesto. esto es. 62). entonces. en el día a día.

Arato. Bogotá: las estructuras históricas y los actores armados han construido.). 1880-1930. Buenos Aires: Clacso. B. en medio del conlicto social y armado.S. 1968-2009. Colciencias-Uniandes-Cijus. Asia y América Latina. (2008). Arenas. Magdalena Medio. M. 216 217 . ¿Democracia Post-liberal? El espacio político de las asociaciones. un rasgo deinitivo de la lucha por la construcción de condiciones que permitan BIBLIOGRÁFICAS potenciar las posibilidades de desarrollo de comunidades históricamente olvi- dadas y. De guerreros a delincuentes. ayudando a construir una vida colectiva donde la gente ha ejercido el derecho Ampuero. Conlicto armado y coniguración regional: el caso del emancipaciones en Colombia.). M. Sobre la violencia. Arendt. Artículos e investigaciones La capacidad o potencialidad de airmación de la vida que se encuentra en Aguilera. en la singularidad de los intercambios económicos y en los ines que cada individuo REFERENCIAS le da a sus acciones particulares. (Ed. (1997). M. territorio de paz y reconciliación. Argeri. Surgimiento. de comunidades integradas a regímenes autoritarios por las dinámicas de la guerra. (2005). El resurgimiento de los político. democratizando los espacios regionales propios. C. Madrid: CSIC. & Pardo.I. Conlictos. Las Asociacio. Bogotá: CES-Universidad Nacional-ICANH. Barcelona: Paidós. Barcelona: Anthropos-UNAM. Arango. Estado y democracia en Colombia. & Brittain. Tesis de grado Licenciatura en Historia. En B. García (Eds. N° 182. Archila. pero que se maniiestan en la cotidianidad de la convivencia. guerra y política. con un rostro y con una voz que hoy en día continúan en proceso de movimientos rurales en África. (1993).R.I. (2006). La sociedad civil. 1958-1990. Colombia en el cambio de siglo: actores sociales.: El Colegio de México.F. Movimientos sociales. (2005). _________ (s/f). Bucaramanga: U. M. La India. _________ (2003). _________ (1973). M. Olvera (Coord. De la teoría a la realidad. M. J. (2001). ocaso y reconstrucción del concepto de sociedad civil y lineamientos para una investigación futura. M. México D. (2001). La condición humana. et al (1987). (Eds. Medellín: Universidad de Antioquia. La desarticulación de las jefaturas indígenas y el poder judicial. Poblamiento. Economía campesina y políticas agrarias en Colombia: una evaluación del programa D. (2006). Arditi. conlicto armado y proceso de reparación colectiva.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL tructuras. Medellín: Universidad de Antioquia. a decidir sobre el bienestar común de su pueblo y ha participado como un actor En S. Protestas sociales en Colombia. París (Eds. Moyo & Y. Norpatagonia. Bogotá: Colciencias-CINEP.). Recuperando la tierra. Arendt. I. Idas y venidas. Madrid: Taurus. La continuidad o resilencia es. deinición y de reconocimiento. nes del Cimitarra y del Carare han llevado un poco más allá la frontera de las Alonso. _________ et al.).). poderes e identidades en el Magdalena Medio. Bogotá: Universidad Javeriana. Justicia guerrillera y población civil. En H. En A. Nueva Sociedad. 25 años de luchas sociales en Colombia. 1990-2001. de Souza las asociaciones investigadas es proporcional a los retos sociales y políticos que Santos & M. entonces. La cuestión agraria y la lucha armada en Colombia. H. a la vez. (1990). El caleidoscopio de las justicias en Colombia. Crisis de la República. (2009). Bogotá: ICANH-CINEP. Vueltas y revueltas. A. 1964-1999. Archila.

La participación política del campesinado en el contexto de Conlictos. & Leal. Montevideo: Trilce. Dinámicas de guerra. E. M. México D. cambios políticos recientes en América Latina.). Bogotá: UNC. Sociedad civil y teoría política. Cruz. Cheresky. E. N° 185. La reforma agraria en América Latina: una revolución frustrada.). Noticiario de Historia Agraria. (2002). E. Una guía para estudiosos y __________ (2004). (2008). Campesino o productor mercantil simple. (2008). (Ed. (2009). Cimitarra (ACVC). Del campo a la ciudad en Colombia. en: J. Acerca de la difícil relación entre violencia y resistencia. democracia en el campo latinoamericano. Buenos Aires: Clacso. Los movimientos sociales en América Latina: entre la Colombia. mutaciones y recomposiciones hacia el tercer milenio. I.). (2005). Campesinado. Violencia y conlicto en Colombia como una disputa por el practicantes. Paidós.). (1997). Comercio Exterior. Algunas laboratorio de paz?. Barreto. (2005). En Ceceña. Cansino. Caicedo. Análisis Político. M. (1993). Á. El laboratorio de paz del Magdalena Medio: ¿Un verdadero Chifareli. (2006). 4. Del Pozo. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. (Comp. De los saberes de la Revista de estudios sobre el Estado y la sociedad. Batra.). Transformaciones de la política: movilización social. causal y coniguración del Estado en el Magdalena Medio. esperanza y trabajo. N° 5. (2007). 223-227. Ceceña (Coord. (2007a). Bogotá: CEDE. F. Buenos Aires: Flacso. México D. Armar la paz es desarmar la guerra. Buenos Aires: Clacso. pp. Archila. Dos ensayos especulativos sobre la violencia en Calderón. Universidad Bolivariana.: El Colegio de balance historiográico.: comunidad en resistencia: el caso de la Asociación Campesina del Valle del río F. Vol. N. (Junio). Conlicto. La teoría del valor y la economía campesina: invitación a la lectura Cifuentes.). poderes e identidades en el Magdalena Medio. (2006). Los estudios sobre el paramilitarismo en Colombia. ___________________ (1990). et al. & Ortiz. Bejarano. Vol. Nuevos enfoques sobre la sociedad civil. Becerra. Bogotá: CINEP.). Buenos Aires: Amorrortu. J. La iniltración urbana de los Universidad del Rosario-CEPI. R.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas Arruda. J. Filosofía De la Boetie. F. La construcción de la Colciencias-CINEP. En H. N. M. Algunas posibilidades en Colombia. marco del desarrollo capitalista. J. La sociedad civil y la teoría social. Ciudadanía.C. (2001). (2006). H. N 3. _______ (2007b).E. La Plata: política I. (Comps. Colombia: las lógicas de la guerra irregular y la resistencia civil. V. Inequidad. modernización y la construcción de la identidad. C. & Gaitán. militarizado. G. El discurso sobre la servidumbre voluntaria. D. P. _________ (2008). unidad popular en Colombia. (Comp. Ideas políticas y movimientos sociales. Restrepo& D. Bobbio. gobierno y sociedad. 20. (2000). La naturaleza cambiante de la ciudadanía.) (2004). Deas. Revista Colombia Médica. & Arato. S. La sociedad civil. Buenos Bruyn. Año 6. Bolívar. N. Buenos Aires: Clacso. En A. 1990-2001. Las AUC como una formación elitista: normalidad social. Historia política de los campesinos latinoamericanos. Convicción. La perspectiva humana en Sociología. E. Luchas contrahegemónicas y latinoamericano. Desplazamiento forzado. (19). en: La Política. (1998). luchas agrarias e historia social: notas para un (Coord. Seminario Internacional. (2005). (Coord. Tesis de Maestría en Ciencia política. Estado. Guerra y violencias en consideraciones sobre el campesinado en la actual fase del desarrollo capitalista.F. Cante. La experiencia de una Cohen. (2006). Los paramilitares y su estrategia. Aponte (Eds. En P. 003. Quesada (Ed. (1997). De Souza-Martins. N° 16. Buenos Aires: Clacso. (2006). F.F: Siglo XXI. Bretón. A. (1997).F. (2008). Bogotá: guerra: el caso colombiano. 127-159.). (1987). Bogotá: CEREC. Terramar. La construcción de la democracia en el campo López. ¿De campesino a agricultor? La pequeña producción familiar en el Revista Polis. Bogotá: Universidad Javeriana.). Bogotá: CEDE. (1995). En A. P. F. Acción política no violenta. Procesos emancipatorios en condiciones complejas: la lucha por la Dahrendorf. R. (1972). Abril-Junio. D. Bogotá: UDFJC. (2007). defensa y producción de diferencias. Controversia. Iñigo & Calveiro. Los campesinos y la política en el Brasil. S. sociedad civil y participación política. (37). A. Colombia: Herramientas e interpretaciones. México. (2006).C. ________ (2005). En M. De Grammont. J. (2008). De Grammont (Comp. Cubides. P. (1985). Camacho. A. Madrid: Trotta.E. 1. pobreza y salud.). Bello. Ciudadanía y de Chayanov. González. A. México D. Poder social. Aires: Miño y Dávila. De la teoría a la realidad. Buenos Aires: Clacso. I. Los desafíos de las emancipaciones en un contexto OSAL. Buenos Aires: Clacso. atribución Vol. F. Bogotá: Duncan. En M. En F.). exclusión y Cortés. desarraigo. Bogotá: CEDE. (2006). Organizaciones campesinas e indígenas en América Latina: Metapolítica. México Bogotá: CEREC-DNP-FESCOL-IEPRI-UN-Misión Social. (Ed. & Serna. M. (1975). Bogotá: FONADE-DNP. (Comp. A. legítima _________ (1997).: F. emancipación y de la dominación. Calveiro. (2008). F. señores de la guerra. Olvera. S. control del Estado local. Bogotá: Universidad del Rosario. 218 219 . (mayo-agosto).

Días P. Campesinos de Colombia sobreviven a Análisis Político. J.: F.) (2008). Investigaciones sociogenéticas y García. 155-174. Bogotá: economía latinoamericana. Métodos cualitativos II. (2002). El marqués de San Jorge y la participación de la élite santafereña allá del capitalismo global. Aproximación a una lectura Forni.C. Bogotá: Colciencias-CINEP. Repensar la sociedad civil. N° 1. B. (1995). O. desarrollo y modernidad en el Pacíico Colciencias-CINEP. (1999).).E. Aires: Sudamericana. Colombia?: Una mirada desde la historia. Franco. H. Historia de la cuestión agraria en Colombia. García. Castro-Gómez & R.C.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas Diamond. García. El proceso de la civilización. Buenos Aires: Amorrortu. 2. Bogotá: Colombia. Conlicto e (in)visibilidad. (4). (Comp.).: UNAM. (1991). Bogotá: Fonade-DNP. CEREC-DNP-FESCOL-UNC-Misión Social. Flórez-Flórez. Colombia. et al. (Abril-Junio). 21-29. Publicaciones de la Rosca. Desplazamientos. M. (2002). Bogotá: Norma. al. Bogotá: Escobar. El último Foucault. Buenos Aires: geopolítica de la violencia colombiana. (1988). Colombia entre la guerra y la paz. (2007). N° Malcom & F. Bogotá: Siglo del Hombre-Universidad Central-Universidad Javeriana. Emancipación social y violencia en Fals Borda. Cuadernos Tierra emancipación social? Entre los fascismos sociales y la emancipación social. el volcán. Dreyfus & P. En D. M. Bajo Estudios Políticos. Metapolítica.). Buenos Aires: F. A. Grosfoguel (Eds. El Carare y el espacio social. El giro decolonial. El sujeto y el poder. Giddens. et al (Eds. 220 221 . Bogotá: Odecoi-Colciencias-CINEP. L. N° 182. (1996). Bogotá: ___________ (2003). R. De Sousa Santos & M. (2007). __________ (2004).. El nudo gordiano de la justicia y la guerra en Feder. Restrepo & A. (1997). Barcelona: Gedisa. histórico social de la construcción del territorio. 863-871. N° 19. En H. M. Escobar. V. Controversia. M. Lectura no eurocéntrica de los movimientos sociales Geertz. Resistencia civil y democracia en Colombia en el umbral del siglo ___________ (2006). & De Sousa Santos. ¿el grado cero de la _________ (2002). C. (1996). Camacho & F.C. Gaitán. Avisos y Legajos del Universidad Javeriana. Una aproximación al proceso violencia en Colombia. S. Molano. García (Eds. N° 21. Una indagación sobre las causas de la violencia en Colombia. política y territorio en regiones afectadas por ___________ (2010). Una mirada de largo plazo sobre la violencia en Colombia.Hijos de la violencia. En Á. En Archila et psicogenéticas. M. D. Abraham. (1993). García. 10. Las luchas sociales en Colombia: resistencia frente a la guerra. 13-49. (2006). Nueva Antropología. Popayán: Universidad del Cauca. México D. F. poder político y reformas agraria y rural. Conlicto poderes e identidades en el Magdalena Medio. “golpes” de paz. Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales.). en la independencia de la Nueva Granada. los estudios de la gente negra en Colombia. 1. La interpretación de las culturas. Orvis Incognitus. Bases para una teoría de la Relexiones para una diversidad epistémica más allá del capitalismo global. (1975). C. Michel __________ (2003). M. (1975).). Análisis de los movimientos campesinos. Geografía del conlicto armado y de las manifestaciones de Galvis. el conlicto armado. (2004). en: Archila XXI. García-Durán. (1975). ¿Colapso parcial o presencia diferenciada del Estado en Foucault: Más allá del estructuralismo y la hermenéutica. Castro-Gómez & R. Elias. M. Armar la paz es desarmar la guerra. F. Leal. 7. En S.E. Barrancabermeja: ciudad en permanente disputa. E. México D. N° 3. En T. Dos ensayos especulativos sobre la violencia en Colombia. F. A. Reserva de la Macarena. (2004). (1987). Bogotá: Siglo del Hombre-Universidad Central. Relexiones para una diversidad epistémica más García. Análisis estructural de la Colombia.). 2. El mercenarismo corporativo y la sociedad contrainsurgente.F. Grosfoguel (Eds. Desarrollo.F. __________ (Ed. 167-183. Colombia: el crecimiento reciente de la producción de amapola. Ese indiscreto asunto de la violencia. Espinosa. Foucault. ___________ (1995). (8). I. Madrid: Los libros de la Catarata. Ciencias Sociales. 1990-2001. F. Gaitán. poderes e identidades en el Magdalena Medio. latinoamericanos. Rojas (Eds. En S. colombiano. 1978-2003. colonialidad y genocidio en Colombia. Fajardo. Maguaré. F. Modernidad. El gobierno de sí y de los otros. Glosario. Revista Venezolana de Economía y Centro Editorial de América Latina. Coraje y Verdad. N. Vol. (2005). 44-83. El trimestre económico N° 14. En y Justicia. Yo le digo una de las cosas… La colonización de la UNPD-CINEP-Colciencias. 1990-2001. Echandía. & Vasilachis. Retos en ___________ (2004). (s/f). 37-47.E. C. Barrancabermeja: ciudad en permanente disputa. El giro decolonial. Tierra. (2005). La colonización de la Macarena en la historia de la frontera agraria. González. A. Bogotá: En A. La lucha de clases en el campo. Nuevo Mundo. pp. En E. Gallart. Movimiento por la paz en Colombia. La constitución de la sociedad. B. (julio-diciembre). & Uprimny. Buenos Universidad de los Andes. Bogotá: CEDE-Universidad de los Andes. (2007). D. M. (2006). Vol. estructuración. 2.. Rabinow. Colombia Internacional. Bogotá: Corporación Araracuara/Fondo FEN. (2002). Conlictos. 47-76.

Una visión relacional. (Coord. (1993). N° 4. Madrid: Centro de Investigaciones En M. C. López Castilla del Antiguo Régimen.). Martínez. El poder de la noviolencia. Bogotá: UDFJC. Colombia en las iniciativas de paz que construyen las bases desde lo local. (1968). La Política. L. Hammersley. Bogotá: El mundial. (1982). F. Pereira: REDIF. (2005). (2001). La cuestión agraria en Colombia a ines del milenio. N° 59. N. del CINEP. H. Hegemonía y terror Machado.). (1988). Colombia 1781-1948. Cifuentes & A. Bogotá: Universidad Javeriana. Resistencia Indígena. El arte y el alma de construir la paz. & Norman. Guasch.). Barcelona: Paidós. P. N° 2. Rebeldes Primitivos. A. En M. M. Lo ciudadano en tiempos de conlictos: Ciudadanía y derechos Colombia. afrodescendientes y campesinas. Barcelona: Paidós. C. Fals Borda. Locke.) (1985). Una revisión de la _______ (1996). 4. Madrid: Planeta-Agostini. Kymlicka. El debate sobre los campesinos y el capitalismo en México. Ecuador y Perú). Guzmán. F. De Hobbes a Foucault. Segundo ensayo sobre el gobierno civil. González. Cali: Universidad Javeriana. & Umaña. Bogotá: Norma. Jiménez. ciudad. Isegoría. (2007). población en situación de desplazamiento. Modelos de democracia. A. Tristes Trópicos. Estudio sobre las formas arcaicas de los Llambí. Kaldor. Ciudadanía Lucas. 37-61. (Comp. (2003). & Atkinson. E. (2002).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas __________ (2007). Relexión Política. N° 32. J. La paz imaginada por quienes la construyen: Iniciativas civiles Algunas posibilidades en Colombia. M. O. E.). (1988). Métodos de investigación. López. (2000). (2007). interacción del Estado y la ciudadanía en los Andes (Bolivia. Bogotá: UDFJC. Held. Cifuentes & A. Serna (Comp. artesana de paz. Serna (Comp. E.Plaza y Valdés.). Una visión desde las investigaciones Honneth. Irurozqui. (1999). Bogotá: CINEP. (Comp. La violencia en Colombia. México D. Un balance de las formas de participación y revindicación de los sectores subalternos. Lederach. (2006). (2007). A. Poder social. Etnografía. México D. E. (2006). Nuestra guerra sin nombre. Hernández. En F. Comercio Exterior. M. Bogotá: Cambridge: Polity Press. A. Cuadernos de Desarrollo rural.). Propuestas de acción noviolenta para Colombia. Buenos Aires: Clacso.Bogotá: UNC. Revista de Paz y Conlictos. N. 5-15. B. De la guerra ininita. (2006). Ciudadanía y Conlicto. C. A. México D.). T. Regiones. N° 4. N° 189. En A. Siglo XIX.: Gernika. (El caso de Barrancabermeja). Resistencia civil. (1997). Ensayos críticos sobre la obra de Hannah Arendt. Madrid: Consejo Económico y Social-Comunidad & M. Violencia política en Colombia: de la Hyndess. W. Gutiérrez. producción reciente en teoría de la ciudadanía. (2006). Bogotá Planeta. Espacio. (2003). C. Bogotá: Uniminuto. M. Nuevas ruralidades y viejos campesinismos. En P. Memorias del Seminario Internacional. Madrid: Alianza Universidad. En F. La política y el Estado moderno. Vol. 9-61. Agenda movimientos sociales en los siglos XIX y XX.). New and Old Wars. 117-135. En M. para una nueva sociología rural latinoamericana. (2007). & Vásquez. Holloway. 164-180. Experiencias indígenas. (1999). Región. N 3. (Eds. J. _________ (2006). 134-147. (1997). (Coord. (2008). (2007). González. M. nación fragmentada a la construcción del Estado.. ____________ (2009). Relexión Política. Comunidad. Seminario Internacional. Sader (Eds.. El retorno del ciudadano. El desplazamiento en Herrera. Lozano. W. (1994). Esbozo de una historia conceptual. conlicto en Colombia. (1983). (2005). Una alternativa en medio del conlicto colombiano. Estrada (Ed. 3. La paz y la no violencia adquieren signiicado propio en Lévi-Strauss. Controversia. La imaginación moral. violencia y poder. Bello. Ortiz. Historia política de los campesinos latinoamericanos. Pensando y actuando en el mundo. Hannah Arendt y las teorías del poder. Madrid: Talasa. Gramsci. Bogotá: IEPRI-Norma. N° 20. López. Madrid: CISC. O. 19. (Enero). M. G. E. espacio y territorio en Colombia. N 3. Desarrollo e imaginarios religiosos en la construcción de afrodescendientes y campesinas. 1949-1994. (1997). Identidad y Nación. L. (2006). Democracia en tiempos de crisis. 222 223 . Ceceña & E. J. Organized Violence in a Global Era. Barcelona: Ariel. Transformaciones del Jiménez. P. Experiencias indígenas. ciudades y políticas públicas. Restablecimiento. (2008). reparación y procesos organizativos de la de Madrid. & Useche.F: Siglo XXI. Viloria. ____________ (2008). Barcelona: Paidós. Cante. La mirada esquiva. A. Jerez. (1997).. Ciudadanía. Relexiones históricas sobre la González. 268-289.El rostro de la comunidad. Kersting. Bolívar.). Bogotá: Universidad del Rosario-CEPI. Disertaciones sobre el poder. Barcelona: Paidós. de paz de base social identiican sus sueños de paz. A. Sudamericana. O. Memorias del Sociológicas. humanos. J. González. La identidad del campesino en la peril como actor colectivo a los desafíos de la organización. & Peláez. Observación participante. Somos una asociación que lota. F.F.: Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco . I. Resistencias para la paz en Colombia.). y Conlicto. M. (Ed. P. Hobsbawm. N° 3. Áncora.F. La guerra de todos los Estados contra toda la gente. ____________ (2002). Ciudadanos en son de paz. 12-18. Ciudadanía y Autonomía La Política. & Pérez. Revista La Marcha. J. (10). (Ed. La población desplazada en Colombia: de la construcción de un Izquierdo. D.

reordenamiento territorial rural. & Messiant. N. M. El Pearce. Acciones colectivas Manzano. & O´donnell. Historia Caribe. Buenos Aires: Clacso. Conlictos. Introducción a los cuestión agraria hoy. Albany: State University of New York Press. & Rojas. Bogotá: Espasa-Planeta. pp. Democracia sustentable.). Palacios. En F. Una propuesta de Habermas. Las guerras civiles en la era de la globalización. N° 10. E. (2009). 1990-2001. (2006). Madrid: Alianza. La academia y el sector rural. Colonización armada. Notas para una reconsideración. Bogotá: Norma. Bogotá: Norma. Oquist. Sociology and Interpretation. Mouffe. Conclusiones tentativas sobre las democracias inciertas. N° 2. Barcelona: Justicia i Pau. Navarrete. & DaSilva. Entre la supervivencia y la resistencia. Transiciones desde un gobierno autoritario. Ramírez. Martínez.). De Grammont (Comp.). Bogotá: IEC-Banco Popular. G. O. El cimarronaje: una alternativa de libertad para los esclavos negros. (2007). Ciencia Santandereano (Provincia de Mares). Empresarios de la cocaína. 20-34. Ch. Estado del arte sobre la producción académica en el sector Morey. (2004). (1998). En B. Molano. Revista La Marcha. L. Bernard. Bogotá: UNC-Colciencias-CIID. N°7. (1990). (2007). Violencia. Colombia. 70-82. Las organizaciones de segundo grado como nuevas formas de Palacio. H-L.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas __________ (2004). Moncada. _____________ (2002). __________ (2004b). Desobediencia civil y violencia en acto: sobre los dividida. Tecnologías del yo. (2005). Historias de vida: Gerardo González. Buenos Aires: F. F. La irrupción del paraestado. & Schneider. Foucault. En Seminario Internacional de Medio ambiente y Quijada M. A. 2. Cante (Ed. desarrollo y el destierro. N° 47. N° 51. G. Factores estructurales y coyunturales en la producción de la Universidad del Rosario-CEPI. Desarrollo Rural. Barcelona: Paidós. Retos de la participación cívica en contextos de violencia crónica. 75-98. posibilidades en Colombia. M. Barcelona: Paidós. Molina. política y conlicto en Colombia. Manizales: Universidad de Caldas. Territorio y cultura. M. (1993). From Weber to Molina. F. Los Argonautas del Pacíico Occidental. L. G.E. Emancipación social y violencia en Colombia. Malinowski. Actores y conlicto: los episodios. En F.C. P. F.B.. (2006). Mondragón. Nuevos conlictos y nuevos paradigmas. (2004). guerra: las políticas del conlicto en el panorama actual colombiano. Homogeneidad y Nación con un desarrollo sostenible. Osorio.. & Fernández. En torno a lo político. en: H. C. sociedad Mejía. Colombia. (2006). En M. J. Molano. crisis colombiana. 006. La construcción lexibilidad del régimen político colombiano: narcotráico y contrainsurgencia en de la democracia en el campo latinoamericano. 61-90. Barcelona: Península. (2004).). Bogotá: CEREC. Resistencia comunitaria y transformación de conlictos. La organización campesina en un ambiente de terror. (1996). Política. Bogotá: (s/e) Journal o Iberian and Latin American Estudies. Buenos Aires: Paidós. (2001). & Safford. Ensayos sobre la Marchal. Zonas de Reserva Campesina del Sur de Bolívar. F. D. Moncayo. (1995).. Bucaramanga: UIS.). Bogotá: ILSA. estudio de caso: Argentina. C. & Scmitter. Bresser. parainstitucionalidad y organización de la población rural. (2001). Madrid: CSIC. (2000). Pipatón. (1987). Movimientos sociales: Una alternativa democrática al Rabotnikof. N° 6. De Pinilla. Sobre el concepto de resistencia civil en ciencia política. J. Colciencias-CINEP. N. Poder social. Documento de trabajo. Bogotá: UNC-CIDE. En M. Bogotá: O´donnell. Cuadernos de Desarrollo Rural. El cacique de los talones alados. caleidoscopio de las justicias en Colombia. De Sousa & M. Bogotá: Colciencias-Uniandes-Cijus. Lo público y sus problemas. R. Guerra contra la sociedad. J. En B. (1989). nuevos movimientos sociales. (1991). (2008). Territorios de conlicto y Pérez. Vol. E. Pressler. Bucaramanga: Deauno. (2001). Palacio (Comp. 55-80. (2001). (1978). et al. II. En H. García (Eds. límites y desencantos de la democracia liberal. Madariaga. Análisis Político N° 50. 224 225 . A. García (Eds. Macpherson. A. W. Su historia. (1994). Un campesino del Valle del Río Cimitarra con los sin tierra en de población rural en medio del conlicto armado colombiano. En Grupo Pécaut. Cuadernos de Brasil. Prezworski. 89-98.). P. 1986-2003.). La justicia guerrillera. Región. La transformación indeseada. Bucaramanga: UIS. poderes e identidades en el Magdalena Medio. 7. Archila et al. (2001). En G. Relexión Política. F. (Eds. Siglos XIX y XX. J. conlicto colombiano. Algunas posibilidades en Colombia. (2007). el cambio sociocultural. Revista Internacional de Filosofía Política. A. (2001). rural. H. Sousa Santos & M. La conformación territorial en Colombia: entre el conlicto. Poder social. Bogotá: Norma. C. poder local y territorialización privada. G. P. B. Colombia: tierra sin campesinos. Introducción: La cuestión del método. (1995). (2007). (2008). & Ramírez. Entre la legitimidad y la violencia. (1993). Barcelona: Paidós. M. La democracia liberal y su época. de investigación Territorialidades. C. País fragmentado. Redes que dan libertad. Las colonizaciones y conlicto armado en el Magdalena Medio Quiñónez. Ch. Bogotá: _________ (s/f). Mondragón. M. C. Colombia 1975-1994. P. La Reichmann. & Rodríguez. Algunas Palacios. (2001). Bogotá: Universidad del Rosario-CEPI. Cante (Ed. A.

Bogotá: Norma. ¿Qué es la democracia? Buenos Aires: Taurus. (2007). B. Rebeldes y criminales. Reivindicaciones y repertorios de acción del movimiento desarrollo de ciudadanía emancipada. 40-61. (2006). Acciones colectivas por la paz. Investigación con estudio de casos. La palabra y la sangre: Violencia. C. V. Buenos Aires: Paidós. Política y movimientos sociales en un mundo hegemónico. Controversia. Seoane. Algunas posibilidades en Colombia. (1990). Parapolítica. Tendencias recientes del movimiento social y entre el delito político y el delito común. Una crítica a la tradicional distinción Sunher. Filosofía de la cultura. 990-1990. acuerdos políticos. N° 3. Cubides & Arocha de las organizaciones campesinas en Colombia. Resistiendo al olvido. N° 5. En F. Campesinado y protesta social en Colombia. La identidad regional del Magdalena Medio. 48-80. (2005). __________ (2002). S. XXI: de la frustración a la esperanza. E. Tercer Mundo. Crimen sin sumario. En Romero. La ruta de la expansión paramilitar y los familiar en el marco del desarrollo capitalista. El poder en movimiento.E. 59-67. R. Guerreros y campesinos. Bogotá: Universidad del Rosario-CEPI. R. (2006). de S. A. Precisiones sobre la violencia. M. C. (2007). Tarrow. Solo de Zaldivar. En Á. El tercer sector como representación topográica de la sociedad África. (Eds.). responden sus pobladores. L. M. Memorias del Seminario Internacional. guerra. &Algranati. No permitamos que muera el planeta. Las nuevas coniguraciones de los Bogotá: Norma-Fescol. La violencia y el problema agrario en Colombia. Samper. A. Introducción. Cante (Comp. C. (2000). Noticiario de la Historia Agraria. Madrid: Trotta. A. A. (2007). Sobre la desobediencia civil. Rosario-CEPI. (2010). Procesos de aculturación y transculturación. Algunas posibilidades en Colombia. Bogotá: CEREC-DNP-FESCOL-IEPRI-UN-Misión guerra sucia en Colombia. Controversia. I. Poder social. N° 184. M. Crimen e impunidad. (2005). & Prada. ________ (2009).F: F. Las luchas campesinas en Colombia en los albores del Siglo 1995. ________ (2000). (1998). campesino en Colombia en los albores del siglo XXI. Arditi (Ed. Borón & G. D. K. nuevos movimientos populares en América Latina. En Jimeno. Bogotá: CEREC-PND-IEPRI-UN. Bogotá: Norma. Bogotá: Norma. F. civil. (2004). (Eds. C. conlicto. Bogotá: CEDE. ¿Podremos vivir juntos? México D. En Á. inclusión creciente. Camacho & F. 104-145.E. (2002). Madrid: Alianza. Alianza. Análisis Político. E. Bogotá: colectiva y la política. (2003). 16-17. En B. 127-159. Samudio. Luchas sociales y violaciones a los derechos Ciudadanía y Conlicto. (Comp. & Vargas.).C. N° 4. Armar la paz es desarmar la guerra. Thoreau. Leal (Comp. pp. A. Sarmiento. Organizaciones comunitarias y gestión asociada. Bogotá: CES-UNC. Revista La Marcha.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas Rettberg. (1994). (1987). Violencia y equidad. Lecini Rigo.). Rubio. Bulletin Instituteétudes andinos. Quito. asociaciones. Serna. En F. Leal Schock. Bogotá: Desde Abajo. Lecciones desde Roitter. El surgimiento y apuntalamiento de grupos paramilitares. C. Stake. Desarrollo y libertad. En G. Barcelona: Antrhopos-UNAM. Cante (Ed.). Análisis Sociojurídico de la justicia en Steva-Fabregat. Taddei. & García. (1998). Sobrevilla.). Bogotá: UDFJC. 6. (1993). Los movimientos sociales. (1997). (2002). capital y los Estados europeos. C. Reforma agraria.). Ruíz. A. V. Colombia. Camacho & F. alternativas en medio del tregua. (2004). Bogotá: Universidad de los Andes-Ceso-Con Paz-PNUD. Palacio (Comp. ¿Democracia post-liberal? El espacio político de las Sen. N° 183. Emancipación social y violencia en Tilly. __________ (2000). __________ (2005). 331-357. J. Social. (1998).). (2000).B. ponencia presentada en el VII Salgado. M. Una estrategia para el Tobasura. (1993).). Insurrecciones no armadas y democratización. H. (2007). 1980. I. Paciicar ciudadanos o ciudadanizar el conlicto. la acción __________ (1999). G. La cuestión agraria en la guerra y la paz. Buscar la paz en medio del conlicto: Un propósito que no da Sarmiento. Reyes. 20-24 de Noviembre. portón para la paz. Asía y América Latina. Bogotá: Unrisd. Coerción. (2006). Una Colombia posible: Historias de resistencia civil frente a la Torres. Bogotá: Corporación AVRE. (2001). M. En A. La irrupción del paraestado. (2001). S. A. legalidad y la paz es desarmar la guerra. Bogotá: CINEP. OSAL.). Congreso Latinoamericano de Sociología Rural. En D. Colombia. Poder social.. Bogotá: Cuadernos Tierra y Justicia. Bogotá: Universidad del Misión Social. Salgado. Bogotá: ILSA-CEREC. M. Bogotá: CEREC-Corporación Nuevo Arco Iris. Armar Uprimny. (2006). ¿Qué es la democracia? México D. ensayos sobre la crisis colombiana. Democratización política y contra reforma paramilitar en Soluciones agrarias (2007). El despojo de la tierra en Colombia.: F. humanos 1980-1992. __________ (1998b). (Ed.Las violencias. A. (2002). Bogotá: Planeta.C. Madrid: Morata. ¿De campesino a agricultor? La pequeña producción Romero. Sartori.). N° 2. I. Magdalena Medio.F. Una pregunta que Touraine. Buenos Aires: Clacso. Santos. 226 227 . Buenos Aires: Colombia. 16. (Ed. Los campesinos imaginados. (1998).

L.pdf sociales noviolentas.gov. Recuperado de: y reconstrucción de lo común. (2008). Beltrán.org. Tierras de población desplazada. Asociación de Campesinos del Valle del Río Cimitarra. www.cinep.php?article1970 to2007_ES.org/unescopau/programas/colombia Barcelona: UOC. democracia electoral a la participativa. Recuperado de: http:// Zamosc. Recuperado de: www. (1977).aporrea. Recuperado de: http://www. Martínez. http://www. C. A 20 años del asesinato de los líderes fundadores de la ATCC.C. www. Buenos Aires: Clacso. Useche (Comps.derechos. Colombia Nunca Más. Democracia y Derechos Humanos.org/spip/spip.pdf __________ (2005).edu. Formas comunitarias del paciismo en Colombia: las resistencias es/NR/rdonlyres. (2007). ciudadano y soberano.co Bogotá: Unrisd-CINEP.prensarural. http://www. Sitio oicial: Gómez. Bogotá: Norma.co/cosed/documentos/ecomomia_desigualdad_ ______ (2005). La élite del poder. de S. & O. Medellín: Corporación Región.org/article. (2006).acnur.elfrente. Paramilitarismo de Estado en Colombia. COCOMACIA. Recuperado de: Wright-Mills. Puerto Berrío.(2008).org/acvc/acvc20050425b. CINEP (2004). Economía. C. Construyendo paz en medio de la guerra: Colombia.nsf/html/5TDLRM (Comité Internacional de la Cruz Roja). Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación. Vinyamata & F.org.prensarural.org/nizkor/colombia/libros/nm/z14I/cap3. Economía y sociedad: esbozo de sociología comprensiva. La experiencia de Uribe. Recuperado de: http://www. El imperio paramilitar de Víctor Carranza. Actualización Colombia. Ecos del subsuelo: resistencia y política desde el sótano. Bogotá: CEDE.dnp.arlac. Recuperado http://www. de: http://pangea. Colombia Nunca Más (2001).com. En B.org/actualidad/a11205. La resistencia campesina en el nordeste antioqueño. CNRR.php?article77#forum80 ACVC.ar/textos/Toribio. M. El largo camino Barbero A.icrc. CINEP. Santos & M.F.pdf (Eds.). E. _________ (2008). M. O.).pdf Luchas de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC). Procesos de paz e iniciativas de paz en Colombia y en Ecuador. sitio oicial. (2007).co Weber..html Zuleta.). Autonomías y emancipaciones. www. E.prensarural.derechos. A. CINEP (2004a). Centro de Investigación y Educación Popular.org. E.upr-info.ungs.org/sds/doc/sgc-Deicit-s. www. en: www. colombianuncamas.org Ceceña (Coord.pdf Recuperado de: http://www. (2002).F. Emancipación social y violencia en Colombia. M.php3?id_article=13 ACNUR (2010). Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Carta a la Fiscal 216. Recuperado de: http://www.: F. org/nizkor/colombia/libros/jinetes/cap1. _________ (2011). Colombia: Violencia. México D. J.html Vélez. 1967-1981. (2007). La resistencia social como despliegue de la potencia creativa de Agencia Prensa Rural. paz ______ (2007). García www. México D. Recuperado ACNUR.gov.co/nuestros-logros/ Lima: Universidad Nacional de San Marcos. (2001). M. El Carrillo. América Latina en movimiento. El genocidio de la Unión Patriótica. Los jinetes de la cocaína.atarraya. En A. Toribío. 1988-2003.prensarural.html _____________ (1963). Atrato.org la vida. Sitio oicial: http://www. F. Recuperado de: caso de la comunidad de San José de Apartadó. Los nuevos sentidos del desarrollo. Bogotá: Giraldo. de: http://www.cnrr. (1987).C. Sitio oicial de memoria de crímenes de lesa humanidad: www. http://prensarural. Cali: FEZ. desigualdad y conlicto en Colombia. De los saberes de emancipación y de dominación.org/ Web/spa/sitespa0. Benavides (Coords. A. Bogotá: Uniminuto. T. Bogotá: Uniminuto. ______ (2009e). Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Zibechi..). E. Sitio oicial: Fundación Manuel Cepeda Vargas (2010).distriseguridad. (s/f). evolución y expansión territorial. La cuestión agraria y el movimiento campesino en Colombia. Recuperado de: http://www. López. (1968). Finaliza construcción de vivienda de la aldea comunitaria de Puerto org/IMG/pdf/WFTU_COL_UPR_S3_2008anx_NuevoMapaParamilitar_21agos Matilde. (2007). L.org/spip/spip. Recuperado hacia la paz. Ciudadanos en son de paz. Ciudadanías emergentes. En E. Emancipación social en un contexto de guerra prolongada. FARC-ELN. M.org/spip/spip. Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949. Objeción moral y ética. El Pdpmm según la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra. La imaginación sociológica. (2001).htm González.atcc ACNUR. Nuevo mapa paramilitar. Bogotá: F.pdf 228 229 . Castillo. Departamento Nacional de Planeación (DNP). (2002). El proyecto Nasa: resistencia y esperanza.E.php?.C.co/index.javiergiraldo.fundacioncarolina.php?article4112 _________ (2008b).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas Useche.org Recuperado de: http://manuelcepeda. Javier (2009). (1987).co Documentos y páginas electrónicas Ferreira. Altmann. Recuperado de: http://www. Recuperado de: www. C.cocomacia.iadb.org/spip.: F.php?rubrique7 de: http://www. Nación. El gamonalismo exterminador. Democratizar la democracia en América Latina: de la Propuestas de acción noviolenta para Colombia. El déicit de la democratización en América Latina. R. en_colombia. F.be/paramilitarismo/html/pdf/deuda12. M. Recuperado de: http://www.urbared.

U.pdf Roa.eltiempo. index. Restrepo.pdf La Vía Campesina. Zona de Reserva Campesina Valle del fuerzas paramilitares. G. Revista La Marcha. Decreto 3398 de 1965 y ley 48 de 1968 por los que se legalizan las ______ (2002). Sapag.org REDEPAZ. Guerrilla Warfare. Plan de desarrollo y de protección integral de los derechos humanos colombia. Petroleo_y_deuda_ecologica_inicios_de_la_historia_de_un_saq. dhcolombia. Recuperado de: http://www. D. (2004). Electrónica de Relaciones Internacionales (REDRI). Sitio oicial: http://www.indymedia. Counterinsurgency and Counterterrorism. org/spip/spip. (2003). K. Siglo XX. Barrancabermeja.bdigital.com.com ______ (2009).vanguardia.co/795/6/266_-_5_Capi_4.viacampesina. sigue vigente.org. 28 de Abril de 2006. pazdesdelabase.cdca. Paces civiles.org redri.org/ Tahir.unal. Desarrollo económico y social en Colombia. A. (2008).elfrente. Inicios de la historia de un saqueo. Documento institucional. 21-22.co de recría de la aldea comunitaria de Puerto Matilde. Estado del proyecto ganadero de doble propósito y bufalero en la inca Periódico El Frente: www.org/Archivos_articulos/guerra%20baja%20intensidad-kreibohm. Recuperado de: http://www. J. Petróleo y deuda ecológica.org/spip/spip.org/nizkor/colombia/ Río Cimitarra. & Molano.com evolución reciente del conlicto en Colombia.com/2010/09/16/crean-alianza-nacional- Kreibohm.org/news/2003/03/2309.it/IMG/pdf/bari_ implicaciones en la formulación de políticas. Colonización. N° 10. S. 1940-1990. Sitio oicial: Periódico El Espectador: www. N° 4. Recuperado de: http://www.elespectador. J. Recuperado de: http:// Revista Semana: www. N° 4.co/colombia_ research_home_espanol. Red Nacional de Iniciativas por la paz y contra la guerra.indymedia. una revisión del aporte de la academia y sus Documento electrónico. Entrevista Mancuso: El paramilitarismo de Estado respeto al derecho internacional humanitario.php?article3420 Melo-Pinzón.peaceobservatory. J.ca/IMG/pdf/Chro_0432_Res_ind. & Lundeen. Sitio oicial: www. Radio Santa Fe. Centro de medios independientes de Colombia. Recuperado de: http://www. M & Vargas.info/IMG/pdf_ConlictoColombiano. Barrancabermeja doc/paras1. Recuperado de: http://www. (2002).org/1056318042/segundo.com www. Paramilitares y conlicto armado en Colombia.html ______ (2007).org Periódico El Tiempo: www. C.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas Indymedia Colombia. Segundo campamento ecológico: entre amenazas y esperanzas. La identidad y la ciudadanía en América Latina: La Verdad Abierta.htm Machado. Recuperado de: http://www.pdf Suárez. Recuperado de: http://www. Revista La Marcha. NIZKOR (S/F).pdf Recuperado de: http://www. (2001). 5-6. Documento institucional. Recuperado de: http://www. resistencia civil y pacíica indígena en Colombia. Crean alianza nacional de productores de caucho. M. Recuperado de: http://www. (2010).php del Magdalena Medio. E. Recuperado de: http:// ACVC (1999).co Lewis. (2008). T. En Revista Red de Iniciativas y Comunidades de Paz Desde la Base.ieim. Bogotá: Terra Colombia.rutapaciica. Sitio oicial: www.ofp. (2002).peaceobservatory. Instruments of Statecraft. Re-construcción de las memorias de la ACVC.co/ ALCALDIA_UDENAR/TALLER%20ASPECTOS%20CURRICULAR/DT%20 home.org. “Voces de la historia”. Recuperado de: http://www. Organización Femenina Popular. (2009).org.html PROYECTO/Colonizaci%F3n.com http://colombia. P. A.php?option=com_content&view=article&id=1&Itemid=2 ______ (2007b). de base e imperfectas.F.radiosantafe. & Ochoa.udenar. F. M. ___________ (s/f). J. 230 231 .redepaz. verdadabierta. blogspot.S.pdf Mendoza.com uqam. (2006). (2010). Cahucopana: en defensa de los derechos humanos y la exigencia del Medina. (2008). III Acción Humanitaria.pdf edu.org. El Café en Colombia a principios del Siglo XX.co/viceacademica/CICLOS%20PROPED%C9UTICOS/CONVENIO%20 Ruta Pacíica de las Mujeres (2010). Así se vive en medio del conlicto. Informes y documentos institucionales php?article1861 Montoya.edu. ¡Vamos a salvar las babillas y las tortugas del río Cimitarra! Revista OFP (2010). En G. La doctrina de la Guerra de Baja Intensidad: del intervensionismo de-productores-de-caucho-natural norteamericano a la formulación de una categoría de conlicto. McClintock. Plan de desarrollo sostenible. Sitio oicial: http://iniciativascivilesdepaz. F.com Isaza. Recuperado de: http://prensarural. & Campos. Algunas consideraciones cuantitativas sobre la Periódico Vanguardia Liberal: www. J..derechos. Misas. International Peace Observatory. 1988-2003. Sitio oicial: http://www.co/ La Marcha. Situación ambiental del valle del río Cimitarra. (2004). (2009). Recuperado de: http://www. org/es/456/informe-tercera-accion-humanitaria statecraft.cerac. Sitio oicial: www.semana. Sitio oicial: www.prensarural. La dinámica del conlicto campamento-ecologico-entre-amenazas-y-esperanzas colombiano.

Informe de la gira europea de Carlos Martínez. López. entrevista a socio y lanchero de la ATCC. agosto de 2009. octubre de 2009. Isaura. entrevista a Coordinador del Observatorio de Paz Integral (OPI) de Barrancabermeja. HONROSA-LABOR-DE Martínez. entrevista a asociada de la ATCC. Bárcenas. entrevista a líder de la ACVC. en: http://www. agosto de 2009. Jaime. http://www. agosto de 2009. Landázuri. líder comunitaria de la ATCC y del Colectivo de Mujeres Silvia Duzán. entrevista a vicepresidente de la ATCC. Irene. La tierra en Colombia es de pocos. La India. Ortega. octubre de 2009. Informe. octubre de 2009. Camargo. agosto de 2009. entrevista a líder y ex-directivo de la ACVC. Simón. Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (PDPMM) (2008).eurosur. ______ (2009d). agosto de 2009. com/historia. Silvestre. 4-5. ATCC-CDPMM-PDR (2004). entrevista a asociado de la ACVC. Informe. Área de inluencia de la ATCC. entrevista a directora de la Junta de Acción Comunal de La India. La doctrina contrainsurgente del Estado colombiano y la población civil. Institucional. Entrevistas Peña. N° 10. octubre de 2011. Adriana. Luis Carlos. Revista La Marcha. entrevista a directora de la Asociación de Víctimas de Crímenes de Estado del Magdalena Medio (ASORVIM). Jorge. N° 9.colectivodeabogados. 1988. Informe. Documento Blandón Valencia. marzo de 2009. en: Deuda con la humanidad: Paramilitarismo de Estado en Colombia. Informe Situación de la Educación en Colombia.es/quipu/colombia/situacion_educ_superior2006. N° 10. Ana Carmen. agosto de 2009. octubre de 2009. CAHUCOPANA (2006). agosto de 2009. Córdoba. octubre de 2009. y experiencias de nuestra gente del Magdalena Medio. La Tarde. 232 233 . Aguilar. entrevista a funcionaria de la secretaría de proyectos del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (PDPMM). agosto de 2009. Bogotá: PNUD. Revista La Marcha. González H. Rompiendo con el silencio y el olvido en el Nordeste Antioqueño. N° 10. social. Álvaro. entrevista a docente y socio de la ATCC. entrevista a funcionaria de la CNRR y defensora de derechos humanos. César. agosto de 2009. Rutas. Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio. 7 de septiembre de 2003. entrevista a asociada de la ATCC. Becerra. Eloisa.pdf Moreno. Eliseo. Ramón. (ASODECAR). 1995 y 2008. Historia de las vías férreas en Colombia. La democracia en América Latina. Mosquera. Federación de Asociaciones de Defensa Jeréz. entrevista a funcionaria de la Comisión Nacional de Reparación y ______ (2004b). Informe. entrevista a pescador artesanal del Río Magdalena.php Grandas. Palacios. Carlos. Hernández. Ferreira. entrevista a asociado de la ACVC. Informe. Revista La Marcha. 2004. entrevista a líder fundador y socio de la ATCC.. Santiago. Pereira. octubre de 2009. Bogotá: CINEP.. entrevista a docente. octubre de 2011. entrevista a líder de la ACVC. Gamboa. Tatiana. El modelo trujillense paramilitar. Desarrollo integral con todos y para todos. Plan para la vida y la paz. Arias. en: Deuda con la humanidad: Reconciliación (CNRR) seccional Nororiente. septiembre de 2009. Miguel Ángel. febrero de 2009. El caso del Magdalena Rural. Capítulo VI.org/colombia/capitulovi. Ramiro. entrevista a asociado de la ATCC. agosto de 2009. agosto de 2009.org/APUNTES-SOBRE-LA. octubre de 2011. entrevista a directiva de la Asociación de Desplazados del Carare Ramírez. Medio: http://fddhh. entrevista a asociado de la ACVC y comunicador de la Agencia Prensa y Promoción de los Derechos Humanos. Apuntes sobre la “honrosa” labor de las fuerzas militares en el campo agosto de 2009. Sistematización de los Mosquera. septiembre de 2009. Luisa. Barrancabermeja: ACVC. Barba.trendeoccidente. en: http://www. Revista La Marcha. Fany Isabel. Seguimos construyendo futuro. caminos Moreno. 4-6. entrevista a director de Pastoral Social de la Diócesis de Barrancabermeja.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Referencias bibliográicas ______ (2009b). 2004-2014. Javier. político y cultural adelantados por el de la Asociación de Desplazados del Carare (ASODECAR). Fernando. entrevista a líder y socio de la ATCC y miembro de la junta directiva procesos de desarrollo económico. Lilia. Revista La Marcha.oei. octubre de 2009. Recuperado de: Molina.pdf Leal. Miguel. 1988-2003. Ariza. Bogotá: CINEP. Los derechos humanos en Colombia. colombiano. 2003. entrevista a directiva de la ATCC y del Colectivo de Mujeres Silvia Duzán. entrevista a líder fundador y ex-directivo de la ATCC. ______ (2009c). entrevista a líder de la ACVC. octubre de 2009 CINEP (2004). Mauricio. Peña. entrevista a líder y socio de la ATCC. octubre de 2009. paramilitarismo de Estado en Colombia. Erika. ______ (2009f). N° 3. OEI (2006). Los proyectos de la ACVC. PNUD: Buenos Aires. Hacia una democracia de ciudadanas y ciudadanos. Claudia. Cifuentes. entrevista a directora de la oicina de la ACVC de Barrancabermeja. presidente de la ACVC. Braulio. agosto de 2009.

entrevista a presidente de la ATCC. directivas y ex-directivas. entrevista a delegada de derechos humanos de la Vicepresidencia de la República y de la defensoría del Pueblo. Norberto. marzo de 2009. Serna. Luís Carlos. entrevista a líder y ex-directivo de la ATCC. No funcionarios públicos. No directivos. ONG. Figura 1. Trabajadores sociales. septiembre (Entrevistas semi-estructuradas) de 2009. C: No asociados. entrevista a socia y ex-directiva de la ATCC. Serna. B: Asociados. D: No asociados. Cristina. figuras Salazar. E: Especialistas: Académicos.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Rentería. autoridades eclesiásticas. entrevista a ex-socio de la ATCC. Esquema de fuentes primarias de información Viana Carrasquilla. Funcionarios públicos. 234 235 . marzo de 2009. entrevista a líder de la ATCC y directivo de (Asodecar). septiembre de 2009. Campesinos y comerciantes. marzo de 2009. Libardo. Luís Fernando. E D B Asociaciones Campesinas A C A: Líderes. agosto de 2009. Delsy. ANEXO S Ruíz.

guerra campesino de • Formas de • Formación subsistencia funcionamiento: 1 regional. • Inserción • Grado de • Iniciativas • Repertorios de guerrillera neutralidad ante y proyectos acciones colectivas: • Acciones actores armados. DISRUPTIVAS: CREATIVAS: • Respuesta de • Reproducción de • Construcción • HUELGAS • DIÁLOGOS. Esquema del concepto de resistencia de análisis de los datos construidos CATEGORÍA DE ANÁLISIS ACVC ATCC DERECHOS PARTICIPACIÒN VIOLENTA ORÍGENES ECONOMÍA (FUERZA FÍSICA O AMENAZA) HUMANOS COMUNITARIA • Formas de • Derechos humanos • Modelo • Organización ocupación violados. guerra. 2 • Por las FARC. productivos Marchas. • Acciones de • Agroecología. requisitos de pertenencia.ENCUENTROS • Principios de espacios • Futuro de las • BLOQUEO DE VÍAS • CREACIÓN DE SIMBOLOS 5 constitutivos de de defensa de asociaciones y • ZONAS HUMANITARIAS las asociaciones. y producción elección.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos Figura 2. SOCIAL DE DOMINACIÓN) • Problemas • Promoción y • Acciones en • Formas de sociales formación en defensa del convivencia históricos: salud. paros. pacíicas. • Espacios de coca. • Defensa de la comunitaria ante la institucionalidad: 4 • Latifundismo. Modelo asociaciones. civiles en acciones • OBJECIÓN DE CONCIENCIA • Cultivos de colores. multiplicación social. humanos. promovidas por de guerra. DIMENSIÓN tomas de promovidas • Ainidades y • Defensa de tendencias la soberanía entidades. • Involucramiento de malas prácticas simbólicos • DESOBEDIENCIA CIVIL • Acciones ambientales utilizados: Vallas. • Consignas. educación. medio ambiente. civiles en acciones ESTRATEGIA DE LUCHA POLÍTICA de guerra. • Denuncias de • Recursos (LIMITACIÓN DE PODER ESTATAL): Paramilitar. • Violencia política. • Migraciones RESISTENCIA internas. • Relación de civilidad.AA. DIMENSIÓN colonización. NOVIOLENTA ESTRATEGIA DE DEFENSA (CIVIL) (ACCIONES DE NO COOPERACIÓN) • Inserción • D. • Experiencias de vs. DIMENSIÓN atención concientización administrativa. ideológicas. interna. 3 paramilitares con • Involucramiento de FF. Categorías y dimensiones Figura 3.HH. (ACCIONES DE INTERVENCIÓN) • Espacios de (TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA civilidad. ACUERDOS las asociaciones asociaciones como comunitaria de paz • PIQUETES • JUSTICIA COMUNITARIA DIMENSIÓN campesinas. los derechos retos. Zona de Reserva • Violencia Campesina y estructural. • Bien común. • BOICOTS DIMENSIÓN Paramilitares. agroindustrial interna de las del territorio.H. Territorios de Paz. alimentaria de la • Trabajo comunidad ideológico. representación.I. banderas. DD. 236 237 . • SENTADAS • CONGRESOS .

la dinámica de los procesos económicos de este mapa deja de lado la fuerte presencia de Aguachica. así como en Cimitarra. 2009. Fuente: Observatorio Integral de Paz del Magdalena Medio (OPI). el Sur de Bolívar. Dinámica económica del Magdalena Medio Mapa 1. 2009. el resto de municipios que se ven en el presente mapa tienen una estructura rural y sus poblaciones los cultivos de coca. El Magdalena Medio y sus municipios Los únicos dos municipios que pueden ser considerados con características urbanas son Barrancabermeja y Como se puede ver. Fuente: Observatorio Integral de Paz del Magdalena Medio (OPI).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos mapas Mapa 2. 238 239 . Landázuri y el Peñón. Catangallo y San Pablo en no sobrepasan en ningún caso los 40 mil habitantes. los cuales han sido predominantes en los municipios de Yondó.

Territorio de inluencia de la ATCC de todos los actores armados en Colombia. Síntesis de violaciones a los Derechos Humanos de parte Mapa 4. Plan de Desarrollo Integral. Dimensión municipal y su ubicación en el Magdalena Medio Fuente: Banco de datos del Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP).ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos Mapa 3. Fuente: Archivo ATCC. 2000. 2004-2014. 240 241 . Área de inluencia de la ATCC.

ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos Mapa 5. Fuente: Archivo electrónico de la ACVC. 242 243 . Proceso de expansión paramilitar en el Magdalena Medio Mapa 6. 2009. Zona de Inluencia de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) La zona de inluencia de la Asociación del Cimitarra está conformada por las 142 Juntas de Acción Comunal de los municipios de Yondó. Cantagallo y Remedios. Fuente: Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

En sus aguas se arrastran residuos de explotación minera de la zona esmeraldera de la región de Muzo. la cuchilla del Minero. 244 245 . Yondó. Al fondo. Barran- Registro fotográico 2 cabermeja. Cimitarra y Barrancabermeja.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos registros fotográficos Registro fotográico 3 Trabajando por la paz. cede de la Asociación de Víctimas de Crímenes de Estado del Magdalena Medio (Asorvimm). Existen Cimitarra. y la comunidad campesina de la vereda La Yumbila. Reunión de la ATCC con funcionarios de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR). visto desde La India. Aguas altamente tóxicas por los resi- duos químicos utilizados en la extracción minera. aproximadamente unas 1850 víctimas cías y de pobladores de la vereda registradas en la región del Valle del Río San Francisco. estribaciones de la cordillera Orien- tal. Antioquia. Gobernación de Santan- der. 2009. Discusión en torno al Programa Piloto de Atención Integral de La India (Ppai). 2009. Orillas del río de la Asociación del Cimitarra. Registro fotográico 4 Mural recordatorio de las víctimas de crí- menes de Estado. Río navegable sólo cuando hay lluvias frecuentes. Transporte de mercan. Asociación acompañante Sociedad ribereña. departamento de Boyacá. Registro fotográico 1 Orillas del Río Carare.

Valla de la Asociación del Carare donde se expresa la neutrali- Registro fotográico 5 dad de la comunidad ante los diferentes actores armados. Barrancabermeja. Fuente: Archivo que no caye…” de la ACVC.ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos Registro fotográico 7 Con esta comunidad no cuenten para la guerra. Representación de la iereza de la lucha y resistencia de los indígenas Yarigüíes frente a la colonización española. Es la voz de mi pueblo atragantada que se escapa a través frente a los actos de violencia del mío. Santander. Registro fotográico 8 Registro fotográico 6 Movilización campesina dentro del éxodo de 1998 por las calles Homenaje a las mujeres de laOrganización Femenina Popular (OFP). 246 247 . Es la voz de las mujeres que imperativamente me atormentan para paramilitarismo. en reclamo Barrancabermeja. de Barrancabermeja. presente en cada una de las veredas con inluencia de la asociación campesina. Monumento conmemoratorio al Ca- cique Pipatón. “Pero ya no es mi voz la que habla. No es mi garganta por el respeto de la población la que trina.

Antioquia. Yondó. nicipio de Yondó. 248 249 . el Banco Agrario y la Alcaldía de Yondó. dentro del Primer comunitaria de Puerto Matilde. Fuente: Archivo ACVC en asocio con la cooperación del Pdpmm. ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos Registro fotográico 9 Registro fotográico 11 Aldea comunitaria de Puerto Matilde. Registro fotográico 10 Registro fotográico 12 Delimitación de Zonas Ambientales Protegidas Proyecto de recría de búfalos. Magdalena Medio. Proyecto de vivienda de la ACVC. Mural conmemorativo de la IV Acción Humanitaria. digna para los campesinos. Puerto Nuevo Ité. 30 soluciones de vivienda campesina. Aldea en el Valle del Río Cimitarra. mu- Campamento Ecológico en Enero de 2007. construidas por la Por un mundo sin guerras.

USAID. desti- nado a la producción de panela para las comunidades del valle del río Cimitarra. Acción Social y el PNUD. Registro fotográico 14 58 soluciones de vivienda construidas por la Asociación de desplazados del Registro fotográico 16 Carare (ASODECAR). Yondó. Registro fotográico 15 Mujeres desplazadas trabajando en estanque del proyecto productivo de piscicultura. en terrenos de la Aso- ciación de Desplazados del Carare (ASODECAR). Antioquia. ración Internacional y Acción Social. 250 251 . ASOCIACIONES CAMPESINAS EN RESISTENCIA CIVIL Anexos Registro fotográico 13 Proyecto productivo de trapiche. organización Transporte de recursos maderables campesina hija de la ATCC. Proyecto promovido por. en la comunidad de Puerto Matilde. Coope.